experiencia y caminos para su integración

webiica.iica.ac.cr

experiencia y caminos para su integración

INNOVACIÓN,INSTITUCIONALIDADY DESARROLLO:experiencia y caminos para su integraciónRoberto M. BocchettoINTA - ArgentinaMontevideo, UruguayJulio 2008


La tapa: Las ondas en la base representan la innovación ylas flechas el desarrollo. Se integran a través del reticuladoque configura la institucionalidad.Las ideas y planteamientos contenidos en este documentoson propios del autor.Esta publicación también está disponible en formatoelectrónico (PDF) en el sitio Web institucional enhttp://www.procisur.org.uyCoordinación editorial: PROCISUR e INTA ArgentinaCorrección de estilo: Rosanna LeggiadroDiseño de portada y diagramado: Esteban GrilleImpresión: Imprenta BoscanaBocchetto, Roberto M.Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia ycaminos para su integración / Roberto M. Bocchetto --Uruguay: PROCISUR (IICA) / INTA Argentina, 2008.88 p; 18,7 x 26,5 cm.ISBN13: 978-92-9039-916-21. Desarrollo agrícola 2. Cooperación internacional 3.Desarrollo institucional 3. Innovación I. PROCISUR/IICA II.INTA Argentina III. TítuloAGRISDEWEYE14 338.16Montevideo, Uruguay - 2008


PRESENTACIÓNDesde su creación, el PROCISUR ha tratado el desarrollo y fortalecimiento institucional conjuntamentecon las innovaciones tecnológicas, como pilares de su labor para contribuir con elprogreso económico, la salud ambiental y el bienestar social del Cono Sur.El PROCISUR siempre ha estado atento para dar seguimiento a las transformaciones de los InstitutosNacionales de Investigación Agropecuaria (INIAs) que lo integran, en respuesta a lasmodificaciones del contexto, en particular, acompañando las profundas transformaciones tecnológicasy estructurales que ha experimentado la agricultura del Cono Sur.El análisis de los cambios institucionales no sólo ha puesto atención en la situación de los INIAs;también se realizaron estudios en el marco del MERCOSUR y se indagó sobre las innovacionesinstitucionales que acompañaron las transformaciones de los sistemas de innovación agropecuariade los países desarrollados, atento a los requerimientos de la globalización.Los problemas del desarrollo agrícola, el fortalecimiento de las economías nacionales y las necesidadesde la integración regional, desafían cada vez más a los INIAs y a los sistemas nacionalesde innovación a fortalecer la institucionalidad que pondrá el cambio tecnológico al servicio deuna agricultura multifuncional, integrada a los procesos agroindustriales y al desarrollo rural.El INTA es una institución que integra la investigación y la extensión agropecuaria y siempre haestado directamente comprometida con los procesos del desarrollo rural. Al salir de la crisis quevivió la Argentina en el 2001-02, el INTA promovió un proceso de transformación institucionalque la llevó a debatir los cambios organizacionales e institucionales que refuerzan su compromisocon la innovación y los procesos de desarrollo.El PROCISUR considera que la experiencia del INTA contribuye a impulsar el debate sobre las innovacionesinstitucionales que son necesarias dentro de una agricultura basada en conocimientos,para resolver los grandes problemas del desarrollo sustentable desde el punto de vista económico,ambiental y social en las economías del Cono Sur y en las sociedades latinoamericanas.Por estas razones el PROCISUR publica conjuntamente con el INTA este documento, que seguramenteservirá, asociado a las discusiones que se desarrollarán en la V Reunión Internacionaldel FORAGRO sobre “Innovaciones institucionales para una agricultura con conocimiento enlas Américas del siglo XXI”, para fortalecer un ámbito permanente de cooperación sobre este ejeestratégico del desarrollo rural.Es una satisfacción especial que este documento haya sido elaborado por Roberto M. Bocchetto,tan comprometido con los desafíos del desarrollo institucional, en particular, con la vida delINTA y del PROCISUR.Emilio RuzSecretario Ejecutivo PROCISURCarlos A. CheppiPresidente Consejo Directivo INTAPresidente Comisión Directiva PROCISURMontevideo, julio 2008.Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración3


RESUMEN EJECUTIVOPara que la innovación se traduzca en beneficios construidos y apropiados por la sociedad es necesariauna institucionalidad que conduzca hacia el desarrollo, es decir, crecimiento sustentable,inclusivo y con equidad social.Los modelos de desarrollo que experimentaron muchos países latinoamericanos durante la décadade los 90s debilitaron la institucionalidad que debe potenciar los sistemas de innovación y,al mismo tiempo, articularlos con el desarrollo nacional, regional y rural.La experiencia vivida por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina,una “institución transversal”, ofrece marcos de referencia para entender cómo se construyeinstitucionalidad desde una organización comprometida con la innovación y el desarrollo.La crisis mundial de los alimentos, el surgimiento de las demandas por bioenergía, la falta decompetitividad sistémica, los riesgos ambientales y el mantenimiento de altos índices de pobrezarequieren políticas, instituciones y organizaciones integradas bajo una institucionalidad quepromueva el desarrollo.La configuración de esa institucionalidad es un proceso que implica diálogo, aprendizaje y construccióncolectiva de ideas y propuestas. Detrás de este quehacer común surge una nueva dinámicaen las innovaciones tecnológicas, organizativas e institucionales. El nuevo modo de innovarse construye sobre la base de valores, saberes, creatividad y compromiso de la gente, recreandoidentidad con el logro compartido. Esta forma de innovar es esencial para construir democraciapero también para generar conocimientos.No se avanza hacia el desarrollo si no se accede a la innovación. Pero, el acceso a la innovaciónno implica que se logre desarrollo. Es esencial construir institucionalidad para que los sistemasde innovación y las estructuras que viabilizan los procesos de desarrollo rural se integren paraasegurar un crecimiento sustentable, con inclusión y equidad social. Existen caminos abiertospara recorrer este desafío.Es necesario asociar las innovaciones que inducen la informática/telecomunicaciones y la generaciónde conocimientos, en particular, la nueva bioeconomía, con sustantivos esfuerzos de organizaciónsocial y cooperación de los sectores público y privado, para construir conjuntamentevisiones, estrategias, políticas y modelos de gestión que impulsen un desarrollo rural comprometidocon las regiones y los territorios.Para transitar los caminos que fortalecen las innovaciones institucionales en beneficio del conjuntode la sociedad, cabe un rol muy importante a los sectores públicos nacionales y a los ámbitosde cooperación regional que, en articulación con esfuerzos de colaboración compartidos paraimpulsar el desarrollo de la agricultura de América Latina y el Caribe, posibilitarán un futurosocialmente más equitativo.Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración5


ÍNDICEPresentación ................................................................................................................................................................................................... 3Resumen ejecutivo .................................................................................................................................................................................... 51. Introducción ............................................................................................................................................................................................. 92. Marco nacional y cambio de paradigma ..........................................................................................................................133. El INTA: trayectoria y transformación post-crisis ...................................................................................................214. Los compromisos con el desarrollo nacional ................................................................................................................295. Estado del arte y el futuro institucional ............................................................................................................................376. Los desafíos de la organización ...............................................................................................................................................597. Innovación y construcción de institucionalidad ........................................................................................................658. Epílogo ........................................................................................................................................................................................................79Bibliografía ....................................................................................................................................................................................................81


1Introducción


1. INTRODUCCIÓNEl Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria(INTA) de la Argentina es un organismoque actúa integrando la investigación yla extensión para resolver las oportunidadesy demandas que le plantea el desarrollo delSistema Agropecuario, Agroalimentario yAgroindustrial (SA). El compromiso centralcon la innovación y el desarrollo ha llevado alINTA, en su larga trayectoria, a consolidar unfuerte apoyo institucional y social.El predominio del modelo neoliberal en ladécada de los 90’s y la crisis económica y socialque hizo eclosión en 2001-02 significóun fuerte debilitamiento de las institucionesargentinas, incluyendo el INTA. Su fortalezainstitucional y el respaldo social le permitieronemerger de la crisis con reservas suficientespara retomar su trayectoria histórica.A la salida de la crisis, en el marco de la reinvencióndel Estado y en plena innovación tecnológica,el INTA generó un proceso de transformaciónque promovió la democratizacióny el trabajo colectivo, impulsó el pensamientoestratégico y buscó afanadamente la integracióninstitucional, regional y tecnológica, paraaportar a una estrategia de desarrollo nacionalcon inclusión y equidad social. Esta transformaciónconsolidó una institución mejorpreparada para contribuir a transformar, conel conjunto de la institucionalidad argentina,la innovación y el crecimiento económico endesarrollo rural.Para fortalecer ese cometido mirando al futuro,a fines de 2007 el INTA elaboró un documentointerno titulado: “Para facilitar que la innovaciónsea desarrollo” 1 . Este documento expandeel análisis sobre el marco de referencia, consecuenciasy requerimientos de la innovacióninstitucional llevada adelante por el INTA.El PROCISUR solicitó al INTA recuperar deese documento las partes generalizables alcontexto institucional del Cono Sur, respetandolas raíces del cambio estratégico llevadoadelante por la institución en Argentina, yproyectarlas sobre el conjunto de los aspectosinstitucionales que facilitan afianzar el compromisode la transformación tecno-productivaen marcha con el desarrollo rural.El presente documento parte de una miradaal marco institucional y análisis de la transformaciónestratégica del INTA, dentro deldesarrollo argentino. Con esa base hace unaextensa revisión del estado del arte, consolidandoargumentos y estableciendo los grandesejes de pensamiento que dan sustentopara profundizar el cambio institucional. Apartir de ese debate se plantea la necesidad defortalecer la institucionalidad para inducir laintegración de la innovación y el desarrollo.1 - INTA (2007a). Este documento fue elaborado por RobertoM. Bocchetto (ex – Secretario Ejecutivo del PROCISUR: agosto,1995 – febrero, 2003; y ex - Director Nacional del INTA: marzo,2003- mayo, 2007), que preparó la presente versión para elPROCISUR.Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración9


2Marco nacional ycambio de paradigma


2. MARCO NACIONAL Y CAMBIO DE PARADIGMAContexto, crisis y Proyecto NacionalLas grandes crisis económicas, sociales y políticasllevan a las sociedades a momentos deruptura y las sacuden en la búsqueda de nuevosidearios. No se sale de las mismas sin eldebate y confrontación de ideas que clarifiquenlas mentes y habiliten una construccióncolectiva de los idearios nacionales, regionalese institucionales futuros. Es imposible consensuarun futuro común sin plantearse el puntode partida que demanda la concreción de loscambios institucionales y, que a su vez, actúade memoria colectiva ciudadana.La vigencia del modelo económico neoliberaldurante la década de los 90, acompañado porla crisis económica y social de principios desiglo profundizó las desigualdades del desarrollo,consolidó la exclusión, aceleró el desempleo,incrementó sustancialmente la pobreza,esparció la indigencia por todo el país,desarticuló la industria nacional y desintegrólos espacios regionales. Colapsó en su conjuntoel sistema económico y social, y en consecuencia,la estructura política del país.Dentro de ese derrotero económico, social ypolítico, las instituciones de ciencia y técnicafueron expuestas explícitamente a las reglasdel mercado, en el marco del debilitamientode lo público. El corto-plazo delimitó susdecisiones y el requerimiento de recurrir casiexclusivamente a fondos externos para financiarsus actividades las aproximó a la figurade consultoras públicas debilitadas en identidady visión de futuro, empobrecidas en ladotación de recursos humanos, limitadas eninversiones estratégicas, desintegradas internamente,vulnerables (al borde de la privatizacióno extinción) y aisladas de la Sociedad.Con desintegración interna y sin una estrategiaconsensuada, cuando al mismo tiempo elprincipal financiamiento surgía compitiendo,dentro y fuera, por recursos externos, se acrecentóla importancia del producto tecnológicopor encima de la innovación con visión socialy la búsqueda del desarrollo. Fueron los sectoresmás comprometidos directamente con lasociedad (como la extensión y los programassociales de intervención) que por principios yexperiencia, aunque debilitados en sus capacidades,buscaron mantener articuladas las institucionescon su contexto. Los rasgos de estacrisis fueron compartidos en su generalidadpor toda la América Latina.Estas reglas de juego y desempeño nacionalse consolidaron en el ámbito de un modelode desarrollo basado en la remisión de excedentesfinancieros al exterior que debilitódramáticamente la capacidad fiscal y provocóla crisis económica y social más profundaexperimentada por el país, en el marco de unproceso de apertura y globalización que, anteInnovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración13


estas condiciones internas, profundizó lasdesigualdades dentro de la Sociedad.La única forma de superar mentalmente estedramático quiebre de las reglas de juego económicas,sociales y políticas fue salir en la búsquedade un nuevo país que mereciese ser vividopor los argentinos. Este ideario colectivo seha expresado indefectiblemente en la construcciónde un Proyecto Nacional que signifiqueel acuerdo común del país que queremos. UnProyecto de largo plazo promovido por un Estadopresente y pro-activo que sea instrumentode la Sociedad para recuperar el crecimientoeconómico, el equilibrio regional, la sustentabilidadambiental y la gobernabilidad institucionalen la búsqueda del bienestar inclusivo,la equidad social y la calidad de vida, es decir,el desarrollo. Ideario que implique la movilizaciónde la identidad nacional, del pensamiento,del talento humano, del aprendizaje colectivo,de los conocimientos y de la innovación.El Proyecto Nacional debe ser cuestión de Estadoy basado en los consensos sociales; tieneque trasvasar y promover el alineamientode los gobiernos detrás del ideario colectivo.En ese contexto y con democracia activa, losprogramas de Estado tenderán a canalizar yarticular en el largo plazo las políticas de gobierno.Pero, dentro de ese concepto de democraciacada gobierno no es el de turno o elnegado en nombre del Estado. Es el gobiernolegítimo elegido por la Sociedad con todos lospoderes y responsabilidades que le reconocela democracia.Nuevo paradigmaBuscando la construcción de un Proyecto Nacionales necesario establecer cambios sustancialesen la concepción de país con respecto alpensamiento que instauró la crisis, en tres ejessustantivos: espacio, conocimiento y organización.El país grande de todas las regiones.El conocimiento para el conjunto de los estamentossociales. La organización consustanciadacon el colectivo del cuerpo social y noasociada a un modelo socialmente excluyente,que debilitó el entramado productivo nacionaly expatrió los excedentes financieros 2 .Este ideario implica impulsar un cambio deparadigma en la concepción del desarrollonacional. Requiere plantearse estrategias tendentesa comprometer el crecimiento con laconstrucción de desarrollo, consolidando unalínea de base que erradica pobreza y promueveigualdad de oportunidades en la generaciónde excedentes y empleos, a partir de una distribuciónmás equitativa del ingreso. Sobreentiendeademás, redoblar la apuesta dandovuelta la idea de crecer produciendo más, porla de desarrollarse generando mayor valor dela producción (productividad, calidad y valoragregado), en el marco de un fuerte procesode organización social e institucional y accesoa la educación 3 .Esta necesidad existencial que se plantea laSociedad exige también el cambio del paradigmaque modela las instituciones y organizaciones.Esta innovación implica consolidarrelevancia y garantizar gobernabilidadinstitucional. Reconstruir las instituciones yorganizaciones del Estado y del sector públicocomo promotoras de los ideales, valores yacciones que el país y la gente necesitan paraacelerar los procesos de innovación y asegurarque se construya desarrollo.El cambio institucional también es forzadopor la expansión de la globalización. Pero laglobalización profundiza las diferencias socialessi no se está preparado para la creaciónde mayor igualdad y construcción de idearioscolectivos y no se asume que la ciencia vahacia el manejo de sistemas complejos. Estacomplejidad está delineada por la revolucióninformática, la explosiva creación de conocimientos,como así también, por la dinámicade los modos de innovación y heterogeneidadde los caminos que conducen al desarrollocuando el compromiso con la realidad se loencara a nivel regional y local.2 - Cheppi (2004).3 - INTA (2007b).14


La cuestión más crítica es que las organizacionescomprendan y asuman que la crisis hasido de tal magnitud y consecuencia en los valores,creencias e identidad, y los cambios enlas formas de innovar de tal profundidad, queel cambio de paradigma es inevitable para lasostenibilidad institucional. No se resuelvenlos problemas de la sociedad y aprovechan lasoportunidades buscando una simple modificaciónde procesos, estructuras y ajustandolos contenidos del discurso y la propuesta deacción; los cambios deben ser más profundos.Se necesita recuperar esencia cultural, valorese identidad colectiva, democratizar las intencionesy procedimientos, abrir canales internosy externos de consenso, integrar la gente,consolidar visión de futuro, cambiar las formasde trabajo y transformar las estructurasde organización. A través de ese camino, sebusca asegurar la construcción colectiva depensamiento, contenidos y propuestas de acciónque resuelvan las necesidades de la Sociedady aseguren la continuidad de la estrategiaacordada para construir desarrollo. Este desafíoes aún más complejo porque las oportunidadesy soluciones son cambiantes debido a ladinámica de la innovación, requiriéndose enel conjunto un proceso continuo de invencióny transformación.Decisión política, transformación y accióncolectivaEl cambio de paradigma se gesta y lleva adelantea través de una fuerte decisión y continuidadpolítica, convicción y persistencia delas líneas directivas para promover y facilitarla transformación institucional. La participaciónsocial no se da si no se cuenta conel ambiente e intencionalidad política que laviabilice y promueva. Pero reclama a su vezuna sólida, amplia y persistente participacióny compromiso de todos los involucrados enel quehacer institucional, desde sus propiasbases.La principal riqueza de una organización esel saber, pensar, sentir, aprender y hacer desu gente en interacción con la Sociedad. Sinesta impronta no hay cambio posible cuandose busca tener un rol activo en el mundo delconocimiento para asegurar que el conjuntosocial se apropie de los beneficios de la innovación,buscando desarrollo sustentable, que enel mundo globalizado está esencialmente comprometidocon las regiones y los territorios.El cambio en la cultura y visión institucional,de las formas de trabajo y de las estructurasorganizativas son fases necesarias y consecutivaspara instalar el nuevo paradigma queconsolida organizaciones inteligentes y creativas,instituciones que aprenden por su accionarcolectivo, de diálogo con la Sociedad enel diseño de la visión de futuro, en la creaciónde sus estrategias y en la identificación de loscaminos para generar sus productos y garantizarlos impactos deseables.Esta capacidad de revisión y actitud para elcambio no se logra en procesos de corto plazo.Tiene que ser parte del saber colectivo en unaintegración existencial entre el pensamientoy la acción. Es una trayectoria de aprendizajecolectivo y construcción social de la organizaciónque se consolida en el largo plazo, cuandoexiste suficiente masa crítica en todos losestamentos que incluye el conjunto del cuerpoinstitucional interno y externo. Es necesarioalcanzar este estadío para que el rumbo trazadose mantenga en sus causes o se readecuedentro del proceso de consulta institucionalque legitima los consensos internos y externospactados con la Sociedad.Institucionalidad y complejidad deldesarrolloLa experiencia de América Latina en la últimadécada muestra fehacientemente que no sellega al desarrollo sólo con las reglas del mercado,porque se profundizan los factores quecrean y consolidan las desigualdades sociales.En una economía de libre mercado, las institucionesson funcionales a sus mandatos yInnovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración15


las organizaciones se debiliten o desaparecen.Con el debilitamiento del Estado y lo públicose desdibuja la democracia.Se necesita una economía con Estado fuertedonde las instituciones y organizaciones (públicasy privadas) son el puente que lo integraa la Sociedad. En ese contexto, las instituciones/organizacionesson permeadas por la Sociedadpara construir control social. Pero, senecesita una Sociedad expectante, contenedoradel Estado y las instituciones, y comprometidacon su futuro, para generar un desarrolloinclusivo.A partir de ese arreglo institucional se va enla búsqueda del desarrollo una vez que seacuerdan y establecen los valores, la visión,las formas, las estructuras y la acción colectivaque garanticen la elaboración de políticasy la generación y ejecución de proyectosestratégicos que den respuesta a las necesidadeseconómicas, ambientales y sociales en unmarco de igualdad y equidad en el acceso ydistribución de las oportunidades de trabajoy generación de excedentes. Esta construcciónde una democracia pluralista aparece comola vía más clara para construir desarrollo. Noes una utopía. Es la alternativa necesaria, queasume complejidad y fuertes desafíos para laacción colectiva.Esa es la complejidad del desarrollo que nopuede ser obviada por sus dificultades, riesgos,contradicciones y conflictos. Por el contrario,es esa complejidad y la posibilidad denegociar y equilibrar las contradicciones yconflictos que debe desafiar e incentivar a políticosy técnicos para ser agentes de cambiodesde los propios ámbitos de trabajo, intentandoentregar todos los esfuerzos personalesy profesionales en la construcción de los senderosdel desarrollo.Esa es la misión de las instituciones y organizacionespúblicas que asumen el nuevo paradigmapara re-encontrarse consigo mismas einnovar su presente y futuro, en un país queimperiosamente intenta establecer un ideariocolectivo y consolidar un Proyecto Nacionalde largo plazo.Recorrido y desafíosEl efecto negativo causado por el modelo neoliberaly la grave crisis económica y social, sobrela vida institucional y las posibilidades deaprendizaje y acción colectiva para construirinnovación y desarrollo, ha sido de significativamagnitud. Por eso surge la necesidad delcambio de paradigma; porque no se puedecontribuir a cambiar la realidad afuera si no seinnova adentro. La transformación en marchaes ineludible para garantizar relevancia institucional.Ante ese cuadro no son suficientestodas las alertas para que la instalación delnuevo paradigma no se debilite en el trayectoque lleva a la formación de la masa crítica queasegure su continuidad.Si no se cambia la forma de construir pensamientoy conocimiento, es común confundirlos espacios del diálogo y el consenso comoobstáculos al trabajo institucional. Pareceríaque la búsqueda de los productos e impactosque reclama la Sociedad pudieran obtenersepor la acción individual y la búsqueda defuentes de financiamiento que priorizan lacompetencia, en lugar de incentivar la cooperaciónasociada a la integración de regionesy territorios, detrás de metas acordadas políticamentey alcanzadas a través de la accióninterdisciplinaria e interinstitucional.Es fácil que se pregunte en qué momento terminael trabajo colectivo para continuar con larutina institucional, como si el uso de los valores,formas y estructuras que fueron funcionalesa la desintegración sirvieran para construir lonuevo. De igual manera se busca que las posibilidadesde integración, complementación y cooperaciónsean dirimidas con criterio mercantila través de los costos de transacción, en lugar deayudar a que esos esfuerzos colectivos sean organizadosbajo condiciones de mayor eficienciay eficacia. Hay que ordenar la acción colectiva yno condicionarla por razones de costos.16


En el mismo sentido se recurre a plantear lacomplejidad del trabajo colectivo y de los consensos,haciendo comparación con la simplicidadde las visiones cartesianas y reduccionistas.Estas concepciones desagregaron eltodo asignando al mercado y a sus derrameslas posibilidades del crecimiento equitativo,en lugar de promover y consolidar una visióncompartida, sistémica y holística que aproximecon mayor seguridad de éxito a los grandesobjetivos del desarrollo.Mientras que en los modelos cartesianos yreduccionistas el trabajo colectivo y los consensosson vistos como amenaza; en el nuevoparadigma ambas prácticas abren a la gente laoportunidad para la construcción de identidad,el acceso a los conocimientos e instalanopciones para buscar el desarrollo social.Por tanto, el recorrido para consolidar el nuevoparadigma no es fácil; conlleva incertidumbrey asume el riesgo de experimentar momentosde desorden para que se consoliden lascondiciones que garantizan la construccióncolectiva y consensuada de conocimientos,innovación y desarrollo. No debería resultardifícil comprender que profundas crisis debenser superadas con ideas-fuerza y cambios quecon seguridad provocan expectativa política,inquietud intelectual y hasta momentos deconducente desorganización y turbulencias.El quehacer colectivo al reforzar los espaciosdemocráticos supera a las estructuras tradicionalesde planificación y tecno-administrativasque necesitan tiempo de maduraciónpara asimilar nuevas categorías conceptualesy asumir la visión, bien como, alcanzar latransformación que reclama el cambio institucional.Para contribuir a consolidar la nueva institucionalidad,minimizar los riesgos del cambioy reforzar en forma permanente el compromisocon la Sociedad es necesario instalar capacidadde pensamiento estratégico e investigarlos grandes procesos que conducen a la innovacióny al desarrollo regional y territorial. Esfundamental además, formar y capacitar loscuerpos políticos, gerenciales y profesionalespara asumir y gestionar el cambio, ejercercompetencias y desarrollar funciones que seanconsistentes con los idearios de la transformacióninstitucional y del desarrollo.Por tanto, los esfuerzos históricos de reflexióny pensamiento tecnológicos tienen que sercomplementados por el establecimiento deámbitos formales que analicen y debatan lascaracterísticas y condicionantes del desarrolloque enmarca los procesos de innovación. Estanecesidad es perentoria en los organismos deciencia y tecnología, atento al papel centralque juega actualmente la generación de informacióny conocimientos, dentro de los sistemascomplejos que comienzan a transformarla estructura de la ciencia y el desarrollo dela humanidad. No obstante, este requerimientoes insoslayable en las organizaciones quedentro de su mandato se comprometen congenerar conocimientos, gestionar estrategias,como así también, apoyar el diseño de políticasy promover procesos de desarrollo encontacto directo con las realidades socio-económicasdel país.La necesidad de estos espacios de pensamientose gesta dentro los propios procesos de consensoy cambio institucional, debiendo actuarcomo usinas que promueven la reflexión einteracción permanente de ideas y propuestas,en los estamentos políticos, directivos ygerenciales, así como, en el conjunto socialpúblico y privado comprometido con el desarrolloregional y territorial.Ámbitos que promuevan pensamiento yreflexiónInnovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración17


