REVISTA PESCA ENERO 2016

mkisner

Comer pescado se está volviendo una exclusividad de los menos que pueden pagarlo y la desnutrición infantil y el hambre de los más no está siendo combatida con pescado. A nadie le importa. Solo está importando cuidar la anchoveta; pero ¿para quién?
La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería.
Difunde información, ideas y corrientes de opinión que tienen por objeto crear conciencia de la necesidad de hacer sostenible la extracción de los recursos marinos, de seguridad alimentaria y del cuidado del medio ambiente. Pero sobre todo, contribuir con información para que el lector empiece a formarse una opinión propia sobre la problemática pesquera.

EDICION DIGITAL ENERO 2016 Nº: 174w - 1/16 www.revistapesca.blogspot.com

DIRECTORES FUNDADORES: ELSA ESPARZA / ALEJANDRO BERMEJO

¿POR QUÉ HAY MÁS PECES

PEQUEÑOS QUE

BALLENAS Y TIBURONES?

COMO EUROPA SECA

LOS MARES AFRICANOS

EL OCEANO: VICTIMA Y

VERDUGO

LA PESCA Y EL ENFOQUE

CIUDADANO: LA OTRA PERSPECTIVA

SUBESTIMACIÓN DE LA

CRISIS PESQUERA PELÁGICA

"LA CORRUPCIÓN EN LA

EXTRACCIÓN DE LOS

RECURSOS NATURALES EN CHILE"

PESQUERÍAS EN PEQUEÑA ESCALA Y

ORDENACIÓN DE LOS RECURSOS

Revista Pesca Enero 2016 1


TARIFAS DE PUBLICIDAD 2016

EDICION REVISTA PESCA

MENSUAL

Página interior 300.00

Media página interior 150.00

Ponemos a su disposición tarifas de

publicidad competitivas y el acceso

a la publicación de artículos y temas

que fuesen de su interés. Su anuncio

puede ser acompañado con un

publirreportaje sobre su empresa o

sobre el tema que Usted desee.

Queremos ser una revista interactiva,

por lo cual lo invitamos a sugerirnos

temas, entrevistas, reportajes

y cualquier otra idea que pueda ser

de su interés particular, empresarial

y sectorial.

Para publicidad interior en la edición de la revista, enviar su diseño

en formato pdf indicando en qué página desea que sea colocado.

Facturación y cobranza

Los precios están expresados en soles. Se coordinará en su momento

la forma y oportunidad de pago.

Si desea anunciar con nosotros, contáctenos. Estaremos gustosos de

atenderlos. Para mayores detalles sírvase dirigirse al correo electrónico:

revistapesca@outlook.com

Cuarto de página interior 75.00

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería.

Difunde información, ideas y corrientes de opinión que tienen por objeto crear conciencia de la necesidad

de hacer sostenible la extracción de los recursos marinos, de seguridad alimentaria y del cuidado

del medio ambiente. Pero sobre todo, contribuir con información para que el lector empiece a formarse

una opinión propia sobre la problemática pesquera.

El objetivo de la revista Pesca es ofrecer información diversa y constante que permita ampliar nuestra

visión de la pesquería mediante la lectura y el análisis individual. Debemos leer, formarnos nuestra

propia opinión y participar en la vida política del país porque nos afecta a todos, inclusive en la pesquería.

Se edita mensualmente en formato PDF en el siguiente link:

http://www.revistapescaperu.com/revistas-descargas.html

En formato de lectura tipo revista en el siguiente link:

http://issuu.com/revistapesca/docs

Correo electrónico:

revistapesca@outlook.com

Revista Pesca Enero 2016 2


Fundada en 1960 ENERO 2016 * Vol. 174 * Número 01-16

C O N T E N I D O

EDITORIAL 2

EL SECTOR PESCA EN CIFRAS 3

OCEANO Y AMBIENTE 7

El enfoque ecosistémico pesquero (3) 8

El visionario de Pangea 11

La acidificación del océano austral 14

El coral se ahoga por la acidez del mar 16

La agonía de los océanos 18

El aumento de la temperatura del mar 20

¿Porqué hay más peces pequeños? 21

Se está gestando un nuevo océano 23

Volver vegetarianos a los peces 25

El fletán, un enorme pescado 26

500 especies nuevas en el mar de Ojotsk 27

Océano, víctima y verdugo 29

BITACORA 33

Desnutrición y descarte de pescado 34

Gobernanza en las pesquerías 36

Cómo Europa seca los mares africanos 40

Salmón, el primer transgénico para CHD 44

La adhesión del Perú a la OROP PS 45

La gestión de las pesquerías forraje 47

Abusos de la pesca tailandesa 48

Se está masacrando a las especies marinas 50

Subestimación de la crisis pesquera en Chile 51

El fin de la merluza 58

Anchoveta: de la depredación al abismo 59

Caída de precios en la pesca 60

CIUDADANIA ACTIVA 61

Es hora de decidir 62

Medios de comunicación y democracia (3) 64

Corrupción en la pesca 65

Preguntas sobre los objetivos de desarrollo 67

Presión Popular 69

Indonesia planea hundir más barcos 72

Cosas que ya no se hacen en el Perú 72

La reforma escondida 75

La revista Pesca no se solidariza necesariamente con las

opiniones vertidas en los artículos firmados, los cuales son de

responsabilidad de sus autores.

El enfoque ciudadano muestra que se puede dejar a otras organizaciones la pelea por la protección de la anchoveta.

Más bien, amable lector que no participa en el negocio de la pesca, debiera preocuparse por su participación

en la renta pesquera, ya que es el propietario del recurso que está siendo explotado por un pequeño

grupo de ciudadanos, los cuales lucran con un recurso natural que, es gratis para unos y muy barato para otros. Porque

¿acaso más anchoveta en el mar significa más comida para la población nacional? Teóricamente es más comida

para otros peces; pero ¿Acaso hay más pescados en abundancia en el mercado y a precios accesibles para todos los

sectores económicos? ¿Acaso hay programas sociales que lleven anchoveta a las poblaciones más vulnerables? No

hay nada de eso. Comer pescado se está volviendo una exclusividad de los menos que pueden pagarlo y la desnutrición

infantil y el hambre de los más no está siendo combatida con pescado. A nadie le importa. Solo está importando

cuidar la anchoveta; pero ¿para quién?

Las ofertas electorales deben contemplar acciones correctivas sobre la normatividad vigente en

relación al canon pesquero y a los derechos de pesca.

http://www.revistapescaperu.com/component/jdownloads/finish/12-2016/2064-los-derechos-de-pesca-en-el-peru/0.html?

Itemid=448

Revista Pesca Enero 2016 1


EDITORIAL

El ciudadano peruano merece un ambiente sin contaminación, una mejor participación en la renta de la industria pesquera

y políticas públicas que faciliten y estimulen la generación de una mayor oferta de pescado a precio accesible, especialmente

para las familias de menores recursos.

Dado que se estima en, aproximadamente, 500 mil las personas que de una u otra manera tienen relación laboral o comercial

(incluida la gastronomía) con la pesca en general, planteo un enfoque desde la perspectiva de los 29 millones

500 mil ciudadanos peruanos que no tienen ningún interés ni relación laboral o comercial en el negocio pesquero; pero

que son los propietarios legítimos del recurso. El enfrentamiento por la anchoveta es un tema que al ciudadano NO pesquero

no le importa. La oferta política para el sector pesquero, desde la óptica del ciudadano, debe ir más allá de los aspectos

puramente biológicos, pesqueros y confrontacional para enfocarse en la recaudación tributaria, derechos de pesca,

canon pesquero, contaminación y mercado interno (seguridad alimentaria).

Este es el enfoque con el cual el ciudadano NO pesquero, o sea la mayoría de la ciudadanía, debe juzgar las ofertas electorales

que están por aparecer. Los recursos naturales no son un bien privado de los pesqueros y pescadores. Son un

bien público y nos pertenecen a todos, por tanto el público objetivo de la oferta electoral y de las políticas públicas, deben

ser las mayorías y no solamente las minorías.

La forma de buscar votos en una elección, a través de ofertas y promesas plasmadas en planes de gobierno, ha perdido

credibilidad porque no hay obligación de cumplir lo prometido ni forma alguna de sancionar su incumplimiento. El ciudadano

elector carece de medios para reclamar una vez que ya fue embaucado y contabilizado su voto. Algunos dan un

aporte en dinero para la campaña al candidato de su preferencia, o a todos, por si acaso. Creo que nadie da dinero a

cambio de nada, sino que negocia y/o espera un beneficio del ganador que rentabilice su aporte. No creo en la generosidad

para apoyar una campaña política. El candidato ganador tiene que estar, de alguna forma, comprometido a cumplir

compromisos con sus inversionistas mas no así con sus electores. El verdadero hacedor de la victoria electoral, el ciudadano

que emite su voto, no tiene derechos ni medios de reclamo.

La oferta de que haya mayor consumo de pescado, que además resulta tan caro que es inaccesible para las mayorías, es

poco seria y debe ser descartada. No hay información científica que permita conocer las biomasas de las especies objetivo

del consumo humano capturadas por la pesca artesanal, que es la que abastece al mercado interno, que garanticen

una pesquería sostenible. Aumentar el esfuerzo pesquero sin medida, es irresponsable.

Ese es el contexto en el cual debe trabajar el Estado. Debe priorizar las necesidades y derechos de las mayorías y no colocar

en agenda solamente los problemas de las minorías. El hecho de que los 29 y medio millones de ciudadanos no interesados

en el enfrentamiento pesquero y por la anchoveta, no accedan a los medios a reclamar ni exigir nada, no justifica

que sean relegados y olvidados por el gobierno en ejercicio, ni por las campañas electorales.

Marcos Kisner Bueno

Revista Pesca Enero 2016 2


Revista Pesca Enero 2016 3


EL ENFOQUE CIUDADANO PARA LA PESCA

Fuente: Anuarios estadísticos PRODUCE

Elaboración: Revista Pesca

la Ley Nº 29158, Ley

Orgánica del Poder Ejecutivo

consagra el principio

de servicio al ciudadano

por el cual las entidades

del Gobierno Nacional

están al servicio de las

personas y de la sociedad,

actúan en función a sus

necesidades, así como

del interés general de

la nación, asegurando

que su actividad se realice

entre otros, con arreglo a

la prevención como gestión

para enfrentar los

riesgos que afecten la vida

de las personas y para

asegurar la prestación de

los servicios fundamentales;

Revista Pesca Enero 2016 4


El siguiente cuadro muestra cifras entre el año 2003 (fecha de la creación del canon pesquero) y el 2014.

Se aprecia el monto total del valor FOB exportado, la recaudación

del impuesto a la renta de tercera categoría

(que representa el 2.55% del valor exportado) y la recaudación

por derechos de pesca (que representa el

0.71% del valor exportado), aunque este último dato

carece de información oficial visible. Solamente se le deduce

a través de las transferencias efectuadas de canon

pesquero.

Las exportaciones no pagan IGV por cuanto se les devuelve

ese impuesto, así que no se puede considerar ese

tributo como un aporte de la industria pesquera.

La industria, en algunas de sus partidas arancelarias, ha

recibido el drawback, que viene a ser una especie de

subsidio, cuyas cifras oficiales no se encuentran visibles.

Tampoco hay información de las ventas al mercado interno

que expresen con la misma precisión que las exportaciones,

lo que se ha vendido en el país.

Por tanto este análisis podría mostrar ratios menos favorables

para el país si se sumase la venta nacional a la

venta al mercado externo. A mayor venta, menor ratio

de participación por renta y derechos de pesca.

Debe sumarse al análisis el impacto ambiental que causa

la industria y que se refleja en las bahías principalmente.

Es evidente que habrá que hacer un gasto, en algún momento,

para limpiar y descontaminar. No se sabe cuánto

cueste hacerlo. ¿Quién asumirá el costo de dicha descontaminación?

En términos de contribución monetaria al fisco, y por

consiguiente para el país, la perspectiva del ciudadano

debe evaluar si el monto cobrado por el Estado para ser

utilizado en beneficio de toda la ciudadanía del país es

equitativo, adecuado, o justo. Si no lo es, amerita un

análisis y la búsqueda de alternativas de mejoramiento.

El enfoque ciudadano puede dejar a otras organizaciones

el análisis y discusión sobre aspectos técnicos y científicos

propios de la pesquería. Debiera preocuparse por su

participación en la renta pesquera, considerando que es

el propietario del recurso pesquero que está siendo explotado

por una pequeña fracción de ciudadanos, los

cuales deberían pagar un justiprecio por el derecho y el

privilegio de lucrar con un recurso natural que, está siendo

gratis en el caso de la pesca artesanal y muy barato

en el caso de la pesca industrial.

La pesca artesanal no está obligada al pago de derechos

de pesca. Pero si bien es cierto una parte de sus desembarques

va a los mercados nacionales para consumo interno,

también es verdad que otra parte va a las plantas

congeladoras y enlatadoras que exportan sus productos.

¿Es correcto, y justo desde el enfoque ciudadano, que se

exporten productos sin pago de derechos de pesca al

igual que los productos que se venden en el país? Más

allá de esto ¿no deberían pagar derechos de pesca, es

decir el derecho a la extracción de un recurso natural del

cual los 30 millones de peruanos somos propietarios, todos

los pescadores que realizan esfuerzo pesquero?

Este enfoque también debe dirigirse a analizar los precios

a los que se vende el pescado en el mercado nacional

y los volúmenes que se encuentran disponibles para

las poblaciones de la costa, de la sierra y de la selva.

Siendo propietarios de los peces y siendo una de las pesquerías

más grandes del planeta, debemos preguntarnos

si la cantidad disponible de pescado alcanza para todos

los sectores de la población y si sus precios son asequibles

para las mayorías.

Revista Pesca Enero 2016 5


Un análisis objetivo, sereno, sin agresiones ni polémicas,

debería conducirnos a la búsqueda de alternativas para

hacer de la pesquería peruana una actividad más inclusiva

y más justa.

Hoy no es inclusiva porque muy pocos se benefician, no

es equitativa porque el país no es adecuadamente remunerado

por el lucro que generan sus recursos pesqueros

y es discriminatoria porque unos pagan derechos e impuestos

y otros no pagan nada o pagan muy poco.

Las políticas públicas tienen que orientarse al ciudadano

y a procurar mejorar su calidad de vida. Debemos preguntarnos

y evaluar si hoy en día, en el caso de la pesca,

el ciudadano peruano está recibiendo beneficios, cuáles

son estos y cuántos lo están recibiendo.

En el período 2003-2014, desde que entra en vigencia el

canon pesquero, se han desembarcado, o sea extraídos,

casi 81 millones de toneladas de productos pesqueros de

acuerdo al cuadro que se muestra.

han pagado derechos de pesca porque la norma así lo

permite, surge el tema planteado en relación a enfocar

la pesca desde la perspectiva ciudadana no pesquera.

Esto porque el recurso natural no es propiedad de los

pesqueros, sino de todos los peruanos. Si fuese una actividad

y/o industria que no emplea un recurso natural,

este análisis sería innecesario.

Si además el vendedor del producto pesquero es informal,

o sea que no paga renta ni IGV (porque la venta de

pescado fresco está exonerada), estamos ante una situación

discriminatoria e injusta.

El hecho es que un grupo de ciudadanos extrae nuestros

peces del mar a precio muy barato y otro grupo lo hace

gratis, sin pagar nada. Este estatus excluye a la mayor

parte de ciudadanos del país del beneficio de la pesca,

porque tampoco disponemos de pescado abundante y

barato para nuestra alimentación.

Cuando se ve, desde la perspectiva de la renta y del ciudadano,

que todos los desembarques para consumo

humano directo, o sea casi 13 millones de toneladas, no

DESEMBARQUES 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 Acumulado %

en miles de tmb 2003-2014

TOTAL

DESEMBARQUE 6,097.5 9,618.5 9,400.3 7,027.7 7,230.7 7,423.4 6,935.00 4,283.00 8,272.09 4,861.30 6,016.00 3,540.70 80,706.189 100%

Consumo Humano

Directo 750.5 807.9 771.6 1,132.2 1,144.7 1,256.9 1,104.2 952.5 1,269.8 1,165.0 1,250.3 1,285.3 12,890.939 16%

Conservas 168.1 82.9 89.4 233.4 182.5 200.4 162.4 128.5 202.6 125.4 144.0 90.0 1,809.60

Congelado 184.9 307.7 322.4 481.5 537.6 648.1 529.3 477.6 700.4 672.9 633.6 718.7 6,214.69

Curado 49.1 50.0 48.1 42.7 42.4 44.0 38.6 33.7 36.3 37.0 54.0 33.6 509.55

Fresco 348.4 367.3 311.7 374.6 382.2 364.4 373.9 312.7 330.5 329.7 418.7 443.0 4,357.10

Para harina y aceite 5,347.0 8,810.6 8,628.7 5,895.5 6,086.0 6,166.5 5,830.8 3,330.5 7,002.3 3,696.3 4,765.7 2,255.4 67,815.250 84%

Anchoveta 5,335.5 8,797.1 8,628.4 5,891.8 6,084.7 6,159.4 5,828.6 3,330.5 7,000.1 3,693.9 4,754.1 2,255.4 67,759.50

Otras especies 11.5 13.5 0.3 3.7 1.3 7.1 2.2 - 2.2 2.4 11.6 - 55.75

TRANSFERENCIAS PROVENIENTES DEL CANON PESQUERO En nuevos soles Fuente: Portal de Transparencia económica MEF

AÑO TOTAL EXP CANON PESQUERO CANON PESQUERO TOTAL CANON PESQ TOTAL DE TRANSFERENCIA % en relacion Derechos de RENTA

PESQUERAS X DERECHOS PESCA X IMPUESTO RENTA TRANSFERIDO GOB REG GOB LOC GOB CENTRAL TOTAL a exportaciones pesca total total

2003 3,576,175,830 18,543,364 2,352,666 20,896,030 20,896,030 20,896,030 0.58% 37,086,728 4,705,332

2004 4,554,168,840 17,700,645 17,700,645 4,425,161 13,275,482 17,700,643 0.39% 35,401,290 -

2005 5,607,763,640 22,133,373 6,896,727 29,030,100 7,257,525 21,772,575 29,030,100 0.52% 44,266,746 13,793,454

2006 5,670,659,540 19,473,574 30,043,826 49,517,400 12,379,524 37,137,876 49,517,400 0.87% 38,947,148 60,087,652

2007 5,876,683,080 22,997,146 24,002,846 46,999,992 11,749,998 35,249,994 46,999,992 0.80% 45,994,292 48,005,692

2008 7,590,855,800 23,552,878 46,583,893 70,136,771 17,534,193 52,602,578 70,136,771 0.92% 47,105,756 93,167,786

2009 6,388,734,170 31,002,737 32,488,382 63,491,119 15,872,780 47,618,339 63,491,119 0.99% 62,005,475 64,976,764

2010 7,115,359,680 25,117,082 31,587,578 56,704,660 14,176,165 42,528,495 56,704,660 0.80% 50,234,164 63,175,155

2011 8,401,613,490 32,133,733 32,133,733 8,033,433 24,100,300 32,133,733 0.38% 64,267,466 -

2012 8,481,677,400 24,331,086 132,603,969 156,935,055 39,233,764 117,701,291 156,935,055 1.85% 48,662,172 265,207,938

2013 7,749,114,000 17,136,339 110,766,783 127,903,122 31,975,780 95,927,342 127,903,122 1.65% 34,272,678 221,533,566

2014 8,685,053,000 27,393,801 66,939,135 94,332,936 23,583,234 70,749,702 94,332,936 1.09% 54,787,603 133,878,270

2015

TOTAL 79,697,858,470 281,515,759 484,265,804 765,781,563 186,221,557 579,560,005 - 765,781,562 0.96% 563,031,518 968,531,609

Fuente: Sunat MEF, Elaboración: Revista Pesca

Revista Pesca Enero 2016 6


Revista Pesca Enero 2016 7


EL ENFOQUE

ECOSISTEMICO PESQUERO

(Parte 3)

2.2 Enfoque ecosistémico pesquero: aspectos teóricos

2.2.1 Criterios generales y definiciones básicas

Durante la mayor parte del siglo pasado, hasta la década de

1980, las técnicas de evaluación de poblaciones se aplicaron

indistintamente a diferentes tipos de especies, haciendo caso

omiso de los rasgos de historia de vida (Caddy, 1999; Orensanz

y Jamieson, 1998; Orensanz et al., 2005). La teoría y el

marco bioeconómico de análisis para la gestión de la pesca

fueron desarrollados en un principio asumiendo la explotación

de un solo stock por parte de una flota pesquera homogénea.

Clásicamente, estas evaluaciones uniespecíficas conducen a

cuotas de captura de dichas especies como herramientas de

manejo. No obstante, en la realidad las artes de pesca operan

sobre múltiples especies y por tanto las aproximaciones

uniespecíficas se vuelven inexactas.

El desconocimiento del descarte (especies no objetivo de la

pesca) hace además que las cuotas de captura uniespecíficas

generen un síndrome ‘inesperado’ de sobrepesca en especies

no comercializables (Hall, 1996; Pauly et al., 1998; Worm et

al., 2009). En consecuencia, se han detectado cambios bruscos,

tanto en especies objetivo como no objetivo, así como en

la composición de las capturas, como resultado de una creciente

intensidad de pesca (Hollingworth, 2000; Branch et al.,

2010). Las tasas de captura decrecientes y los cambios en el

hábitat han dañado la productividad de las poblaciones y de

los ecosistemas asociados (Blaber et al., 2000; Pikitch et al.,

2004). Esto se ha observado tanto en la pesca industrial

(Chuenpagdee et al., 2003) como en la pesca artesanal o de

pequeña escala (Blaber et al., 2000; Rueda y Defeo, 2003;

McClanahan et al., 2009; Worm et al., 2009). Sin embargo, la

evaluación de las poblaciones estuvo fuertemente sesgada

hacia la pesca industrial, mientras que la pesca de pequeña

escala fue erróneamente agrupada en el componente industrial

(Castilla y Defeo, 2005; Defeo et al., 2007).

Parte de la poca efectividad de las medidas operacionales de

manejo se debe a su énfasis casi exclusivo en herramientas

tradicionalmente enfocadas al control de la captura y/o del

esfuerzo (cuotas globales, vedas temporales) de las especies

objetivo, minimizando o dejando de lado aspectos ecosistémicos

o relacionados con los modos de gobernanza (Figura 3).

En la actualidad se espera que un sistema de manejo adecuado

pase por una serie de etapas que incluyan una transición

de un acceso abierto a otra fase pesquera que contemple diversas

medidas operacionales de manejo aplicadas en forma

simultánea (esquema de redundancia, Caddy y Defeo, 2003),

tales como vedas espaciales (temporales o permanentes) y

restricciones en artes, tallas y especies. Esto intenta sentar

las bases para contender con la distribución heterogénea de

los recursos y del esfuerzo. Asimismo, los planes de manejo

tienden a ser implementados en forma conjunta con un modo

de gobernanza definido que incluya las dimensiones humanas

como eje principal (Figuras 3 y 4), debido a que muchos problemas

de sobreexplotación se han suscitado como resultado

de estrategias erróneas de intervención y gobernanza en los

recursos naturales que han acelerado su destrucción (Caddy y

Defeo, 2003; Ostrom, 2009; Gutiérrez et al., 2011).

El Enfoque Ecosistémico Pesquero (EEP) retoma las características

medulares del enfoque ecosistémico general mencionado

en la Sección 2.1 y analiza las pesquerías considerando

las interdependencias ecológicas entre las especies que

tienen lugar en el ecosistema y su relación con el ambiente,

así como las interdependencias tecnológicas entre flotas y el

impacto que éstas ocasionan en el hábitat (Pauly et al., 2002,

2003; Pikitch et al., 2004). Según FAO (2003) el EEP procura

equilibrar diversos objetivos de la sociedad, teniendo en

cuenta el conocimiento y las incertidumbres sobre los componentes

abióticos, bióticos y humanos de los ecosistemas y sus

interacciones, aplicando un enfoque integrado dentro de límites

ecológicos razonables y coherentes (ver detalles en Bianchi,

2008 y De Young et al., 2008). El EEP no contradice ni

Revista Pesca Enero 2016 8


sustituye la ordenación pesquera convencional, sino que busca

mejorar su aplicación y reforzar su pertinencia ecológica a

fin de contribuir al desarrollo sostenible (FAO, 2010).

El EEP es un concepto ampliado del paradigma de ordenación

pesquera convencional que permite desarrollar acciones de

análisis y ordenación con una óptica más extensa y holística

(Figura 4, FAO, 2003, 2010). El EEP se concibe, entonces,

como una nueva dirección para la administración de la actividad

pesquera, orientada a invertir el orden de las prioridades

en la gestión, comenzando con el ecosistema en lugar de las

especies objetivo (FAO, 2006, 2008; Cuadro 2). Esto implica

considerar no solo al recurso explotado sino también al ecosistema

(incluyendo las interdependencias ecológicas entre

especies y su relación con el ambiente) y a los aspectos socioeconómicos

vinculados con la actividad (García et al.,

2003). En consecuencia, el EEP trasciende los esquemas tradicionales

de manejo basados en las estimaciones de la captura

máxima sostenible y el consecuente control de las capturas

y del esfuerzo pesquero (FAO, 2010; Hilborn, 2011). Es

importante recalcar que no se deja de lado los métodos tradicionales

de evaluación y manejo pesquero sino que el enfoque

holístico implica la búsqueda de un mejor balance biosocioeconómico

a fin de contribuir a un desarrollo sostenible

(Manson y Die, 2001; Hilborn, 2011; Essington y Punt, 2011).

El EEP plantea el desarrollo de una ordenación pesquera integrada

que se fundamenta en el Código de Conducta para la

Pesca Responsable de la FAO.

El EEP incluye varios objetivos

para la conservación de los atributos

de los ecosistemas de los

efectos de la pesca: a) mantener

el flujo de la energía, la

estructura, el funcionamiento,

los procesos y el equilibrio, así

como la diversidad y las relacion

e s d e p r e d a d o r - p r e s a

(Livingston et al., 2005); b)

equilibrar diversos objetivos

sociales, teniendo en cuenta los

conocimientos y las incertidumbres

sobre los componentes

bióticos, abióticos y humanos

de los ecosistemas y sus interacciones

dentro de límites

ecológicos razonables (FAO,

2003, 2010; García et al., 2003;

García y Cochrane, 2005; Bianchi

y Skjoldal, 2008; De Young

et al., 2008). No obstante, tal

como se dijo anteriormente,

sigue siendo relevante en el

marco del EEP (Hilborn, 2011):

desarrollar estrategias de manejo

mono-específicas tradicionales,

manteniendo la mortalidad

por pesca a niveles sostenibles,

es decir, por debajo de los puntos de referencia objetivo;

prevenir la captura incidental por medio de la modificación

de las artes de pesca y/o el uso de ventanas espaciotemporales

de manejo y desestimular las prácticas o artes

pesqueras que modifican o dañan los hábitats acuáticos.

El EEP no es un prototipo de un plan de acción y su implementación

debe ser adaptada de forma adecuada a cada situación

ecológica, social y cultural específica del sitio donde

se aplique (Bianchi et al., 2008; Fletcher y Bianchi, 2014).

Existen diversas estrategias para su implementación, entre las

que se destacan:

1. Delimitar el ecosistema en forma clara, no solo considerando

criterios ecológicos sino también límites administrativamente

apropiados.

2. Integrar, por medio de la planificación espacial, a las distintas

pesquerías de un SES en un mismo esquema de manejo,

así como a los múltiples usos antrópicos que tienen lugar en

un mismo contexto geográfico.

Revista Pesca Enero 2016 9


3. Definir objetivos de conservación de la biodiversidad que

incluyan, no solo a las especies objeto de captura, sino también

a los componentes faunísticos y su hábitat, de manera

de mantener la estructura y funcionamiento del ecosistema.

En países en desarrollo, incluyendo aquellos de América Latina,

la dificultad y complejidad para la implementación del EEP

se incrementa (Castilla y Defeo, 2005).

Sin embargo, pueden desarrollarse estrategias de manejo

adaptadas a la realidad socioeconómica local de cada pesquería,

que incorporen a los pescadores y organizaciones locales

como ejes fundamentales en la administración pesquera.

Esto implica que los usuarios de los recursos participen

activamente en la planificación, control y monitoreo de las

medidas de manejo. Asimismo, la asignación Derechos de Uso

Territorial (DUT) para la pesca permite un mayor involucramiento

de los pescadores en el manejo de los recursos (Defeo

y Castilla, 2005, 2012). En el Capítulo 4 se desarrollan los

aspectos sustanciales derivados de la aplicación del EEP en

pesquerías artesanales de América Latina. Se detallan los pasos

que llevaron a su implementación, los resultados obtenidos

y las fortalezas y debilidades identificadas durante el proceso

2.2.2 Gobernanza, largo plazo y equidad intergeneracional

Dos componentes del diagrama de flujo presentado en la Figura

4 merecen especial atención en el marco de un EEP: 1)

gobernanza; y 2) manejo a largo plazo.

