LUZ

acegap1

OS_Revista_Virtual_Edicion_36_Abr01_2016

AMISIÓN L

DEL

VM Samael Aun Weor

Edición Virtual No. 36

Mayo de 2016

VATARA

E N S E Ñ A N Z A S S E L E C TA S D E L V. M . S A M A E L A U N W E O R

SE AVECINA UNA NUEVA ERA DE

LUZ

Llevando el mensaje del V. M. Samael Aun Weor por toda América, para que arda con la llamarada

de la gloria maravillosa del Avatara de Acuario.

ASOCIACIÓN DE CENTROS DE ESTUDIOS GNÓSTICOS, ANTROPOLÓGICOS, PSICOLÓGICOS Y CULTURALES DE COLOMBIA. A. C.

www.acegap.org - www.facebook.com/Acegap


EDITORIAL

EL FIN DE LOS TIEMPOS

L

os Tiempos del fin ya llegaron. Toda persona que por

gracia reciba este folleto en sus manos de hecho

debe comprender que estamos asistiendo a los

últimos tiempos, para convertirnos en espectadores o

actores de esta Gran Catástrofe que dentro de poco, muy

poco tiempo, la tendremos.

En nuestro afán de entregarle a las personas que tengan en

su corazón la flameante llama que obliga al hombre a

buscar a Dios, le aconsejamos buscar intensamente dentro

de sí lo que en otra hora, equivocados sinceros nos

incitaron a buscar afuera.

La Gloria de Dios está dentro del hombre, en su propio

corazón, con la ayuda del despertar de la conciencia.

Grandes acontecimientos se avecinan, estamos viviendo

las profecías de los libros Sagrados de Oriente y Occidente.

Ya la humanidad del planeta Tierra está pasando por todo lo

que en el lenguaje simbólico y alegórico de la Biblia, se

predice en el Apocalipsis de San Juan. Los tiempos han

llegado; y nuestra civilización agoniza. Estamos viviendo

un caos horrible; Toda la humanidad está conmovida por la

más absurda explosión de los bajos instintos, de las

pasiones desbordadas, de la más cínica y desvergonzada

exposición de vicios y de sus brutales apetitos.

Nunca, hasta hoy, habíamos asistido a una quiebra tan

completa, de los más altos valores espirituales. Las normas

elevadas de moral, de belleza y de armonía, se han

olvidado, producen risa y escarnio... todo marcha hacia su

propia destrucción, en un bestial alarde de materialismo

egoísta, sádico y repugnante; en una eclosión nefasta de

barbarie y de lujuria, que olvida la belleza y el amor y solo

busca la embrutecedora sensación efímera del orgasmo y

de la orgía, en un ambiente invadido por las drogas, la

violencia y el crimen...

Y así marchan todos como un rebaño furioso que se lanza

hacia el abismo.

Por doquiera se escuchan guerras o rumores de guerras;

tiembla la tierra, ruge el huracán y se conmueven las

entrañas del universo.

Si examinamos desapasionadamente y cuidadosamente el

panorama de la vida, veremos que no hay solución posible;

el mal del mundo es tan grande que ya llego hasta el cielo;

Babilonia la Grande, la madre de todas las fornicaciones y

abominaciones de la tierra, SERA DESTRUIDA y de toda

esta civilización de víboras no quedará piedra sobre piedra.

ASOCIACIÓN DE CENTROS DE ESTUDIOS GNÓSTICOS, ANTROPOLÓGICOS, PSICOLÓGICOS

Y CULTURALES DE COLOMBIA. A.C.

www.acegap.org

LA MISIÓN DEL AVATARA Nro.36

1


¿Puede acaso esperarse algo bueno de la perversidad?

Cada cual lleva la maldad dentro de sí mismo y el resultado

lo tenemos a la vista; crímenes monstruosos, hambre,

amenaza de guerra, conflictos entre patrones y

trabajadores, enfermedades desconocidas, nunca antes

vistas, fronteras por doquiera, fanatismos espantosos,

crueldad insaciable, aberraciones sexuales,

homosexualismo y desesperación.

Nadie está contento, los zorros de la diplomacia y de la

política, con sus sistemas de apaciguamiento, quieren

solucionar conflictos internacionales, más todo es inútil

porque los odios continúan socavando las bases de las

naciones y eliminando vidas: LA TERCERA Y ULTIMA

GUERRA MUNDIAL VA TOMANDO FORMA POCO A

POCO Y SE ACERCA PELIGROSAMENTE.

La Historia Universal nos muestra que somos los mismos

bárbaros de antaño y que en vez de mejorarnos nos hemos

vuelto peores; en este siglo XX con toda su

espectacularidad, guerras, prostitución, degeneración

sexual, drogas, alcohol y perversidad, es lo que debemos

mirar; en todas las páginas negras de la “negra historia”

hallamos siempre las mismas horrorosas crueldades,

ambiciones, guerras, etc. Sin embargo, nuestros

contemporáneos “Súper civilizados” están todavía

convencidos de que eso de la Guerra es algo secundario

un accidente pasajero que nada tiene que ver con su tan

cacareada “Civilización Moderna”: solo han desarrollado la

ciencia y la técnica por afán de lucro, de dominio, de

egoísta competencia y no de útil cooperación. Y el

resultado es la constante división, el enfrentamiento del

hombre contra el hombre, LA GUERRA.

Los tiempos del fin han llegado y todos tendremos que

soportar las consecuencias: NO HABRA MAS

CONSIDERACIONES PARA ESTA HUMANIDAD

PERVERSA. El fin se acerca.

Michel Nostradamus, vidente extraordinario, insigne

astrólogo, quien vivió entre los años 1503 y 1566 en

Francia dice: “En el año 1999, en el séptimo mes, vendrá

del Cielo un Gran Rey del Terror”. (Véanse los dos primeros

versos de la Centuria, 10-72)

Según los cálculos astronómicos solo habrá en este siglo

XX dos eclipses totales de Sol: uno el 4 de febrero de 1962

y otro en Agosto de 1999.

“A un eclipse de Sol, dice Nostradamus, sucederá el más

oscuro y tenebroso verano qué jamás existió desde la

creación hasta la pasión y muerte de Jesucristo, y desde

ahí hasta ese día, y esto será en el mes de octubre, cuando

se producirá una gran traslación, de tal modo que creerán

que la tierra ha quedado fuera de su órbita y abismada en

las tinieblas externas”.

La horripilante perturbación en la órbita y en el movimiento

del planeta tierra, es explicada científicamente por el

propio vidente Nostradamus por la aproximación de otro

astro que, durante siete días, aparecerá como otro Sol.

