Tres generaciones

casaalfarerogt

3GeneracionesCDA

Tres

generaciones

Visita nuestra página:

www.alfarero.org.gt/30aniversario

...estableciendo el Reino de Dios!

1986 - 2016


PRIMERA GENERACIÓN • 1986 -1995

“Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa

semilla; mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas”. Salmo 126:5-6 (RVR 1960).

El principio

El versículo citado arriba, es la mejor representación

de mis experiencias durante los últimos 30 años en

Casa del Alfarero; desde ese momento cuando Dios me

llevó al Relleno Sanitario de la ciudad de Guatemala

en 1986. Fuimos para hacer un favor, ya que algunos

amigos nos pidieron a Lisbeth Piedrasanta y a mí que

entregáramos unas frazadas en Navidad a las personas

que trabajaban en el Relleno Sanitario. Nos pidieron

hacer esto en el nombre de Jesucristo. Admito que fui

egoísta porque no tenía muchas ganas de ir y deseaba

pasar ese tiempo especial del año con mi familia.

No podía creer lo que vi allí; los niños estaban viviendo

y jugando en la basura. Fue difícil ver el sufrimiento

de esas personas. Como guatemalteca, no tenía idea

que algunas personas viven y trabajan en el Relleno

Sanitario. Intenté olvidar lo que vi y me comprometí a

no volver.

No obstante, la próxima Navidad tuvimos una

celebración para 1,000 personas, el año siguiente

2,000 y el próximo año hubieron 3,000 personas. Las

personas nos pedían regresar, fue así como finalmente

empezamos un club de niños. Luego, se estableció

una clínica médica y una farmacia. Al empezar a

relacionarnos con las personas, observamos una

gran cantidad de sufrimiento, dolor, angustia, tristeza

y relaciones rotas. Sin embargo, en retrospectiva,

puedo decir que he tenido el privilegio de celebrar con

alegría, cuántas vidas han sido transformadas. Sobre

todo, después de experimentar la miseria de la gente,

mi vida ha cambiado y ahora veo el mundo desde una

perspectiva cristiana.

La propiedad

Finalmente, un amigo sugirió que debíamos empezar a

buscar una propiedad, él estaría dispuesto a comprarla.

Otra vez, con pocas ganas busqué, yo no estaba

pensando en ampliar el Ministerio y tampoco pensaba

en más trabajo.

La propiedad original que encontramos tenía una

pequeña casa de adobe y varias chozas al lado más

cercano del Relleno Sanitario; no habían instalaciones

de baño, agua o teléfono; solamente una letrina sucia.

Había ropa colgada en el patio, agua sucia, moscas,

ratas y un cerdo. En medio de estas malas condiciones,

sentí tranquilidad y decidí dejar mi trabajo como

consejera y empezar a servir al Señor entre los Tesoros.

Voluntarios

En 1993, no habíamos tenido buenas experiencias con

jóvenes voluntarios internacionales. Debido a estas

experiencias dolorosas, decidimos no aceptar a más

voluntarios por un tiempo. El Dr. John Curlin vino a

visitar CDA y pensó que Casa del Alfarero sería un

buen lugar para que su hijo Farr fuera voluntario antes

de empezar sus estudios en la universidad. Damos

gracias a Dios, porque Farr nos ayudó a creer otra vez

en voluntarios internacionales. Al principio, era difícil

tratar con voluntarios de otra cultura. Sin embargo, hoy

celebramos con júbilo nuestro trabajo juntos. El Dr. Farr

Curlin es ahora el Presidente de nuestra Junta Directiva

Internacional; en promedio recibimos 800 voluntarios

cada año. Verdaderamente, sembramos con lágrimas y

ahora cosechamos con alegría.

