Artículos 1999-2000-2001 en Diario de Sevilla de Eduardo del Campo, comprimido

edelcampcortes
  • No tags were found...

Diario de Sevilla

I DO I 28 I 2 I 99

I

m

\.

Así SOMOS

J

I

~.

\

• Alfredo Martínez Pérez. Granadino de 41

años, se licenció en Periodismo por la Universidad

Complutense, donde también estudió

Ciencias Políticas. Trabajó como corresponsál

de agencias y de diarios naciona-'

les en Granada, ciudad en la que formó parte

de las redacciones fundacionales de Radio

Granada (Cadena SER)y del Diario de

Granada. Fue redactor de Diario 16 de Andalucía,

jefe de sección del diario Jaén y redactor

jefe de El Adelanto (Salamanca) y de

El Correo de Andalucía.

Durante los últimos ocho años trabajó en

la Delegación de la Agencia Efe en Sevilla,

especializado en información económica.

Entre su labor periodística figuran además

algunos trabajos realizados en varios países

europeos, así como en Estados Unidos, Canadá,

Japón, Australia y el Cono Sur latinoamericano.

• José Ignacio Rufino Rus. Sevillano de 35

años, es profesor titular del área de Organización

de Empresas de la Universidad de Sevilla,

donde imparte docencia sobre gestión

de la calidad. Esevaluador del Plan Nacional

de Calidad en las universidades y profesor

visitante de las universidades de Maastricht

(Holanda), Breno (República Checa) y la Centroamericana

de de la ciudad de Managua

(Nicaragua).

Autor de libros sobre calidad y administración

y dirección de empresas, ha publicado

nurn ro: os trabajos en diversas publicacio-

IH'~, '1':1111111 '11 irnpart el as s n la Confede-

101' (111 ell' Hlllpl'l'SlIrioN dI' An Inlucía (CT1A),

111111 IlI'jllll 11 1111 11111'111,111011,11 'I'mbnjb

1111 ti 11111 1111' ti 11111 V ,,11'11 hll'I.1 ,. 111.1

1111 11111 di 1111'" I

I I I 1 1111lit 1111111 1\ 111' 1 1

lit 111 11 11 1 "11 11 lit 111111111111 11 111 11111

111111 1 111 " 11 IIIl,hll1 11 1 d' M 1"lltI 111

1 11111 IIII"H" 111111111111. ,"1,1

¡ hllllllltll tllIllIl, Illtlll'll'ltlllII

1111111 1111111" h Itlllltlllllllllllll tllh

,,1 1 ItI, ti dh 11111 t 11'

• Mar García-GordiUo. Sevillana de 28

años, es Licenciada en Periodismo, por la

Universidad de Sevilla en 1994 y Doctora en

Ciencias de la Información por esta misma

universidad en 1998. Ha publicado varios

artículos sobre la propaganda política en la

información internacional, tema de su Tesis

Doctoral. También ha trabajado en las

oficinas del Programa MEDIAde la Comisión

Europea en Andalucía y durante el curso

pasado 1997-98 impartió clases de varias

materias en el Departamento de Comunicación

Audiovisual y Publicidad, Periodismo y

Literatura de la Facultad de Ciencias de la

Información de Sevilla. .

• Javier Blanco Córcoles. Alicantino de 27

años, está licenciado en Periodismo por el

CEUde Valencia. Tras trabajar como redactor

del diario Expansión, se dedicó a la consultoría

de comunicación de empresas. Posteriormente,

fue director de la delegación

sevillana de una sociedad de valores y actualmente

es director de bolsa de ABAsesores

en la capital andaluza.

• Susana TeUo. Madrileña de 26 años, es licenciada

en Ciencias de la Información por

la Universidad Complutense de Madrid en

1995 y Experta en Información Internacional

y Países del Sur por la misma universidad

en 1997. Comenzó trabajando en el semanario

Cambio 16. Después de pasar por

los servicios informativos de Radio Nacional

de España y colaborar con publicaciones

independientes, su último destino, hasta

enero de este año, ha sido la emisora Radio

Sevilla de la cadena SER.

• Fernando San Basilio Pardo. Madrileño,

de 28 años, es licenciado en Filología Hispánica

por la Universidad Autónoma en 1994

y Master en Periodismo por la Escuela de Periodismo

de El País. Ha trabajado en la edición

de la Comunidad Valenciana del diario

El País y en el madrileño Ya, así como en diversas

publicaciones dedicadas a la información

cultural, en Madrid y en Palma de

Mallorca.

.Juan Rubio Expósito. Nacido en Segura de

León (Badajoz) hace 25 años, es licenciado

en Periodismo por la Universidad de Sevilla,

donde actualmente cursa la carrera de

Ciencias Económicas. Formó parte de Diario

16 dé Andalucía y trabajó posteriormente

en Diario de Andalucía y en Cambio 16,

especializado en información agraria.

• Mariví Gómez Sánchez. Sevillana de 24

años, es licenciada en Ciencias de la Información

por la Universidad de Sevilla y ha

trabajado en periódicos como LaVoz de Almería

o ABCde Sevilla, agencias de prensa

como Europa Press, la emisora M-80, de

[aén, y-empresas de comunicación como

Ikono Consultores.

• Rocío Martfn Ramos. Sevillana de 23

al os, obtuvo su licenciatura n P ri disrno

pOI' 1" I J¡lIVI'I'~ld,ld dI' S,'vllJa, Trus diV('l'sm

1l,lh.ljm 1'11 pl.IIII,.I\ "III1'vlq." y I.tcllll, 111

1'."' (1 ,'11 1.1 .I} ,'1111.1 hllllll',l 1'11' ,"11 1,1 "'11'

1'11 111 .111 1111111111 ,11111 l' 1'111.11 11 ",' 1,1 111

1111111,11 11111'" """1"1, ,1

,1


111dllllll • 1ti ¡I'.II" d.· 11lI'd.111 111111 "1111.11 111

M,¡dlld •• 11' 1"" dll"II'lItl'~ 1'1I1t 111111' Il'glo

11.11., ti..! 111'1 "dlt 11 1\ f lI.tll'~ di' 1'1).' . l' 11\

11111',"".1 1.1 1'11 1(111de' N,I( IOIl.d. dOI1c1I' 11':1·

h.111I .""111 lI'd.1I 1111 di' poltti


LU 17 5 99

mundo

Diario de Sevilla

BARAK, GRAN FAVORITO. El candidato laborista

Ehud Barak podría convertirse hoy en el nuevo primer

ministro de Israel tras la retirada del resto de candidatos

excepto Benjamin Netanyahu. Pág. 35

33

GUERRA EN EUROPA

UN TESTIGO ASEGURA QUE PARTE DE LAS VÍCTIMAS DE KORISA FUERON ASESINADAS POR LOS PARAMILITARES

Las fuerzas serbias usaron a

los refugiados como escudo

Los civiles kosovares

fueron utilizados

adrede por los serbios

como barrera humana

contra las bombas de

la OTAN, que dice que

no cejará por ello en

sus ataques aéreos

EDUARDO DEL CAMPO/AGENCIAS

■ El uso que las fuerzas serbias

hacen de los desplazados albaneses

de Kosovo como escudos humanos

para proteger los objetivos

susceptibles de ser bombardeados

por la OTAN empieza a salir del terreno

de las suposiciones y entrar

de lleno en el campo de las evidencias

de la guerra, gracias al testimonio

preciso de un superviviente

de la masacre de Korisa —87

muertos, casi un centenar de heridos—

que ayer contó a la radio alemana

Deutsche Welle —que cuenta

con colaboradores locales y una

programación en serbio y albanés—

cómo los paramilitares y policías

especiales serbios llevaron a

la fuerza a los civiles a un solar pegado

a un cuartel, les obligaron a

rodearlo con sus tractores, y cuando

los aviones de la OTAN empezaron

a atacar, dispararon contra

la gente que intentó romper el

cerco para huir de las bombas.

“Muchos de los paisanos que murieron

esa noche murieron por las

bombas de la OTAN, pero otros

muchos también por las balas de

los paramilitares serbios y la policía

especial. Yo lo vi, mi hermana

lo vio y muchos del pueblo lo han

visto”, aseguró el testigo, cuyo relato

contradice la versión oficial

de Belgrado, según la cual los civiles

albanokosovares se detuvieron

voluntariamente allí para pasar la

noche, en un lugar que, además,

de acuerdo al relato de las fuentes

serbias, no era un objetivo militar.

Que las fuerzas serbias usan a la

población a modo de barrera de

carne para proteger puentes, posiciones

de la artillería, almacenes

de municiones, plantas industriales

o convoyes militares es “un

hecho”, apuntó ayer el portavoz

de la OTAN, Jamie Shea, con una

convicción que contrastaba con

las precauciones con que la

misma Alianza sopesaba la víspera

esa posibilidad. Pero Shea, después

de reconocer que la OTAN se

enfrenta “a un adversario sin escrúpulos

cuando se trata de usar

civiles como escudos humanos”,

aclaró que esa evidencia “no detendrá”

la campaña aérea. La conjunción

fatal de la táctica de las

fuerzas serbias de usar a la población

civil como instrumento de

guerra y la determinación de la

OTAN de no dejarse doblegar por

ese chantaje, a pesar de que sus

portavoces insisten en que los pilotos

aliados “hacen todo lo humana

y técnicamente posible para

proceder con precisión”, hace

temer que se repitan tragedias

“accidentales” como la de Korisa.

La Alianza, consciente de que su

imagen se derrumba y el apoyo

popular decrece con cada una de

ellas, y que sin embargo no puede

aflojar su presión contra Milosevic,

se esfuerza como nunca en demostrar

que es todo lo precisa que

se puede ser en una situación que,

por definición, es sangrienta.

Contestando a quienes piensan

que la altura a que vuelan los aviones

—nunca por debajo de los 5000

mil metros— aumenta el riesgo de

marrar los blancos, Shea trató de

explicar que “no hay correlación

entre la altitud y la capacidad de

ser precisos”, y puso un ejemplo:

“Hemos lanzado innumerables

misiles contra blancos en toda Yugoslavia

y en el 99‘99 por cien de

los casos cualquiera que hubiera

sido la altitud del lanzamiento habrían

sido alcanzados con precisión”.

El portavoz de la OTAN

quiso así aclarar que el problema

no está tanto en apuntar bien,

DARKO BANDIC / AP

MANDO. El jefe militar de la OTAN, general Wesley Clark, responde a los periodistas en Rinas, Albania.

“No hay correlación

entre la altitud a que

volamos y la capacidad

de ser precisos”, dice el

portavoz de la Alianza

“NOS DISPARARON PARA QUE NO NOS FUÉRAMOS“

El solar era una trampa

“Nos llevaron por la mañana a

un solar cerca del cuartel y nos

hicieron rodearlo con los tractores.

Calculo que éramos más

de 600. Después nos dijeron

que si salíamos de allí nos esperaría

lo peor”, cuenta el testigo

entrevistado por la radio

alemana. “Cuando empezó a

oscurecer -añade- , uno de los

policías serbios nos dijo: Ahora

vais a saber lo que es la OTAN.

VUK BRANKOVIC / EPA PHOTO

ESCUDO DE CARNE. Una niña mutilada en el ataque a Korisa.

Los serbios sabían lo que iba a

ocurrir, si no a qué venía todo

aquello. Luego se oyeron los

aviones y las primeras explosiones.

La gente empezó a chillar

de miedo. Muchos saltamos

por encima de los tractores

y nos pusimos a correr

hacia el pueblo. Los serbios

empezaron a disparar para evitar

que nos fuéramos de allí.

Disparaban a matar, y mata-

sino en saber en qué consiste el

blanco que se pretende destruir. El

peligro de que esa proporción de

0,01 de misiles desviados aumente

ha hecho que la OTAN, tras el monumental

batacazo en la embajada

china, extreme las medidas de

precaución tanto en lo que se refiere

a las labores de espionaje e información

(sin datos fidedignos

sobre las características de los objetivos

la campaña aérea se convierte

en un mero bombardeo a

mansalva) como a la verificación

final por parte de los pilotos de la

información suministrada antes

de ejecutar el ataque. En una guerra

en que los civiles están rodeados

de uniformes, separar unos de

otros desde el aire implica los riesgos

de una operación a corazón

abierto. Para apoyar la noción de

que la OTAN combina la determinación

con la precaución, Shea expuso

el caso de los pilotos que el

jueves abortaron dos ataques porque

no podían descartar el riesgo

de causar víctimas civiles.

En el caso sobre la aldea de Korisa,

los militares de la OTAN fueron

categóricos al sostener su versión

de que el lugar atacado era

un puesto de mando de las tropas

serbias y, por tanto, un objetivo

“legítimo”. Lo que aún no han explicado

es cómo fue posible que el

piloto no viera, al contrario que

sus compañeros del ejemplo citado

por Shea, que el cuartel estaba

rodeado de tractores. El que dio en

el blanco fue el viceministro de defensa

alemán, Peter Wichtert,

quien admitió que “una operación

militar aérea no puede, por sus características,

garantizar que no

habrá bajas”, y que “hay factores

El Ministerio de Defensa

británico dice que

los serbios prohibieron

a los refugiados vivir

en sus casas

(en la campaña aérea) que no pueden

controlarse al cien por cien”.

Entrevistado por la BBC, el secretario

general de la OTAN, Javier

Solana, recalcó que los bombardeos

van a proseguir y se sumó a

la idea de que las víctimas de Korisa

habían sido utilizadas como escudos

humanos en un lugar que

había sido “limpiado étnicamente”

en abril y que sólo albergaba

desde entonces a militares y policías.

Los mismos que después,

según el secretario de defensa británico,

John Spellar, ordenaron a

los civiles salir de los bosques

donde se escondían y regresar al

pueblo, donde, en lugar de dejarles

vivir en sus casas, los concentraron

en algunos sectores vulnerables

hasta el ataque mortal de la


Diario de Sevilla

JU 20 5 99

MUNDO 27

GUERRA EN EUROPA

EL ERRÁTICO VUELO DEL ‘PÁJARO‘ LETAL DE LA OTAN EN DOS MESES DE GUERRA AÉREA

MARK PETERS / AP

EN PUNTO MUERTO. Los famosos helicópteros de combate Apache reposan en el aeropuerto de Tirana junto a militares estadounidenses adscritos a su dotación.

¡Que vienen los ‘Apaches’!

Los temibles pero vulnerables helicópteros blindados, cuya “inminente

entrada en acción” nunca se concreta, están sirviendo más como baza

disuasoria y propagandística de EEUU que como arma de combate

EDUARDO DEL CAMPO

■ ¡Que vienen los Apaches! Desde

que Estados Unidos y la OTAN desenterraran

el hacha de guerra

contra el aparato genocida de Slobodan

Milosevic, ese grito de amenaza,

referido a la siempre “inminente

entrada en acción” de los temibles,

sofisticados y también

muy vulnerables helicópteros

blindados estadounidenses, se ha

venido escuchando con una insistencia

sospechosa.

Al cabo de dos meses de conflicto,

parece que los mortíferos abejorros

acorazados están sirviendo

más como instrumento de propaganda

y disuasión que como un

arma real de combate que el Pentágono

esté dispuesto a arriesgar

Mientras la OTAN

dilata su entrada en

Kosovo, los serbios

han tenido tiempo de

sobra para vaciarlo

bajo el fuego de las baterías antiaéreas

serbias en Kosovo.

Los ya míticos helicópteros aterrizaron

en Tirana a bombo y platillo

a mediados de abril, con una

hoja de servicios que incluía como

momento fulgurante el acribillamiento

de columnas enteras de

vehículos militares del ejército

iraquí durante la guerra del Golfo.

Las condiciones de aquel bautizo

(un blanco enorme e inerme en un

desierto plano y bajo un cielo sin

asomo de nubes) fueron, todo hay

que decirlo, bastante más favorables

a las que ofrecen la accidentada

orografía de Kosovo y los miles

de militares serbios ocultos en

cada repliegue del paisaje.

En su nueva misión, el vuelo de

los 24 aparatos no ha podido ser

más errático. La OTAN anunció su

despliegue como una panacea que

imprimiría un vuelco táctico a la

campaña aérea, porque, decían, ni

el tanque mejor camuflado podría

pasar inadvertido al dispositivo de

visión con infrarrojos de los pilotos

del helicóptero, ni salir ileso de

MIEDO A LAS BAJAS PROPIAS

sus misiles Hellfire. Lo cierto a

estas alturas es que los AH-64 Apache

siguen en punto muerto y el

soniquete de “su entrada inminente

en combate” corre el peligro

de convertirse en el ulular de

un coco que no asusta a nadie, ese

martillo mortal con el que se

amaga dar y nunca se acaba usando.

Con estos helicópteros artillados

ocurre como con todas las

armas. No valen sólo por lo que

dañan sino también por lo que

asustan. Sobre todo porque su empleo

con fuego real y un enemigo

Los aparatos están listos,

pero el Pentágono no

A medida que pasa el tiempo, el

dueño de los helicópteros, Estados

Unidos, se va quedando sin

excusas ante Wesley Clark, el

comandante estadounidense de

la OTAN que el 22 de marzo, dos

días antes del inicio de la guerra,

apeló a la generosidad de

Washington para que aportara

su escuadrilla. Según informó el

New York Times el pasado domingo,

el Pentágono está bloqueando

las reiteradas peticiones de

Clark para que Clinton autorice

la entrada en acción de los Apache.

El Pentágono justifica sus

reticencias diciendo que las condiciones

no garantizan aún la

seguridad de sus pilotos, y que

el lanzamiento de ataques

desde suelo albanés podría

hacer que Belgrado extendiese

el conflicto a Albania. Lo que no

quita para que soldados americanos

le estén buscando emplazamientos

a los helicópteros

cerca de la frontera con Kosovo.

William Cohen, el secretario de

Defensa, invirtió los términos y

dijo el lunes que esa decisión

está en manos de la OTAN. Ésta,

conciliadora, ha aclarado que

Washington no hubiera gastado

tanto dinero en los preparativos

si no pensara usarlos. ¿Pero

cuándo? “En el momento adecuado”,

contesta el Pentágono.

Todos se pasan la patata caliente:

usar los Apache supondría dar

un salto que adelantase el escenario

de una guerra terrestre. Y

nadie quiere asumir esa carga.

que no esté maniatado, como más

o menos estaban los iraquíes que

huían de Kuwait, implica unos

riesgos que Estados Unidos parece

no estar dispuesto a asumir todavía.

A base de abusar de los Apache

como instrumento de la guerra

psicológica, y dilatar su entrada

en combate —es decir, pasar de las

amenazas a su ejecución—, los serbios

han tenido tiempo de sobra

de vaciar Kosovo, esconderse en

las casas de los deportados y prepararse

para el enfrentamiento.

Para colmo, el que tres aparatos

hayan quedado fuera de combate

antes de entrar en él, bien por averías

o por accidentes durante los

entrenamientos —los dos pilotos

que murieron al estrellarse su helicóptero

abrieron la lista de bajas

de la OTAN, las únicas hasta

ahora—, ha mermado su capacidad

de disuadir al enemigo, al

tiempo que llena de dudas a los

que tenían fe ciega en su efectividad.

Desde el momento en que han

dejado a la vista su talón de Aquiles,

los Apache ya no sirven de

farol. Porque vuelan bajo y apuntan

al milímetro, sí, pero son pesados,

lentos y difíciles de maniobrar.

Su virtud encierra así su perdición:

por lo mismo que detectan

a un artillero en el bosque el artillero

lo puede ver a él y destriparlo

de un misilazo SA-18, o un Sam-6.

La maniobra dilatoria de los entrenamientos

(como si unos profesionales

de la guerra no debieran

llegar preparados) ya no vale. Los

helicópteros están listos, y en realidad

lo único que falta es vencer

al enemigo de casa. Porque si a algo

tienen miedo en el Pentágono es a

su propio frente interno: a que la

televisión retransmita un día de

éstos los cadáveres de unos soldados

con las barras y estrellas cosidas

en el hombro, y la audiencia se

eche atrás en una guerra cuyas re-

PROS Y CONTRAS

Apunta fino

pero es un

blanco fácil

El Apache, especialista en la

guerra a baja altura, de día o

de noche, con sol o tormenta,

vuela a 250 km por hora y va

armado con 16 misiles Hellfire

(fuego del infierno) guiados

por láser, capaces de

abrir como hojalata el blindaje

de su blanco favorito, los

tanques. A priori es invencible.

En la práctica, sin embargo,

sufre por la pesadez de su

armamento y su blindaje una

peligrosa torpeza de movimientos

que lo hacen blanco

fácil de la artillería enemiga y

candidato permanente a estrellarse

contra una montaña,

de las que el sur de Kosovo

—no tanto el norte— está

lleno. Además, dista mucho

de ser autónomo. Debido a su

vulnerabilidad —correlativa a

su puntería letal, más fina

que la de los cazas—, requiere

el apoyo de aviones antitanque

A-10 Thundernbolt ydeun

numeroso contingente de

tropas terrestres —5000 sólo

en Albania, adscritos al ejército

de tierra y no al del aire—

que le despejen el terreno.

Los Apache podrían entablar

una fructífera simbiosis con

su aliado natural, los guerrilleros

del ELK, que están pidiendo

a gritos su intervención.

El ELK cubriría a los helicópteros

y les revelarían las

posiciones serbias. A cambio,

los Apache abrirían a los separatistas

una brecha para

adentrarse en Kosovo.


JU 20 5 99 Diario de Sevilla

CULTURA • ACTUAL 11

FERIA DEL LIBRO

Dentro de los actos

celebrados con

motivo de la Feria se

presentan tres

nuevos ensayos de

temática sevillana y

andaluza

DANIEL HEREDIA

SEVILLA

■ La editorial Castillejo presen

ayer tres nuevos libros sobre

temas andaluces y sevillanos:

Breve historia de la gastronomía andaluza,

de Juan Antonio Molina; Historias

y leyendas de Andalucía,deManuel

Lauriño, y Los fantasmas del Alcázar

de Sevilla, de Carlos Ros.

Breve historia de la gastronomía andaluza

trata de romper, según

CASTILLEJO NO EDITARÁ MÁS OBRAS HASTA OCTUBRE

PUBLICACIONES. La editorial Castillejo realizó una triple presentación de sus libros en la sede de la Asociación de la Prensa.

Tres lecturas sevillanas

Juan Antonio Molina, “con dos

prejuicios culinarios inmerecidamente

generalizados: la falta de

una literatura gastronómica en

Andalucía, al menos con cierta

continuidad, y la consideración

histórica, sobre todo desde tierras

meridionales, de que sólo se cocina

fritanga”.

Molina continuó defendiendo la

riqueza y la calidad de la mesa y la

bebida andaluza. “Ya desde la

época romana, Sevilla exportaba

sus caldos al resto del Imperio,

que los consideraba de una calidad

excelente”.

Según definió el autor, la obra

“es un viaje por todos los orígenes

fundamentales que han influído

en la realidad auténtica de la cocina

andaluza, que dista mucho de

los tópicos generalizados”. Este

viaje comprende la cocina de Tartessos,

romana, bárbara, arabigoandaluza,

judía y medieval cristiana.

Breve historia de la gastronomía

andaluza se completa con un

JUAN ANTONIO MOLINA

“Desde la época

romana Sevilla

exportaba sus vinos, de

una calidad excelente,

al resto del Imperio”

diccionario urgente de términos

gastronómicos y un goloso recetario

andaluz.

Otro de los libros presentados

ayer, Historias y leyendas de Andalucía,

de Manuel Lauriño, continúa

la estela de Cuentos y leyendas de Andalucía,

también de Lauriño y publicado

por la misma casa editoria.

No obstante, en esta continuación

Lauriño evita utilizar la palabra

cuento, porque “todas las historias

son reales. Lo que intento es

rescatar la memoria de la tierra”.

Las trece leyendas expuestas en

JOSÉ ÁNGEL GARCÍA

este manual relatan, entre otras,

la existencia del lagarto de la Catedral

de Sevilla, el terremoto de

Cádiz de 1755, la Alhambra de

Granada o el origen de la advocación

del Cristo de la Escucha de Almería.

Para no resultar políticamente

incorrecto, el autor recoge

epopeyas de las ocho provincias

andaluzas.

Por último, y relacionado con la

idiosincracia sevillana, el sacerdote

onubense Carlos Ros publica

Los fantasmas del Alcázar de Sevilla,

un recorrido introductorio por los

personajes que han vivido o dormido

en el emblemático monumento.

El título lleva el apelativo de fantasma

porque en la obra se muestran

las historias de destacados

personajes fallecidos de todos los

tiempos. La única personalidad

viva que recoge Los fantasmas del Alcázar

de Sevilla es la infanta Elena y

su paso por el Alcázar con motivo

de su reciente boda.

Miguel Dalmau reúne a los Goytisolo

en un biografía novelada y dolorosa

■ SEVILLA. En honor a la verdad, que

es la difícil máxima que rige el trabajo

despedida de la vida del mayor de

los hermanos, el poeta José Agus-

su libro y la desaparición del

poeta, dejando que sea el tiempo

libro ha sido un revulsivo emocional

para los hermanos”, dice Dal-

de un biógrafo, en el libro tín, fallecido en Barcelona en el que acomode, como le dijo Juan mau, poniendo como ejemplo la

que acaba de editar Anagrama

sobre los hermanos Goytisolo habría

que contar cuatro protagonistas

principales: los escritores José

Agustín, Juan y Luis, más el hombre

que se ha atrevido a hacer, con

delicadeza, el recuento sobre sus

delicadas vidas estando los dueños

de las mismas aún vivos. El periodista

y escritor Miguel Dalmau

(Barcelona, 1957), autor de Los Goytisolo

y cuarto vértice del cuadrado,

marzo cuando el libro al que tanto

había contribuido estaba a punto

de salir a la calle.

Jordá apuntó la posibilidad de

que, adentrado en la vejez, José

Agustín hubiera tomado su participación

en esta biografía como

una especie de bálsamo final con

el que reconciliarse con sus hermanos

y cerrar la “historia ya escrita

de su vida”. Dalmau, que en

principio iba a escribir sólo la bio-

Goytisolo, “esas aristas” que llenan

la trayectoria de estos vástagos

fundamentales de la literatura

española de este siglo.

La biografía de Dalmau, finalista

del premio de ensayo Anagrama,

tiene dos historias paralelas: la de

la saga familiar que narra en sus

páginas, y la del proceso de documentación

en que se basa. Dalmau

recordó que fue Juan Goytisolo

el que más reticencias mos-

emocionante noche en que Juan

Goytisolo le confesó su conmoción

personal al leer el primer capítulo

del libro, que narra la trágica

muerte de la madre de los tres

hermanos durante un bombardeo

de los aviones italianos en la Guerra

Civil. La irrupción del biógrafo

en sus existencias sirvió de ocasión

para que los escritores, después

de años de frágil comunicación,

entablaran un diálogo a tres

pasó ayer de puntillas en la grafía de José Agustín y acabó intraba

a colaborar en una biografía voces para recapitular, aclarar

presentación de su “biografía novelada”,

tegrando ésta en la de los tres her-

en la que los personajes “estaban malentendidos personales, cerrar

como bien la definió manos, prefirió no ahondar en todavía vivos”, pero que después heridas y, a veces, desenterrar retegrando

Eduardo Jordá, sobre el doloroso

epígolo que no llegó a escribir: la

esta giro argumental sobre la relación

que haya podido existir entre

acabó invitándolo a Marrakech

para aportarle su testimonio. “El

cuerdos oscuros que ya creían superados.

/EDUARDO DEL CAMPO

El Olavide,

para un

estudiante

de Jaén

■ SEVILLA. El Segundo Premio de

Relato Corto de la Universidad

Pablo de Olavide ha recaído en

el estudiante de Derecho de la

Universidad de Jaén Emilio

Luis Lara López, por su obra

Historia de un seise, un texto que

relata las peripecias de un

seise en los alrededores de la

Catedral de Sevilla un día antes

del advenimiento de la República.

Lara López ha conseguido

por este galardón 50.000 pesetas

y una edición de su historia

que no será puesta a la

venta.

El condenado, de Daniel García,

ha conseguido el segundo premio,

dotado con 25.000 pesetas,

mientras que Alejandro

Cabrera Blazquez, un filólogo

de lengua árabe, se ha llevado

el tercero por Suite para violonchelo

(en sol mayor). Este último

es un relato costumbrista ambientado

en la actualidad y que

tiene como protagonista a un

músico.

Además de estos tres premios,

la Pablo de Olavide ha

concedido una mención especial

a un alumno de su propia

Universidad, concretamente a

David Peral Sánchez, un estudiante

de Relaciones Laborales

que ha escrito El fruto de la vida.

NARRACIÓN

‘Historia de un seise’

narra el ambiente

previo al

advenimiento de la

República en Sevilla

Además, ha habido tres menciones

especiales, una para La

loca, de Javier Irigoyen García;

Nocturne de locura, amor y miradas,

de David Fernández Rincón,

y Las 8 y siempre, de Marcos

Imar Benedicto.

Este es el segundo año que se

convoca el premio y la primera

vez que se abre a estudiantes

que no proceden sólo de la Olavide.

En total, los trabajos presentados

han pasado de 20 a

106. La mayoría proceden de la

comunidad andaluza (un 65

por ciento), aunque también

los hay de otras comunidades,

como Valencia (13 por ciento)

o Madrid (10 por ciento).

El jurado ha destacado el “excelente

nivel” de un concurso

que se convoca “como elemento

de promoción, con el objeto

de que el universitario lea y escriba,

independientemente de

su licenciatura”.

El premio se convocó en abril

y el plazo de presentación de

ejemplares concluyó el 5 de

mayo. La gran cantidad de trabajos

presentados, que debían

oscilar entre los cinco y los

diez folios a doble espacio, ha

creado grandes dificultades al

jurado, ya que disponía de

muy poco tiempo para deliberar.

Los ganadores y premios

especiales tienen derecho a un

diploma acreditativo./T.M.


FUENTE: elaboración propia. DIARIO DE SEVILLA

Diario de Sevilla

MI 26 5 99

MUNDO 27

LAS HERIDAS ABIERTAS DE ÁFRICA (1). La ex colonia portuguesa sufre la guerra civil más antigua del continente

No hay paz en

ANGOLA

EDUARDO DEL CAMPO

LUZ LIZEMO / COMITÉ INTERNACIONAL DE LA CRUZ ROJA

Africa

Sevilla

Liberia Uganda

Rep. Dem.

del Congo

Ruanda

Sierra

Leona Burundi

Congo-

Brazzaville

0 1.000

Kms.

Angola

Angola

CONGO

Cabinda

ANGOLA

CLAVE

Países donde

adlfañldfadf

Sudán

Etiopía

NAMIBIA

Eritrea

Somalia

ZAIRE

Luanda

Malanje

Andulo Luena

Benguela

Kuito

Huambo

Zona donde actúa UNITA

Independencia:

Superficie: 1.256.700 km 2

Población: 11.000.000 hab.

Esperanza de vida:

Mortalidad infantil:

PNB per cápita:

Recursos: petróleo, diamantes

El rebrote en

diciembre de la

guerra civil entre

el gobierno de

Dos Santos y la

UNITA del

rebelde Savimbi

ha dejado miles

de muertos y un

millón de

desplazados. Los

dos bandos se

están armando

para la batalla

final de una

conflicto que

dura décadas

PUESTOS a ser sintéticos, las últimas

cuatro décadas de la historia de Angola

se resume en tres palabras, tres disparos:

guerra, guerra, guerra. Horrible definición

para un país cuyos increíbles depósitos

naturales de petróleo (775.000 barriles

de producción diarios) y diamantes podrían

haber enjugado con creces la miseria que

muerde a sus 11 millones de habitantes y

convertir su existencia en algo más que una

lucha por sobrevivir cada día, si

no estuvieran de por medio las

élites depredadoras del gobierno

de Eduardo dos Santos y de

su viejo rival de la Unión Nacional

para la Independencia

Total de Angola (UNITA), el rebelde

Jonás Savimbi, que han

hecho de la eternización de la

guerra civil una fuente segura

para hacerse millonarios y consumirse

en el poder.

El rebrote en diciembre de la

guerra civil ha convertido a un

millón de personas en refugiados

en su propio país. Un país

donde hay más millones de

minas que de habitantes (con

13 millones de bombas invisibles

tocan a más de una por

1975 persona), donde sólo en su capital,

Luanda, cojean 70.000

mutilados, donde hay ciudades

sitiadas por la artillería de la

46 años UNITA en las tierras centrales

del Planalto cuyos vecinos,

12,4%

según las agencias de la ONU

encargadas de llevarles comida

por avión, están al borde de la

hambruna, si es que ya no han

sucumbido a ella; pero el ránking

del dolor está tan lleno de

tragedias que el triste protagonismo

de una, por ejemplo la que vive Kosovo,

parece condenar a esta otra al olvido,

como si el cerebro del mundo fuera humanamente

incapaz de acordarse de las víctimas

de ambas.

0 200

Kms.

ZAMBIA

340 dólares

DIARIO DE SEVILLA

Historia de la infamia

EN todo caso, requiere mucha imaginación

hacerse cargo del pasado y el

presente de Angola. En primer lugar,

porque todo aquel que haya nacido en esta

tierra salpicada del perfume de las acacias

rojas y la amenaza de las minas ocultas no

ha conocido desde 1961 otra cosa que la

guerra, refrenada por breves periodos de

paz que al final, tras romperse por cuatro

veces los otros tantos acuerdos firmados

entre el gobierno y la UNITA en 1974, 1989,

1991 y 1994, demostraron ser más una tregua

para reponer fuerzas y armamento que

esa paz que las sucesivas misiones de la

ONU aspiraban a convertir en irreversible.

El conflicto más antiguo de África corre el

riesgo de ser el primero del siglo XXI, vista

la virulencia con que Jonás Savimbi lanzó a

sus soldados en diciembre pasado contra

las tropas gubernamentales a las que,

según los acuerdos firmados en Lusaka en

1994, debía cederle el territorio del Planalto

todavía en su poder (y las minas de diamantes

de su subsuelo), entregarle sus armas y

rendirles sus guerrilleros. El nuevo rebrote

de la guerra civil y la pertinaz resistencia de

O máis velho, como llaman a Savimbi, a salir

de su feudo de Andulo y aceptar su derrota

de 1992 en las elecciones pactadas con Dos

Santos ha agotado la paciencia de la siempre

muy impaciente ONU. En vista de que

los cascos azules enviados para vigilar la paz

se encontraban observando la guerra decidió

en febrero retirar la misión y limitarse a

reforzar su gigantesco aparato de ayuda humanitaria

en el país. Los derribos seguidos

de varios aviones con bandera de Naciones

Unidas bajo el fuego de los guerrilleros de la

UNITA que cercan las ciudades en manos

del gobierno en el centro y norte del país (el

último la semana pasada) acabó de cerrar el

consenso internacional: el obstáculo a batir

es Savimbi. Pero reeducarlo parece ya misión

imposible. Al contrario que sus antiguos

compañeros de filas que hoy viven en

Luanda y participan bajo las siglas de la escindida

UNITA-Renovada en varias carteras

del Gobierno de Unión y Reconciliación Nacional

creado en 1997, Savimbi está acostumbrado

al antagonismo de la guerra y

tiene fobia a la idea de perder el poder. Y encima,

la ola de asesinatos contra partidarios

suyos en la capital lo ha empujado otra vez

al radicalismo. Como en los viejos tiempos.

El prólogo de la infamia en Angola duró

nada menos que trece años, los transcurridos

entre el alzamiento independentista de

1961 del Movimiento Para la Liberación de

Angola (MPLA), todavía en el poder, y la precipitada

huida de los colonos y el ejército

portugués en 1974 de la que había sido durante

300 años su fuente de riquezas.

La independencia se rompe

ESOS 13 años dieron para mucho. Lo

suficiente para que varias generaciones

de soldados portugueses quedaran

marcados por el recuerdo del conflicto

(véasen las novelas del lisboeta António

Lobo Antunes, las del mestizo angoleño

Eduardo Agualusa), y para que el difuso movimiento

de liberación exacerbara sus rencillas

y se fraccionara en tres grandes grupos

que dibujaban en su estructura interna

las divisiones de clase, raza y etnia del país.

El MPLA, que acabó oficializándose, se nutría

de gente de la costa. Eran de etnia kimbundu,

o mestizos de piel clara, producto

de la fusión con el esqueje portugués. Entre

sus filas abundaban los intelectuales, seducidos

por el discurso comunista. Su terreno

natural eran las ciudades. En el norte surgió

el Frente Nacional para la Liberación de Angola

(FNLA), que se acabó desinflando. En la

lucha por ver quién heredaría el poder y las

riquezas de Portugal sería decisiva en cambio

la irrupción en 1966 de la UNITA de Sa-

PARTIDOS

A la izquierda, un

niño angoleño se

reencuentra con su

madre a través de la

mediación de la Cruz

Roja Internacional

entre los dos

sectores en guerra.

A la derecha, arriba,

una demostración

sobre minas

antipersonal en una

escuela. Abajo, una

niña en un centro de

rehabilitación.

vimbi. La UNITA se hizo dueña de vastas

zonas que ocupaban desde el Planalto central

hasta las cuencas diamantíferas en la

frontera con Zaire. La etnia de los ovimbundu

era su matriz. Gente del campo, atávica,

que veía con recelo a los mestizos de la

costa y habían padecido en mayor medida

que éstos los estragos de la colonización.

Petróleo y diamantes

NI Dos Santos ni Savimbi han flaqueado

a la hora de inyectar a la guerra

civil todo tipo de combustibles ideológicos.

El funambulismo de la conveniencia

geopolítica ha conducido al líder de

UNITA desde el maoísmo de sus inicios

hasta la alianza con la Sudáfrica del apartheid.

Dos Santos blandió el marxismo

cuando Cuba y la Unión Soviética eran receptivas

a la revolución mundial, para luego

plegarse a los dictados del Fondo Monetario

Internacional y de las compañías petroleras

de Occidente el día que quedó desfasado el

mapa de la Guerra Fría. En el fondo, la retórica

política era la miel con que engatusar a

los tutores.

