HF Newhall Beaumont - Historia de la fotografia II

manuelon

primera persona de un retratista comercial, pen;> en realidad

fue una aventura lucrativ.;l queconsisti'Q. en una -

guía para modelos que. ayudafa ,~ «contrarrestar las ~­

impresiones erróneas relativas a lo.s denominados

(se c reto~ y misterios' del arte ,. .2~ Los :"j\nnals of My

Glass House,. de Julia Margart:t Camero~, un manuscrito

publicado en 1874 con anterioridad al viaje de

Cameron a Ceilán, t:ra una memoria íntima y breve

de IOHrabajos- y alegrías-de la. producción fQtQgráfica

que nunca se habían expresado en.un libro;su,familia 10

guardó hasta que se publicó en 1927 en el Photographic

Journal (probablemente esta publicación fue provocada

por la .aparición del. monográfico de Woolf/Fry el año

anterior; véase el siguiente apartado de este ensayo),

Quand j'étais photographt:, de Felix Tournachon

(Nadar), publicado en 1899 p.or el anciano expropietario

de un próspero estJldio de retrato comercial parisino

que todavía funcionaba bajo la dirección de su hijo,

puede encontrarse· entre los primeros libros autobiográficQssobre

una viga en la fotografía, A diferencia de

sus .memorias sobre sus años de estudiante bohemio

(Quand j'etaú étudiant, 1856), o sus hazañas aeronáuticas

(Mémoires du Géant, 1864), Nadar esperó casi

medio siglo antes de dejar impreso el aspecto de:su vida

por el cual hoyes más · conocido, sus fotografías · del

período 1850-1860. La elección del momento de esta

publicación,.que inmediatamente definió quiénes fueron

los personajes clave durante los años formativos de

la fotografía, refleja por sí misma una estima creciente

por la «fotografía artística» a finales del siglo, así como

una' nueva disposición por parte del público francés

para examinar el Segundo Imperio, un períodocompletamente

pasado de modotdurante la III República.

El propio republicanismo de Nadar, que rayaba .ep el

anarquismo, si su amistad con Elisée Reclus y lean

Grave sirve~ de alguna indicación, distinguió. el tono

político de sus memorias de las de otros cortesanos

bonapartis.tas anteriores, publicadas después de la

muerte del emperador. Mientras se tildaba a sí mismo

de autor de categoría similar a. escritores tajes corno.

Gé.rard de . Nerval, Baudelaire, Balzac, Théophile

Gautier y Hugo, cuyo prestigio estaba consolidado,el

convertir en antología las memorias "que Nadar ya

hahía publicado a través de artículos periodísticos yen

las páginas del diario de su hijo Paul, Paris photographe,

lo confirmó como el fotógrafo más importante del

Segundo Imperio, cuyos intereses eran · estéticos (y

honorables) antes que comerciales. Uno sospecha que

el libro pretendía dejar las cosas claras, ya que Nadar se

enfrentaba a su muerte cercana: Paul Nadar, corno editor

de Pans photographe, había pasado gran parte de

los años 1890 consolidando la importancia de su padre

para la fotografía francesa y volviendo a imprimir los

ahora clásicos retratos de las celebridades artísticas y

literarias desde 1850 a 1860. 25 El libro Quaizd féúzis

306

photographe hizo aún más valioso el patrimóniü familiar

de negativos, manuscritos y copias, y pondría de

nuevo el estudio fotográfico ante ros ojos del público.

Las memorias de Nadar, que definieroñ la fotografía

comercial de los comienzos como una guerra entre los

artistas interesados en ganar dinero y los idealistas,

comparten rasgos con el modo de autobiografía fotográfica

a la manera de historia de aventuras, al tiempo

que anti€ipan otro tipo-: .el fotóg-raf-e-como ..'~ntana de

los ricos y famosos. As 1 remember, de Arnold Genthe

(1936), espléndidamente ilustrado con sus estudios

sobre Chinatown, sus vistas del terremoto de San

Francisco y sus retratos de celebridades, revela la vida

de un exitoso retratista de sociedad . cuya educación,

gustos y clase social eran más elevados que los que era

habitual en los fotógrafos comerciales. En lugar de imitar

el suspense dramático de la prensa amarilla, la autobiografía

de GeIlthe se parece a las páginas de Country

Lile y Vanity Fair, en las que el lector se permite echar

un espontáneo vistazo a las vidas secretas de los ricos

más allá de 10 que Genthe revela con sus propios retratos,

ya de por sí sensuales y briiIantes. Aunque Genthe,

como Nadar, había alcanz.ado cierta fama gracias a

aquéllos a los que fotografió, la mayor parte de sus

memorias se. centra en los ;¡ctores y actrices, escritores,

presidentes y fi~ras . de sociedad que eran amigos

suyos, dientes y, .en apariencia, sus iguales. Genthe se

describe a sí mismo como inteligente; cultivado (un

ávido coleccionista de arte oriental), sensible y amante

de los caballos y los gatos; él es, de ser algo, más experto

que gente como W. S. Clarke (cuyas colecciones se

basaban sólo en el valor de venta) y J;Ilás aficionado a

las falsificaciones chinas que Charles Freer. El libro de

Genthe marca, a mi entender, la primera aut

More magazines by this user
Similar magazines