INTERNET DE LAS COSAS

iker95

INTERNET DE LAS COSAS

Iker Herrero Lasheras

Asistencia a la dirección, 242 CA

16/10/2016


ÍNDICE

‣ PORTADA

‣ ÍNDICE

INTERNET DE LAS COSAS

‣ EJEMPLOS DE INTERNET DE LAS COSAS

INTERNET DE LAS COSAS EN EL HOGAR

‣ WEARABLES

‣ CONCLUSIÓN

‣ BIBLIOGRAFÍA


INTERNET DE LAS COSAS

El Internet de las cosas está de moda, es un término que está siendo muy

utilizado en el entorno del mundo de la tecnología, pero lo cierto es que no todo

el mundo conoce a qué se refiere en realidad ese término.

Bueno, no estamos hablando de la composición propia de Internet, sino más

bien de que la red llegue a todas las cosas. Básicamente, se trata de que todas

las cosas del mundo estén conectadas a Internet. Hoy en día tenemos

smartphones, tablet, ordenadores portátiles, dispositivos multimedia en el

salón, e incluso las propias televisiones que se conectan a Internet. A esto

habría que añadir las videoconsolas, e incluso los coches. Sin embargo, eso no

es nada en realidad si pensamos en la gran cantidad de cosas que hay en el

mundo. No solo los dispositivos electrónicos pueden conectarse a Internet.

El Internet de las cosas va mucho más allá. Algunos ejemplos de cosas

conectadas a la red que podrían considerarse como parte de ese Internet de

las cosas serían los electrodomésticos que están conectados. Ya existen

frigoríficos, hornos y lavadoras que pueden ser controladas desde un

smartphone gracias a la conexión a Internet con la que cuentan. Ese es solo el

primer paso de lo que está por llegar. Tanto a nivel doméstico como a nivel

profesional, el Internet de las cosas podría cambiar el mundo tal y como lo

conocemos hoy.

Obviamente, surge un problema vital que todavía habrá que resolver. Cuando

el Internet de las cosas comience a expandirse de manera notable,

comenzarán también a aparecer los hackers malintencionados que quieran

tratar de molestar a los demás, o incluso ganar dinero con lo que hacen. Los

sistemas de seguridad informática tendrán que avanzar de la misma manera

que todos estos nuevos sistemas inteligentes que llegan a las cosas que nos

rodean. El precio de estos sistemas, que irá descendiendo de manera

progresiva, así como la seguridad de estos sistemas, son los dos obstáculos

que todavía impiden que las casas inteligentes sean una realidad ahora mismo

de manera masiva. No obstante, es cuestión de tiempo que estos obstáculos

sean salvados.


EJEMPLOS DE INTERNTET DE

LAS COSAS

A nivel doméstico sus aplicaciones son numerosas; tu frigorífico podrá

detectar su contenido y, en función de tus gustos, encargar de forma autónoma

tu compra por internet para que te la traigan directamente a casa (o llamar a tu

móvil para preguntarte lo que quieres antes de encargar nada). Podrás ordenar

el que se encienda la calefacción antes de que llegues a casa a través de tu

teléfono móvil, o comprobar que todo va bien en tu vivienda si te encuentras de

viaje. El paraíso de la domótica, vamos.

También tendrá múltiples aplicaciones en el campo de la salud; un espejo,

como Wize Mirror o algún modelo similar, podrá determinar si tienes síntomas

de alguna enfermedad y hacerte recomendaciones de salud sólo con reflejarte

en él. Un cepillo de dientes inteligente y conectado a la red podrá encontrar si

tienes una caries y ponerte en manos de tu dentista (si quieres). Relojes

inteligentes monitorizarán tus constantes vitales y avisarán a los servicios

sanitarios si tienes algún problema o alguna urgencia (un infarto, por ejemplo).


Cambiará el modo de desplazarse de las personas y los objetos; por ejemplo,

tu vehículo autónomo (o en de alguna empresa que contrates) detectará en qué

lugar de la ciudad te encuentras -a través de tu teléfono móvil- y pasará a

recogerte en cuanto se lo ordenes. También podrás pedir a un dron que te

traiga cualquier objeto a casa.

La industria 4.0 se beneficia del Internet de las Cosas aprovechando el

almacenamiento y procesamiento de datos provenientes de las maquinarias.

De esta manera, se reducen costos y problemas de espacio ya que la

capacidad de almacén es enorme y puede ampliarse rápidamente, así como

conectar varios gestores a la vez.


INTERNET DE LAS COSAS EN EL

HOGAR

Gran cantidad de gente cuenta en sus casas con reguladores de calefacción o

aparatos de aire acondicionado programables. En este caso la inteligencia la

ponen ellos, al ser los que deciden cuándo se encienden y se apagan los

dispositivos y cuál va a ser la temperatura ideal. Se habrán dado cuenta de que

esto no es lo más eficiente si no se está en casa, ya que las condiciones

pueden variar y el programa sigue “a piñón fijo” independientemente de lo que

pase. Un ejemplo puede ser un sistema de riego, el cual programamos para

que actúe a una determinada hora cada día. Pero si llueve estaremos

desperdiciando agua.

La primera razón de ser para que los dispositivos inteligentes y conectados

entre sí se hagan un hueco en el hogar va a ser el ahorro energético. En los

últimos años se ha producido un aumento de los costes energéticos bastante

importante, con una fuerte repercusión en los bolsillos del consumidor. Por ello

merece la pena pensar en dispositivos que, aunque resulten algo más caros,

puedan compensar en el medio y largo plazo el sobreprecio de los mismos. Y

no me refiero a electrodomésticos clase “A”, sino a elementos en el hogar que

puedan tomar decisiones combinadas entre ellos.

