Views
1 year ago

articles-178053_archivo_PDF_libro_desarrolloinfantil

Desarrollo infantil y

Desarrollo infantil y competencias en la Primera Infancia La observación Buena parte de la cotidianidad se va en observar lo que los otros hacen alrededor de nosotros. Sin embargo, es necesario que los adultos prestemos suficiente atención cuando interactuamos o conversamos con los niños o cuando juegan e interactúan con sus pares. La observación de los niños, permitirá que nos demos cuenta que “frecuentemente manifiestan ideas y maneras de ver el mundo que nos parecen curiosas, sorprendentes y para nosotros, hasta incomprensibles”. Para qué observar Los niños tienen formas muy originales de ver la realidad que no coinciden con las de los adultos, relacionadas con la manera de pensar, de entender y vincularse con las personas y los objetos que los rodean y de sentir y expresar sus emociones; por esto, debemos observarlos para conocer y comprender cómo piensan, sienten y entienden el mundo y poderlos orientar. usada por todos, resulta necesario señalar que hay una gran diferencia entre la observación cotidiana y la observación de los niños para conocerlos con el fin de poderlos orientar de acuerdo con sus logros y dificultades. Observar a los niños exige formular un propósito y preguntas que orienten la observación y ayuden a alcanzar el fin planteado. Por ejemplo, al inicio del año, cualquier agente educativo está aprendiendo a conocer quiénes son los niños que tiene bajo su cuidado. Este es el propósito que se fija para observarlos y decide hacerlo durante el refrigerio, cuando los niños están más tranquilos. Entonces se formula las siguientes preguntas: ¿Qué les gusta comer? ¿Comen lo que les sirven o por el contrario dejan la comida? ¿Mientras come, cuáles niños charlan con los compañeros? ¿Cuáles siguen normas sencillas para la mesa, como: no hablar con la boca llena, no regar los alimentos fuera del plato, etc.? Otras serían las preguntas si los observa cuando están jugando o pintando. Las respuestas que obtenga deben quedar registradas, de lo contrario, con el cúmulo de responsabilidades que tiene, pronto olvidará lo que observó. Los agentes educativos cuentan con un instrumento natural muy potente, usado por todos para comprender el mundo: la observación. Sin embargo, aunque nos referimos a ésta como algo natural, Por supuesto, no puede observar a todos los niños desde la primera vez; entonces se pone como meta observar día a día un grupo pequeño de niños hasta completarlos a todos. Pero con el grupo en general debe tratar de hacerlo en el mismo momento y tratando de responder preguntas similares que le permitan conocer algo de cada uno. La utilización de la observación como instrumento para conocer a los niños se puede comparar con la imagen de una foto. Pero para que la observación se asemeje a una foto, se requiere que quien observa sea lo más objetivo posible y a su vez, actúe en forma natural. Es decir, para realizar una buena observación se requiere que quien observa adopte una actitud abierta, desprevenida y libre de juicios para aprender sobre lo observado; igualmente, que la situación observada sea real y no sea manipulada por el observador. 108

Creando espacios educativos significativos con los niños Qué observar En un primer momento, cuando cualquier agente educativo observa a un grupo de niños o enfrenta una situación nueva, trata de observarlo todo; sin embargo, paulatinamente, se da cuenta que esto no es posible y progresivamente pasa de una observación “indiscriminada”, a una más puntual y específica, guiada por el propósito y las preguntas que se formula. En general, los agentes educativos necesitan comprender quiénes son los niños a su cargo y lo que sucede con el grupo. Por esto, en el caso particular de los agentes educativos encargados de los niños de cero a cinco años, dos son las preguntas fundamentales que pueden guiar una observación inicial ¿Qué saben hacer los niños? y ¿Cómo lo hacen? Es necesario subrayar que estas preguntas son válidas para todos y cada uno de los niños que conforman los grupos a cargo de los distintos agentes y que igualmente están dirigidas a describir todas sus conductas: las adecuadas y las inadecuadas, lo que saben y no saben hacer, lo que logran y lo que están en vía de lograr. Este ejemplo revela que cuando los agentes educativos conocen lo que un niño sabe hacer y lo que todavía le falta por lograr, tienen criterios para orientar su observación e identificar actividades que faciliten su integración al grupo y seguir aprendiendo. Teniendo en cuenta que en una misma situación se pueden tener en cuenta diferentes aspectos de la misma, el propósito y las preguntas que el observador se formula le sirven de guía para seleccionar qué debe observar, es así como en el juego “El Gato y el Ratón” un agente educativo puede observar la integración de los niños a su grupo; otro, el conocimiento que los niños tienen sobre las reglas del juego; alguien más observa las características de los niños que hacen de gato y de ratón, el respeto de los turnos para hablar y de las decisiones y consensos a los que llegan. Cada una de estas finalidades define un tipo diferenciado de pregunta: ¿Quién juega con quién? ¿Quiénes obedecen las reglas y quiénes no las siguen? ¿Quiénes respetan los turnos y los consensos, quiénes no? Los resultados del proceso de observación ayudan al cuidador a trazar un plan de acción para responder a las necesidades y apoyar el desarrollo de las competencias de uno u otro niño de manera diferente. El conocimiento que obtienen al responder las anteriores preguntas, permite a los agentes educativos avanzar e indagar sobre otros aspectos para lograr un conocimiento más profundo de los niños. A manera de ejemplo, se toma la información recopilada por una madre comunitaria sobre una niña de su grupo a través de varias observaciones. Al mes de haber ingresado al hogar comunitario, Martina no ha participado en ninguno de los juegos propuestos por sus pares, pero si conversa con ellos. Con esta información, la pregunta que se formula es: ¿Qué puedo hacer para que Martina juegue con los demás niños? Con la observación y el registro realizados por el agente se puede ejemplificar el anterior plantea- 109

articles-340033_archivo_pdf_Orientaciones_Pedagogicas_Filosofia_en_Educacion_Media
articles-129277_archivo_pdf
IMyMW7
fhraeV
Tremblay_ReporteAgresion_SP
Ambientes saludables - Bernard van Leer Foundation
Acceder al documento - OEI
Taller Buentrato en primera infancia 1 agosto 2012 - La Infancia es ...
Prevenir la violencia a través del aprendizaje en la primera infancia
¿Por qué invertir en la primera infancia?
La Economía Verde - UNEP
1K4O8W1
1hPP6p4
IDH-PANAMA-ene-10-14-Final
EL DESARROLLO EN LA PRIMERA INFANCIA EN CUBA
227043s
V7czf5
programa-guía para el desarrollo de competencias emocionales ...
Desarrollo_emocional_0a3_simples
INTRODUCCIÓN AL PROGRAMA
o_18vq8ssnh15nuar0ebq1aah1tgoa.pdf
LASTIC2
OEI%282011%29_DesafiosTICCambioEducativo
la Infancia en Emergencias - Save the Children México
1dxRF0G
AVANZANDO HACIA UNA MEJOR EDUCACIÓN PARA PERÚ
EDUcación y TECnología
Conclusión
Para cada niño el mejor comienzo
Para cada niño el mejor comienzo