helpful hints - Readiness and Emergency Management for Schools ...

rems.ed.gov

helpful hints - Readiness and Emergency Management for Schools ...

Departamento de Educación de EE. UU. — El Centro de Asistencia Técnica de Preparación y Administración de Emergencias para las EscuelasHELPFUL HINTSFOR SCHOOL EMERGENCY MANAGEMENTVolumen 3, número 3, año 2008PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS PARA ESTUDIANTES Y DOCENTES:“ESCUCHAR, PROTEGER, CONECTAR: MODELAR Y ENSEÑAR”¿Qué son los primeros auxiliospsicológicos?El origen del concepto de primeros auxiliospsicológicos (Psychological First Aid, PFA) sepuede encontrar en un artículo publicado por laAsociación Americana de Psiquiatría (AmericanPsychiatric Association) en 1954 que reconocíala necesidad de realizar una intervención agudapara aliviar el estrés humano “de una gravedad ycalidad que por lo general no se ven (...), debidoa las ‘fuerzas de la naturaleza o al ataque deun enemigo’” 1 . Desde ese momento, muchosinvestigadores y muchas organizaciones de lasalud, entre ellas, el Instituto Nacional de SaludMental (National Institute of Mental Health) 2 , elInstituto de Medicina (Institute of Medicine) 3 y elDepartamento de Salud y Servicios Humanos(Department of Health and Human Services) delos EE. UU. 4 , han respaldado la idea de que unaintervención temprana, breve y enfocada puededisminuir el estrés social y emocional posterioresa hechos traumáticos en niños y adultos.Esta edición de Helpful Hints analizará la aplicaciónde los PFA en las escuelas, específicamente, laestrategia de respuesta ante crisis “escuchar,proteger, conectar: modelar y enseñar” (Listen,Protect, Connect [LPC]—Model & Teach) delDepartamento de Seguridad Nacional (Departmentof Homeland Security, DHS) de los EE. UU.Explorará los objetivos de la estrategia, cuándo ycómo las escuelas pueden implementar los PFA,cuándo se deben implementar los PFA, incluidaslas consideraciones que deben tenerse en cuentacuando se los implemente, y el tipo de capacitacióncon el que necesita contar el personal escolar paraaplicar esta estrategia de manera eficiente.La aplicación generalizada de los PFA se pone de manifiesto en el hecho de que el Comité Permanente entreOrganismos (Inter-Agency Standing Committee, IASC), un foro internacional de ayuda humanitaria, ha desarrolladola Guidelines on Mental Health and Psychosocial Support in Emergency Settings (Guía sobre salud mental y apoyopsicosocial en emergencias) que recomienda que “todos los trabajadores humanitarios ofrezcan primeros auxiliospsicológicos básicos”. La guía del IASC define también los componentes de los PFA, entre los que se incluyen lassiguientes acciones:• Proteger a los sobrevivientes para que no sufran daños físicos o psicológicos adicionales.• Identificar a las personas que demuestren un mayor grado de estrés y ofrecerles apoyo.• Restablecer las relaciones sociales de apoyo:- mantener a las familias juntas y facilitar el reencuentro con los seres queridos;- lograr que se reúnan los amigos y docentes, y que los estudiantes regresen a la escuela.• Ofrecer información y conexión con los recursos locales.• Regresar a la escuela y a las rutinas habituales.• Facilitar la comunicación entre familias, estudiantes y agencias de la comunidad.• Educar a las personas afectadas sobre las respuestas psicológicas esperadas y las herramientas deafrontamiento básicas luego de hechos estresantes y traumáticos.• Escuchar con paciencia y sin juzgar, ser comprensivo y transmitir compasión genuina.• Identificar las necesidades prácticas básicas y asegurarse de que se satisfagan.• Preguntarles a las personas cuáles son sus preocupaciones y tratar de solucionarlas.• Alentar la participación en rutinas diarias habituales (si es posible) y la aplicación de medios de afrontamientopositivos.• Según sea apropiado, aplicar los mecanismos de apoyo disponibles a nivel local o consultar a médicos clínicoscapacitados. 51