Lo que estaba y está en juego, trenzado

con las motivaciones culturales y étnicas,

no es tanto la justicia como el petróleo y los

diamantes, que sirven de zanahoria y de

gasolina para animar y financiar la batalla

final que hoy está volviendo a arrasar las

ruinas que quedaron de los terribles combates

de 1993 en Kuito, Malanje o Luena.

Cuando el gobierno pierde un tanque, ha

dicho un coronel de las FAA, se encarga

otro: a cambio de armas, el gobierno ha hipotecado

a los acreedores extranjeros sus

nuevos yacimientos de crudo. La UNITA

está comprando armamento pesado en el

mercado negro a punta de diamante, aunque

cuenta con la dificultad de que sus vías

de suministro con Zaire y Zambia han sido

casi selladas por el gobierno (que estuvo a

punto de bombardear la capital de este

país, Lusaka, por su complicidad con los rebeldes)

y pesa sobre ellos un embargo de la

ONU. Más fácil lo tiene Dos Santos, a quien

apoyan el Congo de Kabila, Namibia y Zimbabwe.

En la zona gubernamental han sido

llamados a filas miles de muchachos de la

quinta del 78. La UNITA ha hecho lo mismo

con los de sus territorios. La guerra puede

durar muchos años más. Hasta que se gaste


SÁ 29 5 99

mundo

Diario de Sevilla

CASTRO ECHA A ROBAINA. El presidente cubano

cesa de manera inesperada a su ministro de Exteriores

desde 1993 y nombra en su lugar a Felipe Pérez Roque, su

ayudante, de sólo 34 años de edad. Pág. 31

29

GUERRA EN EUROPA

LOS ALIADOS SE RESIGNAN A QUE EL PRESIDENTE YUGOSLAVO SIGA SIENDO SU INTERLOCUTOR

ANJA NIEDRINGHAUS / AP

TENSIÓN. Un grupo de refugiados se cruza con tanquistas del ejército albanés que ayer hicieron prácticas con fuego real cerca del escenario de los combates fronterizos.

Milosevic da a Chernomirdin

un tibio ‘sí’ al plan de paz

Al día siguiente de ser inculpado como criminal

de guerra, el líder serbio le dice al enviado ruso

que acepta los “principios generales” del G-8

EDUARDO DEL CAMPO / AGENCIAS

PRÁCTICAS CON FUEGO REAL DEL EJÉRCITO ALBANÉS

La ONU se retira de la frontera

El Alto Comisariado para los

Refugiados de Naciones Unidas

(ACNUR) se ha retirado de

la línea fronteriza del norte de

Albania ante la continuación

de los combates entre las fuerzas

serbias y los guerrilleros

del ELK en esa zona, distante

apenas 20 kilómetros de los

100.000 refugiados que se concentran

en torno a la ciudad

albanesa de Kukes, donde soldados

de la OTAN y agentes del

ACNUR continúan con la lenta

evacuación de los deportados,

por centenas, a zonas más seguras

del sur del país. La artillería

del ejército albanés hizo

una demostración de fuerza

realizando durante dos horas

prácticas de tiro con fuego real

dentro de su territorio pero a

poca distancia de la frontera

de Kosovo. El ACNUR advirtió

del peligro de que esas maniobras

eleven aún más la inseguridad

en la zona y provoquen

una reacción del lado serbio.

■ La decisión del Tribunal Penal

Internacional para la Antigua Yugoslavia

de procesar a Slobodan

Milosevic como criminal de guerra,

anunciada el jueves, arrancó

anoche su primer efecto indirecto

en el inculpado. Eso si se interpreta

la aceptación del presidente yugoslavo

de los “principios generales”

del plan de paz del G-8, difundida

en un comunicado tras su encuentro

con el enviado ruso Viktor

Chernomirdin, como una

maniobra conciliatoria para que

se le siga considerando dentro del

juego diplomático, ahora que su

situación legal lo empuja un poco

más a quedar definitivamente

fuera.

“Yugoslavia acepta los principios

generales del G-8 y está conforme

con que el Consejo de Seguridad

de la ONU adopte una resolución

basada en la Carta de la ONU”,

decía el comunicado de Milosevic,

que no hace mención en todo caso

a los detalles de ese plan de paz,

que es el nudo gordiano que sigue

separando a Rusia y los países de

la Alianza. Es decir, la composición

y mando de la futura fuerza

de seguridad” que se despliegue

en Kosovo para proteger el retorno

de los refugiados, y cómo,

cuándo y en qué cantidad se retirarán

las tropas serbias de la provincia.

A falta de más precisiones,

el anuncio de Milosevic quedó varado

en la vaguedad dilatoria

quele caracteriza. Los aliados dijeron

tomar nota, pero con la cautela

y el escepticimos con que acogieron

pronunciamientos anteriores

similares. Sin embargo, el

emisario ruso aprovechó las palabras

de Milosevic para relanzar la

búsqueda de una salida diplomática

al conflicto, validando de nuevo

el carácter del presidente yugoslavo

como único interlocutor válido.

“Hemos concertado nuestra posición

de cara a las próximas reuniones”

con los representantes de

Estados Unidos y la Unión Europea,

dijo tras la entrevista un

Chernomyrdin “satisfecho” que

afirmaba estar “seguro” de que

podrá volver a Belgrado la próxima

semana acompañado por el

mediador europeo, el presidente

finlandés, Martii Ahtisaari.

En esencia, el viaje del enviado

ruso, que a su salida de Moscú se

mostraba visiblemente desencantado

y crítico con el curso de las

negociaciones tripartitas con Estados

Unidos y la UE, no ha servido

tanto para acelerar las discusiones

como para impedir que el

varapalo jurídico del TPI a la cúpula

serbia retrasara lo poco que se

ha recorrido. Sin embargo, el negociador

estadounidense, Strobe

Talbott, dejó claro desde Bruselas

que Rusia sólo negocia en nombre

de sí misma y no en el de la OTAN,

admitiendo a cambio que ha habido

“algunos progresos”.

Hilando fino entre la ética y el

pragmatismo, los aliados enarbolaron

la inculpación de Milosevic

como un espaldarazo que legitima

su actuación en el conflicto,

pero a la vez coincidieron en que

hay que seguir hablando con él. La

secretaria de Estado norteamericana,

Madeleine Albright, mostró

la solución al dilema de tratar con

un criminal de guerra al hacer

hincapié en que la OTAN no está

intentando “negociar” sino imponer

“la aceptación de sus condiciones”,

que es distinto. Frente a la

incógnita sobre el próximo paso

del esquivo Milosevic, la única certeza

es que la OTAN escalará sus

ataques (310 en la última jornada)

200 VUELOS

España releva

el lunes su

destacamento

El Descatamento Ícaro del

Ejército del Aire español en la

base italiana de Aviano, que

participa en la operación de

la OTAN en Yugoslavia, será

relevado de personal y material

aéreo el próximo lunes.

En la rotación habitual del

destacamento, los 6 aviones

F-18, sus 20 pilotos y 80 técnicos

de mantenimiento y armeros,

así como el personal

de apoyo logístico del Ala 12

regresarán a su base de Torrejón

(Madrid) y sus homólogos

del Grupo 15 de la base

de Zaragoza les sustituirán.

Desde su llegada a Aviano el

1 de febrero, la dotación ha

cumplido 64 jornadas de operaciones

de combate, con un

total de 200 salidas de los F-

18, en misiones de ataque a

suelo y patrulla aérea, durante

las que, en varias ocasiones,

uno de los pilotos ha desempeñado

el mando de una

formación aérea aliada. /EP


Diario de Sevilla MA 1 6 99

30

mundo

OCALAN PIDE LA PAZ. El líder kurdo Ocalan, cuyo

juicio se inició ayer en una cárcel de máxima seguridad en

Turquía, pidió ayer a los miembros del PKK que cesen en sus

ataques contra el Ejército y apuesten por la paz Pág. 33

GUERRA EN EUROPA

RUSIA Y LA UE SE ENTREVISTARÁN CON MILOSEVIC EL MIÉRCOLES

La UE espera que el acuerdo

con Serbia nazca esta semana

La diplomacia de los Quince apoya el envío de

su mediador a Belgrado, en vísperas de la

cumbre de jefes de gobierno europeos y la

reunión del G-8, decisivos para lograr la paz

EDUARDO DEL CAMPO

■ Con la guerra en Yugoslavia entrando

en su tercer mes, parecería

pura cantinela repetir que la diplomacia

se enfrenta a una semana

decisiva. Pero la agenda de los

mediadores y los jefes de gobierno

muestra que el renovado (aunque

cauteloso) optimismo de la clase

política sobre una salida negociada

a la tragedia de Kosovo resulta

más fundado que nunca. La incriminación

de Milosevic como criminal

de guerra por el Tribunal

Penal Internacional vino a complicar

los formalismos de las negociaciones,

como ayer indicó el enviado

de la ONU para los Balcanes,

el sueco Carl Bildt, pero también

es cierto que ha logrado precipitar

los acontecimientos.

Si el viernes fue el propio presidente

yugoslavo el que, tras verse

con el enviado ruso, Viktor Chernomirdin,

movió ficha y anunció

que aceptaba los “principios generales”

de la propuesta del plan de

paz consensuada entre los aliados

y Rusia en el seno del Grupo de los

8, ayer les tocó el turno a los ministros

de Exteriores de la Unión

Europea reunidos en Bruselas. La

diplomacia de los Quince anunció

por boca del titular francés, Hubert

Vedrine, que el enviado europeo

de la UE, el presidente finlandés

Marti Ahtisaari (cuyo país no

pertenece a la OTAN) viajará del

brazo de Chernomirdin el miércoles

a Belgrado para hablar cara a

cara con Milosevic. Éste, que quiere

demostrar que va en serio, instó

ayer al Consejo de Seguridad a

aprobar una resolución que “traslade

la solución el conflicto del

ámbito militar al político”.

El encuentro de Milosevic y Ahtisaari

está condicionado no obstante

al resultado de la cuarta

ronda de discusiones tripartitas

de hoy en Bonn, en la que está previsto

que el enviado ruso explique

al negociador europeo y al estadounidense,

Strobe Talbott, cuál

es la posición actual del líder serbio

y hasta dónde está dispuesto

realmente a llegar.

Un calendario idílico de las próximas

gestiones diplomáticas quedaría

perfilada de la siguiente manera.

Los negociadores ruso y europeo

viajan a Belgrado el miércoles.

Si Milosevic confirma y concreta

su aceptación de las cinco

condiciones esbozadas por el G-8

(cese de la represión y la limpieza

étnica, retirada de tropas serbias

de la provincia, despliegue de una

fuerza internacional, retorno seguro

de refugiados, desarrollo de

la autonomía kosovar), les tocará

el turno de reaccionar a los jefes

de gobierno o estado de la UE durante

su cumbre del jueves y el

viernes en Colonia. El 8y9de

junio, en la reunión de los ministros

de Exteriores del G-8, también

en Colonia, se perfilarían los

términos del acuerdo (previo a la

resolución de la ONU), para que

los jefes de Estado de ese foro le

dieran el visto bueno en la cumbre

del 18 y 19 de este mes.

SASA STANKOVIC / EPA PHOTO

AISLADOS. El puente destruido por la OTAN cerca de Vavarin.

DERECHOS HUMANOS

La ONU pide la

retirada serbia

de Kosovo

La Alta Comisaría de las Naciones

Unidas para los Derechos

Humanos pidió ayer en

Ginebra la retirada inmediata

e incondicional de todas

las fuerzas del ejército y la

policía militar yugoslavas de

Kosovo tras responsabilizarles

de cometer atrocidades.

En un informe sobre la situación

en la región tras su visita

del 2 al 13 de mayo, la alta

comisaria, Mary Robinson,

acusa a estas fuerzas de “graves

violaciones de los derechos

humanos” cometidos en

el territorio. Robinson también

pide a la OTAN que respete

los principios de la ley

humanitaria internacional,

“incluido el principio de proporcionalidad”

en sus acciones

militares contra la República

Federal de Yugoslavia.

Con respecto al proceso contra

el presidente Solobodan

Milosevic, de Yugoslavia, iniciado

por el Tribunal Penal

Internacional de La Haya, Robinson

lo califica de “paso

importante en el proceso de

evitar la impunidad”. Entre

los casos más aberrantes, el

informe de Robinson, que calificó

de creíbles las denuncias

de los refugiados, destaca

las ejecuciones sumariales,

la quema deliberada de

cadáveres, las mutilaciones y

torturas y las violaciones./EFE

Al menos 20 muertos en un “asilo”

de Surdulica por un ataque aliado

■ BRUSELAS/BELGRADO. El Gobierno

yugoslavo denunció ayer a través

de sus medios de comunicación

oficiales que al menos nueve personas

murieron y otras veinte resultaron

heridas en el bombardeo

llevado a cabo por la OTAN contra

la ciudad de Novi Pazar, situada en

el sur de Serbia. Los aviones aliados

dispararon a las 13:34 yalas

15:30, hora local y española, más

de 20 proyectiles en las afueras de

Novi Pazar, a 250 kilómetros al

sur de Belgrado. El bombardeo alcanzó

a un edificio de apartamentos.

Las bombas estaban dirigidas

contra la sede local de la radiotelevisión

serbia RTS, la emisora local,

una editorial y su imprenta, según

Belgrado, que no precisÓ Si estos

lugares fueron alcanzados.

La OTAN, que no hizo ningún comentario

sobre el incidente, sí admitió

en cambio que bombardeó

el domingo unas instalaciones militares

en Surdulica y también el

puente de Varvarin, aunque no

confirmó los datos sobre víctimas

civiles, que según fuentes serbias

se elevarían al menos a una treintena:

11 de ellas en el ataque al

puente sobre el río Velika Morava

El gobierno yugoslavo

denuncia la muerte

de nueve personas

en el bombardeo

de ayer en Novi Pazar

y 20 en lo que, de acuerdo a dichas

fuentes, era un sanatorio y asilo

de ancianos en Surdulica.

El portavoz de la Alianza, Jamie

Shea, aseguró que en ambos casos

la aviación aliada bombardeó contra

“objetivos militares legítimos”,

y que el ataque en Surdulica

se dirigió contra “un cuartel militar”

y fue “correctamente alcanzado”.

Tras señalar que los pilotos

“hacen todo lo posible para evitar

daños a civiles”, el portavoz señaló

que el Gobierno de Belgrado en

cambio “pone a sus militares en

áreas civiles exponiendo a su población

a un gran riesgo”.

En relación a otro ataque contra

un túnel cerca de Prizren, en Kosovo,

en el que resultó alcanzado el

domingo un convoy de informadores

occidentales, Shea afirmó

que la Alianza “no puede garantizar”

la seguridad de los periodistas

que entran en Kosovo, por

falta de información sobre sus

movimientos, aunque agregó que

aprecia el coraje de los reporteros,

cuya “función es extremadamente

importante y no fácil”.

Un conductor y un intérprete del

convoy murieron y las corresponsales

Eve Ann Prentice, del diario

londinense The Times, y Elsa Marujo,

de la televisión pública portuguesa,

resultaron heridas durante

el ataque contra el túnel, según informaba

ayer el diario británico.

Prentice y Marujo viajaban en un

convoy de dos vehículos junto al

intelectual francés pro serbio Daniel

Schiffer cuando, según fuentes

informativas serbias, estalló

un misil aliado que mató al conductor

del vehículo de la periodista

británicayasuintérprete. /EFE


Diario de Sevilla

MI 2 6 99

MUNDO 31

ELECCIONES SIN MANDELA

Empieza

la segunda

transición

surafricana

JEAN-MARC BOUJU / AP

Los comicios de hoy abren una nueva etapa de

la Suráfrica democrática en la que el sucesor

de Mandela, Thabo Mbeki, tendrá que atacar

otro tipo de ‘apartheid’: la desigualdad social

RELEVO. Nelson Mandela y su seguro sucesor, Thebo Mbeki, en el mitin del cierre de campaña.

EDUARDO DEL CAMPO

En uno de sus últimos

actos, Mandela recordó

que no bastarán cinco

años para erradicar

la injusticia de 350

■ Hay, por los menos, dos suráfricas

en Suráfrica. Las ha habido

desde que los primeros colonos

holandeses que se establecieron

en las costas del Cabo en 1652

abrieran la senda de dominación

de la minoría blanca y rica sobre

la mayoría autóctona negra y

pobre. Y las seguirá habiendo durante

bastante tiempo después de

que el histórico Congreso Nacional

Africano (ANC, en inglés) de

Thabo Mbeki gane hoy las segundas

elecciones democráticas de la

era post-apartheid. La victoria de

Mbeki repetirá la que hace cinco

años convirtió a su mentor político,

el héroe Nelson Mandela, en el

primer presidente de piel oscura

de la historia surafricana con su

mensaje de reconciliación y un carisma

y popularidad enorme que,

por comparación, empequeñece

ahora a su heredero.

En uno de sus últimos actos públicos

como mandatario del país

en cuyas cárceles purgó con 27 de

sus 80 años de vida su resistencia

al racismo institucionalizado,

Mandela dijo que no bastarán

cinco años, los que durará el próximo

gobierno de su delfín político,

para erradicar una situación

de injusticia enquistada durante

tres siglos y medio. Sabia lección

de paciencia. Pero sería mejor ponerla

en boca de Mbeki. No sólo

porque es su cultivado, reservado

y un tanto, según sus críticos, maquiavélico

vicepresidente y casi seguro

sucesor el que le escribe los

discursos, sino porque esas palabras

auguran la dificultad de la

empresa que le aguarda como futuro

jefe de gobierno. Pues si compleja

ha sido la etapa de Mandela,

cuya prioridad ha sido acostumbrar

a los sudafricanos a una conviviencia

en igualdad de derechos

y sentar las bases políticas de la reconciliación

racial, más compleja

será la segunda transición que

abran las elecciones generales de

hoy con Mbeki al frente.

A él le tocará dar el salto mortal:

desarticular ese otro apartheid

económico que, después de eliminado

el jurídico, reserva a la privilegiada

minoría blanca las riendas

económicas del país con la renta

per cápita más alta de África

(3.040 dólares) y condena todavía

a más de la mitad de sus 42 millones

de habitantes, la mayoría de

raza negra, a vivir bajo el umbral

de la pobreza. Lo que se traduce en

los 8 millones de personas que llenan

las chabolas sin agua ni electricidad

de las townships que rodean

Johanesburgo (la ciudad con

más delincuencia del mundo), Pretoria

o Ciudad del Cabo, o en el

porcentaje de un adulto por cada

diez infectado por el virus del sida.

Ese es el abismo social al que se

enfrentará Mbeki, sin contar con

que el temor y las reticencias de la

minoría blanca crecerá en proporción

simétrica al atrevimiento de

sus medidas de discriminación

positiva para corregir el desigual

reparto de la riqueza. Por eso quiere

empezar la segunda etapa de la

Mbeki se estrenará

formalmente como

presidente, pero ya lo

ha sido ‘de facto’ a la

sombra de su mentor

Suráfrica democrática con una

victoria aplastante en las urnas

que, superando el 62 por cien de

los sufragios obtenido por la arrolladora

victoria de Mandela en

1994, y manteniendo las actuales

alianzas de gobierno con el partido

nacionalista zulú Inkatha del

ministro de Interior (antes cómplice

del régimen del apartheid)

Mongosuthu Buthelezi, le asegure

los dos tercios de los 400 diputados

de la Asamblea nacional necesarios

para reformar la Constitución.

Mbeki se estrenará formalmente

como presidente, pero ya lo ha

sido de facto a la sombra de Mandela

durante todo su mandato, en

VOTO FIEL. Una seguidora del Congreso Nacional Africano.

el que ha asumido, desde su cargo

como vicepresidente, el timón de

la economía y la política exterior

mientras aquél ponía su carisma y

estatura moral al servicio de la

nueva imagen de Suráfrica en el

mundo como líder regional.

Las comparaciones son odiosas

pero en este caso también inevitables.

El precursor Mandela y su heredero

Mbeki, separados por 24

años de diferencia (unos dicen que

es el hijo que nunca tuvo, otros en

cambio aseguran que Mandela no

acaba de fiarse del todo del sucesor

que él mismo ha elegido) tienen en

común el haber pasado por todos

los escalafones del ANC, desde sus

ALEXANDER JOE / EPA AFP

órganos juveniles hasta la presidencia

(de la nación y del partido).

A partir de ahí empiezan las diferencias.

Mandela se curtió en la

cárcel, un destierro interior donde

compartió condena a cadena perpetua

con el padre de Mbeki. Éste

labró su carrera en el aparato del

ANC en el exilio, donde, además de

especializarse en economía y literatura

inglesa en la antigua metrópoli

dirigió las campañas internacionales

que lograron arrancar la

condena universal contra el apartheid.

Las biografías se unen en

1990. Es el año en que Mandela

sale de la cárcel. Y Mbeki regresa

del exilio. Para mandar.

LA OPOSICIÓN BLANCA

El color de la

piel seguirá

marcando el

tinte del voto

Los 18 millones de electores

que participarán hoy por segunda

vez en un sufragio universal

en Suráfrica forman la

sociedad más compleja del

continente, compuesta por

un 76 por cien de personas de

etnias negras, un 12, 7 de

blancos -divididos a su vez

entre los de origen anglosajón,

holandés o portugués-, un

8,5 de mestizos y un 2,5 de

hindúes, que entre todos hablan

11 lenguas oficiales y decenas

locales. Un anuncio de

la televisión estatal pregona al

electorado un mensaje conciliatorio:

“Una sola nación, una

sola alma”. Pero la realidad es

que los votos dirigidos a las 17

formaciones en liza estarán

teñidos en buena medida por

el color de la piel. En esencia

los blancos votarán a candidatos

blancos y los negros se fijarán

en los negros, aunque

siempre surjan encomiables

excepciones de blancos progresistas

que apuestan por el

ANC y mestizos que lo hacen

por el Nuevo Partido Nacional,

es decir, el que dirigió la represión

durante los años del apartheid

pero sin la N de Nuevo,

que recientemente le ha añadido

su líder, heredero de De

Clerk, el joven Marthinus van

Schalkwyk, en un intento de

desmarcarse del pasado. El

probable batacazo electoral

del que es ahora el mayor partido

de la oposición beneficiará

al más liberal Partido Democrático

del hebreo Tony

Leon, que aspira a aglutinar el

voto de los blancos, más allá

de sus tradicionales simpatizantes

de origen anglosajón.

Para ello exhiben su limpia

hoja de servicios durante los

años del apartheid, al que

ellos se opusieron.


Diario de Sevilla

SÁ 12 6 99

MUNDO 27

LA HORA DE LA PAZ

MIEDOS Y ESPERANZAS DE LA POSGUERRA

El futuro es de los refugiados

DAVID GUTTENFELDER / AP

SED DE VIVIR. Un todoterreno de la OTAN pasa junto a un grupo de refugiados que recogen agua en un campo de Kukes, en Albania.

PRESUNTA VICTORIA

Milosevic

se agarra

a los matices

¿Pero quién ha ganado la

guerra? Milosevic, de momento,

ha conseguido encontrar

en la resolución de la

ONU varias anclas semánticas

para agarrarse a una presunta

victoria serbia. Comparado

con el plan de Rambouillet,

cuyo rechazo desencadenó

la campaña aérea de la

OTAN, el que ahora sí ha

aceptado tiene matices nuevos:

las tropas del KFOR no

están autorizadas a desplazarse

libremente por todo el

territorio de Yugoslavia, al

contrario de lo que preveía

Rambouillet, y el referéndum

de autodeterminación permanece

en suspenso. El otro

matiz es que las tropas de la

KFOR, al menos en el papel,

actúan bajo bandera de la

ONU, y no de la OTAN. Milosevic

seguirá sujetándose a la

teoría para no ahogarse en la

realidad.

Con la paz, se abre en Kosovo el doloroso

episodio de evaluar la destrucción, buscar las

fosas comunes y preparar una convivencia que

serbios y albaneses ven como algo imposible

EDUARDO DEL CAMPO

■ Entre los hombres que entren

hoy en Kosovo no habrá ni uno

solo de esos refugiados que malviven

en los eriales de Kukes o las

ciudades de lona de Stankovec. No

tendrán el triste privilegio de ser

los primeros en recorrer los pocos

kilómetros que separan su refugio

temporal de Macedonia, Albania o

Montenegro de sus hogares, muchos

de ellos reducidos a cenizas y

escombros, en Pristina, Pec, Decani,

Djakovica, Prizren o cualquiera

de las minúsculas aldeas de las

que fueron extirpados hace semanas

a punta de metralleta, a base

de palizas y fusilamientos al borde

del camino que les conducía al

destierro.

Ese honor simbólico quedará reservado

para los comandos de infantería

de Gran Bretaña, de Francia,

para los marines de Estados

Unidos, los duros oficiales rusos

que ya han tomado posiciones

para la carrera del despliegue en

la frontera interna de Serbia con

Kosovo, y, por supuesto, para los

fotógrafos, cámaras y periodistas

que acompañen los convoyes militares

en su peligroso y minado camino

semitriunfal por el devastado

desierto de su territorio.

Lo que verán los soldados y los reporteros

no tendrá sin embargo

comparación con las imágenes de

horror que el millón y pico de refugiados

y desplazados albaneses

de Kosovo, o lo que es lo mismo, el

equivalente a la población de toda

la provincia de Sevilla, retiene aún

en sus ojos. Aunque el peligro acecha

aún, lo peor ya ha pasado.

Para los refugiados, será una pesadilla

real que los acompañará durante

todas sus vidas en el fondo

de la memoria. Para los demás

quedará como uno de esos malos

recuerdos que emponzoñan la

historia, pero no dejará de ser un

tragedia ajena que otra nueva en

otro rincón del mundo acabará

por relegar al balsámico olvido.

El miedo anda suelto, y hay muchos

refugiados que no pueden

dominarlo todavía y al ser preguntados

si quieren volver ya a su tierra

contestan que prefieren esperar

todavía varios meses hasta que

Ningún refugiado

tendrá hoy el triste

privilegio de ser

el primero en entrar

en su tierra

los soldados de la OTAN encargados

de proteger su retorno estén

apostados en cada curva de la carretera,

en cada esquina de sus barrios,

y aplaquen con su armadísima

presencia la resurrección de

los fantasmas que el día en que

vuelvan a poner pie en sus pueblos

y ciudades brotarán de las

ruinas de sus casas, de los esqueletos

de sus animales, de la tierra removida

de las fosas comunes

donde los asesinos de sus familiares

y amigos enterraron primero

sus cadáveres y luego, hace unos

pocos días, los volvieron a sacar

para no dejar las comprometedoras

pruebas que los delataron en

Bosnia o Croacia. Los psicólogos

que han tratado a las víctimas

saben que al regresar al escenario

del crimen lo vivirán otra vez.

Pero lo superarán, porque están

vivos. Reconstruirán las casas, volverán

a cultivar sus campos y criar

su ganado, llenarán de nuevo los

cafés y las escuelas, igual que, más

al norte, la población serbia retomará

el pulso de la vida, con

ayuda financiera de Occidente o

sin ella. Civiles de una y otra parte

saldrán adelante por la simple

razón de que tienen futuroyalos

países más ricos por avalistas de

su seguridad y su economía.

Milosevic, en cambio, tiene los

días contados, políticamente hablando.

Quizás lo único que distinga

a vencedores de vencidos,

cuando todos se proclaman victoriosos,

sea eso, el porvenir que

aguarda a unos y otros en los largos

y duros años de la posguerra y

la reconstrucción bajo la protección

militar de la OTAN -el antiguo

embajador estadounidense

en Belgrado auguró a Le Monde

hace unos días que la Alianza

tiene para treinta años en la zonay

los auspicios del Plan de Estabilidad

para el Sur de los Balcanes patrocinado

por la Unión Europea.

Cerrado mentalmente en las conciencias

el capítulo de las deportaciones,

los “daños colaterales”, las

colas del pan en los campos de refugiados,

los puentes de Novi Sad

derrumbados en las aguas del Danubio,

los cadáveres, las casas incendiadas,

se abre el tiempo de las

evaluaciones y los pronósticos. Es

fácil prever cuáles serán los grandes

trazos de los próximos meses

y años, las líneas maestras de la

próxima historia balcánica: La retirada

serbia. La invasión de los

acorazados y helicópteros de la

KFOR. Los tiras y aflojas con los

rusos por la ubicación de sus tropas

y la amplitud de su mando. El

panorama de desolación que los

periodistas descubrirán al mundo

-las casas que no vimos quemar,

los cuerpos ya podridos de los civiles

que no vimos masacrar- y con

el que tendremos ocasión de cubrir

-por fin- el vasto agujero informativo

y visual en que durante

meses quedó sumida la provincia.

Y luego el retrato épico de los refugiados

cruzando de nuevo durante

el verano, antes de que lleguen

las primeras nevadas, los

pasos fronterizos donde hace semanas

los vimos derrumbarse,

pero esta vez en sentido contrario

y sin llantos de desesperación. Llegará

después el momento del encuentro

temido por todos, el primer

contacto entre los albaneses y

los serbios de Kosovo.

Las dos comunidades, con los

más de 50.000 soldados de la

KFOR (el doble de los previstos

antes de la guerra) de por medio

intentando amortiguar el odio y el

rencor, iniciarán una dificilísima

convivencia que muchos refugiados,

víctimas de la locura de quienes

habían sido, quizás, sus amables

vecinos, no son ahora capaces

siquiera de imaginar.

Los 150.000 habitantes serbios

que siguen en Kosovo, y que en

parte aplaudieron, por fuera o por

dentro, al paso de los trenes cargados

de albaneses que los deportaban

al vertedero humano de

Blace, en Macedonia, es probable

que padezcan la misma falta de

imaginación para creer en un Kosovo

donde todos convivan en

paz, y sin esperar a ver aparecer

los tanques aliados con los refugiados

detrás salgan huyendo

hacia Belgrado, por mucho que

sus líderes religiosos y políticos

les pidieran esta semana que no

abandonaran la que también es su

tierra y la OTAN les haya prometido

-en ello se juega su credibilidad-

que velará por sus vidas.

En esa falta de futuro, los serbios

de Kosovo se parecen a Milosevic.

Paradojas de la historia, la carrera

política de éste, de la inflamación

patriótica al aislamiento, está

unida al destino de aquéllos. El

primer jefe de Estado acusado de

crímenes contra la humanidad

asumió y manipuló la frustración

de los serbokosovares y ellos lo catapultaron

al poder, erigiéndolo

en caudillo de la patria.

El 26 de junio de 1989, una fecha

cuidadosamente elegida porque

conmemoraba la derrota, seis siglos

atrás, del ejército serbio frente

al turco, Milosevic canceló la

Los fantasmas brotarán

de las ruinas de sus

casas, de la tierra

removida de las fosas

comunes

autonomía albanesa y con ello

abrió una caja de pandora que

sólo empieza a cerrarse diez años

y cuatro guerras después (Eslovenia,

Croacia, Bosnia, Kosovo) en el

mismo lugar y casi en la misma

fecha. Ahora los turcos son los

soldados de la OTAN. Aunque él,

para disfrazar la derrota, quiera

pintar sus cascos de azul.


Diario de Sevilla

MI 11 8 99

SEVILLA 99 3

BLOC DE NOTAS

El calor beneficia a los atletas,

a excepción de los fondistas

El presidente de la Federación

Española de Atletismo, José

María Odriozola, salió al paso

de la polémica que en estos últimos

días ha salpicado al Mundial

sobre las consecuencias

que el calor puede tener en el

rendimiento de los atletas durante

las pruebas. Al contrario

que otros especialistas, Odriozola

estima que las altas temperaturas

beneficiarán a los deportistas,

a excepción de los

fondistas. En el caso de la maratón,

el verdadero problema no

es la temperatura sino la humedad.

Mientras que la diferencia

de temperatura, de la mañana a

la tarde, es de 2 ó 3 grados, el

porcentaje de humedad sí varía

considerablemente. Por eso se

decidió fijar la prueba reina de

fondo a las 18.45. El piso está

acabado y, con suficiente antelación

a la prueba, lo refrescarán

con agua. En cuanto al Estadio,

todo parece listo para que

los asistentes disfruten de sombra

el mayor tiempo posible. El

calor, un temor cuando se

habla del sur, parece que no

afectará tanto a los atletas.

Un estadio con

gran potencial

Polémicas aparte, el estadio de

La Cartuja está sorprendiendo

a más de un visitante que en

estos días acude para ultimar

preparativos técnicos y organizativos.

Gente experta, que conoce

muchos estadios a lo

largo del globo, coincide en el

enorme potencial que el Estadio

dispone para la organización

de grandes eventos. El acceso

de la zona de calentamiento

a la cámara de llamada

—motivo de queja de muchos

atletas en el pasado Nacional—

está ya a punto.

DE LAMADRID

Puesta de largo para mañana

FLORES ESQUIVIAS

Últimos retoques. Una plataforma para la ceremonia de inauguración estaba ayer instalada.

Con el turbo metido para finiquitar

de una vez por todas las

obras del recinto de la Cartuja,

la sociedad Estadio Olímpico

convocaba una visita oficial

para los medios de comunicación

para el día de mañana. En

El presidente saliente del Comité

Organizador de Sevilla’99 y actual

alcalde de Sevilla, Alfredo

Sánchez Monteseirín, se manifestó,

en relación a los detalles

que aún quedan pendientes en

las obras del estadio y sus aledaños,

que “durante los próximos

días se intensificarán los trabajos

para su conclusión a tiempo”.

En referencia explícita al hotel

La Cartuja, que no podrá estar

acabado para el Mundial, y que

en su momento fue una bandera

al viento que levantaba Alejandro

Rojas-Marcos, Monteseirín dijo

que “eso fue una filigrana.

Hemos conseguido grandes logros

desde que comenzamos con

la construcción del estadio. Se

han hecho muchas filigranas en

la misma está prevista la entrega

de todos los informes sobres

las obras que han tenido lugar

y la comparecencia de Joaquín

Blanco, presidente de la Sociedad

Estadio Olímpico, Fernando

Borges, coordinador general

ESTILO DIRECTO

de la misma, y Vicente Añó,

que ocupa idéntico cargo en Sevilla’99.

El itinerario comenzará

en el edificio suroeste, donde

se encuentran las oficinas, y

está previsto un exhaustivo repaso.

Monteseirín: “Lo del hotel La Cartuja fue una filigrana”

estos últimos tiempos, pero la

del hotel no es posible”.

En otro orden, el alcalde de Sevilla

destacó “los actos culturales

que durante el evento se realizarán

por toda la ciudad”, que pondrán

la guinda a la competición

deportiva. Monteseirín quiso resaltar

de nuevo el orgullo de Sevilla,

“que hoy es una ciudad

mundialista, protagonizada por

sus gentes de carácter abierto, lo

que propicia el fácil acceso a

nuestro entorno para la gente

que viene de fuera”.

“Somos personas hospitalarias,

abiertas a los demás, a lo que

ahora hay que sumar la capacidad

organizativa. Sin duda que

todo esto agradará al visitante”,

concluyó el alcalde.

Antecedente. El Rey, el día de la inauguración del estadio.

La IAAF “ni recibió

ni acepta presiones

por Gibraltar”

EDUARDO DEL CAMPO

■ SEVILLA. Que sea el Rey o el

Príncipe el que presida la inauguración

del Mundial de Atletismo

de momento, será el

segundo, según confirmó ayer

el alcalde de Sevilla, quien

acuda a Sevilla junto a “otros

miembros” de la Familia Real—

es una decisión que corresponde

“a la Casa Real o al Gobierno

español”, pero no a la Federación

Internacional de Atletismo.

La IAAF no quiere entrar a

valorar la hipótesis periodística

lanzada por el Corriere dello

Sport la semana pasada de que

el monarca español no iba a

estar en la tribuna de honor del

estadio olímpico por la supuesta

afrenta que supone en términos

diplomáticos la presencia

de Gibraltar como delegación

independiente.

“Ésas son interpretaciones

que los periodistas son muy libres

de hacer, pero lo cierto es

que a nosotros no nos consta

ninguna queja por la presencia

de Gibraltar, ni del Rey ni del

Gobierno”, explicaba ayer a

Diario de Sevilla el director de

prensa de la IAAF, Giorgio Reineri,

desde su sede en Montecarlo.

El portavoz recalca que

la Federación “estará igualmente

contenta tanto si es el

Rey el que viene a presidir la

inauguración como si es el

Príncipe heredero, para nosotros

no hay ningún problema”.

No descartó, sin embargo, que

el presidente de la IAAF, Primo Nebiolo,

mantenga gestiones diplomáticas

para que esté en Sevilla el

Jefe de Estado español, además de

su hijo. Reineri quita hierro al presunto

despecho real debido a la

participación de la colonia inglesa,

explicando que Gibraltar es

miembro de la IAAF “desde hace

años” y no una nueva incorporación

que deba levantar ampollas.

El portavoz de la IAAF explica

que la Federación no ha recibido

ROCES DE PROTOCOLO

“La IAAF estará igual

de contenta si a la

inauguración viene

el Rey o el Príncipe,

eso no es problema”

presiones desde España para quitar

de enmedio a la delegación llanita.

“Pero es que no las aceptaríamos”,

aclara. “La Federación no

admite presiones políticas. Nosotros

esperamos que el Rey esté,

pero si por otros motivos no

puede acudir por una cuestión de

protocolo, lo aceptamos, ésa es

una decisión de la Casa Real o del

Gobierno y no se puede interferir”.

Aunque la agenda oficial del Rey

aún no ha sido dada a conocer,

Sánchez Monteseirín se encargaba

ayer de despejar la incógnita al

anunciar que sería el Príncipe

quien presidirá la inauguración

debido a que el Rey quiere delegar


Diario de Sevilla

32 MUNDO

LU 30 8 99

REFERÉNDUM EN TIMOR ESTE

PARTIDARIOS DE LA INDEPENDENCIA Y LA INTEGRACIÓN CON INDONESIA SE ENFRENTAN EN LAS URNAS

Timor decide su futuro

tras 24 años de violencia

Los 451.752 electores de la ex

colonia portuguesa eligen hoy

entre seguir siendo la 27 provincia

indonesia o formar un nuevo país

CHARLES DHARAPAK / AP


ENSAYO GENERAL. Funcionarios locales de la ONU repasan los trámites de la votación.

