Convergencia N° 9 - Salvador Allende

socialismo.chileno.org

Convergencia N° 9 - Salvador Allende

Simô Diaz, secrctario general del PS:

''LA

CONVERCË\ClA: HÉCEMONIA

SOCIALISTA PARA UN PROYECTO

NACIONAL. POPULAR Y DEMOCRATICO''

509 âniversario del PSi Belarmino Elgueta,

Marcelo Schilliûq, Acta de fundaciôn

Pârtido y convergenciat Raitl Arnpuero,Pio Garcia

Actuâlidad nâcional: ITINERARIO DE LA

PROTESTA NACIONAL / DEL 11 AL I4:

LA COYUNTURA POLITICA, Sersio Bitat

AMERICA LATINA

Xime a Oftuzar: CENTROAMERICA, la inûtil

guerra de Reâgan/Ped., Saadr ECUADOR.

entre lâ râbia y el abismo

Alberto Salom, secrcta o ge erul del

PS de COSTA RICA: "DOGNIATISMO

SECTARISMO, ESQUEMATISMO. . .

ERRORES DE LA IZQUIERDA"

Archivos Salvador Allende

t{AR)(ISMO

LATINOAMERICANO:

zrlicttlos de José Aricô y

Juan Carlos P o rt antiero


CONVERGENCIA

Kevista del socialismo chileno v latinoamericano

Consejo de Redacciô : Simôn Diaz, Jaime Estévez, Ricardo Leôn,

Carlo Roselt, Felipe J. Sudrez, Bemardo Valenzuela (Chile); Raûl

Aapuero (Italia), Jorge Arate (Holanda), Miguel conzâlez (Nicaragua),

Rafael Kries (Venezuela), general (r) Sergio Poblete (Bélgica),

Tr io Romero (Guyaîa), Oscar Waiss (Espafrâ); Armando

Arancibia, Augusto Bolivar, Orlando Cantuanas, Pedto CoIIea.

Rogelio de la Fuenle. francisco Femânde7, Luis lnostroza, Lù5

Maira, Cadôs Montes, Marcelo Schilling, Juan Vâdell, Juan Enrique

Vega (México).

Comité Editor: Antonio Cavalla, Alejandro Chelén, Roberto Donoso,

Belarmino Elqueta, Pio Garcia, José Miguel Insulza, Sergio

Mawfin, Hemih Pacheco, Ivonne Szasz.

Director: Pio Garcia f Secciones: actiriToles culturales. lotse

Mac Lennon: p(or?omli1. Cerardo Aceitunoy Daûl I oyola;for6gratta,

Fûocisco Otduna; informaciones partiddrias y :ESEG:

Marcelo Schilling I Colsboradorcs: Héctor Benavides, C.A.M.P..

Aûtoûio Gueûero, Femando Latapiat, xjmena Ottizat I Diseito

inicidl: geftileza de Vicente P.ojo I Diagmmaciôn: José peret /

Mecanografio: Araceli Veiasco t Esailo: Pati'ci^Sao\ar f Coftecciôn

de pruebqs:Ustav Asman, Ricardo Chelén, Kaæn Faivovich.

Polly Valsense.

Colurnnistas: Sergio Bagû, Àtilio Borôn, Armândo Cassigoti, Guillermo

Castro, Natacha Gonzâlez Casanovâ, Carlos Ominami, José

Antonio Quiroga, Câilos Toranzo.

Admi isttuciôn: SergtoM utir I Circu.laciôn er México: Fer]irÙtdo

Gôrnez I Enrïosa sùscriptores y corresponsarer. Eugenio Alarcôn,

Toda coÛespondencia al Apatado Postâl 20.751,

San Angel, Delegaciôn Alvaro Obregôn,

01000 Mérico DF

CONVERGENCIA es ôrgâno de expresiôn

del Centro d€ Estudios Socialistas

Eugenio Gonzâlez (CESEG); qrenta

con el auspicio del Comité de Enlace

de Ariccia y el Comité de Unidad

Socialista de Calacas. Aparecen seis

nriûeros por afro. La responsabilidad

por los articulos firmados es ôôlo de

sus âutoles, arin cuando integen cualqùiera

de las instancias de realizaciôn

de la revista. Titulos y subtitulos de la

rcdacci6n, salvo en los documentos. No

se rcsponde por originales. Se autoriza

la æproducciôn de todos los textos

siempre que se cite la fuente.

Registro en la Dir€cciôn Ceneral del Der€cho

de Autor y certificados de licitud

otorgados por 1â Comisi6n Cali{icadorâ d€

Publicaciones y Revistas Ilùsrradas de la Seûetaria

d€ Gobemaciôn, en trimit€.

Dir€ccidn: Avenidâ Univenidad i134,

Colonia del Vale, Ménco DF; teléfonos

s34.ro.s3 i 52453.28

Composici6n y fomaciôn: Taler cnifico

Mâkùili, t€léfono 559.75.46. Impr€siôn: Ta-

Ieres de Ëncuâdeaacion Florcs, Bolivia 55.

locl] 17,0o020 Mdico DF.

CoNVERCENCjA se publica por iniciativa

de un amplio conjunto de socialistâs pertenecientes

a los distintos sectores en que se ha dividido el Partido Socialistâ de Chile.

Se define como ôrgano de expresiôn, debate y acercamiento de todas

las corrientes socialisrâs que mantienen su identidâd histôrica con el Partido.

Su objetivo es lâ lucha por h democracia y el sociâlismo contr la dictadura imperante

en Chile. Su nombre responde al proceso de coDvergencia de todas las fuerzas pàtidarias

de la yertiente sociâlista del moviûiento populff chileno, factor de unidad del conjunto de

lâ izquierdâ y de la hegemoniâ de los tabajadores en un vâsto frente de lùcha contm la

dictadurâ. Concibe la reconstituciôn del Pùtido como lundamento de este oroceso. basâda en la

reafirmâciôn de sus rasgos originarios y su âcervo teôrico, asi como en la renovaciôn de sus

concepciones, de acuerdo â lâ comprensiôn histôrica de la reâlidâd nacional y los

desarrollos mâs signilicativos del pensamienro y la) e\periencias revolucionarias.

Sostiene unâ concepciôn del sociâlismo internÂcionalista y latinoamericanista,

a la vez que de carâcter nâcional y de direcciôn autônoma. Considera

el desarrollo de las fuerzas socialistas en todâ América Latina como

un arânce para la realizaciôn del socialismo autônomo en câda pais; y asume

la pe$pectiva de ùna Amédca Latina sociâlista como objetivo propio

de lâs fuerzâs socialistas de todo el continente.

Archivos Salvador Allende


CONVERCENdA nun.9. julode 1983

Editorial

Crisis nacional y unidad

socialista

Comité Editor

La dictadura militar en Chile ha iniciado su cuenta trol policial, demoçratizar las luerzas adadas' oero'

regesiva. Frelrte a la crisis nacional, ha vuelto a ex_ gar ei tinago legislarrvo en que descansâ la dictadura'

presarse la fuerzâ del pueblo, con arnplitud siî pre- ieestrucrur-ar ei poder judicial cr'tyos altos magisrra'

cedentes duante casi 10 âflos.

dos han sido cômplices y encubridores de los crime_

La æalidad del pais no puede ser mds sombria nes cometialos, y plocesar a sus rcsponsables La de_

Los diagnôsticos destacan los aspectos econ6micosmoctacia

no se rcducê a u1la cuestiôt de derecho

que condicionan la crisis El balance desolado! que constitucional: es fundamentâlnent€ un problema

pæsenta la economia no es sin embargo elûnico que ale Élaci6n de fuerzas y capacidad d€ asegurar la

p€sa en 1â situacidn actual.

sobeÉûia populâÎ.

Miis asobiantes soû arin la supresiôn de lâs liberta- De aqui ld necesidad de lonalecer el reâgrupa_

des dem;fiiticas y lâ represiôn sistomâtica, qÙe han miento del movimiento populal.de la mayoria social

desrruido las bases histôricas de Ia convivencia nacio- del Dat. Para los socialistas. este proceso comprenoe

nal durante el prolongado peJi'cdo que Chile ha pet- tres lineas de acciôn. estrechamente unidas y que se

manecido sitiado por su proplo ejelcrto.

uiit.niun *aipto*.ente: la reconstituciôn del Par_

Eû las extensivâs jomadas de protesta nacional ha tido Socialista, el desarrollo de la convergenda soclâ-

cobrado cuerpo activo el rcpudio generalizado a la

ii ta v ta reformutaciOn de la alianza histôrica de lâ

dictadulâ. Conflùyen en el movimiento distintâs

iïiriËi". roa* ar". presentan dificultades' pero lâ

fuerzâs, desde los trabqjador€s organizados,los estu_

urgencia de la hora âctual e\ige la mâxima responsa-

diantes y poblâdores de barios populares' a glemios bil-idad en la birsqueda de los acuerdos necesanos

y sectores de pequeffâ burguesia y una va.iadâ gajna En el cincuenrenario de la fundacidn del Ps desde

antetiores paltidarios del ftgiJnen. No todas res_ ,r* ao*o,ln hecho auspicloso la constituciôn en

ponden, por cierto, a u1la misma orientaciôn ni com- ërrif. i"i C..ite Polilico de Unidad. Sociâlista La

paden objetivos similales en su lucha contm lâ dicta_ ."..rnsirucci6n del

dula ni sobre lademocracia que restablecer.

Piûochet se esfuerzâ por sostenelse combinando

rcpresiôn y paliativos, sin aceflâl un camino definf

do de readecuaciôn. Desde el intedor del régimen se

bamjaû distintas opciolres y modalrdades de comprc_

ûetôr sectorcs de la oposici6n. Ent.e la descomposiciôn

del Égimen y la env€rgadura de la protesta,

pugnan difercntes tendencias dê direcci6t politica.

La situaciôû de Chile es hoy demasiado gave pam

Densar en soluciones fâciles y engaiosa5. No serân la

ùurguesia inrema y sus flentores del imperialismo

estâdunideûse, aquellos qùe destruyeron la convlven_

cia democrâtica, quienes devuelvan al pueblo chileno

sus libertades perdidas. La liberaciôn de los tmbaja_

dores y et pueblo s6lo podrâ ser obra de su propia

lucha.

No existe posibitidâd alcunâ de iniciar la democratizaciôn

del pais sin suptimil el Êstado mismo hoy

imperante, disolver sus aparatos de tepresiô1 y coû-

ps tiene su mâs solido fundamenio

uof"ntua uruIaiiâ de Ia miltanciâ socialista'

È-s "n-fu en .tta qu" a"te tostenerse la direcciôn de unidad

à"nae la Uase. a tra"es del debate y Ia âcci6n manleii.îo-"u

up"aut, a todas las corrientes que ratifif""ri

su identidad con el patrimonio

à."i0â"" "f"",i""t"n," a.r partido La vinculaciôn desde ya del

C-".iii S."t r*i"ao de Convergencia Socialisla

Ésponde

"f a ta impedosa necesidad de aunâr â tooos

i""'"rttia-io, a" i" *ttienre socialistâ del movimieniîlJoJut,

pu," g.tt"t en cor{unlo 'na vasta fuena

;ft;î;'Jtd; ascentlienre. capaz de impulsar la

iaoîi"iotJr v sostener un provecto nacional'

ts a esre objetivo. que realirma y renueva la polit;ca

revolucionaria del socialismo en las actuales coniiCon.r,

J q* r'trv q,e abdr paso en Ia propiâ lucha

làni* fu ai"t"O*". hasta concluir en su denoca-

.i.nto y establecimienlo de una sociedâd demo-

.iaii., Éea^ "l por el interés de los trab4iador€( y la

mayoda nacioftl o

I

Archivos Salvador Allende


CONVERGENCIA nûh 9. jûio de 1983

SUMARIO

Editorial:

Simôn Diaz,

secrctario general del PS de Chile:

Marxismo u socialismo en

José Artd5:

La dificil comprensiôn del marxismo 16

CHILE

509 aniversario del Partido

,',iïi::fi:",Jîïi i 2l i 25 i

Documentos:

Raûl Arnpuerc:

Rumbo y târeâs de lâ

convergÊncia socialistâ

Itinerario de la Drotestâ nacional

Ximera Ortùzar:

CENTROAMERICÀ,

lâ inttil guerrâ de ReaSan

Partido

Alberto Solot , ,

secretario generdl del PS d€ COSTA RICA:

lnfomâciones

Cisis nacional y unidad sociâlistû.

"La convergencia: hegemoniâ soculista pâra

un proyecto nacional, popùlar y democÉtico"

eûtret ista por Gastôn Rosos

América Latina

ùun Carlos Po rtantiero :

Sociôlismos y politica

Socialista

Marcelo Schilling:

Unâ tradici6n que proyectar

l$ I n"t" u" *ndaci6n del Ps

y convergencia

| 29 | 33 I 3'i,flîil"""",."urun

Actualidad nacional

| 37 I 44 | i!l"iiT{if",i!,iii!ii;"",

AMERICA I,ATINA

54 59

6l

65

UU y la redemocratizaciôt de Chile

Pedrc Saad: ECUADOR,

entrc la rûbia y el abismo

"Dogrâtismo, s€ctarismo, esquemÈtismo

enorcs de la izquierda"

entrcvista por Dario Esphoza

partidarias

Ilùstraciôn de est€ nûmero, fotografias de la historia del Partido Sociâlisl de Chile

Archivos Salvador Allende


COIWËRCINCIA nlm 9. juriode l98l

Sim6n Diaz, secretario general del PS de Chile:

"Lâ convergencia: hegemonia

socialista para un proyecto

nacional, popular y democrâtico"

entrevista Por Gast6n Rozas

Esta entrevista se hizo sin fotogrûf(ss. El entreviÊtâdo, conocido a secai como ,Simd, fùe elegido secretario

general del Ps en el x)qv Congreso, qùe su orgârlizacrôn reâlizô después de la divisiôn partidaria de 1979, y

desde enlonces ejerce su carSo en Ctile. DiriSente estudiantil, socialista de larga f:tyectoria y varias veces

miembro de lâ direccidn nacional del r5, Sim6n explesâ bien -incluso por sù juventud la rcnovaclon rcon'

co politica qùe vive el socialisno dlileno. Fs uno de los artifices p ncipales de la reconstrucciôn unitaria del

Ps actuâlinente en cu$o en Chile, de la constltuci6n del S€qetariado del Convegencia Socialisla -que reûne

âl ?s que él misrno diriSe,la rc, el MÀPU yelMAPUoc y de la firmâ delMânifreslo Democrâtico stlscnto por

personeros 'Itadical de la deredn rcpnblicâna, el movimiento socialdemocrâta, ls democracia cristiânâ' el Pârtido

y los socjâlistâs del Comité Polftico de Unidad. Ia entrevista se realizô'a comienzos de junio, en unÂ

casa de camûo del sur de Chile.

-A tu juicio tailes sû las manifesttcio es pincipalesde la nuestro pueblo una âcciôn y un enbâte decisivo contrâ lâ

actual criis nacionel!

dicladurâ, nos p€rmite asegurar que €stamos viviendo unâ

En priln€I lugar, la crisis econômica. Esta envuelve hoy âl nuevâ etapê de la lucha contra el régimen d€ Pinochet, la cual

conjrmto de la sociedâd chil€nâ y marca la coyuntun, el carac- abârca câda vez mis sectores hasta hâce poco desmovilizados.

ter y el d€stino posible de la crisis. A p€sar de los salvavidas que

Entonc.', O1ile, ho!. una opîiôn a b c sh'

eventualinente pudrera lanzarle el sistema finarlci€ro mundiÂl

'No vislumbra ,lna altemalii". "lstunbru Se vislumbrsn a/tandtlar La

â1 régimen de Pinochet, esta crisis no tiene sâlida a corto plazo.

repolitzâci6n d€ la socr€dâd chilena, la propia crisis latente

Hay, ademâs, una crisis politicâ no mânilestada claramente

del négin€n, la incâpacidad de éste para dâr solùciones pers-

en el interior del régimen; p€ro toda la disputa que âctualtnenpectivas,

en fh. . . Todo eso se ya conjugiando paulatinamente

te existe entre "gemialistas" y "nacionâlistaj', €ntre ellos y

eû la generaci6n de unâ grân alternativa democrâticâ pala

el propio Pinochet, la actividâd de sector€s d€ l burSuesia

que tratân de rcorgânizar el Panido NâcionêI, indican un grado

alto de desorientrci6n y pugnâ en el bloque eû €l poder. |Una de esds opciones wia Ia del Manifresto Demo.rafico ?

También s€ inscribé en esta 6isis nacional lo que s€ h d€- Est€ se insc.ibe exactamenle d€nlio de esa crea€i6n de alternomhado

lâ crisis moral. EIa es siempre discutible, sus parânatvas posibles. No es la ûnicÂ, sin dudâ, pero es la que ha

metros no son fÉciles de distinguir. Sin ernbÂrgo, todo aquelo tenido mayor fu€rza € impâcto en los ultimos tiempos. Me

que dice relâciôn coû 1os valorcs éticos es€nciales d€ una atrevo  decir que €1 Manifiesto Democrâtico fue unâ suerte

naci6n eslâ en crisben nuesûo pais. Hastâ en lor negocios. . de gati Âr la conciencia polidca de muchos sectores âdonn€-

rccuérdat€ de la polémica Vial-Luders, via Ricardo Cho, cidos que, a,in cuândo habianplanteado la necesidâd d€ g€re-

por el âsunto de la "compra" de la m€diÂci6n de sus conflicû el mir amplio conænso democrâtico posible, no habian

tos fmâncieros; del sicopata de Vina del Mâr, en que estin dÂdo los pasos suûcieates como los qu€ fuimos capac€s de

inmiscuidos Gublei y poiic{as ùiformados; de los as€sinatos dar nosotros, que impulsâmos las conver$ciones que desem'

de Calarûa peryetado! por agentes de lâ cNI; en fin. . . Esta bo.arcn en Ia firma de es€ Mânifiesto. Este se insertâ en la

crisis moral estÉ vinculâdâ a otra gran crisis del pafs, la de la p€Npectivâ de g€nemr la evidencia de qùe dêspués ale Pino-

esperânza. Nuestro pueblo viviô, hasta hâc€ unos seis meses, 1â chet es posible un proy€cto nacional democratizzdor y de

crilis de la esperanzâ. No se yeian câmind ciaaos, a poco que eisten los ag€rtes, los el€mentos y los hombres, no s6lo

andar, parâ dar cuenta del régimen oprêsor, qmdlan lâ apatiÂ, de los partidos. djspuestos a asumir las gandes lâreas naciona-

€l desinteés. . .

les que permitan sacar â nuestro pafs de la crigis profunda en

que lo sumi6 el régimen

Dices que nuesno

actuâl.

Weblo

-Jor adas .le protesta como h del I I cle nayo ino son tinto

o mâs impoûante! que et Maniliesto D;mocrâtico en rclaciom

a estimular ,:oûcienciar y a ofteær opciones a la dictadutu,

por o.anto inyolucfaû morilizaciôtl social opontoru?

-Estoy de âcuerdo. Aunque tengo câsi lâ cerl€za de que la

protesta del I I de mayo, convocada y dirigidâ por lâ Confede-

'\iviô" ur14 crisis de evemnza- . .

-Si. Lo digo en pêsâdo, porque en el ttimo semesûê s€ ha

r€vêrtido la situaci6n y esa crisis de esperanzâ hoy no existe.

Por el conFario, Ia posibilidad ciertâ de poder orgrnizar en

Gartôr Rôzù (Fùd6nimo), chilem, rccùlistâ. El têxto fu. trosdiro

y .LboEdo por Mùcelo Schilins.

Archivos Salvador Allende


î

racidn de Trabajâdores del Cobre y asumidapor€l conjunto de

los clilenos. asi como lostriunfos opositoresen laselecciones

de colegios prôfesiorales y en los otganisrnos estudiânliles

universitarios. han sido posibles no sôlo por el Manifiesro

D€modâtico, pelo fundarnentalnenle Porque en él se viô un

esfuerzo politico delerminante, capaz de concertar fuerzas

politicâs t social€s dispueslas a enfrentar à la dictadùra Entonc€s.

el Maniliesto D€mocfâtico no es el ûnico, pelo es un

fâflor qde explica ba'taile lo que fue la prolesta nâc'onal

e.âc elecciones \, naturalrnente,lo que serân lar fulurâs pfoles'

tasnâcionâles, que e111 de mayo no hat hecho sino comenzar'

icômo se ,inculan eslos esluercos de amplia concentraciôn

.temocrdtica antialictalotidl æn hpe pectba de fuchaporcl

-Yo no dùia que se rraude momentos æcùenciÂles Nuestrâs

organizaciones socialistâs, bâsicamente el Partido Socialista,

tienen clâro que €n este periodo es fundamentâl la creaci6n

de un frente amplio opositor con carâcter d€mocrâtico. Con

todo, t€nemos iguiinente claro que ninguno de 1os partidos.

orSanizâcion€s y personas que han concurrido a lâ firmâ del

Manifieslo, hân deiâdo de lado sus proyeclos esiratégicos y

los socialistas chilenos tampoco hernos h€cho tal abandono.

Heûos revisâdo y renovâdo a la vez que .ecuPerado y rea'

firmâdo nuestro p€nsâmiento y acciôn en orden a una

definiciôn estrategicâ del socialisrno €n Chile Eso nos p€rmite

coordinar mâs claramente la lucha actual cor la lucha por el

socialismo. sin soluciôn de continuidad. [â lucha por el sociâ_

lismo en nuestra palriâ rcvisre câracteristicas nuevâs, distintas

a las del pasado. Es necesâ.io rearliculâr luerza y conciencia

popular e; tomo a lâ idea sociÂlista, y replântea$€ muchos

elemertos que teniamos como dogmas. Pero no hemos, ni

mucho menos, caducÂdo la persp€ctivâ estrstégjca del socialis'

rno. Elia hay que reconstruirla desde ya y, al cslor de la lucha

actual. reincorDorsr el ideario socialista en la conciencia d€

nuestro puêblty de sus €lases y s€ctores mâs postergados.

-Dices que es preciso ûeû fuerza pot el socialismo "desde

y0 Sin cmbaryo. cn ct llanliesto Dcttottà 'o. el Patr ù

Camunisla esta ou\entc. E\Îc he(ho , no .kbilita h pcrspeî ti'

No habria que confundir algtrnas cosàs El Mai'Iifiesto Democrâtico

no pretende s€r el grito de rcbeldia popular que pone

â la orden del diâ la luchâ porel socûlismo. En realidâd tiene

un carâcter basiânte elemental y estd referido bâsicâmente  lâ

coyùntura. Es mâs bien un llamado, que tiene cârécter de pacto

en 1Ânto que las fue.zas en él comprometidâs han resuelto

hacer conciencia d€ que €n Chile no hay altemativas si no es lâ

democracia Por lo mismo, es limitâdo, yâ que no es un acuerdo

pol-tico de la nâturalez, 'frcntista" man€ntemente. Pero no hay duda de que el PC y su lu€rza,

en e1 presente, es nec€sado para la conformaci6n de un concenso

democrdlilador lo mas amplo po"ible.

.-Los s


los pueblos oprimidos del mundo. Cuândo hablamos de plu_

rdlismo eetâlnos djciendo que en el iocialismo estén. con plenitud

de d€rechos, todos aquellos que quieran avanzar en la

socistizaci6n p€rmanente y constante de lâ sociedad, y entre

los cuales no s6lo deben considerars€ los [arnâdos pÀrridos

socialistâs, sino que âdemâs otras expresiones sociales y cultu_

rales que lean refleio legilijno de las rspiraciones de nue"vo

puebrô. Creemo.. claJo. que no câben aqùellos culo ftn de

sienDre serd minar el d€sârrollo democrâtico de la sociedad

socialista. Sin embargo, eslo ûltimo no pued€ significâr con'

vertt €n funci6n esenciâl del Estado sociâlista la repr€siôn del

disidente ù opositor. Po. otm pane. derivado de lo anterior'

nuestro sociilismo es poriador de un profundo humanismo.

que no desechârnos a p€sar de los muchosembates racionalistâs

i positivistâs que desde el propio rnarxjsmo se han hecho en

En suma. nuestra propuesta sociâlista busca la sociâlizaciôn

real del poder.

Eso. en cuanto a principios pdn una teoia polinca I del

Estado en et socialis,no; if en cuanto a h economia?

Conbinar formas nûltiples de propiedâd v de gesriôn, preservando

Dârâ el Estado 1â capacidâd de orientaciôn seneral

del funcio;arniento de la econornia Ptopiedad privâdâ, empresas

de trabajadores, propiedad social, formas coop€rativas

v aurosestionadas en los s€ctor€s tÔ estratégicos. PreseFaciôn

pira el Esrado del manejo de las empresas eslratégicas,

de m;do que disponga de capacidad €fectiva parâ ordenar v

conducir el sentido Senerâl del desano[o econômico socIaL

del Dais. Por cierto. introdociendo en las enpresâs del Estado

formas de panicipaion, conuol y 8e{ron de lJs rrâoajadores

que lmiten la auronomra estatai y combarm el surginrrenlo

de tndencias &cnoburociâticas y de la bùrocracù como nue_

va clase diriSente o dominanæ

Toda heterdloxiL tiene .ostos a ivel de Las relaciones

Por eso los sociâlistas hemos combatido siempre la bipolaridad

y l divisiôn d€l mundo en bloques, v pârâ saln d€ ese

esouema mâniqueo retomamos, como en muchos oros asun'

to;, el lesêdo ;ôrico politico de Sâlvador Allendei tender a

Ia diversificâciôn de nuest{as relaciones intemacionales en

lo econ6mico, Io politico diplonâtico, lo cùliural, en la

defensa. practcando una polftica de no alineamiento activo,

solidâria;on América Latina y sus pueblos, y con el llamado

Tercer Mundo. Todo elio sob.e lâ base de un esfuerzo por

acrec€ntar. €n dive.sos âmbitos, la fu€rzâ propir de Chile,

aunque sin pr€tensiones âutârquicâs.

Chile se ubica en la zona de intefts esttutégica dhecto de los

Eti UU. iQué tipo de rclaëiôn posfitlis desaûottù hacia ese

lPor un largo periodo hist6rico todas las fùerzas progresistas

del continent€, incluso las socialdemocrâtâs v populistas'

el ecoloasmo. el pacilLsmo, en fm con lo. cuales ç puede

contar para los prôyecLo' de liberdciôn de .lueslros pueblos

Oue asies,lo prueba hoy su oponlion alinrervenciorusmo de

Reagân en Centroamérica y su oposici6n de aver al genocidio

y la guerra en Vietnâm

foué otros apotos pueden contribuir a neutrulizot la agesi'

Las relaciones enrre los pueblo\e\plulado5 enlre losgobrer_

nos de liberaciôn y ente las fuerzas politicasafinesenAmérica

Latina v el mundo. Respecto a €stas ûltimas, en €special las

relaciones entre las fuerzâs sociaListâs, cuesti6n en que se han

dalo pasor ùrelesanrer de.pro\mactôn que al.anàn a los

lucrdliiras .hilenol v a lâ con\ergenna Ps

"l ) al MR de

BoLivia. al PsR y â la UDP en Peni, âl PsR de Ecuador, âl MAs

venezolano, â prrtidos brasilenos v Ùruguâyos Ën Argentiilâ.

el asùnlo es cornplejo, pero hav fuerzas politicas hâsra en el

peronismo que !8r.ren con arenc,ôn nue)rras e\periencras )

oenpect,uas. Hat condicrones para replanlearnos la vrsiôn

Lrino"merican'sia riernpre presente en lâ3 defiflcione, pollico

estratégicas d€ tuesiro partido e ir a 1â aterializâciôn

de un acuerdo câda vez rnâs piofundo con todas esas fuerzas

que, no siendo idénticas, ti€neo provecios conguentes

icunles son tal lineas de tx:ci6n lmdamentales que ustedes

impulsan pLta logar el término de i4 dictarluru ett Chile l

No hav Dosibilidad€s de lelminar con la ùctadurâ si no so"

mos caoices de comprornerer en eilo lâ voluntad del conjunto

de nuestro puello, de elevar el nivel de rebeidiâ popular, de

,"conttruit t€iido de organizaciones social€s del pueblo

esrrechândo "t las ihciones entre elos, itcluvendo los partidos,

v J€ senelar un proveclo qùc [ralcienda concrncia' \olun_

i"a". u t" situaci6n actuâl Solo l. driculacion de la acrdil

rjiuersjuad opositora, la genetâti,,acio'r de la( e\penencÉs

oarcidle. de iucha ! 13 globali,'âciôn del contu'to con la diL'

iadura en rma gr:n protesta nacional, dârâ cuenta del régiû€n

militâf.

- I cômo se encaru el ploblema .le ]a 'lemoratizaciôt|. en

es\ecial rcspecto a las fuezas armadat?

L sn-iin a" una denocratizaci6n real pasâ porqu€ lâs

fu€rzas politicas comprometidas en cse procêso asumân lâ

obliaaciôn hisiôrica de una democrâtizaciôn profund! de las

fueruas armadas y del poder ludicidl en Ch e t n conrenso

nacional en ese plano es imprcs.indible \o se lmla de Jeç

truir el ejércilo, s€ trata de refomulâr su papelen la sociedad

chitena y retornarlo al ro1 que hisr6ricamente cumpLiô en

deîensa de lâ soberania, de conpromiso con la democracia

y con el desârro o €conômico social Sôlo ùn ejército asi

concebido es gêrante de la inægtidad t€rritorial del pâis A su

ter. el poderjudrcial recLriere una reeqlruclurd'iôn 'usrânl a

) reàsunùr unâ necesanâ equidrrtrjrcia que le aulono'nice del

iendiÉn como eneûgo fundarnen&l a los EE UU. El inpena- À1r€sDccio hay unâ evid€ncia po. rodos asumida. Qtreesta

lismo estaduniilense ti€ne demâsiados interesês en la reSiôt t"rea demooatizadorâ s€râ una de las lnâs duras. difici1€s v

y que son obstacuto para cualqJiet inlenlo de con


los a ûo impulsar ni p€rmiti. 1os cambios necelmios que hoy nunca perdimos la conlianza en que el movimi€nto estudian_

exige el conjunto del pais. Sin embargo, es probÂble que esos til resurgiria con la fireza con que finalmente lo hizo, o en

s€ctores !€an cadâ vez mds minodtarios y que incluso en las qu€ el movimiento sindicâI, a pesar de sus divisiones, êdop-

prcpiâs fu€rzas armadas $rria la idea de que esos esclarcci iâIia un camino de lucha como el que adopt6, dirigido pdn'

mientos son necesarios. en b€nelicio de la remoralizaciôn de cipalmelte por la Confederaci6n de Trabajadores del Cobre

la sociedâd y pa.ra el r€scate de la coûvivencia democlÉtica (oc) y la Coordinadora Nacional Sindical (ois).

entre los chilenos, en cuÂnto ésta es el mâs s6lido puntal de la En €l ûltimo ano, mtltiples mênifestaciones de luchâ y de

defensa del pais. Àsi, es probable el establecimi€nto de t.ibu' organizaciôn populâr de bas€, mâs la creciente capacidad ornales

de justicia debidamente cali{icâdos, con l€yes no rd loc Banizatva de los pârtidos, d€muestrar que el camino va mÉs

sino âctuâlm€nt€ vigentes, que se.n c.pac€s de juzgar à la luz por ese lado qu€ por la ide de g€nerar ejércitos poPulares

de principios juridicos univeKêles los delitos com€tidos por irregulares a partir de 1as barriailas de SantiÂ8o o focos gu€rri_

el terorismo d€ Estâdo pino€hetista.

lleros o actos de terrorismo destinados a "elevar" desde afuera

aEn qué consiste la prcpuesta

la concienciâ de lucha de los trabajadores y el pueblo. Lo qu€

del complomiso democtitico?

-Ni la ideâ del pacto so€ial. ni del pâclo de 8obieno âgotan

actuâlrnente sucetl€ en el pâis no €s el fruto de un dia rti d€ ur

nuêstfa pfopùesta del cornpromiso democrâtico. Tras ella €stâ

acto, sino que es resultâdo d€ toda tma pâciente reconstruÈ

la idea d€ la conjugaci6n de fu€rzas sociales y polilicas en

ci6n del lejido soclal y prueba que lâ lucha contra lâ dictadura

pasâ por

torno a ùn proyecto nacioml que dé cabidâ a la democrati_

la cÎeaciôn, d€sâirollo y profundizaci6n d€ los ele-

zaciôn. a lâ creaci6n de insttuciones s6lidas y estables, de

mentos fundâmentales para erigir un amplio ftente opositor

espacios de pffticipÂci6n popular real y p€rmanente, de me_

con capacidad y voluntsd de luchâ democllôlca.

canismos pâra eleiar coNiant€ y progresivarnente lrs condicio_ Poi no rcswdat esa politica de

nes de vidâ del pu€blo y, en especial, de los s€ctores mâs

postergados. Ninpin partido, ni el conjunto de los partidos

de izquierdâ estdn en condicionet de asumir, €n reF€s€tta-

€iôn de nuestro pueblo, un paclo sôlo Pâra congelar los

leSitimos inl€r€s€s y demandas de los clilenos. Por ello, un

compromiso democrâtico lo insertâmod, mâs bien, en la idea

de armar luerzas en un glan proyecto nacional populù, de

carâcter democrâiico, que rcsponda a los interes€s histôricos

de Chile pennitiendo el rescate de læ justas y legitimÂs ÂsPiiaciones

de tas clasês mâs postergâd.s de su sociedad

- icràl es tt diîercncia ente el "ftente lntifoscista" del

Pc y el ftente amplio opositor que e consnute 4 trî:t'és de

hechos como el llaniflesto Democr,itico l

En la tesis del rc habia un intento de conferir a determina_

dos sectorcs politicos, en exclusividad, la capacidad de ter

minâr con la dictadura y 1Â repres€ntaciôn del pu€blo En el

Manifiesto s€ conjugan fueras en condiciones de igualdad'

inclu$ con prolecros eslralégicclÙsldricos disdnto( y. siÎ

embârso, de acuerdo en una cuesliôn es€noâl: enlregar una

altemaliva d€ coyuitura a nuestro pueblo, unâ p€rspectrva

de movilizâciôn y de conducci6n €3tâb1e, seriâ, orgânizâda,

â sus demandas. En el Manifiesto D€mocrâtico no hay un

pâcto de gobiemo. Hây tm compromiso pâra acabal con el

;égin€n militar y de int€malizar en la sociedâd chilena la

idea de que por €l actual cârnho no €s posible salir de la gan

6isis nacional en marcha,

-El Pc sattô ale lrs tesis del "frente Ltifascista" a Ia politico

de ta "riob cia aguda". iTe parcce pertinente ese conbio de

-Nùncs hemos logrâdo hotad{ en lo mis intimo del por que

del c.smbio, ni €n qué consiste lâ nuevâ Politca comunista.

No hemos ll€gedo a comPrenderla con la clâridad que ûl vez

tjenen aqueUos que la han formulado. Alora bien. p€nsâmos

que fue planteada en €l momento en que, apar€ntemente, s€

c€rraban todâs lâs formas d€ lucha de masês, olândo en apa'

rien€ii se produ€ia una suerte de desmovilizaciôn generÂlizada

a râiz d€l plebiscito de 1980. Crco que, €n gan medida,

esâ politica estuvo precedida por estos hechos, obs€rvados de

manem dernasiâdo mecânica.

NosoEos, pese a que constatribamos con realbmoelèstado

alel moyimiento popular, e int€ntamos continuâr hâciéndolo'

'riobncia aguda", P te

-No pretêndo que me €alifiquen de otro modo, porque sêr

paciâsta no es, mucho menos en âbstracto, un pecado o ÙII

esrisma del aue deba sacùdirme. PeIo es un calificalivo a lo

me;os pratuiio, porque nuncâ hemos eslado por placdcâr en

Cldle formas exclusivamenl€ pacitcas para poner fin a la

dict4dura. Sin embargo, cleo que la antitesis del pâcifismo ês

tâmbién ùna ideâ equivocada que reducs l politica a un pro_

blema de fuerza y nâdâ mâs.

Por €1 c${cter de lâ dictadura y el.ol de Pinochet en ella,

nos inclinamos a p€nsâr que desgaciâdamente, y r€calco

desgaciadamente , el éCjntÊn puede llevarnos a momentos .le

violencia qu€ tendremos que €drcntar, pero con lâ capacidad

orgânizada de nuestro pueblo. No con vanguardisrnos, ni con

la idea de $re sôlo rma élit€ paramilitar esti en condiciones

d€ oponerse a esa violeûciâ.

-Ia rcaûitulaciôn del motimiento sindical ise da ri! orgaûi'

zacioncs de base (|tn diiScntet rcprcsenta.iro\ o pot esluerzos

tioo la cNs, nâs biatl de atPula?

-Trânsita por una relâciôn entre ambos tipos de procesos La

geoeraciôn'Llanadâ c!pulâr fue un proc€so necesârio ) nosôlo

in lo sindical. \o se la puede descrlific-ar a pnoi a patû de

conc€pcione. teôricas abstraclas Sin embargo. esld cLaro qu€

ninquna de lâs oraânizâciones creâda3 de esa manera r€coge

todi ta riqueza ael movimienlo sociâl generado al calor de

la lucha antidictatorial.

- zNo te Wrcce que se tecuperu mis artéttttcanente la auto'

nomia del mot'imie to popular y uM ûuew moddlidad de

rclacién ente éste y 16 patdos, ti se pirilegia el rcagrupamiento

en tomo a los diigentes y organizaciones reales existentes

hoy dis, tws que en tomo a lat foiodas por b .ipub?

-Yo creo que es efectivo. . .

- 2lbas a agregar un "peto"?

No. No es un "pero". Qùero deci que no todos los partldos

hân hêcho ull ândlisis critico d€ lo que fueron sus relâcion€s

con €l movimi$to soci.l, aniâno. Las fuezâs socialirtâs, de lâ

convergpncia o del Ps, en general si lo han hecho, y muy critico

Dè la experienciâ viviila emerger, un nuevo tipo de rëlâci6n,

ayudâda por lâ c.nci€ncia resp€cto al problema €n dnig€ntes

Archivos Salvador Allende


I

t

y partidos y, sobre todo, por l$ exigencias proveniertes del uû enlrce coordinador permanente, zsigttificr que ha! Iineas

propio movimiento social.

ete acciôn inmediata que se impulv con el aaætalo de bs por'

- acr'il es tu risiôn de la converye cia social]lta?

ticipantes en el eAs?

-Correcto.

-Es ùna exp€Eencla plurirlista, htegradon, que

Y eso es extensivo a la conc€rtaciôn de la ac.iôn

rescatâ valor€s

culturâles y sociales qu€ el Ps pel ie no rescatâbâ. Entre otrâs en movimiento social, por fientes y regones

târ€Âs ti€ne la de redefinn nuevas relaciones en I jzquierd.a -En esta rueM ilirecciôn unitaia del Ps o esti l4 Coodlna'

chilena y la cuesti6n d€ l hegemonia en ellâ, ssi como la de dom Naîiônal de Rcgionalet .xqt. quc desde un rcmienzo

contribuir esenciâlrnente a la conjugacidt de las fuerzas de_ paticipô cn el pnîeso de un arr conûibuvcnllo a gcstat el

mocniticâs contra la dictadua. Lo pdncipâl €s que tie1l€ la sntecedente del .PUS que fue el Comité de Enltce Peifimente

posibiûdâd de transformane en unâ fueû{ politicâ, cultural, de los soci{'listas: ipor qué se rcstô?

espiritual, teérica y molâl qùe hegemorfce un glm proyecto -Mirâ. Los ârgumentos dados por la o'rR son de dos ôrdenes.

esùatégico social$tâ pam Chile. La convergencia sola, sin un Uno, de descodirnza, en el sentido que €l cj,Us no va a dar

fuerte Partido Sociâlista no tien€, â nu€stro jùicio, posibilida- cuentâ de todas sus exp€riencias o inqui€tudes Otro' que

des perspectivâs, Âsi cono el Ps solo, sin capacidad de asumir pârâ la cNR el ous es un paso prcmsturo. Nosotros de]âmos

el nuevo fenômeno de esâ fuerza socialista gestaila êl calor de estâblecido qtr€ éste es un proc€so y, por lo tanto, que sus

1â ins€rci6n social de uI1 mensaje evang€lizador popular, no exigencias e inquietud€s teniaî, ti€nen y tendrrill cêbida en el

tiene posibiliilâd de enfrentâr edtosamentô el reto democrâ- CPùS. Por otra parte, hemos probado que no es pftmaturo

tico socialista en nuestÉ patria.

Dorque. mâs allâ de las diferencias qu€ en él subsisten, hâ dado

ionducciôn rinica y honogenea al partido,lo cusl demuestra

iPor qué el Secretariado de Converyencit Sociafista (scs)

no frtmô el Manifresto Democnitlco? iNO es un contrasenti- "

Seguimoi pensaado que ta cNR debe estâr en el @us, en

do que ustedes lo fmuran sin sLts ptincipales aliados e i teÈ especial sus companeros que estân €! Chile, y que sus inqùietùdes

pu€den ser discutidas y resueltâs democrâticamente por

Los demÉs partidos que coflforman el scs, por distintas todos los socialistas en el cPÙ s

razones, se pronrûciâion porque éste no firmara el Maûifies.

ro. El MÀ.PU, el MAPU oc y la rc enfrentaban para ello diver- -Tam\oco estâ completo el sëctot diiSino pot Clodomito

sos problemas, derivados de aproximaciones y valorizâciones

distintas respecto al signitcâdo del Manifiesto. No s€fralo Est; ti€ne onas râzones Sô1o adhiere un sector de esâ or'

cuales son la3 contradicciones que se dieron en su geno, pero

sadzaciôn por lÂs disiintas apreciaciones que en su mterlor

pienso que son d€ fâcil soluci6n. l-a co$ es que no estaban iav frente ai uoceso de reconst.uc.i6n partidâriâ Un sector,

resuellos Âl mom€nto de la firma.

el que lumo. se ha compromerido hac€ liempô en La idea de

Anora, lo ocurrido no es un contra!€ntido. Nosotros no lâ reconslrucci6n unilana del parlrdo. de modo claro ! cale_

privileSiÂmos el Madfiesto por sobre la converg€ncia. La carta {6rico. El otro no cree eI1 esto A esâs contradicciones se

qùe el scs envi6 â los firmantes del Manifiesto haæ unâ valo- àebe esæ hecho, las cuales s! hicieron manifiestâs Ùna vez que

rizaci6n positiva dÊ su impacto en el pais, en sus fueÊag poli. el s€ctor de Alm€yda fracasô en su pr€tensi6n d€ aparec€r

ticas, y de lo que fue nuesta actitud.

como €l unico destacâmento socialistr en el pâis, descono_

ciendo asi la crisis partidana y a ûuchos sêctores qÙe se

-Las fuezas cle la converyetcîa idesconfan o linpanza con reclamâba$, legitimamente, pârte del Ps

la rcco6ttutciôn socîalistd y la ænstituciôn del Conité Politico

de Unidad l,cialht/J tcPus) como dtecciôn unitdria? -El Droceto unitatio iesii cistdlizado rcspectÔ a ta autoex'

Ll pronunciâmienlo de los dirigenæs d€ lâ convergencia y ctusiôn ae uno ae tos sectorcs tlel PS dirisido pol Almevda?

de sus partrdos ha sido, â1 respecto, positivo. Aunque cadâ Por 1â informaci6n que tengo' €llos no han rcsuelto esa

uno desde distintd Frsp€ctiws, hân €xpr€sado su conplac€n- situaci6n. Dentro del pr6ximo mes denen una reu on en que

cÉ poT esæ proc€so.

definiiin su posici6n. Aii veremos qué pâsa

.L.n tomo a oué potiticar nedulûe\ se dio el deenollo del

:Y quc orurrP on la unidad de t'Equicdaùilcnt hot dla:

àts? :o ilo se iau del rcen ent o de tû fanilia : il r;sDecro se esrÉn dando iniciauvâ( apegadas â la realidad'

Esté dest€lada la ideê de unâ simple ùnidad nostélgica de Dero no sôlo de la situacion del pais. sino lanrbiën de los par-

1a familia sociâltuta l,a êxperiencia Yivida despuis del golp€, idos. tso permire aviorâr que un nuevo enlendmienlo se

10 ou€ estuvo tras de cadâ d€sgsjami€nto del partido,los pro- g.n"'ui'ao paularinamenie en el pâis en're las fuerzas

bb;as Dolitico-te6ricos de 1â crisit vivida por el Ps en los "'J


COI{vERCfnCn .um. 9, julo de 1981

América Latina

La difîcil comprensiôn

del marxismo

José Aric6

Si la doctrina marxista logrô difundirs€ y conquistâr una presencia hegemônicâ o por lo menos significativa

enhe las clâses trabâjadoras eulopeas, venciendo lâs frertes resistencias que le oponian obas corrientes ideolôgieas

anarquistâs, ûacionalistâs o demoolâticâs, en Aûérica Latina este proc€so debiô afrontar ademâs

nuevos obstâculos en buenû pârie aûn hoy insùperados.

En primer lugar, la ausencia de un modo de producciôn dominante en el que la emerSencia de una mano

de obra libr€ y âsÂlariâda adquiriera los rasgos de tipicidad y el grado de generalizaciôn caractensticos de lâs

formaciones capitalistas modernâs. De ahi que âunque el românticismo social fueta una componente insepâ_

rable del movimiento independentistâ y de lâ formaciôn de los Estados nacionâles -lo cual habla de la faci'

lidsd con qùe las ideologlâs de tmnsformaciôn sociÂl penetrâron en nùesha regiôn-, el socialiuno como

pensamiento y como acciôn, y con él lû difusiôn de concepciones de matriz marxista, sôlo comenzaron a

evidenciârse haciâ fines de siglo, una vez que se hubo completado la âboliciôn de la esclavitud en algunos de

los paises m6s avanzados, o que en otros las fuertes inmigraciones europeas hubieran creado una considerable

masa de trâbajâdores libres.

Sin embargo, la aparicibn en el escena- la marginalizâciôn de rma pa(e sustânrio

de b5 lucha! socùles de las nu€vâ! t de la luerza de trÂba.to, la limitaci6n

figùns del proletariado, de sus institù. del p€so del proletadâdo agdcola y el

ciones do clase y de formâciones politi. aislamiento frente al ml}ndo ruÉl de

cas sociaÙstas estuvo en buena p:ure un proletariado de industria de por si

condicionada por las limirâciones que fuerr€menie minoritârio y desplazado

cancterizaron €1 proceso de abolici6n geogrâficâmente eû las zonas minerâs

recursos naturales demandrron la cons_

lrucciôn de fenocarriles y puedos, al

mismo tiempo que ia cr€âciôn de una

indusûla incipi€nte en los ramos de

mineria. texlil€s y alim€ntsciôn. Con

la relÂtiva expansi6n de !n industrialis.

mo moderno y de lâ incorporêciôn de

del Fabajo selvil.s La imposici6n ex- y de la costâ.6 Lejos de conducn â unâ la agricultua al mercâdo mundiat, se

tema de las relaciones de prodùcci6n

câpitâlistas s6lo logr6 abrnse pâso al

pr€cio de unà imbricaciôn âtipi€a de

modemizaci6n y u.auniformâci6nmâterial

de 1Â diversidâd d€ lo socid ens'

tente, la introducciôn yel desarolo del

fu€ constituyendo una masa de traba.

jâdores sometidos a las m{s dulas con-

dicion€s de trabajo especialrnent€ en

formas productims que mantuvi€ion câpitâlisno en América Latina produjo los lugares de predominio del trabâjo

hasta bien avanzado el siglo XX la pre- una formâ €conômica relativamente s€rvil-, a una penosâ explotêci6n €cosencia

deciliva del tabajo selYil. P€ro

la coexist€ncia de trabajo servil y trabâjo

asalariado si bien gen€r.lizâtla formss

de relâciones qùe permitian la reproduc

inédita cancterizâda por la sup€rposici6n

d€l modo d€ prodùcci6n capitalista

sobre todas las formas anteriores y por

la transformaci6n de ésias en producton6micâ

y a la negaci6n de los derechos

y de las garantias fôrmainent€ recono-

cidas por las constituciones "liberales"

que ia! clâses dominantes de la! repûci6n

del Épital, establecia limite! insu- ms de mercaicias. blicâr habian impuesto en sus pais€s.

p€Iables para lâ constituciôn d€ un

prol€tsriâdo modemo. El resultsdo fu€

l-âs nec€sidades suscitadrs por la

explotâci6n câpitâlistâ de nuestros

e su vez, las demandas del mercado

rnundial en exparBiôn y el defidt cI&

Joé tuicô, arsenliro. editor de Pzedo /

&esert , aesl de Sisio XxMilores, Mê

xico, € inverligado. del Carbo de E tudios

Contemporineos del bsùtùto d€ Ciencils

de !a Unte^idad Aut6noru de Pùehla,

Méxjco. El Èxlo, qu€ es part€ de sù obra e.

pr.p@.iôn {.a îotw.ùtn det ecin\wo

bnr@ft.nûno, contuûa s! pubù.aciôn

iniciada en CPN.ERGENCIA nÉnr. 7 y 8.

5 'TMbién

la spùiciôr del sociÂtilro

*ti f.eo€ntementê ondicio@d. por L

abolicidn de es& 1ralajo ÉFil ft en 1905,

por ejenpto, o €a ùn !nô dcspués de la aboùct6n

pdcial de las @*@s paB los indisenas,

cundo e cônstituyc b priden organizaci6n

scialista de Bolivi., L Uniôn obr.m Prime

ro de Mayo'. lj d@ciôn fornal del ?dtido

olrero' br$Ieno, en 1890, siguiô igulnenre

a la aboliciôr de la eelavitud (1888). Y si el

priD@ periôdico obÉrô culùo, rr' ltor4,

circulô d.sde 1865, 13 iniciâaiva .le mililelès

cono Eûiquê Rorg Sar Mùtin o Fmit

vddés Domi.slez iiùctili@, en el'cnû!re$

Olr€ro de 1892, !ôlo fw dqpués de la abc

Archivos Salvador Allende

lici6n dêfinitin de la esclâvitud (1889)";

Robat Pùis; "SociÂlis. €t communisme

en Anériqùe Latine", 6p. tll de Histoûe

Edétule .lu tu ialine: 1. w, ?ÛF, Pùft,

19?.8. p. 166.

" t2 ubicùiôn gæsiiJi@ d.spLzada hâci!

los puertos y zoMs de la costa dei prol€tdiâdo

industial lini16 fùertme.te la posibilidad

de expan6itn @cional de oreùizciones

scidùis que. @no la ùsentira o uùguyâ,

hùie logrado fuerre implÈnteciû €rtre los


nico de fueÉa de trabajo en algutâs p€rniti6 e incluso oblig6 que nacio' necesarios pâra qùe la propiâ acciôn

rEgiones lâtinoarn€ricanas condujeron n€s en las que el capitatsrno abarcaba de clâss estuviera en mejor€s condicio_

a las oliSarquias locaies â aprcsurar el s6lo a una redùcid câpa superior de la ûes de tritnfâr. Demûcratizaciôn radi-

proceso de formaci6n de urla masâ de sociedad cieârân y âmpliaran rep€nlinacal y profùrdizâciôn del d€sâr.olo

trabajadores libres mediante lâ ùmie/amente su superestructùrâ câpilalista en capiiahata apâreciat âsi como dos ele'

ciôn masiva de tûâno de obrâ excedente unâ medida enteÉmente desproporcio' nentos compl€mentarios de un proce so

europ€Â en una maSnilud lâl que en pa- nada at conjunto del organismo social, ûnico de superaci6n del atraso Y de

ises como ArSeotina los inmigmnles que llevaba a câbo la mayor parte del madùraciôn de las condiciones para una

constituyeron por mùchos anos h gran trabÂjo productivo segûn los métodos soluciôn sociâlista. D€ hecho, el movi''

mayoria de 1o3 tnbajadores de laciudad tradicionales. Por eso no câbe la menor miento obrero quedaba reducido a un

y del cêmpo. Y est€ compon€nte extfttrl' drda de que en esos Estados €1 fer.oca. mero polo râdical en el int€rior del

jero habria de operff lueso sobre ias ca- nil ha acelerado l desintegaci6n social tnovimiento dernocdtico bu4ués

racteristicas y la ideologia del prcleta- y politica, de la milmâ nânera que en Como no podia ser de otromodo.la

dado de lâs zonâ! d€ inmi8raciôn nasiva los Estâdos mÉs avanzâdos hâ aælerâdo objetivâ ins€rci6n de la clas€ obrerâ en

(A4entina, Bralil, Uruguay, etceterO el desêrro o final y, por lo mismo, la un proyecro de modemjzaci6n bÙrpesâ

contribuyendo a fijffle una improntâ ransformaci6n final d€ 1â prodùcci6n de la sociedâd daba como resultâdo no

que s6lo habrâ de desâparecer eo la capitalista".3

quefido, ûi previsro, una p€ligrosa

décadâ de los treinia, cuando los nue-

fraFneotaci6n d€l movimiento social:

vos procesos de industrialiaci6n extrai-

Reducciôn obr€ra 1â clase obrera se excluia â si misma su

gan d€ 1æ migaciones internas el flujo

potenciât capacidâd de cettro de agre_

Pero ùna situacidn como la aqui esbo.

de fuelzâ de trabajo nec€sariâ.7

saci6n social y politica d€ lss dernandas

zada debia tener serias consecu€ncixsd€

rodas las clases explotadas, pârâ

Caracterf sticâs propiâs sobre el tipo de marxismo y sobre sus convertirs€ en Paft de un bloque de

dreas geogâficâs de difusi6n en un

fuerzâs que tendiâ â excluir el mundo

El hecho es que las caracteristicâs pro- tenitorio en el que el surgimienro de

de las clases subaltemâs erosionâdas

piâs de la expansi6n capilalista en un proletariado relativamente numero. por ei crecimiento capitalista. Entre

Américâ Lâtifla y la profunda transfor- so Geaba condicion€s te6ricâmente masas popul es, fundamenlalrnente

maci6n operadâ por una introducci6n apta! pâIa su expansi6n. En Primer rurâles, y proletariado urbano, 1â frâc-

tan el€vada de fuerzâ de trabâj o exùân- lugâr, porque ese proietariado, d€bido tula inicial derivadâ de 1a introdùcciôn

jera en un lapso relativamente breve a su situaciôn objetiva, tenia fuertes extema dei capitrlismo se profundizarâ

provocâron una dislocaciôn econ6micâ limitâciones €siructurales pârâ cons- hasta alcanzar tos grados extremos de

y social râdrcal de toda Ia sociedad 1ati. truirs€ â si mismo como un c1âs4 dualizaci6n que la sociologia lalinoame-

noamericalâ, Lo qùe ante los ojos de las obrera capaz de unificar €n tomo a su ricâna calilica de "coloniâlisrno htemo

clases dominantes y de la inteligenciâ propia acci6n todos los antagoûismos

americâna aparecia como un gigantesco que el desârolo capitÂlista hacia

esfuerzo d€ "europ€izaciôn" de todâ la aflorar. En la medida en que

rÊgi6n, proæso que era exâltado como sus relâciones con el resto de las mâsÂs

una conquista irrevocabie del progrelo trabajadoras estaban predeterminadas

y de 1â civilizaciôn, ocultaba en reâlidad por la desarticulaci6n €conômica, social

ùn. distorsi6n demPÎe mayor de la y poliricâ de la sociedad 81obâ1, su pro-

rociedâd global, ùn. diferenci4cidn piâ identdad como clâse obrera tendfa

deciente de las estructuas econ6mico- objetivamente a constitùirs€ como una

sociales que frâcturâbÂn las soci€dÂdes conciencjâ d€ tipo corporativa, con el

nâcionales en zonas de "modemidâd" consiguiente eclipsamiento de toda la

y zonas de'îtmso".

multifac€ticâ problemâtics de la realizâ-

En luga.r de un contin€nte arrastrado ciôn nacional. La lucha por l legalidâd

irremisiblenentê al tolrente del prc$€- de su acci6n de clas€, por el reconoci

so universâI, Amédcâ litinâ se trms- miento de sur instituciones propias, por

fomaba velozmente en una wsta ârea lâ conquista de sus rcivindrcaciones

de disgegaci6n sociâl que exacerbaba como Foductor y como ciudadano,

las tensiones, deerticulaba las relâcio. tendia parad6jicâment€ a acentuar lâs

n€s gociai€s y p.Jsteryùtra sine die l2 inevitâbles caracteristicâs "cosmopoli-

constituci6n de esas nâciones bwguesâs tâs" d€ toda clase obrcÉ naciente. Y

que el p€nsâmi€rto positivistâ €urop€o cuando en un etapa posterior de su

y su réplica amedcaîa cotcebian como evoluci6n sùp€rô en parte su "aîtiesta-

û resultldo in€luctâbl€. Tal como lo talismo" inicial, para incorporai a 3us

hâbiâ observado Mar{ para el caso de exigensias la necesidad de lma demù

Rusia esbozândo ùna peNpecliva de cratizâciôn Édical de la soci€dad, esta

bûqlrda diferent€ de l, que bajo el dilataci6n de sus persp€ctivas no signifi-

qombre de "marxismo" acâbô por imco en rcâlidad la postdaci6n d€ ùn

ponerse en la socialdemocraci euro- proyecto propio y dif€rcnciado de

peâ- "la apai,iciôn del sistemâ fenovia- constituci6n de la naci6n, sino 1â lucha

do et los pritcipales paises capitalista! por la conquista de los F€sugrestos

'.

Cuaûdo la crisis de los afros 30 provoque

unâ ruptura ndical de todo el sistema,

anbâs verti€ntes del movimiento sociâ1

inumpirân en 1a vida intelectualy politica

de las naciones lâtinoâmericanâs

como dos cofiientes netamenæ diferenciadas

y hasta antag6nicas, inâùgurândo

Âsi una nueva etâpa en las luchas sociales

qu€ aûn estâ lejos de concluif.

7

Es ûn error demasiado cÊnèrâliztdo atn:

bùii cn ioma @si exclusiva el tipo de com_

portmicnto d€ la clase obr€r. del pcriodo

al hecho d€ $ condici6n extlanjeE. Es indis

cutible qùe dichr mndiciôn opero cono ùn

elmento retàrdatùio de los lr@sos de

nacionâlrâci6n de los trahajùdor€s. Pero

€xagerâr su inportanciâ condùæ a menos

precid la ioportância dechiE de los eil1ls

hist6ri@rtuctùâles et el estùdio de la

constitùciô! de lâ clas obtera latiloden_

qna. Solo alli €s posible encontrù el fùndanento

æd rle ud sinilitud de conporta_

mierlo inclus en aqù.los lu€Àes dorde l3

imigtacién fùe nototimenle nenor o ési

inexirterle. No es necesio lclùû qle este

€ror ti€ae cono 1iasfondo pôliti@ It visiôn

de1 3ocùlino coûo u! ldônero exremo"

a mà r@iilad supùeslMente ajena a ras

detqrniûciones d€ cb€.

'

crta de Md i Doielsôn del l0 de

abril de 1879, en K. M!!x, N. F. Dùi€lsn,

F . E aels: Cùespôn lencia 1864.1895: sizlo

XXl, Ménco DF, 1981, pp. 126 l2?.

Archivos Salvador Allende


Expresiones ideolôgicas

Ia segunda cons€cuencia se refiere a las

expresiones ideol6gicas d€ iodo este

si6n câpitalista, el sociâlismo modemo

propùenâdo por la doctrina de Marx

encontraba obstâculos insâlvables parâ

diflndirs€.

Peru, el pr€dominio del amrquismo

logrô bloqu€ar casi por completo la

difusiôn del marxismo, en âquellos

paiæs dond€ el desârrollo pr€naturo

proc€so. Porque es evid€nte qu€ tas Fue la corn€nte anarquista la qu€,

dificullades objetivas que tetia la clasÊ ha$a los aios veinte, mostrô ùnâ

obrcû para constituirgê como tal s€ ductilidad extrema pârâ h€r€dd buena

daban en el int€rior de un teiido nâcio- parte de todo eæ hibrido mundo de

nâl y contin€ntâl en el qu€ predonina- pensâmientos inspirados en proyectos

ban unâ multiplicidad de coni€ntes de reformâs social€s y de justiciâ eco-

democrâticas revestidas de un carécter n6mica, manæniendo no obstânte uia

social y de. utopismo socialita, sin que esti€cha vinculâci6n con las clases prc

existieran entre €llas Iâs ftonterâs mâs letâriÂs urbanas. Asi como buena parte

o m€nos pr€cisâs que desde la revolu. de los sindicatos d€ Argertina, Brâsil,

ci6n de 1848 s€ fu€ron eslâbleciendo Chile,Méncoy Perû estab.n inspirados

en Europa. La superposici6n eltructù- ideolôgicârnente en rma conc€pciôn

ral de fonnas productivâs qu€ recono- general anarcosindicalista, fueron tamcian

tiempos y rnodalidades diitintas bién estas ideas las qu€ condujeron al

parecia coresponderse con un el(tf€_ gt\tpo Reeenenciôn dingido por Ricar-

mo shcr€tismo id€o16gico qu€ borraba do Flor€s Mâg6n a luchar por tâ unidad

los contomo! de lÂs ideologias y de sus de los obreros min€ros y textilès m€xi_

propuestâs de r€g€nerâci6n social.Hasta canos con el movimiento zapatista.