1) Gobernanza. Mediante la gobernanza se debe asegurar

tanto el bienestar humano y la equidad como el buen funcionamiento

y equilibrio del ecosistema. Los modos de gobernanza

incluidos en la Figura 4 hacen alusión a aproximaciones

verticales (“topdown”), horizontales (comanejo)

y de autogestión. No existe una receta

única para lograr el éxito en la gobernanza,

es decir, no existen panaceas

(Ostrom, 2007). Si bien cada modo de gobernanza

ha probado ser útil en contextos específicos,

en el marco del EEP se ha incrementado

el uso del co-manejo como modo de

gobernanza para una eficaz inclusión de los

usuarios en la toma de decisiones (ver detalles

en el Capítulo 3). Al respecto, la FAO ha

desarrollado las Directrices Voluntarias para

la Pesca Sostenible en Pequeña Escala (FAO,

2012), donde se proporcionan disposiciones

específicas sobre la gobernanza y derechos

de propiedad en pesquerías de pequeña escala.

Se pretende apoyar las iniciativas de

desarrollo social y económico equitativo, así

como mejorar la gobernanza de la pesca y

promover una utilización sostenible de los

recursos.

2) Manejo a largo plazo. La escala temporal

juega un rol fundamental a la hora de implementar

un EEP y, en este contexto, la consecución

de políticas de estado es esencial para elaborar planes

sólidos que disminuyan las fuentes de incertidumbre.

En este ámbito, el EEP busca planificar, desarrollar y ordenar

la pesca a fin de abordar las múltiples necesidades y aspiraciones

de las sociedades, sin poner en riesgo la posibilidad de

que las futuras generaciones se beneficien de la amplia gama

de bienes y servicios que pueden obtenerse de los ecosistemas

marinos (FAO, 2010) y referencias contenidas en éste).

En consecuencia, se busca satisfacer el criterio de equidad

intergeneracional, que significa que las futuras generaciones

tengan, si así lo desean, las mismas oportunidades de hacer

uso (con o sin consumo) de los recursos pesqueros que las

generaciones actuales. Si este criterio formase parte del conjunto

de criterios de manejo de los administradores de los

recursos, entonces se deberán hacer análisis dinámicos de la

pesquería para determinar la magnitud de la asignación espacial

y temporal del esfuerzo pesquero que permita sostener la

disponibilidad del recurso en el tiempo (Seijo et al., 1998).

El manejo a largo plazo es posible si existe factibilidad administrativa

y política. Las regulaciones necesitan factibilidad

administrativa, pues su operación involucra el monitoreo, control

y vigilancia (MCV) de las regulaciones en el tiempo. En

países en desarrollo, lo anterior está íntimamente relacionado

Revista Pesca Enero 2016 10


con la factibilidad de su ejecución y los costos de MCV, por lo

que es importante el entendimiento de los pescadores hacia

las medidas de regulación impuestas y su actitud en relación

a éstas. Dado que diferentes regulaciones implicarán diferentes

tipos de monitoreo y recolección de datos, el plan de manejo

a largo plazo no puede estar ajeno al análisis de factibilidad

de su ejecución. Por otra parte, la escala a largo plazo

implica la factibilidad política de que el plan de manejo sea

parte de una política estatal coherente en el tiempo, disminuyendo

de esa manera la posibilidad de ocurrencia de fuentes

de incertidumbre políticas que disminuyan la solidez del plan

de manejo.

La existencia de una política de Estado coherente no implica

en ningún momento que el EEP deba ser estático. Por el contrario,

una importante propiedad de un EEP es su naturaleza

dinámica y adaptativa. En este contexto, pueden existir marcadas

diferencias entre los puntos de arranque y las vías que

conducen al EEP, y una aplicación adaptativa y progresiva del

enfoque puede ser eficaz (FAO, 2010). En consecuencia, la

información basal inicial para desarrollar un EEP es aquella

que permite a los que toman decisiones y a las otras partes

interesadas generar un punto de partida para su implementación,

aún cuando será necesario planificar un protocolo de

generación de información relevante para el perfeccionamiento

del EEP en el tiempo, siguiendo un criterio adaptativo de

manejo.

Fuente

Las notas son transcripciones del documento publicado por

FAO:

Enfoque ecosistémico pesquero, Conceptos fundamentales y

su aplicación en pesquerías de pequeña escala de América

Latina

Por Omar Defeo, Dirección Nacional de Recursos Acuáticos,

UNDECIMAR, Facultad de Ciencias, Montevideo, Uruguay

http://www.fao.org/3/a-i4775s.pdf

WEGENER, EL VISIONARIO

DE PANGEA

RAFAEL BACHILLER

Astrónomo, Director del Observatorio Astronómico Nacional-IGN

Las ideas visionarias de este explorador y científico pionero

nos revelaron un planeta cambiante y dinámico, en

el que los continentes, lejos de ser entidades estáticas,

se mueven y transforman de manera continua.

Hace unos trescientos millones de años todos los continentes

estaban unidos en una masa única denominada

Pangea. Desde entonces, aquel súper continente se

fue fragmentando y sus pedazos han ido separándose

entre sí hasta configurar los continentes en los que vivimos

hoy. Estas eran algunas de las ideas que Alfred

Wegener exponía hace ahora exactamente un siglo en

su revolucionaria obra El origen de los continentes y los

océanos. Esta teoría, que fue ridiculizada y denostada

en un principio, se encuentra hoy plenamente vigente

pero necesitó de medio siglo para ganarse la aceptación

de la comunidad científica y para desarrollar todas sus

profundas implicaciones que alcanzan a la geografía, la

geología, la geofísica y la oceanografía.

Revista Pesca Enero 2016 11


El hombre que ideó esta teoría, Alfred Wegener,

nacido en Berlín el 1 de noviembre de 1880, soñaba

desde niño con la exploración de Groenlandia. Todos

sus juegos, y sus actividades posteriores ya como

adolescente o aun como estudiante universitario,

no eran más que un entrenamiento para el día

en que visitase las tierras árticas. Estudió física, meteorología

y astronomía y se doctoró en esta última

disciplina en 1905 por la hoy llamada Universidad

Humboldt de Berlín.

Wegener viajó cuatro veces a Groenlandia, y allí falleció

de un infarto en 1930. En la imagen, a la izquierda, un

En sus primeros años como profesional se dedicó a

la meteorología, realizando junto con su hermano

Kurt (dos años mayor que él) trabajos pioneros que

usaban sondas en globo. En abril de 1906, los her-

manos Wegener batieron un récord al permanecer durante

cincuenta y dos horas y media suspendidos en uno

de estos globos. También en 1906, Alfred Wegener viajó

por primera vez a Groenlandia, dentro de una expedición

danesa, y tomó diversas medidas del clima ártico. Desde

su regreso y hasta el inicio de la I Guerra Mundial

impartió clases en la Universidad de Marburgo y escribió

una de sus obras más importantes, Termodinámica

de la atmósfera, que llegaría a ser un libro de texto clásico

de meteorología.

Parece que fue en el otoño de 1911 cuando Alfred Wegener

quedó intrigado por las similitudes entre fósiles,

tanto de animales como de plantas, hallados a ambos

lados del Atlántico, lo que le impulsó a iniciar una cuidadosa

compilación de coincidencias entre organismos de

los distintos continentes. La ciencia ortodoxa de la época

explicaba estos casos suponiendo que, en algún tiempo,

las grandes masas terrestres habían estado conectadas

por puentes de tierra que se habían hundido después.

Pero cuando Wegener se dio cuenta de que el perímetro

de la plataforma continental (que es ligeramente diferente

del perfil costero) del oeste de África encajaba bien

con el del este de Sudamérica y, más aún, que las plataformas

continentales de la Antártida, Australia, India,

Madagascar y Sudáfrica encajaban entre sí casi exactamente,

como las piezas de un rompecabezas, comenzó a

elaborar la idea de que los continentes actuales habían

estado todos agrupados en el pasado en un súper continente

único al que denominó Pangea. Al estallar la I

Guerra Mundial, Wegener fue alistado en el ejército

alemán pero, tras resultar herido en el frente de Bélgica,

acabó siendo transferido al servicio meteorológico

militar, lo que sin duda le permitió seguir perfilando sus

ideas. Durante cuatro años compiló argumentos de todo

tipo en favor de su teoría y redactó el magnífico libro

publicado finalmente en 1915, es decir, en plena guerra.

Alfred Wegener en una de sus expediciones

a Groenlandia a bordo del Godhaad.

(1912-1913)

Revista Pesca Enero 2016 12


En 1906, los hermanos Wegener (Alfred,

con el abrigo más claro) batieron un

récord al permanecer cincuenta y dos

horas y media suspendidos en un globo.

Varios centímetros por año

El origen de los continentes y

los océanos fue revisado en

sucesivas ediciones que vieron

la luz en 1920, 1922 y 1929, en

las que desarrolló nuevos argumentos

para tratar de vencer la resistencia con que la ciencia ortodoxa

acogía estas ideas. Pero esta resistencia fue hostil durante largas décadas,

en parte porque el mecanismo físico de la deriva continental no se

comprendía bien. Sería la exploración exhaustiva de los fondos oceánicos

a partir de 1950 lo que aportaría una prueba contundente en favor

de la teoría de la deriva continental. Se comprendió entonces que la teoría

de Wegener erraba al suponer que los continentes se sumergían en

los fondos de los océanos, pues se observó que continentes y fondos

oceánicos forman parte de unas entidades mayores denominadas

"placas tectónicas".

Se descubrió además que las placas tectónicas flotan y

se desplazan sobre la capa inferior de la Tierra, que se

encuentra a unos centenares de kilómetros de profundidad

(la astenósfera), y que las zonas en que concurren

dos placas son regiones de gran actividad sísmica y

volcánica. En esos lugares en que dos placas entran en

contacto pueden elevarse grandes cordilleras como

el Himalaya o los Andes, y cuando una placa se sumerge

bajo otra, en las denominadas zonas de subducción,

se originan grandes fosas, como las observadas

junto a las costas de islas volcánicas y continentes.

Por ejemplo, en el Pacífico occidental se conocen seis

estrechas trincheras con profundidades que superan los

diez kilómetros. Las velocidades de deriva de los continentes,

que alcanzan valores de varios centímetros por

año, se miden hoy directa y rutinariamente mediante

diferentes métodos que utilizan satélites y observaciones

astronómicas.

Wegener viajó en cuatro ocasiones a Groenlandia, y allí

moriría en 1930, un día después de cumplir los 50 años

de edad, cuando sufrió un ataque al corazón tras transportar

víveres para sus colegas en una dificilísima misión

entre los dos campamentos en que se había dividido la

expedición. Se estima que su cuerpo se encuentra hoy

en el mismo lugar de su muerte, donde fue enterrado

por un compañero, pero bajo más de 100 metros de nieve

y hielo que han ido acumulándose allí desde entonces.

Al igual que sus expediciones soñadas a Groenlandia, su

soñada Pangea también se hizo realidad, una realidad

científica que ha llegado a ser una de las características

más distintivas de la Tierra primitiva. Las ideas visionarias

de este explorador y científico pionero nos revelaron

un planeta cambiante y dinámico, en el que los continentes,

lejos de ser entidades estáticas, se mueven y

transforman de manera continua. Estas ideas, que han

tenido un enorme impacto en todos los estudios de la

Tierra, han hecho que Wegener sea reconocido hoy, final

y merecidamente, como el autor de una de las mayores

revoluciones de la ciencia contemporánea.

(*) RAFAEL BACHILLER es astrónomo, Director del Observatorio

Astronómico Nacional-IGN y miembro de la

Real Academia de Doctores de España. Artículo publicado

en el número 196 de La Aventura de la Historia.

Fuente

http://www.elmundo.es/la-aventura-de-lahistoria/2015/11/02/56373f58e2704e5a6f8b457b.html

Revista Pesca Enero 2016 13


Evolución de Pangea

según Wegener. Las piezas

encajan como un

rompecabezas.

LA RÁPIDA ACIDIFICACIÓN DEL

OCÉANO AUSTRAL AFECTA A LA

BASE DE LA CADENA TRÓFICA

La disminución del pH del agua por la absorción del exceso de CO2 daña a los organismos marinos con concha

La química del océano Austral está cambiando en respuesta a una mayor concentración de dióxido de carbono

en la atmósfera. Y se espera que lo haga aún más rápido en las próximas décadas, lo que podría afectar a las

pequeñas criaturas que están en la base de la cadena trófica. Así se desprende de una investigación de cientí-

Revista Pesca Enero 2016 14


ficos de las universidades de Hawai y Alaska,

que concluye que para algunos organismos la aparición

de este tipo de condiciones críticas será tan

súbita y la duración de los eventos tan larga que

su adaptación puede llegar a ser imposible.

Según detallan los investigadores en la revista

«Nature Climate Change», el océano ha absorbido

una tercera parte del CO2 emitido por la actividades

humanas, lo que contribuye a modificar la acidez

de las aguas afectando a los organismos que

viven en ellas, sobre todo a aquellos que necesitan

de ion carbonato para formar sus conchas o

esqueletos como los corales, los mejillones o los

pterópodos, un pequeño caracol de mar que sirve

como un elemento básico para el plancton, los

peces, las ballenas y las aves marinas.

«El océano actúa como una esponja gigantesca

que absorbe el exceso de dióxido de carbono de la

atmósfera. Este proceso consume ion carbonato,

que es clave para que estos organismos puedan

construir y mantener sus conchas de carbonato de

calcio. Si la concentración de ion carbonato cae

por debajo de un umbral determinado estos organismos

deben gastar más energía para luchar contra

la disolución en estas condiciones químicas

adversas», explica la autora principal, Claudine

Hauri, oceanógrafa química del Centro Internacional

de Investigación del Ártico (IARC, por sus

siglas en inglés) en la Universidad de Alaska.

No sólo se estima que la concentración de ion carbonato

caerá a niveles peligrosamente bajos por

la acidificación de los océanos, sino que estas

condiciones se convertirán en la nueva norma a lo

largo de grandes áreas del océano Austral, advierten

los investigadores. «Nuestro análisis muestra

que en grandes partes del océano Austral, la duración

de este tipo de eventos donde la saturación

cae aumentará bruscamente pasando de un mes a

más de seis meses al año en menos de 20 años

después de su aparición, y podría llegar a durar

casi todo el año hacia final de siglo», señala

Tobias Friedrich , climatólogo en el Centro

Internacional de Investigaciones del Pacífico

(IPRC, por sus siglas en inglés) de la Universidad

de Hawai.

«Esta es una clara señal de advertencia. Dada la

rápida expansión proyectada y la prolongación de

estas condiciones perjudiciales, sigue siendo muy

incierto si los pterópodos y otros organismos marinos

vulnerables serán capaces de adaptarse»,

añade Hauri. Por su parte, Axel Timmermann,

profesor de Oceanografía en el IPRC, concluye

que «la única manera de mitigar los riesgos de la

acidificación de los océanos para la vida marina y

nuestro suministro de alimentos es frenar las emisiones

de dióxido de carbono».

También en el Atlántico gallego

Precisamente hace unas semanas un estudio del

Consejo Superior de Investigaciones Científicas

(CSIC), liderado por el grupo de Oceanografía del

Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo,

constataba un aumento del nivel de acidez del océano

Atlántico durante los últimos 20 años, con

«efectos nocivos» en mariscos como el mejillón, la

ostra y la viera. El estudio recogía por primera vez

datos acerca de la evolución del nivel de acidez de

las aguas atlánticas, y revelaba un aumento que

responde a la disminución del pH a causa de la

absorción de dióxido de carbono en los últimos 20

años (1993 a 2013).

Fuente

http://www.abc.es/sociedad/abci-rapida-acidificacion-oceano-australafecta-base-cadena-trofica-201511021833_noticia.html

EL IMPACTO GLOBAL DEL CAMBIO CLIMATICO

http://www.erbol.com.bo/noticia/ciencia_y_tecnologia/30112015/impacto_global_del_cambio_climatico

Revista Pesca Enero 2016 15


EL CORAL SE AHOGA POR

LA ACIDEZ DEL MAR

DAVID FERNÁNDEZ GUERRERO

Bosques de kelp dentro de las surgencias.

/ GRUPO DE INVESTIGA-

CIÓN MEDRECOVER

Las emisiones del dióxido de

carbono modifican los valores

del PH y perjudican a estas zonas

y a los animales que viven

en ellas

Los océanos, como los bosques,

capturan parte de las emisiones

de dióxido de carbono que la

actividad humana genera. Sin embargo, en el caso de las

profundidades marinas, la acumulación de este gas se

traduce en un aumento en la acidez de los mares. Un

incremento medio cercano al 30% desde que la revolución

industrial empezara su andadura, hace más de 200

años. Y que para finales del siglo puede alcanzar el

150%. Se trata de un fenómeno que puede poner en

peligro la supervivencia de los hábitats coralinos y amenazar

a los animales que viven en ellos, según un estudio

publicado en la revista Proceedings of the Royal Society

B.

Los autores del trabajo han investigado con robots y buzos

el fondo marino de un grupo de surgencias –salidas

de masas de agua hacia la superficie–, a una profundidad

de 40 metros. Estas se encontraban en el archipiélago

de las Columbretas, a 56 kilómetros de distancia de la

costa de Castellón. ¿Por qué estudiarlas? En primer lugar,

porque “sirven de laboratorio de lo que pasará” por

el dióxido de carbono que emiten, explica Cristina Linares,

investigadora de la Universidad de Barcelona (UB) y

una de las autoras del estudio: “Los valores de PH

[acidez] que observamos en las surgencias son de 7,8 o

7,9, muy similares al que se prevé para finales de siglo”.

En los alrededores, el PH es del 8,1. Un equipo de científicos

de la UB, la Universidad de Girona, el CSIC y la Estación

Zoológica Anton Dohrn de Italia ha realizado el

trabajo.

Estas profundidades, además, suelen ser la morada de

corales y algas calcificadas. Uno de los hábitats “más

significativos del Mediterráneo”, por la complejidad de

los ecosistemas que alojan, según los autores del trabajo.

Múltiples especies de peces y crustáceos, como el

mero y la langosta roja “utilizan el hábitat coralino para

sobrevivir”, explica Linares.

Revista Pesca Enero 2016 16


Zona de surgencias y espacio circundante. / MEDRECOVER /

GRC GEOCIÈNCIES MARINES

No es el primer estudio que se publica sobre este tema.

Sin embargo, otras investigaciones se centraron en

“zonas más superficiales [de entre tres y cinco metros de

profundidad] con submarinistas” o entornos de mayor

profundidad [más de 150 metros] con robots submarinos,

explica Linares. En el caso de su equipo de trabajo,

en cambio, sí ha sido posible combinar el uso de “robots

para mirar toda la extensión de la zona de surgencias”

con el trabajo de buzos para “estudiar más detalladamente

las comunidades de lo que permiten los robots”.

Ello ha sido factible porque los investigadores cuentan

con una prolongada “experiencia en el buceo científico”,

relata la científica. La metodología de trabajo consistió

en la toma de muestras del terreno alrededor de las surgencias.

Aunque los autores del estudio admiten que es necesario

seguir a largo plazo la evolución de los fondos marinos

analizados, sus conclusiones son preocupantes. Las algas

coralinas no aguantan en un entorno tan ácido. Los corales

tampoco. Solo algunas de ellas –la rosa-marina, alga

calcificadas con micro cristales de aragonita, en lugar de

magnesio– permanecen cerca de las surgencias. El lugar

de los corales lo ocupan algas de tallo carnoso, como el

kelp, que normalmente se encuentran por debajo de los

65 metros de profundidad.

tanto, la pervivencia de los hábitats coralinos quedará

comprometida. Y con ello, “especies de animales que lo

usan para sobrevivir” como el mero y la langosta roja

quedarán afectadas, explica Linares. Por la misma razón,

hay que esperar una repercusión en la economía, en tanto

que se espera una disminución en el número de capturas,

razona la investigadora. Y es que “pequeños cambios

en la acidez del agua pueden producir cambios radicales

en la distribución de los ecosistemas”, concluye el

estudio.

Fuente

h t t p : / / e l p a i s . c o m / e l p a i s / 2 0 1 5 / 1 1 / 0 3 /

ciencia/1446575474_134479.html

Zonas de coral fuera de las surgencias. / GRUPO DE INVESTI-

GACIÓN MEDRECOVER

¿Qué consecuencias tienen los hallazgos? Linares explica

que el nivel de acidez de las zonas marinas estudiadas es

parecido al que tendrán los océanos a final de siglo, si

no se reducen las emisiones de dióxido de carbono. Por

Revista Pesca Enero 2016 17


LA ‘AGONÍA’ DE

LOS OCÉANOS

Para los expertos, ya se están produciendo cambios irreversibles

a escala humana en los océanos.

Acidificación, aumento de las temperaturas del agua,

eventos climáticos extremos y ciclos de carbono alterados

son algunos de los efectos del cambio climático que,

a corto y largo plazo, alterarán las mares. A las puertas

de la Cumbre del Clima que este año Naciones Unidas

celebra en París (COP21), la revista Science recoge una

serie de estudios en los que explora los cambios que ya

están ocurriendo en los mares.

“El océano es el mayor bioma del planeta, y la mayor

parte de este conjunto de ecosistemas se sitúa a 200

metros de profundidad, donde habita una biodiversidad

única, aún muy poco explorada, y donde una gran variedad

de ambientes funciona sin la luz solar y desempeña

papeles múltiples”, afirma a Sinc Nadine Le Bris, científica

en el Observatorio Oceanográfico de Banyuls-sur-Mer

(Francia) y autora de uno de los trabajos.

Pero además de sus funciones naturales, el océano aporta

una serie de servicios a la humanidad entre las que

destacan su capacidad para producir alimento, absorber

calor y dióxido de carbono –actuando como sumidero–, y

distribuir agua procedente del deshielo de los glaciares y

de las capas de hielo.

Para Thomas Stocker, investigador en el Instituto de Física

de la Universidad de Bern (Suiza) y autor de otro estudio,

aunque existe el debate sobre los servicios que

ofrecen los ecosistemas, no lo hay sobre los océanos.

“Creo que la idea general de la gente es que el océano

es tan vasto que los efectos del calentamiento o el aumento

de las concentraciones de CO2 serán bastante

pequeños y la respuesta será lenta. Pero esta visión es

evidentemente incorrecta”, subraya a Sinc Stocker.

Un océano más cálido conllevará una mayor frecuencia

de ciclones extremos, que ya están ocurriendo, pero

también provocará la fusión de las capas de hielo, que a

su vez incrementará el nivel del mar. Para los expertos,

ya se están produciendo cambios irreversibles a escala

humana, como los producidos por el CO2 que se emite

por el uso de combustibles fósiles y la deforestación y

que absorben los océanos.

“Este carbono permanecerá durante milenios y causará

acidificación”, alerta el investigador. Además, las aguas

más cálidas en la superficie absorben menos oxígeno del

aire y se mezclan peor a las aguas profundas, “lo que

conlleva a una reducción progresiva de oxígeno en el

agua profunda”, dice la investigadora francesa.

A estos, se unirán los cambios en la circulación oceánica

y las modificaciones en los hábitats de la biosfera marina.

Especies marinas 'ahogadas'

La disminución del pH provoca que las especies que forman

conchas o esqueletos de carbonato, como los corales

profundos, sean particularmente vulnerables, así como

todos los organismos y ecosistemas asociados. El

aumento de las temperaturas y la desoxigenación de las

Revista Pesca Enero 2016 18


aguas profundas que “ya está ejerciendo fuertes presiones

en los animales, no solo en sus umbrales fisiológicos

sino también en sus estadios de desarrollo (las larvas

son por ejemplo más sensibles)”, indica Le Bris.

Todas las especies alrededor del mundo se enfrentan ya

al reto de la acidificación y desoxigenación, así como al

aumento de las temperaturas La mayoría de los investigadores

coinciden en señalar que todas las especies alrededor

del mundo se enfrentan ya al reto de la acidificación

y desoxigenación, así como al aumento de las temperaturas.

Estas transformaciones alteran su distribución,

sus poblaciones y su reproducción, ya que la mayoría

de los peces tienen poco control interno sobre su

temperatura corporal. Un equipo de científicos estadounidenses

y australianos recogen en otro de los trabajos

los efectos del cambio climático en los peces marinos, los

mamíferos, las aves y las tortugas marinas.

Según los expertos, liderados por William J. Sydeman,

del Farallon Institute for Advanced Ecosystem Research,

los peces más afectados serán los que requieran condiciones

fisiológicas específicas, mientras que los que se

sitúen en lo más alto de la cadena alimenticia se verán

indirectamente afectadas a través de las interacciones

predador-presa.

Aunque en la mayor parte de los casos el impacto es negativo

–sobre todo en las especies que viven en zonas

polares y tropicales–, el estudio subraya que también

existen animales que responde a los cambios de manera

positiva, al mostrar un aumento en su reproducción y

distribución. Es el caso de algunos mamíferos y aves marinas,

que no son tan sensibles a los cambios en la temperatura

del mar, pero que sí lo serán a las alteraciones

derivadas de la disponibilidad de comida.

Los científicos confían en que las especies sobrevivan

gracias a una plasticidad fenotípica o a un cambio morfológico

rápido como respuesta al cambio climático, pero

sin adaptación evolutiva, esto solo es una solución a corto

plazo, según destacan en este trabajo. La cuestión

reside en si las especies podrán evolucionar lo suficientemente

rápido para evitar la extinción.

¿Ayudará la COP21 a los océanos?

Los seres humanos también pueden ayudar a que esto

no suceda. Para ello “necesitamos aumentar la conciencia

de políticos y público”, observa a Sinc Thomas Stocker.

En este sentido, en su V Informe el Panel Intergubernamental

para el Cambio Climático (IPCC, en sus siglas

en inglés) representó por primera vez en un gráfico

la acidificación junto al aumento del nivel del mar, para

dar visibilidad al problema. “Después de la mecanización,

la electrificación, y la digitalización, ahora necesitamos

una ‘descarbonización", dice el científico Por su parte, las

decisiones que se tomarán en la Conferencia de Naciones

Unidas sobre el Cambio Climático (COP21) que se

celebra en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre

deberían contribuir a incrementar la protección de los

océanos. “Serán los primeros pasos hacia la dirección

correcta”, apunta el científico. “Es muy importante que el

océano en todas sus dimensiones sea tomado en cuenta

en las negociaciones, a pesar de que las profundidades y

el suelo oceánicos se sitúen ampliamente fuera de las

aguas territoriales de los países”, informa Nadine Le Bris.

Sin embargo, la ausencia de conocimientos sobre estos

ecosistemas los hace aún más vulnerables, sobre todo

porque reaccionan rápidamente a los cambios. “Más pasos

han de darse para reducir los gases de efecto invernadero

y así limitar el calentamiento por debajo de 2

ºC”, observa Stocker quien señala que es necesario lanzar

una cuarta revolución. “Después de la mecanización,

la electrificación, y la digitalización, ahora necesitamos

una ‘descarbonización’ o de manera más general, una

‘sostenibilización”, concluye el experto.

Fuente original: http://www.agenciasinc.es/

Fuente: http://www.ecoticias.com/co2/108917/agoniade-los-oceanos

Revista Pesca Enero 2016 19


EL AUMENTO DE LA TEMPERATURA

ES SOLO UNO DE LOS EFECTOS DEL

CAMBIO CLIMÁTICO EN LOS

OCÉANOS

Lorena Guzmán H.

Mientras algunas especies se verán mermadas, el

calentamiento de los mares hará que otras tengan

un hábitat más beneficioso, aunque serán las menos.

Cuando se habla de cambio climático y los océanos, lo

primero en que se piensa es en el alza del nivel del mar,

pero poco se dice de lo que pasará mar abajo.

de Ciencias Marinas y Limnológicas de la Universidad

Austral.

El pingüino emperador, ejemplifica el estudio, retrasaría

su reproducción en la zona occidental de la Antártica debido

al cambio en los patrones en la ruptura del hielo

marino, lo que provocaría una merma en sus recursos de

alimentación.

Por ello la revista Science publica esta semana un especial

analizando dichos efectos, los que aún no son entendidos

del todo.

Es bien sabido que el Fenómeno del Niño u otras corrientes

marinas afectan directamente a aves, mamíferos marinos

y peces, por lo que el cambio climático también

debería tener consecuencias sobre ellos.

Estas se traducirían no solo en cambios fisiológicos, sino

también en la relación presa-depredador, asegura un

trabajo liderado por William J. Sydeman, del Instituto

Farallon de Estudios Avanzados de Ecosistemas en Estados

Unidos.

