Views
7 months ago

REVISTA PESCA ENERO 2017

Revista informativa sobre pesquerias, politica pesquera en el Peru y el mundo, oceanos y ambiente marino

¿PODRÍAN LOS BOSQUES

¿PODRÍAN LOS BOSQUES DE ALGAS AYUDAR A MITIGAR LA ACIDIFICACIÓN DEL OCÉANO? Traducido por Tetyana Dubodyel Kostiouk Un nuevo proyecto comprobará si los bosques de algas podrían absorber suficiente dióxido de carbono para crear refugios de las aguas que cada vez tienen más acidez El océano está absorbiendo parte del exceso de dióxido de carbono que la humanidad está emitiendo a la atmósfera. Como resultado, el agua de mar se está volviendo cada vez más ácida, con significativas repercusiones para la vida marina en toda la cadena trófica. Los científicos teorizan que, al absorber el dióxido de carbono del agua de mar, al igual que lo hacen las plantas terrestres del aire, los bosques de algas podrían ayudar a proporcionar refugios locales contra la acidificación de los océanos. Un proyecto de cinco años que se va a lanzar este invierno tiene como objetivo poner a prueba esta teoría al plantar bosques de algas en las aguas del estrecho de Puget de Washington y monitorear su efecto sobre la química del agua. Los científicos han sostenido durante mucho tiempo que la recuperación de los bosques en tierra podría mitigar el cambio climático global, pero ¿qué pasa con la recuperación de los bosques en el mar? No bosques formados por árboles, naturalmente, sino de algas: gigantescas algas pardas que se desarrollan en aguas poco profundas y templadas y sirven de hábitat para numerosas especies. Los científicos teorizan que, al absorber el dióxido de carbono del agua de mar, al igual que hacen las plantas terrestres del aire, los bosques de algas podrían ayudar a mitigar el otro efecto secundario desagradable de nuestra adicción a los combustibles fósiles: la acidificación del océano. Los científicos pondrán a prueba esta teoría en invierno, con el lanzamiento de un estudio de cinco años a gran escala sobre los bosques de algas en las aguas del estrecho de Puget de Washington. ―Las algas, hierbas marinas, manglares y plantas palustres consumen dióxido de carbono en el proceso de la fotosíntesis. Revista Pesca Enero 2017 16

Los científicos y otros ahora se preguntan si la vegetación marina puede consumir suficiente dióxido de carbono para cambiar significativamente la química del agua marina local‖, dijo Terrie Klinger, codirectora del Washington Ocean Acidification Center en la Universidad de Washington. Los investigadores examinan las algas toro cultivadas en una plantación piloto como preparación para un estudio sobre el efecto de los bosques de algas en la acidez del agua de mar en el estrecho de Puget, en el estado de Washington. Foto cortesía de Puget Sound Restoration Fund Este invierno, una ONG local, el Puget Sound Restoration Fund, planea comenzar a probar cuán eficaces son las algas en la mitigación de la acidificación del océano mediante el crecimiento de bosques desde cero. El Washington Ocean Acidification Center colabora en el experimento, actualmente en preparación en el Hood Canal en el estado de Washington, la sección más occidental del estrecho de Puget. Tanto el cambio climático como la acidificación del océano derivan del mismo problema: una afluencia masiva del dióxido de carbono en la atmósfera, debida principalmente a las personas que queman combustibles fósiles y reducen los bosques terrestres. La acidificación del océano, menos familiar para la sociedad que el cambio climático, significa que el nivel del pH marino está disminuyendo —acidificando— a medida que el océano absorbe el exceso de dióxido de carbono de la atmósfera. Hasta la fecha, el pH promedio del océano ha caído de 8.2 a 8.1. Pero esa caída aparentemente pequeña trae consigo un gran impacto. Cuando el agua de mar se vuelve más ácida, muchas especies —adaptadas a lo largo de eones a las condiciones históricas— sufren. Por ejemplo, una mayor acidez significa menos carbonato cálcico disponible en el agua para los organismos calcificadores, desde los crustáceos a los corales y desde el plancton hasta los erizos de mar. ―Sabemos que las larvas de ostra tienen más dificultades cuando se desarrollan en las condiciones que encontramos ahora en nuestras aguas‖, dijo a Mongabay Jan Newton, el otro codirector del Washington Ocean Acidification Center. ―Vemos que los pterópodos, un plancton frágil que es parte de la cadena alimenticia, tiene una disolución visible en sus conchas… algunos incluso con agujeros‖. A los científicos les preocupa que si el océano se acidifica demasiado y los organismos en la parte inferior de la cadena alimenticia se dañan, los efectos podrían crear un efecto dominó hasta la parte superior, alterando las pesquerías de las que dependen millones de personas. Las aguas de la costa oeste de EE. UU. ya son naturalmente más ácidas que las de muchos otros lugares en el mundo debido al afloramiento de aguas saturadas en carbono desde las profundidades del océano. El agua del estrecho de Puget a veces se precipita hacia un pH de 7.8, lo que la convierte en un buen campo de pruebas para ver qué aspecto podría tener el océano del futuro. (Los científicos prevén que el nivel del pH global promedio podría caer hasta 7.7 a finales del siglo dado nuestro ritmo actual de las emisiones de carbono). También es un buen campo de pruebas para ver si Revista Pesca Enero 2017 17

REVISTA PESCA JULIO 2017
REVISTA PESCA OCTUBRE 2016
REVISTA PESCA AGOSTO 2015
Revista Pesca Octubre 2014
REVISTA PESCA FEBRERO 2017
REVISTA PESCA SETIEMBRE 2016
REVISTA PESCA OCTUBRE 2015
REVISTA PESCA DICIEMBRE 2016
REVISTA PESCA NOVIEMBRE 2016
Revista Pesca Agosto 2014
Revista Pesca septiembre 2014
REVISTA PESCA MAYO 2016
REVISTA PESCA AGOSTO 2016
Revista Pesca mayo 2017
Revista Pesca noviembre 2015
REVISTA PESCA JUNIO 2017
REVISTA PESCA ABRIL 2017
REVISTA PESCA JULIO 2016
Revista Pesca Marzo 2015
REVISTA PESCA SEPTIEMBRE 2015.pdf
Revista Pesca Febrero 2014
Revista Pesca Mayo 2015
REVISTA PESCA ENERO 2016
Revista Pesca Diciembre 2013
Revista Pesca agosto 2013
REVISTA PESCA JUNIO 2015
REVISTA PESCA FEBRERO 2016
REVISTA PESCA DICIEMBRE 2015
REVISTA PESCA ENERO 2015
REVISTA PESCA JULIO 2014