Artículos 2010 en El Mundo de Eduardo del Campo

edelcampcortes

16

PROTAGONISTAS

EL MUNDO / AÑO XXI, NÚMERO 742 CRÓNICA DOMINGO 3 DE ENERO DE 2010

AZUL&ROSA

GANADOR

José Jaldón

La vida de José Jaldón, agente

de policía, tuvo un final triste.

La noche del domingo pasado

tenía que haber sido el

momento más dulce de sus

últimos años, pero todo se

estropeó. Era su último día de

trabajo, tras 28 años

patrullando las calles, cazando

delincuentes y, seguro,

jugándose la vida. Era su

último día, su último servicio,

sólo faltaba regresar a la comisaría e irse a casa.

A sus 56 años iba a pasar a segunda actividad, a

dejar las calles que tanto le gustaban. Seguramente le

dolía abandonar la patrulla, porque nunca quiso

tener otro destino. Pero ya había elegido. Hasta que

vio cómo un coche volcaba en la carretera de

Andalucía. Paró el patrulla en mitad de la autovía, su

compañero y él se bajaron, saltaron la mediana y

fueron a socorrer a la pareja accidentada. Ni siquiera

pensaron en señalizar el accidente, sólo querían

sacar vivos a los dos jóvenes que había en el vehículo.

La niebla que siempre cubre esa zona, el asfalto

mojado y la noche se convirtieron en una trampa. El

conductor de un BMW no los vio y los arrolló.

Jaldón ya no pudo llegar a casa, murió en el acto. Su

compañero resultó herido, pero los dos jóvenes se

salvaron, y están convencidos de que habrían

muerto si no es por esos dos policías. Todos los

agentes de Madrid, y especialmente los de la

comisaría de Getafe, donde trabajaba Jaldón, le

echarán de menos. Alonso, su pueblo natal, en

Huelva, ya tiene un héroe. En el último instante la

vida fue injusta con él sin ningún motivo, no le

permitió cambiar, ser algo diferente de lo que había

sido siempre: un patrullero de raza.

/PorPABLO HERRAIZ (redactor de M2 de

EL MUNDO.es)

PERDEDOR

Francisco Serrano

El titular del Juzgado de

Familia número 7 de Sevilla

alzaba la voz hace dos

semanas en Crónica para

denunciar que Ley Integral

de Violencia de Género está

provocando como efecto

indeseado que haya mujeres

que denuncian «falsa o

infundadamente» por

maltrato a sus ex parejas con

el objetivo de obtener un

trato mejor en la separación y la custodia de los

hijos o simplemente «por despecho».

Tras las difusión del reportaje y de sus palabras,

a Francisco Serrano se le han echado encima una

veintena de asociaciones feministas, el Ministerio

de Igualdad, el Observatorio de Violencia

Doméstica y de Género del Poder Judicial y el

PSOE, entre otros. Él dice que ya lo daba por

descontado y que en el fondo este aluvión de

críticas beneficia al debate que él quería, y ha

logrado, abrir. El Consejo General del Poder

Judicial (CGPJ) estudia si debe abrirle un

expediente disciplinario, como le piden las

asociaciones feministas (a las que él a su vez a

denunciado por llamarlo «portavoz de

maltratadores»), pero Serrano dice que su juzgado

va al día y que no pueden sancionarlo por expresar

una opinión basada en su experiencia cotidiana.

En su favor se han pronunciado las más de 70

asociaciones que han salido en su defensa, lo

mismo que numerosos colegas judiciales. Y, para

los hombres que denuncian que han ido a la cárcel

por una denuncia falsa de su ex pareja, el perdedor

de la semana es en realidad un héroe: el que se ha

atrevido a decir, aunque sea políticamente

incorrecto, que ellos también existen.

/PorEDUARDO DEL CAMPO (redactor de

EL MUNDO.es de Andalucía)

MI SEMANA / Jaime Peñafiel

M

El gran secreto de Emma Penella

Cuando se visitan los Santos Lugares suelen

encontrarse placas que advierten que «aquí o

cerca de aquí» pudieron tener lugar los hechos

más importantes de la vida y muerte de Jesús. Esto

deberían tenerlo presente, antes de pronunciarse,

los técnicos de la Junta de Andalucía que durante

dos meses han llevado a cabo las excavaciones en

los 400 metros cuadrados donde vecinos,

historiadores y hasta testigos habían informado,

en algunos casos con rotundidad, que se

encontraban los restos del poeta más universal,

Federico García Lorca. ¿Mintieron o se

equivocaron?, se pregunta Ian Gibson. Y ahora,

¿dónde está?, inquiere el personal. Aquí, no. Pero

¿y cerca de aquí?

Este fracaso no ayudará a despejar muchos

datos claves relativos a las circunstancias que

rodearon el asesinato, el 18 de agosto de 1936,

según Gabriel Pozo, autor de Lorca, el último

paseo (Almaded 2009), posiblemente el más

Yo nunca le chantajeé

Si las confidencias que Emma Penella hizo al

autor del libro son como las que se refieren a mi

persona, el perjuicio, que no beneficio de la duda,

sobre lo que cuenta está más que justificado.

Porque ante la pregunta del autor de por qué

nunca había hablado de esto a nadie, la hija de

Ruiz Alonso le contesta: «En estos años me han

llamado los periodistas más importantes de este

país para que les contara los secretos que mi

padre depositó en mí». Y le habló de Balbín, de

Luis María Ansón, de Tico Medina... «Algunos,

incluso, me chantajearon cuando dije que no,

como hizo Jaime Peñafiel, con un reportaje

Las tres se cambiaron de nombre

La historia de aquel artículo, publicado el sábado

16 de enero de 1988 en el semanario El

Independiente, antes de convertirse en diario, no

fue algo gratuito sino puntual: el estreno en TVE

de la serie Lorca, la muerte de un poeta, dirigida

por Juan Antonio Bardem. En el mundo del cine y

el teatro, algunos de los miembros de una misma

saga no gustan de compartir el apellido que

heredaron, prefiriendo un nombre diferente. Cierto

es que, por primera vez, se desvelaba quienes se

escondían tras los nombres artísticos de Emma

Penella, Terele Pávez y Elisa Montes «tres

hermanas que un día decidieron, por otros motivos

(¿inconfesables entonces?) cambiar sus nombres y

separar y borrar la propia identidad recibida desde

la cuna, hasta el extremo de que muchos lectores

desconocen que esas mujeres son hijas de un

mismo padre, tres figuras del mundo artístico

español, hijas las tres de Ramón Ruiz Alonso, cuyo

importante libro que se ha publicado hasta ahora

sobre el asesinato del poeta. Es la única obra que

aporta un testimonio excepcional: las confidencias

que Emma Penella recibió de su padre, Ramón

Ruiz Alonso, «el brazo ejecutor» que puso en

marcha la máquina que acabó con García Lorca

ante el pelotón de fusilamiento. Durante años y

años la actriz guardó este secreto hasta el extremo

que ni sus hermanas, Terele Pávez y Elisa Montes,

tenían conocimiento de ello. Pero, antes de

fallecer, se lo confió, en exclusiva, a Gabriel Pozo

Felguera. Nunca, hasta ahora, se había conocido,

ni tan siquiera Ian Gibson, la versión de la persona

a quien todo el mundo ha venido señalando como

el asesino de Lorca. Posiblemente, lo más

sorprendente de lo que Ruiz Alonso contó a su hija

es el nombre de quien, como Judas a Jesús,

traicionó a Federico no sólo delatándole sino

entregándole a sus verdugos: el mayor de los

hermanos Rosales, un falangista.

titulado Tres eras tres las hijas de Ruiz Alonso,

todo lleno de ponzoña... Este reportaje de Peñafiel

no nos hizo ningún bien en nuestras profesiones».

Lamento que Emma Penella ya no viva, aunque,

afortunadamente, sí sus hermanas.

De la historia que le contó al autor de Lorca, el

último paseo sólo hay de cierto lo del título de mi

artículo (Tres eran tres...) y, posiblemente, el daño

involuntario que pude hacerle tanto a ella como a

sus hermanas, Terele Pávez y Elisa Montes. Pero

no siendo cierto que yo intentara una entrevista

con Emma Penella para que me hablara de su

padre, mal podía chantajearla.

protagonismo en la trágica muerte de Federico

García Lorca ha sido recordado estos días en la

serie de televisión», escribía yo entonces. «Ignoro

las razones por las que las tres hermanas Ruiz

decidieron cambiar de nombre aunque estoy con

Virginia Wolf en que «nada debería recibir un

nombre por temor a que ese nombre mismo lo

transformara», pero «existen hermanos/hermanas

que ejerciendo una profesión común, como la de

actores/actrices, prefirieron elegir un nombre

diferente, olvidándose de que el propio era una

prisión donde se encerraba el ser verdadero»,

finalizaba mi artículo, aquel artículo que motivó la

ira póstuma («Yo te lo cuento todo pero no lo

publiques hasta que me muera») de la gran Emma

Penella quien, en el libro, reivindica la memoria de

su padre, haciendo honor a las palabras de

Esquilo: «Los hijos de un hombre aunque esté

muerto, son presagio de su salvación».

Emma Penella, Terele Pávez y Elisa Montes, las tres hijas de Ruiz Alonso, de

actualidad estos días por lo de Federico García Lorca.

CHSSSSS... Muy intencionada la puesta en escena del mensaje navideño real: el árbol, el belén, las

banderas de España y la UE pero, sobre todo, la fotografía del Príncipe, solo, como símbolo de la continuidad

histórica y dinástica. ¡Cuando se produzca! ¡Larga vida a Su Majestad!... Ya lo dijo Doña Sofía: el Rey no

abdicará jamás. Será Rey hasta la muerte. ¡Que así sea!... ¿Se acordará de la época en la que acudía a Titis , en la

carretera de El Pardo, uno de los poblados chabolistas más conocidos de Madrid?... Un famoso torero cuenta que,

a veces, le han salido por los chiqueros toros a los que ha sido imposible dar ni un solo pase, sólo mantazos para

evitar la cogida, aunque siempre acabó empitonado. Prefiere un miura con nobleza que un morlaco de desecho de

tienta.... Me parece muy bien que los amigos incondicionales, esos grandes amigos, la estén acompañando y

protegiendo desde que se produjo su ruptura matrimonial, pero también deberían aconsejarle porque de insistir y

persistir en su actitud puede conducirle a la ruina.... Hay que reconocer que estaba espléndida luciendo unas

espectaculares piernas hasta ahora desconocidas. A su edad, no muchas pueden y, además, sin photoshop.

Felicidades, querida.... Gracias, muchas gracias, a quienes me han hecho llegar su afecto y simpatía.

CRÓNICA / Vicedirector: Miguel Ángel Mellado / Director de Arte: Carmelo G. Caderot / Redactor jefe de Arte: Manuel de Miguel / Redactor jefe: Ildefonso Olmedo / Redacción: Ana María Ortiz / Paco Rego / Javier Gómez / Martín Mucha


22

ANDALUCÍA

>CRISIS ECONÓMICA / La burocracia andaluza

«Así trabaja la

Consejería de

Empleo»

Una parada denuncia a Zapatero problemas

para acceder a los cursos de formación

En la oficina de cursos

de Sevilla, estos días

sólo hay una persona

para atender al público

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

María Pérez Muñoz, diplomada en

Topografía, de 25 años, vecina de

Mairena del Aljarafe, parada desde

abril y en búsqueda activa de

empleo o de un curso para encontrarlo,

dice que acudió el pasado

lunes 21 de diciembre a la Delegación

de Empleo de la Junta en Sevilla,

en la Avenida República Argentina,

para pedir ayuda en su ardua

misión, que comparte con

millones de desempleados en España.

Cuenta que, tras mucho insistir

y buscar, había conseguido una

plaza para hacer un curso de lo

que ella quería, en montaje aeronáutico,

pero no en Sevilla sino en

Córdoba. Que le habían concedido

una beca de alojamiento (390 euros

al mes) y manutención (15 euros

al día). El problema es que, tras

pasar una semana en Córdoba, había

tenido que abandonar el curso

por una razón muy sencilla. «Me

dijeron que la beca no te la dan

mes a mes, en el momento, cuando

tú la necesitas, sino al cabo de uno

o dos años. Tuve que dejarlo porque

no tengo dinero para mantenerme

y no puedo esperar a dentro

de dos años», explica.

Se pregunta qué sentido tiene

dar becas a parados si no se las pagan

cuando lo necesitan y ese retraso

provoca que esa persona tenga

que renunciar al curso que la

iba a sacar del paro (porque el suyo

era un curso con compromiso

de contratación).

Iba esa mañana a la Delegación

de Empleo para buscar una alternativa:

ella quería pedir que, cuando

saliese un curso de aeronáutica

en Sevilla dentro de la programación

de formación de 2009, que

aún no ha salido (se espera, dijeron

a este diario en la Delegación,

que lo haga en enero), le reservaranunpuestoparaella,porqueno

tenía dinero para mantenerse en

Córdoba y porque estaba demostrando

con sus idas y venidas un

interés genuino en formarse para

colocarse en ese sector (ella se extraña

de que en Sevilla, con un potente

sector aeronáutico, «no oferten

cursos» de este campo).

Cuando llegó a la oficina de Gestión

de cursos de Formación Profesional,

un espacio muy amplio con

decenas de sillas y mesas, dice que

se le cayó el alma a los pies. No había

nadie. Eran las 11.05 de la mañana,

como se ve en el reloj de la

foto. «Un hombre me dijo que esperara,

que habrían bajado a desayunar.

Esperé media hora y vinieron

dos funcionarios. Me dijeron

que no se podía hacer nada».

María Pérez se fue esa misma

mañana a poner una reclamación

a la oficina del Defensor del Pueblo

Andaluz. También ha reclamadoalaConsejeríadeEmpleodela

Junta de Andalucía y ha escrito

una carta al presidente del Gobierno,

José Luis Rodríguez Zapatero.

Denuncia ella que cómo es posible

que en tiempos de recesión a los

parados les paguen las becas uno

o dos años después y que en las

oficinas de formación apenas haya

funcionarios cuando, dice, más falta

hacen. También denuncia que

los cursos de la Junta «son casi todos

para los desempleados del

Plan Menta», que incluye a los que

cotizaron al menos seis meses en

el año anterior a quedarse parado,

y que hayan perdido su trabajo

después de enero de 2008. «A mí

me faltaban diez días de cotización.

Pero los cursos deben ser para

todos los parados», se queja.

Añade otro disgusto, esta vez

con la oficina del Servicio Andaluz

de Empleo (SAE) de San Juan de

Aznalfarache, dependiente también

de esta Consejería. «Me dijeron

que no tenía derecho a la prestación

por desempleo pero sí a los

420 euros de ayuda. Pero me llegó

una carta diciendo que no tenía derecho

a los 420 euros sino a la

prestación. Y en la oficina me dicen

que es un error, que lo que me

tienen que dar son los 420 euros.

Son unos incompetentes».

Este diario visitó el miércoles 30

de diciembre a las 12.25 horas la

oficina de gestión de cursos de formación

de la Delegación de Sevilla.

Sólo había una funcionaria de

guardia. Ésta dijo que, debido a las

vacaciones de Navidad, están «bajo

mínimos» y que esa mañana

trabajaban tres. Los otros dos compañeros

estaban haciendo gestiones

en la calle. Precisó que normalmente

trabajan allí unos 18

empleados, pero que la mayoría lo

hace en la calle gestionando cursos

y haciendo visitas, por lo que puede

dar la impresión errónea, según

ella, a quien visite la oficina de que

EL MUNDO. JUEVES 7 DE ENERO DE 2010

La oficina de gestión de cursos de la Delegación de Empleo de la Junta en Sevilla, a las 11.05 del 21 de diciembre. /E.M.

no hay nadie trabajando.

Dijo que a María se la atendió

«muy bien», que los plazos de pagos

de beca son así porque hay

que esperar a que acabe el curso

para comprobar que el alumno ha

asistido y que hay cursos para desempleados

con todo tipo de perfil.

«Hay mucha crispación en la gente

por la crisis, pero nosotros somos

simples trabajadores, no tenemos

una varita mágica para arreglar

el paro», lamentó.

Si hay mucho más paro y la Junta

anuncia que va a poner el énfasis

en la formación, ¿aumentarán

el personal de gestión de cursos

para agilizar éstos y simplificarán

las becas para pagarlas mes a

mes? La funcionaria dijo que la

Junta no les ha mandado refuerzos,

aunque no dijo que les haga

falta. «Así trabaja la Consejería de

Empleo», tituló su carta la desempleada

en búsqueda activa de trabajo

María Pérez Muñoz.

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.


Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.

EL MUNDO. SÁBADO 16 DE ENERO DE 2010

>CUMBRE INFORMAL DE LA UE / Europa debate su futuro modelo energético

27

ANDALUCÍA

El gran reto del Plan de

Acción 2010-2014 es

cómo financiar las

nuevas infraestructuras

El ministro dice que la

amenaza de Airbus

sobre el A400M es un

«juego de presiones»

El ministro español de Industria, Miguel Sebastián, se incorpora a la foto de familia con sus colegas europeos, ayer en la cumbre de energía de Sevilla. / FERNANDO RUSO

La Unión Europea busca dinero para

interconectar sus redes energéticas

Los ministros de Energía de los 27 debaten en Sevilla su futuro modelo energético y

común, que según España estará basado en las energías renovables y la interconexión

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Francia, Italia, Alemania Occidental,

Bélgica, Holanda y Luxemburgo

crearon en 1951 la Comunidad Europea

del Carbón y el Acero con el objetivo

de crear un mercado común.

Más de medio siglo después, el carbón

es una fuente de energía condenada

por la alta contaminación por

emisiones de dióxido de carbono que

genera su consumo, y aquel embrión

comunitario se ha convertido en un

gigantesco organismo de 27 países

donde, por culpa de o gracias a la

preocupación mundial por el cambio

climático, la política energética vuelve

a estar en el corazón de su agenda.

O a eso aspiran sus ministros de

energía, que ayer se reunieron en

una cumbre informal en Sevilla bajo

la presidencia semestral de turno española

de la Unión Europea para debatir

las líneas estratégicas del Plan

de Acción sobre Energía 2010-2014.

Al final, de lo que se trata es de

que la factura de la luz, la bombona

de butano y la recarga del depósito

del coche no se dispare y de que, sobre

todo, la luz, el agua caliente y el

motor no se corten por falta de suministro

debido por ejemplo a un conflicto

con Rusia (fuente primordial de

gas para el norte europeo) o a fallos

o carencias en las redes de transporte

y distribución. ¿Y cómo se consigue

una energía más barata, sostenible

y estable, y menos contaminante

y dependiente de impredecibles países

suministradores?

La UE pretende hacerlo construyendo,

en un horizonte que llega hasta

2050, un mercado energético común,

interconectado y más competitivo,

basado cada vez más en las

energías renovables y limpias y en

una política también común, según

explicó ayer el anfitrión de la cumbre

energética, el ministro español de Industria,

Turismo y Comercio, Miguel

Sebastián, en la rueda de prensa de

la tarde que constituyó para los periodistas

la única posibilidad de conocer

algo del debate, pues todas las

reuniones en el Palacio de Congresos

de Sevilla fueron a puerta cerrada.

Política energética común, energías

renovables e interconexiones

son las prioridades de la presidencia

española en este terreno, dijo. Buenos

conceptos estratégicos que habrá

que materializar. ¿Con qué dinero se

financiarán esas infraestructuras para

conectar las redes de suministro

(eléctricas, gasoductos...) entre los

países europeos y entre éstos y los

vecinos del Sur y el Este de donde

procede la materia prima? No se

mencionó ninguna cifra concreta.

Un grupo protesta rodeado de policías, ayer cerca del lugar de la cumbre. / EFE

Sebastián, que compareció junto al

comisario saliente de Energía de la

UE, el lituano Andris Piebalgs, y el

ministro de Bélgica, Paul Magnette,

país que asumirá la presidencia en el

segundo semestre de 2010, dijo que

una parte de las infraestructuras la

pagarán las empresas privadas pero

que éstas «no serán suficientes y tendrá

que haber impulso público». El

comisario de Energía dijo que los

2.000 millones de euros comprometidos

de inversión europea para diez

años son «migajas» en comparación

Protesta ‘asfixiada’

entre policías

>El Palacio de Congresos era

un búnker en medio de un

desproporcionado despliegue

de cientos de agentes.

Losministrosnopodíanoírlas

consignas («cambia tu vida,

no tu clima», «eco-caos»,

«contralaEuropadelcapitaly

la guerra») de las decenas de

manifestantes que lograron

reunirse por la tarde y sin incidentes

junto a la estación de

cercanías tras obtener el respaldodelTribunalSuperiorde

Andalucía. Pero es gracias a

años de presión ciudadana

que el discurso de las energías

limpias es hoy indiscutible

en la ‘ex carbonífera’ UE.

con el dinero no cifrado que costará

montar esas interconexiones.

La interconexión energética europea,

dijo Sebastián, contribuiría a

asegurar el suministro pero también

a bajar el precio. Si, explicó, pudiera

llevarse hasta el norte de Europa el

gas que España va a traer de Argelia

a través del gasoducto en construcción,

el gas ruso bajaría de precio, y

el gas argelino sería a su vez más barato

si fuera posible traer el sur de

Europa el gas ruso. Efecto del aumento

de la competencia.

«La interconexión es un elemento

clave para reforzar el mercado interior,

la competitividad y mejorar la

seguridad del suministro», dijo el ministro

español, que sostuvo que el

compromiso europeo con las energías

renovables es unánime.

Esperan poder aprobar el Plan de

Acción de Energía 2010-2014 en el

consejo que celebrarán los ministros

en marzo en Bruselas. Tendrán que

concretar también la implantación de

las redes inteligentes o los vehículos

eléctricos, para lo que, dijo Sebastián,

se requiere previamente un gran

acuerdo con los fabricantes.

A diferencia de las energías renovables,

la energía nuclear, cuestión

«soberana» de cada país según el

Tratado de Lisboa, queda fuera del

plan energético común, recordó el

ministro español.

El titular de Industria aseguró que

hay «una gran coincidencia» entre

los objetivos de la UE y las propuestas

de las empresas. Sobre la crisis en

la dirección de la española Repsol,

donde Antoni Brufau fue confirmado

ayer como presidente de la compañía

con la ausencia de los consejeros del

principal accionista, el Sacyr de Luis

del Rivero, el ministro dijo que espera

que «no haya ningún daño a la

imagen» de la empresa, la mayor en

beneficios del país. Precisamente está

previsto que Brufau intervenga

hoyenlacumbrealas9delamañana

en su calidad de presidente del

Club Español de la Energía.

Preguntado luego sobre el ultimátum

dado por Airbus y Eads acerca

de que se retirarán de la construcción

del avión A400M si los países inversores,

entre ellos España, no contribuyen

a pagar el sobrecoste del desarrollo

del aparato, Sebastián se

mostró confiado en que se resolverá

el conflicto y relativizó las amenazas

del constructor diciendo que «hay

mucho juego de presiones».

La cumbre incluyó también una visita

a la planta solar de Abengoa en

Sanlúcar la Mayor y un debate sobre

«inversiones en tecnologías bajas en

carbono». Hoy será el turno de los

ministros de Medio Ambiente, que

harán un «seguimiento de los resultados»

de la cumbre de Copenhague.


Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.

32

ANDALUCÍA

EL MUNDO. DOMINGO 17 DE ENERO DE 2010

SOMOS ZAPPING

L. M. FUENTES

El andaluz acervezado

Idiosincrasia en una caña. Con eso de «ser andaluz» nos han vendido

postales, casetes de gasolinera, bragas de lunares, género de

charcutería, televisión basura y partidos políticos, entre otras muchas

cosas. No es que desentone, pues, que ahora nos vendan con

ello cerveza. Es más, eso viene a enseñarnos que el sentimiento

patriótico es una especie de borrachera que deja bigotes de espuma.

La cerveza quizá la inventaran los sumerios, pero si ésta puede

ser la tierra de María Santísima, que nació tan lejos, también

puede ser la tierra de la cerveza oriental o vikinga. Cruzcampo ha

hecho un anuncio inyectando a su cerveza una especie de tomatada

de todo lo andaluz, así que burbujea de rodajas de sol, tauromaquia

de peluquería, desfibrilaciones flamencas, morenas de relicario,

picadillos salerosos, jamones colombinos, jacas con mantilla,

calles de cuponeros, rozones de terraza y tópicos de perol.

Vender cerveza como cerveza debe de parecerles una tontería, hay

que venderla con paisaje, almanaque, chaquetilla, paletada, todo

ese febril carromato del catetismo. «Amamos ese arte, esa risa, ese

orgullo, esa casta...», dicen como si fuera una promo de Se llama

copla. Nos han vendido tanta mentira, conformismo, siesta y vulgaridad

con lo de «ser andaluz», que el que una cerveza se abanique

con todo ese ropavejerismo facilón parece lo menos odioso.

Lo peor del andaluz acervezado de su chovinismo no es que sirva

para tirar más cañas, sino, sobre todo, para mantener al poder

tranquilo, dueño y padrecito de un pueblo cantarín y sobado. Con

ese mismo anuncio de Cruzcampo nos podrían vender cualquier

cosa con o sin sustancia, Canal Sur entero o todo el programa de

gobierno de la Junta. A mí el anuncio no me da ni sed. Sólo flato.

Dignidad. María del Monte, huérfana ya de gordos pasteleros, de

chistosos aerofágicos y de morbo forense, tiene una nueva y curiosa

profesión que exhibe por los platós del basureo braguetero.

Y esta profesión es la de ser digna. En La noria, oenDEC, oquizá

en otros programas de chocar cuernos y ensuciar sábanas que

se le parecen (no los distingo), la he visto sentarse a decir que ella

no tiene nada que decir, que ella es muy artista y que su vida privada

es privada. ¿Y por qué va? Lo mismo se creía que la llamaban

para conocer su opinión sobre la coyuntura económica. De revolcar

todo lo andaluz por el suelo ha pasado a posar como una infanta,

con una superioridad moral y una distanciada dignidad que

pasman: da lecciones de tolerancia, de respeto, de ética, de periodismo,

hace como un budismo de folclórica entre sonrisas y capotazos,

reprende como una madre y esquiva como un delantero

centro. Ahora se ha hecho como monja de ella misma y enseña virtud

con la misma naturalidad y satisfacción con la que antes enseñaba

barreduras de esta tierra. O, simplemente, es que hay que comer,

y con la dignidad cobra casi lo mismo que con la ordinariez.

Por lo que nos toca, la preferimos así. Que le dure mucho la dignidad,

tanto como para no verla más en Canal Sur.

La UE debate si aumenta su

recorte de emisiones al 30%

Los ministros de Medio Ambiente no acuerdan aún en Sevilla la

cifra de reducción de CO2 que deben comunicar a la ONU este mes

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Para frenar el calentamiento global

hay que contaminar menos, mucho

menos, y cuanto antes se empiece a

hacerlo, mejor. Todo el mundo está

de acuerdo. El problema comienza

cuando hay que ponerle cifras a ese

compromiso teórico. Los 27 países de

la Unión Europea se han comprometido,

tal como expusieron en diciembre

en la cumbre de Copenhague sobre

cambio climático, a recortar sus

emisiones de dióxido de carbono

(C02) un 20% para el año 2020. Sobre

este objetivo hay unanimidad.

Además, están dispuestos a elevar el

listón hasta el 30%.

Pero aquí comienzan las disensiones:

unos, como Alemania, proponen

fijarse ese objetivo común del 30% e

incluso superarlo (habla de recortar

un 40%), sin esperar a ver qué hacen

los demás países. Otros, en cambio,

aceptan el objetivo del 30%, pero

con la condición de que se fijen parámetros

de comparación frente a terceros

países, es decir, se defina cómo

se mide y se compara esa reducción

teniendo en cuenta las diferencias de

cada Estado. No representa el mismo

esfuerzo recortar un 30% de emisiones

en un gran país industrializado

que en otro pequeño sin fábricas.

Los ministros de Medio Ambiente

de la UE celebraron ayer una cumbre

informal en Sevilla, con España,

presidenta europea de turno, como

anfitriona. Pero los socios no llegaron

aún a un acuerdo, que se prevé

que concreten el próximo miércoles

en Bruselas en una reunión del Comité

de Representantes Permanentes

(Coreper). El acuerdo de Copenhague

fijó el 31 de enero como plazo

para que los países informen a la

ONU de la reducción de emisiones

que están dispuestos a asumir.

El dilema de la UE, en resumidas

cuentas, es elegir entre recortar un

tercio la emisión de C02 de forma

condicional o incondicional. Si actúa

por su cuenta (dando ejemplo y tirando

del carro) o si lo hace vinculando

sus recortes a lo que hagan

otras potencias, como Estados Unidos,

China, Brasil, India o Sudáfrica,

los países que, ante la imposibilidad

de cerrar un nuevo tratado que suceda

al de Kyoto, pactaron en Copenhague

un acuerdo de mínimos.

No es fácil fijar ese porcentaje, por

simple que parezca el resultado. Menos

aún si hay 27 voces en juego. Pero

ayer, en la rueda de prensa con la

que acabó la jornada en el Palacio de

Congresos de Sevilla, la secretaria de

Estado de Cambio Climático, Teresa

Ribera, en lugar de aclarar el problema

al público, lo complicaba todavía

un poco más usando un lenguaje

opaco que incluía hallazgos como

«operacionalizar», para referirse a la

necesidad de pasar de las palabras a

la acción.

El ministro de Energía y Clima de

Bélgica, Paul Magnette, dijo que, tras

haber quedado relegados en Copenhague,

los países de la Unión Europea

deben ahora aprovechar su red

diplomática, extendida por todo el

mundo, para que la próxima reunión

internacional, en noviembre en México,

«sea un éxito» y en ella, por fin,

pueda acordarse un tratado que convierta

en legalmente vinculantes los

compromisos voluntarios anunciados

en Dinamarca.

Ribera (que presidió la cumbre en

sustitución de la ministra Elena Espinosa,

que no acudió debido a la

muerte de su madre) dijo que la reunión,

en cuya sesión matutina participaron

además los países candidatos

al ingreso en la UE, sirvió también

para debatir cómo se puede

mejorar la gestión planetaria de la

lucha contra el cambio climático. El

comisario de Medio Ambiente, el

griego Stravros Dimas, señaló la paradoja

de que la ONU carece de una

agencia dedicada expresamente a la

protección medioambiental.

Amable obscenidad. Entre las cocinillas y la podología, Miralavida

quiere ser amable como la sonrisa de Mariló Maldonado, pero

cuando lo tétrico se anuncia como una aromaterapia, es aún

más obsceno. Así presentaban un increíble reportaje folletín sobre

una mujer con cáncer de mama a la que, además, le diagnostican

otro de pulmón: «En el capítulo de hoy, veremos cómo se enfrenta

la familia a esta información». Y después, harán buñuelos sin

perder la sonrisa.

www.luismiguelfuentes.blogspot.com

Los participantes en la cumbre de Medio Ambiente de la UE, con Teresa Ribera en el centro, ayer en Sevilla. / JESÚS MORÓN

La ‘huella de carbono’ y la bici

El presidente de la comisión

de Medio Ambiente

del Parlamento

Europeo, el socialista

alemán Jo Leinen, reivindicó

el liderazgo del

continente en la lucha

contra el cambio climáticoysemostróoptimista:

«Vamos a ir a por el

30% de reducción» de

emisiones contaminantes,

afirmó ayer en la

rueda de prensa. Para

subrayar la importancia

de la UE, cuestionada

en la cumbre de Copenhague,

recordó que

va a aportar 10.000 de

los 30.000 millones de

dólares del fondo acordado

en la capital danesa

para que los países

pobres se adapten a la

‘economía verde’.

La Junta de Andalucía

y el Ayuntamiento

de Sevilla aprovecharon

para presentar sus

aportaciones a esta causa

global. La consejera

de Medio Ambiente,

Cinta Castillo, explicó

el proyecto andaluz para

medir la ‘huella de

carbono’, cuánto CO2

emite cada municipio

por habitante, y el alcalde,

Alfredo Sánchez

Monteseirín (PSOE)

acudió en bicicleta para

exponer que Sevilla,

gracias a los carriles bicis,

el metro, el tranvía y

las calles peatonales, es

«la que más» ha bajado

sus emisiones.

En la cumbre hablaron

ayer, a puerta cerrada

a la prensa, el presidente

de Repsol, Antonio

Brufau, y representantes

de la ONU y la

Confederación Europea

de Sindicatos.


EL MUNDO. JUEVES 21 DE ENERO DE 2010

S5

SEVILLA

Los ‘sin papeles’

reclaman un papel

más relevante en

la escena pública

El gobierno local apoya una fiesta africana

y pide a los sevillanos que ayuden a

«quebrar el discurso de exclusión» de Vic

El Ayuntamiento

pone objeciones

a un proyecto de

la Hispalense en

la Pirotecnia

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Estaba ayer nervioso Alu Diallo, presidente

de la Asociación de Inmigrantes

Sin Papeles de Sevilla, que

agrupa de momento a medio centenar

de africanos. A las cinco debían

comenzar a sonar en el centro cívico

municipal San Fernando de Sevilla

los tambores del sabar, el espectacular

baile senegalés con el que su colectivo

quería presentarse a los vecinos

y hacer visibles, de paso, a las

mujeres africanas sin papeles, pero

pasaba el tiempo y los músicos percusionistas

no aparecían.

En cuanto llegaron, estalló un ritmo

contagioso y, alta, elegante y poderosa,

la senegalesa Denise Coli, a

la que muchos habrán comprado algo

alguna vez porque trabaja de

mantera a las puertas del Nervión

Plaza, empezó a ejecutar un sensual

lebel a golpe de nalgas y caderas. En

una pausa, Alu Diallo explicó a los

sevillanos que habían acudido a la

convocatoria el motivo del retraso:

otro de los organizadores, el también

senegalés Hadim Faye, había

ido a buscar los músicos y de camino

del acto, en un control callejero, la

Policía lo había parado y se lo había

llevado a comisaría por no llevar documentación.

Allí seguía.

Denise, que lleva ya tres años aquí

y espera regularizarse pronto, contaba

al periodista que a una compañera

mantera «la detuvieron y se la llevaron

con su bebé a comisaría». El

miedo a la expulsión hace, explicaba

Alu, que los inmigrantes irregulares,

y en particular las mujeres, se aíslen.

El encuentro festivo pretendía ayudarles

a salir a la luz, porque «una

mujer integrada supone una familia

integrada». «Estamos intentando

cambiar ese miedo, decirles que pueden

participar en la vida pública», decía

el presidente de la asociación, que

en Dakar era administrativo de una

fábrica de pelucas y aquí está parado.