Los vertebrados marinos no tienen la misma capacidad

para mostrar respuestas adaptativas. Así, mientras que

especies que evolucionaron en climas estables tendrán

un menor rango de tolerancia a los cambios de temperatura

-como los peces antárticos, por ejemplo-, las que

habitan en ambientes más variables tendrán más posibilidades,

explica José Navarrete, académico del Instituto

Por el contrario, los pingüinos pequeños de Australia

adelantarían su reproducción por el aumento de la temperatura

de las aguas, ya que ello les traerá más presas

disponibles. También tendrá suerte el calamar de Humboldt,

que ha expandido su territorio, volviéndose un

nuevo competidor para varias especies de peces.

Con los cambios, especifica la publicación, los más afectados

serán las aves y mamíferos marinos, tortugas y

varias especies de tiburones, ya que son menos resilientes

a los cambios de temperatura por tener vidas más

largas y ciclos de fecundidad anuales.

"Especies con tiempos generacionales cortos (es decir,

que viven menos y por lo tanto hay más generaciones en

un año) tendrán mayor capacidad de evolucionar más

rápidamente y enfrentar cambios ambientales, al contrario

que las que necesitan más tiempo", dice José Navarrete.

Si bien la selección natural podría preferir a los más aptos,

la genética no irá a la misma velocidad que el cam-

Revista Pesca Enero 2016 20


io climático.

Profundidades

Aunque hay mayor conocimiento sobre las especies que

viven en aguas más superficiales, lo que pasará con las

que habitan por debajo de los 200 metros es casi un

misterio.

Esto, porque si bien las aguas profundas ayudan a amortiguar

los efectos del cambio climático, en ese proceso

se vuelven más cálidas, ácidas y menos oxigenadas,

cambiando fuertemente el hábitat.

Un trabajo liderado por Lisa A. Levin, del Instituto

Scripps de Oceanografía, asegura que hay estimaciones

de que el 80% de las especies de zonas de alta de biodiversidad

de montes y cañones submarinos se verán afectados

de aquí a finales de siglo.

El problema es grave si se considera que el intercambio

de nutrientes entre las capas superiores y las más profundas

es vital para asegurar la cadena de alimentación,

y con el cambio climático este se reduciría.

Si bien algunas especies se verán beneficiadas con el

cambio -al aumentar su tamaño, distribución geográfica

y tener más presas disponibles-, este igualmente impactaría

a las interacciones ecológicas con un efecto negativo

a nivel de comunidades y ecosistemas, agrega José

Navarrete.

Fuente

http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=200737

¿POR QUÉ HAY MÁS PECES

PEQUEÑOS QUE

BALLENAS Y TIBURONES?

Una nueva investigación liderada por Lauren Sallan,

de la Universidad de Pennsylvania, en Estados Unidos,

revela que una extinción masiva hace 359 millones de

años conocida como el evento Hangenberg provocó

una transformación drástica y duradera de la comunidad

de vertebrados de la Tierra. De antemano, las

grandes criaturas eran la norma, pero, por lo menos

40 millones de años después de la extinción, los océanos

fueron dominados por peces notablemente más

pequeños.

El hallazgo, que sugiere que los pequeños peces de

rápida reproducción poseían una ventaja evolutiva

sobre los animales más grandes en el medio ambiente

alterado tras la extinción, puede tener implicaciones

para las tendencias que vemos en las especies modernas

de hoy, como en las poblaciones de peces, muchas

de las cuales están siendo perjudicadas por la

sobrepesca.

Los paleontólogos y biólogos evolutivos han debatido

durante mucho tiempo las razones detrás de los cambios

en el tamaño del cuerpo de los animales. Una de

las principales teorías que se conoce como la regla de

Cope establece que el tamaño corporal de un grupo

particular de especies tiende a aumentar con el tiempo

debido a las ventajas evolutivas de ser más grande,

incluyendo el evitar la depredación y estar en mejores

condiciones para atrapar a sus presas.

Otras teorías plantean que los animales tienden

Revista Pesca Enero 2016 21


a ser mayores en presencia de un aumento de

oxígeno o en climas más fríos. Otra idea, conocida

como el Efecto Lilliput, sostiene que después

de extinciones en masa, existe una tendencia

temporal hacia un tamaño del cuerpo

más pequeño, pero este planteamiento sólo ha sido

respaldado con un número limitado de especies y es

muy debatido.

en el planeta, con más del 97 por ciento de las especies

de vertebrados que fueron eliminados. Sallan y

Galimberti encontraron que, tras el evento de extinción,

el tamaño del cuerpo cayó y continuó a la baja

durante mucho más tiempo de lo esperado, por lo

menos 40 millones de años.

Extinción masiva

La falta de un entendimiento firme de las tendencias

del tamaño del cuerpo tras las extinciones en masa

es, según un artículo sobre esta investigación que se

publica en Science, "un descuido evidente considerando

los descensos actuales de las poblaciones de peces

a nivel mundial". Para ordenar las tendencias en el

tamaño corporal tras el Evento Hangenberg Evento,

Sallan y su coautor, Andrew K. Galimberti, ahora estudiante

graduado en la Universidad de Maine, Estados

Unidos, acumularon un conjunto de datos de 1.120

fósiles de peces que abarca el período comprendido

entre hace 419 a 323 millones años.

Los investigadores recopilaron información del tamaño

del cuerpo de artículos publicados, especímenes de

museo, fotografías y fragmentos de fósiles de los que,

en base a rasgos conocidos acerca de las especies,

podrían extrapolar un tamaño completo. Su análisis de

estos fósiles reveló que, de acuerdo con la regla de

Cope, los vertebrados aumentaron gradualmente de

tamaño durante el período Devónico, hace entre 419

y 359 millones de años.

A finales del Devónico, "había peces llamados placodermos

arthrodire con grandes mandíbulas fulminantes

que eran del tamaño de los autobuses escolares, y

había familiares de los tetrápodos vivos o vertebrados

terrestres, que eran casi igual de grandes -apunta Sallan,

profesor asistente en el Departamento de Ciencias

de la Tierra y Ambientales en la Escuela de Artes

y Ciencias de Penn-. Había algunos vertebrados que

eran pequeños, pero la mayoría de los residentes en

los ecosistemas, desde el habitante inferior al depredador,

eras de un metro o más de largo".

Luego vino la extinción en masa, que diezmó a la vida

"Algunas especies grandes continuaron, pero la mayoría

finalmente se extinguió --subraya Sallan--. Así

que el resultado final es un océano en el que la mayoría

de los tiburones son de menos de un metro y la

mayoría de los peces y los tetrápodos miden menos

de 10 centímetros, lo que es extremadamente pequeño.

Sin embargo, estos son los antepasados "de todo

lo que domina desde entonces, incluyendo los seres

humanos".

Para ver si las teorías existentes sobre el tamaño del

cuerpo según el oxígeno o la temperatura atmosférica

podrían explicar sus hallazgos, los investigadores asignaron

las tendencias de tamaño del cuerpo a los modelos

climáticos durante ese periodo de tiempo.

"No hubo asociación con la temperatura o el oxígeno,

lo que anula todo lo que se ha supuesto en los vertebrados

tanto hoy como en el pasado. En su lugar, nos

dice que estas tendencias deben basarse exclusivamente

en factores ecológicos", dice Sallan.

Los investigadores realizaron análisis adicionales para

asegurar que los sesgos de muestreo no afectaron a

su estudio y confirmaron que las tendencias se reflejaron

en los principales linajes, así como dentro de los

ecosistemas individuales. Sallan considera que estos

resultados sugieren que la extinción masiva provocó

un Efecto Lilliput duradero, en el que se ven favorecidos

los organismos más pequeños.

"Antes de la extinción, el ecosistema es estable y

próspero para que los organismos pueden pasar el

tiempo creciendo hasta grandes tamaños antes de

reproducirse, por ejemplo -argumenta Sallan-. Pero,

como consecuencia de la extinción, termina siendo

Revista Pesca Enero 2016 22


una mala estrategia en el largo plazo. Así diminutos

peces que se reproducen rápido se hacen cargo de

todo el mundo".

Este patrón refleja la sucesión biológica vista en especies

de plantas después de una perturbación. Por

ejemplo, a raíz de un incendio forestal, las gramíneas

de crecimiento rápido pueden ser las primeras en colonizar

un área, seguidas por arbustos, y sólo más tarde

los grandes árboles llegarán a prosperar. Aunque

ese proceso se produce a pequeña escala y puede

llevar sólo décadas, coincide con los procesos del ecosistema

y a escala global que los investigadores observaron

que ha ocurrido durante millones de años en

los océanos.

Con muchas de las poblaciones mundiales de peces en

peligro y con algunos ecologistas preocupados por

que el planeta está al borde de una sexta gran extinción,

esta vez causado por los seres humanos, Sallan

cree que los hallazgos deben alarmar acerca de cuánto

tiempo pueden tardar las especies grandes en recuperarse.

Fuente

h t t p : / / e c o d i a r i o . e l e c o n o m i s t a . e s / c i e n c i a /

noticias/7142109/11/15/Por-que-hay-mas-pecespequenos-que-ballenas-y-tiburones.html

R. ROMAR

UN NUEVO OCÉANO SE ESTÁ

GESTANDO EN EL FONDO DE UN

MAR DE LA ANTÁRTIDA

Un estudio español halla indicios

de que la corteza se

está expandiendo. Si se rompe,

el magma saldrá y se

solidificará. Será el lecho de

un nuevo océano

Es un proceso silencioso y lento, muy lento, pero que

podría estar dando lugar a la creación de un nuevo

océano en la Tierra. A miles de kilómetros, en el fondo

del mar de Bransfield, la lengua de agua que separa las

islas Shetland de la península antártica, la corteza terrestre

se está adelgazando y expandiéndose como un chicle.

Han surgido ya las primeras grietas, pero aún no se

ha roto. Si lo hace, el magma saldrá hacia afuera y se

Revista Pesca Enero 2016 23


solidificará. Será el lecho de un nuevo océano. Estas

evidencias son el fruto de la investigación científica que

España realiza en el Ártico y que fueron presentadas esta

semana en las jornadas sobre Seguridad, Defensa,

Tecnologías Matemáticas y Computacionales organizadas

en la Facultad de Informática de A Coruña por el Instituto

Tecnológico de Matemática Industrial (Itmati), la UDC

y el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional,

entre otras instituciones.

El estudio de las anomalías magnéticas y de la gravedad

en la zona, unido a la existencia de una alineación de

volcanes submarinos, es lo que ha permitido concluir

«que se está produciendo un proceso de apertura, aunque

no sabemos si la situación es tal que permite al

magma salir al exterior, con lo que se estaría empezando

a crear fondo oceánico, o si la ruptura aún no ha alcanzado

ese nivel», explica Manuel Catalán, jefe del Servicio

de Geomagnetismo del Real Instituto y Observatorio de

la Armada (ROA) y coordinador de la estrategia científica

de España en el Ártico y Antártico.

Lo más probable es que la gestación del nuevo fondo

oceánico se encuentre en una situación inicial, que sea

solo el principio de un complejo y pausado proceso

geológico en el que también se ha empezado a apreciar

un fenómeno de separación entre el archipiélago de las

Shetland y la Península Antártica. Si irrumpe un nuevo

mar cambiará la distribución de las masas continentales,

las corrientes marinas, que deberían adaptarse

a la situación, e incluso el clima. Pero los humanos

actuales nunca lo veremos.

«Todo esto -apunta Catalán- se desarrollará a escalas

temporales de millones de años, en las que la vida de

una persona ni siquiera sería un pestañeo». ¿Para qué

sirve entonces la investigación que se está realizando?

«Para que el ser humano comprenda un poco mejor

cómo funciona la naturaleza», advierte Catalán. Y en la

generación de este nuevo conocimiento la Antártida supone

un enorme laboratorio vivo al servicio de la ciencia

mundial, aunque procesos geológicos que pueden propiciar

la formación de nuevos océanos también se están

observando en el Mar Rojo o en el Golfo de Aden.

«El Atlántico se está abriendo»

El estudio español de la Antártida, en una investigación

que está a punto de salir a la luz, también arroja evidencias

que parecen apuntalar una vieja hipótesis: la existencia

de un trasvase de masa entre el Océano Pacífico y

el Atlántico. «El Atlántico -apunta Manuel Catalán- se

está abriendo y perdiendo masa de magma para crear

fondo oceánico. Pero tiene que existir un equilibrio y lo

que se pierde por un lado se gana por otro y nosotros

encontramos indicios de que se está ganando masa por

el Cabo de Hornos».

El Ártico y la Antártida también son un magnífico laboratorio

natural para estudiar el cambio climático. Si bien es

cierto que el deshielo es muchísimo más acusado en el

Ártico, donde la superficie de hielo en verano se ha reducido

en más de un 40 % del total, no lo es menos que

de este fenómeno tampoco se escapa el continente del

sur, especialmente en el este, en la zona de la península

antártica. «No queremos ser alarmistas, pero tampoco

podemos ser ciegos ante esta situación. Aunque en la

Antártida no tanto, en el Ártico tenemos por delante un

horizonte muy oscuro», advierte Manuel Catalán.

Fuente

h t t p : / / w w w . l a v o z d e g a l i c i a . e s / n o t i c i a /

sociedad/2015/11/16/nuevo-oceano-gestando-fondo-mar

-antartida/0003_201511G16P30991.htm

PESCA SOSTENIBLE PARA DESARROLLO SOSTENIBLE

https://youtu.be/Fn-iqQdCPQs

Revista Pesca Enero 2016 24


CIENTÍFICOS QUIEREN

VOLVER A PECES

VEGETARIANOS

EL PROYECTO PARA CONVERTIR A LOS PECES EN

VEGETARIANOS CUENTA CON UN FINANCIAMIEN-

TO DE USD 1.7 MILLONES.

Por qué es importante

El alimento balanceado para la acuicultura a partir de

soya en lugar de proteína de pescado silvestre no solo

sería más barato sino también más sostenible.

Un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de

Dakota del Sur, con financiamiento de la industria de la

soya de cerca de USD 1.7 millones, está trabajando para

convertir las piscifactorías de tilapia y salmón del atlántico

en vegetarianas, a partir del uso de una proteína de

soya.

El objetivo, es reducir el uso de pescado silvestre en la

elaboración de alimentos para peces de criaderos. Como

se sabe, el insumo con el que se produce el alimento

balanceado que consumen en los criaderos de peces

contiene anchoveta, arenque y otras especies, que por la

sobrepesca, el descarte de juveniles, la presencia de

fenómenos naturales, y el efecto del cambio climático,

cada vez será más escaso y costoso.

De acuerdo a los estimados que aporta una nota de Associated

Press, uno de los autores de la investigación

señala que la relación entre el precio de una tonelada de

alimento balanceado a base de harina de pescado y otro

elaborado con la proteína de soya es de más de 3 a 1.

(USD 1450-2000 el preparado en base a proteína de pescado

a USD 425 por tonelada en el caso de la soya).

segmento; sin embargo, los ambientalistas observan con

preocupación que podrían generarse desechos que terminen

contaminando más las aguas donde se producen

estas especies y afectando el medio ambiente.

Por ahora, los investigadores han realizado pruebas con

el salmón, la trucha arco iris, el camarón blanco, la lobina

rayada, con el fin de comprobar cuánto de la proteína

se puede agregar sin afectar la fisiología o el crecimiento

de estas especies, dado que esta se incorpora al tejido

muscular. Los resultados han sido bastante alentadores y

han podido aumentar la capacidad de los peces de digerir

la proteína hasta un 95%.

El objetivo de los investigadores es llevar su producto al

mercado, por lo que ahora siguen los ensayos de validación.

El camino no será nada fácil porque hay intereses económicos

y ambientales en conflicto que pueden hacer que

se retrase el proceso, pero sin duda hay que respaldar

cualquier esfuerzo que permita que la mayor cantidad de

la proteína procedente de los peces silvestres se oriente

de forma prioritaria al consumo humano directo, sobre

todo, a la luz de que globalmente cada vez hay menos

pesca extractiva porque los recursos se han agotado y;

sin embargo hay millones de personas que sufren desnutrición

en el mundo.

Fuente

http://proexpansion.com/es/articulos_oe/887-cientificos-quieren-volver-a

-peces-vegetarianos

La industria de soya ha visto en esta posibilidad una manera

de orientar excedentes de la producción a un nuevo

Revista Pesca Enero 2016 25


EL FLETÁN, UN PESCADO

BLANCO DE ENORME TAMAÑO

Estamos acostumbrados a ver los blancos y limpios filetes

de fletán en los frigoríficos de los supermercados o

en los mostradores de las pescaderías y, normalmente,

no nos preguntamos qué tamaño tendrá este pez que es

común para nosotros.

El tamaño del fletán es una incógnita para muchos de

sus consumidores. Las hembras, por ejemplo, pueden

llegar a ser enormes y pesar trescientos kilos. Los machos

tienen un tamaño bastante menor. Ocurre que, debido

a la gran presencia que tienen las hembras, son

muy codiciadas en la pesca deportiva. Si sumamos la

pesca comercial, sobre todo, nos encontramos con una

especie que en breve se protegerá prohibiendo sus capturas.

Las hembras del fletán ganan en tamaño: pueden llegar

a pesar 300 kilos

Aquellos que hayan llegado a los cuarenta años la palabra

fletán, además de ser un pescado magnífico, les sonará,

les recordará a un conflicto. Y así fue. Se llamó “La

guerra del fletán” y tuvo lugar entre España y Canadá en

1995. Los pesqueros españoles habitualmente faenaban

en los grandes bancos que se encuentran frente a Terranova

y Labrador.

Con su trabajo de años lograron abrir también un mercado

en Japón, donde comenzaron a apreciar el fletán para

el sushi y el sashimi. El ministro canadiense encargado

de la pesca se llamaba Tobin, y en un alarde, en jugada

política reclamando los derechos de pesca en esa zona

prohibió faenar allí, apresando el barco gallego Estai,

después de disparar a la proa.

El incidente diplomático, en una espiral en la que intervinieron

las marinas de los dos países, se zanjó rebajando

España las toneladas a capturar anualmente.

En Inglaterra, halibut

Y es que el fletán es un pescado codiciado. También se

le llama halibut, sobre todo en los países anglosajones,

al igual que Pez mantequilla. Es de la misma familia que

la platija, de la platusa. Hay quien confunde la carne del

fletán con el lenguado.

Es rico en proteínas de alto valor biológico, cuenta con

una cantidad importante de vitamina E pero, curiosamente,

tiene un menor número y cantidad de minerales

que otras especies marinas. Eso sí, es muy fácil de digerir.

Pescado blanco puro y duro, bueno para todos los

que tienen problemas digestivos.

Para los más pequeños es un pescado idóneo porque no

tiene espinas, más allá de la espina central. Además, se

suele vender en filetes, por lo que su preparación es

muy sencilla. Admite todas las preparaciones del lenguado,

pudiendo rebozarse también.

En Inglaterra, por ejemplo, es común encontrarlo ahumado.

Este modo de preparar el fletán le confiere un

sabor magnífico y se convierte en un entrante más que

en un plato principal.

Dado que tiene un crecimiento lento y que hay numerosas

capturas, la piscifactoría se plantea como la posibilidad

de atender la demanda del mercado y preservar la

especie.

Fuente

http://guiagastronomika.diariovasco.com/noticias/fletan-pescado-blancoenorme-tamano-201511300923.php

Revista Pesca Enero 2016 26


DESCUBIERTAS 500 NUEVAS

ESPECIES DE ANIMALES EN EL MAR

DE OJOTSK

SVETLANA ARJÁNGUELSKAYA

Más de 500 especies de animales hasta ahora desconocidas

fueron descubiertas en verano de 2015 en la cuenca

de las Kuriles, en el mar de Ojotsk. En la expedición SokhoBio

participaron científicos de Rusia, España, Japón,

entre otros. Los miembros de la expedición presentaron

a RBTH los resultados provisionales de sus estudios.

Los estudios se realizaron en las zona donde se alcanzan

las mayores profundidades, entre 3.500 y 6.000 m. En

esa zona, la presión es 750 veces superior a la atmosférica

y hay una ausencia total de luz.

En el mar de Ojotsk habitan cerca de 1.000 especies animales

y más de la mitad de ellas eran desconocidas para

los científicos hasta este verano. Marina Maliútina, coordinadora

adjunta de la expedición SokhoBio, en la cuenca

de las Kuriles explica que hasta ahora se pensaba que

había poca diversidad en este mar. Entre las nuevas especies

hay organismos unicelulares, crustáceos, moluscos

y varios tipos de gusanos y peces. Muchos de estos

nuevos animales son similares a las especies que habitan

en las profundidades antárticas y atlánticas.

A grandes profundidades, además de pulpos, estrellas de

mar y gambas, también se encuentran muchos animales

de otro tipo que impresionan por sus extrañas formas.

Este camarón esqueleto se asienta firmemente sobre

pequeñas ramas y captura con sus grandes pinzas a los

pequeños animales que pasan nadando cerca de él.

Los científicos están asombrados por la gran similitud

entre la fauna de las aguas profundas de la parte sudoriental

de la cuenca de las Kuriles y las especies del Pacífico.

“Es sorprendente, porque la fauna del Pacífico es

muy antigua. Evolucionó a lo largo de millones de años”,

explica Marina Maliútina.

Los principales pobladores de estas profundidades son

animales de varios milímetros de longitud. Es difícil atraparlos

con los métodos tradicionales. Sin embargo, los

científicos de la expedición SokhoBio lograron capturar e

izar al buque científico Akademik Lavrentiev una variada

muestra de animales de dimensiones de uno a diez milí-

Revista Pesca Enero 2016 27


metros, así como otros organismos marinos de menos de

un milímetro.

La scotopanes globosa recibe el apodo de “cerdo de

mar”, aunque es un pariente cercano del pepino marino.

También encontraron animales más grandes, de más de

un centímetro, incluyendo peces.

¿Medicamentos anti cancerígenos?

Los materiales recopilados por la expedición aún deben

ser estudiados en diversas instituciones rusas, alemanas

y japonesas. Según los científicos, la descripción completa

de los materiales puede tardar años. Durante la expedición

no solo se descubrieron nuevas especies, sino

también géneros desconocidos y una nueva familia. Sin

embargo, los primeros resultados completos no estarán

listos hasta dentro de dos años.

Los erizos marinos de las profundidades sorprenden incluso

a los biólogos por su inusual forma y fragilidad.

Además, los especialistas planean extraer sustancias activas

de las muestras recogidas para crear fármacos. Actualmente,

el Instituto de Química Orgánica y Biológica

de Vladivostok ya está preparando medicamentos antiinflamatorios

y anti cancerígenos, así como suplementos

biológicos activos elaborados a partir de varios organismos

marinos.

Fuente

http://es.rbth.com/technologias/ciencia/2015/12/01/

descubiertas-500-nuevas-especies-de-animales-en-elmar-de-ojotsk_546149

Sucede que la biomasa de las diversas especies objetivo siguen el camino inverso, éstas se reducen y por

tanto son insuficientes para satisfacer las expectativas y necesidades de todos los partícipes de la pesquería.

El recurso pesquero no aumenta en función de la demanda.

Se ha atribuido siempre a los recursos marinos, no solo el carácter de renovable, sino además, la cualidad

de inagotable.

Se ha elegido aceptar el mito, en obstinada ignorancia de los hechos, creyendo que los recursos pesqueros

son infinitos e inagotables y forzando la extracción hacia límites impredecibles en sus consecuencias.

Revista Pesca Enero 2016 28


OCÉANO, VÍCTIMA

Y VERDUGO

LOLA HIERRO

La acidificación y la subida de la temperatura del agua

por el cambio climático ponen en peligro la biodiversidad

de los mares

También representan una amenaza para el ser humano

vez las de todos los océanos del mundo: lo que fueron y

lo que acabarán siendo si continúa la imparable degradación

del medio ambiente. Ocupan el 71% de la superficie

del planeta, pero solo el 2% está protegidos, y en ellos

ya se palpa el impacto del cambio climático.

Playas de Jambiani, Zanzíbar (Tanzania).

Un día como hoy amanecerá la costa zanzibareña de

Jambiani (Tanzania) bañada por las olas del Índico. Son

aguas límpidas de color turquesa que dejan entrever peces

de colores y arrecifes de coral. Algas y caracolas descansan

sobre la blanca arena y algún ermitaño despistado

corretea de aquí a allá. Pero a 4.620 kilómetros, el

mismo océano ensucian la playa de Bombay, donde

ningún cartel prohíbe el baño pero pocos tienen ganas

de probar. Los turistas que tomen el ferry hasta la cercana

Isla Elefanta arrugarán la nariz cuando descubran las

manchas de aceite que presenta el mar, ahora pardusco,

castigado por la febril actividad de las refinerías de

petróleo de la bahía. Son las dos caras del Índico y a la

Las emisiones de gases de efecto invernadero a la

atmósfera son consecuencia de la quema de combustibles

fósiles para producir energía y no han cesado de

subir desde la revolución industrial. Por esta razón, las

temperaturas del aire y los océanos aumentan, los glaciares

se derriten y el nivel del mar crece: desde 1992

hasta ahora ha ganado ocho centímetros de mediasegún

la NASA, que advierte que esta tendencia se mantendrá.

“Los océanos han sido nuestros guardaespaldas pero

estamos perdiendo esa defensa”, advierte Ricardo Aguilar,

director de investigación en Europa de Oceana, una

de las mayores organizaciones del mundo dedicadas a la

defensa de estas masas acuáticas. “El impacto real del

cambio climático no se ha notado ni al 50% porque han

estado asumiendo el poder calorífico y la contaminación,

pero ya no resisten más”.

La temperatura media global ha ascendido 0,8 grados

desde 1880 y en los últimos 63 años el ritmo al que sube

se ha duplicado. El problema más urgente del que ocuparse,

según los expertos, es la acidificación de las

aguas, un proceso causado por el aumento de las emisiones

de dióxido de carbono. Cuando este gas entra en

contacto con el mar se produce una reacción química

Revista Pesca Enero 2016 29


que incrementa la acidez del agua: hasta un 30% desde

la era industrial. A su vez, ha provocado que el PH de las

aguas descienda un punto, un hecho “sin precedentes” a

juicio de Tatiana Nuño, responsable de la campaña de

cambio climático de Greenpeace.

Los océanos ocupan el 71% de la superficie del planeta

pero solo un 2% están protegidos

Este proceso tiene graves implicaciones para los ecosistemas

submarinos. Muchas especies calcáreas como corales,

cangrejos, almejas y ostras están amenazadas

porque no pueden desarrollar sus conchas, ya que el

carbonato cálcico que genera la subida del PH las disuelve.

Afecta también a los pterópodos —pequeños caracoles

marinos— y al plancton, que son la base de la cadena

alimentaria de muchos peces, ballenas y pájaros.

“También son preocupantes los efectos en las zonas polares,

de posidonia oceánica y de arrecifes de coral como

la Gran Barrera de Australia, ya seriamente dañada. “Son

fundamentales en la creación de biodiversidad, pues

nueve millones de especies marinas dependen de ellos

por ser su lugar de refugio, desove, guardería y fuente

de alimentación”, describe Nuño. Que las aguas de la

superficie sean más cálidas implica que absorberán menos

oxígeno del aire y por tanto no llegará tanta cantidad

a las profundidades. Esta desoxigenación alterará el

desarrollo de la fauna marina.

El nivel del mar ha subido ocho centímetros de media

desde 1992, según la NASA

Las consecuencias de la modificación de la temperatura

son graves, a juicio de Aguilar. El deshielo de los polos

tiene dos efectos: la subida del nivel del mar y la desviación

de las corrientes marinas cálidas como la del Golfo,

que regula la temperatura en Europa. “Madrid está a la

misma altura que Nueva York y no tenemos su frío. ¿Por

qué? Porque la corriente del Golfo trae aguas calientes.

Si no fuera así, la mayoría del continente estaría bajo los

hielos. Si se desvía la corriente y nos deja de llegar su

poder calorífico, los impactos serían inimaginables, nos

introduciría en una pequeña era glacial”, explica.

“Cuanto más caliente sea el agua, más graves, intensos

y recurrentes serán todos los fenómenos meteorológicos

adversos: huracanes, inundaciones, sequías…”, completa

Cristina Narbona, ex ministra de Medio Ambiente y actual

miembro de la Red Española de Desarrollo Sostenible

y de laComisión del Océano Mundial.

Un vertedero acuático

Todo acaba en el océano: plásticos, plomo, mercurio,

fertilizantes, aguas residuales… Esta contaminación es

otro de los males. En 2010 se vertieron una media de

ocho millones de toneladas de plástico, según un estudio

publicado en la revista Science en febrero de este año.

