Artis Nucleus 1

artisnucleus

Número 1 en español de Artis Nucleus
Especial de David Bowie

DIRECTORIO

CEO AND EXECUTIVE EDITOR

ANA BERTHA CASAS

ceo@artisnucleu.scom

COO AND EDITOR IN CHIEF

CARLOS ALBERTO AYALA OJEDA

coo@artisnucleus.com

MUSIC AND MOVIE MANAGER

ANTONIO CARLIN LYNCH

carlin_lynch@artisnucleus.com

OMAR GONZÁLEZ

diseño de logo en co-autoría con

ANA BERTHA CASAS

CARLOS ALBERTO AYALA OJEDA

FASHION AND DESIGN MANAGER

ZOE

zoe@artisnucleus.com

THEATHER AND DANCE MANAGER

JORGE CHÍPULI PADRÓN

chipuli@artisnucleus.com

SCIENCE AND TECH MANAGER

JOSÉ RUBÉN RODRÍGUEZ FUENTES

joeruby1971@artisnucleus.com

CRITICAL COLUMN

OSWALDO TORRES

oswaldo@artisnucleus.com

COLABORADORES

ARTURO VEGA

http://www.arturovegafoto.com/

www.artisnucleus.com

contacto@artisnucleus.com

www.facebook.com/artisnucleusmagazine

TOÑO ROTUNO

http://www.facebook.com/genitalproductions/

http://www.discogs.com/seller/genitalp/profile

ARTIS NUCLEUS MAGAZINE #1 SEPTIEMBRE - OCTUBRE 2016. NÚMERO DE CERTIFICADO DE RESERVA

OTORGADO POR EL INSTITUTO DE DERECHOS DE AUTOR: EN TRÁMITE. NÚMERO DE LICITUD DE TÍTULO:

EN TRÁMITE. NÚMERO DE CERTIFICADO DE LICITUD DE CONTENIDO: EN TRÁMITE. ISSN: EN TRÁMITE.

PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL, INCLUYENDO CUALQUIER MEDIO

ELECTRÓNICO SIN AUTORIZACIÓN POR ESCRITO DEL EDITOR, LAS OPINIONES VERTIDAS

EN LAS COLABORACIONES FIRMADAS SON RESPONSABILIDAD EXCLUSIVA DE LOS AUTORES.

1


CARTA EDITORIAL

El número uno de la

Revista Artis Nucleus es

un especial dedicado a

un grande de la música,

para de algún modo, a

través de lo insensible

e inhumano que resulta

una pantalla, nuestros

quien incursionó en lectores logren percibir

varios ámbitos: teatro, un poco el amor y

pintura,escultura, la pasión a Bowie,

fotografía, arquitectura,

por mencionar algunos.

despierta y latente en

nosotros.

Ha sido realizado

de corazón y con el Es un honor

corazón por parte de engalanar la revista

todo el staff e invitados con el gran David

especiales. Vertimos Bowie y además contar

nuestros sentimientos con la ayuda de un

y pensamientos más ferviente admirador en

personales con respecto

al gran genio y figura

que fue y es Bowie.

México, se podría decir

que es su fan número

uno, el Señor Antonio

Decidimos hacerlo así, Carlin Lynch, Music

and Movie Manager de

Artis Nucleus. Gracias

a su apoyo, dedicamos

el siguiente ejemplar,

al caballero Sir David

Bowie. Espero sea

de su total agrado.

Acompáñenos en este

viaje virtual y sean

testigos del preciado

legado que David Bowie

ha dejado a todos sus

seguidores.

Una estrella brilla

en el cenit, su luz

guía a todos para que

sean testigos de sus

majestuosas obras. El

Rey Goblin, el delgado

Duque Blanco ha

retornado.

ANA BERTHA CASAS

ARTIS NUCLEUS CEO AND EXECUTIVE EDITOR


CONTENIDO

ANTONIO CARLIN LYNCH

El día siguente, después del día siguiente

ANA BERTHA CASAS

Arte Bowie

ANTONIO CARLIN LYNCH

Bowie en la Arquitectura: A través de esos ojos de

arquitecto

CARLOS ALBERTO AYALA OJEDA

Bowie en la literatura

ALDO RODRIGO SÁNCHEZ TOVAR

Un laberinto de expectativas

aRTURO VEGA

Sesión Tributo a Bowie: Black Star Dust Goblin

zoe

Bowie en el mundo de la moda

antonio carlin lynch

Bowie: El legado Ziggy

toño rotuno

Reseña The Hunger (El Ansia)

antonio carlin lynch

Bowie en Broadway

josé rubén rodríguez fuentes

David Robert Jones (David Bowie): Biodecodificación

biológica, tu herencia epigenómica cultural

antonio carlin lynch

Poemas Tributo a Bowie

5

8

17

19

31

41

49

53

59

62

64

69


El día siguiente, después del día

Por: Antonio Carlin Lynch

Es de madrugada, 12:47. Son

los primeros minutos de lo

que bien podría llamarse

“El Día D” o para que vaya mejor

con el estilo Bowie: El Día Siguiente

(The Next Day). Mi celular suena.

Respondo. Es la voz de una chica

a la que estimo y quiero tanto, me

habla, a larga, muy larga distancia,

y me dice muy suavemente al oído:

“Bowie ha muerto”.

Y entonces, sé que es verdad,

porque

1.- La persona que te lo dice

se dedica al periodismo, es una

profesional.

2.- Ella no jugaría con algo así.

3.- Tienes que recordar que,

como fan, sabías perfectamente que

esto TENÍA QUE SUCEDER, tarde o

temprano.

Pero no lo haces, NUNCA

ESTUVISTE PREPARADO. Todo eso

es mentira ¡Bowie NO PUEDE morir

nunca! (piensas) y tus piernas

flaquean, y las lágrimas comienzan

a asomar y entonces sientes ya que

todo, TODO, se está yendo al carajo.

¿Será por eso que tantos chicos

y chicas toman ahora por ídolos

a Morrison o a Lennon? ¿Por qué

siguiente

es más fácil idolatrar a alguien ya

muerto que sufrir todo este proceso

del duelo? Parece que sí.

Pero no escribo estas líneas para

hablar de El Día Siguiente (para

nadie fue un día maravilloso). Más

bien lo hice a modo de introducción.

Lo que importa aquí es hacer

un homenaje. Un pequeño, muy

humilde, pero muy de corazón

homenaje, de mano de un Bowie

Fan.

Que Bowie se merece millones (y

los habrá) suntuosos si quieren y

hasta excéntricos (no sé, que alguien

le ponga su nombre a un Planeta

Nuevo, a un cometa o a un meteorito…

yo no lo dudaría ni tantito que pase

en el futuro). David Bowie me dio

30 años exactos de dicha, felicidad,

conocimiento, me acercó al arte, a

la cultura en todos sus conceptos.

También me dio algunos pequeños

sin sabores, claro, Bowie era humano

(aunque él bromeaba mucho con esa

condición, vaya que lo era). Cometió

errores, tomó malas decisiones,

grabó algunos malos discos (sobre

todo entre 1984 y 1988), pero esos

discos los escuché y detesté hasta

principios de los 90.

A los ocho años, mi madre me

llevó al cine a ver “una película de

Muppets”. LABERINTO se estrenaba

en Monterrey N.L. en el cine Montoya.

Antes de la función, recuerdo muy

bien, como preámbulo, exhibían el

video de “Underground” ése fue mi

primer contacto con Bowie, luego, el

disfrutar de la película y sobre todo

con El Rey de los Goblins (Jareth),

con esa larga cabellera, la manera

de manipular sus esferitas y sobre

todo su voz: LA VOZ. Uno a la tierna

edad de ocho años, lógicamente

nunca me hubiera dado cuenta que

Él y el cantante del video, anterior a

la película, eran la misma persona.

Si no fuera por esa voz.

Como escribió alguien 25 años

después en “Las razones por las

cuáles Bowie es mejor que Dios”: Si

escuchas la voz de Bowie, puedes

volverte loco. Pero si escuchas la

voz de Dios, no lo dudes, ¡Estás loco!

Así que entré a los 90, y ese niño

(Yo) un poco más crecidito, pasó a

la secundaria y ahora si tuve que

lidiar con lo que muchos opinan fue

la peor época de todas las de Bowie:

Tin Machine, aquí ya ni siquiera es

Bowie, aún suelo escuchar. Es una

banda, y Bowie un integrante más

de ella. Y tienen razón. Pero aún así

hicieron algunos verdaderos temas

con calidad, llenos de rock and

roll: “Prisioner Of Love” o “I can`t

read” por citar algunos y el cover

de Lennon “Working Class Hero.”

Pero, ¿Qué buscaba con esto Bowie?

Él siempre acostumbrado ser el

centro de atención y poseer sus

alter egos o personajes (algunos tan

psicóticos como Ziggy que llegaron

casi a comerse al real David Robert

Jones. Lo que Bowie buscaba era ser

sólo un miembro más de la banda,

quitarse los reflectores que brillan

siempre bajo él, como en los dulces

sesentas, sus inicios en la carrera,

con los Kon- Rads o con los King

Bees. Pero la gente paga un boleto

para ver un show de Bowie, cantar

sus éxitos (no importa quien esté

en la guitarra si Alomar o Gabrels, o

si sus músicos son negros, blancos

o latinos), lo que importa es que

suena “All the Young Dudes” o

“Cracked Actor” y todas las demás.

Y Tin Machine, o mejor dicho David

Bowie y Tin Machine no daban eso.

No quiero (ni me puedo

extender).

Debido a Bowie obtuve el gusto

por la lectura (después la escritura,

no soy artista visual ni plástico, pero

estudié psicología y Bowie tuvo

mucho que ver también) ¿Sabían

que hay una especialización en

Oxford (si la memoria no me falla)

en Psicología Bowieriana? Estudiar

la mente de Bowie, ¡por favor!