Escuchar, proteger, conectar: un modelobasado en pruebasDe acuerdo con la guía del IASC, el modelo LPCconsiste en un grupo o una serie de estrategiasde PFA que se centra en los niños, los padres,las familias y los miembros de la comunidad.El LPC se apoya en los padres, los docentes,los proveedores de atención primaria y vecinoscercanos para brindar apoyo psicológicobásico. 6 Hay una versión de los PFA diseñadaespecíficamente para niños para que la utilicenlos educadores y demás personal adulto enlas escuelas. 7 Inmediatamente luego de unacrisis y en las primeras fases de recuperacióndetalladas en esta versión, Primeros auxiliospsicológicos para estudiantes y docentes:“escuchar, proteger, conectar: modelar yenseñar” (en lo sucesivo, nos referiremosa esta estrategia como “LPC: modelar yenseñar”) es un modelo de cinco pasos derespuesta ante crisis diseñada para disminuir elestrés inicial de estudiantes o adultos y ayudara que los estudiantes regresen a la escuela,permanezcan en ella y retomen sus tareas deaprendizaje. 8 No es un relato de hechos de unaúnica sesión, sino un modelo que puede guiarlas interacciones de estudiantes y educadoresen el transcurso del tiempo durante el procesode recuperación. Es posible que los estudiantestengan que contar sus historias muchas vecesen diferentes situaciones (de manera individual,en un grupo pequeño o luego de hechossignificativos que les hagan recordar la pérdida,el trauma o el aniversario de la tragedia) oque no tengan que contarlas jamás, según losfactores que se relacionen con el hecho y lascaracterísticas del estudiante. Los docentes,consejeros y demás adultos pueden aplicar sudiscreción para implementar estos principiosguía de manera flexible.Los dos objetivos principales de los PFA paraestudiantes y docentes son los siguientes:1. Estabilizar las emociones y las conductasde los estudiantes.Factores de riesgo que pueden indicar que unestudiante necesita que se lo derive para recibirasesoramiento:• Pérdida de un familiar, compañero de clase oamigo.• Miedo a perder la propia vida, ocasionado porhaber visto a otra persona sufrir lesiones graves operder la vida.• Familiares o amigos desaparecidos luego delhecho.• Enfermedad o lesiones ocasionadas por el hecho.• Pérdida del hogar, mudanzas familiares, cambiosde vecindarios, cambios de escuelas o pérdida delas pertenencias.• Imposibilidad de desalojar rápidamente.• Experiencias o pérdidas previas traumáticas.• Pérdida de mascotas.• Antecedentes de trastorno por estréspostraumático (Post-traumatic Stress Disorder,PTSD), ansiedad o trastornos del estado anímicoasociados con alguno de los anteriores.Si algún estudiante presenta alguno de estos factores,es posible que deba considerar derivarlo al psicólogo,consejero o trabajador social de su escuela.Extraído de Schreiber, M., Gurwitch, R., & Wong, M. (2006). Listen,Protect, Connect—Model & Teach: Psychological First Aid (PFA) forStudents and Teachers. (Visitado en línea el 16 de octubre de 2008en http://www.ready.gov/kids/parents/index.htm.)2. Lograr que los estudiantes alcancen unmejor estado mental y emocional luego deuna crisis o catástrofe para que puedanasistir a la escuela y retomar el proceso deaprendizaje en el aula.Estos objetivos fomentan el enfoque sobre lasacciones de los docentes respecto de lograr sumisión de educar.Cómo implementar los PFA paraestudiantes y docentesLa estrategia “LPC: modelar y enseñar” es unprograma de cinco pasos que les ofrece unaguía a los educadores sobre cómo hablar conestudiantes que han experimentado una crisiso catástrofe. Cada paso está formulado paraayudar a los docentes a disminuir el estrés delos estudiantes y facilitar que estos regresen alproceso de aprendizaje en el aula. Los pasosestán basados en un modelo de aprendizajecognitivo que ayuda a los estudiantes a verbalizar22