Esta cantidad es la misma que resultaría de colocar montones

de cinco bolsas de la compra llenas de plástico con

una separación de 30 centímetros a lo largo de las costas

de todo el planeta. El mismo estudio advertía de que

al finalizar 2015 se habrían tirado al mar más de nueve

millones de toneladas de porquería y que en 2025 la

cantidad sería el doble que la de 2010.

Impacto en los humanos

La acidificación del océano y la subida de las temperatura

media global no solo perjudica a las especies marinas,

sino que también a los humanos. A menor población de

peces y crustáceos, menor consumo de estas especies,

que nos aportan alrededor de un 16,7% de las proteínas

de origen animal que ingerimos, según la Organización

de la ONU para la Alimentación y la Agricultura

(FAO). En España comemos 26,40 kilos por persona y

año, según los últimos datos del Ministerio de Medio Am-

Revista Pesca Enero 2016 30


iente, Rural y Marino, una media superior a la mundial,

del 19,2%. Y, sin embargo, la demanda de consumo de

pescado es hoy mayor que nunca: 158 millones de toneladas

en 2012, según la FAO, mientras que el 75% de

los caladeros están sobreexplotados o agotados. “La sobreexplotación

proviene de la mala gestión que dura

décadas. Se ha denunciado durante décadas pero se ha

dado una desconexión total entre expertos, que aconsejaban

reducir la producción, y los políticos. No se han

respetado los criterios científicos de gestión”, señala

Aguilar, quien advierte que, de seguir esta tendencia, en

2050 la mayoría de las reservas llegará a niveles tan bajos

que su explotación dejará de ser rentable.

Los expertos proponen reducir la actividad de un sector

del que viven 120 millones de personas, el 8% de la población

mundial. Para Aguilar, son los Estados quienes

deberían desarrollar políticas económicas para apoyar a

los pescadores durante el tiempo en que no puedan trabajar

al mismo ritmo de antes. Narbona coincide en crear

en los océanos áreas de regeneración, pero advierte

que el uso de los subsidios para la pesca hoy en día son

los que permiten que los barcos faenen en mitad del océanos

con técnicas destructivas. “Si no hubiera esas ayudas,

no les saldría rentable y tendrían que dedicarse a la

pesca artesanal, menos dañina”. Para ella, hay que destinar

estos fondos a promocionar la pesca sostenible.

Así, el sector se enfrenta a las capturas ilegales no declaradas

y no reglamentadas, a las prácticas perjudiciales

como las técnicas de arrastre que destruyen el lecho marino

y al despilfarro. La solución pasa por crear reservas

marinas, prohibir la pesca industrial y favorecer la artesanal

y sostenible que respete las vedas. Ello conlleva

una reducción sustancial del consumo de especies marinas

para darles tiempo a que se recuperen. “Comemos

mucha más proteína animal de la necesaria, debemos

consumir menos, teniendo en cuenta lo que podemos

obtener con la pesca sostenible y selectiva”, indica Nuño.

“Hay que convencer a nuestros gobernantes de que no

autoricen pescar por encima de las posibilidades biológicas

de las especies para contentar a sus ciudadanos”,

completa Aguilar. Desde su organización, no obstante,

sostienen que el descenso de la producción sólo sería

necesaria de forma temporal: “Si ahora reducimos en

Europa la pesca en torno a un 30%, en unos diez años

recuperaremos la mayoría de las reservas y podríamos

tener el doble de capturas que ahora".

Gran Barrera de Coral de Australia.

Morir matando

Que el océano está enfermo es un hecho, pero parece

tener previsto morir matando. Las consecuencias del aumento

de la temperatura media global y de la subida del

nivel del mar se ven mejor en la superficie terrestre,

donde cientos de miles de personas ven amenazada su

supervivencia. Ocurre en la ex colonia británica de Kiribati,

por ejemplo, donde sus 100.000 habitantes saben

que el país empezará a desaparecer alrededor de 2030 y

ya hoy combaten el creciente embate de las olas colocando

sacos de arena en sus puertos y playas.

Son los futuros refugiados climáticos, una figura cuyos

derechos no ha reconocido aún las Naciones Unidas pero

Revista Pesca Enero 2016 31


que representa a unos 1.000 millones de personas que

en los próximos 50 años podrían migrar por razones medioambientales,

principalmente en los países más empobrecidos,

según la Agencia de la ONU para los refugiados

(ACNUR). “Es un fenómeno de tal magnitud que no solo

se puede dar una respuesta de ayuda humanitaria, sino

que requiere políticas y decisiones más trascendentales

para frenar el cambio climático”, apunta Estrella Galán,

secretaria general de la Comisión Española de Ayuda al

Refugiado.

Para que países enteros no desaparezcan, para que los

caladeros se recuperen y para que la flora marina se regenere

y todos los mares sean como las de Zanzíbar y

no como las de Bombay se debe lograr que la temperatura

global no sobrepase el grado y medio de aquí a

2050 y no los dos grados, como se había fijado en un

principio. Es una carrera contrarreloj si se tiene en cuenta

que la ONU estima que con los compromisos de reducción

que ya han presentado los países, esta aumentará

casi tres grados en 2100.

Conseguirlo o no depende de los compromisos que los

estados adopten en la Cumbre Internacional del Clima de

París que se celebra entre el 30 de noviembre y el 11 de

diciembre. En esta cita deberán fijarse políticas ambiciosas

que pasan por poner fin al uso de petróleo, gas y

carbón no más tarde de 2050, garantizar un sistema

energético cien por cien basado en renovables y que se

aporten los 100.000 millones de dólares ya comprometidos

—de momento solo se han abonado 100— para el

Fondo Verde para el Clima, el órgano de subvenciones

de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el

Cambio Climático destinado a acelerar la revolución

energética y ayudar a los países más afectados por este

fenómeno.

Para ello, las claves son las metas a corto plazo y la rendición

de cuentas. “Ahora que los océanos han entrado

en la agenda global [a ellos se les ha dedicado el punto

14 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible] estamos

pidiendo que se le dedique una conferencia específica

cada tres años para ver si hay avances y para evaluar el

comportamiento de las empresas, que también están

adoptando medidas”, subraya Narbona. Nuño, que se

siente optimista ante los compromisos que han presentado

los países para reducir sus emisiones, subraya: “No

vale que unos se apunten y otros no. Los acuerdos deben

ser obligatorios”.

Fuente

h t t p : / / e l p a i s . c o m / e l p a i s / 2 0 1 5 / 1 1 / 2 0 /

planeta_futuro/1448038575_261031.html

Es imposible disimular el hecho que los desembarques de especies destinadas al consumo humano, objetivo

principal de los pescadores artesanales están en niveles bajísimos debido a la reducción dramática de

las respectivas biomasas.

Las especies como la cojinova, corvina, merluza, lenguado, bonito, etc. escasean y por tanto, aumenta el

costo de la faena, sube el precio al consumidor y consecuentemente baja o desaparece la rentabilidad del

esfuerzo pesquero (y la del pescador).

Revista Pesca Enero 2016 32


NO ME PREOCUPA EL GRITO DE LOS VIOLENTOS,

DE LOS CORRUPTOS, DE LOS DESHONESTOS, DE LOS SIN ÉTICA.

LO QUE MÁS ME PREOCUPA ES EL SILENCIO DE LOS BUENOS

Martin Luther King

Revista Pesca Enero 2016 33


DESNUTRICIÓN, DESOCUPACIÓN Y

DESCARTE “CERO” DE PESCADO EN

LA ARGENTINA (3/3)

La FAO en su Código Internacional de Conducta Responsable

indica que “al formular las políticas nacionales

para el desarrollo y la utilización sostenible de los recursos

pesqueros, los Estados deberían prestar la debida

consideración a la función económica y social del sector

pesquero empleado en las actividades posteriores a la

captura”. No necesitamos agregar mucho más a lo dicho

por este experto organismo internacional.

Una inadecuada administración del recurso, y ello incluye

el manejo de las capturas, sus descartes y desembarcos;

y también, el poder discrecional de los funcionarios,

pueden adquirir una gravedad singular porque se

lesionan derechos de tercera generación; y en lo inmediato,

provocan desempleo, conflictos sociales y económicos

a la actividad y a la región donde se desarrolla

esa actividad. La Subsecretaría de Pesca ha sido ineficaz

para los intereses patagónicos siendo el funcionario de

ese origen y ha sido ineficaz para la provincia de Buenos

Aires siendo su funcionario bonaerense. No se trata

de funcionarios, se trata de la aplicación de políticas lesivas

al interés nacional, a los sectores trabajadores y

empresarios.

Respecto a la administración pesquera y su sustentabilidad

José Juste Ruiz considera que el desarrollo persigue

tres objetivos esenciales: “a) el objetivo económico que

consiste en buscar la eficiencia en la utilización de los

recursos y el crecimiento cuantitativo; b) el objetivo social

y cultural que promueve la limitación de la pobreza,

el mantenimiento de los diversos sistemas sociales y

culturales, y la equidad social; y c) el objetivo ecológico

que se preocupa con la preservación a perpetuidad de

los recursos naturales que sirven de soporte a la vida de

los seres humanos”.

No puede perderse de vista que la administración biológica

del recurso tiene efectos laborales y sociales que

superan los daños que cualquier empresa de riesgo

pueda asumir; ya que se trata de un recurso de propiedad

del Estado, que debe cumplir un fin social, sanitario,

poblacional y estratégico, más allá de las efectos

económicos que genere.

Es importante valorar, que los daños laborales derivados

de una mala administración son relevantes. El daño laboral

en sí mismo es grave, no solo por los efectos que

sobre los trabajadores y sus familias provoca, sino también

por el daño sobre las comunidades. Mar del Plata

donde se desembarca un 50% de las capturas y todas

las ciudades ribereñas de la Patagonia que crecieron en

base a la industrialización de este recurso, sienten duramente

el quebranto de la actividad. Accesoriamente,

aunque no menos importante, la paralización de la flota,

aparte de los efectos citados, facilita la ocupación de los

espacios marítimos por parte de embarcaciones extranjeros

y la extracción de los recursos.

Es necesario entonces, un nuevo orden en materia de la

administración, captura, distribución, industrialización,

protección y control de los recursos vivos marinos.

No me referiré aquí a los cambios que debieran efectuarse

en la administración general de la pesca, porque

no es el objeto de este escrito, pero sí, a aquellos que

aseguren la sustentabilidad y el “DESCARTE CERO” en

materia de captura y desembarcos. El Estado, al concesionar

la explotación del recurso, debe controlar si la

Empresa concesionada explota, sobreexplota o subcaptura

el recurso; si se depreda o no; si se ocupa o no

los espacios estratégicos; si se agrega o no el máximo

valor a los productos; y aún, si se ocupa o no personal

en la actividad; ya que esta concesión de la explotación,

no sólo significa una obligación para el concesionario,

sino también para el concedente que debe administrar

en forma eficiente este recurso natural; porque un recurso

natural del Estado es, por sobre todas las cosas,

una herramienta de generación de bienestar del pueblo,

Revista Pesca Enero 2016 34


que tratándose de la pesca, está en condiciones de proveer

proteínas, salud, empleo, desarrollo poblacional e

industrial, a la par de ocupar los espacios marítimos estratégicos

de la Nación.

EN TERCER LUGAR para garantizar el control de las capturas

y con ello el “DESCARTE CERO”, es necesario establecer

la obligatoriedad de desembarcar toda la captura

de los buques pesqueros en muelles argentinos, evitando

el descarte y todo transbordo en el mar fuera de

los muelles habilitados. Para asegurar la sustentabilidad

del recurso es necesario establecer el detalle de prácticas

prohibidas, y que en atención a los efectos que producen

estas prácticas, tipificarlas de “LESA HUMANI-

DAD” cuando comprometen derechos de tercera generación;

La FAO en su Código Internacional de Conducta

Responsable precisa que “deberían continuar perfeccionándose

y aplicándose, artes y prácticas de pesca

selectivas y ambientalmente seguras. Los Estados y los

usuarios deberían reducir al mínimo el desperdicio de

las capturas, así como los efectos sobre las especies

asociadas o dependientes, la captura incidental de especies

no utilizadas y de otros recursos vivos” y del medio

marino”.

Este mismo Código indica, que “los Estados deberían

alentar a quienes intervienen en el procesamiento, la

distribución y la comercialización del pescado, a que reduzcan

las pérdidas y los desperdicios posteriores a la

captura y mejoren la utilización de las capturas incidentales”.

Entre otras cuestiones observables relativas a la

administración, se viene desde hace décadas admitiendo

la captura de piezas pequeñas sin capacidad de reproducirse;

sustituciones o sub-declaraciones de especies

en las capturas para no agotar las cuotas otorgadas

y, en los desembarcos controles ineficientes. Descartes

al mar de especies capturadas, y la consecuente pérdida

de proteínas de alto valor; todas cuestiones que están

prohibidas por la legislación argentina y en la Convención

de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar,

que la Argentina suscribió y ratificó.

Es vox pópuli que las empresas que operan en la Zona

Económica Exclusiva Argentina realizan descartes al mar

de especies capturadas que no consideran aptas para la

comercialización, cuyas estimaciones estarían indicando

un volumen descartado de -al menos- unas 70 mil toneladas

anuales de pescados, que -a la par de contaminar

el medio marino- si esas materias primas se procesasen

serían una importante fuente de proteína destinada al

consumo nacional y a la dieta de los argentinos. Como

contrapartida, en el informe al Senado de marzo de

2014 suministrado por el Jefe de Gabinete se indicó que

hubo solo 7 legajos abiertos en el período 2013-2014

por infracciones de inspectores, por arrojar descartes y

deshechos al mar.

El sistema de control hace agua. El descarte de especies

por razones comerciales no es una práctica que puede

aceptarse y está prohibida desde el 1 de enero de 2014

en la Unión Europea; por tanto, el gobierno debería establecer

mecanismos compensatorios que eviten esta

práctica continua de depredación, contaminación y

pérdida de proteínas de alto valor biológico. Los descartes

de pescados se producen porque las empresas se

concentran en maximizar sus ingresos buscando únicamente

el pescado de mayor calidad y precio. Además de

ello, porque la tecnología de captura y la ley deben alinearse,

de modo de asegurar que se capture mayormente

lo esperado y se traiga a tierra todo lo capturado.

Para buscar salidas y evitar el descarte en el mar de

las especies capturadas, consideradas no comerciales,

es necesario buscar fórmulas que compatibilicen la actividad,

con las cuestiones económicas, nutricionales y

eviten la depredación, por lo cual es necesario establecer

el otorgamiento de un precio sostén sobre estas

capturas no aptas comercialmente, que el Estado podría

utilizarlas para la alimentación en planes sociales, mediante

la elaboración de alimentos saborizados, cuya

experiencia es amplia en el INIDEP y algunas empresas

nacionales.

Las sustituciones de especies y las sub-declaraciones,

que indican –al menos- un control ineficiente, se resuelve

con la aplicación de tecnologías y la implementación

de mercados concentradores en todos los puertos del

país, donde se ventilen públicamente las descargas. Para

desalentar y sancionar estas prácticas depredatorias

y contaminantes, que impiden la sustentabilidad de las

especies, pero además descartan importantes toneladas

de proteínas, es necesario tipificar de “LESA HUMANI-

DAD” los delitos que atentan contra la perpetuidad de

las especies y violan derechos de tercera generación.

Los “derechos de tercera generación” son derechos colectivos

donde el sujeto ya no sólo está protegido como

individuo o por su rol social, sino también por la integración

de un pueblo, nación, o por ser parte de la humani-

Revista Pesca Enero 2016 35


dad. Las acciones de las personas físicas o jurídicas, o de

los Estados, a sabiendas de que destruirán una parte

importante de los recursos pesqueros o impedirán su

reproducción y la reposición de la biomasa total, son una

violación a los derechos humanos básicos, que afecta a

las personas, sus descendientes y a la comunidad. Estas

acciones pueden afectar la disponibilidad del recurso,

pero además, perturban la interrelación de las especies y

su ciclo alimentario de forma significativa, por una acción

deliberada o negligente, y con ello, afectar la vida o las

condiciones de vida, de quienes directa o indirectamente

dependen del recurso pesquero.

El derecho a la alimentación está reconocido en la Declaración

Universal de Derechos Humanos de 1948 como

parte del derecho a un nivel de vida adecuado; y está

consagrado en el Pacto Internacional de Derechos

Económicos, Sociales y Culturales de 1966. La depredación

de los recursos naturales atenta contra ese derecho.

Entendemos, con el concurso técnico del INIDEP (el mejoramiento

de las artes de pesca, observadores profesionales;

delimitación de áreas de pesca, etc.); la prohibición

del descarte a bordo; la modificación de los sistemas

de almacenamiento a bordo; la aplicación del precio

sostén para las especies consideradas no comerciales

que se desembarquen; la industrialización social de

éstas; la tecnificación del control de los desembarques;

la implantación de los mercados concentradores en los

puertos, etc. y una fuerte política internacional de recuperación

de los recursos migratorios y asociados del área

adyacente, es posible lograr el “DESCARTE CERO”; pensando

en la sustentabilidad; la soberanía nacional; pero

muy especialmente en la generación de empleo y la reducción

de la pobreza.

Dr. CESAR AUGUSTO LERENA

GOBERNANZA DE LA TENENCIA EN

LAS PESQUERÍAS EN PEQUEÑA

ESCALA Y ORDENACIÓN DE LOS

RECURSOS 1/8

Prólogo

Las Directrices voluntarias para lograr la sostenibilidad

de la pesca en pequeña escala en el contexto de la seguridad

alimentaria y la erradicación de la pobreza (en adelante,

las Directrices PPE) representan el primer instrumento

acordado en el plano internacional dedicado

por entero al sector de la pesca en pequeña

escala, que es enormemente importante pero hasta

ahora ha quedado a menudo postergado.

El sector de la pesca en pequeña escala tiende a estar

firmemente arraigado en las comunidades, las tradiciones

y los valores locales. Muchos pescadores en pequeña

escala son autónomos y generalmente suministran pescado

para consumo directo en sus hogares o comunidades.

Las mujeres son importantes actores del sector, sobre

todo en las actividades posteriores a la captura y de

procesado. Se estima que aproximadamente el 90 % de

todas las personas que dependen directamente de la

pesca de captura trabajan en el sector de la pesca en

pequeña escala. Como tal, la pesca artesanal sirve de

motor económico y social, proporcionando seguridad alimentaria

y nutricional, empleo y otros efectos multiplicadores

para las economías locales respaldando al mismo

tiempo los medios de vida de las comunidades ribereñas.

La Directrices PPE eran esperadas desde hacía tiempo

debido a la necesidad existente de un instrumento inter-

Revista Pesca Enero 2016 36


nacional que ofrezca unos principios de consenso y

orientaciones sobre cómo abordar la problemática de la

pesca en pequeña escala. Las Directrices PPE complementan

el Código de Conducta para la Pesca

Responsable que, junto a las disposiciones relativas

a la pesca de la Convención de las Naciones

Unidas sobre el Derecho del Mar, es el instrumento

internacional pesquero más ampliamente reconocido

y aplicado.

Las Directrices PPE también están estrechamente relacionadas

con las Directrices voluntarias sobre la gobernanza

responsable de la tenencia de la tierra, la pesca y los

bosques en el contexto de la seguridad alimentaria nacional,

las Directrices voluntarias en apoyo de la realización

progresiva del derecho a una alimentación adecuada

en el contexto de la seguridad alimentaria nacional, y

los Principios para la inversión responsable en la agricultura

y los sistemas alimentarios. Al igual que en estos

instrumentos, en las Directrices PPE se considera que la

realización de los derechos humanos y la necesidad de

ocuparse de los grupos vulnerables y marginados tienen

una gran prioridad.

Las Directrices PPE son el resultado de una elaboración

participativa de abajo arriba, partiendo de las recomendaciones

del Comité de Pesca (COFI) en sus 29.º y 30.º

períodos de sesiones. Entre 2010 y 2013, la FAO fomentó

un proceso mundial en el cual participaron más

de 4 000 representantes de los gobiernos, los pescadores

en pequeña escala, los trabajadores de la pesca y

sus organizaciones, los investigadores, los asociados para

el desarrollo y otros actores importantes de más de

120 países en seis reuniones regionales y en más de 20

reuniones nacionales dirigidas por organizaciones de la

sociedad civil, con carácter consultivo.

Los resultados de estas consultas sirvieron de base para

los trabajos de una Consulta técnica de la FAO que se

reunió en mayo de 2013 y en febrero de 2014 a fin de

llegar a un acuerdo sobre el texto final. La aprobación de

las Directrices PPE por el COFI en su 31.º período de sesiones

celebrado en junio de 2014 representa un logro

importante para asegurar una pesca en pequeña escala

segura y sostenible.

Las Directrices PPE son una herramienta fundamental

de apoyo a la visión de la Organización a

fin de erradicar el hambre y promover el desarrollo

sostenible, según se indica en el nuevo Marco

estratégico de la FAO. Orientarán el diálogo, los procesos

de las políticas y medidas a todos los niveles y

ayudarán al sector a realizar toda su contribución a la

seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza.

Ahora son todos los Miembros de la FAO y sus asociados

quienes tienen el reto de aplicar las Directrices PPE.

LA FAO mantiene su compromiso de apoyar la aplicación

de las Directrices PPE y espera con interés la continuación

de la colaboración con todas las partes interesadas,

en particular los gobiernos, los pescadores en pequeña

escala, los trabajadores de la pesca y sus organizaciones,

las organizaciones de la sociedad civil, los investigadores

y el mundo universitario, el sector privado y la comunidad

de donantes, en el camino hacia la ordenación

sostenible de la pesca en pequeña escala en el contexto

de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza.

José Graziano da Silva

Director General de la FAO

Las presentes Directrices voluntarias para lograr

la sostenibilidad de la pesca en pequeña escala en

el contexto de la seguridad alimentaria y la erradicación

de la pobreza se han elaborado como

complemento del Código de Conducta de la FAO

para la Pesca Responsable (en adelante, el Código)

de 1995. Se formularon a fin de proporcionar

orientación complementaria respecto de la pesca

en pequeña escala en apoyo de los principios y

disposiciones generales del Código. En consecuencia,

las Directrices tienen por objeto respaldar

la visibilidad, el reconocimiento y el fomento

del ya importante papel de la pesca en pequeña

escala y contribuir a las iniciativas mundiales y de

los países para erradicar el hambre y la pobreza.

Las Directrices apoyan la pesca responsable y el

desarrollo social y económico sostenible en beneficio

de las generaciones presentes y futuras, con

especial hincapié en los pescadores y trabajado-

Revista Pesca Enero 2016 37


es de la pesca en pequeña escala y actividades

conexas y en particular las personas vulnerables y

marginadas, y promueven un enfoque basado en

los derechos humanos.

Cabe destacar que las presentes Directrices tienen

carácter voluntario y un alcance general, si

bien se centran en las necesidades de los países en desarrollo.

La pesca en pequeña escala y artesanal, en la que se

engloban todas las actividades a lo largo de la cadena de

valor —la captura y las actividades anteriores y posteriores

a esta— realizadas por hombres y mujeres, desempeña

una importante función en la seguridad alimentaria

y la nutrición, la erradicación de la pobreza, el desarrollo

equitativo y la utilización sostenible de los recursos1. La

pesca en pequeña escala suministra alimentos nutritivos

para los mercados locales, nacionales e internacionales y

genera ingresos que contribuyen a las economías locales

y de los países.

La pesca en pequeña escala representa en torno a

la mitad de las capturas mundiales de pescado. Si

se tienen en cuenta las capturas destinadas al consumo

humano directo, la aportación de la pesca en pequeña

escala aumenta a dos tercios del total. La pesca continental

reviste particular importancia en este sentido

cuando la mayoría de las capturas procedentes de pesquerías

en pequeña escala se dirigen al consumo humano

directo.

La pesca en pequeña escala proporciona empleo a más

del 90 % de los pescadores y trabajadores de la pesca

de captura en el mundo, la mitad aproximadamente de

los cuales son mujeres. Además del empleo como pescadores

y trabajadores del sector a tiempo completo o parcial,

la pesca de temporada u ocasional y las actividades

afines permiten obtener complementos esenciales para

los medios de vida de millones de personas.

Estas actividades pueden constituir una actividad complementaria

recurrente o adquirir especial importancia en

tiempos de dificultades. Muchos pescadores y trabajadores

de la pesca en pequeña escala son autónomos y trabajan

para aportar alimentos directamente a sus hogares

y comunidades, a la vez que se dedican a la pesca comercial,

la elaboración y la comercialización. En muchas

ocasiones, la pesca y las actividades relacionadas con

esta sostienen las economías locales en comunidades

costeras, lacustres y ribereñas y constituyen un motor

que genera efectos multiplicadores en otros sectores. La

pesca en pequeña escala representa un subsector diverso

y dinámico que suele caracterizarse por la migración

estacional.

Las características precisas del subsector varían en función

del lugar. De hecho, la pesca en pequeña escala

tiende a estar firmemente arraigada en las comunidades

locales, lo que suele responder a vínculos históricos con

los valores, las tradiciones y los recursos pesqueros adyacentes

y contribuir a la cohesión social. Para muchos

pescadores y trabajadores de la pesca en pequeña escala,

la pesca representa una forma de vida y el subsector

encarna una riqueza cultural y variada de importancia

mundial. Muchos pescadores y trabajadores de la pesca

en pequeña escala y sus comunidades, incluidos los grupos

vulnerables y marginados, dependen directamente

del acceso a los recursos pesqueros y a las tierras. Los

derechos de tenencia de la tierra en las zonas costeras y

ribereñas son fundamentales para garantizar y facilitar el

acceso a la pesca, para realizar actividades afines como

la elaboración y la comercialización y para lograr una

vivienda y otros apoyos a los medios de vida. La salud

de los ecosistemas acuáticos y la biodiversidad asociada

con ellos constituyen una base fundamental para sus

medios de vida y para la capacidad del subsector de contribuir

al bienestar general.

Pese a su importancia, muchas comunidades de pescadores

en pequeña escala siguen estando marginadas, y

su contribución a la seguridad alimentaria y la nutrición,

la erradicación de la pobreza, el desarrollo equitativo y la

utilización sostenible de los recursos — que les beneficia

tanto a ellos como a otros — no se ha desarrollado plenamente.

Para garantizar y mejorar la contribución de la pesca en

pequeña escala hay que hacer frente a numerosos desafíos

y obstáculos.

Revista Pesca Enero 2016 38


En muchos casos, el desarrollo del sector pesquero en

los tres o cuatro últimos decenios ha llevado a la sobreexplotación

de recursos en todo el mundo y ha amenazado

hábitats y ecosistemas. Las prácticas consuetudinarias

de asignación y reparto de los beneficios de los recursos

en la pesca en pequeña escala, que probablemente

se han aplicado durante generaciones, se han visto

modificadas debido a sistemas de ordenación pesquera

no participativos y a menudo centralizados, al rápido desarrollo

de las tecnologías y a los cambios demográficos.

Las comunidades de pescadores en pequeña escala también

se ven afectadas frecuentemente por las desigualdades

en las relaciones de poder.

En muchos lugares, los conflictos con las actividades de

pesca en gran escala suponen un problema, y la competencia

e interdependencia entre la pesca en pequeña escala

y otros sectores son cada vez mayores.

Estos otros sectores, entre los que figuran el turismo, la

acuicultura, la agricultura, la energía, la minería, la industria

y las obras infraestructurales, tienen a menudo

mayor influencia política o económica.

En los casos en que la pobreza se halla presente en las

comunidades dedicadas a la pesca en pequeña escala,

tiene un carácter multidimensional y no se debe únicamente

a niveles bajos de ingresos, sino también a factores

que impiden el pleno disfrute de los derechos humanos,

en particular de los derechos civiles, políticos,

económicos, sociales y culturales. Las comunidades de

pescadores en pequeña escala se encuentran por lo

común en zonas alejadas, suelen tener un acceso limitado

o desfavorecido a los mercados y pueden tener dificultades

para acceder a la sanidad, la educación y otros

servicios sociales. Se caracterizan también por un bajo

nivel de educación formal, malas condiciones de salud

(que a menudo comprenden una incidencia del VIH/SIDA

superior a la media) y estructuras organizativas inadecuadas.

Se dispone de oportunidades limitadas, ya que

las comunidades de pescadores en pequeña escala carecen

de medios de vida alternativos y afrontan situaciones

de desempleo juvenil, condiciones laborales insalubres e

inseguras, trabajo forzoso y trabajo infantil.

La contaminación, la degradación ambiental, los

efectos del cambio climático y los desastres naturales

y de origen humano se suman a las amenazas

que afrontan estas comunidades.

Todos estos factores dificultan que los pescadores

y trabajadores de la pesca en pequeña escala se

hagan oír, defiendan sus derechos humanos y sus

derechos de tenencia y se aseguren la sostenibilidad

del uso de los recursos pesqueros de los cuales

dependen.