El Apocalipsis de San Juan cita a tal astro bautizándolo con

el nombre de “Ajenjo” (Amargura). Planeta gigantesco al

que hacemos referencia con el nombre de “Hercólubus”

muchos lo llaman el “Planeta Frío”, otros lo denominan

“Planeta Rojo”. Incuestionablemente es mucho más

grande que Júpiter el gigante colosal de nuestro Sistema

Solar, Jesús el gran KABIR dijo: “E inmediatamente

LA MISIÓN DEL AVATARA Nro.36

2

después de la tribulación de aquellos días, el Sol se

oscurecerá y la Luna no dará su resplandor, y las estrellas

caerán del cielo y las potencias de los cielos serán

conmovidas”.

“Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre, en el

cielo: y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y

verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo,

con poder y gloria”.

“Y enviará sus Ángeles con gran voz de trompeta y juntaran

a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo

del cielo hasta el otro”.

Melchisedek el genio de la Tierra, el Rey del mundo, hizo en

el Tíbet la siguiente profecía: “Los hombres (o mejor

dijéramos los Mamíferos Racionales) cada vez más

olvidarán sus almas para ocuparse solo de sus cuerpos; La

mayor corrupción va a reinar sobre la tierra”.

“Los hombres se asemejarán a las bestias feroces,

sedientos de la sangre de sus hermanos”.

“La Media Luna se apagará cayendo sus Adeptos en la

guerra perpetua. Caerán sobre ellos las mayores

desgracias y acabarán luchando entre sí”.

“Las coronas de los Reyes, grandes y pequeños, caerán;

Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, estallará una

terrible guerra entre todos los pueblos”.

“Los océanos rugirán... La Tierra y el fondo de los mares se

cubrirán de osamentas; desaparecerán reinos, morirán

pueblos enteros... el hambre, la enfermedad, crímenes no

previstos en las leyes, no vistos ni soñados aun por los

hombres”.

“Vendrán entonces los enemigos de Dios y del Espíritu

Divino, los cuales yacen en los propios hombres. Aquellos

que levanten la mano sobre otro perecerán también”.

“Los olvidados, los perseguidos, se erguirán después y

atraerán la atención del mundo entero”.

“Habrá espesas nieblas, tempestades horribles. Montañas

hasta entonces sin vegetación se cubrirán de florestas”.

“La tierra toda se estremecerá... Millones de hombres,

cambiarán las cadenas de la esclavitud y las humillaciones

por el hambre, la peste y la muerte”.

“Las carreteras se llenarán de multitud de personas

caminando al ocaso de un lado para otro”.

“Las mayores, las más bellas ciudades desaparecerán por

el fuego... Uno, dos, tres. De cada diez mil hombres,

sobrevivirá uno, el cual quedará desnudo, destituido de

todo entendimiento, sin fuerzas para construir su vivienda o

buscar alimentos. Y estos hombres supervivientes aullarán

como lobos feroces, devoraran cadáveres y mordiendo su

propia carne, desafiaran a Dios para combate”.

“La tierra toda quedara desierta y hasta Dios huirá de ella...

Sobre la tierra vacía, la noche y la muerte”.

“Entonces yo enviaré un pueblo, desconocido hasta ahora

(el Ejército de Salvación Mundial) el cual con mano fuerte

arrancará las malas hierbas del terreno del cultivo y del

vicio y conducirá a los pocos que permanecen fieles al

espíritu del hombre en la batalla contra el mal”.

“Fundarán una nueva vida sobre la tierra purificada por la

muerte de las Naciones”.

Esta profecía, es aceptada por los Gnósticos, los cuales, la

interpretan como el fin de la Edad Negra o KALI-YUGA,

después según ellos habrá una Nueva Civilización y una

Nueva Cultura.


EL MEGAPLANETA HERCOLUBUS

Y SUS EFECTOS SOBRE LA TIERRA

bviamente, conforme aquella masa planetaria

Ogigantesca (Hercolubus) se acerque a nuestro mundo,

sus radiaciones irán quemando todo aquello que tenga

vida. Como quiera que aquella masa es muchos miles de

veces más grande que nuestro planeta Tierra, atraerá el

fuego líquido que existe en el interior de nuestro organismo

planetario; Este brotará por doquier, formándose volcanes

y grandes terremotos.

Con el acercamiento de aquel mundo las radiaciones

causarán terrible daño, morirán millones de seres

humanos; el excesivo acercamiento de aquella masa será

definitivo. Habrá una gran noche porque aquel planeta se

situará entre el Sol y la Tierra y proyectará en esa forma su

sombra sobre nuestro mundo. Será aquello un eclipse que

durará varios días.

Entonces habrá solamente lamentos y terrible dolor,

morirán los seres humanos por millones, y al fin, cuando las

dos masas físicas lleguen a su máximo acercamiento, la

formidable inducción electromagnética del gigantesco

astro invertirá los polos magnéticos terrestres y esto

producirá una serie de cataclismos descomunales:

hundimiento y elevación de continentes enteros, como ya

pasó en la Atlántida, trasformación completa de mares,

cursos de agua y cordilleras en todo el mundo,

desaparición de extensas zonas continentales que

quedaran sumergidas y afloramiento de otras porciones,

hoy submarinas, que formarán nuevas islas y continentes

distintos a los actuales.

Mother Shipton la famosa vidente del Siglo XV, nacida en

Inglaterra predijo en su época cosas que ciertamente

produjeron asombro, veamos algunas de sus predicciones:

AUTOMÓVILES Y FERROCARRILES: “Carros sin

caballos correrán y accidentes llenarán el Mundo de dolor”.

RADIOTELEGRAFIA: “Los pensamientos irán alrededor

del mundo en el tiempo de abrir y cerrar los ojos”.

SUBMARINOS: “Debajo del agua los hombres se

moverán, iran viajando, dormirán y conversarán”.

AVIONES: “Veremos los hombres en el aire, en blanco,

negro y verde”.

GRAN CATASTROFE MUNDIAL: “El fin del mundo iniciara

en 1999”.

Los tiempos del fin han llegado y el gran Incendio Universal

se encuentra ya demasiado cerca. Resulta oportuno citar

algunos versículos extraordinarios del CORAN:

“Entre los signos que deben preceder a la llegada de la

hora postrera, se halla el que la Luna se partirá en dos.

Pero a pesar de ello los incrédulos no darán crédito a sus

ojos”.

(Es incuestionable que en modo alguno se trata de una

División Geológica de nuestro vecino satélite. Interprétese

tal profecía de Mahoma en el sentido político y militar.

Desde el año 1980 en adelante obsérvese los Movimientos

del Islam, solo así podremos, comprender lo que ha de

acaecer a los Adeptos de la Media Luna)

“Cuando se toque la trompeta por primera vez... Cuando la

Tierra y las montañas sean llevadas por los aires y

machacadas de un solo golpe... Cuando el cielo se

desgarre y caiga en pedazos... Ese día será el día

inevitable”.

(Ya hemos explicado, anteriormente, los efectos que la

visita del Planeta Hercolubus han de producir en nuestro

Mundo Tierra; indubitablemente esta sufrirá violentamente

los diferentes cambios profetizados por Mahoma en el

CORAN).

