HF Newhall Beaumont - Historia de la fotografia II

manuelon

1:.,.:'

Pr

~

.~ ..

. ~ :

....

"

Nueva.York por su t~o abiettamenteelogi~so que

transfOr.maba al elegantt! fotógraf!J .de modas y:.publicidad

'erf un héroe americano, al estilo de LiIl;CQln. La

hipé,r.bole del lenguaje de Sandburgdesentonaba con la

bien divulgada posición de Steichen como' el fotógrafo

americano mejor pagado; después de la crisis de 1929,

el gla!"our que rodeaba, Madiso,n Aven~e leS. parecía de

lo Il1i.~, frívolo_,a ª,queUos que, ,$e compades(an de .la

... grav.;:1;ituación: del 'Hombre tta.baj~aor1o ~:ya sin

empl~o). Por ejemplo, Walker Evans, en una crítica de

seis publicaciones fotográficas recientes p,ara H ound

and Horn en 1931, desmontó a Steichen definiéndola

como «fotografía descarrilada al estilo de nuestra propia

y reiterada excelencia técnica e inexistencia espiritual.

Parafraseando, su nota general es el dinero, su

comprensión de los valores publicitarios, su sentido

especial de la elegancia advenediza, su técnica impecable,

sobre todo lo cual arroja una dureza y una superficialidad

que son la dureza y la superficialidad de la

América de nuestros días, y no tiene nada que ver con

nadie».s4 El t~no pretencioso del libro de Sandburg se

agravó aún más por la naturaleza inusual de una biografía

fotográfica semejante, acompañada de hermosas

ilustraciones a toda página.

La publicación de libros sobre fotógrafos, con breves

ensayos interpretativos o biográficOs' a modo de introducción,

escritos a ,menudo por poetas o escritores y

seguidos de láminas bien impresas, se convirtió en

práctica común durante la década de 1930, gracias,

en su estilo, a otros dos tipo de publicaciones: el portfolio

fotográfico (como la ya mencionada serie Sun

Artists, con biografías y fotos originales) y el libro de

fotografías elaborado por un fotógrafo con un grupo

de láminas a toda página y un texto sobre una idea particular

(tales como Die Welt ist schon de 1928,de

Renger-Patzsch, y sus otras publicaciones sobre arquitectura;

Antliz der Zeit de 1929, de August Sander; y

Urformen der Kunst de 1928, de KarlBlossfeldt). En

varios casos, dado que las fotografías se convirtieron en

objetos artísticos aceptables y entraron en el mercado

del arte, había galerías dispuestas a respaldar la publicación

de un libro de gran formato que re~ultase atractivo

tanto por sus reproducciones de calidad como por

sus tributos poéticos. Erhard Weyhe (1882-1972), un

marchante y editor de arte neoyorquino, cuya librería

y galería, en el número 794 de Lexington Avenue desde

1923 hasta su muerte, fueron el centro de la pintura

moderna, los grabados y la fotografía europeos y americanos,S5

respaldó (con algo de presión por parte del

joven Julien Levy) y distribuyó Atget Photographe

de Paris en 1930 (con Henry Jonquieres en París,

quien, al año siguiente, fue distribuidor deDie ALtePhotographie

en París, de Camille Recht)56 y' The Arto!

Edward Weston en 1932. Como ahora es bien sabido,

el libro de Atget, con prólogo de Pierre Mac Orlan ,y

. ;0. reproducciQn~sde fotografías que eran propiedad de

; ' Berenice A~1'?p-tt y de :1,a ciudad de París (presumible­

" mente del Musée Carnavalet y la Bibliotheque de la

. 4, .; • ,........ ...

' .~ ViIl~.de Par~~) fue, ~ gran ,medida, una idea de

Bere.ruce Abbott, que h~bía regresado a Nueva York en

1929 con los negativo; y las copias de Atget y había

organizado una exposi~ión de su propio trabajo atorop~ñ~do

de 111S fotografíis de aqu~l en Ja ga!~rí~Wey'he,

- en noviembre ce 1930.5f"Aun' cuan

More magazines by this user
Similar magazines