Estas Directrices se han elaborado mediante un proceso

participativo y de consulta, integrado por representantes

de las comunidades dedicadas a la pesca en pequeña

escala, organizaciones de la sociedad civil (OSC), gobiernos,

organizaciones regionales y otros interesados. Posteriormente,

se examinaron en una Consulta técnica organizada

por la Organización de las Naciones Unidas para

la Alimentación y la Agricultura (FAO) que celebró dos

períodos de sesiones, del 20 al 24 de mayo de 2013 y

del 3 al 7 de febrero de 2014. En ellas se tiene en cuenta

una amplia gama de consideraciones y principios importantes,

como la igualdad y la ausencia de discriminación,

la participación y la inclusión, la obligación de rendir

cuentas y el imperio de la ley, así como el principio de

que todos los derechos humanos son universales, indivisibles

e interdependientes y están interrelacionados. Las

Directrices están en consonancia con los derechos humanos

internacionales y los promueven.

Estas Directrices son complementarias al Código y los

instrumentos relacionados con él. También tienen en

cuenta las directrices técnicas relacionadas con el Código,

como el n.º 10 de las Orientaciones técnicas de la

FAO para la pesca responsable (titulado “Aumento de la

contribución de la pesca en pequeña escala a la mitigación

de la pobreza y a la seguridad alimentaria”), al igual

que otros instrumentos internacionales voluntarios, tales

como las Directrices voluntarias sobre la gobernanza responsable

de la tenencia de la tierra, la pesca y los bosques

en el contexto de la seguridad alimentaria nacional

(en adelante, las Directrices voluntarias sobre la tenencia)

y las Directrices voluntarias en apoyo de la realización

progresiva del derecho a una alimentación adecua-

Revista Pesca Enero 2016 39


da en el contexto de la seguridad alimentaria nacional,

cuando procede. Se alienta a los Estados y otras partes

interesadas a que consulten también estas otras directrices

así como los instrumentos internacionales y regionales

pertinentes, a fin de integrar plenamente las obligaciones,

los compromisos voluntarios y las orientaciones

disponibles que sean de aplicación.

Fuente:

http://www.fao.org/3/5783196b-28fa-4ab8-8fe5-

c3019ca0a377/i4356s.pdf

CÓMO EUROPA SECA

LOS MARES

AFRICANOS

Stefano Liberti

Fotografía y vídeo: Mario Poeta

Mapa e infografía: Jacopo Ottaviani

Diseño y desarrollo: Isacco Chiaf

Issa Fall tiene el rostro lúgubre. “Hoy también hemos

pescado poquísimo, lo justo para pagar el combustible”.

El hombre, pescador de nacimiento y desde hace “cinco

generaciones”, sale al mar todas las mañanas a las nueve,

y regresa a media tarde para vender el pescado en el

mercado informal de la playa de Soumbedioune, situada

en la costa de Dakar. Una pequeña bahía somnolienta

que cada día, pasadas las cuatro, se anima con hombres

que descargan cajas, mujeres que gritan precios entre

puestos improvisados y decenas de clientes que eligen,

sopesan, negocian y compran entre el barullo. Sin embargo,

la atmósfera no es en absoluto festiva: entre las

decenas de pescadores que amarran sus canoas se deja

notar el calado de la crisis que desde hace un tiempo

asuela el sector. Las cestas están semivacías, las caras

largas. Atrás queda el boato del pasado: el mar ya no es

generoso como antes, “cuando casi se podía pescar con

las manos”.

Fall, que es el portavoz de su comunidad, no tiene ninguna

duda: la culpa es de los barcos extranjeros, que

vienen a pescar en aguas senegalesas con el beneplácito

del Gobierno central. “Primero llegaron los rusos y los

asiáticos a saquearnos. Ahora han vuelto a abrir el mar a

los europeos”.

El hombre está furioso por el nuevo acuerdo que Dakar

firmó en noviembre del 2014 con la Unión Europea, que

prevé la emisión de 36 permisos a ocho pesqueros con

sedal de caña (cañeros) y 28 pesqueros con redes de

cerco (cerqueros) que capturan principalmente atún. A

estos barcos se añaden dos grandes buques de arrastre

para la pesca de altura, que tienen como objetivo la

merluza negra. A cambio, Senegal obtiene una

“compensación económica” de 13,9 millones de euros

totales en los cinco años que dura el acuerdo, a pagar

entre la Unión Europea (63%) y los armadores (37%).

Revista Pesca Enero 2016 40


Estos acuerdos, negociados durante varios

meses en un clima que muchos definen

como de escasa transparencia, centran

el debate en un país donde el 17%

de la población activa trabaja en el sector

pesquero. Los armadores europeos responden

a las críticas de los pequeños

pescadores afirmando que, a diferencia

de lo que ocurría en el pasado, actualmente no hay

ningún tipo de competencia entre los dos tipos de pesca.

“Este acuerdo no está mal. Atañe principalmente al atún,

que las canoas no pescan prácticamente nunca”, sostiene

David Rigat, director general de la empresa CMNP,

que gestiona los intereses de varios armadores europeos

en el puerto de Dakar.

otras empresas conjuntas que operan en el puerto de

Dakar, pesca principalmente para la exportación: quisquillas,

pescado azul, pulpos y otras especies destinadas

al mercado europeo, pero también a Asia y a los países

africanos con mayor poder adquisitivo, como Costa de

Marfil. “Pero el atún es lo que permitiría a las empresas

ganar mayores beneficios”, subraya Lam.

El acuerdo, suspendido en 2006 a raíz precisamente de

la explotación excesiva de los recursos pesqueros, se ha

vuelto a poner en marcha con una fórmula distinta: si el

anterior permitía el acceso a todas las especies, el que

ahora hay en vigor atañe sobre todo a los atunes, y forma

parte de una serie de pactos bilaterales que permiten

a los pesqueros europeos seguir al atún tropical durante

su recorrido migratorio por el golfo de Guinea, desde

Angola hasta Mauritania.

Acuerdos de pesca de la Unión Europea en África

Occidental

Tenemos que dejar de malvender nuestras materias primas

El codiciado océano

En el muelle 10 del puerto de Dakar, en la sede de Sopasen,

la empresa conjunta franco-senegalesa que lo

administra, Adama Lam estalla: “El Gobierno se ha plegado

a los intereses extranjeros”. El hombre, vicepresidente

del Grupo de armadores y empresas pesqueras

senegalesas (GAIPES), habla sin pelos en la lengua de

“neocolonialismo”. “Nosotros habíamos pedido la reemisión

de permisos para el atún y se nos denegó con el

pretexto de que las reservas estaban sobreexplotadas.

Justo después vimos que el Gobierno firmaba un acuerdo

con los europeos. Es un escándalo. Sopasen, como las

Desde la Dirección General de Recursos Marítimos devuelven

las acusaciones al remitente. “El acuerdo de

pesca se ciñe al atún”, repite el director Mamadou Goudiaby.

“Dado que Senegal tiene potencial para unas

14.000 toneladas y nuestros armadores no están capacitados

para pescar esas cantidades, decidimos firmar

también el acuerdo con Bruselas”. Efectivamente, en dicho

acuerdo entre la UE y Senegal se habla de 14.000

toneladas, pero solo es una cifra de referencia: en el caso

de superarse, el texto estipula el pago de una cantidad

que oscila entre los 50 y los 70 euros por tonelada.

“Es una cantidad irrisoria”, subraya Lam. “Es lo que los

cerqueros pueden pescar en tres semanas. Los armadores

europeos han recibido una autorización de facto para

saquear nuestro mar sin límites”.

La comparación de cifras parece darle la razón: si se suman

los tonelajes pescados por los ocho cañeros europeos

activos en los últimos años en Senegal, gracias a

acuerdos particulares con el Gobierno, y por los seis cañeros

senegaleses, ya se alcanza el umbral de las 14.000

toneladas. La llegada de otros 28 pesqueros con redes

de cerco supondrá sin duda superar dicho umbral.

“Estamos malvendiendo un recurso valiosísimo a cambio

de una nimiedad”, explica, ahondando en la herida, Fatou

Niang, directora de Senevisa, una de las principales

empresas pesqueras senegalesas con capital conjunto

activas en el puerto de Dakar.

Revista Pesca Enero 2016 41


Toneladas de atún pescado sin acuerdo

Durante los años en que el acuerdo entre la UE y Senegal

no estaba activo, los pocos barcos con sedal de caña

que operaban en aguas senegalesas ya pescaban la cantidad

de atún indicada en el acuerdo. La llegada de 28

grandes pesqueros europeos con redes de cerca aumentará

notablemente esa cantidad, según empresarios y

activistas medioambientales.

La llegada de los barcos europeos conducirá a un empobrecimiento

del mar

Pescadores sin redes

Pero los que se unen a las barricadas contra el acuerdo

no son solo los empresarios y los pescadores. Las organizaciones

medioambientales también expresan una profunda

preocupación. “La pesca con redes de cerco no es

selectiva; conducirá inevitablemente a la captura de

otros tipos de pescado y al empobrecimiento del ecosistema”,

explica, inquieto, Ahmed Diami, responsable de la

campaña para los océanos de Greenpeace África. “Eso

sin contar que las especies de atún en el punto de mira

corren el riesgo de caer en la sobreexplotación”.

El estudio de las reservas de atún está garantizado por la

Comisión Internacional para la Conservación del Atún

Atlántico (ICCAT por sus siglas en inglés), que tiene que

hacer los cálculos y valoraciones necesarias y definir si

es preciso imponer cuotas máximas o parones en la pesca,

como ya sucedió, por ejemplo, con el atún rojo en el

Mediterráneo. Sin embargo, por el momento la ICCAT no

ha puesto límites a las principales especies de atún tropical

capturadas en las costas de África Occidental: el atún

de aleta amarilla y el atún listado. Así las cosas, los europeos

pueden pescar sin ningún freno. “¿Y quién nos garantiza

que el Gobierno no firmará acuerdos con otros

países?”, se pregunta Diami. “¿Acaso podrá decir que no

a los rusos o chinos si piden permisos análogos?”. Al

planteársela al director del departamento de pesca, la

pregunta recibe una respuesta que no tranquilizaría al

responsable de Greenpeace: “No lo excluimos. Estudiaremos

caso por caso. Tenemos el deber de valorizar nuestros

recursos”, explica Goudiaby.

Y es precisamente al tocar la

cuestión de valorizar los recursos

cuando se caldean los

ánimos. Muchos consideran

que la compensación económica

es demasiado baja, y

que su impacto en el sector

local es mínimo. Greenpeace

se pregunta por qué había

tanta prisa en firmar los acuerdos mientras se estaba

debatiendo un nuevo código pesquero, que debía tener

en cuenta las dificultades de los pescadores locales. Y

por qué en el texto se prevé, además de la pesca del

atún, la posibilidad de pescar merluza negra con los dos

pesqueros de arrastre. “La introducción de estos dos buques

en el acuerdo entra en absoluta contradicción con

el mandato de la política común de pesca, según el cual

solo deben alcanzarse acuerdos en caso de superávit, y

ante la incapacidad manifiesta de los pescadores locales

para capturar el recurso”, subraya Béatrice Gorez, que

coordina desde Bruselas la Coalición para Acuerdos Pesqueros

Justos.

Con los impuestos de los ciudadanos europeos se fomenta

el saqueo de los recursos africanos

El mar en conserva

Pero, ¿dónde acaba todo el atún que se pesca en las

aguas de África Occidental? La mayor parte se carga en

barcos congeladores y pone rumbo a Galicia, la principal

región productora de atún en conserva del mundo, junto

con Tailandia. Cada día, en los puertos de Ribeira y Puebla

se descargan toneladas de atún que luego se trasla-

Revista Pesca Enero 2016 42


dan a las diferentes fábricas diseminadas por la región,

desde el grupo Jealsa-Rianxeira a Calvo, pasando por

Garavilla, que finalmente las distribuyen por todo el mercado

europeo. Y es que desde 1953, cuando varios pescadores

vascos a bordo de barcos de madera se aventuraron

hasta las aguas frente a las costas africanas, los

españoles pescan atunes tropicales.

Tienen experiencia, conocimientos y una industria muy

bien estructurada, que en los últimos años se ha desarrollado

aún más gracias a los acuerdos pesqueros comunitarios.

Desde su despacho de Madrid, Julio Morón,

director gerente de OPAGAC, grupo que reúne a varios

de los armadores de los cerqueros favorecidos por el

acuerdo, reconstruye la historia de las campañas en África

de los pesqueros españoles y enumera los diferentes

acuerdos alcanzados, además de calificar de ficticias las

críticas de los empresarios senegaleses. “El atún es una

especie migratoria, no vive en aguas senegalesas. Pasa

por ahí y punto. Ellos podrían pescarlo, como nosotros,

pero durante todos estos años sin acuerdo no han sido

capaces de desarrollar una industria pesquera”.

Resulta difícil determinar si no lo han logrado por la falta

de apoyo por parte del Estado, por la competencia de los

extranjeros o por simple incapacidad emprendedora. Lo

cierto es que la presencia de la flota europea hoy en día

no facilita dicho desarrollo. Una buena parte de ella está

constituida por barcos de grandes grupos, que en los

últimos años han obtenido diferentes tipos de subsidios,

desde la construcción de los cascos al carburante. Aunque

el sistema de subvenciones haya cambiado con la

nueva Política Pesquera Común, que prevé una ligera

reducción y una limitación de los abusos más graves, no

cabe duda de que en los últimos años los armadores europeos

recibieron una ayuda que marca las diferencias.

Sin ir más lejos, el actual pago por parte de Bruselas de

los permisos de acceso a aguas senegalesas es un subsidio

público a favor de intereses privados. “Con los impuestos

de los ciudadanos europeos se fomenta el saqueo

de los recursos africanos”, resume Adama Lam.

Los pequeños pescadores observan este enfrentamiento entre los empresarios senegaleses y europeos desde las orillas

de las playas donde están amarradas sus canoas. Y es que el atún no se encuentra entre las principales especies que

capturan. Pero se preguntan: ¿qué beneficios obtenemos nosotros? ¿qué parte de este acuerdo nos atañe? Según el texto,

una parte del dinero pagado por la Unión Europea debería servir para “fomentar el desarrollo sostenible de la pesca

local a través del apoyo al sector”. Por el momento, ellos no han visto nada.

Issa Fall, que solo puede contar con sus propias fuerzas, vuelve a salir al mar cada mañana, junto con las aproximadamente

21.600 canoas registradas en Senegal. Al ver los grandes buques extranjeros a lo lejos, él y todos los pescadores

no pueden evitar preguntarse por qué los europeos van a pescar justo ahí, y por qué en sus redes hay cada vez menos

peces.

Esta investigación ha sido realizada gracias al Programa de innovación en reporterismo de desarrollo del Centro Europeo

de Periodismo (EJC, por sus siglas en inglés), financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates.

Fuente

http://elpais.com/especiales/2015/planeta-futuro/pesca-europea-en-africa/

Revista Pesca Enero 2016 43


SALMÓN SE CONVIERTE EN EL

PRIMER ANIMAL TRANSGÉNICO

PARA CONSUMO HUMANO

La FDA de Estados Unidos argumentó que comerlo “es

tan seguro y nutritivo como cualquier otro salmón Atlántico

no modificado genéticamente”.

Tras varios años de controversia, este jueves 19 de noviembre

se conoció que la Administración de Alimentos y

Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en

inglés) aprobó la comercialización del salmón genéticamente

modificado (GM) desarrollado por la empresa

AquaBounty Technologies y que lleva por nombre

Salmón AquAdvantage.

A través de un comunicado de prensa, la FDA aseguró

que comer este tipo de pescado “es tan seguro y nutritivo

como cualquier otro salmón Atlántico no modificado

genéticamente”, y añadió que “no hay diferencias biológicas

relevantes en el perfil nutritivo del Salmón

AquAdvantage en comparación con otros salmones

Atlántico”.

La directora del Centro de Medicina Veterinaria de la

FDA, Bernadette Dunham, ahondó que AquaBounty, cuya

sede está en Massachusetts (Estados Unidos) y que

venía solicitando este permiso desde el año 1995,

“cumple con los requisitos reglamentarios para la autorización,

incluyendo que este pescado es seguro para el

consumo humano”. Eso sí, precisó que la aprobación no

permite que sea cultivado en Estados Unidos, por lo que

deberá producirse solamente en pisciculturas de Canadá

y Panamá. Específicamente, en Prince Edward Island se

desarrollarán las ovas que luego serán enviadas a Panamá

para su crecimiento, también en instalaciones en

tierra.

La controversia en Canadá llegó al punto que organizaciones

no gubernamentales -el Centro de Acción Ecológica

y Living Oceans Society- iniciaron una demanda contra

el Gobierno Federal argumentando que ha violado

sus propias leyes ambientales al proporcionar a Aqua-

Bounty un permiso mucho más amplio del que le correspondería

de acuerdo con su evaluación. Esto, advierten,

abriría el camino para que otras empresas puedan producir

ovas de peces transgénicos en el país.

Además, denuncian que las autoridades pertinentes no

siguieron los procedimientos correctos en su aprobación.

“Las medidas para evitar el cruzamiento entre el salmón

salvaje del Atlántico son inadecuadas y que, una vez que

la contaminación genética esté allí, el salmón salvaje

cambia para siempre. Sería un gran experimento en vivo

y desconocemos las consecuencias”, advirtió Marcos Butler,

activista del Centro de Acción Ecológica, al diario

The Guardian.

En contraparte, el National Observer publicó que Natalie

Huneault, vocera del Ministerio de Medio Ambiente de

Canadá, aseveró que las autoridades “llevaron a cabo

una evaluación exhaustiva de los riesgos del salmón

genéticamente modificado de AquAdvantage”.

Cuatro veces más grande

El salmón transgénico de AquaBounty Technologies fue

desarrollado a partir de un salmón Atlántico al que le insertaron

un gen de crecimiento del salmón Chinook

(Oncorhynchus tshawytscha), especie más grande de la

Revista Pesca Enero 2016 44


familia de los salmónidos, y también se insertó el gen de

una anguila. Con esta manipulación se logró que el

salmón modificado genéticamente no se comportara como

los salmones tradicionales, es decir, cuando se acerca

el invierno y la temperatura del agua es más fría, dejan

de crecer. La modificación genética se salta el gen

regulador del crecimiento y los cambios de temperatura

no le afectan, el resultado es que con la misma alimentación

y en un mismo periodo, el salmón transgénico puede

aumentar de tamaño hasta cuatro veces más que el

salmón tradicional.

El Chief Executive Officer (CEO) de AquaBounty Technologies,

Ph.D. Ronald Stotish, comentó que AquAdvantage

es un salmón “que representa un alimento sano y nutritivo

a los consumidores de una manera ambientalmente

responsable, sin dañar el océano y otros hábitats marinos.

El uso de los sistemas de acuicultura en tierra permite

que sea cultivado cerca de los principales mercados

de consumo de una manera más sustentable”, subrayó

el ejecutivo.

De igual manera, argumentó que Estados Unidos, al importar

actualmente cerca del 90% de todos los productos

del mar que consume, y más concretamente el 95%

del salmón Atlántico, “AquAdvantage ofrecerá la oportunidad

para una industria acuícola nacional económicamente

viable al tiempo que proporciona a los consumidores

un producto con una menor huella de carbono”.

Descargue aquí el comunicado de la FDA

http://www.aqua.cl/wp-content/uploads/sites/3/2015/11/

FDA_Approves_AAS.pdf

Fuente

http://www.aqua.cl/2015/11/19/salmon-se-convierte-en-elprimer-animal-geneticamente-modificado-para-consumohumano/

LA ADHESION DEL PERU A LA OROP DEL

PACIFICO SUR

El pasado jueves 19 de noviembre, el Congreso de la República del Perú ratificó su adhesión al tratado internacional de

la Convención para la Organización Regional de Ordenamiento de los Recursos Pesqueros del Pacífico Sur (OROP PS).

La ratificación de la OROP PS fue aprobada por unanimidad en una votación que ha demostrado unidad e integración de

los partidos políticos de todas las bancadas frente a un tema de interés nacional y proyección internacional.

“El Perú es el más importante país pesquero del Pacífico sudeste y nada de lo que ocurra en la Alta Mar del Océano Pacífico

le puede ser ajeno. La OROP PS es un organismo supranacional para la protección de los recursos marinos de la Alta

Mar y el combate a la pesca ilegal en el Océano Pacífico y sus decisiones son vinculantes para los países miembros”, detalló

información entrega a AQUA.

El congresista Freddy Sarmiento -quien participó con el IREA en la reunión del Comité Científico de la OROP PS en Honolulu

el 2014- sustentó la decisión ante el pleno del Congreso y comentó al IREA “que esta votación es una demostración

de madurez de la política en el Perú ya que pone en evidencia la unidad de propósito del ejecutivo y el congreso frente a

los altos intereses del Estado”.

El IREA celebra esta votación que permitirá que el Perú participe por primera vez como miembro pleno en la próxima

reunión de la Convención de la OROP PS que tendrá lugar en Valdivia (Chile) del 25 al 29 de enero del 2016.

Fuente

http://www.aqua.cl/2015/11/22/congreso-del-peru-aprobo-ingreso-a-orop-ps/

Perú inicia una etapa como miembro activo de la Organización Regional de Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur

(Orop Ps), luego que el Congreso aprobó una norma que fortalece nuestra presencia en dicho organismo, consolidando la

Revista Pesca Enero 2016 45


política del Gobierno de ampliar la capacidad extractiva

pesquera en alta mar.

El viceministro de Pesca y Acuicultura del Ministerio de la

Producción (Produce), Juan Carlos Requejo, señaló que

con la decisión adoptada por la representación nacional,

el Estado peruano se constituye como miembro activo de

la citada organización, con derecho a voz y voto en todos

los órganos que conforman la Orop Ps.

“El Perú contará con un mecanismo de cooperación internacional

con lo cual podremos fortalecer mecanismos

de investigación científica para la adopción de medidas

de conservación y ordenamiento pesquero conforme se

encuentra establecido en la Convención”, anotó.

Mejores cuotas pesqueras

La Convención para la Conservación y Ordenación de los

Recursos Pesqueros de la Alta Mar del Pacífico Sur, crea

un Organismo Regional Pesquero del Pacífico Sur, con

personalidad jurídica internacional con sede en Nueva

Zelanda, que articula la cooperación entre los estados

ribereños y los estados cuyas flotas realizan pesca a distancia

en esa zona.

La Comisión tiene actualmente 14 miembros procedentes

de Asia, Europa, América Latina y Oceanía: Australia,

Belice, República de Chile, República Popular China, Islas

Cook, República de Cuba, República de Ecuador, Unión

Europea, Reino de Dinamarca, en relación con las Islas

Feroe, República de Corea, Nueva Zelanda, Federación

de Rusia, China Taipei y República de Vanuatu.

Afirmó que esta nueva condición del Perú como miembro

pleno de la Orop Ps, y no de estado cooperante y no

contratante, como es la que ha tenido el país, ayudará a

mejorar la asignación de cuotas pesqueras y otras medidas

de interés nacional.

“Con nuestra participación activa lograremos promover y

defender nuestros intereses pesqueros”, enfatizó.

El viceministro indicó, asimismo, que nuestra participación

constituye un logro importante para el sector pesquero

nacional, cuyo órgano rector es el Ministerio de la

Producción.

“Este paso importante que ha dado el país en materia

pesquera garantizará la preservación y protección de los

recursos transzonales, salvaguardando la continuidad de

las actividades de pesca y la conservación de las especies

asociadas o dependientes de tales recursos”, dijo.

Aprobación en Congreso

El jueves pasado el Pleno del Congreso sancionó por

unanimidad el Proyecto de Resolución Legislativa

4180/2014, que aprueba la Convención para la Conservación

y Ordenamiento de los Recursos Pesqueros de

Alta Mar del Océano Pacífico Sur – Orop Ps, firmada el

14 de noviembre del 2009 y suscrita por el Perú el 20 de

abril del 2010.

Su objetivo es garantizar la conservación a largo plazo y

el uso sostenible de los recursos pesqueros mediante la

aplicación del criterio de precaución y del enfoque basado

en los ecosistemas.

Ello para salvaguardar de este modo los ecosistemas

marinos que albergan dichos recursos y, salvo disposición

expresa en contrario, aplica sus disposiciones a las

aguas del Océano Pacífico situadas más allá de las zonas

sujetas a jurisdicción nacional.

Fuente

http://www.andina.com.pe/agencia/noticia-peru-mejoraria-asignacioncuotas-pesqueras-tras-ingresar-a-orop-ps-586015.aspx

NOTA DE PESCA

Lo que falta es diseñar mecanismos de promoción que

incentiven a los armadores peruanos a efectuar esfuerzo

pesquero efectivo sobre el jurel tanto en aguas del Pacífico

Sud Oriental controladas por la OROP, como en el

dominio marítimo peruano. Igualmente en el triángulo

ganado a Chile en La Haya.

Esto debería complementarse son medidas que estimulen

a dirigir esos desembarques al mercado nacional de

fresco, congelado y enlatado y no solamente a los mercados

externos.

Hay que recordar que años atrás el Perú se autoabastecía

de jurel, un pescado que aprendió a comer y comprar

congelado desde la época de EPSEP. Últimamente se ha

estado importando jurel de Chile

Revista Pesca Enero 2016 46


IFFO APOYARÁ UN PROYECTO QUE

BUSCA PERFECCIONAR Y AMPLIAR

LA GESTIÓN DE PESQUERÍAS

DE FORRAJE

La organización no gubernamental que representa y promueve

la industria de harina y aceite de pescado y otros

ingredientes de origen marino a nivel mundial (IFFO, por

sus siglas en inglés) ha mostrado su satisfacción por la

puesta en marcha del proyecto de investigación de la

Universidad de Washington y dirigido por el profesor Ray

Hilborn, “para perfeccionar y ampliar algunos de los trabajos

iniciales ya realizados en la gestión de las poblaciones

de peces de forraje”.

Según informó IFFO al respecto de la petición del proyecto,

esta organización ha acordado proporcionar información

para apoyar la investigación y asistencia financiera

para los gastos asumidos.

“La industria ha demostrado su compromiso con la gestión

de la pesca a través de la adopción generalizada de

la certificación por terceros y cree en la inversión en la

buena ciencia como base para la mejor gestión de las

poblaciones de peces de forraje. Aunque gran parte del

suministro de materia prima para la industria de ingredientes

marinos proviene en la actualidad de los subproductos

del procesamiento de pescado, aún depende de

la pesca de captura gestionada de manera responsable

para su futuro a largo plazo”, señalan.

Estas pesquerías son típicamente peces pequeños y óseos

que tienen poco o ningún mercado para el consumo

humano pero son reconocidos como fuentes de alimento

para los mamíferos marinos, aves y otros depredadores,

dándose a conocer como peces de forraje.

Tal y como señalan, las relaciones depredador y presa

son complejas y no se entienden bien y, a medida que la

gestión de la pesca se aleja de las evaluaciones de poblaciones

individuales a un enfoque basado más en el

ecosistema, es importante que las decisiones sobre los

niveles de cosecha se tomen sobre la base de la buena

ciencia y economía actualizada.

El profesor Hilborn ha convocado a un grupo de los

científicos más eminentes en este campo para llevar a

cabo un estudio de dos años de las principales especies

de forraje comerciales, la presentación de informes está

prevista para el 2017, y “esperamos con interés los resultados

de este proyecto”, concluyeron desde IFFO.

Fuente

http://www.mispeces.com/nav/actualidad/noticias/noticia-detalle/IFFOapoyar-un-proyecto-que-busca-perfeccionar-y-ampliar-la-gestin-depesqueras-de-forraje/#.VlXzcHYveUk

El recurso pesquero no aumenta en función de la demanda.

Se ha atribuido siempre a los recursos marinos, no solo el carácter de renovable, sino además, la cualidad

de inagotable.

Se ha elegido aceptar el mito, en obstinada ignorancia de los hechos, creyendo que los recursos pesqueros

son infinitos e inagotables y forzando la extracción hacia límites impredecibles en sus consecuencias.

Revista Pesca Enero 2016 47


NUEVO INFORME DEMUESTRA QUE

PERSISTEN ABUSOS EN LA

INDUSTRIA PESQUERA TAILANDESA

Una nueva investigación realizada por la Fundación para

la Justicia Ambiental (EJF), difundida hoy, denuncia un

sofisticado sistema de esclavitud y graves abusos de los

derechos humanos a bordo de buques pesqueros

"piratas" que operan desde el puerto pesquero tailandés

de Kantang.

El nuevo informe, titulado Thailand's Seafood Slaves

(Esclavos del Pescado de Tailandia), presenta pruebas

detalladas de los abusos y los nombres de los responsables.

