ARGENTINA

fviverosc

2cEyQvg

ARGENTINA:

el camino a la

convergencia

1


La rápida aprobación de compra

de Telecom por Fintech y de Nextel

por Clarín, muestra que la prioridad

argentina en telecomunicaciones es

la convergencia.

2

Hay una prioridad para el gobierno de Mauricio Macri en

materia de telecomunicaciones: convergencia. Desde su llegada

a la presidencia de Argentina, decidió concentrar los

dos órganos reguladores: la Autoridad Federal de Servicios

de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y la Autoridad Federal

de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones

(AFTIC) en un solo Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom)

que, a su vez, estaría bajo la autoridad del Ministerio

de Comunicaciones, recién creado al inicio de su gestión.

Estas acciones se llevaron a cabo a través de Decretos de

Necesidad de Urgencia (DNU), que por su propia naturaleza

reflejan la decisión del Ejecutivo, lo que desató una ola de

críticas por su carencia de consenso. Por esa razón, desde

marzo de 2016 el Enacom se encuentra en los trabajos de

redacción de una nueva ley que sustituya la Ley Federal de

Servicios de Comunicación Audiovisual, promulgada durante

el gobierno de Cristina Fernández.

Entre las prohibiciones previstas por la llamada Ley de Medios

se encontraba la de que los conglomerados de medios

ofrecieran servicios de telecomunicaciones; sin embargo, a

través de los decretos se modificó esa norma.

Miguel de Godoy, presidente del Enacom, resaltó en el primer

informe que emitió el regulador, que “al asumir la gestión

al frente del Ente Nacional de Comunicaciones nos encontramos

con un marco regulatorio desactualizado y con políticas

públicas que no siempre acompañaban esta realidad convergente.

En tal sentido, se le dio prioridad a la generación de

incentivos en un sector cada vez más dinámico, comenzando

por establecer un organismo regulador previsible, que posibilitara

adaptar la agenda nacional de políticas públicas a un

ecosistema digital en permanente cambio”.

Una de las primeras acciones

de Mauricio Macri fue unificar a

los reguladores (AFSCA y AFTIC),

conforme la experiencia internacional.


Nueva regulación permitiría a

cooperativas ofrecer servicios móviles.

Listos 17 puntos básicos para nueva

regulación con enfoque de derechos

humanos y convergencia.

3

HACIA LA INTEGRACIÓN

CONVERGENTE

Así, el 3 de marzo de 2016, a pocos días de su conformación,

el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) aprobó las

ventas de las compañías telefónicas Telecom Argentina (filial

de Telecom Italia) al fondo de inversiones Fintech, y de Nextel

a la empresa de televisión por cable Cablevisión, propiedad

del Grupo Clarín a través de las resoluciones 277/2016

y 280/2016, respectivamente. Con ello se desató una ola de

transformaciones en el sector.

Desde el principio, el Grupo Clarín dejó en claro que su

proyecto no era integrarse en un tercer operador (Telecom,

en competencia con Telefónica y Claro de América Móvil),

sino crear un cuarto operador sobre la base de Nextel.

Dicho y hecho. A finales de junio, Nextel anunció la compra

de cinco empresas adjudicatarias de espectro en las bandas de

900 MHz y 2.5 GHz que le ayudarán a expandir el despliegue

de su red 4G LTE. Con esta adquisición, Nextel tiene la oportunidad

de incrementar la inversión en tecnología y redes para

potenciar sus servicios.

Grupo Clarín se ha convertido en una empresa con la posibilidad

de ofrecer ofertas conjuntas de televisión, acceso a Internet

y telefonía móvil a finales de 2016 o principios de 2017.

El Enacom aprobó la transferencia de la licencia de telefonía

fija de Fibertel a Cablevisión, unidad de Grupo Clarín, dándole

así la posibilidad de ofertar cuádruple play en el mercado.

Hacía más de una década que Cablevisión había adquirido

Fibertel, pero se desató una batalla legal entre el gobierno

y el Grupo Clarín que le impidió a este último operar en

su totalidad en los últimos años hasta la entrada de Macri a

la presidencia.

En el caso de Fintech, en 2013 el fondo de inversión había

comprado a Telecom Italia 68 por ciento de Sofora, la

empresa controlante de Telecom Argentina en 960 millones

de dólares; sin embargo, la ex Autoridad Federal de Tecnologías

de la Información y las Comunicaciones (AFTIC) había

rechazado esa transferencia. El Enacom aceptó un recurso

de reconsideración presentado por Fintech y a principios de

marzo de 2016 finalmente otorgó su aprobación.