“¡El golpe que es! Será el Día del Juicio Final. Quienes

tengan obras que pesen en la balanza, tendrán una vida

agradable. Quienes ligeras, tendrán por morada la fosa

ardiente”. (Los Mundos Infiernos)

“Cuando la tierra tiemble con ese temblor que le está

reservado... Cuando haya vomitado los muertos que

reposan en sus entrañas... El hombre se preparará para

ser juzgado”.

“El Sol será desgarrado, las estrellas caerán, las montañas

serán puestas en movimiento y terminarán estrellándose

contra el suelo.

“El cielo estallará en mil pedazos y los mares y ríos se

confundirán sus aguas”.

“Las tumbas se entreabrirán y resucitarán los muertos”.

“Los que hayan practicado el bien tendrán la felicidad sin

límites pero los réprobos serán castigados sin mesura”.

LA MISIÓN DEL AVATARA Nro.36

3


VISIONES SOBRE LA GRAN CATÁSTROFE

n el mundo causal yo contemplaba con asombro

Emístico la Gran Catástrofe que avecina y como quiera

que esa es la región de la música inefable, la visión fue

ilustrada en la corriente del sonido.

Cierta deliciosa sinfonía trágica resonaba entre los fondos

profundos del Cielo de Venus.

Aquella partitura asombraba, en general, por la grandeza y

majestad, y por la inspiración y belleza de su traza, por la

pureza de sus líneas y por el colorido y matiz de su sabia y

artística ilustración dulce y severa, grandiosa y terrorífica,

dramática y lúgubre a la vez.

Los trozos melódicos fragmentarios (Leitmotiv) que se

oyeron en el Mundo Causal, en las diferentes situaciones

proféticas, son de gran potencia expresiva y en íntima

relación con el gran acontecimiento y con los sucesos

históricos que inevitablemente le precederán en el

tiempo...

Hay en la partitura de esa Gran Opera Cósmica,

fragmentos sinfónicos relacionados con la tercera guerra

mundial; sonoridades deliciosas y funestas, sucesos

horripilantes, bombas atómicas, radioactividad espantosa

en toda la tierra, hambres, destrucción total de las grandes

metrópolis, enfermedades desconocidas, revoluciones de

sangre y aguardiente, dictaduras insoportables, Ateísmo,

Materialismo, crueldad sin límites, campos de

concentración, odios mortales, multiplicación de fronteras,

persecuciones religiosas, mártires místicos,

bolcheviquismo execrable, anarquismo abominable,

intelectualismo desprovisto de toda espiritualidad, pérdida

completa de la vergüenza orgánica, drogas, alcohol,

prostitución total de la mujer, explotación infame, nuevos

sistemas de tortura, etc., etc., etc.

Entremezclados con un arte sin precedentes, se

escucharon escalofriantes temas relacionados con la

destrucción de las poderosas metrópolis del mundo; Paris,

Roma, Londres, New York, Moscú, etc., etc., etc.

Nostradamus en célebre carta dirigida a Enrique II dice:

“Cuando el Sol quede completamente eclipsado, pasará en

nuestro cielo, un nuevo y colosal celeste que será visto en

pleno día, pero los astrólogos (refiriéndose a los famosos

astrólogos de hoy y del futuro), interpretarán los efectos de

este cuerpo de otro modo, muy a lo moderno... por esta

mala interpretación, ninguno tendrá provisiones para las

fases de penurias (alusión a la Gran Catástrofe).

Nostradamus, Médico, Astrólogo y Clarividente iluminado,

incluye en sus predicciones, el asunto da la revolución de

los ejes de la tierra, mas no índica una fecha exacta,

adecuada de cuando sucedería, sin embargo lo conecta

con el doble eclipse que tendrá lugar en el año 1999.

Indubitablemente habrá una conjunción extraordinaria bajo

LA MISIÓN DEL AVATARA Nro.36

4

el Signo Zodiacal de Capricornio que dejará sentir su

influencia desde 1984 concluyendo en el año l999.

La gran Maestra H.P.B. predijo hace muchos años ya, que

habría un levantamiento mundial para fines del presente

siglo.

Juan el Evangelista dice; “Cuando los pájaros de acero

desoven los huevos de fuego; cuando los hombres

dominen los aires y crucen los fondos de los mares; cuando

los muertos resuciten; cuando descienda fuego de los

cielos y los hombres de los campos no pudieran alcanzar

las ciudades y los de las ciudades no pudieran huir hacia los

campos, cuando extraños aparatos se vieren en el cielo y

cosas extravagantes fueran vistas desde la tierra”.

“Cuando criaturas, jóvenes y viejos tuvieran visiones,

premoniciones e hicieran profecías: cuando los hombres se

dividieren en nombre del Cristo; Cuando el hambre, la sed,

la miseria, la dolencia y los cementerios sustituyan las

poblaciones de las ciudades”.

“Cuando hermanos de sangre se maten entre sí y las

criaturas adoren a la bestia, entonces los tiempos son

llegados”.

El Apóstol San Pablo, en su Epístola a los Telonisences (I,

Cap. V, 29-21), advierte que; “NO MENOSPRECIES LAS

PROFECIAS, EXAMINAD, RETENED LA BUENA”.

La historia Cíclica de la humanidad se abre, en el capítulo

VI del Génesis, con el relato del Diluvio Universal (la

sumersión del Continente Atlante), y concluye en el XX del

Apocalipsis, en las llamas ardientes del Juicio Final.

Moisés salvado de las aguas embravecidas de la vida

escribió el primero: San Juan, figura extraordinaria de la

exaltación solar cierra el libro sagrado con los sellos del

fuego y del azufre.

A partir de esto, y pese a su aparente universalidad y a la

terrorífica y prolongada acción de los elementos

desencadenados, estamos convencidos de que el Gran

Cataclismo, que se avecina no actuará igualmente en todas

partes ni en toda la extensión de los continentes y los

mares. Algunas tierras privilegiadas, abrigarán a los

hombres, mujeres y niños del ejército de salvación mundial.

Así como la Gran Ley destruirá a los perversos, como los

destruyó en el Continente Sumergido Atlante, así también

la Buena Ley, la Caridad, la Misericordia, luchará para

salvar a los selectos, a los escogidos. Y en aquellas tierras

privilegiadas durante algún tiempo estas almas selectas

serán testigos del duelo espantoso del agua y del fuego.

El doble Arco Iris anunciará el encanto de una nueva edad

de oro, después de la Gran Catástrofe...

Virgilio, el gran poeta de Mantua, Maestro del Dante

florentino, dijo: “Ya llegó la Edad de Oro y una Nueva

Progenie manda...”


UNA NUEVA ERA DE LUZ

s urgente Saber, en que tiempo vivimos,

es urgente que la humanidad comprenda,

Eque estamos en los tiempos finales y que

s e a v e c i n a n t e r r i b l e s y e s p a n t o s o s

acontecimientos cósmicos. Es conveniente

saber, que los terremotos arreciaran cada vez

más intensamente, hasta destruir pueblos,

ciudades, naciones y continentes, así está

profetizado por el Gran Profeta contemporáneo,

iniciador de esta Era de conocimiento y de

Ciencia Gnóstica.