Ya déjenlo descansar. Ahora para

colmo la ciencia quiere estudiar sus

ojos.

Les decía: por Bowie conocí la

obra de George Orwell, a Nietzche,

a Nabokov y por supuesto a Kafka,

fue Bowie quien me acercó al cine de

culto (del que tam-poco nunca me


alejé) con títulos como “La Naranja

Mecánica” o sus propios filmes:

“El Hombre que cayó a la Tierra” o

“La última Tentación de Cristo”, sin

olvidar claro “2001” de Kubrick,

que cuenta la misma leyenda, Bowie

escribió Space Oddity en una butaca

de cine al terminar la proyección.

Bowie me acercó a los Surrealistas,

a David Lynch (que es mi director

favorito) y que al enterarme que

llevó al cine la vida de John Merrick

(Bowie la había llevado al teatro)

adopté como cineasta favorito, y

pseudónimo al escribir.

En ese tiempo, yo era

una verdadera esponjita de

conocimiento-Bowie; todo lo que

hubiera estado ligado a él de una u

otra manera, era exhaustivamente

investigado por mí: Así conocí a

bandas que ahora son indispensables

en el soundtrack de mi vida, y que

siempre recomiendo a las nuevas

generaciones escuchar. Pixies, Sonic

Youth, Bauhaus, King Crimson,

Velvet Underground, Stooges, Roxy

Music, Patti Smith y un largo etc.

Ahora él ya no está. Pero nos

deja su legado. No hay excusa ahora

que tenemos todo al alcance de un

“click.” Ese mismo “click” que a mí

me hizo el cerebro cuando escuché

las primeras notas de su voz a la

edad de ocho años.

Por: Ana Bertha Casas

David Robert Jones,

Londinense, mejor conocido

como David Bowie.

Músico, compositor, multifacético.

Su carrera musical ya muy conocida

data desde 1969. Realizó estudios

en música, arte y diseño, así como

trazado y composición tipográfica.

A continuación daremos un

recorrido por el maravilloso y

peculiar Arte Bowie, con las piezas

más representativas en pintura,

escultura y fotografía. Muchas de

ellas parte ya de colecciones privadas

en Europa y Estados Unidos, otras

expuestas en Galerías Londinenses.

Bowie en la Pintura

Arte Bowie

Turkish Father and Son

(Padre Turco e hijo), 1978

Acrílico sobre tela

78.8 x 78.8 cm

Colección privada, Suiza.

Child in Berlin

(Niño en Berlín)

Acrílico sobre tela, 1977

79x79 cm

Colección privada, Nueva York.

Part Victim

(Parte Víctima), 1994

Acrílico sobre tela

38 x 45.7 cm

Colección privada, Nueva York.


Bowie vivió rodeado de

tentaciones. Plasma en algunas de

sus obras la existencia del infierno y

de un ser que proclamó el cielo con

actos de bondad.

The Heart’s Filthy Lesson

(Lección Inmunda del Corazón), 1995

Acrílico sobre tela

122 x 91.5 cm

Colección privada, Reino Unido.

Al parecer David Bowie tenía una

extraña obsesión por los primates,

en la siguiente serie de acrílicos se

logra observar.

Focus, Travel, Feed: Focus 7

(Enfoque, Viaje, Alimento: Enfoque 7), 1996

Acrílico sobre tablero de lona

16 x 12 cm

Colección privada, Boston.

Facelifting

(Estiramiento Facial), 1996

Acrílico sobre tela

25 x 41 cm

Colección privada, Nueva York.

The Temptation is too much

(Sometimes)

(La Tentación es demasiada)

(Algunas Veces), 1996

Carboncillo y pastel sobre papel

Colección privada, Reino Unido.

Prophet Getting Away with Murder

( Profeta que se aleja con el asesinato), 1996

Carboncillo, pastel, acuarela, y collage sobre papel

76.5 x 56.5 cm

Colección privada, Inglaterra.

En la última serie de acrílicos, Bowie

nos estampa cierto grupo de personas

llamadas “imbéciles.” (Dheads) ¿Qué

características tomaría en cuenta para

esa clasificación? ¿Existe la posibilidad

que todos lo eran? O, ¿Quizá reflejaba

una condición humana incapaz de

entender el cúmulo de capacidades

artísticas que poseía?

Dry Heads- Capetown

(Cabezas Secas- Ciudad del Cabo

Sudáfrica), 1995

Acrílico sobre tela con plantilla

213 x 167.5 cm

Colección privada, Suiza.

Evol for The Missing

(Evolución para los Perdidos), 1996

Acrílico sobre tela

122 x 92 cm

Colección privada, Suiza.

There is Hell

(Existe el Infierno), 1995

Técnica Mixta

119.4 x 88.9 cm

Colección privada, Reino Unido.

Dhead I

(Imbécil l), 1995

Acrílico y collage en computadora sobre tela

24 x 19 cm

Colección privada, Inglaterra.


Derek Here are a few ideas towards...

(Derek aquí hay algunas ideas para...), 1996

Instalación en Técnica Mixta

Proyecto de Instalación, Sala Nash,

The Institute of Contemporary Arts, Londres.

Rostros

Dhead ll

(Imbécil ll), 1995

Acrílico y collage a computadora sobre tela

24 x 19 cm

Colección privada, Inglaterra.

Dhead LII

(Imbécil LII), 1997

Acrílico sobre tela

25 x 20 cm

Colección privada Bélgica.

Bowie en la Escultura

Instalación

David Bowie ingresó también al

mundo de la escultura. Lo hizo por

dos años consecutivos alternándolo

con su carrera musical. Tuvo dos

instalaciones en técnica mixta.

Florencia, Italia e Inglaterra fueron

testigos de ello.

Where do they come from?...

( ¿De dónde vienen?), 1996

Instalación en Técnica Mixta, Cristo en TV,

Plato l.

Collage de sonido y ciber cromo.

5 m x 49 cm

Está instalación se presentó en la Stazione

Leopolda, Florencia,

Durante la Bienal, de Septiembre de 1996 a

Enero de 1997.

This White Man

(Este Hombre Blanco), 1995

Bronce cromado.

23.5 cm

Colección privada, Nueva York.

This White Man

(Este Hombre Blanco), 1975

Bronce cromado

23 cm

Colección privada, Nueva York.

Dhead lll

(Imbécil lll), 1995

Acrílico y collage en computadora sobre tela

25 x 20 cm

Colección privada, Alemania.

Hell or Bust

(Infierno o Busto), 1996

Canasta de mimbre y listón

Con máscara de yeso.

37 cm

Colección privada, Reino Unido.

Dhead XXV

(Imbécil XXV), 1995

Collage a computadora y acrílico sobre tela

24 x 19 cm


El Recuerdo

Bowie en la Fotografía

En 1978 Bowie caminaba por las

calles de Mombassa Kenya cuando

descubrió a un hombre que vendía

pequeñas piezas de ajedrez. Le

compró un par de ellas y las llevó a

casa. Ahí las mantuvo por algunos

años, hasta que un día en 1995 durante

uno de sus conciertos en Cork Street,

se imaginó llevarlas a mayor escala y

fabricarlas en bronce cromado. Esta

fue una influencia que recibió por

parte del estadounidense Jeff Koons.

Artista del Posmodernismo, quien

se destaca por el uso del kitsch en

su obra. De esa forma Bowie sellaba

las experiencias y los sucesos que

pasaba durante ese momento en su

vida.

The Remember II

( El Recuerdo ll), 1995

Bronce cromado, edición de 8

58.5 cms de altura

The Remember VI

(El Recuerdo Vl), 1995

Bronce cromado, edición de 8

46 cm de altura

En los años 1996 y 1997, David

Bowie ingresó al mundo fotográfico.

Pocas son el número de obras que se

conocen.

Walker Brothers Triptych

(Tríptico de los Hermanos Walker), 1996/7

Fórmica, rayos x, y ojo en papel cibachrome

con instalación de luz.

125 x 75 cm

Izquierda: Reeves Gabrels, en medio: David

Bowie, derecha: Tony Oursler.

The Remember(Amulet)

(El Recuerdo) (Amuleto), 1995

Aluminio, edición de 50

Bronce cromado

7 cm de altura

The Remember lll

(El Recuerdo lll), 1995

Bronce cromado, edición de 8

51 cm de altura

The Remember VII

(El Recuerdo VII), 1995

Bronce cromado, edición de 8

43 cm de altura

Eye on Green

(Ojo sobre verde), 1997

Papel cibachrome, edición de 5

120 x 120 cm

Colección privada, Nueva York


Colaboraciones

En el año 2000 David Bowie invitó

a tres de los más notables alumnos

del Royal College of Art, en Londres,

para participar en un juego de

impresiones. Esto es lo que se logró.

David Bowie ha dejado un gran

legado en el mundo de las Artes.

Sus obras en pintura, escultura y

fotografía, son testigos del tour

vivencial que lo guió hacia el camino

de la fama. Una gran estrella se

presenta en la sala del firmamento

esta noche. El espectáculo Bowierino

a punto de empezar. El Delgado

Duque Blanco llegó, “Let’s Dance.”

Eye on Black

(Ojo sobre Negro), 1997

Papel cibachrome, edición de 5

120 x120 cm

Colección privada, Nueva York

Untitled (Self Portrait)

(Sin título) (Autorretrato), 2000

Litografía sobre papel fabriano

30 x 25 cm

360 corp - Untitled (War for Vietnam)

(360 corp- Sin título) (Guerra para

Vietnam), 2000

Litografía en papel fabriano

30 x 22.5 cm

Eye on Blue

(Ojo sobre Azul), 1997

Papel cibachrome, edición de 5

120 x 120 cm

Colección privada, Nueva York.