sus experiencias y sentimientos; ofrece apoyoy estímulo para los adultos; incentiva a losestudiantes a participar y resolver problemasprácticos; modela conductas tranquilas yoptimistas; y enseña a los estudiantes cómoel estrés postraumático afecta la conductahumana.La estrategia “LPC: modelar y enseñar”también cuenta con una herramienta declasificación integrada (tomada del sistema declasificación rápida de PsySTART basado enpruebas) 9 para ayudar a los educadores, losservicios comunitarios, los sistemas de apoyode salud mental y cualquiera que trabaje conmenores a determinar qué niños presentanalguna de las siguientes características:1. Necesitan una derivación inmediata a unprofesional de la escuela o cualquier otroprofesional de salud mental debido a unaposible emergencia de salud mental.2. Se podrían beneficiar de un apoyopsicosocial básico, como el que ofrecenlos pasos proteger y conectar del “LPC:modelar y enseñar” y de otros medios deapoyo.Este componente de clasificación integradadel modelo “LPC: modelar y enseñar” ayudaa los educadores a descubrir los problemasque pueden resultar más desafiantes enrelación con un estudiante en particular. Laclasificación requiere que los educadoresobserven determinados factores de riesgo(consulte “Factores de riesgo que puedenindicar que un estudiante necesita que se loderive para recibir asesoramiento” en la página3). Si una clasificación rápida señala que existealguno de los factores de riesgo, el educadordebe derivar al estudiante a un profesionalcapacitado para tratar traumas en niños. Si losfactores de riesgo no son lo suficientementesignificativos para derivar al estudiante, eleducador puede aplicar el primer paso delmodelo “LPC: modelar y enseñar” y seguircontrolando los indicadores y las conductasde riesgo que puedan surgir. En caso de queun docente haga una derivación, también puedeutilizar los principios del modelo “LPC: modelar yenseñar” para ofrecer apoyo si algún estudiantetiene problemas de conducta o emocionales enel aula.Paso 1: EscucharEn este paso, los docentes o el personalescolar adulto deben brindar a los estudiantesla oportunidad de compartir sus experienciasy expresar sus sentimientos de preocupación,ansiedad y miedo o de otro tipo que puedantener respecto de su seguridad. El modelo “LPC:modelar y enseñar” es un enfoque flexible queofrece a los educadores un amplio margenpara que puedan hablar con los estudiantesde manera individual o en grupos pequeñosformales o informales. Los docentes puedenhablar con los estudiantes de manera individualsi se encuentran en un lugar relativamenteprivado para hacerlo. También pueden conversaren un entorno grupal. El docente puede iniciar laconversación reconociendo lo que ha sucedido,diciéndoles a los estudiantes que compartir susexperiencias está bien y dejando en claro quela escuela es un lugar seguro para hacerlo.Puede comenzar la conversación con una de laspreguntas tipo del paso escuchar (consulte elcuadro a continuación). Siempre que sea posible,si implementa este paso en un entorno grupal,tenga en cuenta quiénes forman parte del grupo.Es posible que los niños que han experimentadouna pérdida directa se beneficien más si laconversación inicial se realiza en una sesiónindividual o en un grupo con otros estudiantesque también hayan experimentado la pérdida.Preguntas tipo del paso escuchar• ¿Dónde estabas cuando sucedió la crisis?• ¿Qué recuerdas de ese día?Escuchar es un paso que se repite en todoel proceso de los PFA. Este paso se puedeimplementar en un entorno formal, como elaula o salón del curso, pero también cuandolos estudiantes se reúnen en los pasillos, anteso después del horario escolar. Los adultos3


deben responder de modo alentador cuandolos estudiantes se expresan, deben transmitirinterés y empatía, y responder con apoyo a lasseñales verbales y no verbales.Los adultos pueden reconocer las dificultadesque los estudiantes estén atravesando,pero deben evitar emitir juicios y hacerpredicciones, como “Lo superarás” o “Solo losfuertes sobreviven”. Es importante validar lasexperiencias de vida de los estudiantes. Otrarecomendación para los educadores duranteesta fase es no indagar sobre detalles quelos estudiantes no estén listos para compartiry respetar los deseos de los estudiantes si nodesean compartir pensamientos o sentimientos.Obligar a los estudiantes a que ahonden endetalles sobre sus experiencias, especialmenteinmediatamente luego de la crisis, puede volvera traumatizarlos y ocasionar que ellos y otraspersonas que escuchen los detalles adicionalesdel hecho sufran más estrés emocional ypsicológico.Al contrario, el adulto debe transmitir interés,empatía y predisposición; debe dejar quelos estudiantes sepan que está listo paraescucharlos. Además, los