La humanidad debe saber, que desde mil

novecientos cincuenta, se inició una nueva Era

de luz y conocimiento, una nueva cultura

científica y espiritual, efectiva, precisa, positiva y

verdadera dirigida por el Cristo Cósmico

Universal, por profetas verdaderos servidores de

la gran Obra del Padre, y que esta obra de

sabiduría es para todas las personas de todas las

religiones, creencias, sectas, logias y escuelas,

sin distingos de ninguna especie.

Tenemos la misión sagrada de entregar a la

humanidad la CIENCIA GNOSTICA, o lo que es

lo mismo, la CIENCIA CRISTICA, que enseñó el

Cristo en secreto a sus discípulos y que la

humanidad ignora en su totalidad y desconoce

totalmente.

Estamos en los tiempos del fin, la humanidad

debe saber que ya llegaron los tiempos del dolor,

se está cumpliendo el Apocalipsis, ya hay un

gran profeta en la tierra, ya hay hombres

preparando a los seguidores de Cristo,

iluminados por el fuego del Espíritu Santo,

verdaderos instructores científicos, están

dispuestos a prestar ayuda a la humanidad

doliente.

Necesitamos entregar a la humanidad la tabla de

salvación, sin interés material, sin ambiciones

lucrativas, sin egoísmos y sin falsedades.

Queremos ayudar a la humanidad. Deseamos

entregar a la humanidad estos conocimientos de

la CIENCIA GNOSTICA, para que cada hombre y

cada mujer, siga el camino del Cristo vivo y real y

no siga a hombres ciegos y vacíos de Cristo, e

ignorantes de la verdad, porque el que siga a

ciegos, caerá en el abismo.

Todo lo concerniente a los estudios Esotéricos

siempre permaneció oculto para los profanos. La

Doctrina Secreta no podrá ser conocida de quien

sea incapaz de controlar las bajas pasiones

animales. Corintios 2-6, y 7-14 y 15.

Jesús el Cristo enseñó dicha doctrina de labio a

oído de sus setenta discípulos, la cual consta en

los cuatro Evangelios, Lucas 10-1. La Doctrina

de Cristo es secreta porque está fundamentada

en el Sexo, San Mateo 16-18 y 19.

LA MISIÓN DEL AVATARA Nro.36

5


LAS RELIGIONES Y SU COMPROMISO

CON LA HUMANIDAD

osotros respetamos a todos los credos y religiones,

amamos profundamente a todas las religiones

Nporque todas son perlas preciosas engarzadas en

el hilo de oro de la divinidad. Todas ellas trabajan por una

misma causa y conservan los mismos principios eternos.

Por eso queremos ayudar a todas las personas de todas

las religiones, sin distinción de clase, sexo, color o

posición, enseñándoles la sabiduría de Dios en misterio, la

humanidad necesita ayuda especial de nuestras religiones

y las religiones necesitan también sistemas y

conocimientos científicos acordes con las necesidades de

la época. Las religiones deben prepararse científicamente,

espiritualmente, para cumplir en forma efectiva su misión.

Pero es necesario que abandonemos el odio religioso, el

celo religioso, el rencor, todo esto perjudica y perturba la

buena marcha de nuestras religiones. Es necesario

unirnos todas las religiones, en una verdadera

confederación religiosa, fraternal y de colaboración

recíproca, en torno al Cristo, para estudiar conjuntamente

los sistemas científicos y didácticos que proporcionen

bienestar paz, regeneración, conocimientos y defensas

contra la muerte segunda de las almas de millones de

personas que van rumbo al abismo, dentro de su religión o

creencia equivocada. Es urgente que los dirigentes

religiosos reciban instrucción científica, espiritual y divina,

para que no dogmaticen a una humanidad entera y la

suman en la ignorancia dogmática, en el fanatismo

religioso, en el odio y el rencor contra los hermanos de

otras religiones.

Es urgente para bien de la humanidad, que nuestras

religiones, salgan de ese estancamiento rutinario de

teorías huecas y vacías de Cristo y de verdad, y enseñen

sistemas, didácticos prácticos, científicos y efectivos, que

permitan, al hombre una transformación radical y total,

física, psíquica, social y espiritual que permitan al hombre

su Cristificación, la iluminación, el conocimiento de la

sabiduría por medio de la práctica del amor al prójimo, por

medio del conocimiento científico de las Sagradas

Escrituras interpretadas con sabiduría del Espíritu de Dios

y no como acostumbran en la actualidad, lectura y más

lectura, pero interpretada la Biblia a la letra muerta y con

sabiduría de hombres, sin fuego y sin luz.

Dios no necesita dinero, Dios solo quiere que nosotros

cumplamos sus mandamientos, sus leyes y nos

transformemos de hombres malos en hombres buenos y

que por medio de la santidad y el perfeccionamiento

logremos entrar al Reino de los cielos. Pero es necesario

dejar las teorías y estudiar prácticamente la ciencia

Gnóstica que encierra en sí, los conocimientos, mas

elevados entregados por el Cristo, para beneficio y

salvación de la humanidad, mediante la revolución de la

conciencia y otros estudios sencillos. Estos estudios son

para todas las gentes sencillas, que de verdad quieren

escapar para siempre de este valle de lágrimas y de dolor,

hacia el Reino maravilloso de Dios.

LA MISIÓN DEL AVATARA Nro.36

6

El más profuso problema espiritual de la humanidad es el

de no saber nada, acerca de lo que tanto hemos leído y

oído, la ignorancia, es general, porque no nos han

enseñado prácticamente, lo que teóricamente hemos

leído. Usted amable lector, sabe dónde es el infierno?...

Sabe usted, dónde es el Cielo? Sabe usted dónde es la otra

vida? Sabe usted de donde vino usted mismo a este

planeta tierra? Sabe usted, dónde estaba antes de nacer

aquí en la tierra? Conoce usted donde ira cuando muera?

Sabe usted donde está el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo?

Están dentro de usted, fuera de usted, donde? Sabes quién

eres?

Todos estos interrogantes, no tienen respuesta, porque los

instructores ignorantes cubren su irresponsabilidad, con el

mito de que solo Dios sabe estas cosas, pero no dejan

estudiar los profundos misterios Crísticos, con amenazas y

miedos, como si Dios fuera un verdugo. Solo el hombre que

se revela contra el mundo y se revoluciona no contra el

prójimo, ni con sangre y aguardiente sino, contra sus

propios defectos y errores, este hombre conocerá estas

cosas, porque la pureza, el servicio al prójimo y la limpieza

interior del alma, dignifica ante los ojos de Dios, a todo

aquel que estudie la CIENCIA GNOSTICA y cumpla

fielmente sus leyes internas.