3El INTA: trayectoriay transformación post-crisis


3. EL INTA: TRAYECTORIA Y TRANSFORMACIÓN POST-CRISIS3.1. Ejes históricosHabiendo mantenido integradas históricamentela investigación y la extensión (rasgo indelebledel ser institucional), el INTA ha dadomuestras de construir una organización queresponde a los cambios de contexto. Una instituciónque ha buscado aprender de la relaciónconsigo misma y con la Sociedad. Desde quese propuso contribuir al mejoramiento de lacompetitividad, a la sostenibilidad ambiental ya la equidad social del SA, ha ido adaptando susenfoques a la realidad que debió afrontar parapotenciar sus respuestas e impactos 4 .En la búsqueda de competitividad transitó desdelas funciones de respuesta en parcelas y unidadesde producción, a los sistemas socio-económicos(reales) y potenciales de producción, ya las cadenas de valor visando calidad integral,insertadas en los mercados y territorios. En lasostenibilidad ambiental resolvió primero elenfoque disciplinario (suelos, clima, agua, recursosgenéticos), para ir al tratamiento de losgrandes problemas como la desertificación, lacontaminación y el cambio climático, llegandoal enfoque espacial a través del ordenamiento yla gestión ambiental, la conservación de la biodiversidady la salud ambiental de las cadenasagroalimentarias. Esa trayectoria transcurriódesde los paisajes, cuencas y parcelas (ámbitosde intervención) hasta las ecorregiones,4 - Bocchetto (2006).agroecosistemas y sistemas productivos en interaccióncon los estamentos sociales (provincias,municipios y organizaciones).En su compromiso con las necesidades directasde los productores, la equidad social y el desarrollorural, inició su trabajo con la transferenciade paquetes tecnológicos y la educaciónde la familia rural, llegando a la organizaciónde las empresas o unidades de producción através de proyectos de desarrollo tecnológico.Posteriormente, consolidó el trabajo grupal,impulsó la auto-producción de alimentos y labúsqueda de excedentes para los mercados, ypuso énfasis en la organización de los productoresa través de programas de intervencióndirigidos a clientelas específicas. Por último,ha intentado la promoción del desarrollo territorial,buscando a través de diferentes víasla articulación con los esfuerzos y emprendimientoslocales tanto en el ámbito productivocomo de la innovación. Ha quedado establecidoasí, el compromiso con la organización ygestión de los territorios.Atravesando cadenas productivas, ecorregionesy territorios la institución ha ido construyendosu principal instrumento transformador,la tecnología y la innovación. Dio inicioa la generación y transferencia de tecnología apartir de un modelo exógeno impulsado desdela oferta. En la medida que se abrió la economíase fue instalando un modelo construidoInnovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración21


desde las capacidades/competencias internas(endógeno).El modelo endógeno ha tenido dos fases, unainicial comandada desde la demanda/mercadoy otra posterior, ya adentrada en la actualidad,que apoya el desarrollo territorial através de diferentes formas de construcción yorganización local donde se promueve la innovación.Esta última fase quedó comprometidacon las principales transformaciones institucionalesimpulsadas a partir de la crisis de2001-02, buscando consolidar una instituciónidentificada programáticamente con el desarrollosustentable sobre la base de la capacidadorganizativa de las regiones y los territorios.3.2. Transformaciones post-crisisEl INTA transitó tres grandes etapas en suconstrucción institucional. A partir de sucreación en 1956 consolida territorialidad einstala la organización desde el poder políticocentral. Hacia fines de los 80’s el agotamientodel modelo centralizado impone laregionalización y descentralización, así como,la instauración de cuerpos colegiados a nivelregional que fortalecen el control social. Porúltimo, la salida del modelo neoliberal y de lacrisis económico-social de fines de los 90’s lereclama un profundo proceso de integracióntecnológica e institucional.Si bien el INTA se había adaptado continuamentea los cambios de contexto, sus formasde pensar, de trabajar y de relacionarse con lasociedad, no habían sufrido modificacionessustanciales. La crisis de 2001-02 expone esasituación y desencadena no sólo la necesidadde integración, sino la de cambiar el propioparadigma institucional.Instrumentos del cambio de paradigmaLa necesidad del cambio de paradigma se percibeinternamente a partir de la recuperaciónde la autarquía a fines de 2002 y se lo promuevemediante una firme decisión política deimpulsar la transformación institucional, enel marco del Gobierno que nace en mayo de2003. La política gubernamental persigue la industrializaciónnacional, la apropiación y controlde la capacidad financiera y el desarrollocon equidad social, promoviendo la ciencia ytecnología como motor del desarrollo. En esemarco, el gran vehículo de la transformacióndel INTA es el Plan Estratégico Institucional(PEI) 2005-2015 5 y la puesta en marcha del Plande Mediano Plazo (PMP) 2006-2008 6 .El cambio de paradigma ha implicado unnuevo modelo organizacional montado sobretres grandes procesos que acompañan la marchainstitucional hasta absorberla dentro de lanueva estrategia. Primero, el establecimientoy/o recuperación de valores, la consolidaciónde la identidad institucional y la reconstrucciónde la capacidad de generación de ideas ypensamiento a largo plazo. Este proceso se dadentro de un fuerte apuntalamiento de la democratizacióndel INTA, como así también,movilización de energía, pasión, sentimientose ideales de la gente, en amplia interacción internay con el contexto. Segundo, la adecuaciónde las formas y prácticas de trabajo, quecondicionan la eficiencia y eficacia de la organización.Tercero, la adaptación de sus normasy estructuras para que sean funcionalesa la estrategia.En definitiva, el INTA explicita el reconocimientoa la construcción colectiva, priorizalas capacidades de la gente como motor institucionaly potencia la relación con el contextopara resolver su aporte a la sociedad.Creación de estrategia y organizaciónmatricialEl desarrollo conjunto de los cambios sobrelos valores, las formas de trabajo y las estructurasimplicó un proceso integral de creaciónde estrategia. Este proceso posibilitó diseñar5 - INTA (2004).6 - INTA (2006a).22


el ideario institucional, implantar la construcciónde decisiones por consenso, conformarla configuración programática, instalarel aprendizaje/generación colectiva de conocimientosy adecuar las formas de gestión.Por tanto, la formulación del PEI 2005-2015posibilitó recuperar el pensamiento a largoplazo, fortalecer la interacción con la sociedady plantear la creación de estrategia comoproceso de construcción y transformacióninstitucional.El fortalecimiento de la interacción del ConsejoDirectivo y los Consejos de Centros, articuladoa la recuperación de los Consejos LocalesAsesores consolidó el espacio y diálogopolítico. Con la internalización del PEI 7 8 , lainstalación de los ámbitos matriciales 9 y laconformación de los plenarios (que integran alconjunto del personal de las Unidades), quedóestablecida la organización matricial 10 . Esteproceso de interacción matricial de los estamentospolítico, de conducción, programáticoy profesional se convirtió en el principal instrumentopara construir identidad, promoverel aprendizaje colectivo, establecer el logro deconsensos y elaborar la coherencia del discursoinstitucional.Configuración estratégica y programáticaA partir de una organización con visión, pensantee integrada estratégicamente, el INTAdebía armar una configuración programática yun modelo de gestión comprometiendo el pensamientocon la acción para alcanzar los obje-7 - INTA (2007f).8 - Consultora Pliegues (2007).9 - Las matrices son ámbitos de interacción estratégica de losestamentos de conducción, programáticos y administrativosen los niveles nacional, de centros (de investigación y regionales)y local (Institutos y Estaciones Experimentales).10 - Para llevar adelante la internalización del PEI y la instalaciónde los ámbitos matriciales, la Dirección Nacional creó laOficina de Gestión de la Estrategia. Este ámbito se convirtióen el principal brazo de apoyo para implementar el procesode creación de estrategia. La superación del modelo clásico deinnovación imponía, por razones conceptuales y funcionales,establecer este espacio transversal a los diferentes componentesde dirección para que se instalaran competencias y habilidadesespecíficas, no disponibles orgánicamente en el cuerpocorporativo histórico.tivos institucionales. Era necesario poner laspropuestas en práctica manteniendo la acciónmancomunada de los componentes estratégicos(investigación y desarrollo; transferencia y extensión;vinculación tecnológica y cooperacióninstitucional), en amplia interacción con los sectorespúblico y privado, y con los territorios.Se estaba ante el desafío histórico de superar labúsqueda unilateral de competitividad, saludambiental y equidad social, recreando e integrandolos instrumentos programáticos paraque la innovación contribuyera al crecimientoeconómico pero que, fundamentalmente,promoviera desarrollo. Esta contundente intenciónpolítica se implementó a través deldiseño de una configuración programáticaque comprometiera integradamente los ámbitosde intervención institucional: cadenas devalor, ecorregiones y territorios, liberando almismo tiempo las restricciones presupuestariasque habían limitado casi exclusivamenteel financiamiento del quehacer sustantivo afondos competitivos externos compartimentandoy dispersando su acción.Con esta finalidad los diferentes instrumentosprogramáticos y los correspondientes nivelesde conducción vieron fortalecida su jerarquíainstitucional. Se asignó a los programasnacionales la misión de gestionar estrategiassobre los tres ámbitos de intervención institucional.Con tal propósito se reestructuraronlos programas por productos sobre la base demegacadenas y se creó el Programa Nacionalde Ecorregiones, como así también, el ProgramaNacional de Desarrollo de los Territorios.Para fortalecer la intervención sobre los estamentossociales más desprotegidos, se creó elPrograma Nacional de Investigación y Desarrollopara la Agricultura Familiar.Al mismo tiempo, fueron convertidas en ÁreasEstratégicas las principales líneas temáticasque deben aportar las capacidades/competenciastécnicas más básicas para construir conocimientosque posibiliten la solución de losprincipales problemas y oportunidades del SA.Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración23


La década del 90 debilitó el pensamiento estratégicoy desarticuló el área de las cienciassociales. La necesidad de fundamentar el largoplazo desde las transformaciones concretasde la realidad llevó a crear una Unidad deCoyuntura y Prospectiva que se plantó anteel desarrollo nacional para contextualizar lamirada sectorial y regional. El compromisocon los procesos de desarrollo requirió crearel Área Estratégica de Economía y Sociologíaque permitiera resolver las demandas de nivelnacional, iniciando la recuperación de las masascríticas regionales.Esta configuración general intentó poner enmarcha la articulación de objetivos con resultados,asociada a una estrategia institucionalcomprometida con el desarrollo regional y territorial.El modelo de gestiónLa gestión de una institución que se comprometecon la innovación como instrumento deldesarrollo tiene que asumir las formas para entendery resolver los problemas que plantea laSociedad en sus ámbitos de vida y aprovecharlas oportunidades que se abren dentro y fuerade la realidad que debe transformar. Por otrolado, necesita gestionar el propio cambio institucionalpara enfrentar exitosamente la dinámicaque le impone aquella realidad, alcanzandolas metas y resultados que se propone.En este marco, el primer desafío fue articularpaís, región y territorio posibilitando la construcciónde una cartera de proyectos que priorizaraen su construcción la integración de lascapacidades/competencias institucionales esparcidasespacialmente, aún a costa de superposicionesy exacerbamiento de la heterogeneidad.El conjunto institucional debía tenerla posibilidad de estar comprometido conceptualy operativamente con los problemas detodos, es decir con el país. Parecen aún necesariasvarias rondas hasta alcanzar una propuestaeficaz, requiriéndose reforzar sustancialmentela consulta y participación externa.Este esfuerzo significa un paso trascendentalen la construcción de saber colectivo.El compromiso con la modificación de la realidadfue administrado impregnando constantementeel pensamiento institucional con laidea de generar conocimientos organizados enestrategias sobre los ámbitos de intervención,con el propósito de facilitar y promover procesosde desarrollo. Esta consigna ha ido estableciendoen la Institución la especificaciónde competencias entre quienes aportan másdirectamente a la generación de conocimientos,con relación a los niveles de coordinaciónprogramática que tienen la responsabilidad dellevar adelante la gestión de estrategias sobrelos ámbitos de intervención.Esta organización de la gestión posibilita queen la actualidad, ante el requerimiento político,el INTA esté preparado para formular lineamientosestratégicos del SA y elaborar un planproductivo que integre los mapas de competitividad-mercados,tecno-productivo, ambientaly social, buscando proponer alternativas depolíticas para el desarrollo nacional 11 .La posibilidad de concentrar impacto y abrirla gestión a la Sociedad se cumplimentó configurandoproyectos integrados o plataformasque integran puntos de vista y alianzas sobreproblemas y oportunidades. Al mismo tiempo,se organizaron redes que aglutinan capacidades/competenciasbuscando consolidarconsorcios que promueven la innovación. Losproyectos integrados y en red fueron sustentadospor tres proyectos estructurantes queimplementan los principales ejes estratégicosque mueven la innovación: biotecnología; tecnologíasde la información y comunicación(TICs); y calidad institucional.Por su parte, se integraron Comités Asesoresdentro de los Programas Nacionales, ÁreasEstratégicas y de las principales áreas-problemade los Proyectos Regionales, con la finalidadde fortalecer la participación pública yprivada externa para que alimente las ideas,11 - INTA (2007b).24


líneas de acción y ayuden a fortalecer las plataformasy redes.La apertura al sector público y privado nacionalfue complementada por la proyección delINTA sobre América Latina, Asia y Europa impulsandodesde el sector tecnológico emprendimientoscomerciales y plasmando actividadesde cooperación técnica que fortalecen elintercambio y facilitan al INTA la exportacióndirecta de su experiencia en la organización ypromoción de la innovación y el desarrollo.La implementación de los proyectos debíagarantizar la obtención de los resultados eimpactos que demandaba la estrategia institucional.Se intentó inducir este propósitoa través de tres vías. Primera, la asignaciónde recursos se decidió ex – post en funciónde las demandas de la cartera de proyectos,programada en función de los objetivos establecidosen la interacción de los ámbitos deintervención institucional, orientada a su vezpor la identificación conjunta de problemasy oportunidades. Significa haber elaboradoun presupuesto participativo de la propuestasustantiva basado en proyectos concretos. Segunda,la responsabilidad por la obtención deresultados e impactos se asignó a los nivelesde conducción más altos a través de contratosde gestión. Tercera, se institucionalizó la evaluaciónde los instrumentos programáticos através de un proceso ex – ante compartido porComités de Pares y se está implementando laevaluación ex – post basada en resultados eimpactos.Por último, el modelo de gestión es pieza fundamentalpara implementar el mandato delPEI 2005-2015 que recupera los componentesestratégicos como aglutinadores de la accióninstitucional. La Institución va a las regiones yterritorios integrada con sus componentes estratégicosy abastecida desde los componentesde decisión (planificación, seguimiento y evaluación;recursos humanos; y administración)que orientan y facilitan el desarrollo de losprocesos tecno-administrativos. En su conjunto,son asistidos por los sistemas de información,comunicación y calidad institucionalque deben asegurar conectividad, transparenciay la posibilidad de construir identidad,aprendizaje y saber colectivo, reforzando laapertura de la institución a la sociedad del conocimientoy a la interacción democrática.Para inducir que se cumpla el mandato de integracióninstitucional se consolidó en el nivelde conducción nacional y se promovió en losniveles regionales, una matriz de direccióny gestión que persigue la acción conjunta delos componentes estratégicos, de decisión ytransversales (información/comunicación ycalidad institucional). Este arreglo matricialbusca permear la histórica verticalidad corporativacon el conjunto de los procesos transversalesque promueven los componentes máscomprometidos directamente con los asuntosestratégicos del organismo.La inversión institucionalEl proceso de transformación institucional fuesustentado por un plan de inversiones e incorporaciónde personal que posibilitó recuperarposiciones y profundizar los cambios programados.En el período 2003-2007 se consolidaninversiones (aproximadamente 120 millonesde dólares americanos) que implican la mayorerogación a mediano plazo en la vida del organismo,incluso comparado con el período enque se contó con financiamiento de entidadesinternacionales en programas de fortalecimientoinstitucional. Este plan permite asegurarinversiones en tecnología de punta, restablecercondiciones básicas de infraestructuray equipamiento, y viabilizar la internalizaciónde la extensión en las regiones.Paralelamente, el INTA incorporó en el período2003-2007 aproximadamente 2.200 personasen las diferentes categorías laborales. Seconformó una planta aproximada de 6.000agentes, que es complementada por un totalde 3.200 profesionales trabajando en los proyectosinstitucionales desde otros organismose instituciones. La regulación y consolidaciónInnovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración25


de la planta de personal sigue en la actualidaden plena ejecución. Este proceso es acompañadopor un intenso programa de formacióna nivel de post-grado y especialización.El plan de inversiones e incorporación de personalse ejecuta en el marco de un presupuestoinstitucional que sextuplica el financiamientodisponible en el año 2001, en plena crisiseconómica y social. Esta disponibilidad presupuestariapone de manifiesto la confianzay expectativas que la Sociedad y el Gobiernodepositan en el INTA como promotor del desarrollonacional y regional.Cambios en las normas y estructurasEn el trayecto del cambio institucional que vadesde los aspectos culturales, a las formas detrabajo y a las normas/estructuras, a principiosde 2006 se aprobó el nuevo escalafón delpersonal que tuvo como propósito reconocerel grado salarial asociado a la trayectoriaprofesional y, al mismo tiempo, establecer elpuesto de trabajo como articulador con lascompetencias que demanda la estrategia institucionalen los diferentes niveles de conduccióny programático.Conjuntamente con la implementación de estanueva norma se consolidó la readecuación delos niveles salariales del personal buscandoconsolidar ingresos que posibiliten el desarrollode los proyectos familiares y compensar eltrabajo acorde con las aspiraciones que el paísacredita en mantener a sus hijos en el suelopatrio y priorizar a la gente como sustrato básicodel quehacer institucional. Este logro fueobtenido en estrecha articulación entre el gobiernode la organización y el sector gremial,ratificando la predisposición de trabajar mancomunadamentepor los objetivos institucionalesy el bien social de sus integrantes.El compromiso con la innovación y el desarrolloa través de la acción colectiva, incrementala complejidad de los procesos de trabajo y lasexpectativas de los diferentes estratos socialessobre los aportes institucionales. En respuestaa estos requerimientos, el INTA inició la racionalizaciónde los procedimientos administrativosy el re-ordenamiento del sistema deextensión para que sea más eficiente y eficazen los territorios.Simultáneamente, el Complejo Científico yTecnológico de Castelar puso en discusión lareadecuación de su estructura para asegurarel aporte nacional a las realidades regionales ysectoriales, buscando fortalecer la envergadurade sus capacidades en el ámbito del ProyectoCiudad de la Ciencia que proyectará su vidafutura. En el ámbito regional, ha comenzado aanalizarse el tipo de estructura que deberían tenerlas estaciones experimentales para resolverintegradamente los objetivos institucionales ensus áreas de influencia, conjuntamente con laposible conformación de centros y/o institutosque construyan capacidades/competencias enproblemas y temáticas de envergadura regional,articulados al Complejo Castelar dentro deuna estrategia general de nivel nacional.Mirando al futuroEsta es la institución que se construyó a partirdel mandato del PEI 2005-2015 y que continúatransformándose. Es necesario entendery compartir esta transformación si se buscaredoblar su compromiso con el desarrollo.Es a partir de esta Institución que se innovaen plena interacción con el contexto. Susbasamentos están firmes pero tienen que serfortalecidos y sometidos a continua observaciónpara debatir y consensuar ajustes ante loscambios del contexto y los avances del estadodel arte, en particular, la dinámica de la innovacióntecno-productiva y las necesidadesdel desarrollo rural. Estos ajustes deberán serpromovidos desde el propio proceso de cambiocon el conjunto de la gente (interna y externa)que trabaja y está comprometida con elideario del INTA. Esta consigna estratégica esla que permitirá sostener el nuevo paradigma,vislumbrar su futuro y asegurar la innovacióny gobernabilidad institucional.26


4Los compromisoscon el desarrollo nacional


4. LOS COMPROMISOS CON EL DESARROLLO NACIONAL4.1. Las condiciones básicasCon grandes esfuerzos y debate el país intentair al encuentro de un Proyecto Nacionalque lo reinstale en el mundo y lo comprometacon el ideario colectivo de su gente. Por esarazón, se ha planteado reconstruir el Estadoy la institucionalidad, buscando transitar elarduo camino de transformar crecimientoen desarrollo. El INTA ha generado transformacionesque lo ponen en sintonía y preparadopara contribuir con ese desafío. En esemarco, ¿cómo se ha preparado la economía,el SA y el sistema de ciencia, tecnología e innovación?La economía argentina, incluyendo 2007, registracinco años consecutivos de crecimientoa un promedio del 8.8% anual. El nivel alcanzadopor el PBI supera el máximo registradoen la década anterior (con base en 1998)en 24.7%. A diferencia de lo ocurrido en ladécada de los 90’s, cuando la mayoría de lossectores productivos quedaron al margen delcrecimiento, la expansión económica actualinvolucra a todo el espectro productivo. Elpromedio del superávit en cuenta corrienteentre 2003 y 2006 arroja un saldo positivopromedio del 3,8 del PIB, sustentado por laexpansión de las exportaciones que llevan labalanza comercial a un superávit promedio enese período del 8,9% del PIB. Habiéndose partidoen el segundo semestre de 2003 con unatasa de desempleo del 17,4% se llega a fines de2007 con un nivel del 7,2% 12 .En el marco de la economía nacional, el aumentode la superficie sembrada y de la productividaden el conjunto de las actividadesdel SA contribuyó considerablemente al incrementode las exportaciones y posibilitó, juntocon el despertar de la industria de base noagropecuaria, a un patrón de crecimiento másequilibrado en el espacio regional. Debido auna expansión del 11% en el área sembrada ya un crecimiento de los rendimientos por hectáreadel 16%, el sector primario produjo unnivel de exportaciones en 2006 un 35,1% superioral observado durante 2003, e hizo posibleun aumento del 53% en las exportacionesde manufacturas agropecuarias 13 . Ese desempeñose extiende al 2007, con niveles recorden la producción, especialmente en cerealesy oleaginosas, que se incrementan en 23,2%con respecto a 2006. Para ese mismo períodolas exportaciones de productos primariosaumentaron en 40,7% y las manufacturas deorigen agropecuario en 21,7%. Con esta contribuciónel SA es actor central en la generaciónde superávit fiscal y comercial.El SA está comprometido indefectiblementeen todos los frentes primarios, aporta a la industrializacióny comparte el tratamiento y/o12 - Ministerio de Economía y Producción (2007).13 - INTA (2007b).Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración29


esolución de las demandas sociales más básicas.El sector ha experimentado un profundocambio tecno-productivo y la bioeconomíacomienza a constituirse en el motor de su innovación,dentro de un modelo macroeconómicoque busca fortalecer su compromiso conel crecimiento inclusivo y la equidad social.Por su parte, el sistema de ciencia, tecnologíae innovación y el INTA en particular, se hanpreparado para afrontar los desafíos levantadospor la demanda de alimentos y de bioenergía,la escasez del agua, la sustentabilidadambiental y el desarrollo territorial 14 , en unmarco más general de política pública dondese busca contribuir a mejorar la educación, lasalud, la infraestructura y el transporte, y lascondiciones de combate a la pobreza 15 .4.2. Dimensiones críticas y fuerzasimpulsorasPartiendo de la situación actual, ¿qué condicionantesglobales y nacionales referidos a lasociedad y economía en general y, al marcotecno-productivo en particular, actúan comofuerzas impulsoras dentro de las dimensionescríticas del desarrollo argentino 16 ? Esteconjunto de fuerzas impulsoras que afrontala sociedad argentina jalonarán la trayectoriadel SA y del INTA, al enfrentar el complejopropósito de jugar un rol fundamental en eldesarrollo regional y territorial.Global-regional:A nivel de la economía mundial se observa uncrecimiento sostenido de la competitividad yde la demanda de productos agroalimentarios/agroindustriales (impulsado por los grandespaíses asiáticos). El nuevo MERCOSUR (loscuatro mandantes iniciales más Venezuela14 - INTA (2006b).15 - SECYT (2006).16 - INTA (2007c). El capítulo IV constituye la principal fuentede información en el tema. Las ampliaciones y adaptacionesse corresponden con la línea argumental de este trabajo.como miembro adherente y Bolivia, Chile,Colombia, Ecuador y Perú como asociados)genera ámbitos de creciente integración y cooperaciónintra-regional, en los niveles político,energético, financiero y, principalmente,el comercial, a partir de los cuales deberíabuscarse crear escala y coordinar estrategiaspara fortalecer la inserción en la economíamundial. Por su parte, la creación de la Uniónde Naciones Sudamericanas (UNASUR), bajoratificación, promueve la construcción de unbloque político democrático regulador de laestabilidad institucional sudamericana.Económica:La economía mundial actúa principalmentea través de los precios internacionales (dondesobresale el valor de las commodities) y de lademanda de los bienes exportados por la Argentina(que refleja la inserción en la matriz decompetitividad internacional) determinandoel nivel de entrada de divisas, el superávit fiscaly la tasa de interés que afecta el nivel deinversión. El modelo de crecimiento económicoen la post-convertibilidad con un tipode cambio alto favorece la competitividad delsector industrial y la aplicación de retencionesa las exportaciones agropecuarias posibilitandomantener con bajos precios relativos losalimentos básicos. Del mantenimiento de estepatrón de acumulación depende la evoluciónde la economía en el mediano plazo. La transnacionalizaciónde la economía y la extranjerizaciónde activos reclama sistemas regulatoriostendentes a resolver la vulnerabilidadintrínseca del modelo de desarrollo argentino(componente de la estrategia neoliberal quecondujo a la crisis de 2001-02).Social:El cuadro social indica una importante mejorade la situación socio-laboral y al mismotiempo, la permanencia de un fuerte bloquede pobreza dura. La desigualdad en la distribuciónde la renta promedio ha disminuido,30