Agradeció al Ayuntamiento su

apoyo. Al contrario que el gobierno

del municipio barcelonés de Vic, que

no quiere empadronar a inmigrantes

Miembros de la Asociación de Inmigrantes sin Papeles, ayer en su actuación en Sevilla. / CARLOS MÁRQUEZ

sin papeles, el de Sevilla ratificó ayer

en el acto, por boca del teniente de

alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos

(IU), que «no dará ni un paso atrás»

en el derecho de los inmigrantes a

ser empadronados, un trámite que

recordó que es esencial para acceder

a servicios básicos como la salud o la

educación. Torrijos condenó el movimiento

«que se está intentando

abrir camino en España para dividir

a las personas», dijo que «todos serán

tratados como ciudadanos» por

el Ayuntamiento y pidió a los vecinos

de Sevilla que recuerden su pasado

de emigrantes y ayuden «a quebrar

ese discurso de exclusión e intolerancia».

F.J.R / Sevilla

La Comisión Local de Patrimonio

ha pedido a la Universidad de Sevilla

información complementaria

del proyecto de reforma que pretende

acometer en una antigua nave

del complejo militar de la Pirotecnia,

en las inmediaciones de la

futura Facultad de Ciencias de la

Educación.

La Hispalense quiere convertir

este edificio en un pabellón deportivo

y una guardería, y para ello

ha solicitado licencia de obras para

su reforma parcial. El proyecto

incluye, no obstante, la demolición

de gran parte del inmueble, que

sólo conservaría la estructura y la

cubierta antiguas. La Comisión Local

de Patrimonio ha pedido un

nuevo informe a la Universidad sobre

los materiales y colores del futuro

pabellón deportivo y guardería

para que se adapte perfectamente

al entorno

La comisión municipal ha autorizado,

por otra parte, la instalación

de un azulejo de grandes dimensiones

en el Altozano que representará

al Cristo de la

hermandad de la Esperanza.

CONCHITINA

La Magdalena, al descubierto. La fuente de la Plaza de

la Magdalena está ya al descubierto después de haber sido objeto de

un proceso integral de conservación y recuperación. El primer teniente

de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos, visitó ayer el monumento.

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.


ELMUNDO

SEVILLA

andalucia@elmundo.es

SÁBADO 23 DE ENERO DE 2010

FUERZAS ARMADAS

Clausurado el 48º

campeonato nacional

militar en Aznalcázar

Los ganadores posan ante el podium, ayer. / EL MUNDO

El 48º Campeonato Nacional Militar de Campo a

Través se clausuró ayer en Aznalcázar con la victoria

del capitán Zapico en la prueba de fondo largo,

mientras que en la de fondo corto la primera

posición fue para el soldado Solís, de la Guardia

Real. En la categoría femenina, el primer puesto

fue para la teniente Ruiz, del Ejército del Aire.

Las ‘chapuzas’ de la red de carriles bici obligan

al Ayuntamiento a gastar otros 2,3 millones

Monteseirín dedica un proyecto del Plan 5.000 a obras para paliar los ‘puntos negros’ de la red ciclista /

El gobierno municipal elabora un informe que determinará en qué zonas se ejecutarán los trabajos

Sevilla

El Ayuntamiento de Sevilla se ha

visto obligado a dedicar uno de los

proyectos financiados por el Fondo

Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad,

el conocido como Plan

5.000, para paliar las deficiencias y

desperfectos de los 140 kilómetros

del carril bici que cruza la ciudad.

En total, el gobierno municipal invertirá

más de 2,3 millones de euros

en acondicionar y modificar los

‘puntos negros’ de la red ciclista.

Estos ‘arreglos’ se producen después

de que las arcas municipales

hayan desembolsado a través de la

delegación de Infraestructura para

la Sostenibilidad, que dirige Antonio

Rodrigo Torrijos (IU), más de

14 millones de euros entre la red

primaria y la complementaria, más

las partidas previstas en proyectos

municipales como los dos Planes

de Barrios.

El tranvía

>El alcalde, Alfredo Sánchez

Monteseirín, no ha

querido dejar fuera del Plan

5.000 su proyecto ‘estrella’:

el tranvía. El Ayuntamiento

vaadestinarparalasobras

de ampliación un total de

2,8 millones de euros.

Esta inversión, sin embargo, no

ha dado los resultados esperados.

Por ello, la corporación local ha decidido

incluir el proyecto ‘Obras de

mejoras de la red de bicicarriles’, al

que se le ha destinado una partida

total de 2.320.000 euros. Según

fuentes municipales, este programa,

que pondrá en marcha entre

los meses de marzo y abril, estará

dedicado a «intervenir en los puntos

más conflictivos para llevar a

cabo modificaciones, así como la

implantación de señales viales». En

concreto, precisaron que lo se pretende

es dar un «repaso» por la red

para «mejorar el servicio».

Hasta el momento, el Ayuntamiento

hispalense no ha concretado

cuáles son esos ‘puntos negro’

del carril bici, ya que están elaborando

un informe que determine

en qué zonas se van ejecutar las

obras.

Página S3

La comunidad

colombiana

podrá votar en

las municipales

de Sevilla

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Los colombianos con cinco años de

residencia legal en España podrán

votar en las elecciones municipales y

por lo tanto elegir al próximo alcalde

de Sevilla en 2011, gracias al acuerdo

al que han llegado los gobiernos

de España y Colombia, cuyo texto,

que se ratificará el 5 de febrero, publicó

el jueves el BOE. Los colombianos

con derecho a voto en Sevilla

son entre 2.000 y 2.500.

La cónsul de Colombia, Carmen

Caballero, lo anunció ayer a sus compatriotas

asistentes al Primer Foro de

Reflexión Colombianos ¿cómo vamos?,

organizado por la Asociación

de Amigos de MIRA, un movimiento

ciudadano en auge en el país andino.

Tantolacónsulcomoelcoordinador

de MIRA para las actividades en

el extranjero, William Ocaña, y el representante

de la formación en España,

Jhovanni Rojas, consideraron

que uno de los mayores problemas

de los inmigrantes colombianos, la

inmensa mayoría trabajadores perfectamente

integrados, es el daño

que les causa el estereotipo negativo

de violencia y droga que se asocia

con Colombia, por lo que instaron a

la población de acogida a ayudar a

cambiar ese prejuicio.

De vuelta a casa tras el horror de Haití

CARLOS MÁRQUEZ

Tres bomberos de Sevilla, uno de la capital y

dos de la provincia, han participado durante

tres días en las labores de búsqueda de supervivientes

desarrolladas en el edificio de la ONU

en Puerto Príncipe (Haití), derribado como consecuencia

del seísmo que azotó a este país caribeño

hace unos días. Uno de los bomberos, José

Rodríguez, que viajó junto a Javier Luque y

Jaime Parejo, explicó que, pese a estar en Haití

sólo tres días, «la experiencia ha sido muy intensa,

se han exprimido los perros a tope». No

obstante, lamentó que no hayan tenido la suerte

de localizar a supervivientes bajo los escombros.

En la imagen, un bombero saluda a dos de

los profesionales que han viajado a Haití.

CASO MARTA / El hermano de Miguel dice que no se sabe qué le pasó a la menor Pág. S5


Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.

EL MUNDO. DOMINGO 24 DE ENERO DE 2010

>UN AÑO SIN MARTA

El recuerdo ciudadano

S5

SEVILLA

Varios carteles recuerdan esta semana a Marta del Castillo en la entrada del bloque donde vivía con su familia, en Sevilla. / REPORTAJE GRÁFICO: FERNANDO RUSO

«No hay día que no pensemos en ella»

En el barrio de la desaparecida y en la calle donde la mataron la memoria

del crimen sigue viva y todos esperan que algún día encuentren su cuerpo

Esperanza y Carmen Barrera, en la calle León XIII, donde ocurrió el crimen.

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Hacía mucho que una ausencia no

ocupaba tanto espacio en Sevilla, como

una marea invisible. En el barrio

donde vivía Marta del Castillo Casanueva,

donde siguen viviendo sus padres,

sus dos hermanas, sus abuelos,

sus amigas y amigos, los que no la

conocían pero ahora la quieren como

si fuera de la familia, su recuerdo es

una presencia constante: la del espíritu

que ha muerto pero aún no puede

irse a descansar en paz al territorio

eterno de la memoria tranquila o

del balsámico olvido. Un recuerdo

que se intensifica en la frustración de

ver cómo pasan los días y su cadáver

no aparece. Los desaparecidos no

descansan ni dejan descansar.

Después de que Miguel Carcaño

(solo o con ayuda de otros) la matara

y se deshiciera (solo o con ayuda de

otros) de su cuerpo de 17 años, el

portaldesubloque,elnúmero3de

la barriada Tartessos, detrás de la calle

Arroyo de Sevilla y junto a las naves

ferroviarias y las líneas de tren

que desembocan poco más allá en la

estación de Santa Justa, se convirtió

en un gran altar donde personas de

todas las edades intentaban mantener

vivo el recuerdo, el áura, la presencia

de Marta con sus plegarias,

sus velas, sus poemas, sus imágenes

de Cristo y de la Virgen, sus mensajes

llenos de amor, de solidaridad y

de ira teñida de deseos de venganza.

Pasados los meses, retiraron las fotos,

los carteles y los poemas y se los

dieron a los padres. Había que dejarles

descansar un poco. Pero, espontáneamente,

otros han colocado nuevos

mensajes en la puerta, como si

no pudieran evitar dar forma a la ausencia,

como si temieran que Marta

cayera en el olvido si se callan. Han

plantado un rosal en el jardín en su

memoria. Y María José le ha escrito,

comunicándose con ella en el más

allá, como con un mártir divino.

«Eres nuestro ángel de la guarda, el

que nos protege todos los días. El primer

día, el 24-01-09, te despediste de

nosotros para siempre. Que sepas

que te queremos». En otro cartel, Antonio,

de Badajoz, le dice: «Te querremos

siempre y ojalá tengas tu recompensa,

Marta (...), simplemente me

gustaría sentir tu venganza».

Ha transcurrido un año de su desaparición

y, si algún foráneo que no

supiera nada del crimen pasara distraído

esta tarde gris de enero al pie

de este bloque de trece plantas de

donde ella salió aquella tarde de sábado

para reunirse con Miguel, que

la esperaba aquí abajo montado en

su Yamaha para dar un paseo, probablemente

no percibiría las señales del

crimen que conmocionó al barrio, a

Sevilla y al país entero, porque los

carteles son pocos, apenas pequeños

gritos ahogados en la urbe. En los

balcones del bloque cuelga aún una

docena de pequeñas pancartas, de

los días de la movilización a favor del

endurecimiento de las condenas.

«Referéndum ¡ya! Todos somos Marta».

Pero, más allá de las fotos en la

puerta y esos carteles en el balcón, la

imagen de Marta del Castillo ha desaparecido

del resto del barrio.

El tiempo erosiona la superficie de

la historia y barre su hojarasca de papel,

y el barrio ha recuperado su aspecto

suburbial de siempre, su rara

normalidad: los coches en segunda

fila, la vecina que baja a pasear el perro,

los chavales en la esquina, los niños

pegándole al balón y las clientas

haciéndose la manicura en el salón

de belleza. Los negocios se van desperezando

tras la siesta invernal. Un

barrio como cualquier otro donde parece

que no pasó nada. Pero el dolor

y la indignación siguen ardiendo bajo

la superficie. Bien mirado, el recuerdo

de la niña ausente proyecta

sobre este paisaje cotidiano una capa

añadida de grisura. Como si hubiera

en el ambiente un grado menos de

alegría que hace un año.

«No hay un día que no pensemos

en ella», dice Mari Carmen González

mientras coloca las mesas de un bar

casi vacío. «El barrio sigue volcado.

Pensamos mucho en ella y en los padres.

Se les ha caído el mundo encima.

Ahora las familias tienen más

miedo cuando sus hijos salen, y esperan

hasta que vuelvan para quedarse

tranquilos. La vecina que fue la última

que la vio cuando salió del bloque,

felicitó las navidades a los vecinosy,cuandollegóalamadrede

Marta, le dijo, ‘¿y qué te digo yo?’. Lo

único que se puede desear es que

aparezca el cuerpo, para que ellos

descansen». ¿Se sabrá toda la verdad

en el juicio, dirá Miguel Carcaño dónde

tiró o tiraron el cadáver? Ella lo

duda. «Si ya no han dicho nada...».

Otra vecina ha escrito un poema y

lo ha pegado en el bar. «Un año ya.

Seguiremos luchando hasta que estés

con nosotros». Como si el hallazgo

de los huesos fuera una pequeña

resurrección.

Un vecino, Manuel Galán, dice que

la tragedia sigue viva en el barrio

porque ven cada día a sus padres.

«Hoy he estado preguntando a Eva.

Están todavía que no tienen vida».

A cinco minutos en moto de allí

hacia el norte, en la calle León XIII,

casi nada señala que en un piso bajo

del número 78 mataron a la adolescente,

pero no hace falta marcarlo

porque casi todos lo saben. Por si

acaso, para que no se olvide, en un

lado del bloque, sobre la pared y la

persiana cerrada del piso donde ocurrió

el crimen, alguien ha escrito con

mala ortografía y mucho odio: «Ere

un mieda te mata mamón».

La puerta del edificio está abierta

porque han venido dos peones de

una empresa de limpieza a sacar suciedad

estancada en los bajantes. La

imagen recuerda por asociación de

ideas que hay todavía basura y mentiras

sin desatascar en esta historia.

Pasa un vecino del barrio, Ricardo

Masegosa, 23 años, estudiante de turismo.

«Lo viví con mucha tristeza.

Que lo hayamos tenido tan cerca...

Cada vez que pasamos por la puerta,

nos acordamos de lo que ha ocurrido.

Siempre nos acordaremos. Lo

que hay que esperar es que aparezca

el cuerpo». Las aceras se han animado

con los que van a comprar en las

tiendas de esta calle comercial de barrio,

en Cortinajes Crespo, Modas

Scandalo, Las Morenas «Todo para

su hogar», Calzados Cristina, Ragodiz

Jamones Ibéricos... «Esto puede

pasar en cualquier lugar. Éste es un

barrio tranquilo. Aquí nunca había

ocurrido nada malo», añade Ricardo.

Ha pasado un año. «Y me parece como

si hubiera ocurrido hace poco».

Una pareja casi adolescente pasa

con un bebé en un carrito junto a los

contenedores de basura donde Miguel

Carcaño, en su corregida versión,

dice que tiró el cuerpo con la

ayuda de su amigo menor de edad.

El joven padre dice que claro que conocía

a Miguel, del barrio, del colegio,

del instituto. Pero no tiene ganas

de hablar de él. «A ver si me va a pasar

algo malo». Da una excusa y se

va. María, comerciante, sí habla: «Lo

peor es que va mentira sobre mentira.

Por lo menos que los padres tengan

su cuerpo. Mientras no aparezca,

lo seguiremos recordando».

Dos hermanas jubiladas, Esperanza

y Carmen Barrera, van de paseo,

muy arregladas. Cuando se les pregunta,

la indignación les estalla y las

desborda. Critican al juez instructor

y se quejan de que casi todos los acusados

han salido de prisión. «La que

no ha salío es ella, pobrecita», dice

Un joven que conocía

al acusado no quiere

hablar de él: «A ver si

me va a pasar algo»

«Que los pongan a ellos

a buscarla hasta que se

les caigan las uñas»,

clama una mujer

Carmen con amarga ironía. No puede

ni quiere contener la ira que lleva

acumulando durante un año de intensísima

cobertura mediática. «Si

ahora mismo lo dejan ahí, yo me lo

cargo. Lo cojo y lo cuelgo de ahí donde

dijimos. Tendrían que poner a estos

niñatos a buscarla ellos con sus

manos, hasta que se les caigan las

uñas. En el río, en la basura, en Camas,

¡búscala tú! Por lo menos que se

sepa dónde está, para poder llorarla.

Y que no vuelva a ocurrir».


24

ANDALUCÍA

EL MUNDO. MIÉRCOLES 27 DE ENERO DE 2010

El PP pide que

Salud explique

su «desprecio» a

una plataforma

Tres expertas del nuevo laboratorio de Ciudad Juárez estudian el hueso de una víctima, en diciembre durante la visita de la eurodiputada. / ISAAC GONZÁLEZ

Ciudad Juárez sale de la impunidad

La eurodiputada sevillana Teresa Jiménez Becerril, de la Comisión de la Mujer, cuenta su

visita a la ciudad-símbolo del feminicidio y constata que México avanza para erradicarlo

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Teresa Jiménez Becerril, miembro

de la Comisión de Derechos de la

Mujer e Igualdad de Género del

Parlamento Europeo, cree que algo

está cambiando en Ciudad Juárez,

la capital del estado mexicano de

Chihuahua, fronterizo con Estados

Unidos, al que 400 asesinatos de

mujeres desde 1993, la mayoría aún

impunes, convirtieron hace tiempo

en el símbolo mundial de los feminicidios.

Hay ahora «muchas mujeres en

cargos de responsabilidad» investigando

los crímenes, dice. Mujeres

jóvenes son las forenses del laboratorio

donde se guardan y estudian

los restos de las víctimas con nuevas

técnicas que quizás permitirán identificarlas

y encontrar a sus ejecutores.

Mujer es la procuradora general

de Justicia (fiscal jefe), Patricia L.

González Rodríguez, que en la calle

va escoltada y con chaleco antibalas

ante la amenaza de ser asesinada

por los dos carteles de la droga instalados

en la ciudad y en guerra con

el gobierno del conservador Felipe

Calderón. Mujeres son esas madres

de las asesinadas/desaparecidas que

han exigido durante años más medios

para resolver los crímenes y

han denunciado a los que dieron capertazo

a las investigaciones.

Jiménez Becerril (2ª d) escucha un testimonio entre familiares de asesinadas. /I.G.

Con ellas, y muchos otros políticos,

policías, juristas o activistas,

hombres y mujeres, habló la eurodiputada

del PP, que conoce el desgarro

que produce la muerte violenta

de un familiar porque ETA mató en

enerode1997asuhermanoyasu

cuñada, el edil del PP de Sevilla Alberto

Jiménez Becerril y la procuradora

Ascensión García Ortiz, dejando

huérfanos a sus tres hijos.

Jiménez Becerril aceptó la invitación

de la embajadora de México

ante la Comisión Europea, Sandra

Fuentes-Berain, para conocer las

medidas introducidas por su país

para combatir la violencia machista

y hace unas semanas realizó una visita

oficial a Ciudad Juárez y México

DF, antes de participar aquí con

una delegación de la Eurocámara

en la novena cumbre parlamentaria

México-Unión Europea.

La eurodiputada cuenta de paso

por su Sevilla natal que para acabar

en México con la mentalidad machista

y la violencia que genera

«queda mucho», pero que los avances

para combatirla son evidentes

desde que uno llega al aeropuerto de

Ciudad Juárez, «donde reparten folletos

que dicen ‘No te dejes pegar’».

Vio el edificio transparente de la

nueva Ciudad de la Justicia, conoció

la figura del Juez de Garantía y habló

con la fiscal de Homicidios de

Mujeres, quien le explicó que de las

120 muertes investigadas en 2008-

2009 quedan sin resolver 36, de las

que 18 estarían relacionados con la

violencia machista y el resto, unAs

30, con el tráfico de drogas o armas.

Las madres de las víctimas y las

ONG le dijeron que se ha progresado

pero que hay que mejorar el trato

a los denunciantes y, especialmente,

iniciar la búsqueda de una

persona desaparecida de inmediato

sin esperar a las 72 horas de espera

establecidas ahora.

El gobierno le informó de que

México ha introducido leyes federales

para castigar la discriminación

y favorecer la igualdad, como la «ley

general de acceso de las mujeres a

una vida libre de violencia». La Corte

Interamericana de Derechos Humanos

acaba de condenar a México

por no haber protegido a las mujeres

asesinadas en el caso del Campo

Algodonero. Jiménez Becerril dice

que las autoriadades con las que se

encontró no trataron de minimizar

las culpas. «Ellos no niegan la desidia

que ha habido. Yo he encontrado

un mea culpa total». Incomoda a

algunos allí que Ciudad Juárez sea

conocida como capital mundial del

feminicidio. «Pero un miembro del

Gobierno me dijo: ‘Gracias a Dios,

eso nos ha obligado a actuar’».

TOÑI CARAVACA / Córdoba

El PP se ha cansado de que la

consejera de Salud, María Jesús

Montero, utilice la ‘demagogia’

cuando se refiere a las

obras de reforma y mejora que

se están acometiendo en el

Hospital Universitario Reina

Sofía de Córdoba, en el marco

del Plan de Modernización Integral

del mismo. De ahí que

ayer anunciara que solicitará su

comparecencia en comisión

parlamentaria.

Como explicó la parlamentaria

popular por Córdoba, María

Jesús Botella, esta decisión ha

estado motivada por los continuos

retrasos en los plazos

ofrecidos por la Junta para la

culminación de las obras y por

la actitud que ha adoptado respecto

a la plataforma ciudadana

‘No me quites mi hospital’,

formada por padres y profesionales

sanitarios que demandan

la construcción de un hospital

del niño y otro de la mujer diferenciados

del resto de las instalaciones

del Reina Sofía.

A pesar de que la plataforma

ha recogido más de 55.000 firmas

de apoyo, María Jesús

Montero no ha aceptado reunirse

aún con ella, ya que parece

tener claro que el proyecto

quesevaallevaracaboes

aquel en el que niños y mujeres

comparten espacios con el resto

de adultos, por lo que se está

haciendo caso omiso a la propuesta

de ‘No me quites mi

hospital’.

«El PP denuncia la actitud

soberbia y carente de diálogo

que está teniendo la consejera

de Salud en relación con la plataforma.

Consideramos que es

una auténtica vergüenza que

sea incapaz de hablar con la

plataforma, que la desprecie de

esta manera», aseguró la portavoz

popular.

En este sentido, Botella se refirió

también al informe presentado

por el Defensor del Pueblo

andaluz, José Chamizo, que

confirmaba necesarias las demandas

de la plataforma por el

estado actual del Hospital Materno

Infantil.

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.


26

ANDALUCÍA

EL MUNDO. JUEVES 28 DE ENERO DE 2010

Piden ayuda para salvar sus ahorros y

acabar el mayor geriátrico de Andalucía

Los trabajadores y jubilados que invirtieron su dinero en la urbanización de mayores

Terramagna reclaman a Caixa Galicia que financie su conclusión tras quebrar la gestora

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Sauna, jacuzzi, jardines, lago artificial,

pistas de tenis, piscinas, atención

sanitaria las 24 horas y hasta un teatro

para actos sociales. El geriátrico

de lujo Terramagna, que sigue el modelo

de urbanización dorada para la

tercera edad que convirtió a Florida

en el retiro preferido para los jubilados

estadounidenses, será el mayor

de Andalucía y uno de los mejores de

España, dicen quienes invirtieron sus

ahorros en comprar uno de sus adosados,

apartamentos o estudios, destinados

a mayores de 55 años inválidos

o independientes.

Lo será, pero sólo cuando se

deshaga el entuerto financiero que

mantiene paralizada su construcción

desde hace año y medio. El complejo

geriátrico, situado a 17 kilómetros de

Sevilla, cerca del aeropuerto y en el

término de Carmona, junto al desvío

en la A-4 hacia Brenes, está levantado

ya en un 85-90%. Ahí se quedó al

llegar el fin del boom inmobiliario y

la quiebra de la gestora SM Gestión

SL, que promovió el proyecto y lo administraba

en nombre de la cooperativa

El Jardín de la Merced. Los alrededor

de 120 trabajadores y jubilados

que invirtieron ahí sus ahorros

para «no ser una carga» para sus hijos

están hoy a punto de quedarse sin

dinero y sin plaza en el geriátrico, pese

a ver tan cerca su conclusión.

Los afectados se manifestaron

ayer ante la sede de Caixa Galicia en

Sevilla y reclamaron a la entidad que

termine de financiar lo poco que queda

por construir del geriátrico para,

de esa manera, hacerlo operativo,

atraer a otros clientes y vender las

más de 200 unidades que quedan libres

de las 320 previstas (con 463

Las obras paralizadas del geriátrico Terramagna, el mayor de Andalucía, en Carmona. / REPORTAJE GRÁFICO: FERNANDO RUSO

El modélico complejo,

con piscinas y jacuzzi,

está hecho en un 90%

pero parado desde 2008

plazas). Así, decían, Caixa Galicia podrá

recuperar con las ventas los más

de 25 millones de euros de deuda.

El complejo está valorado por la

caja en 41 millones, pero los administradores

designados por la juez del

Juzgado Mercantil 1 de Sevilla en el

concurso de acreedores (en fase de

liquidación y ejecución) no han encontrado

a ningún inversor dispuesto

a pagar ni la mitad. Se deben más

de seis millones a otros acreedores,

Los administradores

concursales buscan la

inversión de la Junta o

una empresa geriátrica

mientras que los socios han aportado

entre 6 y 7 millones, con la salvedad

de que ellos, como cooperativistas,

no son legalmente acreedores y por

tanto no tienen derecho a la devolución

de la inversión, explica uno de

los administradores concursales, que

pide anonimato. Para colmo, sus entregas

de dinero no están aseguradas,

porque la gestora no las garantizó

con una póliza o aval bancario.

Además, hay «varios millones que se

han llevado y que deberán reclamar

por otra vía» a los antiguos gestores.

«Terramagna, el mayor geriátrico

de Andalucía, el mayor engaño del

mundo», decía un manifestante. Pero

otros afectados preferían ayer poner

el acento no en la posible estafa

pasada sino en concluir el geriátrico.

Su temor, expresado por el abogado

Andrés Carrascosa, es que Caixa

Galicia no dé más dinero para terminar

la urbanización y ejecute la hipoteca,

venda al mejor postor el geriátrico

inconcluso y el nuevo comprador

se desentienda de ellos. Un

portavoz de Caixa Galicia explicó a

este periódico que la caja gallega no

quiere quedarse con el inmueble y

no va a aportar más dinero, pero

aclaró que sigue negociando una solución

con la administración concursal.

Añadió que la entidad no es responsable

de la inversión de los socios.

«Las entregas se las han hecho

a la gestora, sin avalar, ahí no tenemos

nada que ver nosotros».

El administrador judicial consultado

calculó que hacen falta diez millones

de euros para abrir el geriátrico,

y dijo que las dos soluciones son que

un gran inversor, como una empresa

de gestión geriátrica, compre el complejo,

o que intervenga la Junta de

Andalucía adquiriendo parte de las

unidades. O una inversión mixta privada-pública.

En cualquier caso, cree

que todas las partes, incluidos los

compradores, tendrán que renunciar

a parte de su dinero y aceptar una

quita para compensar las pérdidas.

La Junta conoce el problema y, según

la fuente, ha habido contactos incluso

con el ex presidente Manuel

Chaves y el delegado del Gobierno,

Juan José López Garzón. «En la Junta

sólo me han dicho que cuando esté

terminado, ya hablaremos para ver

si se concierta. Pero es una pescadilla

que se muerde la cola», dice, antes

de subrayar que la urbanización daría

trabajo fijo a 200 personas.

Los afectados siguen luchando.

Como Manuel Domínguez Morcillas,

soldador jubilado de 63 años, que entregó

32.000 euros para un estudio

que valdrá 102.000 (el doble del precio

inicial previsto), y que, cuando la

gestora advirtió del riesgo de quebrar

y solicitó más dinero, pidió al banco

un préstamo de 15.000 euros más para

aportarlo a la cooperativa. «Al

mes, presentó la suspensión de pagos».

Era otoño de 2008. Ahora Manuel

puede perderlo todo. «Tengo

tres hijos, pero están casados y con

hijos, y el día de mañana quiero tener

mi independencia y no echarle carga

a ninguno». Si se llega a un acuerdo,

conseguirá su objetivo de vivir en el

paraíso de Terramagna. Otros, en

cambio, han muerto ya en el camino.

DELMUNDO .es

/elmundo/andalucia.html

Z Vídeo:

Vea testimonios de los afectados y

su protesta ante Caixa Galicia.

CARMEN SÁNCHEZ Portera de colegio

«Va a ser el mejor

geriátrico de España»

FRANCISCO GARCÍA Transportista

Una inversión para la

vejez, no para especular

JUANI GUERRERO Jubilada

«No quiero que mis hijos

tengan que cuidarme»

Carmen Sánchez, de 54

años, portera de un colegio

público, y su marido,

Rafael Alcoba, de 62, técnico

de mantenimiento,

dieron 36.000 euros para

comprar sobre plano un

estudio en la urbanización

geriátrica Terramagna

adonde mudarse cuando

ella se jubile a los 65 y

pierda la vivienda-portería

que ahora ocupa en la

escuela donde trabaja.

Previsora, cuenta que empieza

a padecer fibromial-

Carmen Sánchez.

gia y que cuando llegue a la vejez no quiere ser «una carga»

para sus dos hijos. Pese a la crisis que atraviesa el

proyecto y que amenaza con evaporar sus ahorros, ella

destaca las calidades de Terramagna como nuevo modelo

de urbanización para mayores y anima a otros posibles

inversores a comprar las unidades libres. Está convencida

de que cuando se termine el edificio, «se vende

como rosquillas». «Va a ser, con diferencia, el mejor geriátrico

de Andalucía y de España».

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.

Francisco García Mancheño,

de 50 años, transportista,

ha invertido

52.000 euros para un estudio

de 102.000 donde vivir

él y su esposa tras su jubilación.

¿Por qué se ha adelantado

tanto a una hipotética

vejez desvalida?

Explica que tiene tres hijos,

uno de 31 años, otro

de 26 y una niña de cinco

años, y que no quiere

complicarle la vida a la

pequeña cuando ella sea Francisco García.

una veinteañera y él ya

septuagenario, si llega a esa edad con complicaciones

de salud. Acusa a Caixa Galicia de haber cortado la financiación

del complejo cuando «falta seis o siete millones

para terminar», y recuerda que la mayoría de los

afectados no ha invertido su dinero para especular sino

para tener una vejez asistida. «No hay ánimo especulativo».

Añade que, al tratarse de una edificación específica

geriátrica, la Junta de Andalucía limita el precio de

las posibles reventas de apartamentos.

Juani Guerrero, de 69

años, antigua trabajadora

de la sección de lencería

del Hospital Macarena,

casada con Juan, de 76,

que fue técnico electrónico

en el aeropuerto, cuenta

que tenía claro que lo

mejor para ellos era mudarse

a un apartamento

en un geriátrico como el

inconcluso Terramagna

desde que ella, hija única,

pasó cinco años cuidando

a su madre, que sufría demencia

senil y parkinson.

Juani Guerrero.

«Esa experiencia no la quiero para mis hijos. No quiero

entorpecerles». Entregaron 90.000 euros, la mitad del

precio del apartamento. En ese dinero iban también los

30.000 euros de su plan de pensiones, que retiró al jubilarse

hace cuatro años para invertirlo en el geriátrico,

animada por la promesa de la gestora de que le darían un

7% de rentabilidad por esa aportación extra. No hubo

beneficio alguno y la inversión aportada como socia de

la cooperativa está ahora en el aire.


S4

EL MUNDO / AÑO XVIII / NÚMERO 837 SALUD JUEVES 28 DE ENERO DE 2010

M E D I C I N A

EN PORTADA

CIRUGÍA

EL SEGUNDO TRASPLANTE DE ESTRUCTURA FACIAL QUE SE

REALIZA EN NUESTRO PAÍS IMPULSA EL LIDERAZGO DE ESPAÑA

EN ESTA MATERIA. LA REVELACIÓN DE INFORMACIONES PER-

SONALES SOBRE DONANTE Y RECEPTOR POR PARTE DE LOS

MEDIOS PONE DE MANIFIESTO LA NECESIDAD DE UN MA-

YOR CONTROL SOBRE LA CONFIDENCIALIDAD DEL PROCESO

Preservar la intimidad de los pacientes,

esencial para garantizar futuros trasplantes

VIENEDEPÁGINA1/ La semana

empezó con mucho movimiento en

los pasillos del Hospital Virgen del

Rocío de Sevilla. Tras haber recibido

en junio la autorización pertinente

de la Comisión de Trasplantes

del Sistema Nacional de Salud

(SNS) para realizar un trasplante

de cara –o de estructura facial,

como recomiendan llamarlo los comités

éticos médicos– por fin había

llegado un donante compatible,

fallecido en accidente de tráfico,

para llevar a cabo la intervención.

El protocolo de alerta se activó

pasadas las nueve de la noche del

lunes 25. A partir de entonces, un

equipo multidisciplinar de más de

40 personas, entre ellas nueve cirujanos,

trabajó sin descanso para

culminar la cirugía. Aunque hace

falta esperar 72 horas para poder

valorar el procedimiento, debido

al alto riesgo de rechazo, infecciones

y complicaciones posquirúrgicas

que corren estos pacientes, los

médicos, coordinados por el doctor

Tomás Gómez Cía, se han mostrado,

en principio, «muy satisfechos

con el resultado».

La primera parte del proceso consistió

en extraer el tejido y la estructura

de la cara del donante, una tarea

que llevó seis horas. Poco tiempo

comparado con las 30 horas que

los galenos estuvieron en quirófano

realizando el trasplante propiamente

dicho. A las 04.00 horas

de la madrugada del miércoles, se

dio por concluido la intervención.

Se finalizaba así con éxito el segun-

organización muy alto que no todos

los países tienen y que en España es

de una gran calidad», comenta Manuel

Arias, presidente de la recién

creada Sociedad Nacional de Trasplante

de Órganos y jefe del servicio

de Nefrología del Hospital Universitario

Marqués de Valdecilla de

Santander.

En esta misma línea se han pronunciado

varios organismos y asociaciones

científicas, como la Sociedad

Española de Cirugía Plástica

Reparadora y Estética, cuyo presidente,

informa Europa Press, ha

asegurado que el logro coloca a España

«como cuarta potencia mundial

en cirugía plástica y reparadora,

sólo por detrás de países punteros

como Estados Unidos, Francia

o Reino Unido».

También la ministra de Sanidad

y Política Social, Trinidad Jiménez,

ha querido subrayar que la operación

pone de relieve la «excelencia

de nuestro sistema nacional de

salud». La titular de la cartera de

Sanidad también ha remarcado su

deseo de que este éxito contribuya

a impulsar la aprobación de la directiva

sobre trasplantes y donaciones

y ha asegurado que propondrá

que tanto el Hospital Virgen del Rocío

de Sevilla, como La Fe de Valencia

se conviertan en centros nacionales

de referencia para la realización

de operaciones de este tipo.

Precisamente esta semana, Pedro

Cavadas, el cirujano que dirigió en

el hospital valenciano el pasado

mes de agosto el primer trasplante

«Después de cinco

meses, el primer

trasplantado español

mueve la lengua»

«Es necesario garantizar

al máximo tanto la

intimidad del donante

como la del receptor»

En estas intervenciones,

hay que esperar 72

horas para valorar el

resultado final

El Hospital de La Fe de

Valencia ya prepara la

tercera intervención en

un paciente con un tumor

do trasplante de cara realizado en

España, una hazaña conseguida tan

sólo cinco meses después del primer

implante facial, realizado en el

Hospital La Fe de Valencia por el

equipo del cirujano Pedro Cavadas.

«La operación ha sido extremadamente

compleja y la duración del

proceso ha obligado al equipo a turnarse.