EDUARDO DEL CAMPO

■ Ha llegado el día. Hoy, los

451.792 electores timorenses censados

por la Misión Especial de la

ONU para Timor Oriental (UNA-

MET) celebran su histórico referéndum

de autodeterminación. Y

lo harán con, frente y a pesar de la

Violencia. Porque la Violencia, con

mayúsculas, como lo escriben en

Colombia, es en la remota Timor

Este (16.000 kilómetros cuadrados

en la parte oriental de una de las

15.000 islas de Indonesia, a 2.500

kilómetros de Yakarta) algo tan cotidiano

como las matas de café o

las maderas preciosas.

Acostumbrados

a la represión, muchos

timorenses vencerán

el miedo y acudirán

a votar

Empezarón a convivir con ella

aquel 7 de diciembre de 1975 en

que Indonesia invadió la isla y, tras

deponer al gobierno de orientación

marxista del Frente Revolucionario

para la Independencia de

Timor Oriental (Fretilin), convirtió

la antigua colonia portuguesa

–precipitadamente abandonada

por Lisboa un año antes– en su

provincia número 27.

Una presencia que ha costado

muchísima sangre. Se calcula que

desde entonces la represión del independentismo

por parte de las

fuerzas armadas de Yakarta y los

paramilitares proindonesios locales

ha costado la vida a entre

70.000 y 200.000 habitantes

(ahora Timor Este no llega a los

850.000), sumando los asesinatos

y las hambrunas y enfermedades

provocadas por la política de movimientos

forzados de población.

De modo que si a alguien ha

asombrado el terror con que las

milicias de Aitarak (Espina), armadas

con fusiles de asalto y machetes

al cinto, han hecho su campaña

a favor de la integración con Indonesia,

es a los observadores y los

periodistas internacionales, porque

para los vecinos que asisten a

linchamientos y asesinatos casi a

diario en las calles de la capital,

Dili, o los campesinos de la aldea

de Memo que hace dos días vieron

arder sus casas, la violencia ha sido

el pan nuestro de cada día desde

hace un cuarto de siglo.

Quizás por eso, porque intuyen

que la violencia de los paramilitares

proindonesios vestidos de

negro que en los últimos días de la

campaña electoral se han adueñado

de las calles desiertas de Dili,

dejando a su paso decenas de

muertos y heridos, es sólo la reacción

desesperada de quien se sabe

perdedor, los partidarios de la independencia

probablemente

serán capaces hoy de vencer el

miedo y las intimidaciones una

vez más y acudir a alguno de los

200 centros de votación para decidir

su futuro.

Y el futuro se resume en las dos

opciones de la papeleta de voto: o

aceptan la propuesta del gobierno

INSEGURIDAD. Policías indonesios se despliegan en Dili.

MAYA VIDON / EPA-AFP

indonesio de “una autonomía especial

para Timor Oriental dentro

del Estado Unificado de la República

de Indonesia”, o deciden rechazarla,

lo que, según el compromiso

alcanzado el 5 de mayo por el presidente

de Indonesia, Yusuf Habibie,

con Portugal y la ONU, abriría

el camino de la independencia al

cabo de un periodo de transición

inicial de tres meses dirigido por el

organismo internacional, siempre

que el parlamento indonesio aprobase

el resultado. Para los analfabetos,

que son el 65 por ciento de

la población, la elección será más

elemental: o la bandera rojiblanca

de Indonesia, o el símbolo del Consejo

Nacional de la Resistencia Timorense

(CNRT).

El Ejército indonesio, que a falta

de una fuerza internacional de paz

–que Yakarta ha vetado– es el responsable

de garantizar la seguridad

de la consulta, reconoció ayer

mismo que sus 8.000 soldados y

policías serán incapaces de controlar

los brotes de violencia en todo

el territorio, de igual forma que no

han podido o querido –lo segundo

es más cierto– evitar las agresiones

durante la campaña electoral.

Una impotencia declarada que ha

servido de salvoconducto de impunidad

a los paramilitares para

minar la consulta. En el conflictivo

sector de Maliana, colindante con

Timor Oeste, donde es más fuerte

el sentimiento proindonesio, las

milicias de la Dadurus Merah

Putih (La Imparable Fuerza Rojiblanca),

al grito de “autonomía o

muerte”, destruyeron la semana

pasada un puesto de información

sobre las elecciones de la ONU, hirieron

a medio centenar de personas

y torturaron a un estudiante

hasta la muerte. La intimidación

se ha extendido a los mismos funcionarios

de la ONU y a los periodistas.

Un observador marroquí se

fue del país después de ser amenazado

de muerte. Y ayer un equipo

de Televisión Española tuvo que escapar

de un grupo de milicianos que

les persiguió con machetes en el

mercado de Dili.

La Misión de la ONU ha reconocido

sin tapujos que los partidarios

de la independencia no han podido

desarrollar una campaña libre.


MA 31 8 99

mundo

Diario de Sevilla

EL CONGRESO VENEZOLANO SE ‘SUICIDA’.

El Parlamento de Venezuela, acosado por el presidente

Chávez y su Asamblea Constituyente, opta por una salida

honrosa que supone de hecho su disolución. Página 27

25

SÓLO EL ASESINATO DE UN EMPLEADO LOCAL DE LA ONU EMPAÑÓ LA CONSULTA

Una marea de timorenses vence

el miedo e inunda las urnas

Ni los más optimistas de la ONU imaginaron que el referéndum sobre el futuro de Timor Este iba

a registrar una participación tan masiva: un 90 por ciento de los 437.000 electores hicieron cola

durante horas para votar, desafiando con coraje las amenazas de las milicias proindonesias

CHARLES DHARAPAK / AP

Gentes de todas las

edades salieron de sus

refugios para depositar

un voto aguardado

durante 24 años

OLA DE VOTOS. Una multitud de votantes timorenses, con sus credenciales de la ONU en mano, hacen cola en la aldea de Hatakusi.

EDUARDO DEL CAMPO / AGENCIAS

■ Por una vez en 24 años ganó el

pueblo de Timor Oriental. Una

multitud de timorenses como ni

el más optimista esperaba sacó coraje

en el momento en que más

falta hacía para desafiar el chantaje

de terror de los paramilitares y

cumplir el sueño detenido en

1975 por la invasión de Indonesia:

decidir por sí mismos, en las

urnas, su futuro político.

La participación popular, que alcanzó

al 90 por ciento de un electorado

de 437.000 personas, convirtió

el histórico referéndum de

autodeterminación auspiciado

por la ONU en un éxito rotundo.

Sobre todo teniendo en cuenta

que el marco de violencia en que

se había desarrollado la campaña,

con las milicias integracionistas

haciendo todo lo posible por disuadir

a los partidarios de la independencia

de acercarse a los colegios

electorales, hacía presagiar

una jornada de caos.

El día, por el contrario, con la

inusual ayuda de las fuerzas de seguridad

indonesias, que merecieron

el elogio de Naciones Unidas,

discurrió con tranquilidad extraordinaria

para lo que están

acostumbrados los timorenses,

dentro de un ambiente general de

alegría y alivio.

El baño general de sangre que

tantos temían no se produjo. Sin

embargo, el asesinato a cuchilladas

de un empleado local de la Misión

de la ONU para Timor Oriental

(UNAMET) tras el cierre del colegio

electoral donde estaba destinado

volvió a recordar el clima de

intimidación y violencia que ha

marcado el proceso electoral.

El ataque contra el empleado de

la ONU, el más grave entre la escasa

docena de incidentes registrados,

ocurrió en la localidad de

Atsabe, a 35 kilómetros de la capital

provincial, Dili. Según el portavoz

de la ONU, David Wimhurst,

un grupo de milicianos prointegristas

apuñalaron al empleado timorés,

acusándolo de favorecer la

causa independentista. Ésta es la

primera muerte entre el personal

de la misión de la ONU.

Al margen de esta agresión, el decisivo

día contagió más esperanza

que odio. “Por primera vez los timorenses

han votado con dignidad,

en libertad y en secreto”, declaró

Jamsheed Marker, representante

personal del secretario general

de la ONU, Kofi Annan, tras el

EL LÍDER DE LA RESISTENCIA PREPARA LA TRANSICIÓN

El país independiente que

imagina Xanana Gusmao

El país independiente que imagina

Xanana Gusmao desde su

prisión domiciliaria de Yakarta

se denominará Timor Lorosae

(“Timor del Sol Naciente”), tendrá

una economía de mercado

con “intervención selectiva”

del Estado y carecerá de ejército.

La transición que vislumbra

Gusmao, 53 años, símbolo

de la resistencia, en prisión

desde noviembre de 1992, se

basa en la “reconciliación nacional”.

Gusmao, cuyo verdadero

nombre es José Alexandre,

guerrillero, poeta, periodista,

fotógrafo, auspicia una

“amnistía general” de todos

los delitos políticos practicados

hasta el presente. El futuro

gobierno se compromete a

crear programas de inserción

económica y social para los

miembros de la guerrilla independentista,

de izquierda moderada.

También prevé acciones

de “formación y entrenamiento”

para integrar en un

cuerpo de policía nacional a

los timorenses que actualmente

pertenecen al ejército y la

policía indonesios y a los grupos

paramilitares integracionistas.

“No habrá vencedores

ni vencidos”, afirmó Gusmao

al semanario Asiaweek. Timor

Lorosae defenderá la lengua

propia tetum, hablada por más

del 60 por ciento de la población,

generalizará el dominio

del portugués y el estudio del

indonesio, y tendrá como prioridad

la erradicación del elevado

analfabetismo. Timor Este,

con la mitad de renta per cápita

que Indonesia, es rico en petróleo

–muy poco explotado,

por compañías australianas– y

gas natural, además de café,

mármol y sándalo. /EFE

cierre de las urnas a las 16.30

horas. “Será difícil, por no decir

imposible, que Indonesia no reconozca

el resultado”, tranquilizó

Marker.

El jefe de las milicias prointegristas

Aitarak, Eurico Guterres, hizo

votos por la reconciliación al afirmar

que los suyos respetarán el

resultado “sea cual sea”. Desde su

exilio de Sidney, el líder independentista

José Ramos Horta también

se comprometió a aceptar la

votación si la ONU certifica que ha

sido “libre y democrática”. Y en

nombre de la vieja potencia colonial,

el primer ministro portugués,

Antonio Guterres, dijo que

este es “el momento oportuno”

para que el gobierno de Yakarta

pueda “reconciliarse con Timor

Oriental y la comunidad internacional”.

Pero el verdadero protagonista

fue el ejército de anónimos y pacíficos

electores. Formados en ordenadas

colas ante las puertas de los

centros de votación desde horas

antes de su apertura, a las 6.30 de

la mañana, derrotaron con su democrática

presencia a los paramilitares

que unos días antes les habían

hecho huir con su campaña

de terror. Fue el triunfo de los débiles:

los ancianos con muletas,

las madres con niños de pecho, los

campesinos desahuciados que

viven de la caridad de la iglesia

tras haber perdido sus casas en

una de las muchas razzias de las

milicias proindonesias, esgrimieron

frente a los machetes y los fusiles

de asalto el poder de su voto,

que a final de cuentas será lo que

decida si la ex colonia portuguesa

sigue siendo la 27 provincia de Indonesia

con una autonomía especial

o, por el contrario, toma el

rumbo de la independencia si,

como parece casi seguro, triunfa

la negativa a la oferta de autonomía

de Yakarta.

“Es mi primera salida a la calle

desde que nos atacaron los milicianos

el mes pasado, mi mujer y

yo tenemos miedo..., pero vamos a

votar”, dijo a Efe Basilio Ceras, de

41 años, mientras esperaba turno

junto a su mujer y sus tres hijos

pequeños, armado sólo con el

papel de UNAMET que acreditaba

su condición de elector. Como Basilio,

miles de personas bajaron de

las montañas al alba para votar.

Después de la fiesta, la consigna

era que cada cual volviera a su

casa o escondite para dejar pasar

el tiempo hasta que dentro de una

semana la ONU difunda qué op-


Diario de Sevilla

MI 1 9 99

MUNDO 27

MENOS LOBOS. El líder de la causa árabe y africana ha renunciado al choque directo con Estados Unidos para salir del ostracismo

AP

La redención del

coronel no oculta

los desaparecidos

GADAFI

30 años en el

trono de Libia

EDUARDO DEL CAMPO

EL tiempo no pasa en balde para nadie.

Ni siquiera para el incombustible

Muamar Gadafi, que celebrará hoy en

Trípoli el treinta aniversario de aquel 1 de

septiembre de 1969 en que, a la tierna edad

de 27 años, derrocó al rey Idris de Libia al

frente de un grupo de oficiales izquierdistas

del ejército con hambre de revolución. Para

rememorarlo, el Fidel Castro del Magreb

dará uno de sus larguísimos discursos, con

aire cada vez más paternal y sosegado, vestido

con el traje tradicional y las canas surcándole

el cabello. Eso sí, menos rizado que

cuando se hacía ver en los desfiles con su

uniforme militar repleto de medallas y

echaba fuego contra Israel, la hegemonía

americana o el cainismo de los hermanos

árabes. Aprovechará la ocasión para inyectar

gasolina a las consignas de una revolución

entre el capitalismo y el socialismo que

sólo este año empieza a salir de la rutina del

enfrentamiento constante con Occidente.

Consignas, por cierto, plasmadas en 1977

en un Libro Verde que la progresía andaluza

se pasó de mano en mano durante la transición

(encabezados por el Partido Andalucista,

que llegó a mantener fértiles relaciones

con Trípoli). Bajo la jaima donde el caudillo

libio recibe a los líderes del tercer mundo

que siguen venerando su figura rebelde

puede que una ilusión de eternidad distraiga

hoy a más de uno del hecho de que Gadafi,

aunque fiel a sus principios, ya no es el

mismo de antes. Sobre todo desde que optara

por la neutralidad durante la guerra del

Golfo (temiendo para él las bombas dirigidas

a Sadam Husein) y renunciara al papel

de generoso padrino del terrorismo antiimperialista

y antiisraelí, que daba dinero sin

preguntar.

La entrega al Tribunal de La Haya, el pasado

abril, de sus dos súbditos sospechosos de

organizar el atentado de 1988 contra el

avión de la PanAm (270 personas murieron

al estallar el aparato sobre el pueblo escocés

de Lockerbie)—, ha aliviado a todos,

pero más al orgulloso caudillo. Aunque no

ha borrado a Libia de su lista infame de naciones

que apoyan el terrorismo, Estados

Unidos ha dejado de ver en su régimen una

amenaza, y él, de camino, ha logrado la suspensión

temporal de las sanciones y el embargo

internacional de la ONU que pesaban

sobre su país.

La travesía del desierto

M

UAMAR

Gadafi, 57 años, padre de 8

hijos de dos matrimonios, ha descubierto

a su edad el secreto para perdurar

en el concierto del mundo: sustituir

la hostilidad por el didactismo en el tono de

sus mensajes y renunciar al enfrentamiento

directo con Estados Unidos. La lección no

la aprendido ahora, sino hace 13 años, en

abril de 1986 –en plena feria de Sevilla–,

cuando los cazas norteamericanos de Ronald

Reagan, que veía en él al Osama Bin

Laden de la época, bombardearon sus palacios

de Trípoli y Bengasi en represalia por la

supuesta conexión libia con el atentado, un

año antes, contra un restaurante de Berlín

frecuentado por soldados estadounidenses.

La felina adaptación de Gadafi a los tiempos

que corren le ha permitido no sólo escapar

indemne de aquel raid de castigo, sino

EL CASTRO ÁRABE

El coronel libio, el

pasado marzo,

durante uno de sus

larguísimos

discursos didácticos.

Muamar Gadafi

derrocó al rey

Idris un día

como hoy de

1969. Después

de tres décadas

en el poder

absoluto, de las

que ha escapado

indemne, el

caudillo que

desafió a Reagan

en los ochenta

es un señor

maduro que ha

moderado su

tono y renegado

de algunas ideas

El régimen de Muamar Gadafi está atravesando

un momento dulce en sus siempre

conflictivas relaciones con Occidente. Si

bien las sanciones impuestas por la ONU no

han sido levantadas definitivamente, a la

espera de la resolución del caso Lockerbie,

cuyo juicio está previsto en Holanda, bajo

tribunal escocés, para el próximo febrero, la

suspensión temporal del embargo le ha permitido

restablecer los contactos económicos.

La compañía alemana Lufthansa, por

ejemplo, ha sido la primera en reanudar la

comunicación regular con Trípoli este verano.

En Estados Unidos también se espera

seguir con Libia, tras las próximas elecciones

presidenciales, el tímido camino de la

reconciliación emprendida con Irán bajo el

gobierno de Clinton —un “hombre bueno e

inocente”, en opinión de Gadafi—. La redención

de Gadafi no puede ocultar sin embargo

la represión política de la oposición y

las violaciones de los derechos humanos

bajo la omnipotencia de su régimen. Amnistía

Internacional recordó ayer la existencia

en Libia de cientos de presos de conciencia,

numerosos casos de desapariciones, torturas,

destrucción de casas como castigo colectivo

por motivos políticos o detenciones

arbitrarias. AI ha escrito al gobierno libio pidiendo

que aclare las muertes bajo custodia

de dos presos políticos, el embajador Al

Wafi Nbiyya y Mohamad Ali Bakoush, encarcelados

en la cárcel de Abu Salim de Trípoli,

fallecidos entre julio y agosto de este año.

sacar provecho de las sanciones y embargos

que sucedieron al atentado de Lockerbie.

El ostracismo le ha servido como una

especie de travesía del desierto –lleno de

petróleo bajo las dunas– del que salido reforzado

al final del viaje. La economía ha

superado el bloqueo con la austeridad que

él mismo pregona en su vida diario. La resolución

de la guerra territorial con Chad

le ha permitido además reducir al mínimo

los enormes gastos militares de antaño.

P

OLÍTICAMENTE

se ha centrado, en

parte por los sinsabores que le ha

causado la perenne desunión de sus

hermanos árabes, en particular los de

Oriente Medio. Escarmentado por el nulo

efecto que ha tenido su antigua estrategia

de apoyar a los grupos terroristas opuestos

a una solución entre los árabes e Israel

(aunque siga considerando “una rendición”

el actual acuerdo de paz), Gadafi ha

cambiado la causa del Magreb por la de los

hermanos de África, a quienes agradecerá

eternamente que boicotearan el embargo

decretado por Washington. La bandera del

africanismo le ha rejuvenecido. Con la vista

puesta en el proyecto de los Estados Unidos

de África, el coronel libio se ha convertido

en un intermediario activo en la guerra de

Sudán, y va camino de convertirse para

muchos países desposeídos y no alienados

en el sustituto de Nelson Mandela como referencia

de un continente autónomo. La semana

que viene será el anfitrión de una

cumbre de la Organización de la Unidad

Africana (OUA).

Pero no es el único cambio de imagen

hacia la moderación. Musulmán practicante,

y en otros tiempos patrocinador de los

movimientos religiosos islamistas, entre

ellos el de los negros americanos de Farrakhan,

Gadafi reniega ahora de los integristas.

Treinta años en el poder lo han cambiado,

sí. Pero no tanto como para dejar de ser

él mismo. El martes, preguntado por el diario

Al Hayat sobre el integrismo, asomó su

estilo antidiplomático de toda la vida: “Son

mercenarios pagados por la CIA”.


MI 8 9 99

cultura

Diario de Sevilla

LUIS MIGUEL. Las entradas para el concierto que el

artista ofrecerá el próximo día 24 en el estadio de la

Cartuja se pondrán a la venta a partir de mañana en las

oficinas de El Corte Inglés y El Monte. Pag 16

13

AÑO VELÁZQUEZ

SÓLO FALTA QUE LOS CONSEJEROS DEL MUSEO RATIFIQUEN EL INFORME FAVORABLE AL PRÉSTAMO

‘El Aguador’ ya tiene

el aprobado para venir

La dirección del

Victoria and Albert

Museum de Londres

declara a Diario de

Sevilla que la obra

de Velázquez estará

con casi total

seguridad en la

muestra de la

Cartuja

EDUARDO DEL CAMPO

SEVILLA

ACTO. Carmen Calvo, Alfredo Sánchez Monteseirín y Paola Vivanco, delegada municipal de Cultura.

AUSENCIA

A cambio, el cuadro

‘Dos jóvenes

comiendo en una

mesa’, se quedaría en

Londres

■ Los visitantes que el próximo

mes acudan a la exposición conmemorativa

del cuarto aniversario

del nacimiento de Velázquez

podrán, con casi total seguridad,

contemplar en sus paredes una de

sus obras decisivas, El aguador de

Sevilla. La dirección del Victoria

and Albert Museum de Londres

confirmó ayer a Diario de Sevilla

que el museo ya ha elaborado un

informe favorable a la cesión del

cuadro a los organizadores de la

exposición de Sevilla, toda vez que

pudieron cerciorarse de la magnitud

e importancia de la muestra a

través de las informaciones que le

facilitaron los técnicos del Museo

del Prado que se han encargado de

gestionar el préstamo.

La cesión del cuadro queda sólo

pendiente de que el Consejo de

Administración del museo británico,

compuesto por especialistas

del mundo del arte ajenos a su dirección,

ratifique en su próxima

reunión el informe favorable al

préstamo elaborado por los técnicos

del centro. Algo de lo que ayer

no dudaba el jefe de relaciones externas

del museo británico, Robin

Cole-Hamilpon, quien dio a entender

que el sí será definitivo.

Una buena noticia y otra no

tanto: a cambio de que El Aguador

de Sevilla venga a la ciudad que lo

inspiró, el cuadro Dos jóvenes comiendo

en una mesa, el otro Velázquez

propiedad del Museo Wellington

—integrado en el Victoria

and Albert Museum— se quedará

colgado donde está. Preguntado

sobre la posibilidad de que finalmente

vengan los dos y no sólo

uno, Cole-Hamilpon deshizo las

esperanzas: “Es muy difícil que

eso ocurra, por no decir imposible.

Nadie quiere asumir el riesgo

de ver sus dos cuadros en el

mismo avión”.

El portavoz explica que el museo

londinense siempre ha tratado

con los responsables de la muestra

sevillana sobre la base de que

se les iba a ceder un Velázquez de

los dos que poseen. Esta explicación

contradice, para bien de la

exposición del Monasterio de la

Cartuja, lo dicho hace un mes por

la directora de la colección Wellington,

Alicia Robinson, quien

entonces aseguró a Diario de Sevilla

que ninguno de los dos cuadros

sería cedido.

En principio, relata Cole-Hamilpon,

el que iba a viajar a España

era el cuadro que ahora, casi con

total certeza, se va a quedar en tierra,

Dos jóvenes comiendo en una

mesa, que siempre se había considerado

una obra menor comparada

con el retrato de El Aguador. ¿A

qué se ha debido el cambio de parecer

en la dirección del museo

para que ahora accedan a prestar

la obra más preciada? A que en

Londres se han dado cuenta, ni

más ni menos, de que la exposición

de Sevilla tenía suficiente

caché como para prestigiar el

préstamo. “Hace unas semanas

nos llegaron finalmente los informes

de los técnicos del museo del

Prado respecto a las características

y las condiciones de la exposición,

y hemos visto que, si finalmente

íbamos a prestar un cuadro,

como siempre fue nuestra intención,

era mejor dar el más importante

de los dos. Nos hemos

dado cuenta de que en esta muestra

tiene más sentido El Aguador de

Sevilla, por lo que representa en la

trayectoria pictórica de Velázquez”.

¿Y qué importancia ha tenido el

viaje a Londres de la consejera de

Cultura Carmen Calvo y su entrevista

con el duque de Wellington

—dueño con voz pero sin voto— en

la rocambolesca historia de la cesión

del lienzo? Según el museo

londinense, ninguna. Entre otras

cosas porque el duque de Wellington,

que según Calvo prometió interceder

a favor de la muestra sevillana,

no tiene poder ejecutivo

sobre los cuadros depositados en

las galerías que llevan su nombre.

“Le informamos de las decisiones

que se toman sobre los cuadros,

pero por una cuestión de cortesía

con él. En ningún caso puede decidir”,

explica el jefe de relaciones

externas del Victoria and Albert

Museum. Luego es más preciso:

“No quiero decir que haya hecho

el viaje en balde, porque un político

hace bien en hacer todo lo que

considere conveniente, pero le

puedo asegurar que habríamos

LUIS COLMENERO

EL VIAJE DE CALVO

“Habríamos prestado

el cuadro de todas

maneras aunque ella no

hubiera venido”, dice

Robin Cole-Hamilpon

prestado el cuadro aunque no hubiera

venido”. Cole-Hamilpon arguye

que la cuestión “trasciende

la política” y que no quieren que El

aguador se convierta en un gol que

suba al marcador político de

nadie. El mérito, en todo caso, es

de los técnicos del Prado, o sea, de

los profesionales.

El responsable de la colección inglesa

presenta la cesión de El Aguador

de Sevilla como un hecho excepcional

en la política habitual

del museo —contando con que el

Consejo de Administración dé su

definitivo—, que sólo se justifica

“porque el beneficio del préstamo

es superior a los riesgos que entraña”.

La simbiosis ha funcionado:

al museo londinense le interesa la

plusvalía de prestigio que añadirá

a su cuadro el estar presente en

los fastos del año Velázquez,

mientras que a la exposición de la

Cartuja le hará subir bastantes enteros

en la cotización de las muestras

internacionales la presencia

de la obra maestra —una de tantas—

del pintor sevillano.

El municipio

aporta 40

millones a

los actos del

centenario

INVERSIÓN

El presupuesto de la

muestra y el simposio

asciende a 300

millones de pesetas

■ SEVILLA. El Ayuntamiento hispalense

contribuirá con cuarenta

millones de pesetas al

presupuesto global de los dos

actos conmemorativos del centenario

del nacimiento de Velázquez

organizados por la

Consejería de Cultura de la

Junta, la exposición Velázquez y

Sevilla y el simposio de especialistas

en la obra del pintor.

Este acuerdo entre la administración

municipal y la autonómica,

presentado ayer por el alcalde

de la ciudad, Alfredo Sánchez

Monteseirín, y la consejera,

Carmen Calvo, incluye también

la cesión para la muestra

en el Monasterio de La Cartuja

del cuadro velazqueño Imposición

de la Casulla a San Ildefonso,

propiedad del Consistorio.

La aportación económica del

Ayuntamiento queda encuadrada

en el montante total de

los dos eventos, presupuestado

en 300 millones de pesetas, al

que su suman 100 millones

más destinados a obras de restauración,

efectuadas por el

Instituto Andaluz del Patrimonio

Histórico, de piezas que podrán

verse en la exposición.

De ésta recordó Calvo que no

consistirá sólo en una muestra

del pintor hispalense, del que

podrán verse alrededor de veinte

cuadros, sino también de

“piezas que rodean el momento

artístico e intelectual de Sevilla

en la época de Velázquez,

materia bibliográfica, esculturas,

cantorales, tablas, lienzos

de otros autores...”. El total de

piezas en la exposición superará

la cifra de cien, procedentes

de once museos diferentes.

La previsión de los organizadores

es que por la exposición,

que será inugurada por los

Reyes de España el próximo 1

de octubre, pasen hasta su finalización

más de 200.000 visitantes.

Calvo hizo también especial

hincapié en la importancia del

simposio, en el que “especialistas

de los museos y universidades

de todo el mundo revisarán

y pondrán al día los estudios

velazqueños”, proporcionando

“actas que nos darán el material

más interesante para abordar

la figura de Velázquez en el

próximo siglo”. /B. FERNÁNDEZ


Diario de Sevilla

VI 10 9 99

MUNDO 27

TIMOR SE DESANGRA

TÁCTICA DILATORIA DE YAKARTA PARA ELUDIR LA INTERVENCIÓN EXTRANJERA

La ONU concede a Indonesia un

nuevo plazo en Timor Oriental

Pese a los asesinatos

de religiosos, Kofi

Annan esgrime que la

situación ha mejorado

y espera a que sus

enviados concluyan

su visita a la isla para

volver a presionar

AP

EDUARDO DEL CAMPO / AGENCIAS

■ El asesino siempre pide tiempo

a los testigos para rematar a la víctima

y esconder el cadáver. La actitud

dilatoria del Ejército y el Gobierno

indonesios respecto a la ola

de muertes, saqueos, deportaciones

y violaciones de todo tipo en

Timor Oriental contra los partidarios

de la independencia sigue respondiendo

a esa mentalidad asesina,

solicitando al resto del mundo

un poco de paciencia y tiempo

para resolver el horror del que

ellos mismos son responsables.

Y la ONU se lo está dando, por lo

menos hasta que el lunes concluya

el viaje que los enviados del

Consejo de Seguridad inician mañana

a la arrasada isla. Hasta entonces,

el gobierno del presidente

Yusuf Habibie —sobre el que

pesan rumores de que podría ser

víctima de un golpe de estado a

cargo del ejército— dispondrá de

un nuevo margen de maniobra

frente a los que, con Portugal a la

cabeza, reclaman el envío de una

fuerza de paz.

“Dadnos tiempo, contemplad los

resultados de la ley marcial y

luego juzgadnos por los hechos”,

decía ayer a la prensa en Yakarta

el ministro indonesio de Exteriores,

Ali Alatas, a quien hacía coro

el embajador indonesio ante las

Naciones Unidas con su voluntarista

apreciación de que la situación

en la antigua colonia portuguesa

“es alentadora”.

Pero entre la retórica de la diplomacia

indonesia y la realidad de

Timor hay un abismo de sangre.

Dan fe de ello los miembros de la

iglesia católica —religión que profesa

el 85 por ciento de los 800.000

habitantes de la isla— que han

muerto en los últimos días. Las

milicias integracionistas no han

perdonado a los religiosos su compromiso

con la población timorense

en los 24 años de brutal ocupación

indonesia del territorio.

La mayoría de los 40 colaboradores

de Cáritas de Australia en

Timor Oriental han sido asesinados,

incluido el director de su

sede, Francisco Barreto, según

anunció ayer la organización católica.

Otros quince sacerdotes han

muerto a manos de los paramilitares

en los últimos días, informaron

fuentes del Vaticano. Un ataque

paramilitar con granadas contra

la iglesia de la localidad sureña

de Suai causó un centenar de

muertos el pasado día 6, en el que

EN LLAMAS. El humo de los incendios provocados por las milicias proindonesias cubría ayer el cielo de Dili, la capital de Timor Este.

Los paramilitares han

asesinado a decenas

de colaboradores

de Cáritas, 6 monjas

y 15 sacerdotes

fallecieron dos sacerdotes timorensenses

y uno de la isla de Java.

Seis monjas canosianas murieron

abrasadas en el incendio provocado

por los paramilitares en su

convento de Baucau. “Es una vergüenza

para el mundo”, dijo al comunicar

la noticia el padre Andre,

director del Seminario Salesiano

de Yakarta. El religioso confirmó

también la muerte de la madre

Mariana durante el asalto del pasado

lunes contra la residencia del

obipo de Dili, Carlos Ximenes

Blanco, en el que perdieron la vida

unas 30 personas que se refugiaban

en el recinto.

Los paramilitares saben a quién

matan. El padre del líder de la resistencia

timorense, Xanana

Gusmao, fue encontrado ayer

muerto entre las cenizas de su

casa. Manuel Gusmao tenía 82

años y era profesor.

La situación “relativamente tranquila”

alrededor de la sede de la

ONU en Dili en las últimas horas

ha servido al secretario general de

la ONU, Kofi Annan, como mérito

para renovar el voto de confianza

en la capacidad de Indonesia para

controlar la situación, aunque el

mismo Annan reconoció que la

imposición de la ley marcial no la

MUCHTAR ZAKARIA / AP

PROMESAS ROTAS. El presidente indonesio, Yusuf Habibie, saluda a la delegación de la ONU, ayer.

ha cambiado radicalmente, y por

tanto la ONU tampoco está dispuesta

“a dar un tiempo indefinido”.

En la ceremonia de los gestos

huecos, Estados Unidos suspendió

anoche los contactos militares

con su viejo aliado indonesio.

En todo caso, la política de hechos

consumados ha vuelto a

triunfar antes de que una eventual

fuerza de pacificación aterrice

en la martirizada isla. El jefe paramilitar

Herminio Da Costa declaró

ayer a la radio portuguesa

RTF que sus milicias han pedido al

Ejército indonesio que pase a hacerse

cargo de la situación, al dar

ya por cumplido su objetivo: dejar

a los vencedores del referéndum

del pasado 30 de agosto un país

destrozado. “El mundo lo quiso

así”, maldice Da Costa.

PRESENCIA SIMBÓLICA

Cede el asedio

a la Unamet

Las personas que durante cuatro

días han vivido aisladas en

la sede de la Misión de la ONU

en en Dili (Unamet) abandonarán

el recinto en unas

horas, pero permanecerá una

representación oficial. En

principio la Misión mantendrá

cuarenta funcionarios. La

sede pudo conseguir ayer suministros,

a la vez que eran

restablecidas las líneas telefónicas.

El millar de timorenses

refugiados en el recinto se dirigirán

a Dare, a diez kilómetros

de la capital, donde otros

10.000 compatriotas acampan

en una zona controlada por

los proindependentistas. La

comandancia militar de Dili

garantizó la seguridad de esas

personas al jefe de Unamet.


Diario de Sevilla SÁ 11 9 99

26

mundo

CHILE, A 26 AÑOS DEL GOLPE. Los chilenos

recuerdan hoy el derrocamiento del gobierno de Allende en

un clima de tensión que prueba que las heridas de la

dictadura de Pinochet no han cicatrizado. Págs 28 a 31

TIMOR SE DESANGRA C ESTADOS UNIDOS APRIETA LAS TUERCAS A YAKARTA

La ONU emplaza a Indonesia a

que acepte ya una fuerza de paz

EPA-FUERZAS ARMADAS DE AUSTRALIA / -MAYA VIDON-AP

FUERA. Un empleado de la ONU y su familia, al llegar a Australia.

REUNIÓN. Una timoresa buscaba ayer a familiares evacuados en el aeropuerto de Darwin (Australia).

Bill Clinton y Kofi Annan instan a Indonesia a

que acepte una intervención “sin más retraso”,

al ver que la sangría en Timor no admite espera

EDUARDO DEL CAMPO / AGENCIAS

■ Cien mil timorenses que vagan

por las montañas sin agua ni comida,

otros tantos refugiados o

deportados a la fuerza, ciudades,

iglesias y colegios reducidos a cenizas,

cosechas enteras entregadas

al fuego, cientos, quizás ya

miles de personas asesinadas por

los paramilitares —fuentes religiosas

en Londres hablan de 20.000—,

y, desde ayer, ni un solo periodista

que sea testigo de tan insoportable

lista de atrocidades.

Son demasiadas evidencias de la

barbarie como para mirar a otro

lado, y, dándose cuenta de que Indonesia

está a punto de cumplir

con un exterminio planificado

ante el mundo sin que nadie se lo

impida, el presidente estadounidense

Bill Clinton y el secretario

general de la ONU, Kofi Annan,

dieron ayer una vuelta de tuerca a

la hasta ahora improductiva presión

internacional contra Yakarta

instando con inédita dureza al gobierno

de Yusuf Habibie y al hombre

fuerte de su Ejército, el general

Wiranto, a que acepten “sin

más demora” el envío de una fuerza

de paz a la martirizada isla.

El obispo timorenses y Nobel de

la paz Ximenes Belo, recibido por

50.000 portugueses en las calles

de Lisboa, no exageró al usar ayer

la palabra “genocidio” para resumir

la indescriptible campaña de

destrucción que el Ejército y las

milicias indonesias están desarrollando

en Timor Oriental desde el

triundo de los independentistas

en el referéndum organizado por

la ONU. Tampoco su colega José

Ramos Horta exageró al advertir

ayer a las potencias mundiales reunidas

en el foro asiático de la

APEC de que si no actúan de inmediato

tendrán que arrostrar con el

imperdonable delito de omisión

de ayuda que el mundo cometió

hace cinco años cuando no se

evitó el holocausto de Ruanda.

Pero ha habido que esperar a que

Clinton amenaza a

Indonesia con “funestas

consecuencias”

económicas y el FMI

suspende relaciones

SENSACIÓN DE DERROTA EN LA MISIÓN DE LA ONU

Tras la evacuación, pocos

oficiales y ningún reportero

El Ejército indonesio aseguró

con unas impresionantes medidas

de seguridad la salida de

los miembros de Unamet que

ayer fueron evacuados de Dili,

donde la devastación contrasta

con el flameo de las banderas

de Indonesia, cuyas tropas y

milicias se han dedicado al genocidio

y al saqueo. La ciudad

de Dili está desierta, según

comprobaron las 480 personas

que han sido evacuadas del recinto

de Unamet y en sus calles

no hay nadie, sólo soldados

y paramilitares. La Misión

de Naciones Unidas para

Timor Oriental (Unamet) deja

sólo a 82 de sus miembros

para garantizar la presencia de

la ONU en el desolado territorio,

en cuyo interior decenas

de miles de personas tratan de

salvar la vida ante la orgía de

crímenes desatada por las tropas

indonesias. Junto a los 300

timorenses contratados por

Naciones Unidas para apoyar a

los organizadores del referéndum,

viajaron los observadores

internacionales y los 22 periodistas

que permanecieron

en Dili refugiados en la sede de

Unamet, además del personal

calificado como “no esencial”

que ha sido retirado ayer. El

despliegue del Ejército indonesio

en el trayecto de Unamet al

aeropuerto de Komoro, con

cada intersección y cualquier

distancia superior a 500 metros

custodiada por tropas regulares

fuertemente armadas,

contrasta con su total ausencia

durante las semanas en las

que las milicias se han dedicado

a cometer sus fechorías y

desmanes. Desde el camión podían

verse nuevos focos de incendios,

e incluso a milicianos

que disparaban sobre el convoy.