Marta Marce- Untitled

(Marta Marce- Sin título), 2000

Litografía sobre papel fabriano

30 x 25 cm

Lee Wagstaff- Untitled (Shroud)

( Lee Wagstaff- Sin título) (Sudario), 2000

Litografía sobre papel fabriano

30 x 25 cm


Bowie en la Arquitectura: A

través de esos ojos de arquitecto

Por: Antonio Carlin Lynch

Stomping along on this big

Philips Johnson

Is delay just wasting my time.

Como dato curioso: la única

ciudad en la que coexisten edificios

de Philip Johnson -las Torres

KIO (1996)- y Richard Rogers -la

“nueva” terminal del Aeropuerto de

Barajas (2005)- es Madrid.

Outside se editó en 1995.

Antes de que esas obras fueran

terminadas.

Se puede decir que David

Bowie incursionó en todos

los ámbitos relacionados

con las Artes: música, pintura,

actuación, escultura, teatro, cine,

danza… (las finanzas, no hay que

pasar por alto el Bowie Bank; las

redes sociales, fue el primer músico

que uso la Internet para promover

su trabajo: BowieNet). ¿Por qué no

podía también incursionar en la

arquitectura?

Un mundo “desconocido” para

él...

En 1995, en su disco Outside

(sí, aquel disco conceptual donde

Bowie pone sobre la mesa la

discusión acerca de si el asesinato

debe ser considerado como una

de las Bellas Artes). En ese álbum,

el personaje que hace Bowie, el

detective, investiga un asesinatoritual-artístico,

camina meditando

sobre el caso por las calles de una

ciudad desconocida. Le asombran

los edificios de Philip Johnson y

Richard Rogers:

Stomping along on this big

Philips Johnson

Is delay just wasting my time

Looking across at Richard Rogers

Scheming dreams to blow both

their minds.

La canción es “Thru´ These

Architect´s Eyes”.

El personaje pasa al enojo, la

rabia. Increpa a la ciudad y a sus

creadores por ser insensibles a las

pasiones humanas:

All the majesty of a city landscape

All the soaring days of our lives

All the concrete dreams in my

mind´s eye

All the joy I see thru´ these

arquitect´s eyes

Cold Winter bleeds on the girders

of Babel

This Stone boy watching the

crawling land

Rings of flesh and the towers of

iron

The steaming caves and rocks

and the sand


Bowie en la literatura

Por: Carlos Ayala

Aunque Bowie amaba la literatura, su incursión en la misma es algo muy

escondido y complejo. Estudiaba en secreto estructuras gramaticales

para convertirse en un mejor lirista.

Su único poema “oficial”, fue musicalizado y rechazó que fuese considerado

como tal. Decidió anunciarlo como una canción. Contiene las bases de una octava,

combinando los principios de la real e italiana, aunque las opiniones están

divididas en que podría también ser clasificado como octavilla. Es muy probable

que haya inventado un nuevo tipo de octava la cual aún se encuentra sin clasificar

ni registrar de manera oficial, debido a que combina rima consonante y asonante.

La gran mayoría de sus líricas suelen ser opacas, sin embargo, “Eight Line Poem”

difícilmente nos revela su significado de forma directa. Lo dejo a su interpretación.

“Eight Line Poem”

The tactful cactus by your window

Surveys the prairie of your room

The mobile spins to it’s collision

Clara puts her head between her paws

They’ve opened shops, down on the Westside

Will all the cacti find a home?

But the key to the city is in the sun

That pins the branches to the sky


“Tan sólo soy un individuo,

no siento la necesidad

de tener alguien

que califique mi trabajo

de alguna manera en particular.

Trabajo para mí mismo.”

– David Bowie

Entonces vino a mi mente mi amigo, aguantando el modo en el que estábamos

parados en Bewlay Bros, y escribí “Moonage Daydream”.

El website Dangerous Minds publicó una extensa investigación sobre la

autobiografía de Bowie el 31 de Julio del 2015 a las 11:56 am, agregada al sitio por

Martin Schneider.

Dejo aquí el extracto:

Muy poco se sabe de las creaciones literarias de Bowie. Uno de los secretos

más celosamente guardados es su autobiografía inédita no autorizada

para su publicación. La revista Rolling Stone número 206 del 12 de

febrero de 1976, presentó un majestuoso artículo de Cameron Crowe, quien tuvo

la oportunidad de leer el texto original de la autobiografía, la cual Bowie planeaba

sacar a la luz intitulada “El Regreso del Delgado Duque Blanco” (The Return of the

Thin White Duke). El libro, aunque era en parte autobiográfico, contenía ficción.

Bowie le comentó a Crowe: “He decidido escribir mi autobiografía como ‘modus

vivendi’. Podría ser una serie de libros”. El manuscrito original del capítulo 1 de

El Retorno del Duque Blanco fue entregado a Crowe por el mismísimo Bowie y

actualmente se preserva en la Biblioteca y Archivos del Salón de la Fama del Rock

and Roll (Rock & Roll Hall of Fame Library & Archives) de Cleveland, Ohio.

Les comparto el extracto de El Regreso del Delgado Duque Blanco incluido en la

revista Rolling Stone #206:

El Regreso del Delgado Duque Blanco

Una autobiografía por David Bowie

Vince era Americano y vino a Inglaterra, después fue a Francia y se volvió una

estrella del canto fúnebre (dirge).

Entonces regresó de Inglaterra y hablamos de nuestros descubrimientos. Usaba

una túnica blanca y sandalias, y nos sentamos en la ocupada calle London con un

mapa del mundo e intentamos encontrar a la gente que pasaba y nos regañaba. No

estaban en el mapa.

Vince regresó a Francia, después me enteré del famoso show donde le dijo a su

banda que se fueran a casa y apareció frente a las cortinas ataviado con su vieja

túnica blanca y sandalias diciéndole a los franceses acerca de los vaivenes que

cayeron sobre nosotros. Le fue prohibido volver a presentarse.

Mis álbumes se estaban vendiendo y era un hombre muy solicitado. Pensé

en Vince y escribí “Ziggy Stardust”. Pensé en mi hermano y escribí “Five Years”.


David Bowie era conocido por su gran apetito intelectual. Parte

del legado que nos dejó fue un listado de sus 100 libros favoritos

en su página de Facebook en el 2013.

Así que, a soltar esos pies al ritmo de sus canciones, mientras leemos

algún libro de su lista.

Las 100 lecturas favoritas de Bowie:

1. Interviews With Francis Bacon by David Sylvester // Entrevista

con Francis Bacon del autor David Sylvester

2. Billy Liar by Keith Waterhouse // Billy Liar (Billy, el embustero)

del autor Keith Waterhouse

3. Room At The Top by John Braine // Un lugar en la cumbre del

autor John Braine

4. On Having No Head: Zen and the Rediscovery of the Obvious

by Douglass Harding // Vivir sin cabeza: una experiencia Zen del autor

Douglas Harding

5. Kafka Was The Rage: A Greenwich Village Memoir by Anatole

Broyard // Cuando Kafka hacía furor del autor Anatole Broyard

6. A Clockwork Orange by Anthony Burgess // La Naranja Mecánica

del autor Anthony Burgess

7. City Of Night by John Rechy // La Ciudad De La Noche del autor

John Rechy

8. The Brief Wondrous Life Of Oscar Wao by Junot Díaz // La

maravillosa vida breve de Óscar Wao del autor Junot Díaz

9. Madame Bovary by Gustave Flaubert // Madame Bovary del

autor Gustave Flaubert

10. Iliad by Homer // Ilíada del autor Homero

11. As I Lay Dying by William Faulkner // Mientras agonizo del

autor Wiliam Faulkner

12. Tadanori Yokoo = Tadanori Yokoo by Tadanori Yokoo // Yokoo

Tadanori = Tadanori Yokoo del autor Yokoo Tadanori

13. Berlin Alexanderplatz by Alfred Döblin // Berlin Alexanderplatz

del autor Alfred Döblin

14. Inside The Whale And Other Essays by George Orwell // Dentro

y fuera de la ballena del autor George Orwell

15. Mr. Norris Changes Trains by Christopher Isherwood // El

señor Norris cambia de tren del autor Christopher Isherwood

16. Hall’s Dictionary Of Subjects And Symbols In Art by James A.

Hall // Diccionario de temas y símbolos artísticos del autor James Hall

17. David Bomberg by Richard Cork // David Bomberg del autor

Richard Cork

18. Blast by Wyndham Lewis // Blast N° 1 del autor Wyndham

Lewis

19. Passing by Nella Larsen // Claroscuro de la autora Nella Larsen

20. Beyond The Brillo Box by Arthur C. Danto // Más allá de la Caja

Brillo: Las artes visuales desde las perspectivas posthistóricas del autor

Arthur C. Danto.