Según EJF, las principales conclusiones de su investigación

son:

Identifica y nombra individuos clave involucrados -

incluyendo a la empresa "ejecutora" presuntamente

responsable de múltiples asesinatos- en un sofisticado

sistema para la trata, explotación y abuso violento

de trabajadores migrantes vulnerables. Los hallazgos

de las tareas de inteligencia son corroborados

por entrevistas en profundidad con víctimas de la

esclavitud que escaparon de importantes operadores

pesqueros;

Muestra cómo una de las personas más poderosas

en Kantang, Sompon Jirotmontree, propietario de la

compañía Boonlarp Fisheries, quien controla una flota

de 62 buques pesqueros y es presidente de la

Asociación de Pesca de Kantang, ha dirigido sus operaciones

utilizando trabajo esclavo forzado, mientras

muchos trabajadores fueron asesinados por su guardia

de seguridad;

Documenta la ruta y los procesos empleados para

esclavizar a los trabajadores de Myanmar víctimas de

la trata en barcos de pesca;

Proporciona testimonios detallados de testigos presenciales

de la violencia y de asesinatos en el mar,

en buques pesqueros, y en tierra;

Informa sobre la corrupción y la participación de la

policía local en la continua violación de los derechos

humanos y de las operaciones de pesca ilegal;

Resalta el nexo entre las operaciones de pesca pirata

ilegales, la explotación y el uso de servidumbre, trabajo

forzado y esclavo.

El nuevo informe de EJF se da a conocer en un momento

en que Tailandia enfrenta una creciente presión mundial

para que aborde el problema de la trata de personas y

del uso de trabajo forzoso y esclavo, y combata la pesca

ilegal altamente destructiva en su sector pesquero.

La ONG recuerda que en 2015, el Informe sobre la Trata

de Personas del Departamento de Estado de Estados

Unidos (TIP) ubicó a Tailandia en el Nivel 3 por segundo

año consecutivo, con lo que mantuvo la clasificación más

baja junto a países como Corea del Norte e Irán. Y en

octubre, el Parlamento Europeo aprobó una Resolución

sobre Tailandia en la que recalcó sus preocupaciones

acerca de la trata de trabajadores y alentó al Gobierno

tailandés a intensificar sus esfuerzos para poner fin a la

esclavitud.

Además, la Comisión Europea, después de haber advertido

a Tailandia en abril de este año por su incapacidad

para hacer frente a la pesca ilegal, no declarada y no

reglamentada (emisión de una llamada "tarjeta amarilla"),

envió una delegación a Bangkok el 21 de octubre,

para que evaluara el progreso para abordar este tema.

En el corto plazo emitirá un informe actualizado sobre su

decisión, que podría conducir a una prohibición de las

exportaciones de productos tailandeses de la pesca extractiva

a la UE.

Revista Pesca Enero 2016 48


La presión también está creciendo mientras varias empresas

internacionales se enfrentan a demandas colectivas

de consumidores de EE.UU., que las acusan de vender

productos "contaminados" por la esclavitud que tiene

lugar a bordo de los buques pesqueros tailandeses.

En 2013, el informe de investigación de EJF titulado Sold

to the Sea (Vendidos al Mar) destapó casos de trata de

personas, abuso de la mano de obra y el uso sistemático

de la violencia y de asesinatos en la industria pesquera

tailandesa. Al retornar a Kantang, EJF desafía las afirmaciones

de que la esclavitud y los abusos violentos, junto

con la pesca ilegal 'pirata' orientada a las exportaciones

de Tailandia, hayan sido abordadas de manera efectiva.

A pesar de que el Gobierno tailandés ha introducido una

serie de nuevos controles a lo largo de este año, el último

informe de la ONG muestra cómo algunas iniciativas

gubernamentales emblemáticas no logran identificar y

asistir a las víctimas de explotación y abuso. Por tanto, la

organización concluye que tanto las garantías públicas

como privadas orientadas a prevenir y combatir la trata y

el trabajo forzoso y esclavo, siguen siendo insuficientes,

y hace un llamamiento a la comunidad internacional para

que mantenga una fuerte presión sobre Tailandia hasta

que pueda demostrar que pone fin a los abusos a los

derechos humanos y a la pesca ilegal y destructiva.

"Lo que observamos con Boonlarp en Kantang es sintomático

de los problemas que estamos viendo en Tailandia.

La industria pesquera tailandesa continúa utilizando

la trata, la servidumbre y el trabajo forzado y esclavo

en las tripulaciones de los buques que a menudo

pescan ilegalmente, para maximizar sus beneficios y minimizar

los costos. A pesar de las recientes detenciones

que reportadas por la prensa local, la violencia, la esclavitud

y la pesca ilegal siguen siendo un problema sistémico

en la gran flota pesquera de Tailandia", afirmó Steve

Trent, director ejecutivo de EJF.

"Estas empresas están utilizando la trata, la servidumbre

por deudas, la tortura e incluso el asesinato para producir

una materia prima que está entrando en un gran

número de diversas cadenas de suministro: desde las de

langostinos y alimentos para mascotas hasta las de aves

de corral y fertilizantes, algunos de cuyos productos se

destinan a los consumidores en la UE y Estados Unidos",

agregó.

Fuente

http://fis.com/fis/worldnews/worldnews.asp?

monthyear=&day=30&id=80822&l=s&special=&ndb=1%20target=

Revista Pesca Enero 2016 49


"SE ESTÁ MASACRANDO A LAS

ESPECIES DEL MAR Y

NO PASA NADA”

Rosario Hurtado / Revista Rumbos

Bióloga asegura que la gente solo protesta cuando se

mata a un animal carismático.

Es una apasionada del mar. Se pelea por las anchovetas,

las merluzas y otras especies marinas que muchos ni conocen.

Patricia Majluf es bióloga de profesión y, actualmente,

vicepresidenta de Oceana, organización que protege

los mares del mundo y, por supuesto, a toda su flora

y fauna. En opinión de la ex viceministra de Pesquería,

no existe una preocupación real del Estado ni de la

población por preservar este espacio de vida.

Existen controles para limitar la pesca indiscriminada de

especies en peligro de extinción, ¿qué tan efectivos son?

Existen, pero no funcionan. No hay una sanción real sino

cómo se explica que embarcaciones con más de 100

multas sigan navegando. Además, sus acciones son limitadas

porque cuando los inspectores van a los puertos

no los dejan ni entrar. Los botan a patadas. Esa es la

realidad.

¿Y en la pesca artesanal se puede establecer algún tipo

de control?

Pescar en el Perú no es ilegal. Eso está establecido para

todas las especies. Si bien algunas están protegidas, las

medidas de protección solo son efectivas cuando se trata

de pesca de exportación, donde además se controla un

mínimo de talla. Ahora, en el mercado interno, se puede

vender una especie sin cabeza y trozada sin identificarla.

Eso es lo que pasa con el delfín. En este aspecto, debería

imponerse algún tipo de control para tener una pesca

sostenible.

Si los controles no funcionan, entonces, ¿podríamos decir

que se está contribuyendo a la depredación del mar?

Literalmente se está masacrando a las especies del mar

y no pasa nada. Para poner un caso: se está matando a

la anchoveta por millones y nadie sale a reclamar.

¿Quién se ha enterado de que se ha abierto una segunda

temporada de pesca? Aunque la pregunta sería: ¿a

quién le ha importado?

Es más común que las personas se involucren con la protección

de aves y mamíferos, pero ¿por qué no con las

especie marinas?

En realidad, la mayoría le tiene miedo a muchos de los

animales marinos porque son inmensos. Los pescados no

tienen los ojos grandes ni marrones como los de un panda.

A un pescado no lo puedes apachurrar. ¿Acaso vas a

abrazar a un tiburón? Los peces espada, los atunes, los

meros son los leones y tigres de los océanos y ya no

quedan muchos. Cuando la gente protesta es porque

mataron a un delfín, una tortuga o algún animal carismático.

Entonces, ¿no existe una preocupación auténtica por el

mar?

Para la mayoría de personas el mar es la playa. Si está

sucia, te quejas; pero si hay o no hay peces en ese mar,

no pasa nada. Recién uno se entera qué es lo que sucede

con estas especies cuando aumenta el precio en el

mercado. A este grupo se suma la gente que vive en la

costa. Llega el verano, pasa y se acabó. Lima siempre ha

vivido de espaldas al mar. Lo miramos pero no le prestamos

atención.

Se disfruta del mar en las temporadas buenas; pero en

las malas…

A nadie le interesa. Por ejemplo, nadie está mirando la

acidificación de los océanos, es decir, el CO2 se está diluyendo

y entra al mar. Esto provoca cambios en el pH

del mar en todo el planeta (Nota de redacción: pH es la

acidez o alcalinidad de las aguas). Como consecuencia,

Revista Pesca Enero 2016 50


las larvas de los peces no crecen bien y, los que se reproducen,

no sobreviven. Y todavía hay algunos que creen

que esto no ocurrirá en el Perú.

¿Cómo se puede lograr un real involucramiento de los

peruanos con el mar?

Cada vez existe una mayor preocupación por la conservación

de los bosques; sin embargo, no ocurre lo mismo

con los mares. Lo que falta es que las personas tomen

conciencia sobre los problemas del mar. Y la educación

es un buen camino para lograr ese objetivo.

Fuente

http://larepublica.pe/turismo/personajes/722357-patricia-majluf-se-estamasacrando-las-especies-del-mar-y-no-pasa-nada

SUBESTIMACIÓN DE LA CRISIS PESQUERA

PELÁGICA EN LA REGIÓN DEL BIOBIO

Por Raimundo Contreras /

nica chilena.

En septiembre pasado, más de 7.588 toneladas de

pesca no declarada, avaluadas por un total del

11.000 millones de pesos, fueron decomisadas

por Sernapesca a la empresa Bahía Coronel, vinculada

al grupo liderado por Francisco Javier Errázuriz.

Esta situación, que ha sido denunciada como “la

punta del iceberg”, hace inferir que las estadísticas

de desembarques del Estado se encuentran

fuertemente subestimadas con respecto a la verdadera

dimensión de la crisis. Precarización laboral

y deficientes métodos de fiscalización y certificación,

por parte de entidades públicas y privadas,

para una industria encargada de la reducción

masiva de poblaciones de peces en la región oceá-

Desde la década de 1980, el mar chileno era considerado

una de las zonas pesqueras más productivas del mundo.

En 1994, las capturas totales bordearon las 8 millones de

toneladas y la industria desembarcaba la mayor proporción

de este enorme volumen de pesca. Hoy, las cantidades

totales se han reducido por debajo de la mitad, e

importantes poblaciones de peces como el jurel

(Trachurus murphyi) y la merluza común (Merluccius gayi)

se encuentran en colapso. La industria pesquera en

Chile, impulsada por el Estado desde la década de 1960,

es responsable de su propio declive y ha arrastrado consigo

a decenas de miles de familias que viven de la pesca.

Esta crisis también ha negado la posibilidad de que millones

de personas se alimenten de pescado, debido a que

los enormes volúmenes de capturas que requiere la industria

para hacer viable su negocio, son destinados a la

fabricación de harina de pescado que alimenta a otros

animales, o a la industria del pescado congelado para

exportación y consumo nacional mediante retail. Junto a

Revista Pesca Enero 2016 51


esto, en los últimos años, el grupo Angelini, dueño de

Corpesca en la zona norte y Orizon en el centro sur,

además de grupo ASIPES (Asociación de Industriales

Pesqueros), han incidido fuertemente en el diseño de

una legislación para su beneficio, la denominada “Ley

Longueira”, mediante pagos ilegales a administradores

públicos y dirigentes políticos entre los que se cuentan

ministros de Estado, diputados y senadores.

En la costa de la región del Biobío, con la disminución de

las capturas con respecto a la década pasada, y el aumento

en el precio de la harina de pescado en el mercado

internacional, la industria a través de sus propios barcos

y mediante otros empresarios de lanchas consideradas

artesanales, se mantiene extrayendo enormes cantidades

de pesca de forma legal y además de ello, no duda

en pasar a la ilegalidad para aumentar sus ganancias.

El 25 de septiembre pasado, el Servicio Nacional de Pesca

(Sernapesca) anunció la detección de 5.602 toneladas

de harina de pescado no declaradas, distribuidas en tres

bodegas en Coronel y Cabrero, pertenecientes a Salmones

de Chile Alimentos S.A., una comercializadora ligada

al grupo Errázuriz y que no se encontraba registrada ante

Sernapesca. Se comunicó que este hallazgo se trataría

del más grande anunciado por la institución y se habría

producido en el marco de una auditoría iniciada en julio,

tras detectar irregularidades en dos empresas pesqueras:

Lota Protein y Bahía Coronel, donde el sistema de

pesaje de los desembarques en plantas habría estado

intervenido, posibilitando así los menores reportes en

pesca. Posteriormente, las cantidades procesadas por

Bahía Coronel se recalcularon a 7.588 toneladas avaluadas

en 11.000 millones de pesos, y se concluyó que para

fabricar esta cantidad se debieron pescar más de 40.000

toneladas de pesca silvestre. Especies como sardina y

anchoveta, pero muy probablemente también: mote,

pampanito, pejerrey, tritre, agujilla, sierra, calamares

como jibia y pulpo, entre otras especies pelágicas, es

decir, que viven en la columna de agua, fueron capturadas

con redes de cerco por barcos industriales y lanchas

semi-industriales para su reducción ilegal a harina de

pescado en Bahía Coronel, vinculada al grupo liderado

por Francisco Javier Errázuriz.

Constante criminalidad del empresariado pesquero.

Bahía Coronel es una empresa perteneciente al Grupo

Errázuriz, liderado por Francisco Javier Errázuriz Ovalle,

hijo del fundador del conglomerado, ex candidato presidencial

y ex senador Francisco Javier Errázuriz Talavera,

actualmente declarado inimputable por razones de salud.

El grupo también está siendo investigado por fraude tributario,

por crear empresas fantasmas, usar facturas

falsas y simular transacciones con su producción de yodo.

Por ahora, en la investigación contra el Grupo Errázuriz,

se ha establecido que los montos de exportación

de yodo declarados en Chile no coinciden con los recibidos

en los puestos de destino, lo que estaría acreditando

las irregularidades aduaneras y tributarias, declaró la

fiscal Ximena Chong, quien lleva el caso. Por otra parte,

hace algunas semanas, la directora regional de Sernapesca,

Marta Araneda declaró que la empresa Bahía Coronel

puede operar con total normalidad, excepto por el

impedimento de exportar dos cargamentos de jurel y

jibia por no estar determinado si fueron extraídos legalmente

o no.

En octubre pasado, Sernapesca presentó una denuncia

contra la empresa Bahía Coronel en el Juzgado de Letras

de esa ciudad. El Ministerio Público inició una investigación

de los eventuales delitos que hayan cometido los

responsables del tráfico ilegal. Mientras tanto, se han

registrado protestas de dirigentes de tripulantes

de lanchas semi-industriales en caleta Lo Rojas y

Revista Pesca Enero 2016 52


en Talcahuano, además de trabajadores de las

plantas involucradas, encabezados por el gerente

de la empresa Bahía Coronel. Esta situación, evidencia

la alianza entre empresarios de la pesca,

tanto de plantas y barcos industriales, como de

lanchas consideradas como artesanales.

Biobío declararon a Resumen que “Hay pésimos resultados

en las prospecciones de jurel hasta mil millas en el

océano abierto, ya que no se logra ubicar ningún tipo de

cardumen, dado a las malas condiciones a las cuales la

sobreexplotación pesquera ha llevado a las especies. Muchas

veces, no se captura nada, especialmente durante

los meses de primavera, cuando la industria se prepara

para capturar grandes cantidades para el verano, perpetuando

así un estado exigente de explotación, con vedas

demasiado cortas para la recuperación de las especies”

declaran.

Lanchas semi-industriales en Talcahuano. Resumen

Gráfico.

Industriales y semi-industriales: unidos para

mantener sus niveles de extracción.

Mientras disminuyen los volúmenes de captura, en los

últimos años, el precio de la harina de pescado ha aumentado

desde alrededor de 300 dólares por tonelada a

mediados de la década de 1980, a más de 1.000 dólares

por tonelada en 2008. En septiembre de 2015, el precio

de la harina de pescado bordeaba los 1.717 dólares por

tonelada, según ha indicado la SOFOFA con cifras del

Banco Central.

Con el declive del jurel y la caída general en los desembarques,

muchos barcos industriales que antes capturaban

más cerca de la costa, ahora deben recorrer amplias

regiones oceánicas del Pacífico suroriental para llenar

sus bodegas de hasta 2.000 toneladas, muchas veces

logrando escasas capturas. Trabajadores del Instituto de

Fomento Pesquero (IFOP) que realizan prospecciones a

bordo de barcos de la industria pesquera de la región del

Barco cerquero industrial en alta mar. Resumen

Gráfico.

La pesca pelágica en la región se realiza con el arte de

cerco desde barcos industriales o lanchas de hasta 18

metros y entre 60 y 80 toneladas, que zarpan desde los

puertos de Coronel, San Vicente y Talcahuano. Es común

que las lanchas consideradas artesanales pesquen para

la industria dentro de las 5 millas de protección para la

pesca artesanal. Las naves pueden atracar y conectarse

a un pontón (estructura flotante en la bahía) y de ese

modo la pesca llega directamente a la industria que la

reduce a harina de pescado. Este es el caso de la empresa

Bahía Coronel, Camanchaca, Blumar, Orizon y Mar

Food en Coronel. En Lota, Isla Quihua y Lota Protein, así

como Blumar y Landes en San Vicente, también reciben

descargas de este modo. En los muelles de la Empresa

Portuaria de Chile (EMPORCHI) y ASIPES en Talcahuano,

Revista Pesca Enero 2016 53


las lanchas se atracan en el puerto y una “yoma”, o

manguera que succiona la bodega del barco, extrae la

pesca capturada desde la lanchas para cargar los camiones

que la llevan hacia las plantas de harina.

En el descubrimiento de las 7.588 toneladas de harina

ilegal de septiembre pasado, muchos apuntaron hacia la

entidad fiscalizadora, la empresa multinacional Intertek

Calebb Brett, que desde 2014 certifica a las lanchas de

hasta 18 metros, monitoreo que anteriormente realizaba

Sernapesca a través del denominado Régimen Artesanal

de Extracción (RAE).

Declive pesquero monitoreado por fiscalizadoras

estatales y privadas.

La mayor parte de las pesquerías chilenas están en colapso

y entre 2012 y 2015, la situación ha empeorado.

Los organismos del Estado que actuaron tardíamente

ante la progresiva crisis, desde instituciones como la

Subsecretaría de Pesca (Subpesca) continúan otorgando

altas cuotas tanto a la industria como a armadores semiindustriales.

Cantidades del orden de decenas y cientos

de miles de toneladas, fuera de todo enfoque de conservación

ecológica. ¿Por qué ocurre esto? Además de ser

volubles a recibir presiones políticas y ser fuertemente

dependientes del dinero de la industria extractiva, el personal

científico y técnico vinculado al rubro pesquero en

universidades, centros de investigación y en organismos

públicos y privados, basa sus análisis e indicaciones para

la entrega de cuotas por la administración pública, en

datos de poca confiabilidad, ya sea directamente por sobornos

recibidos por fiscalizadores en terreno para alterar

los informes, o porque estas instituciones fiscalizadoras

no cuentan con el personal necesario en los puntos

de desembarque, ni con la metodología apropiada para

cuantificar el desembarco real, con lo que se infiere que

la situación de la pesquerías pelágicas y demersales es

mucho peor aún.

Los datos de los desembarques realizados tanto por el

Estado (Sernapesca) como por corporaciones multinacionales

(Intertek Caleb Brett y Alex Stewart Intercorp) han

recibido frecuentes denuncias de estar subestimados debido

a desembarques ilegales no declarados, tanto de

naves industriales de cerco y de arrastre, como de lanchas

semi-industriales en torno a los 18 metros de eslora.

Intertek Caleb Brett, entidad auditora de la supervisión

de los desembarques industriales desde 2001 en las macro

zonas I y II entre Arica y Valdivia, es la encargada de

certificar las lanchas de hasta 18 metros a partir de

2014, reemplazando a Sernapesca que disminuyó considerablemente

su dotación de fiscalizadores en terreno.

Trabajadores de la fiscalización pesquera de Sernapesca

e Intertek han relatado a Resumen que es frecuente que

armadores de lancha, de forma personal o mediante

“jefes de flota”, ofrezcan dinero para que el fiscalizador

entregue información errónea, como por ejemplo declarar

que en la lancha viene mote (Normanichtys crockeri),

una especie que no tiene cuota, en vez de sardina

(Strangomera bentincki) o anchoveta (Engraulis ringens),

especies que tienen cuota asignada, y cuya cantidad

es descontada a la respectiva lancha o barco luego

de cada desembarque. El trabajador encargado de fiscalizar

o certificar para las entidades de Sernapesca o Intertek,

debe tomar varias muestras de la corriente de

peces desmenuzados que pasan a gran velocidad por las

correas, muchas veces en estado de descomposición por

el largo viaje o la espera de las embarcaciones para descargar,

con el grave peligro de muerte por intoxicación

con anhídrido sulfuroso (H2S) para todos los trabajadores

que transitan por el lugar.

Revista Pesca Enero 2016 54


Además, los verificadores y certificadores, tanto en los

servicios públicos como en las empresas privadas, están

sometidos a una alta precarización laboral. En Intertek

Caleb Brett, los turnos frecuentemente duran más de 10

horas y la remuneración por turno bordea los 18 mil pesos.

Los fiscalizadores son en su mayoría trabajadores

eventuales que tienen contratos por faena. Los trabajadores

eventuales rara vez ganan más de 250 mil pesos

por la ocasionalidad de los turnos, los contratados en

cambio, pueden ganar hasta 600 mil pesos pero deben

trabajar prácticamente sin descanso, con turnos de más

de 10 horas y estar disponibles día y noche, domingos y

festivos, muchas veces sin acceso a alimentación. La inestabilidad

laboral de los fiscalizadores eventuales con

contratos por faena, el agobio laboral de eventuales y

contratados, en conjunto con la poca conciencia que demuestran

todos los trabajadores ante la catástrofe ambiental,

hacen que muchos acepten sobornos de entre

300 a 500 mil pesos por alterar los informes de las lanchas.

“Los que no aceptamos los sobornos somos vistos

como imbéciles por nuestros colegas y además, recibimos

fuertes hostigamientos por parte del personal de la

flota cerquera” declara un trabajador de Intertek Caleb

Brett a Resumen.

Por otra parte, trabajadores de Sernapesca relataron a

Resumen que “sobornos y amenazas no ocurren solamente

a trabajadores de Intertek Caleb Brett sino que

eran también muy frecuentes durante las fiscalizaciones

a cargo de Sernapesca”. En los muelles de Talcahuano,

San Vicente, Lota y Coronel, donde están las oficinas de

las empresas pesqueras junto a los puntos de desembarque,

se han registrado diversas agresiones a fiscalizadores

de Sernapesca por parte del personal vinculado a

armadores semi-industriales y a comercializadores de

productos pesqueros. En Coronel, ha habido golpizas a

funcionarios con piedras y botellas, empujones por la

borda desde lanchas atracadas en bahía y amenazas verbales

de todo tipo.

Muelle de ASIPES, Talcahuano. Resumen Gráfico.

Por otra parte, trabajadores de Sernapesca señalan que

“es muy difícil realizar un muestreo que se ajuste a la

realidad debido a los grandes volúmenes capturados por

las lanchas artesanales, y muchísimo más aún en las

cantidades que se permite que capturen los barcos industriales,

justamente los que fiscaliza Intertek Caleb

Brett hace más de 10 años”, declaran.

Para el caso de la altamente nociva pesca de arrastre

industrial que explota poblaciones de peces demersales,

es decir que viven asociados al fondo oceánico, trabajadores

de Intertek Caleb Brett declaran que: “realizamos

los muestreos por “pallets” de cajas, pues los peces vienen

dispuestos de esa forma en el barco que llega. En

ese caso, recibimos instrucciones para tomar un precario

muestreo en función de la carga del barco. Este método

de muestreo que se realiza en medio de una gran faena

industrial, de forma muy rápida y apresurada, es insuficiente

para cuantificar apropiadamente las especies, e

incluso, muchas de ellas pueden pasar en cajas entre los

pallets, y aún cuando se pudieran determinar correctamente

en tierra, poco se puede hacer con la pesca que

es descartada en alta mar” declaran. Distinto es el caso

de la pesca pelágica, que se almacena y transporta a

granel en las bodegas del barco, ya que su destino no es

mantener el pescado fresco sino la fabricación de harina

Revista Pesca Enero 2016 55


de pescado en grandes cantidades para el negocio salmonero

o agroindustrial.

Industria Isla Quihua, Lota. Resumen Gráfico.

son el uso excesivo de pesticidas, antiparasitarios, la modificación

del ambiente bentónico (fondo oceánico) y la

biodiversidad en torno a centros de cultivo, además de la

contaminación biológica mediante la dispersión de virus

como el caso del virus ISA en 2008 y recientemente, en

2015. Finalmente, la industria salmonera, junto a la

agroindustria, requieren grandes cantidades de harina de

pescado para funcionar. Aproximadamente 7 toneladas

de peces silvestres son necesarios para producir una tonelada

de salmón, reduciendo así irracionalmente los

nutrientes desde las poblaciones de peces pelágicos, en

un mundo cada vez más amenazado por las carencias

alimentarias.

El destino de la harina de pescado

Uno de los compradores de la harina de pescado decomisada

hace algunas semanas era EWOS Chile Alimentos,

la filial chilena del grupo de origen noruego EWOS,

el segundo productor internacional de alimentos para la

industria acuícola y que en la región, posee una planta

ubicada en el parque industrial en la ruta 160 entre San

Pedro de la Paz y Coronel. Esta empresa produce aproximadamente

el 30 por ciento de la harina de pescado que

es suministrada principalmente a la industria salmonera

en Chile.

La industria salmonera ha sido denunciada en reiteradas

ocasiones debido a sus impactos ambientales y sociales.

El empleo excesivo de antibióticos, necesarios para la

supervivencia de los salmones en los canales y fiordos

del sur de Chile, produce una resistencia bacteriana en

los peces que podría generar serios problemas de salud

pública. Un informe de Sernapesca dio cuenta que las

salmoneras chilenas usaron 450.700 kilos de antibióticos

el año 2013, la cifra más alta para esta industria en todo

el mundo.

La pesca ilegal amenaza la seguridad global alimentaria.

La explotación del ambiente marino efectuada por empresas

nacionales y extranjeras se realiza normalmente

en un marco de malas prácticas dentro de la permisiva

legalidad chilena, colapsando especies, contaminando y

sobrecargando ecosistemas y pueblos que viven del mar.

Pero además de esto, muchas empresas del sector pesquero

suelen recurrir también a prácticas ilegales para

generar aún más utilidades y continuar la sobreexplotación.

Desde esferas institucionales llaman a hacer una

explotación cuantificada y controlada, con la ilusión de

que la legalidad entregará suficiente amparo a la conservación

ecológica. En realidad, lo que hacen es registrar

de forma extremadamente subestimada, la crisis en curso.

Decomisos como el de septiembre de 2015 indican

que el efecto sobre las poblaciones de peces podría ser

mucho peor que el actualmente establecido, ya que gran

parte de los datos recopilados hasta ahora estarían alterados,

muy probablemente en cantidades de varios cientos

de miles de toneladas por sobre lo considerado.

Otros impactos ambientales de la industria salmonera

Revista Pesca Enero 2016 56


Los comités científicos continúan actuando en función de

la explotación antes que de la conservación ecológica. Ya

que la sardina y anchoveta tienen ciclos de vida más cortos

que otras especies, podrían en teoría, recuperarse

más rápido mediante la aplicación de vedas y restricciones.

Sin embargo, apenas se reporta un leve repunte de

la biomasa, la institucionalidad pesquera rápidamente

eleva las cuotas. El 16 de septiembre pasado, el comité

científico determinó un aumento de cuota de 122 mil toneladas

de sardina y anchoveta para la macro zona entre

Valparaíso y Puerto Montt, todo debido a que las prospecciones

del IFOP detectaron un pequeño aumento en

la biomasa de sardina.

Hasta ahora, la prioridad de la institucionalidad pesquera

ha sido mantener los privilegios del empresariado, quienes

prefieren dar una sensación de aumento de eficacia

tecnológica en la explotación, negando que buscan agotar

todos los recursos mediante su mayor beneficio inmediato,

y propagando la absurda ilusión de quizás

“rehacerlos” nuevamente en un futuro a mediano plazo,

bajo inconsistentes soluciones técnicas, mediante irresponsables

experimentos como son la modificación genética,

la biología sintética y la geoingeniería.