Bancos, comercios, viviendas,

todo ha sido expoliado al

igual que los recintos religiosos,

y salvo las instalaciones de

las fuerzas de seguridad indonesias,

no queda nada. Los paramilitares

aprovecharon la retirada

parcial de la Unamet

para quemar varios de sus coches

y pasearse triunfantes

con otro de ellos por las calles

de la ciudad. Una sensación de

derrota aplastaba a los evacuados

a Darwin, quienes temían

por la vida de los refugiados

que dejaban atrás y los compañeros

funcionarios de la ONU

que permanecerán en la legación

prácticamente como

“rehenes” del ejército indonesio.

En especial peligro quedan

los niños, muchos de los cuales

resultaron con fracturas y

heridas producidas cuando el

lunes sus aterrorizados padres

los arrojaron por encima de las

alambradas de espino de la

sede de la ONU para protegerlos.

/TOM FAWTHROP-EFE

hable Clinton para que el plan de

una intervención militar en Timor

cobre cuerpo. El presidente americano,

camino de Nueva Zelanda,

salió del comedimiento y condenó

claramente la implicación del

ejército indonesio con la violencia

de las milicias integracionistas “a

los que están ayudando y protegiendo”,

en “fuerte contraste con

sus compromisos”. En suma, que

se le ha acabado el tiempo a Yakarta

—tiempo que le ha sido suficiente

para completar su plan de

represión de los independentistas—

a fin de demostrar que es

capaz de controlar sola la situación,

y ahora debe, so pena de quedar

aislada y afrontar “funestas

consecuencias” económicas, permitir

que “una fuerza internacional

restablezca la seguridad”.

Las declaraciones de Clinton

marcaron el nuevo tono de dureza

que Kofi Annan usó poco minutos

después al constatar ante el Consejo

de Seguridad de la ONU que

las autoridades indonesias “no

han sido capaces o no han querido”

mantener la seguridad en

Timor, donde reina “una orgía de

saqueo y destrucción”. En definitiva:

que “ha llegado claramente el

momento de que Indonesia busque

la ayuda de la comunidad internacional”,

eufemismo para disimular

un ultimátum a Yakarta.

El cerco se estrecha. Francia ha

“En Timor reina la

anarquía: ha llegado

la hora de que

Indonesia busque

ayuda”, dice Annan

enviado un barco de guerra hacia

las costas de Timor y prometido

sumarse a la eventual fuerza de

pacificación que integrarían Australia,

Portugal, Malasia o Gran

Bretaña. Pero más que las amenazas

militares duelen a Indonesia

los golpes económicos, como el

que ayer le propinó el Fondo Monetario

Internacional (FMI) al suspender

las negociaciones sobre

ayuda financiera. A la presión

habrá que sumar la de las miles de

personas que hoy se manifestarán

ante la embajada de Indonesia

en Madrid —en ausencia de una en

Lisboa— convocados por asociaciones

españolas y portuguesas.


Diario de Sevilla

26 MUNDO

DO 12 9 99

TIMOR SE DESANGRA

EL NACIONALISMO, EL EJÉRCITO Y LA CRISIS ECONÓMICA AHOGAN LA DEMOCRATIZACIÓN DE INDONESIA

‘Unidad en la

diversidad’, o

cómo aplastar

la diferencia

EPA-AFP

El ejército de Wiranto y no el precario poder del

presidente Habibie es quien mantiene trabadas

a la fuerza las 13.000 islas y 365 etnias de

Indonesia. El nacionalismo militar es su credo

RENCOR. Familiares de veteranos indonesios de la invasión de Timor queman la bandera australiana.

AP

El polvorín indonesio

Indonesia, un país con 365 grupos étnicos, es un archipiélago explosivo. Además de Timor

Oriental, siguen activos conflictos raciales y religiosos en Aceh, Ambón e Irian Jaya.

AP

Religión

En Indonesia

VIETNAM

Saigón

Cristianos

9%

Hindú

2%

Aceh

MALASIA

0 200 400

Km.

FILIPINAS

Mindanao

Musulmanes

En Timor

Cristianos

85%

87%

Musulmanes 15%

Superficie

1.904.000 km 2 .

Población

198 mill. habitantes

Kuala Lumpur

Sumatra

Singapur

Yakarta

MALASIA

Banjarmasin

Java

Surabaya

Borneo

Celebes

Ujungpandang

Manado

I N D O N E S I A

Dili

Kupang

Ambón

Timor oriental

Timor occidental

Irian Jaya

PRESIDENTE. Yusuf Habibie.

Rafa Estrada / DIARIO DE SEVILLA

JEFE. El general Wiranto.

EDUARDO DEL CAMPO

■ La especialidad del ejército indonesio

es la represión: con ella ha

conseguido que el archipiélago de

13.000 islas y 365 etnias que forman

Indonesia sigan trabadas

bajo el yugo del brutal centralismo

de Java, la isla donde viven dos

tercios de los doscientos millones

de habitantes que hacen de este

país el cuarto más poblado del

mundo, y también uno de los más

explosivos. La tragedia que hoy

vive Timor Oriental, la ex colonia

portuguesa anexionada en 1975

por el dictador Suharto, sólo se explica

a la luz —o a las sombras— de

ese nacionalismo militarizado

que sigue gobernando en Yakarta.

Y en Yakarta, como ha quedado

claro en estos días, quien manda

no es tanto el circunstancial presidente

Yusuf Habibie, que no es de

Java ni tiene carrera militar, sino

su ministro de Defensa y jefe del

ejército, el general Wiranto, que

hasta ahora ha impuesto su negativa

a la intervención internacional

en Timor por encima del criterio

del jefe del Ejecutivo, que desearía

cumplir con los compromisos

que él mismo adquirió con la

ONU cuando se mostró favorable

a principios de año a una solución

democrática del conflicto timorense.

La situación de Habibie es

Bajo la coartada

de salvar la

identidad indonesia

se ha masacrado

a las minorías

precaria y el ejército la está aprovechando.

Habibie heredó el poder de

Suharto cuando las ansias democráticas

del pueblo obligaron al

viejo tirano a salir por la puerta

trasera en mayo de 1998, de manera

que a ojos del país no está legitimado,

a pesar de sus muestras

de moderación. A la espera de que

el próximo noviembre la Asamblea

democráticamente elegida en

junio designe al nuevo presidente

—con bastante seguridad su partido,

el Golkar, perderá el poder en

favor de la hija del fundador de la

nación, el venerado Sukarno—, la

tensa cohabitación entre Habibie

y Wiranto refleja las tensiones del

proceso de transición que vive el

país. Frente a los estudiantes que

reclaman libertades personales,

muchos ciudadanos ven aún en el

omnipotente ejército al garante

de la cohesión del mosaico nacional.

Y precisamente bajo la coartada

del “Indonesianismo”, que escondía

las ansias hegemónicas de

Java, se ha asfixiado a la democracia

y masacrado a las minorías.

Indonesia tiene un bello lema nacional,

“Unidad en la diversidad”,

pero el ejército se ha encargado de

anularlo al reprimir sistemáticamente

cada foco de disidencia étnica,

religiosa o política —entre

1965 y 1966 el anticomunismo

fue la excusa para aniquilar a

entre 500.000 y un millón y medio

de personas— que pusiera en cuestión

la estructura sumamente

centralista del país o los privilegios

de la clase militar.

La religión también explica la

violencia. En números absolutos,

Indonesia es el primer país del

orbe islámico. Que los porcentajes

nacionales de un 85 por ciento de

musulmanes por un 9 de cristianos

se inviertan en Timor explica

en gran medida que la iglesia católica

se haya convertido aquí en un

objetivo a batir.

Mantener la provincia número

27 en el seno de la nación se ha

convertido para el ejército en una

cuestión de vida o muerte, en la

que se mezclan el orgullo castrense

asociado a los recuerdos de la

invasión de 1975, cuando se desencadenó

una guerra de guerrillas

con la resistencia timorense,

la ambición de ciertos oficiales

con intereses en el negocio del

café o el petróleo, y la estrategia

del nacionalismo centralista dominante,

para quien la independencia

del territorio supondría el

pistoletazo de salida para los otros

movimientos secesionistas que

desde Aceh, en la isla de Sumatra,

a las tribus de Irian Jaya, la parte

occidental de la isla de Papua-

Nueva Guinea, luchan por sus derechos

colectivos.

Los cerebros del ejército han querido

hacer de Timor un ejemplo

Los cerebros del ejército

han querido hacer de

Timor un ejemplo que

sirva de escarmiento

en todo el país

imborrable que sirva de escarmiento

general, manipulando en

beneficio de sus planes de Estado

la desesperación personal de los

colonos “indonesios” que temían

que el triunfo de los independentistas

les condujese al desarraigo

de la madre Indonesia.

Quizás sea lícito pensar, a la vista

del horror desatado, que el referéndum

de autodeterminación en

Timor Oriental se ha celebrado

antes de que Indonesia estuviera

política y económicamente madura

para aplicar el previsible resultado

a favor de la secesión. Pero el

voluntarismo de la ONU creyó

poder acelerar la democratización

indonesia efectuando la consulta

a toda costa.

El genocidio en Timor culmina la

carrera hacia el abismo que vive

Indonesia en los últimos dos años.

En 1997 dos incendios crearon

una catástrofe natural, y ésta desembocó

en catástrofe económica

cuando el hundimiento de las finanzas

indonesias, minadas por

la corrupción rampante de la dictadura,

provocó una reacción en

cadena desde Asia a Nueva York.

En mayo del año siguiente una explosión

de furia popular en Yakarta

contra el sistema degeneró en

saqueos, ataques racistas contra

las minorías étnicas —cientos de

mujeres chinas fueron violadas—

y un millar de muertos.

El bienintencionado Habibie se

encontró con un país convulso y

urgentemente necesitado de

ayuda financiera. Vio en Timor

una oportunidad para congraciarse

con la comunidad internacional,

y la ONU se agarró a ella. Los

dos son ahora rehenes del ejército

indonesio: Habibie en su palacio

de Yakarta y las Naciones Unidas

en su desolado edificio de Dili.


Diario de Sevilla

MA 14 9 99

MUNDO 27

TIMOR SE DESANGRA

EL HAMBRE Y LA SED AMENAZAN DE MUERTE A MILES DE TIMORENSES

Carrera contrarreloj de la ONU

para salvar a los refugiados

Naciones Unidas se

apresura a socorrer por

aire a los desplazados

mientras el Consejo de

Seguridad discute el

mandato de la fuerza

de paz, que no estará

lista antes de 7 días

AP / DAVID SCULL-CASA BLANCA

EDUARDO DEL CAMPO / AGENCIAS

■ Siete días no son nada. Pero si

uno se encuentra acorralado en

una montaña tropical sin agua ni

comida, sobreviviendo a base de

raíces y hojas, sabiendo que si

vuelve a su casa —incendiada y saqueada—

le espera la tortura, la

amenaza o el asesinato, y le dicen

que aún debe aguardar una semana

a que la ONU acuda a socorrerlo,

entonces siete días son una

eternidad.

Siete días es el margen mínimo

que tanto el gobierno de Indonesia

como el de Australia, cuyos soldados

serían los primeros en entrar

en el arrasado territorio de

Timor Oriental, se han dado de

plazo para el despliegue del contingente

internacional de pacificación

autorizado el domingo por

Yakarta. Las milicias y el ejército

indonesio contarán con varios

días más para rematar la campaña

de terror que desataron el pasado

6 de septiembre tras el anuncio

de la victoria de los independentistas

en el referéndum organizado

por la ONU.

A falta de soldados protectores,

cientos de miles de refugiados “famélicos

y desnutridos, al borde de

“Sobreviven en las

montañas a base de

raíces; están famélicos

y desnutridos, al borde

de la inanición”

TODO OÍDOS. Bill Clinton escucha al activista timorense y Nobel de la Paz, José Ramos-Horta, ayer en Nueza Zelanda.

REFUERZOS. El buque estadounidense ‘Mobile Bay’ entrando ayer al puerto australiano de Darwin.

BRIAN CASSEY / AP

la inanición”, en palabras del portavoz

de la Misión de la ONU para

Timor, David Wimhurst, siguen

mirando al cielo a la espera de ver

caer en paracaídas el agua y la comida

que necesitan desesperadamente.

Para el Acnur, se trata de

“una carrera contrarreloj para salvar

la vida de miles de personas”.

Ayer todo parecía que el socorro

aéreo —las milicias lo hacen imposible

por tierra— llegaría a su

meta desde hoy. Indonesia había

autorizado el lanzamiento aéreo

tras negociar con la alta comisaria

de la ONU para los derechos humanos,

Mary Robinson. A ello

había que sumar el gesto positivo

de que el ejército se haya abstenido

de atacar los bastiones montañosos

donde se esconden la guerrilla

timoresa y miles de refugiados,

como se temía. Pero el ministro

de Exteriores australiano ensombreció

las esperanzas diciendo

que esa operación de socorro

no sería factible hasta que los soldados

se desplieguen en Timor.

El secretario general de la ONU,

Kofi Annan, no quiso darse un

plazo para el despliegue de la fuerza

de paz —“tan pronto como sea

posible”— pero sí fue muy tajante

al advertir a Indonesia que no

aceptará “condiciones” sobre su

mandato, duración y composición,

que anoche seguía discutiendo

en Nueva York el Consejo de Seguridad.

De momento parece que

la opción que elegirá la ONU será

la de autorizar una fuerza internacional

dirigida por terceros países

en lugar de organizar una misión

por sí misma, lo que requeriría

más tiempo. El acuerdo entre

la ONU e Indonesia sobre los detalles

de la intervención podría cerrarse

hoy mismo, dijo Annan.

El Parlamento indonesio quería

vetar a Portugal y Australia, dentro

de la guerra diplomática abierta

para ver quién se hace con la dirección

de la fuerza de paz. Dos

grupos pugnan por liderarla e imponer

su modelo de mandato. Por

una parte Australia y los países occidentales,

con Portugal, Estados

Unidos y Gran Bretaña al frente,

que son partidarios de que la ONU

atribuya al contingente de paz

una capacidad de uso de la fuerza

mayor de la que tuvieron en Bosnia

los cascos azules. Por otra, los

vecinos de Indonesia (entre ellos

Filipinas y Malasia) integrados en

la Asociación de Naciones del Sudeste

Asiático (Asean), a los que

Indonesia preferiría ver encabezando

una misión con atribuciones

pasivas. Pero Kofi Annan,

antes de entrevistarse con el ministro

de Exteriores indonesio, Ali

Alatas, dejó claro que es la ONU y

su Consejo de Seguridad quienes

deciden. Alatas le tranquilizó después,

diciendo que su país no impondría

condiciones, a pesar de

tener “preferencias”.

Tropas indonesias e internacionales

convivirán durante un tiempo.

Ello hace temer que se produzcan

roces y que las milicias se resistan

a ser desarmadas. La Unión

Europea intentará que al menos

no crezcan sus arsenales. Sus ministros

de exteriores acordaron

ayer aplicar un embargo de armas

a Indonesia durante cuatro meses.

PLAN DE EXTERMINIO

Un informe de

la ONU advertía

de las masacres

Las Naciones Unidas conocían

desde principios de

agosto la intención de las milicias

proindonesias de ejecutar

una “campaña terrorista”

con apoyo de Yakarta en

Timor Oriental, afirmaron

ayer los rotativos franceses

Libération y Le Monde, citando

un supuesto informe secreto

de la Misión de la ONU en

Timor Oriental (Unamet). El

informe daba cuenta de una

reunión el 24 de julio en el

cuartel general del Ejército

indonesio en Dili, en la que

se decidió que la Policía y las

fuerzas armadas suministraran

cinco agentes cada una

de los servicios secretos para

trabajar con la milicia Aitarak.

Su misión: “Lanzar y supervisar

ataques terroristas

contra los independentistas”

antes del referéndum. En

otra reunión, el 10 de julio,

los líderes del partido anexionista

Apodeti anunciaron

que ya habían comenzado a

armar con fusiles M-16 a

10.000 de sus miembros. El

objetivo del “contingente”

era “liquidar” a los independentistas

en “el período entre

el gobierno autónomo de

transición y la plena independencia”

de Timor Este.


Diario de Sevilla

MI 15 9 99

MUNDO 27

TIMOR SE DESANGRA

ANNAN DISCUTE CON PORTUGAL, INDONESIA Y AUSTRALIA LOS DETALLES DE LA INTERVENCIÓN

La fuerza de paz encontrará este fin

de semana 7.000 muertos en Timor

Fuentes de la ONU cifran en miles los muertos

en la isla. Kofi Annan espera que los primeros

soldados se desplieguen en un plazo de días

ANDREW LADLEY / EPA-AFP

EDUARDO DEL CAMPO / AGENCIAS

■ Hace una semana los muertos

por la campaña de terror indonesia

en Timor Oriental se contaban

por cientos. Los cálculos actuales

los cifran en miles. La FAO, organización

de la ONU para la Alimentación

y la Agricultura estimó

ayer que son 7.000 las personas

asesinadas y entre 300.000 y

400.000 las desplazadas o deportadas

a consecuencia del genocidio

planeado por el ejército y las

milicias indonesias contra los partidarios

de la independencia.

El secretario general de la ONU

se marcó ayer una meta antes de

entrevistarse en Nueva York con

los ministros de Exteriores de Indonesia,

Portugal y Australia.

“Tengo la esperanza de que la

fuerza internacional de paz empieze

a desplegarse antes de este

fin de semana”. Al otro lado del

mundo, en las montañas que rodean

la capital timorense, Dili, un

hombre extenuado alertaba a la

agencia portuguesa Lusa que si esa

fuerza de paz se retrasa un solo

día, “cuando lleguen a Timor sólo

se encontraran cadáveres”. El dirigente

independentista David Ximenes

no se refería a una figura

“Hoy mismo enterré a

cinco personas. La ONU

puede tardar en llegar

más tiempo del que

disponemos”

AUTOCRÍTICA

Unamet cierra

su sede y saca

a los refugiados

La Misión de Naciones Unidas

para Timor Oriental

(Unamet) cerró su asediada

sede de Dili tras la evacuación

ayer de 1.544 refugiados

a Darwin (Australia) y sólo ha

dejado doce oficiales en el

consulado australiano. Algunos

testimonios recogidos

ayer entre ellos denuncian

no sólo las violaciones de

mujeres sino crueles asesinatos

en presencia de niños de

corta edad, que ahora viven

traumatizados, o la quema

de cadáveres el sábado en

Dili. El jefe de Unamet, el británico

Ian Martin, reconoció

que la violencia de las milicias

era previsible, pero la

mayoría de los funcionarios

de la ONU se negaron a creer

los informes que advertían

de ello, calificándolos de alarmistas.

El policía australiano

Wayne Sievers declaró a Efe

que “los dirigentes de la ONU

deberían haber creído los informes

provenientes de sus

propios servicios de inteligencia.

Sostienen que fue

una victoria que el referéndum

se celebrara, pero es

una victoria pírrica”. / EFE

EXHAUSTOS. Decenas de familias timoresas, en el avión australiano que ayer les evacuó de Dili.

retórica: “Hoy mismo enterré a

cinco personas que fallecieron por

falta de asistencia médica. Falta

agua, medicina y alimentos. Nuestros

niños están muriendo y estamos

comiendo las hojas de los árboles”.

El hambre de la que habla

Ximenes amenaza de muerte a

200.000 personas que se han escondido

en las montañas huyendo

de la violencia paramilitar, las

ejecuciones con lista en mano de

los sospechosos de haber votado

por la secesión. “Gritamos al

mundo que nos envíe ayuda. Una

fuerza de paz puede tardar en llegar

más tiempo del que disponemos”,

clama el líder timorense. El

socorro podría empezar a llegarles

hoy con los lanzamientos aéreos

que está preparando la agencia

humanitaria australiana.

Toda prisa es poca bajo estas circunstancias,

pero hasta que

Annan no acuerde con el indonesio

Ali Alatas, el portugués Jaime

Gama y el australiano Alexander

Downer los detalles de la intervención

militar en Timor Oriental,

el Consejo de Seguridad, reunido

a puerta cerrada, no puede

dictar la resolución sobre el mandato

que respaldará a los 7.000

TRATO. Kofi Annan y el ministro indonesio Ali Alatas (derecha).

SHAWN BALDWIN / AP

soldados de ese contingente de pacificación,

algo que se espera ocurra

hoy. El mayor escollo para acabar

con el papeleo legal es decidir

si Australia debe o no liderar la

fuerza de pacificación, al frente de

un decena de países voluntarios,

entre occidentales y asiáticos. Parece

claro que la misión durará

más de seis meses y estará respaldada

por el capítulo VII de la Carta

de Naciones Unidas, lo que implica

la legitimación del uso de la

fuerza —nadie se imagina que sea

posible poner coto a la barbarie

sin ella—. Desde Yakarta, donde se

suceden manifestaciones patrióticas

a diario contra la implicación

de Australia —curiosamente, el

único país que en su día reconoció

la anexión indonesia de la antigua

colonia portuguesa en 1975—, los

sectores más radicales del ejército

han hecho oír su voz de manera

extraoficial contra una intervención

bajo mando de su vecino.

El ministro de Defensa australiano,

John Moore, restó importancia

a las objeciones indonesias y

da por seguro que este fin de semana

estarán desembarcando sus

primeros soldados en la isla. Un

alto responsable militar australiano,

según Moore, ha viajado a Yakarta

para negociar su papel en la

misión, presumiblemente con el

jefe del ejército indonesio, el poderoso

general Wiranto.

Éste parece que cambió de opinión

sobre la necesidad de “ayuda

militar extranjera” cuando vio

con sus propios ojos la destrucción

en Timor Oriental tras la

aplastante victoria de los independentistas

en el referéndum del 30

de agosto. Así lo contaron los

cinco enviados del Consejo de Seguridad

que visitaron con el general

indonesio la isla el pasado sábado.

Un día después Yakarta

daba luz verde a una intervención

que ahora el presidente Habibie

apoya “totalmente”.

“EL DUEÑO DEL MUNDO”

Belo pide al

Papa que medie

con Clinton

El Papa pedirá al presidente

de EEUU, Bill Clinton, que intervenga

“rápidamente” para

que el envío a Timor Oriental

de la fuerza multinacional de

paz sea inmediato, afirmó

ayer en el Vaticano el obispo

de Dili y Premio Nobel de la

Paz 1996, Carlos Ximenes

Belo. “Juan Pablo II me preguntó

qué podía hacer para

ayudar a la población. Yo le

dije que intercediera ante

Clinton. El Papa me prometió

que lo hará”, dijo Ximenes

Belo. A la pregunta de por

qué pidió al Papa su mediación,

Ximenes Belo no dudó

un segundo en responder:

“Porque Clinton es el dueño

del mundo y el personaje

clave para resolver la situación”.

/EFE


Diario de Sevilla

28 MUNDO

JU 16 9 99

REFERÉNDUM EN ARGELIA SOBRE LA LEY DEL PERDÓN

Los argelinos acuden a una

consulta donde sólo vale el sí

El presidente Buteflika espera que un respaldo

masivo a su política de reconciliación con el

integrismo legitime su autoridad para asumir

cambios más radicales hacia el fin de la guerra

MICHEL EULER / AP

EDUARDO DEL CAMPO

■ Sí o sí. Los diecisiete millones de

argelinos convocados hoy a las

urnas por el presidente Abdelaziz

Buteflika para revalidar su política

de reconciliación con el integrismo

saben que el país, a estas alturas,

no admite elección. El mismo

Buteflika lo advirtió en uno de los

mítines a favor del sí: o la sociedad

respalda masivamente su “ley del

perdón” a los terroristas, ahora

que la guerra civil no declarada

entre el Estado militar y el integrismo

alcanza los 100.000 muertos,

o espera a que la cuenta llegue

al millón de cadáveres para cambiar

de opinión.

Argelia nunca había estado tan

cerca de la paz en los siete años

que dura el conflicto como en

estos pasados cinco meses de gobierno

Buteflika. El viejo ministro

de exteriores de la época dorada

del FLN accedió a la presidencia de

modo indecoroso en abril después

de que los otros seis candidatos se

retiraran en el último momento

denunciando que el Ejército había

ya escogido a dedo su nombre. Esa

mancha en su currículo tiene en

parte la culpa del referéndum de

hoy: Buteflika lo ha convertido en

un plebiscito popular para legitimar

y reforzar su presidencia

frente a los cambios aún más radicales

que exigirá en los próximos

años no sólo la reinserción de los

terroristas y la reconciliación política

definitiva, sino la lucha —origen

real de la violencia— contra la

corrupción burocrática y las mafias

económicas que ha llevado al

pueblo a la miseria.

En realidad, la gente de la calle

no se preocupa tanto de si está legitimando

a Buteflika, objetivo

oculto del plebiscito para una

parte de la oposición, como de

El gobierno ha

condecido el perdón

a 300 terroristas; pero

a las víctimas no les

es tan fácil dar el suyo

vivir simplemente en paz. Por eso

es previsible que el sí a la estrategia

de concordia civil del presidente

obtenga un apoyo masivo, incluido

el del todavía proscrito

pero tolerado Frente Islámico de

Salvación (FIS), que se juega su

vuelta a la escena política. Las medidas

de Buteflika no son aún suficientes

pero van en la buena dirección,

por eso a la oposición le resultará

difícil rechazarlas. Votar

no a la reconciliación le parece

“una irresponsabilidad total” incluso

a alguien como el opositor

Said Sadi, que hace poco era enemigo

frontal del integrismo.

La palabra clave en esta historia

es perdón. El gobierno ya ha perdonado

a los cerca de 300 terroristas

sin crímenes de sangre que se

han entregado desde julio, como

los 14 miembros de la célula La

Muerte (El Maout) que lo hicieron

en Argel esta semana. Pero a las

víctimas del terror y sus familiares

no les es tan fácil dar el suyo,

después de haber visto cuerpos

mutilados, cuellos degollados, horrores

sin cuento. “Si me encuentro

con un arrepentido, lo mato”,

dice un superviviente de la matanza

de Bentalha, donde en 1997 los

integristas mataron a 500 personas.

A nadie se le ocurre sin embargo

otra forma de salir del laberinto

que perdonar. La otra alternativa,

continuar la guerra, sólo

les ha conducido al abismo.

SÍ. Un argelino pasa delante de un cartel que pide el voto a favor de la ley de reconciliación nacional.

MICHEL EULER / AP

LOS PASOS DE LA REINSERCIÓN

Los barbudos se entregan

La Ley del Perdón, en vigor

desde el 13 de julio, concede de

plazo hasta el 13 de enero a los

terroristas que quieran acogerse

a las medidas de reinserción

para bajar de las montañas

y entregarse. Después no

habrá piedad. Los que no

hayan matado obtendrán la libertad

condicional o la reducción

de condena y recibirán

3000 dinares (9.500 pesetas)

del gobierno mientras se adaptan

a su nueva vida. A los que

han cometido masacres, violaciones

y atentados con explosivos,

la ley les ofrece conmutar

la pena de muerte o la cadena

perpetua por una condena reducida.

Buteflika presenta las

rendición como prueba de las

fisuras internas que sufren las

bandas armadas como el GIA y

sus rivales del Grupo Salafista,

pero los 230 muertos registrados

desde julio en sus ataques

auguran más dificultades. En

un intento de convencer a la

audiencia de que la paz está en

marcha, la televisión repite

una y otra vez las imágenes de

tipos barbudos con túnica y aspecto

de talibanes afganos entregándose

a los militares.

VÍCTIMAS. Mujeres argelinas protestan por la desaparición de sus familiares a manos de la Policía.


JU 16 9 99

mundo

Diario de Sevilla

CHECHENIA TEME LA REVANCHA. El

presidente checheno cree que Moscú está preparando “el

exterminio” de su pueblo con la excusa de acabar con la ola

de terrorismo que asuela la capital rusa. / Pág. 29

27

TIMOR SE DESANGRA

ESPAÑA PODRÍA COMPLEMENTAR EL DESTACAMENTO PORTUGUÉS

Occidente recibe carta blanca

para imponer la paz en Timor

La ONU autoriza a una

fuerza multinacional

liderada por el Ejército

australiano a imponer

la paz “con todas las

medidas necesarias”,

mientras crece en

Indonesia el rencor

antioccidental

SHAWN BLADWIN / AP

EDUARDO DEL CAMPO / AGENCIAS

CONDENA UNÁNIME. Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, en el momento de aprobar su resolución sobre Timor Oriental.

VICTORIA. Niños timorenses sonríen tras su llegada a Australia.

■ La fuerza internacional de paz

para Timor Oriental ya tiene el visado

legal de Naciones Unidas y

carta blanca para recurrir a “todas

las medidas necesarias” para devolver

la seguridad a la antigua colonia

portuguesa. Su Consejo de

Seguridad aprobó ayer por unanimidad

el despliegue de un contingente

militar liderado expresamente

por Australia, con Malasia

como segundo al mando, en una

resolución “histórica”, en palabras

del gobierno portugués, que

también reclama a Indonesia el retorno

de los timorenses deportados

fuera del territorio y prepara

el terreno para la transferencia de

poder del territorio a una administración

provisional de la ONU.

La resolución 1.264, que el gobierno

indonesio dijo “acatar”,

pide también que se juzgue a los

responsables de la campaña de terror

desatada tras el triunfo de los

independentistas en el referéndum

de autodeterminación del

pasado 30 de agosto. El Consejo de

Seguridad deja en manos de Kofi

Annan las negociaciones con los

ministros de Exteriores de Australia,

Portugal e Indonesia sobre el

número y composición final de la

fuerza, que en principio contará

con 8.000 hombres aportados por

Australia (4.500), Portugal (1.000),

Reino Unido (750), Francia (500),

Italia (200) y los demás países del

sureste asiático que se han prestado,

tal como deseaba Yakarta, a

participar en la operación.

Estados Unidos y España brindarán

apoyo logístico. El ministro de

Asuntos Exteriores español, Abel

Matutes, dejó ayer abierta la posibilidad

de que España complemente

incluso con soldados el destacamento

del “hermano” portugués.

Australia, como jefe de la

misión, está agilizando los preparativos

militares para hacer llegar

los primeros 2.000 hombres a

Timor durante este fin de semana,

haciendo coincidir el despliegue

militar con el inicio de la operación

de ayuda humanitaria a gran

escala que diversas organizaciones

están preparando en Darwin a

fin de socorrer a los miles de refugiados

que siguen escondidos en

las montañas cercanas a Dili.

Después de varios aplazamientos,

se espera que las primeras

350.000 raciones de emergencia

en forma de galletas nutritivas y

agua sean arrojadas entre hoy y

mañana por vía aérea a los ahora

AP / MINISTERIO DE DEFENSA DE AUSTRALIA

exhaustos y hambrientos desplazados.

Voces de la iglesia presentes

en Timor han dado una nueva

alerta: el ejército indonesio planea

bombardear a los refugiados aprovechando

que se concentrarán y

expondrán para recoger la ayuda

aérea.

La inminente llegada de soldados

extranjeros ha provocado como

primer efecto un recrudecimiento

del sentimiento nacionalista y antioccidental

en Indonesia, en cuya

capital, Yakarta, las manifestaciones

diarias antes las embajadas de

Australia y Estados Unidos engordaron

ayer con más “patriotas”

opuestos a la intervención y al

“traidor” presidente Habibie. Partidarios

y detractores de la independencia

se enfrentaron a puñetazos

ante la embajada británica,

refugio del líder timorense Xanana

Gusmao. Fuentes diplomáticas

confesaron a Efe que deben prepararse

ante las reacciones “de cólera”

que están aún por venir.

Quienes ya han reaccionado, y

con mucho temor, son las milicias

proindonesias, que a bordo

de camiones militares han emprendido

una retirada-huida de

las calles de Dili, la capital timoresa

donde han arrasado y matado

durante semanas con total impunidad.

Los paramilitares, escoltados

por el ejército que permitió y

dirigió su estallido de violencia, se

dirigen hacia sus bases de la parte

occidental de la isla, bajo control

indiscutido de Yakarta, donde

200.000 deportados timorenses

siguen retenidos a modo de rehenes.

Desde allí los milicianos pueden

lanzar operaciones de hostigamiento

contra la fuerza internacional.

Sobre el papel, la ONU

“espera una estrecha cooperación

entre la fuerza multinacional y el

gobierno de Indonesia”. Pero

nadie duda, y menos en la ONU,

que “habrá problemas” con los

26.000 soldados indonesios que

seguirán en el territorio.

MILICIANO ARREPENTIDO

2.000 hombres

fueron lanzados

a los tiburones

Más de 2.000 timorenses fueron

lanzados al mar y devorados

por los tiburones, denunció

ayer un ex miembro de la

milicia proindonesia, según

la agencia Lusa. Francisco Domingues,

desertor de una de

las milicias, dijo que acompañó

a infantes de la Marina de

Indonesia en una barcaza y

presenció cómo fueron lanzados

al mar 120 timorenses

en las aguas plagadas de tiburones

cerca de la localidad de

Batugade.

Según Domingues, se utilizaban

en estas operaciones seis

barcazas, que partían desde

las localidades de Butagade,

Baucau y Manatuto. El ex miliciano

señaló que quedó “horrorizado”

y abandonó las

milicias. Por otra parte, el comandante

general de las milicias

proindonesias, Herminio

da Silva, dijo que los

miembros de las milicias tienen

miedo de que las fuerzas

de la ONU lleguen a Timor

Oriental para “hacerlos prisioneros

y juzgarlos” y que a

eso se deben “los actos de

destrucción”. /EFE


MA 21 9 99

mundo

Diario de Sevilla

MUERE RAISA GORBACHOV. La mujer que

compartiera con Mijail Gorbachov los decisivos años de la

perestroika y el fin de la Unión Soviética fallece en Alemania

tras una larga enfermedad. Página 29

27

EL EJÉRCITO INDONESIO SE MUESTRA COLABORADOR CON LA INTERFET

CHARLES DHARAPAK / AP

A MERCED DE YAKARTA

El ACNUR pide

libertad para

los deportados

CODO A CODO. Soldados australianos de la fuerza de paz, acompañados por militares indonesios, llegan en camiones al puerto de Dili.

La Alta Comisaria de la ONU

para los Refugiados (ACNUR),

Sadako Ogata, afirmó tras entrevistarse

ayer con el presidente

indonesio, Yusuf Habibie,

que los deportados a

Timor Occidental deben

tener la libertad de decidir

sobre su retorno. “Si quieren

volver a Timor Oriental,

como espero que hagan muchos,

la ACNUR los ayudará.

Podrán elegir entre quedarse

en Timor Occidental o ir a

otros lugares de Indonesia”,

dijo Ogata tras la reunión

con Habibie, quien le dio garantías

de que ayudará a los

cerca de 200.000 desplazados

a Timor Occidental, adonde

la fuerza internacional no

tiene acceso. Las milicias controlan

los campos de concentración

e impiden el acceso

de las agencias humanitarias,

mientras continúa la reinstalación

de muchos deportados

en otras islas. /EFE

La fuerza de paz desembarca

en Timor sin disparar un solo tiro

Los primeros soldados

internacionales toman

posiciones en una isla

desierta y arrasada sin

encontrar resistencia

alguna de las milicias

EDUARDO DEL CAMPO / AGENCIAS

ALIVIO. Un miembro del contingente de pacificación charla con un grupo de niños timorenses.

■ No hubo escaramuzas ni tiros al

aire. Más que una operación de reconquista,

el desembarco ayer en

las calles de Dili de la vanguardia

de la fuerza internacional de paz

para Timor Oriental (Interfet) se

pareció a un paseo de reconocimiento,

para bien de todos los que

participaron en la escena. “Sería

mejor hablar de llegada más que

de una especie de despliegue militar

agresivo” precisó el jefe del

contingente multinacional, el general

australiano Peter Cosgrove,

tras comprobar con alivio que el

ejército indonesio se mostraba colaborador

a pesar de lo que algunos

temían, y los pocos miembros

de las milicias —responsables de

dos semanas de saqueos y asesinatos—

que se cruzaban en su camino

desde el aeropuerto de Comoro

a la capital no ofrecían “ninguna

resistencia” al ser desarmados.

Cerca de 2.500 soldados australianos,

neozelandeses, tailandeses

y británicos armados hasta las

cejas, de los 7.500 que componen

esta misión, bajaron de los aviones

Hércules procedentes del

norte de Australia con la autorización

expresa de la ONU de disparar

si son atacados. No hizo falta.

Los militares indonesios les ayudaron

a transportar su material y

tomar posiciones en el puerto y el

aeródromo de Dili. Como buenos

anfitriones, los soldados de Yakarta,

que prosiguen su retirada de la

antigua colonia portuguesa, se

CHARLES DHARAPAK / AP

LOS MUSULMANES SUSPENDEN LA GUERRA SANTA

Retiran la ‘Yihad’ a la ONU

La poderosa organización musulmana

indonesia Nahdlatul

Ulama retiró ayer la declaración

de Yihad o guerra santa

que sus miembros más jóvenes

firmaron el sábado contra

la Fuerza Internacional para

Timor Oriental, indicó la

Asamblea Musulmana de Indonesia.

Su presidente, Rozy

Munir, achacó la proclamación

de la misma al ímpetu de la juventud

de sus firmantes: “Son

jóvenes, patriotas y están enfadados.

Los mayores les han pedido

que se tranquilicen”.

unieron a los recién llegados en

patrullas conjuntas a bordo de camiones

militares, como si les dieran

un tour de las ruinas que les

legan como herencia.

Tres semanas después del triunfo

arrollador de los independentistas

en el referéndum patrocinado por

la ONU, la fuerza de paz se ha encontrado

con un panorama desolador.

Niños descalzos y mugrientos

salían entre los escombros y

los desperdicios a charlar con los

soldados, mientras algunos adultos

famélicos deambulaban por

las calles desiertas entre las cenizas

de los edificios calcinados y los

despojos de los saqueos que los paramilitares

no han querido llevarse.

