HF Newhall Beaumont - Historia de la fotografia II

manuelon

siempre está al nivel de la mírada. Que esto es una conven~~6n

puede~er probado por todos, mirando hacia

arriba el costado de un edificio alto o mirando de él

hac'ia abajo. El paralelogramo de la fachada adquiere .

una forma de trapezoide. Ya en 1840, en su libro The

Science 01 Vision, or Natural Perspective ... Cont4ining

the New Optical Laws 01 the Camera Obscura or Da:'

guerreotype [La ciencia de la visión o Perspectiva natu-'

ral. ... C6riteñiendólas iiüevas leyes Ópticas de la cáñiara . . ,

oscura o el daguerrotipo], Arthur Parsey demostró que.

las perpendiculares convergentes de la imagen que dala

cámara son en verdad matemáticamente correctas.

Concluyó: «La pintura ha representado siempre geométricamente

a los objetos, o como no pueden ser vistos

en la perpendicular y visualmente, o como pueden

ser vistos en la dirección horizontal». 3 Pero sus hallazgos

fueron ignorados. De hecho, a los aficionados se

les advertía, en manuales y en libros de instrucción,

que nunca debían inclinar su cámara. Muchas cámaras

manuales estaban hasta equipadas con dispositivos de

nivelación, p3:ra asegurar a su operador que estaba sosteniendo

su cámara en posición horizontal.

Pero luego, en la década de 1920, los fotógrafos descubrieron

que la «nueva perspectiva,. era rica en posibilidades

de composición. El arquitecto Erich Mendelsohn,

pionero del llamado Estilo Internacional, tomó

fotografías de los rascacielos de Nueva York y de los

elevadores de granos en el Medio Oeste, enfocando su

cámara hacia arriba o hacia abajo. Las fotos fueron publicadas

en Amerika: Bilderbuch eines Architekten

[América, libro de imágenes de un arquitecto] en

1926. 4 Algunas de ella&-eran tan extremas que se convertían

en' abstracciones visuales, y Mendelsohn sintió

la necesidad de agregar en los epígrafes que se trataba

de Schragaulnahmen [planos oblicuos]. El pintor constructivista

soviético El Lissitzky escribió que el libro

Cuando se le preguntó cuál era la parte sup~rior .

Coburn contestó: "No importa reaJmente cu~

arriba" en una buena Vortografía, pero en e,sté

colocada" (Carta a Beaumont Newhall, 15 de.

1

,

~

í

... es incomparaQlemente más interesante qU 7 las fotografías y

tarjetas postales de Norteamérica que hemos conocido hasta

ahora. Hojear sus páginas por vez primera nos atrapa como

una película dramática . .Imágenes completamente extrañas se

desenvuelven ante nuestros ojos. Hay que sostener el libro

por encima de la cabeza y torcerlo en derredor para compren~

der algunas de las fotos. El arquitecto nos muestra Norteamérica

no desde la distancia, sino desde dentro, y nos conduc~

por los desfiladeros de sus calles. 5 '

More magazines by this user
Similar magazines