Y eso que este caso no tenía

añadidos, comosíocurrióenel

trasplante que coordinó Cavadas

y que incluía por primera vez la implantación

de la lengua y la mandíbula»,

explica a SALUD Rafael

Matesanz, coordinador de la Organización

Nacional de Trasplantes

(ONT). «Cada intervención de este

tipo es distinta, un caso único. La

primera del mundo, la de la francesa

Isabelle Dinoire, fue una mini

operación comparada con lo que se

ha hecho luego. Pero es un tratamiento

tan experimental que un

proceso no tiene nada que ver con

otro», añade este experto, que celebra

la primera impresión de los doctores

de que «todo ha ido bien».

Aunque cirujanos franceses estuvieron

en la sala de operaciones el

mismo tiempo que en esta ocasión

los españoles, la intervención de

rostro de Sevilla es la más larga de

este tipo realizada hasta la fecha,

porque en el caso galo el tiempo

empleado se dividió entre la implantación

de la cara y la de ambas

manos, que se realizaron de forma

simultánea.

Según ha señalado la consejera

de Salud andaluza, María Jesús

Montero, en Andalucía había dos

casos pendientes de un trasplante

de cara, «pero éste era el más claro»,

informa Eduardo del Campo.

Como explica Rafael Matesanz,

este tipo de operaciones, «que aún

son muy experimentales», hay que

autorizarlas de forma individual.

«Se analiza cada caso concreto y se

daelvistobueno.Noseautorizaa

un centro, sino a un posible paciente.

Este procedimiento no se hace

por motivos estéticos, sino por motivos

de salud. En el caso del receptor

de Sevilla, el trasplante era la

única opción que le quedaba, después

de haberse sometido a muchos

tratamientos previos sin resultados

positivos», aclara.

RECONOCIMIENTO

Este segundo trasplante de cara

realizado en España es la décima

intervención de estas características

que se finaliza con éxito en todo

el mundo; todo un logro, según los

especialistas, que respalda la posición

de liderazgo de nuestro país en

el ámbito de los trasplantes. «Este

tipo de intervenciones implica una

capacidad asistencial y un nivel de

de rostro español, ha anunciado

que ya está preparando su segundo

trasplante de cara (esta intervención

sería la tercera de estas características

en España) en un paciente

con antecedentes de un tumor

maligno. Según sus palabras, hasta

la fecha no se ha tratado a ningún

individuo de características similares

con este tipo de cirugía especializada.

Durante una intervención en una

conferencia, el cirujano también dio

detalles del estado del primer trasplantado.

Según sus datos, transcurridos

cinco meses desde la intervención,

la evolución del paciente

es «muy buena». Ahora «empieza


Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.

EL MUNDO. VIERNES 29 DE ENERO DE 2010

31

ANDALUCÍA

La familia de Rocío Montero (Bernarda Alba en la escena), en la chabola en la que acogió a la reportera de 21 días. / REPORTAJE GRÁFICO: FERNANDO RUSO

La chabola de Bernarda Alba

Dos jóvenes gitanas de El Vacie, que han sido seleccionadas para representar la

obra de Lorca, se enfrentan a un juicio por robo tras un programa de televisión

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

La experiencia les ha demostrado a

Lole del Campo Díaz y Carina Ramírez

Montero, vecinas del Vacie,

que es mejor trabajar en el teatro

por 80 euros la función representando

los papeles de Martirio y

Amelia en La casa de Bernarda Alba

de Federico García Lorca que

interpretarse gratis a sí mismas como

recogedoras de chatarra en el

reality show 21 días que protagoniza

la reportera Samanta Villar en la

cadena de televisión Cuatro. Hay

que ir a las otras casas de Bernarda

Alba para explicarlo.

Carina Ramírez, de 23 años, vive

en una de las chabolas del Vacie

con sus dos hijos, un niño de 5

años y una niña de 4. Su marido

lleva cuatro años en la cárcel. No

fue al colegio, pero aprendió a leer

y escribir. Hizo cursillos de inserción

laboral pero dice que, como

no la llamaban, no le quedaba más

remedio, con dos niños y el marido

entre rejas, que ir con un carrito a

recoger chatarra. Su compañera inseparable

en ese trabajo de supervivencia

es su vecina de chabola

Lole del Campo, de 27 años, madre

de un niño y dos niñas de entre 4 y

8 años, cuyo marido también lleva

cuatro años en prisión. Sentada

junto a Carina y la madre de ésta,

Rocío Montero, Bernarda en los escenarios,

Lole cuenta el drama real

de su infancia.

«Éramos tres hermanas y dos

hermanos. Vivíamos en una casa

en Torreblanca, mis padres la vendieron

y nos fuimos a un piso en el

Polígono Norte [junto al asentamiento

del Vacie]. Metieron a mis

Las mujeres del Vacie durante un ensayo de ‘La casa de Bernarda Alba’.

padresenlacárcelyanosotrosnos

llevaron a centros de acogida. Estuve

allí seis años. Mi madre murió

de cáncer. Cuando mi padre salió

de la cárcel, viéndose sin dinero,

vendió el piso y nos vinimos al Vacie».

Aquí, entre basuras, ratas y

charcos inmundos, pero dentro de

una chabola arreglada con la máxima

pulcritud posible, están creciendo

ahora también sus tres hijos,

que están escolarizados.

Lole estudió hasta 3º de ESO.

«Me escapé del centro una semana

antes de que me dieran el graduado»,

lamenta. Hizo luego cursillos

laborales de limpiadora de oficina,

de camarera o de «imagen personal»,

donde le enseñaban cómo

presentarse a una entrevista de trabajo.

«Mandé muchos currículum,

pero en la dirección ponía que vivía

en El Vacie y nunca me llamaban».

Carina y Lole llevaban ya cuatro

años recogiendo chatarra con sus

carritos cuando, tras participar aquí

en el asentamiento en un taller de

teatro social, las seleccionaron para

interpretar junto a otras seis vecinas

gitanas del Vacie la tragedia

de La casa de Bernarda Alba, en

una versión dirigida por la dramaturga

Pepa Bueno y producida por

la compañía Atalaya de Ricardo

Iniesta, cuya vanguardista sala propia,

TNT, está a pocos metros de

las chabolas.

Se muestran felices por la experiencia.

Dicen que ahora son actrices,

no chatarreras. «Dejé la chatarra.

Eso se ha acabado para siempre»,

afirma segura Lole, como si

ya no hubiera marcha atrás. Cuenta

que en el estreno, en noviembre,

de esta inusual versión de la obra

de García Lorca vio a la sobrina del

poeta llorando de emoción. La noticia

del intento de redención por el

teatro de un grupo de mujeres marginadas

tuvo un gran impacto entre

el público y los medios de comunicación.

El pasado fin de semana comenzaron

a representar una segunda

tanda de funciones en TNT

(actúan viernes, sábados y domingos

hasta el 6 de febrero) y cuando

acaben tienen previsto salir de gira

por España, con parada incluida en

el Teatro Español de Madrid.

Una hermosa historia. Pero nada

podía ser tan fácil. Cuando estas

dos jóvenes madres gitanas empezaban

a abrirse un pequeño camino

fuera del gueto, su pasado marginal

ha vuelto amenazando con

arruinarlas: la Fiscalía les pide un

año y medio de cárcel por robar

chatarra en los días en que aún no

actuaban.

Hay que retroceder a unos meses

antes de la providencial aparición

del teatro en sus vidas. Cuando en

ellas irrumpió el reality show. Rocío

Montero (Bernarda Alba en la

escena) y su marido, Manuel Ramírez,

padres de Carina, acogieron en

su chabola el año pasado a la conductora

de 21 días, Samanta Villar,

y un equipo de producción y grabación

de tres personas más. La idea

del programa era que la reportera

conviviera con ellos tres semanas

para mostrar la vida de una familia

gitana chabolista. Dice Rocío que la

trataron «como a una hija» y que la

relación fue tan buena que se despidieron

llorando. Manuel añade

que el jefe de producción, al despedirse,

le dio un sobre con «550 euros».

Pero la convivencia inolvidable

se convirtió en enorme disgusto la

noche de abril en que, dicen, vieron

el programa al igual que otros 2,4

millones de espectadores (19,4% de

share). En una secuencia, Lole, Carina,

dos hermanos de ésta y la presentadora

disfrazada de chabolista

salen a coger hierros, y ésta presenta,

de forma confusa, lo que están

haciendo como un posible robo.

«Al verlo, me dio un ataque de ansiedad».

Rocío dice que sabía que

esa exhibición del supuesto delito

en toda España iba a traerles grandes

problemas a su familia. Así fue.

Los propietarios de las piezas vieron

el programa y lo denunciaron.

Pero mientras a la presentadora el

fiscal la ha exonerado porque ella

afirmó que no sabía que estaban

cometiendo un delito, a Lole, Carina

y sus hermanos, que insisten en

que el contenedor donde rebuscaron

estaba en la calle y que la reportera

los animó a buscar chatarra,

les ha pedido cárcel.

Y es posible que vayan a prisión,

porque Lole y Carina ya tenían antecedentes

por sustraer chatarra, lo

que podría impedir que una nueva

condena quedara en suspenso. A

Lole le habían suspendido la pena

durante dos años a cambio de no

volver a delinquir, yaCarinala

condenaron a pagar 4.500 euros de

multa para eludir la cárcel. Sólo

pudo abonar 700, y le han dado de

plazo, dice, hasta el 31 de enero para

saldar la deuda, o de lo contrario

irá a prisión tres meses. Una nueva

condena por el asunto de la televisiva

chatarra (por la que les dieron

23 euros, como se vio) lo complicaría

todo aún más.

La compañía teatral está indignada

y dice que el programa «manipuló»

a las mujeres. «No es lo mismo

una periodista paya que una gitana»,

dice en los correos de la

campaña que han iniciado para recaudar

entre los espectadores dinero

con el que pagar la multa anterior

de Carina (dan un número de

cuenta, 0182-2212-60-0201591436)

y evitar así que vaya a la cárcel.

Afirma Carina que la estrella televisiva,

«que cobra 20.000 euros

Las jóvenes dicen

estar felices porque

ahora son actrices,

no chatarreras

La Fiscalía les pide un

año y medio de cárcel

por robar chatarra

ante las cámaras

por programa», le dijo el viernes pasado

que su productora, Boca Boca,

pagará la multa de todos los acusados

si finalmente los condenan. Si

así lo hace, Rocío dice que seguirá

siendo bienvenida en su chabola.

Ocurre, sin embargo, que la presentadora,

Samanta Villar, ha negado

en conversación con este periódico

haber asumido ningún compromiso

con su ‘familia anfitriona’ de El

Vacie. La que le dio cobijo en esta

otra casa de Bernarda Alba.


32

EL MUNDO. DOMINGO 31 DE ENERO DE 2010

ANDALUCÍA

Teresa Jiménez Becerril interviene, ayer en la calle Don Remondo, en la conmemoración del Ayuntamiento de Sevilla del 12 aniversario del asesinato de su hermano y su cuñada a manos de ETA. / CONCHITINA

Doce años de un crimen imborrable

El PP y Sevilla recuerdan el asesinato por ETA de Alberto Jiménez Becerril y Ascensión García

La ex alcaldesa del PP Soledad

Becerril dijo que la historia de

estos asesinatos «debe estar en

la Educación para la Ciudadanía»

y que «esto sí que es la memoria

[histórica]». Y atacó al gobierno

local PSOE-IU al afirmar que, «tras

años de dispendio», harían falta

gestores como Jiménez Becerril.

Cerró el homenaje del PP la presidenta

‘popular’ del Parlamento

vasco, Arantxa Quiroga. Dijo que

las víctimas «han dado una lección

de democracia» porque «han

sido capaces de educar a sus hijos

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Madrugada del viernes 30 de enero

de 1998. El concejal del PP y delegado

de Hacienda del Ayuntamiento de

Sevilla, Alberto Jiménez Becerril, y

su esposa, la procuradora Ascensión

García Ortiz, vuelven a casa tras pasar

la noche con unos amigos cuando

dos pistoleros de ETA los abordan

en la calle Don Remondo, junto a la

Catedral, y los asesinan a tiros. El comando

terrorista ha cumplido su objetivo.

Y en la casa quedan dos niñas

y un niño huérfanos de golpe.

Los sevillanos han escuchado muchas

veces esta historia. Pero la hermana

de Alberto Jiménez Becerril, la

eurodiputada Teresa, decía ayer en

el homenaje que le tributó el PP (al

mediodía, en el hotel Meliá Sevilla)

y la corporación municipal (por la

tarde, en el lugar del crimen) que,

aunque no es agradable ir repitiendo

«a mi hermano le pegaron un tiro en

la nuca», no dejará de contarla mientras

viva, para que no se olvide.

Esta semana estuvo en el antiguo

campo nazi de exterminio de

Auschwitz-Birkenau, en Polonia, en

la ceremonia por el 65 aniversario de

su liberación, y mientras pensaba,

sintiendo los 23 grados bajo cero, en

el frío que debieron sufrir los internos,

contó que se acercó a un superviviente

y le dijo: «Hoy todos somos

judíos». Ayer todos eran también Alberto

y Ascensión, dijo Teresa Jiménez

Becerril en la conmemoración

de sus compañeros de partido.

Doce años después, dos de aquellos

tres niños huérfanos estaban,

convertidos en jóvenes, escuchando

hablar de sus padres ante un gran

cartel que decía «Siempre con Alberto

y Ascen». Empezó el presidente

del PP de Sevilla, José Luis Sanz,

quien dijo que ETA intentó con

aquel asesinato «acallar a la sociedad».

«La mejor prueba de que no lo

consiguieron es que doce años después

estamos aquí», dijo Sanz. «No

nos vamos a callar hasta que el Estado

de Derecho acabe con ETA».

El portavoz municipal del PP, Juan

Ignacio Zoido, dijo de los ausentes

que «eran dos servidores públicos líderes»,

y que su asesinato dañó para

siempre también a sus seres queridos,

«que cada día se tienen que levantar

con el corazón roto».

El presidente del PP andaluz, Javier

Arenas, no comenzó hablando

de terrorismo sino de otro problema

terrible, el de «los 469.000 hogares

andaluces que tienen a todos sus

miembros en paro». Luego criticó

«El 12% de los jóvenes vascos acepta la violencia con fines políticos»

Arantxa Quiroga. / EFE

sin odio», pero recordó que aún

«el 12% de los jóvenes vascos

dice que la violencia es un método

válido para conseguir objetivos

políticos». Al conocer el dato «se

me cayó el alma a los pies, porque

eso significa que ETA tiene relevo».

Afirmó que hay que acabar

con la violencia desde la educación

y añadió que los avances del

gobierno socialista de Patxi López

son «pocos y lentos» pero lo

seguirán apoyando, aunque avisó

de que, si el lehendakari cambia

de rumbo, se lo retirarán.

que la mayoría del PSOE en el Parlamento

andaluz rechazara tres veces

la Ley de Víctimas del Terrorismo

propuesta por el PP y que ahora

la Junta haya presentado esa ley «copiada»

de los populares, aunque

anunció que su partido votará a favor.

Arenas reiteró su petición de

que la Cámara dedique una sala a Jiménez

Becerril, «el únido diputado

asesinado por terroristas».

La hermana dijo que está trabajando

en el Parlamento Europeo para

crear una «orden europea de defensa

de las víctimas del terrorismo».

«No podemos bajar la guardia. En

Europa se pone muchas veces al

mismo nivel a víctimas y verdugos».

Animó a seguir el ejemplo de los judíos,

«que llevan 65 años escribiendo

sobre el Holocausto», contra los

que quieren olvidarlo o negarlo. «El

silencio de sus víctimas es el mejor

cómplice de ETA», sentenció.

El homenaje continuó a las 17 horas

en el lugar del asesinato, con un

acto municipal de apoyo a la familia

presidido por el alcalde, Alfredo

Sánchez Monteseirín (PSOE), y en

el que participaron todos los grupos.

En la pared quedó una corona fresca

de laurel con una cinta: «Sevilla

no os olvida».

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.


EL MUNDO. DOMINGO 31 DE ENERO DE 2010

>EL PROBLEMA DE LOS RESIDUOS / El antecedente

13

ESPAÑA

El PP puede ofrecer al

Gobierno un candidato

de consenso: cualquiera

que no sea Yebra

Viene de página 12

Después, se abrirá un periodo de

10 días para reclamaciones, al que

podrán acceder sólo los ayuntamientos,

por si hubiera algún error. Una

vez pasado este plazo, saldrá la comunicación

definitiva de cuáles son

las zonas excluidas. En ese momento,

se iniciará un proceso de 20 días

de información pública y de presentación

de alegaciones por todas las

partes interesadas, por lo que en ese

periodo cualquiera podría exponer

su oposición.

Una vez analizadas todas las alegaciones,

seguirá una comunicación

definitiva de las excluidas y los admitidos

deberán presentar los terrenos

que, igualmente, deberán ser estudiados.

Finalmente, la Comisión

Interministerial deberá elaborar un

informe y la propuesta del Gobierno

deberá ser elevada al Consejo de Ministros

para su aprobación.

Una vez tomada la decisión definitiva,

la construcción no será inminente

porque el proyecto candidato

deberá someterse a una declaración

deimpactoambientalyauninforme

del Consejo de Seguridad Nuclear.

El Cabril no

les hizo ricos

En Hornachuelos avisan de que el

cementerio nuclear no fue un revulsivo

EDUARDO DEL CAMPO

Hornachuelos (Córdoba)

Se las prometen muy felices los vecinos

de la decena de ayuntamientos

que apoyan la instalación en su municipio

del Almacén Temporal Centralizado

(ATC). Creen que ese regalo

multiplicará la población, los ingresos

y el trabajo. Sin embargo, les

conviene escuchar antes a algunos

de los 4.684 vecinos del pueblo cordobés

de Hornachuelos, que desde

1961 tienen en su término, aunque a

40 kilómetros del casco urbano, en

lo hondo de Sierra Morena, el único

cementerio nuclear de España, el Almacén

Centralizado de Residuos de

Baja y Media Actividad de El Cabril.

Porque su experiencia matiza las

posturas: ni les ha ocasionado un desastre

ni les ha hecho ricos.

«Aquí hay el mismo paro que en

todas partes... ¡O más!», exclama José

Antonio López Vázquez en la

puerta de su Joyería Rosa. Dice que

sólo 30 vecinos trabajan allí. Un informe

de la empresa estatal Enresa,

que gestiona el almacén, precisa que

en la plantilla de 117 trabajadores

que tenía a finales de 2008, el 19%

(22) era de Hornachuelos. La economía

siguió girando en torno a la caza

mayor, la apicultura, el corcho, la

naranja y, hasta la crisis, el ladrillo,

que ha dado mucho más trabajo que

el cementerio. «Aquí no hay industria

ninguna. De crear trabajo, nada;

la gente emigra. Con la experiencia

que tengo, yo hoy votaría que no».

Nunca pudo hacerlo. Los otros

municipios se han postulado libremente,

pero a Hornachuelos le impusieron

los desechos en secreto en

la dictadura de Franco. Cuando llegó

la democracia y se enteraron, ya

no pudieron revertir los hechos consumados.

La población secundó masivamente

una huelga general el 21

de diciembre de 1987, convocada

por todos los partidos para intentar

evitar que el Gobierno socialista de

Felipe González mejorara y ampliara

el basurero nuclear, como se hizo.

También estaba en contra entonces

Julián López, que acabaría trabajando

como vigilante en El Cabril.

Pidió una excedencia y hoy es el alcalde,

por el Partido Independiente.

Su descontento ahora es económico.

Cree que el canon que reciben

aquí «ha quedado obsoleto» y aprovecha

el debate para pedir al Gobierno

que «revise al alza» esa cantidad.

Hornachuelos se queda con el

50% y el resto se reparte entre Fuente

Obejuna (Córdoba), Navas de la

Concepción y Alanís (Sevilla). En

2009 le correspondieron 950.000 euros

de los 1,9 millones a repartir. De

los seis millones de ingresos municipales,

el 15% se lo deben a la basura

radiactiva. Cantidad apreciable,

pero no astronómica.

También es muy crítica la dueña

de una tienda que no da su nombre.

«Hay días que hacemos de caja 10

euros. El Cabril no ha dado vida ninguna

aparte de a los cuatro que trabajan

allí. En 1990 yo hice las maletas,

con 16 años, y me fui a Palma,

porque aquí no había trabajo. Y la

gentesehaseguidoyendo.Lagente

joven está ahora en la aceituna en

Jaén.Loquehayesloqueseve,y

>Recelo. «En aquellos días

[deprotestas,en1987]parecía

que iban a traer una bomba

nuclear e iba a estallar en

dos días. Había mucha desinformación»,

dice el alcalde.

>Seguridad. «Me dio radiación.

Tuve que ir a una ducha

especial. Metieron mi ropa en

un contenedor y me dieron

otra.Nosalíhastaquedarlimpio»,

dice Miguel González.

>Dinero. «Puede ser bueno

si se administra bien lo que

paga Enresa», avisa José Antonio

López. Cree que aquí no

se hizo. «Hay el mismo paro

que en todas partes».

no se ve un pueblo beneficiado».

El joven Antonio, que trabaja en

un negocio del Parque Natural de la

Sierra de Hornachuelos, también estima

que El Cabril «no ha dado muchos

beneficios». Recomienda a la

juventud de los municipios candidatos

que estudien si quieren colocarse

en el ATC. «No van a pasar de

agricultores a trabajar allí. No conozco

a nadie de Hornachuelos que sea

ingeniero en El Cabril». Y añade:

«Van a aprovecharse de la necesidad

de estos pueblos».

La historia de El Cabril es novelesca.

El ingeniero Antonio Carbonell

descubrió en 1947 en Sierra Albarrana

un yacimiento de uranio. Al quedar

en desuso, la extinta Junta de

Energía Nuclear empezó en 1961 a

usar la mina Beta como almacén de

los residuos de las primeras centrales

nucleares y de hospitales e industrias.

Los bidones se metían en la galería

con un tren minero y el Ejército

custodiaba la finca. Todo en

secreto. Tuvieron que pasar 15 años

hasta que en 1976, recién muerto

Franco, el periodista cordobés Sebastián

Cuevas Navarro reveló la

«No van a pasar de

agricultores a trabajar

allí. En Hornachuelos la

gente se sigue yendo»

existencia del cementerio nuclear de

España y sus deficientes condiciones

de seguridad.

En 1986 la actividad quedó paralizada

por orden judicial, hasta que la

instalación se legalizó. Desde 1992,

cuando abrió la nueva planta de almacenaje,

los restos se encierran en

contenedores enterrados en celdas

de hormigón. Enresa dice que la radiación

que recibe un trabajador de

El Cabril en un año es menor que la

de una sola radiografía de tórax.

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.


EL MUNDO. LUNES 8 DE FEBRERO DE 2010

23

ANDALUCÍA

más importante y necesita más inversión

que diez carreteras».

Junto a Mariano Rajoy y Javier

Arenas, también intervinieron en el

acto de Atarfe el secretario general

del PP andaluz, Antonio Sanz, Cristobal

Montoro, portavoz económico

del PP, Sebastián Pérez, presidente

del PP de Granada y José Manuel

Aranada, líder los ‘populares’ en

Atarfe; éstos dos últimos sin privarse

de recordar la reciente dimisión del

ya ex alcalde socialista de la localidad

Víctor Sánchez, condenado a

tres años de cárcel por unos vertidos.

El acto del PP en Atarfe bien podría

haber confundido en su arranque

al más despistado, sobre todo

cuando empezó a sonar Nos sobran

los motivos, de Joaquín Sabina; curiosamente,

el tema usado por la

oposición al Gobierno de Aznar en

la campaña electoral de 2004. En

Arenas: el debate «no

es derecha o izquierda

sino inmovilismo

contra reforma»

cualquier caso, el PP acabó llenando

el coso atarfeño hasta el punto

de dejar en la puerta a un buen puñado

de militantes y simpatizantes

portadores de banderitas.

Mientras tanto, desde la tribuna de

oradores del recinto, el secretario del

PP andaluz, Antonio Sanz, anunciaba

ya un próximo acto, el 27 de este

mes, víspera del Día de Andalucía, en

Alcalá de los Gazules. Precisamente,

otro pequeño feudo socialista, tierra

natal del todavía vicesecretario regional

del PSOE, Luis Pizarro, y de la

ministra Bibiana Aído. «Ningún pueblo

de Andalucía pertenece a los socialistas;

los andaluces de verdad están

con el PP», proclamó Sanz.

...Y un Griñán ejerciendo ya deder pide

unidad al PSOE-A para evitar la derrota

El presidente andaluz reclama a su partido que no se disienta, «y menos en público»

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Si la autoridad se pudiera medir por

el volumen de voz, entonces ayer

habría quedado claro en el mitin

que celebró el PSOE en Sevilla para

presentar su programa Andalucía

sostenible que José Antonio Griñán

ya ha tomado las riendas del partido

en la comunidad, aunque formalmente

le quede un mes para que

Manuel Chaves (que no estaba presente)

le traspase el cargo de secretario

general en el congreso extraordinariodel12y13demarzo.

Porque el presidente de la Junta,

ante los más de 800 militantes, simpatizantes

y numerosos cargos de la

Junta y del aparato que abarrotaron

el hotel NH Convenciones, habló

con el torrente de voz mitinero propio

de las grandes ocasiones, cuando

el político pausado asume que le

toca ejercer deder y agita a sus

compañeros para que sigan combatiendo

a un rival, el PP, que les come

el terreno por momentos.

El PSOE presentó los cuatro grupos

de trabajo (Economía y empleo

sostenible; Educación e innovación;

Sostenibilidad ambiental y política

energética, y Ciudadanía, gobernanza

e igualdad) que, formados por

expertos universitarios y dirigentes

políticos, se constituyeron en enero

para diseñar el «plan estratégico»

del programa Andalucía sostenible.

El mitin sobre el plan

‘Andalucía sostenible’

sirvió, más bien, para la

reafirmación colectiva

Pero el acto de ayer, más que para

concretar en dineros, plazos y

proyectos los principios de esa

«Andalucía sostenible», sirvió para

intentar reanimar y reafirmar a los

militantes y dirigentes del PSOE y

pedirles unidad interna, pocos días

después de que se haya confirmado

que en Andalucía ya hay

más de un millón de parados, y

tras la semana negra en que al gobierno

de Rodríguez Zapatero le

han llovido los palos críticos y se le

ha desangrado el apoyo popular

en las encuestas por su gestión de

la crisis y las propuestas sobre la

reforma de las pensiones y del

mercado de trabajo.

Griñán se aferró a la palabra «futuro»,

repetida muchas veces. Se refería

en primera lectura al futuro lejano

de las generaciones venideras

cuya sostenibilidad los socialistas

deben asegurar con políticas sociales,

medioambientales, económicas

o educativas; pero también, en segunda

lectura, al futuro inmediato

del PSOE, que debe medirse en las

próximas elecciones con el PP.

«El futuro depende solamente de

nuestra voluntad de conquistarlo, y

la tenemos. Aunque no vayamos a

vivirlo». El presidente de la Junta y

ex ministro de Trabajo no vivirá, dijo,

el mundo mejor del mañana en

Alfredo Pérez Rubalcaba y José Antonio Griñán saludan a los asistentes al mitin del PSOE, ayer en Sevilla. / CARLOS MÁRQUEZ

El PP pregunta sobre San Telmo

Sevilla

El PP-A ha registrado

una pregunta oral en el

Parlamento andaluz

en la que le demanda

información a la Junta

de Andalucía sobre si

la obra de rehabilitación

del Palacio de San

Telmo en Sevilla, futura

sede de la Presidencia

del Gobierno andaluz,

ya se ha liquidado

y sobre qué dependencias

serán finalmente

públicas.

que el calentamiento global se habrá

detenido gracias a las medidas

adoptadas hoy. Pero Griñán, que

cumple 64 años en 2010, se rejuveneció

al afirmar que «una persona

es joven cuando piensa en el futuro,

lo viva o no lo viva». Como él.

Hizo un discurso menos de detalles

que de grandes principios destinado

a afirmar, de entrada, que las

políticas socialistas no son las causantes

o agravantes de la recesión

económica sino su solución, mediante

el apoyo a los sectores claves

de la economía productiva y el mantenimiento

de las ayudas sociales.

«La izquierda», dijo, tiene la salida

buena a la crisis aunque «la derecha»

y «los mismos que provocaron

la crisis» con su «economía de casino»

digan lo contrario.

«Educación y trabajo: si jugamos

con esas cartas, tenemos una patria,

una causa, una razón para conquistar

el futuro, para tener la alegría del

futuro. Y el futuro está aquí», dijo

apelando al idealismo.

En la iniciativa, los

‘populares’ también

preguntan acerca de a

cuánto han ascendido

los gastos de la obra por

todos los conceptos y fases,

y si se ha realizado

el Plan Director del edificio

que establezca el

destino y los usos del

mismo.

El parlamentario del

PP-A Jaime Raynaud dijo

que también le preguntará

al Gobierno andaluz

cuándo tiene previsto

hacer la mudanza.

El parlamentario del

PP aseguró a Europa

Press que según las propias

manifestaciones de

la consejera de Economía

y Hacienda, Carmen

Martínez Aguayo,

realizadas en el pleno

del Parlamento del 26

de noviembre, el edificio

ya estaba recepcionado,

es decir, listo para

su uso, estando pendiente

la liquidación

económica de las obras.

Raynaud dijo que ya

ha pasado tiempo «más

que suficiente» desde

esas declaraciones para

que su formación pueda

conocer el coste total de

la obra «céntimo a céntimo».

El PP mantiene que

la obra ha supuesto más

de 65 millones de euros.

«Nos preocupa de manera

especial cuánto va

a costar el mantenimiento

del edificio, algo

quevaacaercomouna

losa en los gastos corrientes

de la Junta»,

agregó.

Advirtió a sus correligionarios sobre

el avance de los conservadores,

a los que los últimos sondeos dan

como hipotéticos vencedores en

unas elecciones que se celebrasen

ahora en España y Andalucía: «La

derecha no quiere conquistar votos,

sino retirarnos apoyos a nosotros».

Sin embargo, no mencionó a su

rival, Javier Arenas, ni las siglas del

PP, y de Mariano Rajoy sólo hizo

una mención criticándolo por cuestionar

el pago de la deuda histórica

aprobado entre Junta y Gobierno

(que prevé el abono de una parte de

los 2.500 millones en solares) cuandoél,dijo,nolareconociócuando

gobernaba y además «nos quitó

4.500 millones de euros de los fondos

europeos». «Y ahora se queja».

Los socialistas se desgastan en

medio de la crisis y los del PP se crecen.

Decidido a remontar, el nuevo

der in pectore del PSOE-A, es decir

del principal granero de votos del

socialismo español, pidió a sus compañeros

que aporten ideas y un debate

crítico. Pero les avisó. «Después

de la discusión, ¡unidad, unidad y

unidad! ¡Cohesión!», clamó, lo que

implica una petición para que acaten

sus decisiones futuras a partir de

que en marzo tenga manos libres

para decidir la remodelación del

partido y del gobierno de la Junta.

A juzgar por las ovaciones, no

tendrá graves problemas internos.

Pero, por si acaso, pidió por el bien

de la «cohesión interna del partido»

que no haya disensiones sobre lo

acordado, «y menos en público».

También pidió un esfuerzo a los

simpatizantes, porque la política socialista

«necesita detrás un ejército

que no se desanime». Si desertan

los votantes, desde luego, Griñán no

será elegido presidente en 2012.

No dio por descontada una victoria

en Andalucía. Porque si no, no

tendría que concluir su intensa intervención

exaltando a los suyos

con un grito de guerra: «¡Voluntad

de victoria! ¡Porque siempre ganamos

y vamos a seguir ganando!».

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.


EL MUNDO. MARTES 9 DE FEBRERO DE 2010

27

ANDALUCÍA

cen, sin rotación, a través del Servicio

Andaluz de Empleo (SAE). También

les dijo que no puede condonar

impuestos, como demandan.

En la otra mesa tienen por encima

de sus cabezas las listas de espera de

las bolsas de trabajo municipal. Son

rotatorias, de modo que el empleo

que depende del Ayuntamiento sí está

ya repartido. Pero piden que se reparta

aún más, rebajando los turnos

a un mes. Sus dimensiones dan idea

del impacto que la crisis, como en toda

España, tiene entre los 5.000 habitantes

de esta emblemática cuna de

la lucha jornalera: hay 691 personas

(más mujeres que hombres) en la lista

de espera de peones agrícolas (vital

para obtener las 35 peonadas necesarias

para cobrar el subsidio agrario,

el antiguo PER); 205 en las de oficiales

albañiles de primera y segunda

o 320 en la de basureros.

«En enero había 1.201 personas

inscritas como demandantes de empleo

; son menos que las 1.251 de diciembre

porque ahora hay algunos

«Mi marido trabajaba de

albañilyyoenelcampo;

vivimos de la familia»,

dice Belén en el encierro

En casa de Ana ya no

cobran ayudas. «En la

tienda me dan ‘fiao’, y si

no, le pido a la vecina»

Trabajadores en paro de El Coronil, durante el encierro que mantienen en el Ayuntamiento en demanda de un reparto del empleo. / REPORTAJE GRÁFICO: FERNANDO RUSO

«Mi marido y yo estamos en paro, tenemos

dos hijos y ninguna perspectiva de trabajar»

Un encierro en El Coronil alerta sobre el impacto de la crisis en los núcleos rurales

EDUARDO DEL CAMPO / El Coronil (Sevilla)

Habrá a quien le parezca revolucionario

y comunista, pero lo que pedían

las once jornaleras en paro de El

Coronil que mantuvieron durante

diez días una huelga de hambre en el

Ayuntamiento, y lo que piden las varias

decenas de personas más que

desde el miércoles mantienen junto

a ellas un encierro indefinido, es en

esencia lo mismo que ya están aplicando

en Alemania la patronal, los

sindicatos y el Gobierno de la conservadora

Angela Merkel: ante la crisis,

repartir el trabajo disponible a cambio

de que nadie se quede parado.

Menos horas, menos sueldo, pero

menos gente en la calle.

«Reparto de trabajo», exige la pancarta

que un grupo de mujeres, seguidoras

del Sindicato de Obreros

del Campo (SOC) y de Izquierda

Unida (IU), han colocado esta mañana

de viernes en la fachada de la Oficina

de Promoción Económica y Empleo,

a donde se ha trasladado el gobierno

local para evitar encontrarse

en el Ayuntamiento con las encerradas

y sus supuestos «insultos».

El Coronil es un pueblo de izquierdas.

Una izquierda partida en tres. El

gobierno está formado por los seis

concejales del PSOE, a quienes el voto

del edil del Movimiento Alternativo

de Izquierdas (MAI), Manuel Lara,

un fundador y disidente del SOC,

permitió desbancar en 2007 a IU, que

tiene otros seis puestos, y colocar a

Jerónimo Guerrero como alcalde.

