Views
2 years ago

Literariamente ~ Mayo 2016

Tu revista literaria. En ella encontrarás un montón de cosas relacionadas con libros como los eventos del mes, novedades, reseñas y algunas cosas más divertidas como BookTags y Top Ten. Además, tenemos otras secciones como cine, series y música. ¡Disfrutadla! Redes sociales -Twitter: @LiterariamenteR -Instagram: @revista.literariamente -Facebook: Facebook.com/revistaliterariamente -Correo: revista.literariamente@gmail.com -Blogger: revista-literariamente.blogspot.com

El conde Lucy escuchó

El conde Lucy escuchó cómo la ventana de su habitación se abría. Cómo todavía podía oler la asquerosa peste a ajo, pensó que no era más que un sueño. Estaba equivocada, sin embargo. La temperatura de su dormitorio descendió al menos dos grados de golpe. Ni rastro del olor a ajo. Lucy abrió los ojos de golpe, pero no vio más que las cortinas hondeando en la ventana. No se atrevió a levantarse, porque supo que era demasiado tarde. Paralizada, observó de reojo como una sombra se movía a su espalda. “Otra vez no, por favor…” se dijo. Pero no había nada que hacer. Sintió como sus manos, frías como el hielo, se posaban en su cuello. La acariciaba con desconcertante ternura, sus largas uñas arañando su piel. Se atrevió a girarse, pese a saber que lo que allí encontraría le helaría la sangre. Así sucedió. El Conde la miraba como quien mira su cena, sus ojos rojos centelleando en la oscuridad, la boca entreabierta dejando entrever unos blancos colmillos, mientras se relamía los labios, rojos como la sangre que ansiaba. Lucy se dejó hacer. El Conde hundió su rostro en el cuello, y pronto sintió sus colmillos hundiéndose en su piel, como dos aguijones. El dolor dejó paso al placer, que como la morfina, la dejaba débil y atontada. Supo que se estaba quedando sin sangre, y que si quería hacer algo, debía hacerlo pronto. Empezó a tantear, como quien no quiere la cosa, en la mesilla de noche. Sabía que había algo ahí que pudiera servirle en tan complicada situación. Lo encontró. Una lámpara de porcelana china, regalo de Arthur de cuando viajó al este, le salvó la vida. Reuniendo las pocas fuerzas que tenía, agarró la lámpara con la mano y la estampó en la cabeza succionadora del Conde. Escuchó un grito de dolor y se apartó. No quiso perder el tiempo. El Conde era conocido por tener la fuerza de veinte hombres y nada podía hacer una mujer sola frente a ello, salvo ser espabilada. Se deslizó como una lagartija debajo de la cama y encontró una caja de madera. Dentro, ristras y ristras de ajo. Las enarboló con decisión frente al amenazante conde, que enseñaba los colmillos como un lobo. Cuanto más acercaba las ristras de ajo, más débil y dócil parecía volverse. La habitación se llenó de nuevo de aquella peste, que tan perjudicial resultaba en aquel ser. Sintiéndose poderosa, se acercó a la ventana y la cerró. Esbozó una sonrisa traviesa y de los cajones sacó un crucifijo, una estaca afilada y un cuchillo. - Ahora vamos a divertirnos – dijo ella. Las salidas estaban cerradas y el olor a ajo lo llenaba todo. El Conde ahora le dirigió una mirada aterrorizada y se temió lo peor. Durante siglos se había alimentado de mujeres como Lucy. Paradójicamente, iba a ser una de ellas quien acabara con su vida. Fernando 20

Famosos y desconocidos: thriller En esta sección se hablará de cuatro libros muy conocidos y otros no tanto con una temática en común. Mándanos tu propio “Famosos y desconocidos” a revista.literariamente@gmail.com ¡O coméntanoslos a través de las redes sociales! Famosos El hombre de arena (Lars Kepler) No es un secreto que el matrimonio que escribe bajo el seudónimo de Lars Kepler tiene mucho éxito con sus libros y es que cada libro que escriben es una buena lectura asegurada. Aunque de todos los que he leído de esta serie, sin lugar a dudas, este es el mejor. Y es que el personaje principal de este trepidante thriller tiene una inteligencia escalofriante. Flores cortadas (Karin Slaughter) Era la primera vez que leía algo de la autora y fue un muy buen comienzo. Tiene una trama muy interesante que hace que no puedas parar de leer, además de que muchas veces llegué a dudar de hasta qué punto los personajes eran culpables o inocentes. Fue una de mis mejores lecturas del 2015. Tú te vas, tú te quedas (M.J.Alridge) El año pasado fue bastante productivo respecto a thrillers, ya que fue lo que más leí y todo empezó por este libro. No conocía al autor, pero este libro me bastó para engancharme a una serie de libros de los que solo dos se han publicado en España. La historia es bastante inquietante y cruel por lo que sucede entre sus páginas. El cazador de la oscuridad (Donato Carrisi) ¿Sabías que existen los sacerdotes penitenciarios? Este es uno de los personajes principales de El cazador de la oscuridad, ya no basta con ser un detective para realmente ver «el mal» que está presente en una serie de asesinatos que suceden en Roma. Además de recorrer la ciudad de una forma menos convencional ¿Qué puede esconder la oscuridad? 21

Literariamente ~ Junio 2016
Literariamente ~ Julio 2016
Literariamente ~ Marzo 2016
Literariamente ~ Agosto 2016
Literariamente ~ Septiembre 2016
Universos Literarios Julio 2016
Literariamente ~ Febrero 2016
Universos Literarios Agosto 2016
Universos Literarios Octubre 2016
Universos Literarios Noviembre 2016
Universos Literarios Junio 2016
Literariamente ~ Abril 2016
Universos Literarios Mayo 2016
Universos Literarios Abril 2016