En el puerto, quinientos civiles

esperaban hacinados algún barco

indonesio que los saque de la isla,

cuando lo más probable es que lo

que vean llegar hoy sean los nueve

buques de guerra que transportarán

al resto de los soldados de la

Interfet y las toneladas de ayuda

humanitaria que cientos de miles

de timorenses precisan con extrema

urgencia.

Un escenario dantesco que a Ian

Martin le parece un jardín de recreo

comparado con los días que

pasó cercado por los paramilitares,

antes de su deshonrosa evacuación.

El jefe de la misión de la

ONU en Timor Oriental (UNAMET)

reabrió ayer la destrozada legación

de Dili al frente de la delegación

que deberá preparar ahora el

camino hacia la independencia.


Diario de Sevilla

26 MUNDO

JU 23 9 99

54 ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU EL MUNDO DEBATE SUS CONFLICTOS BAJO EL SIGNO DE LOS DERECHOS HUMANOS

El estado de la Tierra a

las puertas del milenio

La vuelta al mundo en ochenta mil problemas es la que han emprendido los cerca de 180

países de la ONU que están discutiendo en Nueva York la situación de la sociedad global

EDUARDO DEL CAMPO

■ La vuelta al mundo en ochenta

mil problemas es la que han emprendido

los 180 países que durante

ésta y la próxima semana

participan en la 54 Asamblea General

de las Naciones Unidas en

Nueva York, una especie de puesta

al día de la sociedad planetaria

desde el punto de vista de los líderes

políticos: sus lentos progresos

humanos, sus enormes tragedias

colectivas. Guerra, terrorismo, pobreza,

deuda externa, narcotráfico,

enfermedad o genocidio son

los grandes capítulos escritos con

sangre del libro de cuentas de la

comunidad internacional.

Sus protagonistas, viejos conocidos

de las portadas de periódico,

muescas en los interminables anales

de los conflictos armados: Irak,

Kosovo, Timor, Yugoslavia, Argelia,

Colombia, Israel, por ejemplo,

y mucho Estados Unidos y China y

Rusia, y muy poco de África, Latinoamérica

o los pueblos sin voz ni

voto del concierto mundial. Para

contrapesar la desgracia, sin duda

decreciente respecto a otros periodos

de la historia, pero más visible

a los ojos de una audiencia conectada

en directo a la historia vía satélite,

los discursos de los 65 jefes

de Estado o jefes de Gobierno presentes

en la Asamblea o de los ministros

de Exteriores del resto de

los miembros están trufados de

palabras de consuelo y de fe en esa

Utopía con que sueñan todos los

hombres a pesar de su incansable

inhumanidad: una Paz, una Justicia

y una Igualdad universales. Si

la economía es global, que lo sean

también los derechos humanos,

haya nacido uno en Manhattan o

los arrabales de Calcuta. Hacia

dónde va el mundo, no se sabe con

certeza. Lo que está claro es que

está cambiando, se mueve y se

transforma con más velocidad de

la que es capaz la política, la burocracia

o las fuerzas de paz.

Si la economía es

global, que lo sean

también los derechos

humanos, sea uno de

Manhattan o de Calcuta

El secretario general de la ONU,

el ghanés Kofi Annan, abrió el

lunes la Asamblea General con

una defensa encendida de la

nueva sensibilidad que debe imperar

en el mundo después de

Ruanda, Bosnia o Timor Oriental.

El antiguo concepto de soberanía

nacional ya no es válido,

dice, ni puede servir de excusa a

los espectadores del horror para

permanecer impasibles desde el

otro lado de la aduana. La injerencia

por motivos humanitarios

no es un delito sino una necesidad

en muchos casos, y,

como advierte el ministro de Exteriores

británico, Robin Cook,

uno de las figuras claves de la intervención

en Kosovo, una obligación

moral.

Soberana injerencia

“Saber que se están cometiendo

atrocidades y no actuar contra

ellas nos convierte en cómplices.

Ser pasivos ante estos acontecimientos

facilita que se puedan

volver a reproducir”, dice Cook.

Que el horror no admite esconder

la cabeza es una idea sobre la que

Kofi Annan y Bill Clinton están de

acuerdo. Pero el planeta está lleno

de potenciales escenarios para

una intervención, y el protocolo

para hacerlo no está definido.

Annan, por ejemplo, le dio en su

discurso un velado tirón de orejas

a Clinton y los países de la OTAN

por haber actuado en Kosovo sin

una autorización previa del Consejo

de Seguridad. Éste se ha justificado

diciendo que si de salvar

vidas se trata, hay que saltar incluso

por encima de la ONU.

Kosovo es de momento sin embargo

la excepción y no la regla.

Clinton, después de alabar la firmeza

de Annan al frente del organismo

internacional, también ha

dejado claro que no piensa actuar

igual en todo el planeta. Entre

otras cosas porque Estados Unidos

no quiere convertirse en el

bombero universal.

Intervenir. Bien. Pero con orden,

pide la más cerebral Unión Europea

por boca de su presidente de

turno, la ministro de Exteriores

finlandesa Tarja Halonen, que recuerda

a los caballeros del nuevo

orden mundial que más vale prevenir,

mediante el seguimiento de los

problemas desde sus raíces, la cooperación

económica y las relaciones

diplomáticas, que acabar poniendo

tiritas en forma de bombas.

Que el horror no admite

esconder la cabeza es

una idea sobre la que

Kofi Annan y Bill Clinton

están de acuerdo

Ahora bien: si llega la hora de

romper el muro y usar la fuerza,

que sea con coherencia, con rapidez

y con efectividad. O lo que es

lo mismo, que la comunidad internacional

debe preparar los

mecanismos para atajar las crisis

en lugar a esperar a que estallen

para ponerse de acuerdo en los

medios. Los anglosajones y los

franceses son, con diferencia, los

más rápidos, los más dispuestos

a todo. Estuvieron en la vanguardia

de Kosovo, en los escuadrones

que bombardean al díscolo

Irak, en los primeros batallones

que han desembarcado en Timor.

Es tanto su ímpetu militar y la

determinación con que pasan de

las palabras a los hechos resulta

lógico que, por oposición a ellos,

haya surgido entre muchos estados

susceptibles de ser “intervenidos”

una especie de resistencia

biológica, un complejo de David

La Fiscalía General ha

procesado sin éxito a

los más cercanos

colaboradores del

presidente Yeltsin

contra Goliat, aunque el David de

esta historia no sea precisamente

un ejemplo de civismo. Los representantes

de Rusia, Colombia

y Argelia (como presidente de

turno de la Organización de la

Unidad Africana) has expuestos

los peligros de la injerencia humanitaria.

Sus argumentos, de

mucho peso, los resumió en su

alocución el argelino Abdelaziz

Buteflika, presidente de un país

cuyo ejército ha cerrado herméticamente

las puertas a cualquier

intento exterior de mediar en su

conflicto civil. “La soberanía es

nuestra última defensa contra

las normas de un mundo no

igualitario, porque no tomamos

parte en el proceso de decisión

política en el Consejo de Seguridad”.

Aplausos desde los escaños,

cuyo eco despierta la siguiente

cuestión.

No hay democracia en el seno de

Naciones Unidas, en la medida en

que las desigualdades entre los


Diario de Sevilla

JU 23 9 99

MUNDO 27

STUART RAMSON / AP

hacia el continente africano ha bajado

desde los 21.500 millones de

1993 a los 18.700 del 97, muy por

debajo de los 30.000 millones que

los economistas calculan como

cantidad mínima para que la

ayuda surta un efecto real. Y muchos

temen que una eventual

fuerza de paz para el Congo no

despegue por falta de fondos. El

presidente de Zimbabue, Robert

Mugabe, dio esas cifras y algunas

más escalofriantes sobre la peor

guerra que padece el continente:

el sida. La enfermedad habrá matado

en la próxima década a más

africanos que las víctimas causadas

por todas las guerras habidas

en África en este siglo. Clinton y el

socialista francés Lionel Jospin

dan su receta: más créditos a pequeña

escala, de manera que el desarrollo

surja desde la población

en lugar de llegar a ella devaluada

desde las esferas corruptas; acceso

a las nuevas tecnologías, promoción

de la mujer.

En la guerra y en la paz

Es el momento de que cada uno

airee en la tribuna el estado de sus

conflictos. Porque muy pocos se libran

de alguno, ya sea una guerra

civil, una revuelta separatista, el

azote del terrorismo o viejas heri-

BALANCE. El secretario general de la ONU, Kofi Annan, durante la presentación de su informe anual a la comunidad internacional.

África y Latinoamérica

piden que los

beneficios de la

globalización se reparta

de modo equitativo

países queda reflejada e institucionalizada

en la estructura de la sociedad.

La reforma de la organización

es la gran asignatura pendiente.

La reforma pendiente

Tras el final de la guerra fría, dice

el presidente surafricano Thabo

Mbeki, han desaparecido las excusas

que impiden a los países en

vías de desarrollo salir de la periferia

del poder. A Japón, un gigante

económico y un enano político, no

le salen las cuentas de su negocio

con la ONU. Con razón, además:

los japoneses ponen el 19,98 por

ciento del presupuesto de Naciones

Unidas, más que los cuatro

miembros permanentes del Consejo

de Seguridad juntos (exceptuando

EEUU), y sin embargo su

voz cuenta poco. Por eso quieren

que se imponga una nueva lógica:

a más dinero, más poder. ”Queremos

un asiento permanente en el

Consejo de Seguridad“, es la reclamación

del ministro Koumura.

Pero siguiendo esa lógica, los países

pobres del mundo pesarían

menos de lo que cuentan ahora.

La propuesta de España, como la

de otros países, es que se amplíe el

número de miembros permanentes

y rotatorios del Consejo de Seguridad

para dar cabida a todos

los grupos regionales, independientemente

de su aportación a la

exigua hucha de la ONU.

La miseria es inspiradora de nobles

discursos, agudiza la imaginación

de los oradores, mueve a

las potencias a mostrar su rostro

más caritativo. Pero la pobreza

que aqueja a 1.300 millones de

personas en el mundo, las que

viven con menos de 160 personas

al día (un mísero dólar) es de una

fealdad espantosa. La pobreza, el

hambre, la injusticia, la explotación

medioambiental, la falta de

libertades. La serpiente se enrosca

al cuello de los países más endeudados

y no les deja respirar. ”La

pobreza es la tarea inconcluisa del

siglo XX“, dice el presidente guatemalteco

Álvaro Arzú.

El ímpetu de los

anglosajones para

pasar de las palabras a

los hechos no es bien

recibido por muchos

Pobres de solemnidad

África y Latinoamérica piden que

los beneficios de la globalización

de los mercados se repartan con

equidad, y llaman a la puerta de

los países ricos para que les dejen

exportar sus mercancías sin cargarles

aranceles. El sur es un ahorcado

y la deuda externa su soga.

Pero al perro flaco todo se le vuelven

pulgas, y a veces tiene que

haber una catástrofe brutal, y llenarse

los cementerios de muertos,

para salir en la televisión y provocar

una reacción de clemencia. Nicaragua

es un ejemplo: el huracán

Mitch la arrasó, pero su desgracia

fue al mismo tiempo su bendición.

Francia, entre otros países, le

condonaron su deuda, y el maná

de la ayuda humanitaria le ha permitido

emprender nuevos proyectos

de desarrollo. La norma, sin

embargo, no es la generosidad

sino el olvido. Así, olvidada y marginada,

se siente África, que ve

con impotencia cómo sus propios

desastres no arrastran las mismas

muestras de solidaridad que el

ocurrido en Kosovo, por ejemplo.

No sólo eso. El flujo de dólares

ASÍ VE MATUTES EL MAPA

VOZ. El representante español, en su alocución del martes.

España, entre Ceuta, Melilla

y el peñón de Gibraltar

España se encuentra en una

ambigua situación ante el Comité

de Descolonización de la

ONU. Si por una parte el ministro

Abel Matutes, que expuso

su visión del mundo a la Asamblea

General de la ONU el pasado

martes, asegura que Londres

no responde a su ofrecimiento

para resolver el contenciosos

sobre Gibraltar “a

largo plazo”, por otra usa la

misma moneda con Marruecos

respecto a Ceuta y Melilla, haciendo

oídos sordos a la reiterada

propuesta del ministro

MATT CAMPBELL / AP

marroquí Mohamed Benaísa

de crear una “célula de reflexión”

entre los dos países vecinos

que conduzca a una “solución

definitiva” de las plazas

españolas. Marruecos ofrece a

España lo mismo que España

ofrece a Gran Bretaña sin

éxito: recuperar la soberanía

sobre los territorios reclamados

mediante una solución

que garantice al mismo tiempo

“los intereses económicos

españoles”. A las disputas tradicionales

se une el nuevo litigio

del caso Pinochet.

das coloniales sin resolver. La

Asamblea sirve para desatascar

crisis con reuniones entre bambalinas,

como está haciendo Estados

Unidos en dos frentes: el israelísirio,

intentando reunir a los ministros

de Exteriores respectivos,

David Levy y Faruk al Shara; y el

iraquí, respecto al cual las potencias

del Consejo de Seguridad

quieren hallar en estos días una

salida de compromiso entre Washington

y Bagdad que permita

detener los ataques aliados y levantar

ciertas sanciones a cambio

de que Sadam Husein autorice a la

ONU a proseguir con el desarme

de su arsenal militar.

Los rebeldes del concierto internacional

encuentran aquí la oportunidad

de exponer su versión de

los hechos, frente a la apisonadora

diplomática de la americana Madeleine

Albright. Por ejemplo el

serbio Zivadin Jovanovic, que en

nombre de lo que queda de la antigua

Yugoslavia ha venido a hacer

respetar la resolución 1.244 que

en aquel lejano mes de junio reconoció

que Kosovo es parte de la

Antigua Yugoslavia. Derechos históricos

son también los que enarbola

Argentina para reclamar las

Malvinas, Pakistán para pedir un

referéndum de autodeterminación

en Cachemira, China para

impedir que Taiwán ingrese en la

ONU, Turquía para eludir la retirada

del norte de Chipre. Sí, acabó la

guerra fría, pero no se han prohibido

los ensayos nucleares. Y el terrorismo

no da tregua, provenga

del Estado o de los grupos separatistas.

“Nadie está a salvo del separatismo”,

alerta el ruso Ivanov en

nombre de un país, Rusia, amenazado

por la disgregación territorial,

al tiempo que pide la celebración

en el 2000 de una conferencia

mundial antiterrorista.


Diario de Sevilla

LU 4 10 99

MUNDO 35

INVASIÓN EN EL CÁUCASO LA NUEVA CAMPAÑA RUSA AVIVA LOS FANTASMAS DE LA GUERRA DEL 94-96

EPA / ITAR-TASS

STRINGER / EPA

MOVILIZACIÓN. Una columna de tanques y blindados ligeros avanza de Ingushetia a Chechenia.

Una guerra

que no debe

parecerlo

CAOS. La frontera de Chechenia, colapsada por los que huyen.

EPA / STRINGER

El gobierno ruso se está esforzando por borrar

las similitudes de esta aventura militar con el

desastre de la intervención de hace cinco años

EDUARDO DEL CAMPO

■ “No tenemos miedo de los

rusos. Esta vez no tomaremos prisioneros,

los mataremos a

todos”, clama el vicepresidente

checheno, Vaja Arsanov, subrayando

lo de “rusos” y el verbo

“matar”. Sabe que la manera más

efectiva de frenar la ofensiva de

Moscú en la rebelde Chechenia es

recordarle a la sociedad rusa, es

decir, los que ponen la carne de

Ahora, como entonces,

la operación que

Yeltsin decía que iba a

durar “dos semanas”

ya va para dos meses

cañón en el asador de la guerra,

la pesadilla interminable del conflicto

que les enfrenentre 1994

y 1996, cuando los aviones rusos

regresaban a sus bases con una

carga de cadáveres sólo comparable

con los que volvieron de Afganistán

en la que ha sido la otra

gran catástrofe militar del

Kremlin.

Conscientes de que no habría

DOLOR CIVIL. Un niño checheno solloza junto a la tienda de su familia, en un campo de refugiados.

MASJÁDOV PIDE AYUDA A OCCIDENTE

“La culpa es del círculo de Yeltsin”

El presidente checheno, Aslan

Masjádov, declaró ayer que las

incursiones en Daguestán de

guerilleros islamistas en agosto

y septiembre fueron “provocados

por personas próximas

al círculo” del presidente ruso,

Boris Yeltsin –que ayer interrumpió

su habitual descanso

de fin de semana para acudir

al Kremlin a una reunión de

trabajo–, y que el jefe de guerra

Shamil Basayev “se de

desgraciadamente arrastrar en

esa aventura”, según informó

la agencia rusa Interfax. Masjadov

hizo un llamamiento a los

países occidentales para que

“al menos no presten ayuda a

Rusia en la financiación de la

guerra contra Chechenia” y

afirmó, en rueda de prensa celebrada

en la capital chechena,

que “estaba dispuesto a aceptar

inspectores de organizaciones

internacionales, de países

occidentales y de Rusia. Si nos

muestran las bases terroristas

las destruiremos nosotros mismos”,

dijo, añadiendo que

Chechenia aceptaría “el despliegue

de fuerzas de mantenimiento

de la Paz bajo los auspicios

de la comunidad internacional”.

Las incursiones de

los rebeldes islamistas originaron

la actual operación militar

Rusia. Moscú acusa Chechenia

de acoger a los autores de los

atentados que causaron 293

muertos en Rusia desde el pasado

31 de agosto.

nada más impopular que una reedición

de aquella tragedia, el gobierno

de Rusia está intentando

hacer pasar la actual invasión terrestre,

de dimensiones enormes,

por una simple operación de castigo

contra “las bases terroristas” y

“limitada a objetivos concretos”.

Quieren que esta guerra no se parezca

a aquella guerra, disimular

que el camino que ha emprendido

el Ejército es el mismo por el que

se despeñó entonces, en un momento

en que la ola de atentados

terroristas en Moscú y otras ciudades

rusas ha dado al primer ministro

Vladimir Putin un crédito de

respaldo popular que necesita ser

mantenido a toda costa.

Y sin embargo cada vez resulta

más evidente que estamos asistiendo

a la misma historia. Entonces

se dijo que la operación de castigo

contra los independentistas

iba a ser “cuestión de dos semanas”,

y acabó convirtiéndose en

una guerra brutal de 21 meses que

dejó arrasado cada metro de la

ciudad de Grozni. La situación,

ahora, aviva los peores fantasmas.

También en agosto, cuando se

produjeron las primeras incursiones

de los guerrilleros chechenos

de Shamil Basayev y Amir Jattab

en la vecina Daguestán para derribar

al gobierno prorruso e imponer

un estado islámico, Putin y

Yeltsin dijeron que la represión

daría frutos en dos semanas. Han

pasado dos meses y en el camino

los bombardeos de la aviación

rusa han matado a 400 personas y

herido a mil —según cifras de

Grozni—, y los soldados rusos

muertos pasan del medio millar,

de entre las decenas de miles que

están participando en la invasión.

La estrategia de Moscú se basa en

esquivar los hoyos donde cayeron

hace cinco años. Primero, no luchar

en Grozni: allí los rusos murieron

como moscas y sus cabezas

rodaron en los estercoleros. De

momento es suficiente asegurar

los cinco círculos defensivos del

tapón de seguridad que se pretende

crear en las llanuras del norte

de Chechenia. La otra consigna es

no entrar en las aldeas. Para qué.

En ellas acecha el fantasma de la

guerrilla, que una columna de

blindados no basta para disolver.


VI 8 10 99

mundo

Diario de Sevilla

ASUNTO INTERNO DE RUSIA. Moscú rechaza la

intermediación de la Unión Europea en el conflicto de

Chechenia porque alega que se trata de un asunto interno

que debe ser resuelto por su Ejército Página 32

29

LA MUERTE DE LA REINA DEL FADO MARCA LA RECTA FINAL DE LA CAMPAÑA ELECTORAL

Portugal también va bien

En el Alentejo, el

antiguo pozo de

pobreza de Portugal,

uno espera ver

jornaleros con boina y

lo que se encuentra

son teléfonos móviles.

Portugal va bien

EDUARDO DEL CAMPO

ENV. ESPECIAL DE

DIARIO DE SEVILLA

■ LISBOA. El fado y la

política, dos formas

de manipular el sentimiento,

acaban de

encontrarse en Portugal.

La muerte de

la cantante Amália

Rodrigues ha tirado

por los suelos los planes de los

partidos de la oposición que intentaban

evitar en los últimos días de

la campaña electoral la más que

probable mayoría absoluta que el

actual primer ministro, el socialista

Antonio Guterres, va a obtener

en los comicios legislativos de este

domingo.

Si antes fueron las masacres en la

ex colonia de Timor Oriental lo

que opacó, con razones de peso, el

debate político, ahora el silencio

definitivo de la Voz de Portugal ha

acabado por enmudecer el litigio

electoral y distraer la atención de

los indecisos a quienes van dirigidos

los mensajes de última hora.

Es cuestión de protocolo y punto.

Ha muerto la reina de la República,

entronizada unánimemente

por el sentir popular. Hasta sus

antiguos enemigos progresistas,

Lisboa existiera el partido de los

fadistas, muchos ya sabrían a

quién votar este domingo. Contaría

además con la ventaja adicional

del tiempo de emisión televisiva.

Desde que se conoció el fallecimiento

de Rodrigues, en la radio y

la televisión se oyen más fados

que consignas y promesas, de manera

que para explicar estas elecciones,

un puro paseo para Guterres,

hay que volver a esa música

de arrabal portuario.

La consternación por la pérdida

de una figura clave de la identidad

portuguesa ha puesto de acuerdo

a todos los candidatos: además de

los tres días de luto nacional decretados

por Guterres, en los mítines

de cierre de campaña no sonarán

los himnos de partido, tipo

Guerra de las Galaxias, ni habrá

música de fiesta.

Muchos votantes harán hoy doblete

de multitudes. A las diez de

la mañana asistirán al entierro de

su reina en el cementerio dos

Prazeres y por la noche se irán a

escuchar a José Manuel Durao Barroso,

el líder del PSD, a la plaza

Sony de la Expo, o a los socialistas

de Guterres en la ciudad obrera de

El crecimiento del PIB

es el mayor de Europa,

se invierte en obras

públicas y el paro se ha

reducido al 5 por ciento

Setúbal. Portugal está de luto, sí,

pero el negro no es un color de

moda en el país vecino. Y el fado

que en el fondo le gusta entonar al

ingeniero Guterres (50 años,

viudo desde hace dos, un par de

hijos) es el del “España va bien”.

Perdón, “Portugal va bien”. Este

veterano de la política, con la que

Los socialistas cierran

hoy la campaña en

Setúbal y el PSD lo hace

en Lisboa, en la plaza

Sony de la Expo

ha cumplido las bodas de plata,

podría hacer suyo el pie quebrado

que su amigo y colega José María

Aznar ha popularizado desde la

acera de enfrente del centro derecha,

porque en estos pasados cuatro

años de mandato, que ahora

espera renovar, su país ha registrado

un crecimiento y una bonanza

casi inmejorables, lo que

llevó a decir a Felipe González que

si la España de los populares “va

bien”, el Portugal de los socialistas

“va mejor”.

Corren tan buenos tiempos

para el hermano ibérico que

casi habría que sustituir el melancólico

y marginal fado por

alguna fanfarria triunfalista de

corte germánico. En el currículo

de Guterres descuella la convergencia

con Europa y la entrada

en el sistema del euro, gracias,

todo hay que decirlo, a que

los opositores del PDS apoyaron

su gobierno minoritario mediante

un Pacto de Gobernabilidad

que ahora ya no están dispuestos

a repetir.

El crecimiento del PIB es el

mayor de Europa, se ha invertido

en grandes obras públicas, el

paro se ha reducido a la mágica

cifra, impensable en Andalucía,

del 5 por ciento, y las privatizaciones

han reportado al Estado

15.000 millones de euros. La Portugal

que se ve desde el Rosal de

la Frontera o Ayamonte hasta

Lisboa está lleno de coches de

lujo y casas adosadas.

AP

Corren tan buenos

tiempos para el

hermano ibérico que el

fado debería sustituirse

por música de fanfarrias

los mismos que tras la Revolución

de los Claveles en 1974 no le perdonaron

sus flirteos con el régimen

del dictador Salazar, no le

disputan ya ese honor.

El folclore y el poder se nutren de

un mismo resorte, el corazón del

pueblo, y ayer lo que pedía el corazón

no era escuchar la poesía idealista

de la publicidad electoral

“Para que las cosas no se queden

en lo mismo” (Coalición Partido

Comunista-Los Verdes), “Alternativa

para Portugal” (Partido Popular,

democristiano), “La hora del

cambio” (Partido Social Demócrata,

PDS, centro) o “Un voto de confianza”

(Partido Socialista, PS),

sino algunos de esos versos de

Amália con ramalazos antisistema:

“Nada sé de vuestras reglas,

las reglas no son para mí”. Si en

GRAN FAVORITO. Antonio Guterres, en uno de sus multitudinarios mítines de la campaña socialista.

TRES MIL EMPRESAS ESPAÑOLAS TIENEN INVERSIONES EN EL PAÍS VECINO

Buenos tiempos a los dos lados del Guadiana

De repente, la cara amable de

Guterres se va transformando

en los carteles en el rostro carismático

del Felipe González

de la época dorada de antes de

la debacle de 1993, cuando el

PSOE ganaba las elecciones de

calle y conseguía mayorías

aplastantes y en Sevilla, como

hace dos años en Lisboa, la feria

urbanística de la Expo alentaba

las mayores ilusiones de progreso.

Corren buenos tiempos a

los dos lados del Guadiana. Los

vecinos, que hasta hace pocos

años se daban la espalda y tenían

la ignorancia mutua por

frontera, se han convertido

ahora en magníficos clientes.

La economía, y el Nobel a Saramago,

han abierto las puertas.

Pero Guterres tiene mucho que

ver en que haya ahora 3.000

empresas españolas con inversiones

en Portugal, y que España

sea su primer proveedor comunitario.

Él, que habla español

a la perfección, ha puesto

las relaciones bilaterales en su

agenda de prioridades. Una

foto, la que se hizo con Aznar el

mes pasado el día de la inauguración

de la autopista Lisboa-

Madrid, lo dice todo. Trompetas

celestiales es lo que requiere

tanta felicidad económica. Y encima

Timor se hace independiente.

Es demasiado, pero Guterres

quiere más: quiere la mayoría

absoluta. Desde luego,

algo simbólico hay en la desaparición

de Amália. Cuando las

cosas van tan bien, la tristeza

del fado es un estropicio.


SÁ 9 10 99

mundo

Diario de Sevilla

VÍCTIMAS CIVILES. Los bombardeos rusos en

Chechenia están provocando numerosas víctimas entre la

población civil y el Hospital Clínico de Grozni no tiene medios

ni personal para atender a los heridos Página 31

29

GUTERRES ESGRIME EL FANTASMA DE LA INESTABILIDAD EN PORTUGAL

La campaña inexistente

Los líderes políticos

portugueses

convierten el entierro

de Amália Rodrigues,

la voz del fado,

en el acto principal de

“la campaña que

nunca existió”

ARMANDO FRANCA / AP

EDUARDO DEL CAMPO

ENV. ESPECIAL DE

DIARIO DE SEVILLA

■ LISBOA. El nicho número

36 del cementerio

dos Prazeres de

Lisboa se convirtió

ayer en el escenario

del penúltimo gesto

de la campaña electoral

portuguesa, esa

misma que se recordará quizá sólo

porque coincidió con la muerte de

Amália Rodrigues, la señora del

fado y la saudade.

Ningún mitin había atraído tantas

cámaras y periodistas como el

funeral de la cantante, a la que se

rindió honores de estadista, de

modo que los sendos besos de despedida

que dieron a su ataúd los

dos grandes rivales de los comicios

legislativos de mañana, el primer

ministro socialista António Guterres

y el centrista José Manuel

Durao Barroso, del PDS, tuvieron

una repercusión mediática inestimable.

Sí, había que estar allí de todas

formas, nadie les hubiera perdonado

que insultaran con su ausencia

al mito por excelencia del país.

Pero también es cierto que algunos

votos más, siquiera unos cuantos,

cayeron ayer por esos segundos

de imagen. Desde luego, en lo

último que pensaba el público que

había acudido al entierro de Amália

Rodrigues era en las elecciones

Guterres puede

conseguir algo inédito:

el PS en la Presidencia

y con control total

en el Parlamento

y en la política. Comparada con

esa líder sentimental, el prosaismo

terrestre de los candidatos no

merecía demasiada atención.

En parte, porque la política es

cosa del futuro, y esas mujeres mayores

que, bajo el sol espléndido de

otoño, cantaban fados tristísimos

como letanía coral de despedida y

estallaban en aplausos al oír el

grito de “¡Viva Amália!”, ya sólo estaban

pendientes de aquel pasado

nostálgico, el de la dictadura de Salazar

y la Revolución de los Claveles,

sobre el que planeó la voz de

Rodrigues como la banda sonora

de todo un periodo del país.

ADIÓS A UNA ÉPOCA. Cientos de portugueses acudieron ayer al entierro de la cantante Amália Rodrigues, la voz de toda una época.

Es la era de los políticos eficientes,

de la tecnocracia democrática.

Los tiempos de privaciones y miseria

en los que se crio la fadista pasaron

a la historia. Rosa Ferreira,

de 66 años, una de las devotas, recuerda

que Rodrigues, antes de ser

mito, fue una niña que vendía limones

en el puerto. “Era una

buena persona porque no se olvidó

de ese pasado”, dice. A su lado

llora Alice Madeira, una anciana

que presume de haberla conocido

y enseña a todo el mundo una foto

en la que aparece sonriente al lado

de su ídolo.

La muerte de Rodrigues es también

la de esa generación de abuelos

que ayer desfilaba ante su

tumba y la regaba de flores. Los jóvenes

que se mezclaban con ellos,

sus nietos o sus hijos, pertenecen a

un país distinto, y ya sólo ven música

donde los viejos conservan la

memoria de una época acabada.

Hay quienes piensan en Lisboa

que la sangría de Timor Oriental y

ahora la muerte de Amália Rodrigues

han solapado la campaña

electoral hasta convertirla en un

cacareo sin interés. Otros, sin embargo,

opinan que la culpa de que

no haya habido polémica ni suspense

es de los políticos y no de

factores externos, que han venido

a aportar la tensión emotiva de la

que la pugna electoral carecía en

sí.

“La campaña que nunca existió”,

La oposición se ha

unido contra el enemigo

común de la amenaza

de una mayoría

absoluta socialista

titula a modo de resumen el diario

Público. Si se exprimen las cientos

de horas de mítines y declaraciones,

todo queda reducido a un simple

argumento: mayoría absoluta

sí o no. Y, a medida que han pasado

los días, tanto los socialistas

como la oposición se han conformado

con esa sinopsis.

El socialista António Guterres ha

logrado que su gobierno sea el primero

de la democracia portuguesa

que cumple la legislatura completa

estando en minoría. Meta superada.

Ahora, Guterres ha desenfundado

el fantasma de la inestabilidad,

que según él amenaza

desde el centro y la derecha, y pide

esos cuatro diputados más (ahora

tiene 112 en una Asamblea unicameral

de 230 escaños) que le hacen

falta para conseguir una carambola

perfecta que nunca hasta ahora

se habría dado en el país vecino:

un socialista en la Presidencia de

la República (Jorge Sampaio), socialistas

en los principales ayuntamientos

de la nación y, de remate,

una mayoría absoluta de socialistas

en el poder legislativo.

Demasiadas rosas, clama la oposición

al completo, unida esta vez

frente al enemigo común, desde

los conservadores del Partido Popular

(que pide a los electores ese

10 por ciento de votos que según

Paulo Portas, su líder, le hace falta

para impedir la mayoría absoluta)

hasta los comunistas-ecologistas

del Centro Democrático Unitario

(CDU).

Paradojas de la política, quien

más grita en contra de esa mayoría

absoluta es el PDS de Durao Barroso,

precisamente el partido que en

1987, con Cavaco Silva, consiguió

la primera mayoría absoluta de la

democracia portuguesa y marcó el

precedente para las aspiraciones

actuales de los socialistas. A la oposición

sólo le ha quedado como

arma agitar el fantasma del poder

absoluto. “No les dejes poner las

manos en todo”, advierte el lema

de los comunistas.

Guterres, por su parte, agudiza su

aire de humildad natural para prometer

que la mayoría absoluta que

pide no conducirá al abuso y al

clientelismo sino a un Gobierno

eficaz con manos libres para

tomar decisiones.

¿Pero qué decisiones?, se preguntan

muchos, aduciendo que el primer

ministro se ha limitado a

pedir poder sin concretar para

qué.

“O YO O LA NADA”

Promesas

ajenas y temas

olvidados

A última hora, Guterres hasta

se ha apropiado de las promesas

de los rivales con tal de

arrancar votos, como la de

subir las pensiones, que hasta

ahora era patrimonio del PP.

Con tanto “o yo o la nada”, que

tanto recuerda al González de

los 90 en España, Guterres no

ha hablado de la reforma fiscal

o la reforma sanitaria, vital en

un país donde las listas de espera

son interminables y la escasez

de personal hace que

tengan que importar enfermeros

y médicos del otro lado de

la frontera. El ingeniero exhibe

las cifras de sus cuatro años

de gobierno, marcados efectivamente

por un vuelco hacia

las cuestiones progresistas,

desde la educación a la ayuda

a los colectivos más desfavorecidos,

como garantía del cheque

en blanco que le pide a ese

gran banco que es el censo

electoral. Con esa cara de

buena persona, cuesta trabajo

negarle otro crédito.


Diario de Sevilla

34 MUNDO

DO 10 10 99

CITA CON LAS URNAS

LOS PORTUGUESES ACUDEN HOY A VOTAR EN MEDIO DE UNA CIERTA INDIFERENCIA

FIN DE CAMPAÑA. Guterres ondea una bandera portuguesa en el mítin del pasado viernes en Setúbal, a 50 kilómetros de Lisboa.

GAEL CORNIER / AP

TRAZADO POLÉMICO

Primer paso

para el AVE

Madrid-Lisboa

La vicepresidenta de la Comisión

Europea y comisaria de

Transportes, Loyola de Palacio,

anunció ayer que en los

próximos meses comenzarán

las negociaciones con los gobiernos

español y portugués

para decidir el trazado del

Tren de Alta Velocidad entre

Madrid y Lisboa, cuyo paso se

disputan Extremadura y Salamanca.

El próximo mes de

febrero, se presentará ante el

Parlamento Europeo una

propuesta concreta “y a partir

de ahí comenzarán a realizarse

todos los trámites”.

Sin embargo, Loyola de Palacio,

quien participó en el VIII

Congreso Regional del PP de

Castilla y León que se celebra

en Valladolid, no quiso pronunciarse

sobre sus preferencias

acerca del itinerario

que debería recorrer la línea

de Alta Velocidad “hasta discutirlo

con el ministro Arias

Salgado y su homólogo portugués”.

El PS portugués busca

la mayoría absoluta

El actual primer ministro socialista António Guterres aspira a renovar su

mandato con un triunfo electoral claro y contundente y sin una

oposición que le haga sombra a sus proyectos de reformas

ENV. ESPECIAL DE

DIARIO DE SEVILLA

EDUARDO DEL

CAMPO

ENVIADO ESPECIAL

LOS SOCIALISTAS SE MODERNIZAN

Un equipo de jóvenes para

el montaje mediático

“Nuestros estudios internos

nos dan entre 120 y 125 diputados,

más que suficientes

para obtener la mayoría absoluta”,

calcula con euforia controlada

Luis Bernardo, el jefe

de prensa de la campaña electoral

de los socialistas, un espectáculo

ambulante cortado

más a la medida de las audiencias

televisivas que del público

de carne y hueso. Los socialistas

van a ganar porque tienen

el mejor producto: un candidato,

António Guterres, que es la

personificación de las ideas de

transparencia, diálogo y moralidad.

Otro de sus asesores, Augusto

Vilela, pone como ejemplo

el dramático episodio de la

muerte de su mujer hace dos

años en Londres, tras un frustrado

trasplante de hígado.

“No quería bajo ningún concepto

que el Estado enviara un

avión de la fuerza aérea para

traer sus restos, y sólo aceptó

al final porque se lo ordenó el

presidente de la República”.

Fiel a su imagen de hombre

modesto y honrado, Guterres

ha dejado en manos de la maquinaria

propagandística de su

partido, un grupo compuesto

por 36 personas de entre 30 y

35 años, la siempre maquiavélica

tarea del montaje mediático,

las loas triunfalistas y los

baños de flores. Los socialistas

se llevaron su último mitin

electoral a la ciudad industrial

de Setúbal, a media hora de

Lisboa, con la esperanza de

arrebatarles a los comunistas

uno de sus feudos tradicionales.

■ LISBOA. El aparatchik

del Partido

Socialista se acostó

ayer de madrugada

con una sonrisa en los labios.

La campaña electoral no les podía

haber ido mejor. Precisamente,

porque pasó sin pena ni gloria y el

primer ministro António Guterres

salió intacto de ella.

El PS tiene al alcance de la mano

lograr en las elecciones legislativas

de hoy su primera mayoría absoluta.

Le basta con ganar 116 de

los 230 escaños en juego (ahora

cuentan con 112) para implantar

lo que Guterres califica de “gobierno

de estabilidad” y la oposición al

completo define como poder absoluto,

con el centro izquierda mandando

en los ayuntamientos, la

presidencia y el parlamento.

A falta de un debate sobre propuestas

concretas, lo que realmente

van a votar hoy los 8,8 millones

de electores es si le dan a

Guterres cuatro años de mando

sin opositores molestándole en el

camino, o le hacen caso a las sirenas

de alarma de sus rivales y, por

bien del pluralismo, lo mantienen

recluido en la actual mayoría relativa

con la que ha gobernado

desde 1995.

