HF Newhall Beaumont - Historia de la fotografia II

manuelon

J

I

J

J

J

BARBARA MORGAN, Martha Graham en ~Carta al mundo», 1944. Gelatino-brómuro, The Museum of Modern Art, Nueva Yorlt

J

" ~

J

zar un documento de sus actuaciones, nos han ofrecido

interpretaciones. La luz es para Morgan su medio expresivo:

Estoy agradecida por la luz que ha creado el hombre y por la

libertad creativa que proporciona ... Con el sincroflash y las

lámparas de velocidad para iluminar lo que quiero y sólo eso.

Puedo destacar, a voluntad, zonas de importancia, mediante

una iluminación dominante o subordinada. Puedo impartir

un volumen escultural o una forma lisa a un mismo objeto. Al

controlar la dirección y la intensidad puedo lanzar a la luz

como una colaboradora dinámica para la atción de la danza,

ya sea empujando, restringiendo o condicionando. La luz es

la forma y el juego de mi pensamiento ... mi motivación para

ser una fotógrafa. 11

Con demasiada frecuencia, las fotografías de ballet

sólo son logros técnicos, en los que la acción queda

detenida y los intérpretes aparecen curiosamente suspendidos

en el espacio. En las fotos de Barbara Morgan,

cada forma tiene su sentido. A veces es exigible la

«congelación» de la acción; otras veces, una imagen ligeramente

borrosa ayuda a trasmitir una emoción. A

menudo ambas direcciones son simultáneamente necesarias,

para mostrar a una parte de la acción en suspenso

y a otra en su flujo. La experien~ia ha permitido a

Morgan visualizar lo que la lente habrá de registrar durante

la fracción de segundo en que estará abierta. La

autora ve al ballet no como espect~dora ni como intérprete,

sino como fotógrafa. Ha aportado su sensibilidad

de luz y forma a muchos otros campos, fuera de la

danza, siempre haciendo resaltar las virtUdes humanas,

con calidez y aguda simpatía.

Las lámparas de flash son desechables pUes sólo pueden

ser utilizadas una vez, por lo que han sido ya completamente

reemplazadas por tubos de descarga, llenos

de gas xenon, que pueden ser disparados mediante

energía acumulada en dispositivos eléctricos. Estas

«lámparas de velocidad», como fueron designadas al

principio, permiten exposiciones de un tiempo calculado

en una millonésima de segundo, y aún menos. Se

utilizan mucho las unidades de flash electrónico, pequeñas

y menos potentes, ya sea junto a la cámara o

conectadas con ella mediante un cable que está al alcance

de la mano. Pueden dispararse unidades suplementarias,

simultáneamente, en cualquier cantidad y sin cables,

mediante una unidad derivada que recoge la luz

del flash principal, la convierte instantáneamente en

.'

'f '

.

:'i

J

J

J

,--

232

.'ib

More magazines by this user
Similar magazines