Views
1 year ago

articles-178053_archivo_PDF_libro_desarrolloinfantil

Desarrollo infantil y

Desarrollo infantil y competencias en la Primera Infancia médico en la clínica y tantos otros ejemplos que se podrían enumerar. Una distinción mucho más importante surge y se fortalece con las relaciones de amistad con los compañeros y en el juego cooperativo: la distinción entre el niño y el adulto. El niño llega a comprender su propia auto-definición como ‘niño’, como alguien diferente a un ‘adulto’ 41 . Por ejemplo, los niños no siempre adoptan en el juego otros roles diferentes a ser ellos mismos, pero cuando lo hacen juegan a La capacidad de razonar acerca del mundo social influye en las relaciones de amistad con otros niños. El juego cooperativo y las relaciones de amistad están muy influenciadas por las expectativas que los padres o adultos les expresan según el papel que cada uno asume: si se trata de un rol femenino o masculino, si es el padre o la madre, o el cuidador o la cuidadora. Es gracias a esta especificidad que los niños introducen en sus juegos las actividades ‘propias de cada género’: las mujeres cuidan de los niños, ayudan con las tareas de la casa, o cocinan o son maestras mientras los hombres hacen o arreglan los juguetes, juegan a la guerra o al fútbol, siembran, ordeñan, cuidan los animales, etc. En esta medida, los niños se van relacionando con las características, las cualidades y las ‘formas de actuar’ vinculadas a los roles diferenciados que han experimentado. El juego cooperativo con pares permite la comprensión de la oposición entre “niños” y “niñas” y los roles referidos al papel que juegan las personas en un círculo o entorno social: ser padre o madre en la familia, ser madre comunitaria en el hogar comunitario, ser maestro en la escuela, ser Juegos grupales y juegos cooperativos. 41. Scales, B.; Almy, M.; Nicolopoulou, A. & Ervin- Tripp, S. (1991). Play and the social context of development in early care and education. New York: Teachers College Press. 70

Descubriendo el desarrollo de los niños y las niñas en la primera infancia ser sus ‘propios padres, cuidadores o maestros’ y sienten y se comportan de manera diferente. En los juegos grupales son capaces de distinguir entre las convenciones sociales o aquello que las personas usualmente hacen en un contexto de interacción determinado, por ejemplo, jugar a la familia, y las reglas morales o acciones que no pueden hacer a los otros 42 . Entre los aspectos relevantes del desarrollo del criterio moral, es importante reconocer los cambios que para los niños tiene la noción de justicia. El criterio moral surge como un argumento que describe sus puntos de vista frente a un hecho social de naturaleza conflictiva. Las posiciones de los niños implican un amplio abanico. Inicialmente, entre los tres y los cuatro años, aún centran su criterio moral en sus propias necesidades, intereses y deseos; por ejemplo, una niña puede decir que todos los chocolates son para ella porque ella los quiere. Algunos niños los relacionan con las características externas, como la edad o la estatura y lo manifiestan en expresiones como “yo puedo tener más porque soy más grande”, o “yo quiero cuatro chocolates porque tengo cuatro años”. En esta época los niños tienden a maximizar las recompensas y minimizar los castigos. Todos las fichas son para él, porque él las quiere. podías salir”, cuando el hermano menor se asoma a la ventana. Hacia los cinco años la concepción de justicia de los niños se basa más en el mérito y la reciprocidad, como por ejemplo, quienes trabajan más o ponen más esfuerzo en hacer las cosas, consiguen más. En esta medida, construyen algún sentido de la recompensa en función de lo bueno o de castigo, en función de lo malo. Con el tiempo, este significado evoluciona hacia una concepción de la justicia Sin embargo después de los cuatro años, empiezan a cambiar su comprensión de la justicia centrada en sus deseos hacia una concepción de la “estricta igualdad” 43 , en la que un niño debe tener lo mismo que otro niño u otra persona y si alguien tiene más, piensan que no se le debería dar un tratamiento especial. En esta época el criterio moral de los niños es especialmente consistente con el principio de igualdad, pero tiende a ser unilateral e inflexible, por ejemplo, hacen énfasis en la obediencia literal de las reglas y de la autoridad: “Mamá dijo que no 42. Rodd, J. (1996). Understanding Young Children’s Behavior: A Guide for Early Childhood Professionals. New York: Teachers College Press. 43. Idem. Cumplimiento de normas. 71

articles-340033_archivo_pdf_Orientaciones_Pedagogicas_Filosofia_en_Educacion_Media
Acceder al documento - OEI
Taller Buentrato en primera infancia 1 agosto 2012 - La Infancia es ...
articles-129277_archivo_pdf
EL DESARROLLO EN LA PRIMERA INFANCIA EN CUBA
programa-guía para el desarrollo de competencias emocionales ...
OEI%282011%29_DesafiosTICCambioEducativo
Ambientes saludables - Bernard van Leer Foundation
Las competencias básicas en el Sistema Educativo de la ... - nagusia
Los desafíos de las TIC para el cambio educativo - OEI
Los desafíos de las TIC para el cambio educativo
Los desafíos de las TIC para el cambio educativo
Prevenir la violencia a través del aprendizaje en la primera infancia
educar hijos interactivos_Argentina - Foro Generaciones Interactivas
0´75 € _año. VIII _núm. 81_Enero 2006 - DAS del Video
Tremblay_ReporteAgresion_SP