Views
1 year ago

articles-178053_archivo_PDF_libro_desarrolloinfantil

Desarrollo infantil y

Desarrollo infantil y competencias en la Primera Infancia como resultado del compromiso de las personas 44 . El reconocimiento de múltiples perspectivas o posiciones en la resolución de un conflicto se desarrolla cuando son capaces de subordinar o someter sus intereses a los propósitos comunes. El juego cooperativo con pares se incrementa entre los cuatro y los cinco años. Aunque los comportamientos agresivos de los niños todavía son frecuentes a los cuatro años, hacia los cinco, llegan a ser más complacientes y cooperativos en los roles que asumen en sus juegos. Esta cooperación, responsabilidad y complacencia se manifiesta también en las respuestas a los requerimientos de los adultos, sean padres, cuidadores o maestros. El juego cooperativo entre pares tiene una importancia relevante en el desarrollo y la definición de personalidad de los niños, en el crecimiento de su auto-estima, en el fortalecimiento de sus valores y en la formación de un criterio propio. En este proceso de desarrollo emocional y moral juegan un papel muy importante el afecto, la seguridad y la confianza que los padres y cuidadores les brinden así como también la coherencia en el planteamiento de las reglas y las normas en diferentes situaciones: lavarse las manos antes de comer, acostarse en un horario fijo, pedir un objeto que desea sin hacer berrinche, son ejemplo de normas o reglas que siempre los padres o cuidadores deben aplicar. Las predicciones y las intenciones Es en las relaciones con los otros que los niños han aprendido y siguen aprendiendo a predecir y a saber aprovechar ciertos indicios y señales, a anticipar y complementar las acciones de los otros, así como también a ‘leer entre líneas’, o intentar descifrar o interpretar las intenciones, razones y motivos de las acciones del otro. Entender el mundo de las intenciones, de los afectos y de los sentimientos de los otros, exige separar la apariencia de la realidad; establecer distancia entre lo que se quiere que el otro sea y lo que el otro es en realidad. Relacionarse con los otros Moviliza las competencias y favorece la regulación del comportamiento > Entre los cuatro y los cinco años los niños enfrentan el desafío de desarrollar su capacidad para relacionarse con los otros y regular sus propios actos. > Los niños son cada vez más hábiles para anticipar y adoptar los puntos de vista de otras personas y para comprender ciertas categorías “sociales” en diversas situaciones del contexto. > El juego cooperativo entre pares ocupa un papel relevante en este camino porque la interacción con otros niños de la misma edad y la adopción de múltiples roles, favorece la definición de su personalidad, el crecimiento de su auto-estima, el fortalecimiento de sus valores y la formación de un criterio propio. > A través de las relaciones de amistad con niños de la misma edad, la capacidad para controlar sus emociones se incrementa. 44. Idem. Ahora bien, es necesario entender que la comprensión de las intenciones de los otros constituye un proceso basado en el mismo sistema de predicciones que utilizan en otras áreas. La capacidad mental para pensar en términos de predicciones, supuestos e hipótesis es “la más sorprendente de todas las maravillas del universo” 45 , y las niñas y niños la construyen muy tempranamente. Entre los tres y los cuatro años, ellos no actúan sobre el mundo de manera caprichosa o desorganizada, sino que tienen ideas bastante definidas sobre cómo pueden ocurrir las cosas. Resulta claro, que son capaces de formular hipótesis o supuestos que les permiten explorar el mundo; de ahí que se haya acuñado la metáfora del ‘niño como científico’ 46 . 45. Eco, U. & Sebeok, T. A. Eds. (1988). El signo de los tres. Barcelona: Lumen. 46. Metáfora que muestra como el niño utiliza las mismas herramientas que un científico: planea, predice o anticipa, formula hipótesis, relaciona datos y elabora conclusiones. 72

Descubriendo el desarrollo de los niños y las niñas en la primera infancia La capacidad que tienen los niños para formular hipótesis se hace evidente cuando arman rompecabezas o resuelven adivinanzas. En esos juegos, hacen suposiciones y actúan conforme a ellas, seleccionan ciertos datos, desechan otros, muestran su capacidad para pensar, lo que será luego fundamental en su vida. No se puede ocultar que en muchas hipótesis del niño o de la niña prima el deseo sobre la realidad, o sea, se dejan llevar por sus emociones y afectos más que por las condiciones objetivas que facilitan o entorpecen el cumplimiento de las mismas. Son capaces de formular hipótesis o supuestos que les permiten explorar el mundo. ¿tal vez, es un animal doméstico? o ¿un animal prehistórico? Estas preguntas sobre la clase de animal sirven de guía y las respuestas del niño que hace la mímica confirman o contribuyen a desechar el supuesto que manejan y a obtener información para llegar más rápidamente a la respuesta correcta. Lo mismo sucede cuando juegan al “tesoro escondido”; funcionan con hipótesis basadas en cierta in- La capacidad que tienen los niños para formular hipótesis se hace evidente cuando arman rompecabezas. Un buen ejemplo de la actividad de pensar con hipótesis, es la mímica. En este juego los otros jugadores deben adivinar cuál es el animal o personaje que uno de los jugadores representa. La realidad es que los niños ponen en marcha su capacidad para formular hipótesis, pues deben suponer cuál animal o personaje está representando quien hace la mímica y formular preguntas acordes con sus suposiciones. Algunos niños construyen rápidamente un sistema para ganar y por ejemplo, preguntan: ¿Es un ave?, ¿es un pez? o ¿es un animal salvaje? Y se tapan y destapan la cara. 73

articles-340033_archivo_pdf_Orientaciones_Pedagogicas_Filosofia_en_Educacion_Media
articles-129277_archivo_pdf
Ambientes saludables - Bernard van Leer Foundation
Prevenir la violencia a través del aprendizaje en la primera infancia
la Infancia en Emergencias - Save the Children México
AVANZANDO HACIA UNA MEJOR EDUCACIÓN PARA PERÚ
EDUcación y TECnología
amor
PROGRAMA SEMBRAR, aportes de un programa de ... - Arauco
Desarrollo de la Primera Infancia - Human Early Learning Partnership
Programa guia para el desarrollo de competencias emocionales, educativas y parentales
Comparte nuestra memoria Anual 2012 - Save the Children
Revista 212 de UNICEF España - Humania.tv
libro-psicologia-educativa
¿Qué y para qué la formación de Docentes ... - Revista Docencia