pero la brecha de ingresos que se achicó sustancialmenteal salir de la crisis, no consolidatendencia positiva. La reducción en los nivelesde desempleo, pobreza e indigencia está asociadaal comportamiento del modelo económico,pero trasvasa sus límites comprometiendola propia cohesión social. Revertir laanomia social, infantilización de la pobreza,inseguridad individual y deficiente calidad devida pública reclama esfuerzos que superan almercado de trabajo y se instalan en el corazónde la organización y gobernabilidad social.El proyecto gubernamental es de tipo no liberal,en particular por el rol asignado a laintervención del Estado en la economía. Estáconsustanciado con un Proyecto Nacionalde largo plazo que se proponga recuperarautonomía e identidad nacional y fortalecerla relación Estado, Sociedad e instituciones,poniendo el crecimiento al servicio del desarrolloy la inclusión social. El proyecto gubernamentalha permitido buscar salidas a lacrisis de 2001-02 y ha puesto en marcha unmodelo de desarrollo industrialista con integraciónregional. Se abre ahora la necesidadde fortalecer los consensos sociales y la institucionalidad,como también, reconstruir lospartidos políticos para dar contención a lasdisputas sobre el ideario común y el patrón deacumulación, dentro de un proceso de mayormovilización social a nivel local. Por último,debe ser un imperativo de la agenda gubernamentalmejorar la calidad de la gestión públicasuperando debilidades en las capacidadesde los recursos humanos, como también, enlos esquemas de organización institucional.Socio-cultural:El consumismo, el individualismo y la inmediatezimperantes en la sociedad, potenciándosecon la construcción de imagen quealientan los medios masivos de comunicación,condicionan constantemente la escala devalores de los ciudadanos. Esos tres ejes básicoshan contribuido a disminuir la sustentabilidady cohesión social, como así también,la confianza y/o apego a las instituciones, mediatizandoel desempeño de la Sociedad y surelación con la política. La reconstrucción delos valores e identidad nacional es uno de loscometidos insoslayables del fortalecimientode la relación Estado, Sociedad e instituciones,como basamento para el fortalecimientode la democracia y la construcción de la accióncolectiva.Político-institucional:Ambiental-territorial:La degradación de los recursos naturales, losefectos incipientes del cambio climático, el incrementode la contaminación urbano-rural yla implementación de megaproyectos productivosy de infraestructura impulsan la dimensiónambiental-territorial. En muchas áreasdel país los recursos ambientales continúandeteriorándose por deforestación, desertificación,pérdida de biodiversidad y agotamientode los suelos por problemas de monocultivo.La predisposición a la agriculturalización enambientes vulnerables puede ser incentivada,a su vez, por la demanda de biocombustibles.El cambio climático alerta por su impacto enel potencial agro-productivo. El intenso procesode re-industrialización posterior a la crisisha facilitado la contaminación ambiental,en particular en los conglomerados urbanos.Este contexto ambiental y la viabilización demegaproyectos productivos y de infraestructurapueden determinar escenarios de conflictividady desaliento de inversiones si no seproduce la consolidación del ordenamientoterritorial en la conjunción de la esfera públicaen el nivel nacional y provincial.Tecno-productiva:La estructura productiva genera altos nivelesde crecimiento en la mayoría de los sectoresy/o rubros productivos, tanto del agro comode la industria. Se hace notar el surgimientoInnovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración31


del sector de la “nueva” economía intensiva enconocimiento. El crecimiento de los diferentessectores se apoya en la estrategia macroeconómicadel proyecto gubernamental y enlas condiciones favorables del mercado internacional,en particular, el de commodities. Lairrupción de los biocombustibles establece unafuerza impulsora que expande y complementael espectro de posibilidades productivas sobrela conjunción agroalimentos-agroenergía.No obstante, la estructura productiva con nivelesde valor exportado promedio de 300-400dólares la tonelada está lejos de alcanzar metasnetamente superiores mediante fuertesincrementos en la productividad, calidad yvalor agregado que posibilite el acceso a mercadosde productos elaborados. La Argentinacompra en promedio tres veces más caro delo que vende. El agro, de alta competitividadinternacional (basada en la industria verdeque compromete a la soja, el maíz, el trigo, elgirasol y los aceites, conjuntamente con la recuperaciónde algunos segmentos exportadoresde las economías no pampeanas), dependede fuerzas conjugadas en el mercado mundialde commodities y de la bioenergía. Parte importantede la industria, de baja competitividadrelativa (aún en términos regionales) estásupeditada al mantenimiento de la políticamacroeconómica, especialmente, el tipo decambio alto. Esta es una característica de fundamentalimportancia para el futuro del modeloeconómico.Paralelamente, la demanda energética establecelimitantes en los factores de producción.Dentro del componente energético, es necesariodiferenciar entre el déficit del abastecimientode energía en el corto plazo provocadopor el crecimiento de la economía, del desarrollode energías alternativas (fuentes bioenergéticas,eólicas y solares) que debe compensarla probable reducción de la producciónde hidrocarburos y facilitar la obtención dedivisas por exportación. Es necesario agregara este componente las limitantes de infraestructurafísica, especialmente, ferroviaria yaérea, bien como, la baja disponibilidad derecursos humanos con predominio en los oficiosespecializados.Por último, la capacidad del sistema científico-tecnológicoy su integración al sector productivoresulta trascendente para el futuro deldesarrollo nacional en el marco de la consolidaciónde la sociedad del conocimiento. Estaperspectiva está respaldada por la meta políticade alcanzar una inversión nacional en cienciay tecnología equivalente al 1% del ProductoBruto Nacional. Por otro lado, la jerarquizaciónde la innovación en el desarrollo nacional,requiere avanzar en la reconstrucción decapacidades científico-tecnológicas y conectividadtecno-productiva, fortalecer la articulacióncon los diferentes sectores productivos ysociales, como así también, mejorar la gestiónde la ciencia, tecnología e innovación en unmarco de mayor integración institucional.4.3. El modelo macroeconómico y laestrategia tecno-productivaEn el corazón del desarrollo nacional se insertala conjunción de las variables críticasdel modelo macroeconómico y tecno-productivo17 . Esta interacción se sustenta en cuatrocaracterísticas centrales: la alta competitividadinternacional del SA que posibilita unapolítica de tipo de cambio alto y diferenciado(vía retenciones a las exportaciones); la bajacompetitividad relativa del Sector Industrialde base no agropecuaria (SI); la inconsistenciadel tipo de cambio de equilibrio de largo plazo(tipo de cambio unificado fijado por el librejuego de la oferta y la demanda) con la actualestrategia de desarrollo industrial; y la heterogeneidadestructural productiva y tecnológicainterna a ambos sectores, y fundamentalmente,entre el SA y el SI.Asumiendo el mantenimiento de los escenariosinternacionales, la industrialización y lageneración de empleo juegan un rol funda-17 - INTA (2007d). Constituye la principal fuente de informaciónen el tema. Las ampliaciones y adaptaciones se correspondencon la línea argumental de este trabajo.32


mental en el modelo de desarrollo inclusivo.No obstante, la confrontación entre esos dosobjetivos marca el mayor conflicto potencial.La clave para desactivar esa posibilidad y cambiarla estrategia competitiva es la inversión.Por tanto, el problema de la Argentina no esde demanda; es de calidad de la oferta relacionadadirectamente con la inversión en tangibles,preferentemente en equipos durables deproducción, y sustancialmente, en los intangiblesque consolidan una economía montadaen el conocimiento.El incremento cuantitativo y cualitativo de lasinversiones tendría que permitir mantener losniveles de productividad por encima del incrementode salarios. El crecimiento y el cambioen el perfil de la inversión deben estar dirigidosa que la competitividad deje de dependerexclusivamente de un tipo de cambio alto ydiferenciado. Por tanto, es necesario pasar deuna economía que es competitiva vía precioa otra que muestre competitividad sistémica(endógena). La modificación de la estrategiacompetitiva posibilitará a su vez asegurar elsuperávit fiscal y comercial, permitiendo estabilizarla inflación y la tasa de interés.La competitividad sistémica implica, por unlado, reducir la heterogeneidad estructuralproductiva y tecnológica entre el SA (de altacompetitividad internacional en commodities)y el SI, montada sobre bajos niveles de valorexportado. Pero, por otro lado y fundamentalmente,requiere ampliar y profundizar laespecialización de la estructura productivadel conjunto, como también, construir unperfil tecnológico que genere incrementossustanciales de productividad, mayor calidad(económica y ambiental) y valor agregado,para fortalecer las posibilidades de acceso alos mercados de productos elaborados (nuevosproductos y nuevos mercados).Por tanto, la capitalización del sistema productivomanufacturero (de base agropecuariay no agropecuaria) requerirá avanzar en lamodernización y especificidades del sistemade innovación público y privado, así como,resolver la especialización de la política económicay comercial. Pero a su vez, para queel carácter sistémico de la competitividad impacteen la distribución de ingresos la políticade inversión no podrá estar separada de lacreación de oportunidades que promuevan eldesarrollo regional y territorial.Los escenarios indican que el SA argentinoseguirá teniendo preferentemente oportunidadesde exportación en los mercados decommodities y de productos con bajo nivel deelaboración, como aceites y carnes. Por el contrario,acceder a los mercados de productoselaborados será difícil y requerirá una estrategiay políticas públicas concretas y agresivasde largo plazo en el área económica, comercialy en la de ciencia y tecnología 18 . Es decir, la estructurade la demanda internacional induce amantener la matriz productiva y exportadoraen un número limitado de productos básicamentedel ámbito pampeano, que genera a suvez posibilidades de una mayor concentraciónproductiva y presión sobre la base ambientalpara sostener el crecimiento de la produccióny las exportaciones.En ese contexto, la Argentina necesita consolidaruna matriz de múltiples actividadesproductivas regionales rentables, incluyendola producción de commodities de base pampeana,que resuelva el consumo interno y laexportación. Es un imperativo focalizar inversionesen infraestructura física, productivay de investigación, así como, consolidarun perfil tecno-productivo y competencias enconocimientos que permita acelerar la diversificacióne industrialización de la producciónbiológica con altos grados de especialización,buscando incrementar sustancialmente el valoragregado de la producción regional, asícomo, fortalecer conglomerados regionales ysistemas productivos locales (alimentos y noalimentos, incluyendo la bioenergía) que puedanacceder por su competitividad sistémicaen los mercados internacionales.La industrialización del conocimiento a través18 - SECYT (2007).Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración33


de la bioeconomía aparece como una oportunidadrelevante para encarar este desafío, buscandoimpulsar el establecimiento de procesosde desarrollo territorial, el fortalecimientode las estructuras sociales y la generación deempleos en los diferentes ámbitos regionales.No obstante, es necesario aprovechar la actualsituación del mercado mundial con generaciónde fuertes excedentes y utilizarlos en laconstrucción de competitividad sistémica,con el propósito de defender y profundizar elposicionamiento en el área internacional.moción de emprendimientos y/o complejosproductivos y con la instalación de infraestructurabásica que asegure alta rentabilidadsocial, como así también, el impulso a la innovaciónpara consolidar capacidades tecnoproductivasque promuevan competitividadsistémica e induzcan el desarrollo regional yterritorial.4.4. SíntesisDentro de la economía global y de la sociedaddel conocimiento la posibilidad de generardesarrollo se instala en el ámbito concreto delas regiones y territorios. Se viabiliza a travésde las capacidades para recuperar institucionalidady construir organización/cohesiónsocial, visando el fortalecimiento del procesodemocrático y la rearticulación del Estado, laSociedad, las organizaciones y el mercado. Enúltima instancia, el motor del desarrollo: losconocimientos, llegarán a toda la gente conpolíticas públicas y organización social queposibiliten el acceso a las necesidades básicasy esencialmente a la educación, a partir de unmodelo macroeconómico que promueva crecimientoeconómico con distribución de ingresos.El modelo macroeconómico debe asegurar elcrecimiento económico a través de una estrategiaclara de industrialización, en la búsquedade un incremento sustentable de la productividad,de la calidad y del valor agregado,resolviendo las demandas internas y asegurandocompetitividad internacional con laconsecuente expansión de las exportaciones 19 .El sustento del crecimiento económico y de laequidad dependerá fuertemente de la calidady distribución espacial de las inversiones. Laocupación espacial de las inversiones deberáestar intrínsecamente relacionada con la pro-19 - INTA Op. Cit.34


5Estado del arte yel futuro institucional


5. ESTADO DEL ARTE Y EL FUTURO INSTITUCIONALEl INTA se planteó una estrategia para serfuncional al nuevo país que busca la sociedadargentina; por eso diseñó y consensuó “elINTA que queremos” y lo imprimió como PEI2005-2015. Haciendo esto, se enroló junto a laSociedad y el Gobierno en la reinvención delEstado y de las instituciones para construirdesarrollo. En el caso del INTA, utilizando lainnovación como piedra angular del propósitocolectivo.Para reforzar ese compromiso el INTA cuentacon capacidades, competencias y experienciatanto históricas como dinámicas para tratarlos asuntos tecnológicos, pero ha abierto espaciospara pensarse a sí misma y profundizarsu propósito básico: asumir la innovacióncomo instrumento del desarrollo. Se planteaeste desafío dentro de un proceso mundialque globaliza la sociedad del conocimiento yen el marco de una acelerada complejizaciónde la ciencia.Comparte la demanda generalizada de uncambio sustantivo en las instituciones, referidoa la forma de hacer política y crear estrategia,es decir, a la manera de imaginar,producir, negociar, formalizar y conducir losintereses de los ciudadanos y del país. Este esun debate central en un país que requiere delEstado políticas activas para afrontar los compromisosque plantea el desarrollo nacional yconcretar sus ideales de nación.En el largo plazo, la fortaleza/debilidad deldesarrollo se basa en la fortaleza/debilidad delas instituciones/organizaciones. En el mismosentido, la fortaleza/debilidad de las organizacionescomprometidas directamente conel desarrollo (como el INTA) se fundamentabásicamente en la estrategia con que encara supropio proceso de innovación (que comprendelas formas para generar conocimientos) yse plantea la interacción con el contexto.Muy particularmente, cabe a las instituciones/organizacionescuidar que la sociedad delconocimiento sirva para producir desarrollosocial, regional y territorial, cuando al mismotiempo, sus visiones y comportamientos sonfactor condicionante para resolver la apropiaciónde la innovación y plasmar los alcancesdel desarrollo.Esta es la esencia de una institución de investigacióny extensión como el INTA que, segúnla misión y estrategia asumida, es responsabledel producto tecnológico, pero además, estácomprometida a través de su participaciónen los procesos de desarrollo a lograr que lasoportunidades abiertas a la Sociedad para hacersede los conocimientos y la innovación seasienten sobre una base de equidad, a partirde las limitantes que plantea el desarrollo nacional.Estos desafíos institucionales llevan a indagaren el estado del arte, buscando encontrar refe-Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración37


encias que contribuyan a fortalecer el rol dela organización en la construcción y gestiónde la innovación y el desarrollo.5.1. Sociedad, Estado e institucionesEl desarrollo se dirime por la interacción detres esferas: el poder político, el consenso socialy la creación de conocimiento, dentro deuna estrategia generalizada de acción colectiva.Esta conjunción determina la capacidadsocial para promover acciones dirigidas a finescolectivos, democráticamente aceptados,en la búsqueda de los resultados que promueveel ideario de la Sociedad, que en el ámbitode un país, implica trabajar el consenso sobreun Proyecto Nacional. Esta construcción noes lineal, involucra transformaciones, acuerdosy conflictos que deben ser negociados enfunción del ideario común.En esta interacción social el Estado y las institucionesjuegan un rol central a partir delcarácter que asume el modelo económico.En una economía en la que el mercado ocupael centro de la escena, el Estado y las institucionesterminan siendo funcionales a susdeterminaciones y la política queda en manosde la tecnocracia, asumiendo rasgos de administración20 . En líneas generales, las organizaciones,pieza angular de la articulación conla Sociedad, quedan debilitadas o son desactivadas.En una economía con Estado fuertey activo, las instituciones y organizaciones seconvierten en el instrumento de negociaciónde las reglas dentro de las cuales funciona elmercado, y se establecen los caminos y metasdel ideario común; es decir, contribuyen a larelevancia y continuidad de la política, comoámbito y espacio de la construcción social.Las instituciones deben expresar la ética colectivay el sentido de lo público. Las organizacionesdeben ser el ámbito de la construccióncomún; movilizadoras de la Sociedad yde ciudadanía 21 . Junto a los partidos políticos20 - Zerán (2004).21 - Op. Cit.son responsables de construir democracia eidentidad nacional. Está claro entonces, quela construcción de consenso, aprendizaje colectivoy conocimiento social están marcadosinexorablemente por la relación que se estableceentre la Sociedad, el Estado y las instituciones/organizacionesdentro del modelo deeconomía y el proyecto gubernamental que losustenta.De esta forma, es central definir el valor de lopúblico, es decir, “el tipo de Estado con que secuenta y el tipo de Estado que se pretende”,delineando la interacción y el “vínculo entrelo público y privado que implica una concepciónde bienestar social… Si se ignora laforma particular en que estos patrones políticos-ideológicosse plasman en una estructuraorganizacional concreta, no es factible orientarel sentido de ningún cambio” 22 . Este es elpunto de partida para construir innovación ydesarrollo.5.2. Rol de las instituciones yorganizacionesLas instituciones refieren a las reglas de juegodel desarrollo. Por ese motivo, las fortalezas/debilidades del desarrollo se basan en las fortalezas/debilidadesde sus instituciones. Unainstitución engloba el conjunto de reglas formalese informales, oficiales y culturales, queestablecen la naturaleza, relevancia, prioridadese impactos de los roles y arreglos acordadospor el Estado y la Sociedad sobre las prácticas,la interacción y el comportamiento delos actores sociales y organizaciones. En líneasgenerales, las reglas se refieren a las institucionesy los roles a las organizaciones 23 . Sin embargo,las organizaciones de desarrollo, comoel INTA, engloban ambas dimensiones.La dimensión organizacional se asocia a losroles comprometidos con la territorialidad,estructura, recursos y formas de intervención22 - Subsecretaría de Gestión Pública (2007).23 - De Souza Silvia (2006).38


(es el componente duro). La dimensión institucionalabarca las reglas formales (mandato,políticas, objetivos y estrategias) y las informales(creencias, valores, ideas, conocimientos,motivaciones e ideales). Ambos componentesconstituyen la dimensión blanda quemodela la forma de ser, pensar, sentir, hablary hacer de los actores internos y externos queconforman la organización de desarrollo 24 .Cuando la dimensión institucional es protagónicaen el desarrollo nacional y/o sectorialla organización es también una institución.Por ese motivo el INTA institucionaliza amboscomponentes y es una organización dedesarrollo.Cuanto el INTA está más comprometido conla innovación para el desarrollo y con el progresosocial, más juega su rol de institución/organización, por el alcance e implicanciasde su cometido. Cuando en la actualidad estárecuperando su identidad, coherencia y relevancia,la Sociedad le reconoce el rol y protagonismode una institución/organización quetiene la capacidad de involucrarse en el ideariosocial a nivel de país, región y territorio.Más aún, dentro del propio Estado el INTAes un agente de innovación institucional. Lainnovación puede catalogarse como institucional(desde el punto de vista más organizacional)cuando intenta resolver situacionesque son comunes a un conjunto de organizaciones,justificándose por su impacto en laimplementación de políticas públicas, pero,fundamentalmente, por la capacidad de inclusiónsocial que pone en juego a toda la organizacióny “supone un aumento o mejora delos mecanismos de comunicación y participación,así como del protagonismo de los grupossociales en las cuestiones públicas” 25 . El modeloinstitucional del INTA es un referencialpara el conjunto del sector público.El INTA es una institución pública, del Estado,pero su alto grado de diálogo y consensointerno/externo la convierte en instrumento24 - Op. Cit.25 - Consejo Federal de la Función Pública (2007).de la Sociedad para construir desarrollo. Poresta razón, muestra a las demás institucionesque desde el interior del Estado se puede teneralta responsabilidad social y que la falta de integraren las organizaciones el diálogo Sociedad/Estadoes un impedimento para alcanzarconsensos colectivos que construyan sólidasbases para innovar y promover el desarrollo.Esa integración de Estado/Sociedad dentro dela propia organización, que alcanzan pocasinstituciones, le imprime al INTA una perspectivay expectativa social que marca indisolublementeel futuro institucional en su interiory en su relación con el contexto. El INTAalcanza este grado superior de organización,basado en la conjunción del trabajo de la investigacióny la extensión en la propia institución.5.3. Las organizaciones y su contexto“Ninguna sociedad puede existir sin la comunidad…No puede existir ningún tipo de vidasin círculos equilibrados de entrega y recepción…La organización del futuro consistiráen la incorporación de la comunidad basadaen un propósito común en pro de mayores aspiracionesde la gente…” 26 . Existe una relaciónexistencial entre la organización y su contexto.Esta relación es la que posibilita que la Sociedadse apropie de las instituciones/organizacionesy que, al mismo tiempo, la democraciaimprima continuidad a la interacción Estado/Sociedad.No existe organización de desarrollo si noestá íntimamente integrada al espacio y aspiracionesde la sociedad que la contiene. Contextualmente,la organización de desarrolloes la confluencia de la comunidad de actoressociales internos y externos. El desempeño dela organización emerge de la interacción internay externa, y se manifiesta en el conjuntoinstitucional. La esencia del desarrollo actuales crear comunidad.26 - Hock, D. (2001).Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración39