21. The Origin Of Consciousness In The Breakdown Of The Bicameral

Mind by Julian Jaynes // El origen de la Conciencia en la Ruptura de la

Mente Bicameral del autor James Jaynes

22. In Bluebeard’s Castle by George Steiner // En el castillo de

Barba Azul

23. Hawksmoor by Peter Ackroyd // La Sombra de Hawksmoor del

autor Peter Ackroyd

24. The Divided Self: An Existential Study in Sanity and Madness by

R. D. Laing // El Yo dividido. Un estudio sobre la salud y la enfermedad

del autor R. D. Laing


25. The Stranger by Albert Camus // El extranjero del autor Albert Camus

26. Infants Of The Spring by Wallace Thurman // Niños de la

primavera del autor Wallace Thurman

27. The Quest For Christa T by Christa Wolf // Noticias sobre

Christa T de la autora Christa Wolf

28. The Songlines by Bruce Chatwin // Los trazos de la canción

29. Nights At The Circus by Angela Carter // Noches en el circo de

la autora Angela Carter

30. The Master And Margarita by Mikhail Bulgakov // El maestro y

Margarita del autor Mikhail Bulgakov

31. The Prime Of Miss Jean Brodie by Muriel Spark // La plenitud

de la señorita Brodie de la autora Muriel Spark

32. Lolita by Vladimir Nabokov // Lolita del autor Vladimir Nabokov

33. Herzog by Saul Bellow // Herzog del autor Saul Bellow

34. Puckoon by Spike Milligan // Puckon del autor Spike Milligan

35. Black Boy by Richard Wright // Chico Negro = Black Boy del

autor Richard Wright

36. The Great Gatsby by Francis Scott Fitzgerald // El gran Gatsby

del autor Francis Scott Fitzgerald

37. The Sailor Who Fell From Grace With The Sea by Yukio Mishima

// El marino que perdió la gracia del mar del autor Yukio Mishima

38. Darkness At Noon by Arthur Koestler // Oscuridad a mediodía

39. The Waste Land by Thomas Stearns Elliot // La tierra baldía

del autor Thomas Stearns Elliot

40. McTeague by Frank Norris // McTeague del autor Frank Norris

41. Money by Martin Amis // Dinero del autor Martin Amis

42. The Outsider by Colin Wilson // El forastero del autor Colin

Wilson // El desplazado. The Outsider del autor Colin Wilson

43. Strange People by Frank Edwards // Gente extraña del autor

Frank Edwards (sin edición confirmada en español)

44. English Journey by John Boynton Priestley // Viaje Inglés del

autor J.B. Priestley (sin edición confirmada en español)

45. A Confederacy Of Dunces by John Kennedy Toole // La conjura

de los necios del autor John Kennedy Toole

46. The Day Of The Locust by Nathanael West // El día de la langosta

del autor Nathanael West

47. 1984 by George Orwell // 1984 del autor George Orwell

48. The Life And Times Of Little Richard by Charles White // Ooooh,

My Soul!!! La explosiva historia de Little Richard del autor Charles White

49. Awopbopaloobop Alopbamboom: The Golden Age of Rock by Nik

Cohn // Awopbopaloobop Alopbamboom: Una historia de la música pop

del autor Nik Cohn (Como dato curioso Awopbopaloobop Alopbamboom

ha recibido distintos “subtítulos en inglés, siendo algunos “Pop from the

Beginning” y “Rock from the Beginning”, sin embargo, Bowie recomienda

la edición subtitulada “The Golder Age of Rock”)

50. Mystery Train. Images of America in Rock ’n’ Roll Music by Greil

Marcus // Mistery Train Imágenes de América en la música rock & roll

del autor Greil Marcus

51. The Beano (comic, ’50s) published by D.C. Thomson & Co //

The Beano revista de historietas publicada por D.C. Thomson & Co

52. Raw published by Raw Books & Graphics (1980–1986) and

Penguin Books (1989–1991)(comic, ’80s) // Raw revista de cómics

publicada por Raw Books & Graphics (1980–1986) y Penguin Books

(1989–1991)

53. White Noise by Don DeLillo // Ruido de fondo del autor Don

Delillo

54. Sweet Soul Music: Rhythm And Blues And The Southern Dream

Of Freedom by Peter Guralnick // editado solamente en inglés

55. Silence: Lectures And Writing by John Cage // Silencio del autor

John Cage


56. Writers At Work: The Paris Review Interviews, First Series,

edited by Malcolm Cowley ISBN: 0140045406 9780140045406 //

editado solamente en inglés y francés

57. The Sound Of The City: The Rise Of Rock And Roll by Charlie

Gillete // Historia del rock: el sonido de la ciudad del autor Charlie Gillet

58. Octobriana And The Russian Underground by Peter Sadecky //

Octobriana del autor Peter Sadecky

59. The Street by Ann Petry // La calle de la autora Ann Petry (sin

edición confirmada en español)

60. Wonder Boys by Michael Chabon // Chicos Prodigiosos del

autor Michael Chabon

61. Last Exit To Brooklyn By Hubert Selby, Jr. // Última salida para

Brooklyn del autor Hubert Selby, Jr.

62. A People’s History Of The United States by Howard Zinn // La

otra historia de los Estados Unidos del autor Howard Zinn

63. The Age Of American Unreason by Susan Jacoby // La era de la

sinrazón en Estados Unidos de la autora Susan Jacoby

64. Metropolitan Life by Fran Lebowitz // Vida Metropolitana del

autor Fran Lebowitz

65. The Coast Of Utopia by Tom Stoppard // La costa de Utopía:

Viaje; naufragio; rescate del autor Tom Stoppard

66. The Bridge by Hart Crane // El puente del autor Hart Crane

67. All The Emperor’s Horses by David Kidd // reeditado al español

como Historias de Pekin del autor David Kidd

68. Fingersmith by Sarah Waters // Falsa Identidad de la autora

Sarah Waters

69. Earthly Powers by Anthony Burgess // Poderes Terrenales del

autor Anthony Burgess

70. The 42nd Parallel by John Dos Passos // El Paralelo 42 del autor

John Dos Passos

71. Tales Of Beatnik Glory by Ed Saunders // Cuentos de gloria

Beatnik del autor Ed Saunders (sin edición confirmada en español)

72. The Bird Artist by Howard Norman // El pintor de aves del

autor Howard Norman

73. Nowhere To Run: The Story Of Soul Music by Gerri Hirshey // Ningún

lugar para correr: La Historia de la Música Soul de la autor Gerri Hirshey

74. Before The Deluge by Otto Friedrich // Antes del Diluvio (Una

semblanza del Berlín de los años 20) del autor Otto Friedrich

75. Sexual Personae: Art And Decadence From Nefertiti To Emily

Dickinson by Camille Paglia // Sexual Personae: Arte y decadencia desde

Nefertiti hasta Emily Dickinson de la autora Camille Paglia

76. The American Way Of Death by Jessica Mitford // Muerte a la

americana por la autora Jessica Mitford

77. In Cold Blood by Truman Capote // A sangre fría del autor

Truman capote

78. Lady Chatterly’s Lover by D.H. Lawrence // El amante de Lady

Chatterly del autor D.H. Lawrence

79. Teenage: The Creation of Youth Culture by Jon Savage //

Adolescencia: La creación de la cultura joven del autor Jon Savage (Tiene

una película homónima “Teenage / Sin edición confirmada en español)

80. Vile Bodies by Evelyn Waugh // Cuerpos Viles de la autora

Evelyn Waugh

81. The Hidden Persuaders by Vance Packard // Los persuadores

ocultos del autor Vance Packard (sin edición confirmada en español)

82. The Fire Next Time by James Baldwin // La próxima vez el fuego

del autor James Baldwin

83. Viz (comic, early ’80s) published by Dennis Publishing,

Publication date December 1979–present // Revista de cómics publicada

por Dennis Publishing, publicada desde 1979, Bowie nos recomienda las

de los inicios de la década de los ’80s


84. Private Eye (satirical magazine, ’60s – ’80s) // Private Eye revista

de noticias satírica, Bowie recomienda las ediciones de ’60s – ’80s

85. Selected Poems by Frank O’Hara // Poemas Selectos del autor

Frank O’Hara (sin edición confirmada en español)

86. The Trial Of Henry Kissinger by Christopher Hitchens // Juicio

a Kissinger del autor Christopher Hitchens

87. Flaubert’s Parrot by Julian Barnes // El loro de Flaubert del

autor Julian Barnes

88. Maldoror by Comte de Lautréamont / Isidore de

Lautreamont // Los cantos de Maldodor del Ducasse Isidore Conde

de Lautréamont

89. On The Road by Jack Kerouac // En el camino del autor Jack

Kerouac

90. Mr. Wilson’s Cabinet of Wonder by Lawrence

Weschler // El gabinete de las maravillas de Mr. Wilson del

autor Lawrence Weshler

91. Zanoni by Edward Bulwer-Lytton // Zanoni, o el secreto de los

inmortales del autor Edward Bulwer-Lytton

92. Transcendental Magic, Its Doctrine and Ritual by Eliphas

Lévi // Dogma y ritual de la alta magia del autor Eliphas Lévi

93. The Gnostic Gospels by Elaine Pagels // Los Evangelios

Gnósticos de la autora Elaine Pagels

94. The Leopard by Giusseppe Di Lampedusa // E gatopardo del

autor Giusseppe Tomasi Di Lampedusa

95. Inferno by Dante Alighieri // Infierno del autor Dante

Alighieri

96. A Grave For A Dolphin by Alberto Denti di Pirajno // Una tumba

para un delfín del autor Alberto Denti di Pirajno

97. The Insult by Rupert Thomson // El insulto del autor Rupert

Thomson (sin edición confirmada en español)

98. In Between The Sheets by Ian McEwan // Entre las sábanas del

autor Ian McEwan

99. A People’s Tragedy by Orlando Figes // La Revolución Rusa: La

tragedia de un pueblo del autor Orlando Figes

100. Journey Into The Whirlwind by Eugenia Ginzburg // El vértigo

de la autora Eugenia Ginzburg


Un laberinto de expectativas

Un especial de Laberinto a 30 años de su aniversario

Por: Aldo Rodrigo Sánchez Tovar

Con una extensa preproducción que contenía detalles de un par de libros, caprichos

e influencias de Lucas, Henson y Bowie (que llegaron a rayar en un Jareth casi pedófilo)

y un majestuoso diseño de producción de Brian Froud, Laberinto se convirtió en una

carrera contra el tiempo (y el agotamiento del presupuesto).

¿Anécdotas?

Tantas como no se imaginan.

Las secuencias donde Jareth (Bowie), mecía las manos balanceando esferas de cristal,

fueron ejecutadas con un mago que desde atrás del músico pasaba sus manos y hacía a

ciegas el juego de manos. Llegando a pasar horas frente a la cámara para lograr la toma

correcta.

Corría Junio de mil novecientos ochenta y seis. En las salas de cine en Estados Unidos,

montones de personas pudieron ver una cinta fantástica protagonizada por David

Bowie, Jennifer Connelly y una pléyade de muppets y animatrónicos del taller de Jim

Henson.