Si éste es el caso, Guterres sabe

que el Partido Social Democrático

(PSD), de centro, le pondrá la zancadilla.

Si no lo ha hecho en estos

cuatro años pasados es porque

había asuntos de Estado en juego

(la convergencia con Europa) que

exigían un consenso y una tregua

temporal. Conseguido el objetivo,

el PSD encenderá el motor para

volver a ocupar el poder que osten

ininterrumpidamente hasta

la victoria de los socialistas en el

95. De ahí la obsesión de Guterres

por la mayoría absoluta.

En la era del liberalismo, “absoluto”

es una palabra malsonante,

lo que explica que los partidos de

la oposición portuguesa la hayan

repetido constantemente hasta el

último minuto y el gobernante

Guterres la haya evitado pronunciar

a toda costa como si estuviera

maldita, cuando en el fondo es lo

que todo el PS desea conseguir

hoy cuando cierren los colegios

electorales: una victoria absoluta

y sin paliativos.

Guterres prefiere hablar de una

“nueva mayoría”, que queda más

demócrata, más equidistante, y

marca diferencias con un precedente,

la mayoría absoluta del

centrista Cavaco Silva en el 87 al

frente del PSD, que quedó en la

memoría de muchos portugueses

como una época de marcado sello

autoritario.

A Guterres no le basta con ser el

caballo ganador, algo que no le

discuten ni las encuestas ni la ley

de las probabilidades, que dice

que hasta ahora no ha habido primer

ministro que no haya ganado

en su primera reelección. Aspira a

más: sacarle una distancia de varios

cuerpos a sus rivales.

Un sondeo del diario Público de

hace diez días le concedía el 47,2

Guterres sabe que si no

logra un triunfo amplio

el PSD, de centro, le

pondrá la zancadilla a

lo largo de la legislatura

por ciento de los votos, suficiente

para la mayoría absoluta. El PSD

de José Manuel Durao Barroso le

perseguiría en el horizonte con un

30 por ciento, por delante de la

coalición del Partido Comunista y

Los Verdes (el Centro Democrático

Unitario, CDU) de Carlos Carvalhas,

que rozaría el 8, el Partido Popular

del conservador Paulo Portas

con el 7,2 y la irrupción de los

novatos del Bloque de Izquierda

(BI), que obtendrían el 2,8 de los

sufragios bajo la batuta del profesor

Francisco Louçá.


Diario de Sevilla

DO 10 10 99

MUNDO 35

Público fiel,

banderas lusas

y una música de

cuento de hadas

El último mitin de los

socialistas en Setúbal

sirvió para demostrar

que un acto bien

montado puede

superar la rutina de la

campaña electoral

E. DEL CAMPO / ENVIADO ESPECIAL

■ LISBOA. El último mitin de Guterres

en Setúbal supo disfrazar la

apatía reinante con una vibrante

puesta en escena: un público fiel

traído en autobús y abastecido

con banderas portuguesas. Un locutor

con voz de presentador de

circo para caldear el ambiente. Y

una música de cuento de hadas

como banda sonora.

En la plaza, gente normal y corriente,

chicas jóvenes y muchos

ancianos, ese pueblo de rostro

curtido y trabajador que más agradece

a los socialistas el progreso

de los últimos años. En la trastienda

del escenario, trajes azul marino

y unos aires de grandeza a

punto de reventar las costuras.

Guterres se quitó la cazadora, se

remangó la camisa y saltó por fin

al estrado. Calmó a la gente. Me

conocéis de sobra y sabéis que yo

nunca abusaría del poder, vino a

decir. Ninguneó a la oposición. No

mencionó a uno solo de sus rivales.

Si algún enemigo tendrá hoy,

será el siempre imprevisible partido

de los abstencionistas, y que el

triunfalismo de los últimos días se

vuelva en su contra haciendo que

muchos den por descontada la

mayoría absoluta que pide a gritos

y prefiera quedarse en su casa

viendo un partido de fútbol.

Guterres es un líder natural,

apropiado a los tiempos anticorrupción

que corren hoy en día. Su

escuela, antes que el socialismo,

es la iglesia católica, de la que es

fiel creyente. Lo tiene todo para

ser, como es, adorado por la gente

que ha conocido el salto de la miseria

al bienestar. “Nací en una

aldea muy pobre. Recuerdo que la

mayoría de mis amigos andaban

descalzos”, dice en el vídeo que

sirve como tarjeta de presentación.

El hombre bueno que sale del

arroyo gracias a su esfuerzo, que

no eleva el tono de voz, que dedica

tiempo a hablar con la gente. Eso

gusta.

La experiencia de los últimos

acontecimientos ocurridos en

Timor Oriental le ha proporcionado

a Guterres la oportunidad de

mostrar ante el mundo su medida

de estadista. Es Felipe González,

pero contenido. Su estrategia publicitaria

es idéntica a la de aquel

honesto hombre de la firma de detergentes

Colón que advertía a sus

clientes con tono neutro, seguro

de su victoria: “Busque, compare,

y si encuentra un partido mejor,

vótelo”.

Guterres pide a la audiencia que

no se conforme con lo ya conseguido.

Que la oposición podría

unir sus fuerzas para derribarle a

mitad de la legislatura. Que el Partido

Socialista necesita la “nueva

mayoría” para seguir luchando

GAEL CORNIER / AP

CARTELES. Una mujer pasea entre reclamos del PSD y del PS.

por una sociedad “más justa”, y da

cifras de la nueva sociedad del bienestar:

350 kilómetros más de autopistas

bajo su mandato. Seiscientas

mil familias que se han sumado

al club de los recientes propietarios

de pisos. Progreso, progreso.

Porque está claro a los ojos

del extranjero que esta sociedad

avanza a pasos agigantados. Que

Portugal va bien y Guterres quiere

culminar lo ya iniciado.

El PSD, entre

la división

interna y el

maleficio de

la campaña

E.C.

■ A la misma hora que Guterres

intervenía en Setúbal, en

el recinto de la Expo 98 el centrista

Durao Barroso se desgañitaba

en un último esfuerzo

por desvelar la trama de la presunta

mafia socialista que se

avecina. “Guterres nos pide

que cerremos los ojos y le

demos el poder, pero yo os digo

en cambio que los abráis bien,

porque se está gestando un intento

sin precedentes de prepotencia

y clientelismo”.

Pero los gritos no pudieron

ocultar que tiene perdida la batalla.

La campaña se le fue al

garete el día que apareció por

Lisboa el líder timorense Xanana

Gusmao. Un héroe vale más

que un candidato de la oposición.

Cuando Barroso empezaba

a levantar cabeza, se murió

Amália Rodrigues. Para colmo,

ha tenido que luchar a brazo

partido en dos frentes internos.

Primero con su antiguo

aliado Paulo Portas, el periodista

que dirige casi en solitario el

Partido Popular. Luego con el

extravagante presidente de la

región autónoma de Madeira,

Alberto Joao Jardim, que le disputa

el liderazgo.

Más crudo lo tienen los comunistas

de la coalición CDU, que

pierden votantes con cada elección.

Para ellos sería todo un

triunfo convencer a los electores

de que ellos son "la única izquierda

real" y quedarse con

los 15 diputados que tienen.

ENTREVISTA

António Guterres. Primer ministro de Portugal y candidato del Partido Socialista

Se acaba de dar un baño de multitudes, pero baja del

escenario del mitin sin derramar una gota de sudor, tranquilo,

refrenando todo signo que pueda delatar un ansia de poder

que él jura que no siente. Es António Guterres, primer

ministro de Portugal y líder del PS que espera conseguir un

triunfo histórico hoy domingo

“Vamos a ayudar a España

en el problema del caso Pinochet”

E. C./ ENVIADO ESPECIAL

—En España, el Partido Socialista

de Felipe González

acabó perdiendo el poder

por los casos de corrupción

que se dieron al amparo de la

mayoría absoluta. ¿Usted

cómo va a prevenir que esos

abusos se repitan aquí?

—El comentario de lo que ha

sucedido en España es suyo, no

es mío. En Portugal, nosotros

hemos dado prueba en este periodo

de cuatro años en que gobernamos

de que tenemos una

cultura democrática muy profunda.

La vida portuguesa se ha democratizado

mucho, el diálogo ha

sido la base del gobierno de la nación,

la concertación social ha tenido

un papel muy, muy importante.

Ésta es la garantía máxima

que podemos dar para el futuro,

que vamos a continuar en la

misma línea de compartir el

poder con el pueblo, del diálogo

con la sociedad civil y del respeto

absoluto de los derechos de la oposición.

—Las relaciones económicas

con España han dado un gran

salto durante su mandato. ¿Con

un gobierno mayoritario esas

relaciones van a mejorar aún

más? Por ejemplo en lo que respecta

al caso Champalimaud (la

compra de este banco portugués

por parte del Banco Santander

Central Hispano, que el gobierno

luso mantiene en suspenso,

ha suscitado el rechazo minoritario

de los nacionalistas a las

crecientes inversiones españolas)

—Esos son problemas menores

que no tienen que ver con la naturaleza

de la mayoría. Lo que importa

es que las relaciones entre

España y Portugal son magníficas,

políticamente excelentes. Existe

una cooperación muy fuerte entre

los dos gobiernos y hay una relación

cada vez más cercana entre

las sociedades, que se han descubierto

con la integración europea,

y que hoy tienen una comprensión,

una amistad, una fraternidad

que son admirables.

—Piensa ejercer como participante

en la Cumbre Iberoamericana

alguna mediación entre España

y Chile para arreglar sus fisuras

actuales por el caso Pinochet?(algunos

países de América

Latina han anunciado que no

acudirán a la cita en protestapor

lo que califican de intromisión

judicial de España)

—Nosotros somos solidarios con

las instituciones españolas en este

momento difícil, y vamos a ayudar

al máximo a la creación de un

clima internacional que ayude a

España en este problema, que no

ha sido creado por el gobierno español

sino por las autoridades jurídicas.

—La socialdemocracia reina en

Europa, pero los socialistas españoles

parecen aislados. ¿Qué

futuro les augura?

—Eso depende mucho de su capacidad

de plantear al pueblo español

un proyecto alternativo que

sea un proyecto vencedor. Eso es

lo que nosotros hicimos hace cuatro

años para ganar la confianza

de los electores.


LU 11 10 99

mundo

Diario de Sevilla

CHECHENIA TEME UNA INVASIÓN. El Gobierno

de la república independentista propone un plan de paz a

Moscú para evitar una ofensiva terrestre de las tropas rusas,

que ayer intensificaron sus bombardeos Página 33

31

CITA CON LAS URNAS

CONTUNDENTE TRIUNFO ELECTORAL DEL PS EN PORTUGAL

Victoria casi absoluta

El Partido Socialista

de António Guterres

roza la mayoría

absoluta con 113

escaños, a falta de

sólo tres para obtener

el poder total a

escala local y nacional

GAEL CORNIER / AP

EDUARDO DEL CAMPO

ENV. ESPECIAL DE

DIARIO DE SEVILLA

■ LISBOA. Los socialistas

portugueses se

quedaron con las

ganas de lograr su

primera mayoría absoluta

en las elecciones

legislativas que

ayer se celebraron en

Portugal. Les faltó muy poco. Necesitaban

conseguir 116 de los

230 diputados en juego de la

Asamblea unicameral de la República

para obtener lo que había

sido el gran caballo de batalla del

primer ministro António Guterres

en la campaña electoral, un

nuevo mandato reforzado que le

permitiera gobernar los próximos

cuatro años sin obstáculos de la

oposición. Tendrán que conformarse

con lo que ahora parece un

triunfo pírrico: seguir gobernando

en minoría relativa con 113 escaños,

tal como lo han hecho

desde 1995.

A las 11.20 de la noche un largo

aplauso recibió al primer ministro

en el hotel Altis, sede de la noche

electoral del PS, cuando bajó a comentar

los resultados de la jornada.

Guterres se había curado en

salud en los días anteriores diciendo

que él sabría gobernar en mayoría

o en minoría y admitió “con

Guterres admite “con

humildad” que “el

pueblo ha decidido

que no tengamos la

mayoría absoluta”

AL BORDE DEL ÉXTASIS. Los simpatizantes del Partido Socialista portugués se echaron a la calle para celebrar el gran triunfo.

humildad que el pueblo ha decidido

que no la tengamos”, antes de

saludar a los partidos de la oposición

y pedirles que “contribuyan a

la estabilidad del Gobierno en los

próximos cuatro años”, algo que

él dijo no está tan garantizado con

otro gobierno en minoría.

Horas antes, las caras de los simpatizantes

socialistas se iluminaron

exultantes cuando uno de sus

portavoces pecó de optimista y dio

por segura la mayoría absoluta a

partir de lo que sólo eran proyecciones

de sondeos de las televisiones.

Pero la alegría se ensombreció

bruscamente cuando a las diez

menos cuarto el gurú de las encuestas

de opinión, Francisco Soares,

invitado especial de la cadena

SIC, hizo cuentas en su calculadora

y dio la noticia: “El Partido Socialista

no ha conseguido la mayoría

absoluta”, algo que luego confirmaron

los recuentos oficiales.

Mayoría absoluta sí o no era la

clave de estas elecciones, de modo

que al saber que el partido de Guterres

se había quedado en puertas

de ese “poder absoluto” que

temía la oposición, el Partido Social

Demócrata de José Manuel

Durao Barroso le dio la vuelta a la

tortilla y convirtió sus discretos

resultados (bajó del 34% de los

votos en 1995 a un 32 por ciento,

perdiendo entre seis y dos diputados

de los 88 con que contaba) en

INACIO ROSA / EPA

PRESIDENTE. Jorge Sampaio, jefe del Estado, deposita su voto.

una victoria propia. Los dirigentes

socialistas, después del baño de

agua fría propiciado por el baile

de cifras, reaccionaron a coro para

recuperar el gesto ganador. Es

cierto, obtuvieron el 44 por cien

de los votos, apenas unas décimas

más que en 1995, pero después de

haberse marcado un listón tan

alto la victoria les supo a poco,

sobre todo porque saben que sus

rivales no le van a dar tregua a

partir de ahora en la Asamblea.

Ahí estaba el cerebro del aparato

del PS, el diputado por Setúbal

Jorge Coelho, para intentar poner

las cosas en su sitio. “Es el mejor

resultado que ha obtenido nunca

el PS en su historia, somos nosotros

los que hemos ganado y todos

los demás los que han salido derrotados.

Resulta ridículo que el

PSD esté cantando victoria en su

sede cuando han perdido votos”.

Todos los dirigentes socialistas

remachaban una y otra vez lo de

resultado “histórico” hinchando

lo que sólo es una pequeña subida

de tres diputados respecto a los

112 que poseía hasta ahora. El diputado

que ayer perdieron en Setúbal,

precisamente lo que inten

evitar Guterres cuando el viernes

dio en ese bastión comunista

su último mitin de la campaña,

pudo ser decisivo para frustrar la

meta de copar la mayoría de la

Asamblea. En las puertas del hotel

Altis las banderas socialistas y

portuguesas siguieron ondeando.

El mensaje de la oposición acerca

de los peligros de un poder socialista

demasiado absoluto pudo finalmente

más en el ánimo de los

electores que la idea contraria de

Guterres, que alertaba de la amenaza

de que los próximos cuatro

años de gobierno discurran por

un sendero de sobresaltos y zancadillas

de la oposición y pedía como

vacuna contra ello un “gobierno

de estabilidad”. A final de cuentas,

lo que ha triunfado es el estatus

quo. Todo tiene que cambiar para

que nada cambie, y la regla de

Lampedusa se cumplió. Los socialistas

mantienen su electorado y

lo mismo pueden decir los centristas

del PSD y los comunistas de la

coalición CDU.

INCIDENTES

Boicot en una

quincena de

localidades

Unas quince localidades han

impedido a sus vecinos acudir

a las urnas y otras cinco anunciaban

una abstención total

por parte de sus ciudadanos

en las elecciones legislativas

portuguesas, una práctica habitual

en las consultas populares

del país vecino pero condenada

por el presidente de la república,

Jorge Sampaio, que la

calificó de “crimen contra la

ley portuguesa”. Estos incidentes

afectaron a unos 12.500

electores de los casi nueve millones

de portugueses llamados

a las urnas, y se produjeron

en las provincias de Bragana,

Castelo Branco, Guarda,

Lisboa, Oporto, Santarém, Vila

Real y Viseu. Las poblaciones

que impiden la entrada en los

colegios electorales o la instalación

de las urnas, expresan

así su desagrado ante el incumplimiento

de sus reivindicaciones.

Estas demandas incluyen

en su mayoría la petición

de mejoras en infraestructuras

y servicios sanitarios.


Diario de Sevilla

32 MUNDO

LU 11 10 99

CITA CON LAS URNAS

LA MÁQUINA DE CONSUMISMO DE LOS NOVENTA PRESTA EL ESCENARIO ELECTORAL

LA ELECCIÓN DE LA PROTESTA. Los residentes del pueblo de Alpedrinha acordaron no ejercer su derecho al

voto este domingo, en los comicios legislativos portugueses, como símbolo de protesta por el proyecto estatal de hacer pasar

una autovía por el centro de la localidad. Las papeletas se lanzaron por los aires.

Votar en

la urna de

un sueño

El Portugal atrasado y

tiránico en que nació

la generación anterior

se ha transformado

en un país europeísta

y satisfecho de

mismo, pero pesa aún

el lastre del pasado

EDUARDO DEL CAMPO

ENVIADO ESPECIAL

■ LISBOA. Nuno tiene 20 años, botas

de montaña y un pendiente en

cada oreja. Uno podría pensar que

es un votante natural del Bloque

de la Izquierda, cuyo humus natural

es la gente joven que se mueve

en ambientes alternativos y está

en contra de la OTAN. Craso error.

Nuno va a estrenarse como votante

apostando por “la derecha” del

Partido Social Democrático, el

PSD.

¿Pero no es de centro? “Bueno, de

centro derecha, pero yo soy de derechas”,

contesta tímidamente

con los brazos cruzados a la puerta

del centro de voto número 6 del

distrito del Corazón de Jesús,

junto a la céntrica Avenida de la

Liberdade lisboeta.

Separado del veinteañero por

medio siglo de diferencia, Óscar

Fernandes, originario de Caminha,

en la linde con Galicia,

comparte con aquél las mismas siglas,

que accede a confesar después

de muchas dudas, como si

comunicara un íntimo secreto.

“PSD, he votado al PSD. Atención,

no al PS, esos son los socialistas, al

PSD, ¿eh?”, recalca. ¿Y por qué a

ése y no a otro? “Porque es el más

popular, siempre lo voté”.

El Portugal atrasado y tiránico en

que nació el viejo Óscar se ha

transformado en el país europeísta,

estable y satisfecho de

mismo en el que vive Nuno, pero

los lastres de aquél pesan todavía

en el presente de éste, por mucho

que la euforia consumista y el brillo

de la modernización traten de

ocultarlo. Vestigios nefastos como

que Portugal siga teniendo la tasa

HISTORIA. El veterano líder comunista Alvaro Cunhal vota.

La opulencia material

se hace presente junto

a la democracia:

los concesionarios son

los colegios electorales

de analfabetismo más alta de la

Unión Europea, el 15 por ciento, y

que el crecimiento económico,

también el mayor de la UE, ininterrumpido

desde 1986, se haya

hecho en parte a costa de una

masa de empleados con muy baja

calificación (el 75 por ciento tiene

como máximo el graduado escolar)

cuyos sueldos rayan la supervivencia.

Pero casi nadie se queja

mientras no falte el trabajo y un

ANTONIO JOSE / EPA

JOAO RELVAS / EPA

salario con que endeudarse y participar

de la maquinaria consumista.

Los 2,3 millones de coches

vendidos desde 1991 es una de las

cifras que los expertos suelen citar

como ejemplo supremo del crecimiento

de los 90.

Ayer, en el distrito del Corazón

de Jesús, la opulencia material se

hizo presente de modo surrealista

junto a la democracia que la ha

propiciado. Porque en la calle Alexandre

Herculano, a falta de escuelas,

dos concesionarios de coches

sirvieron de colegio electoral.

La imagen era perfecta. El reguero

de votantes de los centros 1 y 2,

nunca masivo, tenía que desfilar

ante una hilera de relucientes

Ford, reflejados en los espejos de

las lunas, antes de depositar su

voto. Era como votar en la urna de

LA ÚLTIMA COLONIA

Macao elige

por última vez

en portugués

En Macao, después de ayer,

nunca más se depositará un

voto en lengua portuguesa.

El territorio portugués en la

costa continental china correrá

el 20 de diciembre la

misma suerte que Hong

Kong en el 97 y pasará a

manos de Pekín, según lo

acordado en 1976 tras el

triunfo de la Revolución de

los Claveles en Lisboa y la

descolonización consiguiente.

De hecho, descontando la

recuperación sentimental

que para los portugueses representa

la próxima independencia

de su ex colonia de

Timor Este, la devolución de

Macao significa el final de un

imperio que dio la vuelta al

mundo, desde Brasil al Lejano

Oriente pasando por Cabo

Verde, Angola o Mozambique.

Pero no existen traumas

o nostalgia. Al contrario.

Aquel país de emigrantes y

aventureros no necesita ya

salir de casa para prosperar.

Los emigrantes regresan de

Suiza y Alemania, y aún

sobra trabajo para los inmigrantes

negros del mundo lusófono

que llenan las barriadas

obreras de Lisboa. Los

portugueses ya sólo viajan

para hacer negocios, turismo

o reportajes, como las decenas

de periodistas que están

cubriendo en directo los sucesos

de Timor en el mayor

despliegue informativo que

han hecho los medios lusos

en su historia, o esos otros

tres miembros del equipo de

televisión de la cadena SIC

que siguen secuestrados por

una banda de narcotraficantes

en Irán. Los rehenes se

cruzaban Asia precisamente

para llegar a Macao en vísperas

de su devolución, que no

será traumática. Como en

Hong Kong, Pekín va a ofrecer

a este territorio –dominado

por las mafias del juego

chinas, las tríadas– un tratamiento

especial. Y Lisboa dejará

de recuerdo a sus habitantes

un pasaporte especial

para que viajen a la Unión

Europea, el imperio que

cuenta hoy.

un sueño. En la acera de enfrente,

otros electores cumplían en un

concesionario Rover, más lujoso.

Una anciana rompe el espejismo

con sus vestidos humildes de luto,

restos arqueológicos de esa otra

Portugal aislada en el interior del

Alentejo que todavía es la pariente

pobre del país. Elisa Mongadinho,

de 59 años, vestida con ese tipo de

ropa de marca que es igual en

París, Madrid o Bruselas, se acerca

y deja claro a quién pertenece el

corazón del barrio. “Aquí siempre

se votó al PSD, y yo también”.

El PSD, sin embargo, seguirá cuatro

años más en el banquillo de la

oposición, un lugar al que no acaban

de acostumbrarse tras haber

jugado tantos años de titulares

con los legendarios Sá Carneiro y

Cavaco Silva en la delantera.


Diario de Sevilla

32 MUNDO

JU 14 10 99

LOS SOCIALISTAS SE PREPARAN PARA FORMAR UN NUEVO GOBIERNO EN MINORÍA

Portugal se divorcia de sus

políticos y gira a la izquierda

Las elecciones dejan

en claro que la

abstención es el

‘partido’ más votado y

que la subida de las

fuerzas de izquierda

obligará a Guterres a

tenerlas en cuenta

EDUARDO DEL CAMPO

Los electores que no

votaron ganaron en

número a los que lo

hicieron por el PS: 3,3

millones frenta a 2,3

■ Más que la victoria de los socialistas

del primer ministro António

Guterres, las elecciones legislativas

del pasado domingo en Portugal

han consagrado el divorcio

entre la política y una gran parte

de la sociedad lusa. De haber formado

un partido organizado, los

abstencionistas las habrían ganado

con un récord histórico. El 38,1

por ciento de los 8,8 millones de

electores convocados a las urnas

no se acercaron a ellas y, según los

especialistas electorales, privaron

con su ausencia a Guterres de alcanzar

la mayoría absoluta que se

había marcado como objetivo

para gobernar los próximos cuatro

años “con estabilidad”. En términos

absolutos, los electores que

no votaron ganaron en número a

los que lo hicieron por el PS: 3,3

millones frente a 2.359.561.

Los socialistas lograron 113 diputados

en la Asamblea de la República,

uno más que en 1995 (son

los mejores resultados de su historia)

pero todavía a tres escaños de

los 116 que le hubieran dado el

control parlamentario.

Al anciano o la mujer pobre y sin

instrucción que dibujan el perfil

del abstencionista tipo se han

unido sectores urbanos crecidos

en la era del consumismo que no

se sienten motivados por la clase

política o entienden el gobierno

como si fuera la gerencia de una

empresa que funciona por sí sola

independientemente de su voto,

en cuya eficacia y trascendencia

no creen demasiado. Los resultados

del domingo demuestran por

el contrario lo determinante que

ese voto podría haber sido. Los expertos

estiman entre uno y dos los

diputados que el PS ha perdido

por culpa de esos socialistas potenciales

que dieron por descontado

el éxito de los suyos y no se

tomó la molestia de ir a las urnas.

Pero la culpa también es de Guterres

y su manía de dar imagen de

CUATRO AÑOS MÁS. Simpatizantes del Partido Socialista, en un mitin de Guterres en Setúbal.

POSIBLE PRESIDENTE

La Internacional

Socialista tienta

al líder luso

El portugués António

Guterres se perfila como el

próximo presidente de la

Internacional Socialista (IS),

según el secretario nacional

de relaciones

internacionales del Partido

Socialista Francés (PS), Pierre

Guidoni. En una conferencia

de prensa ofrecida en la

sede del PS, Guidoni dijo

ayer que “hay una tendencia

de todos a apoyar la

candidatura de António

Guterres” a la Presidencia de

la IS, que actualmente

ocupa el ex primer ministro

francés Pierre Mauroy. La

elección del nuevo

presidente de la IS tendrá

lugar en el XXI Congreso de

la organización, que se

celebrará en París de los

próximos 8 al 10 de

noviembre. Según Guidoni,

Guterres “podría ser un

fantástico presidente” de la

IS. Preguntado sobre la

eventualidad de que el ex

presidente español Felipe

González pudiera aspirar al

cargo Guidoni dijo que “si

he entendido bien, nuestros

compañeros españoles dicen

que no quería ser

candidato”. En la actualidad,

González es presidente de la

Comisión de la IS sobre el

Progreso Global./COLPISA

LA IZQUIERDA PEDIRÁ OTRA VEZ SU LEGALIZACIÓN

El aborto, un tema ‘estrella’

EDUARDO DEL CAMPO

EDUARDO DEL CAMPO

GESTO. El primer ministro, en el entierro de Amália Rodrigues.

“Ésta es una derrota clamorosa

de la derecha, ésos que votaron

en contra en el referéndum

del aborto”, dijo el domingo

ante los seguidores del

Bloque de Izquierda un exultante

Francisco Louçá, que se

frotaba las manos ante la

nueva oportunidad que se le

abre a la izquierda radical en

la Asamblea –de la que estaba

ausente desde 1981– para resucitar

las grandes causas progresistas

que no han prosperado

en los últimos cuatro años

de gobierno socialista en minoría.

La legalización del aborto

es uno de los temas estrella.

La propuesta para despenalizarlo

y acabar con los viajes a

España de las numerosas mujeres

que buscan aquí una clínica

para abortar, fue derrotada

en referéndum. La moción

vino de un diputado de las Juventudes

Socialistas, pero el

distanciamiento de Guterres,

que se lavó las manos y no la

apoyó esgrimiendo motivos de

conciencia (es un ferviente católico

educado en los movimientos

sociales de la iglesia),

ayudó a que fracasara. La

nueva legislatura, además del

nuevo embate a favor de la

despenalización del aborto, estará

marcada por la presidencia

portuguesa de la Unión Europea

(primer semestre del

2000) y las esperadas reformas

de la sanidad y el sistema fiscal.

/E. DEL C.

Entre los socialistas

suenan voces que piden

un entendimiento con

comunistas y verdes al

estilo de Jospin en Francia

hombre equidistante. Le faltó añadir

dramatismo a la campaña electoral

para movilizar a los que se

quedaron en casa.

Junto al voto de castigo que representa

la altísima abstención, lo

que queda en claro en Portugal es

que la izquierda sube y la derecha

recula ligeramente, y esta nueva

oscilación será con la que tenga

que maniobrar el próximo gobierno

de Guterres, que no tomará posesión

hasta noviembre y en la

que habrá muchas caras nuevas. A

falta de atribuir los cuatro escaños

de la emigración (de tradición centrista)

y repetir los comicios en las

parroquias donde se produjeron

boicots, los resultados provisionales

apuntan a que el corrimiento

de tierras ideológico ha sido leve.

Los socialistas suben a costa de los

cinco candidatos que perderá el

principal partido de la oposición

(se queda en 83), los democristianos

del PSD de José Manuel Durao

Barroso. A su vez, los comunistas y

los verdes aliados en la coalición

CDU han logrado frenar la caída

de anteriores elecciones gracias a

los antiguos electores socialistas

que se han cambiado a la “izquierda

real” en respuesta a los toques

centristas del gobierno Guterres.

Los de Carlos Carvalhas han ganado

incluso dos diputados, arrebatando

con sus 17 escaños a los

conservadores del Partido Popular

de Paulo Portas, que registra un

parón, el puesto como tercera

fuerza política.

Si a esta subida se suman los dos

diputados por Lisboa que consiguen

meter en la Asamblea los

neomarxistas del nuevo Bloque de

Izquierdas (BI) del profesor universitario

Francisco Louçá, se entiende

que los sectores más izquierdistas

dentro del PS estén ya elevando

su voz a Guterres para que dé

un giro a la izquierda a su próximo

gobierno, después de que el

primero estuviera marcado por

los pactos estratégicos con los centristas

del PSD en cuestiones que

afectaban sobre todo a la integración

económica con Europa.

Sería el modelo que Lionel Jospin

sigue en Francia en su entendimiento

con verdes y comunistas.

Los moderados del partido, en

cambio, saben que si están en el

poder es porque han dado un mordisco

en los últimos años a la

bolsa de centro del PSD, y no quieren

echarlo a perder. Es probable

pues que los liberales, aunque

hayan prometido presentar batalla,

continúen siendo los candidatos

ideales para pactar las reformas

de fondo. Más vale enemigo

conocido que amigo por conocer.


Diario de Sevilla

32 MUNDO

DO 17 10 99

LA CRUZ DE ASIA CENTRAL Los afganos llevan 19 años sin conocer el silencio de los cañones

LA GUERRA INTERMINABLE

Afganistán

Las diferencias

étnicas y los

intereses

vecinales han

eternizado la

lucha entre las

fuerzas de

Ahmed Sha

Masud y los

integristas

talibán, que ya

dominan casi

todo el país

EDUARDO DEL CAMPO

AFGANISTÁN es una naturaleza

muerta estancada en el tiempo. Actualizando

el número de muertos

(¿medio millón, un millón?) y la línea del

frente, el parte de guerra de hoy será válido

el año que viene. Y el otro, y el otro. Novedades

hay pocas. Una, importante, es que el

Consejo de Seguridad de la ONU dictó el

viernes una resolución que sanciona al régimen

integrista de los talibán con la congelación

de sus cuentas en el extranjero, a

menos que extraditen al terrorista saudí

Osama Bin Laden antes del 14 de noviembre.

Los talibán, claro, dicen que el enemigo

número uno de Estados Unidos ya no vive allí

y siguen a lo suyo, que es la guerra con sus

rivales de la Alianza del Norte. Las ofensivas

militares de unos y otros se ajustan al ritmo

de las cosechas agrícolas: cañonazos en la

canícula de estío y descanso cuando la nieve

cubre las trincheras.

La guerra tiene su rutina y ésta se ha convertido

en un vicio para los viejos muyahidines.

Cuando el Ejército soviético se retiró en

1989, las facciones de guerrilleros islámicos

que habían convertido su ocupación en una

pesadilla de nueve años optaron por dirimir

en el campo de batalla sus diferencias políticas,

étnicas y religiosas, solapadas por la

causa común contra el invasor. Con el tiempo,

las facciones se han polarizado: el bando

de los talibán, originarios del sur, es de

etnia pastún y habla el urdu paquistaní. Enfrente

tienen a tayikos, uzbekos y azaras,

que usan principalmente el persa y pueblan

el norte. El control del país es el premio

final. Pero la orgía de destrucción se ha revelado

como un túnel sin salida, y no parece

que los talibán (los que malamente se llaman

a sí mismos estudiantes de religión)

sean capaces de conquistar ese inexpugnable

10 ó 20 por ciento del territorio que aún

permanece en manos de la coalición opositora

que dirigen el legendario comandante

Ahmed Sha Masud y el presidente Burhanudin

Rabani. Aunque no les asiste mayor legitimidad

que a los fundamentalistas, tienen

la ventaja de que su gobierno es el único que

reconoce la ONU. Con ellos viajan Rashid

Dostum y Gulbudine Hekmatyar, ésos que

a principios de los 90 se disputaban con

Masud cada ministerio a golpe de bazooka.

La condena de ser mujer

El 27 de septiembre de 1996 los talibán entraron

triunfalmente en Kabul y colgaron

de un poste de tráfico al ex presidente pro

soviético Najibulá. Su arrolladora campaña

nació dos años antes en las escuelas coránicas

de los campos de refugiados afganos de

Pakistán de la mano del tuerto Mohamed

Omar, un clérigo de 32 años. Desde su cuartel

en Kandahar se extendió como la pólvora

gracias a los petrodólares de Arabia Saudita

y las armas del padrino paquistaní,

cuyo actual hombre fuerte, el general

Musharraf, es viejo conocido de los muyahidines.

Donde los fundamentalistas han implantado

la Sharia o ley coránica la yerba de

los derechos humanos ha muerto, si es que

crecía alguna antes de que ellos llegaran y

escandalizaran al mundo con sus extravagantes

decretos –prohibido ver la tele, faltar

a los rezos, jugar al fútbol– y, sobre todo,

con su marginación sistemática del sexo femenino,

al que han extirpado de la vida pública

y la educación. Nacer mujer en su

“Emirato Islámico” significa el destierro infame

a la cárcel del hogar y recibir una condenada

a ser analfabeta. Y sin embargo los

integristas han traído a la zona bajo su yugo

una inmovilidad medieval que parte de la

población agradece, harta de huir de las degollinas.

Luego están las ejecuciones públicas,

las manos que se cortan a los ladrones.

O peor: las masacres sin testigos en parajes

desolados. Pero la costumbre les ha preparado

para soportarlo.

Los que conocieron el Afganistán de antes

de la guerra hablan con nostalgia de un

país pobre pero idílico. Hoy ese país nada

en la miseria y el caos y de idílico sólo le

queda la humanidad de sus habitantes y su

impresionante paisaje de montañas peladas

y valles cortados a pico. Junto a los torrentes

del deshielo los campesinos se dividen

entre las espigas de trigo y las amapolas

de opio, materia prima de la heroína,

con la que los talibán financian la guerra ad

eternum y han hecho de Afganistán el segundo

productor del mundo detrás de Birmania.

Un lugar hermoso y sin mar echado

a perder por la ambición de los vecinos y

los terroristas que han instalado allí sus escuelas

de sicarios al amparo del oscurantismo,

como el citado Bin Laden o el paquistaní

Riaz Basra, asesino de shiítas en Karachi.

Durante el siglo XIX Afganistán fue la tierra

de nadie entre los imperios de rusos y

británicos. A las puertas del XXI, Pakistán y

Arabia quieren que sea su colonia en el corazón

de Asia Central y que por ella discurran

gaseoductos en lugar de caravanas en

FORTALEZA

Un soldado del

Masudvigila el

desfiladero de

entrada al valle del

Panshir, nunca

conquistado por los

invasores soviéticos.

CICATRICES

En el rostro y el alma.

Los combatientes

jóvenes, como éste

de Masud, forman

una generación que

sólo ha conocido la

escuela de la guerra.

FE

Los talibán se nutren

de muchachos que

pasan directamente

de la religión al

frente de batalla,

unos kilómetros al

norte de Kabul.

FUEGO

Arriba, un tanque

talibán dispara

contra las posiciones

enemigas en 1996. A

la derecha, una

mujer cubierta con el

‘gurka’ obligatorio.


Diario de Sevilla

DO 17 10 99

MUNDO 33

REPORTAJE GRÁFICO: EDUARDO DEL CAMPO

la ruta de la seda. Las ex soviéticas Uzbekistán,

Turkmenistán y Tayikistán echan leña

al fuego apoyando a Masud. Paradojas de la

historia: aquel León del Panshir que volvió

locos a los rusos desde su valle recibe ahora

aviones de Moscú cargados de obuses. Irán,

al oeste, se opone a los sunnitas talibán en

solidaridad con la minoría azara shiíta.

China se limita a pedir orden. El grupo de

contacto formado por los seis vecinos de

Kabul más Rusia y EEUU es un fracaso, confiesa

la ONU. Palabras. Mientras todos tiran

la toalla los afganos envejecen y mueren

sin paz. Y así será el año que viene, cuando

vengan nuevas hornadas de niños que empuñen

los kalashnikovs y sigan disparando.

Una lotería mortal

Los afganos son víctimas de otra guerra sin

rostro. Es la lotería macabra que supone

andar por la calle, entrar en una casa o labrar

un campo de trigo y no saber si el próximo

paso o golpe de azadón caerá sobre una

de las 10 millones de minas esparcidas por

todo el país, cuarenta por kilómetro cuadrado.