âvanzâdo el nuevo siglo, América Latina movimiento que. por su igualitarisrto

precia detenida en un mundo de esp€- y por su propuestâ de recreaci6n de un

ranzas de regeneraciôn universal seme- orden cêmpesino nâtùral, s€ âs€meja

jÂnte rl d€ los anos qu€ precedieron en en mucho al anarquismo rural andaluz

Frânciâ â lâ revoluciôn de 1848. Como y a las luchas câmpesinas dirigidâs por

ânota con acierto Robert Paris. "la Majno, en Ucraniâ, durante los prim€-'

ausencia de un modo de producciôn .os ânos de la revoluci6n de oÊtubre.'"

dominante bac€ que el espâcio âneri-

de la institucionalidêd bùrguesâ habia

provocÂdo una ciertâ lib€râltaciôn del

sistema politico como fùe el caso de

Àrg€ntina, Urugùay y Chile , anarquis_

mo y socialismo de filiaci6n marista

coexisti€ron duraîie largo ti€mpo, rea.

limentindosê mutuarnente."

Pero ihâsta qué punto puede alirmarse

que la fngment.ci6n en dos tenrencias

radicâlm€nte contrapu€slas de

ese campo democrâtico y socialista srn

fronteras definidâ! fue en Aménca

Latina el resultado de la profundizaciôn

del conocimiento del narxismo?

Si aceptâmos con Attonio Labriola que

'el

conplejo de doct inas qu€ en la

actualidad se suele llarnar ma$isrno

sôlo ha llegado €n verdâd a su madurez

€n los anos del 1860 al 1870"," /.qué

conocian de ese cuerpo de doctrinas

los sociâlistâr ameÉcânos? Evidente_

rænte muy poco y mal. Excepto el

Ma ifresto comunhta, Mkeria de lo

frlosofia, La Bueîa ctuil en Fra cia,

tos nanifiestos de la AlI y los fragmentos

deUn ti-rnlrrg que Eng€ls r€cogiô

cano apârezca âbierto â todas las expe-

.iencias y qu€, a veces, hâstâ parezcâ

susci.arla!"; la persisæncia de la utopia,

ademâs de atestiguar la gelatiîosidad

Lâ ralz marxistâ

El socialismo de raiz mâ ista fue, en

cambio, por sobre rodo. la expresiôn

en su fo eto sobrc La evoluciôn del

socialismo de la utopia a Ia ciencia,las

ideas socialistas eran conocidas a través

de diwlgadores como Deville, Caliero,

y djsponibilidad dei tejido social, es a ideolôgica y politica d€ las clas€s Lafargu€ y muy poco Kâutsky. Y aun-

su vez "productora de uû equivâlente obreras urbanas de origen migatorio. que el sosialistâ flgentino Juan B. Justo

de du.ée. cr€adorâ d€ estâ temporalidâd

iarl,6vjl, sub sp.cie aetemitatis, donde

s€ enraizan ûitos y milenarismoJ'.'

En est€ mundo de violenciâ y mesianis"

mos, de mitos y milenarismos que signaron

la lucha de lat clases subâllemâs

contra la disgÊgacidn social y la opre-

Sus âreâs de difusi6n s€ conesponden

exactam€rte €on aquellas en las qu€ se

conc€ntraron los flujos de mâno de

ob.a proveniente de Europa y sôlo

pudieron crecer en dispula perman€nte

con las conientes anarcosinùcltistâs.

Pero mientras en Ménco, Brâsil o

yâ habir trâducido en 1898 €l pdm€r

tomo de El upiral para una éditoriâl

de Madrid, durante lâs pdm€râs décadâs

del ruevo siglo fue mâs reverenciado

que leido, excepto por el propio Justo.

En el p€n$mi€nto sociai latinoameri.

cano, Marx era uno mâs d€ una vastâ

e

Rober! Ptris. op d/, p. 16?.

ro

sobre la coiiienle nasonû. (Ricardo

trucci6n oùecida por Ga$6n Cùcia C&1û:

El e.iatisno en Mëtico: siÈlo XIX; Erz'

y Enrique Flores Masôû, Prâxedis Gù.ûerô,

Juân Sar!bi!, Librado Riverâ y otros) y sl

papel de*npenado por el peri6dico À?s.ue

.a.iô, .ono el€'ùerro de .onsrjtuci6n y de

c4renôn del gùpo. vase la rccopilæiôn

de sus driculos mds srgnilicâtivos otdeûdâ

y plologada por Amodo Banra, Reaere

raciôn 190A-1918: Era. vético DF, 1977.

Sobre el zapatimo. sipe si€ndo dc lectùrâ

obligâroria laobrâde tohn Wômrck: Tipdto

r la le,aluciôn h.si@tu: SiFlo XXI. Méxiæ

DF, 1969. Pâra penetrar la conph@disina

tranadelossrupos intelectù.lesqre venebrârôn

las distintas corrientes del radical'smo

melqno v4e 'le rrncJ Q r^"l'^f'

Pt?. u^ot. t in t tlect uote s

hert.lei Sislo XXl, MéricoDF,l97l. En

cùanto a ld dirusi6n de las idets $ciâlisLs

eû €l 6iglo XIX es sùman€nle ûtil la r€sN

La bibùoepfia sobÉ aMqùisno y ctase

obrera e! Aiùéris Latind es€xlensistaide

los estùdios mis rccientes res.tmos: tohn

M. llùt, El o@quismo I b clae oberu

ùexi.oN 1860.1831 S\qlo )cXI. Ménco

DF, 1980j Iatcov Aved: ll avquino t el

noûmiettp obrerô en Aryent,e, Sislo XXI

i,iéxi6 DF. 1978r Pie.!2d Pe€ja: -4&r4!F

mo ! siidi@liwo en el Pni, Eèi.iorcs

Rilcnay, Lina 19?8;John w. Fosr€r Dules:

A@rquistds e conunictos no Srasil NoYt

Ftonteila. Rio d€ tan€iro. l9?7; laulo Sér

sio Pinh€iro y Michael M. Hall: , .&$e

opùôia no Btutil 1889J930. \ot.1,omo-

,inento openino, 1lfa Olbeca, So Pablo.

L919.

tt

,{ igua que lo ocur.ido en o1.ar

pdles. en AmériÉ ktim tmbién el proce_

l0

Archivos Salvador Allende

so de otearizaciôn de la clae obie!! en el

llùo sindi@l y politi@ reproducia una lensiôn

irrefu del propio prcceso. Li dù1é.tiq

adquisno/sciolso

to cslabaexpre@.to

en el pldo de là id€ologia y de Ia acciôn

poliriq i loldidad verdad/€ûor, @mo

aeiar lôs utagonistar, sino lÂs do6 tuas de

ùm dtuci6n en si nisa contradictoriâ.

Por io que atribuir el predo,nirio de unâ u

otra cotienl€ excluivûente a lls eact€

rislicas estrudùales de 1a clase obreh lâli

noaneiem en una eipli@ci6n que s6râya

âspeclos tù impoltantes como,porèjemplo,

las cxperiercis polili@s lrevias y €l tipo de

oiganizaciorcs dentro de Iâs cul€6 r€alizâron

tal€s experidcie bu€na pûre de los

lideres obreros y de lâ ûee d€ tÉbajadores

t1 Anronb la]Ûiot^: La concep.iôn n6

teti4tisto de b hittùia: El C^baUiro, Méxio

DF, 19t3. p,88.


pléyade de reformÂdores sociâles que

las deficienæs êdiciones espafrolas mal

traducian del ftânc€s. Y €n las publicacioies

de la épocê eran mucho m,ts

CONVERCENCIA n un. 9, I ulo de 19 8 l

Europa,Dilemas de la crrsrs

José Miguel Insulza

citados publicislas como Louis Blânc,

Eliseo Reclus, Enrico Malâtesta, Proud_

hon, Bakutin, Achilles Lorja, Enrico

Ferri o Lùsa Michel, qùe Mâ.{ y Engels.

k ausencia d€ fronteras era tal

qù€ el €lub "Vorwàrts", por ejemplo,

fundado en 1886 en Bùenos Aires por

emigrÂdos socialistar alemanes, para

"coopeff a la realizaciôn de los princi'

pios y fines d€l socialismo, de acuerdo

con el Fograma de Ia socialdenodâciÂ

de Alenaniâ", erâ â1 mismo liempo el

mayor centro de difusi6n de la lite^ratura

arMrquists y social en generâI. "

Ignonncia de lâ teo{a

El d€bate intemo de este heter6clilo

mundo de fermertos sociales que condujo

a Ia separaci6n de los socialistâs

como un movimiento autônomo r€rsô

no sobr€ la "ciencia" de unos, opuesta

â la "ùtopia" de lo3 otros, sino â si se

debiâ o no interenir en Ia f.ida politicâ

de câda pais con una orgânizâciôn

propiÂ. Los partidârios de Marx -y no

todavia 1os "maûislâs", en la medidâ

en que est€ término se incorpora en la

jerga politicâ sôlo en los anos veinte,

cuando s€ constituy€n los partidos comunistâs

lâtinoamericanos- €ran aquellos

qù€, descoroci€ndo buena parte

de 10 efectivamente dicho y p€nsâdo

por MaJx, sost€nian corno lo funda'

mentâl de su pen$miento el reconoci.

miento de lâ necesidad de que lâs clas€s

tabajadoras se di€nn un partido politn

co propio, el partido sosiâlista, que

deberia actuar en l vida nacional si.

gui€ndo 1os patrones de conducta de las

orgadzaciones socialistas què int€grabân

lê Segunda Intemâcionâl, y de la

que el partido alemân era el ej€mplo

mâs destacado. La rotunda victoria

electoral conquistâdâ por los socialistai

alemânes el 20 de f€brero de 1890,

t3

La exnùmaciôn d€l ùchivo d€l che@

Anton Neug€bùr ha pcmiti.lo re@nstluir

la histona dol club votulirt qùe, For lo nenos

harta principios de t 890, .rÆdo el grupo

de Gmdn Ave LàIend1 conquista s! direæiôn,

aetup4ba no slo a rcci.listas nùrii:Ias.

@mo e lensla eEônwenre, sino

tmbién a repùblimos y a@qùisra. Veâe

Ju Kiûa, "ll â$ci.ciôn omcrene

Yoryiirtr en 16 anos ochetrtr del siSlo paedo",ùAnu4no

del Cùtro dê Estu.li6 lbùo

Aùqienos .le Ia Unitùi.lad Cz|ôlie de

PrLqa, tno VIIL. 1974, pp. llI-I34-

A un mei de terminada la reunidn cumbre

d€ Wiltiâmsburg, los gob€mantes

europeos comienzan a lêmentar la faci

Iidad con que accedieron a todas las

peticiorl€s de Washington, a câmbio de

una vaga promesa de contribuir a su recuperaciôn

bâjândo las tâsas de interés.

Âl contrario, lâs tasrs de interés suben

y el d6lar âlcânz cotizaciones record

frente a 1as monedâs de Europa, miertras

los capitales del viejo continente

afluyen a EE UU a ayudar a la rccupenci6n

de la crisis estâdunidense, amenazando

en cambio con agudizâr iâ

reæsiôn y el desempleo en sus prcpios

paises.

Pârec€ claro â estas alturâs que, de

los tres socios del "triingulo" de Estâdos

industriâlizados, Europâ ha sido

seleccionâda como la vfctifia propiciâtoriâ

del reâjustâ politico y ecôndmico

que debe restaumr 1â hegemonia estadounideîse.

De una parte, la reanùda.

ci6n d€ la gu€rra fria afectâ diæctam€nte

la seguridad y la! penpectivas

econômicâs de los europeos, amenazândo

con cerrar para ellos importântes

mercados de matenas pnmas, cotnercio

e invemiôn hacia el Oriente baste

rccordar que el comercio de Alemania

Federal con el campo socialista es superior

al de cualquier otro estado occidental,

ùcluso EEUU .Por otra pane,

los paises eurcpeos son, cieriamente,

los menos eouipados Dara enfrentar la

crisis con rcôeô pur;mente capitÂlistâs:

ûrâs âIâ de læ criticas que puedân

hacen€ al socialismo eumpeo, no cabe

dudâ qu€ ha dêdo a la clase obrera orgaûizada

una pres€ncia en el sistemâ

politico supenor â la que ti€ne en EBJU

o Japon. Restriryir bruscamente el empleo

y mantenertasas de cesartia dtas,

o hâcer que Los tmbâjadores carten el

himno de ls empresa y aclpt€n talât

de explola€i6n cadâ vez mâyoæs, es

aISo que a los gob€mantes europeos

estâ vedado. Su ûnica opci6n estâ pues

-y esto es vrâIido i$cluso pala la seflora

Thatcher en inæntar formar de restncclôn

del 'tuewre sobre la bas€ de un cârnbio en los nive.

les de remuneraci6n -aunentando sustaîciâLnente

Iâ tasa de explotaci6n

no parEce posible sino en pequena medida:

lo cual demùestraque, en definitiva,

1â distribuci6n de la fqu€za en la

sociedad no es ya resorte de l ley del

vâlor, sino que depende d€ aneglos politicos

â nivel estatal, qu€ no solo Âfectan

lÂs relâciones productival, sino tambien

la eltructura misma dei Estâdo

modemo. En téfminos de Clâudio Napoisoni,

"a diferenciâ de lâs crisis precedentes,

debidas esenciaLn€nte a

State", qre no

van al fondo de los probl€mss, y ac€ptar

€l liderazgo estâdunidem€, en la etpe!ânza

de que su recuperaci6n les de

algûn respiro ante la crisis propia. Vana

€sp€ranzâ. si se piensâ que_los costos

de esa recupÊracron son mas receson

y endeudaini€nto para Europa y el

Lê actual experienciâ €uropea ante

lâ crisis plântea probl€mas de no pocÂ

envergaduâ â lâ teoria econdmicâ y

politica. La r€cupenci6n capitalistê

'mecânisnos'

intemos del capitat, côn la

clase obrera convertida en si misma en

una pârle de esos mecânismos, nos ha.

lamos ahorâ en presenciâ de unâ cdsis

determinada por circunstancias de

fuerte contenido social y poiitico, er

las cuales lâ âutonomia y 1â câpacidad

de iniciâûvâ de los trabâjÀdores consti"

tuye el factor fùndarnêntal."

En otros términos, en Eu{opa no

hay sâlidâ de la crisis sin una participâciôn

orgfuica de la clâse obrera. Pero si

hÂberl llevado a estâ posici6n, en que

le es posible resisrir mejor qu€ en otras

panes 1â emb€stidâ del capital, es ciertamente

un mérito del sociâlisrno, no

puede olvidaNe que elo ha ocunido

paralelsm€nte con un despojo de toda

voluntad dùigente y olvidando las co:ltradicion€s

centrales que se siguen plÂnteando

en el modo de produccidn. En

e\ "welîarc State" e]lllpeo el trabaja'

dor sigue sujeto a fonnas de orgadzaciôn

pmductivâ que lo separan de su

producto. Su fu€rze de lrabajo sigue

siendo mercmcfa; su conciencia de

clase ha sido disminuidr por acu€rdos

de distribuci6n rnis favorâbles, fiero

no sustituida por unâ nueva conciencia

de identidad con el sistema, que sdlo

es posible en el socialismo.

De este modo,la desorientaci6n politica

europea (que un dia leva â1 poder

a socialisîas €n Fnncia y Espanê y

otro a consenadores en Al€mani y

Gran Bretana), no aparêce sino como

una bûsqueda por aïora sln d€stino de

una fôImÙlâ que compstibilice la ftrerza

del movimiento obrero con su car€ncia

d€ propuestæ de cambio que excedan

el m1 corporâtivo que la socialdemocracia

Ie ha asigttado. lrcciôn important€

para quienes en nuestro continente

s€ ilusionan con lâs posibiiidades

del Estâdo asistencial y la panicipacidn

Dolitica de los trabaiador€s. olvidando

ios problemas que sôn sustancial€s a la

creaci6n de una Éal sociedad de tÉbâjadorc!.

@

l1

Archivos Salvador Allende


y poco rienpo después, la caida cstle'

pitora de Bistnarck, el honbre que mâs

se habir empenado en destruirlos, no

podi{ nenos de lener un valor paradig_

mâtico y ejercer una poderostsimâ

innuencia sobr€ los inlentos de lormâci6n

de lariidos obrelos en América.

Aore socillislas como (;€min Ave

Lallemanl. que entre 1894 y 190e iue

corresponsal en Ia ^rgentinâ d€ ,r€

,\'dzd Zei1, o Juan B. Justo que sesuia

âsiduânente las pxblicaciones europ€as

y en parliculâr âlemânas, o anle los

socralist$ de Sèn Pabto. que en lo

concernient€ â sus iders 'se ublcan

totâl y absolutâmente en el terreno de

los postulidos eslablecidos por sus

companerosaleman€s" comoserccor_

.iaba desde la mismâ Dr"'-rr'er€ Zdir'" o

Pablo Zierold, en México, lâ socialdemù

cracia alemana aparecis como una sfan

fu€rzâ politica iniciadora de una nùev.)

era e:r la histori{ dc los movimientos

sociales. expr€siôn de una nùeva cultura

làica y democrâtica. y fo4adora consciente

d€ la revolucidn social lra un

ejenplo que debiâ ser se8uido y hasta

en el interior de lmainsuprimible lucha

de clases en lâ qu€ el sociâhsmo expresaba

el partido del prosr€so El divoF

cio cada vez mayor entre los principios

leôricos proclanados y la actividâd

prâciicârevertiaseeûÀnéricâenforma

agravada. acentuando una ignorancia

de iâ teoria qùe los socialistas e'rropeizanies

5e emp€iÂban en considerar

coirro propia no s6io del âtrxso, sino

tun&m€ûlalment€ de la condiciôn latina

de los trâbâjadores.'s Laexigenciâ

narxiana de lâ âutonomia ideolôgica,

politicâ y orgaoizativa dei movimiento

obrero y la nec€sidad de una nilida

disrtuciôn del partido socialista con

respecto a los pârlidos democriticos

burgueses €fa ùaducidâ en clave corpo_

ruÎivâ, aislândo la acci6n reivindicâtiva

de la clâse obrera y colocando bârreral

hsâlvrbles para una politicâ de âLian.

zas con las colrientes radicales, demo

crâricas y ana.quistâs del movimienro

social de hs clases explotadas.

Criticâ Pdmitiva

Sin embdrgo, el ejemplo de lasocialdemocraciâ

rlemana. con el aureolâ del

apoyo qu€ le prodisarâ Ensels al considerula

como un modelo lnt€rnacional

de pârlido socialists, liesô a nueslras

tierras cuando conenzaba â tiagrne"

rars€ el dificrl equilibrb alli logrâdo

entre lâ penpeciivâ paling€nética en

la qùe se iÈspiraba y su narurâleza de

pârtido dê masa. lincùlâdo por miles

de hilos lisibles e iûvisibles a la acciôn

integradofa del Estado-aermano. Decs€

partjdo. lo que s€ trasvasô a América

fue su visiôr del n rxisnro como ideo

losia del desarrolo y la modernizâciôn,

del

no pudieron darle una orgânizaciôn

dè combat verdâderamente r€Yolucio'

nafia a ùnâ clase â 1â que contribuveron

a consrruir. No disponian deunaleoria

revolucionariâ ni cre ian verdaderâlnent€

en la posibilidad de transformaciones

socialistas a un Plazo mts o m€nos

previsible. Enelfondo s6lo eran peqùeno

burgues€s mdicâles de izquielda. v

como tal€ s fueron dutamente criticados

por el r€ducido nûcleo de socialdeflôcratas

€migados que m€dian con el

rasero de la teoria y de la prâclica de la

socialdemocrâcia âlemanâ el difuso pro'

ceso de constilucibn del movimiento

obrero y de los pâitidos socialistas de

Américâ. Es suliciente recorre. lâs

innumerabl€s crônicas sobrs 1â realidâd

lâtinoamericana publicadas en Die Neue

Zeir, por ejemplo,por sus propiosr€dro

rores o por colresponsâles como Germrin

Ave Lall€tnand o Paul Lobe. para

advertir clàramente el pat€mâlis'lo

del qu€ hâcià Sala 1â social{temocraciâ

alemana en sus relâciones con los parti_

dos sociaiistas del mundo no europeo,

primitivismo

y que. como €s lôgico, inflLlia podero_

ïlnente en 1a mentâlidad de los mil;

D€bido a su incansable acrividad coti

diâna. los socialisias lo8ra'on formar

un conjunto de instrumentos dc vida

democrâIia colectivft tales como gle_

nios obreros, sociedâdes de socorlos

muruos. cooperatrvâs de consumÛ y oe

vilicndas. circulos sociâlislas. bibiiole_

cas y universidades populares, ediloiâl€s

y p€ri6dicos. etéterâ Supieron

vincular iâ propagânda y h agitaciôn a

la acciôn innediara orienlada I sâtisfâ_

cer las necesidades nâs urgentes de los

rrabajadores, iundâmenralnente de los

ùrbanos. movilizados en buena pane

grâcias a su propaganda sociâlista, pero

iânres alemânes emigrados a Américâ

No obstante 10 fundado d€ bùenâ

pârte de sus observaciones sobre el

prln)ilivisûo doctdnario y polilico de

las débiies organizaciones socialistâs

del continente. sorprende sin embârgo

la pobreza de sus propùestasr eI senti

miento de ext€rnidad que t.asuntan

sus escritos, como si esluvieran presi'

didos por la certeza de la imposibilidad

de nodificar esa siiuaciôn hastâ tanlo

el crecimiento d€ 'una mâsa ob.erâ

con conciencia de si mi$na Y de sus

'- a/. Paùl Lôbe: 'Die so?irl|tis.he

Par&i Brasiricnl , en rie ,veu. zet, Xt,2,

ts

Dre celdan a'e l.âllcnrlnt: En el

inredor de los .ûcu10s r drtân1es prcdomrnù

un se.rnnierto lbrerumenre ânrÙreugloso

Pocos ùrq€nrnros Fseen ùna ider clÙâ de la

s1ùndio$dad delltei\mo i del 'natetial$no

;i pùeden tcnùlÈ pucsto qùe lanentâblc_

ncnic Èlnrérodo de cnreiiânz. en rÔs pase\

neùlxtinos ù dcscuidrdo.la errora.ù, .-/€/

pentûnbt. llasaJiû na 4tà attiEoda Ùt

la tazd \. ebre todo, io se PtatÙ.a .t pen

rr/ ?, r.nenl. Todo \€ supedita ciegmenie

a la conæpcién suloritùiia. ûlenras que

ùnà coûiente con inclinaciôn nrnn.a sub'

vacc decididanenlc cn lÔs nrejorcs obrcros

;e onaeù e.panol Nod.en'. D,. Àtle

Z?n, XXi. I, 1902 1901. P. 8l8,subra,vàdo

'" Aùn tiltan esrudiosfiiis o m.nos tnr

plios sobre el papel dcFmpenado pol lâ

enigraci6n alènâm cr la rornaciôn del ù!

ciâllsnô latinoameicano. Si rec.rdanos crcr

ras Éraderisticli que dstinsùdn a las

diversas nacionliidadcs emiErdâs Gobte el

rêma àpuniab! (itamscl: "!n AlemâniÀ el

indusrrialnno produlo en un pmrer remPo

i'nî e\uh€rânci, dè cuadros indÙstrial€.,

qùe lueJon quRnes emLgaron en \ondilioic\

(onômrca\ bien d€'€rmmrda\ Lm'gro

ùn ciêlto capilal hùIbano Àpro v caliica

do. . _i .l Âirorrtndrro, Einaùdi, Turjn,

1953, pp. 2r0 211) es posible alnmd que Ia

doble condi.iôn de '\écnicos" el semanario 6i Orlero t en todo âl cual se

ronlôrdÔ un grupo conpùcs

parte de alenranes (aùsusto Kûhn, cuillelmo

S.hûûe. Colardo Hùnne| G€rfran Miillet

qùe inleg!âdos at Partido Sôclal^tâ âryenti

semDre en sÙ mrenor una

acritud ditica y pincipnta y que linaùnente

@nriibuyeron â iundù el Partido Comùnsta.

Una recopilaciôn pùcial de los atticulos

de G. À ldlemant, con inlrôdùcciôn de

Leonùdo Paso, e !ùblicô en Bu€.os Ares

lla clase .bteru | ei Mcimiento det mal

xndo en ld Aqentkd: Br.nos Àir€s. 1974)l

e "]n1elec1ùa_ et estùdio hds erhaustivo de sù vida inleie.-

lel' que cdacrerizab! â esla enigraciôn lual y poljticâ. âunque deiorffado por una

lueron elentenlos que t€ndieron a reforzar et visi6n fuenemenle idealosizada v anadon!

paiernâlisno cùâdùisti.o de L sciâldeno ca de los té@inos del debate en el inletrot

.i2.i: âlênâna. Resulta dc inl

del CJupo que fotm6 el hiido Socialsil, si

el laso paradign:itico de C'érnân Av€ t3le_ sue slendo el de JoÉ Ralzer: Las maraittas

na.l (1815-19r0), ingeni€ro ag,nensor v aryeniinos del 90: Ptedo y Presnt€, Cordo_

e(udioso del marlnûo, qùe fùndô en 1890

t2

Archivos Salvador Allende


objetivos"rT pusiera ias condiciones

ne.€sârias para el surgimiento de una

fuerzn verdâderâmente socialistÀ. C on lo

curl su razonâmienlo perdiâ sentido en

l, nedidâ en que no se €xirâianlas conse

cuencias inevitables del reconocimien.

to del terreno "lnâs democrâtico y retor'

mistâ sociâI, antes que socialisra"13 en

el que se as€ntaban lale s organrzacione s.

Porque si ésa era la situacidn,el problema

consrstiâ en reâlidâd en c6modebia

reformulars€ lâ doclrina parâ que la felâciôn

inéditâ en términos de teolia

entre socialimo y democracla encontrara

un tipo de resoluci6n que no

postergâra al prime.o de los términos a

un fùturo imFevisible.

Virtud y lirnitaciones

de lâs clases popular€s. Pero en esa

rpuesta esluvo lâ mayor de susvinudes

Porque intenlâron dar unâ expresiôn

poiitica a una clase todâviâ instalâda

en un rerreno 'no-nacionâ1", o pâfa

decklo en olros términos. en elinterior

de un estrecho horizonte econômico_

corporativo y pequenoburgués. tenido

de 1a presenciâ de fuertes tfadiciones

socialistas premarxistas, los sociâiistas

latinoamericanos se adscribieion a ùn

tipo de p€nsamiento que confiâba a lâ

dilataciôn de loselenentos de modernidâd

la posibildad de unâ p€rsp€cliva

socialista. Es lôgico por tdto que en_

contrarân enelmârxismo de 1â Segunda

IntemacionâI, o, con mds Propiedâd,

Es por esta razén que la critica al

''cosmopolitismo"

del socirlisrno lati

noâmericano. hecha desde u.n perspecliva

nacionalislâ o populista, o a su

ausencia de "proposiciones verdadeiamente

socialis1âJ'.re coino le cuestionaban

los sociâListâs eùropeizantes,

tienden a menosprcclar lâs dimensiones

intelectuâles, cr turales y ciules de su

acci6n. Los socialistas lùchâron por or-

Sanizâr a las masas artesânales y constitùyeron

los primeros nricleos de clase

obrera, âlimentândo en las clæes subâltern.s

e!€ "espiritu de escisiôn" frente

a la sociedad que constituye el requisito

impressindible para la formâciôn d€ una

conciencia de clas€. Contnbuyeron âsi

a suscitâr ùna conc€pci6n del munda

distintâ y contrapuestaala de las socie.

dades trâdicionâles. de modo tal que

sus teoriâs y su pnÉctca social formà.on

pârte inescindible d€l pro€eso de org!nizaci6n

de las ûâsas populares latinoam€ricanas.

Todos estos €ran objetivos

corr€ctos e import3ntes. pero les îaltâbâ

algo esenciâl pârâ una €slralegiâ que

pueda m€recff el nombr€ de socialista;

les faltabâ una perspectivâ politicâ

vincùlâdâ a lâ âcciôn y a la lucha por

impon€r soluciones a los grandes pro.

blômasnacionales. En una pâ1abrâ, les t 7 'Dei

cornelio Thi€sen: z€hnte Ko.

fâltaba una definiciôn sobre las condi- sress det so zi.lislisch en ?an€i Argentiniert

cion€s "nasionâlei' para el cumplimi€n- 418 de enùo dè 1912i;rP Ùere zelr, XXX.

ro int€gral de unâ revoluciôn d€mocrâ' l, 1912, p. 857.

ticâ y de su trânsito a una rcvoluci6n r3

socialista. Porque nunca s€ les plân.eô Pàul Zi.rold: Die Revoiuliot in Me

xil(o";ri€ /Vede Z?ù, XXD{,2, 19l0 1911'

en la pÉcticâ el ploblena del poder. p. lo6. Pablo ZreJold r: 1938i, lè.nico

parâ reâlizâr su actividad ro necesitaron alcman qùe emrsrô a Mërro en 188't rs !n

d€terminar o especificar la "originali- ejemplo enejmle al de G A. Lalenânr'

dad" d€l proceso hist6rico ûacional y a.Iên'is d€ las nous enviadas a DP N.!e

Z€t, mântùvo conespondenclÀ con

contùeital en que les toc6 actuxr, apostaron

simplemente a Ia democratizaci6n

de la vida ciudadana y a lâ organizaciôn

gebel,

Liebkrccht y Roe !ûenbu!8 Y tradujo

artiolos y etrsyos de socialistâs curoped

an 1911 contribùyô a fùndù el Pdlido

Archivos Salvador Allende

en la conslrucciôn hegemônica qùe de

él hizo 1a socialdemoctacia alemana, lâ

leoria mâs âpropiada. Colocados 1!e.a

de u.â persp€ctiva concreta de poder.

una docrrina que fundâba en la fùerzâ

espiritual de los principios y en la câpacidad

orgânizâiiva d€l partido la homoseneizaciôn

politicâ de 1â clase, se ies

representaba como el instrumento mis

id6neo pàrâ actuar en condiciones de

âùaso. Paradôjicanente, una ideologia

quc ocultaba dêrrâs de la radicalizacibn

kâurskiana de lâ teoriâ una estrechâ

polilica de representaciôn de los inte_

reses corporÀtivos de una fuene clase

obrcra se convertia en la concepciôn

ddnrinante de un movimiento qùe

Socialista Obrero, sesûn el modelo t€ôdco

del Pùlido Socialisla espanol. Llmenlable.

menre su archlvo. lecado despuès de sù

nuene al Prtido Cômunnta ltexr.ano, s

exlrâviô por lo que resùltr ca$ inposible

reco.nruir tanto h irrenlidad d€ sus Élrciones

con el socialimo eûop@ como L

propia nnroia de es padido qù€ contibui

Iâ en 19i9 a la tundaciôn del parudo comù.

nnta. Tommos la iefe.encia dci apùtado

''trI

Plriido Socialisla Oùr€ro de la obra ya

ciÉda de Caslô. Gecia CanlttLlsotblinô

en Mëxico: ed..it., pp. 13a.1 32re

c. a. ljllenant, "Notten';ed .r.

p.838.


estaba muy lejos d€ asentarse sobre una

bas€ de clas€ seinejânte. l,â funcionali'

d,d rêfôrmht, dê lâ sociâldemocraciÂ

âl€nânâ, d€spojâdâ d€ su r€tô.ica

marxistizante, se ponia €lâ.amente de

rnanifiesto en ùn lerrilorio qu€ sôlo

podiâ recuperar de ella su condici6n de

partido parlamentado de las reformas

sociales. Lo que los socialistas latinoamericânos

privilegiaban de la experienciâ

alemana no era el €scolasti€isrno

marxista de Kautsky, y ni siquiera el

cuestionamiento revisionista de Bemstein,

sino su capacidad de jrstrumenta.

fue hastâ la primerâ guerra mundiâl lg estlba agavadâ porque su irr€ductibili-

expresiôn mâs âcâbâda de una teoria y dad a una identificaci6n geoéricâ con el

de una prnctica mârxista, i,pirede sor. mundo "colonia!" y las parti€utaridâdes

prend€r que se haya .rmbién €onvertido de sus construcciones estatal€s hâbian

en el modelo indiscutido de los socialis- cresdo un implicito problemâ teôdco al

râslâdnoâmedcanof Ot:asexperienciâs propio Marx, en los momentos en que

europeas como lâs de Jâwès, en Francia, emprendia lâ compleja Ereâ de indagar

oel cooperativismo belgâ eran leidas co- la esp€cificidad de las fomâciones no

mo adecuâciones o desarrollos del mo- capitâlistas.2o Ni en la Intemasional y

delo, antes qùe tendencias que lo invali_ ni siquiera en el debate tutemo de la

daban. Si eran desconocidâs €si por sociâldemocracû rusa fuemn recupeta_

completo situaciones anômalas como dos æxtos que, si bien no constituian

las del socialismo serbio. d€ tossocialis- ûa resoluciôn del problenâ, planleatas

r€volucionarios rusos y las que prG ban por lo menos una lllanera radicar-

un pârtido politico modemo y de nasa, vocaron la divisi6n entre mencheviques mente distintâ de ânalizar las vias

con principios sociâlistas general€s y lo y bolcheviques en Rusia, aa qùé otras posibles de trasformÂci6n social de

suficienlem€nte amplios como para que experiencias podian dirigir sùs tùrâdas formaciones caracterizadas po. la

lâ unidad pârtidâdâ no dependiera de er b\isquedâ de €jemplos iluminâdore s?

Fesenira decisiva del ۉmpesimdo

una estricta adhesi6n a ma teoria sino Hay que recordai qu€ hastâ la apa. Es posible p€nsar que lâ recùporaciôn

de ls habilidad politica €xcapcionâl de riciôn del movimi€nto comunista no d€ estas p€rsp€cti s Podrian

enstiô €n el socialismo europeo hegemônico

ninguna lentativa efectivâ de

Problema ausente anpliaciôr al mundo no europeo de lâs

categorias analiticas fundamentales de

Si pâm los mÉs consecùentes revolùcio- la doctdnâ de Marx. Y parâ e1 caso partnarios

europeos la exp€riencia alemana cular de Àmérica Latina, esta deflciencia

haber

sentado las basês Para un anahsis

diferenciado d€ rcâlidades en lar que

operaban pârtidos socialistâs representados

t€mpra$amente en los congesos

internacionales y en el Burô Socialistâ

Intemacional." Si la Intemâcional no

2o véase sbre el tena nitrabajo ya cita-

'do,Motx r Ahérico Lanna y loscomentarior

criticos de o' Terin, E. De Ipola y C. rran.o

publi@dos en So.ûlimo r Parti.ipa.iôn

!nm. l3.Lina,narzode 1981.pp.63-72,

" sin I,autot ya de las orguizlciones

rcciÀIs1rs de AsD o de Eùop. sudoriental.

y contraria6enie a una deenci, generâliz.da.

puede aiùndse que las relaciones enrte h

S€sùnda Iitet@cioml y los pârtidos sæialiv

ias ô grupor dc inler@.ionalhiai lalinooeriaros

eai$ieion desde el sone.to mino

de su .o.stituci6n. EI Prlido Socialista

AlBentino, por ej€nplo, pùticipô @n de

lcs.ciones piopias en buena pdte de los

congesos intetnacionalÈs y ocùpô unlueslo

pernùenr€ €n lâs Èsiones del BSI desde

1901 ha$a loslnbral€sde la prinera guena

dundiÈI. Mds quc de incômùniociôn habtia

que h*lar enlonæs de in.omprensi6n. Como

senah W. Abe.droth, Lâ ba* de la htelnâciolal...

ehaihbacnlôstùtidoseùr@s.

lns delegâdos aneritos no lÙgdon un

inportdte pap€l e. ninguno de los cotere_

so3 de h hlernacional, d.t!e de bes|tu '

|uru ecd dnthft de k eùtoPea r .!e la

dneÆidad de lot ptobleûas eue de ahi e

deliraùd,. Tampoco los escasmÈpiesnie

les de los grupos obr€ros asiâticos, qùe mas

LA AVENTURA DEL AVION ROJO

tùde ûe9ron, pudielon (sbir nada €n.slÉ

cdâcter de la bternâcional. Lls delesâdos

indios repr€snrlbù nâs bier a uM naci6t

otrimid. en cunto coloia, que no a ù.

moriniento obæ.o. y losle?rePû1dtes del

moviniento prinero ileed y luego Émt€8ar

de los fiùajadores dêl Jlp6., p.js.n 8td

aug. indùstritl, pero âun iegido de un nôdo

feùdal-niùtû, Flo lo eran de u@ itsiÊniir

@ni€ niloria. b htmacioMl no u€cô a

ser onsicnte de Ia dif€rencb exhtenle entre

su realidad, limit6da ù Euopai y 5u pieten_

siôn miverel . W, abetuùotn: Itistotù rê

cùl .lel moviniento obtùo dropeo: lai.,

Barc€lon., 1975,!p. 64'65.

" isoldados y oficiales de mi patda! Somos chilenos y oficiales de este Ejército, como vosotros que

rne escuchâis.

Hemos arriesgado nuestÉs vidas y abandonado a esposas e hijos en tieras extrafras, PaÉ venil hacia

vosotros a ayudamos a recuperat para Chile la tmnquilidad, el respeto y la paz paÎa el pueblo, esclavizâdo

por un régimen tirânico que no rcspeta ningÉn derecho humano ni garaûtia constittcional y que

hac€ de la ley una aplicaci6n espùria y arbitmria."

PrimerÀ pahbras de la arenga pronunciada por Mamaduke Grcve miettlas el genelal José Mâria

Barcelô pasaba revistâ â parte de la III divisiôn del Ejército, en Concepciôn, donde se habian iNtalâdo

los revolucionarios llegados de Buenos Aircs en el fa'l,roso aviôn toio.

En esta oporlunidad se produjo ull intercâ bio de disparos entre Barcelô, que defendiâ a la dictadurâ

de lbânez y Grove, que luchaba por derocarla.

Carlos Charlin: Del dli6n roio a la Repûblica Socralsr4 Quimântû, Santiago de Chile, 1970.

l4

Archivos Salvador Allende


lleg6 a ser consciente de la diferencia

existente entr€ su æalidad, timitada a

Europa y de éstâ â su parte avanzrda,

y su pretensiôn universalista, €s porqùe

ba en extremo ft6gi1 y reducidâ, el

aîÉlisis mostrâbase incâpâz de profun'

dizar en la dinâmica revolùcionariâ del

pfocrso sociâl, l qu€ era percibida sola-

del câmpsinâdo identiûcados con el

"primitvismo" y lâ "bubarie". Si es

verdad qu€ prol€tariâdo y clase ob.era

no coinciden necesariamente, 10 que el

pleviamente habia excluido en la teoria mente en sus elementos de espontaiei. europeismo a ultranza de los sociâlde-

un mùrdo descnlificado colno bârbaro. dad y caos. la denûncia moralisla de

IÂs condiciones brutales de opresiôn y

mocratâ! no p€{cibia era que es€ proletariado

aurcnte del que s€ iamentaban

Ejemplo de incomprensiôn

Un ej€mplo interesaite de este goslayâ-

explotÂci6n quedâban opacadâs por Ia

fuerte insistencia en la incapâcidad hist6dcâ

de las masas explotadas.

estaba en las maes rurales movilizadas,

ma!âs que, en México, constituian la

fuerza motriz de todo proyecto de

miento es el hecho de qu€ dos anos La debilidad, o ausencia, de aquellos transformaci6n. Al igûal que el débil

después de inisiada lâ revoluci6n m€xicâna

no hùbo menci6n alguna a este

sujetos social€s r€conocidos como

los ûnicos vilidos de un proceso de

proletariado urbano de l siudâd de

México que mânifest6 una fuerte

hecho en el congleso sociahsta inaema- transformaci6r corducfa a todo el incomprEûsi6n d€l movimiento zâpâtircional

de Basil€â, reâlizâdo en noviem- nzonâmienio a una actitud de tipo ta por su elevado componenle religioso

brE de 1912. Podria p€nsarse que la naturalisb a parlt de la cual los facto- y que sê âli6 con la pequenaburguesia

atÊnciôn de los sociâlist.s fue unilate. rcs de disciplina.izaci6n y de racionali" citadina para reprimir miiitârmente a

ralrnente desplrzada por los inminentes dad sociÂl s6lo podian ser inlroducidos las nasas canpesinas en reb€li6n ,los

p€ligros de una gu€rra mudial, o que desale afuera o proyectados a un futuro socialistas europeos no podian entrev€r

falt6 una informaci6n adecuada! sin imprevisible. Asi como Ia burguesia siquiera la perspectivâ de la fon'na€i6n

embargo, â 1Â luz de 10 escrito pot los europea hacia descânsar en un caudillo de un flùevo bloque sociâl revoluciona.

sociÂlistas sobr€ el temâ, no son ésas militar o en la intervenciôn estaduni- rio basado en la fusiôn de fuerzas sociâ-

lâs razonês que expliqu€n la incomdense la resoluci6n del câor, para los les que, cono el cânpesinado y la clase

prensiôn. Si tomamos como ejemplo sociâldem6cratâs alelnanec lâ ûnicâ sâ- obrerâ eran, pâra ellos, expresiones de

los an6lisis publicâdos en Die Nak lidâ corternplada a laigo plazo etâ l dos mundos excluyentes.

Zeit y el Votwdrts,los ô6 ôryznos mâs imposici6n d€ un nuevo orden bâedo Es sin duda esta concepciôn la que

autorizados de la sociâldemocracia en la presencia decisoria de la burguesia explica el soslayamiento y aun la nega-

alemana, observaæmos que, curiosa- liberâl y del Fol€tariado nodemo. Ën ci6n de uno de los hechos revolucionamente,

l p€rspectiva de redacto.es del la visiôn sosialùta, mi€ntras la pelspecrios mâs grandes del siglo. Pero no fue

nivel de A. Thâlheimer, G. tædebour o tiva y la presência d€l proletariado inter- sôlo Europa lâ que olvid6 esta realidad

H, Cunow es exactarnente la migma no nacionâl no hicierâ pie en México "los lraumatizaîte ; ocurriô del mismo modo

obstânte int€glar corrientes radicalrnen- aSentes sociales €staban condenados a colr América Lstina, que requirid d€

te dif€r€nciadâs dentro del pârtido ser marionetas en manos de ios inter€ses las fulguranles pres€ncias de las revo-

alemdn. Todos enfatizâban lâs consr- y antagonismos de tal o cuâl ftacciôn luciones rusâ y china pala descubrir,

cuencias exæriores de un proc€so del del capital intemacionat".'za

en los aios r€inte, que erl su propio

que solo pareciâ interesarl€s sus ecos

t€neno s€ estabâ operando desde .nos

en los EE.tru. Coîo ânota L- Mârmora, Experiencia singular atrâs una de la! experiencias de ûâsas

"lâ estructurâciôn y la dinrimi€â inte.na

mâs singular€s que registra la historia

de la socledâd m€xicâna €stiin ausentes Bs €vidente que un tazonam.ienio s€me- ' |nodemâ. Bl laboratorio politico me-

o integraùs â los mismos de un modo jsnte s€ alentabâ sobre una concepci6n ncano ponia a prueba la vâlidez de lâs

totâlnent€ âccesorio. Todo lo qlæ no profundamente aûaigadâ €n Ia socialde- hipôtesis te6ricas fundamentales d€l

se adecuaba a los moldes conocidos de mocraciâ europea, y también entre los movimiento obrero mundiâl y mostmba

la lùcha de clas€s

'mod€ma' y 'ciyiliza" sooâlislas latinoamericanos, cuya ûiz que sir una rcfundâci6n de la teoria y

d.' €ra ignorado o negado como ahiitô s€ encuentra en el Marx del ,/dnfeslo de lâ pÉctica del socialismo la realidad

rico, ilracional, etéterâ. Por ej€mplo, comu isa y de\ Dieciocho Btumaio; âmeri€âIu era ùdescifrâble parâ el mar-

la fuerza sociâl y culturâl del sist€mâ la des€alificrci6n del murdo nrnl y xisrno. O

agrèrio comunâl fu€ completâment€

desconocid" no obstant€ sus profundas

raices hist6ricâs y €l p6p€l central

desêmpenâdo en la revoluci6n"." De

de tal modo el aûilisis tendia a sobrÊdimensionar

la âcci6n de los agefltes social€s

"modemos", como el proletariÂdo

industrial, los pequefios propietarios o

la burguesfa Lib€ral, mientras que las

masas rurâles eraD descâIilicâalas o rÊducidâs

a mero ob.i€to de explotâci6n.'z3

Como de todâs manelâs 1o qræ camcterizabâ

a lâ revolucifu e.â €l hecho de

ser ese[cralmente una rcvolùciôn câmp€sina,

y h sùperestructua "mode a",

sobrcdimensionadâ o no, se evidencia-

22

lÀopoldo Mânor t Populistos, ,ù

ciolifras: Desa.ùano y cûve\eftciq

l9E 1 , nineo., p. ,1. Vemos alsuû3 refde.car

recogidas po. este aulor "El dêsli@

d€ Ménco eltti hoy inepdablen nt. unido

al de los Estâdos Unidos. iis e6clavos por

d.ùda del cûpo y los.ælâvos a!âl,rirdos

de L hdùtri dificil$€nte porkian liteEs

po. s3 propiâs fu€uad' (4. Thrrhein€.:

"Mêntô und die Ver€iaigten $@tên";

Die Neue Zeit, xxlx, 1, 1910/1911, p.

860). E.v- Debs esticne que "h @nsisû

d. los liber.l$ iTr€û y Libdlâdl, iExpropiaciû

de lolatuundios! @ pâr@ of€cta,

las mes proLtdûs m.xi@s s@i8rldântes,

tupekticioss, d€sreuizad.s, coûpletdenle

esclavizadâs y oprimidæ, Antes de

realizù ùM 'revolùciôD econôniù'hây qùe

escl&eæt a e!âs ross e inbuirhs de 6ncibcia

d. cjÀæ" (en Die Nùe Zeil. XXX, |,

1911/1912. p. 31). Ves en L. ntimùa,

'"

E 21 de f.brcrc de 19 13 er ltorwirrs

es6ib€ que "los oprimidd tonaron bs mas

d bus d. rù libaôciôt y no lo8lùon

nés que ur ombio de op.esol'. Dos dh!

derpués, el 23 de iebr.ro. @acteri4 .lor

dirigent.s d€ l revoluciôr de limples bândl'

dos, Ésrin Il cio de Md.oota.

a

L. Mlffioa, op. cit-, p. 5.

t5

Archivos Salvador Allende


CONVERCENCIA nûn. 9, jùno de 1983

América Latina

Socialismos y politica

(notas para una revisiôn)

Juan Carlos Portantiero

Juan B, Justo implica el nivel mrâs profunilo 'le la adiculâciôn ettre la Il Internacionsl y América Latina No

.or"'p.irr" t*it,j, r" organizaciàn aeun poaeroso patlido, que en muchos aspectos puede ser comparado'

"t

iiîËî";il;';;;;;;fi.o"i0.

ru .ôi"aaa, cLn sirnitares oe ruropa'

"n sino también por su iÙtento de

oensâr tebdcamente un proglâma socrarista pâra una reâlidad como la argentinâ y eventualrnente pa€ otras

il;;;;;;; il

"fu ei ""ractut de colionias de poblaciôn en zonas vâcfas'constituidâs en el cÙrso de

:;;;;;;Ëi;;;'t'a;';;â" i.e*i". n"i.. inmigratorios En este.sentido'la orignalidâd de JÙsÎo va mucho

mis àlÉ que las tririales acusâciones que se suelen lan/ar sobre 5u europeismo

Justo exâcerba el ideal progreslslÂævJucionista que Ûenian los orgânizadores "laicos" de la Repûblicâ

"unir"uàoÀ. nn ".t" uspacio àe modemizaciôn coloca su pensaniento y-tarnbién el eje de su actividad' ver

àuà"i"À-i" *to._i.tâ y no trÂnsformista, consistente en la conquista de Ia "ciudadânia" pam los trâbajaà"*i,

i^"itv*a.

" f"s extranjeros. su objetivo: la organizaciôn de las masas y su participâciôn en la-corre

lrucciôn de un mercado politico co-p"iiâ"o qu" puii"ta realizar la democracia politica como condiciôn

Dara lâ democrâcia econômicâ'

'1az6n"

En e1 caûino hacia esa refonna del

de unâ socie.lad que s€ auto_ .adicaba su posibilidad de articùlâciôn

Estâdo sôlo patcialm€nte reâlizâdâ constitùy€. Frente â la tradiciôn del con otros grupos subâltemos- El rnundo

(porqu€ lâ ley electoral de l9l2 no "câudi1lismo", Jusio proponia (en ta pietendidamente antihegem6nico del

inclùy6 a los extranjerN. lo que signi- medida en que id€ntilicâbâ a éste con "justismo" era un mundo de coop€rati'

ficâba â lâmayoriâ de los trâbajadofes), los anacronismos de la "politica crio' vas. de bibliotecâs, de p€ri6dicos, d€

Justo y la brillante élite que lbrma a su llâ" ) el camino de la organizâci6n de los organrzaciones €scolares que debian

derredor se encuentran con la traba "ciudadanos". En el fondo sonaba con contener todas 1as posibilidades lib€-

opuestâ por esâ coùstrucciôn estatal de una refornulâciôn de la demoqâcia, radorâs de una sociedad "laica" liente

la sociedâd que s€ send6 como slngu- ligadâ con el desanollo mod€mo del al Estâdo. En este câmpo su obra lue

laridâd" latinoamericana âûn para aque- capilalisn1o. de la que sursierân como formidable y nadie podria explicâr 10

llos paises mrs adelanûdos cotno erâ. sopones, en el inærior de un sistema es€noal de la demodatizaciôn de base

relâtivamente,laArgentinâ Estoes. con politico comp€titivo, dos grandesparii' que todavia existe en la sociedâd ar'

lâ inexistencia de un verdadero pensa' dos "de clase": el socialtsta y un pârtido g€ntina (pese a todas las viscisrtud€s

mierrto attiestatal en las gandes masas, bugùés modemo originado en la reno_ negâtivas de su vida polftica) sin esÊ

condici6n irrernplazabte pâra una pro- vaci6n del viejo cons€rvadûrismo oli impulso societâI. Pero esa manerâ de

Duesta que se bâsaba en la posibilidâd gârquico. Anarqùslas y radicales l€ entender lâ relaci6n enûe politicâ y

àe reformas seneradas por una movili' pareciarl expresar fotïrâs câducas del masas no pudo salvo €n et marco

zaci6n "desde abâjo".

pâsâdo y erân d€finidos, en cadâ uno urbàno y dùrânre un Periodo articu-

J usio buscàriâ sortear esia enclùcija_ de los campos politicosen que recorta' 1ar una câpscidad r€alrnente hegem6ni'

dâ de "atraso politico" â través de una bâ los espacios de acci(in de las clases, ca. Eljustisrno llo fue capaz d€ sup€rar

tarea pedâg6gici tendienle a desbârâtar como eremiSos principalës de la mo' el dessncuettro entre m plaro de luchâ

el mito popular sobre el Estado como demizaciôn de los luibitos civicos. cotdiana por reformas y oEo €n el qu€

constituyent€ y reemplazarlo por la

el sociâlismo apalecia como una ima'

RealidÂd e iluminismos gen teleol6gica. Trâbado como estaba

por ùna concepciôn ilùminista del so-

lùdn (a.lJç Po'ranh.,o. dcenrmo. "o.iôlo_ Lr cialismo (que por ci€rto conp&tian

"ocjaLsmo

de luslo buscô constigo,

profèsr mtestisador d la Fr!ullâd ljli

también los marxistas que desde "lâ

;o;;€risna de cie;cias sociales r'FLAcSo). luirse (y en eso fue, legitimamente ' un

sene México. El t€xlo €s ta sesund. pane, producto de lâ tr Int€rnâcional) como revoluciôn" criti€ban su reformismo),

con qu€ @lclùyc l ponenciâ on etûisno un contra"sociedâd basadaen una sub- jamâs pudo construir un lenguâje capaz

rrrulo preenkd! âl *mudD .ealizdo por

.Itrura, en ld cual la clâse oorera no de asimilar al mùndo de las heterogé_

el grupo de FLACSO en SantiaBo de Chjle- ::j neas clages subaltemas argentinâs, in'

mersas €n un cônwlsivo Pioceso de

'

mro oe tas?, cuya pubh€con k micb .." visla sôlo como produclorâ sÙo

ên colwtiRcuNc'lA nùrs. ?-a, como consumidon, y €n estâ condiciôn

l6

Archivos Salvador Allende


estratilicaciôn social y cultùral mârcâdo populâr" de la sumato.ia ûentista, denundâs, dif€rente del obfêro y d€l

por el veloz crecimienlo de ia socieilad entendidâ cofio un agregado (como r[bano, sino como un mundo comple'

t por la iîestabiiidâd de los \alores una "alianza de clases") en la cùal éstas jo de valor€s culturâles que diferian d€

culturales d€ mas:r, provocado por lâ erân consideradas como sujetos ya da_ loc de la rnodetnizâciôn

difusiôn de pâtrones €urop€os sobre dos y los parlidos politicos como un

un t€rr€no rccién (y sôlo pdciaLnente) refl€jo d€ elos.

El proyecto de Mâriâtegui .

despegadodel sigloxlx hispalo-criollo Por cierto que esta caracterÙâciÔn

Sen4 el radicalismo a trâr'é3 d€ la perso_ de la iegernonia hecha por las izquier. El glân mérito del marxismo de Àlariâ'

lalizaciôn en un caudillo, quien recu_ das cbilenâs no le fue p.ivativai solo tegui fue precisÀmente ese; ini€ntar lâ

perari esâ h€rencia frâgmentâriâ y con_ æsùltô mâs evidente alif Porque en elabomciôn de una persfi€ctivâ sociâlis'

fusa de modemizaciôn Y arcâismo Y Chile, â diferenciâ de los otros paises ta parâ una sociedad primordiaknent€

produciria el primêr gran episodio de de América Lathâ, su exp€rienciâ fue camp€sina e indig€nâ. Sin denominarlo

nacionalizâciôn de masâs en A.g€ntin3. parcialmenG exitosa.

asi, €n la obrâ de Manrlegui aPârece'

por primera v€z en €l socialisno latiûo_

Àusencia rurâl

Corpomtivismo de clase

âmedcano, un ProyecÎo oe negemonra

nacional-popular. Por cierto qu€ 1a dis_

Si la caractedsticâ del sociallsmo ârgen' Curi$âmenle en mâ sociedad como lâ cusiôn planteada por Mâriât€8ui no

tino seria 9u enclâ$tramiento en una cbilena, temprânâtnente marcâdâ por lâ pùede ser djsociada de los acuerdos y

r€alidad urbana de alta movilidâd social profundidad de la p€netraciôn estâlal confrontaciones defLnidos porâmbos

r h qùe se yisualtâbâ como prefiSura_ en l sociedad, los padidos de zquier- como una opsrac-i6n htelecluâl a reali_

ciôn inmediata del nueYo pâis. la iz' d. sucumbieron f1nalmerte (incluso €l zâr en el int€rior del marxismo con

quierdâ chilena, inarcadâ desd€ sus socialistr que parcci6. âl menos e traves el Haya de h Tone de la décâdrdel 20.

origenes por Recâba.ren, expr€sard de algùnâs de sus alâs y figuras tener eû el marco d€ una com'in PreocuPa-

coo îitidez otrâ caracteristica: la dei mâs semibilidad sobr€ la cuestiôn) ante siôn por desligars€ de €squemas 'Jn_

corporatiYismo de clâs€ como compo- unâ concepcidn "societalista" de la puestos desde el exterior, y por elâbonent€

esencial de la pr€s€ncia autônoma poliiica pâra l. que el Estado no era rar una perspectiva latinoamericana del

del sociaiislno. Dicho "obrerismo", otra cosâ que un càmpo Pasivo en el sociaiismoruyos

orrgenes estruclurales podrjan qu€ se rcflejabân los interes€s de grupos Los planteos de Mari6l€gui quedaron

ser expLicados pol la pârticllal contor- y cstegorias. El rechazo ûscerâl a lâ â mitad de camino: por su premâture

maciôn hist6.ica de la claæ obrera posibilidad de que Auende trânsionnara mu€rte y poi el bloqueo que â los mis-

chilena como "mâsâ aislâdâ" traerâ la coâliciôn de parlidos en un règmen mos hicierâ 1â InternacionâI. Cono

cofio resultado, sin embùgo, la cons_ de "c€sârisno p.ogesivo" es un ej€m_ es sabido, hacia linâles de la década det

tituci6n de la nÉs poderosÀ relaciôn plo de ello: el Ejecutivo termmo enre" 20 e vio doblem€nte Presionado Por

entre trabajadores y cullula socialistâ dado y pdsionero de la l6gica de los su propia neceri&d de diferencnuse d€

que bây conocrdo el continente. Esâ panidos y ios moriûiertos soclales y âspectos del pensâmiento de Hayr y

percepci6î de autonomfâ con quo se iamds pudo hâcer !€ler sus margenes por la actjrud d€ rechazo expiicilo que

consttuye politicamente la clas€ ob rera ie productividad politicâ. En todo â sus posiciones efectuarân ios pâiidos

chilenâ se transfoimalâ en unâ barrera los temas del socialismo chileno comùnhtâs, embaicados por enlotces

contra la p€netracidn del populismo e "aso.

v artentino fueron, pes€ a ;us difer€n_ en la lineâ de "bolchevtâci6n" orgâd-

impulsaÉ lâ pres€nciâ independiente ciai, propios de soc'edades cap'talist" zativa y de enfrenlâmiento "clas€ cor_

de los tnbaiador€s en caila ûo de los rèlâtivâmente desânollâdâ! D€ manera ûâ clase". Durante 1â década del 30 el

variados intentos frenlistâs que, desde clâra se trâtô de problemÉllcâs predo' "mariâteguistuo (como por ottâ pane

1938 hasta la elecciôn de Alende, haû niflrntemente urbânas; €n ùn câso -er

le ocunid también al "prestismo" y al

procuado crear auevos equilibdos po-

'tecabarrenismo")

argentino con el énfasis puesto en lâ

tue excomulgado

iiticos en el Estado. P€ro en câdâ caso D€rc€pci6n de los trabâjadores como por la It Internacional- Ës que M.irin-

y de manera ûÉs tlramâtrca entre ;nimidorcs'ciu(ladanos v e1l el otto tegùi colocâba t€mâticas y problemas

l91O y 19'73 l dificultâd ha estâdo como Droductores, d€ntro de lâ matriz pârâ lâ prodùcci6n del sociâlismo en

siemFe colocâdâ en la prâcticâ de una âIErcoaindicalista de lâ que el ftrnda" América Latinâ que s€ escapaban d€

enônea conc€pciôn de la hegemonia. ilor Rec.barren fue notorio ttibutario' los rigidos esquemas iluminirtas v po-

Los paddos de l. izquieida chilenÀ Pero ambas realidades no abârcaron sitvista! con 1os 9& la intelligentsia

iaîùis pudieron estnrctura$e como al mundo rural en tod! su divenidadi radicâlizadâ d€l continente habia visto

partidoi "popularcs": derivaban "lo no sôlo como un espacio particular de su relaciôn con la politicâ y el poder.

DEFINICION DÉ PROPOSITOS

..comonosetatadeunlevantamierrtodeca]âctellocal,sinodetran3formar^totalmentelaestruclura

econômica y social ale la Reptlblica, nuestra respuesta no puede ser mâs que unai' luchal 'dJ ta h 'tluertc

i,li ii a. r. rtbenad econômica v poiirica de.rodo el.pueblo-de cll,e:.'r

Pâlabras "i"oi^i" de Crove anle gtn""' r-u''Jt'si"' citadas por éste en Recuedos'le un soldado Etcll^

"t

Santiago de Chile, 1934.

t7

Archivos Salvador Allende


de sus éxitos y îrâcâsos en torno a otros

Plânos problemâticos

. - . punto de Partida

Son conocidâs las fuentes en las que

abrevô el socialismo de Mariâlegui y la

d€cisiva influ€ncia que sobre ét ejercie.

ron autores como Sorel Y Croce Para

d€purâr d€ determinismo a su lecrura

del nffxi$no. El antideterminisrno, es

decir, la convicci6n sobre la opacidad

d€ las retâciones eotre economiâ y

politica, le permitia htroducir con naturalidad

problenâticâs conplejas re

feridas a la constituciôn de un acror

polirico, cono lâs de raza. naciôn y

cultura a |Iavés de las cuales su socia.

lismo podia s€r entendido como unâ

riado es el mito [ ..] La fuerzâ de 1os

revolucionarjos no esÉ en su ci€nciai

estâ en su fe. en su pasi6n, en su volunlad."ô

E1 socialimo cono cuhura de

la c.isis, deb iâ sùp€rar al evolucionismo,

a1 racionaLsno. "âl .espeto supersti'

closo por la idea de prosreso" que habia

con1paltido con el câpitalhmo. Sin

usâr lâs mismas palabras (aunque pudie

râ hâberlo h€cho por el lbndo d€ Renan,

Croce y Sorel que eilas poseen)

el marxismo de MariÉtegui evoca la

preocupaciôn gramsciana por la cons

rrucciô, de una "voluntad colecaiva

nâcionâl-popùlaJ" y po. unâ "refornâ

intelectu.l y moral" como premisâsd€l

creaci6n verddderamente fundada sobre

ùn diâlogo ertre Anérica y Europa.

entre "languardismo' politico-intel€clual

y espirnu de lâs mâsâs. En la reivindicacidn

de la voluntâd y del pâpel

del nnio en la hisloria. Mariilegui

cruzâbâ lâs figuras de Lenin y de Sorel

en una mezcla qùe a la III Inrernacio'

nâl le pareci6 h€rética. En los belos

ensayos que compon€n "LÂ enociôn

de nuesrro riempo" escribiô: "Lo que

mâs nerâ v clâIamenle diferenciâ en

éstâ épocâ a la burguesia y al p.otetâ-

Por eso.lo que podriamos llamar su

"herencia" (bloqueâda en el marxismo

lâtinoâmericâno duiante décâdâsy s61o

,hori en trâmit€ de s€rrescatâdâ) colo.

ca un pun.o de panida signiiicitivo

pam urtâ evalûâciôn de ia trâdiciôn

sociâlisla en América Latina, de sus

potencialidades y limites que, superan.

do el eje clâsico qu€ pfetende dividir

las aguas s€gûn una dicotomia abstracta

enùe 'tefornra" En lâ nedida en que el lùgar c€ntral de

ia politica como âcciôn de glandes

masas ("y no simple âventuiâ de gIupos

qùe s€ limitan a apelâr i las masas"i la

expresiôn es de Gnmsci), estâ ocupado

por la teoria y la prâcticâ de lâ producciôn

d€ heg€monia, como nodo de

constiluci6û de un actor colectivo a

partir de unâ orgânizaci6n cons€nsual

rn€næ orientada de diversos rolessociales.