Con una inversión de veinticinco millones de dólares, Laberinto resultó un rancho donde

hubo que amansar las expectativas de un productor muy neurótico como George Lucas, un

director muy estresado como Jim Henson, un genio musical como David Bowie y romper

una y otra vez la regla no escrita de que no deben hacerse películas con bebés, animales ni

títeres.


Jennifer Connelly comentó que tanto ella como Bowie tuvieron dificultades al principio

para poder acostumbrarse al sistema de rodaje ya que en la mayoría de los casos, las voces de

las marionetas o personajes como Hoggle no salían de ellos sino de actores de voz ubicados

a un lado de la escena (y por tanto fuera de ella). Una práctica muy común para el staff de

los Muppets, pero terriblemente ajena al sistema actoral imperante de la época.

El bebé que aparece como el hermano hurtado por los duendes, es Toby Froud, hijo del

ilustrador que diseñó todo el concepto de la obra.

Brian Froud y los guionistas Terry Jones, Dennis Lee, Laura Phillips, Elaine May y por

supuesto nuestro Galáctico Barbón favorito “Georgie Boy” Lucas trabajaron en convertir

una cacofonía de voces en algo coherente y que se dirigía hacia algún lado. No resultó del

todo lo que esperaban pero pudo ser peor. En la versión novelada hay mucha carga sexual en

la relación de Sarah y Jareth (ya lo dije antes, pero no me canso de decirlo porque Laberinto

pudo haber sido las primeras 50 sombras de gris para ñoñas).

Ron Mueck, el artista hiperrealista que ha dado la vuelta al mundo con sus esculturas en

escalas alteradas, comenzaba su carrera en ésta película y fue uno de los operadores y voz

de Ludo.

Cheryl Gates McFadden, coreógrafa y actriz, trabajó también en ésta cinta aunque tal

vez la gente la recuerde más por ser la Doctora Beverly Crusher, médico de a bordo del

Enterprise en la serie de Televisión Star Trek The Next Generation y madre en ficción de

Wesley Crusher interpretado por Wil Wheaton.

Frank Oz, voz y operador de Miss Piggy, director de A little indian in a Cupboard, del

Remake musical de Little Shop of Horrors, voz y operador de Yoda, interpretó al hombre

sabio a quien Sarah consulta y hace un donativo.

Para la secuencia en la que Sarah cae por un pozo con manos y luego de dialogar con

ellas, elige el camino de abajo, se realizaron más de cien pares de manos muchas de las

cuales sólo se sujetaron a barras para que en el pozo diera la apariencia de que Sarah

estaba en un espacio confinado. Los actores de siempre del taller de Jim Henson, entre


ellos su hijo Brian y Ron Mueck estuvieron ensayando con los guantes por varios días

para crear rostros funcionales e interesantes en la mímicas de las mismas.

Entre las personas de estatura reducida contratadas para interpretar duendes

disfrazados, se encontraban Kenny Baker, quien había interpretado exitosamente para

George Lucas a R2-D2, Jack Purvis quien de igual manera interpretó al Jefe Jawa, el Jefe

Ugnaugth y Teebo el Ewok en Una nueva esperanza, Imperio Contraataca y Retorno del

Jedi respectivamente. Y el joven Warwick Davis quien aparte de ser el Ewok Wicket,

tendría protagónicos como Willow y Leprechaun, el Duende maldito.

La secuencia del baile Mágico (Magic Dance), resultó una de las más complicadas

ya que Bowie cantaba y bailaba, el bebé Toby Froud tenía que estar presente haciendo

repercusión de las actuaciones y a momentos ser reemplazado por un muñeco para

secuencias de lances al aire, había más de treinta marionetas con sus respectivos

operadores en escena y un importante número de personas de reducida estatura (no

podían usar niños porque iban a ser izados repetitivamente en las coreografías y las

regulaciones de trabajo prohibían expresamente eso en jornadas normales en los

estudios). El escenario tenía por tanto, cuerdas, plataformas y cantidad de agujeros

donde se ocultaban los titiriteros.

Nunca es fácil analizar los porqués históricos de un mal resultado de taquilla.

A veces es mala promoción, a veces son decisiones ejecutivas que mueven

estrenos hacia fechas muy competidas.

Quien redacta esto, no lo investigó en sitios de cine.

Lo viví paso a paso como un adolescente que deseaba ver cualquier cosa que

tuviera lazos con Star Wars y los Muppets.

Me tocó el estreno en un cine donde la gente comenzamos a corear y cantar

emocionados en el número de Magic Dance.

Muchos llevamos a nuestras novias y regresamos con otros miembros de la

familia por lo que los números musicales se nos fueron pegando más.

Fue triste enterarme que la película no sólo no recaudó lo esperado sino que

no alcanzó ni a recuperar la inversión.


Fue un descalabro porque ello realmente afectó emocionalmente a Jim Henson

y en lo personal, de mi adolescencia melancólica, el humor ácido de los Muppets

fue una gran medicina. Nunca volvió a dirigir una película.

Si una cinta recupera su valor en la primera semana de estreno y preferentemente

multiplica su ganancia en ése periodo, entonces se habla de un éxito, y de muchas fianzas,

bonos y pagos a sistemas crediticios para la farándula que se sanean y dejan el camino libre

a otros proyectos y/o secuelas.

Pero los efectos del fracaso de Laberinto, como ya expliqué, resultaron terriblemente

desmoralizantes. Sin embargo, también ésos fueron los años del auge de las rentas de video

doméstico. Lo que Laberinto no ganó en la calle a fuerza de campaña, crítica favorecedora y

apoyo de la gente, lo logró en cassettes de video conquistando hogar por hogar.

Laberinto se convirtió en una obra de culto que junto con Conan el Bárbaro, La Historia Sin

Fin, Leyenda y el Último Unicornio, defendieron el territorio de la Fantasía hasta la llegada

de Harry Potter y EL Señor de los anillos de Peter Jackson que terminarían consolidando el

género en el linde del nuevo Milenio.

Para muchos Laberinto es David Bowie.

Para muchos, Laberinto es muchos Muppets.

Para muchos, Laberinto es el cuento de hadas de la virginal Sarah y su fortalecimiento

como heroína y su maduración para rescatar a su hermano de su propia irresponsabilidad.

Para George Lucas también resultó parte de una mala racha en la que varios proyectos en

los que se enfrascó para sobrellevar su divorcio con Marcia y alejarse de lo que él consideraba

su gran desgaste por la trilogía de Star Wars, no fructificaron. Con Disney falló en sus aportes

e injerencias a la involuntariamente tétrica Regreso a Oz. Willow no resultó el “Señor de los

anillos” que esperaba y Laberinto le “metió” una mano en el bolsillo.

Para el final, quedaba el desgaste de muchos ajustes, muchos cambios, muchos tiempos

límites, muchos experimentos tecnológicos que salieron bien (como la lechuza animada en

CGI del inicio y las criaturas de fuego), pero que dejaron tanto a Henson como a Lucas con

el deseo de haberlo hecho mejor.

Y encima, aguantar luego de tanto sacrificio, un desempeño mediocre en taquilla.

Así como el pequeño Toby Froud estuvo sentado en un borde a riesgo de caer (a los brazos

de Henson pero con todo el miedo y preocupación de los padres) durante la penúltima

secuencia de la película, así estuvieron las esperanzas de todo el equipo creativo de lograr

algo mucho más impactante que el Cristal Oscuro.

Y no sucedió así.

Bueno...

No al principio. Para los americanos, la primera semana de taquilla es determinante en

la derrama doméstica.

Todos los que vieron eso, tienen toda la razón.

Algunas de las obras más duraderas de la historia de la cinematografía y los símbolos más

impactantes se gestaron alrededor de la expectativa, la ejecución y el estreno de Laberinto.

Freddy Kruger, Jason Vorhees, Michael Myers, la familia Sawyer de Texas y la Pandilla

de cenobitas de Pinhead consolidaron el cine de horror, Terminator y Robocop cerraron la


década con Cyborgs y computadoras malvadas o corruptas, la gente pasó de bailar Breakdance

a Salsa y Lambada. Stallone salvó prisioneros de guerra y prácticamente al mundo sólo con

un arco y un cuchillito de mango hueco. Los Aliens y los Depredadores asaltaron la mente de

todos en una nueva suerte de Vampiros y Frankensteins para un público más demandante.

Mi hijo mayor, nació hace dos décadas y se llama Jareth.

No necesito decirles lo que Laberinto significa para mí.

Sigan leyendo Artis Nucleus. La palabra escrita es pensamiento y el pensamiento nos

libera de ser sólo espectadores o masa manipulable.

Sean protagonistas, si escriben brillantemente contacten al cuerpo editorial. Nuestro

tiempo requiere de muy buenas lecturas para templar mentes extraordinarias.

Paz en el corazón de cada lector.

Tú me lees y yo escribí esto para ti.

Por unos breves minutos hemos comenzado una amistad, tú ya me conoces mejor y mis

palabras ahora significan algo para ti.

Jareth, el Rey Goblin

Animación en plastilina

Por Aldo Rodrigo Sánchez Tovar


Sesión Tributo a Bowie

Black Star Dust Goblin

Por: Arturo Vega © Fotografía

Fotos: Arturo Vega

Modelo: Pamela Quinzel

Maquillaje y Peinado: Ana González

Locación: Central Fixión


Bowie en el mundo de la moda

Por: Zoe

El mundo de la moda es un

referente a grandes iconos de

estilo, tanto como el mundo

del cine y de la música. El legado tan

grande que han dejado incontables

personalidades, puede verse

reflejado sobre la pasarela y las calles.

Una de los más grandes iconos

de estilo, que dejó un legado en

la música y el cine, fue David

Bowie, quien murió este año.