La plenitud del ejercicio comunitario se concretaen los territorios. La razón de ser de laorganización y su contexto puede ser aprehendidaa través del conjunto de los territoriosque compromete el quehacer común. La necesidadde innovar territorio es aceptar por métodoel carácter dinámico, sistémico, abierto ycomplejo de su construcción. En consecuencia,la organización tiene que estar siempre enproceso de cambio y preparada para manejarla complejidad interna y externa.En este marco, la innovación relevante para eldesarrollo emerge de los procesos de interacciónsocial y se construye sobre las especificidadespolíticas y culturales de su contextode aplicación. En última instancia la sinergiaque envuelve el propósito común entre el organismoy su contexto asume en sí misma elcarácter de organización. Esta sinergia es lacapacidad colectiva (del organismo y su contexto)para realizar acciones en común sobrela base del consenso en la interpretación de larealidad y de sus posibilidades de cambio 27 .Esta profunda interpretación del organismo/organización implica la imposibilidad de separarel dentro del fuera. Para innovar afueraes necesario tener la capacidad para cambiar,transformar e innovar adentro. No se puedegenerar interacción, compromiso y relevanciaafuera si no se construye integración, identidady confianza dentro. La integración implicaque tanto el pensar como el hacer se construyentransdisciplinariamente y mediante laestrecha interacción de los componentes políticos,directivos y estratégicos de la organización.La institución se compromete integralmentey en su conjunto con el contexto. Enconsecuencia, no se puede facilitar el cambio,la innovación y el desarrollo del contexto, si lainstitución no debate, proyecta y gestiona supropia transformación.La conjunción de la interacción interna/externadetermina que la institución vale por laimagen y relevancia que le asigna la Sociedad.La capacidad de cambio involucra cada indi-27 - Boisier (2002a).viduo y componente organizacional, público/privado y nacional/provincial/local, que asumenel compromiso de compartir la construccióncolectiva. De esta forma, se abren todaslas posibilidades de interacciones, articulaciones,alianzas e integraciones con las esferas delos sectores público y privado, a los niveles nacional,provincial y local. Es una construcciónque compromete las diferentes escalas espacialescon epicentro en los territorios.5.4. Innovar la innovaciónEl cambio del paradigma institucional implicael cambio del modo de innovación, la formade construirla es parte central de su estrategia:innovar la innovación 28 . Este cambio esrequerido por la necesidad de democratizarla sociedad del conocimiento y para aproximarsemás al desarrollo, como así también,para transformar la cultura y visiones quese arraigaron en el largo camino que llevó ala crisis económica y social de principios desiglo. Esa conjunción de efectos de globalizacióny crisis marca la ruptura del modo clásicode innovación.No se pueden superar situaciones de ruptura,como así tampoco, la complejización de laciencia y el desarrollo, con la misma forma deinterpretación, interacción e intervención quealimentó la crisis. Pero, además, se requierealgo más que el aprendizaje abierto, las redesy la acción en los espacios de aplicación(pensar globalmente y actuar localmente) quedemanda en sí misma la sociedad del conocimiento;no se llega al desarrollo si no se cambiaconsciente y explícitamente el sujeto de lainnovación.En el camino de la transformación institucionallas organizaciones siguieron la trayectoriaque va de la planificación, seguimiento yevaluación, a la planificación estratégica, a lagestión estratégica del cambio institucional ya la innovación institucional. Al llegar a estainstancia fue evidente que el punto de quiebre28 - Escobar (2005).40


estaba entre las cosas y las personas, y, al mismotiempo, en la interacción entre el fuera y eldentro institucional.Si sólo se busca el cambio de lo tangible (lascosas) y no se realimenta y renueva el cambiode valores, expectativas, creatividad, saberes,habilidades, estrategias, formas de aprender yconsensuar, clima de trabajo, etc. (los intangibles),las personas quedan excluidas de serel sujeto central de la innovación. Bajo esascondiciones, “las personas no cambian sinoque se acomodan, se adaptan a las cosas quecambiaron, por conveniencia – o sobrevivencia– pero raramente por convicción… esta esla principal razón por la cual los cambios noson coherentes ni sostenibles” 29 .Los intangibles más comprometidos en elmundo actual con la generación de valor sonlos conocimientos; toda adquisición de conocimientospor cualquier persona está contextualizadaen algún tipo de intercambio, actividado proceso social 30 . El aprendizaje y lageneración de conocimiento es un hecho social.El cambio social y la “democratización”de la sociedad del conocimiento llevarán ainstitucionalizar el hacer común de los saberes(los saberes colectivos) y a consolidar lasorganizaciones y sus contextos (las comunidadesinstitucionales), a su vez, como sujetoscolectivos.Surge entonces, la necesidad de transformar laestrategia de innovación. Las personas son elsujeto de la innovación dentro de un colectivosocial. El encuentro con el sujeto de la innovaciónocurre a través de procesos donde seconstruye identidad y compromiso colectivo,como así también, se viabiliza el control socialsobre las oportunidades y realización decambio. En conclusión, no se cambian las cosaspara que cambien las personas; por el contrario,es necesario que cambien las personas,sus mentes y acciones para que impriman elcambio trascendental de las cosas 31 . Esta es29 - De Souza Silva, Op. Cit.30 - Gros Salvat (2004).31 - De Souza Silva, Op. Cit.la premisa central que reclama el cambio enla estrategia de innovación y que, al mismotiempo, va en la búsqueda de asegurar sostenibilidadinstitucional.En la medida que pensamos en las personaspor encima de las cosas y reconocemos quela innovación de las personas es fundamentalpara construir desarrollo, necesitamos imperiosamentepreocuparnos por la cultura, educación,salud, alimentación, vivienda, empleo,distribución del ingreso, etc.; porque es difícilincorporar la gente al pensamiento y accióncolectiva si no se tienen cubiertas, como mínimo,las necesidades básicas. Si priorizamosexclusivamente las cosas (el logro de las metasmateriales en infraestructura, caminos, laboratorios,etc.) que deben promover desarrollo,generalmente asociadas a las necesidades delmercado y de la tecnología de punta, las cosasque se producen llegan tardíamente o no llegana las personas.Lógicamente, los equilibrios entre ambosprocesos (la construcción de tangibles e intangibles)son los que permiten encontrar loscaminos de la generación de valor y del desarrollo;pero esos equilibrios se logran con unasustantiva interacción Sociedad/Estado. Si elmodo de innovación es sustraído del contextocultural, social y político, es imposible inducirlos cambios institucionales e identificar losroles de las instituciones/organizaciones en eldesarrollo. Más aún, no se puede discutir sobreel desarrollo si no se debate sobre la visióny formas de la innovación.Diferentes estudios especializados muestranel fracaso de un alto porcentaje de los intentosde cambio institucional en el mundo, tanto enel sector privado (basados en la reingenieríade los procesos de negocios, en los sistemasde información, etc.) como en el sector público32 . Un caso particular es el de los InstitutosNacionales de Investigación Agropecuaria(INIAs), asesorados internacionalmente enlos procesos de planificación a través de métodosque priorizaron planificar la implemen-32 - McVoy Consulting (2005).Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración41


tación de las cosas, por encima de la construccióndel aprendizaje y saberes colectivos (laspersonas) 33 , en un marco de construcción socialdel conocimiento.El modo clásico de innovación planificó afueray no necesitó de un modelo integral de gestióndel proceso de transformación institucional,asumiendo la disociación entre el dentro y elfuera en el concepto comunitario de la organización.Eso fue factible porque físicamentese puede separar lo material de adentro y deafuera, pero no es posible crear acción colectivay desarrollo si los intangibles del conjuntoinstitucional (de adentro y de afuera) no estánintegrados, amalgamados, detrás de unavisión común de mundo y de país, y además,si no se preparan los agentes de cambio conlas competencias, capacidad de creación, concepción,contextualidad, ética y compromisopara promover innovación y desarrollo, desdequienes pueden estar trabajando en las estructurasy funciones de los genes, hasta aquellosque están gestionando los territorios.5.5. Teoría de la innovación y políticacientífico-tecnológicaLa teoría de la innovación está muy asociadaa la competitividad; no alcanza a comprometerseabiertamente con el desarrollo (estaes su gran debilidad). El fin último de todaslas actividades de innovación es mejorar losresultados de las empresas (privadas o públicas).El vínculo entre la innovación y el progresoeconómico es el máximo interés 34 . Eneste contexto, las innovaciones comprendenmejoras no sólo en el conocimiento tecnológico,sino también, impactos en el desarrollode productos (bienes o servicios), de procesos,de la comercialización u organizativo. También,se asume que factores regionales puedeninfluir en la capacidad de innovación de lasempresas.33 - De Souza Silva, Op. Cit. ; Ekboir (2007).34 - OECD/Comunidad Europea (2005).La teoría de la innovación sustenta en generallas políticas de ciencia y técnica (CyT),así como, el modelo normativo-institucionalde los sistemas nacionales de innovación. Elconocimiento pasa por la empresa, que debeusar la tecnología moderna y ser cada vez máscompetitiva, para beneficiar con ese impulsoa la sociedad. De aquí que la política de cienciay técnica está crecientemente orientadaen el ámbito público, para actividades de formaciónde personal y de I+D que atienden elmercado y, en última instancia, para promoverempresas de base tecnológica y parques deinnovación, alimentados por los mecanismosde “spin-off” 35 .El foco del debate no está en los propios instrumentosde vinculación tecnológica, queson necesarios para el desarrollo, sino en elcontexto y las finalidades de su aplicación. Alhaber sido creados y fortalecidos en el marcodel modelo económico neoliberal, no se contóen su aplicación con la visión, ni se acumulóconocimiento y capacidad de gestiónpara que fueran utilizados con efecto multiplicadorsocial.El triángulo de Sábato, que tanta influenciaejerció en contextualizar la política de cienciay técnica latinoamericana, pone atención sobrela relación gobierno, sector de CyT (universidad)y empresa, pero no pondera suficientementelas relaciones con el conjunto dela sociedad. En ese marco, la concepción desistemas nacionales de innovación resulta másútil para servir al diseño e instrumentación depolíticas tecnológicas atadas esencialmente alámbito productivo, que para comprometersecon la complejidad del desarrollo más cerca dela gente.Se observa en el ámbito iberoamericano, queen general la política de CyT no ha podidoser permeada por los estudios que articulanla ciencia y tecnología con la sociedad, ni haestado estrechamente comprometida con el35 - Dagnino (2006). El autor extiende estas conclusiones alámbito de Ibero-américa, habiendo focalizado el estudio sobrela política científica y tecnológica de España, Brasil y Argentina.42


pensamiento crítico y el conjunto de la formaciónde capacidades/competencias que caracterizaa la universidad en el área de las cienciassociales 36 . Se puede afirmar, más aún, que laecuación innovación y desarrollo no está bienresuelta en la propia América Latina. Está másvolcada a la innovación en sí misma, que preocupadapor la situación del entramado queposibilita el desarrollo 37 .La oportunidad menos explorada es que, enun espacio dado, los propios actores socialespueden actuar como innovadores convirtiendosu entorno en un ámbito de creación e innovación;para lo cual deberían ser capacesde apropiarse de la tecnología a través del conocimiento,convirtiéndolo en una condiciónde desarrollo 38 . En una comunidad existendistintos actores, además del Estado y las empresas,que son dinamizadores de la creacióny absorción de conocimiento por la sociedady que incorporan innovación en su gestión,procesos y productos. En última instancia, lainnovación se concreta por la posibilidad defomentar los intercambios intelectuales, comercialesy financieros que posibilita el conjuntodel entorno regional y local 39 .Por tanto, en las condiciones actuales latinoamericanas,la introducción y difusión deinnovaciones que persiga un crecimiento conequidad debe ir de la mano de un cambio sociale institucional concertado con los diferentesagentes territoriales 40 . Sólo en ese contexto,es posible organizar e implementar sistemasregionales y locales de innovación que aportena un desarrollo inclusivo y soporten lossistemas nacionales de innovación a través deentramados territoriales. Falta un profundodiálogo entre las ciencias sociales, biotécnicasy de la gestión que reconstruya la teoría de lainnovación comprometiéndola con los procesosde desarrollo.36 - Op. Cit.37 - Sutz (1997).38 - Zárate (2001).39 - Martiarena (2003).40 - Alburquerque (1997).El INTA ha resuelto en parte estas contradiccionesal mantener integradas históricamentela investigación y la extensión, articuladasahora a la vinculación tecnológica y a la cooperacióninstitucional bajo las directrices desu actual estrategia, siendo que se compartenademás experiencias territoriales concretas deasociación con la universidad. No obstante,las experiencias individuales no demuestrantoda su potencialidad si el conjunto del contextoinstitucional no asume mental y operativamenteuna estrategia que integre la innovacióny el desarrollo.La innovación genera excedentes desde unidadesproductivas que amalgaman el conjuntode los factores tangibles e intangibles,pero sólo comienza a comprometerse con eldesarrollo cuando impacta en un conjuntoproductivo de tamaño suficiente para que lascomunidades y la propia sociedad se apropiende sus beneficios. Por ese motivo, es necesarioque la institucionalidad nacional, regional ylocal cree y/o promueva el ambiente propiciopara consolidar visión común, aprendizajecolectivo y redes de cooperación entre las diferentesáreas del Estado, conjuntamente conlas organizaciones territoriales y comunitariaspara potenciar la transformación de la tecnologíaen innovación, integrándola en procesosde desarrollo.En ese marco, se deben crear las condicionesde acceso a la información, formación/capacitacióny a diferentes incentivos para que lasunidades de producción pequeñas y medianastengan las posibilidades de entrar en el circuitode la innovación. En el caso específicodel SA, el INTA ha dedicado mucho esfuerzoen ese sentido a través de diferentes programasy recientemente, mediante la creación delCentro de Investigación y Desarrollo para laAgricultura Familiar. Es necesario acrecentarel trabajo con las universidades en el nivelregional, mediante la articulación en campo,como así también, abriendo alternativas deformación en las áreas de apoyo y técnicas.En definitiva, los esfuerzos de vinculaciónInnovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración43


tecnológica tienen que ser integrados en accionesinstitucionales público-privadas demayor escala y envergadura productiva con elpropósito de impulsar procesos de desarrollo,insertándose, por un lado, en los espacios regionalesy locales y, por el otro, asociándoseal ámbito global. Implica comprometer la vinculacióntecnológica con grandes proyectos enáreas estratégicas de conocimiento científico ytecnológico, alimentados por la interacción y/oparticipación en equipos que están en la fronteradel conocimiento a nivel internacional, asícomo, compartir experiencias con los sectorespúblico y privado de otros países, en particularde Sudamérica, con los que se viene trazandoun proyecto político de desarrollo tecnológicodesde el ámbito del MERCOSUR 41 .Se requiere, más aún, enfatizar la asociaciónde la política científica y tecnológica a lascondiciones regionales y territoriales, dondela articulación de lo público y lo privado seaproxima más a las relaciones de cooperacióny de poder de la sociedad, incorporando unafuerte capacidad de prospección y gestión.Consiste en acercarse a la construcción de sistemasregionales de innovación y su articulacióncon proyectos de desarrollo territorial ylocal (más comprometidos con factores históricos,culturales y calidad de vida), buscandola asociación con conglomerados productivosregionales e inserción en los planes de inversiónpública, que deben federalizar las oportunidadesabiertas a la innovación.Estas iniciativas tendrán que ser potenciadaspor la licitación de ambiciosos proyectos inter-ministerialesde carácter público-privadocon alcance regional (sub-nacional), nacionaly supranacional (MERCOSUR) que fortalezcanlas principales plataformas tecnológicas(articulando diferentes áreas de innovación),dando sustento al desarrollo regional y territorial.En el caso de Argentina estas alternativasse están concretando a través de losrumbos recorridos y se verán fortalecidas porla acción integrada del Plan Estratégico Na-41 - Este desafío está en la agenda del INTA, ver: Moscardi(2007).cional de Ciencia, Tecnología e Innovación 42y el Plan Estratégico Territorial del Gobierno43 , como así también, mediante las accionesimpulsadas por la representación del país enel área especializada en ciencia y tecnologíadel MERCOSUR y el INTA en el ProgramaCooperativo para el Desarrollo TecnológicoAgroalimentario y Agroindustrial del ConoSur (PROCISUR).5.6. Creación de estrategia, comunicacióny pensamiento de largo plazoEn el proceso de transformación post-crisis, elINTA fue recreando el tratamiento en la formade intervenir sobre las cosas (formas de organización:centros, institutos, estaciones experimentales,etc. y/o ámbitos de intervención:cadenas, sistemas productivos, ecorregiones,territorios y áreas estratégicas) que contieneny/o transforman los tangibles, convirtiéndolosen información y tecnologías. Pero, fundamentalmente,se propuso la recuperación de lavisión, valores, cultura, sentimientos, concepcionesy proposiciones de las personas (la gentede adentro y de afuera), que se apropian deesos ámbitos físicos para cumplir con el deberinstitucional y colectivo, bien como, con susanhelos y aspiraciones personales, familiares,y proyectos de vida. Expuestos al ámbito de lainteracción y negociación las personas construyenlos intangibles colectivos, proyectan elideario común y consolidan los caminos deldesarrollo.Era necesario resignificar y reasumir la esenciamisma de la institución/organización quese quiere ser, para determinar el modo de funcionar.Este proceso continuará fortaleciéndosey consolidando en la medida que se enfaticela participación en los diferentes ámbitos deinteracción y se tenga la oportunidad de generarcapacidades/competencias que faciliten laconstrucción colectiva.42 - SECYT (2006).43 - Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública yServicios (2007).44


La expresión más simple de esta intención hasido la persistente y tesonera aseveración delsector de extensión que el territorio es unaconstrucción social. Con la misma concepciónlos demás ámbitos internos de trabajo(dentro), como así también, productivos, ambientalesy socio-económicos (fuera) enmarcanuna construcción social. Por tanto, fueesencial adecuar los objetos de análisis y elpropósito de la acción, diseñando nuevas herramientasconceptuales y operativas relacionadasfundamentalmente con la gestión delcambio de los intangibles.Los intangibles están incorporados en la gentey en procesos de aprendizaje colectivo; songeneradores de saberes y conocimientos construidossocialmente. A eso se refiere en suesencia el cambio institucional. La eficienciainstitucional requiere buena gerencia y administraciónde los tangibles físicos y financieros,pero en la sociedad del conocimiento parapoder construir desarrollo, es relevante y hacea la eficacia social, saber gestionar los intangiblesindividuales y colectivos.Este proceso de construcción de valores, identidad,visión común, enfoques, prioridades yrutas para cumplir con la misión, identificarproblemas y aprovechar oportunidades, acordadasen ámbitos abiertos de consenso, constituyela creación de estrategia como procesode aprendizaje y transformación, que integrael pensamiento y la acción colectiva 44 . La creaciónde estrategia caracteriza un proceso deelaboración participativa y colectiva de la políticainstitucional.En una institución democrática, esta concepciónes sine-qua-non para proceder desde laelaboración de planes estratégicos a nivel depaís o regiones, hasta la construcción de losdiferentes instrumentos de intervención. Esdecir, la construcción del proceso y el diseñode los instrumentos implican la integraciónen el pensamiento y la acción de todos los estamentosinstitucionales y del contexto.44 - Mintzberg (2003).Esta forma de hacer estrategia es central parapromover el aprendizaje colectivo y procesarla transformación de conocimientos 45 , conproyección social. Es una tarea de comunicación;es comunicación estratégica. Permitecontrolar la complejidad y la incertidumbre dela sociedad del conocimiento y de los procesosde desarrollo, poniendo en juego, en toda suexpresión, la estructura cognitiva de las organizaciones.Esta estructura cognitiva entrelazalas percepciones individuales, el diálogoestratégico y la construcción colectiva. Desdeaquí la organización evalúa el pasado y proyectael futuro.Por tanto, el futuro está en la cultura y en laconducta de la organización (en la cabeza y enel corazón). Con ese bagaje, la organizaciónenfrenta la complejidad y la incertidumbreque son los principales desafíos en la nuevaera de los conocimientos. En ese caminogestiona básicamente procesos, relaciones yla realidad emergente, que son los elementoscríticos para construir futuro. La realidademergente resulta de la confluencia entre larealidad corporativa y la subjetiva: el dentroy el fuera. La realidad emergente es el productode una construcción colectiva, de diálogo einteracción social 46 .Crear y ejecutar colectivamente la estrategiaes el mayor cometido que afronta, en particular,el sector público, recién salido de la crisis yen globalización. Más aún, cuando debe desplegarsu acción en los territorios, que son ámbitosde construcción social. Es fundamentalmantener y fortalecer los diferentes espaciosde consenso que viabilizan la apertura organizaday el trabajo colectivo, dado que es lagarantía de relevancia social y sostenibilidadinstitucional. El conjunto de los integrantesinternos y externos de la comunidad organizacionaldebe ser en el largo plazo el guardiánde este compromiso estratégico. No obstante,en los momentos iniciales corresponde a losniveles políticos y directivos imprimir su intencionalidady dinámica.45 - Fuentes Coiana (2006).46 - Manucci (2005).Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración45


El cambio del modo de innovación y la reorientaciónde la concepción de estrategiaredefine los ámbitos de la planificación y dela gestión. Es necesario rediseñar metodologíasy técnicas capaces de conectar e integrarde manera causal las especificidades del contexto,con las capacidades de innovación y lasoportunidades abiertas por los conocimientosemergentes, para formular estrategias quepromuevan los procesos de desarrollo 47 . Coneste propósito se deben fortalecer las condicionesque faciliten el aprendizaje colectivo delas organizaciones, como instrumento de laconstrucción social del conocimiento.Las organizaciones han sido diseñadas comosistemas de desempeño y no como sistemasde aprendizaje 48 . Hay que lograr el equilibrioentre ambos procesos para que lo emergentepromueva la creación de sus propias rutinas.No que las rutinas bloqueen la creatividad yel desarrollo de lo emergente. Es necesario teneren cuenta que las instituciones del Estadomanejan recursos públicos y deben rendircuentas a la sociedad; pero, en el largo plazo,la sociedad juzgará a la organización por suvisión estratégica y los impactos logrados.En el marco del quehacer colectivo es esencialrecuperar el pensamiento estratégico con relevanciasocial debilitado en los últimos 20 añosdurante el predominio neoliberal, “incapaz degenerar proyectos de futuro colectivos” 49 . Unavisión más amplia y equilibrada del procesode desarrollo requiere un redimensionamientoinstitucional para realizar una acción efectiva,debiéndose tomar en cuenta “las limitacionesde las actitudes y de los marcos teóricosconvencionales para comprender el cambiosocial” 50 .La prospectiva de nueva generación (previsiónhumana y social), conectada con el procesode cambio de las organizaciones, se orienta“hacia la construcción social del futuro sobre47 - Dagnino (2002).48 - Gore, E. (2003).49 - Medina Vásquez (2000).50 - Op. Cit.la base del despliegue de la imaginación y lacapacidad social, técnica y política de la sociedad”…Esta prospectiva busca “fomentarla innovación social, forjar identidad cultural,construir una proyecto colectivo, activarla sociedad y generar respuestas efectivas alos retos que comporta la mundialización” 51 .En ese marco, los escenarios propicios parael ejercicio de la democracia se sitúan a nivelterritorial, en lo local y regional, poniendo especialénfasis en la capacidad de organizaciónsocial de las regiones 52 53 .5.7. Sociedad del conocimiento,innovación y valor socialSe dan tres concreciones en el mundo actualque marcan la gestión de la ciencia, tecnologíae innovación. Por un lado, las TICs (tecnologíasde la información y comunicación)resuelven virtualmente el acceso a la información,como así también, a las redes de trabajoy de innovación. Segundo, la visión desistemas complejos, en particular, la cienciade la complejidad basada en la bioeconomía 54penetra la prospectiva, la creación de estrategia,las formas de organización y abre nuevasfronteras de la ciencia. Tercero, el cambio enel modo de innovación va asignando a los intangiblesun rol estratégico en la creación devalor. Estas tres concreciones son promovidaspor la sociedad del conocimiento, con fuerteimpacto potencial sobre las posibilidades deldesarrollo.El mundo, las diferentes sociedades (nacionales,regionales y locales) y los ciudadanosse encuentran realmente impactados al comprenderque la sociedad del conocimiento no51 - Op. Cit.52 - Este enfoque conceptual e instrumental subyace en elpensamiento de la CEPAL/ILPES y del área de la Gestión Públicaen Argentina, ver: Subsecretaría de la Gestión Pública,Op. Cit.53 - Tanto la posición de la CEPAL como del área de la GestiónPública en Argentina, hacen raíces en el acervo conceptual deCarlos Matus, reconocido pensador latinoamericano, ver:Matus (1993); Matus (1994); y Matus (2002).54 - Bueno Campos, E. (2005).46


se puede conocer. Cuanto más se compartemás crece. Se deteriora si no se usa. Si se leplantea el tratamiento de una situación o lasolución de un problema devuelve uno mayory más complejo. O sea, se está ante fenómenosexponenciales y cada día se conoce menos dela información y conocimiento generado. Sobreponiéndosea la visión de la geografía, laconectividad cambia dramáticamente la percepciónde la realidad. Al mismo tiempo, sefusiona la ciencia y la tecnología en los ámbitosde aplicación, convirtiendo el conocimientoen la principal fuente de poder y deldesarrollo. Pero más allá de estos avances,todavía se está construyendo el camino haciala sociedad del conocimiento, que pareceríacomienza a asemejarse a un cuerpo que tienepiel digital, a la que se conectan globalmentelos cerebros humanos 55 . En tal caso cabe preguntarse,el ser humano ¿dónde está?Esta conceptualización de la sociedad delconocimiento conduce a una percepción deagobio y/o angustia si no se la contextualizae inserta en una determinada concepción dela innovación, en un marco de desarrollo yen territorios concretos. La acepción generalpuede asustar, pero termina siendo una fantasíamental. Por eso, correspondería la pregunta:¿cómo el humano construye desarrollo apartir de la revolución de los conocimientos?La sociedad debe encontrar los mecanismose instrumentos para que la exponencial creaciónde conocimientos sea funcional al desarrollohumano y social inclusivo.En primer lugar, la forma de construir la informacióny los conocimientos exige el predominiode la síntesis sobre el análisis. Noimportan tanto los contenidos, dado que laspropias capacidades lo reproducen. Si importaencontrar el sentido y la convergencia delos contenidos, que sólo se logra si se disponede herramientas de gestión, administración ymanejo de la información y los conocimientos,como instrumentos de la voluntad y actitudante el cambio de la realidad 56 .55 - Melnick (2007).56 - Op. Cit.Segundo, en los procesos complejos las decisionesdeben tomarse con un conocimientolimitado de la realidad que se afronta; portanto, el objetivo de las estrategias debe ponerénfasis en las competencias/aprendizaje ydescubrir las oportunidades emergentes, másallá de discernir sobre la propia implementación57 .Tercero, en la medida que la innovación asumecompromiso social a partir de la interacción eintegración de las personas que construyen losconocimientos, las informaciones comienzana ser contextualizadas para generar desarrollodonde la gente vive. Por tanto, se necesita diferenciarentre información y conocimiento, ydeterminar quién valida la información paraque se convierta en conocimiento.El conocimiento emerge de la interaccióninterna/externa de una organización, comunidado espacio social. Cualquier saber queentra en ese espacio es información. El conocimientose construye en el proceso de transformacióny cambio social. Podemos hacergestión de las TICs para facilitar la generaciónde conocimientos; pero no se puede separar lageneración de conocimiento de la gestión delcambio institucional y social. Sin la apropiacióny transformación de la información porel ser humano no existe conocimiento.Por tanto, si una organización pretende generary/o utilizar información para que se transformeen conocimiento visando construirinnovación y desarrollo, necesita recrearla enlos valores, saberes, experiencias, necesidadesy expectativas del espacio social (su contexto),en función de los problemas y/u oportunidadesque deben ser resueltos. En última instancia,este proceso de transformación recala enlos ámbitos territoriales. Cuanto más comprometidaesté la generación de información conla vida del contexto, más eficiente y eficaz serála organización en la elaboración de conocimiento,creación de estrategia y construcciónde desarrollo.57 - Ekboir, Op. Cit.Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración47