€s necesÀrio pensâr en otros planos

problenâticos rnucho mâs compl€jos

que los presentâdos por la diada mencionada

ûâs ârriba.

Por ejemplo. €1 ploblerna de la rclaci6n

enlre intelecrudes, clase y naci6n,

entre culturâ criti€a modernâ ys€ntido

comûn de masas, corno pr€misa pârâ la

construcci6n de un discuno nâcionalpopular

enfrentado aun discuso nacio

nal-estatal, radicado en la cotidianeidad

en que los sujetos s€ reconocen. cotidiâneidâd

conpleja, obviâmente, en ia

que €1 individuo no puede definirse

excluyentemente por un solo ro1 social.

La hegemonia, como producci6n

coleclivâ, supone no s61o unâ âgregaciôn

politica de fuerzas sociâles (mâs

bien esa concepciôn del "pueblo"

como resultâdo de una sumatoria, de

âcuerdo con la politicâ "frentista", es

1, negaciôn de eua) sino la creaci6n

de ùn mundo culturâl complejo y

plural €n el que

y "revoluciôn") sea

capaz de colocar los nudos expljcativos

'\entido comûn" y

"conciencia ciilicâ" deben ser capaces

de sùbsirmirse en los procasos de constituciôn

de los âctores colectivos. Lo

que Mariâresui laln6 "el valor perenne

del mito en la formaci6n de los grandes

movimientos popularesi' apârece ari

colno un lelna dereflen6n insoslayâble

cuando s€ intentâ anÂltâr lÂ3 lùæs y las

sombras en la generaci6n d€ un sociâlismo

lâtinoam€ricâno.

Populisrno y socialisùn os

En sociedades como lar latinoamericânas,

elitistasy artiorladas âhededor del

Estado, lâ forna en que se concibe lâ

reiâciôn entre producciôn d€l poder

en (y desde) lâ sociedad y producci6n

6

.,osé Qrlos Mariât€8ui: tl,in" tdt&!

! oîas estacbnes del hotubre de hot; col.c'

ci6n Obras (bnpletas, vol. 3, p. 22. Lima,

1919,

18

Archivos Salvador Allende


CONVERGENCIA nnn.9, j'rlio de 1983

del poder en (y desde) el Estâdo pasa a

ser lm probl€ma decisivo de la acciôn

Afio del bicentenario

politicâ. Todâ la elabonci6n "clôica"

del socialistno lêtinoamericjno (inchn

Sim6n Bolivar

do Mariâ.egui) €stÉ -en acuerdo €oir

sus fuentes sosietalnente cenlrada:

Guillermo Castro

su en€migo es un Esl.do olig.4rquico,

c€rrado â la panicipaci6n, d€ modo que 1983 es el aiio del bicent€naio tros: el de la organizaciôn de ]a

la pres€ncia en é1 d€ las masas sôlo po' de Bolivar. Por lo mismo, un ailo vanguardia bolivariana.

dria estar garantizada por una inupci6q bueno para el diâlogo en torno a Traduciéndolo a téminos ac-

viol€nta o moleculâr, de lâ soci€dad. El su obrâ, sobre todo en lo que tietuaies, podria deciNe que la van-

movimiento de la politicâ socialistâ es, ne de inconclusa. HaY tareas que guardia bolivariana fue el ejército

exclùyentemente, de âbaj o hacia arriba. cumplir en ello, de comprensiôn libertador organizado en torno al

Cùando los probl€mas d€rivados de la nueva, y de rescate. Bolivar es estado mayor que lo condujo no

urbanizaci6n y la indùstdaliza€i6n frâc_

nuestro, de los oprirnidos. Bolivar sôlo a la victoria en Ia destrucciôn

turÂron a las clâses dominantes y gene-

no es de los oprcsores, Bolivar es del coloniÂlismo espaflol sino

nron la emergencia de gandes masas

provocando nuevos equilibrios en el una figura profundamente revolu- también. y sobre todo. a la cons-

Estado, ésta concepci6n de los socialisbs cionariâ, producto de Pueblos en trucciôn de los nacientes Estados

fue ulr llurdr-.ap frent€ a los nacrentes marcha y conductor de esâ mal- nacionales librcs. El estado mayor

populisrnos o a lâ extensi6n democ.âcha de pueblos. Bolivar ûo es el del ejército de Bolivar fue, a todas

tica del viEo liberalismo oligârquico santo inofensivo y bueno que se luces, el nûcleo organizativo mâs

En lâ medida en qu€ €1 Paternalismo adola en los altares de lassociedâ- importante en la constituciôn y

es una de las constânt€s de la cultum des bolivarianas. BolivÂr es un desarrollo del movimiento de

politircâ latiîoamericana, lâ convocâto' gueûero que vive en la batalla de masas que condujo a nuestaa p .

ria lanzarlâ por unâ coalici6n popuLista

los pueblos por las espeÉnzas que meû independencia. Ese nûcleo

(es decir, formada por una élite sùpera_

dejô incumplidas. Los Pueblos fue decisivo en 1â creaciôn de Ia

dora d€l viejo equilibrio y las mâsâs

recién movilizâdao se transfolmô en

han lomâdo esas esperaizâs en posibilidad misma de conducir a

un desafio notâble para los socialismos. certezas a huelga limpia, Â bala las masas desposeidas al combate

En el sentido que sê le quier€ dâr âl limpia, a golpes de limpia solida- bajo la dkecciôn de 1â alianza en'

conc€pto en estas notas, el populismo ddad. Los pueblos son la came tre los propietados criollos Y la

no conslituye "un tipo d€ conrradic- de Bolivar. El suûimiento de los pequefla burguesia revolucioûadâ

ci6n que s6lo existe como momento pueblos es el alrna de Bolivar' La de la época. Pero fue también el

abstacto de un discurso ideolôgico" lucha de los pueblos es la sangiremarco

en que madumron las con"

(taclÂu), sùo que alude a unâ ideolo' del cuerpo enorme, rnmenso, cle tradicciones existentes en el seno

gfa y una prâcticâ politica a lÂmanera Bolfvar, y esa sangre es también del movimiento revolucionario,

del liberâlisrno o del so€iÂlismo'. el filo sin mella de su espada. que condujeron a la soluciôn

En este aspecto, los PoPulisnos Hablar de Bolivar es, Pu€s, ha- oligârquica en que se expresa lâ

apârecieron como un princiPio anicu_

lâdor explfcitâmente opuesto al de los blar de nosotros: de lo que no raiz original de nuestros Prcble-

socialismos, d€ modo que su relaciôn hemos sido, por lo que no hernos mas de hoy,

con éstos ha sido Y €3, ideolôgica Y

hecho, y de 1o que vamos a ser, Recuperar para el pueblo la

politicamente, de ruptwa y no d€ con' cuando Io hagamos. Hablar de grÂndeza de Bolivar es una tarea

tinuidâd. Los populilmor lâtinoameri Bolivar, por lo mi$no, es sobre qùe depende en un grado enorme

cânos, como forma de organ2aci6n y todo preguntar. Hây que Pregun- de nuestra capacidad de recuperar

como nu€vo ord€namiento €3tâ1al (en tar, porque hay que resolvel en las para el movimiento popular la

los caros en qùe llegêron a constituirse condiciones de hoy los Problefias experiencia politica y orgânizati

como tâl€s), colocaron la elaboraci6n que Bolivar resolviô en las con' va rcprcs€ntada por el ejército

de una politicâ de masas en un Plano diciones de ayer, Y hay que resoL libertador como herramienta de

end6geno, recup€rando asi una memo' vei también los que no resolviô. construcciôn de un mundo nuevo,

ria hist6ricâ colectiva câpaz de fùsionar,

Bolivar encontrô en su tiempo la Este es un temamuy

como mito, demandas de clase, deman_

Poco tratado

respuesta al problema del

dâs de !.ciôn y dernandas de ciudada_

Papel en la bibliogafia sobre el liberta-

de las masas como agentes fundador. Hay que indagar sobre é1.

ûentales para la traNformaciôn màûtenerlo presente en todos los

1

CJr. En sto \a.l'rt Pohics and ided de lâ historia. Con las masas, homenajes y debates â que darâ

bsy tû @txitt thcd,. p. 17 6 .NLB. Lndo^

1911 . Innrô d. lpola, I.lûloEû t ditwto Bolivar creô un munclo nuevo lugar su bicentenado, porque es.

poplirta, @ps. 3 y 4. Folios edicion$, Mé' k historia que se nos enseffa, sin tâmos otra vez en lucha por con-

xi@, 19E2; y Enilio de Ipol y Juan Carlos embargo, no aclata e1 Ploblema cluir la obrâ de nuestra prop€

Portartiero: "In n&ional tDpular v los

populisos reâlnente exittentet'; er 1{!er, qùe mâs debe contat Para noso' libertad. Gl

sda,ed.d, nûn, 54, Cùôes.

t9

Archivos Salvador Allende


nia, en un ûnico movimiento que

rccogia ln her€ncia patenalistâ y caudifisi-â

€stadoéntrica de ]a conc€pciôn

iradicional de la politica. El

éxito de los populismos (y por consiguiente

el f.acâso de los socialismot

fue lâ câpacidsd revelada para €laborar

"desde arriba" "io nacioftl popular"

fusionâûdo culturâ de mâ$s con

politicâ modema.

aliâdas con los imperialismos enfrên_

tados al Eje. La historia es conocidâl

cùlrnina en los ânos 40 en el lamado

"bro\9deisno" con læ coaliciones y

apoyos politcos mâs esPûreos que

rÊforzartu, en casi todâs Partes, el

anlerior âlejami€nto ertr€ sociahsmo y

Desplazamiento Seoglâfi co

una relaci6n mâs vincùlâda con lo genérico

del "tercermundismo" que con la

forma clâsica con quê el sociâlbmo se

planteô en el continente. h articulâci6n

se ha mostrado particularmente

eficaz para paises de escaso tenitorio,

baja cornplejidâd social y un sistema

politico corruptoyautocréticomârcado

por su dependencia hacia el ext.anjerc.

Si es licito dudar. en tinninos de la visi6n

clâsica del socialismo, sobre cudl

Falsâ sâlida ùnplia

A mediados de la décâdâ del 30 los

patidos de la lx Intemacionâl intentâron

sulerar los escollos que para su

ciecimiento y expansiôn hegemônica

colocâban tanto el corporÂtivisrno de

clas€ como el fmalismo socialista

Abandonan el seclârismo câiâsûofista

det enfrentâmiento "clas€ contra clase"

e intentan la salidâ "âmplia" d€ los

Fr€ntes Popular€s, pero el resùlrado es

una caida €n una concePciôn tacticista

e instrmenralista de lâ politica que

todavia no han perdido. Los ternâs de

1l) nacional. de lo populâr y de lô democdtico

son incorporados P€ro de

manerâ ret6rica y driplice, en un mo'

m€nto, ademés, en que el discurso

ideolôgico marxislâ se sâcraliza univer'

sâimente en el estalhismo y su p.dctica

politica s€ somete a los vâi\€nes de la

Por cie(o, la historiâ de las relaciones

entrc socialismos y polilicâ no cul'

mina €n lâ décadâ del 40. Mâs aûn: es

recién v€inte anos después cùândo

âpaJecerân los ejemplos mris nitidos de

corespondencia, sea por via del jacobinisrno

in$r.recionâ1, s€a por el camino

de las €l€€ciones. Una discusi6n sobrc

el t€ms no pcdria excluir, por lotanto,

el exâm€n de là actùâl situaciôn æn_

troamericana. en tânto en elia pârec€

concentrars€ hoy 1â vitâlidad (y junto

con ellâ unâ cantidad de dficiles

int€nogÂnteù de la problernitica del

sociahsmo en América Latinâ. Parcce

evide[te que en el continent€ esâ

prcbleûâtica de 1â transformaci6n hâ

sufrido un desplazamiento geogrâ{ico:

si en sus origcnes y hasla milad del

siglo su lugar preferencial de implanta_

ci6û fÛ€ron lÂs sociedades mâs grandes

y complejâr, desde los s€sentâ y mucho

s€râ el destino de esas experienciÂs â

futuro, mucho r is lo es, aûn, el pre_

guntars€ si ellas pueden s€r tomaalos

ccmo modelo en términcs de eficâciâ

pûa otras sociedades.

Aqui câbriâ ærrâr este ensaYo con

las palabras que io inaugurân: si una

hegemonia no pÙede ser pensada firela

d€ l cultura que procura modificar, el

problema de la colocâci6n d€l socialis_

mo como û proyecto nacional-popular

d€berâ tener en Àmérica Latina ùntos

rasgos como espâcios sociales en los que

crezca. Mirâr hacia atrâs, hâciâ la histo.

ria (como lo hemos h€cho) o mirai

hacia otras experieûcias conlemporÀ

neas, s6lo puede tener uII sentido ilustrativo

sobre presencia de probl€nâs

concretos en situaciones concretas

Jamâs, ni alin €n el énto, un valor

paradogmâtico. dl

razôn de Estado soviétca.

La heg€monia es planteâda como

producto de una "âlianza de clas€s" y

en ese esquerna fofmal de clases-partdos

que "pactarl" un comPromiso

politico. son privilegiâdas, en la nedi

dâ en qæ el eje d€ agregaciôn es el

antifascismo, las clasês medias lib€ra_

les y las fracciones de l gran burguesia

mâs claramente âtn en esta década,

lu€go de los feroces retroc€sos ântde"

mocdticos vividos en Sud Américâ, el

e.j€ se hâ corrido haciâ América Central

y el CÂribe. Alli, elemenlos de l-â cultura

politicâ hispano criolla mezclados

con ralgos democdticos y jacobinos

han establecido una fusi6n instrum€ntâl

con laveni6n l€nimsta delmarxismq en

3

Esto no 4, ci.rment€. el cao clrilèno,

eû donde puêd€ deciræ que h liCaz6n cnlre

sæidiso y oaes e tantiene Como ne

enâbdo, alli el plobl€na es otro: si bien lÂ

hdencia id@l6gi@

'clÂsislt"

d€l PC v la

inexisten i! (salvo nuy tddia y endeble:

Ibind â principios de los 50 ) de ù.4 verdade

n confrôn|ciôn con €l poprnisno, refùeEa

lâ identidad, no r6u.lv. otn limitaci6n:

l! @n@pci6tr âgregativt de lt h.gtoniâ.

NÀCE EL PÀRTIDO SOCIALISTA

El 19 de abdl de 1933, bajo la presidencia de Eugenio Matte y Marmaduque Grove y como secretario

general Oscar Schnake, "en presencia de mâs de trescientos con€rcsa1es del pueblo de Chile, se redacta_

;n la declaraci6n de pdncipios, el progama y se proclanô el nacimiento del nuevo Partido Socialjsta

[ . . . ] La Repûbtca Sociatista de Chile, que viviera desde el 4 al 16 de jlnio de 1932, daba a luz su

mejoi fruto pam la âuténtica rcalizaci6n de los anhelos d€l proletadado de la patria chileûa Los sacdficios

y destierros estabaû compens:tdos."

Carlosch^rlin Del dviôn roio a l4 Repûblica Socr4l.sta, Quimanùi, Santiago de Chile, 1970.

EL CARACTER DEL PÂRTIDO

"En chile la revoluciôn solo podia acometerse con la uni6n estæcha de los trabajâdo.es manuâ.les e intelectuales,

del ploletariado y1a pequefla burguesia, en un podeloso Pârtido Socialista que, fémeamente

disciplinado, organizala politicamente esas fuerzas . . . La doctdna que debia informar a ese partido

debia ôêr la marxista, aplicada dialécticaJn€nte â nuestra realidad, a fin de no caer eû eîotes de dognatismos

€xtre{nistas o reformistas, igualmente estériles y absùdos . , ."

Oscar Schnâke: Politica soci4lista; Publicaciones del Ps, Depaftamento de Cultur4, Santiago de

Chile. 1938.

zo

Archivos Salvador Allende


CONVEfiCEI{CIA nùm 9, rùlio de 1983

PS de Chile:

las lineas de sus manos

Belarmino Elgueta

El Partido socialista ha cumplido cinctentâ sflos


fue lâ consâgracior d€ las profundâs

desigu.ldades en los ingresos, el consumo,

la cultu.a y la libertad entrc las

claies.

EI sector oligarquizado de ia bur-

Suesiâ. derrotado por el Frerte Popular

en 1938, consider6 llegada la hora tan

esp€rada del asalto d€linitivo del Estâdo,

no a trâvés de los miLitares, sino

dlrectamente por sus genuinos rcpresentântes.

Asi surgi6 la consigna silenciosa:

;los empresarios al poder! PÂra

Âlcanzar dicho objenvo, Alessandri

fue mim€tizado por medio de moder.

nas técnicat de comunicâci6n de masar.

Presentândose como "apolitico" en

un pârs saturêdo por la defiaSogia, el

hombæ austero qu€ tomabâ a la solte.

teria y la frugalidad €n virtudes ciudâ-

"mano dura",lo que dernostr6, una vez

mris, la inposibilidad estructu$l de

modificar, en forma significativa, la

distribucidn del ingreso, piedra de roqu€

del conilicto interclæes fundâ-

Oposiciôn al ùtemâ

Durante el periodo de la nueva frontera

bùrguesa (1958-1970), el Partido

Socialista se alz6 como ia miis sôlida

€ itreductible oposicidn Â1 sistemâ dominante.

Mientrs! otros partidos popu'

lâfes buscabân la conciliaci6n con los

gobiemos de tumo, particui[rmente

con el de Frei y ârin con €1 de Alessândri,

el Ps mantuvo una luchasin tregua.

Fue el ùnico partido de la izquierda

que rechaz6 rolundamente la politica

tizâci6n a raiz de la refonnâ €le.1olal

dê 1958 y por Ia accion de los partidos

populares! proc€so qu€ se int€nsificô

con ls aplicaciôn d€ la ley de sindicalizaciôn

campesina de 196?, que prdujo

una grân movilizaci6n social.

De esta manera, læ masas rurales

rornpÈron el aislarniento tadicional

e ingesâron s la lucha politicâ, desbordardo

el marco estIêcllo de la ley. la

burgùesia agraria recogiô el d$afio y

sobrepa$ tÂlnbién lâ legalidad en la def€nsa

d€ sus interese! d€ clss€. Asi,

qued6 planteado un conflicto sociâl que

se âSudizarâ a contar de 1970, para re.

solvene nêgâtivanente con la orntrarrevoluci6n

agraria deatada por el golpe

militâr de 1973,

El gobiemo de Frei respondiô con

la divisiôn dêl rnovimi€nto shdirâl y

No obst3nte, d€trt! de Alessandri

estâba €l sector nxis tradicional y reaccionario

de la burgu€sia, el viêjo nûcl€o

lgroexportador, lar grÂndes empresas

câpitalistas nacionales ytransnâcional€s,

asi como los interes€s de1 gobiêûo es.

tadunidens€. Era el nùis âuténtico intérprete

y persone.o de la buryuesia in.

lema y extema. Dùmnte su gobi€rno

rontô con el apoyo de ésta y sus representaciones

politicas! incluido e! Partiô

Radical, 10 que le asegùrô unâ ampliê

mayoda pârlamentaria para gobemar,

aunqre llâbia vencido a Salvador Allende

en las umff apenâs por 30 mil votos.

fr€islâ y denùnci6 su caricter reaccio

nÀrio. Como lo hicierâ después de Ia

experiência del Frente Populâr con el

Panido Raùcâl, allora se neso â colaborâr

con la demoûacia cristiana en una

mascârada popùlista.

Esta oposici6n s€ madfesto tarto oll

el plâno politico como en el sindical,

en el Congreso y en 1Â cale, teniendo

siempre como tundrmento la defensa

de los intereses d€ los tmbajador€s. En

el curso de estos anos, el movimiento

popùtar experimentb un notorio atc€nso

a trar/és de la activaciôn de la luchÂ

d€ clases.

la represiôn. lâ maniobra dirigida s

imponer el paral€lisno en bs orgardzaciones

obreras proeerd en el câmpo,

pero fracaro en la industria. lâ r€presi6n

a su vez tuvo macabras exFesiones

en el mineffl d€ El Salvâdor, en lÂI

ca €s d€ S6nti.go y en Pâmpa lrigoyen,

Puerto Montt, con abcenas de muertos

y cent€nsres d€ h€ridos y pl€sos. Es el

pr€ludio d.arnttico del desrnlace que

tendrâ en los anos siguientes el proceso

de la lucha d€ dases.

El desafio popular

de 1970

El frâcaso d€ lo3 "mÂgos de las fi"

nanzas" condujo a Edusrdo Frei â lâ

Pr€sidencia de là Repûblic con el apo'

yo de lâ derechâ y el centro politico,

frustando el segundo intento de la izquierda

unida por conqùislar el gobierno

con Allend€. El nùevo prEsidente

trat6 de rcmontar la crisis, como en

el periodo del Frente Popular, con otro

pacto social, que descansâba estâ vez

en €l s61ido poder conquistado por la

clase dominante soba€ æctores marginal€s

de las mâsâs uôângs y rurales, qu€

s€ procurd iûcorporâr cono fuerza d€

El gobiemo demôcrÈtacristiano impulsô

una politica desarrolliEta €n el

marco de la democracia formal. Fue el

ûltimo int€nto de co citÂr ésta con el

capitalismo dep€ndiente mediante un

rcacondidonamiento de la dominaciôn

bur$æsa. Nin$in ras8o de Iâ Uarnâdâ

revoluci6n en libertad coincidi6 con las

aspinciones de câmbio social de los tràbâjadores;

todo fue simple rnanipulaci6n.

Pronto lâ ilùsi6n de participâciôn

populâr se dhip6 por la politica de

l.os sindicatos, dentadoa por la dire o

ci6n socialista, impulsaron una etapa de

preservaci6n d€ sus conquistas sociâles

ante ]a politica de contenciôn de los

sâlÀrios aplicada por ambos Sobiemos,

rocuniendo a la huelga eD nurnerosâ!

oporturddades.

lâ luch. del movimiento popular

fue iûcesânte en el curso del gobiemo

de Àle$ândri, de!âfiindolo con dos

huelgas generales en 1960 y €n 1962,

resp€ctivam€nte, con un saldo doloroso

de muertos y heridos. En estâ êtâpâ, los

tabâjador€s no lograron avanc€s significâtivos,

pero tampoco dieron ninSûn

paro êtrâ, D€rotados en lâs umas en

1 964 con la candidatura presidenciÂl de

All€nde, iniciaron su flujo a psrtû de

1966 con una nueva serie de hu€lgas.

En muchos de éstos movimientos se

ocupà on jndustriâs y predios, resistiendo

la represidn policiâI.

El ascenso de las masâs alcanzô nive'

bs desconocidos €r el campo. En mayo

de 1969 s€ reslizd lâ prinera huelgâ

generrl campesine, 13 vida rurâl hâbia

expirimentado un proceso de democra.

En 1970 se iniciô una experi€ncia de

singulâr valor para América Intinâ y, en

ge*ral, para los pueblos srbdesânollados

d€ todo el mundo. Se tratô del intento

de promover un proceso socialista

â partir de una victo.i. en las uma, El

movimiento popuiai habia avanzldo

en medio de las contradiccionês inter.

burguôsâs, lâs que tratnon a su vez de

neutrâliado por Ia represiôn y, o por

el comprcmiso, Àsi sulgieroll los espacios

politicos dentro de los €uales se

djscù tiâ, bâjo ciertas reglas, la pârticipaci6n

de los traba.iadorcs en el ingreso

nâcional y el juego dernocdtico.

Ësla larga mârcha fscilit6 la fonnaci6n

de la oncienci,a social de lrs masas

y tr8jo consigo importantes conquistas

parciales. Son los asFctos positivos.

No obstânre, estâ f..rna de inserci6n en

la dinâmica de la sociedâd câpitalisrâ

produjo su contnpanidâ, convirtiendo

a los hâbajador€s por lâ1go ti€mpo en

soport€ polltico d€ tma fraccim burgwsa

e ùrculc6ndoles una confianzâ

€xageaaalâ en la democrasia formal.

Son los aspectos negativos,

22

Archivos Salvador Allende


El Partido Sociâlislâ accediô con Las fronterâs ideolôgicas pone construir. En esta concepciôn

Àltende al gobi€mo como culJninâciôn

general se lu inscrito el Parlido Socia-

de €ste proc€so d€modâtico, inscrito

lista colno fesuitâdo de un desarrollo

Èn los cincuentâ anos transcuridos

en una acentuad4 luchâ de clases Ln desd€ su 1tmdaci6n, el Pârtido Socia.

de nedio siglo, con todas slts contrâ-

décâda de los 70 rnarcârâ asi et vôrtice lista ha reaiizado un €xtrâordina.io es'

dicciones y desviacioûes.

de la crisis del Estado burgués. Duran- fuerzo de creaciôn re6ricâ. Cotro par'

t€ €lla se produjo, en efecto, el mayor te integrante del novimiento rcvolu-

Desde su fundâciôn, ha reconocido

ascenso del'moYimiento popular en el cionario latinoamericaûo, recoge las al marxisno como método de inter

cârnino hacia el poder, pero la burgue- lendencias preexistentes en éste y pro_ prctaci6n de lr histon. y guia lara

sia, apoyadâ en lâs filerzas armadas, yecra o enlaciones genetâles que hân 1à acci6n. como un pensâniento cri.

instaùrârâ la ûr,ts brutâl dictadura a pâr-

sido puestas â prueba, con disrintos tico en pemanente discusiôn y enri

tir del I I de septiembre de 1973 resuitados. en el procesc histôrico âc- quecinÏento. Arunndo en esta tbrmâ,

En este ûLltimo aio s€ derrumbô una tual de nuestrû subcontinente. Este el nraûismo conticne en sll seno los

etâpâ en la vida polilica chilena. Son pairilnonio ledrico constituye sus fron' elernentos de su propiâ rcnovâci6n. Ù

50 anos de avances democrâticos. qùe 1erâs ideolôgicÀs que lo diferencian de Pariido Sociâlista exlribe. por eso. una

se inisiaron con el ,$snso de 1os s€cto-

lig€ncia teôricâ coûlo pocas organizâres

medioc a1 gobiemo en 1920, Parâ

ciones populares de Anréricâ Larinâ.

comp.rtir sr conducciôn con la anti_ Tales fionterâs ideol6gicas repre- siempre atento a recibir lodas lâs.eno-

gua clase dirigert€, y culninaron con democrâtico de la sociedad qu€ s€ pro' vaciones en su polidca. rnérodos de

€l ensayo de democracia âvalrzÂda pues_

to en narcha en 1970. Eû este periodo,

las oryânizacioies politicas y si.dicâles

de los trabajadores y l$ masâs misrnas

se sometieron â la institucionalizaciôn

de sus luchat.

l, experiencia de lâ Unidad Popular

demostrô que los paises capitâlistas

dependientes o.rmpien y consolidan s'rs

objetivos dernocrâticos sôlo en Ia medi'

da que avanzan hacia el desarrouo d€

lâs târeas socialistas. Esta conclusiôn

supone el abandono definitivo_ de la

lin€a refelnista que subyace en el qùgo

de medio siglo de combate social en el

que el prdetariado revoluciônario no

pudo impoærle, de la vi€ja concÊpciôn

socialdem6câtâ que cree posible .vanzâr

hacia el socialisrno, sin ruptura, a

través de un trénsito Pacifico.

senran nu€stm inærpretaciôn de la

identidâd doctrinariâ y continuidad

histôlict del Partido Socialisra, de las

lineâs de pensamiento con que se

convirti6 en oposiciôn al sistemâ

capitâlista y defini6 una politicâ orien'

tada no s6lo a ia conquistâ del gobicr'

no sino también del Estado, â truvés de

una trayectoria comprendida ettre lâ

Repûblica Socialista de Grove al Gobiemo

Popular de Àllende.

De la nanera mâs breve. Procurâre-

organiza€iô , foûrâs de lucha,v esdlos

de trabajo compatibles con su teoriir'

independjentcmente de su acrual dis'

La lucla por el sociâlismo supone

un prolecto de transfomaciôn global

de la sociedâd. desâûolado a partir

de la conquista del poder Y de acuer

do a un:r planilicâcién deùocrâlica

En este mârco concepruâj. la chs€

trabajâdoia. que es la mavoria social

del pais, âdopiâ una politica ind€Pen'

El desarrollo del proceso reYolucionario

requiere de ùna direcci6n lânto

cn la luchâ contra €l câpital1snro, co-

Ino en el avanc€ hacia el sociarisno.

dienre de la politica burguesa, superan'

do de estr modo lâ fase en qù€ ei

novit ento populal se linitô â ia

crilicâ de las :liemativâs capitrlistas

Est! es la conc€pciôn estrâtégica del

Esta es ia pûnclpal tar€a del partido en

cùrrlto vanguardia. dcbiendo reflejal

en lus relaciones inlernes el caraclel

fr€nte de trab aj edores.

tl proyeclo socialista tiene una

dirneNiôn na.iotrùl Surs€ det hecbo

Archivos Salvador Allende


ile recogor los intercses reales de la

mayoriâ social del pâis, ari como los

vÀlores culturâles, libertades politi

câs y der'.hos hunratlos acumrlados

en nuestra historia, como Parte de

la cruenta luchâ del pueblo, para

plasnârlos en un p.oyecto de desano

o dirigido a sacudlr É dcminaciôn

imp€riÂlista y promover h lib€râciôn

sociâl de los lrabajadores.

Estâ dimensi6n nacional €s, €n suma,

la incorporÂcidr de las masas margina.

dæ a un proceso constitutivo de la

naciôn con una proyeccidn socialiita.

Este proyecto se propone tâmbién

la democrarizâciôn de todala soci€dad.

Para alcanzar tal objetivo se extendert

a todos los cbilenos las libertades y

derechos incoryorados al pâtrimonio

de la humanidad, qu€ estrin limitados,

en el sistena capitalista, mâs a las leyes

qùe a los hechos, y son privâtivos de

minoriâs privil€giâdâs. Lâ democrâcia

âlcânzarâ su compieto desarrolo cuando

se convierta en la expr€siôn concretâ

de 1â ediÊcaci6n sociâlista, €l qu€ se

combinen formas de participaci6n

directa y repFsentrtiva en 1â g€sti6n

de la economiâ y la dir€cci6n politica.

La fuerza motriz de este proceso

revolucionario es Ù!l frente d€ trâbajadores,

que tiene como nûcleo dinâflico

a !a clâs€ obrera. cuâlesquieÉ qùe s€an

los cambios que se lùyan producido en

su cornposicitu intema y en sù r"'laciôn

con otrâs capæ sociâieg en los

ljJtimos ânos. Por constitùir en riSor

lmâ âlianza de clases, este frelte s€

organiza y lunciona a través de tor)ar

geûuinametrte democrâticar, côndicjôn

esencial para ejercer de manera soiidâria

sr funci6n protagônica.

I,â lucha .evolucionana exise, en

gen€rrl, el empleo de toda! las formas

eficaces de acci6n. El golpe militar de

1973 y la dictadura ndsmâ han demos,

lrâdo, si alguna duda subsisri. qùe la

contranevoluciôn nunca es pacilica ni

formas en el miuco de una estûteetr dância con €1 desdrollo de 1a3 relacio-

de ruptua insurrcccional que tenga a nes intemacionales y los procesos

lâs mlsas como fuerzâ propulsora. revolucionarios, asi como con los

El Partido Socialistâ mantien€, por câmbios producidos en nuestro pais.

rltimo, una posici6n intema€ionarista PaIa dâr consistencia a lss iniciâti-

y solidâria con las luchas que se desavas recientes de unidâd, es n€cesario

rrollan en otras âæas del mundo y, impulsar unâ vigorosa acci6n en la base,

pârticularmente, con lâs de los puebios hasta culninar en ufl corgreso rcprc,

de América Latina. Lâ auionomia res- sentativo. en el que se discutan €on

pecto a todo centro de dir€cci6n hege_ entera libertad lâs cuestiones doctri.

mônico, campos politicos y bloqu€s n.riai, 1o3 problemâs de lâ lucha

militâres, no represeûta una politica cortrâ la dictadura y la actuâlizaciôn

de âislâmiento internacional, sino ùnâ del proyecto politico de1 partido. Nin-

acliva r€laci6û de ùt€rcambio de ideas gùnâ âcci6n exclusivamente cupulâr

y o(periencias con lo3 parlidos y mo_ podrâ sustituh el cornprombo de los

vimientos aûnesrsobre la base de una mi[iantes, todaviâ impotentes por el

estri€ta i8uâldâd. Desde su fundaciôn, divisionismo.

deslindô su posici6n resp€cto al socia_

Iisrno real y a la socialdemocracia, ex_

En este proceso no se deberâ exclùr

cluyendo cùalquier sùbordinaci6n â t pnon a rjl].gin sector o grupo, con

ellos.

la û,nica condicidn que todos reconozcan

los lineamientos teôricos y poli-

Recoûstrucci6n del PS ticos permânentes âprobâdos en loi

congresos panidârio6. La exclu3i6n de

Actualmente, se planiea la reconstruc_ qùienes abandonaron esos principios

ci6n del Partido Socialista como una Fovendrâ del debate mismo, pudiendo

tareâ prioritaria, con la conciencia asi.muchos militanæs, actualmente es-

de que constituye êl eje fundanental t&tificados en grupos que han p€rdido

en la reformulaci6n de lâ alianza de la su identdad socialista, incorpora6e

tquierda y el reagrùpannento del mo- en esta nueva etâp de lucha.

vimiento populâI. Esta reconstruc' No debemos olvidar, por ttimo,

ciôn todos lo sabemos æ darâ en que el partido que pretendemos re-

la luchâ, pero también a través de la construir leg6 a representar, en

criticâ y 1â refiexi6n, en un debat€ yisperæ dei golpe miljtar, a la mitâd

del movimiento sindical y a câsi un

No obstânte. hay lres elementos cuârto del electorado Cel pais, grâciâs

fùndâm€ntâles, en tomo a los cuâIe! a lê acciôn de sus i00 mil militartes.

deberân pronunciarse y buscal el cor- Por esta gravitaci6n social y polilica,

senso los miliûr.tes socia[stas. Prime. ha{:emos nuestm ta obsefvaciôn fo.

ro, tos principios bûico6 que configr. mulada por Râûl Ampu€ro. en cana

Ian su penonÀlidad srnÊllar, conlcoi- reciente â los companeros d€ Milân,

dos en su Declaraciôn de principios,la en el sentido que "un partido no se

Fundâmentâciôn le6rica del progranla construye (o se reconstruye) jamds

de I 947 y tos acuerdos de sus congresos. para si mistuo, sino para servir a la

Se8undo, la experiercia asimilada en liberâci6n de una clas€ y con €11a,

su trayectoria politica, la que debe y en nuestro caso, a ùna nâciôn

permith a sus militantes, a .r és de expotiâdâ y envilecida por el imperiâ-

la critica y la autocritica, no incurrir lismo y su! sirvientes civiles y mitilegal.

LÀ resistencia conûa ia dicrrdura

{ie Pinochet, por la misna lô8ica,

requiere de ia utilizâciôn de distintus

en lai desviaciones qu€ explican sus

derrotas. Tercero, la fonnùlaci6n de

un nu€vo proyecto nacionâl en concoi-

La tâIea es, pol lo mismo, ardua;

pero nâdie laharÉ por nosotros.(D

EUGENIO MATTE

"Hombre idealista, creia sinceramente en la posibilidad de tmûsfolmâl, Ce la ûoche â la maiana, nuestra

vida nacional implantando desde el gobieûo sD credo socitzlista. . . Conftaba en la accidn de laô fuerzas

tenovadorasr contenidas hasta entonces por el egoismo de nuestros didgentes, y queria utilizar esas

fuerzas en beneficio de las clases populaæs. El pueblo era el objeto de sù pasi6n. Trabajaba para é1. Su

obra tenfa po. excusa la sinceridad de sùs sentimientos."

Catlos Sâez: Recuerdos de un soush; Ercalla, Santiago de Chile, 1934.

Archivos Salvador Allende


CONVEnGENCIA tûm.9. i ù]io de 1983

Los socialistas y los militares

Una tradiciôn que proyectar

Marcelo Schilling

Desde la Reptblics Socialistâ, antecedente inmediato de la ftrndâciôn de su partido, los sociâlistâs chilenos

!e distinguieron por bùscar y sostener una relaci6n sin complejos con los militâres, negândose a rcconocerles

la calidad de compartimento estanco sepatado de la sooedad, de sus problemas y de su ttsoluciôn. A tavés

de tâl folma de vinculaciôn, los socialislâs se proponlan conseguir audiencia y âpoyo denbo de lâs fuerzas

armadas para fortâlecer lâ aspiraciôn del movimiento popular de cambio hacia el sociâlismo. Se ttata, ciettâmente,

de una tradiciôn sîaigsda en la memoria colectiva del Partido Sociâlistâ. Sin embôr8o, ya ùo basfâ

su exaltrci6n histoiicista, ni su rcafirmaciôn abstractâ, ni tampoco su prâctica "a la antgùa".

Ahora importâ r€cuperar dicha ûâdiciôn para convertirla en llneâ de acciôn politicâ al servicio de lâ

impr€scindible ruptura demodâtica, capaz de abrir pâso a una efectivâ democratizaciôn del pais. Esâ nrptun

significâ bâsicâmente qne la sociedad reasumâ a plenitud sus câpacidâdes de decisiôn y participaciôn, a lâ vez

que los aparâtos del Estado de excepciôn viSente seôr alterâdos $rstarhvarnenûe en cuanto al personal, la

estructura y las relaciones intemas.

Por cuânto "El golpe milirar de 1973 crâtica sonlas fu€rzâs ârmadas y, dentro eû general, el firndametto de lâs

en Chil€ fu€ propiamente un golp€ dè de e1las, por su predominio sobre lâs concepciones militaristas de

Esiâdo, que no solo derrocô €l gobier- demâs nmas, en especial al Ejército. luci6n y de la politica.

no de Àllende y suprimi6 el Égim€n Es la coûciencia o intuici6n de lat lâ s€gunda tesis, por su parte, sostie-

demoqdtico existente, sino también la situâci6û y del Ce$fio que ijnplicâ,lo n€ la suficiencia del control democrâti_

forma misma de o4anizaci6n d€ ia qùê hâ dâdo lugar â la discusi6n soble co de la cûpula d€1 Ëstâdo, garaîtizadâ

politica y el Estâdo fodâdo â lo lârgo cômo desrnant€lar €fectivamente la por su gén€sis, y la relacidn con algunos

de la historia nÀcioml"', se precisa dominaci6n dictatorial.

ahos rnandos clâves para, aJirmrindos€

destâcâI la eserciâ de la nueva forrna

en el verticalismo de la insttuciôn mili-

de la politica y €l Estado, a fii de pro-

Dos tesis e[ôneas

tar, subodinar ésia al poder civil y desapone

€ deshac€r su nudo gordiano, con

lentar la pârticipaci6n inconstitucional

la ruptua democnitica.

Â1 respecto s€ hân venido confronlÂn- o artidemocrâtica de los militâres, como

Esta modificaci6n sustàncial de la do dos tesis entre quienes r€pudian el cuerpo, en polticÂ.

polftica, de las condiciones en que s€ actual order establecido e intentân Lâs dos postulaciones son ùuâlrnen-

dâ la lucha por el poder entre las dife- reverttlo en el sentdo de restâblec€r te enôneas, en tanto sôio contribuyen

renaes frâcciones d€ la burgu€lia y entrc la preeminencia de la soberinia populâr a fortllec€r lÂs tend€ncias q'Je 6piraî

éstas y el movimiento popùlar a partir €n lâ conducciôn del Estâdo y de la â conv€rtir a lâs FF aa en s€r orgâtuco

de la instalâci6n eû Chile del égimen

€xtrafro a la so€iedâd y sus conïadic-

de excepcidn de los militures y d€l gran La primera alirmâ que el apamto cioæs, oîmipotente y ommpresent€,

câpitâl linmsi€ro intemo e imperiâlistÀ, militâr del Estado €s insensible â las que hace lâs vec€s de custodjo o ângel

sÊ c{racterizâ al igual que en las dicta- demandas populares y, por tânîo, que rutelar de ùn orden €con6mico social

duras salazârbta, ftanquista y de los no vale la penâ didgirsê al mismo para determinado. Ambas tesis, al ptopoter

coronelès Eriegos- por el hecho que lograr su audiencia e int€rwn.16n en la la prescindeûcia sociÂl en l resoluci6n

". . . el €jército [. . .] coNtituy€ el resolucifu de conflicios sociales y poli' del probl€ma d€ la rupiura d€mooÉtica

apanto domiMnte l. . .1 q\e , en def],lr.i- ticos. La extensi6n d€ $te mzonarnien. en lo militsr, en r€alidâd ptopiciÀn la

tiva, ya sêa directamente, yâ por pre to conduce a aJi.mar que los militâres,

curaci6n o, en fir, por los lfmiæs histôdcâ e intrnsecâmente, æ ubican I

estrictos que 1€ impon€ a su firnciona. como bloqu€ monolitico cantrâ el ir- Pio Gdciô: "PS d. Chil€. ?ârtido v

conv€r8lnciÂ". en uroaiele. Méxi@ DF,

miento, controla lÂ3 pÂlancas d€ conterés democrrlico popular y $re, por

d,rcciôn esenciales y los centros de consigui€nle, .eryeclo a ellos lo ÛLnico '

Ni@s ?ortÂrta3: ,rr @sit d? /rt dG

que cabe para hacer valer la voluntad del ta.lutos- PôttugdL A/ecid, Etpdno; lialoxxl,

Asi las cosas, el meollo al que hay pueblo es €ncararl€s y ganarles en su México Dl, 1976; p. 118. suôByÀdor d.l

qu€ hâcea traicêndea la ruptura demo. propio terrrno. Esl€ nzonamiento es,

25

Archivos Salvador Allende


prolongaciôn subrepticiâ tânto del pre- tal vez como primera manifestaciôn

dominio de la l6gicâ mililar sobre la del énto de 1â prédica portâLiana acei.

vidâ sociâl y politicâ, cuânto de lâs ca del constitucionalismo de lâs FF AA

semilias de nuevos y {ururos Es1âd os de y su subordinaciôn al poder ciiil- el

excepci6 . En !uma. âmbâr propuestas ejército de tierra permanec€ i€al ai

favorecen la persist€ncia y âctntuâ- gobierno legitimo y su enpr€sa naciomiento

de la aulonomizaci6o de las nalista, al punto de protâgonizar hechos

ârmas resp€cto de la sociedad de gran heroismo- Entie éstos destâcân

lo misrio, la subordinâciôn las muertes en combate de losgenerales

voluntad del pueblo a la d€ A1cérrecâ y Barbosa en defensa de Ba1-

poseen €1 monopolio d€ la naceda y los hechos vividos por las

Giros a la izquierda

divisiones de los coroneles Àrrate,

Camus y Stephan, qùienes prefirieron

violar tâtâdos inlemacionales âl inier-

En Chile, histô.icamente las i|stitucionesllllliûres

han revebdo su pelmeabilidad

frente a las demandas plovenientes

de la soci€dad. Dicha p€rtneabilidad hâ

sido el fundamento bisico de la opciôn

politica que han adoptâdo en cada cir'

cunstancia hisldricâ concretâ y hà servi

do, en lâ mayor parte de Iâs ocâsiones.

sin duda, para posibilitâr salidas politicar

de orienlâciôn regresi\,â ,l conflicto

sociai o pâra inrenrarlas.

Ci€rtâmenre. desde lâ consdtuciôn

del Estado nacional indep€ndient€ hasta

nuestros diâs, son nùchoslosacont€ci_

mi€nros de signo politico rcaccionario

protagonizados por los nilitares. El]nâs

brutal y reciente es el golpe de Esrâdo

de i973. La enùmerrcibn exhaunila

de los dends sobra, puet su rrâgico e

indignâdo recuerdo p€rman€c€ iresco

en la nemoria de los cbilenos.

Sin embargo, lâ sensibilidad de los

nilitares ro se ha limitado â pres.ar

oidos al consen'adurisrno y lale$esiôn

en nûenrâ pÂtriâ. Por eienlplo. en los

âlbores de la ind€pendencia tue lâ

bizâna oficialidâd del Èjército Lib€rlâdor

(O lliggins, Freire, Beauch€f, Sân

Mariini el principÀl agente propagador

de las id€as del liberalisno y €l lostén

mâteriâl d€ los sobiemos liberales y

federalistâs exislent€s entre l8l7 y

1830. Durante la guera civil de 1891

nars€ arnâdos en Perû. Boliûa y Argentina,

atfâvesando ésta de rone asur

y reincorpor:tndose a la lucha lâs dos

ûllimas. antes que rendjrs€ a lâ oligarquia

lnsurrectâ. En la década de los

anos 20 del siglo âctual se produj€ron

el episodio del "ruido de sâbles" qu€

forz6 a1 Congreso  âprobâr la legislaciôn

social que tenia obstruida y el

movimiemo de ofidales jôvenes que

repùso a Arturo Alessândri en la presi.

dencia. En 1931 se subleva la €scuÂdrâ

nacional y jevsnta una plataforma que

reivindica las aspiraciones populares

prociùnando lâ'tevoluci6n social".

En 193: el comodoro del aire MâJnaduke

Grove, con el respaldo del

regimi€nto Buin, d€ lâ Escuela de

lnfatrt€ria y de gupos socrâlistas,

insraura la Repûblicâ Socialistâ para

''alimenrâr, vestir y domiciliar at pùe_

blo '. el periodo de gobiemo de éste (1970-

1973), s€ €videnciân dentro de las instiluciones

militares corrientes que no

sôlo se definian como consiitucionalistas.

sino que adenr.is postuiâbân un

cornpromilo mayor cor los inaereses

populârcs y que bien representan los

v' por

generales Prats, Bâchet€t y Sergio

de la

Poblele, los mârhos Montero y Araya

Peters y lântos otros cuyo anonimato

Oido izquierdo y

derecho

Estos sucesos indican que los militares

chilenos nunca fueron enterilmente sordos

del oido izqui€rdo y elo condujo

a la derechâ, €n dos oportunidades

(1831 y 1930.), a orsanizar las "milicias

re publicâna!" para neutralizar la simpâtia

de ias fuerzas arnadas regulares

hacia lâs câusâs populâres, puesto que

no le era suficiente gêranlia al resp€cîo

su propio corkol del poder ejecutivo.

Resulta entonc€s que tos militares

no son ni hisl6rica, ni intrins€camente

de "derechas" o d€ "izquierdas" y que

la actitud politica que asunen en cada

momento hist6rico con€reto dep€nde

fundamentalmeûte del 'nensâle que la

sociedâd consigue hac€r pres€nte y hegemônico

en los cuarteles, aunqùe,

como €s obvio, la instituci6n nililâr

del Estado €n cuânto cuerpoy porler

A comienzos de los 50 s! ges$ el parte integal del orden estabtecido

movimiento cilico rnilitar "Lineâ Rec siernpre tiende a s€r mâs receptivâ âl

ta", en el qt€ pârticipan connotados

sociâlistas con el prop6sito lalido La derechâ chilena Io conprendiô

d€ oientâr al movimiento y al sÊgundo asi desde la remprana épocâ de la orga-

gobierno de Ibânez hacia una gestion nizaciôn del Estado nâcionâl y, en todâ

progresista. E 1970 sâle a tuz la "doc' circunstnnciâ que le fue necesaro pâra

rrinll Schneider" que, alirmândo el salvâguardar sus int€reses, obrô en cot-

constitùcionâlismo de lâs r! AA. bus_ s€cuencia, golpeando las puertas d€ los

caba jmponer el respelo â la elecci6n reginientos y halasîdo o provocando

cônsdrucional d€l nuevo presidente. a los oficiales. A las fuerzas denocrdti-

que resullô ser Salvâdot A ende. Bajo câs y populares, en câmbio, por lo

EL SO\'IET COMUNISTA

El Grupo Avance, dirigido por el Partido Comunista, ocup6 la Casa Central de la Uûive$idad de Chile

el 5 de junio de 1933. "Fue el més serio problema que tuvo que æsolver la Junta de Gobiemo, porque

con un eran letre(r en las ventanas del edificio cotvocaron al pueblo a constitull losSoviets de obrctus,

carnpesinos, mineros, soldados, maùfiercs e ifidios."

El gobiemo socialista ofrcci6 al Grupo Avance el local del Club de la Uniôn, el que seria expropiado

si se llevaban el 'loriel" â ese lùgar. En definitiva, se trâsladô a un local flscal ubicado €n Alonso Ovalle,

donde flarneô de nuevo 1a bandera del '3o):ier" comunista

Carlos Charlin: ,e/ dviôn toio a la Repùblica Socidlittd; Quimantir, Santiago de Chile, 1970'

Archivos Salvador Allende


general les cost6 comprender, y aûû

hoy les cuestâ, lo d€ la "sensibilidâd"

socio politica de los militares, sobre

todo por su €ducaci6n antimilitarista

y por su rechazo nâtural a las cârâc1e'

risticâs propiâs de lodâ orgânizâciôn

militar, es€ncialmênte conlradictorias

con lâs concepciones y prâcticas demo.

crâaicâs de o.gânizâciôn y padcipâciôn

politicâ. Pese a todo, como viéramos,

el movimiento popular y democrâtico

también encontrô €co a sus denândas

al int€rior d€ las fùerzas ail|adas y

forj6 héroes y unâ historiâ militar de

d€fensâ de los intereses populares. del

progerc y de la juslicia social.

Mafinero coronado

'{]annes,

l0 d€ mayo (ANsa) indudablemente,

de todos los cineastas

latinoameri€anos que a partir de la

décâd! pasada emprendieron el camino

d€l exilio, el que mejor se ha

ambientado en el pais en el que ha

echâdo raicÊs es el chileno Raûl

Ruiz.

D€sd€ qu€ en 1974 lleg6 a Paris,

en pocos mesês realiz6 su primer filrne

f\\efi. de Chle, Diilogos de exiliû.

doq estromdo en el Festi%l de Pesaro

de s€pliembre de ese mismo ano. Ruiz

no solo ha demostrado sentirs€ muy

dedicado una retrospeclim, co$ que

para un cinessta de ni siquiera 42 anos,

aunque seâ ron una espesa {ilmografiâ

como lâ suya, no €s un honor muy

frecuente.

Ahora Ruiz hâ inaugurado una de

lâs muestrÂs paralelas del Festival de

Cali.rcs, Petspectbas lel cine fruncés

con su ûltima obra Z€J ùois coûlor-

Ruiz no estd presente en Cilnnes

pues estâ dirigiendo sù nuevâ pelacula

en Portugal, la cuadragésina en 22

Les trois cotllonnes .lu matelot es

uno de esos filrnes que son ll/e irnor

Tradiciôn de rclacionamiento

c6modo en su pafs de adopciôn sino

que ademâs su estilo y ru temâtica han

ya a primera vista. Trâma complicailâ

en juego de espejos,pistas falsas, tiem'

El Parlido Socialista, sin dudâ, consti

luy€ unâ excepciôn dentro del esp€ctro

politico reF€s€ntaiivo de las fuerzâs

popdares y democrÉticâs, €n cuanto a

su compr€nsi6n de la necesidâd y  sus

esfuerzos de constnrû hegemonia pG

pulâr lambién dentro de los cuÂrt€les y

d€l cuâdro permanente de lâs FFAA.

El antecedente inmediato de su fundaci6n

es la conspiraciôn €ntr€ militares

y sociÂlistâs para implantâr €n Chile 1â

Repriblicâ Sociâlista. Grove, militar de

carrera de vasta tray€ctoria politicn

y conspirativa, serâ uno de los fundadores

del Ps y su principal û8ura duran-

âdqui.ido una int€macionalidad a !a

que incluso guopa le quedâ chica.

AdemÉs Raûl Ruiz esté pa$ndo

por un periodo de gracia. Conocido

âl principio sôlo por una pequ€fla

pero combativa y fânÉtica élite d€

admirador€s, su obra empez6 si no a

hÀcerse mâs popular, cosa muy dificil

en un cineaJta de tan sublime sutil€za,

por lo menos muy conocidai y en estos

meses la conocida revista Cûl,,?/s

dll Clrena le ha dedicado un nûmero

entero sobrâ decir qu€ en îérminos

panegiricos y un cine de Parû le ha

pos que se cruzan y s€ superponen,

extema sutileza de narraciôn. El hlme

es tâmbién un poco pararcle no sôlo

cinematogrâficamente sino rambién

literariâmente, con robos descarados

de situacion€s de filrnes de Orson

Welesy John Huston y de Za,Jd del

aesoro de Stevenson y de los cu€ntos

del belga J€an Jay, para no hablar

de la influencia, que planea sobre

todâ la obra. de parte del escritor

favorito d€ Ruiz, Jorge Luis Borg€s."

Unorulsrno, México DF, 11 de

mâyo de 1983.

te la décadâ de los 30. Las Milicias

Socialistar, inspiadas en la propia

historia nacional, îo s6lo senin instru'

militar de defensa de la soberanfa del

pueblo y de lsjusticia sochl.

dor, pero que solo sê podrâ consumar

ùnâ ltz Producida la ruptura demomento

d€ combâte contra el fâsci$no Supelar los llmites

criolo, sino âdenis ger|nen d€ lo que

pueden ser las organizaciones de auto" Actualmente no exist€n los espacios

defensa social y de defensâ de lâs que brindara lâ masoneriâ at dirlogo

conqui*as democniticas frente a la enùe socialistas y militâres, e incluso a

amenaza militarista. I3 participaci6n su asociâci6n conspirâtiw- Tanpoco

de socialistas, como Raûl Àmpuero y €xiste Ia comisiôn de Defensa del Sena,

Alejandro Chelén, en e1 Lirca Recta; do, ni la Prcsidencia de la Repûblica

la proloneÂdâ presencia del mi$no en manos de ùn socialista como Allen-

Ampuero €n lâ comisi6n de Def€nsa, de. No €xiste, en definiti , el Estâdo

del Senado;el intento d€ los sociâlistas d€mocrâtico f eprês€nûtvo.

de aproximars€ a Roberto Visux, De afii qu€ côrrespond€ irnaginar,

creyendo ver en el tacûazo, et 1969, en bâs€ a nu€strâ hjstoria y a la situa.

sirnilitudes con el movimiento militar ciôn Fesente, câminos a través de los

peruano encâbezado por velasco Alvâ- cuales la lev€ brisâ en que se hâya con.

rado; en fm, hs vinfllâciones de los wrtida la tradici6n de relacionamiento

soclalistas con militares durante el de los sociâlistas con los militarcs, se

gobiemo de Allende, las cuales aûn transforme en un hurâcdn capaz de

€nger silensio, son hechos relevantes llevar la rupturâ d€mocrâtica al seno

que dân cùenta de unâ hâdiciôn dê del apârato dominante del actual Estâ"

relacionamiento de los socialistas con do de excepci6n chileno.

los militaæs.

El término de lâ justicia y ds los

Pero, lâs condiciones d€ hoy no son tribuûles militares, de la.s poblacion€s

lai mismas que sirvieron d€ medio âm. €xclusivas, de lor dub€s d€ oficiales,

biente propicio â1 d€serrolo de dicha de la excesiva vida cuart€laria, son parte

tÉdici6n y a su iîærci6n en la historia de un proSrâma r€alm€nte democratiza.

Mientrâs, como €l 11 dê mayo con

la convocatoria de la Confedenciôn

d€ Trabâjâdores d€l Cobre al "dia de

protestâ nâcional", habrâ que sacâr a

los militares de su rcfugio dc cristal a

enfrentar la realidad de la miseria y

de Iâ ira popular, y también como lo

sen"ls el S€ff€târiÂdo po. la Converggncia

Socialista en su manifieslo titulado

"Nadie lo haÉ por nosotros", de

septiembre d€ 1982 habrâ qùe llevar

€sas ira y miseriê a los limites de los

regimienbs, aunque sôlo sea para exi

gir comida pa.a los hambrienros.

Hoy mâs qu€ nunca, lâ tadicional

conspiraci6n "a la ântigua" de los socàlistas

con los militâres hech al

ampâro del sâ16n, de la discreci6n de la

noche o de la r€uni6n social- requiere

ser complemerbda con la presi6n

directs d€ la sociedad civil sobre el

conjunto de los militar€s. 5610 asiéstos

podrân conocer el pais real, optâJ €n

consecùenciâ y s€flalar los nuevot

héro€s militâr€s del moviftiento popu.

br chneno. O

27

Archivos Salvador Allende


CONVEÎGENCLA rin 9, juiro de 1983

Documentos

Acta de fundaciôn

del PS de Chile

En Sântiago de Chile. el 19 de attril de 1933' â las 22 horas, en la calle Senano 150' se celebrô lô sesiot de

"onsriÀ"i?tt Aef pn tao Socialista, con âsbtencia de 106 sefrores Luis de la Banâ' ÀrtÙro Bianchi' Edmundo

iËi", rit.f", ô.i.ri, luan DIaz, l'ianuel Femândez, Moiés c'ajardo' Lutiano Kulcewzki' Robedo lælelier'

Culttenno t tacentti,- f,uis A. Salinas, Justo Venero, ôarlos Buslamante, Hernân Caete, Luis Gonzâlez, Carlos

i"i".iii., o""ia ri^erez, Luis [âtoûe, cerardo Lôpez, Luis Rojas..Eduùd! Rodriguez Edùardo Ugade'

-n-""ià-u.it",

lr" n"idés, Jaime vidal dlra, Manuet 2riôiga, Hécror Acostâ, Ramôn A.'iâgada.Mario Anto

i]"ii"r a*n", Javier

"6i"iti. Bravo, Femando celi6, carloscaro, cârlos charlin, René Fùentes, Juatr Gôûez'

ÈuÀrrio ôonraer. Uurmaaluke Grove, Cùillermo Herrera, Mano Inostrozâ, Federico Klein ' Alfredo Lagairigue'

î;i;;;;, ;;ttffiin iÀa, Attino pezoa, Aùgusto Pinto,.Arturo Ruiz' zacarlas soto' oscar schnake'

p"àià'utifit, À"t"tio Mansilla, Ratl Boza' Ricarào Echeverria, Carmelo,Espinoza' oscâr Fuentes' Enrique

dili, A;;;;H"."ra, Juan iabalquinto' Eugenio Mâteluna. Eugenio Matte H-ufiâdo' Humberto Milanda'

Enrid;'M;;, ôc;. Ptano, Luis Prav.

schaad' Luis rejos' Filoromo vâsquez v

"î:fïî"iffi:

El s€nor Schnake hâce presente que s€ sentaci6n de la NAP, hâce igual decla_ Dor los senores Eugenio Mâtie. Oscâr

citô â esta reuniôn en la quÊ s€ eûcÙ€n'

Schnake, Edurdo llgâne. Enrique

tran delegados de lâ Orden Socialktâ, Finalnente, el s€ior Schnake, eû Mozô, Luis de la Bar.a Y tuturo Bian_

dèl Padido Sociâlista luarxistâ, de la repres€rtacibn de la Acciôn Revolucio_ chi, parâ que Propongaî

Acci6n Revolucionaria Sociaiistâ y de nÀria Socialista. ad.hie.€ a las declâIa_

la Nuevâ Acci6n Publica, con el objeto

de proc€der â lâ fusion de estos gIupog El senor Eug€nio Matte declara que

y de constituir el Pânido Socjalsta queda constituido el Panido SociaÏsta'

Ël senor Eduardo Rodri8uez expr€sa s€ fetjcita del éxito que $gnificâ para

en nombre de la diftcci6n del Partido 1â causâ socialistâ la f$iôn de todos los

Socialista Mariista que éste ac€pta la arupos que luchan por lâ imPlâniaciôn

constituciôn del Partido socialista' aI i.e ia doctnna y del régrmen socralista

cual se incorporardn todos sus miem' v declarâ que tiene la firme convicciôn

bros, disolviéndose, por consrguiente, âe que h ùi6n de todos los trabâjado-

el grupo a que p€nenec€.

res rnanuales e int€lectuales conducini

EI senor Bianchi. en represettaciÔt a satisfacer los anlElos de rcdenci6n

de la Orden Sociahsta. adhi€re a lo del proletariado.

exprcsado por el s€iior Rodriguez Êl snor Mannaduke Grove eY.horta

El seflor Enriqr€ Moz6. en rePre' a todos los câmâradas Pres€ntes â luchâr

con fe inquebrântable por el lriunfo d€

Tonada dê Julio Céw tôbert El Parti.!ô lâ câusa sociâlisla.

trcizlists dè Chile: PLA, S^ûiago de Chile,

l9?1r tono 2, pp. 197-9.