Dios tiene mejores planes para nosotros

Las personas me han preguntado si al ver lo que Dios

ha hecho a través de CDA, todos mis sueños se han

convertido en realidad. Mi respuesta es: nunca planeé

esto. Porque “Dios puede hacer muchísimo más de lo

que nosotros pedimos o pensamos, gracias a su poder

que actúa en nosotros. ¡Gloria a Dios por todos los

siglos amén!” Efesios 3:20-21(DHH)

Jesús buscaba un puente entre Él y los Tesoros. El

llamado es, a ser un “puente”, tal como Dios nos pidió

serlo a Lisbeth y a mí, ahora nos toca a nosotros

invitarte a estar con JESÚS EN LAS LÁGRIMAS Y EN LA

ALEGRÍA en los años que vienen y trabajar juntos entre

los Tesoros de Guatemala.

1986-1995: Co-Fundadora y Directora de Casa del Alfarero

1995-2011: Co-Fundadora y Directora Asociada de Casa del Alfarero

2012 - A la Fecha: Co-Fundadora


SEGUNDA GENERACIÓN • 1996 - 2011

Jesús dijo, “¿Cómo puedo yo describir el Reino de Dios? ¿Qué historia debo usar para ilustrarlo?

Es como una semilla de mostaza plantada en la tierra. Es la más pequeña de todas las semillas, pero se

convierte en la más grande de todas las plantas del jardín;” Marcos 4:30-32 (RVR)

Mi generación y yo nos unimos a Casa del Alfarero

aproximadamente 10 años después de la primera

generación. ¡Me sorprendió ver personas que vivían en

medio de la basura! ¡También, me quedé asombrado

que sólo mujeres estaban a cargo del Ministerio en

aquel momento! “Dónde están los hombres?” Me

preguntaba.

Estaba asombrado al oír sobre el inicio de Casa del

Alfarero, como un pequeño favor en diciembre de

1986; esta pequeña acción fue como una pequeña

semilla -como una semilla de mostaza- y el Señor la

hizo crecer. Durante la segunda generación, el Señor

continuó haciendo crecer esa semillita. Creciendo

no sólo en números, indicadores o estadísticas sino

también en comprensión, perspectiva y relación.

Creciendo como una semilla

en la comprensión de la pobreza

¿Qué tipo de animal es este? Esa fue una de las primeras

preguntas que me hice al ser testigo de la pobreza

extrema. Para superar la pobreza, nosotros en Casa

del Alfarero necesitábamos entenderlo mejor. Personalmente,

yo estaba despistado. Busqué en la Biblia y

encontré un corazón muy especial de Dios hacia los

pobres. ¿Por qué lo que Jesús predicaba era tan

poderoso? ¿será que el mensaje afectaría de tal manera

a los pobres como nos afectó a nosotros? Aprendimos

del Reino de Dios... y de allí sacamos las ocho formas

de pobreza. Aprendimos acerca de la Imago Dei y de

allí, la idea de llamar a la gente que servimos “Tesoros.”

Hemos basado nuestro modelo del discipulado cristiano

con cuatro etapas de crecimiento. Incluso hoy en

día, seguimos adquiriendo una mejor comprensión de

la pobreza a través de las revelaciones de Dios.

Creciendo como una semilla,

en perspectiva

Al principio, nos centramos sólo en los “Tesoros” en la

zona 3 de la Ciudad de Guatemala, pero, el Señor nos

demostró que nuestros amigos son Tesoros también; al

darnos cuenta de esto, comenzamos a ministrar a nuestros

“Tesoros internacionales” -americanos, británicos,

australianos, europeos, asiáticos, latinoamericanos: el

impacto geográfico de Casa del Alfarero se sintió no

sólo en Guatemala sino también en muchas partes del

mundo.

1996-2011: Director de Casa del Alfarero

2012 - A la Fecha: Director de Potter’s House International

Creciendo como una semilla

en relación con el Señor

¡Para mí y para muchos otros, servir a aquellos

que viven en pobreza extrema fue una experiencia

impactante! Me dejó en una crisis de fe. Mi primera

reacción fue sentirme impotente y sin esperanza.