Es necesario comprender que la humanidad necesita un

cambio radical, por medio de la transmutación, es urgente

para el hombre, una transformación física, psíquica, social

y espiritual, que le permita conocerse a sí mismo, conocer a

Dios, conocer las dimensiones superiores, conocer sus

propios defectos y errores, que lo conducen

prematuramente a la vejez, a la tumba y a la muerte

segunda, donde sólo se escucha el llanto y el crujir de

dientes, el camino sin regreso.


UNA ACTITUD INTELIGENTE

FRENTE A LA GRAN CATÁSTROFE

a llegado la hora de comprender exactamente el

significado de todas nuestras actividades

HEsotéricas Crísticas. Ha llegado el momento de

entender que nos encontramos en una época de crisis

mundial y de bancarrota de todos los principios; estamos

ante el dilema del Ser y del No Ser de la Filosofía, un paso

atrás y estaremos perdidos.

En realidad de verdad, por estos tiempos no se habla sino

de “guerra y de rumores de guerra”, hay caos en toda la

redondez de la Tierra.

Si leemos cuidadosamente a Mateo, según la Ciencia,

comprenderemos que estamos en el principio del fin de

todas las cosas: “Y veréis –dice Mateo– cosas espantosas,

guerras y rumores de guerras, Jerusalén rodeada de

ejércitos; terremotos, epidemias, y grandes maremotos;

cataclismos incesantes se suceden unos a otros”...

Estamos en vísperas de la Gran Catástrofe y ésta acaecerá

inevitablemente.

Mucho se ha hablado por estos tiempos sobre

HERCÓLUBUS, se trata de un mundo gigantesco

(“Barnard I”, como lo bautizaron los astrónomos). Ese

gigante de los cielos, ese titán viene rumbo hacia la órbita

terrestre, inevitablemente; inútilmente tratarán los hombres

de Ciencia de bombardearlo atómicamente, inútilmente

tratarán de desviarlo de su rumbo, no está tarde el

momento en que Hercólubus se acerque demasiado a

nuestro mundo Tierra.

Ya está a la vista de todos los astrónomos, existen por

doquiera MAPAS CÓSMICOS, trazados precisamente, por

los astrónomos de todos los países del orbe. Nosotros

mismos tenemos en nuestra Asociación Gnóstica de

Estudios Antropológicos y Culturales, un mapa de esos; lo

hemos encontrado en una hemeroteca. Claramente se ve

allí el acercamiento de Hercólubus, un planeta seis veces

más grande que Júpiter, miles de veces más grande que

nuestro mundo Tierra.

Pronto ustedes verán a Hercólubus con sus propios ojos, y

entonces, comprenderán la exactitud de lo que estamos

hablando en estos momentos. Cuando Hercólubus se

acerque será visible en pleno mediodía; así está escrito, así

lo dijo NOSTRADAMUS en los siglos pasados, y se

cumplirá esa profecía inevitablemente.

La fuerza magnética de Hercólubus atraerá

magnéticamente al fuego que existe en el interior de la

Tierra, y entonces, veremos escenas dantescas. Es parte

de la profecía de Nostradamus, el saber que parte también

de la corteza geológica de nuestro mundo volará hecha

pedazos, y el fuego líquido circulando por la costra de este

mundo, quemará con fuego todo aquello que tenga vida; “y

de Babilonia, la Grande, la madre de todas las

fornicaciones y abominaciones de la Tierra, no quedará

piedra sobre piedra”... Pronto ESTE PLANETA SERÁ

QUEMADO con fuego vivo, así está escrito y se cumplirá.

En el máximum de acercamiento de Hercólubus, las olas

del mar, enfurecidas, azotarán las playas de un mundo

LA MISIÓN DEL AVATARA Nro.36

7

completamente carbonizado, entonces vendrá una

REVOLUCIÓN DE LOS EJES DE LA TIERRA; los mares

cambiarán de lecho y los actuales continentes quedarán

sumergidos bajo las olas de los furiosos océanos.

Así que los tiempos del fin han llegado, y estamos en ellos.

Ya Hercólubus está a la vista de todos los observatorios del

mundo; esto que estamos diciendo está debidamente

comprobado por los hombres de Ciencia, de todos los

telescopios. Si no se le ha dado mucha publicidad a lo que

va a acaecer, será precisamente, para evitar la psicosis

colectiva

(se vendría la Banca abajo, el Comercio, etc., etc.). Así que

la censura de los gobiernos pesa sobre los astrónomos.

Pero la cruda realidad es que existen mapas trazados por

los mismos astrónomos, y que no hay astrónomo que no

conozca lo que nosotros aquí, en este auditorio, estamos

hablando.

Mas antes de esa Gran Catástrofe, digo, habrán guerras a

muerte, epidemias desconocidas, hambre y mucha

desolación. La TERCERA GUERRA ATÓMICA está a la

vista y acaecerá inevitable-mente.

Hablo en nombre de la Verdad, digo lo que está para

acaecer; es necesario que nosotros comprendamos la hora

que estamos viviendo: Una hora terrible, desoladora. De

aquí en adelante, no debemos esperar muchas fiestas, ni

pompas, ni glorias mundanas. De aquí en adelante, sólo

nos cabe, en realidad, prepararnos intensivamente.

Más, así como después de la sumersión Atlante surgió la

vida, de la misma forma surgirá la vida, después de la Gran

Catástrofe que se avecina. Antes de que viniese la

catástrofe de la Atlántida, hubo un PUEBLO SELECTO, un

pueblo que formara entonces el MANÚ VAIVASWATA.

Cuando la Gran Catástrofe acabó con aquella tierra

maravillosa que se llamó la “Atlántida”, famosa, el Manú

Vaivaswata ya había salido con su pueblo, ya ambulaba en

caravanas con su gente, rumbo a la Meseta Central del

Asia. El Manú Vaivaswata hizo en la Atlántida, lo que éste,

que está aquí adentro, está haciendo en este momento con

ustedes, los hombres y mujeres de la Raza Aria.

Nos toca ahora, como el Manú Vaivaswata en su época,

organizar un EJÉRCITO SE SALVACIÓN MUNDIAL,

formado con hombres y mujeres de buena voluntad, un

ejército de gentes que han de servir como núcleo para la

futura Sexta Raza Raíz. ¡Ustedes son el Ejército de

Salvación Mundial, aquí han llegado y están conmigo, y yo

estoy con ustedes!...

De entre el humo y las llamas tendré que sacarles a cada

uno, para llevarles en un nuevo Éxodo bíblico, hacia la

“Tierra Prometida”, hacia una isla situada en el Océano

Pacífico, dentro de determinado meridiano de longitud y de

latitud.

Pueden estar ustedes absolutamente seguros de que en su

día y en su hora, y en vísperas de la Gran Tragedia,

iniciaremos el tremendo Éxodo hacia esa tierra

maravillosa.