En el Ayuntamiento, una quincena

de mujeres y varios hombres consumen

horas de silenciosa protesta en

torno a dos mesas camilla. Cuentan

que se pusieron en huelga de hambre

porque su situación es límite. «Yo

estoy en paro, mi marido está en paro,

sólo le queda un mes de seguro y

no tenemos perspectiva de trabajo

ninguna, con una hipoteca que pagar.

Tenemos dos niños chicos. Hoy

me han cortado la luz», dice Aroa Picón.

¿Y la familia no los ayuda? «Mi

familia está igual que yo».

Otro de los 496.000 hogares andaluces

con todos sus miembros en paro

es el de Ana Guerrero Quesada.

Ya no cobran ninguna ayuda. «En la

tienda me dan fiao un día, y el que

no, pido a la vecina».

Diego Cañamero dice que

los 1.201 parados de El Coronil

lo convierten en el tercer

pueblo con más desempleo

de la comarca, 34%,

tras Montellano y Los Molares.

Pero el alcalde rebaja la

cifra oficial de parados a la

tercera parte, 409. Jerónimo

Guerrero defiende que el

municipio es el que mejor

resiste la crisis en la zona, y

atribuye esta protesta a una

estrategia del SOC e IU para

«desgastar» al PSOE y

recuperar el poder «de forma

antidemocrática».

Hay pueblos de IU con

más paro, como Los Molares,

y allí no hay encierros,

dice Guerrero. «Son antisocialistas.

Si estuviera gobernando

el PP no existiría esta

movilización, está más

claro que el agua». Afirma

que esta movilización es minoritaria.

«Los vecinos se

sienten cohibidos. Hay 40

encerrados, pero 4.960 más

que no pueden ir al Ayuntamiento

porque hay insultos».

Cuando se le pregunta

por qué hay tanta pugna

entre los partidos de izquierda

en El Coronil, responde:

«A IU y al SOC no

los considero de izquierdas.

Hacen política de derecha y

ultraderecha, han estado

gobernando 16 años por la

amenaza y la coacción. Diego

Cañamero vive de repartir

la miseria», ataca el regidor,

que recuerda que éste

es el tercer encierro en menos

de tres años, al que se

unió una huelga de dos meses

de los peones agrícolas.

El aludido dice del alcalde

que es «un muchacho»

que recibe «órdenes de

arriba» del PSOE regional,

y denuncia que los socialistas

llevan años intentando

También busca trabajo Belén García,

con una niña pequeña, y su marido.

«Yo trabajo en el campo y él en

la construcción, pero lleva dos años

parado. Estamos viviendo de la familia

y de los ahorrillos que teníamos».

Su principal reivindicación al alcalde

es que «rote el personal de las empresas»

contratadas mediante el Plan

5000 del Gobierno para el fomento

del empleo, que continúa al Plan E.

Es decir, que el Ayuntamiento obligue

a los adjudicatarios a rotar cada

mes entre los parados y paradas más

necesitados los empleos que generen

las obras. Pero el alcalde ya les ha dicho

que legalmente él no puede hacer

eso porque los contratos se ha-

«Son antisocialisas; con el PP, no se movilizarían»

trabajando en la aceituna», dice en el

encierro el líder del SOC, Diego Cañamero,

que fue hace años alcalde

del pueblo con IU antes que su compañero

José Antonio Núñez.

Insiste en que sí es posible pactar

con las empresas de las obras financiadas

por el Gobierno y la Junta que

contraten al 80% de su plantilla de

forma rotatoria cada mes entre los

parados locales, como dice que ya

hacen en Morón (PP) o Espera (IU).

«Aunque no vaya en el pliego de condiciones,

¿cómo van a decir que no

con el paro que hay y necesitando

ellos el contrato? Porque ahora estas

obras sólo han beneficiado a 30 personas,

y cogen a sus familiares».

Como el problema escapa al poder

del Ayuntamiento, el SOC reclama al

Gobierno y la Junta que ayuden a los

parados rurales de forma urgente,

con medidas como imponer una moratoria

para el pago de hipotecas o

eliminar el techo mínimo de las 35

peonadas para cobrar el subsidio. Para

ello ha convocado una huelga general

hoy en la Sierra de Cádiz.

El encierro sigue. Ya están mentalizados

ante una posible intervención

policial ordenada por la Subdelegación

del Gobierno. Vendrán «los

GEOS» a echarlos. Pero en casa de

Aroa, Ana o Belén seguirá encerrado

el paro. Y a ése a ver quién lo echa.

DELMUNDO .es

/elmundo/andalucia.html

Z Vídeo:

Vea testimonios del encierro.

minar la combatividad jornalera

de El Coronil, «un

símbolo junto a Marinaleda»,

y no dudan en enchufar

a sus dirigentes locales

en la Diputación o la Junta.

«Eso es corrupción», afirma

Cañamero.

Él apela al testimonio de

los policías locales del

Ayuntamiento como prueba

de que el encierro es pacífico

«y no se insulta a nadie».

Los encerrados, en su primera

noche, forzaron las

puertas del salón de plenos

«para dormir allí con menos

frío», dañando una. Cañamero

resta gravedad a lo

ocurrido y niega que estén

hostigando al PSOE. Al revés,

«son ellos los que nos

dan palos». Pone como

ejemplo denuncias exageradas

del alcalde para, afirma,

difamarlos, como presentar

el hallazgo de «una planta

seca de marihuana» en un

local juvenil como una trama

de droga o el de una antigua

cámara en el despacho

de la tesorera, instalada

con consentimiento de ésta

hace años para descubrir a

un funcionario que metía la

mano en la caja, como un

complot de espionaje político.

«Aquí se vive la política

con mucha pasión».


EL MUNDO / AÑO XXII, NÚMERO 748 CRÓNICA DOMINGO 14 DE FEBRERO DE 2010 9

VIOLACIÓN / CRECEN LOS CIBERACOSADORES

«PROHIBIDO SALIR». Pedro Jesús vivía con dos jóvenes que había captado en internet. Estaban sometidas a él y tenían prohibido salir y abrir la puerta a cualquiera. / ARTURO ASENSIO

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.

EL OSO CAZABA EN INTERNET

EX MILITAR y «con dos metros de espalda»,

Pedro Jesús, 33 años, se hacía pasar en la Red

por un adolescente con apodo de actor de la

tele. Así captaba jovencitas. A una la habría

violado. Otras dos vivían con él «cautivas»

P

CHEMA RGUEZ.

E. DEL CAMPO

edro Jesús era albañil,

ex militar, experto

en artes marciales

y fornido como un oso. Sin embargo,

no usaba su fuerza para cazar. Prefería

parapetarse en las redes sociales

de internet bajo el camuflaje de un

apodo de actor televisivo. Así encontró

y engatusó a una menor de 15

años. Luego pasó al chantaje. Finalmente,

sus blindados antebrazos sí

hicieron el resto. Supuestamente la

violó en Chiclana (Cádiz), a principios

del pasado noviembre.

Los agentes de la Guardia Civil

que le detuvieron hace sólo unos

días se encontraron con una sorpresa

en su domicilio, ubicado en

una urbanización de casas adosadas.

El presunto violador ya había

utilizado antes internet para realizar

contactos y fruto de ello convivía

con una joven de 19 años, rubia

y de tez pálida a la que, prácticamente,

según fuentes próximas a la

investigación, mantenía retenida

en su casa.

Al parecer, la joven, cuya identidad

no ha trascendido, no salía de

casa cumpliendo órdenes del detenido,

quien también le había prohibido

abrir la puerta a cualquiera. El

oso y la caverna. «Estaba tan pálida

porque no salía a la calle», dijo a

Crónica uno de los agentes que

participó en la detención y registró

de la casa. Pero en la vivienda había

otra joven más, de aproximadamente

la misma edad y con rasgos

similares, es decir, aniñados, lo

que confirmaría, según las fuentes

consultadas, los gustos sexuales de

Pedro Jesús Tejera, quien aparenta

menos de sus 33 años.

Ni ésta, a la que se refería como

se «hermana», aunque no lo es, ni

aquélla, su aparente novia, abrieron

la puerta a los agentes del instituto

armado que acudieron a detener

al presunto violador.

Puede que en la obediencia ciega

que ambas le profesaban influyera

también el «miedo» que provocaba

este ex militar profesional, que durante

dos años sirvió en el Ejército

y al que una vida entera dedicada a

las artes marciales había proporcionado

un potente físico.

Quienes le vieron le describen

como un hombre bajo, de apenas

1.65 metros de estatura, pero «con

dos metros de espalda». Más que

suficiente para atemorizar a cualquiera

y para ser conocido, y temido,

en buena parte de los gimnasios

de la Bahía de Cádiz que los investigadores

de la Guardia Civil peinaron

durante meses con, al menos al

principio, escasos resultados.

Su descomunal fuerza fue la que

empleó para abofetear a la menor,

a la que supuestamente violó en un

descampado de Chiclana de la

Frontera. Había conseguido citarse

con ella tras amenazarla con contar

a sus amigos de Tuenti los secretos

que ella le había confiado cuando

se hacía pasar por un adolescente

comprensivo en el que la víctima

creyó encontrar un amigo y un confidente.

Seguramente causaba un

efecto atractivo el seudónimo o

nick que usaba en internet para

El coche del presunto violador junto a su adosado, en Chiclana. /J.F. FERRER

«Y AHORA QUÉ HAGO YO»,

PREGUNTÓ UNA DE LAS DOS

CHICAS A LAS QUE PEDRO JESÚS

TENÍA SOMETIDAS EN SU CASA

ocultar su verdadera identidad: el

nombre de un joven actor de televisión

adorado por las muchachas.

No se sabe qué artimañas empleó

para contactar con las dos jóvenes

que vivían en su adosado de

la urbanización Real de la Barrosa,

pero los agentes sí pudieron constatar

una «sumisión total». Y otra

cosa les llamó también la atención,

que no demostraran sorpresa alguna

ante la intervención de los cuerpos

de seguridad y la detención de

Pedro Jesús. «Parecía como si nos

estuvieran esperando», contó uno

de los guardias presentes, que destacó

el silencio absoluto en el que

permanecieron las dos mujeres durante

el registro.

—¿Y ahora qué hago yo? —exclamó,

tras la intervención policial,

la supuesta pareja del ex militar.

De la casa de Pedro Jesús, los

agentes se llevaron los dos ordenadores

—uno de sobremesa, que estaba

en el atestado salón de la vivienda

y un portátil—, que el albañil

guardaba en su dormitorio. «Éste

es el que uso para trabajar, ¿no

os podéis llevar sólo el de abajo?»,

preguntó Pedro Jesús a los agentes.

Para encontrarle, los investigadores

de Delitos Tecnológicos y del

Equipo Mujer Menor del Instituto

Armado rastrearon durante meses

la Red y los círculos en que podría

moverse el sospechoso, al que un

tatuaje en el brazo ayudó a identificar.

Gimnasios, delincuentes sexuales

y el entorno militar fueron

las claves que ayudaron a encontrar

a Pedro Jesús, con gusto por

las mujeres aniñadas y, supuestamente,

también por las niñas.

Aparte de sus músculos, tenía un

imponente arma para intentar impresionarlas,

un llamativo todoterreno

de lujo Nissan Navara, modelo

ranchera X-Box, de flamante

metalizado en plata, que sigue

aparcado en la puerta de su vivienda.

De su 4x4 llaman la atención el

guante de boxeo de juguete con los

colores de España que adorna su

salpicadero y, detrás, un escudo de

la Legión española.

Sabiendo la denuncia que pesa

sobre él, las ventanillas traseras tintadas

de negro adquieren un matiz

siniestro. Una cosa es lo que se ve y

otra, lo que sucede dentro. Como

él, seductor de internet que, según

su víctima, escondía tras su fachada

virtual a un ciberacosador y

agresor sexual. Es a éste coche al

que se habría subido la chantajeada

y de donde no pudo escapar.

En la urbanización donde vive,

Pedro Jesús era un desconocido. Es

fácil, de todas formas, que nadie

conozca a nadie en conjuntos residenciales

como éste, sin tiendas y

con un solo bar, donde no saben de

él. Hay 213 adosados en Real de La

Barrosa y el suyo es una réplica de

los demás, dúplex de dos o tres habitaciones

alquilados por 400 ó 500

euros al mes.

SE AUTOLESIONÓ

En la casa, con las ventanas a oscuras,

parece que ya no están las amigas

que convivían con Pedro Jesús,

ahora encarcelado en la prisión gaditana

de Puerto 2. Su abogado, Manuel

Jesús Tey Ariza, dice a Crónica

que duda de que las chicas estuvieran

allí retenidas contra su voluntad

(no se sabe si éstas conocían a la denunciante

de la violación) y que no le

consta que lo hayan denunciado.

No es el único que va a la cárcel

acusado de manipular y chantajear

a través de internet usando el sexo

como instrumento y fin de su coacción,

lo que se conoce también como

grooming. El pasado octubre,

un joven de 22 años fue detenido en

la vecina localidad de Puerto Real.

Lo acusaban de obligar a sus víctimas

a enviarle imágenes sexuales,

haciéndose pasar por una adolescente.

Era su segunda detención.

Un año antes, en 2008, había contactado

en internet con un niño de

Estonia de 13 años. La «presión

brutal» del ciberacosador acabó en

tragedia: el rehén se suicidó.

Pedro Jesús estalló mientras declaraba

en el juzgado de instrucción

4 de Chiclana. Cuando supo

que el juez había ordenado su encarcelamiento

incondicional, se autolesionó

golpeándose la cabeza

contra una ventana y partiendo su

cristal. Como un oso enjaulado.


EL MUNDO. MIÉRCOLES 17 DE FEBRERO DE 2010

31

ANDALUCÍA

«Las empresas se

han aprovechado de

mí por ser sordo»

Eduardo Jaén, técnico informático en paro,

denuncia la discriminación de los sordos

Sólo en Andalucía hay 44.443

personas que tienen reconocida una

discapacidad auditiva. Apenas el

4,3% tiene estudios universitarios;

el 20,8% no sabe ni leer ni escribir y

el 41,3% cuenta con estudios primarios

incompletos, informa la FAAS,

que da un dato tremendo: de los

852 hombres y mujeres que atendió

en sus centros de Sevilla el año pasado,

60 tenían trabajo y 792, no.

«Estamos discriminados», protesta

Eduardo, que ante pide al Gobierno,

las empresas, los centros educa-

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Eduardo Jaén González, de 36 años,

es padre de una niña de 5 y de un niño

de 3, técnico de reparación de ordenadores,

voluntario en una ONG,

deportista de triatlón... Y sordo.

Aunque en los currículos que envía

desde que se quedó parado hace

un año no lo dice, para evitar que lo

excluyan antes de tener la oportunidad

de sentarse a una entrevista de

selección. Su currículo detalla que es

discapacitado, pero no que no pueda

oír. De eso se enteran los entrevistadores

cuando lo citan a través del teléfono

de su mujer, que es oyente.

«Cuando les digo que soy sordo y

les cuento mi experiencia, me preguntan:

‘¿Puedes coger el teléfono?’

Y me quedo cortado. ¡Vaya pregunta!»,

dice Eduardo a través de Ana, la

intérprete de lengua de signos que

nos ha ayudado a salvar esta barrera

en la sede en Sevilla de la Federación

Andaluza de Asociaciones de Personas

Sordas (FAAS).

Eduardo no puede atender el teléfono,

pero sí hacer muchísimas otras

cosas. El problema es encontrar una

empresa que se dé cuenta, y que tenga

voluntad de integrar a los trabajadores

con sordera. Él se lamenta de

que los únicos empleos disponibles

hoy para los sordos y sordas en España

son de baja cualificación, como

limpiadores o mozos de almacén en

grandes superficies comerciales.

Dice que les dejan ese hueco no

tanto por espíritu solidario, sino porque

se benefician de las subvenciones

por contratar discapacitados y

porque, además, les pagan muy poco

y, en algunos casos, como los que

él ha sufrido, abusan de ellos. Mano

de obra barata y silenciosa.

Nacido en San Sebastián y mudado

a Sevilla con 13 años, Eduardo

cuenta que lo primero que condena

a muchos sordos a la precariedad laboral

es la falta de apoyo específico

en los centros educativos, como disponer

de intérpretes y aparatos de

amplificación de sonidos.

Esas carencias lo empujaron a

abandonar los estudios del segundo

ciclo de formación profesional en

electrónica, harto de no entender la

clases y tener que copiar los apuntes.

Por suerte, salió a flote después gracias

a un curso de informática en

Málaga que sí incluía intérprete.

Enseguida entró en el mercado de

trabajo, de la mano de los contratos

para discapacitados. Pero en todos

sus empleos sufrió abusos, denuncia.

«Se aprovechan de mí porque soy

Eduardo Jaén hace el signo de ‘paro’ en lengua de sordos. / FERNANDO RUSO

sordo. Primero estuve un año en una

fábrica de marcos de aluminio. Pero

me fui porque me pagaban muy poco.

Luego estuve trabajando de taxidermista,

disecando animales, pero

ocurrió lo mismo y también me fui».

«En la tercera empresa», continúa,

«estuve ocho años, reparando ordenadores.

No tenía intérprete. Me pagaban

600 euros al mes, y no me incluían

los pluses ni el seguro que tenían

mis compañeros. A otro chico

que entró cuatro o cinco años después

para hacer lo mismo que yo le

pagaban 900 euros. La sucursal donde

trabajaba cerró hace un año por la

crisis. Me querían dar 3.000 euros de

indemnización. Lo denuncié».

«Estoy buscando trabajo, pero no

encuentro nada», añade, esforzándose

por reforzar los signos de sus manos

con las palabras que ha aprendido

a vocalizar. La familia, vecina del

pueblo sevillano de Mairena del Aljarafe,

vive gracias a lo que gana su

mujer, dueña de una empresa que

imparte cursos de lengua de signos.

«Si no fuera por ella...».

De 852 personas con

sordera que atendió su

federación en Sevilla,

sólo 60 tenían empleo

tivos y la sociedad en general que

facilitela integración de los sordos.

Y a los sordos como él, que se unan

y luchen por sus derechos.

Su hijo oye. Pero su hija ha heredado

su sordera. Ella es su mayor

preocupación. Por eso, disconforme

con que en Sevilla, dice, se concentre

a los niños y niñas sordos en un

solo colegio público en lugar de integrarlos

en los más cercanos a sus

casas, la lleva a un colegio privado

y, como la Administración no lo hace,

paga de su bolsillo a una intérprete

para que la ayude en el aula.

«No quiero que mi hija sufra el mismo

futuro que yo».

DELMUNDO .es

/elmundo/andalucia.html

Z Vídeo:

Vea el testimonio de Eduardo Jaén.

Impreso por . Prohibida su reproducción.


28

ANDALUCÍA

FORO DE

EL MUNDO.es DE ANDALUCÍA

EL MUNDO. LUNES 22 DE FEBRERO DE 2010

El instituto

toma la palabra

Nueve profesores de Secundaria que

representan la voz crítica de los centros

andaluces analizan junto a periodistas de EL

MUNDO los principales problemas que a su

juicio sufre la educación de los adolescentes

en la comunidad, y proponen mejoras básicas

sobre las que, dicen, hay consenso entre

docentes y padres. Éste es el primero de los

debates que mantendrán en estas páginas

acerca del estado de la enseñanza.

De pie, de izquierda a derecha, los profesores Juan Antonio Rodríguez Tous, Nacho Camino, Teresa Fernández, Juan Guzmán,

Guadalupe Bueno y Antonio de Lara. Sentados, Enríque Fernández, Carlos Rodríguez y José Aguilar. / JESÚS MORÓN

«Queremos volver a enseñar... Y que

nos devuelvan el derecho a exigir»

‘Piensa’, a favor

del mérito

«El ROC [Reglamento de Organización

de Centros, que

prepara la Consejería] ha

creado auténtico malestar.

Puede suponer lasolución final.

Hay grupos dispuestos a

movilizarse», dice Juan Guzmán.

Uno de esos grupos, organizado,

entre otros, por él,

es el nuevo colectivo Profesores

de Instituto de Enseñanza

Secundaria Asociados

(Piensa),sinadscripciónpolítica,

que en su manifiesto rechaza

el futuro reglamento y

reivindica «la dignidad de la

educación pública» a partir

de«laexcelencia,lacalidady

el mérito».

EDUARDO DEL CAMPO.– Para empezar

por el espacio físico donde se

enseña: ¿cómo están las infraestructuras

de los institutos?

Guadalupe Bueno.– Mi centro es

estupendo. Pero hay algunos donde

se dan clases en caracolas.

FRANCISCO ROSELL.– ¿Qué valoración

hacen de las transformaciones

en Educación desde que Andalucía

asumió esta competencia?

Antonio de Lara.– Sí ha habido

inversiones. Pero, a veces, sin necesidad.

Como las aulas TIC [informatizadas],

porque ahora están dando

ordenadores personales. En mi centro,

el 50% de las aulas son TIC y están

destrozadas. Se ha tirado dinero.

Juan Antonio Rodríguez Tous.– A

la hora de dotar los centros no se ha

contado con la opinión de los profesores.

Los centros se abren en la primera

fase y se deja para después la

segunda, que nunca se hace. En el

mío, no hay gimnasio cubierto ni duchas.

Nunca se hizo.

FRANCISCO ROSELL.– Una paradoja,

derroche y falta de medios...

Juan Guzmán.– Las actuaciones

de la Junta tienen una clara intención

cosmética. No van a la almendra

de los problemas. Con programas

como las aulas TIC, el bilingüismo,

la mochila de la paz, lo que se

hace es pintar la fachada, cuando el

edificio se está derruyendo.

Francisco Rosell.– Se arguye que

la Logse [Ley de Ordenación General

del Sistema Educativo] no es mala

pero que no tiene recursos...

Antonio de Lara.– La organización

del sistema es nefasta. El gran

problema de la Logse es la «comprensividad»...

José Aguilar.– ...Que no es «comprender

lo que se estudia». Los estudiantes

están en un nivel determinado

independientemente de su voluntad

y de su preparación.

Enrique Fernández.– En Primaria

puede funcionar, pero en Secundaria,

no. Eso de que un profesor con

30 alumnos distintos pueda atenderlos

a todos es fantasía.

FRANCISCO ROSELL.– Andalucía

ha sido un laboratorio, ¿no?

José Aguilar.– Pero [en la Junta]

se niegan a someterse a evaluaciones

que no sean las de ellos mismos.

Carlos Rodríguez.– Siempre se

han negado. La única evaluación

externa es la obligatoria del informe

PISA. Lo que [la Consejería]

quiere evaluar son los aspectos subjetivos,

para magrear los resultados.

No entiendo por qué unos institutos

tienen que tener objetivos diferentes

a otros, por la «adaptación

al entorno»

Nacho Camino.– Es clasismo.

FRANCISCO ROSELL.– En lugar

de que la educación sirva como escalera

social para superar las condiciones

del entorno, adaptarse a ellas.

Carlos Rodríguez.– Yo he enseñado

en Torreblanca. Antes me encontraba

a antiguos alumnos de allí que

eran médicos, y ahora, no. Se les da

una pátina de cultura muy elemental.

Es la guillotina social. Hay pedagodos

que te dicen que es reaccionario

corregir las faltas de ortografía a

un alumno [de barrios deprimidos].

El nivel de titulación en Andalucía es

horrible. Un pedagogo en un curso

del CEP [Centro del Profesorado]

me dijo que a mis alumnos de Los

Palacios no les hablara de Sófocles o

Aristóteles, sino de El Rocío. Sin embargo,

los que lo tenían más claro

eran los padres negros de esa escuela

de Harlem que dijeron: «No, a mi

hijo usted le enseña lo mismo que a

los hijos del blanco».

José Aguilar.– Se ha vendido como

progresista cuando es todo lo

contrario. La gente pudiente ha ido

sacando a sus hijos de la enseñanza

pública. La «comprensividad» queda

para los pobres, para los ricos, no.

Antonio de Lara.– Yo he tenido

broncas con la Inspección. A dos niños

analfabetos, me dijeron que había

que matricularlos por la edad en

de ESO.

Enrique Fernández.– Quieren que

los institutos sean centros de integración

para discapacitados, inmigrantes,

delincuentes. Si los institutos se

ocupan de eso sin tener medios, no

hacen lo que pueden hacer, que es

enseñar.

Nacho Camino.– La Logse, la

LEA [Ley de Educación de Andalucía],

el ROC [Reglamento de Organización

de los Centros de Enseñanza]

dicen que el instituto tiene que adaptarse

a los intereses del alumnado y

del contexto, y convertirse en dinamizador

de la zona, pero es una labor

que excede sus recursos.

Teresa López Pavón.– Lo que no

se cuestiona es la ampliación de la

enseñanza obligatoria hasta los 16

años que trajo la Logse.

José Aguilar.– Es que antes de la

Logse eran muy pocos ya los que estaban

sin escolarizar; el 85% de los

menores de 16 años estaban en el

instituto o en Formación Profesional.

Carlos Rodríguez.– Recuerdo la

anécdota de esa madre que tuvo que

recurrir al TSJA para que su hija pudiera

repetir curso, porque había estado

enferma y sin embargo la habían

pasado automáticamente al

curso siguiente. El repetir es un derecho,

pero parece algo reaccionario.

Hoy, si un alumno me recurre un

suspenso, por el mínimo fallo administrativo

mío le aprueban el examen.

En realidad, los alumnos están

ahora menos tiempo en el sistema

educativo. Yo no conozco a nadie

«En 1º y 2º de ESO,

en mi instituto hubo el

primer trimestre 700

partes disciplinarios»

«Lo que cuestionamos

es que todos los

alumnos estén en el

mismo aula»

«En vez de aupar a los

mejores de cualquier

clases social, se baja

el nivel de todos»

que diga que a los 14 años se queden

sin escolarizar, lo que cuestionamos

es que todos estén en el mismo aula.

TERESA LÓPEZ PAVÓN.– ¿Se

hace mucho la vista gorda?

Antonio de Lara.– La gran dificultad

está ende ESO. Antes no se

podía repetir, ahora sí, sólo un año.

Si tenemos un alumno que no le interesa

estudiar, llega a los 16 años

sin terminar 3º de ESO, tras repetir

1ºy2º.

José Aguilar.– Elde ESO no tiene

ni punto de comparación con el

de BUP de antes. Es como una

prolongación de Primaria. Con la diversificación

y las aulas del PCPI

[Programa de Cualificación Profesional

Inicial], todos sacan el mismo

título, y el título se está devaluando.

Enrique Fernández.– Están

aprendiendo a sumar, restar y multiplicar.

Dividir no saben. El problema

no es el fracaso escolar, sino el nivel.

Juan Antonio Rodríguez Tous.–

Es una inversión de valores. En lugar

de coger a los mejores de cualquier

clase social y auparlos, se baja

el nivel de todos. Yo, que soy doctor,

tengo 38 en Bachillerato y te pasas la

clase «suelta el móvil», «cállate». Y

llegan diplomados de apoyo y se

quedan con tres, cuatro o cinco

alumnos para la clase de PCPI, con

un horario a la carta. Es el mundo al

revés: el capitán friega la cocina y el

recluta está en el despacho.

FRANCISCO ROSELL.– El PSOE

dice que es la generación mejor preparada

de la historia.

Varias voces a la vez.– ¡Es falso!

José Aguilar.– Lo dicen el PSOE y

el PP.

Juan Antonio Rodríguez Tous.–

La última generación que salió bien

preparada es la del BUP. El instituto

era un oasis en su entorno. Cualquiera

que tenga hoy 35 años lo puede

decir. Lo que puede salir ahora, es

aterrador.

Juan Guzmán.– Los padres empiezan

a ser conscientes de forma

mayoritaria de que el sistema educativo

ha fracasado. Pero las asociaciones

de padres muchas veces están

dirigidas desde partidos, y no

trasladan lo que piensa la mayoría

a los órganos de gestión, como una

especie de cortafuegos. Una comparsa

en el Carnaval de Cádiz hizo

referencia a la situación y el público

se puso en pie y aplaudió. Y no

es lógico pensar que todo el patio

de butacas fueran profesores. Hay

sensibilidad.

FRANCISCO ROSELL.– O sea,

que a los padres ya no les importa

más que le den el título a sus hijos sino

que la educación sea de calidad.

(Sigue en la página siguiente)


Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.

EL MUNDO. LUNES 22 DE FEBRERO DE 2010

FORO DE

EL MUNDO.es DE ANDALUCÍA

«El Reglamento de Organización (ROC)

acaba con la autonomía académica»

La nueva normativa de la Junta que prevé dar más poder al director genera inquietud

(Viene de la página anterior)

Enrique Fernández.– Se habla de

darle al profesor la condición de autoridad

pública, pero no he visto nunca

tantos medios de control; hay cámaras

y profesores vigilando los pasillos,

y ésa no es la cuestión, lo que

hay que recuperar es la autoridad de

conocimiento. Los centros educativos

no son centros de reclusión.

José Aguilar.– Antes los alumnos

salían a tomar el bocadillo fuera.

Ahora no se puede salir.

Juan Antonio Rodríguez Tous.–

El ambiente de un instituto tiene

que ser de autocontrol, igual que se

va al cine y no te pones a pegar al de

al lado. Pero el profesor tiene que

estar todo el día detectando al boicoteador,

rellenando partes, etcétera,

y no puede dar su clase.

Nacho Camino.– El problema está

en el primer ciclo de ESO. En 1º y

2º, en mi instituto hubo 700 partes

disciplinarios el primer trimestre.

En 3º y 4º, hubo 20 partes.

José Aguilar.– Han eliminado la

competitividad. Las notas no sirven

de nada, sólo en selectividad. El

mensaje que se les da es: «¿Yo para

qué voy a estudiar, si éste pasa también

sin hacer nada?».

Teresa Fernández.– Yo creo que

los padres no saben lo que está ocurriendo.

Un estudiante puede llegar

a 2º de bachillerato sin haber aprobado

nunca una de las materias instrumentales.

Es normal pasar con

dos, tres y hasta cuatro suspensos.

FRANCISCO ROSELL.– ¿Qué

papel juegan los incentivos de la

Junta a los profesores que mejoren

los resultados?

José Aguilar.– EnPrimariasílo

han aceptado. Pero el 80% de los

institutos lo rechazó en claustro.

Teresa López Pavón.– Un pacto

de educación entre PSOE y PP, ¿os

motiva algo?

Varias voces.– Indiferencia.

Carlos Rodríguez.– No hay ninguna

esperanza de que por ahora se

vaya a arreglar.

FRANCISCO ROSELL.– ¿Y la

nueva consejera [Mar Moreno]?

Juan Guzmán

«Los padres son

conscientes del

fracaso del sistema»

Juan Antonio Rodríguez Tous.–

Parece que quiere pasar desapercibida.

Carlos Rodríguez.– Tiene aspiraciones

políticas, es inteligente... Puede

que sea el marco idóneo [para

negociar].

Juan Antonio Rodríguez Tous.–

Si la educación no ha fracasado por

completo, es porque los profesores

siguen manteniendo autonomía y

son señores en sus clases, y el ROC

acaba con eso. Convierte a los profesores

en tropa, aplastados por un

Gran Hermano que es interno ya

[el director].

Carlos Rodríguez.– Acaba con el

Teresa Fernández

«Es normal pasar

con dos, tres o

cuatro suspensos»

resentimiento horizontal para hacerse

horizontal. Ves que tus compañeros

son premiados sin ningún criterio

objetivo.

TERESA LÓPEZ PAVÓN.– Los

directores designados por la Junta

son sólo el 26%, ese dato me ha sorprendido.

Carlos Rodríguez.– Sí, pero el

74% ha superado un proceso de

acreditación de la Administración.

Ahí no constan los desacreditados.

Guadalupe Bueno.– Si hay un valiente

que se quiere presentar [a director],yalaAdministración

no le

interesa, van a por él.

Juan Guzmán.– Jamás ha habido

Enrique Fernández

«Hay que recuperar

la autoridad de

conocimiento»

29

ANDALUCÍA

confusión del plano administrativo y

del académico, ni siquiera en el franquismo.

Hoy día quieren eliminarlo.

Enrique Fernández.– Nadie quiere

ser director en esas condiciones.

¿Quién se presenta? El que sólo le

importa la promoción personal.

EDUARDO DEL CAMPO.– ¿Cuáles

son los cambios fundamentales

con los que todos están de acuerdo?

José Aguilar.– Se resumen en

uno: los profesores quieren volver a

enseñar...

Juan Antonio Rodríguez Tous.–

...Y que nos devuelvan el derecho a

exigir. Es muy simple.

Carlos Rodríguez.– Y los padres

deben ser los primeros interesados.

Enrique Fernández.– Nuestra vocación

es ésa, no estar de vigilantes

ni de animadores socioculturales.

Carlos Rodríguez.– Según el

Acuerdo de Lisboa, para el 2010 el

85% de la población tiene que tener

titulación postobligatoria. No llegamos

al 60%. Y la comunidad peor

posicionada es Andalucía.

Guadalupe Bueno

«Si un candidato a

director no interesa,

van a por él»


EL MUNDO. JUEVES 25 DE FEBRERO DE 2010

23

ANDALUCÍA

Cabecera de la manifestación en Cádiz contra el ‘pensionazo’,ayer. / CATA ZAMBRANO

La protesta de Sevilla, en la avenida de la Constitución. / ESTHER LOBATO

Los sindicatos escenifican su malestar con el

Gobierno pero no logran una protesta masiva

● Los líderes sindicales llaman a incrementar las movilizaciones contra el ‘pensionazo’

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

CCOO y UGT se echaron ayer a la

calle en Andalucía por una causa, defender

el sistema público de pensiones

y rechazar el intento de retrasar

la jubilación a los 67 años, que, según

los comentarios que se escuchan,

concita un apoyo popular unánime.

Pero, a la hora de expresar ese rechazo

en una manifestación, donde cada

presencia vale como una especie de

voto, los sindicatos contaron ayer con

un respaldo significativo, pero aún no

masivo ni determinante.

Los convocantes cifraron en

46.000 los asistentes a las manifestaciones

en las ocho capitales, un número

inflado a juzgar por su cálculo

de la de Sevilla, que estimaron en

«más de diez mil» cuando se apreciaban

varios miles menos. En Granada,

Cádiz y Málaga asistieron unas quince

mil, diez mil y once mil personas,

respectivamente, según los convocantes,

mientras que la policía local

los estimó en unos 7.500 en la primera

y unos tres mil en las dos últimas,

informó la agencia Efe, que rebajó a

unos cientos los miles de manifestantes

que los sindicatos cifraron en Almería,

Huelva, Córdoba y Jaén.

Faltó más apoyo de los hombres y

mujeres a los que afectarán las reformas

que planea el Gobierno, algo

que el líder regional de UGT, Manuel

Pastrana, atribuyó en parte a las «dudas»

que el presidente Zapatero, con

su llamamiento al diálogo, puede haber

introducido entre una población

que aún no cree que el pensionazo

vaya a ejecutarse y que no sería, a

juicio del dirigente sindical, consciente

de la gravedad de los recortes sociales

y laborales que se avecinan.