Bowie, un hábil maestro del

disfraz, se reinventó en innumerables

ocasiones e inspiró el tan famoso

“look andrógino“, dejando como

referente el tema de la individualidad,

al no tener miedo de incorporar

elementos de la silueta femenina

en su vestimenta. Para él, no había

géneros o límites. Su silueta ambigüa

y alucinante eran tan impresionantes

como el sonido de su voz o sus hiper

creativas letras, las cuáles contaban

una historia así como las prendas

que presentaba en sus shows.

Maquillaje para todos, cabello

teñido sin temor a perder la

masculinidad, tacones, o mujeres que

se atrevieron a llevar corbatas anchas

y chalecos, son tan solo tendencias

que impuso Bowie en cada una de

sus reinvenciones a lo largo de su

reinado en el mundo de la música.

Para Bowie, no había un él,

tampoco un ella, sólo un individuo

dispuesto a arriesgarse, a imponer

gustos que podían ir más allá de

la delicadeza de las gasas, hasta

la versatilidad de alto voltaje de

amplias chamarras y gabardinas.

Toda una generación perdió un

referente de estilo, que fue dejando

huella. La cuál servirá como fuente

de inspiración tanto para futuros,

como actuales diseñadores, quienes

podrán encontrar en los incontables

looks andróginos, fantasiosos y llenos

de glam Bowie, una oportunidad

para reinventar sus colecciones.

Hay que rendirle culto al

pionero de la individualidad. Se

vale explorar entre la femineidad

para crear piezas que el hombre

de hoy se está atreviendo a vestir;

Ya no existe “lo que es para él, ni lo

que es para ella“. Las generaciones

actuales están mostrando su

propia individualidad en plena era

de la dominación tecnológica y

del poderío de las redes sociales.

Bowie no deja nada más entre

sus letras, sino también en sus

arriesgadas elecciones al vestir, la

idea de la osadía, de la reinvención.

Hay que hacerle una oda al grande.


que nació en 1947, un 8 de enero

(mismo día que Elvis Presley) sigue

haciendo música nueva y se prepara

para salir de gira. Cosa que no hace

desde el 2003. Sus fans esperamos

con ansía el momento.

Bowie ya sólo necesita ser llamado

Bowie… es más, es una marca

registrada; pero si ustedes no le dicen

que estoy escribiendo su nombre

sin su permiso…él no tiene por qué

enterarse de este artículo. Aunque

eso estaría genial...

El disco más representativo sin

duda de la carrera de David Robert

Jones es The Rise and Fall of Ziggy

Stardust and The Spiders From

Mars. O simplemente Ziggy Stardust,

como se le conoce mundialmente.

Es el quinto albúm en la carrera de

Bowie: El legado Ziggy

Por: Antonio Carlin Lynch

“No sé a dónde iré de aquí en

adelante, pero te prometo que no

será aburrido”. - David Bowie.

¿Qué falta decir, contar, mentir,

alabar, leer… y escribir sobre

Bowie? En más de 50 años de

carrera ha sido de todo: mod, mimo,

guitarrista, compositor, saxofonista,

líder del movimiento glitter y glam,

actor de teatro, de cine, homosexual,

bisexual, heterosexual, padre de

familia, pintor, productor, cantante,

amigo de Salvador Dalí, admirador (y

nunca amigo de Andy Warhol), Dios

Reconocido del Rock and Roll…y hasta

extraterrestre.

Bowie ha sobrevivido a todo:

modas, a los 80’s (donde sin duda

grabó sus peores discos) a Angie

Bowie, su primera esposa y más

recientemente a un infarto y una

operación de corazón abierto. Bowie,


Bowie y es una obra de arte del rock

conceptual. El concepto del disco, es

el que me dispongo a escribir en este

artículo.

Ziggy Stardust es un extraterrestre

bisexual de imagen andrógina que

llega a la Tierra con dos propósitos:

decirnos a nosotros los terrícolas

que nuestro amado planeta sólo tiene

cinco años de vida y convertirse en

una estrella del rock, o mejor dicho,

en una mesías del rock and roll, y así

salvarlo de la destrucción.

Al final Ziggy termina siendo una

víctima de su propio éxito, en la vida

real Ziggy se fue posesionando poco a

poco de Bowie; hasta que éste estuvo

dañado seriamente de sus facultades

mentales. Pudo haber sido no sólo la

destrucción del personaje en la ciencia

ficción, sino también en la realidad.

“Abriéndose camino a empujones

por la plaza del mercado/muchas

madres suspiraban/acababan de

llegar las noticias/nos quedaban

cinco años para gritar”

Bowie tuvo que matar al personaje

de Ziggy Stardust (quizá el primer

acto de psicomagia hecho en un

escenario) el 3 de julio de 1973 en

el Hammersmith Odeon de Londres.

Casi 30 años después lo regresó de

la tumba, o de donde quiera que se

encontrara Ziggy.

“El periodista lloraba cuando

nos dijo/que la Tierra estaba

muriendo/gritaba mucho y tenía el

rostro húmedo/entonces supe que

no mentía/Oí teléfonos, el teatro

de la ópera, melodías favoritas/vi

chicos, juguetes, planchas eléctricas

y tvs/mi cerebro me dolía como

un almacén, no había más sitio/

tuve que apretar muchas cosas

para meter todo allí/toda la gente

gorda-flaca/toda la gente altabaja/y

todos los don nadie/y todos

los que eran alguien/nunca creí

que necesitaría a tanta gente.”

Bowie se inspiró en muchas cosas

para crear este fascinante albúm show

de comienzos de los 70’s: la ciencia

ficción clásica, el teatro japonés

kabuki, los musicales de Broadway

y en especial para el personaje de

Ziggy, el cantante de rock británico

Vince Taylor a quien Bowie conoció

personalmente en los 60’s. En sus

conciertos Taylor salía enfundado

en cuero negro y maquillado,

proclamando a sus fans que él era la

reencarnación de Jesucristo. Al final

Bowie asegura verlo varías veces por

Londres con enormes mapas en el

suelo mostrando los lugares exactos

donde aterrizarían OVNIS. El alcohol,

las drogas y no saber controlar la

fama, acabaron con su carrera. Bowie

se veía reflejado en él sin duda.

Sobre el nombre de Ziggy mucha

gente ha especulado que si es una

combinación de Iggy (Pop) y Twiggy,

ambos amigos suyos, pero no, en una

entrevista para la Rolling Stone Bowie

afirma que lo escogió por ser el único

nombre cristiano que comenzaba con

la Z. Sobre el apellido Stardust es más

claro, está tomado de The Legendary

Stardust Cowboy un cantante country

e ídolo de Bowie (que en su disco

Heathen versionara un cover de él,

ayudando a darlo a conocer entre

muchos fans jóvenes que no tenían

idea de su existencia.)

La segunda canción del disco: Soul

Love (la primera y que abre el albúm

es Five Years) explica los distintos

tipos de amor entre las personas (los

terrícolas) por ejemplo: el amor hacia

las personas queridas que han muerto

(stone love), el romántico (new love)

y el religioso (soul love).

“Amor de piedra/ella se arrodilla

ante la tumba/un hijo valiente/que

dio su vida para salvar”.

“Nuevo amor/un chico y una chica

hablando/nuevas palabras/que sólo

ellos pueden compartir”.

“Amor del alma/el sacerdote que

conoce la palabra/y nos habló del

amor/y cómo Dios está en las alturas”.

Es raro escuchar una canción

tan espiritual en Bowie dado que

el siempre ha declarado que “tengo

serios problemas con la religión”. Pero

no hay que olvidar que quien canta

aquí no es él, sino su alter-ego Ziggy.

La tercera canción Moonage

Daydream es la presentación del

extraterrestre ante su gente, el

salvador de la Tierra, el invasor del

espacio.

“Soy el caimán/soy papámamá

que viene por ti/soy el

invasor del espacio/seré una

puta del rock and roll por ti/

cierra la boca/estás chillando

como un endiablado pájaro

rosa/y yo me estoy rompiendo

el cerebro buscando las

palabras”.


Starman fue el primer sencillo

“Las mujeres fatales surgieron

como un mesías leproso/cuando

Machado, cuyo primer verso es La

y una de las canciones más

de las sombras para ver a esta

los chicos mataron al tipo/tuve

Vida es un Cigarrillo….

conocidas y que siguió tocando

hermosa criatura/los chicos se

que deshacer la banda”.

gira tras gira del disco, en ella

Ziggy contacta con los terrestres

mediante un mensaje de la radio

y les promete la salvación; al

final, todas eran mentiras para

que los habitantes de la Tierra le

siguieran:

pusieron de pie en las sillas/para

no perderse detalle/yo sonreí

tristemente por un amor al que

no podía obedecer/y la Dama de

Polvo Estelar cantó sus canciones/

de oscuridad y consternación”.

Suffragette City: Después de la

ruptura de las Arañas de Marte,

Ziggy sólo se interesa por el sexo

y las drogas, dejando de lado su

vida anterior.

“El tiempo toma un cigarro/

lo pone en tu boca/tú alargas

un dedo/después otro dedo

y entonces el cigarro/el eco

te llama/persiste, después lo

olvidas/oh no no no, eres una

suicida del rock and roll”.

“No sabía qué hora era, las

luces eran débiles/me recliné

sobre la radio/un tipo estaba

tocando un rock and roll con

mucho sentimiento, dijo/

entonces el estrepitoso sonido

pareció extinguirse/volvió, pero

ahora era una lenta voz en onda

de fase/no se trataba de ningún

Hang On to Yourself: Ziggy y

su banda están en la cumbre del

éxito, y todos sus admiradores

buscan tener relaciones sexuales

con ellos. El riff de la canción

representa mucho de la posterior

historia del punk (sobre todo The

Ramones).