Al contrario que en otros conflictos, los

combatientes afganos no dibujaron su localización

para facilitar su posterior retirada,

de modo que la ‘siembra’ mortal que le

ocupó cinco minutos a un helicóptero significa

tres meses de trabajo para un batallón

de desmine. Algunas minas, como la rusa de

la serie PMN, del aspecto de una cantimplora,

cuestan apenas 500 pesetas en el mercado

mundial de armas. Sólo hasta 1996

40.000 personas, el 90 por cien civiles, han

sufrido mutilaciones por la explosión de alguna

de ellas, según estimaciones de Alberto

Cairo, director del centro ortopédico de la

Cruz Roja en Kabul, uno de los cuatro centros

en el país donde se les da una prótesis y

se les enseña a andar de nuevo. En Afganistán

no hay trabajo para los inválidos, menos

aún si es mujer. Con una pierna mutilada

Irán

0

Área

del

detalle


AFGANISTÁN

Territorio

bajo control

Talibán

Kms.

Kandahar

300

Uzbekistán

Tayikistán

Zona

Alianza

Norte

Kabul

Cachemira

Pakistán

India

una joven sólo puede optar a casarse con un

viejo. Si pierde las dos, el repudio social

será completo. Los hospitales están llenos

de heridos que lloran de dolor con los muñones

vendados. La mayoría son niños que

confundieron el diabólico artefacto con un

juguete con forma de mariposa.

CEGUERA

Un grupo de

profesores islámicos,

tres de ellos ciegos,

delante del colegio

en ruinas donde

enseñan a recitar de

memoria el Corán.

SANGRÍA

Los hospitales

carecen de lo

esencial. En el de

Kabul, un talibán

herido se debate

entre la vida y la

muerte.

REFUGIADOS

19 años de guerra

han generado

millones de

prófugos, como los

niños que viven en

los pedregales de la

frontera paquistaní.


Diario de Sevilla

30 MUNDO

MI 20 10 99

INCERTIDUMBRE SOBRE QUIÉN SERÁ EL NUEVO JEFE DE ESTADO DE INDONESIA

BULLIT MÁRQUEZ / AP

BULLIT MÁRQUEZ / AP

en breve

PIRATAS AÉREOS

,

El secuestro de un

avión egipcio acaba

sólo en susto

■ HAMBURGO. El secuestro del

avión egipcio concluyó ayer en

Hamburgo sin derramamiento

de sangre y tras la detención

de dos hombres, uno de los

cuales presuntamente es el secuestrador.

Una unidad especial

de la policía local procedió

a la detención de los piratas aéreos,

cuyas nacionalidades no

habían sido facilitadas a última

hora de ayer. La detención

se produjo una hora después

de que el avión de EgyptAir aterrizase

en el aeropuerto de

Hamburgo, a donde fue desviado

desde Estambul. /EFE

EN LA CUERDA FLOJA. Yusuf Habibie ve difícil renovar el cargo.

Habibie llega tocado a

la elección presidencial

El presidente indonesio pierde posibilidades

de ser reelegido hoy por la Asamblea

Consultiva Nacional, cuyos miembros

rechazaron anoche su informe de gestión

EDUARDO DEL CAMPO

■ La hija de un ex presidente y el

heredero de un dictador se juegan

hoy en Indonesia el ser el primer

jefe de Estado elegido más o

menos democráticamente en el

cuarto país más poblado del

mundo, si es que a última hora no

salta la sorpresa y quien se lleva el

gato al agua es el guía espiritual

musulmán que actúa de tercer

candidato en discordia.

La hija del ex presidente se llama

Megawati Sukarnoputri, Mega

para el pueblo, y tiene 54 años; el

sucesor del dictador Suharto (que

dimitió a la fuerza en mayo del 98

tras 32 años de despotismo) es el

actual presidente Yusuf Habibie,

de 63, y el elemento sorpresa responde

al apelativo de Gus Dur,

pero en realidad se llama Abdurrhaman

Wahid, tiene 60 años y el

cuerpo paralizado por una embolia.

Es el candidato de una coalición

de partidos moderados musulmanes,

precisamente en la

mayor nación islámica del planeta.

Su candidatura ha cobrado

fuerza y ya no se conforma con ser

juez: ahora quiere desempeñar el

cargo de “padre de la nación”.

ASPIRANTE. La opositora Sukarnoputri acaricia la presidencia.

SUBE LA OPOSICIÓN

La hija de

Sukarno puede

volver a palacio

Mega Sukarnoputri puede ser

ya presidenta a estas horas.

La hija del fundador de la patria

goza de popularidad, credibilidad

moral como opositora

a Suharto (el hombre

que en 1965 derrocó a su

padre) y el mérito de que su

Partido Democrático Indonesio

para la Lucha (PDI-L), con

153 escaños, sea el ganador

de las elecciones legislativas

de junio, en la que nadie consiguió

la mayoría absoluta.

¿Qué tiene en contra? Los

10.000 manifestantes de organizaciones

radicales musulmanas

que ayer se manifestaron

contra su candidatura

lo tienen claro: el palacio

de Cendana no debe ser

ocupado por una mujer que,

para colmo, es secular. Otros

le reprochan haber saltado al

ruedo político desde su condición

de ama de casa sin

hacer escala en la Universidad,

y que sus tablas como

opositora no vayan de la

mano con su perfil en el exterior,

donde han chirriado sus

concesiones al nacionalismo.

A pocas horas de la votación aún

seguía siendo una incógnita en

Yakarta a quién elegirán hoy

como nuevo Jefe de Estado los 700

miembros de la Asamblea Nacional

Consultiva (230 elegidos a

dedo, el resto en las elecciones del

7 de junio pasado), aunque los

mismos parlamentarios se encargaron

de facilitar las apuestas sensiblemente

al rechazar anoche

(madrugada ya del miércoles en

Yakarta) el informe presentado

por Yusuf Habibie sobre la gestión

de sus 17 meses de mandato, lo

que acabó por arrebatarle las últimas

esperanzas que le quedaban

de renovar el cargo. Además, la

Asamblea ratificó el decreto que

abre el camino legal a la independencia

de Timor Oriental.

En su mismo partido, el oficialista

Golkar, había gente como el

presidente del partido, Akbar Tanjug,

que estaba esperando ese voto

de castigo para sustituir a última

hora su candidatura por la de alguno

de los muchos enanos que le

han crecido en su formación. Sin

embargo, fuentes del partido confirmaron

que Habibie sería el candidato

hasta el final, aun a sabiendas

de que ya tiene todas las papeletas

en contra. El palo que sufrió

anoche Habibie, ministro de Tecnología

durante 20 años bajo el régimen

de su amigo el general

Suharto, hizo sangre en la herida

que ya le abrió el lunes otro militar,

el general Wiranto, hombre

fuerte del Ejército, cuando, viendo

que el barco se hundía, anunció

que retiraba su candidatura a la

vicepresidencia, lo que equivalía a

negarle el apoyo de los 38 diputados

que las Fuerzas Armadas tienen

en la Asamblea.

Habibie, un ingeniero aeronáutico

formado en Alemania, se ha autoinmolado

en el altar de la transición

hacia la democracia, que ha

impulsado adelante a través de un

mar de torbellinos políticos y crisis

financieras. No le han perdonado

sin embargo cerrar la investigación

por corrupción a su mentor,

Suharto, ni el caso de corrupción

del Banco de Bali, que escondía

la financiación ilegal de su partido,

ni, sobre todo, la humillación

que para muchos indonesios suponen

la retirada de Timor Oriental

y la “rendición” a las tropas extranjeras

de Interfet. Algo que, por

el contrario, le ha hecho acreedor

del elogio de los líderes occidentales.

Será muy difícil, aunque no

imposible (el voto secreto y el sistema

de alianzas y contraalianzas

de las 11 formaciones del Parlamento

permiten las combinaciones

más extrañas) que Habibie

cumpla su sueño: ganar la legitimidad

que no tuvo cuando aceptó

tomar el relevo al viejo dictador.

ITALIA

,

Alerta antiterrorista

por la amenaza

a un líder sindical

■ ROMA. La Policía antiterrorista

italiana y otras unidades especiales

practicaron ayer unos

50 registros en círculos del

Partido Comunista Combatiente

(PCC). Esta organización

ha firmado una octavilla con

amenazas contra un líder de la

Confederación Sindical Italiana

de Trabajadores (CISL), de

inspiración ex democristiana,

firmada con las mismas siglas

que aparecieron en la que reivindicó

en mayo el asesinato

del consejero del Gobierno

sobre asuntos laborales Massimo

D'Antona. /EFE

SIERRA LEONA

,

En libertad el obispo

y los colaboradores

secuestrados

■ FREETOWN. El obispo italiano

Giorgio Biguzzi y algunos colaboradores,

secuestrados el

viernes en Sierra Leona, han

sido liberados, informó ayer la

agencia de prensa misionera

Misna. El secuestro fue cometido

por seguidores de la antigua

junta militar del mayor

John Paul Koroma al sur de

Makeni. Freetown, la capital

de Sierra Leona, está oficialmente

en paz desde julio tras

diez años de guerra, aunque

en estos meses se han registrado

incidentes con grupos guerrilleros

fuera de control. /EFE

IRÁN

,

Los narcotraficantes

liberan al equipo de

televisión portugués

■ TEHERÁN. Los portugueses Ricardo

Andreia, Jorge Duarte y

Juán Mendes Pinto, miembros

del canal de televisión SIC, fueron

puestos en libertad ayer

por sus captores “sanos y salvos”,

tras pasar 22 días secuestrados

por narcotraficantes en

una zona desértica cercana a

Afganistán. Un portavoz del

gobierno iraní afirmó que “los

secuestradores les dejaron irse

porque estaban seguros de

que las fuerzas de seguridad

no aceptarían chantajes”. /EFE


Diario de Sevilla

JU 21 10 99

MUNDO 29

HABIBIE SE RETIRÓ DE LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL

Ira en Yakarta

tras la derrota

de Sukarnoputri

DAVID LONGSTREATH / AP

La alianza de última hora entre el oficialista Golkar y la coalición de

fuerzas musulmanas convierte al “guía” Abderrahmán Wahid ender

de Indonesia y desata la furia de los seguidores de la hija de Sukarno

EDUARDO DEL CAMPO

■ Al grito de “Alá es Grande” y con

brincos de alegría los diputados

musulmanes de la Asamblea Consultiva

Nacional celebraron ayer

la proclamación como cuarto presidente

de Indonesia de su candidato,

el guía espiritual Abderrahmad

Gus Dur Wahid, un hombre

inválido y medio ciego de 59 años

que en la recta final de las elecciones

presidenciales dio una lección

de astucia política y se alzó con el

triunfo contra los pronósticos de

apenas 24 horas antes. Wahid obtuvo

373 votos en el Parlamento,

frente a los 313 de su rival.

La euforia islámica contrastó con

el disgusto de la candidata Megawati

Sukarnoputri y la ira de sus

seguidores, que no supieron digerir

la “traición” que supone que el

ganador relativo de las legislativas

del 7 de junio, el Partido Democrático

para la Lucha (PDI-L), haya quedado

relegado de la presidencia.

Unos 10.000 fieles hicieron oídos

sordos a las llamadas a la calma de

su jefa al lado de Wahid y se enzarzaron

con la policía frente al Parlamento

en un vendaval de violencia

que continuaba al cierre de

esta edición, entrada la madrugada

en Yakarta. Aunque no se conocía

la cifra exacta de víctimas, un

hombre aseguró a Efe haber sido

Los seguidores de

‘Mega’ provocan graves

disturbios con varios

muertos y decenas

de heridos

testigo de la muerte de al menos

dos muchachos en la explosión de

un todoterreno junto a la sede legislativa,

mientras que todos

daban por seguro que los disturbios,

con decenas de heridos y varias

explosiones, son los más graves

del año en la capital indonesia.

El tejemaneje que ayer llevó al

moderado Wahid a la presidencia

del cuarto país más poblado del

mundo y el primero del orbe islámico

es de manual. El guía espiritual,

postrado por una embolia

desde enero de 1998, acabó siendo

el más rápido en la meta aprovechándose

de que Mega, como conocen

en la calle a la popular líder

opositora, había bajado la guardia

confiando en que un paralítico no

podía ser aupado a un puesto que

requerirá una fuerza titánica.

SORPRESA. Wahid (sentado con gafas), al saberse su elección.

Se prevé que el nuevo

jefe de Estado devuelva

el favor dando hoy la

vicepresidencia a un

peón del viejo régimen

Su victoria se decantó en cuestión

de horas. En la madrugada

del miércoles en Indonesia los parlamentarios

habían dado la puntilla

a la candidatura del presidente

Yusuf Habibie, del oficialista

Golkar, al rechazar su informe de

gestión sobre los 17 meses que ha

durado su mandato provisional

tras la dimisión forzada del dictador

Suharto en mayo del 98.

Los propios dirigentes de su partido,

con su jefe, Akbar Tandjung,

a la cabeza, le pidieron que renunciara

a presentarse, cosa que hizo.

En la lid final quedaron a solas

Mega y su viejo amigo Wahid. Y en

el uno contra uno la hija de Sukarno,

el fundador de la patria, estaba

perdida: por ser mujer, lo que le

valió el veto de los fundamentalistas,

y por la falta de experiencia

TUTI / AP

que reveló con sus escrúpulos

para forjar alianzas.

Como mal menor, el Golkar se

unió con la coalición Central Axis,

formada por siete partidos musulmanes,

y votó a su candidato, cuyo

Partido del Despertar cuenta con

sólo 51 de los 700 diputados. A

cambio, Wahid le dará hoy la vicepresidencia

a un pivote del viejo

régimen, ya sea el general Wiranto,

jefe del Ejército, o el mismo

Tandjung, el traidor de Habibie.

WAHID DERROTÓ A SU ANTIGUA ALIADA

En política no hay amigos

En política, la habilidad para

hacer amigos debe ser tan afinada

como la capacidad para

traicionarlos. La diferencia

entre el intrigante Wahid y su

amiga Sukarnoputri es que él

supo anteponer un buen pacto

a una larga amistad. El hombre

que hace unas semanas apoyaba

la candidatura de la hija de

Sukarno ha acabado por derrotarla,

una vez que los partidos

DE TAL PALO... Sukarnoputri, cuya imagen dominaba

ayer las calles de Yakarta, se quedó sin la presidencia 35 años

después de que su padre la perdiera en un golpe de Estado.

musulmanes (él lidera el movimiento

religioso más importante,

con 30 millones de seguidores,

el Nahdlatul Ulema) le

pusiera en bandeja una oferta

que ninguna ambición podía

rechazar. Pero lo cortés no

quita lo valiente y ayer Wahid

rindió homenaje a la que sigue

llamando amiga saliendo junto

a ella a la puerta de la Asamblea

para calmar a sus airados seguidores,

a los que hizo ver que

contará con Mega en el próximo

lustro. Wahid, tras leer a duras

penas el texto de juramento de

su investidura, habló ayer de tolerancia

religiosa y apertura democrática.

Sus 15 años de oposición

a la dictadura de Suharto

y su fama de político conciliador

le han valido en Occidente

una respetuosa acogida a su

nombramiento. /E. DEL C.


Diario de Sevilla

28 MUNDO

VI 22 10 99

1NDONESIA APRENDE DEMOCRACIA

LA ANTIGUA AMA DE CASA REPARTE ÓRDENES EN EL MAYOR PAÍS MUSULMÁN

EL PERFIL

de Eduardo

del Campo

Megawati Sukarnoputri. La hija del mítico Sukarno, derrocado en 1966, ha llegado a la

vicepresidencia impulsada por la memoria de su padre. Un peldaño más y habrá hecho historia.

La Madre de

Indonesia

M

ega, como la conocen sus

fieles, era una universitaria

de 19 años cuando escuchó

en el walki-talkie de un policía

que a su padre le acababan de

echar del trabajo. Y no de un trabajo

cualquiera. Papá Sukarno era

nada menos que el presidente fundador

de la Indonesia moderna,

antigua colonia holandesa, y lo

que acababa de ocurrir es que un

insubordinado con obsesión anticomunista

le había quitado el palacio

de Cendana donde ella jugaba

de pequeña. Corría 1966 y el general

Suharto iba a tardar 32 años

en bajarse del columpio.

Megawati Sukarnoputri, que hoy

tiene 52 años, cuatro hijos y un

empresario como tercer marido,

dice que sólo se enteró de que era

la hija del presidente cuando sus

compañeras de pupitre se lo dijeron

en el colegio. Ya no lo olvidaría

nunca. Ese pedigrí, y la promesa

que se hizo de rescatar la memoria

histórica de su padre del

lodo en que fue sepultada por la

dictadura de Suharto marcaron su

destino, como el de Corazón Aquino

en Filipinas, el de Sonia Gandhi

en la India o el de Benazir Bhutto

en Pakistán, mujeres todas ellas

que fundieron su coraje con el

mito de sus respectivos padres o

maridos asesinados para buscar

una revancha que tarde o temprano

habrían de cumplir.

Mega es la hija de Sukarno pero

no una hija de papá. No habla

como una intelectual ni tiene títulos

universitarios (aunque estudió

psicología y otras materias), pero

en la escuela del poder aprendió lo

que era la política, aunque fuera

sólo por contagio. En 1987 ya era

diputada. Poca cosa. Su trabajo

como ama de casa en realidad resultaba

más productivo, porque el

Parlamento, bajo control de

Suharto, era por entonces una

mascarada donde sólo actuaban

de figurantes tres partidos, uno de

ellos el PDI de Megawati. En 1993

BULLIT MÁRQUEZ / AP

EMERGENTE. Sukarnoputri, el día en que perdió la presidencia.

dio el salto al liderazgo de la formación,

y desde allí empezó a rebelarse.

Esperó a que su voz suave

se hiciera fuerte. Entonces agitó el

fantasma de su padre, muerto en

un hospital en 1970, para desafiar

directamente al hombre que lo suplantó.

Suharto se sintió amenazado

y expulsó a Mega de la jefatura

del partido, organizando un

asalto al PDI en 1996 que acabó

con decenas de muertos.

Desde el silencio poco pudo hacerse

notar cuando el pueblo se rebeló

y echó la dictadura por la

borda dos años después. Pero entonces,

rehabilitada políticamente

y con las banderas de la democracia,

la lucha contra la corrupción

y el nacionalismo en la mano,

supo que le había llegado su hora,

Con la visión infantil del palacio

de Cendana en el subconsciente,

se presentó a la carrera por la presidencia.

Sólo la ha apartado de su

sueño la unión de sus rivales, que

le echan en cara precisamente no

tener la Visión, con mayúsculas,

que requiere el liderazgo de tan

complejo país. Bueno, contesta

ella. Nadie la tiene.

De momento es vicepresidenta, y

subir el peldaño que le falta para

imitar a su padre será sólo cuestión

de tiempo, por mucho que les

escueza a los fundamentalistas

que le han puesto la zancadilla. A

la hija de Sukarno la llamarán entonces

la Madre de Indonesia.

“No os dejéis llevar por la emoción”

La líder opositora ordena a sus seguidores que

cesen su violentas protestas. Los disturbios han

causado varios muertos y decenas de heridos

AGENCIAS

■ YAKARTA. Megawati Sukarnoputri,

ya investida como vicepresidente

tras haber perdido la presidencia

un día antes, quiso calmar

los ánimos en las calles, donde los

estudiantes se han manifestado

en los últimos días para forzar la

retirada de Habibie y lograr que la

der del Partido Democrático Indonesio

para la Lucha (PDI-L) lograse

la jefatura del Estado.

Tras agradecer la lucha estudiantil

de los últimos meses, la líder

opositora instó a los manifestantes

a cesar sus protestas. “Os pido

que no os dejéis llevar por las

emociones, porque quien está de

pie en esta tribuna es vuestra

madre”, concluyó.

La elección de Megawati Sukarnoputri

para tan alto cargo del Gobierno,

aunque no sea para la presidencia,

podría apaciguar a los

miles de partidarios que provocaron

alborotos durante las últimas

semanas en varias ciudades del

país.

El miércoles, tras conocerse la

derrota de Megawati, una persona

murió y docenas resultaron heridas

en los disturbios registrados

en Solo, en Java Central. Varios

motines estallaron también ayer

TIMOR ORIENTAL

Parte hacia Dili

el primer barco

de refugiados

El KM. Lambelu, un barco que

transporta a 1.600 ciudadanos

de Timor oriental, partirá

del puerto de Kupang en

las próximas horas con destino

a Dili, según anunció la

Organización Internacional

de Migraciones (OIM) que

fletó el navío. Según un comunicado

de la OIM, se trata

de la primera repatriación de

refugiados en barco desde la

capital de Timor occidental.

En las próximas dos semanas

se prevé que el KM. Lambelu

haga ocho viajes con 16.000

ciudadanos de Timor oriental.

Además, la OIM organizó

ayer un primer vuelo de regreso

de 311 refugiados de

Surabaya (Java) hacia Baucau

(Timor oriental) “con la plena

colaboración de las autoridades

locales”, subraya el comunicado.

/ EFE

LEÑA AL FUEGO. Un manifestante en la ciudad de Solo, en Java.

mismo en Denpasar, capital de la

isla de Bali, donde la mayoría de la

población está a favor de Sukarnoputri.

Cientos de manifestantes cortaban

árboles para bloquear las calles,

donde quemaban neumáticos

mientras que las oficinas y

WISNU PATI / EPA-AFP

tiendas permanecían cerradas,

según explicaron testigos presenciales.

Pero los disturbios más graves

ocurrieron en Yakarta, donde al

menos dos personas murieron y

más de 30 resultaron heridas

entre el miércoles y ayer durante

los violentos enfrentamientos con

las fuerzas del orden, antes de que

se conociera la elección de su líder

como vicepresidenta y la situación

se normalizara.

De hecho, el Yakarta Post, el diario

más importante del país, criticó

en su editorial de ayer el hecho de

que la Constitución de 1945 haya

permitido que el partido más votado

por los ciudadanos en las

urnas el pasado junio, el PDI de

Sukarnoputri, haya sido apartado

de la presidencia del país por el

Parlamento y tenga que conformarse

con la vicepresidencia.

“Uno de los hechos importantes

puestos en relieve por las elecciones

es el gran defecto de la Constitución

de 1945, que establece que

el presidente y el vicepresente

sean elegidos por una votación

mayoritaria en el Parlamento en

vez de por una votación directa

del electorado”, señala el rotativo.

El diario añade que lo ocurrido

ayer demuestra que este error

constitucional “puede crear una

grave y potencialmente disgregadora

discrepancia entre los deseos

del pueblo y los de la elite política”,

lo que a la larga supone un

“peligro” para la nación.

El reformista Wahid derrotó el

miércoles a Sukarnoputri por 373

votos frente a 313, tras logar el

apoyo del Central Axis o “fuerza

de eje”, una coalición de siete pequeños

partidos musulmanes que

reforzaron la tradicional división

entre religiosos y laicos en Indonesia.


Diario de Sevilla

DO 24 10 99

MUNDO 35

PROCESO DE PAZ EN ORIENTE MEDIO

Raji Souranie, Director del Centro Palestino de Derechos Humanos

Ha pasado cinco años en las cárceles israelíes y sufrido interminables

sesiones de tortura en las que deseó cien veces la muerte. Pero este

abogado de Gaza sigue bien vivo para condenar las violaciones sin

cuento de la represión militar en los territorios ocupados y recordarle

al mundo que el proceso de paz abierto en la región no ha acabado

con los abusos, tanto de Israel como de la Autoridad Palestina.

“Somos la víctima y sin embargo

esperan que nos disculpemos”

EDUARDO DEL CAMPO

LUCHADOR. Raji Souranie, en la sede del Defensor del Pueblo Andaluz en Sevilla.

■ SEVILLA. Es el campeón de los derechos

humanos en un rincón del

mundo donde los humanos no tienen

derechos. El abogado Raji Souranie

sabe de qué habla cuando repasa

la “innumerable” lista de violaciones

de Israel contra la población

palestina de los territorios

ocupados, y no sólo porque sea el

director del Centro Palestino de

Derechos Humanos y lleve más de

veinte años defendiendo a las víctimas

de la ocupación militar,

sino porque él también ha pasado

por una sesión de tortura y ha dormido

entre rejas.

Entre 1979 y 1988 consumió

cinco años en la cárcel tras otras

tantas detenciones: la primera vez

por sus actividades políticas en el

seno de la OLP, las otras cuatro sin

que pesara ninguna acusación

contra él, a no ser la culpabilidad

inherente al hecho de ser uno de

los abogados más prominentes de

la Intifada en unos tiempos en que

el proceso de paz hoy en marcha

era todavía una químera.

Vino a Sevilla, invitado por Jueces

por la Democracia y la oficina del

Defensor del Pueblo Andaluz, a

hablar de los presos palestinos y la

tortura que Israel ha practicado

durante décadas sistemáticamente

bajo la definición legal de “presión

física y psíquica moderada”.

Que el Tribunal Supremo israelí

haya declarado “no legal” recientemente

esa práctica no ha cambiado

para nada la realidad de la

calle, y el avance que sobre el

papel significa esa sentencia se

desmorona, explica Sourani,

cuando se tiene en cuenta “que los

jueces no han invalidado el artículo

por cuestiones morales y éticas,

en cuanto que Israel es firmante

de la Convención Internacional

contra la Tortura, sino por una

simple cuestión de forma. No se

pronuncian sobre la tortura en sí,

sino sobre el decreto que lo legalizaba,

que procedía de un decreto

del poder ejecutivo cuando en realidad,

dicen, debería emanar del

parlamento”.

Tortura. Souranie la ha sufrido

todas las veces en que fue encarcelado.

Y describe con detenimiento

una de sus experiencias como paradigma

de lo que es sólo un caso

suave: “Una vez iba a encontrarme

con un grupo de personas a las

que yo defendía. Vinieron los servicios

secretos israelíes y me detuvieron.

Eran las tres y media de la

tarde. Me desnudaron, me esposaron,

me vistieron de preso y me

llevaron a la comisaría. Me pusieron

de pie en un pasillo con una

bolsa de plástico en la cabeza y me

prohibieron apoyarme en la pared

o sentarme. Al principio, en los interrogatorios,

sólo me escupían e

insultaban. Así estuve, sin ir al servicio,

hasta la mañana siguiente.

Sentía un dolor insoportable en la

cabeza y empecé a gritar. Cuando

me senté al fin, me golpearon y

me llevaron a un despacho. Allí

había un hombre con los pies

sobre una mesa. Le dije que no

‘PRESIÓN MODERADA’

“Primero dan palizas

técnicas, luego viene

la bolsa de plástico

en la cabeza llena

de gas y los 35

segundos de asfixia”

ENTRE DOS FUEGOS

“Si no es bajo

el respeto de los

derechos humanos

y la ley, ¿para qué

queremos un Estado

independiente?”

JOSÉ JOAQUÍN LORA

podía más y me dijo que si confesaba

podría descansar. Yo estaba

trastornado y le grité que era un

nazi, un fascista. El hombre se

quitó el zapato y empezó a golpearme

en la cara. Subidle arriba y

cruficadlo, ordenó a los otros. Yo no

sabía lo que era eso. Me ataron los

brazos en diagonal a una puerta

de hierro, siempre con la cabeza

tapada por la bolsa de plástico. Estaba

destrozado. Al día siguiente

me dieron comida y me dejaron ir

al baño. Entonces empezó el proceso

judicial. Los interrogatorios

duraron 23 días sin interrupción.

Sólo paraban cuando perdía el conocimiento.

Recuerdo que deseé

morir cien veces. Pues bien, ésta

es la forma de tratar a gente respetable,

porque yo soy abogado y soy

conocido”.

Souranie dice irónico que él sólo

sufrió, como decía la ley israelí,

“una presión moderada”. La tortura

cuando el preso no tiene el escudo

de un nombre es “infinitamente

peor” y no respeta “ni a los

niños de doce años”. El sistema

siempre es el mismo: “Primero

dan palizas, palizas técnicas, no al

tun-tún. Luego viene la bolsa, que

atan con mallas al rostro y mojan

por dentro con agua para provocar

la asfixia. Cuentan hasta 35 segundos

y sueltan. Más de eso y

moriría. Se produce mucha excitación.

Otras veces meten gas dentro

de la bolsa y la cierran. A veces

practican los tres métodos a la

vez: paliza, bolsa y gas. La sesión

de tortura se practica con la complicidad,

consejo y vigilancia de

los médicos”.

PRESOS

El drama de

la reinserción

Hasta ahora el gobierno israelí

ha liberado varios cientos de

presos políticos palestinos.

Tenían en común no haber

derramado sangre judía.

Otros 1700 siguen entre rejas.

Tras la liberación ha llegado

el drama de la reinserción.

Sourani pone de ejemplo a un

hombre que en 14 años de

prisión su único contacto con

su mujer y sus hijas fue el

roce de las yemas de los dedos

durante quince minutos cada

uno o dos meses. Ahora la familia

no se habitúa a su presencia

en la casa.

Sourani, premiado dos veces

conjuntamente con activistas israelíes

de derechos humanos, no

guarda rencor a sus torturadores,

pero se niega a que la paz nazca a

costa de consagrar la impunidad

de los verdugos y sepultar los horrores

del pasado. “Sólo puede perdonar

la víctima. Así se hizo en la

Comisión de la Verdad de Sudáfrica.

Como mínimo, Israel debe reconocer

lo que ha hecho”.

Sourani pone en entredicho el

optimismo con que Europa contempla

en la distancia el proceso

de paz entre Israel y la Autoridad

Nacional Palestina de Yaser Arafat.

Ve que los progresos son mínimos

y la población palestina, asfixiada

económica, política y socialmente,

está entrando en un camino

de frustración que puede estallar

de un momento a otro. Su misión

“es comunicar el peligro del

desastre antes de que ocurra”.

El defensor que hay en él se convierte

en acusador implacable a la

hora de señalar a la ocupación militar

israelí como origen del conflicto.

“Nosotros somos las víctimas

y sin embargo se espera que

nos disculpemos continuamente

por nuestra historia”, dice revolviéndose

en el asiento cuando se

le recuerdan los atentados antijudíos

que han servido de excusa a

lsrael año tras año para mantener

el sometimiento. “Por supuesto

estoy en contra de la muerte de

ningún civil, por principio. Pero

en esencia el problema es que al

pueblo palestino se le ve como terrorista

mientras que al israelí se

le considera víctima. En el sur de

Líbano aviones israelíes matan a

civiles y nadie lo recuerda, porque

allí no hay sangre sagrada. Todas

las sangres valen lo mismo”.

Sourani se encuentra entre dos

fuegos. Uno, el del “régimen de

apartheid” de Israel, que le prohibió

durante 17 años salir de su

guetto natal de Gaza. Otro, el de la

Autoridad Nacional Palestina,

cuyos ramalazos autoritarios (detenciones

extrajudiciales, torturas,

represión de la oposición a

Arafat) no se cansa de combatir

desde la independencia del Centro

de Derechos Humanos, a sabiendas

de que las altas cotas de democracia

que los palestinos han conseguido

gracias a años de cultura

de resistencia contra la ocupación

y que harán del futuro Estado independiente

el más abierto del

mundo árabe no pueden ser echadas

al traste repitiendo los abusos

del represor contra el que se han

dejado la vida. “Si no es bajo el respeto

a los Derechos Humanos y la

la Ley, ¿para qué queremos un estado

independiente?”, se pregunta.

“Es una cuestión de credibilidad”.


Diario de Sevilla

MA 26 10 99

MUNDO 31

APERTURA VIGILADA EN EL OASIS MAGREBÍ

EPA

COLOMBIA

Las FARC no

declaran la

tregua pese

al clamor

popular

La guerrilla prosigue

la negociación con el

Gobierno pero descarta

el alto el fuego pedido

por los colombianos

EFE

ETERNO. Zin el Abidín Ben Alí –aquí en una foto de 1998– es presidente desde que depusiera a Habib Burguiba en 1987.

Ben Alí gana las elecciones

en la ‘dictablanda’ de Túnez

El presidente tunecino revalida su poder al

frente de un país donde el turismo, el milagro

económico y la incipiente democracia ocultan

aún los peores tics del absolutismo

EDUARDO DEL CAMPO

■ Muchos políticos occidentales

darían una mano y la mitad de la

lengua por ser presidente en su

país con el porcentaje de apoyo

con que el tunecino Zin el Abidín

Ben Alí ha sido proclamado este

domingo jefe del suyo. Es la tercera

vez que pasaba por el trámite

desde que derrocara al anciano

caudillo Habib Burguiba en 1987,

el hombre fuerte del país más turístico

de África y más próspero de

todo el Magreb acaparó 3.269.067

de los 3.286.020 votos en juego,

dejando las migajas para los dos

candidatos de la oposición legal

que se presentaron a la liza no

tanto para disputarle la impugnable

presidencia como para darle

una mano de barniz democrático

a las primeras elecciones pluralistas

desde la independencia.

Los comparsas Abderrahman

Tlili, de la Unión Democrática

Unionista, y Mohamed Belhaj

Amor, del Partido Social Liberal,

arañaron 7.662 y 10.492 votos respectivamente,

lo que indica que la

democracia en Túnez es todavía

un experimento que el antiguo general

Ben Alí administra a cuentagotas.

Es más: si ha abierto al

menos el grifo de las reformas políticas

es porque la Unión Europea

las esperaba como contrapartida

del acuerdo de asociación bilateral

que firmaron con él en 1995.

Se da la ironía de que los otros

seis partidos que se han presentado

a las elecciones legislativas tengan

que darle las gracias a Ben Alí

por concederles por ley 34 de los

182 diputados del Parlamento (el

20 por ciento), porque de lo contrario

sus votos no les habrían asegurado

ni uno. La gubernamental

y omnipresente Agrupación Constitucional

Democrática (RDC)

copa el resto de los escaños, como

de costumbre.

Por supuesto que esos apabullantes

resultados tienen truco, por

muchos méritos que haya hecho

Ben Alí para lograrlos y por inmensa

que sea su popularidad. El

truco se llama asfixia de la sociedad

civil, control de los medios de

comunicación, culto a la persona,

censura de la prensa, régimen policiaco:

todos los tics que forman

parte de la herencia del absolutismo

con maquillaje liberal que ha

imperado en esta antigua colonia

francesa desde su liberación en

1956. La oposición está condenada

al fracaso porque nace tutelada y

RÉGIMEN POLICIAL

Chivatos

y pinchazos

telefónicos

“Nada ocurre sin que se entere

la policía de Ben Alí”, dice

un sevillano que ha pasado

varios años en Túnez. El partido

del poder, la RDC, tiene

un millón de militantes repartidos

en células locales, lo

que equivale a decir que la

calle está llena de chivatos.

La prensa extranjera sufre

pinchazos telefónicos y sabe

que se expone a la expulsión

del país por un comentario

crítico fuera de lugar. Cuando

la RAI italiana, muy popular

en el país, difunde información

no deseada sobre

Túnez, las ondas desaparecen,

como ocurrió cuando

emitió una entrevista con Rachid

Ghannouchi, el líder del

movimiento integrista Ennahda.

Los islamistas son el

demonio particular del régimen,

que los ha combatido

sin contemplaciones. Los

casos de islamistas muertos

bajo arresto no se han aclarado,

como tampoco los de

aquellas personas que van a

la cárcel por el simple hecho

de ser hijo o hermano de uno

de ellos. /E. DEL C.

domesticada, cuando no se condena

a sí misma a la marginación si

opta por el camino del choque directo,

porque entonces tiene asegurado

que el ubicuo Ministerio

del Interior le hará la vida imposible

a sus miembros o no contestará

sus peticiones de legalización,

una forma encubierta de censura

y control político.

Muy pocos de los 2.700.000 turistas

europeos que viajan cada año

al oasis tunecino en busca de sol y

ruinas cartaginesas y romanas se

percatan de que el clima de estabilidad

social, progreso económico y

relativa expansión cultural oculta

un sutil régimen represivo, como

no se cansa de denunciar el Consejo

Nacional por las Libertades en

Túnez, uno de los pocos focos

vivos de la sociedad civil que malviven

en la semiclandestinidad.

La dictablanda del Túnez actual recuerda

mucho a los años dorados

del desarrollismo en la España tardofranquista.

Los datos del milagro

económico han suavizado los

malos modos del aparato del

poder, pero también le han servido

como su mejor coartada. Porque

datos positivos como la reducción

del analfabetismo, la alta inversión

extranjera (523 millones

de dólares en 1998 que dieron

135.000 empleos) o el crecimiento

de la renta per cápita (428.000 pesetas,

la cima del Magreb) distraen

la atención sobre la realidad de la

tortura, los allanamientos de morada,

los juicios sin garantías o las

palizas y amenazas que sufren las

voces díscolas de la oposición.

■ BOGOTÁ. La guerrilla de las

FARC se niega a declarar una

tregua mientras no haya avances

sustanciales en la negociación

de paz con el Gobierno colombiano,

pese a que doce millones

de ciudadanos pidieron

el alto el fuego en la histórica

manifestación nacional celebrada

el domingo.

La posibilidad de que haya

una tregua ni siquiera fue

mencionada por el portavoz de

las Fuerzas Armadas Revolucionarias

de Colombia (FARC),

Raúl Reyes, durante el discurso

que pronunció el domingo en

el acto oficial de apertura de las

negociaciones de paz, celebrado

en el pueblo de Uribe, que

ayer continuaron por segundo

día. En declaraciones a la prensa,

Reyes insistió en que un

alto el fuego sólo podrá darse

El cese de las

hostilidades es una

de las exigencias de

la histórica marcha

civil del ‘No Más’

cuando, por ejemplo, “no haya

injerencia de Estados Unidos, o

la corrupción desaparezca”. El

delegado presidencial para la

paz, Víctor Ricardo, aunque optimista

en que se llegué a silenciar

los fusiles, aceptó en su intervención

que eso sólo se dará

en la medida en que haya

avances” en la discusión de la

agenda común acordada como

temario de la negociación.

“Hoy, millones de colombianos

han pedido iniciar las conversaciones

de la negociación y

los vamos a hacer. Tengo la seguridad

de que vamos para el

cese el fuego”, subrayó Ricardo,

quien recordó que las propias

FARC han planteado que

avanzar en la discusión de lo

que ellas exigen permitirá

“pensar en un alto el fuego”.

El cese inmediato de las hostilidades

era uno de los tres puntos

expuestos por los organizadores

de la llamada popularmente

“Marcha del No más”,

por el lema con que fueron

convocados los colombianos.