Las aspiraciones de David Martínez (controlador de Fintech)

residen en convertir a Telecom Argentina en la compañía

líder del sector. De acuerdo con declaraciones del propio

empresario a la prensa, Martínez planea desplegar una red

4G para optimizar el servicio a los usuarios, así como reestablecer

una red fija que en el futuro pueda proporcionar mejores

servicios de video, Internet y telefonía fija.

“La regulación no nos permite proporcionar una oferta de

video como la de Cablevisión. Pero estamos trabajando para

que vía Internet podamos dar video-on-demand. Vemos el

futuro en la producción de video. Dar este servicio es muy

importante, porque nos ayudaría a tener la penetración necesaria

para impulsar la inversión”, señaló Martínez.

Aunque circularon versiones sobre la posible fusión entre

Telecom (Fintech) y Cablevisión (Grupo Clarín), David Martínez

rechazó una futura concentración. Cabe señalar que el

jefe en Fintech Advisory Limited tiene 40 por ciento de las acciones

de Cablevisión, lo cual le da 13 por ciento de los votos

de decisión de esa empresa.

El ente regulador, presidido por Miguel de Godoy, no puso

ninguna objeción para Fintech, que tiene 40 por ciento del

paquete accionario de Cablevisión, cableoperadora que a su

vez tomó control de la operadora móvil Nextel.

Ambas compañías superarían 60 por ciento de la cuota de

mercado de Internet residencial y rondarían 50 por ciento en

el servicio de telefonía fija y 40 por ciento en telefonía móvil

y TV de paga.


“El control del Estado debe ir a la par

del avance de las comunicaciones

digitales”, Silvana Giudici.

Al respecto, Martín Becerra, especialista en política de medios,

sostiene que la decisión del Enacom contradice el DNU

267 de Macri. “Al autorizar el ingreso de Fintech a Telecom,

está violentando lo dispuesto por el DNU. Este dice expresamente,

en su artículo 10, que los concesionarios de Servicio

Básico Telefónico, que son Telefónica y Telecom, no pueden

prestar servicios de televisión por cable sino hasta 2018, que

puede extenderse a 2019”, explica.

Hasta el momento, Telecom sólo ofrece servicios de video

sobre demanda a través de sus servicios over–the-top (OTT)

Arnet Play y Personal Video, en la plataforma de Qubit. Telecom

Argentina está enfocada en impulsar inversiones para

ofrecer IPTV, banda ancha y telefonía a través de una red de

fibra óptica al hogar (FTTH), aseguró David Martínez.

Según versiones de la prensa local, Claro podría adquirir

un cableoperador local, como Telecentro (grupo Pierri) o Supercanal

(grupo Manzano-Vila). Hasta ahora, todos los mencionados

han negado los rumores. Por otra parte, también se

debate el tema respecto al ingreso de Telefónica en DirecTV

Latam, controladora de DirecTV Argentina, que tiene 2 millones

de clientes de TV de paga en el país.

NUEVA LEY CONVERGENTE

Ante toda la fuerza de mercado contenida que finalmente

encontraba su cauce, resultó urgente realizar ajustes a la regulación

vigente en Argentina. En marzo de 2016, se nombró

una Comisión para la Elaboración del Proyecto de Reforma,

tutelada por Silvana Giudici, directora, además, del Enacom.

Giudici fue opositora de la Ley de Medios desde su discusión,

cuando era diputada; entonces declaró que la legislación

era “un instrumento que venía a disciplinar, a imponer

la hegemonía comunicacional y no a promover la pluralidad”,

y celebró la creación de un regulador convergente como el

Enacom “que nos pone al nivel de los países más desarrollados

en materia de comunicaciones”. “En el mundo se hacen

experiencias de unificación de regulación y control de

las telecomunicaciones y los medios digitales. El control del

Estado debe ir a la par del avance de las comunicaciones digitales”,

explicó.

A partir de marzo de 2016 se llevaron a cabo reuniones en

las que se recogieron diversas preocupaciones sobre la nueva

ley. Ahí se vertieron preocupaciones sobre las facultades

e independencia del regulador que estarán plasmadas en la

ley, la presencia de nuevos actores Over-the-top como Netflix

4


5

y la importancia del contenido local. También se mencionaron

temas de vanguardia como la neutralidad de la red y los

derechos de protección a la privacidad.