adultos debenofrecer mayor consuelo y ánimo en estainstancia para que los estudiantes continúenasistiendo a la escuela, en lugar de quedarseen sus hogares. Es posible que los docentesy el resto del personal escolar teman decir ohacer algo incorrecto, pero el hecho de estardisponibles solo para escuchar, reconocer laspreocupaciones de los estudiantes y mostrarseabiertos a conversar servirá de ejemplo paraque los estudiantes vean cómo los adultosmanejan situaciones difíciles. Saber que tienenun lugar donde los adultos se interesan porellos y los escuchan aumentará la percepciónde los estudiantes de que la escuela es unaexperiencia positiva y facilitará su regreso alentorno de aprendizaje.Paso 2: ProtegerEn este segundo paso de intervención delmodelo “LPC: modelar y enseñar”, los adultosdeben tratar de restablecer la sensación deseguridad física y emocional de los estudiantes.Pueden comunicarles de manera honestalos hechos relacionados con la crisis, comocompartir información sobre los que se estáhaciendo en la comunidad y en la escuela paraque todos estén seguros. Esta informaciónse debe proporcionar de manera apropiadasegún el desarrollo y la edad. En el aula, o enel ámbito escolar, los adultos deben mantenerla estructura, la estabilidad y la previsibilidad,y deben esforzarse por restablecer la rutina,las expectativas y las reglas. Por ejemplo,los horarios de recesos deben volver a lanormalidad lo antes posible. Si es necesarioreducir los horarios, trate de reducirlos lo menosposible. Los estudiantes traumatizados puedenexperimentar mayor confusión si se modificasu rutina escolar, incluidas las actividadesextracurriculares, debido a cambios en sushorarios normales. Generalmente lo que másles preocupa a los niños es separarse de suspadres o de sus cuidadores. Los padres puedenayudar a estabilizar las reacciones de los niños sivuelven a implementar los horarios para comer,hacer las tareas y descansar, así como tambiénpara realizar las actividades comunitarias oreligiosas que se habían interrumpido debido ala crisis o emergencia.Preguntas tipo del paso protegerUtilice estas preguntas como ayuda para tratarde obtener respuestas sobre los miedos o laspreocupaciones de los estudiantes luego de unacatástrofe:• ¿Qué es lo que más te cuesta enfrentar eneste momento?• ¿Te preocupa la manera en la que estásreaccionando?• ¿Te preocupa tu seguridad? ¿Te inquietaestar con otros estudiantes, con adultos en laescuela o fuera de la escuela?En esta fase también es importante protegera los estudiantes para que no sufran mayores44


lesiones físicas o traumas psicológicos. Losadultos deben tratar de crear un entornoen el que los estudiantes no vuelvan a sufrirun trauma; por ejemplo, no deben mostrarvideos de tragedias similares o exponer a losestudiantes a artículos periodísticos que leshagan recordar la crisis o catástrofe, sobretodo si se trata de estudiantes más pequeños.Las investigaciones realizadas luego delatentado al edificio federal en la ciudad deOklahoma revelaron una estrecha relaciónentre el tiempo de exposición a coberturarelacionada con el atentado y la cantidad deniños que experimentaron reacciones de estréspostraumático durante los meses siguientes alhecho. 10Los adultos también deben estar atentos paradetectar conductas negativas o relacionadascon el trauma. Estas pueden incluir charlas ojuegos reiterativos relacionados con aspectosdel hecho traumático que tienen lugar en el aulao en la escuela. Otras conductas pueden incluirmayor irritabilidad; conductas desafiantes, deoposición y retraimiento; falta de atención yconcentración; y dificultad para aprender cosasnuevas. Mientras que algunos estudiantespueden convertirse en víctimas de intimidaciónescolar, tenga en cuenta que otros puedenconvertirse en quienes la cometan. Aunque losadultos crean que es posible que los estudiantesque están sufriendo estrés emocional busqueny reciban apoyo de sus pares, hay estudiantesque utilizan la tragedia como motivo paraintimidar. Aunque los estudiantes necesitenmayor paciencia y atención luego de una crisis,las escuelas pueden aumentar la sensación deseguridad de los estudiantes si se restablecenlas reglas y las rutinas