Sabedor de que los sindicatos necesitan

un apoyo popular estruendoso

para impedir lo que presentaron

como el inicio de la «demolición del

Estado del Bienestar que ha costado

más de cien años de lucha» y que

afectará, tras las pensiones, «a la sanidad

y la educación», Pastrana y su

compañero de CCOO, Francisco Carbonero,

llamaron a incrementar las

movilizaciones con más trabajadores.

«Estamos calentando motores»,

avisó Pastrana. Tras criticar al «señorito»

del Banco de España por pedir

un recorte de salarios «y no dar un

solo paso para bajar el suyo», instó a

la unión y la participación diciendo

que «sólo habrá una reforma si se lo

permitimos los trabajadores». ¿Amagaba

con una huelga? Más explícitos,

UGT y CCOO alertan

del inicio «de la

demolición del Estado

del Bienestar»

decenas de manifestantes del anarquista

CGT coreaban al fondo: «¡Nos

hace falta ya una huelga general!».

Carbonero comparó la protesta

con la multitudinaria de hace 30 años

en el mismo lugar a favor de la autonomía,

y acusó a los medios de comunicación

que describieron las manifestaciones

de la víspera en Madrid,

Barcelona y Valencia como un

relativo fracaso de estar presentando

a los sindicatos como un obstáculo a

la salida de la crisis, cuando, por el

contrario, defendió, han sido los actores

«más responsables». A diferencia

de los bancos y aseguradoras

que, dijo, cuestionan el sistema de

pensiones para desviar la inversión

hacia el sector privado.

Los manifestantes iban cargados

de razones. Como Mireya Corell, trabajadora

universitaria de 33 años,

que con la asociación Acción en Red

y sus compañeros Salvador Fernández

(profesor de 36 años que no se

ve «en absoluto» dando clases con

67) y la administrativa Antonia Caro

(58 años y 10 de cotización: una de

las posibles afectadas si pasan de exigir

15 a 20) proponía con su pancarta:

en vez del pensionazo, «por que

no empezar por: acabar con el fraude

fiscal, la evasión de impuestos y la

economía sumergida; recortar beneficios;

gravar las grandes fortunas;

anular pensiones vitalicias, blindajes

y jubilaciones de oro...».

Laura y María José, 32 años, funcionarias

de la Junta, lamentaban ser

las únicas entre sus compañeros de

trabajo en salir a la calle, y pedían que

no las usen «de cabeza de turco». «Lo

que hay que hacer es recortar altos

cargos y gastos de representación».

Mientras unos piden atrasar la jubilación,

los sindicatos reclaman rebajarla

hasta los 60 años en la construcción.

«Hay que abrir el debate»,

decía el dirigente de UGT Manuel Jiménez.

«Lo primero que se van a cargar

son las prejubilaciones a los 61

años que existen ahora», decía por su

parte el sindicalista de hostelería de

CCOO José María Rebollar, sosteniendo

una pancarta que exigía simplemente:

«Despidos no».

Entre la gente iba repartiendo octavillas

a favor de la huelga Victoria

Lara, 32 años, del Comité Internacional

de Trabajadores, antigua teleoperadora.

«Si hubiera sido mileurista,

me habría dado con un canto en los

dientes». Más allá, los anarquistas velaban

un ataúd negro con la inscripción:

«Éste no llegó a los 67 años».

MATACÁN

JAVIER

CARABALLO

Sindicalazo

Todos los días, decenas de medios de comunicación

preguntan en internet sobre los

principales debates políticos, sociales y económicos

y decenas de miles de personas dejan

allí su opinión. Las cifras son mayores

en las redes sociales; la última moda, la

creación de grupos de adhesión a las cuestiones

más variadas puede movilizar en sólo

unos días a cientos de miles de personas.

¿Qué significado tiene para una democracia

una movilización como esa?

Alguna vez se ha referido aquí que, antes

o después, el sistema democrático tendrá que

incorporar a su funcionamiento la extraordinaria

revolución que ha supuesto internet.

Más allá de los experimentos que ya se hacen

para votar a través de la red en las elecciones,

lo que internet pone en duda es la vigencia

misma de la democracia representativa.

Quiere decirse que, si lo pensamos, la democracia

representativa obedece a un modelo

social del siglo XIX que ha desaparecido, ha

evolucionado hacia el actual y, sin embargo,

mantenemos el mecanismo electoral establecido

para las necesidades de entonces. La misión

teórica de los cargos electos es la de trasladar

la voz del pueblo a las instituciones; ésa

es la democracia representativa, la que delega

en un grupo de personas la soberanía que

sólo reside en el conjunto de los ciudadanos.

Lo que internet puede hacer tambalear es justamente

esa relación entre el pueblo soberano

y sus representantes porque, ante muchas

de las preguntas que se plantean a diario, ante

muchas dudas, ante muchas decisiones, será

posible consultar directamente a los ciudadanos,

sin necesidad de que un grupo de personas

interprete la voluntad de millones.

Ya sé que la incorporación de internet al

concepto de democracia representativa se

Lo que Internet puede

hacer tambalear es la relación

entre el pueblo soberano y

sus representantes

tropieza con la propia eficacia del sistema,

con el abismo de caos que se abre ante una

democracia asamblearia en la que nadie

puede tomar decisiones. Esa limitación es

evidente. Pero, por ejemplo, en una circunstancia

como la de estos días, ¿qué tiene más

legitimidad social, la protesta de los sindicatos

contra los planes de reforma de pensiones

del Gobierno o los foros de internet que

se han abierto al respecto? En sólo un par de

semanas, una plataforma ha reunido en internet

más de medio millón de firmas. Igual

la conocen, se llama ‘Va a trabajar tu puta

madre hasta los 67 años’. Con el lenguaje

irreverente y descarado de internet, se plantan

en medio del debate: «Ya está bien que

este Gobierno se ría de nosotros. No hacen

nada por salir de esta puta crisis. Tienen

bastante con prohibirnos fumar y demás

fantochadas, de estas tonterías son de las

que se preocupan. Y ahora por si fuera poco

trabajamos hasta los 67 años para poder cotizar

el 100%. Esto es de escándalo».

Los sindicatos han sacado a la calle a miles

de personas, manifestaciones perfectamente

organizadas, con pancartas serigrafiadas,

lemas institucionales, pegatinas y banderitas

de colores. ¿Cuántos ciudadanos ajenos

al movimiento sindical, a la legión se liberados

sindicales, participan en esas protestas?

Desde luego, por muchos que sean, es probable

que no superen el medio millón de la plataforma

de internet. Si lo miramos desde ese

punto de vista, la manifa de los sindicatos, antes

que una protesta ciudadana por la reforma

de las protestas, lo que representa es la

necesidad de esos sindicatos de reivindicarse

a sí mismos como piezas esenciales del sistema.

Frente al pensionazo, el sindicalazo.

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.


Powered by TCPDF (www.tcpdf.org)


Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.

10

ESPAÑA

EL MUNDO. DOMINGO 28 DE FEBRERO DE 2010

Mariano Rajoy, ayer en Alcalá de los Gazules (Cádiz), ovacionado por miles de seguidores ‘populares’ durante su intervención. / EFE

Rajoy abarrota con

sus seguidores el

símbolo del poder

socialista andaluz

«Se respira el cambio aquí y en el resto

de España», dice en Alcalá de los Gazules

EDUARDO DEL CAMPO

Alcalá de los Gazules (Cádiz)

El PP dio ayer un golpe de efecto al

llevar a Mariano Rajoy a dar un mitin

en el territorio enemigo que para

el imaginario político de los populares

andaluces representa el pueblo

gaditano de Alcalá de los Gazules,

uno de los lugares donde resurgió el

PSOE al final del franquismo y cuyo

archivo parroquial refleja una de las

mayores densidades de dirigentes

socialistas por habitante en un municipio,

porque aquí nacieron el número

dos del PSOE-A y consejero de

Gobernación, Luis Pizarro; la ministra

de Igualdad, Bibiana Aído, y el difunto

diputado Alfonso Perales, entre

otros.

El PSOE tiene aquí ocho ediles y

el PP, dos. Rajoy, pues, se disponía a

hablar en uno de los feudos más rocosos

del rival, y encima en Andalucía,

donde el PP no ha logrado gobernar

en 30 años de democracia.

Con la ventaja, eso sí, de que en las

cuatro gradas y en la pista del pabellón

municipal Pico del Campo sólo

había seguidores entregados y banderas

azules del propio equipo. Era

como jugar fuera pero en casa.

Militantes y simpatizantes venidos

en autobuses desde los principales

municipios de Cádiz y algunos de

Sevilla se sumaron a los minoritarios

pero muy militantes seguidores locales

del PP para abarrotar el pabellón

(unas 3.500 personas), mientras en

la acera de enfrente algunos vecinos

simpatizantes del PSOE asistían en

pie con curiosidad al inédito espectáculo

del aterrizaje del líder de la

oposición en un pueblo con menos

de 6.000 habitantes... Mucho morbo

político. «Han venido a provocar»,

decía uno de los espectadores. «A

dar por culo», redondeaba otro. Pero

allí seguían, deseosos de ver a Rajoy

llegar al pabellón.

Recibido con el coro «oa, oa, oa,

Mariano a La Moncloa», el presidente

del PP arrancó su discurso viajando

a Cuba, para decir todo lo que, a

su juicio, Zapatero se calló en su intervención

de esta semana en la reunión

de Derechos Humanos de la

ONU tras la muerte del disidente cubano

en huelga de hambre Orlando

Zapata. «Murió por defender la libertad,

la democracia y los derechos humanos»,

dijo Rajoy.

«Pedimos para Cuba lo mismo

que para España: libertad, democracia

y derechos humanos», proclamó

antes de reclamar al Gobierno que

cambie su política conciliadora hacia

el régimen de la isla por otra de «máxima

exigencia», porque «no puede

dejar solos a los disidentes».

Rajoy se refirió a continuación a

los afectados por las inundaciones

en zonas rurales, en especial a los de

la provincia de Cádiz –ayer visitó algunas

zonas afectadas en pedanías

de Jerez de la Frontera–, y anunció

que si llega a presidente del Gobierno

eliminará el actual Ministerio de

Medio Ambiente y Medio Rural y

Marino. «Cuando ganemos las elecciones,

es decir, pronto, habrá en España

un Ministerio de Agricultura y

Ganadería, como siempre» y «todo

el mundo sabrá quién es [el ministro

o ministra] porque todo el mundo

será recibido». «Creemos en la gente

del campo y sus valores», dijo en

un aparente guiño al electorado rural,

que en Andalucía vota mayoritariamente

a la izquierda.

Rajoy dedicó el grueso de su intervención

a subrayar el «hecho histórico»

de que el PP andaluz que dirige

Javier Arenas adelante por primera

vez en las encuestas al PSOE-A

en intención de voto, lo que ha dado

alas a su esperanza de acabar con 30

años de hegemonía socialista en la

Exige al Gobierno que

«no deje solos a los

disidentes» cubanos

y cambie su política

Promete recuperar

el Ministerio de

Agricultura y apoyar

a la población rural

comunidad, cuya imbatibilidad desde

los tiempos de Felipe González se

ha resquebrajado, sobre todo tras la

marcha de Manuel Chaves a Madrid

y su sustitución por José Antonio

Griñán.

Dijo de la falta de alternancia en

tres décadas: «Eso no es bueno, eso

no ocurre en ningún sitio, ni en el

resto de España ni en nuestro entorno

de la Unión Europea. La democracia

es alternancia, es un régimen

que cuando alguien lo hace mal, alquien

viene a sustituirlo. Pero lo que

se respira aquí, como en el resto de

España, son aires de cambio».

El presidente del PP insistió en su

ataque al Gobierno de Zapatero por

una gestión de la crisis falta de

«ideas y coraje» que «está arruinando

a los españoles», y afirmó, entre

aplausos de un público en el que

abundaban las personas mayores,

que «muchos pensionistas están cobrando

menos que el año pasado».

Rajoy reclamó al Ejecutivo que no

suba los impuestos y «rectifique su

política económica», porque, en su

opinión, «está castigando al que trabaja,

al que consume y al que invierte».

En una exigua lista de mandamientos

a Zapatero y la reciente comisión

creada para pactar medidas

anticrisis incluyó «decir la verdad»,

«decir qué va a hacer» y adoptar reformas

aunque sean impopulares.

Ofreció un tibio apoyo a Zapatero «si

rectifica» como hizo, puso como

ejemplo, con la política antiterrorista,

y le pidió que «no haga más daño

del que ya ha hecho». El público estalló

entonces en gritos de «¡Zapatero

dimisión!».

También arrancó ovaciones cuando

hizo explícito su apoyo a dos medidas

populares que pueden darle

muchos votos: el PP llevará en su

programa electoral un endurecimiento

de la Ley del Menor y la instauración

de la cadena perpetua revisable,

«como en la mayoría de países

de Europa».


Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.

EL MUNDO. LUNES 1 DE MARZO DE 2010

>DÍA DE ANDALUCÍA / Las protestas

25

ANDALUCÍA

«No nos escuchan ni Griñán

ni la consejera de Salud»

Alejados de la entrada, los manifestantes piden a la Junta que

«no baje» pensiones, exhume a los fusilados y frene el paro

Izada de bandera e interpretación del himno en el Parlamento. / F. RUSO

Javier Arenas, Diego Valderas, y los sindicalistas Carbonero y Pastrana. /F.R.

Los catorce galardonados por el 28-F

>La Junta distinguió este año

con el título de Hijo Predilecto

al presidente del TSJA, Augusto

Méndez de Lugo,yaFrancisca

Díaz, propietaria de la

fincaElRomeral,lamásemblemática

del Parque Natural Cabo

de Gata. Asimismo otorgó

las medallas de Andalucía, al

cantaor jerezano José Mercé;

el ex Defensor del Pueblo Jesús

Maeztu; la cantante Pasión

Vega; el escultor Miguel

Fuentes del Olmo; Carmen

Galán, coordinadora e la Red

Española de Aerobiología; la

ganadería taurina Hijos de

Celestino Cuadri; la hostelera

Isabel María García Bardón;

el grupo de comunicación

Joly; el arabista Pedro Martínez

Montávez; el académico

de la Lengua Gregorio Salvador

Cúllar; Mercedes Sanroma,

directora del colegio de

educación especial Aben

Basso; y la Sociedad de Educación

Matemática ‘Thales’.

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Decía ayer el presidente Griñán en

la entrega de las medallas del Día de

Andalucía que el 28-F es una jornada

de «recuerdo y homenaje». Julio

Anguita, ex coordinador de IU, ha

defendido que el 28-F debe ser un

día no de «celebración» sino de «lucha».

Si tiene más razón Anguita

que Griñán, entonces quienes mejor

encarnaban ayer el espíritu reivindicativo

de las manifestaciones populares

y masivas de hace 30 años eran

las escasas decenas de personas que

protestaban en la calle frente al Teatro

de la Maestranza de Sevilla,

mientras dentro se celebraba el acto

institucional de homenaje a 14 hombres

y mujeres ejemplares, sentados

en el escenario junto a los 18 miembros

del Gobierno de la Junta y la

presidenta del Parlamento.

Unos 500 invitados llenaban el patio

de butacas. Podían haber invitado

a muchas más personas porque

el resto del teatro permanecía desocupado.

Así, con un listado más selecto,

quizás se evitaba que se infiltraran

manifestantes, como los que

una vez interrumpieron el acto pidiendo

atención para su drama de

familias sin vivienda.

Ayer no hubo boicot, sólo tres pequeñas

protestas pacíficas a las que

la Policía toleró manifestarse a unos

50 metros, al otro lado de los seis carriles

del Paseo de Colón, lo bastante

alejados mediante este cordón sanitario

de la entrada del teatro, de las

autoridades y de los invitados.

Activistas de la Unidad Cívica Andaluza

por la República enarbolaban

banderas tricolores y una anarquista

mientras sostenían una pancarta

que ironizaba con el lema de la Junta:

«Andalucía imparable. 868.085

parados. Otro sistema es posible».

Manifestantes republicanos protestan frente al Teatro de la Maestranza.

Acusan a Salud de

«quitar» de su pensión

de sanitarias el dinero

de la subida del IPC

La realidad ha dejado viejo el dato.

Ya se sabe que rebasaron el millón.

Junto a ellos, miembros de la Asociación

Andaluza Memoria Histórica

y Justicia exhibían retratos de sus

familiares asesinados en la guerra y

la dictadura, para, explicaba su vicepresidenta,

Paqui Maqueda (con la

foto de su abuelo, Juan Rodríguez

Tirado, arrojado con un tiro en la cabeza

a una fosa de Carmona), reclamar

a la Junta que asuma la exhumación

sistemática de los fusilados.

Cuando empezaron a salir las autoridades,

un grupo de jubiladas y

jubilados del Servicio Andaluz de

Salud (SAS), venidos de varias provincias

en nombre de unos 800 afectados,

comenzaron a pitar desde la

distancia. El problema de estas antiguas

enfermeras y auxiliares era

mucho más gris, real, concreto y burocrático

que las palabras idealistas

que se pronunciaron en el teatro.

Contaban que tras cotizar más de 35

años y prejubilarse a los 60 en virtud

de un acuerdo con el Instituto Nacional

de la Seguridad Social (INSS),

ahora el SAS, que se comprometió a

pagarles lo que faltaba hasta el 100%

de su pensión, les está «quitando»

cada mes el dinero correspondiente

a la subida del IPC. O sea, que sus

pensiones están congeladas o, peor

aún, son «menguantes». «Se ha arreglado

en toda España menos en Andalucía.

No nos escucha ni Griñán,

ni la consejera», denunciaban.

Al otro lado de la avenida, una invitada

les hacía una foto con su cámara

de bolsillo. Desde lejos, debían

lucir inofensivos y pintorescos. En

verdad, eran, son imprescindibles.

RETABLO DE

PERPLEJIDADES

RAFAEL PORRAS

Legitimidades

Tan habitual como esta celebración institucionalista

y cansina del 28-F, cada final de febrero

nos vemos asaltados por encuestas que

pretenden fijar una radiografía de la situación

electoral andaluza. Se trata ya de una de esas

costumbres reincidentes que se retroalimentan.

Este año, como novedad, esas encuestas

reflejan un cierto movimiento en la intención

de voto, anunciado ya por otros sondeos anteriores,

y consolidan una tendencia crítica en

la valoración sobre la autonomía. Las encuestas,

como sucede con las promesas, sólo comprometen

a quien se las cree. Por tanto, que

casi todas ellas pronostiquen que de celebrarse

ahora las elecciones autonómicas las ganaría

con un margen moderado el PP –aunque

no suficiente para gobernar– y que reflejen

que la inmensa mayoría desea un cambio político

no deja de ser un elemento novedoso,

eficaz probablemente como ejercicio de especulación

politiquera y mediática.

Tal vez por esta razón –que por primera vez

se vea en peligro la hegemonía del PSOE– y

por coincidir la cifra redonda de tres décadas

del 28-F, se explique que buena parte de las reflexiones

en torno al mapa electoral y sociológico

andaluz que se predice se haya centrado

en incidir en los mensajes que restan legitimidad

política a la derecha para presentarse como

alternativa de gobierno de la autonomía

andaluza, por una parte, y en descalificar,

también como ilegítimas, las criticas razonadas

que destacan el regusto a expectativas no

cumplidas –cuando no directamente a fracaso–

que 30 años de autogobierno deja en una

mayoría los andaluces.

Si es cierto que la derecha se opuso hace

tres décadas al acceso rápido y pleno de Andalucía

al autogobierno, no es menos cierto

que, en la actualidad, esa derecha política

(otra cosa es la derecha social) nada tiene que

ver con la que rechazó el referéndum. Pretender,

como se insiste desde el discurso oficial,

que esta derecha sigue autoexcluyéndose del

proceso autonómico –y que por tanto continúa

sin obtener legitimidad para gobernar–

no deja de ser una falacia que pretende ocultar

la evidencia del compromiso del PP con la

autonomía demostrado no sólo con el controvertido

respaldo entusiasta al nuevo Estatuto,

sino también con su gestión diaria en las instituciones

que gobierna en numerosas zonas

de Andalucía, precisamente las más desarrolladas

económica y socialmente. La marcha

electoral del PP tiene más que ver con la impericia

política de sus dirigentes o con el creciente

hastío hacia la permanencia en el poder

del PSOE que con una ilegitimidad autonómica

de origen que sólo sirve para que desempolven

viejos eslóganes aquellos que pretenden

Pese a los avances, una

mayoría está convencida de

que la autonomía ha

contribuido poco al desarrollo

continuar acomodados en el confort del poder.

Por otra parte, la sensación de ocasión mal

aprovechada que tienen muchos andaluces

del autogobierno suele ser despachada con el

cómodo parapeto de que las críticas en realidad

significan un ataque –como si eso tampoco

fue legítimo– al sistema autonómico en general.

Ayer mismo, la presidenta del Parlamento

aludía a las voces interesadas que

descalifican el sistema de autogobierno, como

hicieron (se supone que las mismas) con el

pueblo andaluz cuando defendió su soberana

voluntad. Juegos florales –otra vez– para ocultar

la realidad más que evidente de que todavía,

30 años después del acto fundacional de

la autonomía, siga sin haber una valoración

indiscutida de lo que dicho autogobierno ha

significado para nuestra tierra.

Tres décadas después, y pese a los evidentes

avances (en los que no ha tenido escasa

importancia la ingente aportación europea,

ajena a la organización territorial autonómica),

una mayoría de los andaluces está convencida

de que la autonomía ha contribuido

poco al desarrollo económico, social y cultural

de esta tierra. Después de treinta años, en

las provincias se clama contra el centralismo

de la Junta (nefasta y consentidamente identificado

con Sevilla); la autonomía es un formidable

aparato de poder en el que la gente

sólo piensa para colocarse; el Gobierno andaluz

no sirve más que para dar cobijo a una clase

política abotargadayaunaburocraciaexpansiva

que se mueve con la torpeza de un dinosaurio;

Andalucía no es apreciada más que

como un destino turístico y su nombre va unido

a un desarrollo urbanístico salvaje relacionado

con la corrupción política.

Y ésa es una realidad patente, pese al discurso

oficial de legitimidades.


Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.

EL MUNDO. LUNES 1 DE MARZO DE 2010

31

ANDALUCÍA

Sin noticias de un cordobés

perdido en el seísmo de Chile

El profesor José Manuel Ventura Rojas vive en Concepción

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Cada minuto es una agonía para la

familia del cordobés José Manuel

Ventura Rojas, que es profesor de

Historia Contemporánea en la Universidad

de Concepción de Chile y

de quien no tienen señales de vida

desde que el terremoto devastó el sábado

buena parte de la ciudad. No

pueden contactar con él ni por teléfono

ni por internet. Su padre, Rafael,

contaba ayer a este diario que

Ventura Rojas vive con una familia

chilena que le alquila una habitación

dentro de una casa de dos plantas,

en el número 15 de la Calle Nueva,

en la zona del Cerro de la Virgen.

José Manuel Ventura Rojas, nacido

en 1978, volvió hace un par de semanas

a Chile tras pasar en Andalucía

las vacaciones australes y acababa

de iniciar allí su segundo curso

como profesor en Concepción,

adonde emigró tras haber dado clases

en la Universidad de Córdoba.

Recibieron su último mensaje, un

correo electrónico, el viernes, un día

antes del terremoto. «Lo hemos llamado

por teléfono a él, a la señora

desucasa,Marisol,yaotroscompañeros,

pero o no da señal o las líneas

están comunicando. Hemos llamado

a la Embajada española, pero también

da error», explica su padre. La

familia dio ayer los datos de su hijo

a la Oficina de Información Diplomática

del Ministerio español de

Asuntos Exteriores, donde tampoco

habían recibido noticias de él.

Su hermano, Rafael, y sus amigos

se dedican desde el seísmo a buscarlo

a través de internet, y confían en

contactar con él y encontrarlo sano

y salvo en cuanto las autoridades

chilenas restablezcan las comunicaciones.

Cuanto antes, mejor.

José Manuel Ventura se doctoró

en Córdoba, amplió estudios en Toronto

y ha publicado, entre otros trabajos,

el libro Historia ilustrada de

Córdoba (Almuzara, 2005). Colabora

con el Instituto Ouróboros de Estudios

Científico-Humanísticos, del

que es vicepresidente.

El profesor José Manuel Ventura Rojas. /EL MUNDO

Condenan a la

esposa de un

cónsul por injuriar

a un obrero

Sevilla

La esposa del cónsul de Italia en Sevilla

ha sido condenada a 180 euros

de multa por injuriar a un obrero

que, por confusión de las lindes, colgó

una cuerda en la azotea del consulado,

lo que ella dijo que confundió

con un riesgo terrorista.

El suceso ocurrió hacia las 17.30

horas del 28 de julio de 2009, cuando

el obrero J.D.J.B. se encontraba

en un inmueble de la calle Fabiola de

Sevilla para pintar la azotea y, como

medida de seguridad, colocó unas

cuerdas para sujetarse.

La sentencia del juzgado de instrucción

10 de Sevilla explica que,

debido a que las lindes eran confusas,

el obrero colocó una de las cuerdas

en el edificio colindante, que es

el consulado de Italia.

La condenada, C.M.M.V., se personó

entonces en la azotea y «muy

nerviosa, hablando en italiano y español,

le dijo cabrón, hijo de puta, te

vas a enterar, soy amiga del alcalde,

te vas a cagar, voy a llamar a la Policía,

soy la mujer del cónsul de Italia».

El obrero ha sido absuelto del delito

de allanamiento de morada por

el que fue denunciado por la mujer.


6

ESPAÑA

EL MUNDO. DOMINGO 7 DE MARZO DE 2010

Javier Atristain, ‘Golfo’. / G. CIVIL

Se entrega

un etarra en

el aeropuerto

de Biarritz

ÁNGELES ESCRIVÁ / Madrid

El etarra Javier Atristain Gorosabal,

incluido desde hace unas

semanas en la lista de los más

buscados, se entregó ayer en la

gendarmería del aeropuerto de

Biarritz (Francia). Apodado Golfo,

tiene 39 años y era el jefe de

un comando de legales –miembros

no fichados de la banda terrorista–

denominado Imanol,

que disponía de material explosivo

y que llevaba bastante tiempo

en activo.

No obstante, sus miembros

fueron identificados cuando la

Guardia Civil detuvo a Ibai

Beobide, un etarra con antecedentes

policiales que había recibido

la orden de ETA de dinamizar

a dos grupos de terroristas

durmientes que escaparon

cuando conocieron el arresto.

Atristain estaba entre ellos, y

también lo estaban Ekhine Eizaguirre

Zubiaurre, Ione Lozano

Miranda y Eider Zuriarrain

Mendiguren. Los domicilios de

todos ellos fueron registrados

entonces por la Guardia Civil.

Al cierre de esta edición, se

desconocía el motivo por el que

se había entregado en la comisaríadeBiarritz,cuandolohabitual

es que, los etarras que

están convencidos de que las

Fuerzas de Seguridad no tienen

pruebas contra ellos se presenten

en la Audiencia Nacional

para prestar declaración de manera

voluntaria.

Fuentes consultadas por este

periódico barajaban la hipótesis

de que Javier Atristain se

hubiera visto obligado a comparecer

en la comisaría de Biarritz,

bien porque tenía miedo a

ser detectado al intentar coger

un avión, bien porque había

comprobado, desde que escapó

en febrero, que la banda terrorista

no le había proporcionado

infraestructura para guarecerse,

y se vio en unas circunstancias

de supervivencia tan penosas

que no vio otra salida. No

sería la primera vez que los

miembros del que ha sido considerado

nuevo complejo Donosti

han demostrado no tener

excesiva cobertura por parte de

la organización.

Ofensiva contra la ‘cacería’ a Garzón

MTESTIGO DIRECTO

EDUARDO DEL CAMPO / Jaén

Enviado especial

El juez Baltasar Garzón fue el gran

ausente del masivo acto de apoyo

de que fue objeto anoche en Jaén,

su provincia natal. El homenaje

constituyó una contraofensiva política

y popular para evitar que prosperen

las tres querellas que el Tribunal

Supremo tramita contra él y

por las que el Poder Judicial podría

suspenderlo de sus funciones.

Ahí estaban en el estrado, bajo

una imagen gigante del magistrado

de la Audiencia Nacional, representantes

del PSOE, IU, UGT,

CCOO, el colectivo de recuperación

de la memoria histórica, el

Movimiento contra la Intolerancia

y también del Gobierno, a través

de su secretario de Estado, el jiennense

Gaspar Zarrías, además de

juristas como el ex fiscal Anticorrupción

Carlos Jiménez Villarejo

ylaabogadaCristina Almeida.

También estuvieron presentes escritores

como Manuel Rivas,oartistas

como el actor Juan Diego y

el cantante Paco Ibáñez,entrecasi

una treintena de oradores.

No estaba Garzón en persona,

pero sí su madre, María Real,ysus

hermanas, sentadas en primera fila

dentro del auditorio del recinto

de ferias y congresos de Jaén, que

se quedó pequeño y que rebosó

con más de 600 personas.

«¿Está sufriendo mucho su hijo?»,

le preguntó un periodista a la

madre del juez aludiendo a la «cacería»

y «persecución» que los organizadores

del acto (la plataforma

www.congarzon.com) dice que está

padeciendo desde la ultraderecha

«y cierto sector progresista». Pero la

señora, tranquila, restó dramatismo

al caso. Su hijo sabía dónde se metía

cuando se hizo juez, vino a decir,

y aún añadió que si está pasándolo

mal, «lo disimula muy bien» porque

a ella no se lo transmite.

En nombre de la plataforma organizadora,

el ex candidato socialista

a la Alcaldía de Jaén, Marcos

¿Hasta cuándo, Baltasar?

SALVADOR SOSTRES

Ahora resulta que el juez Baltasar Garzón se

siente perseguido por la enemistad profunda

de viejos amigos, por EL MUNDO y por su director

en nombre de un antiguo resentimiento,

por partidos que pretenden, según él, depurarle.

Ahora resulta que el señor Justicia

pone en entredicho la institución, su imparcialidad

y su decencia, porque el juzgado es

él. Ahora resulta que recusa a vocales del

Consejo General del Poder Judicial y despotrica

contra el Supremo. Ahora resulta que el

juez más estrambótico y desmesurado, torpe,

zafio y presumido de todos los tiempos, pero

al que nadie podía discutir ni una coma porque

a la Justicia hay que respetarla, se alza

cual delincuente común, cual terrorista, pateando

los cristales de seguridad exclamando

que no cree «en la legitimidad de este tribunal».

¿Hasta cuándo, Baltasar, abusarás de

nuestra paciencia?

Tú que con autos incendiarios de demencial

sintaxis has acusado de naderías a personas

Juan Diego, Cristina Almeida y Carlos Jiménez Villarejo, ayer, en Jaén, junto a otros asistentes al acto. / MANUEL CUEVAS

Representantes de IU,

PSOE, CCOO, UGT,

escritores y artistas

acuden a su Jaén natal

Rodríguez, arrancó el acto diciendo,

como el propio Garzón alega en

el escrito presentado ante el CGPJ

para pedir que no lo suspendan,

que el magistrado es víctima de «la

más cruel campaña de desprestigio

y acoso que se ha ejercido en la

Historia de España contra un juez,

que lo ha dado todo por la Justicia

y por España».

Intervinieron a favor de Garzón

varios cargos socialistas: la alcaldesa

de Jaén, Carmen Peñalver; el

presidente de la Diputación, Felipe

López; el secretario provincial, Felipe

Reyes, y la alcaldesa de su

pueblo natal, Torres, Elvira San

Juan, que dijo que no entienden

cómo «se esté cuestionando» la

profesionalidad y honestidad de un

juez «pionero» en la lucha contra

genocidas internacionales, mafiosos

o terroristas de ETA y sus acólitos.

Gaspar Zarrías, histórico hombre

fuerte del PSOE de Jaén, ex número

dos de la Junta de Andalucía y

ahora secretario de Estado de Cooperación

Territorial con el vicepresidente

Chaves, aportó la voz del

Gobierno al acto de apoyo al magistrado

«desde el máximo respeto

a las decisiones judiciales y al

CGPJ». Zarrías aludió a las declaraciones

de un miembro de la Falange,

querellante contra Garzón

junto a Manos Limpias, que había

dicho por la mañana que «de ésta

no sale» el juez, y clamó: «¡Es la

historia al revés! ¡Qué paradoja! El

juez que investiga lo que hizo la Falange

hace años está pendiente de

un problema por la Falange». «No

que luego se han demostrado totalmente inocentes;

tú que has exhibido a incomprensibles

detenidos como animales de circo, tú que les

has encarcelado por capricho y que al no tener

más remedio que dejarles en libertad, les

has impuesto fianzas millonarias que otros

jueces han rebajado a la mínima expresión,

¿con qué atrevimiento vienes a quejarte del

funcionamiento de la Justicia? Por lo menos,

a ti todo el mundo sabe por qué se te juzga,

sin exageraciones ni secretos. Por lo menos,

a ti nadie te ha avergonzado humillándote ante

cámaras de televisión y fotógrafos, y puedes

defenderte y volver a tu casa porque nadie

te ha castigado con la prisión preventiva

como tantas veces has hecho tú, sin tener ningún

tipo de motivo.

Señor juez: le llaman al teléfono Lluís Prenafeta

y Macià Alavedra. Has tenido mucha mejor

suerte con la Justicia de la que tuvieron algunos

que cayeron en tus manos. ¿Hasta cuándo,

Baltasar, vas a seguir quejándote en lugar

he visto yo nunca unas manos más

sucias», dijo del otro querellante.

Zarrías apuntó sin nombrarlo al PP

como artífice de las querellas contra

Garzón como supuesta venganza

por instruir el caso Gürtel contra

sus dirigentes: «Detrás de todo esto

están los que les llega la corrupción

hasta el tuétano».

Se sucedieron las muestras de

apoyo de representantes de IU y el

PCE, colectivos de la memoria histórica

de Jaén, Valencia y Madrid y

los sindicatos CCOO y UGT, que

agradecieron a Garzón su «valentía»

a la hora de abrir una investigación

por los crímenes del franquismo.

El secretario general de

UGT, el jiennense Cándido Méndez,

alabó la lucha de su paisano

contra todo tipo de crímenes y criminales

«sin distinción de partido o

ideología», y se preguntó: «¿Cómo

es posible que el juez instructor se

convierta en víctima de los franquistas

pasados y presentes?».

de afrontar tus errores y tus culpas como un

hombre adulto?

Y luego está la lealtad, claro. La lealtad al

sistema judicial que clarísimamente le debe

quien ha sido uno de los jueces más visibles de

la Historia moderna de España. Por los años

de servicio y por lo que queda por hacer. Si

aceptamos la tesis del juez Garzón de que la

Justicia española es parcial y revanchista, tendremos

que estar también de acuerdo con Arnaldo

Otegi cuando sea exactamente esto lo

que diga. Y cite como precedente al mismísimo

juez antiterrorista.