Hermanos, ahora más que nunca debemos

comprender el Cuerpo de Doctrina; se hace

necesario trabajar en forma intensiva con los

TRES FACTORES DE LA REVOLUCIÓN DE LA

CONCIENCIA: Es necesario desintegrar el Ego

animal que nos divide a todos, que nos convierte

en enemigos, todos de todos; es necesario

regresar a la Inocencia perdida desde los

Antiguos tiempos; es urgente, inaplazable, crear

los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser para

convertirnos en Hombres auténticos, en Hombres

reales, en Hombres verdaderos; es necesario,

hermanos, subir al Ara del supremo Sacrificio por

la Humanidad, estar dispuestos, en verdad, a dar

hasta la última gota de sangre por nuestros

semejantes.

Así, trabajando con los Tres Factores de la

Revolución de la Conciencia, podremos

convertirnos en verdaderos soldados del Ejército

de Salvación Mundial.

Nuestro Movimiento Gnóstico está creciendo

cada día más, se extiende desde el Norte hasta el

Sur de la América Latina, y desde el Este hasta el

Oeste.

En realidad, estamos iniciando la NUEVA ERA

DEL ACUARIUS entre el augusto tronar del

pensamiento. ¡Nada ni nadie podrá detenernos en

esta marcha luminosa y triunfal!...

Así como existe el AÑO TERRESTRE, que consta

de 365 días con algunos minutos y segundos, así

también existe el AÑO SIDERAL. Quiero decirles

a ustedes, en forma enfática y con entera claridad,

que nuestro Sistema Solar viaja alrededor del

Cinturón Zodiacal. Cada viaje de nuestro Sistema

Solar alrededor del Zodíaco corresponde a un Año

Sideral, a un Año Cósmico.

Así como en el Año Terrestre existen las Cuatro

Estaciones: Primavera, Verano, Otoño e Invierno;

así también existen las CUATRO ESTACIONES

en el Año Sideral: Primavera, la EDAD DE ORO;

Verano, la EDAD DE PLATA; Otoño, la EDAD DE

COBRE; Invierno, la EDAD DE HIERRO. Una

raza no dura más que lo que dura un viaje

alrededor del Zodíaco; una raza no dura más que

lo que dura el viaje del Sistema Solar, alrededor de

este gran cinturón de Estrellas.

Nuestra raza, la Raza Aria, comenzó después del

Diluvio Universal, con el capítulo seis del

“Génesis”, y terminará entre el lago ardiente de

fuego y azufre del “Apocalipsis” de San Juan. El

viaje se inició en la Era del Acuarius; el viaje

concluye en la Era del Acuarius. Ya regresó el

Sistema Solar al punto de partida original y ahora

vienen las catástrofes mundiales.

Que se sepa de una vez y para siempre que “toda

esta perversa civilización de víboras será

destruida. Babilonia la Grande, la madre de todas

las fornicaciones y abominaciones de la Tierra,

será convertida en cenizas antes de poco y de

toda esta gran civilización, en realidad, no

quedará ni piedra sobre piedra”...

LA MISIÓN DEL AVATARA Nro.36

8


LA HUMANIDAD Y SUS EDADES

sí como en el Año Terrestre existen las Cuatro

Estaciones, así también existen las CUATRO

AESTACIONES en el Año Sideral.

La EDAD DE ORO fue hermosa para nuestra raza,

entonces en las estrellas floreció la Sabiduría; los Hombres

platicaban con los Dioses Arios, y todo era armonía y todo

era belleza. Y en el Tíbet Oriental, en la Meseta Central del

Asia, florecieron diversas culturas y antiguos reinos. Aquí,

en nuestra querida tierra Mexicana, hubo el esplendor de la

Raza de Anáhuac y de los Toltecas artistas, y de muchas

otras gentes. En la tierra sagrada de los Incas floreció una

Cultura Solar extraordinaria, maravillosa...

Los Druidas enaltecieron a la vieja Europa. Las gentes que

sabían tocar la lira, la hacían resonar también entre las

sinfonías del Universo, porque entonces, la Lira de Orfeo,

todavía no había caído sobre el pavimento del Templo

hecha pedazos...

No existían las fronteras y todo era de todos, y cada cual

podía comer del árbol del vecino sin temor alguno. Esa era

la Época de los Celtas y de los Druidas, la Época de Orfeo,

la época en que las rimas celestiales del Universo, florecían

al borde de los mares y junto a los arroyos cantarines...

Vino después la EDAD DE PLATA, que floreció en el Sur del

Asia milenaria, y también en las tierras de Europa, y en la

antigua Ítaca, y en las Hespérides y en donde quiera que

existía la raza humana. Ligeramente palideció el esplendor

de la Edad de Oro, mas la Luz, todavía corría por las venas

de este Universo, llenando de armonía a todas las

criaturas.

Cuando la EDAD DE COBRE amaneció en la vida,

surgieron civilizaciones como la de Siria, la de Persia, la de

los Caldeos, la de los Egipcios, etc. Desafortunadamente,

fue entonces cuando comenzaron las fronteras y las

guerras y los odios. Cambises, tremendo, se lanzaba sobre

Egipto, y Ciro, Rey de Persia, amenazaba con rayos y

truenos a la vieja Europa.

Esa fue la época en que las Esfinges llamaron a los

hombres a la concordia, esa fue la época grandiosa en que

los Sacerdotes de Egipto anunciaran con dolor lo que había

de acaecer en la Edad de Hierro; todavía recordamos las

palabras del Sacerdote de Sais, cuando decía a Solón:

“Solón, Solón, ¡ay hijo mío!, día llegará en que los hombres

se reirán de nuestros viejos jeroglíficos y dirán que

nosotros los antiguos adorábamos ídolos”...

Ahora lo venimos verificando con exactitud, y cuando de

entre las profundidades de la tierra sacamos una pieza

arqueológica, para ser estudiada, y cuando investigamos

en las Pirámides de Teotihuacán, y cuando leemos los

extraños jeroglíficos de los Mayas o de los Egipcios, nunca

falta alguien que diga que “los antiguos adoraban ídolos”...

Así, la profecía del Sacerdote de Sais se ha cumplido.

La Edad de Cobre tuvo poderosas civilizaciones y también

hubo Esoterismo, pero ya allí empezó a nacer ese egoísmo

violento, que actualmente, nos carcome hasta las

entrañas. Y posteriormente vino a la Tierra esta edad en

que nos encontramos, la EDAD DE HIERRO.

LA MISIÓN DEL AVATARA Nro.36

9


Me viene a la memoria, en estos momentos, aquella visión

que tuviera Daniel, el Profeta: El veía un océano furioso, y

las olas combatiéndose unas a otras; cuatro vientos que

hacían estremecer el oleaje; y vio también surgir del fondo

de los mares cuatro bestias.

“La primera –dijo– era semejante a un león, pero le fue

dado corazón de hombre y tenía alas” (he ahí la Primera

Edad, la Edad de Oro, la Edad de la Primavera).

“Y la segunda bestia era como el oso, invadía y hollaba toda

la Tierra” (la Edad de Plata). “Y la tercera bestia era como

una Esfinge” (la Edad de Cobre).