Pablo Bello, secretario general de la Asociación Interamericana

de Empresas de Telecomunicaciones (Asiet), resaltó

que el marco regulatorio debe estar adaptado a la convergencia,

simplificar normas y procedimientos. También debe

priorizar la inversión en infraestructura de conectividad, la

competencia sostenible, la inclusión de toda la sociedad, el

desarrollo económico, la integración internacional y la protección

de los consumidores.

En su intervención, Miguel Ángel Pesado, presidente de la

Fundación para el Desarrollo de las TIC (FundTIC), planteó

la “necesaria unificación de los servicios de telecomunicaciones

y radiodifusión, asegurando la libertad de acceso a

los servicios y redes de telecomunicaciones neutrales y a los

medios de comunicación, sin discriminación”.

Fueron convocados el Foro de Periodismo Argentino

(Fopea), la Confederación Sindical de Trabajadores de los

Medios de Comunicación Social (Cositmecos) y los ex relatores

especiales de libertad de expresión de la Comisión Interamericana

de Derechos Humanos (CIDH), Santiago Cantón

y Eduardo Bertoni, la Cámara Argentina de Productores de

Fonogramas y Videogramas (CAPIF), la Asociación Interamericana

de Empresas de Telecomunicaciones (Asiet), la Red de

Periodistas de Argentina en Red por una Comunicación no

Sexista (Red PAR), así como la Federación de Medios de Comunicación

(Femeco).

También se dieron cita la Cámara Argentina de Industrias

Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL),

la Asociación de Radiodifusoras Privadas Argentinas (ARPA), la

Asociación Patagónica de Radiodifusores en Frecuencia Modulada

(APARFM), la Cámara Argentina de Internet (Cabase), el

Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Cámara

Argentina de Pequeños Proveedores de Internet (CAPPI),

la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música

(SADAIC) y la Cámara Argentina de Productoras Independientes

de Televisión (Capit).

Como resultado de todo este proceso, la Comisión Redactora

dio a conocer un documento con los 17 principios que

regirán la futura legislación. Con un enfoque de derechos humanos,

se prevé que la futura legislación tenga como prioridad

las comunicaciones convergentes. Además, recoge la

preocupación sobre el órgano regulador, y se establece desde

ahora que será autárquico, colegiado, cuyos miembros

tengan una trayectoria profesional y/o académica en el tema.

Los puntos prevén que la normativa garantice el ejercicio

de la libertad de expresión y el acceso a la información con

pluralidad y diversidad, así como la protección de los derechos

de los niños; contemplan cuota de contenido local y

producción independiente, así como medios públicos y comunitarios.

A la par, el gobierno ha realizado otras acciones regulatorias,

como la aprobación del nuevo reglamento para los Operadores

Móviles Virtuales (OMV). Esta modificación permite

a las empresas de telefonía IP y a las cooperativas contratar

la capacidad de la red de Telefónica, Telecom y Claro a grandes

operadores de televisión por cable, como Cablevisión y

Telecentro, para comenzar a ofrecer cuádruple play bajo el

régimen de Operadores Móviles Virtuales.

La iniciativa era esperada ansiosamente por parte de Cablevisión

y Telecentro, que podrían convertirse en las primeras

compañías en ofrecer cuádruple play (Internet, video,

telefonía fija y ahora se sumaría la telefonía móvil). Pero además

beneficiará a las cooperativas telefónicas del interior.

Con la nueva regulación, Telecentro, Frávega, Garbarino,

iPlan, las cooperativas y Pymes de telecomunicaciones y empresas

internacionales como Virgin Mobile podrían empezar

a ofrecer servicios de telefonía celular en el país. Tal es el

caso de la Cámara de Cooperativas de Telecomunicaciones

(Catel), que dio a conocer su proyecto para lanzarse al mercado

de telefonía móvil como Operador Móvil Virtual.

Telecentro también se mostró interesado en adquirir una

licencia de OMV para avanzar hacia la prestación de paquetes

de cuádruple play, que integren telefonía móvil, televisión

de paga, telefonía e Internet.

Para el gobierno macrista, “la apertura a la competencia y

la llegada de inversiones potenciará la convergencia de redes

y servicios de telecomunicaciones”, aseguró. •

Dirección General de Mediatelecom Policy and Law: Jorge Fernándo Negrete

Investigación y redacción: Liliana Juárez e Itzel Carreño

Edición: Mariana Torres Maldonado y Jorge Bravo

Diseño: gis Israel Sánchez

Similar magazines