Doce millones de ciudadanos

salieron el domingo a las calles

de todo el país a exigir, además,

la negociación del Gobierno

con los restantes grupos

guerrilleros y los paramilitares,

y la exclusión de civiles en

el conflicto armado interno.


Diario de Sevilla

28 MUNDO

MA 2 11 99

PUENTE El gobierno turco quiere superar el examen de los derechos humanos e ingresar en la Unión Europea

TURQUÍA

Entre dos mundos

MURAD SEZER / AP

EDUARDO DEL CAMPO

No hay nada más peligroso para un país que

sacrificar la realidad en beneficio de su

mito. El general nacionalista Kemal Atatürk

creó uno en 1923, cuando logró que Europa

reconociera las fronteras de la Turquía contemporánea

que él aspiraba a llevar por la

senda del moderno Occidente, dándole la

espalda al inmenso horizonte asiático por

el que siglos atrás los turcos habían logrado

extender su imperio y su lengua hasta la

mismísima China. Atatürk extirpó el Islam

del gobierno y creó una República laica

fuertemente centralizada y militarizada,

sentando así las bases del país dinámico

que hoy aspira a ser bendecido por las grandes

potencias que son sus socios en el seno

de la OTAN pero aún le niegan el ingreso en

la Unión Europea por culpa de un currículo

de violaciones de derechos humanos difícil

de camuflar. Pero el hombre cuyo busto vigila

hasta la saciedad cada rincón de Turquía

cometió el error de todos los caudillos,

un error que sus herederos en estos tres

cuartos de siglo no han hecho más que empeorar:

soñar un país único, homogéneo,

sin aristas. El sueño acabó revelándose

monstruoso cuando las diferencias culturales

o religiosas que se pretendían sublimar

en ese proyecto de nación todopoderosa

acabaron desgarrando la bandera que las

contenían a la fuerza. La realidad, como

siempre más fuerte que la ideología, demostró

que Turquía, más que una sola entidad,

era un conjunto de dobleces y asimetrías,

como correspondía a un país con el

El país moderno,

centralista y

militarizado que

fundara en 1923

el nacionalista

Atatürk es en

realidad una

nación escindida

que no ha

encontrado aún

la fórmula para

reconciliar sus

diferencias,

como las

reivindicaciones

del pueblo kurdo

o el choque

creciente entre

musulmanes y

laicos

subsconciente escindido entre el Este y el

Oeste, Europa y Asia, el laicismo y las mezquitas,

ser turco o ser kurdo, de izquierda o

de derecha, tener la piel clara u oscura,

haber nacido en la élite urbana o ser un inculto

inmigrante de Anatolia.

‘Manu militari’

Tras erigirse en garante del mito nacional

de Atatürk, el Ejército turco ha combatido a

muerte a los dos enemigos que lo ponían en

cuestión: el movimiento de reivindicación

del pueblo kurdo, un peligro para la integridad

territorial del país, y el islamismo político,

una amenaza para el laicismo constitucional.

Dos razones que han servido durante

décadas como coartada de las torturas

y los encarcelamientos de opositores y

periodistas. Los militares siempre han tenido

las manos metidas en el poder, ya sea

dando la cara en una dictadura, como la

que instauraron en 1980 tras un periodo de

violencia política que causó miles de muertos

y desaparecidos, o a través de la cuota

que las fuerzas armadas detentan ahora en

el Consejo de Seguridad Nacional, una especie

de gobierno en la sombra, o en el Tribunal

de Seguridad del Estado, la instancia judicial

que condenó a muerte en mayo pasado

a Abdullah Ocalan, líder del Partido de

los Trabajadores del Kurdistán (PKK). El

Ejército ha hecho de los quince años de guerra

con los hombres de Ocalan su modo de

vida y ahora le cuesta trabajo renunciar a

esa rutina de bombardeos y emboscadas de

la que salían cien o doscientos soldados

muertos cada mes. La detención de Ocalan

GUERRA

Las familias turcas

más humildes han

pagado con la vida

de sus hijos,

enviados a luchar a

las lejanas montañas

kurdas, la consigna

oficial de mantener a

toda costa la

integridad territorial

de Turquía. En el

cementerio

Edirnekapi de

Estambul la bandera

nacional honra las

tumbas de los caídos

en las emboscadas

guerrilleras. Un

consuelo póstumo.

en febrero en Nairobi por los servicios secretos

en una operación de película respaldada

por la CIA, que venía a sumarse a los

golpes que ya suponían para la guerrilla

kurda el apresamiento anterior de los otras

figuras de la cúpula, Sendim Sakik y Ceivat

Soysal, dio alas a la tesis oficial de que la rebeldía

kurda se domesticaría por las armas.

Con la soga en el cuello, Ocalan mostró en

agosto sus reflejos como líder y avanzó en

la estrategia pacifista a la que se había cambiado

ya durante su juicio por “separatismo”,

ordenando a sus hombres que cesaran

la lucha y salieran del territorio turco a

partir del 1 de septiembre como gesto de

buena voluntad hacia el gobierno. Sin embargo

el primer ministro turco, el antiguo

periodista Bulen Ecevit, del Partido Democrático

de Izquierda, se enrocó en la postura

oficial de no dialogar con “terroristas”

(permitiendo en cambio medidas de gracia

para los que entregaran las armas) y expresó

sus dudas de la respuesta real al llamamiento

de Ocalan. Pero el PKK ha demostrado

en estos meses hablar en serio. Sus

dirigentes convocaron un congreso extraordinario

para replantear su lucha política

en el marco del Nuevo Ordel mundial;

el ala armada, unos cinco mil hombres, se

retiró a sus bases del norte de Irak, y a raíz

de ahí comenzaron las rendiciones. La semana

pasada, por ejemplo, ocho altos cargos

del PKK volaron de Viena a Estambul

para entregarse. Los kurdos han movido

ficha aprovechando que el discurso oficial

también hace aguas bajo la piqueta de los

grupos progresistas turcos, la presión in-


Diario de Sevilla

MA 2 11 99

MUNDO 29

ERHAN SEVENLER / AP

EPA

DIÁLOGO

El jefe histórico del

PKK, Abdullah

Ocalan, fue juzgado

en mayo en el penal

de máxima

seguridad de la isla

de Imrali. El Tribunal

de Seguridad del

Estado, en el que

participa un juez

castrense, lo

condenó a muerte,

aunque el gobierno

turco ha dado

muestras de que no

ejecutará la

sentencia, tal como

es práctica habitual

desde hace años.

Desde la cárcel, en

agosto, Ocalan

profundizó en su

ofrecimiento de

diálogo a las

autoridades turcas al

hacer un

llamamiento a los

combatientes del

PKK para que

cesaran la lucha y se

retiraran a sus bases

del norte de Irak.

Tanto el ala política

como la rama militar

del movimiento han

abierto un proceso

de revisión. Ahora la

meta no es ya la

independencia sino

una autonomía bajo

las fronteras de

Turquía. Pero Ankara

no quiere ni eso.

DIARIO DE SEVILLA

Un terremoto que

hundió al país pero

lo acercó a Europa

El terremoto que sufrió la zona industrial

del oeste de Turquía el 17 de agosto pasado

costó la vida a cerca de 20.000 personas y

dejó sin casa a 600.000, la mayoría de las

cuales siguen viviendo en tiendas de campaña.

La pujante pero frágil economía turca,

propia de un país en vías de desarrollo, encajó

un golpe brutal: según el Instituto de

Estadísticas turco, la catástrofe provocó

2.400 millones de dólares de pérdidas

(384.000 millones de pesetas), 173 de ellos

en el sector turístico. Pero el destino tiene

perversas paradojas. La ola de compasión

internacional hacia las víctimas de la tragedia

se ha traducido también en un espaldarazo

moral a las pretensiones turcas de ingresar

en la Unión Europea. Turquía tiene al

alcance de la mano por lo menos que la UE

la considere candidata al ingreso durante

su cumbre del 10 al 12 de noviembre en Helsinki.

La desgracia compartida con Grecia,

que vio cómo otro terremoto sacudía Atenas

en septiembre, ha logrado que los enemigos

históricos hayan hecho más progresos

en dos meses que en treinta años. Chipre,

dividida entre turcos y griegos desde 1974,

está ahora más cerca de una solución.

CREYENTES

La reislamización

que se observa en la

periferia de las

grandes ciudades,

donde los

emigrantes erigen

mezquitas de la

noche a la mañana

imitando los templos

otomanos, como la

Mezquita Azul de

Estambul (en la foto,

durante el eclipse de

agosto), ha

despertado el temor,

exagerado muchas

veces, a que el

fundamentalismo se

abra paso

ternacional o los relatos de los veteranos de

guerra que han logrado escapar a la censura

para exponer a la sociedad los horrores

cometidos en nombre de un patriotismo

trasnochado.

El miedo al islamismo

Con todo, el enemigo kurdo plantea menos

malestar ahora en los círculos castrenses

que la ola reislamizadora que vive el país,

donde las mezquitas crecen como setas. El

Ejército advirtió a principios de año que no

permitirá un nuevo gobierno islamista,

después de que el Partido del Bienestar del

primer ministro Necmattin Erbakan fuera

ilegalizado. Y está cumpliendo su palabra.

El Partido de la Virtud (que no llega a recoger

el 17 por ciento de los votos en las elecciones)

tomó el relevo a la formación prohibida,

adoptando un tono más moderado

para congraciarse con los militares, pero la

detención de su diputada Merce Kavakci,

que acudió en mayo a jurar su cargo en el

Parlamento con el velo tradicional, catalizó

de nuevo el conflicto latente entre laicos e

islámicos. La Policía de Estambul anunció

ayer mismo la detención de 14 integristas

del Frente de Guerreros del Gran Este

(IBDA-C) que planeaban atentados con

bomba contra el Alto Comité de Educación

(YOK), el organismo que prohibió el velo en

la Universidad. Pero más miedo dan los

cinco acólitos del saudí Osama Bin Laden,

buscado por terrorismo por Rusia y Estados

Unidos, que se han infiltrado en el país

con el objetivo de atentar contra embajadas

occidentales.

El Kurdistán, un país

imaginario borrado del mapa

El Kurdistán es un país imaginario habitado por un pueblo real. Sus

fronteras, de ser reconocidas, abarcarían una enorme región montañosa

entre el Este de Turquía y el norte de Irán, Irak y Siria. Los kurdos,

parias para los gobierno de esos países, suman entre 12 y 15

millones sólo en Turquía, sin contar a los 850.000 que nutren la

diáspora europea, asentada principalmente en Alemania, en competencia

con la numerosa comunidad turca arraigada en este país.

El Kurdistán turco nada en la miseria y no goza de la más pequeña

autonomía. 15 años de guerra han causado 35.000 muertos y borrado

del mapa cientos de aldeas. La represión y la tortura allí son

sistemáticos. Ni siquiera escapa a ella el moderado Partido Democrático

del Pueblo (Hadep, pro kurdo) que ganó el año pasado las alcaldías

de la región. Sus dirigentes y afiliados sufren detenciones

continuas, lo que les hace temer que el próximo paso sea su ilegalización,

como los partidos pro kurdos que les precedieron.


6

Diario de Sevilla JU 4 11 99

ACTUAL • A FONDO

solidarios

REVOLUCIÓN. Quince años después del nacimiento de la reforma

psiquiátrica andaluza, un modelo progresista pionero en España, la lucha

por la integración de los enfermos mentales avanza ahora en una dirección

revolucionaria: dejar de verlos como inútiles y potenciar su parte creativa.

MUNDO PROPIO. El hábitat forma parte de la cura y la FAISEM cambió

el decorado: en vez de pabellones psiquiátricos, cuartos individuales.

LA DIGNIDAD DEL PÁJARO SOLITARIO. La integración del enfermo mental empieza por devolverle la

autonomía como persona destruida por años de manicomio y un estigma milenario. María ya es más libre.

La repatriación de la locura

PUERTAS ABIERTAS. Los residentes de la Casa-hogar de Sevilla Este

hacen lo que cualquiera: ver concursos en la tele o dar un paseo.

Casa, amor y trabajo.

La Fundación

Andaluza para la

Integración Social del

Enfermo Mental sabe

que, sin eso, las

pastillas no bastan

EDUARDO DEL CAMPO

SEVILLA

■ Hace dos semanas cerró sus

puertas para siempre el hospital

psiquiátrico de Miraflores, uno de

esos guetos de infame recuerdo

donde la sociedad desterró a generaciones

de enfermos mentales a

los que se negó a comprender. El

cierre de ese aparcamiento del

dolor ha sido el penúltimo episodio

de la lucha emprendida en

1984 por la reforma psiquiátrica

que ha convertido Andalucía en

“uno de los pocos territorios liberados

de manicomios en el

mundo”. El psiquiatra Andrés

López Pardo, responsable para Sevilla

de los programas públicos de

la Fundación Andaluza para la Integración

Social del Enfermo Mental

(FAISEM), recurre a un bello

lema, la repatriación de la locura,

para definir el retorno de los enfermos

mentales a la sociedad que

los desterró. Es un viaje de dos carriles;

sin apoyo social, la terapia

médica se queda en simple parche.

La meta es conseguir una

casa, una ocupación útil y el amor

de una familia y unos amigos, ese

tipo de guías vitales que les arrebató

la enfermedad y la exclusión.

Algunos han hecho escala en la

Casa-hogar de Sevilla Este, una de

las cuatro que la FAISEM tiene en

la provincia atendidas las 24 horas

por monitores especializados. Sus

quince residentes forman una familia

especial: todos padecen trastornos

agudos, pero conservan un

margen de autonomía personal.

Sus historias arañan el corazón.

No porque sean más tristes que

otras, sino porque estaban indefensos

para soportarlas. Fernando

ya ha cumplido 50 años, pero cree

que tiene 35, los años que pasó internado

en Miraflores. Los problemas

psíquicos que sufrió de niño,

tras el trauma de la separación familiar

y el internamiento de él y

sus hermanos en un orfanato, se

podían haber tratado a tiempo,

pero el fatalismo dio su caso por

imposible y lo que podía haber

sido temporal se hizo crónico. José

se ha visto en otros tiempos atado

y desnudo en la antesala del electroshock.

Tras un año en la Casahogar,

cuentan sus monitoras, su

rostro ha cambiado. Es la diferencia,

dicen, entre ser tratado como

un número o como un ciudadano.

Cama, comida, pastilla. Ésa era la

vida que llevaban antes. Ahora, en

medio, hacen cosas que les reintegran

su humanidad. Cosas sencillas,

como las que hace todo el

mundo: ir al cine, asistir a un taller,

salir de excursión. De vez en

cuando una visita familiar. Los

que tienen esa suerte. Carmen, de

50 años, no tiene a nadie más que

a sus antiguos cuidadores de Cáritas.

La ilusión se enciende a veces,

como la brasa en un fuego que se

creía apagado. Ahí está Manolo,

que vuelve a verse con la mujer

con la que vivió durante seis años

hasta que él sufrió su propio calvario

y ella se casó con otro hombre.

Más duro ha sido el destino con

Rocío. Los nervios la desgarraron

de su marido y sus cuatro hijos,

con los que hoy no tiene contacto.

Paco, vestido pulcramente, como

todos, enseña su foto de soldado

en San Fernando. “Dieciocho

meses de mili, apunta”. Paco era

también un chaval “normal”

hasta que un brote esquizofrénico

destrozó sus proyectos. Ahora,

con 40 años, es un niño que pinta

y lee De la tierra a la luna, de Julio

Verne. Tenemos gustos comunes.


JU 4 11 99 Diario de Sevilla

ACTUAL • A FONDO

7

EL FIN DEL DESTIERRO. Cuando cerraron los psiquiátricos, unos

regresaron con su familia, los enfermos más severos fueron a las unidades

de los hospitales y muchos más encontraron refugio en alguno de los 57

pisos asistidos o las 18 casas-hogar que la FAISEM tiene por Andalucía.

ALGO QUE HACER. En el taller Rafael González 75 personas aprenden

un oficio y se acostumbran a la vida diaria después de su crisis. Trabajan en

régimen comunitario y no conciben la exclusión. Algunos pasarán a una

empresa normalizada. Otros se jubilarán allí sin que se abran las puertas.

REPORTAJE GRÁFICO : JOSÉ LUIS MONTERO

El trabajo, terapia de choque

PREJUICIOS LATENTES

Muy lejos y a

ser posible

maniatados

El año pasado, vecinos de Sevilla

Este se manifestaron

contra la instalación de “la

casa para esquizofrénicos” al

lado de las suyas. Ahora, las

aguas han vuelto a su cauce y

en la FAISEM aseguran que

las relaciones vecinales son

buenas, como en todos los

barrios donde tienen casashogar.

Reconocen que la actitud

social hacia los enfermos

psíquicos ha mejorado a

pasos agigantados, pero no

esconden que los prejuicios

siguen latentes bajo un

manto de hipocresía. Son los

últimos vestigios de esa ignorancia

que condenó durante

siglos al que padecía un trastorno

mental a llevar como

cruz estigmas sangrantes: el

loco era un asesino, un poseído,

alguien a quien había que

mantener lejos y a ser posible

maniatado. El filósofo Michel

Foucault o la escuela antisiquiátrica

de Trieste, entre

otros, revelaron que los temidos

locos son en realidad víctimas

de la violencia y no sus

causantes, y que el peligro de

que cometan una agresión es

menor en ellos que entre la

gente normal.

EDUARDO DEL CAMPO

SEVILLA

■ “Una vez le preguntamos a un

hombre cuál había sido la clave de

su recuperación, y él contestó sin

dudarlo: ‘el día en que alguien

creyó en mí”, dice el psiquiatra

Andrés López. Pero no todos están

dispuestos a administrar esa receta.

Los enfermos psíquicos sufren

una marginación social mayor

que la que soportan otros colectivos

con minusvalías físicas. Aunque,

gracias a los fármacos, gran

parte de los trastornos leves no

suponen un obstáculo en la inserción

laboral de estas personas, la

realidad es que muy pocos entrevistadores

les darán una oportunidad

si declaran no ya padecerlos

sino haberlos ya superado, de

modo que la mayoría opta por callar.

En el taller Rafael González, de

Sevilla, no hay nada que ocultar

en el currículum. Este centro prelaboral

es uno de los 72 talleres

ocupacionales que gestiona la FAI-

SEM en toda Andalucía, una veintena

de ellos en esta provincia. Los

enfermos mentales incapacitados

temporal o permanentemente

para integrarse a la vida laboral

plena aprenden aquí un oficio y

hacen encargos para la calle. De

los 70 hombres y 5 mujeres que

trabajan en los módulos de encuadernación,

vidrio, informática y

restauración de muebles, algunos

se incorporarán a una de las empresas

sociales que promueve la

Junta y otros pocos darán el salto

al mercado laboral normalizado.

Pero Clara Mena, la terapeuta

ocupacional, también es realista:

“Muchos se jubilarán con nosotros”.

Carlos, de 33 años, hará lo posible

por evitarlo. Su sueño es trabajar

en una empresa normalizada y

hacer cosas corrientes: comprarse

CAMBIO

Cuando le preguntaron

cuál fue el momento

clave de su recuperación,

el hombre no dudó: “El

día que creyeron en mí”

un piso, tener un coche, enamorarse

de una chica. Pero dice que

aún no está preparado. El taller le

ha enseñado disciplina y le ha

hecho sentirse útil después de

mucho tiempo. Los primeros síntomas,

cuenta, nacieron en el Ejército,

donde era cabo. Después de

salir del cuartel sufrió hace cuatro

años su propia crisis: las voces en

la cabeza, las autolesiones, el tratamiento

psiquiátrico.

La esquizofrenia afecta al uno por

ciento de la población al margen de

su sexo, raza, cultura o nivel económico,

y provoca en quien la sufre la

ruptura con la realidad. La mayoría

de los brotes suelen aparecer antes

de los 25 años. Puede hacerse crónica,

pero no es irreversible. Mario,

que tiene ahora 23 años, encaja en

la estadística. Como Carlos, los primeros

síntomas aparecieron durante

la mili y se agravaron tras un

CREATIVOS. Arriba, una de los miembros del taller de encuadernación. Sobre estas líneas, Carlos talla en

vidrio y Mario restaura un mueble, mientras Manuel (abajo a la izquierda) trabaja a dúo con un compañero.

conflicto amoroso. Luego vinieron

el aislamiento, el pánico, los amigos

que no entendían qué le estaba

pasando. Mario ve el futuro “oscuro”

pero confía en superar con el

tiempo el 66 por cien de invalidez

que ahora le reconoce el Estado.

Quien ya no aspira a nada más

que a seguir “siendo feliz” es Miguel.

Él da por hecho que a su

edad, 45 años, ningún empresario

le abrirá las puertas y se conforma

con tirar de la pensión. La

enfermedad asomó después de

varios golpes: vio a un compañero

morir en el trabajo, se separó de

su mujer y sus hijas, naufragó en

el alcohol. El taller, unido a la terapia

médica y al restablecimiento

de los lazos humanos, le ha

dado un motivo para salir de la

cama, ese ataúd donde en las

horas más profundas de la enfermedad

pasaba los días enterrado.


Diario de Sevilla

VI 5 11 99

MUNDO 33

UNA DECISIÓN SALOMÓNICA. La ciudad santa podría ser la capital dividida de israelíes y palestinos

JERUSALÉN

La manzana

de la discordia

DIARIO DE SEVILLA

EDUARDO DEL CAMPO

Todas las ciudades tienen su historia,

pero la de Jerusalén es aplastante. Judíos,

musulmanes y devotos de Cristo,

sin contar a los paganos, se han matado

desde hace cuatro milenios por adueñarse

de los muros que albergan en el corazón de

Tierra Santa los santuarios más sagrados de

las tres religiones monoteístas. A estas alturas,

cuando las sectas apocalípticas cristianas

ya hacen guardia en las lomas del

Monte de los Olivos para ser dentro de ocho

semanas los primeros testigos del fin del

mundo y la segunda venida del Mesías, el

estatuto de la ciudad más espiritual del planeta

se enfrenta a su enésima revisión política,

que muchos esperan sea la definitiva

por el bien del proceso de paz en la región.

La pregunta tiene ecos bíblicos: ¿De quién

es Jerusalén? ¡Mía!, ¡mía!, gritan judíos y palestinos

exhibiendo en la mano sus derechos

históricos, mientras los cristianos (que

en estas tierras responden a 30 denominaciones

distintas) hacen coro por detrás.

Yaser Arafat, presidente de la Autoridad Nacional

Palestina, lo dejó claro el lunes pasado

durante su entrevista en Oslo con el primer

ministro laborista israelí, Ehud Barak,

y el estadounidense Bill Clinton: el meollo

del cogollo de la recta final de las negociaciones

entre israelíes y palestinos se llama

Jerusalén Este. Arafat exige que el futuro Estado

independiente palestino que se supone

debe ser proclamado exactamente dentro

de un año sobre los territorios ahora autónomos

de Cisjordania y Gaza tenga como

capital esa zona oriental y de mayoría árabe

de la ciudad que el ejército israelí conquistó

a Jordania en la Guerra de los Seis Días. En

otras palabras: volver al status quo fronterizo

del día 4 de junio de 1967, víspera de la

ofensiva militar israelí. La ciudad había

quedado dividida en 1949 entre el Reino hachemí

jordano y el joven Estado hebreo tras

un armisticio que acabó con los combates

entre judíos y árabes pero también supuso

el fracaso del plan de internacionalización

propuesto por la ONU. La retirada un año

antes de los administradores ingleses de Palestina

(que hicieron de la urbe su capital

administrativa en 1922 tras desbancar a los

turcos) había concedido a los judíos su Tierra

Prometida como premio de consolación

por haber sobrevivido a las cámaras de gas.

Regateo en la Tierra Prometida

La reivindicación de Arafat tiene fundamento

y todo apunta a que Barak hará que

los ultraortodoxos se traguen su vieja retahíla

de que Jerusalén es la “indivisible capital

de Israel” y acabará por ceder. No será en

balde, por supuesto. Según el diario independiente

israelí Haaretz, que publicó el

lunes un supuesto borrador del acuerdomarco

en que las dos partes deberán plasmar

este mes el calendario y las etapas para

llegar al Acuerdo definitivo, a cambio de la

cesión de Jerusalén Este a los palestinos

Arafat tendría que reconocer que Jerusalén

Oeste es la capital de Israel, lo que implica

renunciar a sucesivas demandas. El Knesset,

la Asamblea legislativa israelí, nombró Jerusalén

la capital del Estado en 1980, pero

0

Franja

de Gaza

Egipto

20 40

Km.

Tel Aviv

Mar

Mediterráneo

La Autoridad

Nacional

Palestina de

Yaser Arafat

exige a Israel

como parte final

de los acuerdos

de paz la

devolución del

lado Este de

Jerusalén que

sus tropas

conquistaron en

1967. El primer

ministro israelí,

Ehud Barak,

parece dispuesto

a cerrar el trato a

cambio de nueva

concesiones

Nazaret

Jerusalén

ISRAEL

Cisjordania

Río

Jordán

Arafat reclama Jerusalén Este

como capital del futuro Estado

palestino formado por

Gaza y Cisjordania

FUENTE: elaboración propia.

Jordania

las embajadas extranjeras prefirieron mantener

sus sedes en Tel Aviv hasta que no se

solucionara el litigio sobre la soberanía de

la ciudad. No sería el único precio que Barak

pediría a Arafat por el tesoro de Jerusalén

Este. Además, la Autoridad Palestina entregaría

a Israel la soberanía sobre tres bloques

de Cisjordania donde se asientan la

mayoría de las 216 colonias judías establecidas

después de la conquista de 1967. Convertir

Jerusalén en la capital de dos estados

sería la decisión literalmente más salomónica

de los viejos enemigos, porque ahora,

al contrario que sucedía con la leyenda en

que el rey Salomón (que reinó aquí hace

diez siglos) decidía partir el cuerpo del niño

por el que se peleaban dos mujeres para ver

quién era realmente la madre, ninguna de

las dos comunidades parece dispuesta a declinar

su paternidad sobre la urbe.

La Ciudadela histórica de Jerusalén

El debate sigue abierto sobre

la soberanía del casco

antiguo, un lugar

sagrado para las tres

religiones

monoteístas.

Declararlo

internacional

sería una de las

soluciones.

Torre de

David

Barrio

Cristiano

Basílica del

Santo Sepulcro

Barrio

Judío

Barrio

Armenio

Monte Sion

Barrio

Musulmán

Monte del

Templo

Mezquita de

Omar

Muro de las

Lamentaciones

Monte de

los Olivos

Valle de

Kidron

J. Carlos Sánchez /DIARIO DE SEVILLA

La última frontera

Los judíos remontan sus derechos, como

mínimo, al siglo X antes de Cristo, cuando

el rey David conquistó la ciudad y la convirtió

en la capital del pueblo hebreo. Los palestinos,

por su parte, dicen que son los habitantes

originarios de Palestina y que ellos

ya vivían en la Tierra Prometida cuando

Abraham la vislumbró en el horizonte.

Todo se puede partir menos el corazón. Y

el de Jerusalén, la ciudadela histórica cerrada

por los mulos milenarios que conquistaron

los romanos, los persas, los cruzados o

los otomanos, forma una semilla tan irreductible

como el Dios de las tres religiones

hermanas que se disputan sus reliquias. La

fe es la última frontera de las negociaciones.

La devolución de la zona extramuros

de Jerusalén Este, es decir los barrios árabes

donde no hay santuarios en litigio, no plantea

en principio problemas insuperables,

toda vez que las 29 colonias judías asentadas

en ese área tendrían garantizada su seguridad.

Pero la ciudadela histórica es un

asunto aparte sobre el que el debate sigue

abierto. Una de las soluciones para respetar

el carácter multiconfesional del casco antiguo

sería declararlo internacional y convertirlo

en algo así como un Vaticano tripartito.

Ese reino divino serviría de punto de encuentro

entre los 400.000 judíos y 200.000

miembros de otras confesiones (la mayoría

musulmanes) que viven en Jerusalén, una

ciudad del tamaño de Sevilla que sufre un

endémico problema de vivienda y desde

1986 ha visto crecer su población un 28 por

ciento, sobre todo a la de origen palestino.

El viaje que el Papa Juan Pablo II tiene previsto

hacer en marzo al escenario de la vida

de Jesús podría dar un empujón al proyecto

ecuménico. Eso si se equivocan los profetas

del milenio y el Armageddon, la batalla

final entre el bien y el mal anunciada por el

Nuevo Testamento, se queda sólo en el

ruido de las botellas de champagne.

OPOSICIÓN

Los grupos de judíos

ultraortodoxos son

los que más se

resisten a que la

“indivisible capital

de Israel” se vuelva

a partir en dos.


Diario de Sevilla

32 MUNDO

JU 11 11 99

LA PRENSA MARROQUÍ CALLA LAS CULPAS DE HASSAN II

ABDELHAK SENNA / EPA-AFP

en breve

ITALIA

, El ex primer ministro

Craxi ingresa de nuevo

en un hospital tunecino

■ TÚNEZ. El ex primer ministro

italiano Bettino Craxi, que se

exilió en Túnez para escapar de

los juicios por corrupción, fue

ingresado nuevamente la

noche del martes en el hospital

militar de la capital tunecina,

donde será intervenido quirúrgicamente

debido a una infección

relacionada con su diabetes

crónica, informaron fuentes

hospitalarias. Craxi fue ingresado

el 24 de octubre en ese

centro a causa de un problema

cardiovascular complicado con

una infección hepática y problemas

respiratorios. / EFE

RELEVO. El sustituto de Idris Basri al frente del ministerio del Interior, Ahmed Midaui (izquierda), con el rey Mohamed VI, el martes.

Marruecos aplaude a su

rey por librarse de Basri

Los marroquíes acogen la decisión de

Mohamed VI de destituir al hombre de confianza

de su padre como un punto de ruptura entre el

pasado feudal y la democracia del futuro

EDUARDO DEL CAMPO

■ Ha sido una explosión de alivio.

La decisión del rey Mohamed VI de

destituir anteayer al ejecutor de la

política autoritaria de su padre, el

difunto Hassan II, cuatro meses

después de heredar el trono de

Marruecos ha caído como lluvia

de mayo en un país que en cuestión

de libertades, igualdad económica

y derechos humanos es todavía

un erial en el que apenas despunta

la hierba.

La noticia fue celebrada en España

y Argelia, los vecinos más sensibles

del reino alauita, mientras

que en la prensa marroquí, amordazada

durante décadas por el

ahora defenestrado Dris Basri, el

sentimiento brotó unánime: la

destitución del omnipresente superministro

de Interior es el

mayor paso que ha dado hasta

ahora el joven monarca, de 36

años, hacia la democratización

efectiva de un régimen lastrado

por estructuras feudales, de las

que Basri era la araña tejedora.

Contagiada de optimismo reformista,

gran parte de la sociedad

marroquí interpretó el cese del temido

valido de Hassan II como la

caída del telón sobre una época de

abusos, clientelismo y represión, y

el principio de una nueva era en la

que imperará el Estado de derecho

y se celebrarán auténticas elecciones

democráticas.

Los periódicos marroquíes, la

mayoría órganos de partidos políticos,

se soltaron ayer la lengua y

vapulearon a Basri por los años de

censura que les infligió desde su

castillo del ministerio del Interior,

pero la autocensura volvió a actuar

y ninguno puso el dedo en la

llaga: que Basri, el comisario que

creó una red policial implacable,

manipulaba elecciones y enviaba

EL DELEGADO EN ESPAÑA DEL FRENTE POLISARIO PIDE MÁS CAMBIOS

“Mohamed VI tiene que ser valiente ahora”

El Frente Polisario saharaui

ha acogido con prudencia

pero optimismo la destitución

de Dris Basri, que se había

convertido en el mayor obstáculo

del reférendum de autodeterminación

del Sahara Occidental

que la ONU tiene previsto

celebrar el próximo 31

de julio. “Se le pueden achacar

a él la mayoría de las obstrucciones”,

dice Brahim Gali, delegado

principal en España

del Polisario. Gali, en declaraciones

a Diario de Sevilla, espera

que el cese de Basri no

sea un lavado de cara y Mohamed

VI dé pasos concretos

para la solución del conflicto

del Sahara, “con un cambio en

la política expansionista,

mayor colaboración con la Misión

de la ONU y el fin de las

obstrucciones” al censo provisional

de votantes, que Marruecos

quiere inflar con nombres

de colonos marroquíes a fin de

decantar el resultado a favor de

la anexión. Gali espera ahora

del monarca alauita que celebre

la votación “en la fecha prevista”,

y que si hay algún retraso

sea “de dos o tres meses y no

de años”, como Basri dijo el sábado.

Para Gali, la “irresponsabilidad”

mostrada por el ya ex

ministro en esas declaraciones

y su ambición para controlar

un proceso “que le concierne

sólo al secretario general de la

a los opositores a cárceles siniestras

en medio del desierto no era a

fin de cuentas más que el peón de

Hassan II. El tabú sobre el antiguo

rey ha convertido a su vasallo en

chivo expiatorio del ajuste de

cuentas con el pasado, lo que explica

por ejemplo que el diario Al

Bayane, órgano del Partido del Progreso

y el Socialismo, insistiera

ayer en que el ministro destituido

“sólo representaba a sí mismo”.

El socialista Abderramán Yusufi,

primer ministro del gobierno de

coalición que Hassan II le encargó

formar el año pasado, tiene ahora

un margen de acción mayor para

desarrollar el plan de reformas

que Basri había congelado hasta

ahora. Los próximos pasos de Mohamed

VI y Yusufi incluyen desbaratar

los intereses de Basri en las

privatizaciones, iniciar el proceso

de descentralización (al que Basri

se oponía en rotundo) e instaurar

una democracia real.

Para llegar a ese punto habrá que

resolver el problema de los “ministerios

de soberanía” controlados

por el rey, como Defensa, Exteriores

o Interior. Mientras el monarca

se reserve esa potestad, Yusufi

seguirá siendo un títere a expensas

de Palacio. La Asociación

de Trabajadores Inmigrantes Marroquíes

en España (ATIME) lo dijo

ayer con lucidez: “La sociedad marroquí

ha de ser partícipe del cambio.

La democracia no se construye

sólo por una parte”.

ONU” fue el error final que el

rey estaba esperando para “divorciarse”

del hombre de confianza

de su padre. El representante

del Polisario advierte

que la Comisión Real para el

Sáhara con la que Mohamed

VI pretende calmar las protestas

en el territorio “sigue en la

misma dirección política de

las soluciones-chapuza”, y le

animó en cambio a “ser valiente”

y llevar el proceso de

autodeterminación hasta el

final. ¿Hay peligro de reacción

militar contra el rey si abre la

mano en el Sáhara? “No”, dice

Gali, “porque la sociedad marroquí

también está harta de

la represión”. /E. DEL C.

ECUADOR

, Mahuad no responde

sobre un desvío de

500.000 millones

■ QUITO. El presidente de Ecuador,

Jamil Mahuad, no responde

a un cuestionario presentado

por un juez por el desvío

de 3.100 millones de dólares

(496.000 millones de pesetas)

durante la campaña electoral

que lo llevó al poder en agosto

de 1998, indicó ayer el ministro

de gobierno, Vladimiro Alvarez.

“El presidente no puede

someterse a interrogatorios de

jueces de un nivel que no le corresponde”,

dijo Alvarez en referencia

a una citación del juez

Alfredo Grijalba para que

Mahuad declarara hoy. /EP

ESTADOS UNIDOS

, La mitad de los

helicópteros ‘Apache’

no podrá volar

■ WASHINGTON. Más de la mitad de

los 743 helicópteros de ataque

AH-64 Apache del Ejército estadounidense

tienen prohibido

volar durante varios meses para

permitir el reemplazo de una

pieza en mal estado en el rotor

de cola, indicó ayer el Departamento

de Defensa. Dos Apache

se estrellaron en Albania en misiones

de entrenamiento para

la campaña de Kosovo. El Pentágono

precisó que su inmovilización

podría durar diez meses, y

que los aparatos utilizados en

zonas de conflicto (el Golfo o los

Balcanes) tendrán prioridad. /EP

SRI LANKA

,

Huyen 10.000

civiles a causa

de los combates

■ COLOMBO. Unos 10.000 civiles

han abandonado sus hogares

para ponerse a salvo de los

combates que libran el Ejército

ceilandés y la guerrilla

tamil desde hace una semana

en el norte de Sri Lanka. La

presidenta ceilandesa, Chandrika

Kumaratunga, reconoció

el martes la pérdida de cuatro

estratégicas poblaciones

en la contraofensiva lanzada

por los rebeldes contra las tropas

gubernamentales el pasado

día 2 al norte del país. /EFE


Diario de Sevilla

VI 12 11 99

MUNDO 37

LOS SEPARATISTAS MUSULMANES RECLAMAN SU ESTADO

Aceh pone a prueba el

centralismo indonesio

EPA

en breve

CROACIA

, Se agrava el estado

de salud del presidente

Tudjman, de 77 años

■ ZAGREB. El estado de salud del

presidente de Croacia, Franjo

Tudjman, de 77 años, se ha

complicado por una hemorragia

interna, informaron ayer

sus médicos. Tudjman fue operado

a comienzos del mes debido

a una perforación del intestino

grueso y la subsiguiente

peritonitis. Medios independientes

afirman sin embargo

que Tudjman padece un cáncer

y que su estado es gravísimo. A

pesar de su empeoramiento, el

parlamento se disolverá hoy

como estaba previsto ante las

elecciones de diciembre. /EFE

La independencia de Timor ha dado alas a los

movimientos secesionistas que intentan aflojar

el yugo de Java, la isla dominante. Aceh puede

ser la siguiente de la lista en separarse del país

EDUARDO DEL CAMPO

■ Como era previsible, la exitosa

independencia de Timor Oriental,

erigida sobre el sacrificio de miles

de vidas, ha dado alas a los viejos

movimientos separatistas que

desde poco después del nacimi