Cuando la sociedad del conocimiento es contextualizadaa nivel de espacio económico(regional y territorial) se delimita la economíabasada en conocimiento. El sector privado involucradoespecialmente con la relación empresas/clientes/mercadosha anclado sus raícesen la economía basada en conocimiento.Ha centrado en el conocimiento y aprendizajeorganizacional y en los sistemas de gestión delconocimiento las bases para construir capitalintelectual y generar innovación: “la organizaciónes capaz de generar conocimientonuevo, internalizarlo e introducirlo dentroun proceso de innovación exitoso” 58 . Dentrodel mundo de los negocios, “las organizacioneshoy en día tienden a ser organizacionesdel conocimiento”… por tanto, “organizacióninteligente es un ámbito donde la gente descubrecontinuamente como crea su realidady cómo puede modificarla”… es necesario“aprovechar el entusiasmo y la capacidad deaprendizaje de la gente en todos los nivelesde la organización”… tratando de buscar “laconstrucción de una visión compartida alienta un compromiso de largo plazo”. Se requieren“organizaciones descentralizadas yno jerárquicas”… “El mundo de los negocioses el centro de la innovación en la sociedadabierta”… “La empresa tiene una libertad deexperimentación que falta en el sector públicoy a menudo en las organizaciones sin fines delucro” 59 .Pero, la economía basada en conocimiento debería“aumentar la capacidad de las personase instituciones en la adquisición, generación,difusión y uso más efectivo del conocimiento,para producir crecimiento económico ydesarrollo social” 60 . ¿Quién entonces se hacecargo que la información y el conocimientose transformen en desarrollo? La innovacióntrasvasa el caso o el emprendimiento particularsi es apropiada por espacios y organizacionessociales que le imprimen escala y alcancepara poner en marcha procesos de cambio a58 - Peluffo (2002).59 - Senge (2005).60 - Peluffo, Op. Cit.nivel regional, territorial y local. Se producevalor social y consolida desarrollo en la medidaque se crean oportunidades de trabajoy generación de excedentes que impactan enel conjunto de la economía y en la estructurasocial.Por tanto, el nuevo Estado, a través de las políticaspúblicas y en particular, las organizacionespúblicas y privadas, deben construiruna institucionalidad que cree las condicionespara ampliar la generación de conocimientomás allá de la propia economía basada en conocimiento,para que la información permeeel sistema social y se creen oportunidades quecontribuyan a transformar el conocimiento yla innovación en desarrollo.La sociedad del conocimiento es un instrumentoinnato de la globalización. Pero nose puede pensar globalmente y actuar localmente,promoviendo desarrollo si no existecohesión social. Por tanto, los conocimientosaportan sinergia a la innovación, pero lacohesión social es la que imprime el sentidoal desarrollo. El espacio entre el crecimientoinducido por la innovación tecno-productivaque promueve la economía basada en conocimiento,y el efecto multiplicador del desarrolloque impulsa la cohesión social, tieneque ser inducido por las políticas públicas yconstruido desde los ámbitos organizacionaly comunitario.Corresponde al Estado (con sus propias organizaciones),como así también, a las organizacionesempresariales y las del tercer sector(privadas sin fines de lucro) emprender laacción conjunta, promover y ampliar mercados,construir redes sociales, articuladorasde lo público y lo privado, de lo social y loeconómico, operando sobre los contextos conamplia voluntad política, respondiendo a lasnecesidades de desarrollo que tiene la sociedad.Aquí el Estado tiene la responsabilidadde articular y coordinar la conjunción de losesfuerzos institucionales para generar escalay consolidar el alcance que requiere la accióncolectiva.48


Para este desafío no sólo se necesitan organizacionesinteligentes en el ámbito de la economíadel conocimiento, se requieren “organizacionessocialmente inteligentes”. Siendo“esta inteligencia una condición de existencia,”porque de lo contrario “no podrán superarel mínimo de cohesión, interna y externa,necesaria para que puedan operar”… en prode una integración sinérgica que reconstruyalas metas de desarrollo social resquebrajadaspor la crisis de fines y principio de siglo 61 . Son“organizaciones sujeto” que transponen laresponsabilidad social exigible. Están amparadasen la transversalidad que le imprime suascendencia para conjugar las racionalidadeseconómica y social, así como, en la voluntadpolítica que se manifiesta a través de su gestiónde gobierno y capacidad operativa paraimplementar decisiones en la búsqueda deldesarrollo social 62 .La inteligencia social de las organizacioneses necesaria para conjugar las racionalidadespolítica, económica y social en la búsqueda decohesión institucional y del bien común. Peroresulta aún más estratégica para garantizar elacceso, uso y valor social de la sociedad delconocimiento, que agobia y/o angustia al serhumano si no tiene contención social. En elfondo es requerida porque va creando compromisocon el acceso a la cultura, educación,salud, alimentación y vivienda, como también,con el empleo y la distribución de ingresos,mientras se va forjando la organizaciónsocial. Dentro de esta visión, el INTA se estáconsolidando como una “organización socialmenteinteligente”.5.8. Estado y gestión públicaHistóricamente las relaciones, énfasis y equilibriosconcretados dentro del triángulo Estado,Sociedad y economía, sirvieron para61 - Schvarstein (2004). Si bien el autor se refiere a organizacionesque contribuyen directamente a resolver las necesidadessociales básicas, el espíritu, propósitos, competencias yagenda son válidas para orientar al conjunto de las organizacionescomprometidas con el desarrollo social.62 - Op. Cit.especificar las reglas de juego en la constantelucha entre las posibilidades del crecimiento yel desarrollo. Al salir de la crisis de 2001-02 seimpuso la reinvención del Estado. El Estadobusca recuperar “su esencia”… “ es decir, elconjunto de atributos que permiten reconocercuando un estado es un estado” 63 . ¿Cuándo loes? Cuando se reconoce externamente su soberaníapolítica y las políticas domésticas noson vulnerables a las presiones de los gruposde poder. Cuando monopoliza el ejercicio legítimode la fuerza como recurso de última instancia.Cuando descentraliza su control sociala través de un aparato competente y profesionalizado,que asegura el ejercicio de la potestadimpositiva y la aplicación de las políticaspúblicas, cumpliendo su papel articulador ypromotor de la actividad económica y social.Cuando el discurso político reafirmador de losvalores de nacionalidad, democracia, justicia,solidaridad y equidad encuentra reciprocidaden los hechos, las obras y las conductas de losgobernantes, así como, en las propias redes decomunicación e intercambio de los ciudadanos,construyendo voluntad colectiva, sentidode pertenencia y tejido social 64 .El esfuerzo que el país necesita para terminarde salir y recuperarse de la crisis de 2001-02,requiere un Estado fuerte y, a su vez, el fortalecimientosustancial de las capacidades paradiseñar políticas y mejorar la gestión pública,que conlleva además reformas administrativas.Pero, ¿cómo tener un Estado más fuertey mejor, que al mismo tiempo permita construirmás sociedad, única forma de garantizarque se establezcan los equilibrios socialmentenecesarios en el triángulo del poder y fortalecerla gobernabilidad del sistema social? 65 Esnecesario que la sociedad se comprometa conla construcción del Estado. Es decir, promoviendoque el Estado surja de una construcciónconcertada desde el quehacer colectivo,asumiendo responsabilidades en la labor deGobierno en ese sentido.63 - Oszlak (2005).64 - Op. Cit.65 - Salles-Filho, S. (2000).Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración49


En este marco, la reconstitución de los partidospolíticos y el fortalecimiento de los esquemasde organización en la sociedad civilson hitos fundamentales, como así también,el compromiso y participación activa y concretade los propios sectores público y privado.Se necesita reinventar el Estado, superandoel paradigma que surgió del Consensode Washington en 1989 y que promocionó laprimera y segunda generación de reformas 66 .La primera, buscando modificar los roles delEstado dentro de la concepción de economíaneoliberal. La segunda, comprometida con lasciencias del “management”, pretendiendo hacermás eficientes las instituciones para buenfuncionamiento de los mercados, dentro deun Estado mínimo o subsidiario 67 .La reconstrucción del Estado en América Latinase aparta de la concepción neoliberal y vaen busca de eficiencia y eficacia social con loscambios políticos de principios de siglo. EnArgentina, la crisis de 2001-02 y el cambio deGobierno generaron un nuevo escenario enlas políticas de reforma estatal. La modernizaciónestatal y mejoramiento de la calidadinstitucional implica un proceso dinámico ypermanente de adaptación de las estructurasdel sector público a las demandas sociales y ala agenda de políticas públicas del Gobierno.Este proceso requiere la innovación permanentedel funcionamiento estatal, en sintoníacon las demandas de la comunidad. Lainnovación supone un aumento o mejora delos mecanismos de comunicación y participación,así como, del protagonismo de los grupossociales en las cuestiones públicas. Por tanto,la modernización aporta a la gobernabilidadsocial, entendida como el equilibrio entre losintereses y fuerzas sociales en juego y la capacidaddel Estado para procesar y negociar laagenda social, visando la inclusión y justiciaen las relaciones del conjunto 68 .66 - Oszlak (1998).67 - López (2002). Este trabajo plantea la discusión sobre elgrado de adecuación de las técnicas de gestión empresarial ala administración pública.68 - Consejo Federal de la Gestión Pública, Op. Cit.Lo que el Estado hace es el principal medioque tiene el Gobierno para desarrollar suspolíticas. Por tanto, el fortalecimiento de lascapacidades institucionales del Estado debeconstituir el objetivo central de las políticasde modernización. La calidad institucionalsupone la mejora continua en la gestión delos procesos que llevan a cabo los organismospúblicos con el objeto de brindar productos oprestar servicios que resuelvan las necesidadesde la comunidad, logrando el mejor aprovechamientode los recursos públicos y fortaleciendola cultura de la evaluación 69 .Dentro de esta concepción, se propone unsistema de gestión por objetivos y resultados,asegurando un rol activo de la ciudadanía entodos los niveles de la gestión pública. Estesistema enfatiza la necesidad de establecer herramientascomo el planeamiento estratégico,la programación presupuestaria, la reingenieríade procesos, la rendición de cuentas, losestímulos o incentivos al desempeño y la necesidadde jerarquizar, involucrar y capacitara los recursos humanos potenciando las competenciaslaborales y la calidad del empleopúblico. Además pone especial atención en elestablecimiento de mecanismos transversalesque afiancen la coordinación intra e interinstitucional70 .Si esto se logra, el Estado estará preparadopara que se concrete la articulación e interacciónentre las diversas instancias, sectoresy agencias del Gobierno y, al mismo tiempo,con los ciudadanos (más que clientes) y comunidades,buscando entender, comprender ypropulsar la organización y emprendimientosque la base social va concretando, especialmente,en las regiones y territorios. Ámbitosterritoriales que son construcción social y quepor tal motivo constituyen espacios de intervención,pero no metas de planificación delGobierno.Esta nueva visión pone en marcha un arduocamino de reconstrucción del Estado. Debe69 - Op. Cit.70 - Subsecretaría de la Gestión Pública, Op. Cit.50


permitir crear las condiciones para plantearseel nuevo horizonte de lo que debe ser el Estadoen una sociedad cuyas transformacionesson cada vez más aceleradas y complejas. Hayque mejorar las cosas que se hacen y, al mismotiempo, hay que seguir preguntándose qué eslo que hay que hacer, buscando construir elnuevo modelo de relaciones entre el Estadoy la Sociedad. El Estado como actor fundamentaldel desarrollo y de la inserción de unpaís en la globalización, referente de la accióncolectiva y de las demandas sociales, quecristaliza y equilibra las relaciones de poderque se dan en la Sociedad. Al mismo tiempo,el Estado como generador de conocimientopara la decisión política. La preservación derecursos naturales, el ambiente, la energía, lainnovación, la eliminación de la pobreza, lasuperación de desigualdades, la integraciónsupranacional son temas en los que el Estadodebe jugar un rol fundamental. Pero, recurrentemente,estos temas están insertos en lavisión política y no podrán ser separados deldebate sobre el proyecto de sociedad 71 .5.9. Regiones, territorios y desarrolloLas aspiraciones e ideario de la relación Estado/Sociedady de los cometidos de la gestiónpública, son determinantes en la construcciónde regiones y territorios. Es aún más importantecuando se sale de la profunda crisis quevivió la Argentina, en comparación con lospaíses de mayor tránsito histórico que descansanen la vivencia de largos períodos dedemocracia. Si no se construye democracia,consensos y cohesión social a nivel nacional,regional y territorial, como así también, no serecrean los partidos políticos, las institucionesy las organizaciones básicas, será difícilplantearse las posibilidades de un desarrollosustentable al interior de lo local. La construccióndel desarrollo se consuma en el ámbitolocal pero hay que consolidar conciencia eidentidad colectiva en todos los niveles desdelo nacional a lo territorial. En ese marco se71 - Garretón (2007).podrán construir visiones, estrategias e instrumentosde política desde el nivel macro, alregional y local, asumiendo un espacio multiescalar(global, nacional, regional y local) queopera interactivamente.Dentro de esta línea de pensamiento, la interacciónentre las dimensiones críticas y elconjunto de las fuerzas impulsoras rescatadasen el nivel nacional, al transmitir sus efectossobre el espacio económico, social y ambiental,exponen algunos ejes transversales de índoleinstrumental que pueden ser tenidos encuenta al pensar el desarrollo desde el nivelinstitucional: la visión y relación con el mundoy el ámbito supranacional más cercano –Sudamérica y el MERCOSUR (la inserciónen el contexto); la relación Estado (política),sociedad y economía (mercado) y el rol de lasinstituciones (las reglas de juego); la estrategiamacroeconómica y tecno-productiva (elmodelo de acumulación); la expansión de laeconomía o sociedad del conocimiento (elmotor del crecimiento económico); el gradode organización/cohesión social y consolidacióndel proyecto nacional (consensos e ideariodel desarrollo); el ordenamiento territorialy el rol que asumen las regiones y territorios(las formas de intervención); la calidad de lainversión (tangibles e intangibles), de la innovacióny de la gestión institucional (los instrumentos).Dado que la globalización se realimenta con lolocal (se va globalizando la economía y avanzala localización de la política), los problemas políticos,económicos, tecnológicos, ambientalesy sociales asumirán diferentes configuracionesen los niveles de resolución supranacional,nacional, regional, sub-regional y territorial.Estas configuraciones tendrán causas-efectosrelacionados, permitiendo establecer, dentrodel conjunto de los ejes instrumentales identificados,opciones de políticas a través delcompromiso que asuman las instituciones/organizaciones, con la generación de conocimientos,la innovación y el desarrollo.En particular, el desarrollo regional (desdeInnovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración51


arriba) y el desarrollo local (desde abajo) compartiránuna familia de políticas, que debenser tratadas en su conjunto porque permitenpensar integralmente el desarrollo regionalterritorial,generando un campo de acciónque coordina los esfuerzos públicos y privados,con los territorios y las comunidades. Lapolítica de desarrollo regional-territorial debeser el punto de encuentro entre los esfuerzosde promoción del desarrollo regional-local,desde arriba y desde abajo, como así también,lugar de conocimiento, coordinación yarticulación de políticas sectoriales y transversales,tradicionalmente separadas y causaprincipal de las ineficiencias en las accionesde gobierno 72 .A este cometido debe tender la modernizacióndel Estado y de la gestión pública. Estaconjunción de esfuerzos tiene que resolverfunciones básicas en los niveles macro, regional(meso) y local (micro). En el nivelmacro: inducir los impulsos del crecimientoeconómico, distribución del ingreso, empleoy descentralización. En el nivel regional: fortalecerla prospectiva sobre las oportunidadesy escenarios socio-económicos/tecnológicos,y la inserción en los mercados internacionales,así como, consolidar condiciones básicasde inversión en infraestructura, organizaciónde escala productiva, tecnológica e innovativa,en el marco del ordenamiento territorial yacuerdos político-institucionales (diplomaciaterritorial). En el nivel local: facilitar/dinamizarla articulación de todas los ejes de acciónen los ámbitos político-administrativo, económico,ambiental, social e institucional paraconcretar los procesos de desarrollo.Si bien se reconoce la importancia que en larelación global/local asumen las familias depolíticas de desarrollo territorial 73 , el espaciode generación de acuerdos político-institucionalesy de economías de escala/alcancedel nivel regional (grandes regiones: Noreste72 - ILPES/CEPAL (2007). Existe compatibilidad entre la visióndel ILPES y la experimentada por el INTA en la Argentinadesde su participación en el quehacer del desarrollo rural.73 - Op.Cit.(NEA), Noroeste (NOA), Cuyo, Patagonia yPampeana) cumple un rol importante de articulaciónentre lo macro y lo territorial, enparticular, después del estado de disolucióneconómica, institucional y social que afrontóla Argentina con la crisis de 2001-02. Esta instanciade todas formas se plasma en su esenciaen los diferentes órganos de coordinaciónfederal de las políticas nacionales (como elConsejo Federal de Inversiones y el ConsejoFederal Agropecuario). Se está hablando, másbien, de política pública regionalizada o unavisión regionalizada de las familias de políticasterritoriales 74 .A partir de la crisis, las políticas territorialescomienzan a ser viables en la medida que lapolítica macroeconómica y social está abriendolas oportunidades y posibilidades para iniciarla resolución de las profundas desigualdadesregionales que mostraba el productobruto provincial por habitante a principios desiglo 75 . Es decir, el actual contexto socio-políticoy económico, permite vislumbrar que lasprovincias más pobres contarán con la estructurasocio-productiva y física, así como, iránfortaleciendo las capacidades de conduccióny empresariales para encarar la reconversióneconómica y el desarrollo. “El despliegue deinfraestructura en el territorio se asienta en lavoluntad política de promover el desarrollo delas regiones rezagadas y de las comunidadesque en ellas habitan y ya no exclusivamente enlos requerimientos de una economía volcadaexclusivamente hacia el exterior” 76 .Por estas razones es necesario racionalizar laacción de las políticas públicas y la intervencióninstitucional ejerciendo una planificaciónregional flexible, con metas cualitativasestratégicas en permanente proceso de revisión,alimentada desde la base territorial 77 ,que sirva de referencia a los actores sociales.La planificación flexible a nivel macro, debe74 - Boisier (2000).75 - Manzanal (2000).76 - Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública yServicios, Op. Cit.77 - Rofman (2007).52


articularse con la formulación de presupuestosparticipativos en el nivel municipal 78 .No se retoma el concepto de planificación delos 70’s (de arriba hacia abajo). Es un ordenamientodel territorio nacional con dimensiónterritorial que permita articular la cartera delos grandes proyectos estratégicos de infraestructura,transporte, energía, educación,salud, sistemas de innovación, etc., interactuandocon la construcción territorial en elnivel micro-espacial. Es decir, las dimensionesestratégicas nacionales enlazan la políticamacro con el desarrollo territorial 79 .Este derrotero implica la generación de informaciónbásica que se transforme en conocimientoválido para la toma de decisiones,articulando los niveles nacional, regional yterritorial, en la medida que se tenga la intencióny capacidad para abordar la construccióncolectiva, compromisos y alianzas que institucionalicenla política y los procesos de trabajo.De lo contrario, se debilitan las posibilidadesde acordar dimensiones estratégicas y carterasde proyectos que conduzcan a senderosde desarrollo con aval social, logrando quela gestión pública resuelva los problemas dela gente (asegurando gobernabilidad social).El territorio es una construcción social en eltiempo y en el espacio; no un instrumento deplanificación. Es la conjunción Estado/Sociedadque construye y desconstruye territoriosen la interacción nacional, regional y local.La creciente globalización económica, financieray mediática, expone con mayor evidenciala heterogeneidad y desigualdades dentroy entre los Estados nacionales requiriendouna aproximación territorial al desarrollo. Englobalización la posibilidad más concreta deconstruir desarrollo surge por la organizaciónlocal de las fuerzas productivas, empresariales,sociales y políticas. Pero además, porque78 - La Argentina está contando con esta importante experienciaen algunos municipios.79 - Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública yServicios, Op. Cit. Ver además: Roccatagliata (2007). Brasilmuestra similar iniciativa, ver: Centro de Gestão e EstudosEstratégicos (2007).parte importante de la producción mundial nose comercializa internacionalmente y es producidapor un sinnúmero de pequeñas y medianasempresas, que son fuente relevante de empleoen el ámbito de comunidades. Por tanto, elmundo globalizado afecta a todas las actividadesproductivas, pero sólo un bajo porcentaje(integrando un núcleo globalizado de actividadesdinámicas) se comercializa en los mercadosmundiales de exportación, demostrando laimportancia de los mercados locales 80 .Complementariamente, la noción de territoriofavorece el tratamiento de las regionesrurales. Se diluye el horizonte sectorial y suconstrucción depende del conjunto de los actoressociales, incorporando las actividades noagrícolas. No depende de límites físicos, sinoque se define por la manera como se produceen su interior la interacción social. Impide la“confusión” entre crecimiento económico yproceso de desarrollo, porque la constituciónmisma del territorio es parte del desarrollo.Supera la concepción sectorializada de sistemasagroindustriales, por el rol que asume elconjunto de las instituciones que conduce laorganización de la interacción social organizada,la innovación y la gobernabilidad. Además,pone sobre relieve la relación entre lossistemas sociales, ecológicos y económicos 81 .La estrategia de desarrollo territorial se sustentaen tres pilares básicos: la descentralizacióny fortalecimiento de las administracioneslocales; la creación de entornos territorialesinnovadores; y el fomento de iniciativas y/oprocesos de desarrollo local, con organizaciónsocial y generación de empleo y renta. De aquísurge el cambio en la visión del diseño de políticasde desarrollo. Las políticas centralizadaspiensan generalmente en la economía nacionalcomo un conjunto de sectores, mientrasque las políticas descentralizadas expresan elmapa nacional como un conjunto de sistemaseconómicos locales 82 .80 - Alburquerque (2002).81 - Abramovay (2006).82 - Alburquerque, Op. Cit.Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración53