Se d€signa unâ comisiôn comPuestâ

en l, Pr6ximâ

reuniôn Lâ declarâci6n de principios

del Partido Socialista y para qu€ se

pleparen las bases fundatnentales del

proe/*ro qu" ha de discutirs€ en la

prôxima convencrôo.

S€ acordo, Âdemâ5, celebrar ùn

congeso [acionâl del Pânido Socialista

en octubrc Prôximo.

A propùesta del elorEugenio Mâtie

y poi aclamâci6n se d€sign6 una rnes3

dtectiva foinâda como siSue: como

presidente. don Oscar SchnÂke; como

;cretado â don Mârmaduke Grove Y

como tesorerc, a do1l Cârlos Alberto

Mâninez.

Se levant6 la s€si6n. Firmado:

Oscar Schake Vergara, Cârlos Alberto

Mârtinez, Mamâduke Grove. @

:rl;,,

2a

Archivos Salvador Allende

ll.i:ill


CONVERC€NCA trin.9, iutio dc 1983

Chile

Rumbo y tareas

de la convergencia socialista

Raûl Ampuero

Ademâs del vigoroso impulso que comienza a tomar en el interior de Clhile, el proceso de convergenciâ ha

echado fuertei micas eî câsi todos los pais€s donde existe un consistente nûcleo de compatriotâs. El fenô

meno no constrtuye ni una moda ni un milagroi es sôlo la cornprobâciôn de que lâ ideâ ha câido en cârnpo

abonado po.que srs supuestos pollticos habian ya mâdurâdo en la conciencia colectrvâ Por esqiustamente,

ésta rcuniôn del comité de cootdinâciôn parâ Europa, ampliâda, éstâ vez, con la concur€ncia de represenlan tes

de otÉs zonas y de Chile mismo, adquiere una importancie sinSùlar, dada lâ profunda crisis en que se debate

la dictadura y la responsabilidad creciente que asùme lâ iniciatiYa fiente a lâs esperalrzâs que ha despertâdo

en âmolios sectores del oueblo. 'reconociendo

DeÈremos empezar

que hasta âhora el movimienlo siguiô un curso lundâmentâlrnente

espontâneo y, hasta cierto punto, de pur verficaciôn intelectual de una hipôtesis de tfabajo. El desastre de

li73 y h pô"tutio. en que cayeron las fuerras de izquierda retaldâron el ieconocimiento de lâ

caducidad histôricâ de "onfusiôn las fomâs prccedentes de ùnidâd populaf, âsi como de Ia necesidad de estâblec€r un

nuevo tipo de a.ticùlâciôn de las fùerzâs âdveisarias de lâ dictadura. Dejâbamos a ta espâldâ unâ muy larga

tradici6; hecia de legÂlisrno, de subordinâciôn de los sindicatos N los partidos, de compromisos politicosde

vértice, para percibir plenamente la hondura del cambio producido y de sus traumâhcâs proyecciones en los

acontecimientos futuros. Nos inhibfa, ademâs, el comprensible des€o de preservar las viejâs fôrmulas de Ia

ùnidad (aunque s6lo fùera por $t valor simbôlico) pala no hacer mÉs profundo todav(a el desalienlo.

Los promotores de la convergencia

comprcndimos desde €l primer momenro

que é$a vez la recomposiciôn de lâ

unidad no podia consrstir en la merâ

agrup.ci6n mecânica de orgnnù.cion€s

partidistas descalâbradâs por la bntal

represi6n, tanto en su identidad ideol6gicâ

como en su coh€si6n orgânica,

sino €n lâ agegaci6n progr€siva de tendenciâs

y militantes de probadas aflnidades

polirico€stratégicas, deli$eando

de ese modo âreâs d€ consenso crecienlê

y promovi€ndo unâ sustâncial remod€l+

ci6n del cùâdro de la izquierda anterior

al golp€. Si bien éstâ fas€ €xploratoria

de los virtuales acuerdos dio resùltâdos

Âmpliâm€nt€ positivos, la proposiciôn

de que los partidos asumieÉn directâ

y pl€nam€nte lâ prosecusiôn de esta

lmea de trabajo result6 pârciâlmente

frustrads, no porque faltâra en un ciertù

nûmero de ellos la voluntâd politica,

sino porqne corn€nz3ba  $r evidenæ

qu€ lâ conv€rg€nc1a corvocâb fuerzâs,

dèspertâba iniciativas, proponia métodos

y gen€raba necesidades y din{nicas

que sobrepasâbar con cre ces los hâbilos

y las câpacidades de los partidos trâdicionâles.

Tal comprobaciôn fu€ la que

dio su v or y su nov€dad a la reuni6r

de MilÉn y la que levô a los participan'

les a adoptar dos acuerdos que s€nalan

ùn welco cuâlitetivo en nuestrâs persp€ctivas:

el primerc fue el de constitùir

un comité de coordrnâciôn (en reemplâzo

d€l Comité de Enlsce de Ariccia)

como instancia destinatla a integar

bajo una condùc.i6n comtn lâs dos

precedenæs lfneas orSrnizativat, una

€tucunscritô a los partidos y apoyâdâ la

otra en ûr sistema d€ adhesiones libres

e individual€s. El segundo âcuerdo con'

sistiô en poner en mÂrcha un procedi.

mierto de elâboraci6n democrâtica de

las "bases politicas del Movimiento de

ConYercencia Sociâlistâ".

No

PrceDû.i6n inlrodùctorir d la reuiôn dc

Madrid. 24 al26 d. f.brdo de 1983-

-estd demâs rcpetir que estâs

r€soluciones etnreh€n un compromiso

politico fascendental: hacer de lÂ

Convergência ahom con mayûsculâun

sùjeto operativo, un êxplicito punto

de referencia, ùn insirum€nto idôneo

de la voluntâd popuiâr.

29

Archivos Salvador Allende

Campo de consenso

Las premisas de las cuales pa mos sè

han venido concretmdo en tesig câda

vez mris coherÊnles y en coûprobaciores

empiricâs deci$vas. La primera

de todas es que realnente €xiste un

amplio câmpo de consenso en tomo a

1a ideâ del sociêlismo. qùê se exriend€

mucho mâs â11â de los confines de los

panidos. Si bien unâ tal alirmaci6n

puede aparectr temeraria frente a nuestro

relativo desconocimiento del verda_

dero sentir de unâ poblaci6n condenaalâ

âl silencio, sintomâs vâriados y elocu€n_

tes perrnit€n sost€ner que €l vttual

colapso de 1a €conomia chilena Y la

absoluta carenciâ de âlternativas de

pane del poder militar, âsi como de Ia

oposiciôn burguesâ, parecen rÊivildi€âi

-iurlto a la libertôd, qùe siSue siendo

ti demanda prioritÂ.iâ- utu polfticâ

de justiciâ social, de recuperaci6n d€ l4

soberania, de desarollo econ6mico, efl

fin, qùe la memoria histôrica de læ

mæas identficâ con el sociâlismo; €se

socialismo modemo que -al decir de

Eng€ls no es sùo el reflejo en lâ m€n_


te d€ los hombres de los conflictos "Basês politicas de la Convergencia ciâ op€rativa, al menos en el Émbito

ob.ietivos y materiales que generâ €l

cÀpitâlisrno en crisis. Un sociâlisrno

que las multitudes 3lcâItzaron a tocar

con las manos en los dias de Allende y

que -con todâs sus conwlsiones y

elrores dio a los expiotados y a los

pobres la seûsaci6î d€ s€r, por primera

vez, hombrcs y ciudâdalros,

Estâ es ya una comprobaciôn alentadora.

arin si la redujéramos  los circulos

del exilio, ya que no ha pasado mucho

tiêmpo desde cuando num€rosos te6ricos

y dnigenles concordâbân en qùe el

error capilal del gobiemo popular y de

lâ izquierda misnâ habria sido €l de

int€ntâr lâ construcci6n de una so€iedad

socialistâ en un débil paô de la periferia.

ti opciôn socùlistâ d€ lâ Convergpnciâ

no se hâ limitado â la enunciaci6n

g€nérica de varios principios de solida.

ridad humana. Ha ido rr4s lejos: buscando

sus râices en 1â hhtoria viya del

pueblo, en su exp€riencia real, en sus

âspftaciones y en sus desafios, viene

dis€nando un tipo de socialismo a la

vez prcfundamente revolucionârio y

democrâtico, en cuânto se pmpone

sustituir el degrâ&do capitalismo peri

férico por unâ sociedad democrâticâ

de trâbajadores, lo que nos ll€va a posicion€s

distantes tânto del llamado

'\ocialismo

real" como de lâs €xperien.

ciâs sociâldem6cratas del occiderte.

Fuerzâ de izquierda

Quienes s€ empenaû en âsignarnos ura

vocaci6n "câpitulacionisla", condenada

â s€cundar los planes de la oposiciôn

burguesâ, que mirân â una vi ual

inârginaci6n d€ las fu€rzas populares

en la lucha de recuperacidn democniti'

câ, lo hacen a sabiendas de que sostienen

una falædad. Nadie ti€ne derecho a

ignorar nuestro sostenido empeiio en

la conslrùcci6n de una alternativa

politicâ âuttuornâ de la izquierdâ en

todo el curso d€ la iniciâtivâ. Por otra

pârte, si la Convergencia Socialista s€

define hoy como un /rorimiento y no

como un paTtldo, es l6gico que su colocaciôn

politica y su sustÂncia revolucio.

nâriâ em€rjan del conrenido de sus

r€spuesta5 y soluciones a los problemas

concreros y no de âbstractas definiciones

æ6dcas o doctrinales. El ti€npo y

la pÉctica de IÂ lucha comûn dnân en

el futuro si concurren o ûo lâs condi

ciones para proporcmos la fonnaci6n

de un rinico pârtidol-a

discusi6n en curso sobre lâs

Socialisrâ" constituye rm mom€nto

decisivo del movimienlo en cuânto Sobre e1 pdmér tema, muy insufï-

confurna su democraticidâd Y sù cientement€ enunciado en las reuniones

dinatnismo, pero, sobr€ todo, porqu€ prelimùares, d€beriâmos abnr aquiun

es un resuêlto paso hacia lâ consâgra- detenido debat€. Sobre €1 segundo, en

ci6n de postulados politicos y tin€as cambio, parece lle8ado el momento de

de acci6n que se varl definierdo en lâ dar una soluci6n definitiva al nororio

medidâ que avanza$os y cuya lidez dualismo de lineas organizativas. tânse

comprueba sôlo en el Proceso de Us veces mencionado en anteriorcs

àlcânzarlos. Este, ademâs, es el ûnico

nedio de verificâr la juslezâ de ufla Fatigosamente, a lo IaAo de cuâtro

anos, el movimiento se ha dado ùnÂ

Menos jurtilicâciôn todaviâ tienen estructun que prel€nde concÙar su

lâs oblicuas alusiones a un presunto amplitud democrâtica con la padcipa-

espiritù "anticomunis&" . À menos qu€ ci6n d€ cuerpos politicos organizados,

la calificaciôn se utilice instrumental_ cuya subsisteûcia nadi€ podriâ legili-

menae, para d€sacreditar 4 )cnon todas mamente objetar. Fruto de este esfu€r-

a$retlas concepcion€s que difieren de la zo es lâ creâci6n d€ dive{sâs instâncias

linea de conducta del €omunismo de donde altos p€rsoneros de las ag4pa-

obediencia soviética, es preciso y ho_ ciones politicâs y calificados luchadores

nesro æconocsr que la converSencia sin partido se integran pârâ g€nerar

Socialistâ s€ ha definido siempre como ôrganos âmplios y unitâfios, duenos de

una fuerzâ integranle de la izquierda, una det€rminâda capacidad de dectiôn.

alribuyéndole a ésta en su conjunto un Pamlelamente, como se sabe, cuatro

papel protagônico en el futuro chileno. tendencias pârtidistas hân instituido a

varios niveles sùs propios mecanismos

No podriâmos negar,€n cambio, que

de enlace. El hecho no tendria nuyor

€nfren|amos un moln€nto diticil €n el

importância para la 'nârcha de la

desânollo de nuestro proyecto, por

ConverSencia si ellos se limitârâr a

razones bastanles diver$s d€ las €nùn_ promover y estimular la pfesencia de eus

ciâdâs. Debemos rcconocer qùe los propios militantes en el intedor del

acontecimi€nlos chil€nos y los apre'

movimiento en el pleno respeto de la

miântes requerimientos de unâ altema' vida democritica, pero las dificultâdes

liva liberadorâ âvanzan y crecen con

comi€nzan cuando tâles mecanismos

mâs rapid€z que nosotros, y nos colocan asum€n (formalmente o de hecho)

ante el dilemâ de ocasionar una nueva funciones de diæcci6n sobre el con.

frustrâci6n si no obtenemos de la junto del movimienio.

reuni6n presenae el mâYjmo de 3Ùs

No pret€ndern$ resolver aqui,

posibilidâdes. que son inmensas $ nos

burocrâticâmente, el problema, pero

atenemos â su excepctonar repr€sen-

parecÊ indispensable d€linear, al rné'

râtividad.

nos, uns cierta ârea de competencia

especiflcâ de los ôrgaûos superiores

Autoidentificaciôn

del movimiento, para anticrpamos â

eventuales dificultades o €onflictos.

Sin lâ menor duda,lâ aprobâciôn delâs

"Bâs€s politicis", aÛû con el cafcter

Deberia correspond€r al Comité

de anteproye€to d€stinado a lâ discù_ de Coordinaci6n (si€mpre en el ârea

siôn de la bâs€, s€râ Yâ un avance

europea):

considerable en el esfuerzo de autoi_ a) la tareâ de Promov€r l organi

dentificaciôn del movimiento, pero zâciôn de lâ Convergencia Sociatistâ

hay al menos otras dot cuestiones que €n cada pâis de la zona, a niveles

no adnit€n dilaci6n: una de ellâs es lâ Iocales y nacionâles;

de prcponer al pais una su€rt€ de b) la facultâd de coordinar y câ"

"Cartâ?rogama para la reconstrucciôn nâlizff lâs r€laciones con partidos,

democrâticâ" que intente dar una r€s_ organizâciones social€s y gobiernos, sin

pnestâ âunque i€â provisional y erqu€- perjùicio de delegar eventuâlnente

miitica a los problemâs qlre plâûÎea lâ esas funsiones en Penonas u 6lgaros

hipôtesis d€ un eveîtuâl colapso de lâs determinados;

insttùciones de la dictâdura; la otrâ c) la nisi6n de crear un Fondo d€

consiste en la urgencia de reforzsr las Solidâridêd delaConvergencia socialis-

instÂncias 3up€rior6 de coordinaci6n ta y de esaabtecer las normas de recau

del movimiento pala atienâIles eflcâ_ dâciôn, de con ol y de empleoi

30

Archivos Salvador Allende


d) lâ proposiciôn de iniciatiws d€stinadas

a delmir lâs relâciones de la

Convergencia Sociâlistâ con fuerzas y

orgânizaciones chilenas ajenas al movi-

CONVERGÊNCIA nLim.9, I ubo dc I983

Recuerdo

de

Jorge Barria Ser6n

€) la instâlacibn de una Secretaria

Permân€nte del Comité de Coofdinâciôn

pam normalizar lo3 contactos

internos, organizat la informaciôn y Ha falecido en Chile recientemenae comilé de enlâce permanente sindical,

cumplir materiâlm€rte con su funci6n Jorye Banfa Ser6n, ùno de los int€lec- se aprobô un voto de reconocimiento

tuales chilenos que sintid mris prcfunda-

Nâtumlrnente, Ios partidos mântenmente el compromiso con el movimiento . En dicha oportunid ad, segûn se reisdriar

sù autonomia pârâ proceder obrero. Tuvo lâ câpacidâd y espiritu ta en el Bolet{n Etterior delPaltldo

s€pâ.Âdarnente fuera de elte carnpo, y, de estudios parâ graduars€ d€ profesor Socialista (cNR), correspondierte a

muy especialmenle, en s1ls relacioneg de historia y abogâdo, poniendo des. mayo de 1983, se expres6: "Que los

con las estructuras de filiaci& a ilogâ

pués su sab€r y vocâciôn soiidrriÀ âl participartes d€ esle eûcu€ntro socia-

que operan en chile .

servicjo de tâ investigaci6n y la docencia lista, sâludârnos y, con ùn ferviente de-

universitariâs, asi como de la lucha por seo de su pronta recuperaciôn, recono.

Convergencia y partido el sociâlismo.

cemos en el camâradâ Jorge Barria

Desde la universidad s€ ocup6 en Ser6n sus valiosos âportesa la luchâ del

Independientem€nie de los problemas enriqueær la historiografia con sus es- rnovimierto sindicâi chileno, y espera-

de organizaci6n y de estrategiâ, que s€ tudios sobre el desârrollo de lâs luchas mos contar muy pronto con sus exPe-

vân hâci€rdo rnâs asùdos y complejos de los trâbajador€s, actividâd en que rienciâs:' DesrJortunadamentq lâ Inuer-

por lâ evoluci6n misma de los acontecimientos

chilenos, persisten las tareas

'

p.imordiales que nos l4amos a partir

,.Pztil..:.

del II Senina.io de Ariccia y cuya

importancia tiende, més bien,a aumentar.

No estâ demÉs r€cordarlas, entonces,

para en$yar un balÂnc€ del rrabâjo

realizâdo y estirnùlar a los grupos de

base a peEistir en esas tarea!.

El prop6lito central d€ la iniciativa

fue el de rer€lti el proc€so de descomposici6n

de lâs fuerzâs de izquierdâ,

ofreciendo un centro de agregaciôn

nâtural de nûcleos âfines. Abandonâbamos,

âsi, el tradicional c.mino del

"frentismo" para optff por una via de

cons€nSos progresivos alrededor de un

cierto conjunto de critedos proSnmâticos

y estmtegicos. El procedimieûto se

consider6 adecuado para nuestro prG

yecto global: dâr consistência orgâûica

a 10 qu€ denominamos €l "âreâ sociase

destacô como pionero, S bienrecibiô

tista", como tâmbién pâra facilitar en

1e priv6 â sùs companeros de la satis.

las ensenanzas de Julio c€sâr Jobet, en

su interior un realin€amiento de los

fâcciôn de tâl anhelo.

qùén reconociô a su maestro.

hombres y las ændencias politicâs,

Milit6 en €l Pârtido Socialisl, desde El profesor P€dro Godoy, en cârtâ

corigierdo front€ras partidistâs que

su temp.ânâ juventud y hasta su ûuer- dirigidâ â la fevistâ dol nûm. 310, del

los aconte€imientos que sigui€ron

t€, participando en la lucha politica 29 dejunio al s de jùiio d€ 1983, rinde

al golpe hacian manifi€starn€nte ob- durante unâ larga jornada. Nuncâ tuvo

iomenaje al nâestro desâparecido presoletas.

dudas sobre sus deb€.€s, d s€ diô ti€guâ maturamente, cuando todavia tenia la

En ésta 6pticâ, lâ âcci6n y el creci. en su cumplimi€nto, aûn en los momen- voluntad d€ brindar ûuevos esfuerzos

miênto de la convergencia socialistâ, tos de mâyor riesgo, conquistando de en favor de lâ lucha por lâ culiurâ y 1â

le.io! d€ obstruir la progamaciôn de este modo el resp€to de sus conpaneros denocrâciâ, recordando que su siembra

las hiciativâs para restâblecer la unidad de panido.

d€ ideales habrâ de fructifica! en el

del Partido Socùlista histôrico, debe- Tan cieûo es este hecho, que en las

rian fomenlarla. Tal es el oiterio resoluciones del seminario sindical sG Sus compâneros en el exilio expre.

exprcsado, por lo dêmâq en div€rsos cialistâ, c€lebrado €n Chile el l0 de samos, desde lejos, nuestro pesar por

docum€ntos de casi todas las t€nd€n- âbril de €ste aio, con la participaci6n esta Érdida ineparable para el socialiscias

sociâlbtas con la solâ excepci6n de todos los sectores que integran el mo chileno. Relamino Elguetlr.@)

de Ia S€sretaria de Berlin. - y, en espe-

3t

Archivos Salvador Allende


ciâI, el que hac€ suyo €1 matifiesto de oonfluencias constructvæ para lle' reser%s, y el Pdmer

emitido €n Roma con lâ firrna de los nar el vàcio que dejabt el deteriorc

compÂneros Rodriglez, Altâmirano y creciente de lâr aitiguas f6rmrilas unita_

la mia.

rias, y 10 estamos culnpliendo En

D€sgraciadamente, no todos lo han medida considerâble nuestro esfuerzo

€ntendido asi. À nivel local s€ vienen de denocratizci6n d€ lâ vida pol(tica

Fes€ntândo dificuliâdes o retardos para del exilio comi€n"â a romper la inercia,

la plenâ integtaciôn de los Comi!és de sustituyendo la sepalaci6n €ntre jef€s

U'ridâd Socialista en las filâs de la y soldados, entre militartes y "sù par_

Conl€rgpnoa, por causas dificil€s de iido", po{ unÀ amplia coop€{aetôn en

id€ntilicâr. Una de ellas podria ser lâ pie de igualdâd de todos lot chil€nos

convicci6n â veæs explicita- de que que participan en la lucha contrâ la

la r€construcciôn del Partido Socialistâ dictâdura.

d€b€ria piec€der a cuâlquier compro- Si la despoli.izâciôn. la indife.encia,

miso con oaras fùerzâs, sea para r€sol el al€jamiento de 1â gente de sus pani

ver éste Punto autônomamenle ûrando

la unidad s€ hubiese logâdo, sea porque

se considera que la aùs€nciâ de un

Paaido Socialista fuerte y compâcto

condenaria âl movimiento de convergenciâ

a la âmbiguedad o al opor_

Personalnente, no comparto estos

puntos de vistâ. Ante todo, porque la

velocidad de los acontecimientos no

pemite ajustâr el tranco de lâ izquierda

a los proc€sos mâs âtrasâdos o mâs

l€ntos, y es licito pensar que las gestic

ner para devolYer su uitlâd orgrânica

d Pânido Sociâlistâ hist6rico se.ân

prolongâdâs y complejas. Peto lambién

por un motivo de fondo: la fluida

circulaciôn de andlsis e ideâs, Los contactos

personâl€s entre miliiantes de

divenâ filiacidn pafiidista, el abardo'

no d€ los viejos "chauvanismos" de

panido, el apasionâdo emp€no por rescatâr

10 positvo de la historia comûn

para enriqu€cer ilu€stra compr€nslon

àe b nuevo, son câract€risticâs dêl

movimiento que ofrecen un estimr antë

clirna moral, intelecluâly politico paia

la reconsnucciôn del Paftido Socialista

eû el futerior .le ]a Cont)ergencia' sl lo

concebimo. como ag€nte d€l futuro'

no como ponâdor de la noslalgia Aie

lado, erl cambio. de su medio nâtural.

corre el ri€sgo d€ enclaÙstrais€ en

disquisiciones mâ5 bién escolâsticâs o

de ployecrsl hasta hoy âlgùnas estédles

disputas del Patado

Hito decisivo

Queriamos ofrecer â la resistenci4 int€rior,

mis $æ un modelo, un ejemPlo

ca$paûento

juvenil de venno que se desanollani

en tierrs espanola en el cùrso d€ este

3iio, demuesiran qùe es posible -ade_

mris de necesario impedir que las

viscisitùd€s del exilio terminen por desnacionalizÀr

wra entera promociôn de

compatriotas. cualquier proglâma de

ûabajo deberia âsignar una alenclon

prefercnte â este Problema.

En un plâno mâs vaito, nos Propusimos

eolregar un aport€ sbtemâtico

â la redefnici6n de la politica d€ la

izquierda. cuyâ determhâciôn final

conesponde, sin ningunâ clas€ de dudas,

a los organismos ulitanos que se

constitùyan y desanollen en el inlerior

de Chile. Nos han interesâdo e intere'

Exilio femenino

sân pêrticularmente trcs âreâs de

problemas:

"Montreal, 12 de f€brero eL) El

-lâ def!ùci6n de un nuevo tpo de

filnÊ Ditlio i cotlcluso, de 1A rca1i-

relaciones enE€ la Uarnada Yanguârdia

zadora chilena Marihi Mâllet fue

politica y la bae sociâl, compatible

ovacionâdo fras su Uemièrc e la

con una voluntrd de creciente demo'

sala outremont de Quebec

cratizâciôn de lâ sociedad en todas sus

Mallet Yiv€ exiliâda en Canadâ

desde 1973, a râiz del golp€ d€ Esta_

l, delerminaci6n de las condiclo_

do contra el gobiemo d€ la Unidad

nes de unâ colaborâci6n con fÙerzas

Popuiar, y en este Pâis tecomenzb

polilicas âjenâs â ls Convergencia v,

su aclividad artisticâ, una de cuyâs

en primer térmho, con el sector

muestrâs es precisiunenle esta p€u_

cula. En estos ûltimos diez anos, ha

realizado vados filmes y publicado la r€afirmaci6n de ùtâ lineâ Pol!

tica intemacionai âutônoma, âdversriâ

Di4ioi conchtso, sù rnâsreciente de la l6gica ds bloqu€s,en un momento

reâlizaciôn, trâtâ, segûn la cineasta, de dramÉtica agudizaci6n de lâ51ensio_

d€ nes diplomâticâs y de los conflictos

béiicos limitados o local€s y de creciente

amenâza de unâ conflâgâciôn

En suma, los puntos claves Para

€l pleno esclarecimiento del rol qu€

pensâmos asuma ên h lu€ha contrâ

la dictadua y en la tarea dterior

de rcconstrui un pais âsolado Por

el peor desastre econômico d€ su

historiÂ,

Son tare$ apenas comenzâdâs, que

ocupadn un ancho €sPacio en la die

cusién de las "Bases politicas"; pero,

aun asi, no podrrin llevârs€ a câbo en

tanto la Convergencra Socialista no s€

collstituya en Chile mismo en un mo_

vimi€nto de nitido perfil politico y de

fuerte prcsÊncia organizâtivâ. 8n esa

Derso€ctiva, la reuniôn que iniciaflos

pueie y debe ær un hjto àecisivo Ct

'todos los exilios de la mujer, ya

ou€ sêr mujer €s viYii como unâ cju_

dadaaa de segunda zona'."

lJtlottuituno, Métrco DF, 13 de

febrero de 1983

dos envolvia una derrota moml de \âs'

tos alcances, no €s menor el desafio que

nos Pres€nta lâ g€neraciôn emerg€nt€,

aouella que d€bi6 âbandonar el pais con

sus padris antes de consumar su identi_

ficaci6n co't 1à conunidâd originaiâ

v oue ahora comienzâ a mÂduiar en los

màios crnturales y geogrâ{icos mâs

div€rsos. Evitâr que s€ transforme €n

una g€ner:lci6n de âpâtridâ'; ganerlos

Dara la sociedad chil€na d€ mâflanâ es

uno de niæsfios objetivos pdorit ios

h experiencia d€ h Escuela de Rotter_

dam, merccedorâ de un aPoyo sm

Archivos Salvador Allende


CONVERCfNCIA tûh.9, idio de 1983

Partido y convergencia:

de la crisis a la renovaciôn

Pio Garcîa

Se han cumplido 50 ailos desde la fundaciôû del Partido Socialista de Chile.

La historia procede a través de periodos exlensos, de avances y rctrocesos. madu aâciôn y câmbios e nsdloJ

geaerales y revoluciôn. No es el tesultado ineluctable de las condiciones econômicÂs y sus contrâdiccion€s.

Sino el prortucto de las rclàciones entre fùerras sociÀles que se desarrollân sobre su bâselde la piop iâ capacidad

de acciôn histôrica de los hombrcs. En este 5gntido, cada partido es e.xprcsiôn actittt ! opeQùte de condicio_

nes exfstentes a las que rcsponde, al mi$no tiempo que ofganizailor de \$ posibilidades efectivas de realiza'

ciôn. La historia de;rru se trasunta e;h àe sus partidos, a la vez que en lâ historiâ de un partido

rcvolucionario se fraguâ su "oii"dud capâcidad de concertaciôn de fueflas pala la transformâciôn de la sociedâd.

El Ps surgiô en Ciile f933, medio de la crisis de lâ dominâciôn oligârquica en el pafs Como en

"n

toda Améric; Ladnâ, el égimen oligÉrquico "n fue en Chile la forma politcâ de incubaciôn del desarrollo capitÂlista.

La crisis de la


del Frente Populâr con Pedro Aguirre

Cerda permiti6 la readecuaciôn dei ¶to

de Estâdo. el impulso estâial de lâ

industrial?aci6n. la estabilidad politica y

considerable! avanæs sociales. Su signjficado

de fondo fue sin embarso la

afimaci6n del capilalismo y el predomi

nio bLrgués. Los iniciales irnpulsos pro.

gresistâs de lâ bùrgu€sia râdical c€dieron

pronto psso a su imbricÂci6n con el ilnperiâlisno

y 1a oligârquia. Lâ €voluciôn

de los gobiernos radicales terminâria

por siinbolizarse en Cabri€l Gonzâlez

Videla, cuya candidatura apoyada por el

PC se negd a respaldar el PS .

Surgido como opci6n revolucionana

de poder fterte a ]a crisis olisârquica, ei

Ps. que en 1941 habia obtenido el 17

por ciento de los votos, te.minô su primera

exp€riencia de gobiemo s€veramente

debilitado. L€jos de âfianzar su

propio fonalecimiento y la creaci6n de

ùn bloque populâr revolucionario, habia

conlribuido a refrenar los âpresios revolucionarios.

â la recomposici6n delorden

de dominâciôn, el âfiânzamiento de 1â

hegemoniâ burguesa y la subordinâciôn

a la burguesia de extensos sectores intermedios.

Concluia a5i un prime! ciclo

de su hirtoria.

Ls experiencia de su panicipâcidn

€n el Fren.e Populâr y los pdneros

gobiemos radicales marc6 hondamente

el desarrol-lo posterio. del socialismo

chileno. E1 Ps consumô entonc€s su

comprensi6n sobre la incapacidad de la

burguesiâ pâra r€âlizane como bu4uesia

El segundo ciclo s€ inicia con el proæ.

so de recuperaci6n panidaria, que arrênca

del congreso de 1 946. À âno siguienie,

en 1a Funda'n€ntaci6n Teôrica del Programa

( coNVEftINclA nûns. 5-6, noviembre

de 1981 a enero de t982). s€

sosiiene ya quei '?or la oligarquia y el imp€dalirmo, afinna. capitalista dep€ndiente y monopôlico y

ci6n del carâcrer sociâlisrâ de lâ revolu- el fracaso del reformismo, provocâron

ci6n. reconocimi€nto d€l papel dirigentela

evoluci6n hacia la izquierda del Parli.

de la clase obrera s€ bâsâ la forrnulâciôndo

Radical y la formaciôn de nuevas

de la linea patlid,atia de frente de nùa. organizaciones politicas surgidas de la

jadorc\ qùe ptop\)gna la ùnidad de sus democracia qistiana antes que la ân-

orgânizaciones de ciase y su conducci6npliacidn

del Ps.

politica independiente de fuerzas buF En suma,la politica de independenci

guesas.

de clase sostenida por el PS no llegô a

Los planaeamientos expresados en la sustentârs€ en una efectiva câpâcidâd

Unea pmpia del padido. aunâdos a sùs hegem6nicâ ni a'iLn durante el gobiemo

rasgos originarios, consiituyen 10 Iunda- populâr. La ausencia d€ un sôlido respâlrnental

del ac€rvo teôrico politico que do mâyorita.io lmpidiô entonces generar

di6 â1 PS su significadohs!6rico y en que una correlaci6n mililar favorable y con'

se tundâmefltal su vigenciâ actuâI. jurar la imposiciôn de la viotenciâ reac.

cionaria, apoyada por el imp€riâlismo

. . .â la falta de hegemonia estadunidellle, qu€ s€ sÀld6 con €l golpe

de Esrado.

La politica del Ps fue uoa contribucidn

decisiva para reconstruir la unidad de los El golpe de Estado

trabajâdorcs y sus pârtidos. para fortalecer

y as€gurar la autonomia d€l movi- El golpe militar de 1973 fue p.opiâmente

miento popular, paJa generarel gobiemo ùn golpe de Estado, que no sôlo derrocd

poputar de Salvador Al}ende.

el gobiemo de Alende y suprimi6 el

Ya desde su conereso de 1948, el Ps régimen democriaico eiistente, sino tam-

se orientô a resbblecer la unidad sinbién la forna misma de orgânizâci6n de

dical impuisando la creacidn.por sobr€ la politica y el Estado fo4ada a lo lârgo

las difeientes tendencias pollticâs exis- de la historia nacional,

lent€s en lâ clase obrera. de la Central Desde los albores de lâ indep€nden

Unica de Trabajàdores que se fundd en ciâ y los inicios del régimen oligâfquico.

1951. En 1956 se confornra el Frente de junto al lemprano âfiânzamiento del Es-

Acci6n Popular irRAP), âLianza coû el tado nacionat, las clas€s dominantes

Pc y de las fuerzas de izquierda en ge' gestâ.on un ord€n d€ do.nùaci6n que.

nerâl. En 1957 se produce la reunilic!- sin peduicio de lâs connlsiones que marciôn

de los dislinlos sectores en que ei caron su decuno, les pennitiô asimilar

socialisl}lo se habia dividido. Durânte el polilicâm€nte a las fuerzas socùles

gobiemo de Frei. el PS impide lâs ten- emergenles. El término del Estado olidencias

concilialorias con el reformismogdrquico

no se prodùjo por una revolu-

dem6crâta crjstiano. En 1969, impdrne ciôn burguesa, sino por la implanlaci6n

su contenido revolucionario al Programade

su hegemoniâ con base en el apoyo

de Gobiemo de la Unidâd Populâr, deii- de las fuerzâs popùhes y ]a rranstguranido

por el objetivo histôrico de crear ci6n de lâs clases dominantes en el trans-

un Estado popular e iniciar la constnrc-curso

del desarrolo capitalistâ.

La hegemonia burguesa, afianzada a

ineludible irnp€râ- A lo largo de est€ segundo ciclo. que partir de 1938, se exprcs' en laLv^nzativo

de hs circunstanciar tustôricas, lâr concluye con el gobierno populâr. su da forma de democraciâ repres€ntativa

grândes transfo.maciones econdmicas de derrocamiento y sus consecùenciâs. la regidâ por la Constituci6n de 1925, que

la revoluciôn democrÉticâ burguesa re. tny€cloria del Ps se caracteriza, an1€ tuvo por fundamento el Irado relativa-

forma agraria, industrializâci6n, libera- todo, por su contribuci6n determinân1emente

alto de organizâciôn social, la

ci6n nacional- se realzarin en nùestros a la gestaciôn dc unâ opciôn de poder complejidad d€ la sociedâd civjl, y su

pâis€s latinoamericânos a trâvés de la propia de la clas€ obrcra y el pueblo, vincdaci6n con la realidad estatal a

revolùciôn sôcialista." l,ê conclusiôn por su insistencia a este respecto anie trâvés de una definida expresi6n politico

sobre la burguesia del pafs que su expe- lâs inclinaciones del Pc. Es de esta mâne- panidaria. El sistema de partidos no

riencia conffets habia tenninado de ra que el Ps corslituyô, en conjunto con egaba a represenrar el conjunlo del no.

ensenad€, conduce a su vez â1 t5 â lâ el Kl, el eje politico de desarro o del vimiento y las fuerzâ! sociales, pero se

afirmaci6n del cafâcler socialstâ de la movimie to popular.

sobrcponia â su desarrollo: Ios grupos y

revoluciôn latinoamericana.Este s€gundo No obstant€, €n pârticular a lo largo fuerzæ sociales cobnban ncidencia €n

planteamiento s€ contnpone desde en' de los anos 60, guiado por el proÉsito la medida de su relaciôn con los partidos;

tonc€s al del PC que, aûn hoy diâ, postula juslo de evitar lâ supeditaciôn a las clâ- la institucionalidad promovia la a&crip-

el câÉcter anlioligârqulco y antimperia. ses domiftntes, el ls se fue confinândo ci6n a través de los partidos y sù prcemi-

lista de Ia revolùciôn chilena,de peÆpec- a lâ r€presentâciôn d€ los s€ctores de nenciâ sobre el movimiento social.

n!4 socialista. ^ la v€2, en el mismo mâs r€su€lta dete.minaci6n revoluciona. Los partidos populares no escaparon

documento citado, se pr€cisa la cort. ria, disminùyendo las posibilidâdes de a €sta modalidad. Se des€nvolvieron prin.

pr€nsi6n del pâpel dirig€nte de la cla!€ ampliâr su âsændiente social. I-â emer- cipalnente como instrum€nlos de las

obr€ra, "oucleo certral del movimiento gencia de la democracia crbtianâ impli- rcivindicaciones que l€s p€rmiiiâ su in"

revolucionario de los trabajadores

'. cô 1a subordinaciôn al reforrnismo bur- serciôn en el régiinen denocrâtico pada.

gués de extensos sectores crmpeslnos, ment.rio, como representaci6n politica

En ei con,unto d€ estos trÊs plant€a- urbanos populares y aû de clase obrera. de los s€ctores y estâmentos populÂres

mientos -supeditâci6n d€ lâ burguesiâ a Las limitâcion€s inherentes al des ro]lo mayormente orgânizados,en buenaparte,

34

Archivos Salvador Allende


por su propia acci6n parridâriâ. Al mar- senera.l d€ 1â izquierda se exprevj parij_ un Congreso dÊ unidsd del Partido Socia_

gen incluso de sus prop6sitos y formula- ;ulafmente en eiPs. La impo'tencia fren- lilta y el socialismo chileno no se tradujo

ciones. su bas€ social lendiô â consiSnarse, te al derrocamiento delgobiernopopukren

la incorporaci6n de sectores escindi-

de hecho, â sectores restringidos, anles y Ia represi6n sùfrida desde entonc€s-.lados

del paraido ni otrâs fuerz as sociahst$.

que â la coniunci6n de la diversidad de Dersistenciâ de ia dicladula,Ias trânstor' sino en nuevos alejmienlosi y lùego. en

iterese! contrapuestos al desârro o ;aciones impuestas a la sociedadchilenâ1â

separaciôn d€ la fracciôn identificada

nonop6lico y dep€ndient€ del capiralis- y las dificultades reÂles existentes pârâ

mo; y su supuesta solùciôn mediante la definir nuevos cùninos de lucha que

...âlârcconstrucciôn

agregaciôn de panidos (â los que s€ ten. respondâJl a la nueva situacion, los plo'

dir â ât ibuir diferentes cometidos de blemas que se arrastrabÂn en lâ conduc_Ninguno

de ios sectores en que se dividi6

reclutamiento), impotente en aulencia ci6n DartidariÂ, conlribuyeron  provociu el pârtido pudo concitâr 1à adhesi6n ma.

de ullâ efèclivâ capacidad hegemônica, un rjrocæso ae dispersi6n y divisionesyo;tÂria

d; 1os socialistas. Por ei contra-

que se suslentâra en el reconocimientosucee

as. Dhrintos lecloles lociÙstâs rio, el grueso de la militanciâ, en esp€cial

d€ la cultura polilicâ nacional parâ olrc.

cer términos defnidos de srl transfbrma.

ciôn revolucionâriâ. Sus €sfuerzos en

Àmpliaci6n de coNvERc€NclA

ambos sentidos -la constaot€ ampliaciôn

del movimiento popular y €l desarrolo A partir de este numeto, la composiciôn de COII\/ERGENCIA s€

de uq pensamiento rcvolùcionario acorde

â las circunst.ncias nacion.les consti

ha ampliado â compafreros rcpr,esentâfivos de distintos sectores

luve. tunto a su p€rnanenle consecuen' del Ps y el proceso de convetgeneia sociÂlista En lâ pâgina de di

cià. lo fundâmenial del sisnificâdo poli- rectono se ircluyen desde ahora los nombÉs de quienes se han

tico de Sâlvador Anende.

iûcorporado al Comité Editor y los r€sidentes en Chile y México

El Ps fue, respecto a la conformâciôn que se han integndo â su Consejo de Redacciôn Esperamos reci-

social aludida, el pârtido menos ciuacle'

ristico de la izquierda, €l mâs exPresivo

bir las respueslas, que ya hân empezâdo a lleSârnos' de todoslos

de distintos âmbitos y sectores poputr- compafrerôs invitados a formar part€ del Consejo de Redâcciôn

rcs; a eslâ realidad y las posibilidades de rcsid;ntes en otros pâises parâ incluir también sùs nombr€s desde

proyecciôn social qÙe ofrecia, se opuso el prôxûno nûmero,

sin embargo, de hecho, el contenido Al proseguir la publicâciôn de la rcvistâ, confiamos en contri-

restrictivo qx€ durante tos anos 60 bub de e\ta mânera a los imponânle5 avances que se llln produ-

tendi6a irnp6nersea la tinea de frenre-de

trabaiâdores. Pero a su v€2. ei Ps tue cido en los procesos de reunificâciôn del Ps y de convelSencia

consil€râbletnente influido Porlaforma socialistâ, y en cuânto a su vinculacibn. Cl

Darlamentâria de lâ politicâ en que s€

àesanollô. al punto de constituir lâ

pretendieron arrogarse lâ representâciônen

Olile. que mantiene su aclividâdpoli'

nisma ininnsiglnsia politica en factor

del partido.

ricâ en la lucha contra la dictadurâ, al

d€ insero6n en el Darlamento.

lls divisiones se produjeron sin elll. mdJsen de las diferentes organizâciones

Por el contrarid, el Égimen pârlamen_

tario de hegemonia buryuesâ permitiô a

bârgo, ant€ todo, ontr€ personelos Y

purldanas o arlLn ieconociendo filas en

grupos dirigentes; en especial, la ocurri' alâs, hâ sostenido una actitùd unitana

los partidos de 1Â burguesiâ mânten€r

daen abdl de 1979 entre el sector rêpre_po.

lâ reconstrùcciôn del Pânido

baio su influenciâ a ext€ntos sectorcs

senrâdo por Clodorniro Almeyda y elque Colno en la gene.atidÀd del e)(ilio. asi

DoDulùes,a trâvés de su sucesivo usufruc_ mdtulo su reconoclmlen

ocuni6 tâmbién en el casô de Méxicô

io-de la .dninistrâsiôn del Estado. El

fortalesimiento d€ los padidos

rio gpneral Grlos Altamnano. Cierta_ Desde los coûdenzos de lâ orgamzâcion

de izquier_

da. que s€ acrecentô coû el gobiemo

menter no es que no hayân imPlicado locâl,la corri€nte mâyoriiaria de lâ mili'

diferenciâs sustantivas. En el s€ctor din. tancia rehusô defitirs€ por ia adscriPciôn

oopular, no lleg6 a permitirles la suPerâ'

gido por Almeyda s€ expresân posciones caudillecc  dÎigent€s en pugna Desde

ai6n del obstâculo que a este respecto

reprcsentâbâ entonces principâlm€rte la

que desârrollaron una concepcion apa' el XXIV Congreso yyacon anterioridad.

democracia cristiana; en parte, por la

ratista de la politica. que subestiman por se onentô por el contrario â los esfù€rzos

tmto los propios origenes del pattido y unjtarios di los que sure,ieron el Centro

propia tend€nciâ a conc€bir su resolu_

ci6n como acuerdo pa$idano

sus €l€mentos de arnplitud, que sosne' de Est udios Soc ial$tâs EusenioConzâlez

con la

dir€cci6n de 1â Dc, en lâ que por

nen uIla conprensi6n dogmâtica del p€n_ y la revista CONVERC€NCIA , los que se

sobre

lâs tendenciâs rcformistas pr€dominô sù

saniento de lEnin y propenden a relol' expr€saron en la Declarâciôn suscrjtâ

ver el consid€râdo

'lezago" partidano hâ;ia fines de I98o ( coNVEEGENclA

cerâcter bù.gués, creci€ntemente rcac_

mediante un proceso de âsemejanzâ âl flûm. l. febrero a abril de 19 8l ) por mili

cionario ant€ el desanollo de los aconte'

Kr, que vulneran la autonomia de su tanlesde todos los sectores pârtidârios.

En definitiva, la fo.ma partidadâ de

de{inici6n intemacionâlista, que desde A 10 larso de sus 50 anos, ni aun €n

orgânizaci6n d€ la soci€dad chileûâ,

el lamâdo Documento de Marzo desvir' sus Deriodoi de mavor debiiidâd orgrini-

tûan los principales conteridos del acêrca p;rdio el Ps su arrai8o socLal. Panido

constjtuida por ura pâne en ÂmeÎaza

vo teôrico politico del Ps. No obstanle, de comDosicion anpliâ v democracia

oara la subsisrmcjâ misîra del capnaus-

la divisi6n €n si se produjo sm mayor int€mâ, ile tendenciÂa y conllictos, el Ps

ino, por otra, irnpidiô las con.Liciones

necesarias para elafiarzaniento del pro_

€sclarecimiento ni debate de los proble_ vivi6 en distintos momentos de su histo_

c€so revolicionario, abriendo paso

mas planteados. al rna4en de lâ militan' ria escisiot€s y divisiones que terminaroî

âl

ciâ a la que s€ le preænlô como hecno superindose si€mpre por la gnvitaciôn

golpe de Estado.

consumado, a resultas de las pugnas y dtsu tronco furdamental.

De l crisis. . .

desâcuerdos en Ia cripula dirig€nte. Esta Er la misma medida que æ ha Produ'

misma Drecanedâd pes6 enelsector diri_ cido un desplâzamiento €fectivo de lâ

A partn del golpe de Estâdo, la crisis gido po:r Àltaminnô. Lâ convocâtoriâ a dùecci6n de 1os distintos sectores palti-

Archivos Salvador Allende


darios hâcia el interior de Chile, han po' rmpuesla por d rdSimen. emerSen nue-

dido primar alora el s€ntido unitario de vos plànos 0e €rpresron y nuevâs ror'

los socialistas y las lend€ncias de diiec- mâs d€ concertâci6n social. Los nuevos

ciôn qu€ lo han asuûido t€sonerâment€ términos de composici6n del movimiento

con mâyor coNecuencla. Lâ cr€âcron popular no rirpÙcan. por cierto, und

prjnero d€l Comité de Enlace krmanen' d€scaLfirâciôn de los parridos, pero

le (cEP). y lueSo eu constliÙ€ron con cornprenden tâmbién la criticâ de su

nævas organizaciorcs parridariâs en desairolo tradicional y 1â exjgenciâ

côfrité Politico de Unidad Socialistâexpresâ

de superar su capacidad de con-

(CPUS), sus resoluciones como direcci6n

colecliva y sus rep€fcùsiones er la reali Se replanleâ lâ fosnâ misna de con_

dad nâcional, representan un decidido cebir la polilicâ de la izquierda. La

avance hacia lâ r€unificâci6n que d€berâ demândâ de democratizaciôn que enra'

consulnarse con ia mâ! anpiia integra- na la luchâ conlrâ lâ dictadurâ destaca

ci6n de la mililrncia.

a ia vez el contenido democrâtico inhe-

Frenie al p.oceso en curso en €l pais, rente al socialismo que se busca eslâble'

disminuyen el alcance d€ las reticen. cer. La autonomia de desarrolo del mo-

ciâs, Ias pretensiones excluy€ntes y las vimie.lo social reclamâ una confo|rnâ'

actitudes de obstruc.iôn, que persistenci6n

pariidâria.que exprese y no subsu'

sin embâigo en especisl en el exiho. Arin 1uya. que conduzca y no reglmenæ. La

lâs tendencias repres€ntâdâs por Almey- amplilud de fuerzas, sectotes y tend€n_

da oue mÉs clâramente sê Àan apartâdo rias que se req'ricre conCregâr eleclrva

de 6s ùnermientos del pâriido, ;onside- menre en el câmpo popùlâr des!ittùa lâs

ran su incorporaci6n al prcceso unitârio. concepciones monolrt,cas y abre pâso a

Lo principal es crear condicion€s pala el la drvarsrdad La propia lucha conrra la

feagrupâmiento del conjunto de las bases diclâdura exise sup€rêr la dicolomia

socialistas. Con todo. no deben subesti' maniqueâ enrre via pacifica Y luchâ

mârse tampoco las dif€r€nciâs que continuar{

enlraiando la reconstituci6n del lii eiementos como los resenados, ni

psrtido. El Ps dispone sin embargo de 1a tensi6n entre movimie.to y partidos

los fundamenlos necesarios para encalar- €stuvieron ausenles del desarrollo anaelâs

en bâs€ a la identidad cort su acervo rior de lâ tquierda. S€ constltuycn en

te6rico y sus propios ralgos originarios. faclores de referencia principal pârâ su

En deiiniliva, la crisis socialistâ solo recomposiciôn ânte lâ modjficâciôn de

podrâ superar* si âl reagrupamientolâs

condiciones democrdtico parlamen-

panidârio se âuna la resolucion de una târias de la hegenoniâ burgresâ en que

politica concreta que reafirlne y renu€- se desenvoivi6 antes la Iormaci6n parti_

ve a lâ vez los plan teâmtentos hist6ricos daria. La conrribuci6n de los partidos

d€l padido.

pernânece €n cuanto a su significâdo

histdrico y su câpacidâd de ofiecer cauce

Pârtido y convergencia a 1a renovâci6n necesâriâ en las nu€vas

condiciones de lucha. Las clâves de lr

En el trânscurso de casi diez anos,1â dic' reconsliluciôn del movimiento populâr

tadurâ ha provocâdo hondas transfonna- son â 1â vez de conrinuidad y câmbio Es

ciones dn la economia y la sociedad. Su en esae sentido que cobra toda su proyec_

sentido fundâmental ha sido restaurar el ciôn la id€ntidad hist6rica del Psi el

câpitalismo, qùebrantândo el movimien_Dioceso

de conv€rsencia en la base

lo popuiar e imponiendo la digregaciôn

iocial asume crecie;temente lâ forma

Senerâ] de los inleresês sociâles para politica de convergencia socialista.

subordinarlos de mânera peman€nte âl La vertiente socialistd del movimi€n

dictado o la tutela militar. Es â esta to Dopular. representada histôricament€

realidad que responde el proceso de con- poi ei Ps. se rnriquecio con la crcâcion

de los pâitidot MA?Ù e lzquierda crù_

Durante estos ânos,los partidos d€ la

tiana (lc), surgidos fr€nte al fncâso del

reformisrno dem6craû cristiano, y con

izquierda, sobreporiéndûse â la represiôn

y sus propios conllictos y divisiones, hân

la evoluci6n poslerior del MAIU t)c' En-

mantenidc, aunque sea pfecailÂment€ su

tre estas fuerzæ y las representadâs por

organizaciôn en el pâis y

el sur8imiento de una tendenciâ socialis_

contribuido

tâenel Partido Râdical,personeros y ten.

decididamente al inpulso de la lucha

contrâ lâ dictadurâ. Los avan€es en la

dencias disidenies del PC y el MtR. s€

prodùce unâ creciente aproximâci6n. Ei

recomposiciôn del inovirniento sôciâl en

el teneno sindicâ1 y ertudiantil, las pobla-

;roceso de reunifica€i6n de los seclores

liones y la cuhulâ,la lucha por los desa- iartidârios que mantienen

parecidos y el regeso de los .xiliados,

las recientes jomadâ! d€ protesta nacional,

sobrepasan en mucho, sin embargo,

a lâ âcci6n de los partidos. Frenle â lâ

fragmentâciôn y dispersidn de int€res€s

su ceso en curso de desarrollo que enfrentâ

distinlas dificultades. Expresa.lâ confluencia

del socialismo hist6rico, el cristianismorevolucionârio,tendencias

d€ socialismo

democrÉtico consecuente y de

reâcci6n criticâ frente â las lineas d€

comprensiôn dosmâtica del rnârxismo o

int€;tos vânguârdistas de rcciôn revolucionaria.Desde

fuera y en ocasiones también

desde deniro, se ie âùibuye el sentido

de identificarse con lâ socialdemo.

cracia. de r€editâr los fracasados intentos

de confornur unâ luerza de izquierda

sometida a la democracia cristiara, de

negaci6n d€ principios al empleo de la

violenciâ revolucionaria en lâ lucha contra

la dictadu.a. por i d€mocracia y el

socialismo. Su desarrolo requiere arin

una definiciôn p.ogramâtica qùe termin€

de precisar su significado como iuerza

politica, el asentamiento orgânico de

ùna concepciôn que resuelvasu necesâriâ

diversidad de compoûentes a ùavés de

su proglama y unà prâctica auténticâm€nte

democrâlica de vidâ parridaria

y expresiôn det novimi€nto social.

Determinadas corrientes que se apartÀn

de los contomos hillôricos d€l socia'

lisno chn€no, buscar contraponer ia

convergencia a Ia trayectoria y reconsttuci6n

delPs. Enesle s€ntido, repres€n'

ta el rnrs rotundo mentis la d€claraciôn

suscrila hacia fines del ano pasado por

los €x secretârios Benerales del Ps a lo

1ârgo de un extenso periodo entre 1946

y 1980, Raûl Ampuero, Adceto Rodriguez

y Carlos Altrmirano, qu€ sostiere:

"Creemos que entre el proceso unitario

y €l proc€so convergente hay una relaci6n

de complemento que debemos mantener

y alertar" ( CONVERGENCIA nûms.

7-8, mâflo de 1983). La converg€ncia

representa un proceso de renovâciôn

qùe tiene s6lido fund.mento en los rar'

eos originarios y planteamientos hist6"

ricos del partidoi la reconstruc€i6r del

Ps en relaci6n a €llos sôlo puede âdquirir

nueva envergadura proyectindos€ en

la conv€rgenciâ. Es un camino de largo

âliento, pleno de dificultades.

Los principal€s desaffos de la convergencia

son los de consumar su constituciôn

en fuerza politica sin r€saringin€

a la mera integmci6n en si de los orgânismcs

Frtidarios que la animm; fortâlecer

la expresi6û del conjunto de tuerzât

opositoms a Ia dictadura sin subordinâr.

se a las fu€rzas de oposici6n burgre$;

abrir paso a la er(piesi6n del âmplio movir

iento social que represenh desano-

[âr do la capacidad hegemônica del so'

jdentidad ciâlismo a través de una politica de lucha

co.tra la dictadura q\re coûcluyà en su

hist6ricâ con el PS se desetwuelve en el

msrco rnâs amplio del proceso de con- Entonces todâ lâ experiênciâ hist6.

vergenciâ sonialistâ! encâmùado a la

rica del Partido Socialista cùlminarâ en

gestaciôn de uns vâsta fuerza politica.

su lestaciôn como fu€rz a dirigente de la

La convergen€ra sociâlista es un pro- rev('luciôn chilena. (D

36

Archivos Salvador Allende


CONVERGEICIA nû0 9, julio de 1983

Chile

Itinerario de

la protesta nacional

"[. . .] Nuestro problenr no es ale una ley mâs o una lel menos' o de una modificaciôn u otra â lo existente'

sino oue es mucho mâs ptofundo y t"ctiuîi"" iiài" i" tn sistema completo' econ6mico' social' culturâl y

;î;rË Ë ;;;',i";;i*.ito, v'"o-pl-iiiaÀ, que se contraaice con nuestra idiosincracia de chilenos v

ËH;jÏ;;;;;

;o, h" trut"âo de asfixia' con a'mas como el terror y la represiôn pârô cada Yez envolvemos

mâs, porque no lo senttmo", potqu"_no t" con nuestra manera de vivir' porque nos fue im-

""n-oaa

Duesto â la fuerra Y coû engâno [ . .l

por eso hemos concluido que esta situaciôn no podemos silenciarlâ. porque seriamos c6mplices de ella'

Si no luchamos pâm que esto cambie' seriamos iraiilorÊs â nuesttos principios denrocrâticos v sitdicales'

Si no luchamos, es porqu" no ^",ttt-ot t" *presentaciôn que nos han enlregâdo los trâbaiâdores

Ha lleg&do el momento de ponerse en pie v decir BAsrA -

Los trabajaalores del con," ,"n".o"'u,uo'tôtil'J-*àtJ p"* rr"rnut u on PÀRo NActoNAL DEL PAIs de

24 horas, destinado a protestar conÛâ ra regislaciôn laborai y la politicâ econôÛica y social i-p*111:::-

,,-

"

iài.î.i"iirJù" e"ï"."1 de todos los ciiilenos puede hacer que los trabajâdores recupeiemos nuestra drg-

.td"J;;it; ;uË;odamos participar en formà decidida v r€sponsable en la forja del destino de nuestru

p"Êi

puro Nu"ionrt que llamamos debe hace^e efectivo el dia 11 de mayo proxiûo, eûtre lâs 0:00 y lâs

z+îd i"#:' iiilll""icràn

" a" ru conr"a"iu"iàn de Trabajadores del Cobre (crc)' por âcuerdo de su Consreso

Extraoldinârio' Punta de Tralcâ' 21 de âbrit de 1983)

tle los 97 dirigentes asistenles (al Con'

greso Extraoidinario de la cTc), de las

cinco zonales, 72 apoyÂron la convo'

câtoria de parc nâcional, s6lo ocho iâ

desaprobaron y 17 se absluviercn, ma'

nifestando sin ernbargo, su âdhesiôn 3

là mayoîia. (Solidaidd ni'û l54,se'

gunda quincÊnâ de abril).

Prolegômenos

"1. . .l 1983 serâ un â6() de d€finicio'

nès. Pdr un lado serâ planteado el cues'

tionamiento de la cortinuidad del ré'

gimen y de Pinochet y, por el otro, éste

intentarâ reafirmar su legitimidad v

decisi6n de seguir Sobemando

El cuestionamiento del régimen. en

riltimo término. tendrâ validez eû la

medida en que se levante un proveclo

altemativo d€ mayotia, que incorpore

los irteres€s populares y hâgâ de estos

seclores los protaEonislrs d€l cuestio'

Èl texlo ha sido el,boddo Por CG.O.

bap ! IÂs fuentes que s indicôn

namienro activo al réginren y sùs poli

En este mârco. el moyiniento sin'

dical lendni un papel protâgônico v de

prinecia. Serâ él quien viabilizalâ. con

su æeptâciôo o rechazo, cualqurer pro'

pùesta que se le presente, y sera Iâm'

bién quien pondrâ en movilizaciôn v

lùcha a las masas traba.jadora5 v popu'

lâres." (Edironâl de Chile Situlictl

El dia 3l de enero se conoc'o ùnâ

canâ de 1,200 dirigenles sindicales'

dirigida a Pinochet gn ella se denuûcrâ

la crisis econ6micâ, la .estricciôn a lâ

libenad politica,la violaciôn de los der€chos

humanos. ia perdids de valor€s

éticos. Se r€sponsabilizâ d sobierno de

toda esta siluâciôn. Terminan solici'

rando un plebiscito respecto â ta conti'

nùaciôn o no del regimen. lclrile SIndiculnim.

1,1. abril)

El 9 de rnarzo re constiluyô el

Comando Na€ional de Solidaridad y

Defensa del Trâbajo [. . ] paniciPan

orsadzaciones si dicdes qù€ âgrùpân

Archivos Salvador Allende

a 110.000 tlabâtâdores Enlle sus ob_

j.tilos primarios esld cl de soLidarizal

con todos ios 1râbaladores en conllicto

[. .l también luchar Por una teY de

lnamovilidad l .l Fitdlmente hÂcen

notar el cânicrer pluralista de dicho

Comando y llamân a inlegrarse a rodas

las organizâciones Srelniales y sindica_

les [. .] tiene su sede en la Conrederâci6n

de Trâbajâdores del Cobre (crc)

y esÎâ pr€sidido por Rodolfo S€suel.

Agrùpa a or8anrzacrùnes .omo la Cun'

iederacroo Minera. de Ttabriadores del

Cobre, de iâ Construcciôn. Metalrirgicos,

Gaslronôoicos, Grâncos, entre

otrcs.lchile Sindical nûn 15, abnl)

Hacia la

proiesta nacionÂl

25 (le obril. a pan]r .re esta fecha. di'

f€.enles organizaciones sindicâles de la

cN s (Coordinaci6n Nacionâl Sindicûi.)

y de base hâcen pnb[car sus lesôluflo'

nes de apoyo y Partr€rpâcloû en er

Pa.o Nacionâl. Deslâcan la Confederâ'


ciôn Metâhlrgica, Cofl federaci6n Texril, bian panicipâdo en la asamblea det 26 forma poco s€ria" y d€ âceptar la pre.