Un ejemplo puede ser una estación meteorológica en casa que indique la

temperatura y las condiciones a los aparatos de climatización y a la persiana

eléctrica, de forma que se cierre si hace mucho calor y si no estamos en casa.

Con ello reduciremos el consumo eléctrico.

El segundo motivo y probablemente el más importante para tener una casa

conectada es la comodidad. La misma persiana eléctrica que comentábamos

antes podría levantarse 30 minutos antes de sonar el despertador, de forma

que nos despertemos con la luz del

día (eso si no madrugamos

mucho), o la luz del dormitorio se

iría encendiendo poco a poco si no

hay luz exterior. Entramos en la

ducha y recibimos la información

de lo que vamos a hacer hoy y del

tiempo que hará, y cuando salimos

del baño automáticamente se pone

a hacerse nuestro café para

acabar de despertarnos. Al salir de casa el paraguas se encenderá para

recordarnos que nos lo tenemos que llevar. Y si nos dejamos alguna cosa el

teléfono móvil nos avisará y nos ayudará a localizar dónde lo hemos puesto.


WEARABLES

Empezamos a diferenciar dos tipos de dispositivos: los que utilizaremos los

humanos, que denominamos Wearables, y los que conectaremos a las cosas,

que los agrupamos en la categoría de Internet de las cosas.

En salud esta diferenciación es muy acertada ya que se refiere a dos

categorías bien diferentes, tanto desde el punto de vista tecnológico como

desde el de la finalidad de uso.

Los Wearables están pensados para un uso personal, social y en movilidad,

con el smartphone como elemento

central y las apps como unidades de

software especializadas en funciones

específicas. Las expectativas en salud

están depositadas en la prevención,

el compromiso del usuario en el cuidado

de su salud y la mejora de la eficiencia

de las intervenciones.

El gran reto para los Wearables es

la conquista de la fidelidad del usuario ya que, según el informe Inside

Wearables, un tercio deja de utilizarlos en los seis meses siguientes a haberlos

sacado de la caja y menos de la mitad lo sigue utilizando transcurridos dos

años.

El Internet de las cosas, en cambio, se orienta hacia sensores muy baratos y

de bajo consumo que son capaces de emitir datos a un receptor que los analiza

y da sentido. Las expectativas en salud están, en este caso, en

la cuantificación

del

entorno (geomedicina), la trazabilidad

de alimentos o el aumento de

funcionalidad en salud de objetos

cotidianos como espejos, básculas,

cepillos de dientes o tenedores (slow

eating).

El reto de internet de las cosas está

en que el bajo coste y la alta

autonomía de los sensores faciliten

su uso masivo. Sensores que ahora cuestan 50€ deberían costar por debajo de

1€ y baterías que ahora duran 1 año deberían hacerlo de por vida, siendo

capaces de recolectar energía del entorno en el que funcionan.


CONCLUSIÓN

El internet de las cosas es un gran paso en el mundo de la tecnología y a su

vez también lo es en la vida diaria de todas las personas. Sin darnos

prácticamente cuenta ya está inmerso en nuestras vidas aunque todavía le

queda un largo camino por recorrer. Con esto quiero decir que no ha entrado

de golpe sino que se ha avanzado poco a poco pero de forma segura para

implantarse en la vida cotidiana del ser humano.

Como ya he comentado anteriormente una de las grandes ventajas que ofrece

es la comodidad puesto que facilita de manera notable la forma de vida de las

personas. De concretarse de manera fija en todos los hogares supondría una

gran mejora ya que sería de gran ayuda para satisfacer muchas de las

necesidades lo que conllevaría una disminución de las preocupaciones. De

esta forma nos podríamos concentrar en otros asuntos diferentes, dejando

esas necesidades en manos de esos objetos inteligentes.

Por otro lado preocupa de una manera generalizada la seguridad y privacidad

de las personas con el internet de las cosas. Yo también me sumo a esta

preocupación debido a que ha quedado demostrado que los llamados “hackers”

son capaces de robar información muy privada. Con el internet de las cosas

hay mucha fluidez de datos personales que de ser robados por estos “hackers”

pueden causar mucho perjuicio y ser bastante peligroso para las personas a las

que les han robado dichos datos.

Para concluir creo que para que el internet de las cosas se acabe instalando de

una manera estable la seguridad tiene avanzar del mismo modo o incluso más

que la tecnología. De no ser así podrían quedar muy expuestos datos

personales que nos harían muchos daño.


BIBLIOGRAFÍA

‣ https://robotsia.com/2015/10/12/internet-de-las-cosas-iot-que-es-ejemplos-practicos/

‣ http://estilodevida.televisa.com/tendencias/gadgets/963285/internet-cosas-5-usos-ejemplosy-aplicaciones-que-definicion/

‣ http://www.rtve.es/alacarta/videos/torres-y-reyes/debate-internet-cosas/2252272/

‣ http://www.xatakahome.com/la-casa-conectada/internet-de-las-cosas-y-hogar-inteligente

‣ http://ilarraya.com/wearables-e-internet-de-las-cosas/

‣ http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2016/09/12/actualidad/1473677167_230305.html

More magazines by this user
Similar magazines