El territorio debe ser asumido como una matrizde organización e interacciones de fuerzasculturales, sociales, económicas, ambientalesy político-institucionales 83 . Por tanto,no existe un modelo único de desarrollo. Eldesarrollo ya no depende en mayor peso dela redistribución de recursos materiales, sino,primariamente, de las capacidades, habilidadesy estrategias que cada territorio es capazde construir 84 , en la interacción con la escalanacional y regional.La construcción de competitividad sistémica(crecimiento económico con distribución delingreso y desarrollo social) implica lograr quelas fuerzas culturales, sociales, económicas,ambientales y político-institucionales facilitenel armado de entornos innovadores paraque el tejido de empresas y/o unidades productivasmejoren los niveles de productividad,calidad y conduzcan al logro de mayor valoragregado tanto hacia adentro de los mercadoslocales, como también, fortaleciendo el accesoa los mercados externos nacionales e internacionales.Lo importante es incorporar el dinamismoexógeno como parte de una estrategialocal de desarrollo endógeno. El crecimientoestá muy comprometido con fuerzas exógenas,pero el desarrollo es cada vez más consideradoun proceso endógeno: depende de lacapacidad del territorio para transformar losimpulsos del crecimiento en desarrollo 85 .Dentro de diferentes tipos de organizaciónterritorial 86 , las innovaciones van generandoreestructuraciones de índole económica y social,entrelazadas con la transformación de lapropia organización de la sociedad en el ámbitoterritorial. Esta construcción dinámica detejido productivo y social, tiene que ser potenciadaa través de conglomerados productivos,redes de información/aprendizaje colectivo yconstrucción de inteligencia colectiva social.Necesita además, ser apoyada por las admi-83 - Alburquerque (1999).84 - Caminotti (2002).85 - Boisier, Op. Cit.86 - Dentro de esta acepción se involucran los “sistemas agroalimentarioslocalizados”; ver: Muchnick (2006).nistraciones locales (provinciales y municipales)y el fortalecimiento de la cooperaciónpúblico-privada. En su conjunto, esta tramapermite inducir el ordenamiento del capitalnatural e incorporar además del capital económicoy financiero, las diferentes dimensionesdel capital humano, social e institucionaly los servicios intangibles, donde es central laformación y capacitación de los actores 87 .Esta construcción de los espacios socio-productivosfacilita el arraigo de la sociedad delconocimiento en los territorios 88 . Es relevanteen esta construcción interpretar la capacidadsocial de organización en sus diferentes escalase identificar las articulaciones que hacenconducente la política pública en los diferentesniveles de resolución espacial para ampliarlas posibilidades de construir desarrollo.En síntesis, se busca instalar formas competitivasque alcancen al conjunto, o a la mayorparte de los sectores productivos y socialesde la comunidad o zona en cuestión, y queconformen redes de vinculación económica,productiva, social y cultural entre empresarios,productores, proveedores, consumidores,instituciones civiles, públicas y poblacióncomunitaria (redes sociales). Consisteen conformar un espacio intangible de flujosen constante evolución, es decir, una nuevamorfología socio-territorial con una determinadalógica espacial 89 . Bajo estas condicioneses más plausible establecer metas de empleo ygeneración de ingresos a nivel local, como asítambién, asegurar la construcción de consensosy cohesión social; incrementando las posibilidadesde obtener crecimiento económicoy su necesaria transformación en desarrollosustentable.La competitividad como el crecimiento eco-87 - Alburquerque (2002).88 - Se utiliza una conceptualización general de los espaciossocio-productivos territoriales y localizados, que puede incluirlos conglomerados tipo “clusters”. No obstante, se evitael reduccionismo de lo local, buscando concreciones reales yno especulaciones normativas; dejando abiertas las diferentesformas de articulación y heterogeneidad interna y externa.Ver: Fernandez-Satto (2007).89 - Manzanal, Op. Cit.54


nómico deben lograrse a través de procesossistémicos, es decir, constituir el resultadoorganizativo del conjunto de los actores sociales,sus organizaciones e instituciones, sise pretende construir desarrollo sustentable.Tomando como referencia el SA argentino, estasredes de índole socio-territorial y espacial,podrán ser fortalecidas en la medida que lasasociaciones de cadenas regionalicen sus estrategiasy se articulen a las organizaciones dela agricultura familiar que se encuentran enun sólido estado de desarrollo. Es necesarioademás, que los sistemas regionales y localesde innovación asuman un nivel más activo deorganización, como así también, se moderniceny hagan más dinámicas las estructuraspolítico-institucionales y de gestión públicaen el ámbito regional y territorial.Esta visión pone de manifiesto que los problemasde política superan al núcleo globalizadode actividades dinámicas. Si el establecimientode posiciones ganadoras en la globalizaciónse basaría sólo en el éxito exportador y competitivo,podría perpetuarse un ordenamientoterritorial fuertemente inequitativo. Por tanto,proyectos políticos de desarrollo regionalcomprometidos con el conjunto de los estamentossociales del SA deben ser elementosdeterminantes para construir desarrollo ruralen los territorios 90 . La adaptación y profundizaciónde políticas requiere la diferenciación ypotencialidad existentes en los diferentes contextosterritoriales.Identificar iniciativas y procesos que promuevanel desarrollo territorial implica fortalecerel diseño de políticas y la planificación estratégicaregional: desarrollar prospectiva y estrategiasde desarrollo consensuadas con losrepresentantes de los diferentes estamentossociales; apoyar a los actores territoriales (públicosy privados) promoviendo la formaciónde capacidades y aportando otros recursos intangiblespara la gestión del desarrollo local;coordinar las políticas públicas sectoriales yglobales, así como, estimar sus impactos enlos ámbitos territoriales; poner en marcha sis-90 - Boisier, Op. Cit.temas de información económica, tecnológica,comercial e institucional apropiados a losproblemas de los ámbitos locales; inventariaroportunidades de empleo asociadas a las competenciasproductivas y socio-económicas territoriales.El espacio regional debe ser usado buscandola posibilidad de generar escala o eficienciasen el establecimiento y manejo de los bienestangibles, pero en particular, de los capitales yservicios intangibles. Es potenciar el aprendizajecolectivo regional, sobre la base de la gestiónde la información, los conocimientos, lainnovación y la educación, creando las condicionesbásicas que caracterizan a regiones quetienen buenas antenas, aprenden, innovan, asícomo, promueven la interacción y organizaciónsocial 91 .El aprovechamiento de oportunidades internasy externas, así como, la identificación deacciones innovadoras y efectos multiplicadores,atrayendo inversiones y nuevas actividadesproductivas e impulsando proyectos estratégicosmirando al futuro, se da dentro de unambiente que consolida creatividad, densidadinstitucional y creciente gobernabilidad. Estosrequerimientos señalan la necesidad de generaruna nueva visión sobre la manera de definiry gestionar las administraciones públicasterritoriales, mediante sistemas horizontalesque respondan a criterios de beneficio social 92y que las organizaciones públicas y privadasperfeccionen su inteligencia social 93 .Los intangibles y el capital social (como unode los componentes) son medios estratégicospara construir desarrollo. Pero, el capital so-91 - Boisier (2002b).92 - Alburquerque (2001).93 - Con la intención de dar mayor sustento a esta estrategia,se está consolidando a nivel de Europa un espacio de investigación-acciónparticipativa sobre la inteligencia territorial,que trata de los conocimientos relativos a la comprensión delas estructuras y dinámicas territoriales, así como de los instrumentosempleados por los actores públicos y privados paragenerar, utilizar y compartir el saber en favor del desarrolloterritorial sostenible. Esta iniciativa conducirá al análisis delas posibles conexiones entre la inteligencia territorial, la democraciay la ciudadanía. Ver: Acción de Coordinación de laRed Europea de Inteligencia Territorial (2007).Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración55


cial no puede ser asumido ideológicamentepara debilitar la concepción de organizacióny movimiento social 94 y tampoco como unaforma de reducir las atribuciones del Estado 95 .Si la inserción del Estado en la dimensión global-local-globalse desvirtúa ideológicamente,se tenderá a pormenorizar sus funciones ydesdibujar el espacio nacional.Más aún la construcción de capital social nopuede reemplazar los deberes éticos de la sociedaden resolver la pobreza. Las raíces deldesarrollo están en las formas específicascomo son usados los tangibles e intangiblespor determinada organización e interacciónsocial. Sobre esa base, la teoría del desarrolloterritorial y de la dinámica de los territoriosestá aún en construcción, relacionadaesencialmente con la habilidad e inteligenciasocial en la construcción de colaboración/cooperación,como también, del orden local encontextos de incertidumbre y complejidad.El camino de esta construcción comprometela concepción de las instituciones y los propiosmercados que marcan la vida de una región.Los territorios son más que mercadose incluyen al Estado y los diferentes tipos deorganización de la sociedad civil. Lo más importantees que los mercados son el resultadode la manera como se hacen las instituciones;son el producto de las relaciones sociales, delo contrario no habría razón para estudiar losterritorios 96 . Por tal motivo, el tejido productivoes más que el resultado de empresas queoperan en un mercado; es un sistema de unidadessocioeconómicas que resuelven estrategiasvinculadas a través de relaciones sociales,localizadas en territorios concretos 97 .Resta aún, dejar planteadas las diferenciassobre las concepciones de desarrollo rurallocaly el desarrollo territorial-rural. El pri-mer enfoque pone énfasis en la generaciónde alternativas institucionales asociadas a laconstrucción de poder por parte de los sectoresrurales de menores recursos; se acentúa yfocaliza el fortalecimiento de las organizacionesy la consolidación de la población organizada.El segundo enfoque pone acento enla transformación institucional y productivade la trama territorial 98 . La divergencia radicaen cómo la estructura inicial de poder condicionala organización social, si no se estableceprimariamente el empoderamiento de los sectoresde menores recursos.En la misma línea de construcción es necesarioestablecer la diferencia entre el territorio-localy el territorio-institucional, para privilegiarlas propias fuerzas y dinámicas de laorganización social local, por sobre el diseñode la intervención institucional en el ámbitoregional (¿cuál es el territorio pertinente parala acción institucional?) 99 .Por tanto, no sólo la teoría del desarrollo territorialestá en construcción, sino que las visionesde lo rural-local y lo territorial-rural deberánser contrastadas y/o complementadas, enfunción de su contribución al fortalecimientoinstitucional de las organizaciones con lastramas territoriales, buscando sustentar laformulación de políticas y estrategias, comoasí también, el diseño de proyectos específicosque posibiliten imprimir sostenibilidad ygobernabilidad al desarrollo rural. Este debatedeberá darse dentro de una concepción de“Estado transversal”, como promotor activode la descentralización y transformación democráticade las instituciones, así como, dela participación, capacitación y organizaciónsocial 100 .94 - Atria (2003).95 - Filgueira (2003).96 - Abramovay, Op. Cit. Introduce elementos de la nuevaeconomía institucional y sociología económica que aportan ala construcción de una teoría del desarrollo territorial.97 - Vázquez Barquero (1993).98 - Manzanal (2006).99 - INTA (2007e).100 - Manzanal (2001).56


6Los desafíos de laorganización


6. LOS DESAFÍOS DE LA ORGANIZACIÓNSaliendo de la crisis de 2001-02 el INTA encaraun período de profunda transformacióncon todo el bagaje de conocimientos y experienciasacumuladas históricamente. Con eldinamismo que impuso la salida de la crisisy la necesidad de operar rápidamente sutransformación, el INTA generó un procesocolectivo de transformación institucional,buscando consolidar una organización parael desarrollo.Con este propósito el INTA fue construyendovisión, estrategia y propuestas en formamuy dinámica, poniendo la praxis al frentedel resguardo teórico para llevar adelante enel menor tiempo posible las transformacionesnecesarias. Este camino recorrido, las formasque asumen las dimensiones críticas del desarrollonacional y los cambios vertiginososen el estado del arte permiten identificar algunosdesafíos para profundizar los cambiosorganizacionales que contribuyan a consolidarinstitucionalidad para la innovación y eldesarrollo.Fortalecer los espacios de consensoEl INTA ha avanzado sustancialmente en integrarlas informaciones para generar estrategias,conocimientos y propuestas a travésdel fortalecimiento de espacios y mecanismosde interacción interna y externa (integraciónadentro y afuera), alcanzando niveles de sistematizacióny de síntesis que le permitencomprometer más eficazmente su acción conlas oportunidades y problemas consensuadoscon su contexto. Más aún, ha avanzado enconcepciones y herramientas (matrices) paraconstruir diálogo y vínculos en amplios espaciosde contacto humano no necesariamentecomunes en los ámbitos institucionales, porqueel sector privado no tiene ese desafío numéricoy porque en su generalidad el sectorpublico no está preparado para conducir esosprocesos.En ese eje del quehacer colectivo el INTA secoloca a la delantera. No obstante, a partir deesos logros, necesita consolidar la construcciónde los espacios de consenso y difundir/perfeccionar mecanismos de monitoreo y evaluacióndel proceso de diálogo, más allá de loscorrespondientes al seguimiento de los instrumentosprogramáticos, dentro del fortalecimientode las condiciones que aseguren lasostenibilidad institucional.Consolidar la comunicación estratégicaLa Institución sólo ha entrado en los umbralesdel avance tecnológico que muestra el manejoy gestión de la información en el nivel mundial,en particular el sector privado, dentro dela impetuosa carrera que lidera la sociedad delconocimiento. Concretar la federalización dela conectividad interna, pero fundamental-Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración59


mente ampliar los nexos externos y profundizar/modernizarlos mecanismos informáticosde interacción con el contexto para potenciarel aprendizaje colectivo y generar conocimientoscon valor social, es un desafío estratégicoy sustancial.La obtención de esa meta servirá para corroborarque se ha logrado una institución en red(interna y externa), que sustenta plataformasde diálogo y conversación social generandoconocimiento para la acción, buscando darsolución a los problemas nacionales, regionalesy locales en el momento preciso y en el lugarque corresponda. Es decir, una instituciónque va relativizando el predominio de la teoríay el análisis, para abrirse a lo no articulado,a los fenómenos emergentes y a la creatividadcolectiva, donde encontrará mayor sustentopara buscar la creación de valor que demandala sociedad.De esta forma, la construcción y el fortalecimientode los espacios virtuales de interacción(impulsores de los procesos de consenso)servirá para consolidar la comunicaciónestratégica, que realmente permite crear elambiente de cooperación, comunitario y organizacionalnecesario para profundizar eldesarrollo regional y territorial. Dentro deeste marco, la formación de bases de datos ysistemas de información referenciados en lainvestigación, extensión, vinculación tecnológicay cooperación institucional, gestionadosintegradamente en los ámbitos interno y externo,potenciarán la construcción de conocimientos,políticas, propuestas y proyectosen las diferentes escalas espaciales y ámbitoscomunitarios.Construir conocimiento colectivo yarticular país/región/territorioReforzada la construcción institucional interactivay transformada en instrumento de comunicaciónestratégica, con capacidad virtualde trabajo, aparecen otros dos desafíos en elcamino de mejorar continuamente la instituciónpara que sirva al desarrollo: la formación/construcción de conocimiento colectivo y elfortalecimiento de los espacios de articulaciónpolítico-institucional y de gestión en losniveles nacional, regional y local. El primer ejeposibilita facilitar las oportunidades para quelas personas profundicen su entendimientosobre el nuevo paradigma institucional y fortalezcansus capacidades/competencias paramanejar escenarios, integrar estrategias y disponerde conceptos y herramientas para haceruna gestión más eficiente y eficaz de los procesosde innovación y desarrollo.El segundo eje busca promover los espaciosque permitan asociar la innovación a los instrumentosde política (socializar la teoría dela innovación) e integrar las escalas nacional,regional y territorial para que la construcciónlocal sea la expresión de un proyecto de paísy no el simple resultado de los condicionamientosde la globalización. En este sentido, elfortalecimiento de capacidades/competenciasen el nivel supra-regional/regional para impulsary facilitar las condiciones básicas quepromuevan el desarrollo territorial, asumenun carácter estratégico en la búsqueda de resolverel ordenamiento del territorio nacionaly las desigualdades regionales.Profundizar el compromiso con eldesarrolloEl desafío mayor que enfrenta el INTA, comoinstitución pública, es contribuir a la transformaciónde la información y del conocimientoen innovación y valor social, impulsando losprocesos de desarrollo a nivel regional y territorial:que la innovación sea desarrollo. ElINTA ha establecido espacios para planificar/operar sus ámbitos de intervención (CentrosRegionales, Estaciones Experimentales y Unidadesde Extensión) y para organizar capacidades/competenciasen la generación de cienciabásica y tecnología a través de sus Centrose Institutos de Investigación.Complementariamente, ha consolidado pro-60


gramas y áreas temáticas que le permiten gestionarestrategias y construir redes de innovaciónque orientan y alimentan la intervencióninstitucional, tanto sea en las cadenas de valor,como en las ecorregiones y en los territorios.Además, ha instalado en su máximo nivel deconducción una matriz de gestión que articulalos componentes de decisión, estratégicosy transversales para garantizar la llegada delconjunto institucional a las regiones y los territorios.Este cuadro presenta dos caras. Por un lado,muestra los esfuerzos metódicos de la Instituciónpara ordenar programáticamente y alimentardesde las diferentes áreas de las cienciassu intervención. Pero, por el otro lado,pone de manifiesto la necesidad de refuerzosconceptuales, metodológicos y herramentalesque permitan consolidar visión, pensamientoy capacidades referidas a la innovación de lapropia institución y a la promoción de los procesosde desarrollo en su contexto.Queda más claro aún, la necesidad de otorgarmayor escala y especificidad a otras disciplinasde las ciencias sociales y humanidadesbuscando resolver las oportunidades y demandasque el conjunto de las escalas nacional,regional y territorial le plantean al INTApara el futuro próximo. Lógicamente estas necesidadesson válidas detrás de un INTA que,como explicita su PEI 2005-2015, juega fuertepara promover la innovación, pero justifica suexistencia en la medida que trabaja para impulsary facilitar los procesos de desarrollo.Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración61


7Innovación y construcciónde institucionalidad


7. INNOVACIÓN Y CONSTRUCCIÓN DE INSTITUCIONALIDAD7.1. Dinámica de la innovaciónLos cambios sustanciales en la calidad de vidade la humanidad son provocados por las revolucionestecnológicas que transforman losmodos y sistemas de innovación y requieren,a su vez, nuevos arreglos institucionales y organizacionales.La humanidad ha experimentado cinco revolucionestecnológicas 101 : la revolución industrial(sustitución de mano de obra por máquinas),que se inició en 1770; la época del hierro,la máquina de vapor y el ferrocarril, que ahorródistancias e impulsó el comercio (1830);la época del acero y la ingeniería pesada, quecon los barcos a vapor globalizó los mercados(mediados 1870); la época del petróleo (fuentede energía barata) y el automóvil, que inicióla producción y el consumo en masa (principiosde 1900); y la época de la informática ylas telecomunicaciones, que a principios de1970 puso en movimiento la informatizacióngeneral de productos y servicios con el chipmicroelectrónico.Cada revolución acusa la aparición de un inventodisparador. Ha necesitado, en general,medio siglo para desplegar su potencial (períodosque se van acortando) hasta que se produceel agotamiento y se crean las condicionespara una nueva revolución tecnológica. En el101 - Pérez (2004).presente está en plena marcha la revolución delas tecnologías de la información y comunicación(TICs) y, sin embargo, se produce simultáneamenteel surgimiento de la bioeconomíaque integra la biotecnología, la nanotecnologíay la bioelectrónica e impulsa la industriade procesos y nuevos materiales, haciendo quese expanda la innovación especializada a partirde la agroindustria.Cada nuevo paradigma tecno-económicotransforma las industrias, moderniza el conjuntodel aparato productivo y eleva su productividadde forma significativa. Al mismotiempo, modifica las formas organizativas,reinventa los modelos de negocios y las relacionesentre las empresas, como también, modernizalas organizaciones públicas y privadas,incluyendo las estructuras de gobierno.Cada revolución tecnológica produce un profundocambio estructural e induce la construcciónde un nuevo tejido productivo 102 .Esta transformación es acompañada de fuertesrupturas en las relaciones económicas ysociales, que tienen diferentes efectos sobre lapropia estructura social de acuerdo al funcionamientode los mercados y la organizacióndel sistema político institucional, es decir, delproyecto de país y, últimamente, de la estrategiaque comparta la región a nivel supranacionaldentro del proceso de globalización.102 - Op. Cit.Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración65


7.2. La revolución de las TICsCada revolución tecnológica requiere la instalaciónde una nueva infraestructura; en elcaso de las TICs, el uso de Internet. La revolucióntecnológica modifica la forma de pensary transforma el modo de innovar 103 . El modoactual de innovación induce la globalizaciónproductiva, comercial y financiera y, al mismotiempo, articula la segmentación del espacioy nichos económicos, con la potencialidad delos territorios y las oportunidades del desarrollolocal. La conformación de redes abiertas enlos diferentes niveles de articulación científicotecnológica,económica, comercial y financiera(internacional, supranacional, nacional, regionaly local) establecen la conexión global-local.De esta forma, la sociedad científico-técnicade la producción en masa se transforma en lasociedad del conocimiento; se basa en la producciónflexible que utiliza tecnologías multipropósito.De la innovación por productoy procesos completos se pasa a la innovaciónconstante incremental y radical, que implicala mejora continua y exploraciones múltiplesen diversas ramas y nodos del negocio. La innovaciónresulta de la ingeniería simultáneadesarrollada por equipos interdisciplinarios(dentro y fuera de la empresa), con el involucramientode todo el personal.La innovación no es la resultante de un departamento,división o actividad especializadaseparada de la línea de mando. La estrategiade innovación está incorporada al mando dela empresa; que lidera la estrategia de la organización104 . La idoneidad de la estrategia, lacalidad de las “mentes” y redes, así como, lacapacidad creativa definen la fortaleza innovativade la empresa u organización.103 - Carlota Pérez (Op. Cit) explica que cada revolución tecnológicatiene un período de instalación que ilusiona con eladvenimiento de una nueva etapa de prosperidad, pero que detodas formas profundiza la brecha entre ricos y pobres. Se llegaa un momento de ruptura con colapso bursátil y recesión (enla actual revolución informática el colapso del NASDAQ en el2000). Posteriormente, sigue la etapa de despliegue del paradigmaque facilita la cohesión social y redistribución del ingresohasta el surgimiento de una nueva revolución tecnológica.104 - Op. Cit.La informática y las telecomunicaciones modificanradicalmente las condiciones económicasy las posibilidades de coordinación deprocesos. Lo intangible se convierte en fuenteprincipal de valor. Las TICs impulsan economíasde escala y de alcance (“scope”) facilitandola integración de ideas y el acceso inmediatoa la frontera del conocimiento, biencomo, la coordinación y el monitoreo virtualde grandes proyectos. Al mismo tiempo, bajanlos costos de transacción para resolver laejecución de estrategias complejas y flexiblesde innovación en respuesta a los cambios de lademanda, de los mercados y del contexto. Laglobalización de las TICs hace la innovaciónconstante y requiere, de igual forma, un cambioinstitucional continuo.7.3. Lo virtual y lo socialLo virtual es lo que existe potencialmentepero no está presente. Las TICs llevan a reinterpretarlo virtual; concretan la posibilidadde percibir una realidad más amplia. A travésde las redes unifican el dentro y el fuera institucional,cuando al mismo tiempo, borran lafrontera entre lo global y lo local. En definitivapermiten que estos mundos existan juntos,superpuestos hasta indiferenciados. Creancolectivos sin lugar específico y promuevenformas de gobierno inesperadas. Aceleran ytransforman las relaciones de las instituciones/organizaciones(materialidad dura) consu contexto y las permean con la materialidadblanda; crean extitución 105 .105 - La extitución invierte las fuerzas centrípetas que recorrenlas instituciones en fuerzas centrífugas que lanzan alexterior a aquellos que las moran. Se habitan las instituciones/organizacionespero se “rondan” las extituciones. Unauniversidad virtual, en tanto extitución opera como red sininterioridad, ni exterioridad. Extituciones y redes no tienenni dentro, ni fuera. Una extitución es una superficie imposiblede geometrizar, más bien es una amalgama de conexiones,asociaciones cambiantes y acumulación de relaciones. La extituciónse caracteriza por la potenciación del movimiento y eldesplazamiento. El control es continuo y abierto. Ver: Tirado,F. (2001). En definitiva, a futuro, las TICs plantean la extitucionalizaciónde las instituciones, en particular como organizaciones,en la medida que tienden a licuar la dimensión ypertenencia del fuera y del adentro. Pero es probable que lasextituciones sólo creen socialidad (relación, contacto e interacción)y será necesario seguir “innovando” y fortaleciendolas instituciones/organizaciones (cada vez más tecnológicamenteextitucionalizadas, pero más “comunitariamente” organizadas)para construir país y sociedad.66


Las operaciones de la extitución son la divergenciay la creación. Sus actualizaciones soncontinuas y en constante cambio. Todo esmovimiento y novedad. Se instaura el actocreativo como norma de ejecución 106 y se estápreparado para captar la complejidad e internalizarlo emergente.Las TICs transforman las relaciones con eltiempo y redefinen la textura de lo social.Abren la posibilidad de ampliar la concepcióndel territorio como construcción socialy establecen el surgimiento de organizacionessociales más porosas y virtuales. Se establecencambios en las formas de gestión del gobierno,la política y el control social. Por esta razón, loextitucional proyecta a las instituciones haciauna nueva anatomía del poder 107 .Las TICs más allá de constituir una revolucióntecno-productiva que modifica el modo de innovación,promueven a su vez la transformaciónde la génesis de toda unidad organizativa(por ejemplo, cambia en su esencia el puestode trabajo) y fuerza la redefinición de la propiainstitucionalidad (modifica el carácter de lasinstituciones/organizaciones). Acelera el trasvasamientode las instituciones al tejido socialy penetra la base socio-cultural.El acceso a las TICs constituye la bisagra parala innovación organizacional y comienza a estableceruna condición básica, aunque no suficiente,para ejercer ciudadanía, bien como,consolidar escala, conectividad y densidad depensamiento/acción en la organización social.No obstante, las TICs son instrumento del crecimientoeconómico pero pueden incrementarla desigualdad de oportunidades si no seinstalan en un ámbito de organización socialque establezca políticas para el desarrollo.7.4. La bioeconomíaLa revolución de las TICs posibilita prepararla instalación del nuevo paradigma tecno-106 - Doménech (2002).107 - Tirado (2006).productivo que implica la bioeconomía basadaen conocimientos, promovida a través dela biotecnología, la nanotecnología y la bioelectrónica.La bioeconomía en un sentidorestringido (aplicada) implica la utilizaciónde productos y procesos biológicos para laproducción de nuevos bienes y servicios. Ensu concepción original la bioeconomía datade la antigüedad. Sin embargo, renace comoparadigma innovativo por el carácter multisectorialy la intensidad de conocimientosque caracteriza la nueva economía basada enel uso de la base biológica para aplicacionesindustriales 108 . Se potencializa el valor agregadode la agroindustria y, al mismo tiempo,se diversifica y expande la especialización industrial.Planteada con un criterio más amplio (éticoy normativo), la bioeconomía se centra enlas relaciones entre los ecosistemas, sus restriccionesecológicas y los aspectos sociales,culturales, políticos y ambientales, resaltandola centralidad del componente político-institucional109 y comprometiendo las ciencias dela complejidad y de la vida 110 . Expuesta a lautilización de la energía renovable y la riquezade la biodiversidad, la bioeconomía abreimportantes oportunidades de producción einnovación para América Latina aportandoalternativas dirigidas a mejorar la competitividadsistémica y los logros del desarrollo.La informática y las telecomunicaciones estánpermitiendo superar la producción en masaimpulsando la sociedad del conocimientoque conduce a la producción flexible. Por suparte, la bioeconomía marca la ruptura con elparadigma de la energía no renovable (barataen su nacimiento pero extremadamente carae insostenible ambientalmente en la actualidad)y, al mismo tiempo, abre la oportunidadde integrar con la transformación genética laproducción multisectorial, dando lugar a generartecnologías multipropósito y viabilizarla producción flexible.108 - ALCUEFOOD (2008).109 - Carpintero (2006).110 - Bueno Campos, Op. Cit.Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración67


