Prohibido distribuir este documento sin autorización

plalanda.ii

170117InformeEuromonitor

EXTRAORDINARIOS

Sin embargo, recientemente la confianza positiva en el propio cuerpo se ha convertido

en un tema de alto perfil. A fines de 2016, YahooStyle publicó el artículo “10 mujeres de

talla grande en piezas de vestuario que las hacen sentir invencibles”. En una reciente

sesión de fotos con tema Barbie en la revista de modas para tallas grandes SliNK, la

modelo Hayley Hasselhoff celebró la transformación curvilínea de la muñeca con audaz

vestuario y maquillaje. La blogger alemana Anke Groner no cree que el vestuario deba

camuflar su figura rellena, “Quiero usar cosas que me hagan sentir feliz, cosas que me

hagan lucir como YO misma…realmente estamos atorados en una época en que nos

vestimos para esconder…me rehúso a participar de ello”.

Diseño que ofrece soluciones

El “Healthwear” es un nicho de vestuario que adapta las técnicas y tendencias de moda y

las aplica a los retos creados por la enfermedad e incapacidad. Este término fue acuñado

por Maura Horton, CEO de MagnaReady, cuyas camisas con cierres magnéticos fueron

insipiradas por los retos que impone la enfermedad de Parkinson que experimentaba su

esposo. PVH, el fabricante de poleras más grande de los EEUU trabajó con la Sra. Horton

para incorporar su tecnología en sus camisas de vestir Van Heusen. Maura Horton es

parte de lo que Vanessa Friedman, Directora de Moda del New York Times llama “la

nueva frontera de la moda”, o la vestimenta para discapacitados y desplazados. Así

también lo es Angela Luna, diseñadora del año de la Parsons School of Design por su

colección de prendas exteriores enfocada en la crisis de refugiados. Esta incluía un

abrigo que se convertía en carpa. “Sistemas y Sociedad” es una nueva área temática en

este instituto que permite a los diseñadores operar en órbitas “atípicas” de la moda.

Satisfacer las necesidades de los

desplazados a menudo involucra un

tipo diferente de planificación. En

Milán, InGalera ( jerga italiana para

denominar aquellos en prisión) es

un nuevo restaurante ubicado en

la prisión de Bollate y totalmente

atendido por internos. Ha contado

con entusiastas opiniones y es visto

como un modelo de rehabilitación.

La empresa es trabajo de Sylvia

Healthwear

Vestuario que adapta las

tendencias de moda a los retos

creados por la enfermedad e

incapacidad

Polleri, una profesora que se convirtió en proveedora de catering, con apoyo

de un arquitecto local para el diseño transformador de las instalaciones.

14 © Euromonitor International

More magazines by this user
Similar magazines