Quien esté libre de ego, que tire la primera

piedra. Pero todo tiene un límite, claro. Y el

ego de Baltasar Garzón limita con los fundamentos

del Estado.

Cuando un juez acusa a un periódico como

ElMUNDO,yasudirector, Pedro J. Ramírez,

de perseguirle por el simple hecho de contar

la verdad, algo en la democracia se tambalea.

Claro que no hay que despreciar el progreso,

y son de hecho preferibles estas insultantes

acusaciones que no que intente cerrar el periódico

y detener a su director, como en 2003 perpetró

Garzón con el diario Egunkaria ysudirector

Martxelo Otamendi, sin ninguna base

legal como ha quedado demostrado.

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.


38

ECONOMÍA

EL MUNDO. LUNES 8 DE MARZO DE 2010

ERIC S. MASKIN Profesor en Princeton y premio Nobel de Economía 2007

«Para salir de la crisis hay que dar

créditos y no subir los impuestos»

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

El profesor de la universidad de

Princeton, Eric S. Maskin, junto a

Leonid Hurwicz y Roger B. Myerson,

ganó el premio Nobel de Economía

en 2007, el año antes de que estallara

la gran recesión. Honraron a

este neoyorkino de 60 años, matemático

de formación, por su aportación

a la teoría del diseño de mecanismos,

que explica cómo crear reglas

y procesos para conseguir un

objetivo social optimizando la asignación

de recursos, y, por contraste,

permite también distinguir las disfunciones

del mercado.

El jueves pasado, invitado por el

Ministerio de Innovación y Ciencia,

participó en Sevilla en la Conferencia

Europea sobre Investigación y

Desarrollo empresarial Concord

2010, donde defendió ante empresarios,

científicos y políticos otro hallazgo

suyo: hay sectores de I+D, como

el del software, donde la protección

con patentes no sólo no mejora

la innovación sino que la frena.

Maskin, que se declara un economista

teórico «igualitario» que sueña

con la reducción de la desigualdad

en el planeta, habló luego con EL

MUNDO. Lleva meses explicando

que la crisis estalló porque los bancos

dispusieron de mucho dinero fácil

y barato y lo prestaron sin control

en el mercado hipotecario. Estimulados

por la espiral de grandes beneficios

de la burbuja inmobiliaria, asumiendo

los enormes riesgos que acabaron

pinchándola. Él defiende que

se regule ese grifo.

Pregunta.– ¿Cómo le ha cambiado

la crisis, en su vida, en sus ideas?

Respuesta.– Por fortuna no me ha

afectado en mi vida diaria porque

tengo trabajo, pero no todos están

protegidos con un empleo, y ellos sí

que la han sufrido, ellos son las víctimas

reales. En cuanto a mis ideas,

los economistas teóricos como yo

llevábamos mucho viendo

evidencias de esta situación,

estaba muy clara

desde el punto de vista de

la teoría la relación entre

la falta de regulación del

sistema financiero y la crisis.

Ahora vemos nítidamente

que los mercados

financieron estaban desregulados,

y me siento más

responsable de advertirlo

para que esto no suceda

otra vez. Por eso estoy haciendo

más intervenciones

públicas.

P.– ¿Les hacen caso?

R.– Tengo la impresión

de que nos ignoraron durante

mucho tiempo. Ahora

nos prestan atención.

Siento mucho que, para

ello, haya tenido que ocurrir

un desastre.

P.– ¿Estados Unidos y

Europa están dando los

pasos adecuados para salir

de la recesión?

R.– No están dando todos

los pasos que deben.

En Estados Unidos queda

mucho por hacer.

P.– ¿Cuáles serían esos

pasos que faltan?

R.– El más importante

es restringir el acceso de

los bancos y otras instituciones

financieras a los

préstamos de capital, y

aplicar esas restricciones

para evitar que se hundan

y hagan caer a otros bancos,

provocando un colap-

AP

so financiero. Si un banco

quiere asumir riesgos, es su decisión,

pero si arriesga a otros, no. Para

eso se necesita una regulación.

P.– Obama se está encontrando

mucha oposición a regular.

R.– Hay resistencia en el sector financiero

y granujas en él que dicen

que no hay que regular el sistema.

No han cambiado con la crisis.

P.– ¿Qué podemos hacer los ciudadanos

para evitar que se repita?

R.– Como votantes, elegir a los

que se comprometan a regular más

el sistema financiero.

P.– Si fuera un rico inversor, ¿dónde

invertiría su dinero ahora?

R.– Diversificaría mi cartera de inversiones,

no la concentraría. El sureste

asiático se está recuperando

más rápido. Pondría algún dinero en

China, en Corea del Sur. Pero sería

un error invertirlo todo allí.

P.– ¿Ha seguido el caso específico

de la crisis española?

R.– Sí, y lamento que ha sido muy

dura tras el boom de la construcción

y la caída del precio de la vivienda.

P.– El Gobierno español dijo que

en España los efectos de la crisis habían

sido menos graves porque había

mayor regulación bancaria.

R.– Es verdad, con la regulación

del Banco de España había más protección

que en el caso británico.

P.– ¿Qué consejo daría al gobierno

español para salir de la crisis?

R.– En un tiempo como éste de

déficits, subir los impuestos es un

movimiento en la dirección equivocada.

Para salir de la crisis hay que

poner dinero en manos de la gente.

Tienes que equilibrar el presupuesto,

pero no hay que ajustarlo todos

los años. No hay que hacerlo ahora.

P.– Es decir, que hay que esperar a

que la economía se recupere.

R.– Eso es. Hay que bajar los impuestos

en época de crisis, y subirlos

en época de bonanza, cuando hay

superávit.

París, Berlín y

Atenas ununcian

un plan contra

la especulación

París

Francia, Alemania y Grecia preparan

una iniciativa para luchar

contra los ataques especulativos

que sufre el país heleno debido a

las turbulencias que atraviesan

sus endeudadas finanzas, según

anunció ayer el presidente francés,

Nicolas Sarkozy, tras reunirse

con el primer ministro griego,

Giorgos Papandreou. «Frente a

esta situación difícil, los principales

actores de la escena europea

estamos dispuestos a hacer lo

que haga falta para que Grecia

no quede aislada», dijo Sarkozy.

El presidente francés subrayó

que había mantenido una «larga

conversación telefónica» con la

canciller alemana, Angela Merkel,

quien se reunió con Papandreou

el pasado viernes en Berlín.

Allí, el griego recibió apoyo

político, pero no económico, de la

locomotora económica europea.

Aunque no desveló las medidas

que preparan, Sarkozy, que

dijo contar con el beneplácito de

Bruselas, indicó que la «respuesta

colectiva» incluirá «medios

concretos y precisos» para ayudar

a Grecia en el plano político

y también «en todos los aspectos

de sus eventuales solicitudes».

Papandreou está de gira para

recabar apoyos que impriman

confianza a los mercados sobre

el plan de austeridad de su país.

Sarkozy enfatizó así su postura:

«Quiero ser muy claro. Si fuera

necesario, los Estados de la zona

euro responderán a sus compromisos.

No puede haber

ninguna duda al respecto».

El plan de ajuste griego prevé

recortar en 4.800 millones de euros

del gasto público con la congelación

de las pensiones y recortes

en los salarios de los funcionarios,

informa Efe.

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.


Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.

EL MUNDO. MIÉRCOLES 10 DE MARZO DE 2010

31

ANDALUCÍA

El juez Serrano dice

queobróbienenel

caso de Iván y Sara

Defiende su actuación tras la acusación

contra él de la hija de Carmen Fernández

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Sara Sánchez Fernández, de 19 años,

hija de Carmen Fernández, culpa, en

una entrevista publicada ayer en estas

páginas, al juez de Familia Francisco

Serrano y a los servicios del

menor de la Junta de Andalucía de la

prolongada separación de su madre

que sufrieron ella y su hermano Iván.

Un complicado drama que condujo a

la histórica sentencia que obligó a la

Junta a indemnizar a la madre, ya fallecida,

con 1,7 millones de euros, de

los que su hija mayor ha heredado

casi 700.000. Sara Sánchez quiere

que el juez Serrano «pague como

sea, pero que pague». «Y no me refiero

a dinero. Que lo quiten de juez,

que hagan lo que tengan que hacer

pero que pague», decía.

El magistrado dijo ayer a este diario

que no quiere polemizar con la joven

y que se siente tranquilo. «Yo he

hecho lo correcto. No es la única que

quiere acabar con mi carrera. Que

vaya a los tribunales», afirmó. «La

responsabilidad de los jueces se mide

por su actuación en los procesos

judiciales, y no lo que sesgada y

mendazmente se transmite en los

medios de comunicación. Sara ya ha

intentado imputarme responsabilidad

por error judicial en un procedimiento

dirigido al Tribunal Supremo

en el que ya he informado remitiendo

copia de lo actuado. Que sepa, no

ha existido pronunciamiento alguno

reprobando mi actuación, y la verdad

es que no estoy preocupado en absoluto,

porque en todo momento resolví

motivadamente, sin dilaciones y teniendo

en cuenta la voluntad e interés

de los menores», añadió.

La actual fiscal jefe de Sevilla, María

José Segarra, instó a la declaración

de desamparo de Iván y Sara

(entoncesde4y5años)tras las denuncias

de vecinos que decían que

los niños estaban abandonados debido

al alcoholismo que sufría entonces

su madre. Acababa de separarse

del padre de los niños, que se ganaba

la vida recogiendo chatarra y que

falleció de sida un año después.

Serrano dictó en 1998 la sentencia

que validó la declaración de desamparo

de la Junta. La Consejería de

Asuntos Sociales (hoy Bienestar Social)

llevó a los niños a un centro de

acogida dirigido por monjas, que, según

contó Sara, le ocultaron la verdad

diciendo que estaban allí porque

su madre había muerto. Los niños

fueron entregados a una familia de

acogida en régimen de preadopción.

Sólo supieron que su madre vivía, di-

Sara Sánchez Fernández, hija de Carmen Fernández, y su abogado, Gabriel Velamazán, en el despacho de éste. / ESTHER LOBATO

jo Sara, el día antes de comparecer

ante el juez Serrano, en el año 2000,

que los había convocado para trasladarles

la orden de volver con su madre

una vez que la sección sexta de la

Audiencia de Sevilla anuló la declaración

de desemparo al considerar que

Carmen ya estaba rehabilitada.

En esa comparecencia, Sara recuerda

que manifestó espontáneamente

que quería volver con ella, pero

que, influenciada por la familia

acogedora, rectificó tras un receso y

dijo que no. El juez contó que Sara

amenazó con tirarse a las vías de un

tren o debajo de un camión si la obligaban

a volver con su madre. Un psicólogo

de los juzgados recomen

no obligarles y el juez decidió, dice

que con el acuerdo del abogado de

entonces de Carmen Fernández, un

programa de acercamiento progresivo.

No se llevó a cabo. Fernández

cambió poco después de abogado y

el nuevo, Gabriel Velamazán, inició

los recursos que condujeron años

después a la indemnización de 1,7

millones.

En ese largo proceso, siendo ya

adolescente, Sara dijo que quería irse

a vivir con su madre y así lo aprobó

el juez, que señala que la muchacha,

como ella misma contó en la entrevista,

acabó poco después

detenida por tráfico de drogas en República

Dominicada, mientras que su

hermano, que quiso seguir con la familia

acogedora, «está integrado y

tiene una vida normal».

Sara dijo que continuará con la reclamación

económica por mal funcionamiento

de la administración de

Justicia que inició su madre antes de

morir de cáncer, pero que no tiene intención

de iniciar un nuevo pleito por

ella misma: «No me voy a dejar mi vida

en los tribunales como se la de

mi madre». Aunque dejó la puerta

abierta. «Si me tocan mucho las narices,

pues le meto otra [demanda]»,

dijo sin precisar contra quién.


30

ANDALUCÍA

>CONSEJO DE MINISTROS EN SEVILLA / El desempleo rural

El subsidio agrario

costará 18 millones

de euros más al mes

Unos 40.000 jornaleros se beneficiarán de la

reducción de peonadas para cobrar el paro

EDUARDO DEL CAMPO/ Sevilla

El campo no puede esperar. No pueden

esperar gentes como Eduardo

Doblado y Joaquín Ibáñez, vecinos

del pueblo gaditano de Espera, que

llevan más de un año en paro y se

han quedado sin ayudas, o Rosario

Moreno, de El Coronil, en Sevilla, en

cuya familia de ocho miembros ninguno

tiene ni trabajo ni subsidios y

encima ella, por no poder pagar los

100 euros mensuales del «sello», ha

perdido el derecho a cobrar los 400

euros al mes de la renta agraria.

«Hay quien está robando ahora para

FRANCISCO NÚÑEZ / Madrid

La decisión del Consejo de Ministros

celebrado ayer en Sevilla de reducir

el número de jornadas reales cotizadas

para acceder al subsidio por desempleo

o a la renta agraria (para

quienes no pueden optar por el subsidio)

puede generar un gasto mensual

de unos 18 millones de euros. La

medida será transitoria y el Gobierno

la justifica «por la inundaciones acaecidas

en las comunidades autónomas

de Andalucía y Extremadura».

Según los datos aportados por el

Gobierno, la rebaja de 35 a 20 días

cotizados para cobrar esta prestación

asistencial, beneficiará a unas 40.000

personas más frente a las 151.000

que percibían los subsidios en enero.

Lo que significa que la cifra de eventuales

agrarios crecerá exponencialmente

en los próximos meses, al menos

hasta los 190.000, un volumen

que no se registraba desde 2005. A

los sindicados le salen unos 221.000

potenciales beneficiarios en su conjunto

ya que ahora tendrá más facilidades

para entrar en el sistema o renovar

la prestación. La Asociación

Agraria de Jóvenes Agricultores

(Asaja) elevó la cifra hasta los

300.000 jornaleros.

Hasta enero, últimos datos disponibles,

el subsidio tenía un coste

mensual de 69,6 millones, prácticamente

el mismo que hace un año,

aunque entonces había más de 6.000

perceptores que ahora. El gasto medio

es de 460 euros por persona.

Todos estos jornaleros que accedan

o sigan en el subsidio desaparecerán

de las listas del paro, ya que

técnicamente se les considera demandantes

de empleo no parados.

Por tanto, la medida del Gobierno,

servirá para reducir el número de desempleados

en estas dos autonomías

gobernadas por el PSOE.

En los últimos meses se venía detectando

un aumento del desempleo

en el campo andaluz (y en particular

en la campaña olivarera). Pero

también se observaba un

crecimiento de los demandantes de

comer», dice Joaquín, vaticinando

una explosión social si se acaban las

ayudas sociales y no se crea empleo.

El Sindicato Andaluz de Trabajadores

(SAT, antiguo SOC) había pedido

por carta al presidente del Gobierno

que, aprovechando el consejo

de ministros, los recibiera. Querían

contarle que, entre la crisis y las

inundaciones, en los pueblos andaluces

crece el silo de parados que ya no

saben cómo llegar a fin de mes.

Como no recibieron respuesta, el

SAT vino ayer con unos 200 seguidores

a Sevilla y se concentró junto a

los Reales Alcázares. Querían entregarle

al jefe del Ejecutivo una carta

con sus reivindicaciones y reclamarle

una reunión.

Esta vez el SAT no protagonizó

ninguna acción espectacular, como

ocupar la Consejería de Gobernación

o cortar las vías del AVE. Rodeados

por un estrecho cordón de policías,

esperaban junto a sus líderes, el secretario

general del sindicato, Diego

Cañamero, y el parlamentario andaluz

por IU y alcalde de Marinaleda,

Juan Manuel Sánchez Gordillo, noticias

sobre un posible encuentro y si

empleo que el servicio regional ha

ido destinando a hacer cursos de

formación para no computarles como

desempleados. Ahora, ya no hará

falta este maquillaje.

Según el Gobierno, la importancia

de los daños ocasionados por las

inundaciones en estas comunidades

«ha dificultado la consecución del

número mínimo de jornadas precisas

para acceder al número de jornadas

reales cotizadas para acceder al subsidio

de desempleo y a la renta agraria».

Por ello, el Gobierno ha modificado

los requisitos exigidos de reducir

las peonadas un 43%.

Dependiendo de su situación familiar

y la edad, estos trabajadores podrán

recibir este subsidio durante

unos 180 días habiendo cotizado al

menos por 20 jornadas, o hasta 300

días si tienen más de 52 años y cargas

familiares. El número de jornadas

cotizadas determina la cantidad

a cobrar. Con 20 días (antes con 35)

percibirán el 80% del IPREM (Indicador

Público de Renta de Efectos Múltiples),

es decir, unos 426 euros. La cifra

coincide con la ayuda que el Gobierno

ha prorrogado para los

desempleados en general que pierdan

la prestación. La diferencia es

que estos parados del campo no aparecerán

en las listas del desempleo.

Elder jornalero Diego Cañamero y el parlamentario de IU Juan Manuel Sánchez Gordillo, rodeados de policías, ayer en la protesta del SAT en Sevilla. / CARLOS MÁRQUEZ

«El Gobierno no tiene ni idea de

lo que está pasando en el campo»

el Gobierno aceptaba alguna de sus

diez demandas.

Sánchez Gordillo se las recitaba

de corrido al periodista: hace falta,

por ejemplo, decía, un Plan de Empleo

Rural (PER) de cuatro meses;

subir de seis a diez meses la duracióndelsubsidioagrarioodelarenta

agraria; «eliminar» el requisito de

las 35 peonadas mínimas cotizadas

para poder cobrar el subsidio, o que

se condone a los jornaleros en paro

el pago de la cuota o «sello» de la cotización

del régimen agrario... Es decir,

le piden al Gobierno que invierta

mucho dinero en el mundo rural. Pero

Sánchez Gordillo acusa a Rodríguez

Zapatero de lo contrario, de

ejercer «un bandolerismo al revés»:

«En lugar de robar a los ricos para

repartir el dinero entre los pobres,

EL MUNDO. SÁBADO 20 DE MARZO DE 2010

La peonadas para

cobrar el ‘PER’

pasan de 60 a 20

en veintiséis años

OLATZ RUIZ / Sevilla

La reducción de 35 a 20 del número

mínimo de peonadas para poder cobrar

el subsidio agrario era una medida

que venían reclamando los sindicatos

desde que comenzó el temporal.

Se calcula que se han perdido

unos cinco millones de jornales en

las campañas de la fresa y la aceituna,

el 11% del total en un año de todas

las campañas andaluzas.

Según el Ministerio de Trabajo, la

reducción de las peonadas mínimas

que adoptó ayer el Gobierno beneficiará

a cerca de 40.000 trabajadores

agrarios eventuales, por cuenta ajena,

residentes en los municipios

afectados por inundaciones o que

acrediten realizar peonadas en ellos,

aunque en teoría podría aplicarse

hasta un total de 220.000 jornaleros.

La cuantía del subsidio al que dan

derecho las peonadas es del 75%

del Salario Mínimo Interprofesional

(para este año 401,67 euros). Eso sí,

los beneficiarios seguirán fuera de

las listas oficiales del paro.

En 1984 entró en vigor el requisito

mínimo de cotizar en un año 60

peonadas para poder percibirlo, que

se redujeron a 40 en 1995, después

de que estallaran numerosos casos

de firmas de peonadas falsas y de

fraudes al Plan de Empleo Rural

(PER), que colocaron al Gobierno

en una situación incómoda e impusieron

la imagen de una Andalucía

subsidiada. Entonces se decidió rebajar

el número de peonadas para

evitar presiones sobre empresarios

y alcaldes, que debían firmarlas para

que los jornaleros cobraran el desempleo.

Con la bonanza económica el sistema

de peonadas apenas tuvo oscilaciones,

si acaso la reducción de 40

a 35, y el campo se llenó de inmigrantes,

siendo el último recurso de

empleo para los trabajadores nacionales.

Pero la crisis y el mal tiempo

han llevado a tomar medidas extraordinarias

a la vez que la encuestas

se ponen difíciles para el PSOE.

En cierto modo, el Gobierno pone

en marcha, aunque sea parcialmente,

el PER extraordinario que le venían

reclamando los sindicatos. Eso

sí, de las ayudas para los agricultores

y ganaderos, todavía no hay noticias.

roba a los pobres para dárselo a los

ricos». Añade que hay «más concentración

de la tierra ahora que durante

la II República» y que «el Plan E

ha sido un bluf en los pueblos».

Les dejaron pasar para entregar su

escrito al subdelegado del Gobierno

en Sevilla, Faustino Valdés, en la entrada

de los Alcázares. Minutos más

tarde, un empleado del gabinete de

Zapatero les aseguró que un miembro

del Gobierno los recibirá en los

próximos días.

Al final, la única medida aprobada

fue el decreto para reducir de 35 a 20

las peonadas (ellos pedían llegar al

menos hasta 17 o 18), aunque sólo

en los pueblos afectados por las inundaciones.

El Gobierno, se quejó luego

Cañamero, «no tiene ni idea de lo

que está pasando en el campo».

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.


26

ANDALUCÍA

EL MUNDO. VIERNES 26 DE MARZO DE 2010

Unos están a punto de

agotar la ayuda del

Gobierno y otros no

cobran ya nada

Reclaman que en las

obras públicas se dé

prioridad a los

parados locales

Isaac Pantoja y sus compañeros , en el local de la parroquia de Santo Domingo de Cádiz donde mantienen su huelga de hambre. /REPORTAJE GRÁFICO: FERNANDO RUSO

Seis parados en huelga de hambre en

Cádiz, dispuestos a morir por un trabajo

«Muchas veces he llegado de noche a casa sin nada y me han dado ganas de suicidarme»

«No queremos vivir de la limosna»

>Manuel Martín Saavedra

«Somos diez de familia y nadie cobra ayudas.

He trabajado en la construcción, de montador

de escenarios, de ayudante de camarero en

Mallorca. Llevo parado dos años. Me voy al

mercado a vender calcetines, pilas. Y que no

me vean los guardias».

>Roberto Ojeda Hernández

A los dos hijos que tiene con su actual compañera

los ha tenido que enviar con parientes a

Las Palmas para que los mantengan. Allí tiene

a otros cinco hijos de su primera mujer, pero no

puede pasarles la pensión. «Ni siquiera tengo

para sobrevivir yo».

EDUARDO DEL CAMPO / Cádiz

Qué desesperación: querer ganarte

la vida con el sudor de tu frente pero

que nadie te dé trabajo. Llevar el currículo

a obras y oficinas y que ni siquiera

te lo quieran recoger. Volver a

casa por la noche con las manos vacías,

un día tras otro. Ser un padre de

familia fuerte, joven y con experiencia

pero tener que vivir de la caridad,

después de que se hayan agotado las

ayudas oficiales. Las legiones de parados

aún no han tomado la calle con

manifestaciones masivas. Y sin embargo,

aquí y allá, los gritos aislados

van tejiendo un coro dramático. Como

en esta callejuela del barrio de

Santa María de Cádiz, junto a la iglesia

de Santo Domingo, donde pancartas

y carteles denuncian, spray rojo

sobre blanco, el drama de los seis

parados que se han encerrado en un

local cedido por el párroco. «Huelga

de hambre. Por un trabajo digno»,

«Solución ya, estamos desesperados»,

«Los parados gaditanos estamos

discriminados».

Fuera, a la luz del aire libre, las calles

de Cádiz bullen de gente, tráfico,

actividad. Pero dentro del local está

todo oscuro y en silencio y los seis

hombres en huelga de hambre dormitan

en colchones sobre el suelo, tapados

con la manta hasta la cabeza.

Hundidos en el pozo negro del trabajador

sin salidas. Se incorporan poco

a poco y se excusan: dicen que las

fuerzas les fallan debido al ayuno y

cada tres horas sufren un bajón que

les obliga a acostarse. La primera semana

de protesta la pasaron alimentándose

sólo de galletas, pero el pasado

lunes decidieron, viendo que

ninguna autoridad del Ayuntamiento,

la Junta o el Gobierno se interesaba

por ellos, pasar a la huelga de

hambre total y beber sólo agua y

aquarius.

Han hecho un pacto, dice Isaac

Pantoja Barreiro, de 27 años y padre

de dos niñas de 6y4añosyunniño

de tres meses: «De aquí sólo saldremos

para ir a urgencias y de urgencias,

para acá. Dejar esto es dejar el

futuro de nuestras familias y de Cádiz».

Su compañero Iván lo reafirma:

«Esto va a ser hasta que nos muramos,

porque es indignante llegar a tu

casa y no tener para comer». Pantoja,

que trabajó de albañil en Castellón

(condenado a emigrar como tantos

otros gaditanos, lamenta) y de soldador

o pintor en los astilleros de la Bahía,

lleva dos años en paro, como el

resto, y no cobra ninguna ayuda.

El portavoz del grupo cuenta que

ni siquiera pueden sobrevivir con la

economía sumergida: no salen chapuzas

(y si sale alguna es de algún familiar

que se las encarga «por pena»)

y la Policía Local tampoco les deja

buscarse la vida como vendedores

callejeros. Cuenta que él solía ir de

madrugada al puerto para ayudar a

desembarcar las cajas de pescado.

Su salario era poder recoger los boquerones

que se cayeran al suelo, para

revenderlos de forma clandestina

junto al mercado de la Cuesta de la

Merced. Para arañar unas migajas,

usaba un truco al depositar las cajas

en el muelle: «Le das más fuerte, para

que se caigan más boquerones».

También esa fuente de supervivencia

quebró: «Hace un mes y medio, me

paró un Policía Local, se llevó la caja

de boquerones y me puso una multa

de 90 euros». Isaac Pantoja guarda

en su cartera una estampa del santo

del trabajo, San Pancracio. «Muchas

veces he llegado de noche a casa sin

nada y me han entrado ganas de suicidarme

tirándome por la azotea».

El albañil Iván Manuel Basadre

Calvo, de 25 años y padre de un niño

de 3, agotará este mes la ayuda del

Gobierno de los 420 euros. «Nos sentimos

unas basuras cuando llegamos

a casa, tíos hechos y derechos. Te levantas

pensando, ¿me voy a un banco?».

Roberto Ojeda, de 41 años, oficial

albañil de primera, completa la

idea: «No querrán que robemos y

vendamos droga, ¿no?».

Siguen la táctica de los disidentes

políticos en Cuba o el Sáhara Occidental,

pero su causa es la de esos

otros hombres y mujeres que en los

últimos meses han protagonizado

otras huelgas de hambre en Maracena

(Granada), El Coronil (Sevilla) o

Córdoba reclamando el derecho humano

básico al trabajo. En su caso, se

quejan de que Cádiz está recibiendo

grandes inversiones en obras públicas

de cara a las celebraciones del Bicentenario

de la Constitución de

1812, como el nuevo puente, pero

que las empresas contratistas emplean

sobre todo a trabajadores «de

fuera» y el Ayuntamiento no les obliga

a reservar un cupo para parados

locales como ellos. Añaden que los

contratistas dan empleo por turnos

de 15 días a algunos desempleados

de Cádiz para dar la impresión de

que el trabajo se queda aquí.

«Estoy cobrando la ayuda de Zapatero,

pero este mes es el último»,

dice Abraham de Gregorio Barreiro,

de 27 años, cuya mujer, recién colocada

en los astilleros, es la única con

empleo entre las parejas del grupo.

Él ha sido albañil, mozo en una nave

de mariscos, peón en el tendido de

catenarias de alta velocidad. Pero

desde 2008, sólo ha trabajado unos

días recogiendo uvas y aceitunas. Su

piel de parado lo asfixia.

Dicen que están dispuestos a trabajarenloqueseaydondesea.Y

dan el número de contacto colectivo,

657 07 85 13, por si algún empresario

necesita seis trabajadores como

ellos: hambrientos por ganarse el

pan con el sudor de su frente.

DELMUNDO .es

/elmundo/andalucia.html

Z Vídeo:

Vea el testimonio de los parados de

Cádiz en huelga de hambre.

>Francisco Barreiro Marchante

Tiene secuelas en sus piernas por una caída

desde una novena planta que sufrió de niño.

Sin pensión por discapacidad, necesita un trabajo

ya, porque este mes se le acaba la ayuda

de desempleo. «Pero cuando voy a pedir trabajo

y me ven la pierna, me echan para atrás».

>Iván Manuel Basadre Calvo

«Sólo nos queda recoger comida. Pero no queremos

vivir de la limosna. Llevo dos años yendo

a una orientadora del Plan Menta, y lo único que

he conseguido es que me pongan en la mano

un currículum. Aquí en Cádiz tú no tienes cojones

de encontrar trabajo».

Impreso por . Prohibida su reproducción.


EL MUNDO. LUNES 29 DE MARZO DE 2010

> PEONADAS BAJO POLÉMICA / El reportaje

27

ANDALUCÍA

El alcalde de Espera, Pedro Romero Valverde, de IU, explica a una asamblea de vecinos la nueva medida del Gobierno sobre las peonadas, el jueves pasado. / REPORTAJE GRÁFICO: FERNANDO RUSO

«Me faltaron 11 peonadas

y tuve que comprarlas a

un propietario a 14 euros»

El pueblo de Espera refleja el problema de los jornaleros que, a falta

de empleo real, deben adquirir uno ficticio para cobrar el subsidio

EDUARDO DEL CAMPO / Espera (Cádiz)

Algo anda muy mal en los pueblos

andaluces cuando sus jornaleros,

hombres y mujeres, no sólo no tienen

trabajo en el campo sino que deben

pagar por él al antiguo patrón.

El mundo al revés. Es lo que, como

tantos otros, Juani, jornalera en paro

del pueblo gaditano de Espera, tuvo

que hacer el año pasado para alcanzar

las 35 peonadas mínimas que

hacen falta para poder cobrar los

3.000 euros anuales (repartidos en

seis meses) del subsidio agrario de

desempleo. «Trabajé 24 peonadas,

pero me faltaron 11 y tuve que comprarlas,

a un agricultor de aquí del

pueblo. Pagué 14 euros por peonada.

Este año han subido a 16 euros», dice

la trabajadora y madre, de 45

años. Es un alza lógica: cuanto más

paro y necesidad hay, más caro se

cotiza la venta fraudulenta de la peonada

virtual que permite acceder a

un complemento de renta vital para

decenas de miles de familias.

«Antes, no tenía ningún problema

en trabajar las peonadas mínimas,

yendoalafresaaHuelvaoalaaceituna

a Jaén. Pero el año pasado, con

la crisis, había muchos hombres parados

y los llevaron a ellos a la aceituna,

y las mujeres nos quedamos

sin trabajar. Cuando estaban ellos en

la construcción, íbamos nosotras».

Este año, la tendencia se mantiene,

agravada por los efectos del temporal

de lluvias: hay muchas más

manos disponibles que peonadas,

así que aumentaron los problemas

«Habrá que comprar

15 peonadas menos»,

dice el alcalde sobre el

recortede35a20

El SOC pide un Plan de

Empleo real, para no ir

«a la puerta del señorito

a comprar jornales»

para alcanzar las 35 peonadas mínimas,

lo que al mismo tiempo alimentaba

la presión para cometer fraude.

No es ningún secreto, sino un problema

muy antiguo. Lo acaba de denunciar

en público el alcalde, Pedro

Moreno Valverde, de Izquierda Unida

y miembro del Sindicato de Obreros

del Campo (SOC), durante la

asamblea vecinal frente a la iglesia,

en la que ha explicado, con una copia

del BOE en la mano, el Decreto

por el que el Gobierno, en su Consejo

de Ministros de Sevilla, acordó reducirde35a20elnúmeromínimo

de peonadas requerido para poder

cobrar el subsidio agrario. La medida

(que las críticas de los pueblos

han obligado a corregir para que se

aplique a toda Andalucía y no sólo a

los municipios afectados por inundaciones,

como el Ejecutivo anunció al

principio) le parece insuficiente al regidor,

pero dice que al menos este

recorte ayuda a los temporeros. «Como

sabemos todo el mundo, la mayoría

está comprando las peonadas,

al menos habrá que comprar 15 peonadas

menos». Es decir, un ahorro

de 240 euros.

El alcalde explica al periodista que

es un «fraude» en el que los parados

no quieren participar pero al que se

han visto abocados por la parálisis

del campo, del que su pueblo, Espera,

es uno de los principales exponentes

de Cádiz y de toda Andalucía.

Aquí el 45% de sus alrededor de

2.700 personas de población activa

son demandantes de empleo, dice

Pedro Romero, aunque en las estadísticas

del Gobierno figuren sólo un

25% de parados porque en sus cuentas

los que cobran el subsidio agrario

no figuran como desempleados, por

pírricos que sean sus ingresos.

El caso de este municipio rural es

llamativo, describe su regidor. Está

rodeado de campos de cultivos, de

cereales y girasol, «pero aquí nadie

echa un solo jornal en el campo, tiene

que irse a buscarlo fuera», porque

ésas son plantaciones extensivas que

apenas demandan mano de obra.

Cuando se extinguió el cultivo de la

remolacha, dice, se acabó también la

última fuente de jornales agrarios en

el pueblo. Coincidió sin embargo con

el nuevo cultivo de la construcción,

al que cambiaron en masa los antiguos

jornaleros. Las familias mejoraron

su posición económica. Muchos,

en vez de hacerse sus propias

casas, como antes, se las compraron,

hipotecándose. La calidad de vida

subió. Se nota en el pueblo. Pero esa

mejoría externa disimula ahora la

profunda crisis que ahoga al municipio.

Desapareció el empleo de la

construcción. Y el campo tampoco

era ya un refugio. «Llegó a haber en

Espera 40 empresas de hormigón

pulido, y ahora sólo

quedan diez o doce».

Cuenta que en

pueblos como éste,

«todo el mundo paga»

los alrededor de

85 euros de la cotización

mensual al

régimen agrario para,enelfuturo,poder

conseguir una

pensión. Además,

El secretario general del SOC, Diego Cañamero.

«Sólo 7 euros al día»

¿QuélehanparecidoaDiegoCañamero,líderhistórico

del Sindicato de Obreros del Campo (SOC),

las declaraciones de la presidenta de Madrid, EsperanzaAguirre,diciendoqueelGobiernousalos

subsidios agrarios para atraer votos en el campo

andaluz como se hace con las gallinas, «pitas, pitas,

pitas»? «Depende». Si Aguirre, dice Cañamero,

se refería a que el Gobierno del PSOE quiere

captar así votos a bajo precio, entonces no va descaminada;

pero, añade, si lo que la dirigente del

PP supone es que estas ayudas son una inversión

injustificada para Andalucía «se equivoca», porque

el subsidio «supone sólo 7 euros al día».

unos 600 o 700 de

los 4.003 habitantes,

calcula, cobran el

subsidio agrario: 500

euros durante seis

meses. Pero advierte

que de ese dinero

sacan el importe para

la cotización del

seguro agrario y para

pagar las peonadas

ficticias en caso

de no poder reunir

las reales. Lo que

queda, dice, es una

pequeña cantidad

que ayuda a los pueblos

a mantenerse a

flote.