Los combustibles no renovables, particularmenteel petróleo, el gas y el carbón, han sidola fuente de energía básica utilizada por laeconomía mundial desde mediados del sigloXIX. La petroquímica y sus derivados son elmotor de la industria moderna. La alta dependenciadel petróleo y sus derivados, como asítambién, la incidencia sobre el medioambienteglobal han generado la necesidad de impulsarfuentes de energía renovable. Por su parte,la demanda de alimentos y energía ha incrementadosustancialmente en los últimos añosdebido al crecimiento de la población mundial,al aumento del ingreso bruto global y, enparticular, a la plena incorporación de Chinae India al mercado mundial 111 .Estos factores han provocado el aumento delprecio de los alimentos (los precios en términosreales son los más altos en los últimostreinta años) y abierto el interrogante sobre lacompetencia entre alimentos y biocombustiblespor el uso del suelo agrícola. Esta competenciase intensifica ante el aumento en elconsumo de carnes y su efecto en la demandade cereales para el consumo animal, sin dejarde lado la amenaza que plantea la escasezde agua. Este cuadro se puede ver agravadopor los riesgos que acarrea la intervención especulativade los mercados financieros en elnegocio de las tierras y de la producción agropecuaria.El aumento de los precios de los alimentos,asociado a los retos de la seguridad alimentaria,la sustentabilidad ambiental, el cambioclimático y la bioenergía pasaron a ser examinadoscon atención por los máximos nivelesde gobierno en el orden mundial, con el propósitode discutir políticas, estrategias y programas112 . Este debate fue puesto en el marcodel tratamiento de la pobreza global, no sólocon relación a la producción de alimentos ybioenergía (buscando el crecimiento conjuntoy no competencia dentro de la oferta), sinotambién, en su relación con la distribución delingreso y el acceso de la población a los ali-111 - ALCUEFOOD, Op. Cit.112 - Sistema NotiWeb Madri+d-Noticias (2008).mentos (nivel de precios y capacidad adquisitivade la población).En este contexto, el sistema agropecuario,agroalimentario y agroindustrial (SA), dentrode cada país, se ve requerido a redoblar creatividadafrontando el continuo y cambiante desafíoen las formas de innovar para incrementarsustancialmente los niveles de produccióny productividad. El principal objetivo es satisfacerla expansión de la demanda de alimentosy la producción de energía limpia (en amboscasos a nivel doméstico y de exportación),tomando cuidado de los recursos naturalesy del medio ambiente. Este objetivo debe serencarado, a su vez, con el mejoramiento de lacompetitividad sistémica, que implica incrementarla productividad con valor agregado yhacerlo vía procesos innovativos que facilitenla integración de la industria, impulsando lageneración de empleos y el desarrollo regional.La revolución verde ha sido un instrumentofundamental para la producción en masa a travésdel aumento generalizado de la produccióny productividad agrícola (esencialmente trigo,maíz y arroz). Sus logros significaron mejoresvariedades de plantas por avance genético yel uso más eficiente de insumos energéticos,fundamentalmente de base no renovable, conun mayor uso de tierras 113 . La irrupción de labiotecnología que multiplica la capacidad dela agricultura como generadora de biomasapara usos múltiples (a través de cultivos transgénicos)y tecnologías multipropósito como lasiembra directa o el manejo integrado de plagasha reforzado la incorporación del SA a laproducción flexible, instalándolo en el nuevoparadigma productivo.En este contexto la biotecnología (especialmentede segunda generación dirigida másdirectamente a calidad, inocuidad y salud),asociada a las TICs, la agroecología, las nanocienciasy la bioelectrónica abre las posibilidadespara crear productos y procesos completamentenuevos. La biomasa (plantas, animalesy microorganismos) pasan a ser la base de113 - ALCUEFOOD, Op. Cit.68


sustentación de las bio-industrias para producirdiversidad de alimentos, fibras, energía renovable,enzimas, nutracéuticos (compuestosalimenticios asociados a la prevención y tratamientode enfermedades), fármacos, plásticos,pinturas y todo tipo de nuevos materiales. Secrean nuevas cadenas de valor que transformanla fotosíntesis en biomasa para generardiversos productos industriales.La bioeconomía promueve el uso intensivo deconocimientos y un mejor aprovechamientode las ciencias de la vida en la producciónsostenible y competitiva de productos y servicios114 . No es agraria o industrial; es industrializaciónde los conocimientos. Se havenido desarrollando en una relación muyestrecha con los agroalimentos 115 y ahora profundizamás estrechamente su inserción en laindustria pesada a través de las biorefineríasy la producción de biocombustibles 116 . Es decir,se especializan las cadenas de valor bioindustriales.En consecuencia, la bioeconomía es un paradigmaque a partir de la producción decommodities intenta superar el modelo tradicionalagroexportador para proyectarse a lasbioindustrias y generar competitividad sistémicaen el conjunto de la economía industrialy de las regiones. Se inscribe en la innovaciónde procesos y en la búsqueda continua de lacreación de cadenas de valor agregado sobreuna matriz diversificada de producciones regionales.En este sentido, al articular la basegenética de la biodiversidad regional con laindustria abre oportunidades aún no dimensionadaspara expandir la producción, el valoragregado y los ingresos a nivel local y comunitario,pudiendo ser base importante de sustentaciónpara reducir la pobreza, garantizarla seguridad alimentaria y establecer polos dedesarrollo.La bioproducción avanza hacia la industrialización,recibiendo en la Argentina el mayor114 - Op. Cit.115 - INTA (2006b), pp. 185-194.116 - Sanders, J. (2008).impulso desde la trama que se aglutina en laproducción de soja. Comparte el desempeñoeconómico con el sector manufacturero mástradicional de la industria. La integración dela producción biológica con el núcleo duro industrialtransforma al conjunto de la industriaen un ámbito esencialmente multisectorial.Esta característica redefine los marcos dereferencia para el diseño de las políticas públicasy la planificación regional.El equilibrio sobre la definición de los énfasisen la especialización productiva de esta matrizindustrial será determinante del modelo dedesarrollo tecno-productivo y económico quese construya a futuro; en esencia, del proyectode país que se irá consensuando. Ejercerá suscorrespondientes efectos sobre las oportunidadesde generación de empleo y distribuciónde ingresos en la sociedad y, en particular, sobreel desarrollo regional y territorial.7.5. Nueva institucionalidadLos principiosEl ideario colectivo siempre busca hacer el mejoruso social de la innovación que crea riquezapara que induzca el crecimiento económicoy promueva el desarrollo. Que esto se logre nodepende en sí mismo de la tecnología y de lainnovación, sino de las relaciones y equilibriosque se establecen entre la Sociedad, el Estado,el acceso a los conocimientos y el mercado, enel marco de las políticas públicas que inspirael Gobierno.Según se den estas relaciones y equilibrios lossistemas que inducen la innovación y los sistemasque facilitan el desarrollo se fortalecen odebilitan en conjunto o indistintamente, quedancercanos o distantes. No se avanza haciael desarrollo si no se accede a la innovación.Pero, el acceso a la innovación no implicanecesariamente que se experimente el dinamismoy los logros del desarrollo. Para quela innovación sea desarrollo es necesaria unaInnovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración69


institucionalidad que conduzca hacia el ideariocolectivo.Esta necesidad de integrar los sistemas deinnovación nacional, regional y local con lossistemas que facilitan los procesos de desarrolloen esas mismas instancias puede no seresencialmente estratégica en países desarrolladosque han acumulado historia democráticay organización social; donde los mercadoscontextualizados por la institucionalidad (susterritorios son más que mercados) actúan articulandola innovación y el desarrollo.En nuestros países latinoamericanos con fuertesdisrupciones en su vida democrática, débilexperiencia en el ejercicio de la cohesión socialy sometidos a políticas que desintegraron susinstituciones, es esencial construir institucionalidadpara que los sistemas de innovación ylas estructuras que viabilizan los procesos dedesarrollo se integren, tengan visión comúny articulen los instrumentos de política paraasegurar crecimiento con inclusión y equidadsocial. En parte, es la base para acelerar laformación y ejercicio del poder democráticoy vislumbrar posibilidades de compartir unmodelo tecno-productivo y económico dentrode un proyecto de país.La institucionalidad que sustenta los sistemasde innovación ha experimentado sus cambiosmás profundos como consecuencia de las revolucionestecnológicas que modifican en suesencia el modo de innovar y transformansustancialmente el estado del arte, quedandoacotada al modelo de desarrollo que adopta elpaís. La institucionalidad que sostiene los sistemascomprometidos con impulsar los procesosde desarrollo está más condicionada porel tenor del marco democrático y el grado deintervención y calidad de la política y gestióndel Estado, quedando expuesta ante las crisisde orden económico, político y social.En ese contexto y dentro del SA, el poder económicodemanda innovaciones institucionalesnecesarias para viabilizar el modo de innovaciónbasado en conocimientos inducidopor las TICs y avanzar en la instalación de lanueva revolución tecnológica asentada en labioeconomía, en un marco de responsabilidadsocial empresaria. En un nivel de resoluciónsuperior, queda en manos del poder políticoinstitucionaly el conjunto de la organizaciónsocial (incluyendo el sector privado) construirinstitucionalidad para el desarrollo.Es decir, establecer arreglos institucionalescon la especificidad propia de los sistemas deinnovación y de los sistemas que impulsan eldesarrollo rural, pero asegurando la integralidadconceptual y operativa para garantizaruna distribución equitativa de las oportunidadesy de los excedentes que genera la dinámicade la innovación. Las políticas públicas,las instituciones y las organizaciones socialesserán pilares fundamentales para que la nuevarevolución tecnológica se plasme al serviciodel desarrollo inclusivo y con equidad social.La doble víaDentro del camino asumido en la Argentina apartir de 1983 para recrear la democracia y saliendode la grave crisis económica, política ysocial de 2001-02 que generó la desintegracióninstitucional, el país se planteó reinventar elEstado y renovar su institucionalidad. Estainstitucionalidad incluye las reglas de juegoque se dan los actores sociales y el compromisopara su cumplimiento, como así también,las formas de regulación, los acuerdos, roles ylas formas de organización formal e informal(las organizaciones).Fue necesario plantear el cambio del paradigmay estrategia de las organizaciones porqueson los instrumentos que introducen y legitimanlas reglas de juego. En el caso particulardel INTA, se encaró el desafío fortaleciendolos ámbitos de consenso, la creación conjuntade estrategia, el aprendizaje/acción colectivay la calidad de la gestión. Las capacidadesy competencias para pensar el largo plazo yconstruir visión común entre lo sectores públicoy privado, con las comunidades regio-70


nales, así como, el mejoramiento del conjuntode los intangibles (consustanciados con lascapacidades y competencias de las personas)corporizaron el foco de la estrategia, dirigidaa que la innovación sea desarrollo.En el caso del INTA la transformación dirigidaa adecuar su modo de innovar y comprometerlacon el desarrollo respondió a unasólida decisión política inspirada en un fuertecompromiso con la democratización institucional.Pero además, estas necesidades decambio organizacional se correspondían conrequerimientos convergentes de transformarel modo de innovación que requiere un sustancialincremento en la producción/productividady de valor agregado del SA, basado enconocimientos.Por tanto, la integración de la innovación conel desarrollo se plasma por doble vía. Por unlado, democratizando las instituciones paraacercarlas a la sociedad, cuando al mismotiempo se avanza con un modo de innovaciónque privilegia el sentir y el pensar de las personaspara que cambien las cosas. Por el otro,creando visiones, estrategias, relaciones e intervencionesque integran los sistemas de innovacióny los sistemas que se comprometenmás cercanamente con el desarrollo. Es fundamentalconsolidar esta red institucional,pero además, imprimirle densidad y efectorizoma en el conjunto del SA.En la medida que se genera conciencia público-privadapara el desarrollo y se fortaleceuna red institucional integrada con visión,estrategias y capacidades de gestión compartidas,se podrá pensar en especializar organizacionesmás comprometidas con la tecnología/innovacióno con el desarrollo rural en lamedida que existan cuerpos de gobierno y degestión que actúen como vasos comunicantespara garantizar comunión de objetivos, metasy resultados, articulados por una política dedesarrollo rural concertada entre los nivelesnacional y regional. En esa red son necesarias“instituciones transversales” como el INTAque integran indisolublemente la investigación,la transferencia y la extensión. Será decisiónpolítica definir con qué grado la extensiónpermea el campo del desarrollo rural.Por tanto, es esencial consolidar a nivel nacional,regional y local capacidad de organizaciónde la sociedad, así como, de formulacióny gestión de las políticas públicas. Se requierenarreglos institucionales que integren ambosniveles de resolución. Los resultados deldesarrollo se concretan a nivel local, pero laspolíticas, arreglos institucionales y accionesde intervención que las sustentan se negociane implementan en el orden nacional, regionaly territorial.En ese contexto, la prospección de oportunidadesy el diseño de proyectos deberán enmarcarseen planes de ordenamiento territorial;abasteciendo por un lado e integrándose porel otro, en los planes de inversión público-privada(esencialmente ciencia y técnica e infraestructura)en los niveles nacional y regionalque impulsen el desarrollo rural. La prospecciónde las posibilidades tecno-productivastendrán que interaccionar con las oportunidadesy posibilidades de acceso a los mercadosdomésticos e internacionales.Los sistemas de innovación y los sistemas quefacilitan el desarrollo comienzan a acercarseen visión, contenidos, estrategia y necesidadesde gestión. Es necesario fortalecer y consolidarla institucionalidad que es capaz de impulsarla bioeconomía con eficiencia ambiental eintegradamente resolver los requerimientosdel desarrollo territorial y local en el ámbitorural. Es condición esencial democratizar almismo tiempo las tecnologías de informacióny comunicación, como así también, el accesoa las necesidades básicas de educación, saludy vivienda.Realidad y opciones abiertasAmérica Latina y el Caribe ha triplicado suproducción agropecuaria desde los años setentay es exportadora neta de alimentos. LaInnovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración71


persistencia de la pobreza y el hambre en laregión no es por falta de alimentos sino el resultadode un insuficiente acceso debido a losbajos ingresos de la población. El coeficientede Gini, que mide la desigualdad de ingresos,se mantiene prácticamente invariable en losúltimos 50 años. En el cuatrienio (2003-2007)la región registró el mayor crecimiento delPIB por habitante desde los años setenta (superioral 3% anual), continuando la tendenciaen 2008. No obstante, la pobreza urbana hadisminuido levemente y la rural se mantieneestable 117 .El financiamiento internacional ha invertidoen la última década más recursos en extensiónque en investigación, fundamentalmente paraluchar contra la pobreza 118 . Sin embargo, lossistemas de investigación han guardado unamayor estructuración y organización que lossistemas directamente comprometidos conel desarrollo rural, fundamentalmente porcarencia de visión y decisión política. Las políticashan estado más dirigidas a reforzar elcambio tecnológico y fortalecer los sistemasde innovación, articulados al contexto empresarialy han tenido menos compromiso con lapequeña producción o agricultura familiar 119 ,que ha sido más contemplada a través de políticassociales 120 .El desarrollo rural fue aproximado a travésde diferentes instrumentos y programas deintervención más comprometidos con la pobreza,pero resultó ineficiente en construirvisión global del espacio rural creando territorialidad121 122 123 . En líneas generales el Estadoha sido indiferente a la política de desarrollorural. No se ha logrado construir densidadinstitucional para organizar el desarrollo rural117 - FAO (2008).118 - Sili, M. (2008).119 - En la agricultura familiar predomina la fuerza de trabajobasada en la familia; el acceso a los activos es limitado y sonmúltiples las estrategias de generación de ingresos.120 - FAO, Op. Cit.121 - Miranda, C. (2007).122 - INTA (2006d).123 - Manzanal, M. (2006b).abarcando las dimensiones tecno-productiva,económica, ambiental y social e integrándolocon el desarrollo multisectorial y regional.Corresponde fortalecer e integrar los sistemasde innovación y los sistemas que facilitan eldesarrollo rural en las instancias micro, mesoy macro 124 , articular las redes de colaboraciónpúblico-privada sobre áreas estratégicasy promover que las organizaciones socialessean protagónicas en el diseño de políticas einducción de los cambios institucionales queintegren el desarrollo territorial del espaciorural dentro del proyecto de país.Además, será necesario formar y capacitar losequipos de conducción y técnicos que estáncomprometidos con los cambios tecnológicose institucionales orientados a fortalecer el desarrollorural. El conjunto organizacional públicoy privado tendrá que consolidar capacidadesque permitan anticipar constantementelos rumbos de la innovación tecnológica y organizacióninstitucional que posibiliten mejorarcontinuamente la competitividad sistémicay la calidad del desarrollo rural sostenible.Ejes de integraciónLas innovaciones institucionales que promuevanla innovación 125 y faciliten el desarrollorural tendrán que ser planteadas dentro deuna visión integradora del desarrollo nacional,regional y territorial. El futuro del SA noes agrario o industrial, agrícola o no agrícola;es multisectorial, multifuncional y mul-124 - Los niveles micro, meso y macro pueden ser relacionadosal espacio, ámbitos político-administrativos o alcance de lasintervenciones. Podemos diferenciar entre el nivel territoriocomunidadlocal (micro), región-territorio (meso) y nacióngranregión (macro); los ámbitos político-administrativos delmunicipio (micro), la provincia (meso) o la nación (macro),como también, establecer el proyecto como nivel micro, la redy proyectos cooperativos complejos como nivel meso y el sistemacomo nivel macro. Estos diferentes ámbitos se entrecruzany complementan. En todos los casos el nivel meso juega un rolfundamental en establecer relaciones e interacciones estratégicasque movilizan los procesos de innovación y desarrollo.125 - Un tratamiento general de las innovaciones institucionalesen el ámbito de la investigación e innovación agrícolaen América Latina y el Caribe se encuentra en: Salles-Filho(2006) y para los países desarrollados en: Janssen (2000).72


tidimensional 126 . Depende de saber integrarlas innovaciones institucionales dirigidas aconsolidar una bioeconomía basada en conocimiento(en su concepción más amplia) yfortalecer las condiciones que conducen a laintegración, cooperación y organización parael desarrollo rural, dentro de una estrategiaque imprime potencial a las regiones y construyeterritorios.La nueva institucionalidad debe poner atenciónprimero en la visión e intenciones y despuésen la calidad de los instrumentos. Hacemás a una estrategia conjunta de la institucionalidadque integra propósitos y adecua contenidos.No hace al tratamiento de la innovaciónpor un lado y de la pobreza por el otro.Requiere una construcción conjunta de la institucionalidadpara promover la innovación yfacilitar un desarrollo inclusivo y con equidadsocial. En este marco, surgen algunos ejes odimensiones básicas que podrían ser tenidasen cuenta en una agenda que busque analizaralternativas de innovaciones institucionalestendentes a integrar la innovación tecno-productivacon el desarrollo rural:• Reforzamiento democrático y estratégico delas instituciones y organizaciones públicas yprivadas en el ámbito rural.• Modelos de articulación y coordinación entrelos niveles micro, meso y macro de laspolíticas y gestión del desarrollo.• Coordinación de redes y modelos de colaboraciónpública y privada para la innovacióny el desarrollo rural.• Formación y capacitación de la conduccióninstitucional pública y privada para la gestiónde la innovación y el desarrollo rural.• Internalización y/o fortalecimiento de lasciencias sociales y humanidades en la gestiónde los sistemas de innovación y en laorganización del desarrollo rural.• Democratización y uso social de las TICs:126 - Miranda, C. Op. Cit.conectividad para la innovación y el desarrollorural.• Fortalecimiento y consolidación de los procesosde aprendizaje entre los sistemas deinnovación y de desarrollo rural.• Gestión de sistemas complejos y del conocimientoa nivel de los sistemas de innovacióny de los sistemas que facilitan el desarrollo.• Estructuras abiertas de gobernanza público-privaday estrategias de financiamientode la innovación y el desarrollo rural.• Fortalecimiento y valoración de los intangiblesen la innovación tecno-productiva y enel desarrollo rural.• Fortalecimiento del enfoque regional y territorialpara la elaboración de las políticasy acciones públicas: integración entre el territorio-localy el territorio-institucional.• Formas de organización y coordinación deldesarrollo rural: estrategia interinstitucional.• Participación, organización y capacitaciónde las comunidades: acción colectiva y gestiónde los territorios.• Nueva perspectiva del desarrollo rural apartir de la bioeconomía basada en el conocimientodentro de un enfoque multifuncionalde la agricultura.• Producción de alimentos, biocombustiblesy seguridad alimentaria: potencialidades,formas de producción, estrategias de complementacióny nuevas cadenas de valor.• Fortalecimiento de la integración de la agriculturafamiliar a las oportunidades de labioeconomía y en la organización del desarrollorural.• Diferenciación y valoración de los recursoslocales para una bioeconomía que impulsael desarrollo territorial.• Generación de conocimiento, ventajas competitivasdinámicas y desarrollo de sistemaslocales de innovación a partir de la producciónbiológica y su industrialización.Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración73


• Sistemas de inocuidad de los alimentos y debioseguridad para el desarrollo de la bioeconomía.• Reforzamiento de la articulación intersectorialde la agroindustria (alimentos, energía, ambientey salud) en las economías regionales.• Sistemas de propiedad intelectual y nuevasrelaciones contractuales en una bioeconomíabasada en el conocimiento.• Instrumentos de acceso a la tierra y al créditodesde las alternativas productivas y excedentesque puede generar la especializaciónde la bioindustria.• Sistemas de ordenamiento territorial y planificacióndel uso de tierras.7.6. La innovación del sector públicoPara fortalecer la institucionalidad desde subase organizacional es necesario potenciar laintegración entre el sector público y el sectorprivado. No obstante, en momentos que sebusca una construcción concertada y sustentabledel Estado se acrecienta más aún el papelesencial del sector público y la necesidadde fortalecer sus capacidades y competenciaspara llevar adelante los objetivos y metas quese propone el Gobierno y la Sociedad.El sector privado se organiza en función desus intereses. El sector público debe alinearsedetrás del interés nacional y social. El sectorpúblico necesita de un período mayor detiempo para recomponer sus capacidades ycompetencias habiendo salido de una profundacrisis política, económica y social; más aún,cuando las políticas que provocaron la crisisintentaron debilitar el Estado, sus institucionesy el conjunto del sector público.El sector público está constituido por el conjuntode organismos mediante los cuales elEstado cumple o hace cumplir la política ovoluntad expresada en las leyes fundamentalesde la Nación 127 . Dado que lo que hace elEstado es el principal medio que tiene el Gobiernopara desarrollar sus políticas, el rol delsector público es estratégico para promover,fundamentar y contribuir a la implementacióndel conjunto de las políticas públicas, enparticular, las políticas de ciencia, tecnología,innovación y desarrollo rural.Ante la resignificación que asume la institucionalidadpara el cambio económico y social,el desarrollo tecno-productivo y rural requierevisión estratégica, marcos de referencia institucionalesy sistemas de gobernanza para construirconsensos, cooperar y coordinar propuestasy acciones entre las diversas instancias delgobierno nacional, provincial y local, el sectorprivado y la sociedad civil. La calidad institucionales el principal factor de mediación entrepropósitos, procesos y resultados para construirinnovación y desarrollo 128 .La revolución de las TICs, la transformacióntecno-productiva y la democratización socialrequieren innovar continuamente los mecanismosdel cambio institucional para ganareficiencia y eficacia en la negociación, transaccionesy coordinación de los procesos de desarrolloque buscan resolver integradamente losobjetivos económicos, ambientales y sociales,particularmente, en el ámbito rural.En ese camino el sector público del SA requieremejorar sustancialmente su capacidadpara llevar adelante procesos de construccióncolectiva de saberes y alianzas; proceder a laelaboración, gestión y evaluación de las políticaspúblicas, como así también, orientar laorganización, coordinación e implementaciónde la intervención. Persiguiendo este propósitolas organizaciones comprometidas con lapolítica y la intervención pública para el desarrollodel SA deben innovar su propia visión,estrategias y modelos de gestión en un proceso127 - El sector público incluye el Poder Legislativo, el PoderEjecutivo, el Poder Judicial, organismos públicos autónomos,instituciones, empresas y personas que realizan actividades ennombre del Estado. Este trabajo hace referencia exclusiva a laadministración, instituciones y organismos públicos.128 - Martínez Nogueira (2006).74