Y aquí llegamos al tema

Y por último Rock and Roll

Suicide, el final de Ziggy, el

descenso, Ziggy tocando fondo

y conviertiéndose en un suicida

del rock and roll. Mucha gente

relaciona este tema hacia Janis

Joplin, lo que si es verdad es

que los primeros versos están

inspirados en un poema de Manuel

“Eres demasiado vieja para perder/

demasiado joven para elegir/y

el reloj espera pacientemente tu

canción/pasas por la cafetería/

pero no comes cuando ya has vivido

demasiado/oh no no no, eres una

suicida del rock and roll”.

(Nota escrita en Agosto del 2015, cuando David

Bowie aún vivía.)

dj, era una vaga marcha cósmica”.

cumbre: Ziggy Stardust, narra

la decadencia y como termina

Lady Stardust es la balada del

por renunciar; hay una probable

disco, Bowie toca el piano y con

referencia a Hendrix en cuanto a

ella el personaje Ziggy comienza

que Ziggy como él son zurdos.

a travertirse en el escenario

causando la admiración del

“Ziggy trataba de ganar

público:

tiempo/nos tomaba el pelo

haciendo voodoo/los chicos

“La gente miraba fijamente el

estaban torpes/él era el elegido/

maquillaje de su rostro/se reía de su

con un culo bendito/llevó todo

largo pelo negro, de su gracia animal/

muy lejos/pero chico, podía tocar

el chico de los brillantes tejanos/subió

la guitarra”.

de un salto al escenario/y La Dama de

Polvo Estelar cantó sus canciones/ de

“Haciendo el amor con su ego/

oscuridad y escándalo”.

Ziggy lo absorbía en su mente/


Reseña The Hunger

(El Ansia)

Por: Toño Rotuno

The Hunger (El Ansia), 1983. USA / UK

La primera vez que supe sobre esta película basada en una novela de

Whitley Strieber, fue en alguna revista de rock, tal vez “Sonido”, pero

no estoy seguro. Además un amigo que fue una especie de guía en

cuanto a cultura alternativa y contemporánea nos habló de ella. No fue sino

hasta pocos años después que la encontré en video, la renté, y la vimos entre

varios (además de hacer una copia en Beta para la colección personal). Fue

grato ver el inicio con Bauhaus, cuyas imágenes había visto antes en un especial

de Halloween en MTV conducido por Elvira (el videoclip no era más que una

versión un poco extendida de lo que sale al inicio de la película, si bien a la

vez se trataba de una versión recortada del tema original). Posiblemente se

trata de una de las mejores películas sobre vampiros que existen. El primer

largometraje de Tony Scott (hermano de Ridley), es también por mucho uno

de sus trabajos más trascendentes (acaso solo acercándose a la grandeza,

gracias a un buen guión, en la película “True Romance”). La cinta nos acerca

a una historia de vampirismo moderno (acorde a la época en que se filmó),

donde algunos clichés o paradigmas del cine tradicional se modifican y otras

películas también han optado por utilizar, como olvidarse de los dientes de

vampiro (en la reciente “Byzantium” del 2012, justo en una escena cuestionan

‘¿y dónde están tus dientes o cómo bebes la sangre, por qué puedes andar de

día?’, variantes que filmes como “Mary, Mary, Bloody Mary” de 1975 o “Cronos”

de 1993, también utilizan a su manera).

Desde la primer escena en que un aparente intercambio swinger en un club

underground inicia al ritmo de “Bela Lugosi is Dead” tocada por Bauhaus

(canción que alude a la muerte de quien interpretara a “Drácula” en su

versión clásica de 1931 y sugiere una distancia con el vampiro de antaño);

descubrimos una estética y fotografía más cercanas al tono ‘arty’ que al del

horror convencional. También desde ese inicio percibimos que Miriam y

John Blaylock se alimentan de sangre (Catherine Deneuve y David Bowie). La

historia se cruza con la investigación de la gerontóloga Sarah Roberts (Susan

Sarandon), quien investiga el remedio para una rara enfermedad que hace

envejecer antes de lo normal. La pudiente pareja de vampiros acarrean con una

especie de maldición de origen egipcio en su propia inmortalidad: en cierto

punto de sus vidas, las parejas de Miriam (quien deducimos es la vampiresa

original que convierte a sus amantes), llegan a un punto en que pierden su

juventud en 24 horas. Es ahí donde sus vidas se cruzan con la de Sarah Roberts,

trayendo consigo también un elemento de atracción entre las dos mujeres lo

cuál remite a la novela precursora del género (“Carmila” de Sheridan Le Fanu,

1872, que cuenta con algunas adaptaciones cinematográficas como “La Novia

Ensangrentada” de 1972, así como influencia en un cine vampírico de toques

eróticos y lésbicos principalmente en Europa o directores como Jean Rollin).

El encuentro entre ellas es inevitable, y con un exquisito manejo de la

sensualidad, la película mantiene ese ritmo sopesado entre una narrativa que

fluye y una estética que por momentos nos acerca a los altos contrastes de

luz y sombra del cine ‘noir’. Algunos críticos le han dado un mal rato al filme

acusándolo de una estética pretenciosa para abordar una historia sencilla,

pero el tiempo le ha dado su lugar a un trabajo de los años ochenta que sólo

algunos entendieron llevaba la marca de ‘cine de culto’ desde su estreno. El

romanticismo vampírico se toca en esa idea de la soledad en lo inmortal, ¿crees

poder amar a alguien durante toda tu vida? Ahora imaginemos poder hacerlo

durante varias vidas. Pero ahí también parte de la monstruosidad aflora para

recordarnos que ante todo se trata de una historia de horror: existe no sólo

una especie de supervivencia parásita respecto a la sangre, sino a la vida que

también ofrecen los amantes. El título que refiere a la ansiedad, similar a la

de un junkie sin droga en el proceso de transformación / aceptación de lo

que se es, como una especie de enfermedad inevitable, y la crueldad terrible,

máxima, sobre el destino de los vampiros que envejecen. El manejo de sonido

e imagen dan un tono muy estético en momentos clave, así como la violencia

y el elemento de la sangre, cosa que el director supo manejar en una especie

de aproximación experimental en la era del video-clip, sin abusar ni perder el

sentido cinematográfico.


Posiblemente no es una película para el fan regular de horror, pero sí un

filme que vale la pena ver y que enriquece el mundo del vampirismo de una

forma creativa. Entre 1997 y el año 2000 se produjo una serie con el mismo

nombre, donde Bowie fue el host de la segunda temporada (creo que hubo

alguna influencia de la película en ello). Y en esta época de re-makes, una cosa

es segura: sería imposible lograr igualar este filme por razones sencillas: La

delicia de la escena lésbica entre dos grandes (Catherine Deneuve y Susan

Sarandon). Un David Bowie pleno. Bauhaus en su momento. Una estética

y guión que hoy sólo serían copia o de hacerse diferente, sería mejor otra

película.

Bowie en Broadway

Por: Antonio Carlin Lynch

Denver. Julio de 1980. Bowie

aparece en escena, con tan

sólo un camisón largo de

color blanco, descalzo, el pelo corto,

sin maquillaje, un poco de sombra en

los ojos; en el centro: una cama.

nacido con unas deformaciones tan

monstruosas que era exhibido en

ferias. Según cuenta el neurólogo

y escritor Oliver Sacks, “Merrick

padecía el síndrome de Proteo o

neurofibromatosis, una enfermedad

extraña y a veces cancerosa que

puede provocar enormes ganglios

parduscos y protuberancias dérmicas

que desfiguran todo el cuerpo”.

Y sus gestos, simplemente eso. Así

como la mímica que en el pasado había

aprendido de Lindsay Kemp. Era John

Merrick: El Hombre Elefante.

Pero no el Merrick de David Lynch,

sino el de Jack Hofsiss. La obra contaba

la trágica historia de John Merrick,

Era justo el papel que David Bowie

“saboreaba” hacer. Así que visitó el

London Hospital para ver las ropas,

y el molde de su cuerpo realizado

después de su muerte. Más tarde

Bowie declaró en una entrevista para

la televisión que una de las razones

por la cual aceptó ese, su único papel

en teatro, fue porque tenía cierto

cariño hacia el chico elefante de un

cuento escrito por Frank Edwards en

un libro suyo llamado Strange People.

Un clásico repleto de curiosidades

acerca de bestias, monstruos y

criaturas raras que una persona como

Bowie pudiera desear.


En el otoño de 1980 la obra llegó

a Broadway. Bowie sugería todas

las deformaciones de Merrick,

con convulsiones en el cuerpo,

contusiones, y una voz afectada,

grave por momentos, chillona por

otros… alargando las sílabas (se dice

que también estudio la dicción de los

discapacitados mentales). Hizo un

papel digno de un Premio al Horror

más Sugestivo. Inclusive en momentos

desnudo ante el público. Sentado

en una bañera (había ocasiones,

sobre todo en doble funciones que el

personal que trabajaba en la obra le

llenaba la bañera de consoladores y

revistas porno), Bowie, como todo un

profesional, contenía la risa y hacía su

papel.

David Bowie dejó el papel en enero

de 1981. La razón: el asesinato de

Lennon, y se descubrió que Mark

Chapman había ido a ver la obra, más

de una vez. Bowie era el siguiente en

su lista después de asesinar al líder de

The Beatles.

David Robert Jones (David Bowie):

Biodecodificación biológica, tu

herencia epigenómica cultural.

Por: José Rubén Rodríguez Fuentes

En el artículo anterior dimos

una introducción breve a la

Epigenética, qué es y de qué

trata. Ahora nos toca hablar de otro

factor que no se puede dejar pasar, la

herencia cultural en la que estamos

inmersos, y un muy buen ejemplo

de esto es David Robert Jones mejor

conocido con el nombre artístico de

David Bowie.