Sinceramente, estaba viendo grandes problemas y

un Dios pequeño y con esa perspectiva la mayoría

del tiempo estaba estresado. Parecía que mi relación

con el Señor era mas como una religión que fe. Sin

embargo, tras ver a Dios amar y moverse de diferentes

maneras en medio de problemas extremos, crecí en mi

relación con Él. Tal vez necesitaba un basurero con el

fin de conocer a Jesús a un nivel más profundo. ¡Dios

es amoroso, grande, todopoderoso y omnisciente!


TERCERA GENERACIÓN • 2012 - 2016

“SEÑOR, he sabido de tu fama; tus obras, SEÑOR, me dejan pasmado. Realízalas de nuevo en nuestros

días, dalas a conocer en nuestro tiempo; en tu ira, ten presente tu misericordia… El SEÑOR omnipotente

es mi fuerza da a mis pies la ligereza de una gacela y me hace caminar por las alturas.”. Habacuc 3:2; 19

Tenía 11 años cuando Dios me invitó a participar en

Casa del Alfarero como voluntario. Unos años más

tarde, cuando tenia 18 años de edad, me incorporé a

tiempo completo como parte del personal. Por más de

30 años ¡he sido testigo de la obra de Dios a través de la

transformación de cientos de vidas!

Ahora, él nos invita a servir a más tesoros en

Guatemala. ¡Nos regocijamos en su llamado!

¡Dios nos invita a ser parte de su obra

en los departamentos más necesitados

en Guatemala!

¡Abriendo Centros Comunitarios!

Este proceso de transformación está ocurriendo en los

centros comunitarios que Dios nos condujo a abrir.

• En la comunidad del Relleno Sanitario (en la Cuidad

de Guatemala) tenemos 3 centros para trabajar con

las diferentes comunidades que existen alrededor del

Relleno Sanitario. Aproximadamente 13,000 personas

viven en estas comunidades.

• Después de 3 años de diligencia y oración, Dios

nos ha llevado a establecer proyectos piloto en 6

departamentos en Guatemala.

Celebremos

1. Las comunidades del Relleno Sanitario en la

Ciudad de Guatemala han alcanzado niveles altos

de desarrollo. Los niños van a la escuela, los adultos

trabajan para resolver problemas y ¡los Tesoros están

sirviendo al Señor!

2. Ya hemos comenzado a trabajar junto a líderes

locales en dos nuevos lugares, Chiquimula y

Chillaní. Algunos de los voluntarios que nos están

apoyando en estos nuevos sitios son los Tesoros de las

comunidades del Relleno Sanitario, donde 26 jóvenes

tuvieron su primer viaje misionero y compartieron

el Evangelio. Chiquimula y Chillaní (San Pedro

Sacatepéquez), también fueron apoyados con equipos

de voluntarios de los Estados Unidos.

3. Cada centro comunitario con que trabajamos

tendrá el ADN de Casa del Alfarero. Hemos estado

trabajando para sistematizar nuestro modelo y

garantizar que cada nueva área lleve nuestras

ideas básicas y valores y que sean flexibles con las

necesidades de las comunidades alrededor.

Dios nos llama a ser líderes

con valores en Su Reino.

2005-2011: Sub-Director de Casa del Alfarero

2012 - A la fecha: Director de Casa del Alfarero

Orar

Por favor oren por la obra de Dios en los corazones y la

mente de los Tesoros que servirán en toda Guatemala.

Con el poder de su voz... ¡Asimismo hizo el universo, el

cielo y la tierra! Con su poder Dios resucitó a Jesús, su

hijo! Con este poder, Él llama y nos envía a...

1. Vivir en integridad delante de Él

2. ¡Confiar en Él!

3. Ser colaboradores para el servicio de Dios en el

lugar donde Él es el fundamento y quien lo ha hecho

crecer.

Por favor oren por cada uno de nuestro equipo, ¡para

que podamos vivir en el poder del Espíritu Santo!

Te invitamos a leer y meditar en estos versículos de la

Biblia. Dios usa cada una de estas palabras para

movernos adelante en Su plan.

Josué 1:6-9 y Josué 3:5 (NVI), Romanos 4:16-19 (NVI),

1 Corintios 3:6-11 (NVI).

Similar magazines