Confederaci6n Minera, Confederrciôn de abril. Ante este hecho,los dirigentes senciâ de "el€mentos extrânos" al sin-

Grrifica, Federaci6n de Sindicâtos de de la zonal d€cid€n suepender la panidicalisrno. Vicuna Mackenna y nucha! olras. cipaci6n de los trabajadores de Chu- Se realiza una âsrmblea con alrede

?6 de dn7 Cunpliendo los acuerquicamâtâ en el Paro convocado por ta dor de unos 300 profesionales que

dos del Consreso. €st€ dia se Uevan a CrC. Es1â decisi6n sert notificâda a acuerdan sùmalse â la Prôtesta del 11

€feclo asanbieas en todos los sindica- Ios dingertes nâcionates al dia siguien- mediante ùn acto d€ protesra en 1os

ios de la CTC, para ralificar el Pdro

Tribùnales de Justiciâ.

Nacional.

Adhier€ al lamado a Paro, el Pro. Aparece e1 Tercer Instructiro reite-

En la zonal Chuquicamata solo se yecto de Desarrollo Nacionâl (PRO- rando consignas para el dia 11. (Chile

leen ios acuerdos y, posteriormenie. lâ DEN).

Strdtu i nrim. 17, mâyo ajunio).

âsâmblea para a discutir el proc€so de À estâ fecha, el gobierno habia or-

ncgociaciôn colectiYâ.

d€nado e1 desplazamiento de fuenes Primera protesta nacionâl

En 1as otrÀs zonâles, se aprueban contingentes miliiares â los diferentes

los acùerdos por ârnplia mâyoria. saho mineraies. Por otro lado, lâ empresa !l despertâr de los cbilenos el l1

en 3 sindicalos de El Tenienle, contro. esrâtâl

de

del cobre, coDILco, ejerc€

mâyo, fu€ diferente a la rutinaria

lados por los olicialistas y en el (sindi dif€rentes

acti-

formâs de presi6n para &evidad

de los dias laborales.

cato) profesional de la zonai Andina. morjrar

Comenzâb

a los lrâbâjrdores

la Proresra Nacionai de unpueblo[. . .]

que dirjge el vicepresidente d€ lâ CTC 3 de naro. I. . .l Apârece el Primer

t...1

lnslructivo qu€ lhma a realizar ei diâ

[. . .] ios trabajedores y sùs sindica.

tos ârin a p€sâr

28 ,ie abnl. Se reâliza una impof. l l diferenres

del bloqu€o

acciones,

iûforma-

tales como: no iivo. a pesar de lâ campanâ gubemâ-

tante reunidn ente la cTc y la Fede. asisrir al tabajo, no enviar a los hijos mcntal de amedrentamiento y

râci6n del Petrdleo. En ela, lôs diri- âl Colegio, no comp.âr,

de las

tocar lâs cac€- dificultades y difer€ncias entre la

sentes d€l Peiréleo mânifestârcn a la rulas a las:0

UDT,

horas. elcétera.

cEPClt, FliT y cTc{Ns, manifestâ

crc la imposibilidad de âdh€.ir a.l 5 de m|to. Se realiza durante todo ron decididanente su ânino de luchar

Paro Nacional. pero si su voluniad y ei dia una .euniôn del Consejo de la en mriltipies formas. Es asi como im-

decisidn de sum{n€ el dia I I con dife- CTC, para disculir ]a nueva situacidn portanles secrores d€ trabajadores ef€cremes

acciones [. . .]

provocada â panir d€ la .esolucidn d€ ruaron paros lorales o parciaies, desrâ-

Rodolfo Seguel. presid€nle de la tos trabâjâdore, de Chuquicamara. cando especirlmente los trab ajÂd ores

cTc es invitado por los e$udiântes de Después de larsos debates, se acuerda metâlûrgicos, t€xtiles, d€ la conlrruc-

la Escuela de Derecho d€ la Univelsi- postergar el Paro Nâcio!âl y Uamar el ci6n y srdficos, todos aliliados a ta

dad de Chile (en Santiâgo) a u.a asam- 11 de nayo â Ia Primerâ Jomada aia, Coordinâdora n'acional Sindicali hubo

blea. para dar a conocer los acuerdos cionâl de Prorestâ L. . .l

también paros parciales efecruados por

de Con8.eso. En dicha asamblea invitâ Aparece el Segundo lnstructivo que trabajâdores bancarios y un 40 por

a los esludiantes a sumarsc al Paro del coûplementâ y âmpliâ el anterior. ciento de ausenrismo de trabajâdores

11 de mâyo. A partir de esra f€cha. en 7de maro. En confercncia de pren- al Plar del Empleo Nfinimo (prM) €n

Sânliago. en rnuchas escuelâs universi- sâ,la CrC anuncia que posiergâ el Paro Sanliago.

1ârias, se realizan asambleâs con pre, NacionâI, ya que la fuene presenciâ Junio a esta forma

sencia de dirig€ntes sindicaies, en I

de protesta, se

militar y Ias distintas presiones âmena, multiplicffon

que se âcuerda sùmarse al Paro

los "viandazos" (no

d€l dia

â1.

zan la seguridâd de los lrabajadores. norzaÙ

1t

l. . .l arasos y trabajo lenro

t...1

Declârân, asimismo, que se debe tûns. [. . .] rnanifesraciones

10. de ta./o. En los diferentesactos

[. . .] y declarâ-

formar ese diaen unaJomâda Nâcional ciones de âpoyo

que

I. . .l

se realizan este dia, el temâ central de Protesra [. . .]

El repudio

lo constitùye la convocaloria â Paro y

al régim€n y la voluntad

Mediânte llatnadâs telef6nicas el de luchâ dc

en casi todos ellos

los tfâbajadores y

se resuelve adherir a gobiemo p.ohibe

sus or-

a todos los medios ganizaciones

é1.

shdicales mris repres€naâ.

de comunicacidn difundir infonnâcio-

En el local de la aNrF (Asociacidn

tivar, provocd lâ

nes

âdhesidn

de las râzones dadas por

de vastos

la cTc de

s€ctores de la poblacidn

Nâcional de Enpleados Fiscales), se poslergar

que

€l Paro: se informô solo la

se sumâron

r€':nen la UDT (Unia'n

al llamâdo

Democniticâ de

de los

suspensi6n

trabajadores

[. . .]

de

Trâbâjadores), lâ crPcH (Confedera,

no eûvia-r â

9 de nalo. Se constituye el Comilé

-sr6

hijos a lar escuelas y

coreg1os

ci6n de Enpleâdos Pânicular€s de Chi' Coordinador de lâ Prim€ra Pmtesta

t. . .t

le), el !u,_ (Frente

Destac&

Llnitârio de Traba- Nâcional, el que entrega declarâci6n

[. . .llâs mûltiptes y mâsivas

prctesta! d€los uriversitâiios,

jâdoret,quie-

rcuniôn en la que estas lres priblica eo confercnciâ de prensa. Se n€s acogieron coûbativamente el lla-

organizâciones deciden ll.mar €l dia restan de pârticipar lâ UDT, el FUT y rnado de los trabâjÂdores y concertâron

I I de mayo a un "Dia de Protesta So. lâ cEPcH.

con los dirigentes de éstos (especiâl-

cial Nacional".

À la misma horê que en lâ crc se mente los de lâ CTc y la cNS que yisi

La zonal Chuquicâmatâ, que a estâ dâbâ a conocer lâ constituci6n del Co- târon las distintas s€des univeGirarial)

fecha ya habia terminâdo so negc milé. en la s€de de la aNttl-,la UDT, lâs movilizaciones estudiantiles [. . .]

ciaciôn colectiva, llama s una nuevs el IUT y la CÈPCH entregan una de- Como testimonio fehaciente de este

asamblea general para sacèr ùn acuerdo ctânciôn conjunta en tâ que, ratifican. "l I Popuiar", los rclegados de Pisagua

de adhesi6n al Paro. A ésta asisten solo do su decisi6n de impulsâr lâ Jomadâ solidârizaron con la Prolesta Nâcional,

400 de los 5,000 1râbajadores qu€ hâ- d€l 11, acusan â la cTC d€ "acluar en por medio de âyunos y hùelgas de,.fir-

38

Archivos Salvador Allende


mas câidas" Ge negaron a filmar ei horas, duraron hastâ pâsada lê media' anos y proc€diendo cc'l maltmto â de'

control diaÉo atlte Carabinerct, mien- noche. A pesar de todo ei despliegue tener a 305 personas.

rras los presos politicos (Cârcel Pllblica policiat, del bombard€o constante de Ei gobiemo medianre decreto, P1o_

y P€nitenciaria de Sântiago), haciat lâcrimôgcnas y de balacerâs contra los hibi6 lâ emisi6n de programas informâ-

también un ayùno y se neSaron a recr' nanifestanres [. . .] las fuerzai policiâdvos â RadiosCoopedivâ de Sanliago.

bir a las visitâs que les correspondia les l-ueron incapaces de conrrolâr las valpÀrâiso y Telnuc]) {. l

t...1

expiesiones de rebeli6n. Esto. â pesar 16 de mafo. El minisiro del Inle'

Los sectores proiesionâles no estu_ de la violencia represiva qu€ dejô un rior citâ â los dirigentet Hernol Flolts

vi€ron aj€nd al llamado de los trâbaja' sâldo d€ dos Inuenos,50 heridos Y ftis (ANEI), F€d€rico Mujicâ (ct?CH) Y

dor€s. En los Tribunales de Justicia' se de 2,000 derenidos a lo largo del pais Eduardo Rios {uDT) pârâ djalogâr re_

efectuaron, a distintâs horas. dos mani_ Esta sitùacidn vividâ en Sântjago se cibiéndolos a cada uno por separado.

festaciones con maJchâs v sùtn& en repetia en Aricâ, La Serena, San Anto- A l salida, Mujica declara "en €sre iiio

lâs que pârticiparon 300 abogados v nio. Concepcidn, etcétera. Incluso en inviemo hay broi€s de Primavem",

estudiantes de der€cho en cada oporlu' alsùnos barrios populares, lâ luerza mientrar Rios opina que "se ha inicia-

nidâd. Los colegios de ingemerosv me- priblica s€ desisiiô d€ seguir reprimien_ do el diâlogo".

dicos enitie.on declaracion€s en las do lâs manifectaciones snte la ineficacia El ministro del lnterior presenta re'

que senalâban que no realizârian acti de sùs acciones, lo que diô pâso a ma- querimiento contra 317 detenidor por

vidâdes gremiales ese dia Muchos cen_ nifestaciones festivas (bail€s masivos y âtentar contra h try de S€guridâd ln'

rros e institu€iones d€ profesionales se actividades sinilarct. (Chile SittLlical rerior del Estadovolcaron

a participar activamenle en iin. 17, rnayo ajumo)

De igual manera se Procede contra

las manif€staciones de prctesla La

diez dirigentes de la cTc por lâ inniga_

plotesta âfect6 tanbién â la_actividad

dèl come.cio. Atn cuando lùemn es_

/7de nalo. Hernol Flores denuncia

câsos los locaies qu€ no abrieron. lâs

lâ maniobn de1 sobiemo. que paralelâ'

ventâs cayeron viol€ntamente, cum-

mente a 1Â conversaciôn con ellos. es_

pliéndose asi el llanâdo (Â) absteneGe

taba presenlando requerimiento contra

de comp.a. dia Segûn dirigentes

los dirigentes del cobre. Protesta tâm-

del comercio

"s" detallista, las Yeûtas ca

bién, por ios violentos âl]ânamientos a

veron en alrededor del 70 por cienlo

poblàcioîes de SantiÀ8o ocurridos el

Cuando el gobiemo declaraba reite'

diâ la [...]

radamente que el lsnrado a Paro habria

18 de mat'o. El FUT, ]a UDT Y 1â

sido ùn frâcaso v que ei pais se desenvol'

CEPcH decidet reanudar el diâlogo in_

vis con plena normalided, las manitès-

terrumpido e1 dia 9 con 1a crc Prolaciones

de protesta e insuÈodinaciÔn

ponen â esra Confederâci6n constiruir

popular crecian y se multipticaban. lo Los hechos sigùientes un Conmdo Coordinador pala solida'

oue eÉ permânentemente tniolmaoo

rizâr con los dirigentes requeridos v

por ta caaenr de Radio Cooperâtivâ 12 de mayo. El gobiemo dice que el pffa definir accjones a luturo [ .]

Tal como se hâbfa Propuesto, â las Prrc Nacional hâ sido un fracâso 20 de may o. La cIc cof,\ocô a rct

20 horâs, se iniciô una sinfonia de gol Las diferentes oryanizaciones sindl- niôn ampliada de dirigenres sindicares

peieode olas Yacias ("cace.olas")' para câles dan a conocer el éxito de lâ Jor- de organizâciones nâcjonâtes e nterme"

;rotestar por el hambre' 1â cesantia. nada del dia anrerior l. l

diâs, asi cotno dingentes de esludiân-

iæ rcbajar de sâlarios, etc,rera Esie lJde r?ut,.). Distinros sectoies de 1â tes. Dobladores y coleglos profesional€s

fen6meno no s61o fue genelalûado en derecha, incluyendo a los diarios I./ psrt discutir una linea d€ soiidaddad

bârrios populares [ .] sino que tam- Mercuno y La SesundL,le dicen en edt' por los procesos segudos por el g"bier_

bién v lo qùe mtu doli6 âl sobiemo toriâl al gobiemo que no pu€de ôesco_ ;o conlra ios Jrri8entes del cobre ) los

y a1ârm6 a ltbursuesia- en losbanios nocer la masitud de 1â Proiesta v qu€ detenidos y detuir, tanbién, la foma

"altoJ'[. .]

tiene que rectificar [. . .]

de continuaci6n de la Protesra Nacio-

Las âc€iones d€ insubordinaciôn pro- Lâ empresâ esiatal coDErco (divinal. Como resultado de csto 'iltimo s€

liferâron coordinadamette en diferensi6n El Teniente)presenta mte la Corte conform6 un Conando con lâ5 organites

lugares. Movilizaciones de p.otesra de Apelacrones de R"ncâgua. uîa dezâciones asist€ntes qÙ€ mple,,1en tdrl'

se realizaron en el centro de Sântiâgo, manda de iîiabÙdad ! desafuero Por lâ Segundâ Protesta Nacional. /Cà,?e

con la concurrenciâ de varios miles de tres aios æntrâ cuêtro dirigentes de Sinli.ûl nûn. 17, mâYo ajunio)

mânifestantes que tuvieron fuertes en_ esa zonal, entre los cuales 9€ encuentra El ministro sumariante Hemân Ce_

frentamientos con los orSanismos de Rodolfo Seguel, presidente de 1â Con- recedâ 8ravo, encârg6 r€os a Rodolfo

sesuridad- Se multiplicâbân las barrica' federaci6n [. . .]

Seguel, presid€nte de lâ cTc y â los 'li

, t. . .l lâ puesta de "miguelitos" 14 de nayo. Enlà ûadtusad^ L . I risentes del seclorJosé Pérez, Roberto

clavos €sp€ciales qu€ renentan neuma_ efecrivos de lnvesrigaciones v Ca.abi Carvâjal y Manuel Rodrisuez, como

ticos)r tacos de Y€hiculos v bocinazosi neros, apoyados por fuerzas miiilaæs autores de infrÂcci6n a la l,e!' de S€su-

marchas y maiùfestâcionesi cortes de efectûan violentos allanâmientos en tres ridâd del Eslado. Posteriormente el

lùz (2 I :30 horâs).

poblâciones periféricas, La Vicloda' magistado les otoryo la libenad bajo

Mu€has de estâs tihimas iniciârivas, Joao Goulân y Lâ Castrinâ, .req,/edn_ {irnza nominâl de mil pesos pÂra câda

que s€ iniciaron alÉdedoi de lat 20 .lo â todos los hombres Irlavores de 14 uno, decretada de olicio. i/tl,ltelcur'o,

39

Archivos Salvador Allende


Edicidn InlemacionâI, semanâ del 2l

al :7 Ce 'nayo).

Hacia lâ seSunda protesta

Qued6 oficialm€nt€ constituido el Co.

nando Nacionâl de los TrabÂjâdores.

inlegrado por 25 miembms represen,

tantes .le cinco organizâciones gremia,

les de c',ipulâ d€ diveBas:irear laborales

del pais. Su priner acùerdo fue aprobar

un nuevo novimiento de protesta por

cuanto "no hubo respuestâ adeclada

del gobierno a las aspi{aciones de los

Hâsta la semanâ pa.ada, dicho Comando

no se habia constituido oficnilmente

pese a âctulJ pÉblicam€nt8

cono tal porque dirigentes de la

uDT, el FUT v lâ ANEF, por ejemplo.

manil€staron sù discrepancia en torno

â aparecer avalando decisiones que no

se habr-an tonado entre los diriSentes

d€ todos los orgajrismos que âparecian

pÛblicamente como forrnadoæs,

[ . .] emjtieron unâ declanciôn pû.

blica en la que llaman a ia protestâ y

seflaian qù€ "este Comânda se ha formâdo

por lâs €inco mânmar orgalizaciones

de los trâbajador€s como son:

Confedencibn de Trrbajadores del

Cobrei Uni6n Democrâlica de Trabajâdore!;

Coordinadora Nactonâl Sindicaj;

Confederacj6n de Ernpleados Particu.

lares de Chilei y el Fr,"nle Llnitârio de

Trabêjadorès

El Comando estâ prsidido por Rodolfo

Seguel. \El Mercuri.', ediciôit

Intemacional. semana dôl 28 de mayo

al3 de junio).

El Cotnando I. . .l pùso fechâ a Ia

"s€gunda protesta nacioûâl pâcifica":

martes 14 de junio. (to-v nrirn. 306,

semana del 10. al7 dejunio).

Podlech apareci6 sorpresivarnente

en l s€de de la Confederaci6n de Tra'

bajâdores del Cobre [ . .] P;'!.i hablar

con el pæsidente Rodolfo S.;,rcl. Y le

comunic6 que vertâ Â sunars€ âl Comândo

Nacional de Trabajadores y qùe

yx en el surse estaban organizando para

la '\€gunda coo alarma como nos ap.oximamos a

pâlos âgigsntados a ùn desabâstecimiento

nâcionâl y a ùn hirmbæ que

nosotrcs no quercnos pârâ el pueblo."

fflay nûm. 307, senânâ d€l 8 âl 14 de

El general (r) Gustavo L-eigfi dio su

respaldo al Conando Nacional de Trabajadores,

formado por cinæ srandes

agrupaciones labora.les, y Â{irm6 que,

€omo ciudadano, paniciparâ activament€

en lajomâda de protesta {. . .l

(El Mercuno, Edicidn lntemacional,

s€mânâ del4 â1 l0 dejunio).

El Comândo Nacionâl de Trabajadores

llÂm6 hoy â sus âliliâdos, estu.

diântes y aoras de casa, en un clima de

tensi6n creciente, â prolestar mriiana

pâcificâmente paÉ reclamar cambios

sociales y €coftSmicos al gobiemo militar,

) fundamertalmenle parâ que

pmtesta nâcional" del 14

de junio [. . .]

Enketanto, la convocatoria a una

"seglnda proterta" s€guiâ r€cibiendo

la adhesi6n de organismos gæmiâl€s,

social€s, estudiantiles y sindicales [. . .l

[. . .] habl6 CadosPodlech y explicô

que lo! producior€s de t.i8o. y los agricultor€s

en geneml, "también somos

rrabâjadores y lambién estafios cesantes

porque las dificultâdes para produck

son enormes. Hoy estamos viendo

'te

r€stablezcâ lâ democracia".

Rodolfo Segùel. presidente del Comardo,

aÈrm6 que se reatizânin rnâr

protesl.s y 'todâs

el gobiemo no permitnâ qu€ se produzcan

nuevos hechos cono los registrÂdos

el martes pâsado en la denominada

"jomada nacional de protestâ",

por comprometer el od€n pûblico ! lâ

tranquilidad del pars [. . .]

Ë1 secretario de Estado reconocid

que, en cuarlo â la violencia calejera,

la proresta del nartes fue mds grave

que la efectuadael parado 11 de mayo.

lEl Melcurio. Edici6n lntemacional,

sernanâ del 11 ât l7 dejunio).

Paro por pdsiôn de Seguel

las qu€ seân nec€sâ.

riar hastâ t€n€r respuestâs positivai del

Bobiemo" [- . .l (Excelsiot, 14 àe j|.

nlo)

El 14 dejunio

l.a Confederaci6n d€ Trabâjâdo.es del

Cobre de Chile (crc) [arn6 hoy (15

de junio) a lo3 min€ros a paralizar sus

labores este viem€s, como reacci6n por

et encarcelamiento de su mÉximolider.

Rodolfo Seguel.

El siûdicalista ingres6 a la crirc€l pû.

blica de Santiaso luego que el gobiemo

miiitar le inici6 un proceso por hâber

encabezado Ia segundâ jomada de prc'

testa nâcional que se cumpli6 el manes

y que desemboco en vlolentas manifestâcrones.

con dos muertos y con îr'is

de 600 delenidos.

l.as mris imponÂntes ciudad€s del par-s

lun sido hoy sacudidas por el auseniismo

escolâr, protes.as ca ejens exigiendo

"d€mo€ncia âhora", y tâmbién

aaentâdos crplosivos a lineâs fén€âs y

cent.os generadores de eleclricidad.

Arin cuando no se conoce lâ magnilud

de elas, hay cons€nso aqui en senalar

que lâs manifèstaciones, cudquiera seâ

El paro fue anunciado por el vicepresidente

de la poderos" or8ânizaciôn,

Hugo Estivalesl...l

Sin embargo. enla mina de El Salvâ'

dor, 800 kildmetros al norte d€ Sanriago,

la p:trâ]izâciôn comenzatâ fianaf,a

jueves, después que la empresâ €ststal

nolificd hoy el despido de 23 trabajadores.

3egin se indicd .

su signo, expresan un ânimo y una voluntad

no vistaântesen los manifestantes.

Prâclicamente por horas se han su.

cedido lâs prolestas y bien se podria

senalar qu€ el diâ 14 ha sido un dia d€

incid€ntes I. . .l

Los 3l relegados que se €ncuentran

en l. desolada caleta p€squera cùil€na

d€ Pisagua, entregÂron hoy 3u âdhesidn

â la segundâ jomâda de protestâ I. . .l

(Et Dit, rs de juî1o).

Durânte el dia, S€gusl y los di.igen'

tes de las entidades d€l Comando Nacional

de Tnbsjsdorcs rccibieron y

diemn entrevistâs a numerosos periodistâs

€xtranjeros, esp€cialmente de

EE rJU (...)

En la noch€, el comândo de Rodolfo

Seguel entregô el ûltimo infoine de

lâ "pmtesta" €n el pais, iesâltando que

"fùe todo un éxito a nivel nacionai"

{...1

El ministro d€l lnterior, Enrique

Montero, fu€ enfrtico en sendâI que

Lâ decisiôn de palâr las faenâs puso

en marcha un acuerdo que los mineros

hêbran âprobado [. .] en el sentido de

reaccionar d€ este modo si el gobierno

apli€aba.epresalias contm los dirigentes

de la ConfedeÉcidn.

Lâ ânùnciâda pâralizâci6n se reali.

zârt âl margen de las leyes vig€ntes, que

prohiben este tipo de accion€s en las

minas de El Salvador, Chuquicamata,

El Teni€nte y Andina, considerâdâs

como centros de producsiiin estrÂtégicos.

/tl D'i!, 16 dejunio).

El Dopartamento de Estado expres6

hoy su esperanza de qu€ los der€chos

civiles del encarcelado lider sindicalisla

chileno Rodolfo Seguel sean .espetados,

aunqu€ no criticô a ta Juntâ Militâr

[. .] el vocero John Hughes dijo:

"se puede esper.r que el senor Rodolfo

Seguel y otros didgentes d€mocrâticos

pudan expresar sùs preocùpâcioncs

tanto econ6micâs como politicai'I. . .l

40

Archivos Salvador Allende


"Estamos viviendo hoûs tensas",

dûo Hugo Estivales, presid ente inte rino

de la Conf€deracidn del Cobr€, al afir.

mâI que lâ huekâ de 24 horâs en lâ divisidn

El Salvador, habia cornenzado

"Lâm€ntamos no ser escuchados

por la! autoridâd€s- En eslos momentos,

los tlabâj ador€s esttn sob repasando

a los dirigentes sindicales, pues piden

defmiciones mds nipidas sobr€ la situa.

citn que estâmos viiiendo." (El Mer

curio, Ediciôn Inlemacional, semana

del ll al l7 dejunio).

Los obreros de las grandes minas

cupriferâs de El Teniente y Andina, y

cientor de estudiantes univenitarios, se

sumaron hoy (17 de junio) a i hu€lga

iniciâda ayer por los irabajadores del

yrcimi€nto El salvador [. . .]

Hugo Estivales. quien aluniô interinamente

la presidencia de la CTC, informô

hoy quc el paro de los ûineros

ec 'un éxito" (. . .) Coment6 que si

bien €n El Selvador 1a hu€lsa s€ propuso

de ûnicamente por 24 horæ, ésta fue

decla-rada hoy indefiîida y s€ esp€ra

que en lo9 restaites cenrros mineros

suceds lo mismo/Unorajslro, 18 de

jùnio).

En un informe sobre ia sitûarién

lsborâl, el mris reciente entregado por

la cTc, se desglosa el nlimem d€ des.

p€didos. indictndoæ que 900 colfssponden

a El Salvador, mil a Andina y

El desafio que asumir d€ algunos s€ctorcs que quiôÊn apmvechar

esta agitaci6n y ascenso en la

" [. . .] Un andlisis rectilineo de lo su- movilizâciô.t para instrumentar opcedido

el "11 populâr" puede llevar a ciones y estrategas politicas que no

pensar que las masas actûan bajo un apuntân a la consecuci6. de los inte.

instinto d€ espontaneismo, sin un reses de la êlase trabâjadorâ.

denot€rc claro donde apuntar: rin El éxito de la jomâda de proteslâ

embaryo, las formas de acciôn prc. nacional es un hecho inobjetable que

senciadas, 1os grâdos de ùnidâd qu€ nadie puede desconocer ni nadie pue.

se manifiesta en muchos y diversos de reclamar para si. puesto que han

lugares. nos dân la pauta qùe evjste sido el pueblo y sus organizaciones

en ei pueblo una conciencia pojitica los protagonistâs, como bien lo ea-

que se identiûca con los postulados presô el presidenre de lâ crc, en

que hisl6ricarnente ha levantado la conlèrenciâ de prensâ. Desde esta

clâs€ obrera y los sectores populares, penpectiva, to que se cotoca en et

Los hechos recién acêecidos nos tap€re de lâ discusidn y anilisis es ei

compruebân que existe en diveAos sentido y proyecciôn del carnbio qû€

niveles politicos e intereses de clas€, se presertâ cômo factible en el esæ-

un movimi€nto sociâl vivo, y no sôlo nario polrtico chleno [. . .]

posible. que busca de unà nanera u E1 moviniento sindical puede asu-

olrr €xpregar gus demandÂs y reivinûir un rol de interlocuciôn y repæ'

dicaciones. S€ trice necesario de in- sentaciôn de lâs dernÂndâs de los lrâmedialo

pensar y âctuar pêrâ resolver bajadores y sectores populares ante

el c6mo y cuâles van a ser las fonnas el Eltado y otras fuerzas polfticas y

or8inicas que puedan orientar y po. sociâles; sin embargo, elo exige resolver

con urgencia los problemas de

Este desaflo 1() tienen que âsumir debilidâd orgânicâ y de conducciôn

tânto las organizaciones polrtical que potencien la unidad activa del

como lâs oBalizaciones sindicales y movimiento sindicâl en estr€châ a1iân-

populares, en 1â b'isqueda de unâ r€arzâ con lâs d€mâs organizâciones poticulâciôn

eficiente de este rnoeimien'

to de masas. Pero hâbrâ que tener Es esta perspectiva la que se ha

sumo cuidado en no coertar esta op- manifesrado abiertanenre con la mociôn

real de organizar al pueblo travilizâci6n d€ protestâ nacional d€l

tândo de cont.olar burocniticamente 'll popular'."

rnii 40O a El Tenieite. Lâ causê de 1as

cesantias ha sido la hu€lga ind€finida

en 1â primerâ mina, y p{)r 24 horas en

Tâl situaci6n pûede presentarse efl

el câmpo sindical por las maniobras

(Editorial de (hile Situlical nnm.

17, mayo ajunio de 1983.).

los otros dos yâcimientos cupriferos

t...1

Dirig€ntes del transporte terrestre

de Chile entr€garon también una d€clârâci6n

de apoyo y solidaridad con los

nÉrctos del cobrc . ( Unom^uno, 20 de

girâ de lÀs 2atas 5:30 horæ de los dias

hdbiles.

Fuentes laborales, por su pârte afir.

mâron que el preridente interino de la

Confed€râcidn de Trabajadores del

Cobre (cTc), flugo Estivales, y otros

cuatro yacimientos cupriferos, lo que

hâ deterninado "la paci{icâciôn del

tenso âmbiente que existia en los cen.

tros mineros del pars".

Le Corporaci6n del CobrE, aiimisno

senald que estâdispuestaa reconsiderâr

chuquicârnêtâ [. . .l Ëste c€ntrc cuprero

y la ciudad de Tocopilla tuelon

declarados bajo control miiitar. 1É'l

Me ftano, Ediciôn lr]lemlcional, !emamdel

l8 al24 d€ junio).

nueve dfig€ntes chileros de er€ seclor

fueron detenidos en esta capital, por

su responsabilidâd €n las huelgas que

desde el jueves paralizâron los Srandes

yacimientos [. . .]

Entretanto. en unâ nuevr quer€lla

1â siluaci6n de los trâbajadores desp€.

dido, en los tres yacimientos donde se

han realizado paros, tras âfirmâr que la

produccidn en los minerales se normânzô

hoy . ( Unorui$nq 2t de j]uJ.'ro).

En Rancaguâ, la €mpæsa habia re-

el encarcelado lider sindical Rodolfo pârtido unos cinco mil formularios para

Huelga...ydiôlogo Seguel fue declar.do reo por segunda

vez, tms encabezar ]a segunda jomada

gente ilteresada en €ncontrar empleo.

El objetivo era reemplazar a los que

El Cornando NâcionÀl de TrâbajÂdores de proresta nacionâl realizâdâ €l martes

(cNr) y el Consejo Nacional Sup€rior y en Ia cuâl se reSistnmn violentos in-

del Transporte T€restre (cNsrr) acorcidentes quê culninaron colr cinco

paralln. (Hoy nûm. 309, s€mana del

22 al 28 de junio).

'Nuestra demanda bdsicâ slgue sien"

daron hoy reâhzâi el proximo .iueveg

una huelg3, al tiempo que el gobiemo

infoûn6 qu€ lrs fu€rzæ armadâs y lâ

policia iniciaron esta madrugâda un

nuertos y mâs de 1,350 detenidos

t...1

Sêgrjn fuent€s oficiales, €sta mafrala

fue iniciado un di{logo entre dirigentes

do el r€stablecimierto de la democrâ"

ciâ", senalô, en conferÊnciâ de prensâ,

el s€cretario general de la ConfederÂci6n

de Trabâjadores del Cobr€ (crc),

estricto coûtrcl d€ vehicùlos que re- sindicÂl€s y autoridades estatales de los Robeno Cawajal.

4l

Archivos Salvador Allende


"Lâ ConfeCerâcidn quiere senâlar Lâ primera huelga rÀcional en con_ lnterprovinciales e Intemacioûales

que la cârcel para nuestro president€, tra del gobiemo del general Àugusto (FNBn).

Rodolfo S€guel, los despidos mastuos Pinochet se realiz6 hov (23 dejunio) Al documento âdhirieron adefl.is

de trabâjâdores, ladeclâmci6n de zona en "forma exilosâ", manifettô el diri. los rnrnmos dirigentes d€l cNT, me_

bajo controi nilitar, la represi6n y el Sente del Consejo NacionÂl Supenor diânle la firma de los represenlântes de

arnedrantamiento, es la r€spuesta que del Trânsporte. Adolfo Ouinteros. Por la Confederaci6n de Tmbajâdores del

el gobiemo ha entregadoa las l€gitiinas sù pÂne, el pr€siden|e de la Coordina' Cobre {cTc),la Uniôn D€mocrâtica de

demândas de los trâbajadoæs." dora Nacional Sindical, Miguel Ve8â, Trabajadorcs (uDT) y 1âConfedenciôn

"Lar arengN y las âmenazæ en nada expres6 que âdemâs d€ los mineros, de Trabâjâdores PÂdicùlares de Chile

solucionan los pfoblemas reales que paralizaron sus laboles 80 por ciento (c9PCIt ).

nos afectan de falta de pan, de tfabajo de los camioneros, T0 por ciento de los En tanto, el EPiscopado ÂdviniÔ

y de lib€rtâd sindical y ciudadana", in- u.livenitarios y 50 por ciento de los que "Chile vive uû estâdo de violencia

dic6.

obreros indutnales I. . .l

lâlente qùe sdto puede s€r superado

El ninistro de la Corte de AP€lâùo- A sù vez, los estudiantes ùniversita' por el didlo8o enlre los g

nes E rén Araya orden6 la .€clusi6n. nos clilenos reslizaron paros, asâm- e1lcuentrm en paJo y el gooremo

en libre plâtica, del presidente subrobleâs y rnanifestâciones €n diferentes En una reunién destinada a ÂnâLizar

ganle de la Confederaci6n d€ Trâbaja- recintos educativos del pais, mientras la siiuacidn politicâ chilena. el Episcodores

del Cobr€, Hugo Estivales. y de qùe un nûmero no determinado d€ pâdo abogô ademâs por el derecho a

otros cinco dirigentes de ese sector. presos politicos iniciaron en la câIcel disentir "y por el tâmino de la c€nsuû

El Ministerio del lnterior pidiô, me' pûblicâ de estâ capitâl ùna huelga de de prensa que estÂbl€ci6 el gobiemo

diante la ampliaci6n de un requerimien- hârnbre. en respaldo al rnovimiento rnilital' [. . .]

to pres€nrâdo ante los Tribunales. que s€neral I. . .l

El obispo âu.dliar d€ Sântiâgo, Ma'

seân detenidos, procesados, encârgados Quinterc afinn6 qùe lâ huelsa gene- nuel Câmilo Viât, expres6 qu€ esta ma-

reos y condenados por infracci6n a la râl indeûnida [. . .] proseguitd hasla 10- nana visitô al presidente de la cTc,

Ley de Seglridad del Estado, los dirn Srar el restablecimienro de ladenocra_ Rodoilo Seguel, en pÉsiôn, Para ma'

qentès sremiales Eduardo Rios. Anro_ cia en el pâis,la liberacidn de todo3 los nif€starle la "adhesiôn €spiritual de la

;io Mi;izâ, Hemol Flores, Fededco dirjgenles sindicales detenidos pof el Iglesia cat6licâ". (Unomtisuno, 25 de

Muiicâ v Jùan Attinâo. Asimismo, so_ gobiemo y un cambio radical en Ia

junio)

liciiô isual determinaci6n de laJusticia conduccidn de Chile. /Ùt,omàsuno. 11 El gobiemo del general Augusto Pi

en contra del €x s€nâdor Jorge Lavan' de junio).

nociet rechazo hoy las exiEen€iai del

dero. En todos los câsos. en opiniôn de

Consejo Nacional Superior del Trâns-

Lâ Asociaci6n Nâcional de lâ Prensa

lâ Secretâria de Estado, se hâbria lnporte

(cNsr), pero acepr6 un didlogo

(aNP), que agupâ a los propietarios

frinqido el articulo ll, inciso 2o. de la

pùa estudiar los prcblelnâs sociâles y

de diârios y revistâs de Chile, expres6

citâaâ ley, que se refiere â incitaci6n a

econdmicos de c h gteïno. (Unomtic'

hoy su protesla por lâs resrricciones

la pâralizacidn de acitvidâdes naciona'

!,ro, 26 dejunio).

impuestas por cl gobiemo a 1â informa-

La Confederacién de Duefros de

lesl..J

ci6n sobre el movimienlo huelguistica

Èl abosado del Miûislerio del l t€-

Câmiones de Chile (cNDcc) y la

rior. dio cuenta Âdemâs dela deienciôn t...1

Confedemcjdn de Propietarios de Taxis

del presidente de la Confederaci6n de Las organizaciones convocanl€s al (cPr) decidieron hoy poner fin a la

Duenos de Câmiones, Àdolfo

paro nâcional dieron a conocei una deQuinr€-

huelga indeiinidâ que mantenian desde

claracidn en la qu€ reclaman la anularos

solo.

hâce cuatro diâs con el objetivo de ini

L . I (el) Presdente de lâConf€deci6n por plrte del gobiemo de todar ciar un "diilogo" con el gobiemo Y

nÀn d; Dueios deCamionesde Chile las accionesj udiciales empr€ndidÂs con- evitar asi "situâciones de contionta"

fue encargado reo por el Juez Cartog rra los dirigent€s gremiales, la ieadmi- ci6n" advertidas por el Êpiscopado

C€rda. qui€n, de innedirto, le concesi6n inmediata de todos tos trâbajadodiô

la libertâd bâjo fianzâ de 800 pesos res despedidos y €l restablecimietlo de En un comunicêdo los transportistrs

En libertad bajo fianza de 5800,

la libenad de informaciôn.

subrayân su "solid.ridâd con los diriconcedida

de oficio por €l ju€z Caflos Otra! de la! reivindicâciones son ia 8€ntes detenidos o sometidos â proce-

Cerda, s€ encuentra el presidente de revisién de las politica! educâcionales so, y con los trabâjadores despedidos a

la ANEF, H€mol Flores, quien fue €n_ qu€ impliqùen lâ panicipacidt de los consecuenciâ de lasiornadâs de protes-

careado reo a raiz de un requ€rimienlo estudianles y profesores, asi como el t^ y ^rcl}A" . ( Unomdsuno, 27 de j unio)

int;rpuesto por el Minht€rio del lnte' compromiso del gobiemo de terminar

rior por infracciones a 1a L€v de Segu- con cuâlquier intento de paralelismo

Hacia

ridad del Estâdo.

gremial y el establecimiento de un

lâ tercera protestâ

El minislro Cerdâ inlerrogdtanbién calendario para el restabl€cimiento de

al presid€nte de la CEPCH Federico

El presidenle de la Confederaci6n de

Mujica. a quien delô en libertad "por La d€c1ânci6n, hecha ptiblica por el TrabajÂdores d€l Cobre (crc) Rodolfo

ahorâ", suFdéndole, sin embargo, que cNsTT, lleva iambién las firmas d€ los S€gu€l, descand hoy desde la cÉrcel el

permârezca en santiago por si debe principÂies emprcsarios de canùones diélogo con et gobiemo, propuesto âyer

;omoârecer nuevamente ant€ el Tribu' del pais,la Federêcidn de Taxistâs (F1), por 1a lglesia al concluir el paro nâcio_

nal. Et Me/cuno, Edici6n lntemâcio' la Fed€raci6n de Du€fros de Taxibuses nâl de los lransportistat. Mientræ, el

nal. semana del 18 al 24 de junio). y Ia Fed€raci6n Nacional de Buses general Àugusto Pinochet âdvirtiô que

Archivos Salvador Allende


no tolerad nuevas j omadas de protesta

col].tra su éeimen. ( Unomàs t1o,28 de

junio).

Una nueva jornada de protesta nâcional

palâ el pr6xino 12 de julio fue

anunciada hoy porfuenres democristianâs,

socialdem6c.âtâs y sindicales [. . .]

Al respecto el presidente inîerino

de 1a cTc. Carlos Ogalde. quien sustituye

en sus funciones â Rodolfo S€guel,

hastâ hoy encarcelado por el régimen

militâr, âfirû6 que si hay una tercera

jomadâ d€ protesta el prdximo 12 de

julio "nosotros también vâmos a su-

Ogalde se reunid con algunos de los

mâximos dirigenres d€ la cTc que to.

daviâ Sozan de su libenad,rcunidn tràs

la que en un documento los mineros

exigieron la reinstalacidn de los trâbâjâdores

despedidos, €l desestimiento

del gobiemo de tâs âccionesjudiciales,

y d€nunciaron que la mina El Sâlvador

estâ bajo conlrol militâr. Repudiaion

âsimismo una orden gùbemâmentnl a

los bancos para inmovilizâr fondos sirdical€s

[. . .]

Miertras tanto el dirigente sindical

pro gobiernista y consejerc de Èstado

Guiilenno Medina, propuso hoy la firma

de un i'pacto CONVERG€NCIA nûû.9, jdio de 1983

El premio

Nobel de la paz

Carlos Villalobos

Todos los anor, en el mes de octubrc, han sido mencionados en 1a prensa de

se d€si8na el premio Nobel de la pazjla Noruegâ el rey de Espanâ, Juân Carlos

elecci6n la hace unacomisiôn de sabios l, el lider sindicâl chileno Clo rario Blest

dependientes del parlamenro noruego. Riffo , e1 obispo de Sud Alricâ Desnond

S€gùn e] gran escritor latinoamericanoTuru,

e] sindicalista polaco Lech Wal€-

Gâbriel Garciâ Mârqu€z, justâmente sa, lâs madres de la Plaza Mayo. el

premiado el ano pæado, los miembrcs comité de derechos humanos de EI

dei jurndo, ya sea la Acad€mia Sueca Salvâdor. la comisi6n Brandt y el pri-

(que otorgâ los Nobel de literaturat fimer ministro de Zimbabwe. Robert

srca: y quimica y nedicina.) o los res- MuSabe.

ponsables noruegos (â quienes sdlo les PaJâ âlgunos chtenos que dùrete

correlponde otorgar el Nobel de la estos cuairo aios hemos apoyâdo lâ

paz), se reunen €n el mes de mayo y candidatura del companero Clotârio

hacen una primera ndminâ, en sep- Blesl, ha sido unâ nùevâ experienciâ de

tiembre lâ ampiiân o bonan atgunos lucha. Sabemos que es un poco dificil

nombres, en octubrc sâle humo blanco que se designe a don Clotario, pero no

y se dâ a conocer el ganador. En el imposible. ya que hace cùâtm ânos. o

câso del Nobelfomiteeu noruego, su s€a la pÉnera vez quc fue presenrado,

veredicto es muchâi veces resistido. estuvo muy cercâ de la d€signaciô.r: su

Por ejemplo, cuando se diô el galaddn nombrc se barajô con insistencia,junto

social" entre trabaja- .1 guenerista secretario de Estado de al del obispo Don Helder Ctmâra y el

dores y sus r€spectivd minisl€riost EEUU Henry Kissinger, el pueblo no- de Péi€z Esquivel (quién ilevaba tres

plàn que de-ntro de los marcos consti. ruego 1o otorgo al obispo Don Helder ânos de postulacidn). llemosencontrâ-

tucionales y laborâles involucran tânto Cârnaia. También fue muy resistidâ 1a do acogida en algunos circulos de la

a los empresarios y trabajâdores como designâciôn de Mendj€m Beguin. En izquierda chilenÂ, pemlambién ia mez-

al gobiemo. "Tenemos que buscâr no 1981 æ le conc€diô ai âito comisionâ, quindâd y el sectarismo de inieleciuales

soluciones de pârche, sino definitivas", do para los refugiados de la oNU y y politicos ex parlamenlarios de la Up.

dijo Medina t. . .l

tampoco 1e

El ju€z

aglad6 a la cla!€ politica y A través de esras lineâs, hago un llama,

ciYil que lleva adelânte un al pueblo noruego, que desde hace do fratemal a los ex pârlanentarios,

proc€so por requerimiento oficiâl de- ânos esperaban que el premio recayera intelectuales. periodistâs, di.igenles

cret6 la lib€rtad bajo fianza de Hugo en la diplomâticâ sueca Alva Myrdal. sindicâles y en genenl â todos

Estival€s. vicepresidente

los corn-

de la agrupa- €xp€4a en desarme, lùchadora d€ la paneros d€l exilio chileno y latinoameci6n

sindical de los mineros del cobre, p^2. Muy bienrecibidas fueron en cam-

y

ricâno, pala que respalden la

sus colegas de lâ directiva Raril Mon.

candida.

bio las distinciones del pastor Martrn lura ai premio Nobei

tecinos y Roberto Gtjtr,rla. (honAsde

lâ paz dei

Lu.her King y de dbert Schweilzer; companero Clotario Blest;

,no, 29 dejunio.

aque saquen

también Ia de 1â nadre Teresa y la del acuerdos de orgânismosi

Sergio Barrisa, diriSente del sindi-

â que envien

lid€r alemdn Willy Brândt; y con sirn.

cato de trabqiadores del yacimiento

comunicaciones al Nobel*oniteen àe

pâliâ por América lâtina la d€ Pérez

cuprifero de E1

Oslo 2, NorSe; a que escribân

Salvador, fue encarce-

art icuios

Esquivel, asi como 1â mts rcciente del de prensa; ya que su posiùlacidn va

lado ayer I . . .l sesrjn informâron fùen-

en

mexicano Alfonso Gârciâ Robles (en bien de la solidâridêd con nuestro

tes de la Confedencidn

su-

de Trabajado- conjunto con l sefrora Myrdal). frido pueblo clileno. Al âpoyar a Clo.

res d€l Cobre.

Ademâ, otros ocho sindicâlistas Desde hace muchos anos es postda- tario Blest no se estâ respaldando sus

fuercn encarcelados bâjo lâ acusâci6n do el presidenie de Finlandia, Urho pbnteamientos o sus creencias p€I!o-

de ser "comunistas" a raiz de las re- Kaleva Kekl(onen, una p€rsonalidad mles;se estâ apoyando y reconociendo

ci€ntes manifertaciones de prot€stâ y democrâtic que ha dado pruebat de unâ noble €ntr€ga en favor de los trâ-

de lÂs hu€lgâs efeciuâdas [. . .]

pa€iiista. Kekkonen desenp€n6 dubaiadores, se respalda âl movimiento

Pâralelamente los câmioneros inirurte 25 anos la presidencia de su pais, obrero en su conjunto y se esti denunciaron

hoy un didlogo "cordial" con las y dej6 recientemente el carSo por mzo' ciÂndo la opresidn que sufre nuestio

pueblo,

autoridades gubemamentales, segun nes de sâlud.

sin libertades prlblicas, sin paz.

Entonc€s, ahora milmo, manos a la

Adolfo Qùinteros, presidente del gle. También en los ûltimos cuatro âaos obrâ. 6

mia. (Excetsiot, 10. dejulio). @

43

Archivos Salvador Allende


CONVERGENCIA nûd.9. j ulio de 1981

Actualidad nacional

Del 11 al 14: la coYuntura

politica

Taller de anâisis Politico

I.lellldemâvofueerprcsivoileuncambioimportanteenlacorrelaciôndefuerzassocialesyp

!i irrit"-pr""".. ài' a"tgasti de un regirnen que tratô de ba.ar toda su juslificaciôn en un suPuesto "milagrc

econôLico", provocô ui progresivo descontento que llegô a manifestarse-en opo-sici6n movilizâda.

Y es ciertà, asi se diô.^NJcorresponde âqui r€visar al itinerario que fue desde el miedo â la apÂtia' de la

apatia ol descontento y del desconùnto â la oposiciôn. Pero si hay que-estar atento pârâ analizar en qué

cànsiste actualmente e;ta oposiciôn y cuâ es str conducta esperable. No hay que olvidar que hace dns âfros

esa oposiciôn era casi invisiLb y que el régimen aparecia tan s6lido como lâs piedras (reâles y simbôlicas)

que --in hoy se le lanzan,

r.ntido, l" protesta del 14 ale junio tiene' ademds de la importância qÙe por sf misma impone' la

ale constituir "'.i" un hecho claro que permite evaluâr el carâctet de esta oposici6n'

Ahorabien,eldia14fueprogramadoprlicticamentecomoulrar€Peticiônamp|iâdadelaprotesta

I l. Y, aproximadamente, s€ realizô de acuerdo a esâs expectivas.

Enlaprofestâanterior,setuvoquer€currirâdesacostrtmbradosesfuerzosdeima8inaci6nparai

formâs d; pûtesta o reâctualizat aniiSuas experienciâs, en sù tiempo ori€inale-s; no mândar los niios al cole-

,io. no coÀorar. no tomar locomociôn cobadva, no asistir a los comedores de la empr€sa y tocâr cacerolas

in i" no"h". de otras complicâciones diffciles de aprender' En cambio' en la segunda protesta todo

fue rnâ6 "a"-e. sinple. hâbia pmcticamenle una sola indicaciôn: hacer lo mismo que el I I dejÙnio'

cârâcler violento qùe gupuestamefi€

tuvo la protesta. Sin embargo. los 3€c_

tores de oposici6n no puedeû desentenderse

del arunto y se paseaû preo_

cupados con ùn pâquete de preguntâs:

rhubo violencia el 14 de junio? iy qué

;s violencia') ,:a quién beneficia? ide

dônde es': (;a qùé dedica el tiempo

libre?).

Lo ciedo €s que. Pese a quien Pese.

las manifestaciones mâs de 'resistencia

Se hizo lo nismo qu€ el ll. pero no 3€ ta, ellas convocâro n y ellas movilizaron'

rratô s6lo de ùna r€petici6n, sino que Pero también hâv un aho grado de es'

i" pÀi*u a*-O r* e in- pontaneisnro en cuanlo a que ia masifi'

t€;sidad mùchisnno mavorcs.[sto "xtcnsi6n trae cacidn de la proresrê !610 se exptrcâ

n€cesâriâmcnte um tùeva €valuaciôn por la extensâ participâcidn de sujetos

de los acontecinienbs que ha de inci_ ajenos â esas organizactones-

Ji' en lâs accionet fu- La prorena del l'{ de Junio.manruturâs

".."*'i".*,. delsrbiemo y la oposiciôn \o la ttgencia del prublema relâlrvo.a

La oro-tesra del I I de mâ)o puso en la capacdad dc dileccron qurl pueoa

.r'Àii,'i .i .,x" .re e'ponranelsmo e\istir sobre tal movtliÆci6n Fs creno

en relacdn a ia capacrdad de drreccrôn qu€ aumenré el Pâpel de las orgâru1a

pasiva" tienden a ser menos considera'

ou. ex$tra en ei movimienlo social cionet dcl movimienlo socral sno'cru'

das en los anâlisis El 14 aum€ntaron

J*'iioi Àrsrno'.l,ue"'u-n pobldcional v e"tudiantil los que.se

"t.'pon-

bastânle lâs expresiones d€ este tipo:

;;;;;. ;,";-;;"r';'"n et papet ae prepararon meror pdra Ia prore'r' Pe'

fue nayor el aûentismo escolar..el

i* .,e;?""-" sociates v

comercio registro menores ventas y las

calles se vieron notoriamente lrrlis va'

cias que eldia t i. Pero todos estos hechos

son una esp€cie de preparatoria

de los olros, que aparecen mucno mat

contundentes. Tal es el caso de las ma_

nifeslâciones €sludiandles en el dia v

las fogaras y cacerolazos noctulnos

Lo antenor no es e\ttano Despuas

de todo, si un tipo se Pâs€â vestdo

como Gandhi no va a juntff mât gente

que loc Hara Krislma Es hario diftcil

introducù nuelos estilôs en el tradicio'

poirrrcal 'o,tambrdn aunenrd lâ panrcipaci6n

"n fu i.alruciona" ru ptot.,r" Loti"t del esponldneo fn consecuencia

,no

i" o* a"tti*tos estân pre_ se sabe si ha de primar el esponuners'

"t ".t"t *"r"rtit v mo o si es posible dal conducci6n â €ste

".iJt]t"- Ëiii*' r"".-i "rg*.l"i"..' a. t" p.o";' tipo de movilizâci6n sociar.

"r "*r""

El tradicional derecho

D TaUer dc anûGn poliii.o. ùonltituido en

Srn aÊo d. Ch c pur un crupo dr.ienrin

cos dide\. pubh(r rtô.d. d? Co',r/,ra Pero lâ protesla del 14 de junio no

Pol'in!, a.riliis ntnsùâl dd aconÈccr n+ s6lo mantuvo en discusiôn ese t€ma'

.iônd bâsado en inaorûd.iôn publica que sino qùe puso otro de gtrn rmponan'

orctende dar una Yii6n ùiiica ! objetivâ de

io. a@nt.cinienrd politi@t nlcionalc! til ciâ. En efecto, puso el têrnâ de lâ vio_

terlo q!c !e repoduæ (oÛ*polde à pade! lencia. Obviâmente €l gobiemo aparece

inrer€sado en r€sâltar lo mâs posible el

del /,t;rn. num )6.Juruo de t983

44

Archivos Salvador Allende


nal derecho a pataleo, Y en ese dere- Eslas condiciones son un factor d€ proteccidn de los derechos humânos y

cho a pataleo hay siempre un ciena

dosis de lo que los cuidadores del orden

definen como violencia.

P€m el problema no es es€, sino que

el problema es el carâcter que puede

legar â adqùirir esa violensia, venga de

donde vengâ. y su probable imponancia

politica. El t€ma es baltânte delicado

(por supuesto, no es que la violencia

s€a delicada.), pues atan€ muy directa.

mente â la! altemativae hoy en juego,

lo que puede llevar a que sr adlisig

suscite todo tipo de sùspicaciæ y mâlos

entendidos, p€ro rtu4s adelante habrâ

que tocarlo, âunqu€ s€a levemente.

Mandandirum, dirun, dan

importancis que ayuda a que la oposici6n

al régirnen tengâ m€jores posibilidadec

de expresiôn. Pero, a la vez, la

apârici6n de esta oposiciôn masiva y

movilizada repercute fuen€mente en

esa crisis intema del régrmen (proceso

dialéctico, diria un Ânliguo).

Sâlidâs (desde dentro)

El 11 de mâyo, al expresar un punto

de quiebrc en lâ coûelacidn de fuezas

sociales, pareceria estar llevando â esos

sectores pr6xinos al gobiemo abùscar

una salida politicâ a lâ crisis, antet que

la oposici6n ltegu€ â presenlâr la ûnicâ

posible.

la vigencia de los rccùrsos de âmparo

ante el articulo 24 transitorio de la

En poco tiempo el nuevo p.esiden.e

de la Cone Suprema se hahecho farnoso

maJcândo nitidas difer€ncias con

sus antecÊ3ores encuanto a su distancia

del gobieroo. Esto permitirra que, anre

cuâlquier emergencia que hicjerâ impo.

sibl€ el gobiemo del generai Pinochet.

pudiera hâber una sucesidn "jutidica"

en la p€6onâ del titular de un poder

aut6nomo det Estado-

En todo caso, arin sin consideûr estas

posibies especulâciones, el nuevo

presidente de lâ Corte Suptemâ estâria

significando que importantes secbres

[ . . . I En este sentido, entr€ €1 11 d€

nayo y el 14 de jùnio hay vârios diâs

y hÂy varios hechos que 3e producen

en esos dia!. Muchos de ellos vi€nen

inclNo desde antes, Y no Podriâ s€r

En €f€cto, ùno de los h€chos que

vien€n de antei, es la prcgrÉsiva crisrs

Se trâta de buscar unâ forma de 3a_

lida "d€sde dentro" qu€ p€rmita geneûr

alguna rransici6n moderada hacia

un nuevo ré8imen, que sup€re las gaves

t€nsiones actualmenae presenl€s y

p€rmiia consolidar el predominio eco_

n6mico de cienos sectores del empr€_

sariado. Esta petspectiva, que se venia

sociales que apoyâron al Égimen op-

1an por separars€ de éste y mantenerse

â lâ espectalivâ. Deda la irnportancia

del poder judicial, es probable que, en

las actuÂl€s circunstanciâs, una actua.

ci6n îIis independienle de éste pueda

Iegar a gene.ar seriât diûcullades para

el gobi€moque

se ha venido produciendo ai int€rior

de los g.rupos €n el poder, €n lâ

medida qùe el frâcaxo del modelo econ6mico

provoca el deterioro de lâ

hegenonû d€l s€ctor fmanciero y el

descontento de s€ctor€s sociales y ecor6micamente

dominaîtes que buscan

mejorar sù posiciôn econ6mica y poli.

tica con el fin de sobrevivn â h catâstrofe

d€l nod€lo.

Como se ha senahdo €n /n&rnar

anteriores, â medida que avâna la crisis

econômica se va pmduciendo el

dÊscùelgue de s€ ctores del empresâriado

(sgricola, industrial, comerciâl) que

pasân a adoptar uûa actitud critica res

pecto al modelo econ6mico.l-o mismo

ocufre con Iâs coûientes polrticas que

âpoyabân al régimen GremiâIistæ, na"

cionalistas, âle$sandristas) que tâmbiéir

comi€n"-Ân â tonâI distânciâ en r€la'

ci6n al gobiemo.

Los intenlos que s€ r€aliz.n para

recompon€r el régimen 3610 logrân recùperar

el apoyo condicionado de esos

sectorq, a costa de satirfâcer ciedas

demânda! inmediâtas del empresariado

y "rc-m€ter" en el Cobiemo a aquehas

coni€ntes politicâs. Siû embargo, la

s.tirfâcci6n d€ esâs demândas son s6lo

pâliâtivos y desaniculan arln ndt la

politica econdmicâ. Mientras que la

"re.metidâ" de las conienter po(ticâs

gobi€mistas inmoviliza Iâ iniciativa po.

litica del gobiemo d€bido a las difercndesanollardo

desde hac€ ur tiempo,

pasâ â hacerse mucho nr.is dinâmica

con la demdtraciôn del 11 de mayo.

Por esta iazôn, no resultan sorptendenler

las muchâs "movida!" que se

reâlizan entre los sectorcs de derechâ

econ6nica y politicâ; buscando y iant€ando

instituciones y personâjes que

pudieran ser ejes de una apertura controlada.

Entre éstas es porible senalar, a lo

n€no3, dos que quieren presentarse

como salidâs honorâbles para el caso

de que s€ acentuâra aûn mâs la crisis

del ftgirnen. Son también expr€sivâ!

de la voluntad de ir tomando distancia

del dgirnen, con el objeto de aparec€r

como ænfiâbles fæntes a 1â! demâs

fuerzâs politiss y sociales-

Su sefrorfa y

don Jorge

Una de estâs figuræ s€riâ el actual pI€sid€nte

de la Corte Sùpr€ma de Justi.

ciâ, (su senoria Retamal€s), cuya elecci6n

s€n'Ûia justÂmente pâra marcar

una especie de recup€racidn de la inde.

p€ndencia del poder judicial, bastante

cuestionâda por la oposicidû durante

estos l0 anos de régimen militêr.l-âs

declaracion€s d€ su sefroria han rcsultado

€xtraordinariam€nte criticas frent€

al supuesto Estado de der€cho vigente,

haciendo hincapié €n la necesidad d€

El otro p€rsonaje que hâ !'u?lto a

saltâr (l) a priner plano es don Jorye

(Afessandri). En estos {ltimos dias, el

ex presidente ha eslado mds visitâdo

que gÂnador de la Polâ gol. Y aunque

todas la! visita3 son "de conesia",

nunca 1â cortesiâ apâreci6 mâs ligada

ala politica.

En poco ti€mpo fueron a visitar a

don Jorge Alessandd el ex ninistrc del

Interior de la democrâciâ crisriâna,

Bernardo kighton; el actuÂl ministro

de Hâcienda, Carlos Crceres;el dirisen'

re del gremio de comerciantes, Rafael

CuûBi e;€l €x general dei gército, Rob€no

Viaux y el actual dirigente de los

productor€s trigueros, Carlos Podlech.

Por exlranà coincid€rciâ, en €sa fechÂ

com€nzd a circular una cana efl

que 3e pedia lâ visencia del proyecto

constitucional elaborâdo €n el Consejo

de Estâdo qu€ sef,alâba, entre otras

cosa!, un periodo de transicidn de cinco

aios y ladesigrâcidn de un con$€so

de p€rsonaldâdes.

Don Jorge (Àlessandri) negô pûbli.

câm€nte tener conocimi€nto de tal carta.

Sin embaryo, es sabido que suele

ser €xtremadÂmente rarc qu€ atguien

rehusê "el sacrificio d€ servir a la Patria".

De manerâ que es muy probable

que alr€dedor de la fi8ulr de don Jorge

(Alersandri) se trste de estructuràr âlguna

sltemativa d€ salida "desde dentrc"

que impida û mayor descalabro.

45

Archivos Salvador Allende


CONVERG€NCIA n,in 9. idiode i983

La estrategia popular contra el dictador

Antonio Cavalla

Durant€ l0 anos, los partidos politicos chilenos inlentaron Dulâl'. como d€cian sus ma,rùales. sino un pueblo desarma_

todos heroicam€nte implementâr diYersas estraleSiatào

qùe hizo suyo todo el espâcio de la geografiâ nacionâl o,

para enfrentar y derrolâr at régrmen militar del general mas propiar,enle. aquel pedrzo de geografia que conoce )

iinochet. Sù accidn fue v es indjipensable para explicâr lo domina. de \u sector. de su poblaci6n de su colegjo. de su

oùe ocurre actoâlin€nte: la rebeldia de hov se arirnenta en casa. In terminos mililares. no huDo encuenlros nicampd'

là que hicieron los sindicâro' los Ddrlrdos. el ncipienle' ias. ni mucho menos una batala decfiiva Pero en términos

menre reorganizado movrrnienro popular' l. gù€ a popu' Doliticos.la prolesla sobrepaso todas las nedidas que el dic_

lar Drclonaadâ ,lâ lormâcion de frenler polrtrcos

-antiiav

iador imasind;y logrô plenamente, en su propia realizâciôn,

cisra - li uni


posibilidad de un cambio, que puede

llegar a hace$€ imprescindible, pretende

controlado €n iw manos.