“Y la cuarta bestia –dice Daniel– era distinta a todas las

otras bestias del mundo: Era de hierro y sus dientes eran de

acero, y destruía todo lo que encontraba a su paso y tenía

poder para destruir a la Naturaleza, y también para hacer

caer hasta los Santos del Altísimo” (la Edad de Hierro)...

Estamos en esa tremenda edad, estamos en la época de la

gran degeneración, estamos en la época horrible del Kali-

Yuga.

Amigos, ha llegado el momento de comprender que

siempre termina el Año Sideral con una gran catástrofe.

¡Bella fue la ATLÁNTIDA en su época, bella su Edad de Oro,

bella su Edad de Plata, bella su Edad de Cobre, pero cuán

horrorosa fue la Edad de Hierro! Entonces vino una

revolución de los ejes de la Tierra, los mares cambiaron de

lecho, y millones de seres humanos fueron a parar al fondo

de los océanos.

Me viene a la memoria, todavía, aquél acontecimiento

extraordinario, en que millones de personas se reunieron

en un Templo Atlante, clamaron llamando a Ramú (Gran

Sacerdote Atlante); la Tierra se estremecía terriblemente,

el fuego estaba en desasosiego, los mares furiosos con sus

olas tremendas azotaban la playa, todo era espantoso. De

pronto aparece Ramú, las gentes gritan diciendo:

– ¡Ramú, sálvanos!... Y Ramú responde:

– No puedo salvaros. Vosotros pereceréis con vuestras

mujeres, con vuestros hijos y con vuestros bienes y con

vuestros esclavos, ya os lo dije, que si continuabais por ese

camino de degeneración, ése tendría que ser el resultado,

y de las cenizas de vosotros nacerá una nueva civilización

–refiriéndose a nosotros, los Arios– y si ellos –refiriéndose

a nosotros– continúan con vuestras malas costumbres,

hagan lo que vosotros estáis haciendo, vivan como

vosotros estáis viviendo y se degeneran, también, como

vosotros, perecerán de la misma forma, así está dicho y

ahora se cumplirá esto, ¡cueste lo que cueste!...

Así que todos vosotros, os estáis preparando para un

ÉXODO: Tendremos que salir de entre el humo y las llamas

antes de que sea demasiado tarde; resplandece

Hercólubus, amenazadoramente, sobre esta raza

perversa, y pueden estar seguros que de estas grandes

ciudades como Nueva York, Londres, París, Moscú, no

quedará siquiera piedra sobre piedra. El Ejército de

Salvación Mundial se está formando precisamente para

eso, para tener un núcleo que ha de servir de raíz a la futura

Sexta Gran Raza.

Pueden estar ustedes completamente seguros que

durante muchos siglos, el fuego y el agua se combatirán

mutuamente; los hombres y mujeres de buena voluntad

que han de ser llevados hacia lugar seguro, vivirán durante

siglos entre la Tierra.

LA MISIÓN DEL AVATARA Nro.36

10

Todo el mundo Tierra estará por aquellos días envuelto en

fuego y vapor de agua, y cuando aparezca un DOBLE

ARCO IRIS en las nubes (señal de una nueva alianza de

Dios con los Hombres), pasará ese pueblo a vivir en cielos

nuevos y tierras nuevas, y entonces se cumplirá lo que dijo

Pedro: Que “habrán cielos nuevos y tierra nueva”, donde

vivirá una humanidad nueva también.

Mas, en esa nueva tierra del mañana, en esa Edad de Oro

cantada por Virgilio, el poeta de Mantua, NO TENDRÁ

CUERPO FÍSICO NINGÚN SUJETO QUE TENGA EGO.

En tanto continúe vivo dentro de nosotros el “Yo” de la

Psicología Experimental, estaremos excluidos de la futura

Edad de Oro. “¡Ya llegó la EDAD DE ORO –dice Virgilio, el

poeta de Mantua–, y una nueva progenie manda!”...


LO QUE LES ESPERA

A LOS HIJOS DEL QUINTO SOL

n la futura Edad de Oro no habrá fronteras, ni

aduanas, ni ejércitos; en la Edad futura de Oro

Etampoco se necesitará el vil dinero, en la futura Edad

de Oro sólo resonará la Lira de la Poesía; entonces los

Sacerdotes ministraran a las gentes con armonía y belleza;

se rendirá culto al Sol de la Medianoche; se adorará a todo

lo que es, a todo lo que ha sido y a todo lo que será;

palpitará esta Tierra con una nueva nota, que resonará

entre el coral maravilloso del Universo.

En la Edad de Oro, solamente vibrará el Amor y la

Sabiduría, y el Poder que emana del Ser; en la Edad de Oro

no existirá ni lo mío ni lo tuyo y todo será de todos, y cada

cual podrá comer del árbol del vecino sin temor alguno.

Nada quedará de esta época, nada quedará de esta

carcomida civilización perversa.

Cuando los Hombres de la Edad de Oro quieran saber algo

sobre esta raza tenebrosa, habrán de investigarlo en las

memorias de la Naturaleza, entre los Archivos Akashicos

del Universo...

Ahora comprenderán ustedes, por qué motivo estamos

formando el Ejército de Salvación Mundial; ahora

entenderán ustedes cual es la causa causorum por la cual

nosotros estamos trabajando en la formación del

Movimiento Gnóstico Internacional. Arde este Movimiento

ya, de Polo a Polo, de océano a océano, y pronto arderá

entre las entrañas de Londres y de París; y pronto también,

habrá de provocar tremendas revoluciones en toda el Asia.

¡Nadie puede detener esta avalancha extraordinaria del

LA MISIÓN DEL AVATARA Nro.36

11

Gnosticismo Universal!...

Cuando nosotros investigamos cuidadosamente la Piedra

del Sol, nos quedamos verdaderamente asombrados: Se

dice que “los Hijos del Primer Sol –es decir, la Raza

Protoplasmática– fueron devorados por los tigres” (alusión

a los Tigres de la Sabiduría); se dice que “los Hijos del

Segundo Sol, –es decir, los Hiperbóreos, citados por

Federico Nietzsche– se convirtieron en monos –es decir,

degeneraron– y fueron arrasados por fuertes huracanes”...

Se dice que “los Hijos del Tercer Sol –es decir, los

Lemures– perecieron por Sol de lluvia de fuego y grandes

terremotos”... Se dice que “los Hijos del Cuarto Sol –o sea,

los Atlantes, [habitantes del] continente ubicado entonces

en el océano que lleva su nombre– perecieron bajo las

aguas”... Se dice que “los Hijos del Quinto Sol –los Arios, la

humanidad que puebla actualmente la faz de la Tierra–

perecerá por el fuego y los terremotos”...