La defaunación marina, proceso en marcha desde finales

del siglo XIX, se ha vuelto progresivamente mayor después

de la Segunda Guerra Mundial y ha llevado al colapso

a distintas poblaciones de mamíferos, peces y aves

marinas en los últimos decenios. Esta tendencia también

es desalentadora en muchos otras regiones oceánicas

del planeta. Desde la población despojada de las decisiones

acerca del destino del territorio que habita, se debe

proponer una alternativa distinta. En conjunto con los

pescadores artesanales que quieran preservar su actividad,

es necesario quitarle el control de las cadenas alimentarias

marinas a la burguesía extractivista y al Estado,

cuyos intereses en un mundo cada vez menos estable

ambientalmente, parecieran querer llevar a toda la

humanidad al colapso alimentario y a la modificación de

un ambiente aún desconocido, pero que sabemos que de

cuyos ciclos depende la estabilidad de la vida en el planeta

entero. La humanidad no sabe como vivir sin el flujo

de nutrientes del océano, mucho menos hoy, cuando

la población aumenta fuertemente debido al modo de

vida capitalista, los océanos pierden masivamente sus

poblaciones de peces y son contaminados a múltiples

niveles.

Fuente

http://kaosenlared.net/chile-caso-harina-de-pescadoilegal-subestimacion-de-la-crisis-pesquera-pelagica-en-laregion-del-biobio/

VEA: MALA PESCA, LA DEPREDACIÓN PESQUERA EN CHILE – DOCUMENTAL

https://youtu.be/5LaQsAYkxQ0

Revista Pesca Enero 2016 57


EL FIN DE LA MERLUZA

De seguir todo como está, la pesquería de la merluza

común desaparecerá. La administración pesquera irresponsable,

de antes y de ahora, está llevando a este recurso,

uno de los más importantes económica y socialmente

de Chile, a un colapso irreversible. Así, se escapa

la última oportunidad que teníamos para recuperarla.

Hace dos décadas la merluza común, conocida por muchos

como la pescada, abundaba en ferias y restaurantes

nacionales. Las cuotas globales de pesca excesivas

(la cantidad máxima autorizada a pescar en total en un

año por todos los actores pesqueros) fijadas por el Consejo

Nacional de Pesca, muy por sobre lo recomendado

científicamente para mantener su abundancia en el tiempo,

condujo a su sobreexplotación. A esto se sumó el

uso de la pesca de arrastre de fondo que destruyó hábitats

esenciales para su reproducción, junto con la captura

sin límites de ejemplares juveniles que nunca alcanzaron

a reproducirse.

El costo social ha sido enorme. La merluza común daba

trabajo a más de 14 mil personas hace 15 años. Hoy son

cerca de 3 mil. En número de puestos de trabajo, es como

si el Banco Estado y el Banco de Chile juntos hubieran

despedido al 75% de sus trabajadores en igual período.

El año 2013, debido a una modificación a la Ley de Pesca

que introdujo por primera vez la obligación de fijar las

cuotas globales siguiendo las recomendaciones de comités

científicos, la cuota global se fijó en 19 mil toneladas,

65% más bajo que el año anterior, reflejando el estado

crítico del recurso.

La ley, sin embargo, permite al Gobierno subir en un

20% la recomendación científica, lo que evidentemente

conlleva un mayor riesgo de sobreexplotación y una menor

probabilidad de recuperación.

De esta forma, la Subsecretaría de Pesca (SUBPESCA),

subió la cuota a 23 mil toneladas para el 2015, a pesar

que la biomasa de merluza común había bajado en un

6.6%, alcanzando un estado de colapso. El aumento se

realizó a pesar de la recomendación enérgica del Comité

Científico de establecer la cuota en el rango inferior de

18 mil toneladas.

Antes de fin de año dos importantes decisiones confirmarán

si el Gobierno está por la recuperación de esta

pesquería o si sencillamente optará por el camino populista

de ceder a las presiones gremiales, condenando a la

merluza común a su fin.

En diciembre se fijarán las cuotas globales para el 2016.

Sabemos que la biomasa de la merluza común volvió a

bajar en un 6%. Si el Gobierno sube la cuota como el

año pasado, la conclusión es obvia.

Además, se espera el anuncio, con un retraso de casi

dos años, del plan de recuperación para la merluza

común, el primero de muchos que deben dictarse para

las pesquerías sobreexplotadas. Hemos recomendado

que dicho plan contenga medidas drásticas como la protección

de merluzas juveniles (aquellas de menos de 38

cm.), prohibir la pesca de arrastre y establecer un sistema

de trazabilidad para que cualquier merluza pescada

ilegalmente se pueda detectar en el puerto o caleta, en

la carretera al ser transportada, y en el mercado o restaurant

al ser vendida. Cualquier merluza sin su certificado

digital que acredite su origen debe ser considerada

ilegal.

También se requiere un plan con metodologías válidas

científicamente, objetivos y plazos de recuperación precisos

y el compromiso, tanto económico como político, del

Gobierno para implementarlas. Estas medidas permitirían

que los sacrificios que se asumen hoy se vean recompensados

a mediano plazo, con cuotas globales que

podrían superar las 43 mil toneladas de merluza común

en seis años. Por el contrario, los enfoques cortoplacistas

o populistas en la administración pesquera han significado

que en la actualidad ocho pesquerías estén consideradas

en estado de colapso y otras ocho en sobrexplotación.

Tenemos todas las herramientas para recuperar esta

pesquería. Pronto – dentro de un mes – sabremos si el

Gobierno quiere efectivamente recuperar la merluza

común o si sus pescadores tendrán que dedicarse a otra

cosa en pocos años.

Fuente

http://voces.latercera.com/2015/12/10/liesbeth-van/el-fin-de-la-merluza/

Revista Pesca Enero 2016 58


ANCHOVETA: DE LA DEPREDACION

Por: Andrés Luna Neyra

AL ABISMO

No existen gobiernos ni estados en la pesca peruana.

Solo la ley de la selva. ¿¿Existe el IMARPE?? El sucio dinero

concentrado en los socios de la Sociedad Nacional

de Pesquería permiten llevar a la extinción a las diversas

especies hidrobiológicas como la sardina y ahora en poco

tiempo a la anchoveta y otras.

Amasar fortunas por unas cuantas familias está

por encima de los intereses nacionales y de sus recursos

naturales del mar. Las 200 millas del mar peruano están

siendo apropiadas descaradamente por un puñado de

capitalistas y llevan a la barbarie y al desastre a toda la

actividad pesquera. Ollanta lloriqueando anuncia la extinción

de la anchoveta y al mismo tiempo defiende los intereses

de Chile al dejar que ésta especie emigre al vecino

país sin ser pescado en el Perú. Un presidente que

está de adorno y es incapaz de poner orden y reformar

el sector pesquero dejando el enriquecimiento ilícito a los

oligarcas que hacen y deshacen con los recursos marinos

que pertenecen a todos los peruanos.

En ésta temporada de pesca y en otros de

años anteriores vemos como se extraen en grandes cantidades

la llamada “peladilla” o pesca juvenil rompiendo

el ciclo biológico y por ende reduciendo drásticamente

los volúmenes de la biomasa de nuestra anchoveta. Recordamos

como en el año 2014 apenas teníamos una

biomasa de menos de tres millones de Tm. en todo el

litoral. Las 10 millas que tímidamente el gobierno de

Ollanta decretó fue arrasado judicialmente por la pandilla

corrupta del empresariado pesquero.

Esta voracidad depredatoria no es nueva

por cuanto ya en el año 1970-1971 estos nefastos empresarios

pescaron hasta 26 millones de Tm. de anchoveta

en esos dos años, incluyendo la pesca negra, llevando

al colapso y obligando a nacionalizar la industria al

general Juan Velasco Alvarado en 1973. En 1986 iniciaron

la desaparición de la especie sardina cuando su volumen

de biomasa fue de 5 millones y medio de Tm., ese

año pescaron 5 millones de Tm., destrozando su ciclo

biológico, pescando toda la biomasa, y solo debieron

pescar un máximo del 40% de ella . Fue el año del inicio

del fin de la sardina y luego vienen con mentiras culpando

al cambio climático. Esto se llama neoliberalismo :

destruyen recursos naturales para concentrar mayores

riquezas.

Lo mismo pretenden hacer ahora con la

anchoveta, luego le echarán la culpa a la corriente del

Niño. El gobierno declara en emergencia el puerto del

Callao por la delincuencia social agravada precisamente

en víspera de navidad para que no roben y sigan matando.

En el sector pesquero siguen matando la gallina de

los huevos de oro y siguen robando y solo han postergado

5 días la temporada de pesca ,como que van a

crecer en ese lapso de tiempo. ¿¿Cuándo declararán en

emergencia la pesquería nacional para defender los intereses

de la patria y sus recursos naturales??

Es como pedir peras al olmo, aquí solo cabe un cambio

drástico, un cambio de rumbo democrático, que desarrolle

una pesca al servicio del pueblo peruano, una nueva

ley general de pesca dentro de una nueva constitución,

con una pesca ecológicamente sostenible ,diversificada,

reorientada a la solución de la desnutrición crónica infantil,

la anemia, la TBC, la seguridad alimentaria. Fortalecer

el mercado nacional, aumentar la irrisoria tributación,

redistribuir la riqueza e impedir el desastre nacional

en esta navidad oscura y retardataria. Ni gobierno ni estado

exigen los dinosaurios neoliberales asentados en la

Sociedad Nacional de Pesquería.

La anchoveta va camino a la extinción a paso rápido y

seguro.

Revista Pesca Enero 2016 59


REPORTE MUNDIAL SOBRE COMERCIO PESQUERO

ADVIERTE SOBRE CAÍDA DE PRECIOS; PERO CON

VOLÚMENES EN CRECIMIENTO

Los datos se desprenden de un informe elaborado por la FAO.

El trabajo señala como un factor la clave de la coyuntura el

fortalecimiento del dólar frente a otras monedas.

Un nuevo informe sobre el estado mundial del comercio pesquero

confirma que durante este año se registró

una contracción de precios en un marco de crecimiento

para los volúmenes comercializados.

“La razón básica subyacente de esta caída de valores

es el fortalecimiento del dólar estadounidense respecto

a varias monedas, en particular aquellas de los principales

exportadores, como la Unión Europea (UE), Noruega y China”,

explica el trabajo publicado por FAO-Globefish.

Principales indicadores. Fuente: FAO.

Sin embargo, como se apuntaba, a nivel global durante 2015

se registraron volúmenes comercializados crecientes

apoyado en una tendencia mundial al alza en el consumo

de pescado. Las proyecciones colocan al consumo per

cápita en 20,1 kilos en 2015, 0,1 kg más que el año pasado.

En este contexto, desde FAO apuntan como estimación: “La

producción mundial de pescado este año crecerá alrededor

de 2,6 por ciento, con un aumento de 5 por ciento

en la producción acuícola, continuando la tendencia de

largo plazo”.

Mercados

De acuerdo a los analistas, el comportamiento de los tipos de

cambio fue en los últimos meses uno de los principales factores

influyentes en los mercados. La producción argentina, por

caso, sufrió las devaluaciones de Brasil, Rusia y la UE.

El Índice de Precios de Productos Pesqueros de FAO se

ubicó seis puntos por debajo en junio de 2015 respecto

al mismo mes de 2014.

Algunas de las especies comercializadas más importantes como

el atún, el salmón y el camarón registraron caídas generales

en los precios en 2015. Otras, en cambio, tuvieron aumentos

de precios, como el arenque, los cefalópodos, las ostras y

las vieiras.

Fuente

Estados Unidos fue nuevamente el mercado con mejor desempeño

para los productos pesqueros en lo que va de 2015, conducido

por un buen crecimiento económico y un significativamente

potenciado poder adquisitivo de los importadores.

Por su parte, la de la UE se mantuvo estable, mientras que las

importaciones japonesas fueron impactadas por la debilidad

del yen.

Sustentabilidad

Otro asunto relevante que se destacó nuevamente este año es

la creciente consciencia de los consumidores sobre aspectos

de sostenibilidad y salud del pescado que compran, algo que

definitivamente demandará en forma creciente la atención de

todos los actores en el mercado mundial de productos pesqueros.

http://www.pescare.com.ar/reporte-mundial-sobre-comercio-pesqueroadvierte-sobre-caida-de-precios-pero-con-volumenes-en-crecimiento/

Revista Pesca Enero 2016 60


Ocupar las calles es una de las

herramientas más efectivas para

crear cambio social porque

demuestra poder y unión.

A veces es la única vía.

Revista Pesca Enero 2016 61


GASTÓN ACURIO:

ES HORA DE DECIDIR

Hubo un instante de dramática tensión en mi vida, quizá

el momento más duro que me tocó vivir. Traicionar la

ilusión y el esfuerzo de mis padres en su intento de convertirme

en un respetable abogado…

La vida es un largo camino que construimos día tras día

según las decisiones que vamos tomando. A veces, decisiones

que parecen intrascendentes de pronto pueden

llevar nuestras vidas hacia la gloria y, en cambio, otras

decisiones que se muestran definitivas y claras pueden

llevarnos hacia el ocaso. A cada instante, las decisiones

que vamos tomando por los azarosos caminos de la vida

van dibujando nuestro destino, para bien o para mal.

Hubo un instante de dramática tensión en mi vida, quizá

el momento más duro que me tocó vivir. Traicionar la

ilusión y el esfuerzo de mis padres en su intento de convertirme

en un respetable abogado o ser fiel a mi voz

interior que me decía que había nacido para ser cocinero.

Tremenda decisión a la que me enfrentaba la vida.

Al final, decidí ser cocinero y, gracias a ello, conocí a mi

amada esposa, pudimos ver crecer juntos a nuestras

dos hermosas hijas, pude representar a mi patria por el

mundo y, de paso, pude evitar convertirme en uno de

los peores y más mediocres abogados de la historia del

Perú. Mi vida tomó el camino soñado, gracias a una

buena decisión.

En los próximos meses entramos a una nueva etapa de

definición electoral. Es probable que no sea la mejor de

las etapas electorales que nos haya tocado vivir. Es probable

que los insultos y adjetivos estén por encima de

las ideas y propuestas. Todo indica que la batalla por

conquistar el voto popular tomará el camino de lo fácil y

efectista, versus el debate profundo y sincero acerca de

los enormes desafíos que le tocará enfrentar a la patria

en los próximos cinco años.

Al final, será nuestro voto el que decida quién gobernará

el Perú nuevamente, será nuestra decisión la que

definirá quién será el líder que nos ayude a la realización

de nuestros sueños o, que por sus decisiones erradas,

postergue una vez más la anhelada victoria del

Perú.

Por ello, es de suma importancia que nos hagamos esta

pregunta una y otra vez. ¿A quién elegir? Esa será la

gran decisión que nos tocará enfrentar en unos meses.

¿Quién será el líder que pueda derrotar a aquellos enemigos

que afectan terriblemente nuestras vidas día tras

día: la delincuencia, la corrupción, la intolerancia, la

frustración? ¿Quién será aquel que avance victorioso

contra los históricos enemigos de la patria, mientras

aprovecha, con visión, pragmatismo y liderazgo, todas

las ventanas que el mundo de hoy le ofrece al Perú, para

crear oportunidades y prosperidad para todos sus

ciudadanos por igual?

¿Quién será el líder que, desde una mirada global abierta

al mundo y blindado de complejos, miedos y vergüenzas,

abrace con convicción a la biodiversidad de

nuestra tierra como la fuente de oportunidades casi infinitas

para crear valor agregado, diferenciado y único en

muchas actividades en un mundo dispuesto más que

Revista Pesca Enero 2016 62


nunca a valorar lo único y diferenciado, como lo son y

pueden ser los productos y las ideas propuestas desde

el Perú?

¿Quién será aquel que, habiendo abrazado las bondades

de nuestra diversidad cultural y biológica, decide hacer

de la innovación su gran bandera con el sueño de que

un día todo lo que los peruanos produzcan tenga el mismo

reconocimiento y valoración que hoy tiene aquello

que se crea en las grandes potencias mundiales? ¿Quién

será aquel que sea capaz de crear desde una mirada

peruana y universal, a la vez, un ecosistema de leyes y

programas que promuevan y estimulen la innovación y

la creatividad de nuestros jóvenes en territorios tan amplios,

como la investigación científica, las artes, las letras,

la arquitectura, la ingeniería, la agricultura, los programas

sociales, la minería, la pesca, la salud, el deporte,

la cultura, la nutrición, la industria, el comercio y, en

general, en la conceptualización y diseño de experiencias,

productos, marcas y empresas de todo tipo que

reúnan la dualidad de atributos que hoy imperan y exige

el mundo: salud con bienestar, calidad con consciencia,

compromiso local con espíritu global?

¿Y quién será aquel que, para tamaña tarea, ponga la

educación de nuestro pueblo por encima de todas las

tareas a enfrentar, como condición ineludible para que

nuestras futuras generaciones tengan las herramientas

para competir con éxito en todas las actividades mencionadas,

diseñando para ello un largo y ambicioso plan

que busque llevar la educación del Perú a convertirse en

la mejor educación del mundo en el más breve plazo,

convenciéndonos a todos de que ese es el camino por el

cual todos tenemos que batallar?

¿Y quién podrá ser capaz de lograr armonizar un perfecto

equilibrio de confianza en todas las actividades

económicas de manera que podamos crear riqueza y

crecer sostenida e inclusivamente día tras día? ¿Quién

podrá inocular en todos y cada uno de nosotros la confianza

mutua de que vamos camino a una victoria colectiva

llamada Perú, en la cual todos tenemos que dejar

en el camino una cuota personal de sacrificio, con la

confianza de saber que todos respetamos aquello que

nos pertenece a todos: el medio ambiente, las leyes y

las normas cívicas de convivencia, con la seguridad que

nos da un gobernante que día a día va reconstruyendo

la moral de aquellas instituciones en las cuales hace

tiempo dejamos de creer, pero que hoy, con su ejemplo

diario, empiezan a recuperar nuestra confianza?

¿Por quién votar? Esa es la pregunta que deberemos

hacernos cada vez que observemos a nuestros futuros

candidatos. Se acerca la hora de escucharlos. Ojalá que

sean sus ideas, y no su verbo, las que ganen nuestra

confianza y nuestro voto.

Fuente

http://peru21.pe/opinion/gaston-acurio-hora-decidir-2224124

Revista Pesca Enero 2016 63


MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y

DEMOCRACIA:

REALIDAD, CULTURA CÍVICA

Y RESPUESTAS

LEGALES Y POLÍTICAS 3/4

Por Issa Luna Pla (*)

III. El dilema de la cultura cívica y los medios

Una vez aclarado el panorama de los modelos de comunicación

que subsisten en las sociedades democráticas y

la disquisición del estado de las cosas o praxis de los

medios, veamos de qué manera se inserta este contexto

en la cultura cívica que le es indispensable a la democracia.

Así bien, Gabriel Almond y Sidney Verba dieron origen a

la idea de cultura cívica intentando analizar la relación

entre actitudes políticas de un pueblo y la naturaleza de

su sistema político. En cuanto a que las actitudes políticas

de los individuos son influenciadas por los medios

de comunicación, éstos deben promover cierto tipo de

posturas que den razón de un sistema político popular

democrático producido por la asimilación consciente de

los principios democráticos básicos -tolerancia, pluralismo,

respeto a los derechos humanos, publicidad de los

actos del poder público, responsabilidad de los funcionarios,

inexistencia de inmunidades del poder, etcétera-."

Estos valores democráticos son los que se espera que

los medios fomenten y a sociedades con éstas características

se intenta satisfacer cuando se trata de interés

público. La pregunta aquí es ¿quién genera qué, los medios

a la cultura cívica, o ésta da forma a los medios?

Sin separarnos de la cuestión, es obligatorio volver la

vista a lo que realmente los medios de comunicación

ofrecen y ponderan en un esquema de conglomerados

que concentran la información. Recordando que una de

las características o estrategia de negocios de las empresas

mediáticas es el sensacionalismo o dramatismo

en las historias, se crea, pues, un sistema de valores

falsos que son sostenidos por estudios de mercado y

lanzados como "lo que interesa al público" que no es lo

mismo que "el interés público". El hecho es que si los

medios de comunicación no fomentan los valores democráticos

y enriquecen la cultura cívica, resulta que el

negocio que los medios representan no es compatible

con los propósitos democráticos -o útil siquiera al Estado

de derecho. Es más, el sensacionalismo ha probado

ser mitigante de los valores democráticos.

En este asunto, existe un observación que Przeworski

hace con respecto al poder político-económico de un

sistema político y que funciona en el mismo sentido para

identificar la actividad de los medios dentro del sistema

democrático, esto es "el poder económico se traduce

en poder político, que a su vez puede utilizarse para

reforzar el poder económico, y así sucesivamente". Esta

parece ser la lógica que aplican los medios de comunicación

y que lejos de asumir una actitud de responsabi-

Revista Pesca Enero 2016 64


lidad social -fundamental en la cultura cívica- alimentan

el sistema económico e ideológico radicalmente liberal.

La cultura cívica, bajo las reglas del mercado, no se

verá beneficiada a menos que los intereses se equilibren

por medio de normas jurídicas y políticas públicas de

antimonopolio y diversidad de contenidos en los medios

de comunicación; porque tanto el poder político, como

el poder económico de los medios requiere, en la misma

medida, de controles y límites, esto es "el paso decisivo

hacia la democracia es la transferencia del poder de un

grupo de personas a un conjunto de normas".

Fuente:

http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/

n23/23_iluna.html

(*)Columnista especializada en derecho a la información en el

periódico La Crónica de Hoy y colaboradora de Le Monde Diplomatique

edición México. Directora ejecutiva de la Cátedra

Konrad Adenauer de Derecho de la Información e investigadora

de tiempo completo en la Universidad Iberoamericana,

México.

"LA CORRUPCIÓN EN LA

EXTRACCIÓN DE LOS RECURSOS

NATURALES EN CHILE"

Las implicaciones políticas de la extracción de los recursos

naturales por parte de los intereses creados foráneos

sin una adecuada fiscalización, tienen como regla ser

el caldo de cultivo para permitir protocolos y formatos

que en los países desarrollados no son permitidos.

La búsqueda del desarrollo es una constante en todo

país que se prese; la explotación de los recursos naturales

ha sido una actividad de importancia vital para la

economía mundial, donde las poderosas transnacionales

han intervenido históricamente los países subdesarrollados,

para extraer todo lo posible sin importar el cómo.

El petróleo, gas, carbón, celulosa y en el último tiempo

la producción de energía hidroeléctrica interviniendo

ríos, han constituido la fuente del 60% de la energía

que consume el planeta y la base de producción de

cientos de productos de bienes de consumo que hacen

parte vital de nuestras vidas.

Lo que preocupa de sobremanera es que estos intereses

tienen como objetivo primordial, coartar todo lo que vaya

en contra de estos intereses, con formas que van en

todos los sentidos y que no dudan en intervenir gobiernos

y congresos para lograrlo, en desmedro total de los

intereses de esos países. En los últimos tiempos hemos

tenido la capacidad de entender el impacto político, social

y ambiental que produce la extracción de estos recursos

sin los adecuados protocolos de extracción, que

entre otras cosas ha sido culpable del calentamiento

global y del cambio climático y que no puedan desarrollarse

a plenitud las energías renovables no convencionales

(ERNC) y de una enorme cantidad de conflictos

políticos en el planeta, cobrando a lo largo de la historia

cientos de vidas y la destrucción de cientos de países

subdesarrollados que no pueden ir en contra de ese

avasallador poder.

Sin ir más lejos, todo lo que esta sucediendo en la actualidad

con el grupo terrorista ISIS (Estado Islámico)

con la serie de ataques terroristas ocurridos recientemente

en el Líbano y París, tiene como caldo de cultivo

la intervención que realizó EEUU a Irak a comienzos de

los años 90 y apropiarse del petróleo, a cuenta de los

intereses creados de las grandes corporaciones petrole-

Revista Pesca Enero 2016 65


as americanas. El mismo ISIS se financia con la producción

de petróleo que vende posteriormente a Turquía.

Estudios demuestran las miles de repercusiones negativas

en todos los lugares donde se realiza la extracción

de estos recursos naturales, dando cuenta cómo las comunidades

se ven ultra pasadas por estos intereses,

desvirtuando totalmente lo que representa la vida

humana. Las pruebas en la actualidad demuestran que

estos intereses han creado una profunda divergencia y

un doble estándar poco usual en los países subdesarrollados

donde intervienen estas transnacionales incluidos

nuestro querido Chile; intereses que han facilitado la

corrupción y el desmembramiento social de la sociedad

por la codicia de estos intereses.

Organizaciones sociales dedicadas a la defensa de los

derechos humanos, que vienen monitoreando las actividades

extractivas hace décadas, han entregado informes

muy detallados sobre la riqueza petrolífera, gasística,

minera e hidroeléctrica, forestal en el planeta, apareciendo

siempre como denominador común en estos

informes una insoportable levedad entre el enriquecimiento

personal de los gobernantes y las carencias de

los servicios sociales y los abusos de poder en contra de

los derechos de las comunidades rurales que son intervenidas.

En Chile lamentablemente no somos ajenos a

esta terrible realidad, fácil detectar estas implicaciones

en el mundo rural de norte a sur, de cordillera a mar,

revelando que mientras más riqueza natural posea una

región, más pobreza y corrupción existe en ella.

Si comparamos los datos macroeconómicos de los indicadores

sociales teniendo como base el Índice de Desarrollo

Humano del PNUD, dejan en evidencia que el crecimiento

económico en Chile no ha tenido la capacidad

de convertirse en un bienestar real en las comunidades

intervenidas, de lo que se presupone debería representar

la extracción de los recursos naturales en el mundo

social de estas comunidades como proceso de desarrollo.

Las comunidades intervenidas están obligadas a

convivir con la destrucción de su forma de vida, con la

corrupción que proponen las extracciones para ser posibles.

En Chile esta realidad la encontramos en la industria

de la celulosa en todos sus formatos en la región De

Los Ríos y en el Alto Bío Bío en el territorio de la represa

Ralco, donde es evidente el nefasto impacto en las comunidades

indígenas.

En el litoral es fácil percibir las necesidades de

los pescadores artesanales, transgredidos por los

intereses de la gran industria pesquera con la

Nueva Ley de Pesca y de toda la corrupción que

se necesito entre parlamentarios y los grandes

empresarios para que se aprobara esta nefasta

ley; en el norte la realidad no difiere mucho con

la actividad de la gran minería, que tiene a las

comunidades viviendo literalmente en un infierno

y como si fuera poco, tenemos una cantidad importantes

de proyectos energéticos y mineros aprobados con

el aval de SERNAGEOMIN, sin contar con las mínimas

condiciones para ser llevados adelante; procesos que

con el tiempo terminan transformándose en obstáculos

para sustentar formatos de desarrollo justos y sustentables,

coartando el proceso democráticos y su validez

ante la ciudadanía, afectando la consolidación de los

derechos humanos y los niveles de gobernabilidad que

permitan un desarrollo sostenible para todos y no solo

para algunos. Procesos que a la postre terminan desestabilizando

las condiciones políticas, sociales y económicas

y coartando un sin número de políticas públicas que

podrían disminuir la pobreza, la desigualdad y la sustentabilidad

de los territorios intervenidos.

La corrupción en la gestión pública es uno de los

rasgos que ha estado presente desde la misma

Guerra del Pacífico (1879-83) cuando los intereses

de las Sociedades Explotadoras inglesas

(transnacionales) interesadas en el guano y el

salitre de los territorios bolivianos y peruanos,

ofrecieron al gobierno de Aníbal Pinto (1876-81)

financiar la campaña. Desde ese entonces se ha

venido estructurando sistemas de privilegios y

beneficios para el aprovechamiento de intereses

privados en la gestión pública.

La corrupción en un país subdesarrollado que se

sustenta únicamente en la extracción de los recursos

naturales como Chile y que no tiene la capacidad

de producir conocimiento científico de

Revista Pesca Enero 2016 66


ninguna índole y no lo reconoce como valor de

desarrollo y no le proporciona valor agregado a

ninguno de sus productos, transforma esa misma

producción en una amenaza para sí mismo y su

posible desarrollo, frente al propósito de construir un

país libre, soberano y sustentable, que trae como consecuencia

inmediata la pérdida total de la legitimidad social

de los que gobiernan, al no poder contarse con recursos

públicos suficientes para concretar objetivos definidos

y que estos no queden en formas aspiracionales

que nunca se concretan, que con el tiempo se transformen

en proyectos con cero posibilidades de aplicación y

como meros discursos ideologizados usados en las campañas

políticas.

Las continuidades se dan precisamente por la intención

de los diversos intereses por mantener un modelo

económico inconexo con los objetivos del bien común

para beneficiar a las transnacionales y los intermediarios

internos que se benefician de ese inmovilismo; entendiéndose

que la extracción de los recursos naturales

necesita de instituciones fuera de toda duda, para que

puedan mantener la soberanía y velar por la sustentabilidad

territorial de las comunidades intervenidas en un

contexto global, reforzando la dimensión institucional

por medio de una fiscalización certera de los procesos y

de la toma de decisiones ante los grupos de interés, que

intervienen descaradamente los gobiernos y los estados

para mantener las ganancias y el poder.