Esta situacidn resultaria posible pala

ese sector en la medida que 1â imp€rmeabilidad

de los militdes les p€rmitièra

presentane a 1â oposici6n como

los riricos crpâces de entnr a un diâlogo

con aquellos. Es decir, ciertos sec.

rcres de lâ tradicional derechâ politjca

pueden condicionar el proceso de câmbio

sobre la bas€ de qùe son los ûnicos

que podriàn constituir un puerte entre

los mililâres y lâ oposi€iôn.

estilo represivo del régimen, y ellos

suscitaron una ola de protestas nacionÂles

y extranjems que demostraron

que habia mucho mâs que perder que

ganar con tâles procedimi€ntos.

El que se persiguiera judicialmente

a dirigentes sindicâler fue un signo de

civilizâci6n. Mi€ntras que lâ clausùra

de noticiârios en la Râdioemborâ de

oposici6n fue râpidrmente levantada

ante la €ventualidâd de un fallo desfavorable

en el

Lo anterior, auûque es mirado como

una posibilidad de transici6n, no dejâ

de constituir clârèmente una dtemati

va de d€recha frente a la crish. Al fin

y âl câbo, resûlta que, en el espectro

politico existente, la d€recha poiitica

âpâIece en una situaciôn bâstmte desmedlada

y requiere de un cieno ti€mpo

parâ poder constituine consistente-

El qu€ empiece a planteane como

una posible altemativâ de salida no e6.

lo indica la pérdida de confianza en el

régimen militar, sino que implica también

una lbrma de empezar a jugar €n

las altemativâs que una âgudizaci6n de

lâ crisis politica puede plantear.

Duro y blândo

Despuér de la prim€ra prot€sta hubo

dos pr€guntas abi€rtas: acomô continuarâ

la movilizaci6n opdsitora? y

ic6mo va a reaccionar el gobiemo? La

primerà se ll€n6, provisionalmente,

æn la realtaci6n de lâ i€gunda protesta.

pero la reacci6n del gobiemo siguid

si€ndo de largas conve$aciones de adi

A veces se piensa que todo es posi'

ble y, efectivamente, puede queâ veces

sea asi. Pero es muy dificil sostener

que âhorâ parÀ el gobiemo cualquier

altemativa s€a posible. Tâmpoco se podriâ

decir que la rituâcidn es des€sp€rnda

y qu€ el gobi€mo no tien€ nadâ

que hacer. Algo hay y âlgo no hay.

Después del I I de mayo el gobiemo

resc.ion6 de acuerdo a lo 4trictamente

esperado: de dilro y de blando. Hizo

sllanamientos masivog en poblaciones

populsres, se pe$igui6 judicialnente

â los dirigentes de la Confederacidn de

Trâbajadores del Cobrc, se clausur6

tempolalmente los noticiÂrios de Radio

Coop€rativa.

Perc lo cierto es que t6lo los allana.

mi€ntos masios sê encuâdnn en el

'nuevo" (salvo pequenos piquetes temibies por

sus armas).

Hây que recordar dos hechos que

hacen extremadamente difi€il un âumento

de la represidn. Uno es la masi

vidad y ext€nsi6n socul de la protesr..

El ollo es la profundâ crisis de los sectores

en el poder que hac€ criticable el

uso d€smedido de la fuerza.

Sin emllargo, inmediatamente des-

poder judicial. pués del 14 dejunio se empezd a espe-

S€nalamos en el Inloûne antenol culâr bâslante con la posibilidâd del

que el gobiemo lrataria de dar algo pâ- Iamâdo "s€gundo golpe" . Es decir, que

ra âlraeûe a Ios secbres mediog) y qu€

era Poco lo que se podia dar, a la vez

que no re iba a creer en é1.

Plata paro Palomo

Y, exâciâmente, entre el l1 de mayo

y el 14 de junio, el gobiemo se dedico

a dsr y dar, como si le sobrârân

cosâs: se di6 el5 Zde.eajuste a los enpleados

pûblicos, se condonô los intereses

d€ lâs deudas de luz, âguâ y ga!,

se postergd el pâg) de deudas âtnsâdÂs

en la compra de viviendas en Unidâdes

de Fonento Reajustables, se rebâjd las

deudàs habitacionales en UF en40z

342!, 202 y ljLen nn plan de cuatrc

anos, cargando este saldo una vez qu€

se hubiese completâdo el pâgo ro1âl;se

ânul6 la mâs reciente alz de la parafina

y el gas Ucuado, etétera.

Por otra parte, se iedoblô la propaganda

del égimen yse anuncid indicios

claros de reactivacidn econ6rnica. Pero

se realizô 1â segunda protesta que prdcticâmente

duplic6 a la primera en rnag.

nitud y fuerza.

Especulâcidn e indicios

Después de la protesta d€l 14dejunio

tuevamefte comenzaron a balajarse

posibilidades. Aunque lo cierto es que

antes ya la gent€ se preguntaba qué haria

el gobiemo pffs enfrentar la pmtesta

que se venia, Clâramente estâ

segunda vez habria desapaæcido el €lemento

sorpr€sa y el gobiemo se prepâ-

D€ alguna manera, y a pesar de los

profundos cambios ocurridos en los

rltimos dos anos (y elpecialment€ en

los ûltimos meses) la gente sigue pensândo

que la câpacidsd represiva del

régimen es un término âbsolùto que

no puede variar. Sin embûgo, el 14

de juûio mostri precilam€nte lo contrario.

No saliercn los tanques â 1â

câlle, no hubo toque de qu€da y no

hubo civiles movimentistâs quê salieran

a disputar el contrcl d€ las calles

"La Habana, 22 de abril (up!. .. .

(€n la) Bienâl Intemâcionâl de Hu.

morismo que e celebra en Cuba,

cuyos resultados æ dieronâ conocer

hoy I. . .l G.Y.B. Karavâebi, de la

URSS, obtuvo la rnedâ[a de oro en

la c.âtegoria de sâdra poli.ica por su

oùa Eurcpa occidental en el did de

marlano pûa los americanos, mientras

que la de plata correspondi6 al

chileno Jose Palomo y la de bronce

al checoslovaco Jiri Daniel.

Roger Sânchez, de Nicâragua;

Rogelio Nârânjo. de México; Mostafâ

Ramezano, de Irdn;y Victor Canin

Brcnes, de Costâ Ricâ; fuefon dis.

tinguidos con menciones eû este

género."

Utlomâs-uno, Mélico DF, 23 de

abril de 1983.

se pmdujera un fuert€ endurecimi€nto

y militariza€i6n del régimen que t€rminala

con todos los espacios de tolelância

preeentes en el ûltimo tiempo, procediendo

con todo rigor contm los

Podrfan senah$e, en realidad, vârios

indicios sobre lâ posibilidad de que el

gobiemo nrdiera prepâiar un segundo

golpe. De esos indicios, los mâs clarog

seriân los que te habrian presentado el

mjtmo 14 de junio, especialmenle en

la noche.

Y en esto también entra el temâ de

la violencia. Se dice y d€nuncia que

desde el gobiemo misrro o desde grupos

pÉIjmlx a él se trat6 precisamente

de dârle un cârâcter violento a la

protesta.

PeÉoneros de opo|iciôn indican

que "extranos grupos civiles" anduvieron

en læ poblaciones effeiardo a fabricar

"c6cteles molotov", que "gente

movilizada en automdviles" ænstruyd

Archivos Salvador Allende


arricâdâs en dhtintoi sectores, que

'agentes provocadorej' promovieron

saqueos e incendios de negocios, que

Caiabin€ros se retir6 detibeiadâmente

de cienos lugares, que "extmnos" hi

cieron uso de hondas con batines Y

pâlos parâ destruir los vidrioi d€ aulo_

môviles que adh€rian a la protesla con

bocinazos, que las balas dlsparadas por

"civiles" era de gobi€fllistâs (y los

muenos y heridos son gente qùe mirâba

Riesgo demasiâdo Srande

Ef€ctivamenie, todo esto pa&ce bas_

tante plaulible. Y,.dentro deesa misma

ldgica, podflï estar desti: do â pf€pârarellerteno

para ese s€gundo Eolpe

Se produciriâ un ambiente tle lerror'

de ;aos. frente al cuàl se retrotrâ€rialâ

situâci6n a 19?3'74 en nombre del or_

dcn y la seguridad nâcioûal amenazâ-

LÂ pres€ntaci6n de los hechos Por

el gobiemo, que claramente tendia â

resaltar el carâcter "violento y vandfi'

co' de lâ prolecta, pareceria ratificar

Que sea posibte un "segundo golpe"

ee una altemaliva que æ hâ barajado

ranâs veces durante €stos c$i diez aflos

de régimen mtilcr. Sin enbarSo' en

lâs actùales circunstancias ut \egundo

golp€" parece bastante dificil. k nasi_

ficaciôn. extensidn y agresividâd que

adquiere la protesla social_contrâel É_

simen no constituye un elemenao que

impuls€ a esle "segundo Solp€".-sino

q ue. por el contrario, Âclua como rreno

a tal lentaci(tn.

E! probable que entrc los gobi€mistas

hayâ æctores int€r€sados €n 'agu'

dizar las contradicciones" hasia llegar

âl 'segundo

Solp€". Pero el grueso de

las FFAA dificilment€ estaris dispuesto

â embarcane en un calejôn sin 3âlidÂ

Porque, dado el Seneralizido v mâsivo

d€scontetto, ya tnnslormado en oposici6n

launque no muy orgânizada ni

politiada), estêrian dadâs las condi'

âones para un enfrentamiento de civi_

les contra militares en €1 cual 1a derrota

seriâ cuestidn de tiempo Mâs arin, de

lmzaÉe a un'\egundo golpe" cenariâ

definilivâmeût€ las pu€rtâs palâ unâ

probabte "salida" a l. crilis politica

Un endurecimiento del réginen, tipo

"s€gundo golpe", podria 3€r una soluciôn

para enfrentar la crish inmediatâ,

pero conduciriâ a una Polarizaciôn del

sica del enfrentarmiento de la cual es

muy dificil (si acaso) salir. Dada la ad'

versâ situaci6n social y politica que sopona

el ré8inen, el riesgo parec€ 3€r

demasiâdo gnnd€ como parâ âlumrlo-

Recetario mercuriâl

Poco pmbable parec€ un

conflicto . llevando el proceso a una 1ô_

'tegundo got'

pe" (y si nos equivocamd no vamos â

âlcanzar â reconocerlo), el Movimiento

Civico Mittar vuelve sin p€na ni gloria

a su covacha y no 3e Produc€ ningun

dores del côbre, era imprescindible

mostrar fuerzâ autoritariâ so p€m de

p€rder el control de la situâ€iôn

Respecto aesle punto, âlgunos pien_

san (mâl p€nsados que son) que el go_

biemo empuj6 la situaciônâ posicion€s

extremas con el objeto de internrmpir

la dinâmica d€ la plot€sla y 8ânar un

cieno liempo de kanquilidad.

Es âsi como, frenle â la protesudel

14 de junio. pmcedid a detener a Seguel,

con lo cùâl sabiâ que se pmduciria

la p.ralizaci6n de faenas ânunciadas en

cambio especlacular en las a1ta5 esfems

el ;obre. FLente a esÀ paralizaci6n de

del régimm.

faenâr por 24 homs. tesPonde con el

Por otra Parte, Pârec€ clâro que et

despido de los huelguistas. El desPido

"dejar hacer. dejar pâsai' no es muv

de los hu€lgùistas trÀnsforma lâ parali_

ficil de sostener en ios dificiles mo'

zâciôn en indefinida. . . y el movimiento

mentos â.tuâles El gobiemo tiene que

sindical no €stâ en condi€ion€s de ha'

buscar formas d€ responder tânto al

cer un p6ro d€ €se iipo. Tampoco ha-

descontento de su bas€ social d€ apovo

bria condicion€s pâra un paro nacional

ubicadâ en elempresariado, como fren_

de âpoyo. Todo lo cual se traduciria

te a lâ creciente oposiciôn que encuen'

en fracaso de lâ oposicidn, desâli€nto y

tra ibrma. de expresi6n bastanle Ytsi_

desmovilizaciôn, que, âl menos por un

bl€s.

tiempo, le daria mayoi iinneza al gol-â

recelâ viene de aquela solida

instituciôn nrcional acusadâ muchas

Sin €mbargo, es mùy poco Plobabl€

veces de mentir, Se trata, claro estÉ' de

,'f Mef.lrnb. Detde hâce aigrin tiempo qu€ el gobiemo pueda hace. este crilcu'

este diario (que es nu€ho més qÙe un lo. Y ello no sôlo porque seriâ un plan

diario) vi€ne sosteniendo que es nece' excesrvâment€ racionâI. demasiado in'

sario ronp€r el in1novilismo del gobier' teligent€ para lo qu€ es lâ realidad po'

no y avanzâr en cienas aPeaurâs qùe liticâ, sino porque ùnpiicaria una capa_

p€rmitan aligerâr tensiones.

cidad de madobra demasiado amplia

El Drocrama es baltante mod€sto: pafâ los tiempos aciuâler.

arregl; el'retorno de los exiliâdos, eli- L,o qùe parcce estar ocurnendo es

minâr el sistema de recloresd€legados

justâmente lo contârio. Es decir, qùe

en las universidades. ejercer tâ reprc' los mârsenes de maniobrâ del rdgimen

si6n a través del pod€rjudicial, atenuar son cada vez mâs estrcchos. Abrc, por_

el ri8or d€l articulo 2zl, respetar â lâ que no puede dejar de abrir un Poco: Y

''oposiciôn d€mocrâtica". mejorar en r€prine, porque no pu€de dejar de re-

seneral lâ situâciôn d€ los derechos hu' priûir para mânien€r €t conirol.

nranos. Todo eno a cambio de mante'

ner sin variff la estructurâ de poder' la

El escaso margen

vigenciâ de la Constituci6n de 1980 y

el itinerârio institucional que Prevee

Es en este punto donde el ptogrâma de

continuidad h$ta 1989 y no el€cciôn r/ ,4tsr.rrb tiende a identificarse con

$€sidencial dlecta hâsta 1997 ese poco mârgen de manjobrâ del go-

Pu€s bien, parecierÀ que las dos Probiemo, que las dos Protestas han venido

t€stas estarian inclinando decididamen_ a seiâlar mds claramente.

l€ al gobierno â comprar este progrâma Por estâ razôn, la respuesta dei régi_

ù El tlercuio.

men ala protestadel l4 de jlnio parcce

ser una proiundizacidn de ladireccidû

Demâsiado inteligente

que ya hâbia adoplâdo después d€l 11

Elto no significâ que se vaya â eliminar de nrayo, Nuevâmente se trata de r€_

la repr€siôn o que s€ esté disPuesto a prinir (ounqùe civilizÂdamente, para

contemplar sin reaccionâr las âcciones lo qu€ era antet Y al mistno tiempo

opositoras que constnuyân alguna es- trarar de aliviar tensiones atendiendo

pecie de desafio al Sobiemo. Por el deûândas y mostriindose mâs demo'

contrario, después de la protesta del

I I de mayo y, mds clarâaente, después Lâ protesla del 14, Âde.nds de los

de lâ protestâ del 14 de junio Y del muenos, heridos, encdcelados y des'

rnovimiento huelguista de loc trabaja- pedidos, trajo el anuncio de arregtâr el

48

Archivos Salvador Allende


prcblerna de los exiliados (y se permiti6

râpidameflte el ingreÂo de I 28 personar

y, por primera v€2, de seis "p€nonali'

dades"). En su bæve dis€urso despùés

del 14 de .,unio, el g€nenl Pinochei

también anuncid que se da.ia publici

dad al proceso legislâtivo, que se âgiliza'

ria el d€spâcho d€ nuevas leyes oryÉnicas

constitricionalec y que se eliminâria

el requfuito dê autorizaciôn Previa pâra

pe", tampoco esté €n condiciones d€ cambiantes resultân incomprensibles.

abrirse demâliâdo. En el primer caso, Efectivam€nte, â p€sar de lo mùcho

porque aniesgâ un calej6n sin salida. que s€ ha repetido, poco se hâ âlimilâdo

En el segundo pofque teme que cûl- de ia! câncterlsticas de las mâyores

quÈI apertura s€riâ c€a consjderadâ exprcsiones sociâles de lâ oposiciôn,

signo de debitidad y prccipite los acon- esto es, tar protestas d€l l l de mayo y

14 de junio.

Lo tnico que ertâ claIo. por el nlo- l,os que convocan â €stâs pmtectar

mento, es qùe! dentro de es€ escâso ron lai orgÀnizaciones sindicales (Co.

ma$en de naniobra, lo mâs p.obable mando Nacional de Trabajadoæs en

la ediciôn y ciiculâci6n de libros €n €1 parece ser que se mântengl, en lo posi- que pafijcicpan todas las grand€c cen-

pâis.

ble, dentrc del pmglâma propuesto tral€s sindicales) y. derd! o jurto â

L6gicamente, sÉ ntifico enfdtica- par El Metutio.

elas, ias organùaciones politicâs de

meûte que s€ mantendria sifl discusidn

oposici6n. Pero la realizâci6n de ia

lâ Constituciôn de 1980v el itinerffio

Clima cambiante

prot€sta no se da prÈcisâmenre entre

institucionâI. Al mismo tiempo, s€

los trâbajadores shdicalùados.

anunci6 medidas para mântener el or_ Este pâis tiene un clima extrÊordinada- Veamos, la pane diumâ -mds pâsi-

den ptblico. Pero aqui hubo otm 3orpre$,

pues el gobiemo técrtam€nte renuncid

a las facultades de restringu la

lib€rtad p€tsonal o,ùe le otorga et ar_

ticulo 24, d€.iândolas vigentes sôlo

pam "los comunistas". gn suma, log

opositor€s serân juzgados por el poder

iudicial, p€ro a los comuûistæ 3€ les

aplicâni m€didai adminiltlativâs (relegaciôn

o expulsi6n sin .iuicio Fevio).

Como puede aprccia$€, con atnso

y muydea poquito, el gobi€do enpi€za

a encuâdruse en el programa de -'l

Mercurio. El probl€mâ parÊcierâ estar

justâmente €n este atrâso y en esta cicâteria

pa.â dâI pâsos n s d€cididos

en térûrinos de una ap€rtura d€sde el

Sobiemo qùe permitiera .iugar un poco

al "periodo de transici6n".

Perc, âsi como no estÉ en condicio'

n€s de endur€c€ne en un 'beSundo gol-

ment€ cambiante. Y no vilo porque se

tirite en inviemo y se traspùe en vera_

no, sino porque en un mismo dia Pue'

den hÂcer 5" en la mafiana Y 25o en

la tarde. Al punto de qu€ si la gent€ no

ce quiebn debe lei porque no es de vi'

drio.

Los problema! del clim. se rcpiten en

lâ politica. se pa3a del mâs solido autoritÀrismo

a la crisis Polftica mÉs âguda.

Y eeo no sôlo eî el plâzo de ânos,

sino quê en pocos dias los opositoreg

Yân desd€ êl €ufdrico entusiæmo d€

las protestæ âl desdiento frent€ a los

resultados del htento de paro en el

cobrc- Maffana se volv€rén r entusiatmar

con un paro ficional u otl! protes.

tâ. Pasado mânana habria motivo pam

P€ro lo cierto $ que los ciimas metereol6gico

y politico, no por ser tan

49

Archivos Salvador Allende

fista- s€ produce como una acci6ll

(no mandar a los nfios al côlegio, no

comprâr) que, aunque sea ma$Ya, p€rmÂnece

atomizade. Es dectui,5n individual

y p€rmanece como acto Pe$o_

nal. A su vez,lâ accidn noctuma (rlxis

violenta, o, Âl menos, ûâs ruidosa) es

es impukadâ por las organizacionet

sociâler y poiiticas, pero es el elemento

espontâreo el que le da su glan mâgnitùd.

El detâle

Eû surna, $æ la masividad de la protesta

ha.e oMdar ci€rto! probl€mal

grav$ er €l movimi€nto opositor. Es.

to es, que su3 olgani4ciones -a p!€s:u

do su desrrollo- coiltinûan siêndo

débiles, y que e1 grado de politiaci6û

de lo3 s€ctores populaæs no €s tampo-


Esto, la debilidad de las orgadzz- apaftntes desfæes y welcos que se Programa de Empleo minimo no iermiciones

y 1a politizacidn, es âlgo qu€

todo el nundo æconocia antes. Sin

embârgo las Protestas hicieron olvidar

esre detalie, enlusiasmrindos€ con el

espontaneismo que por arte de magia

se trânsfo.rnffiâ en ogânizâcion€s y

producen en este pârticulâr momento

politico . Es conveniente t€ner prcs€nte

lâs cârâcteristicâs del movimietto so.

cial y polltico para no llevarse sorpresas.

5610 los que se suben por el cho.ro

se bâjan por la câraratâ.

nô con la apropi.ciôn de las helramien'

tâs que âIi hsbia, sino que ésta3 fueron

quemâdas en una gran hoSuera.

Por su parte, los poblâdores del sector

ori€nte desiruyeron las re.tas d€ fieno

que cercaban el interior de la rotonda

Pero no hây tal arte de mâgiâ. De ani iQuién teme al lobo?

el âlombro con que alglnos han reaccionado

ânt€ lâs dificultades pârâ pârâ- Al comienzo de este informe senalâ-

Iizar €l cobre o el entusiasmo con que bamos qu€ hay un tena cuyo anâisis

mucho cesantes ie hscribian pâra re- se presta para toda clase de suspicacia!

emplâzar a los huelg:ufstas (olvidândose y mâlentendidos, p€ro qu€ no po. eso

que s6lo hace âlglnos meses miles de se pùed€ pasar por alto. Tal es et lema

cesrftes hicieron larga. colas para de la violencia, el qu€ ya esbozado a

reernplazar a los huelguistas despedi partn de b Proæsiâ del tl, Pâsa al

dos dei conplejo Colbûn-Mach.icura).

presentârse claramente en la P.otesta

Se olvids también que, el ll de mÂyo, del14.

iba â h lse un paro nacional el que, Vamôs por panes. En primer lugÂr,

arl& la dificultad parâ comprcmet€r hay que consignar que no constrtuye

siquierâ a los trâbajadorcs del cobi€, violenciâ el mero hecho de salir a

d€rivô en €sa primem protesta. la calle â gritar y golpear tarms (câce'

Tâmpoco se tratâ de que no existan

rola! en el batrio alto) alrededor de

orgânizaciones sociates y politicas d€

una fogata que hace de barricada en la

importancia. Sin ellâs no s€ habria po- cale. Mucho menos cuando estas

dido hacer d la primerâ

fogatss llegsn a adquirir un tono de

ni k segunda

protesta, ni

r€uniôn de familia y vesinos contentos

se veria' espectativas hcis

el fuluro.

de recuperar el derecho a lâ pmtesta.

No obstante, estas organizaciones En este sertido, âtribuùle un cârâcter

han demostrado una grân capacidad de violenciâ a cada fogata de vecinda-

para convocar y canalizar en oposici6n rio constituy€ una exageraùon.

€1 extendido descontento social. El Eû segundo lugar, conviene repetir

prcblema grave €s lâ di{icultad de direc- que es tradicional en lâs mâdfestasiociôn

cuando las organiz3cionq son nes calejeras chilenar 1â existencia

âun débiles y existe un bajo Erado de de ciertâ violencia. No tien€ nâda de

politizaci'in.

extraordinaio en esos câsos enfren_

Depanamertal al Erito " ;destruyamos

lâ otrcell". Y efeclivamenae, hâæ poco

tiempo atriis €s€ anplio recinto habiâ

servido para que un vasto operativo

policial en€enarâ ahf a rodos los hombres

d€ dos poblaciores populares del

sector masivamente allanadas.

iD€ qué lobo

s€ tratâl

D€cir que el 14 de junio no hubo violen.

cia, seria a lo menos, unâ p).agpraciôn.

Cosâ distinta es que el gobi€mo haya

promovido, magnificado y utilizado

propâgândisticamente €sâ violencia-

Ahorâ bien, pareciera. pues, que

hay violenciâ y que esa violencia tiene

un m.tiz politico, aunque seria dificil

delmida precisamentè como violencia

politica. Fâlta parâ elo l orgânicidad

y diJecci6n precisa.

Lo ânterior no siginifica que no exista

una ci€rta orientaci6n politica en

esos actos d€ violenciÂ. Pero, al pârec.r,

las oryanizâciones que le otorgan un

pap€l importante a la violencia €n la

politica, sjlo cùertan con capacidad

para reÙzar operativos cir€unsc.itos

(poner una bomba, volar ùna torre

Àl impulso de la movilizâciôn so'

cial se robustecen la! organiz3ciones,

logfudos€ concertacion€s importan"

târse a piedrâzos con los c{abineros o

roinper Âlgin farol. Los €studiantes

son ru€stfos en eso.

de alta tensi6n, int€rferir una transmisi6n

râdial o teleyisiva, inc€ndiâr un

locÂl sirnb6lico).

tes entrc ellâs. En elte s€ntido, el

Comândo Nacional de Trabajadores

constituy€ un gan éito, pues logra

reunir no solo a todas las gla'tdes

c€ntrales sindicales (CNS, UDTCh,

FUT, CEPCh. CTC,), sino qùe le

suman importântes nricieos de grcmios

(Confederaciôn del Rodado, produclores

trigueror, colegios pmfesionalet.

La atnplitud lega âl extremo de sim'

bolizane en la adhesiôn de Cados

Podlech, dirig€nt€ de productores

trigueros tigado a ciertâs corrientes

nacionalistas, y del ex integant€ alê

lâ Junta de Cobiemo Gustavo L€igh.

Pero este robun€cimiento de las

organizacion€g liene un carâcter mâr'

cadamente cupuln; mientras qtre la

orgadzâciôn y concientizâcidn (palÂbra

a iguâ, pero r,ritda) tienen un ntmo

muchisimo mâ lento.

No son tan extrâios, entonces, estos

Por tltimo, parece acertado convemr

que ciertas exprcsiones mds extre'

mas de violench fuercn promovidæ

por "sujetos de civil no identilicrdos"

que suelen ser proximos âl sobiemo

Tâl es el ca3o de numemso6 dispâros y

algunos incendios y saqueos a comer_

Sin emba4o, si r€stamos todo eso,

de todas maneras qùeda algo de vio'

lencia. Una violencia que se ejerce pre'

cisamente en los sector€s populafts y

que tien€ clara connotâsi6n politica.

No es casual qu€ los locales atacados

y destruidos æan de CEMA 0a oBariaci6n

de Centros de Madre qu€ diriSe

la sefloÉ Lucia H. de Pinochet), de 1â

S€cretaria de la Juventud, y oficinas

lel Proglâma de Empleo Mfnimo.

Se pued€ relatar al efecto también

dos hechos simb6licos. En €l sector

poblacional sur €1 âsalto a lâ oficina del

La vioiencia que se produc€ la noche

del 14 de juÎlio no s€ inscribe enlapers.

pectva de formaci6n de milicias popularcs

o de un ejérciio de liberaciôn. Ellâ

tiene un cierto carâcter insureccional

que, no obstante s€r impulsada por log

politizâdos, escâpâ bâstante â1 control

d€ éstos una vez puesta en movimiento.

l,o anterior sirve para s€nahr que la5

protestas del 11 y del 14 no parecen

haber rechazado nirguna de Ias âlter.

nativar politices que se plantea la opc

sici6n.

Àsi, la extensiôn social de la protesta

a prâcticarn€nte todos los s€ctores

sociâl€s, pareciera estar d€ parte de

quienes consideran que se debe impùI.

sâr un acuerdo politico y un pacto

social para têrminal con el Égimen

imp€rante.

De la misma manera, la exisiencia

real de la violencia politica, otorga

50

Archivos Salvador Allende


argumenlos a qu€nes esÉn pol un

proceso insurreclional parâ derribâr â1

Aunque, evidentemente, estas son

posiciones extremas qù€ admiten ùna

grân variedad de gâdâciones y combicracia

crilriana, que esel c€ntro de esms

aliânzâs, se niega terminântemente a

incluir en etlas a los comunistas. Alegân

para €1lo que no puedenâc€pûr a quie.

nes declaran se! partidarios d€ la violen'

cia, pero reconoceo que su actitud

y en la izquierda en su conjunlo existen

Srandes diferencias en el proyecto.

De âl1i que, no obstante la ùnidad

contn el ftgimen, se planlee tanbién

una ciena pusna por lograr la hegernoùia

en lâ oposici6n. o âl menos, incidir

El Senerâl arrejunte

tâmbién obedece a razones tâcticas de

no €nojar a $s aliados de de.echa y

permitir un futuro diâlogo con iâs

fuertement€ en la forma que se solucione

la aclual crisis.

No es casual, entonces, que la Dc

Èsto de hablar de alternâtivas a veces

suena a herejla. Àctualmenre sôlo se

habla de unidades, de acuerdos, consensos,

convergenciâs, €ntendimientos. Lâ

glan consignâ es el régimen democrâtico.lo

d€mâs se deja para mâs rato.

Entre los sectores sociales las uni'

licacion€s estdn a la orden del dia.

Câda s€ctor tiende â unificalse en si

mismo y lue8o concurrt â unificârse

con los demâs. Sindicâtos, giemios,

enprcsarios, colegios profesionalesr

No es exûaflo que. en esîâs circuns.

tanciâs. al Partido Comunista ie cuest€

abÂndonâr su "persp€ctiva insur.e ccional'que

no excluye la "violencia aguda :

Esto. por mds que algunos piensen que

los comunistas esaarian mâs a Susto en

sù tradicionâl polftica de aliânzas. Por

otû part€, no es €xtrâno que el PC trate

de evitâr su aislâmiento acercândose al

MtR y grupos mâs radilales del socialis

insista en el carâclerpacifico qu€ deben

tener las prot€stâs. advirriendo el pe.

Iigro de un "seg ndo golp€", pues difi.

cilmente ellâ podriâ cont.olar la movi-

Lizâciôn popular.

De la misma man€ra. tampoco ta

izquierda mirâ con buenos ojos que el

liderazgo de la protesta sea asumido

por los colegios profesionales o los gremios

de câpâsmedjas, donde su influen-

€sludiân1es pârecieran €mpèfrados en

llegar a constituir um unidad social de

A nuestros lectorcs

tal magnitud que sôlo faltarian los mili'

Las variaciones que se han producido en la economia mexicana

Los movimientos politicos también

parecieran tender a las unificaciones.

ta denocracia cristianâ ha disùelto las

tendenciâs en una lineâ unitaria que

nos impiden mantener los pr€cios de la revista en el pars. En adelânte

serân de $120. et ejemplar y $240. el nrimero doble. Suscripci6n

por 6 nûmeros, 9650. y de instituciones o de apoyo $1.000.

Pala otros paises hemos estâblecido târlfas ûnicas, que desgracia-

busca el acercamiento con la izquierdâ

(no todâ, por supuesto) sin preocupan€

de las suspicacias de lâ derecha.

El P.rtido Sociâlistâ parcce bastante

cerca de complet.r su unificâciôn. pues

los que estân fuen del Crmité Politico

de Unidad (CI,u) parecen dispuesto â

integrarse a éste si obtienen ciertas

dâmente en el anterior ntmerc doble 7-8 aparecieron con error.

Son en reôlidad de Us $2.50 el ejemplar y Us 55.00 los nûmeros

dobles. Suscripciôn por 6 lrneros, US $15. y de inltituciones o

de apoyo us $25.

Contamos con su comprensiôn y ôpoyo. Necesitamos de un

mâyor esfuerzo en todos los paises para la ventâ de suscripcione6

y dfutribuciôn de la revista. Debemos reiterar que cot'tltRc€NoA

no tiene olro5 ingresos que los de sus ptopias ventas: canece de

La convergencia socialistâ continûa

unificando âl S€cretaiiado Politico

todo respâldo financiero y no æcibe subvenciôn alguna. ûl

expresi6n de las org,inic-3s pârtidarias

del MAPIJ, MAIU oc, rc y s€cto.€s sc mo, 1os cuales, â su vez, buscan formas

cialistas del troûco histô.ico) con el de coordinâciôn qu€ les permitân una

Crupo por la Convergencia (expresiôû mâyor €pacidad de acci6n dentro de

de intelectuales de iquierda no comu- unâ lôgica de futuro enfrentamiento

nista). À lâ vez parecieran ayanzars€

los p.imeros pasos pârâ lograr un acer L anlerior no excluy€, por cierto

camiento mÉs orSrânico entre 1â conver- que los comunistâs y socia.listas mâs

gencia socialistâ y lâ tolÀlidad d€l Par- extremos pârticipen en las accion€s

tido Socialùta.

opositoras, pues esLin también en el

A mâs de wificaciones pardùrias, interés comlin del câmbio de réginen.

tenemos los âcuerdos entre partidos. sin que esto siSrifique que tengæ pro-

Tal es el caso d€l PRoDEN, agrupaci6n yectos comunes con ei resro.

sociâl y politica de derecha a ci€rtâ

izquierdâ, aunqu€ con predominio Dc, Pero, âûn mâs alld de estos sectores,

y los del Manifiesto por la Demoûâcia hay que considerar que en la totalidâd

que har ruelto a reapareær como ex' de las fu€rzâs que hoy aparecen unidas

presiôn de acu€rdo politico pluralisû. en la oposicidn, los proyectos futuo!

suelen s€r bastantes distintos. Tanto en

También estâ clâro por qué iâ derecha

insist€ en una salida negociada con

el gobi€mo, proponiéndola como ûnica.

De ilguna manera, todoslos sectores

estrn convencidos que la forma en que

se resuelva la crisis alora va a ser bastant€

d€terminante para la viabilidad

del respectivo proyecto.

Esta situaci6n harâ que !e produzcan

varios probl€mas en el seno de este vas,

to bloquc opositor. Pero, dâdo que lâ

capacidad de incidn eî h salidâ a la

crisis es lo mâs impo(ant€ para privilegiar

la propia âlternâtivâ y dado el

interes comûn en el cambio de régin€n,

€s pmbable que Iâ unidad opositorâ

Salidâ determinante

El problema es el Pc, porque Ia derno-

lâ der€cha qu€ hoy pârticipâ en la

movilizaciôn por el câmbio, en el centro

lidendo por la denocracia cristi?na

Es|o pârâ sà optimista, Âunque con

una notâ dê âdvertenci4 porqu€, zquién

sâbe lo que pasaen las FFAA?;4lr,.læ

Archivos Salvador Allende


CONVERGENOA nûn 9, julio d6 198

EEUUyla

redemocratizaciôn de Chile

Sergio Bitar

Agradezco la invitaci6 n ôel Wasttirtgton Office on btin Aùteùca y el Deparlâmento de Cobiemo de lâ Universiàad

de Georgetown pam participar en esa cotrfercncia sobre la redemocratizaciôn del cono sur. Agradezco

también la oportunidâd de expr€sât mi peNâmiento al Coûgreso de los EE UU Como latinoamericano

reconozco el valor de las posiciones asumidas por miembros de este Congleso en la defens'a de los derechos

humanos, l, dernocracia y el pdncipio de no intewenciôn en los asuntos intemos de Américâ Latina. Como

dùleno r€conozco la Ûnportancia de lâs investigaciones realizadas por el Congreso de EE UU sobre la inteiyenciôn

de la administraciôn Nixon y de la ctA et los asuntos soberanos de mi pais. Ellâs proporcionaron

detâllada evidencia de su involucramiento para impedir el triunfo electorâl del prcsidette Allende y luego

pâra derroclr al gobiemo constitucionâl de Chite.

La realizâciôn de una confercncia sobre el cono nrt es de glân trascendencis, pues, muy probâblemente

esta subreSiôn tendrâ una evolùciôn politica similar. Entr€ nueslros ttes paises -Chile, Argentina y Uruguayexisten

diferencias. Sln embarSo, en los ûltimos â6os ellos vivieron exlæriencias so4rrendentemenle paæcidas.

En los lres câsos se implantaron dictâdurâs en el perlodo 1973-1976i esâs dictaduras se inspirarot en

sinilares doctrinas de seguridad nacional, âplicaron iSuales métodos rcpresivos, Yiolando los dercchos de hûnâ_

nos m6s elementâles, declararon la Brerm a $rs propios pueblo€, implantaron los mismos esquemas econômicos

monet ristâs y de libr€ mercâdo, que han conducido a la m6s grave c sis econômica.

Asi como han hÂbido similitud€s trâgicrs, también las hay la lglesia Catôlicâ en Orile, la Conxiôn lnterametcan-a de

positivas. Li proc€sos de red€mosâtizâciôn en nuestros pai- Derechos Hùmanos, todas ellas han c€rtificâdo que no ha ha_

ses t€ndrtn influ€nciâs recipiocas en el futuro prôximo, a lo bido mejoramierto de los der€chos humânos en 1982. El

cual se agega la volunlâd de chil€nos, arSertinos y uruguâyos nirmero de d€terciones y relegaciones ha cl€cido, Iâs torfuas

de defender juntos la democracia. Este proæso estâ en pleno no han disminuido, las expulsion€s hân continuâdo, el exilio

desâirollo. sigue castigando a îÉs de 20.000 familiæ En medio de una

En estâ presentâciôn sobr€ Chil€ abordaré 3 âspe.tos: pri- situâciôn de dere.ioro y de crecienle descootento, las perspec'

mero, lâ naturaleza del fiomento politico que vive mi pais; tivas son de unâ mayor rcFesiôn en 1983

ægundo, el efecto d€ la polirica de EË UU sobre 1â lucha La economia chilena sufte su peor crisis y no existe soluci6n

demoqÉticâ chil€nâ y, tercero, los critedos para fundù ùna con el esqùema politico vigente. En 1982 el producto nâci$

rclâci6n mâs estable entre ChIe y EE UU.

nal di$ninuy6 en l4Z, lâ mayor câida experim€ntâdâ por un

Situaciôn nacional

râis de Àmédcâ htifla. El ingeso pet cdpird en 1982 es infe'

rior al de l9?2. lâ deud. ext€rna Pef capr-td es la mris alta de

k comp{effrôn de la situ.ci6n clilena debe partir de dos he_

América Latinâ. El desempleo es el inÉs €levâdo desde l93l.

chos centrales- El primero es que Orile tuvo hastâ 1973 una

Fracasado el €xperimdrto econ6nico solo p€.siste le represi6nde

las ûis largÂs y solidas tmyectorias democÎÉticâs del conti_

Por lo tanto, no vivimos un prog€so econ6mico caPâz de

ûente. t-ê pr€s€nt€ dictadùra cotstituye l rinica discontinui&d

creai condiciones parâ una apertua â lâ democraciâ. como

htutôricâ si8nificativa desd€ la independencù. l! trâdiciôn

ocurdô en otrar €xperienciâs. Tampoco hân sido hcorporados

democrâîica c,hilena esti viva. Bxisten la6 fuerzâs nacionâles

nu€vos sectores socia.les a un mayor bienestar, 10 cual hubiera

parâ alegurar una transiciôn a la democracia ûpida y contrc

permitido ampliar Ia tras€ de apoyo. Por el coûtrario, sÊ ha

lâda, sin caos- El s€gundo h€cho central es que el mod€lo

excluido politicânente y se hâ paup€rizado econ6micâm€nte

econônùco y politico impu€sto por Pinochet ha fracasado

al 90jà de lot chilenos. El apoyo civil se ha€sfurnado. Pinochet

irreversiblemente. Su prolongaci6n reporta{i un dâio aûn

æ vâ quedândo

mâs gave a la naci6n y conduciria real.mente a un câo3 dificil

solo.

k actùal Constituciôn es una âti€naciôn. Es tal vez la

Los dêrechos humÂnos continuân si€ndo violados.lm"esry tlica en el mùndo que menciona a un gobemant€ por su

IntenationaL America's Watcr. la vi.rria de lâ Solidaridad de nombre propio. Es la ûLnicâ del mrindo qræ establ€c€ exptcita'

mente el èxilio como pena impuesta arbitrarianente por el

E@romisla y .x ministo dc Mieria en Chile alurdie cl gobicmo gobi€mo, sin trcurso judiciâI. Ctile ha Yivido duânte câsi 10

de Allerd., nilit. e d. Ia IC. acr\a!ûqt felow ô.1 WI@n Cùtù

en Wa$\inelon- El lexto d iù exporicid! affos bajo u!â forma u otla d€ estado de sitio

d. h drferencia !ôbre

US poli.Ls to 4.conryh! rhe îo$itbn 10 rlmoûa.t ln the soûhe,l El régirner de Pinoch€t se hâ ânquilosâdo. El gobi€mo actuâ

cône otsrnirtÀa pû me ,dehinslôn Offr.e on Iatin Aûdi.a y èl defensiva$ente para contener lo3 conllictos en ascenso. Su

DeladM.nto de Goùino d! la Univdriiad d. ç@rgetown m el

Crj@s dc EE UU-

ûnico proÉsito es conservar el poder y, pâra ello, el ûnico

52

Archivos Salvador Allende


camino es atomizar la soci€dad, destmir l4s instituciones,

d€jâI â los hdividuos aislados, al a.rbitrio de ùn poder personal

implacable. No habrâ transiciôn â la democrâsia mientrâs

subsista el eobiemo actual.

À p€sar;€l gido control del pâis por la fuerâ, el descontento

nâcional s€ ha Seneralizado y 3€ han extendido las

expresiones de rechazo â la situâci6n imperante. En dici€m_

brc r timo, la lglesia Cat6licâ, â través de todos sus obispos,

senalô la necesidâd ineludible de voker a Iâ democracia para

salir de la gave crisis. En febrsro de 1983, !200 dirigentes

sindicales. en carta dnigida â Pinochet, solicitaron 1â realiza_

ci6n de un plebiscito para decidir si el régimen actual debe

continuar o debe terminar. En mârzo se gestô un amplio

entendimienio politico, desde conservadores hâsta socidistas,

en la lamada Multipartidaria. Ellos han decla.âdo que arlt€ la

slave crisis nacional solo câbe la democaacla Es€ misno mes,

;l GnrDo Constitucional de los 24, integado por jurisbs de

toatâs lâs cor&entes d€mocÉtcas det pais, a.firmô qu€ Chile

vive "la mds destructora crisis de id€ltidad nacional de qu€ s€

tenga memoria

'.

Politicâ de EE UU

Iâ democmcia s€rÉ reconquistadâ por el pueblo chileno Sin

embârgo, los faclor€r elternos pueden hacer esa luchâ demG

iiliicirnls dificil o menos dilicrl Lâ poltdca exremâ de hE

UU en el periodo I98l-8J ha obstaculizado es luchâ lÀ

acrual admlisrraci6n ha sido un sopone del régirnen de Pino

chet y, por lo tanto, ha debiltado a las fuerzas dêmocrâticas

ll o;litcâ d€ dei€chos humaltos por EE UU en el periodo

1977-li0 ayudô a contener la rep.esiôn. l-a posiciôn firme de

la admiîisiraciôn Carter en los primeros anos contribuyô â la

libenci6n d€ presos politicos y puso âlgrin freno a la diciadÙra

En bs anos |mat€s de â$rellâ âdministmciôtr esa politca s€

debilit6. Pero el balanc€ fiæ pditivo; los grupos oprimidos y

los sectores democrilicd consiguieron con ella un €spacio

minimo de Protecciôn-

En 198 1 , lâ situâci6n €anbi6. Los dercchos humanos fueron

subordinados a otros objeriYos La atnistad de gobiemos

dictatoriales, por declârarse aniicomunistas, fue considerada

Iner i-po"*1" que el respelo a los derechos hurnânos ' Ld

""c.aciôir

aemocrâtq los ralores d€moc.i4ticos qùe imp€ran en la vidâ irterna de

esù naci6n. Pâra los chilenos, lâ intervenciôn en el d€rrocâ'

miento d€l riltimo presidente constitucionâl no st olvidarâ.

El apoyo al gobiemo chileno actuâl reâalrma la p€rcePciôn

d€ oue Ia democÉci es, con frecuenciâ, un principio subol_

dinado, secundario. Lâs postuâs denoclâticas oficiales en

EE LrU se hat doblegado ante los intereses econônicos de

alsunês hansnacionales. como h m en Chile, y han cedido

arite dictaduras que se visten con una ideologia consewadora

v aue se presenlân como gâranter de un orden publ'co im_

ouelro ooi el tenor. Mit ',rvâ es es!â conslalacrôn con hechor

iono La reclente negaciôn de una visa pâra Ing/esÂr a tÉ

t'a àuiet (liptonacv'e ap!c6 cÙando

cabia criticâr. mientras Las declÂraciones favorables se haciân

Dublicâs. El siiencio para lâs crilicas ' b pubticjdad pÙa el

iloao fu. inr.mrctadb por lss djctâduras como un câmbio a

sLr iavor. Para quienes mlo enrienden el lenguaje de Ia fu€rza'

iâ Do]jtica de la administraciôn Reagan fue p€rcibida como

La distinci6n enùe regfmenes totâhtârios y autoritânos

otorgô lâ cob€rtura para brindâr i€spaldo al gobiemo de

Pinochet. E. Brigg!. deputJ ossisunt setrctdry olstarc'exqe

ro.n Santiugo *iUo a. |'ca2:'((hile) fteed ÛvU Îrdn the

Àoo*t yoi". . . since the it has become a model of,Îee,

norket economics and its prograrn to retum to a reu srut

long-lasting denoûary arous?s the..interctt and solidtity ol

president s Reogan odminisÙanon

t-a rel6ricâ ;ticomuûista de las dic6duras del cono sur

ha sido êmpleada corno unâ conina de humo para rcprimÙ

Fl modelo de tibre mercndo âplicado dogmâlicamenle desttu_

vô lâ b&s€ ploductiva, alênt6 el consumivno de una minoria

v asùdizô lâs diferenciâ5 dÊ ingreso y nquez' Lns consecuen_

'.iaibsiao

neta.sus, pues se estâ empujÀndo al pais â solu'

ciones desesp€rsdâs v sê hâ sembrado lâ inesrabilidâd polilic-Â

La poliLici de Et UU hÂcia Chile hâ sido ûconsislen le con

_\

'

por unos dias a la esposâ del presidente Allende, mientras

meses antes la esposa del gen€ral Pinochet era acogida en la

Câsa Blanca.

Se debe reconoc€r que en el liltimo tiempo hâ habido

una posicion mâs clara del Depatatrento de Estâdo en

mâteria de derechos humanos en Chile Sin embargo' €sâs

indicaciones no gÂnan relevanciâ en un cotrleÀlo general do'

minâdo por una actitùd lavonble a un régim€n no democra_

Luchas Por la democracia

L3 existnc$ de una polrtica democralicâ consiste enla melor

àanrra ae una relaci6n mas sôlidâ enrre Chile v Er t t Unâ

ielaciôn esrable enre los pueblos d€be lundârse en el 'esPero

p"À-"nt" a" dos valores bâsicos: los delechos humânos v

Ia -- democlacrâ

ion re.pecto a ro' aerechor I umalos su defens! debe ier

a"*-u .i;i.irr' Esâ deiensâ debe rraduci'x en el fonaleci-

*."ô a. r"t organis'nor mullilate'ale! como la 'omision

iTi*ÀJÀ" aJ o**t'os Hunanos v €n el rÈsPâldo a los

Ormno" oo guU"-Ùn"nrâles dedicâdos 3la nisâ mbrôn

ùnI ou."n oàtitl* a"u" pârlir d€ l nùcion qÙe los derechos

fruÀ-o, tdri*t *n NingiÛ gobiemo pu€de

"tpt.nacionâles

i""*. ." *"*-*"., que la muene. el desaparecimienIo la

toiura v el exilio de los ciudsdanos d€l pais ron cueslrones

oue flo conciemen 0 otms personas. instlluciones ogoD€rnos

Ë.t" n tn .ls el pait en cuestiôn es signata'

"" ""ia"nte "rando

.io de acu€rdos int€macionales que lo compromet€n a respetâr

lot &r"ùot bdt,*t 4", P"'*nu

Eû cuanto a la democrâcie, ellâ no se exporta m se mpone'

.r * pi"o* pr"pi" a. cidÀ pueblo Pero puede ser oblra-

ÀriruO, a.ta" a exrerior' Para respetâr el plincipio de no

-"t*".i0". politica consjstente debe poner el aænlo

rr "* UU ;o debe hacer: no debe âpovÙ a las dicta-

"rl. ;;;r,';i "* comûn debe concenrâ!:e €n 3uprimir las

Doliticas que "-f*.. obstruyen b redemocrÀtjzaciôn màs que en ra

ii"...ioi àæ.," ai u a.mocmci Porque ùn inrento mal

ià"*uià" J dereminadâs politicas desde afuerâ

i"."i"Uf.ln.n,e ".pla* a otrasformasde intenenciôn En

".ta".iti"

suma. defendel Âbrnalnenle los dereùothumanos y no apo_

"L " f"t ai"t"a*^* l""o*ceria el desanollo de las fuezas deino"tl,i"u,

nuaonuf"" l.t forlâleclrruenro de las institucjones

"

t*îi',1"" *'"i6-ia a creù unâ âulénlicâ estabildad

en el c;ntiænte amedcano basads €n el coN€nso y no en un

' srd,l./ 4ro impuesto Por la fuerza

fr'o.Inocru"iu ffUt volveni Elrégimen actuâl no rtene

destino. Nuestra tarea "n es acortar €l tiempo para evttal mas

dolor y miseri trchar por la denociÂcÉ en €l cono sut es

i".utî ru.l* por su fonâlecimiento en lodos lor JÊm6s

o"it", aat *nain"ot", fr, por lo lanto. unâ târea de (odos los

àrnericanos conpromerldos con lâ denosacia q,'

Archivos Salvador Allende


CONVERCENOÂ .'in. 9. j 'iliô de 198 3

Centroamérica

La infitil guerra de

Reagan

Ximena Ortrlzar

"E[ UU, el pais lnâs poderoso del mundo, nos ha declarado la guerra y esto es, rcdmente, câsi ur elogio pârâ

Lo anterior fue declarado porTomâs Borge, comanda.te de la revoluciôn y ministro del Interior de Nica

ragua, en alùsiôn a la campâfra d€sestabilizadora desâtada por la administraciôn de Ronald Reagan conlm el

Sobbrno sandinista.

Hâblâr de unâ guerra de EE uu contra Nicaragua no es ùna forma mersfôrica de definir la situaciôn acfual

entre âmbos pâises. !s una afirmaciôn qu€ comprueba dia a dia las agresiones militâres, econômicas y propagandfsticas

apoyadas por el gobiemo de Wa$ingtor y dirigidôs contra Nicaragua.

si bien los objetivos intervencionistas de Reagan comprenden a toda cenhoâmérica, s la qùe define como

"reserva estra tégica y cuarta frontera de EE uu ", tras el triunfo revoiucionario sândinistâ oi lutio ae t ete,

Nicaragua se ha conyertido en la piedra en el zapato. Para revertir lâ situaciôn, el gobiemo àstaduniclens

instrùye, ârma y financia a la contranevoluciôn, utilizando el terfitorio de Honduras v el ale costa Rica. v

aument! el apoyo militar a El Salvador, donde el avance de la ludra revolucionaria hace-tambalear al sobieino

de Alvaro Magafla.

El dlscuno de Reagan del 27 de abril pasâdo Ânte lai dos o{maras

tuvo precisâmen1e como obj€tivo refozar las acciones de

EE UU en C-entoamérica, pâra lo cual pidi6 ùn aumeûro de

600 milones de d6larcs para paises "amigos". Su argumento

central fue el p€ligro del futuro de la democacia en el hemis.

ferio y la paz e integridad del lenitorio estadunid€nsê.

Posteriormente, en conferencia de prensâ rcâlizada en la

Câsâ Blanca, Reagan larn€nt6 que la clâusulâ que obliga a

ùtilizar lâ ayuda a pais€s centroâmericanos en forma abiertà

esté limitando su posibilidad de combêtn 'la Hondùrâs: ora el general somocistâ

Adenâs de ser pais limitmfe con Nicaragùâ, Honduras deb€

"favores" a EE UU y todo esto lo convierte en el pais ideâl

pam o{gÂnzar la agresi6n armada contn el proceso sândinita.

Veamos cùâles sc[r los favores que el gobiemo encâbezado

por Rob€rto Suazo (brdobâ estâ rctribuyendo:

antes del triunfo de lâ revolùciôn sandinisrâ. el nûmero

de efectivoc del ejército hondureno era de 14 mil20O: hov

ayuda que los son )l mii 400. En los ùlrirnos tres anos, LÀr bases milirâre;

sandinistas pr€stan a los guerrilleroô sâlvâdorefrot'. Negô que honduren$ han aum€ntado €n un 50 por ci€nto, en ranto qu€

su administraci6n t€ngâ el propôsito de derrocâr al gobiemo s€ duplic6 el nûm€ro d€ bâs€s navatea, pistas para atenizajes

de idânâgua y, a renglôn s€gùido, explicô que ayudâ â los militâres y aviones de combate. En cuânto a l;s helicôDteros.

"soldados de la libertad" de lâ contra$evolùciôn ooroùe éstos que

''Iuchan

eran siere en la7q. hoy sql 2t, es decir. se triplicùon.

por los principios revolucronaric que loi saadinistas -la âyuda militar que en 1980 fue de tres millones de

han traicionado", dândo â entender que é1, precisanenre é1, dôlares, en 1982 fu€ de 10.6 millones, ademâ! de 2l miltones

es un defensor celoso de los prhcipios revolucicnarios y adicionales para modemizaciôn de aeropuertos milirarEs ya

En el teneno ec.n6mico. el nada origmal bloqueo comien- -todo lo anterior h significado un notorio incremento

zâ a haærse sentir. l3 supr€siôn repentinâ del 90 por ciento €n la capcidad mililar del ejército hondureflo y eso tien€ un

de lâ cuota azucarera nicaragriense destinadâ â ÉE UU, lo precio. El jefe de las Fuelzas Armâdâs de Honduras,

qu€

seneral

equivale â 52 nil 800 tonelada! cortâs, decidida por Custavo Alvarez Martinez, d€clar6 on entrevistâ difundidâ

Wâ*rington. demuesrra que lodo es lalido en la menre del por Radio Amédca que su gobiemo estâ de acuerdo en que

mandatario d€l pais mris poderoso del mundo.

EE UU interyeûga militarmente en Centroamédca, En respuee

En el plÂîo propagandisitco, se da a ent€nder que los con- tâ, Ronâld ReêgÂn câlific6 a Âlvârez como

flictos que €nfrenta Centroamérica se inscriben en la conftontâci6n

Est€.Oeste y que €n NicaraSua hay una guera civil. Se

trâta de prepamr a l. opiniôn p:blica para una posibl€ intervenci6n

de EE UU en lâ zona, medida que no ha sido d€scanadÂ

ahque por ahora, época preelecionaria, es mâs converuente

realizÂr una intervenci6n con mâno mon. Y pâra tal obj€tivo,

HordurÊs es €l "arnigo" indicado.

'lalio€o y buen

âmigo" y envi6 otros 97 consejeros militares â Hondùras, a lâ

v€z que aprobô la ifftalaci6n d€ 1â base Forl Mocor6n en la

Honduns cuenta. ademis. €on una flamânt€ escuela de

entrenamiento antuuerrillas y con la primera basô militar

estadunidense en su territorio, instalada por los "boinas ver'

ded'en iunio Dasado.

s4

Archivos Salvador Allende


V€amos âhola c6mo ietribuve los favores:

-la ftaniâ frontedza estâ poblada d€ camFmentos somo_

cistss, En ellos. asesor€s militâres estadunidensês entrenan a

soldados de la abolida Guaidiâ Nacional somocista, €nÛe los

que ss cuentûI vârios oficiales; mercenarios contratados ex

p/oÊso e incluso soldados r€gula'es hondureffos

Tmbién en la frania froûteriza s€ instalaron sofisticados

equiDos electrônicos de radiocaptâcion, audici6n de conver'

sa;iones telef6nicas y obsêrtacion por radar de los d€splâzâmiertos

de las trcPas del Ejército Popular Sândinistâ.

En Puerto lrmDira. a escæos 15 ktômetros de Nicârag!â,

se rea.lizan accion;s conimtas de Ft t U ) Hondutas en las

que particrpan q00 aesores mililares ' mil b00 eferrivos de

la aviâciôn y el ejétcito estâdunidense.

L.â revi.ia rt.np del4 de âbril parado.dnrmôque elcerebro

oue dirise tas sciividâdeç niÙtùes desde Honduras ) conlra

I'llcaraqua, esra inregndo en 'u totalidâd pot ciudâdânos

errâduriderses. exDeltoq de la .la. bajo lâs ôrdenes del

embâiador de EE UU en T€gucigalpa' John Negroponte,

veter;o de l conducci6n de l, guerra de Viet Narn' Inregran

también es€ estâdo mayor de lâ contaJrevoluci6n representantes

del comândo sur de EE UU en Panamâ, un grupo d€

âltos oficiales hondurenos v. por cierto, ex oficiales d€ la

Gùârdia Nâcional, âgrega el semanârio.

lns aqresiones ârmadâs y los intentos de invasi6n de territorio

de-Nicaraguâ se han venido registrândo â partir de agoe

to de 1982. especialment€ en el tramo comprendido entre los

ctnos ta Fitir tl Gslilo. en el ,€ctor de Jalâpa. Depânamento

de l\ue!€ S€govia, en el noresle de Nicâr'guâ Tarnbién

han atacÂdo, en menor Proporciôn, en los Departâmentos

de Àlrdriz y otinandega

Tâmbié; se sâbe que desde aviones de la l-uerra 4érc4 de

Honduras s€ hâ entregado Pertredros y provisiones a contn_

rrevolucionarios infilûâdos en tenitorio nicaragir€ûse

I? contlamvoluci6n utilizâ artill€ria f'€sda (mortÊros de

106.7 millmetros v 120 milimetros)' causândo bajas entre la

poblaciôn civil d€ poblados fronrerizos Solo en ls rnlùîa se'

rnâna de marzo. esâs bâlas alcffzaron a )7 personas muenâs'

inclurendo enue ellas al médjco franés Pierre Croqean que

rêaliabâ una inteslieâciôn acerca de la lepra de tnonlalâ en

Ûn caserio cercano a Waslala.

También desde Costâ Ricâ

En abtjl pâsado se regrstrfion âgresiones por tâ frontera sur

de Nicù;rua. coocrelamenle en loq pueslos lronl€rLos lâ

E'peranzal retirna, en el Depanâmenro de Sân Juan fslâs

"cclones

conesponaen a cualro organiacionesaglupadasen la

,"rodenorninada A[anra Relolucronaria Democrâtica aÈDl'

qu€ encabeza Edén Pâtlora y que opera principalrnente en

Costa Ricâ.

I2 oreânizaci6n de la contranevoluci6n en territorio de

Costa Ri;a data de varios meses. Al rcsp€cto' son ilustntivas

tas dedaraciones del ex oficial de inæligencia argentmo,

Héctor FBnces, ante lâ Prensâ intemâcional de l'léxtco €tt

diciembre de 1982. Fraffls infonn6 detalladamente âc€rcâ

de âctividâdes q!€, con Âpovo de la cIÀ, se han venido desa_

nollÂndo en tenitorio costârdc€nre desd€ eI âno pasâdo,

especiâlJnente en el sentldo de reclutar 'loluntarios", incluso

m;diante e1 secu€stro. Fran,æs agregô que la cootff€Yolu_

ciôn cuenta con asesores mililares argenlinos

Por otra parte, desde hac€ dos meses irn contingente d€

marres estâdunid€nses, conocidos cotno '\?a marinas). s€ elrcuentra €n territorio costârricense, concretâ_

mente en la provincia de Guanacasle. Estos ,rafl'e ! p€rtenec€n

a la base nàval Gulfport, ubicada frente âl golfo de México'

v fueron trasladadoi À Costa Ric.â para âpovar "âctividad€s

iericolâs" en la citada Provincja, â p€ticiôn del gobiemo de

Ç".to*.

Ar. CoçIa Rjca parece ser en estos momenros una segundâ

bas€ poliricâ y pol;nclal cenlro de agre'rones nÙlirares conlra

tr'oiaeua- con onuencia de ecrore( del gobiemo de Iuis

Albert; Monge.

Todo demuestra que el plan de Reâgan pa'â dêrrocâr al

'ôhiemo sandinista ;$â bien lrâzado lncluso se han dâdo

iechas para lograrlo: fines de 1983 srs âsesores se en€tgân

de hacËr declaraciones complernentarias. A su regreso de una

sira oor nue{e pais€s ceqlto y $dameric'âno's el embaiador

irireiarre ae Lt- UU para ceniroatndrica. tucn-ârd Stone

declarô en Md co que

bees" (^beias

_en era Tona e\irie un e:e e\ttân:ero

que anenaza 1a paz y la seguridad r€eional"' ) agr€96 "es neà.-io

oon.t ,ràio u Iâs acciones r,'lsutgenres de izquierd$Iâs

errremisras I fânaticos PaJa lo cual senaiô @mo lider al

Dresidenie Suat€malteco Efrain Rios Montt, que "se ha des_

tâcâdo ooi'su avance en el mejoramienio de los derechos

hunsnos en su parl"

t n dia después de las declaraciones de Slone un allo funciônario

de It C.âsa Blanca decLarô a la pren'â que "EE UU

esiaria dispuesto â reconocer como legjtimo ungobierno ântisandidsta

si los rebeldes logan el control de ùn ceÎtro uI'

baro irnportarte en Nicnraguâ .