respecto de la conductaapropiada, incluidas las consecuenciasdisciplinarias.Sobre todo, los adultos deben tratar los miedos,las preocupaciones y demás dificultades delos estudiantes con respeto y deben ofrecerayuda de manera comprensiva y discreta. Porejemplo, no sería apropiado anunciar a la claseque “a Jimmy le cuesta concentrarse y necesitaretirarse del aula para ir a ver al consejeroescolar porque no puede dejar de pensar enla crisis” o que “Jimmy no va a ir a la obra deteatro de la escuela a la noche porque desde lacrisis le teme a la oscuridad”. Al contrario, losadultos deben encontrar formas de ayudar alos estudiantes para que reciban el apoyo quenecesitan de modo tal de preservar su dignidady privacidad.Paso 3: ConectarUna de las reacciones más comunes al trauma oal miedo es el aislamiento emocional y social y lasensación de pérdida de los sistemas de apoyosociales. Puede ocurrir automáticamente, sinque los estudiantes o los adultos se den cuentade que están retrayéndose de sus docentes opares, respectivamente. El tercer objetivo delmodelo “LPC: modelar y enseñar” es ayudara los estudiantes a restablecer sus relacionessociales normales y a permanecer conectadoscon otros para sentir que cuentan con apoyosocial. Restablecer y construir las conexionesfomenta la estabilidad, la recuperación y laprevisibilidad en las vidas de los estudiantes.El aula y la escuela del estudiante son lugaresseguros para comenzar a restablecer lanormalidad durante una crisis o catástrofe.Mediante la identificación con los niños, losadultos pueden reconocer los “sistemas decuidado” que forman parte de sus vidas diarias,pueden ir más allá del aula y de la escuela yencontrarlos en la familia y en las otras basesde la comunidad, entre ellas, la fe preexistente ylos sistemas de apoyo culturales. Este objetivoPreguntas tipo del paso conectarEstas preguntas no tienen la finalidad de invadirni indagar, sino que son preguntas sencillas sobrelo que pueden hacer otros para ayudar a que elestudiante regrese a la escuela, permanezca enesta y le vaya bien.• ¿Qué puedo hacer para ayudarte en estemomento?• ¿Qué pueden hacer tus docentes paraayudar?• ¿Qué pueden hacer tus amigos para ayudar?• ¿Qué puede hacer tu familia para ayudar?5


• Ayudar a los estudiantes a manejar losdesafíos diarios mediante la verbalizaciónde lo que creen que pueden hacer pararesolver sus problemas.Paso 5: EnseñarDurante el proceso de afrontamiento, esimportante ayudar a los estudiantes acomprender cuáles son las reaccionesnormales ante el estrés. El personal deasesoramiento, enfermería, psicología o trabajosocial de la escuela puede encargarse de estatarea. Estos profesionales enseñarles a losestudiantes, al personal, a los padres o tutoresy a los voluntarios cuáles son las reaccionescomunes ante un hecho o una catástrofeespecífica, por ejemplo, es posible que losniños y jóvenes tengan mayores dificultadespara aprender luego del hecho. Puedenayudar a los estudiantes a familiarizarse conlas reacciones normales que se experimentaninmediatamente luego de un hecho traumáticoo una catástrofe (consulte “Posibles reaccionesde los niños luego de una catástrofe”), comoestas:• cambios físicos;• cambios emocionales;• cambios cognitivos;• cambios en creencias espirituales.Preguntas tipo del paso enseñarLos profesionales también pueden enseñarles alos niños maneras específicas de sobrellevar lasituación, entre ellas:• Practicar ejercicios de respiración pararelajarse.• Habilidades que ayudan a un niño a regresara la escuela, seguir aprendiendo y desarrollarnuevas destrezas de trabajo.