David Robert Jones (QEPD)

transcendió este plano físico el pasado

10 de enero a la edad de 69 años, a

consecuencia del cáncer que padeció

18 meses atrás, desarrollado a

mediados del 2014 aproximadamente.

¿Qué entendemos por la

Biodecodificación Biológica?

“Nací el 22 de agosto de 1957 en

Arcachon, Francia, fruto de la unión de

un padre que nunca quiso ser adulto

y de una madre que siempre fue una

niña. De pequeño me separaron de

ellos unos meses y cuando regresé,

pasó toda una eternidad que jamás

recuperamos.” Christian Fleche, el

creador de esta técnica terapéutica se

presenta a sí mismo con estas palabras

que dicen mucho acerca del factor

cultural y sus efectos epigenéticos.

Fleche menciona que el

inconsciente biológico nos gobierna

todo el tiempo, hasta el momento en

el cuál tomamos conciencia de ello

y tengamos las riendas en nuestras

manos. La biología no hace nada al

azar. El inconsciente es inteligente,

y tiene lógica y sentido, al igual que

no hay enfermedad que no tenga un

significado escondido. El síntoma

siempre es una reacción invisible

a algún hecho. Uno distante que se

volvió invisible, por lo que hay que

buscar la reacción detrás de la acción,

con la finalidad de restar importancia

al factor escondido; al curarlo,

restablecemos la energía, ya que el ser


vivo, por lo tanto, el ser humano, está

compuesto en una unidad de cuatro

realidades inseparables: Orgánica,

Cerebral, Psíquica y Energética.

El shock, que es el motivo del

estancamiento de la energía,

repercute en estas cuatro realidades.

Por lo tanto, sin duda alguna, todas

las enfermedades tienen un lazo de

unión con el mundo de las emociones

y los pensamientos, es decir, si no

tengo nada que comer, mi psiquismo

encuentra esto en alguna parte del

cerebro y dará órdenes al hígado

de hacer un tumor, sin embargo, si

encuentro comida y estoy tranquilo,

el cerebro dará la orden opuesta y

éste se curará por que ahora no tiene

sentido hacer nódulos.

El Discípulo de Fleche, Patrick

Obissier, ha desarrollado estas ideas

del Brainome; donde la conexión del

cerebro con el cuerpo, al comprobar

por sí mismo, que cada órgano al

crear un cáncer, posee cierta clase

de conmutador cortocircuitado a

través de las dos ramas del sistema

nervioso neurovegetativo somático,

la simpática y su opuesta, la

parasimpática. La primera prepara

el cuerpo para la acción y defensa,

mientras la segunda ordena reposo

y reparación. En el momento de

algún shock emocional, los cinco

sentidos reciben la información

y en lugar de llevarla al sistema

cerebral cerebroespinal consciente y

voluntario, pasa a éstas divisiones, por

lo tanto, la Biodecodificación Biológica

busca que la información del pasado

de las mismas se dirija al sistema

cerebral consciente y produzca una

reacción emocional; fenómeno no

desconocido para Sigmund Freud,

quien lo denominó abreacción, el cuál

sucede cada vez que la información va

del sistema nervioso hacia el cerebro

consciente.

Como todo en el universo, los

fenómenos tienen un patrón de

comportamiento que no responde

al azar, en este caso, tampoco las

enfermedades desde el punto de vista

de la Biodecodificación Biológica, se

dividen en un proceso de tres fases:

primera fase, si la casa se incendia,

se entra en estado de frenética

hiperactividad para salvarla, con

estrés intenso, pero sin enfermedad.

Para resolver la situación en ese

preciso momento (primera fase de

la enfermedad), el conflicto hace su

aparición. Enseguida vendrá la fase de

reparación/reconstrucción que aún

es incómoda, debido a seguir eufórico

porque la casa se está arreglando

(segunda fase de la enfermedad o

shock). Cuando ya está todo listo,

por fin puedo quitar los andamios

y escaleras para vivir de nuevo en

casa (tercera fase de la enfermedad).

Así suena muy sencillo, sin embargo

se podría preguntar ¿por qué la

gente fallece de cáncer?; Obissier

responde que esto es un mecanismo

de supervivencia el cuál proporciona

un tiempo de vida suplementario, lo

que dota al individuo de tiempo extra

para resolver el conflicto o trauma,

pero si éste no sabe identificar

el proceso de shock-enfermedad

mencionado anteriormente, el

cáncer o dolencia que sea, pueden

alcanzar proporciones más grandes

y la fase de reparación llega a ser

insuperable, no obstante, no es el

cáncer o la enfermedad la que causa el

fallecimiento, sino más bien el miedo

(factor psíquico). Si alguien piensa

que ya tiene todo perdido, nada ni

nadie le puede ayudar, es una persona

que renuncia, se autosugestiona y

decreta su muerte, como se menciona

en el primer artículo de Epigenética.

¿Cómo es que la cultura y el

cerebro se enlazan entre sí? A través

del Segundo Sistema de Señales,

descubierto por el gran fisiólogo

Ivan Pavlov, mejor conocido por sus

trabajos de acondicionamiento de

perros. Éstos al ver la comida salivan,

y si al mismo tiempo alguien toca

una campana, el perro asociará la

campana a la comida. En el caso del ser

humano sucede lo mismo a través del

lenguaje, de ahí el término “Segundo

Sistema de Señales”, donde existe el

hecho de asociar algo fisiológico a un

objeto cultural, y si a esto sumamos,

a nivel cerebral, el denominado

principio de Hebb, llamado así


por el escritor canadiense Donald

Hebb, que también fue psicólogo y

neurólogo. Es por este mecanismo

que los valores socioculturales se

transfieren a nivel individual a través

de nuestro cerebro, programación

inconsciente que se presenta con

nuestra herencia Epigenética

cultural. Obissier responde con algo

que él denomina “La Programación

Transgeneracional” llevando los

conceptos de la Biodecodificación un

paso más adelante.

sangre que circula en nosotros. No

es la realidad neutra del momento a

la que respondemos, ya sea mediante

una infección o tumor, ni tampoco

es el piloto automático quien guía

nuestros caminos, sino las memorias

transmitidas epigenéticamente de

realidades antiguas pertenecientes

a los ancestros, las que las activan y

es el proceso de la Biodecodificación

Con todo lo anterior, la

dolencia de David Robert Jones

(David Bowie) tuvo un sentido y

significado, y para los que somos

sus fans fue desafortunado que

él desconociera esta técnica

terapéutica, de saberlo, aún estaría

entre nosotros.

Biológica que, como su nombre lo

indica, es la responsable de desactivar

estas memorias, procesarlas, y

sobrepasarlas para así tener una

mejor calidad de vida, restableciendo

las cuatro unidades fundamentales de

los organismos vivos. En el siguiente

número revisaremos el factor

emocional como pieza clave de la

Epigenética y de la Biodecodificación

Es como un árbol, en el cuál todas

las partes son solidarias entre sí. No

vive para tener hojas o ramas, sino

al revés. En el caso de los animales

y seres humanos esto es igual,

los padres, ancestros que aunque

estén físicamente muertos, siguen

estando vivos en la memoria. En

consecuencia, lo que no se pudo

arreglar ayer es perfectamente válido

resolverlo hoy o mañana, por la

Biológica.


Poemas Tributo a Bowie

Por: Antonio Carlin Lynch

DELGADO DUQUE BLANCO

Hizo su aparición

enfundado en negro

levantó su brazo y saludó

la gente no lo creyó

algunos se orinaron,

escatológicamente estaban excitados

¿Por qué criticarlos?

Viajó de estación en estación

evadiendo la cocaína

buscando miradas perdidas

que recitaban ¡Heil! en su honor.

Apuñaló a Ziggy

le clavó dardos a Halloween Jack,

directo a los ojos.

Regresó más oscuro y siniestro

más delgado

igual de blanco.

Casi Ario.

Un descapotable es su limusina

jacuzzi abarrotado de cognac

desde ahí, de pie, alcanza a ver a sus fieles siervos

alcanza a divisar su legado

y su inmortalidad.

El Delgado Duque Blanco

trajo la palabra en un ala

escupió en la cara de los extraños

que no aceptan el cambio,

que se niegan a cambiar.

Ch-ch-ch chillen reinitas putas

sobre el lavamanos

snifando Master Cards

añorando al Duque Blanco.

¿Y tú amas al alien?

Mayo del 2013

“¡¡¡Levántate!!!”

“¡¡¡Levántate!!!”

Levántate y anda Camaleón Muerto…

Dinos que todo esto es una broma

esparce tu polvo de estrellas

sobre nosotros y haznos olvidar.

Que hemos visto la estrella negra

la luna negra, el sol negro

y la noche negra sobre negro,

desde tu partida.

Enero 2016 al día siguiente.

Oda.

A C D F G

H J K L M N

Ñ P Q R S T

U V X Y Z

…oh, hasta el Alfabeto siente tu perdida.

Enero 2016 al día siguiente.


CRÉDITOS

Portada:

Fotografía original de David Bowie.

Fotografía “Polifacético” (Bowie con lentes color naranja) creación de Ana

Bertha Casas.

Diseño de portada, idea original de Ana Bertha Casas, en coautoría con

Carlos Alberto Ayala Ojeda.

Página 3 y 4 - “Geometría”, idea original, creación y diseño de Ana Bertha

Casas.

Página 16 - David Bowie by Patrice Murciano, “Space Oddity” painting.

Contraportada:

Modelos

Tania De Los Santos.

Serena Falcón Rampante.

Primera fotografia: “El Bowie de Chihiro”, idea original de Tania De Los

Santos.

Segunda y tercera fotografía: “Ziggy Soñador” por Serena Falcón Rampante

Cuarta fotografía: Ziggy por Tania De Los Santos.

Todo el arte incluído en esta revista es propiedad intelectual de sus autores

incluyendo las omisiones, debido a que no se logró encontrar a sus creadores.

More magazines by this user
Similar magazines