Todo confirma ta âculaciôn hecha el lo dè marzo por un

editorial de lr'ew York nmes, qre decia: "El Sobietno de

Fl- UU estj Lbrando una guetm contra \rcâragui. aunque el

( onsreso norteamericano no ha declarado lal guerrâ tn Cons_

hruc ion con fiere ese poder âl Congreso de lâ I njon Amen' âna

pero alguien ha usurpado ese poder: la Agen'ià Gntral de

'

inretieencia cômandaàa por el presrdenle Redgan

Lai cartar estân sobre ta mesa.

Paz con dignidad

' , Cômo restonde Nicaragua?

En prirner lugaJ. hay que lecordar que el Ljerciro PopulaJ

Sândin$ta cuenn con ll0 mil efeclivos regdâres. A esâ

fuer/a militff ha' que qumar la de 80 mil m ilicianos. A demâs'

'nnal v de es hubo Dnrebas conlurldentes duranle la insunecciôn

oue aenoôO a,qnastasio Somoza y lâ mùy bien entrena_

da v arrnada Gualdiâ Nacianal, la poblaci6n civil apovâ al

F;te Sandinista de Libenciôn Nacional, hov conductor del

proceso reyolucionado, y estt dispùesta a sumârs€, unâ v€z

mâs, â las fueras de combate.

lodo el pâis eltâ en eslado de alerlâ ln p.leba es que.

tasra ahora. la contranevoLuci6n na sulrido muchas mâs

baja' qde el tlëtcito Popular 5andinj'ra. lanro en qdai 'omo

en âmaJnen{os. lodos los inlenlos de invarion. pol ambas

fronterÂs, hall fracêsdo rotundamenl€

La coflsigna de PatriI librc o /roril es ur principio irrenunciable

Dâra los nicaragiienscs.

Perô. sin duda, la mejor r€spuesta puede encontrars€ en

lâs declâraciones del comandsnte gorge:

"Este es un pueblo que sma la paz El gobiemo sugido de

la revoluci6n sândinistr también tiene vocâciôn pâclfistâ y he'

mos dâdo prùebas de e o âl agotar las gesûones encaninadâs

a una $1uci6n pacifica Para Nicaflgrln y pârâ Ctntro4,néricâ.

H€mos apoyado 1a gestiôn de los canciler€! del Grupo Contâ-

Archivos Salvador Allende


CONVERGEI{SA ntm. 9, jùlio de 1983

El Papa en Nicaragua

"iQueremos la paz!"

Roberto Pizarro

Nunca antes se habia visto algo igual. habiâ rcndido un homenaje p6stumo â sidad y apoyo de Juan Pâblo II par€ci6

El Sumo Pontfice de la Iglesia Catô 17 jôvenes asesinados en lÀ froltera dirigida al arzobispo y a la institucionaiica

diciendo la misâ a cûnpo âbierto, noûe por la! bandâs somocistas, L4s Iidad de la lglesiâ. El Concilio Vaticâno

en lâ plaza prjncipal de Managùa -la madres de éstos jôvene!, vestidas de II y Medelin se habian olvidado.

plaza 19 d€ Julio y cientos de miles luio, s€ encortraban en lâ primerâ filâ El pueblo de Nicaragua, conega mis-

de sùs fieles pidiéndole, orândol€, de la nultitùd, esperando la palabra ma espontaneidad que lo ha caracieri-

griitndol€ que orara por la paz. Lâ his- de Jll3n Pablo It. lmposible no verlas. zado en sus luchas sociales, alzaba su

toriâ de América Latina sôguia hacién- con el retrato de sus hiios er el p€cho. voz, esta vez, ant€ una homiliâ que

El pueblo cal6lico no estaba sâtisfe- nadâ tenia que ver con sus reales preo-

El silencio y la expectaciôn marcacho- Lai aspiraciones previas a la visita cupacion€s cotidiaûas, ni co|l sus intiron

los p.imeros momentos, con la papal no se cumplian. Alli comenzaroû mos pensami€ntos como cristiânos,

entrada

Qué

del Papa a la plâzâ. Este, en lm los primeros Sritos, en el medio d€ la dolor habntn s€nlido aquellas nadrcs

blanco y oro impecâbie, lucia majes- misa, suâi€mente al comienzo, con a lât que se les negaba una oraci6n por

tuosâmente ante iâ masâ de hombres, miedo, con temo. a herir la âutoridad sus hijos as€sinâdos.

.nujeres y

Que contradicciôn

ninos enrojêcidos por un papal. ;Queremos la pazl, iqueremos habrân exp€.imenaÂdo aqù€llos campe-

fue(e sol y con $s ropâs suciâs de la paz ! eran gritos de diélogo. que intensinos y obrcros a qùienes sê les r€ch^z a-

polvo. lns larSar cÂminatas de los habitâban hâc€r comprende. â Juxn Pablo ba una palabla en favor de ia paz.

tânles de Managùa y de lo! depafla. ll qùe habia algrin €ûor d€ su pane, Despues de la visita papal no vino la

mentos del inierior no dismiruy€ron €l que ia informÂci6n qu€ se le habfa calma. Alguror manifiestrn su indigna-

entusjÂrmo por ver y Èscuchar al prin- entregado no conespondia a las realiciôn ante rlna supuesta falta de rcspero

cipe de lâ lglesia. jvivaelPâpal, ivivâ dades de Nicaragua, que s€ eûcontrabâ a la auroridad ecl€si,istica y la solemni-

el Papâl fu€ron los primeros gritos de ante un pueblo âgedido y martùizado. dad de Ia misa. El comandant€ D riel

sâludo & un pueblo que reconoc€ en No obstante, el Pâpa continuabâ con" Ortega dio respuestâ â esas personas en

Su Santidad âl representante de Cristo cenirÂdo en lâ lecturâ de un texto el disculso de d€spedida a Su Santidad:

en la Tierra. Nadie imaginaba, en esos preparado con ânterioridad y hacia caso "Cuando nùesûo pueblo dic€

momentos de felicidâd, qu€ minutos omiso a la p€ticiôn popuhr por incorpe

m& tarde s€ abriria lm abi$no entre rar en su intervenciôn paiabras de paz.

el j€fe de la lglesi y los €rôlicos de A pârtir de es€ mom€nto, los pere-

Nicarasua.

grinos no s€ contuvieron y loda su

Lâ homiliâ comenzô con un s.ludo p€rplejidad, frustraci6n y desecp€Iaci6n

efusivo Âl arzobispo Obando y Bravo y se convntiô en un solo grito atronador

â los obispos de Nicarâgur. El Papa qùe estremeci6 la plaza y sus alrededo-

seflalô la absoluta obediencia y sûni. r€si iQueremos la pazl, iqueremos la

siôn que los câtôlicos deten piofesar a paz! El Papa respondiô, pero respon-

la autoridÀd ecledâstica, condici6n di6 mal. Con un rortro descompu€sto

indispensable de la unidâd de lâ Iglesia. el Sanlo Padre gdt6: isile cio!, iûtetu

Pr€dic6 sobre 1Â inconveniencia o, lnis tândo acâllâr quellas voces que le

d€mandaban se apartara de un texto

que no incorporaba los ruegos del pueblo

câtôlico- Las consigiâs se multiplicaron:

iBntre cristiardsmo y revolu.

ci6r! no hây contrâdicciônl; jQueremos

ùIa lglosia pâra los pobres ! ; iHasta te.

gar al pod€r popular!; iPoder populârl

En medio de €stos gritos,lÂs madres de

ios 17 j6venes ma irizados loraban al

Papa para qu€ orara por sùs hijos.

Lâ misa termin6 con un manilieslo

enojo papal y con una proftndâ pena

de l grân masâ popular. las denundas

populares no fueron satisfechas. No se

€scuch6 unâ palabra de compasi6n para

los pobæs de Nicâragua y todÀ 1s gÊn€ro-

'Quere

ûos I. paz'lo hac€ presionado por unâ

situaciôn de dolor. de llanto, d€ maû.

rologia p€rmanente. Nuesho pueblo es

crucificado todos los diar y dernânda

solidâridad, reclarna coùdaridad."

Por otra parte, la rnayoria câtôlicâ

s€ sobrepone a la tremendâ conrradicciôn

qu€ vivi6 6n la plaza. La lucha

enùe la sumisi6n a la aùtoridad y la

r€acciôn ânte el dedo acusador y la fal.

ta d€ compasi6n todavia los esÙemece,

Sin embatgo, lo que qùeda, en ûltima

bien, el impedim€!Îo de trajaùr la fe

instancia, es la fuerzâ del pueblo cat6-

a opcion€s terren l€s polilico-socjâles

lico ile Nicaragua, su vâl€ntiâ

y

rnoral

e1 rcchâzo mds rotundo a inte.prcra-

pard hâcer vd€r 10 que erjusto por sosiones

del evângelio que se aparten de

bre la institucionalidad de la lgl€sia.

las oficiales. Lâ misa s€ âlargaba en

En medio de estos debates €lpueblo

conc€ptos abstraclos, comprensibles

de Nica$guâ se prepam para nuevas

pala ex!Értos ên teoiogia, âjenos a los

jomadÂs, mientrâs lâ contrarrevoluci6n

doiores que vien€ sufriendo el pueblo

afila sus dienæs envalentonada con los

nicaragù€nse con lâ muerte de sus hijos

anuncios de Reâgan, de mayores finan-

mâs queridos.

siamientos para soltener la agresiôn en

Juân Pablo II continuaba y el ner.

coûtra del pueblo salvadoreno. Juan

viosismo del puêblo crccia al no escu-

Pablo II, en la tranqùilidad del Vâtica.

char de parte del Papa pal-abrâ aiguna

no, reflexionârâ sobre su homilia er

referÊnt€ â la pâ2, a los câfdos, â los

Nicaraguâ y, seguramente, logarâ en,

rnirtires de ayer y de hoy. El d.ia ante-

tender el por qué de âquellos gftos de

rior, en la iîrisma phza 19 de Julio. se

queremos Ia paz, queremos la paz. @


Archivos Salvador Allende


dôra porque pensarnos que se trata de un inteûto serio, honeslo

y râzonable para logar esâ pàz que d€s€âmos y piopiciùnor,

mente en el câmpo y €n los centrosrrbanos donde la conciencia

antigubernamental æ halaba mâs avanzada.

Hemos utilizâdo, y 1o s€gùiremos hâciendo, todos los foros tin cùnbio, t{as la ofensivâ de enero, qu€ en este caso no

intemacionales adecudos para expresâr nu€sara dÊcisiôn de contô con el .uge popular de etâpas Ânteriores, el ejército se

alcânzar la paz. Sin embargp, querer Ia p^z no significâ renun- concenbô eî 1os cuarteles. El FMLN, por su parte, $ replegô

ciâr a nuestro legitimo derecho a la defensa. Y la m€jor forma al campo y comenzô a consolidar su retaguardia, a la vez que

qu€ ti€ne este pueblo agredido para garantizar la paz, es em- reclutaba combatienæs y âdquiria pertredlos.

punâr los fusiles ûbertarios de lâ paz digna. Porque este pue- Ën enero d€ 1982, en época pr€el€ccionaria, bajo esudo

blo no glede conc€bir una paz sin dignidâd. La paz es trn de sitio, la guerrillâ reâlizâ un operativo en la bas€ âérea de

necesa{ia como el pan nuestro de cada d{a, es como el aie Ilopango y destruye el 70 por ciento de los apÀatos de Ia

que rcspiramos. . . Pero no queremos cualquier paz. Querernos aviaciôn salvador€na. En marzo loga sitiar Usululân y sôlo

una paz de frenæ despejada y de âlegria en el corazôn. Y s! el envio de muy cuantiosos relue.zos militares por parte

este pueblo se desangr6 por alcanzar su libertad, EE UU debe del ejército impide que los guerrilleros tom€n el cuattel æn'

€star advertido de qre los nicâragùenses sabremos defenderla rral de esa ciudad. Tarnbién en marlo concenlrân su accionâr

hasta lar ultimas cons€cuenci"s. Porque no hây pâz sin iiber- en las principâles ciudades, incluyendo la capitâI. El dia de

tad y porque este pueblo ya no entieîde otra libertad que la los comicios atacan induso el palacio de gobiemo, p€ro tro

que emana de lâl clases popula.es. iY esa litcrtad la vamos a Iogran mantener su câpacidad de Ârego y se repli€gÂn nueya-

defend€r acafronazos!"

mente al carnpo.

"Si Nicaragua venciô El Salvador Tencerâ"

Como resultado de las elecciones, el €x mayor Roberto

D'Aubuisson, del ultraderechista movimiento Alianza Repu.

Estâ consigna, generalizada en ambos paises, Feocupa a lâ

admjnistraci6n Reagan de man€Iâ especiâl. . . y justificada.

Un pueblo en armas ha tomado la delartela en la es.en salvadoreaa

y dia a dia pone en jaque aly dereriorado y desrnoralizado

ejército.

I-a ayuda €stadunidense al gobiemo de Alvaro Mâgata no

s€ ha hecho èspêrar. Solo enûe enero de 1982 yjunio de este

3no, BE UU entleg6 mil milones de pesos, ademâs de 60 mj-

Ion€s como partida especial, sacâdos en mayo pasado de ur

fondo de €n€rg€ncia d€l Pentigono. A''uda generosa e i[û1i1.

blicâna Nacionalista, ÂRENA, en su calidad de presidente de

lâ Asâmblea constituyente, d€signa como pr€sidente de lâ

reptblicâ âl banquero Alv3ro Maganâ. El gobiemo instaurado

por medro de esas elecciones liene canicrer de "provisiona.l".

En junio de 1982 el FM tN inicia un nùeva ofensiva Senerâl.

Se rrara, ahora ii de derrotar milrarmenle âl enenigo y para

elo decide adoptar la tâctica de guena de movimiento. A partir

de entonces comi€nza a vislumbrarse lâ derota del ejército

salvador€no y el auSe del proceso revolùcionârio.

Si 40 mil mu€rtos no han podido detener el âvance de 1âs

Primerâ glan victoria

fuerz?i rcvolucionâriâ!. . . ipodrân los dôlÀes?

lâ vanguardia populÂr sâlvador€na, FMLN-FDR (Frente

FÂrabundo ù{Ârti para la liberaci6n Nacionâl-Frente Demo-

Una gùerl de movimiento implicâ pâsâr de la dispeÉiôn a la

conæntracibn de fuerzar. Y el FMLN sê ooncentra en MorazÉn.

crâtico RevolucionÂrio) ha €xpresâdo r€it€ndarn€nte su dis.

posiciôn a ùn diâlo8o. El gobi€mo de Magana, vocrrc del

Depârtârnento de Estado norcamericano, ha respondido con

lÊ reF€si6n, también inritil.

Desde ,u priflera ôfensivâ importante, en enero d€ 198 I , el

FMLN ha n€cido en cântidad y en câlidad. Dos anos y medio

d€ experiencia, d€ maduraci6n, 1() hân convertido no en una

PaIa obligar âl enemigo a dispersÂrse, los guerilleros cercân

Perquin; no cortemplan mantenerlo, sino c€rcâr a los efestivos

que le8arân como refu€Izos, En efecto, 250 de elos se

æûn€n en el poblâdo contiguo de San Femando. Al comprobar

la capâcj dad nili lar d e la guerrillâ. solio tân tres com parii ias

mâ5, las cuales son detectada!, cercadas y derrotadas por el

FMTN,

ogarrizaciôn de mili€iÂnos, sino en un ejército convencional El silio de San Femaldo permite a las fuerzas rcvolusionarias

tomar 43 prisioneros, entre ellos el vic€ministro de Defen'

Esa primen ofensiva, iniciada el 10 de enero de 1981 con

el atâque coordinado a diversos cuaræles, no tenia por obje.

tivo denotar miïtÂrm€nte al €nemigo, sêgûn har explicÂdo

altos nrandd del FMLN, sino desatar la insulrecciôn generalizâdâ

de las masâ!. Y si bi€n no âlcanz6 eæ objetivo, constitu-

sâ, coronel Adolfo Câsti o; câusar 80 bajas al ejército, enl.e

cuyos mu€rtos se cuenta el coronel Beltrân Ijma, comandante

de lâ Sexta Brigada de hfanteria de trloiazân, € incautar 170

fusiles y 12 piezas de artilleriâ ligen, ademâs de mi are! de

y6 sù cartâ de pr€æntaciôû formal tanto dentro como fuera

del pais y el plmto de partidâ pâra una serie de operativos que

€n este mommto urojan un saldo positivo para las fuerzâs

popuarês.

Ta1 vez el enor de la primera ofensiv! haya ..nsistdo €n

su carrcter extemporâneo. Un rno antes b insubordinaciôn

popular gênerÂlizÂda hâbria sido posible sin siquiera recurrir

a acciones armadas, pero si con una clâIa conducci6n de varL

guardiâ. Y no la hubo. Porqu€ en 1979 y 1980, sobrc iodo

despues d€l Àlesinato del an obiwo Romero, la disconformidad

popular contra el régim€û de Jo* Napol€ôn Duane habiÂ

alcanzado su punto culninante. Falt6 entonces coordinaciôn

y, tras la ola de protestas mayoritarias p€ro d€sorganizadas, el

ejército d€sat6 ulla câmpata de ienor sislemâtico, especial-

Esta fue, sin duda, la primera gran victoria militù dé lâ gu€rlila

sâlvadorefia. Cônscient€ de su denota, €l ejército desplâza

seis mil hombres a Morazân, p€ro no logla deten€. €l avÂnc€

$ærrillero y, en cambio, pi€rd€ el Ba&ll6n Belloso,entrenado

por EF LtU y al râmenle eflcienle en contrainsurgencia.

El FMrN pone en pÉcticâ entonces un plan de $botaje

generÂlizado contra las vias de comûicaciôrl, obligando al

ejército a desplâzarse en patnrllas poco nurnerosâ!, lo cùll

lo hac! rnâs ruh€rable a 106 ataqws gu€rrifleros. k modalidad

de una guenâ de movimiento no estabâ contempladâ en los

esquemas d€l e.iército sâlvadoreio y los efectos neS.tivos qu€

esto l€ produce son eyidèntes. En ess etapâ pierde alrededor

de 3 mil efectivos. El FMLN , por su pa.te, disminuy€ el nûmero

d€ bajas en sùs filâs y rccupeÉ gan cântidad de aûBnêntos.

57

Archivos Salvador Allende


lâ ofensiva de octùbre pasado dâ al contingente popdar

nuevas e important€s victorias tanto en el plano del aÎiquila_

miento estratégico del enetnigo en divenos puntos del pais,

como en la desestabilizâciôn del gobiemo por medio del sabo_

-

Et;gimen de Mêgana int€nta diversas fôrmulas de sobrevivenciÂ,

Unâ de elas es lê fifma del Pacto de Apâneca, en aSosto

oasado. entre ARÉNA. la Democracia Crttiana, Corciliacibn

Nacional y el Partido Popular glvadoreno. hidroeléctdcâs avanzâdas, eje del Mercomûr CentioÂmericâno'

cor 108 mil 886 kil6mettos oradrâdos, ùn poblaciôn c€rcana

a los siele milloner de hâbilanlec ! frontera con lres Paie" de

C€ntroamérica y con México, Cuât€mala, préclicâmente

intervenida desde 1954, tiene cancteristicâs de un endav€

estadunidense en 1â regi6n.

Las inversiones extrânjeras en el pais alcanzan a 926 mi[l}

nes de d6lâres. Operan âlli I 25 corporâciones transnacionales'

Este pacto lue 77 de lar orales corresponden a las mâs poderosas del mùndo

visto con beneplâcito pof ÊE UU sobre todo porque lnbla de y otras 31 son consideradas "gigantes" en el contexio mundial.

promoler instilucioneg democralicas También conlô con la la oligarquia flnânciera nacional es tan poderosâ y tan

;D'obâcion de D Aubuisson, iele de 106 escuadrones de la entreguistâ, que dunnte la cùnpana de Ronald Reagan hizo

;uerte, y del entoncls minittro de la defensa de El Sûlvador. un importante aporte para asegurar el triunfo del actual rnan_

aeneral José Guillermo cârcia, responsâble de 13 nil 500 dâtÂrio estadunidense, hecho sin precedentes en la hisloria de

;uenes. Es fÉcil entender a qué d€mocra€ia s€ refiere dicho los paises dependientes y subdesânolsdos.

Pem también es en Guatenala dond€ se da' por primera

Tarnbién s€ ha acordâdo adelnîtar las elecciones de ma.zo vez en lâ historia de Américâ Latila, un fuerte rnovimiento

de 1984 a diciernbre de 1983, pero ûo se ha menciamdo d€ rîdigena te\olucionario cJt" esrralegia es l" loma del poder'

qud manera se Barantizara la legitimidad de eso6 comicios ni t-'n Ia aclualidad. las fuerras revolucionarias I Eidrcho Cue-

qud ga'ânlrâs lendJâ el pueblo sâlvadoreno psra emirir librenillero de losPobres,EcP; FuerzâsArmâdas Rebeldes, FARI

menLe "u\oro.

I sclaro,r a5ilohadeclâradoel I DR.queesta O.garizaciôn del Pueblo en Armâ!, oRPA; v Pertido Cuate'

maniobra es s6lo un burdo intento de mediatizâciôn ante lâ miteco de los Trabaiadores, Por) se agrupan en la Unidad

c.eciente aaudizâcion de contrâdicciones que enfr€ntâ el Revolucionadâ Nâcional Cuatemaiteca' uRNc y Librân per_

gobiemo dtMagana. que en mayo pasado hizo reempla?âr â

manentes combâ1es contra el ejército, de cuvas acciones

Carcia €n la cartera de Defensâ pot Cârlos Eugenio Vides

represivas da cuenta el nûrnero de victimas reglstradas sôlo

Gsnova, en un sÛnulacro de buena disposici6n por mejorar

en 1981. aue fue de l3 mil700 penonar'

los der€ dros humano s,

A su viz, la guenilla ha asestado duros golpes al âparato

A todo lo ânteric se suma rma glave crisis econ6mica, ini

mittari entre en".o v tnayo de 1982. se registaron mil 43

ciâda en 1979 y agudizâda en 1982, lapso en que la fuSa de

operaiivos irmados con un sâldo de 801 efectivos m'renos v

capiral€s hdcia h5tados Unidos ha de 500 miUones de

"ido la pérdida d€ 102 ârmas

dôlare!. t-â deuda e\tema e' de m b00 m lones de dôlâJes ) Para reprirrrr ai pueblo guatemaireco lo( sucesvos gobreÊ

el délicit de la balânza de pago s es de I 32 millones. El brusco

nos nrritaie' de esi pan l'al conraoo con arada de Ll' UU e

descenso de la producci6n de câfé v âlgodôn (puntaled de la

tsÉel. La avudâ de lvashington ha sido 8€nerota: entre 1962

economia lrlvadorcna) hâ producido una disninuciôn dranâ-

v 1979, Guatenâla lecibiô 404 millones de d6lares por con'

ûcâ del producto intemo bruio ' una SaloPante inîaciôn. ceoto de avuda militar (âunâdos a 391 millon€s de avuda

Sin ehbareo, el monro por pago de sâlârios a los militâres ecàndrnica v 5?l millones en empréstitos a instituciones fi'

âsc€ndi6, solo en el pdmer semestre de 1982, a 120 millones nancieras intemacionales qu€ operan en el pais). Actualmente '

de dôlùes y el costo por operâtivos militarcs €n igual lapso

la avuda Inilitâr se extiende a entenamiento de efectivos nd_

fue de 114 millones. Es deù, en plena cdsis, se destinô a lâ

litares v se acabâ.rL de otorgar 3.7 milones de dôlâres extra

defensâ un tolâ1 de 234 milones de dôlares, de un presupues' para retuestos de helic6pteros, 50 milones pâra "delarrolo

to nacional de 845 mi]lones

àe areai rurales" (precisamente pârâ aqùéIlâs donde el ext€r-

En cuanto a 1os derechos humanos, que segùn Reagan y su

minio de indigenâs es mâs evidente), 10 milones de d6lâres

embaiador Stone "han mejoÉdo". hâblan por si solaslas ciftas olorsados po! el Con8r€so de tE UU como panda erPecial

publicadàs â diario por losperiôdims,

u o"-aiao,:. n"usrn I l?0 millone! enrregados por el BID y

A diferencia de Nicaragùa, que dùrânie su guerra de liberâ_ el Baaco Mundial.

ciôn contô con u1ta ftonterâ neutral, El S€lvador limita con

lsrael. a su vez. colabora con Guatemala desde I 97 6, taîto

oaises que resoonden iîcondicionalnenle a los diclâdos de1

en armâmentos como e:r as€soria militar' Guâtemala es el pri_

ixpurr"rn"nro de Lstado norleamericâno Pes€ a todo. lâs

mer compradot centroanencano de armas rslaehes Fl 30 por

fuerzâs re!oluc'onaria( avanran s€guras hacid la \kloria. Prue_

cienlo de las meltaleta! ] fusJes amerrâiladoras que adquiere

ba de elo es que el ejército ha debido ced€r terreno y €sto,

se destina a ventas â paises vecinos de Cenlroaméricâ'

es un pais de âpenâs 2 I mil kil6netos cuadrados y con una po-

En cuatlto ala âsesoria militar israeli, ésta se concentra en

blaci6n de dos y medio millones de habrlantes. es grâte fn

el entr€nâmi€nto de

El Salvador, perder t€rrcno significa perder la guerra.

Guatemâlâ, enclâve de [E UU

Guatemâla, el pais con nayores recùsos naturâles del ârea

cenrroarnencan;. de mâs vasto renirotio v con malor poblacrtu.

desDierta también la vorâcidad de EE UU

Rico ;n niquel y en petrôleo (en la zonâ norte,limilrofe

con México, se encuentrâJr los mayores yacimientos petrolileros.

consjderados como la principal relerva de Lf UU en el

hemisferiol. con un imponante desanolo industriai' con

'kaîbiles", soldados especiâlizados en

conttâinsurgencia y que operan esp€cialmenle en zonas rurâles

indigena!. Los "kdiàifes", a quienes tembién entrenan exper_

tos ihilenos, segun declarô el desertor Anâstasio Tuc Umân,

ôeben la eansrÊ de los indigenà! que asesinal \ lo hâcen

I'enre a los p;iioneros Asi lo indrca el enrrenamienlo E\to

'lene como ôbleri"o que los lÎldrsenâs los -respe'en explicd

Tuc Umân y agreg6 "les hacemos creer qÙe al t€n€r sangr€

ndia dentro de nueslro cuerPo. a!âcamos es un pecado conlra

lTérmina en Ia Pds 70)

58

Archivos Salvador Allende


CONVEfiGENCIA ni'h.9, julio de 1983

Ecuador

Entre la rabia

y el abismo

Pedro Saad

Luego de casi diez afros de dictâduras, bâstante blândas al compararlrs con las que suelen darse en América

Latina, Ecuador volviô aI égimen constitucional en agosto de 1979.

Unâ década de forzada inâcciôn polftica legal y las transfomaciones producidas durâùte ese decenio en la

bâse econômica del pais (que pasô de agroexportâdor a exporta


Y todo cambia

Asuni6 el poder Osvaldo Hurtado

Lârrea, lundador de lâ democrâcir

cristjanâ y mi€mbro de 1a direcciôn

mtmdiâl de la Dc .

El cùlso pro$esista de Jaime Rold6s

fue deiado de lâdo definitivarnenle Se

instâuia un esqu€ma 'iercerisla" 60 por ciento.

Lâs cifras, por supuesto, no son asottù

brosas para el coûjùnto del conlinente :

pero en el csso ecuatoflÀno, cuyâ €co'

nomia no ha desatollado mecânistnos

de comp€nsÂci6n, hân generado una

dirtonidn muy gIave, con un encâI€_

cimiento sin precsdentes del costo de

de l vida y con un altisimo costo sociai.

corte democristiano que, lenta p€ro Here.ciâ d€ lss indecisiones final€s

seguramente. adopta postums antipo_ de Jâime Roldôs y fruto de la entreguis'

pulares d€ benelicio de la oligarquia ta eestôn democrlsliâna, lâ situaciÔn

Sê establec€ un sistemâ de acuerdos actùal del pueblo e âtorirno oscila

y componendas con €l parlamenlo se entre Ia rÂbia y el âbismo.

conselân los sâlâflos. Se declara un

periodo de "aÙstendad", qùe consiste Responden los trabajadorcs

en deæftr la reforma agr.ria, pernftu

suc€sivas€levâciones d€ precios y rcem_ El pu€blo ecuatoriano no ha guârdado

plaz3r lâs lâbores reformistas con un silencio. lls movilizaciones e nan

inocuo, pero brn publiciiado. sistema nultipticado , €levando el ni tel organiza-

de âllaberizâcidn nacional.

dvo de las mas.s y ulrificando fuerzas

En et cÂrnpo inr€macional, e1 silencio antes s€pandas entre siy.

. . el endeudàni€nto â co o plâzo Aùnque divididos en varias cantraies,

Asf se llega a la crisis generalizadâ los trâbaiadores ecuatorianos han logrado

coorâinar sus âcciones v unificar

La cnsis mundial del sistema capits_

lista, la caida de los p.ecios del p€trô' En el pais existe una central sindical

l€o, las condicion€s onerosâs de contrâ_ d€ hesemonia comunista (qIE), una

tâciôn de los Péstamos, una mâla socia!;û (cEDoc) v una sociald€mô

situaci6n ecol6gicâ (expresadâ en inun- clatade izquierda (cF-osl), que confor"

dâciorcs) y unâ Politicâ econômicâ man un Freût€ Unitario de Trabâjado_

errâticâ han producido un deterioro r€s (Fùr) que ha adquirido prestigio v

gigantesco en la situaci6n de las mâsâs iêpr€s€ntâtividad por si mistno y que

populares ecurtofianas, que han visto debe orientars.. €n pl^zo mâs o m€nos

r€ducirse su sâtario real en lm 37 por br€ve, â ia codornaci6n de una Central

ciento ilesd€ comienzos de l98l Unicâ de Trabajadores {cur), insts'

La moneda ecuatorianâ, el sucre, tentemente reclaîra& por lâs masâs

habiâ sido tradicionâlrnen!€ unâ de las EI FUT ænvoco a uta huelga g€n€ral

mrs estables d€ Américâ. Et l décadâ de 48 horas â fines de marzo de 1983, Y

de bs ânos 40 l paridad cambiarlâ era a su llanado se $rmaron otros orgânis'

de 15 sùcres por d6lâr. Las d€valuacio- mos populÀes, como l.s mÉ5 P€quenas

nes fueron muy lentas en relaciôn con agrùpâciones ucT lrnaoistâ) e. incluso-

el ârea. 3610 en los anos 60 el d6lâr la democristirnâ CtDoC (d'sputa el

subi6 a l8 sucres, Primero, Y a 21, nombr€ con la æntlal socialista) cuya

después- En lo! afios 70 Pas6 a 25 su- dfigenciâ no pudo contener a su nfli_

cres por d6lâr. Una estabilidad bastân_ tmcia y se vio obli8ada 3 surnars€ a

te bu€na parâ América Lalina

lâ hù€19a.

A partn de 1981 Iâ sitùâciôn ha Se plegaron tdnbién al moYimiento

crmbiado. Suc€sivas devaluâciones han los transportistâs (que en Ecuador se

colocado Ia divisâ rrort€âmericâna a 44 llaman Sindicato de Choferes, âunque

sucres en el m€rcâdo oficial y â mâs de agrupa s los Fopieta

80 en el mercado libre, mâs que tripli_

cândo la cifra de hace sôlo dos âîos.

Adenâs, s€ ha irnplantâdo, por primen

v€z €n el pais, un sislemâ de "mini_

devsluaciones" diarias de 4 centsYos

por dia.

Concordant€m€nte, lo3 Precios emn

confiables en e1 pais. lâ inflaciôn no

superô nunca en la historia el "récord"

de 17 por ciento arlual. Er los momen'

tos actual€s se la estima del orden del

ot Yel de éxito de un 70 por ciento.

En mârzo de 1983, el FUr,luego de

una soia âsamblea, [am6 a la séPtima

huelg. nacional con sôlo tles diâs de

ântelaciôn, la para.lizaciôn dur6 72 ho_

ras y tuvo un éxito de casi el t00 Por

El païs se vio integrameflte parali'

zâdo. I-as cdmaras de la prodùcciôn

(empr€sârios, dividldos en cdmams de

agdcultura, comercio e industria) in'

æntaron hegemonizar y câpitalizar para

si la huelga, pero su €sfuezo fue completamente

inntil: abandonaron elpaio

â las 48 horas.

Hagla,âqui lo bu€no.

OrfandÂd politicâ

Desgraciadâmente, las fuerzâs politicas

de nquierda, plagÂdâs de gandes r€ce'

los mutuos, no se han demostrado

capac€s de câpital2ar politicamente

el des€ontento popular. En general,

puede decirs€ qu€ en Ecuador las orga_

nizâciones sindicales riene un niYel mÉs

alto que las organizaciones politicas.

La socialdemocraci ecuatoriana

(partido Izqderda Democnttica, mienbro

de la Intemacionâl Sociâlista) ti€ne

muy pocâg vinculacion€s coû la clas€

obreB 0A cEosl-, d€ rerdencia social'

d€mocrâta, no tiene lazos partidistâs

con la rD) y parece mâ5 interesada en

el jueSo el€ctoral burgués que en la

movilizaci6n de masas.

Esto ha hecho que el movimi€nto

populâr no âdqùiera un correl4to poli_

tico €qùyalente â su despliegue masivo

sindicd.

Orfandâd politicâ del pueblo. orfan'

dad burglesâ del Sobierno. Tal es la

situaci6n imperante a comienzos dê

abril d€ I 98 3, cuando Osvaldo Hurtado

ùaja â EE UU a entrevista$€ con Ronald

R€Âgan.

Ecuâdor ha pres€ntado una soiicltud

de c#dito

Y las orgadzaciones

de empleados y tiabajadores

del fuerte sector pûblico de ]a €cono_

mia y la Âdministrâci6n

AlSunos dâtos corroboran la âtr'

maci6n d€l âlzâ d€ nivel d€ conci€ncia

En noYiembre d€ 1975, el nÂciente

FUT convoc6 a lâprim€rahu€lgâ nacio'

nal. En es€ mom€nto, 1a coordinaciôn

reqdri6 de mds de zl0 reudones de lÂs

tr€s ænlrales, l hùelga se convoc6 parâ

12 horas d€ paralizaci6n y tuvo un nr-

'trrnd ,/"âl Fondo Monetârio

Intemacional y ha emprendido

un proceso de r€n€Sociaci6n bilêteral

de su deuda extemâ (unos 6 200 mi'

loæs de dôlares).

La DC ecuatorianÀ h Puesto al Pâis

en ma]los delFMl;enmanosd€ R€agân.

iva Reagaî a cobrar esê pléstamo

'ttad

,/ " no sôlo con ifltereses p€cuniarios,

sino politicos? eTend.â el

Ecuador que "pÀgar" la tfliciôn de

sus "terc€rislâs" con la sânti{icaciôn

de la ùvasiôfl a Nicaragùâ o la inter'

veno6n en El SalYador?

Esta es 1â siluâci6n al comenzâr

abril de 1983. O

60

Archivos Salvador Allende


CotWEÊ16€NO^ n'in.9, julto d. 1983

Alberto Salom, secretario general del PS de Costa Rica:

"Dogmatismo, sectarisho,

esquematismo. errores de la

izquierda"

entrevista por Dario Espinoza

En el ctmulo de contrâdicciones y enfrentÂmientos que sedesârollan en Centioâmédca, parfcularmente

trâs la segunda guerra mundial, Costa Rica destaca por su estabilidad inslihrcional: los andlisis de la regiôn la

representan tradicionalmente como ungexcepci6n.

A qué factorcs conesponde esta r€alidad, de qué manera se modifca, cuâles son sus pe$pectivas, cômo

impulsÀr la lùcha de lâ izqùierda, tales son los principales tôpicos de estâ entrevista.

Alberto Salom es eg€sado de Ciencias Politicas en la Unive$idad de Costa Rica. DirigÊnte estùdiantil de

los movimi€ntos que se desârollan a partir de 1970 y de la Jùventud Socislista, en 1972 es ùno de los prin_

cipales fundadores del Partido Sociâlistâ y en 1981 es elegido stl secretario Seneral.

icudl es la situaciôn de ùsta Rica en que e!rye el Ps?

-El ?s nac€ en 19J2,en un flomento que el poye€to de in'

dNtrializaciôn por la via de sustituciôn d€ iflportaciones estâ

empezlndo a evidenciai sus inconguencias. limitaciones y

debilidades como proyecto de d€sarrollo econ6mico. Va dejando

clam que no hâ s€rvido palâ lo qùe fu€ concebido, es

decir, desarrolar una industria nacionâl y logar unâ mÂyor

irdep€ndencia econdmicâ, sino parâ inûementar los lâzos de

dependercià de nuestro pais con las traisnacionales y con

la economia estadunidense, en general,

Én ese contexto, se ha desatâdo el hambre de tienâs por

parte de los campesinos; habia Ùn. v€idaderâ €ferv$cencia

del movimiento câmpesino en la luchâ por la tiena y, de

hecho,ll Ps ,ace, desde un principio, forj{ndose en el combat€

por €l der€cho d€ lo3 p€4uenos productorcs despojÂdos

a trabÂjar la lierrà.

En la ciudad, las masâs trÊbajadorar empiezan â sentir el

creciente prcceso inflacionario qùe golpea sus condiciones de

En el seno del movimienlo estudiantil miversitario, æ

emp€zda a g€nemr trmbién una conciencia patri6ti€a que

lleva a una g€neracién, de la qu€ yo formo part€, a levântâr

en 1970 una de lÂ! jornÂdâs mâ! luminosas del movimiento

rÊvolucionario nÂcional, en cortra de la compania imp€riailstâ

A Lco A oue venia a exDlotâr el aluminio. A estâ lucha de

i;,^";fiili;;;;;;i;"i;;"i"àËËii"iàriiri,iTTilË'

En primer rugar, habria que decir qùe es unâ orsanizaci6n

en este cont€xto d€ €fervescsnciâ blitka, de lucha de los politicâindependiente, que no p€nenece a nilg{nmovimiento

obrsros, d€ los câmp€sinos y de'los esiudtanres y ' otms intem.cional de. orgmizaciones_ polfticas. Esto, de ningurs

sectorej parridticos y àemocrâiicos, que nace el rs.

mân^era estâftfljdo con la afiitud intemacionalista y solidaria

o"gd p*t.,i" v,siu intemaaànal vi"n" a recogff la conforme a Ia cusl,se ha desanollâdo. Nosotros ent€ndemos

"t

"*pr"iion a"'"it.* qr" fue.on i"ttuaôs por ru r""oli,"i5l que el campo socialista es un-a.reaLdâd qu€ cortdbuye y âyu'

cuûalla. se trata de sectàrcs que adquieæn colnciencia poritica aa a u nemci6n de los pueblos, â la libemcidn de los paises

y revolucionaria a1 câlor del p]oæsà revolucionario critÀo y slta"yy.tlaq* v. dependientes ?ero p€n$mos què un prin'

âue, por distintas rr"on"s,'"l pattido vangu..aia fof,rui cipio bdlico de cada procesoJevolùcionario es que deb€ desa-

(iryi), pntiao comunista âe costa Rica, ;o hor:r p


Si en algùn pâis se quiebran o rompen los esquemas politicos,

ese pais e3 Costa Ricâ. Un pafs donde no existe un ejér.

cito propiamente dicho. Donde la prponderancia ideoldgica

de los panidos burgùeses es ârin rnuy grande y contundente.

Donde nuestm pueblo, que es lnl pueblo valiente, estâ acostumbiâdo

a resolve. sus problemas, en lo fundam€ntal, porta

viâ civil. En donde existe una tradici6n democrâtica. de de.

rnocrâcia burguesa, pero en cuyo seno el pueblo ha alcanzado

conqurstÀs importantes que no se pueden ignorcr.

Nosotrcs henos hâblado de una revoluci6n ântimperiâlista

y anticapitalista. No queremosd€cir que el proceso revoluciorario

se desarrclle de ùn solo golpe. contra toda la bu.guesia

indiscriminadamente. Lo hâcemos €n el sentido de que la revolucidn

debe avanzar sobre la bas€ de tâ cônquislâ d€l pod€r

por la clare obrera y dernâs sectores del pueblo, para foiar

una democraciâ popular en ei pais. Una democraciâ popular

que vaya âvanzando proSresivamente hacia el socialismo.

Cuando hablamos de ùnâ rcvoluciôn anticàpitalista, no estâmos

p€nsando en la instauraciôn del socialismo ya. Estamos

pensandd en que, para que sea posible, es necesario desbaicar

del poder â los deleniadores tradicionales: a la burguesia, a la

oligarquia tradicional, amparados en la fueûâ del imperialis.

Hernos hrblado de un gobiemo democrâtico.popular. Creemos

qùe €l p€riodo, o lâ etâpâ dernocrâricâ de lâ revoluciôn,

s€ âbrc â panir de lâ lornâ del poder politico por la clês€

obrerâ y el pueblo. y no antes. Esto riltimo es una difeæncia,

enùe otras! con el P1r'P;el que !€nâlâqùe actuâlmente estamos

recor.iendo lâ elapâ democrilica de la revoluci6n. A nosotros

este planteamiento nos parece incongruenter no bien articu.

lado. Y esto porque obliga a ulla formulaci6n arnbigua, por

decir lo menos.Porque esle momenru

"ien esl:rmos recorrie r.

- Hay varias cosas. ln Fesencia de los dirigentes del Ps fue

determinalle pÂra creff todo un movinùento sjndicâl clâsisla

er el !€ctor es1Âtel de Costa tuca. Ànles de la edstencia del

Ps, el movimiento sindical clasisla del sector estâba controla.

do Dor €1 sindicalismo blânco. casi de manerâ omnirnoda. El

pv i no teniâ ninsuna influencia en el sector estalal. E3 enlonces

la influencitde los dirigentes del ?s en.re los obreros y

tnbaiadores del Estado 1o qu€ D€rmitiô arrebatar su conducciôn

âl sindicalisno blâîm. s€ cre6 en 1975 la Federaci6n

Nâcional de Trùaiadores de los Servicios hiblicos, (Ftr"a-

TRAP). Esta se convertirâ €n uno de los pivotes fundamenla.

les de 1â Central Unilaria de Trâbajâdores {cur), en 1981.

Por ot.a parte. el PS se convirti6 en una piedra angular en

el desârlollo de lâs luerzas de izquierda en el seno del moviniento

estudiantil universitario, especialnente desde 1974.

Ali alcaîzâmos unÀ tuelza delerminante que, por primera

vez. permnrd a la rlqJierda. -on un dirigenle tocialisla a la

cabe,,a. âicânrar la Federacidn de Eqtudiârltes de la UniveAi

dad de Costa Rica.

En el movimiento campesino,logramos imprimir unamayor

dinâmica en sus luchas. El ?s 1()9.6 câpitalizar el aloyo

d€ los câmp€sinos de la zona de Chânbacti (San Carlos,l975),

y €mp€zÂmos a ensayaf una nuevâ modâlidad de trabajo, mo.

vilizândo a los camp€sinos, desde la5 zonas rurales, hâstr lâ

capital. Promovinos una huelga frente âl lrco(lnstitulo de

Tiènas y Colonizacidn)r inciuyendo una huelgâ de hambæ,

en la que participaron dirigentes del Ps, para conseguir los

dercchos de tiera de los camtesinos.

Pero, quizâs, 1â conquistâ mâs inportânte d€l Ps, hâ sido

en el campo de lâ unidad d€ las fùezas de lâ izquierda. En

1976 habia ùna grân dispersidn de Ia izquierda. Câda una de

lâs rres fuerzas de la izquierda marchaba sepârada. El PS logrd

do la elapa dernocrâtica de la revolucidn ;a qué nuevaetapahacer

un trabajo, junto ai MRP (Movimienro Revolucionârio

de la revolucidn æ ertra cùando lÀ clas€ obr€ra y el pueblo d€l Pueblo), que culmind cônla publicâcidn de un documenio

ro'n n el pod€r? l])s vânguffdistâs no pueden hâblar, y de comtn (PS-MRP), en donde se tornuiaron un conjunto d€

hecho no hablan, de 1â erapâ socialistâ, porque sâben que s€ iesis y plÀnteamientos sobre lâ reslidad de Costa Ricâ € inler_

iral de un pmceso que rcsponderd â lâ mâdurâci6n de lâs nacional. Postedormente, proseguimos estos esfuerzos unita.

fuerzas productivas. En conæcuencia, a ellos no les queda rios con el PvP, lo que permitié plasmâ| la agrupaci6n Pue.

otrâ altemativs'que d€cir qu€ s€guimos en la etâpa democnt- blo Unido (1978). Estos esfue.zos se renovâlon en 1982.

tica de la revolucidn. Por esâ râ26n. en lâ lormulâciôn van' D€bemos decir que hoy no estamos nada sâtisfechos con

guârdista, la toma del poder politico no marca ninSun hitoi el curso que levân las cosas. Pueblo Unido no hâ pasado de

no significa ese salto cualitativo qùe se da cuando se loma el rer un niovimienro purdmente elecroral. que no ha sâbido

poder polnico y que Inârcâ, precisâmente, el fin de esra etâpa consrjrLirse en un fRnre d€ luchâ colrdraro qJe sina para

y el conienzo de otlanueva, distinta.

orientâr la lucha de lâs masas populares. PfevÂl€cen el secta"

Esto tiene repercusiones priclicas, ô pùed€ tenerlas, Un rismo, la divisidn y el antagonismo. Prevalecen en rlgunos

planteamiento îeôrico Inal esbozâdo puede traducine €n momentos crite.ios hegemonistas. Esro impide que la izquier-

priciicrs potiticas equivocâdar. Para nosotrosr ésta es una da se constilula en un poio de alracciôn. en un imÙ. para

etâpa de ecumulaciôn de fuerzâs. IÈ "echar nisculos", con atraer fuerzas democÉticas de otrâs vertienres ideoldgicas,

ta mira pùesta,como objetivo estratégico, en alcanzar el poder como los sociâldem6crata! auténticos, los socialcristianos

politico. Pâra logarlo, nosotros pensamos que hay que con- consecuentes y paariotas- Pu€blo Unido no hâ podido juSar

citâr unâ âliânza muy vâsta, lnuy ampliâ, de fuerzâs sociales esre pâpel. Nosorro\ pensâmos que esre e( un ernir estralé8i_

que tengan €1 comrin denominador d€ ser antimpe.ialistai y co, porque aIeLtâ decisivaflenre el prcc€so de ac,rmula"iôn

de iuerzâs. I a concepcidn de unidad que hemos planreado. )

A todas lar fuerzai que,de una man€ra u otra, se opongan que

"on

barranle consecuenciâ hemos lelado, La p ictica.

al imperi.lismo ) se opongan a la oùeârquia. es nec{sJJio 1u. no imp'de el desarrollo ûdependienre de cadâ Pânido de la

marlas por ese cauce de la revoluci6n, iûdependientemente de izquie;da. Pero si se hâce necesario concertar un acuefdo mi_

cuan heterogéneâs sean enlre si en otros arpecros. nirno. bâsico. para plânrearse las lareas 'rrgenles que es nece_

rario realiar en esle momenro polilico dificil por el que alra.

iy de quë maneru estos pnncipios esttin imprcsn1llos en el vielan nuestro Dâis v C€ntroaméncâ.

tfiotimiento popular coûaîice se?

-Ya que tocaste el pnblema eleclorul, en el cudro poh'tico

Evidentement€ que no lo estân. E1 desaûolo del partido no del pals, se wele nsumentar que ld ptoporciôn populat que

ha logrâdo todâviâ influir de mânera dereminante en el rno- electomlmente se i clina hacia los partidos de izquierda, en

vimiento popular, rcvolucionârio y democrâtico. No hemos generdl, y del PS en patticulat, rc er signilicativa. 2ctkil es tu

podido todavia influt lo suicierte para orientâi sus pâlos a4rcciaaiôn d rccpecto?

por un cauæ revolucionârio.

Nosotros p€nsêmos que Pueblo Unido, en 1978, permiti6

dar un salto importante a la izquierda costarric€nse (âlcanzi

-acttil er el balonce que potltias hacet cobre los qottes f el 7.8 por ciento d€ la votacidn para lâ Asâmblea kgitlativa).

lracasos del psrtido desde su futldaciôn?

El porcentaje sicrilicativo que obtùvimos no se reflej6 en el

Archivos Salvador Allende


nûrnero de diputdos, ya que d€bido I un sistemâ qùe perju_ unâ eran aqilidad, con unâ Srar ve$at idad en los pLântea'

dica a los Da{rdos Dequetor. s€ nor quedaron en el candelerortenios

poiriicos, con una gran audJcia v por supuesto- )en-

dos o rrcs candidal'os. Sin embarso, iâ unidad rnostrd su imàn hs inæas sisienâricariente. Esto es to centrat, €s 1o deportâncjâ

y e1 papel que potenciâlm€îte podria jugar. De "

hecho, los resdtâdos €l€ctorales para la izquierda en 1978

.Ouema dcû auc lat .tiset trubqo/loms ef Co\la RL a se

fueron muy positivos. En 1982, no obstante lâ seria crisir

eicuenvan ap*nnùas crûe Ia e\Itulturu Jc domma,io

econdmjcÀ que afefla al pais ) que crea condiciones excep-

ci?r.uia pot la buryuetla en lo i.leolosicô v una izquicda

cional€s favombl€s para el desafiollo de la izquieda, tenemos

Ùn r€trcceso. Si bien, por unâ parte, aumentamos la votaci6n

para presidente de la Repûblica, esto no quiere decir que

No

se

creo que iâ izquierdâ hâya pecado por inmovilismo, sino

hubieran agregado nuevas fùerzâs. Quie.e decir qu€

que por

las fuer.

dogmâtismo y sectarismot en lm medio en que ias

zês que trâdicionâlmente votaban por la izqùierda para dipu-

masas estân inbuidæ de los valores bur8ueses. Claro que en

tados, se orientaron esta vez, en mayor medidâ, â volar tam-

ur momento de cricis econômica como el que estamosvivien'

bién para Fesidente. Esto es importânte, clâro estii, porqu€ do, esto comieûza a agrietarse por todas pârtes pero no hay

signi{icâ un aùmento, no de cântidad, sino cualitativo d€ la

æsdtados mecrtnicos. La crisis econndmica no trae consigo,

conciencia del seclor populâr que Pueblo Unido viene agluti-

mecânicamerte, el rompnniento de los vaiores ideot6gicos

nando. Pero, en lâs elecliones para diputados hubo Ùn des-

que se han asentado a través de generÂciones en la conciencia

censo (se bajô del 7.8 al 6.8 por ciento)- Repito: esto se da a

de nuestro pueblo. Este es, yo diria,la colurnnâ ved€brâldel

Desar de la crisis econômica tan seria que âfecta a ros *ctorcs esaùemâ de domhaci6n en Costa Rica. No lo era asien Nica-

iopulares, lo que nos podria hâber hècho peûsar que provoraira, donde la colunna venebrÂlerâ el ejército, en donde el

caria un estado de concrencia especial que redundaria en unâ dictador y 1â burguesia controlaban mucho menos en el or-

mayor votâsi6n. Un estado de conciencia que radicalizarfa a den ideologico, precisamente por esa caracaeristica tan espe-

los sector€s populares. Pero no ocutid âsi. Y esto tiene explicilica de concentracidn del Doder en una sola D€rsonâ. Tamcaci6n:

prime.o que nâdâ, en los errores de la izquierda. Ei poco es el cnso de cLalenàa nj del 5âlvâdor. pero sr es el

dogmatsmo, el sectarisrno, €l esquemâtismo con que hemos câso de Costa Rica, donde p3.râ atend€f el lenôneno politico

trabajado todos los partldos de la izquierda, hâ impedido que es necesario comDrender oue la colùmna vertebral d€ la do-

lleguemos a las ûasâs con planteâmientos flenbles;con cormhscidn es de caidcter ideôl6gico. Por eso no ha habido ejérc€pciones

imagrnativas del trâbajo, para provocar un verdadero cito oficialment€ constituido. No nos cabe lâ menor duda

auge del desaûollo del movimiento popular. Han prevalecidoqùe,

cuando 1â burguesia 1o necesite para defender su domi.

los criterios tipicamente sindicalistâs. Entonces, los trabaja- nio, entoncee va a habe. ejército. No lo hay, porque lodavia

dores âpârecen dirigidos por socialistas o comnnistæ, o revo' no lo nec€sita;p€ro ya €xisten claros indicios de su gestacién.

lucionffios, en el plano sindicali pero son Liberâciomstâs €n la

politica. S€ dejân conducir por los revolucronarios en el plano Quizâs la palabm "iûttoril" sea equiwca. Perc tû parcciens

sindical, pero en lo lolitico nos dan la espâlda. Y esto €s lo apuntat a la caracteizaciôn de una izquieda que no respon-

fundamental. Yo cæo que €sto es una responsâbilidad, prinde a las cotuiiciones del prcsente : utw izquiekla que debientlo

cipalmerte, nu$tra, de la izqùenla. Y es n€c€sario verlo renovarse, no lo ha hecho.

-Si,

como es, parâ poder salif adelante,

yo diria que la izquierdâ ha sido victima de sus timitacio-

En segundo lugar, debo referirmÊ al duro combate que nos

nes ideol6gicâs. De su inGpacidad parâ entender, sin ninrin

hâ tirado el enerniCo. Un combate desigual, en donde lâ oli-

tipo d€ fômular o esquematismos, la reâhdâd panicular d€

gaquia controla, de manera ornnimoda,los medios de comu-

nuertm pmpio pueblo ) pais. Fsto et lo que ha frenâdo el

nicaciôn. Esto ha hecho posible que articulen y orquesien

onrâcto de la izouierda con el Dueblo de Cosrâ Rlca. Condi-

una canpana ideol68ica, ya vieja, orientada a golpear a la iz.

ciones hay. H pr6blerna es sabe-r llegar a las muas pua on-

quieda. Esto se ha particularizado en el signilicativo periodo ducirlas; no s6lo en funciôn d€ sus propias reivindicaciones

que vive Centroamérica, por lâ revoluciôn sandinistâ. Se tûtâ

inmediatas, sino con la mna puesta en el poder politico. Yo

de una rsâccidn de la burguesia costa.ricens€ frÊnte a Nicara-

creo que eq€ es el nudo gordial)o que e\ necesario rompe..

gua, que los lena de t€morcs, los âsusta. Enton€es, asumen

una actitùd fuertemente hostil, hipeBensfule, desmedida, des-

Eû el conwlco marco politico de Centrcamûca, en que los

proporcionada, frent€ al movimi€rto rcvolucionario costarri-

pueblos y morimientos popul\rcs de Guatemala t El SalLacense.

El cornbâte ideoldgico, lâ campana macârtista, antcodor, y mte:Nicarugua, se caracteiza por uûa acciôn olensbo

munista rabiora de la oligarquia durante el proceso €lectoral, que cuestiona qrcsivamente el podet de las cleses dominan-

fùe inu{itadâ. Nùnca antes se hâbiâ Fesentado €n tâl mâgni. tes, ld percepciôn que en el testo del nlutulo se puede hacer

tud. Y nuestro pueblo es pemeable todavia, en su gran ma- sobrc Costa Rica es que co6titute una especie de oasis cle esyoria,

a los prejuicios de canicter anticomunistas. De manera tabilidtd instituciouel t paz sotial iCuA es tu pmpia rt\i,ôn?

que ! por unâ parte. nosorros le hicirnos el j uego a esâ cârn pana .

-En El Salvâdor y en Guatemâla y, lor supuesto en Nicara-

con posiciones dogmÉtca!, esquerniticâs y sectâreas y, por gua, el pueblo alcâIud ya nivele! de combatividad capaces de

otro lado, Ia burgùesia se nos lanz6 encima con una canpafla cuestionar la €strustÙIa de poder oligrrquico irnperialista.

muy fuerte. Aprovechando la situacidn nâcional e intemacio- Por su parte, Costa zucâ estâ vivi€ndo lâ !€or crisi! de su

nal, lo de Polonia, lo de Àfganistiî; aprovechando de Nica- hisioria, desd€ el punto de vista econ6mico e institucional. Es

râglla, y el Salvador, minliendo sistemâricamente sobre ello, unâ cdris iin precedenter. Àîte la deuda extema, que es de

rtcogiendo todos los argumentos tejidos por el irnp€riâlsmo, cuatro mil millones de d6lares, el pâis no tiene dinerc para

se nos echd encima. Nos endil8Âron de todo : segûn elos, so. hâcerle frente ni siouiera a la amo;tiz3ci6n de los inter$es.

mos pârte d€ una conjura cubano-soviética para Centroamé. l-a inflaci6n es un pioc€so galopante que no se ha podido de.

rica; nos empâtan coû los brotes de t€rrorbmo que se han d€ ten€r. Hay un enorme déficit presupùeslario. En fln, una crisis

sÂtado en el pais. Aii ros golp€an.

mry seria junto a un rcceso de lâ produccidn. I-os indices de

1980 y 81 r€velan un saldo ftgêtivo en el PIB. De modo que

Yo cæo oue la izoùierda estâ relativamente aislÂdê en Costa se trata de una crisis gmv€, que no puede resolverse con pai-

Rica. Es D€;sâmidto del ps que estamos alrinconados en ches o pequefios palativos. lodo indica que el Partido Libe-

una esquini y que todos los €sfuAzos deben orientârse a rcmraci6n Naclonal no ti€ff un plan conSnænte (no digo que no

per ese aninconÂmieflto, es€ cerco. Debemos romperlo con tenga planes del todo), ni târnpoco tiene un eqùipo homogp.

Archivos Salvador Allende


neo, con una voluntâd patriôtica, adernl!, parâ hacerle frette

a estÀ situaci6n e impulsâr ùn prcyecto de reformas democfti.

licÀs. antimperialisks. que o\igenen la dem,icrrcrâ.

Ese prcyecto no existe en LN. Eitonces, yo dùia qu€ esa

estab iaad de qùe podriâ habtarse es muy relttiva. lâ burguesiâ

no ha p€rdido el côntrol ideol6gico que ha ejercido sobre

el oueblo dura.nle muchôc.nos, es cieno, p€ro ha) eferves_

cericiâ en ld! masâs. Hay des'ontenro. Pero lmbidn ha) una

srân - desodentâciôn.

El pueblo de Cotta Rica no estri do.mido. No esu apacl_

guado. Hay brores esponlâneos de rellamos y huelgas cons_

iaarernente. Pero no hav orienracidn L.l Dueblo no ve claro el

derrotero. Pienso que esto se âgrâva mô por la debilidad de

los partidos de la izqùierda y por su falta de unidâd. Una es'

pecie de incâpacidad pâra coicerhr un verdèdero proyecto

Por eso Dienso que se tmtâ de ma estâbilidad relativa Creo

que esto es irn volcrin taponeado, que estâ scumul.ndo fuezas

para egrallar. Ll esta[ido no serii, necesÀriamente poritivo

inrque podria provocat trna fascisli2aci6n del parr' unâ derc'

ihiricidil del oroæsopolitico. \ esuesloqueha) que evitar'

Drecrcamente, Nogotros decirnos sjempre que no eq necesario

èsoeta, a que renpÉ un Pinochet ) se Instale en el poder prtâ

eÉpezar a ônceni, alianras con socialdendcrntaq cons€cuenres,

irctug: con loi socialcristiânos t' necesanu emperar a

concertar esas âlianzar derde alo'a para Prevenù un golpe

lascklâ. Fornar un frenle palnôljco y avanTar haciâ el poder

mediânte un DLân de relormâs sociJes prolundâs por las cua_

les luchen las;asas. Un pro8rama de refo.rnas que no liLencia

ni cuestiona las bases dal qjstema capilalisla. pero que si per_

mite â lâs masas desanollar su conciencia y su combatividad

en ta persp€ctiva de la tomâ del poder'

)y en danto a la sîtuaciôn centroamerkanL?

-Ël imptrialisno quiere u:âr a Costa P.rcâ como basÙôn conrra

lo q'L,e ltaman tâ 'penerracidn soviético-cubrna Y lo que

es mri! srave. estân I'ratando de _cogemos

marcos rclaÙvamente pacifi€os, pero lto podemos condicionar,

rtrier -r',iiesia oi constrenir ai moYimienro populat denlro de ûna es_

;xOu'ivrmente pacificâ de iomâ del poder' renemos

ou eiiar orepuados para-deiender laj liberlades v la democra'

iia que êt pueulo eà câpd" de forjâJ. Es decù. ha) que dee'

rIoUi una estrategia de pôder congru€nte' que le p€rmita â

lâs ma!æ defender sw conquistas.