Subraya que el

jornalero sin tierra

es la víctima del sistema creado y que

el SOC reclama por ello acabar

abiertamente con el fraude mediante

una nueva política agraria estructural,

con cultivos generadores de

trabajo, y la creación de un Plan de

Empleo urgente que dé ocupación

productiva real y no ficticia a los parados

agrícolas. «No podemos permitir

que el trabajador vaya a la puerta

del señorito a comprar jornales».

¿Y qué gana el propietario agrícola

que vende peonadas? Éstas le permiten,

dice el alcalde, dar apariencia

de producción real a su tierra para

justificar el cobro de subvenciones.

Además, cuenta luego Juani, la jornalera

en paro, el propietario obtiene

beneficios extras: ingresa en la Seguridad

Social los alrededor de diez euros

de cotización por esa jornada ficticia

y se queda como comisión la diferencia

hasta los 14 o 16 (otros

hablan de hasta 18) euros que cobra

por firmar cada peonada. Juani se rebela

con voz dulce: «Nosotros somos

los que perdemos siempre».

DELMUNDO .es

/elmundo/andalucia.html

Z Vídeo:

Vea el testimonio de los jornaleros

sobre las peonadas del subsidio

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.


Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.

EL MUNDO. JUEVES 1 DE ABRIL DE 2010

PEDRO DOMÍNGUEZ

Desde que el 18 de octubre de

1953 un cabildo general en el Gran

Poder aprobara la creación de su

bolsa de caridad, la labor asistencial

de las hermandades ha crecido

hasta trascender los límites que

podrían tener estas instituciones

religiosas. Es cierto que el ejercicio

de la caridad ha sido una matriz

insacrificable de las cofradías desde

los orígenes fundacionales de

las corporaciones de penitencia.

Muchas de ellas surgían para promover

el ejercicio asistencial entre

los gremios y colectivos de la Sevilla

del siglo XIII. Pero con la creación

de la bolsa del Gran Poder, las

hermandades readaptaban el principio

cristiano de la caridad a la sociedad

del siglo XX dándole un

nuevo empuje y, sobre todo, traduciendo

el lenguaje caritativo a las

necesidades contemporáneas.

Fue una iniciativa pionera con la

que se quiso paliar la situación en la

que se encontraba la ciudad tras la

Guerra Civil, especialmente la de

los muchos colectivos sociales que

quedaban desatendidos por las instituciones.

La creación en la corporación

de San Lorenzo de este órgano

específico fue seguida inmediatamente

por otras hermandades,

hasta alcanzarse ejemplos admirables

e igualmente dispares: entre

las escuelas nocturnas de apoyo en

la hermandad del Calvario y el reconocido

centro de estimulación

precoz del Buen Fin podría relatarse

una abundante nómina de acciones

hechas con una caridad callada,

>JUEVES SANTO Y MADRUGADA / Actualidad

CARIDAD

‘APASIONADA’

LA FUNDACIÓN ASISTENCIAL DE LA HERMANDAD

DE PASIÓN ESTÁ PENDIENTE DE UN ÚLTIMO

TRÁMITE LEGAL PARA INICIAR SU ANDADURA

diaria, «doméstica» si se quiere, para

atender las necesidades asistenciales

de la sociedad.

El siglo XXI exige nuevos modos

de continuar con esa callada y demasiadas

veces injustamente olvidada

labor de las hermandades, y reclama

una readaptación urgente

–medio siglo después del paso dado

por el Gran Poder– de las bolsas de

caridad de las cofradías. En esa línea

viene trabajando, desde hace

poco más de dos años, la hermandad

de Pasión. Casualidad o no, la

creación de la Fundación Asistencial

Nuestro Padre Jesús de la Pasión

viene a ver la luz en una coyuntura

social similar a la que se dio en

1953: la crisis económica, la inmigración,

los colectivos marginados y

desfavorecidos dibujan un triste panorama

social que demuestra que

las exigencias en acción social raramente

varían aún en épocas y circunstancias

alejadas en el tiempo.

Se prevé que a primeros del próximo

mes de abril, el registro de

fundaciones dependiente de la Consejería

de Cultura de la Junta de Andalucía

apruebe la constitución formal

de esta institución que ya cuenta

con sus propios estatutos

redactados. La fundación y sus fines

también quedan contemplados en la

regla 110 del nuevo ordenamiento

de la hermandad, donde se establece

que definirá «procedimientos y

acciones, procurará la obtención de

recursos públicos y privados y gestionará

los medios disponibles para

conseguir los objetivos fundacionales

y sociales de la Archicofradía».

>Todo el año. El Señor de Pasión, la Virgen de la Merced y San Juan

en una imagen reciente en la iglesia del Salvador. / CARLOS MÁRQUEZ

La institución asistencial de Pasión

también contará con un patronato

propio, entidad con la que todas

las fundaciones sociales están

legalmente obligadas a operar. El

patronato equivale a la junta directiva

o al consejo de dirección de

una sociedad anónima, aunque,

por su propia naturaleza, aquí se

11

SMS

LA FUNDACIÓN

ASISTENCIAL VERÁ LA

LUZENUNESCENARIO

DE CRISIS ECONÓMICA

LA ASOCIACIÓN DE LA

PRENSA Y LA ACADEMIA

DE BELLAS ARTES,

ENTRE LOS PATRONOS

constituye sin ánimo de lucro por

parte de sus miembros. El 26 de

noviembre se firmaba el protocolo

de colaboración entre la hermandadylaejecutivadelafuturafundación,

constituida por la Asociación

de la Prensa de Sevilla, por

medio de su presidenta, Nani Carvajal,

la Real Academia Santa Isabel

de Hungría, con su presidenta

Isabel León, el Ateneo de la Sevilla,

también con su presidente, Enrique

Barrero, y el rector de la colegial

del Salvador, Francisco Ortiz. La

fundación asistencial también contará

con un director general que será

ostentado por quien desempeñe

el cargo de diputado de Caridad en

la junta de gobierno de Pasión.

Aunque se pretende colaborar

estrechamente con otros organismos

como la Delegación de Bienestar

Social del Ayuntamiento de

Sevilla, la completa gestión de la

fundación corresponderá a la Comisión

de Caridad de la corporación

del Jueves Santo, aunque contará

con un equipo de colaboradores

que, de modo completamente

altruista, prestarán asistencia en

materia social, jurídica o sanitaria

a cuantos lo precisen.

Sin embargo, la hermandad deja

claro que esto no supone dejar de

lado la intensa acción social que,

de manera diaria, ha venido desarrollando

en los últimos años la

hermandad de Pasión, especialmente

bajo la coordinación de

Juan Herrera, anterior diputado de

Caridad recientemente fallecido.

En este sentido, se pretende trascender

la ayuda puntual que hasta

ahora se ha venido prestando para

asumir una nueva responsabilidad

social por parte de una institución

como una hermandad.

EL JUEZ DEJA A UN NIÑO UN DÍA MÁS CON SU

PADRE PARA QUE PUEDA SALIR DE NAZARENO

LA MADRE PUSO CONDICIONES: CONOCER LOS ESTATUTOS DE LA COFRADÍA,

LOS HORARIOS, EL VESTUARIO Y LO QUE COMERÍA DURANTE LA PROCESIÓN

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Un niño de doce años y su abuelo

paterno se presentaron el martes

por la mañana en el despacho del

juez del Juzgado de Familia 7 de

Sevilla, Francisco Serrano. El chaval

traía un problema: ya tenía comprada

la papeleta de sitio y listo el

traje para salir de paje en una procesión

de la Madrugá de la Semana

Santa de Sevilla, igual que el año

pasado, pero sus padres, divorciados,

no se ponen de acuerdo.

Su padre quiere que salga en la

cofradía, de la que lo había hecho

hermano antes de la separación;

pero su madre está poniendo pegas.

Por el reparto de la custodia del niño,

el padre debía entregarlo ayer a

la madre, que sería la encargada de

llevarlo esta próxima madrugada al

templo de donde saldrá la procesión.

Sin embargo, el niño y la familia

del padre se temían que al final

la progenitora dejara al niño en casa.

Porque la semana pasada la madre

había enviado a través de su

abogado un escrito al abogado del

padre en el que reclamaba información

de la cofradía en la que saldría

su hijo, sus estatutos, si esta hermandad

excluye el acceso de hermanas,

cuáles son sus órganos de gobierno

y cuántas mujeres desempeñan cargos

en ellos. La madre exigía también,

como condición para permitir

la salida de su hijo, saber si ella podría

entrar en la iglesia para «custodiar»

al niño, cuántos descansos habría

y cuánto durarían, qué comería,

cómo vestiría, cuánto duraría el recorrido,

quién lo vigilaría y cuidaría

mientras tanto y quiénes serían en

última instancia «los responsables

de su integridad física y moral» durante

la estación de penitencia.

El juez le preguntó al niño si conocía

los estatutos de su hermandad, si

sabía cuáles son sus órganos de gobierno

y si en él hay mujeres. No tenía

idea. Pero cuando el juez le preguntó

si él realmente quería desfilar

o no en la Madrugá, el chiquillo no

se lo pensó. «¡Yo quiero salir!».

El magistrado resolvió sobre la

marcha el dilema mediante un auto

que entregó al abuelo: alargaba un

día y medio el turno de custodia del

padre, que se haría cargo del niño

hasta las 11 de la mañana del Viernes

Santo, horas después de que

concluya la procesión. De esta manera,

según explica en su auto, recogido

ayer por Efe, se permite que

el niño cumpla su propio deseo,

Francisco Serrano.

pues esta tradición es para él «sumamente

importante y trascendente»

y se prepara para ella todo el

año «con ilusión y entusiasmo».

El juez dice que «resulta incomprensible

que cualquiera de sus progenitores

siempre ponga obstáculos

a lo que constituye su inequívoco y

evidente deseo, que ha expresado

sin paliativos», y, tras recordar el caso

de la madre que denunció a su ex

marido por llevar al niño a correr los

Sanfermines delante de los toros,

concluye que «la peligrosidad moral

o física de la salida procesional, sinceramente,

no admite parangón con

el antecedente expuesto», en el que

quitaron la custodia al progenitor.

Serrano dice que el interés superior

del niño y la urgencia de resolver

su demanda antes del día señalado

para la procesión justifica que

haya decidido prorrogar la estancia

con el padre sin necesidad de

escuchar a la madre, de la que dice

que muestra una «preocupación

excesiva». Arguye el juez que el

posible daño por el día extra que

retrasa la entrega del niño a la madre

«no resulta comparable con el

perjuicio que supondría [no hacerlo],anteelriesgorealdeque,estando

con la madre, el niño no

cumpla su deseo».

«Los niños no pueden paagar

por la situación de animadversión

y conflicto de los padres», dijo ayer

a este diario el juez Serrano. Recuerda

que los padres habían acordado

en su convenio de divorcio

que respetarían la voluntad del niño

de salir en la cofradía.


24

ANDALUCÍA

EL MUNDO. JUEVES 1 DE ABRIL DE 2010

El juez Serrano da un niño a su padre

un día más para que salga de procesión

La madre reclamaba información a su ex marido sobre quién cuidaría al niño, de

12 años, durante la Madrugá, y cuestionaba que la cofradía no admita a mujeres

El chico le expresó su

deseo «inequívoco» de

salir de paje, dice el

magistrado

Un padre lleva a su hija, vestida de monaguilla en una procesión de Semana Santa, ayer en Sevilla. / ESTHER LOBATO

«¿Al niño qué le importa si

salen mujeres o no?»

El juez antepone la ilusión del menor a la reticencia de su madre

E. DEL C. / Sevilla

«Los niños no pueden pagar por la

situación de animadversión y conflicto

de los padres», dijo ayer a este

diario el juez Francisco Serrano,

después de dictar un auto que prorroga

un día y medio la estancia de

un niño con su padre para evitar

que los «obstáculos» de la madre

frustren su deseo de participar en

una procesión de la Madrugá sevillana.

Recuerda que los padres habían

acordado en su convenio de divorcio

que respetarían la voluntad del

niño de salir en las estaciones de

penitencia de la Semana Santa, y

que la madre, que reclamaba información

hace una semana sobre la

cofradía en la que saldría esta próxima

noche, ya la conocía, porque

el niño salió en ella el año pasado.

El chaval, estos días al cuidado

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Un niño de doce años y su abuelo

paterno se presentaron el martes

por la mañana en el despacho del

juez del Juzgado de Familia 7 de

Sevilla, Francisco Serrano. El chaval

traía un problema: ya tenía comprada

la papeleta de sitio y listo el

traje para salir de paje en una procesión

de la Madrugá de la Semana

Santa de Sevilla, igual que el año

pasado, pero sus padres, divorciados,

no se ponen de acuerdo.

Su padre quiere que salga en la

hermandad, de la que lo había hecho

miembro antes de la separación,

y que es una de las tres únicas

cofradías de Sevilla que no admiten

mujeres; pero su madre está poniendo

pegas. Por el reparto de la

custodia del niño, el padre debía entregarlo

ayer a la madre, que sería

la encargada de llevarlo esta próxima

madrugada al templo de donde

saldrá la procesión. Sin embargo, el

niño y la familia del padre se temían

que al final la progenitora dejara

al niño en casa.

Porque la semana pasada la madre

había enviado a través de su abogado

un escrito al abogado del padre

en el que reclamaba información de

la cofradía en la que saldría su hijo,

sus estatutos, si esta hermandad excluye

el acceso de hermanas, cuáles

son sus órganos de gobierno y cuántas

mujeres desempeñan cargos en

ellos. La madre exigía también, como

condición para permitir la salida

de su hijo, saber si ella podría entrar

en la iglesia para «custodiar» al niño,

cuántos descansos habría y cuánto

durarían, qué comería, cómo vestiría,

cuánto duraría el recorrido,

quién lo vigilaría y cuidaría mientras

tanto y quiénes serían en última instancia

«los responsables de su integridad

física y moral» durante la estación

de penitencia.

El juez le preguntó al niño si conocía

los estatutos de su hermandad, si

sabía cuáles son sus órganos de gobierno

y si en él hay mujeres. No tenía

idea. Pero cuando el juez le preguntó

si él realmente quería desfilar

o no en la Madrugá, el chiquillo no

se lo pensó. «¡Yo quiero salir!».

El magistrado resolvió sobre la

marcha el dilema mediante un auto

que entregó al abuelo: alargaba un

día y medio el turno de custodia del

padre, que se haría cargo del niño

hasta las 11 de la mañana del Viernes

Santo, horas después de que

concluya la procesión. De esta manera,

según explica en su auto, recogido

ayer por Efe, se permite que

el niño cumpla su propio deseo,

pues esta tradición es para él «sumamente

importante y trascendente»

y se prepara para ella todo el

año «con ilusión y entusiasmo».

El juez dice que «resulta incomprensible

que cualquiera de sus progenitores

siempre ponga obstáculos

a lo que constituye su inequívoco y

evidente deseo, que ha expresado

sin paliativos», y, tras recordar el caso

de la madre que denunció a su ex

marido por llevar al niño a correr los

de su padre, que lo introdujo en el

mundo cofrade, salió el martes de

nazareno en otra hermandad. En

ella sí está permitida la procesión

de mujeres, al contrario que en la

cofradía en la que el chico saldrá

de paje en la Madrugá, que es una

de las únicas tres de Sevilla que

aún es exclusivo territorio de hombres.

Ese aspecto es uno de los que

más parece molestar a la madre,

que estaría en desacuerdo con que

supuestamente se adoctrinase asu

hijo en un entorno cofrade excluyente,

por lo que se deduce entre

líneas del escrito en que pedía explicaciones

al ex marido.

Pero el juez subraya que en esta

disputa lo que prima no es la voluntad

de la madre o del padre que

diga, «como no se cumple la Ley

de Paridad en los órganos de la cofradía,

mi hijo no sale», sino la voluntad

del niño, y que éste se la expresó

en su despacho claramente.

«Tenía miedo de que no fuera a salir.

Tiene sus amigos, su ambiente

cofrade, lleva esperando un año, le

hace mucha ilusión salir», dice.

«¿Al niño qué le importa si salen

mujeres o no?», añade Serrano,

que apunta a continuación, para

que no se crea que a él le parece

bien que no haya nazarenas, que él

fue uno de los que promovió que

en su hermandad, San Isidoro, se

aprobara su incorporación.

El abogado del padre, Joaquín

Moeckel, dijo ayer a Efe que los estatutos

de la cofradía se pueden

consultar en el Arzobispado, que el

niño es hermano desde mucho antes

del divorcio y que la presencia

o no de mujeres en la Junta de Gobierno

es irrelevante en este caso.

Sanfermines delante de los toros,

concluye que «la peligrosidad moral

o física de la salida procesional, sinceramente,

no admite parangón con

el antecedente expuesto», en el que

quitaron la custodia al progenitor.

Serrano dice que el interés superior

del niño y la urgencia de resolver

su demanda antes del día señalado

para la procesión justifica que

haya decidido prorrogar la estancia

con el padre sin necesidad de

escuchar a la madre, de la que dice

que muestra una «preocupación

excesiva». Arguye el juez que el

posible daño por el día extra que

retrasa la entrega del niño a la madre

«no resulta comparable con el

perjuicio que supondría [no hacerlo],

ante el riesgo real de que, estando

con la madre, el niño no

cumpla su deseo».

Cristo en Granada, ayer. /J.G.HINCHADO

La ocupación

hotelera será

del 80%, calcula

la Junta

Sevilla

Las previsiones turísticas para esta

Semana Santa en Andalucía

son «moderadamente optimistas»

y se baraja cerca de un 80 por

ciento de ocupación hotelera y

quesesupereapartirdehoy,Jueves

Santo, informó el martes el

consejero de Turismo, Comercio

y Deporte, Luciano Alonso.

El consejero indicó que en la

estación de esquí de Sierra Nevada

la ocupación rondará el 95%

estaSemanaSantaylapróxima

semana estará en torno al 85%.

Destacó que las 380 playas andaluzas

se encuentran preparadas

para recibir a los visitantes

tras el temporal.

Alonso celebró que desde noviembre

pasado hasta febrero se

haya recuperado el turismo internacional

que llega a Andalucía y

recordó que la Junta ha llevado a

cabo una campaña de promoción

en España sin precedentes y con

una inversión de 709.000 euros

para atraer a turistas nacionales.

El consejero informó también

de la aprobación en el Consejo de

Gobierno de la modificación de

ocho decretos para simplificar los

procedimientos que afectan a la

actividad turística y adaptarlos a

la Directiva europea de Servicios.

Según Luciano Alonso, con estos

cambios se potencia la autonomía

municipal de forma que

«la ventanilla única en materia de

turismo recae en los ayuntamientos»

y suponen, entre otros asuntos,

la sustitución de la autorización

administrativa previa por declaraciones

responsables.

Con ello, el cumplimiento de la

normativa se garantizará no a

través de autorizaciones previas

sino de la posterior actuación inspectora

de la Administración autonómica.

El turismo es la actividad del

sector servicios de mayor peso en

laeconomíayenelempleode

Andalucía, ya que aporta más del

11% del Producto Interior Bruto

regional, genera 330.000 empleos

y supone unos ingresos de más

de 15.000 millones de euros

anuales.

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.


Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.

EL MUNDO. VIERNES 2 DE ABRIL DE 2010

El presidente de la Junta Islámica de España, Mansur Escudero, reza frente a la mezquita de Córdoba. / MADERO CUBERO

«La iglesia está vacía y temen

que se llene de musulmanes»

El presidente de la Junta Islámica pide abrir el templo cordobés

al rito islámico y recuerda que se hizo varias veces sin incidentes

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Quizás se evitarían equívocos e incidentes

si a la Mezquita-Catedral

de Córdoba la denominara la

Unesco con el menos atrayente pero

más exacto título de Catedral-ex

Mezquita. «O sólo Catedral; si no

es mezquita, que no le pongan

‘Mezquita’», se queja el psiquiatra

Mansur Escudero, presidente de la

Junta Islámica de España, cara visible

de un islam democrático y

que desde hace años abandera la

demandaalaiglesiadequepermita

a los musulmanes rezar en el

templo, como hacían hasta el siglo

XIII y como en contadas ocasiones

se les permitió entre 1979 y 1995.

Escudero lamenta por teléfono

desde su casa en la cordobesa Almodóvar

del Río que «cualquier signo

exterior que recuerde a la oración

musulmana esté prohibido» en el recinto,

«incluso el rezo individual», y

bromea con ironía histórica: «Igual

que con los moriscos, que tenían que

ocultar sus rezos porque, si no, la Inquisición

los mandaba al trullo».

Tras aclarar que su institución

es ajena al altercado del miércoles,

rebate la versión del Obispado,

que habla de una especie de asalto

de 118 musulmanes agresivos

venidos de Austria adrede para

montar un escándalo.

«No ha sido algo organizado, y los

walkie-talkies que traían es porque

era un grupo numeroso. Entre ellos

había turistas musulmanes y no musulmanes,

y algunos, a título personal,

han intentado rezar de forma espontánea.

Al impedírselo los vigilantes,

se ha formado la gresca».

Señala que autoridades e iglesia

>CONFLICTO RELIGIOSO / La justificación

«La violencia la

provocan ellos»

>«Decían que el rezo compartido

incitaría a la violencia;

la violencia la provocan

ellos, los guardias que sacan

a la gente de malas maneras.

En 2003, fui con dos argentinos

musulmanes. Se pusieronarezarfrentealmihrab[el

altarsagradoorientadohacia

La Meca]. Los levantaron

dandovoces.Medijounguardia:

‘Dios no está aquí, está

allí’, señalando la catedral».

>«Es un monumento universal,

pero no permiten rezar a

undiosqueeseldetodos,y

se crean estos escándalos».

quieren vender la imagen de Córdoba

como la ciudad del diálogo religioso,

la tolerancia y «las Tres Culturas»

para reforzar su candidatura a

Capital Europea 2016, pero que en

realidad sucede «lo contrario».

Niega, en contra de lo que dice el

nuevo y «muy beligerante» obispo,

Demetrio Fernández, que exista

ningún impedimento teológico para

que cristianos y musulmanes

compartan el recinto. Como prueba,

recuerda que en las últimas décadas

se cerró varias veces para que,

«por gestiones de la Casa Real» española,

miembros de la realeza saudí,

como los príncipes Abdelaziz y

Salman, rezasen ante el mihrab.O

que entre 1979 y 1995 la iglesia permitiera

a la Junta Islámica (dos veces,

según el Obispado) realizar un

rezo musulmán en el marco de encuentros

de diálogo confesional.

«Fueron sólo cinco minutos, éramos

unas 100 o 120 personas, con un

imam; no hubo incidentes, al contrario,

los turistas estaban encantados,

les das una clase en vivo de lo

que es una mezquita. No pasa nada».

«En 1995» el obispo le dijo que

el Vaticano cancelaba los permisos

«hasta que los cristianos puedan rezar

en Santa Sofía», en Estambul.

«Recogimos el guante», recuerda.

En 2003, fue al Vaticano y en su Consejo

Pontificio para el Diálogo Interreligioso

presentó su propuesta para

que la Mezquita-Catedral lo fuera

de verdad. «Allí se vio bien, pero luego

el Papa [Juan Pablo II] lo vetó».

En cambio, «hay muchísimos cristianos

de base a favor del rezo compartido,

como el teólogo Juan José

Tamayo o la Asociación de Diálogo

Interreligioso, de Margarita Pinto,

que dice que rezará con nosotros» el

día que autoricen una oración común

de cristianos y musulmanes.

Añade que el anterior jefe de la

Conferencia Episcopal, Ricardo

Blázquez, le dijo que «no veía inconveniente»

en permitir al menos el rezo

individual. En 2004, agrega, entregó

una carta a los presidentes de

España y Turquía para que apoyaran

la propuesta como encarnación

de la Alianza de Civilizaciones que

ellos impulsaron en la ONU.

Termina irónico: «A lo mejor, lo

que temen es que la mezquita se llene

de musulmanes rezando y la iglesia

se quede vacía, porque a misa

van cuatro viejecitas y ya está».

L. GARRIDO / Barcelona

Sólo tenía licencia como local para

promover la enseñanza de la

cultura africana subsahariana,

pero en realidad, hacía las veces

de mezquita. Pese a que ya se

había requerido el cese de la actividad

religiosa en este local de

la localidad barcelonesa de Mataró,

la comunidad musulmana del

lugar había hecho caso omiso de

las peticiones del Ayuntamiento

y continuaba utilizando la academia

como oratorio para un público

subsahariano. Tras haber emitido

una orden de cierre hace poco

más de un mes, las

autoridades tuvieron

que precintarla ayer

miércoles.

El Ayuntamiento

emitió un decreto de

clausura contra el local

por incumplir la

normativa municipal,

que especifica que la

licencia solicitada no

le permitía el culto,

uno de los aspectos en

los que el municipio

pone más ahínco; más

aún en el barrio de

Cerdanyola, conocido

por alojar la mayoría

de inmigrantes de la

ciudad, en la que se

mezclan diversas etnias

africanas.

No sólo se utilizaba

la academia para los

rezos, sino que además

se realizaron

obras en el interior del

edificio sin licencia,

uniendo dos locales

anexos para dotar al

oratorio de bastantes

más metros cuadrados.

Todo ello, ante la incomprensión

de parte de la ciudadanía, que afirma

no entender la existencia de

esta mezquita, ya que la comunidad

musulmana dispone de una en

la zona de Plà d’en Boet, muy cerca

del centro precintado. Precisamente,

es allí donde se han desplazado

los fieles tras la clausura.

El problema de base, según el

5

ESPAÑA

Cierran un oratorio

clandestino en Mataró

El local no tenía licencia para rezar y

se amplió sin permiso del Ayuntamiento

Protesta en Arenys

por un local de culto

Arenys de Munt (Barcelona)

Los vecinos de Arenys de Munt protestan

hace semanas para que el Ayuntamiento

cambie la ubicación de una mezquita que

el colectivo musulmán tiene previsto abrir

en los bajos de un bloque de pisos en un

barrio céntrico de la ciudad. Un portavoz

de los vecinos explicó ayer a Efe que la

comunidad islámica del municipio ya tiene

alquilado el local en el inmueble y está

haciendo las reformas para abrirlo al culto.

Los vecinos consideran que el lugar

elegido no es el más adecuado porque «el

barrio es pequeño, las calles estrechas, está

cerca de un colegio y aquí vendrán muchas

personas». Los vecinos reclaman que la

mezquita se ubique en un polígono, a lo

que el Ayuntamiento replica que no puede

prohibir la apertura del local porque tiene

todos los permisos, aunque busca

alternativas. La comunidad islámica, por

su parte, se manifiesta abierta a cambiar de

ubicación si los costes no se les disparan.

Ayuntamiento, no es la mera proliferación

de oratorios en la zona, sino

la detección de discrepancias

religiosas entre las comunidades

magrebí y subsahariana, muy numerosas

en el barrio.

Tal y como estiman expertos en

religión musulmana en la zona, se

enfrentan dos corrientes religiosas

diferenciadas, pese a estar ambas

dentro del islam.

Que los subsaharianos abran

mezquitas puede responder a un

intento por preservar su identidad

étnica, pero también les sirve para

ganar peso ante la corriente magrebí,

que les acusa de menor valor

religioso.

Pese a la reciente clausura, los

vecinos llevan denunciando hace

más de un año que, normalmente

de madrugada, se reunían hasta

300 personas en el local, pese a

que el aforo de la academia se limitaba

a 70. Los comercios también

protestaban ante la fuerte actividad

del oratorio ilegal.


EL MUNDO. DOMINGO 4 DE ABRIL DE 2010

25

ANDALUCÍA

«Gente hay; lo que no tienen

es dinero para gastárselo»

Comerciantes de Sevilla aseguran que las ventas en Semana

Santa han caído más que el año pasado, entre un 20 y un 30%

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Pasa una bulla de gente detrás de

la Virgen de la hermandad de la

Exaltación de Sevilla, pero a medio

metro, dentro de Alimentación y

Charcutería Cristina, hay espacio

de sobra. En el mostrador se apilan

vistosos bocadillos de salchichónaeuroymedio.Ladueña,al

otro lado, dice que es «el peor» año

en los 15 que lleva aquí vendiendo

bocatas en Semana Santa. Recordará

este año, el de la crisis, porque

las ventas, dice, le han caído

un 20% respecto al año pasado, un

descenso mayor que el sufrido en

2009, cuando la recesión arreció. Y

eso que había congelado los precios.

«Ni el IPC» subió.

En la capilla de los Dolores, del

siglo XVIII, a espaldas de la iglesia

de San Román, los hermanos han

colocado ante los pasos de la cofradía

de Los Servitas una urna

que apela a los visitantes a rascarse

el bolsillo y practicar la caridad,

para sufragar la comida que ofrecerán

a los ancianos de los asilos

Gracia y Paz y Pozo Santo. Hay

tres billetes de cinco euros sobre

una fina lámina de monedas.

Un miembro de la hermandad

dice que el impacto de la crisis, entre

ellos, afortunadamente sólo se

ha notado en que «a algún hermano

no se le ha cobrado la papeleta»

para salir de nazareno, porque está

parado. Pero añade que la pobreza

se ve por doquier si uno

quiere mirar: «Vaya ahí detrás al

convento de Santa Isabel, donde

las monjas reparten cada día 350

bocadillos, y no precisamente a

gente con los pantalones rotos».

Suenan de fondo las cornetas y

tambores de la procesión de Los Negritos

a a su paso ante la iglesia de

Santa Catalina, ahora en restauración.

Sobre los desconchones de la

pared, una mujer intenta vender su

fuerza de trabajo a través de un cartelito.

«Chica responsable con experiencia

y muy buenas referencias se

ofrece para trabajar tiempo completo-medio

tiempo-por horas con personas

mayores-con niños, limpieza

y plancha-limpieza de oficinas, de

comunidades de propietarios...». Su

disponibilidad es total. Pero nadie se

ha interesado por ella. No se han llevado

aún ni un trocito de papel con

su teléfono de contacto.

Allí al lado, en la plaza Ponce de

León, frente al bar Bacalao, Joaquín

Carmona y Macarena Guisado

pueden darse por contentos de

tener trabajo y ser ellos sus propios

jefes, aunque ganarse la vida

les cueste, ahora en Semana Santa,

trabajar de 11 de la mañana a

dos de la madrugada, que se alarga

«desde las 11 de la mañana hasta

las cuatro o las cinco de la tarde

del día siguiente» cuando llegan el

Jueves y el Viernes Santo. En su

tenderete venden trompetas para

los niños (a 2,5 euros las pequeñas

y 4 las grandes), manzanas con caramelo

(a 1,5) o las garrapiñadas y

Una nazareno junto a un kiosco tras comprar dos botellas de agua. / FDO. RUSO

«Muchos salen a la

calle hasta con el

bocadillo», apunta el

dueño de un tenderete

piñonates (dos euros) que elaboran

allí mismo. También venden

coco, tambores, patatas fritas. «La

crisis se está notando mucho más

que el año pasado. Las ventas han

caído un 30%. La gente sale a la

calle hasta con los bocadillos», dice

el comerciante, un veterano del

lugar. «Llevo trabajando en la calle

en Semana Santa desde los 15

años, y tengo 45». Ya no recuerda

si hubo alguno peor que éste.

«Gente hay muchísima, lo que no

tienen es dinero para gastarlo»,

analiza Macarena. Han dejado a su

hija mayor, de 18 años, cuidando a

la pequeña. Si no, llegar a fin de

mes sería aún más difícil.

La Virgen de los Negritos pasa

frente a la Joyería Super Joya, que

ofrece: «Compro oro. Dinero inmediato».

Solución de emergencia para

los que ya no tienen otra salida que

vender el pequeño tesoro doméstico.

Entre el público, una persona

que trabaja en una Consejería recién

fusionada critica que el presidente

de la Junta, José Antonio

Griñán, y su portavoz, Mar Moreno,

presenten la remodelación del

Gobierno y la reducción de consejerías

de 15 a 13 como una medida

de austeridad acorde con los tiempos.

«Lo venden como un ahorro,

pero la gente no sabe el gasto que

supone el cambio. Se van cuatro

cargos sólo, y los colocan en otra

parte, pero hay que gastar un dineral

en imagen institucional, para

cambiar desde los rótulos hasta los

membretes de los folios».

«Oferta: por la compra de tu bocadillo

te regalamos el refresco»,

proponen en el bar Torero, camino

de la Catedral. Dentro del templo, a

las cinco de la tarde del Jueves

Santo, el arzobispo preside frente a

una multitud de fieles y numerosos

turistas de paso la «misa vespertina

de la Cena del Señor». Entre el ajetreo

del trabajo y de la fiesta, las

alegrías y las penas, las comilonas

en los bares y los bocadillos en el

bolso, era fácil olvidar que lo que

aquí reúne es que, un día como éste,

Jesús compartió con sus discípulos

la última cena. Al siguiente lo

crucificaron. Pan y vino. Comida de

pobres. Comida de crisis.

El 60% de los

policías locales se

da de baja en Jerez

el Jueves Santo

Los agentes, que han incrementado las

multas, mantienen una huelga de celo

contra la alcaldesa, Pilar Sánchez (PSOE)

53 de los 91 policías

que tenían que estar

prestando servicio

adujeron un ‘virus’

El Ayuntamiento

advierte de que será

«contudente» con los

agentes implicados

MANUEL ESTÉVEZ / Jerez

El Sindicato de la Policía Local

(SIP) de Jerez de la Frontera

cumplió su amenaza de emprender

protestas en plena celebración

de la Semana Santa para expresar

su disconformidad con la

actitud de la alcaldesa del PSOE,

Pilar Sánchez, que se negó a firmar

un principio de acuerdo alcanzado

el pasado martes entre

este sindicato –mayoritario en el

092– y la concejal de Seguridad,

la también socialista María del

Carmen Martínez.

Los agentes protestaron no

presentándose en su mayoría en

su puesto laboral. Cerca de un

centenar de policías locales tenía

turno de servicio en la tarde del

Jueves Santo, pero sólo un 20 por

ciento fue a trabajar. El resto se

dio de baja y no acudió alegando

enfermedad, lo que provocó que

la ciudad gaditana se quedase casi

sin efectivos en unos de los días

más complicados del año. El

extraño virus afectóa53delos

91 agentes que tenían turno ese

día.

El secretario general del SIP,

Alfonso Lozano, advirtió de que

esta medida «sólo muestra que la

plantilla del 092 está más fuerte

y más unida que nunca», y anunció

que los agentes continuarán

con la huelga de celo que han llevado

a cabo durante la Semana

Santa y que ha provocado un aumento

considerable de las multas

a particulares.

Desde el pasado miércoles, la

Policía Local ha tramitado más

de 200 sanciones, sobre todo por

vehículos mal estacionados, como

forma de protesta por las

promesas «incumplidas» en materia

de horario laboral o vehículos.

También reclaman un repetidor

de radio para la zona sur de

la ciudad.

El Ayuntamiento, mientras tanto,

ha tachado de «extremadamente

graves» e «intolerables»

estos hechos, porque «menoscaban

los derechos ciudadanos de

una forma perniciosa y arbitraria».