• Diferentes maneras de expresar sentimientosy experiencias.Los docentes también pueden reconoceralgunas de las reacciones comunes queafectan el aprendizaje. También pueden sugeriren la clase que una enfermera o un consejerobrinden más información. Por ejemplo, losdocentes pueden decir lo siguiente: “Luego dela crisis que hemos experimentado, es posibleque muchos estudiantes tengan problemas paradormir o para prestar atención o concentrarse.Por ese motivo, entiendo que quizás aprender loscontenidos nuevos que estamos desarrollandosea un poco más difícil. Iremos paso a paso.Repasaremos un poco más que lo habitualpara asegurarnos de que todos estemos en elmismo nivel. Tengo la confianza de que juntosaprenderemos lo que necesitamos. Si necesitanmás ayuda, díganmelo. También le podemospedir a nuestro personal de enfermería(psicología, asesoramiento, trabajo social) quenos dé una breve charla sobre las reaccionesnormales de las personas ante una crisis y quenos dé ejemplos de cómo sobrellevar mejor eseestrés”.Los adultos también deben asegurarse de quelos estudiantes reciban información precisao “comunicación de riesgos” sobre nuevasmedidas de seguridad, simulacros y manerasde permanecer seguros. El conocimientoayuda a desarrollar la resiliencia y a afianzar lasensación de sentirse capaz de sobrellevar lasituación.Es posible que los niños también se beneficiende la experiencia de ayudar con las tareas derecuperación. Los docentes y otros miembrosdel personal escolar a menudo sirven de recursopara diversos tipos de información, programas yactividades escolares o comunitarias. Luego deuna catástrofe, es posible que los estudiantes ylas familias sigan acudiendo a los educadorespara recibir orientación. La escuela, por ejemplo,puede organizar una campaña de cartelesrelacionados con la preparación y la resiliencia,o participar en una feria sobre la preparación oseguridad ante catástrofes en la comunidad. Sepueden organizar ventas de pasteles para juntardinero destinado a tareas de recuperación.Además, los estudiantes mayores de edadpueden ayudar a volver a plantar árboles en7


Cuándo implementar el modelo “LPC: modelar yenseñar”Reacciones emocionales• Mayor preocupación o temor en relación a laseguridad propia o de otras personas.• Mayor preocupación o temor en relación a laprotección.• Preocupación por sufrir una separación o temor aello.• Preocupación por que el hecho se repita o temor aello.• Preocupación por la situación actual.• Sentimientos de culpa o responsabilidad.• Sentimientos de impotencia.• Actitud de aparentar que el hecho no los haafectado.Reacciones conductuales• Cambios en la asistencia o el rendimientoescolares.• Menor concentración.• Menor atención.• Cambios en los patrones de sueño.• Cambios en el apetito.• Cambios de ánimo (cambios bruscos).• Cambios en las actividades.• Mayor irritabilidad.• Aumento de ataques de cólera o berrinches.• Mayor retraimiento.• Regresiones en la conducta.Reacciones cognitivas• Preguntas reiterativas sobre el hecho.• Conversaciones o relatos reiterativos sobre elhecho.• Juegos reiterativos relacionados con el hecho.• Ideas y percepciones erróneas sobre el hecho.• Mayor interés por la cobertura de los medios.• Cosas que les recuerdan el trauma (aquello que leshace recordar imágenes, pensamientos, sonidos,sabores, olores, etc. que experimentaron cuando seprodujo el hecho traumático).• Cosas que les recuerdan la pérdida (aquello queles hace recordar las cosas o las personas que hanperdido como consecuencia de la catástrofe o deltrauma).Reacciones psicológicas• Mayor sensibilidad al sonido.• Mayor respuesta de sobresalto.• Mayores síntomas somáticos, como dolores decabeza, dolores de estómago, fatiga, molestias ydolores indefinidos.áreas devastadas por incendios arrasadores,trabajar como voluntarios para ordenar encajas alimentos o ropa para donar, formar partede las tareas de limpieza en el perímetro de laescuela, organizar campañas de redacción decartas o producción de dibujos, comunitariaso en el hogar, para el personal de rescate yrecuperación. En algunos casos, las campañasde redacción de cartas o producción de dibujospara el personal de rescate y recuperación sonactividades que se realizan en toda la escuela.Los dibujos de los niños que se entregan alpersonal de respuesta a emergencias a menudose convierten en objetos preciados. Ofrecerlesinformación a los estudiantes y a sus familiassobre las oportunidades disponibles para quelos estudiantes, las familias y los voluntariosparticipen en actividades de recuperación enla escuela o en la comunidad es otra funciónimportante que pueden tener los adultos ypuede contribuir a la recuperación general delos estudiantes.Todos los adultos deben recordarles a losestudiantes y a los padres que volver a