Las implicaciones políticas de la extracción de los recursos

naturales por parte de los intereses creados foráneos

sin una adecuada fiscalización, tienen como regla

general ser el caldo de cultivo para permitir protocolos y

formatos que comúnmente en los países desarrollados

no son permitidos, interrumpiendo los procesos naturales

de transparencia en la producción, coartando las

transformaciones y sustentando el inmovilismo social,

que con el tiempo producen grandes crisis económicas,

sociales, políticas y corporativas como la que vivimos en

la actualidad.

La inexistencia de alternativas de desarrollo que sustenten

el Estado como representante y garante de la ciudadanía,

permite que esos intereses recurran a medios

represivos para impedir el surgimiento de rivales económicos

y políticos, bajo el formato de la colusión política,

social y empresarial, contrarrestando nuevas dinámicas

y generar en la economía extractiva de los recursos naturales

un inmovilismo ante los cambios que se necesitan

para crear sustentabilidad y prosperidad.

Fuente

http://www.elobservatodo.cl/noticia/economia/opinion-

Revista Pesca Enero 2016 67


10 PREGUNTAS SOBRE LOS

OBJETIVOS DEL DESARROLLO

SOSTENIBLE

Isabel Vicente

¿Alguna vez te has preguntado cómo será el mundo dentro de 15 años? Seguramente entre tus deseos estén

ideas tan honorables como que no existan guerras ni personas que pasen hambre. Seguro que si te paras a pensar, consigues

imaginar un mundo casi ideal. Pero para llegar a ese mundo que tú y yo soñamos es necesario fijar unos objetivos.

Estos objetivos pueden parecer abrumadores, de esos que son casi imposibles de lograr. Pero vayamos paso a paso porque

estos objetivos ya han sido fijados y la maquinaria para que se cumplan ya está en marcha, aquí te cuento

un poco qué son y cómo se pueden lograr.

Revista Pesca Enero 2016 68


¿Qué son los Objetivos Mundiales del Desarrollo Sostenible?

Son metas establecidas a nivel mundial para conseguir un mundo más justo y lograr que en el futuro el mundo sea

un lugar mejor, ese sitio ideal en el que todas las personas tienen las mismas oportunidades y recursos.

¿Cuáles son los Objetivos del Desarrollo Sostenible?

Los objetivos del desarrollo sostenible (ODS) se centrar en 17 temas que podemos resumir en el siguiente listado

y de forma más detallada en este enlace

¿Cuál es la fecha para lograr estos objetivos?

La fecha para cumplir estos objetivos es el 2030, es decir dentro de 15 años.

¿Quién decide los objetivos de desarrollo sostenible?

Los líderes mundiales en el marco de las Naciones Unidas son los que deciden estos objetivos teniendo en cuenta los

principales retos a los que se enfrenta el conjunto de la humanidad.

¿De dónde provienen?

Los Objetivos Mundiales reemplazan a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), los cuales se establecieron hace 15

años y reunieron al mundo en torno a un programa común: abordar la indignidad de la pobreza.

Revista Pesca Enero 2016 69


Por aquel entonces se establecieron 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio.

¿Cómo se aplican los objetivos?

Cada país involucrado es diferente y por tanto se llevan a cabo diferentes estrategias, es decir cada país establece sus

prioridades en base a sus necesidades.

¿Cómo se financia?

El Comité Intergubernamental de Expertos en Financiación del Desarrollo Sostenible es el encargado de proponer

distintas estrategias de financiación entre las que se incluye la financiación de cada país, tanto desde el sector

público como desde el privado y la financiación internacional, también desde el sector público y privado.

¿Qué son los fondos de contrapartida?

Se podría decir que es una forma de asegurar la continuidad en el tiempo de los programas que se emprenden para lograr

estas metas, es decir que si un país recibe un millón de euros, este país debe conseguir a través de socios locales

otro millón más.

¿Y realmente se cumplen estos objetivos o no?

Al concluir el periodo de los objetivos del desarrollo del milenio este año 2015, los líderes mundiales involucrados realizaron

un informe en que el que se ponía de manifiesto el grado en el que se habían cumplido cada uno de los objetivos.

Puedes leer este informe pulsando en este enlace, pero para resumir podemos afirmar que podría se lograron hechos tan

importantes como reducir el número de personas que vive en condiciones de pobreza extrema o reducir el

número de contagios de VIH, así como la tasa de mortalidad en menores de 5 años.

Vale, todo muy bonito pero ¿Sirven para algo?

A la vista de todo lo conseguido con los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio en los últimos 15 años se pude decir que,

Revista Pesca Enero 2016 70


con intervenciones específicas y estrategias acertadas, incluso los países más pobres pueden alcanzar un progreso

drástico y sin precedentes.

¿Conocías estos objetivos? ¿Crees que se pueden lograr?

Fuente

http://lahipotesisgaia.blogspot.pe/2015/11/10-preguntas-sobre-los-objetivos-del.html

PRESIÓN POPULAR

La sesión de mayor relevancia en lo que va de la CADE.

Acaba de terminar la sesión más importante de la CADE,

por la relevancia de lo que se ha tratado. Felipe Ortiz de

Zevallos tuvo una intervención brillante, como es habitual,

en la que conceptualmente le explicó a los asistentes

por qué estamos en un momento clave, del cual depende

que podamos seguir avanzando. Y por qué es la

hora que todos, empresarios incluidos, comencemos a

darle importancia a las reformas política e institucional.

Se acabó la época en que la economía podía avanzar

desligada de la política. La política, ahora sí, nos guste o

no, va a tener un impacto directo en cada de uno de nosotros.

Este fue el marco para que Carolina Trivelli (dicho

sea de paso, qué paja es escuchar a una persona que se

conmueve con lo que dice, que siente la relevancia de lo

que está transmitiendo) presentara 32 propuestas de

reforma dentro de cuatro ejes: (i)¿Cómo mejorar el funcionamiento

del Congreso? (ii)¿Cómo mejorar el sistema

de justicia? A la que ayer Moisés Naim le dio la prioridad

número uno. (iii)¿Cómo mejorar la transparencia y la

gestión de la administración publica? Y (iv)¿Cómo mejorar

el proceso de elección?

No vamos a detallar las medidas acá. Busquen y revisen

el documento. Es muy directo. Pero sí queremos hacer

referencia a algo importante y poco común en nuestro

país. Para proponer estas 32 acciones, Transparencia

convocó a 50 personas de diferentes corrientes ideológicas,

y todas ellas construyeron estas medidas consensuadamente.

¿Qué le pidieron a los empresarios? Que le

den prioridad a la reforma política. Que mañana se le

pregunte a los cinco candidatos que expondrán su posición

sobre estas propuestas. Porque como ya sabrán,

absolutamente todos los partidos con presencia en el

Congreso y que van a la cabeza en las encuestas, se han

opuesto a una reforma política en serio.

Entonces, mañana a insistir. ¿Y qué hacer si el próximo

Congreso no le da prioridad a la reforma política?

Nos han pedido a todos que, de llegar ese punto,

comencemos a recolectar firmas para someterla a voto

popular. Y de ser necesario, que salgamos a las calles a

marchar. Así de relevante es aunque les parezca aburrido.

FOZ se lo planteó de la siguiente manera al auditorio.

Las reformas política e institucional hay que hacerlas

no solo porque necesitamos ser una mejor sociedad, con

una mejor ciudadanía. También porque comenzará a

afectar directamente los bolsillos de cada ciudadano y de

cada empresario.

Esperemos que con esta idea los haya convencido. Y esperamos

convencerlos a ustedes. Sin reforma política, no

hay reforma institucional, y sin estas, no hay más avance

económico. Se acabó la hora loca y necesitamos ponernos

a trabajar si pretendemos escapar, ahora sí, de la

trampa del subdesarrollo.

Fuente

https://poder.pe/2015/12/03/00563-presion-popular/

Revista Pesca Enero 2016 71


INDONESIA PLANEA HUNDIR MÁS DE

100 BARCOS POR ROBO DE RECURSOS

MARINOS

El gobierno de Indonesia hundirá más de 100 barcos que

robaban peces y otros recursos en aguas del país, una

acción destinada a proteger los recursos marítimos del

país, informó hoy un funcionario.

El plan se preparó luego de que la nación tuviera éxito

en reducir esas acciones ilegales y apoyara a la industria

pesquera.

El ministro de Pesca, Susi Pudjiastuti, ordenó el hundimiento

de todos los barcos que hayan sido detenidos por

las autoridades indonesias por robar recursos marinos.

Con ese propósito, el ministro pidió a las autoridades

acelerar los procesos legales de los barcos.

"Pido acelerar los procesos judiciales para legalizar su

hundimiento inmediatamente a finales de 2015", indicó

Pudjiastuti.

El buró nacional de estadísticas indica que el sector pesquero

creció 8,7 por ciento en el trimestre de julio a septiembre,

superando el incremento del producto interno

bruto (PIB) del país de 4,73 por ciento.

Indonesia ha hundido decenas de barcos extranjeros debido

a sus acciones de pesca ilegal en los meses recientes.

El gobierno de Indonesia adoptó la nueva política a partir

de los reportes sobre extendida pesca ilegal en aguas del

país, la cual ha provocado pérdidas económicas enormes

a Indonesia.

Indonesia está formada por cerca de 17.500 islas.

Fuente

http://spanish.china.org.cn/international/txt/2015-12/10/

content_37287674.htm

COSAS DE PESCA QUE YA NO SE

REALIZAN EN EL PERÚ

NOTA DE PESCA

Hasta hace algunos años había gran entusiasmo por la promoción del consumo de anchoveta a través de acciones y tareas

orientadas en ese sentido, tanto del sector privado como del público. Hoy no se ve a ninguna, o por lo menos no tienen

el impacto y la visibilidad que antes tenía, si es que hubiese alguna.

Esta nota nos muestra lo que ocurre en España, por ejemplo, evidenciándose una voluntad que no se aprecia en el Perú,

siendo que aquí existen mejores posibilidades. Somos el primer país en desembarques pesqueros en el mundo. ¿De qué

sirve desde el punto de vista de la alimentación nacional?

Fedepesca y Serunión se unen para impulsar el consumo de pescado entre los más pequeños

Ambas entidades han firmado un acuerdo en virtud del cual se comprometen a fomentar un estilo de vida saludable que

tenga en cuenta la dieta variada y equilibrada

Madrid, 26 de noviembre de 2015.- Fedepesca, la Federación que representa a las pescaderías especializadas españolas y

Serunión, empresa de restauración colectiva líder en el mercado español han firmado un acuerdo con el objetivo de ayu-

Revista Pesca Enero 2016 72


dar a las personas a mejorar determinados aspectos de

la alimentación y, en concreto, en todo lo relacionado

con los productos pesqueros. En virtud del acuerdo, firmado

en la nueva cocina central de Serunión en San Fernando

de Henares, ambas entidades colaborarán para

diseñar los menús infantiles de los comedores escolares

teniendo en cuenta estas premisas.

En un contexto en el que los niños cada vez consumen

menos pescado y con menor variedad, y

teniendo en cuenta que los productos pesqueros y

acuícolas son fundamentales para llevar una dieta

saludable, Serunión ha querido contar con la asesoría

de especialistas en productos pesqueros para elaborar

sus menús. De este modo, Serunión cuenta con el aval y

la colaboración de Fedepesca con el objetivo de asegurar

una dieta tan apetecible como saludable, que permita un

estado nutricional satisfactorio y que cumpla con los criterios

de sostenibilidad fijados por Fedepesca. A tal efecto,

la Federación ha diseñado un distintivo exclusivo para

Serunión, que permite identificar que la compañía cuenta

con el asesoramiento de expertos en la materia.

De este modo, Serunión ha buscado la colaboración con

los expertos del pescado para reforzar su catálogo de

menús basados en este alimento: trasmitir hábitos saludables

y ofrecer una formación que inculque una correcta

dieta alimentaria, así como la importancia de un estilo

de vida saludable, incluyendo una dieta variada y equilibrada

y actividad física: es parte del ADN de ambas organizaciones.

Juntas, van a trabajar para elaborar menús

bajo las recomendaciones de consumo de pescado de

Fedepesca, con el objetivo de introducir más variedades

de productos pesqueros y acuícolas, así como promover

sus ventajas nutricionales.

Gonzalo González Puente, Presidente de Fedepesca, y

Roberto Casal, Director de Compras de Serunión, han

rubricado el acuerdo en las cocinas centrales de Serunión

en San Fernando de Henares (Madrid), unas instalaciones

punteras inauguradas en febrero de este año, a la

vanguardia de la tecnología en restauración colectiva y

de las medidas de calidad y seguridad alimentaria.

En palabras del Presidente de Fedepesca, Gonzalo

González “con este acuerdo buscaremos poner en valor

el excelente trabajo de Serunión y su preocupación por

continuar mejorando en el cuidado de la alimentación de

los escolares, intentando que los más pequeños no pierdan

el gusto por los productos pesqueros”. Por su parte,

Roberto Casal, Director de Compras de Serunión, quiso

subrayar “la necesidad de dar visibilidad a la labor de

una empresa que cada día sirve más 450.000 comidas,

persiguiendo la excelencia en la seguridad alimentaria, la

promoción de una alimentación saludable, los sabores y

los gustos del consumidor final”.

Visita guiada por una cocina de vanguardia

En el recorrido por las instalaciones de Serunión en San

Fernando de Henares, los visitantes conocieron de primera

mano el funcionamiento de la cocina, que ocupa

una superficie de 1.200m2 y que ha generado más de 50

nuevos puestos de trabajo entre producción y servicios

auxiliares.

La nueva cocina central de Madrid se ha concebido como

un proyecto totalmente sostenible, con un mínimo

impacto en el medio ambiente. Cuenta con una estación

propia de tratamiento de residuos, gracias a la cual se

reduce el impacto de la actividad sobre el medio ambiente

y fomenta la sostenibilidad. La reducción de los consumos,

tanto energéticos como hidráulicos, la optimización

y ergonomía de los espacios y la maquinaria de última

generación y de gran producción del proyecto, permiten

lograr la máxima eficiencia productiva.

Sobre Serunión

La confianza de más de 2.900 clientes convierte a Serunión

en la empresa de restauración colectiva líder en el

mercado español. Un equipo de 18.000 profesionales

pone todo su empeño en encontrar la mejor solución a

las necesidades específicas de los comensales. La compañía

sirve alrededor de 84 millones de menús anuales

en escuelas, empresas, hospitales y centros de mayores.

Para ofrecer un servicio cercano y personalizado, Serunión

dispone de una red formada por 23 oficinas, 5 dele-

Revista Pesca Enero 2016 73


gaciones de vending y 15 cocinas centrales repartidas

por el territorio. Asimismo, cuenta con una división de

catering de autor que opera bajo la marca Singularis en

espacios emblemáticos de varias ciudades españolas. La

oferta de restauración y vending se complementa con

servicios auxiliares como el de monitores escolares, limpieza,

atención a domicilio, gestión de compras y organización

de eventos. Serunión cuenta con el aval de más

de 30 años de experiencia y crecimiento progresivo. Desde

2001, pertenece a la multinacional francesa Elior, la

tercera operadora de restauración del mercado europeo.

Sobre Fedepesca

Fundada en 1978, Fedepesca representa actualmente a

más de 7.200 establecimientos detallistas de venta de

productos pesqueros y acuícolas frescos y congelados

que emplean a más de 35.000 personas. Su objetivo primordial

es la defensa de los intereses del sector y la mejora

de sus condiciones, así como el fomento de la adaptación

a las nuevas obligaciones legislativas y la orientación

de sus empresas hacia la excelencia empresarial,

con la intención prioritaria de ayudarlas a conseguir entre

otros, un objetivo claro para todo empresario de alimentación:

la seguridad alimentaria.

Durante sus más de 35 años de historia FEDEPES-

CA ha desarrollado numerosas actuaciones, como

la edición de la Guía de Prácticas Correctas de

Higiene en Establecimientos Detallistas de Productos

de la Pesca y de la Acuicultura validada por

la AESAN, la Guía para la Aplicación de un Sistema

de Trazabilidad en Pescaderías, la coordinación

para la elaboración de la Norma UNE de Calidad

de Servicio para Pescaderías, la elaboración de

Cuadernos para el Autocontrol en Pescaderías y el

desarrollo de un programa informático para la implantación

del APPCC.

También ha editado una Guía de Consumo Responsable

y Recetario Sostenible, la Guía para la

Aplicación del Sistema de Trazabilidad en establecimientos

detallistas de productos de la pesca y

de la acuicultura, la Guía de Buenas Prácticas Ambientales

en Pescadería y un Estudio sobre Condiciones

Laborales de las Mujeres de la Comercialización

Pesquera. Estas iniciativas, avalan este

compromiso de los minoristas de productos de la

pesca y de acuicultura españoles con la calidad, la

seguridad alimentaria, la igualdad y el medio ambiente,

lo que les ha hecho acreedores de la Placa

al Mérito en el Comercio 2015.

Copyright © 2015 FEDEPESCA, All rights reserved.

Desde FEDEPESCA esperamos que esta información sea

de su interés.

Estos productos ya no se ven en los mercados peruanos.

Pero hubo una época en la cual el Estado era un

activo promotor del consumo de la anchoveta y de programas

sociales destinados a llevar pescados como alimento

a grupos poblacionales vulnerables.

Revista Pesca Enero 2016 74


LA REFORMA ESCONDIDA:

DERECHOS DE PESCA QUEDARÍAN

CONGELADOS POR 10 AÑOS MÁS

Escribe Carmen Heck, Directora de Políticas de Oceana en Perú

Proyecto de ley en apariencia solo busca mantener el

aporte social para jubilación de pescadores, pero también

ampliaría por 10 años más la prohibición de modificar

la forma de cálculo del pago que debe hacer la industria

por la extracción de anchoveta con la que se elabora

harina y aceite de pescado.

Uno de los principales avances para el ordenamiento de

la pesquería de anchoveta en el Perú ha sido la implementación

de un sistema de cuotas individuales de captura,

el mismo que fue creado en el 2008 por el Decreto

Legislativo 1084 - Ley sobre Límites Máximos de Captura

por Embarcación. Esta reforma redujo la competencia

por pescar el recurso en el menor tiempo posible y disminuyó

el número de embarcaciones, lo que se traduce

en una menor presión sobre el recurso y un manejo más

sostenible de la pesquería.

Según el proyecto de ley, este busca ampliar por 10

años el plazo del aporte social de US$1.95 por tonelada

métrica (TM) creado por el Decreto Legislativo

1084 para atender la problemática de la jubilación de

los Pescadores, debido a los problemas de la Caja de

Beneficios y Seguridad Social del Pescador. Sin duda,

una problemática que merece ser atendida.

El problema es que tanto el texto del proyecto de ley

como su exposición de motivos han obviado pronunciarse

sobre el efecto que tendría en la recaudación de derechos

de pesca por extracción de anchoveta: al ampliar

el plazo del aporte también se ampliaría la prohibición de

modificar la forma de cálculo de los derechos de pesca.

¿Qué tiene que ver el aporte social con los derechos de

pesca? Para entenderlo basta leer la primer disposición

final del DL 1084:

Sin embargo, esta reforma también ha traído efectos negativos,

cómo agravar la limitación de recursos económicos

con los que cuenta el Ministerio de la Producción para

el manejo adecuado de las pesquerías, ya que prohíbe

modificar la forma de cálculo de los Derechos de Pesca

por concepto de extracción de anchoveta para consumo

humano indirecto (harina y aceite de pescado)

A pesar de lo controversial de esta medida, el último 19

de noviembre, un grupo de congresistas presentó el proyecto

de Ley 5005/2015-CR, que extendería la prohibición

por 10 años adicionales, es decir hasta el 31 de diciembre

de 2028.

Más que un beneficio social

“Créase un aporte social de carácter temporal a un fondo

intangible destinado a apoyar la solución definitiva

de la jubilación de quienes están actualmente adscritos

al sistema vigente de pensiones aplicable a los tripulantes

pesqueros industriales. Dicho aporte será de cargo

y deberá ser efectuado por los titulares de los establecimientos

industriales pesqueros para Consumo Humano

Indirecto.

El aporte social será equivalente a US$ 1.95 por TM de

pescado descargado en dichos establecimientos.

Tendrá una duración máxima de diez (10) años a partir

de la fecha de entrada en vigencia del presente dispositivo

y se aplicará en tanto el régimen establecido en

la presente Ley permanezca vigente.

Durante el período de vigencia del aporte social obliga-

Revista Pesca Enero 2016 75


torio se mantendrá sin alteración el monto y la forma

de cálculo de los Derechos de Pesca por concepto de

extracción de los recursos hidrobiológicos destinados al

Consumo Humano Indirecto aprobados mediante el

Decreto Supremo Nº 024-2006-PRODUCE (…)”.

Cómo señala Paredes (2013), una de las prioridades de

política económica del sector pesquero es la revisión y

racionalización del sistema de derechos de pesca. La

aprobación del proyecto de ley imposibilitaría dicha revisión

para la pesquería de anchoveta para consumo

humano indirecto, la más importante del país, por 10

años más.

promedio a US$3.72 por TM, mientras la renta asociada

a esta actividad era de US$119.8 dólares, monto muy

superior a la del 2008 (US$50.4), cuando se congelaron

los derechos de pesca.

Uno de los argumentos usados para justificar el desbalance

entre las ganancias asociadas a la extracción de

anchoveta y el pago de derechos de pesca, es que este

no es el único costo para las empresas, y que al sumarlos

todos, estos sí son acordes a la renta que obtienen.

Esta afirmación, no tiene asidero en la realidad,

cómo se desprende del análisis de Paredes y Letona de

los pagos realizados en el 2012:

Los derechos de pesca, el ajuste pendiente

Para una gestión pesquera responsable el Estado requiere

contar con fondos para financiar investigación (para

generar la información en base a la cual tomar decisiones)

y sistemas de control y vigilancia. Sin embargo, en

la actualidad los fondos obtenidos por derechos de pesca

e impuesto a la renta no cubren dichos costos en su totalidad

(Heck, 2015).

Así lo reconoce el Plan Estratégico Sectorial Multianual

(PESEM) 2012-2016 del sector Producción (2), según el

cual entre las principales debilidades del sector pesquería

se encuentran los escasos recursos presupuestales y

humanos en investigación y desarrollo tecnológico, así

como una limitada cobertura de las acciones de fiscalización

y control en el ámbito pesquero y acuícola.

Los problemas de financiamiento del sector se deben en

parte a los bajos derechos de pesca, que no guardan

relación con la renta que obtienen las empresas que extraen

los recursos pesqueros, propiedad de todos los peruanos.

Esta situación empeoró al congelarse la forma de

cálculo de los derechos de pesca de anchoveta para consumo

humano indirecto por 10 años, pese a que, cómo

señalan Galarza y Collado (2013), la implementación del

sistema de cuotas individuales de captura incrementó el

valor de este recurso.

De acuerdo a Sueiro y de La Puente (2011), en el 2010

el pago por derechos de pesca de anchoveta ascendía en

“Con un precio FOB promedio de la harina de pescado

para ese año de US$1,373/TM, el derecho pagado

habría representado US$3.43/TM, más US$1.95/TM

de aporte al FONCOPES y US$0.26/TM para la

CBSSP, constituyendo en total US$5.64 por TM de

anchoveta desembarcada. Estos aportes en su conjunto

constituyen montos reducidos en relación al

valor de la renta del recurso transferida a los armadores

privados. Para este cálculo, la renta se aproxima

a los precios de alquiler de las cuotas individuales

que se transaron en el mercado. Durante los primeros

dos años del nuevo régimen, la TM de anchoveta

llegó a comercializarse en el radio de US$250-300

por TM y los armadores con cuotas asignadas transaron

sus cuotas (no la anchoveta sino la cuota de

anchoveta) en US$200-250 por TM. En otras palabras,

la contraprestación a pagar al Estado peruano,

a la CBSSP y al FONCOPES representó apenas el

2.25% del valor que los armadores podían obtener

por alquilar los derechos de pesca que el Estado les

había asignado sin costo alguno” (Paredes y Letona,

2013). (3)

Otro argumento usado con frecuencia es la situación

frágil de la industria debido a que en los últimos años

(2012 y 2014), los volúmenes extraídos han sido menores

a lo esperado, ocasionando pérdidas económicas. Sin

embargo, cómo se puede ver en la siguiente tabla, los

menores volúmenes de extracción no han sido obstáculo

para que el valor de las exportaciones de harina y aceite

de pescado haya aumentado, debido al incremento de

Revista Pesca Enero 2016 76


los precios de dichos productos.

Tabla 1: Derechos de pesca y exportaciones pesqueras

en US$

La ampliación del plazo por el cual no se pueden modificar

los derechos de pesca, lejos de ayudar al sector,

tendría serios impactos negativos en la capacidad del

Ministerio de la Producción de manejar de forma sostenible

las pesquerías.

Finalmente, si bien en esta oportunidad me he centrado

en los derechos de pesca, la aprobación del proyecto de

ley limitaría también la posibilidad de revisar el sistema

de cuotas en su conjunto, lo que debe ocurrir a los 10

años de su vigencia. Cómo señalé al inicio, el sistema ha

tenido una serie de impactos positivos, pero cómo toda

reforma requiere de ajustes y mejoras. No nos quitemos

la oportunidad de seguir mejorando, no aprobemos un

proyecto de ley que hace mucho más de lo que aparenta

Elaboración propia. Fuente: BCR (ingresos y precio

promedio); MEF (derechos de pesca)

Entonces ¿Cuál es la justificación para restringir la facultad

de revisar y ajustar los derechos de pesca por 10

años y por qué prolongarlo 10 años más? Paredes responde:

“(…) en el Dec. Leg. No. 1084 se estableció que el derecho

de pesca vigente bajo el antiguo régimen no se

podría alterar por un periodo de diez años bajo el nuevo

régimen de pesca. ¿Cuál es la lógica económica de esta

proposición? La respuesta a la última pregunta es: ninguna;

no tiene sentido otorgar un derecho de usufructo

exclusivo de un recurso natural de propiedad de todos

los peruanos sin cobrar nada en contrapartida, que es lo

que sucedió con el Dec. Leg. No. 1084. Es hora de revisar

esto y financiar con los ingresos que generarían un

desarrollo armónico y equitativo del sector pesca en el

Perú” (Paredes, 2012).

Cómo el propio Decreto Legislativo 1084 señala, el aporte

social creado es de carácter temporal. Es indiscutible

que la situación actual de los fondos de jubilación de los

pescadores es un problema que merece ser atendido; sin

embargo, la solución no debería estar vinculada al pago

de derechos de pesca, que son de naturaleza diferente,

y responden a la necesidad de que las empresas retribuyan

al país por el aprovechamiento de un recurso natural

que es de todos los peruanos.

Referencias:

De la Puente, O., et al. (2011) La pesquería peruana de

anchoveta. Lima: Centro para la Sostenibilidad Ambiental

– UPCH.

Galarza, E. y Collado N. (2013) Los derechos de pesca:

el caso de la pesquería de anchoveta peruana. En Apuntes

Nº 73, segundo semestre 2013. Lima: Centro de Investigación

de la Universidad del Pacífico

Heck, C. (2015) Hacia un manejo ecosistémico de la

pesquería peruana de anchoveta. Lima: Sociedad Peruana

de Derecho Ambiental.

Paredes, C. (2012) Eficiencia y equidad en la reforma de

la pesca en el Perú: La reforma y los derechos de pesca.

Lima: Universidad de San Martín de Porres.

Paredes, C. (2013) ¿Atrapados en la Red? La reforma y

el futuro de la pesca en el Perú. Lima: Universidad de

San Martín de Porres.

Paredes, C. y Letona, U. (2013) Contra la corriente. La

anchoveta peruana y los retos para su sostenibilidad.

Lima: WWF.

PRODUCE (2012) Plan Estratégico Sectorial Multianual

del Sector Producción 2012-2016. Lima: Ministerio de la

Producción.

Sueiro, J. y De la Puente, S. (2011), La anchoveta y los

derechos de pesca, artículo disponible aquí

Notas:

1. El monto del aporte social quedó establecido en la

Primera disposición final del Decreto Legislativo 1084.

2. Aprobado mediante Resolución Ministerial 107-2012-

PRODUCE.

3. Precio FOB: Por sus siglas en inglés Free on Board,

precio de la harina de pescado en el puerto de salida

Fuente http://peru.oceana.org/es/blog/la-reforma-

escondida-derechos-de-pesca-quedarian-congelados-por-

10-anos-mas

Revista Pesca Enero 2016 77

More magazines by this user
Similar magazines