consensuado con su contexto más inmediatoy el conjunto de la sociedad.No sólo hace falta cambiar la estrategia de lasorganizaciones; es necesario transformar lasformas de pensar para tener las capacidadesindispensables que conducen a la construcciónde conocimientos, consensos y al trabajo colectivo,en una carrera cada vez más dinámicapara anticiparse a los cambios tecnológicos yorganizacionales en respuesta a las demandassociales. La responsabilidad principal de estederrotero cabe a los niveles de conducción queviabilizan y facilitan las innovaciones institucionales.En este contexto, no es plausible conduciraún las unidades operativas más básicassi no se tiene concepción política, social y seorienta la gestión detrás del desarrollo.Focalizando en la innovación y desarrollo ruraldesde el SA, la articulación y coordinaciónde visiones y esfuerzos compartidos entrelos Ministerios/Secretarías del ámbito ruraly científico-tecnológico se transforma en lapiedra angular de la acción del sector público.Esta base de coordinación se extrapola al restode los ámbitos de gobierno comprometidoscon el desarrollo agropecuario y agroindustrialdel SA. La articulación con las áreas degobierno de la Gestión Pública es indispensablepara compartir marcos referenciales einstrumentos de planificación y diseño de lapolítica pública. El sector universitario deberáaportar sobre las concepciones de la realidad yalimentar aportes desde las disciplinas y áreastemáticas. El relacionamiento con el sectorprivado podrá ordenarse a través de las asociacionesque organizan las cadenas de valor,las que resuelven estrategias ambientales y lasorganizaciones sociales más comprometidascon la agricultura familiar. Los ámbitos másrepresentativos de las ONGs facilitarán la articulacióncon el sector que actúa como mediadorsocial.Este diseño de articulación de los componentesinstitucionales ofrece pautas que puedenser comunes para plasmar las bases de cooperaciónen los niveles nacional, provincialy local. La conjunción de esfuerzos debe conduciral aprovechamiento de las capacidadesy competencias particulares. La especificidadde cada componente institucional recrea lascapacidades y bondades del conjunto posibilitandola organización de redes y circuitostransversales de cooperación. La heterogeneidadconduce a la calidad institucional. Labase fundamental radica en compartir visión,objetivos, estrategias, compromisos y metasen el ideario del desarrollo. La misión centraldel sector público es actuar como aglutinadory conciliador de las aspiraciones comunes,facilitando la organización de las capacidadessociales, promoviendo la construcción depensamiento y la acción colectiva.7.7. Cooperación nacional y regionalConstruir institucionalidad para promover lainnovación y facilitar el desarrollo rural es unesfuerzo de cooperación e integración nacionalque necesita ser fortalecido desde el ámbitoregional (supranacional). Los ámbitos delMERCOSUR y la UNASUR, como también,de América Latina y el Caribe, que contieneun espacio institucional de visiones compartidasen el avance de la agricultura, ofrecen lasposibilidades de generar escala en un desafíoque marcará el futuro del desarrollo rural ennuestras sociedades.La cooperación regional (supranacional) deberíaser un elemento clave para apoyar la innovacióny el desarrollo institucional. No obstantedebe potenciar los esfuerzos de integracióny cooperación nacional. Los procesos de desarrollose alimentan y consolidan en las bases dela organización institucional de cada país.En primer lugar, debería ser promovida unainiciativa específica dirigida a consolidar escala,es decir, masa crítica y recursos físicos/financieros en los niveles espaciales intermedios.En el caso de la Argentina, en sus grandesregiones geográficas: NEA, NOA, Cuyo, Pampeanay Patagonia. Encuadramiento similarInnovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración75


será factible en los demás países latinoamericanos.Estos esfuerzos subregionales tendríanque servir para potenciar las capacidades intelectualesy de gestión comprometidas con laconstrucción de pensamiento estratégico y eldiseño de políticas e instrumentos de intervencióny evaluación, tanto en el ámbito de lainnovación como del desarrollo rural.Estos equipos deberían ser fortalecidos en lasciencias sociales y humanidades, más allá delos campos tradicionales de la economía ysociología; estas especialidades quedan superadasen su capacidad de respuesta en la actualidadcuando se busca entender e integrarcomportamientos en la búsqueda de visión,estrategias y formas de articulación públicoprivada.Es necesario ampliar el cuadro deespecialidades para diseñar las políticas y laintervención, como así también, supervisar lagestión y la evaluación con acabada comprensióndel marco económico, social, cultural,institucional y político que orienta los procesosde innovación y desarrollo. Correspondeorganizar interdisciplinaridad articulando yconsolidando fuertes alianzas con los diferentesámbitos institucionales públicos y privadosde cada espacio regional.Ambos esfuerzos nacionales deberían ser potenciadosespecíficamente en el MERCOSUR,con el propósito de fortalecer el diseño y gestiónde políticas para la innovación tecnológica,institucional y el desarrollo rural. El PRO-CISUR constituiría un espacio privilegiado deencuentro para afrontar este desafío y compartirloen el ámbito mayor del Foro de lasAméricas para la Investigación y el DesarrolloTecnológico Agropecuario (FORAGRO). Sepresenta una importante oportunidad paraintegrar una plataforma regional que potencieel rol catalizador y sinérgico que asume lainnovación institucional sobre la innovacióntecno-productiva y el desarrollo rural paracontribuir al futuro sustentable de la agriculturaregional.En segundo lugar, corresponde establecer ámbitosde formación y capacitación de los cuerposde conducción público y privado para reforzarconocimientos, habilidades y actitudesque los preparen mental y emocionalmentepara enfrentar los desafíos de facilitar e integrarlos procesos de innovación y desarrollorural. Es necesario innovar en la formacióndirectriz responsable del futuro del SA. Implicala construcción de aprendizajes innovativosque compromete procesos y actores. Persigueel fortalecimiento de competencias parallevar adelante decisiones innovadoras en laspolíticas públicas 129 130 ; en este caso específico,integrando la innovación tecnológica e institucionalcon el desarrollo rural.129 - Grandinetti (2005). La FAO, a través del Proyecto FO-DEPAL viene desarrollando una actividad relevante de formaciónen economía y políticas agrarias y de desarrollo ruralen América Latina.130 - Magarall Mira, E. (2002).76


8Epílogo


8. EPÍLOGODesde el pasado“Las ideas son como las camisas si no se cambianse ensucian”.Carlos López Saubidet,Ex – Presidente del INTA.Frase pronunciada en un debate sobre visionesinstitucionales en la Estación ExperimentalAgropecuaria de Balcarce, en los primerosaños del INTA. El INTA siempre buscó cambios,más allá del significado institucional queasumieron en cada etapa de desarrollo. Esetipo de debates permitieron consolidar la Facultadde Ciencias Agrarias de Balcarce quejunto al INTA creó un ámbito de excelenciaque revolucionó en su momento la enseñanzaagropecuaria del país y buscó siempre provocarcambios institucionales. Bajo la presidenciade Carlos López Saubidet, el INTA promovióla regionalización que descentralizó elpoder de decisión y el control social.Mirando al futuro“En los tiempos que corren, el error no consisteen no descubrir todo lo que podemos soñar;el error consiste en no soñar todo lo quepodemos descubrir. Hay que intentarlo”.Dee Hock, Fundador y Presidente Emérito deVisa Internacional.Autor de “El nacimiento de la era caórdica”,augura que estamos en la apertura de una nuevaera: de transformación de la conciencia, dela cultura, de la sociedad y de las institucionesque el mundo nunca ha presenciado. SegúnHock la vida misma es una mezcla perfecta decaos y orden (caorden). La organización caórdicaconsiste en liberar lo que la gente deseaen lo más profundo de su ser – la pasión quesiente por ello -, la integridad que ponen en elintento.Lo emergenteEl INTA, el cambio y su gente.La base de este documento surgió de la experienciade cambio que se propuso el INTA alsalir de la crisis de principios de siglo. Intentaprovocar pensamiento y reflexión que alimentenlos propósitos institucionales en su compromisocon la innovación y el desarrollo. Esel producto de “rumiar” ideas elaboradas yacciones llevadas adelante por la organizaciónbuscando la transformación institucional y desu contexto. El documento no habría sido elaboradosi no existiese esa profunda experienciacolectiva con nuestra gente; es producto desu sabiduría. En cierta forma corrobora queen tiempos de ruptura, la teoría crea imágenes,establece categorías y racionaliza dentrodel estado del arte la práctica del cambio. Perola esencia se genera en lo emergente del procesode transformación. Por eso, este documentopretende dar testimonio de la tozudezdel INTA de jugarse siempre por el cambio ypor la gente, como razón máxima para mantenerseviva, garantizando la innovación y lagobernabilidad institucional.Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración79


BIBLIOGRAFÍAAbramovay, R. (2006). Para una teoría de los estudios territoriales. En: Manzanal, M. et. al.(comp.). Desarrollo rural: organizaciones, instituciones y territorios. Ediciones CICCUS. BuenosAires, Argentina.Acción de Coordinación de la Red Europea de Inteligencia Territorial – CAENTI (2007). Universidadde Francia (Coord.). www.intelligence-territoriale.euAlburquerque, F. (1997). Desarrollo económico local y difusión del progreso técnico. Cuadernosdel ILPES, Nº 43. Santiago, Chile.Alburquerque, F. (1999). Identidad y territorio. En: Elgue, M. (Comp.). Globalización, desarrollolocal y redes asociatorias. Editorial Corregidor. Buenos Aires, Argentina.Alburquerque, F. (2001). La importancia del enfoque económico local. En: Vázquez Barquero,A. y Madoery, O. (eds.). Transformaciones globales, instituciones y políticas de desarrollo local.Homosapiens Ediciones. Rosario, Argentina.Alburquerque, F. (2002). Desarrollo económico local y cooperación descentralizada para el desarrollo.En: Desarrollar lo local para una globalización alternativa. Instituto de Estudios sobreDesarrollo y Cooperación Internacional. Bilbao, España.ALCUEFOOD (2008). Una bioeconomía basada en el conocimiento (KBBE), desde la perspectivade América Latina, base de recursos y limitaciones: una nota conceptual. Foro Bi-regional: haciauna bioeconomía latinoamericana basada en el conocimiento-identificación de agendas de políticasde I+D. Buenos Aires, Argentina, junio.Atria, R. (2003). La dinámica del desarrollo del capital social: factores principales y su relacióncon movimientos sociales. CEPAL, Serie Seminarios y conferencia Nº 31. Santiago, Chile.Bocchetto, R. (2006). Estrategias y aportes institucionales. Seminario Institucional: caminoscompartidos hacia la sustentabilidad ambiental del espacio rural. En: INTA – Memoria de latransformación institucional 2003-2007, Año 2006. www.intanet.inta.gov.arBoisier, S. (2000). Biorregionalismo. Revista UNIVERSUM, Nº 15. Universidad de Talca. Santiago,Chile.Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración81


Boisier, S. (2002a). ¿Y si el desarrollo fuese una emergencia sistémica? Instituto de DesarrolloRegional, Fundación Universitaria – Documento de Trabajo Nº 6. Santiago, Chile.Boisier, S. (2002b). Sociedad del conocimiento, conocimiento social y gestión territorial. Institutode Desarrollo Regional, Documento de trabajo Nº 5. Fundación Universitaria. Sevilla, España.Bueno Campos, E. (2005). Bioeconomía: simbiosis científica de complejidad, organismos y comportamiento.Encuentros Multidisciplinares, N° 20. Fundación General – Universidad Autónomade Madrid. Madrid, España, mayo-agosto.Caminotti, M. (2002). Reseña: Transformaciones globales, instituciones y políticas de desarrollolocal. Vázquez Barquero, A. y Madoery, O. (eds.). Revista Política y Gestión Nº 3. Buenos Aires,Argentina, setiembre.Carpintero, O. (2006). La bioeconomía de Georgescu-Roegen. Ediciones de Intervención Cultural.Barcelona, España.Centro de Gestão e Estudos Estratégicos (2007). Estudo da dimensão territorial dos planos plurianuais.Brasilia, Brasil, octubre.Cheppi, C. (2004). Prólogo: Plan Estratégico Institucional 2005-2015. Buenos Aires, Argentina,diciembre.Consejo Federal de la Función Pública (2007). Guía de conceptos clave en materia de modernizaciónestatal y calidad institucional. Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Subsecretaría dela Gestión Pública. Salta, Argentina, mayo.Consultora Pliegues (2007). Internalización del Plan Estratégico Institucional – Período: diciembre,2004 – mayo 2007. Informe Final. INTA. Buenos Aires, Argentina.Dagnino, R. et. al. (2002). Gestão estratégica e inovação: metodologias para analise e implementação.Cabral Editora e Livraria Universitária. São Pablo, Brasil.Dagnino, R. (2006). As trajetórias dos estudos sobre Ciência, Tecnologia e Sociedade da PolíticaCientífica e Tecnológica na Ibero-américa. Programa da Cátedra Ibero-americana da Unicamp eUniversidades Espanholas. São Pablo, Brasil.De Souza Silva, J. et. al (2006). ¿Quo Vadis, transformación institucional? IFPRI – Red NuevoParadigma para la Innovación Institucional en América Latina – División ISNAR. Costa Rica,noviembre.Doménech, M. y Tirado, F. (2002). Lo virtual y lo social. Universidad Autónoma de Barcelona.Atenea Digital N° 1. Barcelona, España.Ekboir (2007). Operando en un mundo complejo: más allá de la planificación estratégica. Presentadoen el Congreso de Aapresid. Rosario, Argentina, agosto.Escobar, A. (2005). Prefacio: “Porqué innovar nuestra forma de innovar”. En: De Souza Silva, J.et. al. La innovación de la innovación institucional. Artes Gráficas SILVA-Red Nuevo Paradigma.Quito, Ecuador.82


FAO (2008). Políticas para promover y/o fortalecer la participación y la acción conjunta entre actorespúblico-privados en el desarrollo rural. 30ª Conferencia Regional de la FAO para AméricaLatina y el Caribe. Brasilia, Brasil, abril.Fernandez – Satto, V. y Vigil-Greco, J. (2007). Clusters y desarrollo territorial. Revisión teóricay desafíos metodológicos para América Latina. Economía, Sociedad y Territorio, Vol. VI, Nº 24.Buenos Aires, Argentina.Filgueira, C. (2003). Notas sobre capital social. CEPAL, Serie Seminarios y Conferencias Nº 31.Santiago, Chile.Fuentes Coiana, G. (2006). Creación de estrategia en INTA. INTA-Reunión Ordinaria del ConsejoDirectivo. Buenos Aires, Argentina, abril.Garretón, M. (2007a). La verdadera reforma del Estado sigue pendiente en América Latina. Estadoy Sociedad: debates. Unidad Comunicación Institucional. Subsecretaría de la Gestión Pública.Buenos Aires, Argentina, setiembre.Gore, E. y Vázquez Manzini, M. (2003). Aprendizaje colectivo y capacitación laboral. Versiónactualizada del trabajo: “Construcción social del conocimiento”: XIII Congreso de Capacitacióny Desarrollo: ACDA. Buenos Aires, Argentina.Grandinetti, R. (2005). Comunidades de práctica e innovación en la gestión de las políticas. XCongreso Internacional del CLAD sobre la Reforma del Estado y de la Administración Pública.Santiago, Chile, octubre.Gross Salvat, B. (2004). La construcción del conocimiento en la red: límites y posibilidades. RevistaTeoría de la Educación, Nº 5. España.Hock, D. (2001). El nacimiento de la era caórdica. Granica. Buenos Aires, Argentina.ILPES/CEPAL (2007). Economía y territorio en América Latina y el Caribe: desigualdades y políticas.XII Conferencia de Ministros y Jefes de Planificación de América Latina y Caribe. Brasilia,Brasil, junio.INTA (2004). El INTA que queremos: Plan Estratégico Institucional 2005-2015. Buenos Aires,Argentina, diciembre.INTA (2006a). Plan de Mediano Plazo 2006/2008. Buenos Aires, Argentina, diciembre.INTA (2006b). Medio siglo al servicio del campo argentino. Buenos Aires, Argentina, noviembre.INTA (2006c). Proyecto: La sostenibilidad del desarrollo argentino al 2015, con parada en el 2010:Plan de Trabajo. Unidad de Coyuntura y Prospectiva. Buenos Aires, Argentina, noviembre.INTA (2006d). Transferencia, extensión y desarrollo rural. En: INTA. Memoria de la transformacióninstitucional 2003-2007, Año 2006. www.intanet.gov.arINTA (2007a). Para facilitar que la innovación sea desarrollo. Propuesta de Documento Base:Centro de Formación e Investigación para la Innovación y el Desarrollo (CEPID). Buenos Aires,Argentina, diciembre.Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración83


INTA (2007b). Lineamientos para el desarrollo sostenible del Sector Agropecuario, Agroalimentarioy Agroindustrial. Documento de uso interno. Buenos Aires, diciembre (versión preliminar).INTA (2007c). Las fuerzas que impulsan la evolución del futuro o futuros de la Argentina. Unidadde Coyuntura y Prospectiva. Buenos Aires, Argentina, octubre (versión preliminar).INTA (2007d). El cuadro macroeconómico y tecno-productivo: escenarios alternativos. Unidadde Coyuntura y Prospectiva. Buenos Aires, Argentina, setiembre (versión preliminar).INTA (2007e). Memorias del Seminario de Lanzamiento del Laboratorio AGRITERRIS. Comisiónde trabajo: Desarrollo rural/territorial. EEA Balcarce. Balcarce, Argentina, setiembre.INTA (2007f). Informe de actividades / Oficina de Gestión de la Estrategia. Buenos Aires, Argentina.Janssen, W. (2000). Innovaciones institucionales en la investigación agrícola pública en los paísesdesarrollados. FORAGRO. México, agosto.López, A. (2002). La nueva gestión pública. Instituto Nacional de la Administración Pública.Dirección de Estudios e Información. Serie I, Doc. Nº 68. Buenos Aires, Argentina.Manucci, M. (2005). Gestionar la incertidumbre: complejidad, estrategia y horizonte predictivo.Dialnet Biblioteca Digital, Técnica Administrativa, Vol. 4, Nº 23.Manzanal, M. (2000). Neoliberalismo y territorio en la Argentina de fin de siglo. Economía, Sociedady Territorio, Vol. II, Nº 7. Buenos Aires, Argentina.Manzanal, M. (2001). Políticas, instituciones y gestión del desarrollo rural en Argentina de fin desiglo. CONICET/UBA. Buenos Aires, Argentina.Manzanal, M. (2006a). Desarrollo rural y praxis de los actores locales. CONICET/UBA. BuenosAires, Argentina.Manzanal, M. (2006b). Regiones, territorios e instituciones del Desarrollo Rural. En: Manzanal,M. et. al. (comp.). Desarrollo rural: organizaciones, instituciones y territorios. Ediciones CIC-CUS. Buenos Aires, Argentina.Maragall Mira, E. (2002). Las comunidades de práctica como experiencia formativa para la mejorade las administraciones públicas. VII Congreso Internacional del CLAD sobre la Reforma delEstado y de la Administración Pública. Portugal, octubre.Martiarena, M. (2003). Los paradigmas de la era del conocimiento: los sistemas, las regiones ylos esquemas de poder. Revista Iberoamericana de Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación,Número 5. Madrid, enero-abril.Martínez Nogueira, R. (2006). New roles of the public sector for an agriculture for developmentagenda. Background paper for the World Development Report 2008: Agriculture for Development.RIMISP. Santiago, Chile.Matus, C. (1993). Planeación estratégica situacional: guía de análisis teórico. Primer curso internacionalde Alta Dirección de Estado. Santafé de Bogotá, Colombia.84


Matus, C. (1994). Sobre teoría de las macro-organizaciones. En: Cárdenas Santa-María, H. yZambrano, W. (comps.). Gobernabilidad y reforma del Estado. Consejería Presidencial para laModernización del Estado. Santafé de Bogotá, Colombia.Matus, C. (2002). Política, planificación y gobierno. Fundación Altadir/ILPES. Caracas, Venezuela.McEvoy Consulting (2005). The need for change – Why do change programmes usually fail? Citadoen: De Souza Silva, J. et. al. (2006). ¿Quo Vadis, transformación institucional? IFPRI – RedNuevo Paradigma para la Innovación Institucional en América Latina – División ISNAR. CostaRica, noviembre.Medina Vásquez, J. (2000). Función de pensamiento de largo plazo: acción y redireccionamientoinstitucional. ILPES/CEPAL. Serie Gestión Pública Nº 5. Santiago, Chile, junio.Melnick, S. (2007). ¿Se puede conocer la sociedad del conocimiento? XVIII Congreso Nacionalde CREA. Rosario, Argentina, setiembre.Ministerio de Economía y Producción (2007). Lineamientos estratégicos para el desarrollo productivode la Argentina. Buenos Aires, Argentina, mayo.Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios (2007). Plan Estratégico Territorial– Argentina del Bicentenario: 1816-2016 – Avance I/2007. Buenos Aires, Argentina.Mintzberg, H. et. al. (2003). Safari a la estrategia. Granica. Buenos Aires, Argentina.Miranda, C. y Adib, A. (2007). Desarrollo sostenible y territorialidad: identidades y tipologías.IICA-ComunIICA, Año 3, mayo-agosto. San José, Costa Rica.Moscardi, E. (2007). La política de vinculación tecnológica en el INTA (1987-2006): mitos de unaestrategia innovadora. INTA. Buenos Aires, Argentina.Muchnik, J. (2006). Sistemas agroalimentarios localizados: evolución del concepto y diversidadde situaciones. III Congreso Internacional de la Red SIAL – Alimentación y territorios: ALTER2006. Baeza, España, octubre.OECD/Comunidad Europea (2005). Manual de Oslo. Guía para la recogida e interpretación dedatos sobre innovación. 3ª Edición.Oszlak, O. (1998). De menor a mejor: el desafío de la segunda reforma del Estado. Buenos Aires,Argentina.Oszlak, O. (2005). La reconstrucción del Estado. Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Subsecretaríade la Gestión Pública. Buenos Aires, Argentina, junio.Peluffo, M. y Contreras, E. (2002). Introducción a la gestión del conocimiento y su aplicación alsector político. ILPES/CEPAL. Serie Manuales N° 22. Santiago, Chile, diciembre.Pérez, C. (2004). Dinámica de la innovación y oportunidades de crecimiento. Seminario Anualdel Círculo de Innovación de Icare. Santiago, Chile, julio.Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración85


Roccatagliata, J. (2007). Pensar las regiones de la Argentina: hacia una política de desarrollo yordenamiento territorial. Exposición en el Foro Estratégico para el Desarrollo Nacional. BuenosAires, Argentina, agosto.Rofman, A. (2007). Teoría y práctica del desarrollo regional: diagnóstico, propuestas y alternativas.El caso argentino. I Jornadas Nacionales de Investigadores de las Economías Regionales.UNER/CEUR/Plan Fénix. Concepción del Uruguay, Argentina, setiembre.Salles-Filho, S. et. al. (2000). Ciência, tecnologia e inovação: a reorganização da pesquisa públicado Brasil. Editora Komedi. Campinas, Brasil.Salles-Filho, S. et. al. (2006). Conceptos, elementos de políticas y estrategias regionales para el desarrollode innovaciones institucionales. GFAR/FORAGRO/IICA. San José, Costa Rica, mayo.Sanders, J. (2008). Biorefinery, the bridge between agriculture and chemistry. ALCUEFOOD.Foro Bi-regional: hacia una bioeconomía latinoamericana basada en conocimiento. Buenos Aires,Argentina, junio.Schvarstein, L. (2004). La inteligencia social de las organizaciones. Paidós. Buenos Aires, Argentina.SECYT (2006). Plan Estratégico Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación “Bicentenario”(2006-2010). Buenos Aires, Argentina, noviembre.SECYT (2007). La innovación en el sector agroalimentario. Buenos Aires, Argentina, agosto (versiónpreliminar).Senge, P. (2005). La quinta disciplina. Granica. Buenos Aires, Argentina.Sili. M. et. al. (Eds.) (2008). Los sistemas de extensión y transferencia de tecnología agropecuariaen América Latina. Banco Mundial. Paraguay, marzo.Sistema NotiWeb Madri+d-Noticias (2008). La crisis alimentaria mundial, a examen en Roma.www.madridmasd.org, 3 de junio.Subsecretaría de Gestión Pública (2007). La gestión pública por objetivos y resultados: una visiónsistémica. Cap. 1: Rol del Estado y la nueva gestión pública. Oficina Nacional de Innovación yGestión. Buenos Aires, Argentina, enero.Sutz, J. (Ed.) (1997). Innovación y desarrollo en América Latina. CLACSO. Nueva Sociedad. Caracas,Venezuela.Tirado, F. y Doménech, M. (2001). Extituciones: del poder y sus anatomías. Política y SociedadN° 36. Universidad Autónoma de Barcelona. Madrid, España.Tirado, F. y Doménech, M. (Eds.) (2006). Lo social y lo virtual. Nuevas formas de control y transformaciónsocial. Editorial UOC. Barcelona, España.Vázquez Barquero, A. (1993). Política económica local: la respuesta de las ciudades a los desafíosdel ajuste productivo. Ediciones Pirámide. Madrid, España.Zárate, R. y Artesi, L. (2001). Conocimiento, educación y desarrollo local. 5° Congreso Nacional86


de Estudios del Trabajo. Asociación Nacional de Especialistas en Estudios del Trabajo – ASET.Buenos Aires, Argentina.Zerán, F. (2004). Entrevista: Enzo Faletto rompe tres décadas de silencio. Necesitamos una nuevaética de comportamiento. Cuadernos del CENDES. Año 21, N° 56. Tercera Época. Venezuela,mayo-agosto.Innovación, institucionalidad y desarrollo: experiencia y caminos para su integración87


Esta publicaciónse terminó de imprimir enImprenta Boscana S.R.L.en julio de 2008.Dep. Legal: 345.347

More magazines by this user
Similar magazines