Fsto. nos parece. es la pflncipai conclusiôn queiây que

erlraer de l3;{periencid rhilenâ No p€nsamos que eltamino

reconido por ei presjdente A[ende y la Unrdâd Popûar seân

despreciables, enio absolulo Pienso que si s€ pudiera habria

ou; reDeltirlo. hâbria que volverlo a reconer. con tal que las

-jrasas iueran prepa'adai para defender lo que por Ia via dernù

aritica alcanuàro-n con rôd! juslicia v de'€cho Proflfaremos

çr coîqecuenres. preparando 3l pallido pata que âl Itenrpo

que âprenda â Ùgarte a lâs rnârâs ) luchas denlr" de lzs condr'

iionei teeales. *pa de'envohere €n otrrs condidones de

lucha - que, ptobablemente lobrevendran

ls rilrv'airrc'l hacer similes mecdnicos enrre unâ realidad

v oûa ti cierto que en Conâ Rica ha! una denocmcia Ùbe_

ial bastarte consolidada, pero 1. difercnciâ êntr! elmoeimi€n_

lo DoDuLâr chileno v el nueslro es enonne Fn el primero'

hâoia'un movimjenlo obrero de gran envelgadurâ. combatr_

virlaà v tradiciôn de lucha reiYindicâtva. En Costa Ricâ hav

rradici6n de lucha y combadvidad en las zonas bânânerâs

iio"a"t^*r. por lô que hace la clase obreta Pero en lar

i


t1

tntormaclones

partidarias Informaciones

Argentina

como ùniîo medio pan logat b pt(>

tundi,aciôn .lel atnul prcceso demù

Alicia Motea't de.1 sto, a sus 97 anos, .ntnco". Roger Cortéz, didgenle del

en ùn ^cto palldôa.lo de la Confedela- Ps.l, explicô que esâ unidad debia

ciôn Socinlista Aryentina, blandiô su comprender a los panidos de izquierdâ

ôartdz parâ ænalar que le gustaria usar- y el cogobiemo de la Cenrrâl Obrera

10 no sôlo para caminar "sino Para Boliviana (coB) y de ta Confederici6r

qden a cierta gente". Lujr Jiménez, Unica de Trabajador$ Campesinos.

didg€nte de la juventùd soci.lista, y

Àicia Moreau criticaron duramenie la

Brâsil

politicâ ecorômica del gobiemo mili. Las prcpuestas .le Leonel Bnzola, gobemador

del estado d€ Rio de Janeio

Eî mayo, Vicente Leonidai Saadi, y principal lider del Partido D€mocrâ-

dirigente de Iûtnnsigencia y Movilizatico Trabalhistâ, en el s€ntido de exploci6î

percûsta, denunciô que los asesi. tar la posibilidad de /&srdn de ru Wtido

natos .le Osvallo Canbiasso y Eduaftlo con el Paftido dos Trabajadotes qre

P e rc im -p ero nis tas motr t onë rc s uf|b os- lidera "Lula", fuercn rcchazados pol

son una rcit€r.si6n de los métodos te- este ultimonoristâ!

do la dictâdura militar"oligi- En muzo, Brizola asumiô el caryo

rylc|. El Motimiento al Socialismo, el .le gobemadot de Rio lle Janebo. E11o

Pati.lo Socialista Auténtico ! Ia Con- di6 motivo a una âuténiica fiesta po"

îedemciôn Socialista Argentina se sx- pûai. A.1â cercmoûja îueron ituitados

maron a la denuncia eyJei.endo el dgs- Leonidas Rodtiguez, presideûe del

mantelamiento del aparato represivo Partido Socialista Revolucionario del

de la dictadùra y la investigâci6n ex- Perir,Ca os Anlrés Pérc|, expftsidente

haustiva de los h€chos.

venezolano , Guillermo Ungo, prcsidet

re del Frcnte D€rnoclânco Revolucio-

Bolivia

nario de El Salvador y otlas penonalidades.

El Parndo Social ta-l de Bolrvla an].ll|.- Darcy Ribeito, vic€ gobemâdor de

àô que rcabfti^un iuicio de rcsponsa. P.io de Jal],eno, dijo que no asisti,'ia a

bilidaies conùa el ex pælidente l1r8o Ia ceremonit de anirersano de h

Bdûtet y qùe lô ampliaria al geîeral

Lujs Carcia M€za. Wdllet Yisquez, Ca.

putado socialista, diio que el Weblo

boliti^no "adquirint confranza e el

actual prcceso de demæranzaciôn" en

b medida eue se deslinde responsabi-

En junio, âfte la propuesta de æctores

de la derechâ boliviân d€ rcalizâr

elecciones presidenciales en 1984 -como

deberia constitucionalmente ocurrir

si Herl!Én Siles Suazo no hùbie.a

visto intenumpido su gesti6n, ya que

fue elegido en 1980 eI Ps'l, a través

de su dirjeent€ y diputâdo Cast6n Ta.

borg|, declaû que "los probleùas del

Wts no se resuelven con elecciones silo

con el trabajo de todos en procura d€

resolver lâs crisis rocial y econômicâ".

Por otra parte el MIR cntcd 14 de.

cisiôn del prclidente Siles Sudzo de

oponene a la rcalizaciôn de elecciones

munîcipales, atg\tûeîundo Ia nerJesi

dâd de "d€mocratizar los municipios".

Al paæcer, las difercncirs que llêvaron

âl rctiro del MIR del gabinet€ ministerial

de Siles Suazo, se sostienen y profundizan.

fl rs.r expresô que "Frente [ . . . ]

al debilitamiento del Sobiemo, frente â

la conspiràci6n æaccionffia que am€nirzf

rcvenû er prcæso, pfoponemos

b unidad supenor de b i2quieda"

're-

En mayo, el Parrido dos Trabajador€s

(Pr), en su convenci6n regional de

Rio de Jâneio, por 170 votos contra

147. decmiô desanollat una oposiciôn

abierta conta el gobiemo estatal de

Rrirob"

voluciôn de 1964", denominaci6n

dâda por los militares âl golpe de Estado

qu€ d€rrocô al sobiemo de Coulart.

Ello, en rcplesalia pot la oden dada a

Ios comandantes de las guamiciones de

Rio de no asisù a la tarca de posesiôn

de Bizola.

Ayses Guùrurues, diputâdo federâl

del Pattûlo Morimiento Democnitico

Rru:ilefio (P\{DB), afimô que su organizaciôû

prcsentahi candidoto prù

pio en las elecciones prcsidenciales de

7984 y que lùchal|in por un sistemâ

electoral dir€cto y por uûa Aeflblea

Nacional Constituyent€. tôs partidos

Trabâlhistas, Trabalhista D.mocnitico

y dos Trabajadores, sefralaron su apoyo

en pdncipio ê la idea del PMDB, aunque

advirtiercn que ello no i$plica

âpoyar su candidatum.

Ânte la reâcci6n del gobiemo estatal

de Sao Paulo, que dirig€ Anùé Frârco

Montoro, del PMDB, ftente â lâs proteslas,

manifestâciones y disturbios calejeros

ocunidos en abril, Z lr"/ er

Pî a&saron a Montoto de negane al

"diilogo con los tldbajadores" y que

"tmtô el asunto solo êomo un uoblema

polkial". Por otro lado, Brizola

viaj6 a Sao Paulo para dar respaldo a

Montoro, en tanto victimâ de marlioblâs

der€stâbilizadons dêl eobiemo

federal.

, land'Jl|,l Palmeira, ex lider

estudiantl y candrdato a senador, denotado,

malifest6 en dichâ convenci6n:

"Nuestro primer enemigo es lâ

dict&dura militat- El segundo, Bdzolâ.

Apoyârlo en este momento es nelàsto

poque él sinbolizâ lê conciliaci6n con

los militrres."

Costa Rica

El30 de ab\il se tunpliô el I lo. ontueL

sano de ls fundaciôn del Partdo Socia-

Iistd de Cocta Rlca, cuyo secretario

generâl es -A{berto Saiom. Un saludo

fmtemal, pues, a lâ "hormiguita".

Oscar Anos Snnchez, secretado g€'

neral del sociâldemôcratl Partido de

Liberuciôn Nacional en el gobiemo dtb

qùe âlgunos dirigentes del gobiemo esiadunidense

quieren ganar en Centroamérica

la guerra que p€rdieron en

Vietnam. Agregô que 'Iarto el presiôente

Luù A. Monge, los ex presidentes

Dniel Oùibet y José Fiçuercs,

tomo yo, coincidinos en la necetidad

de buscar una salida polinca a Ia situaciôn

cent@meicana" y que €n €1

PLN no existe una posiciôn que defienda

lâ tesis de una salida mfitar para la

Chile

Reuûidos en febrero. en Madrid, e/ Crmité

cle Enlace Pemane le rct:P) de

los social]ltas (hoy conrcrtidos en Comité

Politico de Unidad Socidlisto,

CPUS), el Grupo pot la Convergencia

Socialista (cÇs). el Secrctai^do de la

Conteryercia Socialista {SCs) y el Movimiento

.le Cotueryencîa Socialisttl

lEurow), er,:,itiercn un d€claraci6n

en que sostiene : "Si algo hemos qrcndido

de nuesùos propios enorcs es que

la democtacia es un valor en rl y q,re

debe ser cailâ dia defendida y profun.

dizada [. . .] es indispensable producn

entle los mis amplios sectores una

concertaci6n para luchar por el derro.

cÂmi€nto de la dictadum y para establecrr

las bas€s de Iâ nueva conviv€nciâ

democnitca [. . .] Esto requiere de un

vasto acuerdo nacionÂl ùn pacto constitucional-

entle todlr lar fuerzas identificâdas

con un itin€raJio de democràtizaci6û,

îriis all, de ùr gobiemo de

ernergencia [. . .] Frcnte a la situaciôn

octud, un movimiento popuht fuerte

porque masivo, inuqiûttivo con inicia-

Archivos Salvador Allende


partidarias Informaciones partidarias

ttua politica, puede abù espacios crccientes

de vida democttitica etl el pais.

MasilicÂr las luchas socialistas y politicas

es la primera de lâs tareâs."

-E.l cE? €nviô al encuentro ant€rior

ut1 doa.tmento titulado '6i PscHrartemdtua

democnitica y fundCme tos

para la reconstrucciôn ! desaûollo de

la naciôn. " En él rcivindican ! ,alorun

el tocialîsmo y Ia democracia, y la unidad

del Îs r la Convergencia Socialista,

diagnostican "la doble crùb del capita.

Iismo y del so{iâlismo burocdtico"

proponiendo como opci6n 'trn tir d€ esta fecha, rôlo /os miembros de

ln dnecciôt1 superio\ o los militantes

que ésta faculte l. . .l pottnin concuïh

a reuionec, seminarios, encùentrcs o

debates prcpicia.los por la co reryen-

La Tehdencia Socitlista Radicol, en

réplica a la carta de su direcciôn, afirm6.

enfebr€ro: "...el PR, en el ûltimo

tiempo [. . .] hâ estâdo involucionândo

hacia una âctuâciôn politica de claro

perf oponunista [. ..lnientras enel

inlenù del pals desde abnl de 1982

sociâlis- tus acciones concrctas han ido cancemo

autônomo y latinoâm€ricano" y la lando su ûmprcmiso con la izquieùL

Reptblicâ Democniticâ de Trâbajado- I. . .l en el exrcnol se particip! de una

res para Chile.

mûnera i contulta y æritica en los

Clodomirc Almefda, secretârio g€- esfuenos dc un sectot de la izquierda

nerâl de uno de los sectores en que estâ chileûi por imwlsar li denominada

dividido €l ps. fue condecorâdo el 1l pôlitica de la insurrecciôn y Inigencia

de febr€ro con la ord€n "Esùelld..le Ia asuda Estâ utilizaciôn del pârtido pâ.ra

amistad entte los pueblos", con oca- opemcion€s politcas tm conFadictosi6n

de cumplir 6, dtos. Lâ orden le riâs como ajenas a su idesrio, ha srdo

fue impuestâ por Erich Hoenecker, consecùencia de la fÀlta de democrâciÂ

jefe del Eslado y secretario generâl del intema. La negativa contunuz del equi

Pârtido Sociâlistâ Unificâdo de Ia RD A . po que ha diigtdo el paftilJo a abit un

Ia dirc.ciô peior del Partida L. . .l ploceso de democmtizaciôn de

Radic4l (pR), en carta fechads en Bue- su vidt intemù, ha dido paso I. . .1^

nos Aires el l0 de enero, drjo: ". . .urts L. . .l la Tenàeûcia Socialista I. . .l Esa

proceso de la con ergencia socizlkta oDciôn encuentra hov fl carce nQtural

ha venido îaduciéndose en declaracio- e; el proceso de cu;veryencia soîialisnet

documentos y aêtitudes politicas, t , en el que compon€ntes de €stâ ten'

que no permiten la pemanencia de dencia vien€n participando activa y

militantes rudicales en ]d instancia de destacadâmente desde un inicio." Lue-

referi6, politicâ sin que els s€ preste go de anunciar que reguirû participân-

a equivocos. En cons€cuenciâ, y a pardo en la convergencia, como d€ /acto

Ultimas

Libros y documentos

Jorge Arrate: El socialismct chileno:

rescûte ! renovacan; tnstituto para el

Nuevo Chile, Barcelona, 1983.

Comilé Guatenulteco de Unidad

Patridaica (ccuP): Por la democraêia

en Glutemala; s. 1 .,m{zo de 1983.

Chile: documenb coniunto de la

Tendencit Proletaia Insunecêional r

la Orgsniztcion ûmbate; s.e.,28 de

febrero de 1983.

Jutio Godio: ,Stndica.lat d ypolitica

en Am&ica Latina; ILDIS, Câracas,

1983.

Instituto para el Nuevo Chile (INc)y

Asociaci6n para el Btudio de la Realidad

Chilena (ÀsER{hile): Sncrerltrc

de Chaûi y I,3 al5 de septiembrc

de 1982, (hile 80: tlûvimientos, escenlrios

y proyectos; teparata de Chile-

puolrcacrones

Publicaciones Periôdicas

Actualidûes de Suecia t\im. 295, Es'

tocolfio, octubre de 1982.

Aménca Joven îûm.32, RotteÂzm,

mayo ajunio d€ 1983. Postbus 23367l

3001 kj RottedaidHolandÂ.

Amenque Latine nûm. 13, Paris,

enero a mazo de 1983. Centr€ de [te_

cherche sur l'Amerique lâtine et le

Tien Monde (CETRAL)/35, rue des

J€uneuÉ/75002 Pais/Francia.

,4ndltsrs num. )Ù, ùânlraÂo oe Lnxe

junio de 1983. Mânuel Monlt 425lPrc

Atûtco îûm. 52, Winip€g, enero

1983. P. O. Box 696,^[iûIip€s, Mani

toba R3C 2K3lcanadâ.

Boletiû Intemacioml nûm. 4 de l^

Comisiôn de Derechos Humarlos de

Guatenalâ, Ménco, DF abril d€ 1983.

66

Archivos Salvador Allende

lo han hecho, firmân: B. T€plizky, O.

Cân1uadas, A. Palma, C. Mârtinez, V.

Reboledo, F. Weitz€l y M. Weitzel.

En enero, €nChile,elSCS, integado

por los partidos: IC. MAPU, MÂlu

oc y Socialista, aclatô que "ningûn

miitante de los ptrtidos miembros de

este seùetaritdo psrticipû eû el Ptao-

DEN. La convergenciâ socialbta ha

afimado siefipre su d€s€o il€ concretar

la unidad, sin exclusiones, de todas las

fuerzar sociales y politicas que estrin

panicipardo en un enfrentamiento

coflcreto en contra del régimen aÙtoritario

y, en particùlar, ha promovido lâ

unidad de las fuerzas popularcs, de lâs

cuales forman parte, y compane un

comûn objetivo democrâtico,sociaLstâ

y de lib€raci6n popular [. . .l Con estr

Frcpe.tila, mal poùia acceder a na

inicittira que se sosllene sobre càterios

sectaioc y excl ymtes y que busca e3.

tablecer lineâs divisorias artificiales

entre los chil€nos que luchan por la

A mediados de ri rzo, el Ps (Tendencia

Humanist!) emitiô un "Mem.r

mndum sobrc uni.lrd socialirta" que

define sus criterios globâl€s al respecto.

Pârte diciendo "que se ha desaftollaclo

un pftEeso sltlicientemente madundo

enîe bases y diigentes le dos sectores

importantes del Psch qu€ se integrai

bajo las denominâciones de xxlv

Congreso (o secrctaio genersl Sinon)

t Tende cin Humanista", y l]uego dÊ

recibidas

Àpart.do Postâl 5.582/06500 Ménco

DF.

Combate rfiun. 92 (4€3), SpanSs,

Suecia, abdl de 1983. Box 5035/S-163

05 Spanga 5/Su€cia.

Cono Sw \ol. 1 1, nûm. I, Santiago

de Chile, mayo de 1983.FLÀcso/3213

Co|reo Central/Sârtiago/Chile.

Contempomly Marxifi rfim. 6,

San Francfuco, primavera d€ 1983. Synthesis

Publications/P.O. Box 4û99 |

San Francbco/Califomiâ 94140/ËEW

de NÀ.

Cowergeûcia nûm. 2, Sollentuna,

Su€ciâ, abril de 1983. Malmvâgen 16

B/19I 60 So entuna/Suecia.

Convergencia Soctdtirrd nûm. 16,

Liejâ, marzo de 1983. Boite Postale

88/4000 Liese t/Bél8ica.

Chile Situlical ai|m.l7 ,Sanii,aqo de

Chile, mayo a jûio de 1983.


Informaciones partidarias

Premios de poesfur

€stablecer las coincidencias te6ricopoliticâs

€xirtentes entre ambos prooone

asurnir en coniunto las tareas

iara hacer de 1983 ';l ano de la unidad."

En fecha similar, Hugo Z€p€da y

Iulio Subercaseau,( (de la derecha republicana),

Luis Bossay y Dubedldo

Jaqu€ (del Moyimiento sociald€m6cra'

tâ), Câbriel Vald,és y Patricio Alwyn

(d€ la deoocraciâ crjstiam), Enrique

Silva Cirmâ y Femando Lùenso (del

Partido Radical) y los socialistas Râmôn

Silva Ulloa, Hemtu Vodânovic y Julio

Stuardo, ffrmaron e hicietuû p,iblico

un MaûiJiesto Demo.ntnco en que sosteneri

"Si bien interpr€tamos concep.

cioner ideol6cicæ y filos6ficas diferen.

tes, que rnantienen su identidad y se

respetan recrpro{Ârnente por ser expre.

siones leSftimæ de amplios s€ctores de

h n a1ôî, hemos resuelto actust coûiuntamente

a Ji,l de impulsar wl tliàlogo

entre todos ùquellos sec torcs so':iales

t politicos democrtiticos, co el obieto

de crear los irlstrumentos necesaioc

pam logmr, cua to antes, l4 instaamciôn

de un ftsimen denocnttico l. . .l

Llamâmos a encarar el futùro sin odios

ni r€vanchismos, con espiritu generoso

y voluntêd de hacerjùsticia [. . .] crcemos

necesario la unidad de todos los

chilenos qu€ âcepten lealm€nte sus

princrpios lde la de nDcracia] y sۉn

capaces de actuar conlorme a eÙos.'

El GcS y el scs remitiercn, diez

dias mâs tarde, una carta âbi€rta â los

firmantes del Mânifiesto Democnitico

e lL cual valorun como PositiYo el

hecho creado, tunque obsenan h et'

cluiôn de "Iuen^ que l. . .) tuchan Y

han tuchado l. . .'l pot la democrunza'

c&ir': Finalmente. dicen que "Lo qùe

€l pais requier€ hoy dia es un vasto

acuerdo nacional un pacto constitucional-

entre todâ! las fuerzas identifi'

cadâs con un itinerario de democrati'

El 23 de fialzo, el ex ministto ôomunista

Pascual Baïaza, el socialista

Iulio Stuanlo y dos diige tes de la

Coodinsdoru Naciondl Sindical, lec ld'

mltroû la 'ruelta a un Estado de derc'

c,rro, el témino de lar leyes represivas,

el fir del exilio y la tortura y el imperio

de la libertad y la democrâcia".

Sesri el Itlfomeme sual de coyuû'

tum politica :m. 34, del fies de zbr,

"habrtan sùLo los socidlistds 1os que

impù1iercn la excLtsiôn acqesa de los

comunistas ldel Manifiesto Democni'

tcol amenazado con su retiro hs*a

que se loar6 una fôrmulâ transaccional

q:ue, si bien no los invitâ a firmar la

prinelâ d€claraci6fl, tâmpoco los ex_

cluye d€ integraJæ posteriormente â

ela".

En México, a fines de marzo, !e r€a_

l:zô tn "Encuënîo por la democlacia

! eI sæialismo",. al cûI concurrieron

pe$onas y orgÂÛzacrcnes oe sele pal'

ses de Américâ, tento vinculados a ios

"Sân Juân de Pue(o Rico, 14 de

enero {F}_F) .El chileno Paulo Jolly

Monge, con su libro titulado Zûts

X1,/, gan6 el primer Premio de Poesia

Inlemacional de 1â revista Murend,

de 1982, en San Juân de Puerto

Rico.

A1 concurso concurderon 78 poemârios

inéditos de âutores d€ Chile,

ArSenlina, Brâsil, Venezuela, Repriblica

Dominicâna, Espana, El Salvador,

Cubâ y Estados Unidos, âsi

como de Puerto Rico [. . .]

El tercer premio fue pÂrâ el poem^io

Oteddd del chilêno Mario

Antonio San Martin."

Unotuisuno, Mértco DF, l5 de

€rero de 1983.

procesos de convergencia como de unidad

socialisfa. -6, Jtl d€cknciôn frnal

sostienen: ". . . sôlo una extensa movili

zaciôn de m$as y la completa considetucîô

de las oryanizaciones popubres

puede a:egutar que este proceso lde

democntizaciônl no conduzca a uM

loma de demæncia resûitlgida . ."

El evento acord6 conrocù a un encuentro

de cotstituciôn del Movimiento

cle Convërgencia Socialistd en Amé-

/,'c4 pnra Io cual form6 una comisi6n

integrada por tres ûiembros del cEsEG

(Alejandio Chelén, Pedro Colrea y Ser'

sio Maurin), trer del Crupo Chile (Orlando

Cântuarias, Ana M. de la Jara y

Ultimas

publicaciones

El Coordindot, (S^ati'aEo de Chtle), Out Socittlism n(rm. 3, San F{rncis_

disiembr€ de 1982.

co, Califomia, mâyo de 1983. P o.

El Machëte îir'lt. 27, (Managua), Box 42489/San Frarcisco, CA 9 4142nâyo

de 1983. Apartêdo A-224lManâ- 2489/EE UU de NA.

gua/Nicarâgua.

Pensdniento Propio n.im- 4, Manz-

Ideat y Vabrcs r,ttîl,3. 5940, Bogo' gua, mayo de 1983.Instituto d€ hves'

tâ, diciembæ d€ 1980. Departamento tigaciones Econômicâs y Sociales

de Filosofia/Univenidad Nàcional/Bo.

(INIES) y Coordinâdorâ ReSional de

gotÉ/Colombia.

Investigaciones Econ6mica! y Sociales

(cRIEs)

Iûfotmaciôn Sisteruitia fitm. 44,

/Apartado Postâl C-l6/Managùa/Nicaraguâ.

Ménco DF, dici€rnbre de 1982

Pensamieûto Soctalista m. 28, s-

l nlorme de u,Yuntura ro u ct ntm

1., mayo a j}îio d€ 1983. Marques de

6, Santiago d€ Chile, junio de 1983

Cubas, l2 (s' .A)/Madddi Espana.

aler de Ani,lisis Politico/Casilâ 15

Pe/tpectivas r,ûm. 12, Sân José, Ca_

291lcorr€o 1 1/Santiago/chne.

lifomia, rnarzo a abril de 1983. Colecnvo

Penpecttuas lP.O.Box 8146/ SaIl

abril d€ 1983. BrunnsSâtân 4, 1 tr./l11

José/Califomia 95155/EE UU de NA.

38 Stocklpln/su€cia.

Oôra 7J flim. 6, Alersbërga, Suecia, PtuEl nûm. I, Espana, abril a julio

diciembr€ de 1982. NorrSardsvag€n d€ 1983. Instituto para €l Mr€vo Chile/

101/l 8400 Ak€$bersâ/Su€ciÂ. Wijntaven 25, 2' etage/3011 WH Rot-

Archivos Salvador Allende

recibidas

terdam/Holanda.

Podet Obrcro nrîm.21-22, Spanga,

Suecia, oclubre â diciernbr€ de 1982.

Box 5035/16305 Spanga s/Suecia.

S€lso ntms. 63-64, Luxemburyo,

malzo a abril de 1983. Boite Postale

663/Lux€mburso.

Semantio nnm, 24, Caracas, 11 al

18 de octubre de 1982. Qta. Alemâr,

Av. Vale.rcia/Las Palrnas/Caracas/Ve-

S,nt€fir, edici6n especial, México

DF, û.yo de 1983. Apartado Postal

70.215{70 cu /04510 México DF.

Solidaidd nûm. 156, SartiaSo de

Cbile, segunda quinc€nâ de mayo de

1983. Vicarfâ de la Solidâridad/Carila

30-D/Sâfiiago/Chne.

Unidd nitm.'7, Mlnagra, mayo de

1983. ApâdadoPostal A-244l,lanagua/

Nicalâgua.


Informaciones partidarias Informaciones

Juan E. Vega) y trcsdelscs (Armando

Amncibia, Luis Maira y Carlos Montes).

Eû malzo te o.,lbltr.ôlz con ocatond

al \xr\ Congreso det pS lsecrctatio

senerul Almeyda), firmadÀ por su dirigente

mâximo. En ella Alrneydâ sosriene

qlje "los sotidlistot lntramosl con

des.onlianza l. . .l la llanada cànrergencia

socialista" F^tes "estos desubica.

dos intentos converqeicistas" son "afipliarnente

Tuncionaùesl v favorabl€Isl"

;.iâ dirisiôn de ta 'zquË'da y a Ia ù;c

racron con êl regrnen,

Por otra parte, eî abril, el ptupio

Aodonito Almefia sostuvo en una

entrevista: "Pienso que /d c!1n,/rrcrrin

.le este pfoceso ldel PS por homogeneizane

f yencer sa tenclencia sectarial

lo constituye la e1Âboraci6n de las lesjr

sobrc el Bloque pot el Socialismo l. . .l

en €l telcer pleno clândestino. Antec€dente

decisivo para lâs conclusiones de

ese pleno lo constituye d mi juicio el

llamado Documento de marzo, de pincipior

de 1974 [. . .] Se prefigura en

ese docuemtno una ruptura con el sect^^mo

y el e$Eecho chawinismo Dar.

ttdano, a la yez lue se realinût ta iaiz

tuônca maqista-leninista del Dattiito

[. . .] estos ayd".€r I. . .l son i nituicrb

cualit rivamente muchot,uis npot

tartes y refiejan un significativo rnayor

nivel de nadurez €n el partido q,re kt

tesis sobre frente de tmfuadores I. . .l

en mi entender equivocâdâmente sobre- ùentes y seclores que tengan una definiciôn

socjâlista [ . .] rcalirmanos ta

El l9 de abril en Cnile. â1 cumDlùse validez ,lel frente de ftobatldarcs rcmo

el 50'anive.sario dells, se rrrfc;/on: co cepciôn de lucha e insramento

lâ tendencia udtâriâ d€l rs (secrctario que tsegura la hegemofiia de los troba-

generÂl Arey.la), el PS ixxtv Conge. jddores en Ia sociedad chilena" " En ma.

so o secretario g€neral Simôn), el pS teria id€ol6gica los sectores unificados

(Tendencia Humânbta), el ps (MÀS. en el c?Us concuetdan en afirmar oræ

USP-MR), el Ps (ConverSencia 19 de "EI psch

I. . .lfundnnenta su accioÀat

âbdl o Consenso) y los sociâlistar del ideolosico. progandnco , politico en

GPS (o "sutos", o intelectualeÙ, cons- la Declaraciôn de Unidad de 19J3 rDetituyeron

€l Conité Politico de Unidad claiaciôn de Principios d€l !s), el Pro-

Socialista (cPUs). Se autoexclùyeron gramâ del P.rtido de 1947 t en lts

los "comandantes" del PS (secretârio hneas poliricdr acotukdas hasta el xxu

general Almeydâ), la Chispa y el ps Congreso del Paltiilo, etl cuanto consa-

(cNR). En el acta de "Acuerdos y con. gan y desaûo en ]a politica del jlente

clusiones para la u dâd del Pâdtido ele tubatddorcs y lâ conducciôn ieae-

Socialista de Clnle", teconocen "el mdnic-a socialista del movimienro plomalxismo

como método de hteerctacion

I. . .l y suu en la acciô l. . .l en- El sector .lel PS (secrctafio general

nqueci/lo r rccnfrcallo por I. . .l los Almeyda) que no se incoryoû al@IJs,

llabajadores nanuales e intelectuales y en declaraci6n pûblicâ fechada el 25

por el devenir histôrico I- . .l se acep- de abnl ssluda la coûstituciôn de dicha

târâ la presencia de tend€ncias en cuân- instaûcia, lztnenta et exctusiôn ite la

to expresen corrientes de opiûi6n fun- misma, acusa a la tendencia unitaia

dadâs [. . .] en la construcci6n de un del Ps (secrctuno geneni Atmerdn)de

gran movim.iento socialbta, que exprese arfogane uta representacion que no

ùna sintesis hist6rica superior del desa- tienen tanto en el CPUS como en el

ffo o del socialismo en Chile, el Partido Manifrerto Demouàtico y b decl$a en

declan que su târ€r fundamental y "abierta rcbeuna". Manifiesta, final-

prioritâriâ serâ la reconstrucci6n del mente, su "disposici6n unitaria" y se

instrumento panidario histddco, sin abre "desde ya â todo tipo de entendi-

perjuicio de impri'lsar preferentem€nte mientos con el CPUS. que p€rmitan

el proceso del mâs rmplio y profundo nuestrc encuentro e[ ]â lùcha contm lâ

encuentro y acuerdo con toda! lâs ver. dictadura y nuestro debate polftico".

Correspondencia Correspondencia Correspondencia

Con fecha reciente $ ha dado formaciôn

a lâ Convergenctu Socialbta en

B€rgen, Noruegâ.

Necesitâmos la mayor informaciôn

posibl€ sobre la convergencia y las

rctividrdes que se reÂlizan en los

dem:is paises; y para suscribimos a la

Esrrella Luengo

Encârgadâ de estudios

Myrdak Skogen 1215095 Ulset

Bergen/Noru€ga

Les deseamos eito en tuN actiyidodes.

Incluimos su direcciôn pan -

facilitat que se les e ie infomdciidn.

I COIWE8CENOA pueden

sl.tscfibifse por 6 nimelos lemiliendonos

cheque por US 615, suscnpciôtl

odinaia" o US 825, dë apofo. E ùetanto

les enyiLmos 4 &enta el mim

7-8 y éste tPodrian encaryar a algin

conpanero paru que ac e alli como

coftespoûsal de la reûstll tE

Ustedes tuvi€ron la gentil€zâ d€

hacerme ll€gar el primer nÉm€ro de

vuestra buena publicaci6n.

Desde mi condiciôn d€ vi€jo nilitânte

obr€ro y sindicâl de la Argentinâ,

ahora enliado en Francia, os $ludo.

Nada mejor que esta confratemidad

entre pueblos hermmos y en desgâcia,

iuchando por la denocracia, lâs

libertades y el socialismo. . .

Como estoy llevando a cabo junto

con un pequeflo equipo de latinoamerica.r'os

radi€ados aqui (qu€ durante

mâs de dos anos prepÂramos las

ediciônes lrânc€sas de los boletines

ALAVCIAL y DIOSAL. ahora Daralizadoe)

una investigacidn o esturtio

sobre la aventun bética del régimer

militar de la Argentina duraite la

gue.ra por "la r€cuperaci6n" de lâs

Mrlvinâs, les pido, de vu€strà amabili.

6E

Archivos Salvador Allende

dad, que si dedicaron alsuna notâ

o âlsun nûmero de CONVERCENCTA

â este conflicto m€ lo hâgân [egar. . .

Muchas grâcias.

Deseândoles éxiio "et bonne chan-

A. R. B€Ioni

Pâfis, Franciâ

Les e vi4mos el ttmerc 73 en rclaciôn

a Io solicitado y éste como

,ewestL Les dëseamos que rcnparczcdn

los bolëtines. Oiali Wdierun

aludamos a colocar flscipciones,

pam que no nos o.!fta Io mitmo. , .@

A través de la distancia, pienso mucho

€n el trabajo qu€ ust€des est:in haciendo,

especialne[te el esfireÉo parâ

unificar las fuerzas politicâs €n contra

del régimen militâr en Chile.

Aqui la situâciôn politica s€ enpeon:

militarizaci6n €n læ zonas carnpe-


partidarias Informaciones partidarias

Los Comi6 de Eûlace Permane te enùe las formas de lucha"

de Utlidad Soci^lista de la! cirdades Aruuco rnm. 52, tra€ una d€clara'

ca.nadieûes de Calgary, Edmonton, ciôr' "Por la unîdad del tocillismo chi-

Lethbridgp. Saskaton, Regina y Van' teno" ftrnadt pot el Ps (cNR), ei !s

colJvet, frmûon un "Acta de rcunifr' lconveqenda 19 de abril) y el Ps (se'

cdciôn del Psch", el 23 d€ abril de crctuno seneml Sinôn). Estd fechsda

1983, saludando y respaldaûdo la cons_ en enero de 1983.

tituci6n del cPUs en Chile-

En México, el cssEc, el Ps

En una cafla lèchadâ en mayo, el

ffen'

Snpd cAUsÀ de MAico proqo e al

dencia Hwnanista) y el Ps (secrctuno

Ps lcNR, rcanudu relaciones politicd.s. senenl Simon) celebnrc! co tunta

Sobre €l proceso d€ unidad en cu$o en

mente. e! 4 de junio, el50- onivenano

Chile âlrededor del cPUS, causA sos-

de Ia fundaciôn del Psch. E1 acto se

tiene: "No dùdamos que €l procedi- desânô[6 bajo la consigna de rÊsPaldo

miento empleado y la êusenciâ de

al Comité Politico de Unidsd e iJlier-

imDortantes continsenles socialbtas,

vini€ron Ana Marfa de la JaIâ por la

coino el representado por ust€des

convergenciâ socialista, Al€jandro Che_

fel

Ps{NRl, limita! la ùiciatva. Sù,

lén y Armando Afancibia por los socia'

enbargo, pensamos qu€ las dos limitâ- listâs.

ciones [. - -] son rubsaîâbl€s [. . .] I-o El PS (secrctûio senerul Sinôn)

peor es el aislamiento y, o 1â estlâtili- realiz6 a mediados de j\\ljo un pleno

caci6n divfuionilta, ahorâ a dos bandos, de su comité cenùal y de encargados

porque lâi similitudes y diferenciacio- locdles. Por el cc asistreroni Jorge

es atraviesân a todos los seclores y

Aûate, Carlos Altamirano, Armando

gupos."

Arancibia, Alejandro Cilib€rto, Luis

Tambiéû c{us{ remitiô carta dl Meneses, Erich Sclùake y Oscar

cPUs en igùal fecha. En ella re dice Wùs. Del interior asistieron dos inte-

que son n€cesarios tes citetios genegrântes del cc y un represenrante del

rûIes para hacer fecundâ la unidad: 1) CPUS. EI pleno tialorô positbamente

"un4 ,igorosa acciôrl en la base" pr],es lo losado en el tefleno de ]a unidad

"Ninguna acsidn purament€ cupular del PS, asi como de la conteryencia

podrÉ sustituir el €ompromiso militan- soo?lirta y di6 "especial atenci6n a la

tan1æ':.2) " o exctut a prion a secto- discusi6n sobre lâs formæ de prcfunres

y militantes del proceo de unidad"; dizaci6n la âctivaci6n del movimiento

y 3\ "borrar toda liûea demarcatoio de nâsât' y d€ rnejorâr el apoyo "del

exilio socialista a ]a lucha del pueblo

Ecuador

EI pa dmento ecuatoriano dictëminô

la rchtbilita.iôn legdl de los patidot:

Uni6n Democrâtica Popul zr, Socialista,

Velasquista y Acciôn Popular Revolucionaria,

que habian sido âr.tutdrs de

los rcgistros por el Tribunal Supremo

Electolal, al obtener menoc del 5 por

ciento de los eiragid en dos elecciones

co secutieas. Ea eneto habri nuevas

elecciones en Ecuador.

El Salvador

Un portâvoz de las Fuerzâs Populares

de Libefaciôn. intepFados al FMLN,

revelô a 1â a8encia aNs que Roaelio

Bazzaslio (al1^s "M$celo") asesinô a

la coma ante "Ana Motid" (Méllda

Anay^ Montes) motirado por los "di.

veryencias lquel dei'dn de la disposi

ciôn al dûilogo con los otros grupos"

del FMLN y en especial con el PC.

Ba22aglia, en su conf€siôn, reconoci6

habel corùeti'do un eftor al "habet dado

una soluciôn militar []\ a un conJlicto

Sdbadot Cdyetano Carpio, el "co'

mandânte Marcial". pdncipal dirigente

de las FPL y comândante del FMLN,

del cual Bazzâg)ra €ra â''udante cercâ_

no, cuatro dias después del asesinato

Correspondencia Correspondencia Correspondencia

sinas, an€stos de sindicalistas, Profesionales

y religiosos. Pero, al mismo

tiempo, ci€ce un movimiento afiPlio

de cffâct€r popular. -

E. G.

Manila, Filipinâs

H€mo6 recibido el nûm€ro 7-8 de la

rÊvtuta. Los felicitamos. Por nuestn

parte, les agradecemos tos hayan in'

En cuanto al contenido del ûltimo

ntm€ro, no hace mâ! que ratficar la

calid.d a la cual ya nos tiene âcoctumbradosmNVERGENCA.

EsPerâmos

que las difi€ultad€s que han lenido v

qu€ les haIt ca!$do el âtraso, en pârttcu_

lar en la p.rte infomativa, sean superâ

dâs, ya qu€ serâ d€ un enorme valor con'

tar con lÀ opini6n, €1a lisis ytambién

d€ una bùenâ informaci6n sobre los he'

chos que hoy estin sùcediérdos€ eit

nuestra pâtria; pensamos en pârticu'

lar en el anâtsis d€ la conv€rgenciâ

socialista sobre los acontecimientos

del 24 de mffzo, 10. de mâYo Y sobr€

todo del l1 (hirt6rico) de mayo Y

sobre un anilisis critico de lo! pârtidos

populÂr€s y su respuesta a estos pro_

pios âcontecimientos.

Si nos permitiérâmos hacerle una

suger€ncia, ésta seriâ la de inclùir €n

lâ pârte informativa una secciôn

"Confidenci4s" (r€vista flrt) o "Por

€l qo d; la [ave" (como la que tenia

la revista Qal Pdsa)! ésto âprovechando

la cantidâd y calidâd de chilenos

qu€ vivet o lrânsitan por esa ciudâd

y que les p€rmiten a ustedes conoc€r

declâ.âciones off the recoù o si'[ryle'

mente algùnas esp€culaciones analiticæ

d€ nuestras compatriot s que serlâ

bueno regstrar.

Un fu€ate abrazo de gus compatrio_

tâs qu€ residen en Câlifomia, hoy mô

69

Archivos Salvador Allende

qæ nuncâ, æmpomlmente.

Fratemalmente. iHatta lâ victoria

siemprel iVenceremosl

Colecn\o PeÆPecttuas

Agradecemos el ettimulo que rcpresenta

su cûta. Sin dnimo de rcciprocidad

diplomàtiu, también nos ha Porccido

mut bueno el nim 12 de Persæctit)as

- Mantenùemos su at,iso, eve'

mndo iûtercambio. Puede n atmat el

de CONVERGENCIA en bare at rc'

ve6o de s1t contlaportada" qaki pu'

dierun designn a algtn comqafrerc

del Colectito para que dctue olli como

corresponsal de Iù revista;y q,udamos

t ditulgûla y rcuûir coûecpottsdtes en

oûas localidades de EEUU En la ne'

dida que consigamos Ia

:egulaizû

opariciôn, trotaremos de acoger 91

sugercncb ile secciôL Allelante: hasta

entonces. @


Informaciones partidarias

de "Ana MÂria", rÉ sr/icr',.ld en Manâgua

lueSo de entelane de la culpabilidad

de Bazzâglia y de otros cinco miembrog

de las FPL.

.Ioaquin Yillalo bos, cofiandxnte del

FMLN, dijo por ndio Venc€rcmos, €n

jtl':,io, qtte es faba la aa.$aciôn del Depaftumento

ik Estado estadunidense

eû el sentido de que los rcvoluciontrios

s\t oposiciôn a bs pmxim6 maniobtus

militarcs eonjunîat EEuu - Hondr./rrr.

Glenn Scott, que encabez6 una

visita de 22 socialisus democrâticos â

Nicaragua, dijo $e lâs agesione! que

sufre dicho pais "ron otro paso en lâ

lârg historia âgresiva de EE uu."

Guatemala

estaian eiea.tondo sumatiamente a

los militarcs que h@en pisioneros. Segtn

Vilalobos la mentin bus. evitâr

lar deserciones y que lo! militsres æ

rindar a1 FMLN.

EE UU

El Comité Guatemalteco de Unidad

Paùiôtica ! el Eiército Gueûi erc de

los Pobrcs denunciarcn la p:éxji]Â ills.

tâlâci6n en el pais de una fébrica de

armæ deslina&s a Âbâstec€r los ejércitos

dictatorial€s y grupos contdrcvo.

lucionarios de la rêgiôn.

El Pattido Socialkta de E E UU dedica

los nûmeros 9 y l0 de su bol€tin infor.

rnativo a denuûciâr la politica belichta

d€ Reagân y ^ ^bogat por el congela.

mienlo de 14 caûera annaneûtisto.

Por otla part€, didg€nt€s tl€l Patrzo

La Oryaûizadôn del tueblo en At

mas, a $ vez, denunêiô la a:ittencia

militar $taduideNe a Rfos Montt, asi

como Ia asesona ft.nica en contminsurgencia

q e Ie prcporciona el gobier

Social][ta Democnitico mÂnif€staron Las Fuendt Armadas Rebede\ m-

(De la pâs. s8).

El ejército guatemÂlteco

también rccibe entrenamenro oe

exp€nos is|èelfes y lo3 altos olicialês viajân co$rânæmente a

ttl

lnlormaclones

tegnnt€s de la Uîidad Revolucionaria

Nacional Guater4alteca, denuncia la

"Apeûtm democnitica" aorr'to vn "engano

més" del "elegido de Dios", Efrain

Rios Montt y lama a Ia opiniôn pûblica

mundial a estar Âlertâ frente a elas maniobras.

Honduras

En a,brj;l, Marco Vitsilio Cariix, æûet^rio

g€neral del PS de Honduras, denunciô

el incrcrnento de Ia aluda militai

de EE uu âl gobiemo de su pais, asi

como ls crecietlte militaizaciôn de st

prftla para sgrcdù a Nicaragua y para

rèprimir â su propio pueblo.

Por otra parte, "j'fatwel Fedeico",

comândante en jefe de las Fuetzas Ar.

nadâs del Pueblo (F aP), anunciô la

utlilicaciôn de cinco otganizaciones

politico militares hondurc'nos en una

Dirccciôn Naciond Unifrca.la que rc]tne

a su partido Revolucionârio de los

promedio de vida es de 50 a.f,os €n las zonas rurâles y de 4l

en las ciudad€s. El analfabetllmo alcanz. el 63 por ci€nto y

s6lo el 46 por ciento de los nifios en edâd escolar asj$en a las

Reprcsiôn creciente

Las actividades represivâs del ejército y los 'kaibiled'haû

El ?2 por ciento de lâs tienas cultivables se concentra en

manos del 2 por ciento de los terratenientes. El s.lario real de

los câmpesin$ es un quetzal con 20 centavos diârios (un dôlar

con 20 centavos).

æcrudecido desde que Rios Montt asumi6la pr€sidencia m€.

En lo econ6mico, Cuatemal enfrenta ùna de las peoæs

diante el golp€ d€ Estâdo de marzo de 1982. A diario un pro. crisis de $l listoria. tâ luga de capitales en 1os ûltimos cinco

medio de 3o p€rsonÂs son secuesrradas. desaparecidar o asesi-

anos supera ios mil 500 milones de d6laJes. La baja Sereralinada!.

En s6lo un ano de gobieûo, 90 aldea! y poblados de

zâda d€ los precios de los pmductos que export y el da de

zonar rurales fueron reducidos â c€nizas.

los que importa, s€ aunan a la contracci6n de las inveEiones

Respecto de lo arterior, el congr€sista estadunidens€

extraqerar y de los préstamos del €xterior.

Claænce Long, del Panido DenÉcrata, declarô en Washingron,

En lo politico, a la oposici6n abrumadoramente mayorita-

Iuego de visital Guâtemala, qu€ €staba "honorizado" por

ria, se suman las contâdicciones

la

expresadâs incluso en el s€no

violâci6n permanent€ y sùtemâtica de los

de las clales dominantes y

derechos hùmanos

son pfblicas las pugnas €ntre emprcsarios

y âltos mandos

en ese p3ir.

nilitaæs. Dentro de las fueflÂs âr-

Y agreg6 "lar mâtanzas estân a lâ orden del dia.

mada! un numero importanre de altos oficiales comieruan a

El nivel de âr€sinatos ej€cutados por las fuerzas del Sobiemo manifestar sus desacuerdos con la aeoris y prâctica de Rios

de Rios Montt es el mir alto d€ lâ listoria de Gùâtem0ls. Si Montt, "iluminâdo" de la secta de los

la administracibn de Reagan tien€ un m{nimo de $tatura noral,

no puede apoyar al gobiemo guatemalteco. No hay, p€sê

a lo que asegum el presidentè de los ËE UU, una sola muest$

qu€ compruetre el âvancê del gobi€mo de Rios Montt con

respecto a los derechos humanos"- Long, que preside €l subcomité

de operaciones exteriorÊs d€ lâ Câmâra de Represêntant$,

d€clar6 posteriormente, durânte un. aùdiencà: "No

estoy dispuqto a aprobat un solo centavo del monto del pre.

supuesto pam â'.uda a Gùaternala."

A la æpresiôn, qu€ d€ede el denocamiento de JÀcobo

tubenz a Ia fecha ha cobrado 100 mit victimas, se une la mi

s€ria, expr€sâda en læ sigui€ntes cifras: de mil nifros nacidos

vivos, 8l mueren antes del ano d€ vida y el 81.4 por cicnto

de los menores de cinco afros pâd€cen grave desnutdci6n. El

'hacidos d€ nuevo" o

lSlesia del V€rbo, cuyo cæntro de operaciones estâ en Califor.

ria.

l.os gobiemos "amigos" de Reagan en Centroamarica se

tambalean. ED su concepci6n del 'ljueSo d€ domin6", que

no es otla cosâ que um vel3i6n mod€ma d€l gran garrote,

adviert€ qu€ €n esâ zona las cartas no le son fâvorabl€s. Y

prcpicia la gu€na, a cualquier costo.

Nicaragua tdunfô y consolida su revoluciôn. En EI Salmdor,

el €jército revolucionario avanz irreversibl€mente hacia

la victoria fmal. En Hondùras comienz.a a expresns un movimiento

ântimilita.istâ. Costa Rica, sin ejército, no es garantia

para los planq guerrerbta! de la Casâ Blaoca y Cuatemala

asiste a importafltes ayances dê la lucha popular.

Todo indica que Reaga$ p€rdeii la guena. 6

70

Archivos Salvador Allende


partidarias Informaciones partidarias

Trabajadores Centroâoerica.nist.s de

Honduras-, â1 rc. sl Frent€ Morzzânista

para lâ Liberasiôn de Honduias,

al Movimiento Popular de LibeËci6n

"Cinchon€ros" y â lât Fuerzas Popula.

res Revolùcionariæ "Lorenzo Zelaya" .

NicâÎagua

Daniel Ortega, coordiûâ{or de la Juîr^

de Gobiemo, de.Lar6 qre Nicaragua

iants renunciafi a su derecho soberuo

cle amane aofio seay con los que sea

parâ defender la r€voluciôn sandinista.

Totruis Borye, ministro del int€rior,

dijo que el Crupo Contsdora "es el esfuerzo

llllis s€rio de paz en la regi6n"

p€ro s€ndô que NicÂraguâ necêsita ne-

Bociaciones bilaterales con EE UU y

Hondùrâs, âl qùe æ convirtiô €n un

"foco dê la contrarrevoluci6n" y de

âg€siôn a Nicarâgua. Borg€ recrazd à

vediôn .le que su pais ttira unc Eueûa

ciril y afrmô eue si riye ûta guerra

pero dc "dëfensa de ru soberunia l. . .l

contfa lLts intdsores conûanerolucio-

Perir

El tpùtâdo de Unidad Democrâtica

Popnlar (uDP), Agustin Hara de Ia

Toûe, dijo que "el APa.A y la izquierda

matxî.tta narchn inexorablemente t

la fomaaiôn de un Frente Popular".

Alnn Garcia, s€cretârio general del

ApF a,, 1É proclarrltclo caadidato a It

Presidencia de la Repûblica patu 1985

por el s€cretano generÀl delcomité 4eorùvo

depsnamental de Chicl,ayo. Mi-

- suel Porro.

Atdres Towtsed, lider del movimi€nto

de bas€s âpristâs, c0ncel6 todâ

posibilidad de u.;ûr con el APRA y

;ndcô la comenttda alfunza ale éste

corl lzquieda Uridû diciendo qu€ la

"cûDula" en su desesperâciôn no ha

redrado en unirsr co; 'delinclrenles"

y con "comunista3".

tl ÀPRÀ '1o ha conîomado, ni

confomaû funte o aliann alguna con

la izquierdt narxista.leninista ' wl de Lima haeia la unidad portidaia Juân Mari Dras d€ lâs tûeat €strictamen_

de Id mariateguistas". Afirman qu€; te Dartidisras se Diensa que coniribuirâ

"el proceso d€ unificâci6n de los mar- al âesaffolo de-la poliijca de amPLia

xistâs-leninistas" tien€ que sel ptoceso concenâciôn pro indep€ndentisla que

de bas$ para superar el iectlrù;o y el postularà en el nùmeto 34 de Conver_

gencia.

Eo febrcro, en lca, el llIovimiento

de las Bates Apristar iûû,tgurô fl cam-

Repriblica Domiûicânâ

patu electonl municipal los,nsed

fustig6 una vez ftis a la "cripula" del

En cnta pûblica'A todos las mililantes

APRÀ por su "procomunftmo", del Ps" Mor hlis Prcsidenrc del 7'tis'

no-. Atisndes Santaûo -secretario

Alan Garcia, a fines de mârzo, desmititto

aue la inicianva de eliminat la

senelal- r Rafael Camilo miembto

ilel comité politico-, renunciaron aI

segundt vuella electotul eîb $esjden- Ps. Los t es son sus principâles fundadG

ciales sea pam ponene a &bierto de

res y lo dejân porqire la tctual mavorra

un eventual frau$ o W akial al de su direcli6n d.svinuô la es€ncia y

APR,A ale ld i2quiexl4

râzôn de surgimiento d€ dicha organiza-

Err matzo,ru prcsentô un pldn "de. ci6n. Se desconocen lâs consecu€nciâs

mocnitico y antimwrialista" de gobier-

orgrinico.politicas de €stas renuncias

na El plaî fue aprobado en reuniôn

de sù comité directivo nacional amplia-

Uruguây

do, Iiderèdo por Alfonso Banantes

Linsû. Se juntarcn unos 60 delesados Ia dictaduru ûin mantiene como rche'

del PC, de! PSF., de \8. y uniôn de nes

I z q

I baio todttu a nueve tttpitnôros.

u ie da Re v oluc i ouriL

En junio,

EUo.s son: Henrv Er4ler, Eleuterio

IU ilecl$ô como adver

Femandez. Jorse Mouera. Jutio Mare'

tencit E)e "el afi4nzarniento del auto'

nales. Josd MLiricâ, Maurjcio Rosancôf,

nta^no I. - .l abre las puertas a una

Jorce Sabalaza'. R.ûl Sendic y Adolfo

dictadutu citbo-limitar" en el paiswa;sen.

lsrrt,tno, eI genenl Libel

Denuûcia qùe no s6lo eû Àyâcùcho SeÊgni contùuia prisioûe.o dc 1z di!t^'

dond€ opera la gu€rrflla "sendero

Luminoso"- las autoridades civiles Rait'd"'Fran"o dei Partido Por lâ

son cr€cientemerte desplazadæ por victo.ia d€l Pueblo, dijo ên México, en

militar€s y que ese departsmento s€ hâ i\ljo- oue

converlido €n "centro de exp€rimentsci6n

fascistoide".

Puerto Rico

Jwn ],Iari Btu' qre fue rcempla2ado

por Carlos Goqisa como gecretario gen€ral

del Ps, ctricô por contradictoria

Ia âbstenci6n d€ ,térico parâ incluir el

t€ma de la ocupaciôn colooial y la independ€ncia

€n l agerda de lâ ONU.

Bn la mi$na ocâsi6r, en enero, lo#

Milùrn Sotelo, er,c rg do de r€laciones

intern.cional€s delP9 recoùô que Simôn

Bolivar -al bicentenano àe cilyo

natalicio se cumpli6 este ano- predr)b

que "no habni independeûcin de Aùë-

Wa nca sin inderyndencia de Cuba y Pucrto

lâs €lecciones mùnicipales de este aio Rico",

îi parâ lÀs presidetcial€s de 1985, dijo

Ala Garcta

,.l Ps, al igual que otros panidos

El Comitë Comnista de Unifrcaciôn porto'Iiqrefios, sulrc unr ryuda crisis.

ML se intego a, MrR y dice que la El cÂmbio de Jùarl Mari Brâs, sù €m_

uD? debe partidâriz se. lâ UDP d€l bêrgo, obedece m& bien â la necesldad

Cùzco tamblién demandô la conversiôn de dârle unâ capacidad de convocâtoria

de la UDP en parttdo e inform6 que sl y de relaciôn nùi! amplia qu€ la posible

Mr& y v\ ûe esa ciuilqd se fusiottQron de obten€r d€sde el cargo de sêcrebrio

en un sob partido.

gencral del Ps. Aunque este partido ha

Er Lima, durânte febrcro, €, MIR, tenialo raios desprcndimientos, hatta

vR, PcR ], vR-rc. informtron que ahotu, ninpno de clos erigiô orgpni-

constituteron "l4 coor.liwdotu rcgio zui.rnes aherratita! La libeÉciôn de

'Aouellos aue prctendieron

hocer àel dinÉso rcoi la dictâdura) eI

centro de b wl{tica ûaciorul han de'

mosîado sr eftor o sus lerclalleros

Venezuela

Uaos 300 militantes del MÂs eircrbeza'

dos por el subseqet rio nâcional Ti$o

Pinto, cEaron ën mûrzo un nuero par.

tido, aa$ando al vas de "dercchizt-

F€nte â los rumores de golpe de

Esr^do, Teodoro Petlcoff, czndidato

presideÈial del M^s dîio que "Es ma!

inportante qte el gobiemo acaûc eû el

sentido de prcpièia, lo ùeaciôn de un

clima antidesestabilizador'.

Pompeyo ilâquez, secrEt?rio geneml

d€l MAs, opnd el 6 de jûio que lt

crl,Jk de Centrunénca es un prcblema

Iatfuoamericato que deb€ ser resu€lto

regionalinente y sûrti.ersê d€l confliclo

EstÊO€ste".

,Iosé Vicente Rangel, cândidato d€1

rc, d€l ME! y del MlR.Arnérico, a h

PrEsidencia de la Repûblica, dib en ju-

D1o qtre si triunfatl el COPEI o ADECO

en est elecciones, hay na),or probabi

lidad ile oue æ Drdu2ca un mlDe de

Estedo et el F,ari CD

1l

Archivos Salvador Allende


CID€row."

Ê€l^{ro3 UI.|OOS| p.r.pc$r. bdior|t|.ric!û

cu DEat{() sÊrEstn^L rt

El ftlYhl.|io 06r|r! mdarmariat||o

Nor.3eàêr.t ûæd. d€ r. cràs où

Erdlrb!6r.4'æ @îÉnoo

ÉdEæ Eénr6 d.r ryim€nlo

Er lwftàio obco y Là ,e!.lÉà S

E! rut'ft d.r indtdE@ Dnæ@Éû tohn I DLnl@

c4sidq-ire s.ôE lâ cd dmtætà en Esrèù' unÉas kà KètzreEon

L.FùlæÉôd€oig.næI(eyel

Ceuo y AttEdô Henàhdê2.

t.æ{ÈæÙdeb3snd'cabgio1.a

!| l.È .r Lt lrlûclFr.r tit !dr. d.t !.r. t Èûinci.

9e'ipc'&

(ftrLrÉ êr dli) dè t 25o m m n

en€qe'o t ta 0o ùs

l7æ@hn ll,20ommn

,r'âÈe t .000 us , 70co u5

I 50@US i 90mUS

,{t t-t L

LINEIJ

ulfl_=iu

ELLaË-h -bÉîrrÉrÉ

Aprrtrdo Portd 85425/10 200 México DF

NT,EVAS PUBLICACIONES

Jrimc Ertévtz y Smr*l Lidrtenaztcjn

(cornpilrdorer)

Nucw fue dcl cepttol lhtatcbro

abnent$ 1côrrcor t cxpcfLncis

cn Arnëttd Lotlru

CEESTBM.ILEÎ.I{Irvr Inrgen, 198r.

Dklo Ponebr C.

Podct ccoaûdco y llbcrtd dc caprcslôtt:

L futt& & L corrsntcalôn chlctp

ar b dcnocnc'b y ct d,ttorttt *mo

IIAT-N*vr Inrgor, f$1.

Archivos Salvador Allende

alg1|rlos de nr.estros

titulos sobFe

CHILE

OIAGNOSÎCO OE LA FEFORMA

AGRARIA CHILENA

S..Barraclough/J. A. Fernândez

DIALÊCTICA DE UNA DERPOÎA

Carlos Altamirano

UNA HISTORIA FANÏASTICA Y

CAICULADA: LA CIA EN EL PAiS

OE LOS CHILÊNOS

Germén Mâ.in

TaaNstcrôN. socta|-tsMo y

OEMOCRACIA: LA EXPÊFtENCtA

CHILENA

Sergio Bitar

Los DEsaFlos oEL TtEMpo FEcuNDo

(pnmer premio ênsâyo Sigto xX 19AO)

Ser9io Spoerêr

a0u tllElrTorrs, ùt.

apdo rlsr.r 20 ô26 rân ti!àl

c P. 01000 nax.! d.t r.t.55aoJ1

v!uDAs

Ariel Oorlmân

.ta C..a da C''!L as ,',r',c

I.tb t|r.t l FLdi ro. h & Cù& a Médo

^tr. uriÉrld.d No. ll3a ra&ro 12, Ir-F.

ldator: t3{ . l0 ' s3 y lX - t5 - 23

lctrcû $rotuJttÀ JIL

alemanù J266 col vàl|àni.pu


CONVERGENC

h I I . i. !.t ! ,.

Kevlsla oel soclalEmo cnleno v latnoamencano

Anâisis y debate de la realidad de Chile y Arrtérica Latina,

de los problemas politicos, te6ricos y de la situacidn contemporânea

relacionados con la lucha democrâtica y revolucionaria de

las fuerzas partidarias del socialismo

Aparecen seis nrimeros por afro

Toda correspondencia al Apartado Postal 20.751/San Angel/01000 México D F

Precio por nrimero

Nrimeros dobles

Suscripcidn anual (por correo aéreo, 650

salvo México, D.F. y localidades cercanas)

Instituciones y de apoyo 1.000

México Otros palses

$ r2o us $ 2,50

240 5,00

15,00

25,00

Ejemplares atrasados, a precios del actual

Cheques, ôrdenes de pago y giros postàles, a nombre de Sergio Maurln

Al adquirir una suscripcidn de apoyo, se contribuy€ a los

envlos esp€ciales a Chile y otros paises de dictadura

Cofiespo sales: Chile: Martin Ydnez / CûÂd Calgary, Carlosyatgas]'Mo |rca1, J.A. Castro, Vladimir Fuettes,

Jorge Guerra y Marcelo Leivâ; Toîonto, F.aûl Hefinosilla y Gab el Parada; Winnipeg, Ricaft,o Klxpp I

Colombia: Edgardo Condeza / Costa Rica: Dario Espinoza / Dinamarca: Juan Mufloz / Ecuador: Carmen

Silva / EElru deNA: N&erd York, Mi9nel Cofiea y Leonel Vincent;,tdz F/ancisco, HildaFeîada:. San José,

Oscar Burgos; llashington, Cristiân Orego f Franciu Evry, Enrique Sepûlveda; Lyon, Lni,s AÎjas]' Parls,

Carlos Ominami / ln atera: Londres, Femando Ruz; Pol/srzouth: Reûato Millas llsrâel: Eitan Melnick /

Itali^i Mildû, Fredy Cancino;Rorfid, Rodrigo Diaz, Homero Julio y Jâvier Ossandôn / Luxemburgo: José Balaguer

/ Mali: Héctor Vega /Nicaragua: Renato Julio y P. Ugalde / Noruega: Carlos Villalobos / Pânamâ: Pabto

Navaro / Pert: Lâura Madalengoitia / Puerto Rico: José Echeveria / RFA: Mireya Barros / Rumania:

Sergio Galcia / Santo Domingo: Alejandro conzâlez / Suecia: Guido Gômez y Victor Olmedo / Suiza:

Ginebra, lyân Planell: Zurich, Mznuel Araya / Venezuelâ: Caracas. Javier Soto]'l4aracaiào Elsie Avelares y

Mariano Moreno / Yugoslavia: Maudcio Troncoso.

Solicitamos a los comites de unidad socialista y organismos de convergencia que

designen corresponsales, encargados de

canalizar materiales hacia la revista y divulgarla en sus localidades

Archivos Salvador Allende


Archivos Salvador Allende

More magazines by this user
Similar magazines