TRANSGÉNICOS PLAGUICIDAS

elizabethecolog

abejas_web

y el declive de la polinización y la producción melífera

mostraron que la miel de los países que permiten los

cultivos genéticamente modificados contenía mucho más

glifosato que los países que limitan o prohíben el cultivo de

transgénicos.

El análisis mostró cantidades elevadas de este herbicida

por lo que se deduce que otros alimentos cuyos resultados

fueron negativos podrían haber contenido glifosato a

niveles por debajo del límite mínimo.

Los resultados más impactantes se encontraron en la miel:

De las 69 muestras de miel analizadas, 41 muestras

mostraron concentraciones de glifosato por encima del

método LOQ, con un rango de concentración entre 17 y

163 ppb y una media de 64 ppb. En otras palabras 59% de

glifosato. Aún más sorprendente fueron 5 muestras de miel

orgánica que contenían un 45% de glifosato.

Henry Rowlands, Director de Pulso Sostenible, afirmó: “Esta

triste noticia muestra cuán generalizado es el glifosato en

nuestra comida. Con el aumento de los cultivos cada vez

es más difícil de evitar su presencia en nuestras comidas.

Si le preguntas a cualquier persona si permitirían los niveles

de químicos tóxicos como el glifosato en sus cuerpos la

respuesta, por supuesto, siempre será ‘No’. Es un hecho

que el proceso científico y normativo no puede evidenciar

niveles “seguros” para estos productos químicos”.

95

Además de la comparación de método de producción

(convencional vs. orgánico), se evaluó de acuerdo al país

de origen del polen. Los resultados mostraron que la miel

de los países que permiten los cultivos genéticamente

modificados contenía mucho más glifosato que los países

que limitan o prohíben el cultivo de transgénicos.

El glifosato también se ha encontrado en la leche materna

de mujeres estadounidenses analizadas.

Fuente: Mannise R. (2015). Ecocosas. 2 marzo

More magazines by this user
Similar magazines