Esto que estamos diciendo se está cumpliendo,

actualmente se estremece la Tierra por todas partes:

Recordemos la catástrofe que asoló a Managua;

recordemos los terremotos que asolaron a Guatemala;

recordemos los terribles terremotos y maremotos que unos

años atrás asolaran a Chile; recordemos los terremotos

que hicieron perecer a más de 7.000 personas hace poco

en Europa; recordemos los intensos terremotos que agitan

incesantemente al Pacífico.

La profecía está en marcha: “Los Hijos del Quinto Sol

perecerán por el fuego y los terremotos”... No deben


ustedes olvidar, amigos y amigas, que el fondo de los

mares está agrietado; algunas GRIETAS, sobre todo en el

Pacífico, son ya, tan profundas, que ponen en contacto el

agua con el fuego y como resultado, se están formando

presiones y vapores que aumentan de instante en instante,

de momento en momento. Ésa es la causa causorum por la

cual la Tierra se estremece en todos los ámbitos en estos

momentos. Inútilmente se podrá querer engañar a la gente

con aquella peregrina teoría de que se trata de cambios

geológicos internos... La cruda realidad de los hechos es

que el fuego de la Tierra se encuentra ahora mismo en

desasosiego; la cruda realidad de los hechos es que la

Tierra, toda, tendrá que estremecerse por estos momentos;

las grandes ciudades del mundo caerán como castillos de

naipes, hechas ruinas...

Así que estamos viviendo una época muy especial. Como

quiera que las presiones y vapores aumentan de segundo

en segundo, de instante en instante, bastará cualquier rayo

planetario para que se produzca una gigantesca explosión

de la capa superior de la corteza terrestre.

Ciertamente y en nombre de la Verdad, afirmo en forma

enfática, en estos momentos de crisis mundial y de

bancarrota de todos los principios, que estamos sentados

todos sobre un barril de pólvora.

Antes de poco verán ustedes cosas dantescas y

espeluznantes. En realidad de verdad, cuando Hercólubus

se acerque, su fuerza será suficiente como para que estas

presiones y vapores, encerrados dentro de las entrañas del

mundo, hagan explotar la corteza geológica de este afligido

planeta.

No espero, al hacer estas declaraciones, que las gentes me

crean. Recordemos que al Manú Vaivaswata jamás le

creyeron y cuando él afirmaba, en forma enfática, que los

mares se tragarían la Atlántida, las gentes se reían de él:

“¡Está loco!”, decían, pero cuando vieron que la cosa era

cierta, cuando la tierra se estremecía, cuando el fuego hizo

que los volcanes vomitaran quemaban todo lo que tenía

existencia, entonces dijeron: “¡Es cierto!”...

Y una noche de ésas, pavorosa, mientras los SEÑORES

DE LA FAZ TENEBROSA dormían, el “Pueblo”, los

HOMBRES DE LA FAZ AMARILLA, se preparaban para

salir en el éxodo. Fueron los Hombres de la Faz Amarilla lo

suficientemente inteligentes como para apoderarse y

destruir los aviones aquellos, de los Señores de la Faz

Tenebrosa.

Al despertar, los Señores de la Faz Sombría, se dieron

cuenta que los mares estaban invadiendo el Continente

Atlante y que el País de las Lomas de Barro iba a perecer.

Gritaron como fieras espantadas, fueron a buscar sus

naves impulsadas por energía atómica, más fue tarde: Ya

los Hombres de la Faz Amarilla, el Ejército de Salvación

Mundial estaba fuera de peligro; les persiguieron, sin

embargo, y hasta lograron asesinar a algunos hombres de

la vanguardia.

Mas el ejército, fiel al Manú Vaivaswata, logró pasar a tierra

firme por dondequiera que pudo; y emigrando en

caravanas incesantes, llegó aquélla raza, llegaron aquéllos

Hijos del Sol a la Meseta Central de los Himalayas.

Nuevas peregrinaciones fueron necesarias para formar la

RAZA ARIA. En primer lugar, esta raza se formó con los

primeros cruces de la Meseta Central (cruces entre

Atlantes e Hiperbóreos); posteriormente la Raza Aria se

multiplicó por toda la faz de la Tierra.

Así también, he de decir a ustedes, que en estos momentos

estoy haciendo lo que el Manú Vaivaswata estuviera

haciendo en su época: Estoy anunciando una Gran

Catástrofe; estoy diciendo que hemos llegado a los tiempos

del fin; estoy organizando el Ejército de Salvación Mundial,

y estaré al frente de este ejército, para marchar, con paso

firme y decidido, a una nueva Tierra de Promisión.

LA MISIÓN DEL AVATARA Nro.36

12


“A LOS DEVOTOS DEL SENDERO”

Por V. M. Samael Aun Weor

olo los insensatos y los necios ambicionan triunfos ante los hombres. El vano de

corazón, el menesteroso de virtudes, busca siempre en el mundo de las formas lo

Sque pudiera compensar el desaliño de su imagen interna.

El hombre que esplende con riqueza de virtudes, en nada estima los adornos exteriores y

desdeña la ostentación, la vanidad, el flaco orgullo y lo pomposo y vano.

Hay una diferencia infinita entre el hombre millonario de corazón y el avaro de tesoros

exteriores.

El Maestro se engalana de humildad, y el déspota de tiranía. No hay manera de confundir

entre sí al humilde y al tirano. El primero es valeroso y glorificado, y el segundo cobarde y

despreciable. Para disfrazar su arrogancia, se apoya éste en las armas y en la fuerza

esclavizada de sus incondicionales. El Maestro manda con humildad, y se hace obedecer

con convicción.

Los bienaventurados no son fruto de las pompas y vanidades del mundo. Hay que ser muy

humilde para conquistar la sabiduría, y después de conquistada hay que ser mucho más

humilde.

NO HAGAMOS, NI PERMITAMOS, QUE DE LAS RELIGIONES, DEL CRISTO

O DE CUALQUIER OTRA DEIDAD SE MONTE UN NEGOCIO.

Estimado lector si deseas seguir consultando y estudiando los temas contenidos en estas

publicaciones te invitamos a que sigas visitando nuestro sitio web www.acegap.com.

a) Nuestras publicaciones son libres, y se garantiza el permiso para la reproducción sin restricciones de cantidad,

frecuencia e idiomas, por todas las veces necesarias de los artículos aquí publicados para educar a la humanidad. Las

imagines pueden ser utilizadas con fines educativos sin necesidad de solicitar permiso a la Asociación de Centros de

Estudios Gnósticos, Antropológicos, Psicológicos y Culturales A.C. de Colombia. b) El uso de este material NO

requiere de ningún pago. c) Para la completa utilización de los artículos solicitamos se de el crédito a la Asociación

de Centros de Estudios Gnósticos, Antropológicos, Psicológicos y Culturales A.C. de Colombia. d) La información

contenida en nuestras publicaciones

LA MISIÓN

impresas

DEL

o

AVATARA

virtuales es propiedad

Nro.33

de la humanidad, de todos aquellos que hagan

13

un buen uso de ella.

More magazines by this user
Similar magazines