la rutina,como asistir normalmente a la escuela y realizarlas actividades habituales, es importante parala recuperación. Mediante la implementaciónde estas técnicas de enseñanza diarias, loseducadores pueden ayudar a los estudiantesa desarrollar soluciones constructivas paravolver a la escuela luego de una crisis ocatástrofe (por ejemplo, cómo ir a la escuela,cómo permanecer en ella, cómo obtenerbuenos resultados) y a confiar en el apoyo deamigos y familiares.NOTA: En todos los grupos etarios, el estréspostraumático puede manifestarse mediantesíntomas somáticos, como dolores de estómago,dolores de cabeza o malestar general. El personalde enfermería de la escuela debe corroborar estossíntomas. Si no se detecta ningún problema físico,implemente el modelo “LPC: modelar y enseñar”con los estudiantes.88


Cuándo implementar el modelo “LPC:modelar y enseñar”Implemente los PFA, específicamente elmodelo “LPC: modelar y enseñar”, con losestudiantes luego de cualquier catástrofe,crisis o emergencia escolar. Debido a que losniños pueden demostrar una amplia variedadde conductas luego de un hecho de estascaracterísticas, incluidas aquellas conductasque son difíciles de detectar externamentey que requieren que el niño las comunique,es importante anticiparse a sus posiblesnecesidades e iniciar el modelo “LPC: modelary enseñar” inmediatamente luego de una crisis.Preocupaciones relacionadas con eldesarrollo ante la implementación delmodelo “LPC: modelar y enseñar”El estrés postraumático puede desencadenaruna variedad de reacciones en los jóvenes(consulte “Posibles reacciones de los niñosluego de una catástrofe” en la página 11);sin embargo, ciertas respuestas son máshabituales en fases específicas del desarrolloinfantil y, por ello, existen ciertas técnicas deafrontamiento que resultan más apropiadaspara grupos etarios específicos. Considereimplementar las siguientes estrategiasespecíficas según la edad para manejar lasreacciones psicológicas de los estudiantes enlos cinco pasos del modelo “LPC: modelar yenseñar” y para ayudar a aliviar los síntomasrelacionados con el estrés:De preescolar a segundo grado (de 3 a 6años de edad)• Fomente la expresión mediante el juego oel dibujo.• Reconozca que quizás los estudiantesnecesiten más paciencia, atención y ayudacon las actividades diarias.• Ofrezca tranquilidad verbal respecto de laseguridad y el bienestar físico.• Recuérdeles a los padres que mantenganlos horarios habituales de juego, comidasy descanso.• Recuérdeles a los padres que controlen lasconversaciones entre adultos y la exposicióna la cobertura de los medios de comunicaciónsobre la crisis. Los niños pueden absorberinformación traumática de conversacionesinformales entre adultos o de la televisión,aunque esté encendida para “hacer ruido defondo”, mientras los adultos entran y salendel cuarto.Escuela primaria (de 5 a 11 años de edad)• Permita que los estudiantes cuenten elhecho vivido y la manera en qué los afectómediante actividades de escritura, artísticaso musicales. Finalice la clase con un debateacerca de cómo los estudiantes puedenayudar a mejorar las cosas en el hogar, laescuela o la comunidad.• Reconozca que es posible que los estudiantestengan dificultades para prestar atencióno concentrarse y que esto puede afectar elaprendizaje. Para solucionar esta situación,enséñeles técnicas para manejar el estrés,como control de la respiración y relajación.Repase los últimos contenidos que se hayanvisto antes de comenzar con contenidosnuevos.• Dirija a los estudiantes para que planifiquene implementen ejercicios de simulacro deseguridad periódicamente.• Analice y desarrolle actividades oproyectos áulicos sencillos que manifiestenla preocupación por las víctimas y lossobrevivientes y que contribuyan a las tareasde recuperación de la comunidad.• Implemente medidas disciplinarias paratratar conductas agresivas en el hogar oen la escuela. No racionalice conductas deintimidación o agresivas “porque han pasadomomentos difíciles”.• Recuérdeles a los padres que controlen lasconversaciones entre adultos y la exposicióna la cobertura de los medios de comunicaciónsobre la crisis.9

More magazines by this user
Similar magazines