María del Carmen Martínez

aseguró, asimismo, que «las reivindicaciones

laborales de cualquier

colectivo son respetables

en el marco de cualquier negociación»,

como la cerrada el pasado

martes con dicho sindicato.

No obstante, la edil responsabilizó

al SIP de la ruptura de este

acuerdo.

A su juicio, las últimas acciones

llevadas a cabo por la Policía

Local son «injustificables» y

«reprobables», además de «inapropiadas»

para un cuerpo como

el 092 que «tiene entre sus

mandatos laborales y legales los

de velar por la salvaguarda e interés

de la seguridad de la ciudad».

La concejala recordó también

que la Policía Local tiene diversas

funciones que se podrían definir

como institucionales y de

auxilio y asistencia al ciudadano.

Unas funciones que están definidas

en la Ley Orgánica de Fuerzas

y Cuerpos de Seguridad, concretamente

en el artículo 53.

Entre estos cometidos se encuentran,

según la edil socialista,

la protección de las autoridades

de las corporaciones locales y la

vigilancia o custodia de sus edificios

e instalaciones; la ordenación,

señalización y dirección del

tráfico urbano de acuerdo con las

normas de circulación o la instrucción

de atestados por accidentes

de circulación dentro del

casco urbano. Actuaciones que

son «de vital importancia» en este

caso por la alta congregación

de personas en eventos como la

Semana Santa, por lo que advirtió

que este asunto tendrá «consecuencias

administrativas contundentes».

A su vez, María del Carmen

Martínez lanzó un mensaje de

tranquilidad a la población por

cuanto «la seguridad ciudadana

se está garantizando de manera

ordenada y efectiva, gracias a la

colaboración de la Policía Nacional

de Jerez, con quien la institución

municipal mantiene un alto

grado de colaboración».

Por último, recordó que la Policía

no tiene derecho a la huelga,

por lo que los funcionarios podrían

haber utilizado un «subterfugio»

como éste para organizar

una protesta colectiva.

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.


EL MUNDO. LUNES 12 DE ABRIL DE 2010

31

ANDALUCÍA

Los candidatos del PP a la alcaldía de 139 municipios pequeños posan alrededor de Javier Arenas, ayer en su presentación en Sevilla. / ESTHER LOBATO

Arenas: «Si el PP gana las municipales

de 2011, tendrá el gobierno de la Junta»

Presenta a 139 candidatos de pueblos como sus arietes para lograr la presidencia en 2012

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Bajo el rótulo «Protagonistas del

cambio», el PP andaluz presen

ayer en Sevilla a 139 candidatos a alcaldías

de pueblos de las ocho provincias

con, por regla general, menos

de 10.000 habitantes, precisamente

la escala de territorio donde ha encontrado

más dificultades para conseguir

votantes en los 31 años de democracia

y, por el contrario, el PSOE

cuenta con más fidelidad electoral.

Para ganar las elecciones autonómicas

de 2012 y gobernar por primera

vez la Junta de Andalucía, el PP

necesita crecer en esos pueblos en

las municipales de 2011, y conquistarlos

si es posible. La llave del poder

autonómico la tiene ese mundo rural.

AsíloafirmóelpresidentedelPP-A,

Javier Arenas, ante los candidatos,

110 hombres y 29 mujeres, que se

presentaron en el centro de convenciones

Gran Sevilla, de los que 42 ya

son regidores. «Si por primera vez en

la historia el PP gana las elecciones

municipales en Andalucía», estos

pueblos le estarán dando a él mismo

«el gobierno de la Junta y a Rajoy el

gobierno de España».

Dice que «el partido de

la corrupción se llama

PSOE» y «Chaves ha

sido el mayor cacique»

Antes que Arenas, subió al estrado

un candidato por cada provincia para

poner cara al mensaje del PP de

que es una alternativa real en comarcas

donde hasta ahora la derecha ha

parecido proscrita. En nombre de los

candidatos de Jaén, José Robles, de

Úbeda, dijo: «Mis compañeros se dejan

la piel por representar al Partido

Popular en la provincia más socialista

de España». Y, adueñándose y

dándole la vuelta a una imagen histórica

de la izquierda, la que identifica

el cortijo con el señorito abusivo de

derechas, afirmó que quieren «derribar

de una vez por todas el cortijo socialista

de Andalucía».

José Antonio Mena, alcalde de Benahavís,

municipio de la Costa del

Sol malagueña, presumió de que allí

tiene un superávit de «40-50 millones

de euros» y afirmó que los regidores

de su partido «nunca» arruinarán las

arcas municipales con «medidas populistas»

que provocarán déficit a

cambio de garantizarles el poder.

En el acto de ayer se repitió la costumbredelPPydelPSOEdedenunciar

los casos de corrupción del rival

pero silenciar o minimizar los propios.

No se mencionó ni el caso Gürtel

ni a Jaume Matas, como en los

mítines del PSOE no se mienta la podredumbre

interna tampoco.

Con todo, sonó convincente la denuncia

del candidato de Burguillos,

Domingo Delgado, que explicó cómo

allí han sufrido «los mayores casos

de corrupción de la provincia de Sevilla»,

que le costaron al regidor José

Juan López su inhabilitación. «Montaron

empresas entre concejales y

socialistas que compraban con dinero

negro, con dinero de las arcas municipales,

terrenos no urbanizables

que a los ocho días se convertían en

urbanizables». «Más que un partido,

parecen una panda de malhechores.

El nombre de mi pueblo ha sido ensuciado

por los socialistas», dijo Delgado,

mostrándose seguro de que,

tras haber pasado de cero ediles a

tres, el próximo año será alcalde.

El candidato de Sevilla, Juan Ignacio

Zoido, vio al PP a un paso de la

Junta: «El que ejerce de presidente,

el que lleva la iniciativa, es Javier

Arenas». Y éste, presentando al PP

como fuerza regeneradora de ciudades

afectadas por la corrupción, afirmó

que ganarán en Estepona y El

Ejido como antes en Marbella.

Arenas se aplicó luego a la acusación

gruesa: «En Andalucía sabemos

muy bien que el partido de la corrupción

se llama PSOE». Y añadió sobre

el ex presidente de la Junta: «Chaves

ha sido el mayor cacique». «En Andalucía,

un millón de parados, en el

PSOE, pleno empleo», criticó.

Elder del partido afirmó que «el

PSOE cada vez es menos Goliat y el

PP cada vez menos David» y puso

como ejemplo: «Goliat ha presentado

cero candidatos y nosotros, 260».

A éstos les reclamó que no aspiren «a

ganar las elecciones, sino a gobernar»,

recordándoles que sólo la mayoría

absoluta les garantiza el poder.

El PSOE no

repetirá candidato

en las capitales,

salvoenJaén

>La alcaldesa de Jaén, Carmen

Peñalver, se perfila como

la única cabeza de cartel

que repetirá en el PSOE-A al

frente de las candidaturas

del partido en las ocho capitales

andaluzas en las elecciones

municipales de mayo

de 2011 respecto a los

últimos comicios locales celebrados

en 2007, informaron

a Europa Press diversas

fuentes socialistas.

>No volverán a ser alcaldables

los candidatos de hace

cuatro años que han dejado

la política local en Granada,

Javier Torres Vela; Huelva,

Manuela Parralo, y Málaga,

Marisa Bustinduy, mientras

que el alcalde de Sevilla, Alfredo

Sánchez Monteseirín,

ya ha anunciado que no repetirácomocandidato.Estas

fuentes dan por hecho que

tampoco repetirán los portavocessocialistasenAlmería,

José Antonio Amate; y Cádiz,

Rafael Román, así como el

primer teniente de alcalde

de Córdoba, Rafael Blanco.

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.


Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.

34

ANDALUCÍA

EL MUNDO. LUNES 12 DE ABRIL DE 2010

Un puñado de

terratenientes acapara

el negocio: hasta 12.000

euros al año por ‘molino’

Las eólicas pagarán

al Ayuntamiento

medio millón anual

por 220 megavatios

Mayorales de una finca de Medina Sidonia conducen un rebaño de toros de lidia junto a varios de los 75 aerogeneradores instalados en la localidad. / FERNANDO RUSO

Lo que el viento les de

Medina Sidonia lidera la conversión de la comarca gaditana de La Janda en ‘cultivo’

eólico ante el parón del campo y el ladrillo. Ya hay 250 aerogeneradores de 400 previstos

EDUARDO DEL CAMPO / Medina Sidonia

Durante milenios, Medina Sidonia,

elevada a 340 metros de altitud en

una atalaya desde la que la vista domina

la Bahía de Cádiz, los valles

ahora verdes de La Janda y los picachos

de la sierra de Grazalema, vivió

de la tierra y, en los últimos lustros,

también del ladrillo. Pero eso se acabó.

La construcción ya no es una panacea

y las fincas de los terratenientes

en el antiguo Ducado de Medina

Sidonia generan pocos empleos, se

lamenta en la plaza del Ayuntamiento

el jornalero jubilado Agustín Macías.

«Aquí lo que daba trabajo era la

remolacha, pero se ha perdido. Aquí

el campo está acabado. Trigo y pipas,

pero eso no da jornales».

Esta tarde de viernes sopla el viento

de Levante y su fuerza arrecia conforme

uno sube cuestas en busca de

las ruinas del castillo. Es como si alguien

invisible le fuera sacudiendo el

cuerpo. La cabeza zumba, pero una

señora que pasa con el pelo alborotado

se ríe, en el fondo orgullosa de la

ventolera de su pueblo. «¡Esto es lo

más flojo que hay aquí!». Pues cómo

será en los días huracanados.

Había que aprovechar esa energía

loca. Y en éste y otros municipios de

la comarca gaditana de La Janda, siguiendo

los pasos pioneros de Tarifa,

han girado la vista de la tierra al cielo

y en los últimos años han empezado

a cultivar el viento. Los surcos del

aire convierten el empuje del Levante

o del Poniente en energía eléctrica

limpia y renovable.

En la cima del castillo, el viento casi

hace perder pie. Desde aquí se

aprecia cómo este cambio estratégico

en la economía local de la mano

de la energía eólica ha modificado el

paisaje, poblado ahora, sobre todo

junto a la Autovía 381 Jerez-Los Barrios,

por varios cientos de aerogeneradores,

que parecen tótems de la

tecnología verde con su soporte de

medio centenar de metros de alto y

su trío de aspas gigantescas.

¿Merece la pena? Sí, dice la dependienta

de una tienda de recuerdos

donde venden molinillos de juguete.

Ella no ha escuchado quejas y se

muestra a favor: «Todo lo que no sea

contaminar, me parece bien». En Medina

Sidonia no hay rechazo organizado

a las «eólicas», al contrario que

en otras localidades, como Vejer,

donde algunos empresarios turísticos

protestaron en 2002 alegando que

habían colocado los aerogeneradores

demasiado cerca de sus establecimientos

y que su zumbido e impacto

visual molestaban, una protesta que

la asociación El Quijote contra los

molinos repite estos días en Antequera

para, con apoyo de IU, impedir

que los pongan al sur del Torcal.

No ha habido manifestaciones en

Medina, pero un disgusto resignado

sí que hay, dice en la Peña Madridista

Carlos Dávila, encargado de almacén.

«Se han cargado la vista, y lo dice

todo el mundo». Afirma que la instalación

de los aerogeneradores

corrió a cargo de empresas especializadas

«de fuera» y que los molinos

«han beneficiado al que ya tenía dinero».

Las empresas energéticas pagan

un canon anual de entre 6.000 y

12.000 euros por aparato al dueño de

la finca donde está instalado, y los

agraciados con esa renta caída del

cielo son sólo un puñado de latifundistas

y ganaderos taurinos que ya

La contaminación lumínica de la energía limpia

eran ricos. Un propietario que cobre

9.000 euros por molino y tenga 20 de

ellos ganará al año 180.000 euros, 30

millones de pesetas, sin hacer nada.

Los 75 molinos de Medina suponen

unos 675.000 euros a repartir cada

año entre unos pocos propietarios,

que el alcalde cifra en «siete u

ocho», entre ellos las familias Domecq

y Bohórquez. Sus fincas tienen

entre 1.500 y 3.000 hectáreas y varias

se dedican a la cría de toros de lidia.

Como El Machorro, La Zorrera, de la

ganadería Cebada-Gago, o Los Alburejos,

donde Álvaro Domecq cría su

ganadería Torrestrella.

El alcalde, Francisco Carrera, también

presidente de la Mancomunidad

de La Janda, explica en la sede local

del PSOE que lo ideal habría sido

que los aerogeneradores se fabricaran

aquí y que la propiedad de la tierra

estuviera más repartida, pero

aclara que todos se benefician, porque

el Ayuntamiento (16 millones de

presupuesto) ingresa 345.000 euros

anuales y llegará a 506.000, «un alivio»

para las arcas públicas, sobre todo

después de que cayeran los ingresos

por licencias de obras.

Carrera explica que a principios de

la década se formó en la comarca

«una marabunta», porque muchos

querían molinos en su terreno. Abundaban

los «conseguidores» y las presiones

de los intereses particulares,

recuerda. Él se felicita de que se pusiera

coto a esa especulación eólica

mediante un plan de ordenación supramunicipal

que pagó la Diputación

y aprobó la Junta. Además, cada pueblo

puso sus condiciones: en Medina

Sidonia no habría molinos en la vista

hacia el Atlántico ni a menos de seis

kilómetros del casco urbano.

Las compañías (menciona a

Iberdrola, Sevillana-Endesa, Hidronorte,

Iberdrola, ByC...) pagan a los

ayuntamientos en concepto de impuestos

y licencias una cantidad única

por molino de 13.000 euros, a lo

que, durante los 25 años de vida prevista

de estos parques eólicos, se añaden

2.300 euros al año por megavatio.

En el pueblo hay ya instalados

150 de los 220 megavatios de potencia

que le autoriza el plan. Han puesto

en marcha en tres años 75 aerogeneradores.

Es donde más hay en La

Janda. También han plantado eólicas

en Vejer, Alcalá de los Gazules y San

José del Valle. En la comarca ya trabajan,

calcula Carrera, entre 250 y

280. Se llegará a 400, con una potencia

total de 600 megavatios, el equivalente

a una central térmica de gas.

Ahora, avanza el alcalde, estudian

otro plan supramunicipal para instalar

parques solares (el primero, apunta,

ya se está haciendo en Vejer), con

lo que se consolidaría la «apuesta decidida»

por la economía verde:que

les den de comer el viento y el sol.

Los limpios aerogeneradores también ‘contaminan’.

De luz. Quien conduzca por la Autovía 381

comprobará que de noche el cielo se llena de un

archipiélago de ráfagas blancas que, como los

flash en un estadio, pueden distraer al conductor.

Son las balizas luminosas con que se advierte

a posibles aeronaves de la presencia de los

‘molinos’. Las quejas han hecho que el alcalde de

Medina Sidonia se haya dirigido al Ministerio de

Fomentoparaqueordenealascompañíasreemplazar

esas luces por otras fijas y menos molestas.

Fomento le ha dado la razón. Tendrán, dice

Francisco Carrera, seis meses de plazo para acabar

con ese parpadeo nocturno. A algunos aerogeneradores

ya les han cambiado la luz parpadeante

por otra fija de color rojo. Aunque la mayoría

sigue chisporroteando. En la venta Chiquito,

en la pedanía jerezana de Gallardo, su veterano

dueño ve desde el mostrador los flashes de

los molinos de enfrente, pero dice que no le molestan.

Al contrario, que «dan compaña» en mediodeestaoscuridadruralyquenosenotasuruido

porque el más cercano está a dos kilómetros.

Deloquesequeja,bromeando,esdequeeldinero

por tenerlos en su finca va a unos pocos pese

a que su presencia llegue a todos. Aquí pagan

9.000 euros por aparato y hay quien tiene 20.

Los que más, las fincas La Matanza, deEl Canito’

de Alcalá de los Gazules, y Doña Benita, de ‘Agarrao’

de Jerez. Dinero fácil. «Sólo hay que poner

la mano, nada más», dice. Y sonríe pícaro: «¡Deberíanrepartiralgoalosvecinosmáscercanos!».


24

ANDALUCÍA

EL MUNDO. MIÉRCOLES 14 DE ABRIL DE 2010

El ‘duce’ Franco en el Rectorado

Trabajadores de la Universidad de Sevilla y la Plataforma por la República tapan una

losa dedicada al dictador para exigir al rector que quite los símbolos franquistas

Protesta de

chirigotas contra

el Ayuntamiento

de Sevilla

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

A las doce en punto, José Escalera,

funcionario de la Universidad de Sevilla

y miembro de la Coordinadora

de Trabajadores de Andalucía, se subió

a lo alto de la escalera de mano

que le había traído un compañero y

tapó con una gran lona blanca y un

crespón negro una lápida de más de

dos metros de altura que desde 1965

luce en una pared del transitadísimo

patio del Rectorado.

Muy pocos se han dado cuenta en

todos estos años de lo que decía el

mensaje en latín cincelado en esa losa,

y, también, la información que esa

losa ocultaba. La colocaron hace 45

años para honrar al «duce», al «caudillo

español» Francisco Franco por

recuperar el edificio de la antigua Fábrica

de Tabacos al convertirlo en sede

principal de la Universidad Hispalense.

Pero donde unos leían sólo la

alabanza al dictador por su «regalo»,

otros distinguían el envés invisible de

la inscripción, el que debería hablar

de los profesores, funcionarios y estudiantes

fusilados, detenidos, purgados,

expulsados a raíz del golpe franquista

y la larga represión de sus cuarenta

años de dictadura.

Casi medio siglo después de que

colocaran esta losa, ayer, dicen que

hartos de esperar a que el rector, Miguel

Luque, haga caso a la recomendación

que le hizo el año pasado la

comisión universitaria sobre memoria

histórica para que, con apoyo del

claustro, retire los símbolos franquistas

en aplicación de la Ley estatal de

2007, un grupo de trabajadores, estudiantes

y antiguos alumnos del centro

universitario, apoyados por varias

asociaciones de izquierda integradas

en la Plataforma Sevilla por la República,

dio el paso de retirarla de la vista

por su cuenta.

Un funcionario de la Hispalense celebra ayer puño en alto el acto para tapar la polémica lápida franquista. / FERNANDO RUSO

La inscripción en el patio del Rectorado que honra a Franco por convertir la

fábrica de tabacos en nueva sede de la Universidad de Sevilla. / FERNANDO RUSO

‘Homenaje a los perseguidos’

El funcionario rebelde se bajó de la

escalera y leyó un mensaje ante medio

centenar de personas: «Con este

acto rendimos homenaje a todos los

trabajadores y miembros de la comunidad

universitaria que fueron perseguidos

y represaliados por el franquismo

y manifestamos nuestra más

enérgica repulsa a los símbolos franquistas

que quedan en la Universidad

de Sevilla». El trabajador criticó

que el rector no haya ordenado quitar

estos restos franquistas en aplicación

de la ley y «como aprobó el

claustro». Detrás de él, dos jóvenes

sostenían una cartel: «Símbolos fascistas

fuera de la Universidad».

El claustro aprobó el pasado octubre

condenar las sanciones de la dictadura

a los miembros de la comunidad

universitaria y rehabilitar a los

represaliados, pero no mencionaba

el asunto de los símbolos. Sí aparecían

explícitamente, con la recomendación

al rector de revisarlos y, en su

caso, suprimirlos, en el informe de

marzo de 2009 de la comisión asesora

de la Hispalense para la recuperación

de la memoria histórica.

Los organizadores de las protestas

de ayer subrayan que la Ley obliga

desde hace tres años a las instituciones

a eliminar los rastros de ensalzamiento

a los represores y sostienen

que éstos lo son. Detallan que, además

de la losa del Rectorado, hay

otros cuatro inscripciones y escudos

del régimen en edificios universitarios:

también en la antigua fábrica de

tabacos, un escudo con el águila, las

flechas y el yugo falangistas en el

frontispicio de entrada de la Facultad

de Filología (donde hoy pone Facultad

de Ciencias) y otros elementos en

la residencia universitaria femenina

Cristo del Buen Aire, en el Colegio

Mayor Hernando Colón (campus de

Fue emocionante el testimonio

en el acto de

Juan Antonio Velasco,

de 84 años, jubilado del

Banco Español de Crédito

y militante antifranquista

que sufrió

cárceles y torturas. Bajo

la losa del Rectorado

dedicada a Franco, recordó

que el dictador y

sus seguidores no enriquecieron

la educación

Fusilaron a los dos mejores maestros

sino que, muy al contrario,

masacraron a miles

de docentes. Como a su

padre, Antonio Velasco

Martín, maestro y catequista

católico fusilado

el 8 de septiembre de

1936 por sus ideas izquierdistas

en La Sauceda;osuamigoLeón

Trejo, profesor de esta

Universidad, también

fusilado por ‘rojo’. Am-

Reina Mercedes) y en la Escuela Politécnica,

en Los Remedios.

Jesús Ruiz, de la Unidad Cívica

por la República, había traído una

traducción de la lápida del Rectorado:

«En 1965, el general [duce] español

Franco designó en estos recintos

el asentamiento de la Universidad

Hispalense y con esta nueva dádiva

se han conservado las admirables antigüedades

del pasado». Luego él introdujo

sus apostillas críticas al texto:

«¡La educación no es una dádiva,

es un derecho! ¿Qué coño regalo? Esto

no era de Franco, este edificio era

de todos los sevillanos».

Hasta el regreso de la democracia,

la mayoría del personal administrativo

de la Universidad lo formaban

«excedentes de las Fuerzas Armadas,

guardias civiles y policías armadas

retirados», recordaba un trabajador

ya jubilado.

Leyeron un poema de Miguel Hernández

y luego se sucedieron varios

testimonios, que incluyeron muestras

de apoyo al juez Garzón. Un joven

licenciado en Filosofía y miembro

de la Unión de Juventudes Comunistas,

Fernando Crevillén, dijo

que jamás en su vida de estudiante se

había fijado en esta lápida y que gracias

a la denuncia de las asociaciones

se había dado cuenta de su injusta

presencia: si hay que poner una placa

dedicada a Franco, «que sea para

recordar a sus víctimas», dijo.

Hasta ayer, miles pasaban junto a

la losa con indiferencia. Ahora, tapada,

invita a averiguar qué dolor había

escondido detrás del «duce». A lo

mejor no habría que quitarla: sólo escribir

a su lado la historia callada.

DELMUNDO.es

/elmundo/andalucia.html

Z Vídeo:

VealaprotestaenelRectorado.

bos eran excelentes:

habían sacaron los dos

primeros puestos en la

oposición de magisterio,

recordó el octogenario,

que se quedó

huérfano con 10 años.

Al periodista le contó

luego que su tío materno,

Francisco Díaz Salazar,

que había sobrevivido

a un fusilamiento y,

herido, había conseguido

llegar hasta la casa

de sus padres en Dos

Hermanas, le daba ánimos

un día, para que

ayudara a su madre y a

sus tres hermanos y hermanas

pequeños a salir

adelante. Al día siguiente,

se lo llevaron detenido.

Lo fusilaron por segunda

vez en la carretera

de Dos Hermanas a

Alcalá. Un panadero le

dijo a la familia que lo

había visto en la cuneta

con los sesos fuera.

Sevilla

Las declaraciones realizadas

hace unos días por la segunda

teniente de alcalde y concejal

de Fiestas Mayores y Turismo

del Ayuntamiento de Sevilla,

Rosamar Prieto-Castro, en las

que comparaba las letras del

grupo «proetarra» Los Chikos

del Maíz –según el PP– con las

de los grupos que actúan en el

Carnaval de Cádiz siguen levantando

ampollas. Los últimos en

unirse a las críticas han sido las

chirigotas sevillanas, los autores

sevillanos y la peña de Carnaval

de Sevilla, que, a través de un

comunicado de prensa, mostraron

su «más absoluta decepción

y total falta de sintonía» con las

palabras de la concejal.

En concreto, las polémicas

declaraciones de la concejal socialista

que han despertado la

indignación de este colectivo

fueron las siguientes: «A pesar

de que den leña [en referencia

al grupo Los Chikos del Maíz]

no son los únicos, porque en los

carnavales de Cádiz se da leña

y no meten en la cárcel a ninguna

chirigota».

Por ello, las chirigotas sevillanas,

los autores sevillanos y la

peña de Carnaval de Sevilla quisieron

recordar que sus letras

«poco o nada tienen con ver con

otras que atentan contra la sensibilidad

de las víctimas del terrorismo.

Es más, nuestra crítica

siempre va en dirección a la

salvaguarda de los más débiles,

puesto que es evidente que las

víctimas son la parte más débil

de la barbarie terrorista.

En este sentido, el colectivo

aclaró que los autores de Carnaval

«siempre han demostrado

su valentía en la temática terrorista

y su desprecio a ETA con

innumerables letras poniendo

de manifiesto su sentir de rechazo,

repulsa y condena ante

todo lo que rodee al terrorismo».

Así, esperan que Prieto-

Castro «se informe mejor antes

de hacer declaraciones que aludan

a las chirigotas».

Por último, los autores sevillanos

aseguraron sentirse «muy

tristes de que una representante

municipal haya puesto en

comparación a unas chirigotas

compuestas desde el humor y la

crítica social más honesta con

unas letras de dudosísimo gusto

que en ningún caso se cantarían

en las tablas del Gran Teatro

Falla». «En muchas ocasiones,

la ignorancia resulta muy

osada», sentenció el colectivo.

Por su parte, el portavoz del

PP en Sevilla, Juan Ignacio Zoido,

se sumó ayer a la petición de

la ex alcaldesa y senadora popular,

Soledad Becerril, de que el a

alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín,

dimita como presidente

de la Fundación Contra el Terrorismo

y la Violencia Alberto

Jiménez-Becerril dada su «autorización»

y posterior «silencio»

ante el concierto.

Impreso por Eduardo Delcampo Cortés. Prohibida su reproducción.


30

EL MUNDO. LUNES 19 DE ABRIL DE 2010

ANDALUCÍA

El mexicano Yankarlo Bell’s, en su actuación como ‘ángel’ en el Gran Circo Mundial. / REPORTAJE GRÁFICO: FERNANDO RUSO

En las sombras del circo se hizo la luz

Los artistas del Gran Circo Mundial muestran cómo es su vida dentro

y fuera de la pista y los sacrificios cotidianos que sostienen la ilusión

La trapecista brasileña Tatiana Lopes y su hijo, entre bambalinas.

El «oso humano» y su domador ruso.

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Es maravilloso asistir desde las gradas

al espectáculo que florece dos o

tres veces cada día en el pequeño orbe

del Gran Circo Mundial, dentro

del doble círculo concéntrico que forman

su pista de 13 metros de diámetro

y su carpa de 44, en este vértice

de todas las miradas y todos los focos

donde domadores, trapecistas, malabaristas

y payasos refulguen en la oscuridad

con sus trajes de colores. Pero

detrás del telón se desarrolla otra

función apasionante que el público

no ve: cómo son las vidas ambulantes

de estos fabricantes de sueños.

Son las nueve y media de la mañana

en la Feria de Sevilla pero Daniel

Chen, portugués de 38 años nacido

en la italiana Saló y políglota de cinco

idiomas, nieto de un circense chino

que trajo a Europa «la primera

troupe» oriental huyendo de la revolución

comunista, viste ya su impecable

traje de presentador y espera en

el circo aún vacío, porque a las 10.30

hay función especial para escolares.

Cuenta que las condiciones del oficio

han mejorado desde que él estudiaba

a salto de mata en los colegios

de las ciudades de Europa por las

que giraba el circo de su familia y

participaba en seis y siete funciones

al día haciendo cabriolas con patines,

volteretas con caballos o trucos de

magia. Ahora las funciones son dos

o tres y la quincena de niños y adolescentes

del Gran Circo Mundial

que viajan con sus padres tiene una

profesora y un profesor fijos que les

pone el Ministerio de Educación para

que estudien en una roulotte.

Aun así, ésta sigue siendo una vida

«muy dura», dice Chen, que hoy, retirado

de las acrobacias, ejerce de

presentador bajo los focos y de conductor

de camiones cuando se apagan

y hay que desmontar el campamento

y llevarlo a la próxima ciudad.

Si hubiera estudiado, él no habría seguido

la tradición de su familia.

En cambio, otros renunciaron a

una carrera universitaria por sentir la

caricia de los aplausos y los gritos de

entusiasmo de los niños. Como el

mexicano Yankarlo Bell’s, de 30

años, cuarta generación de circenses

pero que no había prestado atención

a este mundo hasta que a los 17 de

sus estudios de Administración de

Empresas y se fue con su tío para

que le enseñara a ser trapecista.

Comienza la función. Llenan las

gradas mil niños, 300 adultos y 16

ancianos traídos por la Unidad de Estancia

Diurna Guadalquivir cuyos

rostros expresan hoy la ilusión remota

de su infancia. Dan sentido a todo

este tinglado que es áspero cuando

ellos no están. Yankarlo vuela con su

«poesía aérea». Luego vuelve a la oscuridad

de la trastienda, enamorado

de su oficio. «No hay nada que no me

guste del circo. En Venezuela, una niña

al verme actuar con alas pen

que yo era un ángel, y lloró; me dio

mucho sentimiento. Soy normal, pero

ahí dentro me transformo».

Hay niños también a este lado, como

los pequeños que la pareja checa

de Los Falttonys traen en un carrito

que aparcan junto a los monociclos.

Y la trapecista brasileña Tatiana Lopes

de Souza sostiene en brazos a su

pequeño Alejandro, al que cuidará su

otra hija, de 7 años, cuando le toque

actuar. Tatiana cambió el baile por el

circo cuando conoció a su marido

trapecista, con el que forma el Dúo

Angels. Recorrieron Brasil antes de

fichar por el español Circo Mundial.

Hay una gran diferencia: en Brasil

los animales están prohibidos en los

circos pero en España son su mayor

reclamo. «Es lo primero que pregunta

el público, no qué artistas actúan,

sino qué animales traen». Tatiana dice

que está contenta con esta vida.

También lo está Miss Aurori, La

Reina del Circo: Aurori Papadepoulos,

nieta de circense griego, trapecista

desde los 8 años, hoy conductora

acrobática de caballos y elefantes y

madre de Natalia y Noelia, de 12

años, que simultanean los estudios

con la actuación ecuestre. «En cuanto

llevo en mi casa de Madrid tres o

cuatro días, nunca más, se me cae la

casa encima y ya estoy deseando salir».

Dice tras actuar con sus cinco

elefantes que tratan bien a los animales

y que en España no los prohibirán

mientras haya corridas de toros.

Ella formaba pareja artística con su

marido, José Manuel, hijo del dueño

del circo, el histórico José Manuel

González, hasta que él murió hace

ocho años en un accidente de coche.

Sigue el trajín. Enrique Polo prepara

a su tigre y su león albino para su

número de magia. Una gigante húngara

representa un gag conunhombre

bajito, escayolado y con el cartel

«recién casados» al que finge tratar

como a un títere. El matrimonio ruso

Sidelnikov baja del trapecio y se pone

las chanclas que le trae su hijo Jenia,

de 19 años, que estudia a distancia

segundo de Bachillerato y planea

vivir de sus diabolos hasta los 25

años y luego retirarse para trabajar

de economista. Y el portugués Charly

Carloto, 48 años, aguarda serio en

la penumbra con su nariz postiza el

momento de saltar a la pista con su

otra cara, la del payaso que se gana

la vida haciendo reír a los demás.

Con su casaca roja, el donostiarra

Luis Moreno, 40 años de circo, parece

imponente y severo, hasta que saca

a relucir ante el visitante el corazón

dolido que hay debajo. Recorrió

el mundo haciendo de Carablanca,

el payaso serio, y hoy es locutor. El

circo le dio una vida pero lo ha dejado

solo: los amores quedaron atrás,

y entre fundar una familia y seguir su

camino, eligió lo segundo. Eso deja

«Una niña pensó que

yo era un ángel. Soy

normal, pero ahí

dentro me transformo»

«No todo son

lentejuelas y trajes

bonitos. Pero esto se

te mete en la piel»

heridas hondas. «No todo son lentejuelas

y trajes bonitos». Pero no puede

remediarlo: esto, añade tocándose

la muñeca, «se te mete en la piel».

Hay crisis y sin embargo el circo

está lleno. Porque un sueño amasado

con tanto sudor no puede defraudar.

DELMUNDO /elmundo/andalucia.html .es

Z Vídeo:

Vea el circo por dentro.


28

ANDALUCÍA

>EL DRAMA DEL PARO / El reportaje

EL MUNDO. MARTES 4 DE MAYO DE 2010

De izquierda a derecha, Elisa María y Miriam Chía, y María Jesús y Manuela Cascajosa, con la hija de ésta, Sheila, en el pueblo sevillano de Lantejuela. / EDUARDO DEL CAMPO

Cuando la juventud ya sólo

sueña con tener un trabajo

Jóvenes paradas de Lantejuela, pueblo sevillano con el 45% de

paro, cuentan cómo lograr empleo digno parece hoy una quimera

EDUARDO DEL CAMPO / Lantejuela

Son jóvenes, son mujeres y viven

en un pueblo de interior, así que

hay muchas probabilidades de que

también estén paradas, como lo está

el 48% de la juventud andaluza

menor de 30 años, el 40% de la española

y el 20% de la europea (en

este caso, menores de 25). La triste

predicción se cumple a rajatabla

con estas cuatro amigas que bajan

por una calle del centro de Lantejuela.

En este municipio de la Campiña

sur de Sevilla con 3.852 habitantes

había casi pleno empleo antes

de la crisis gracias a la

construcción en la Costa del Sol y

las empresas locales de carpintería

o materiales, pero ahora la tasa de

desempleo ha sobrepasado un brutal

45 por ciento de la población activa.

En ese porcentaje están hundidas

también ellas cuatro, las hermanas

Manuela y María Jesús

Cascajosa, de 32 y 30 años, y Míriam

y Elisa María Chía, de 23 y 21.

Manuela, que va con su hija pequeña

de la mano, cuenta que no

ha encontrado un trabajo con contrato

desde hace por lo menos tres

años, y que los jornales que esperaba

este invierno recogiendo aceitunas

los perdió por culpa del temporal

de lluvias. Encima, las mujeres

se están viendo discriminadas

y relegadas a la hora de acceder al

trabajo disponible en el campo:

«Lo poquillo que hay es para los

«En lo que he

estudiado, aún no he

trabajado; estoy harta

de enviar currículums»

hombres», dice sin reproches. A

ellas apenas les están quedando

las cocinas de los bares, para trabajar

en días de celebraciones los

finesdesemanaa8euroslahora,

o la limpieza de casas aquí y en la

capital, al mismo precio.

Ella pertenece a ese extenso colectivo

de los que tienen sólo la formación

mínima: sacó el graduado

escolar y se puso a trabajar, en el

campo y de camarera. Pero la falta

de oportunidades laborales es un

muro que aplasta y frustra tanto a

los que dejaron los estudios como a

los que los tienen de sobra. Como

su hermana María Jesús. «Soy titulada

en auxiliar de enfermería y

ayuda a domicilio, pero no me valen

para nada», dice con una mezcla

sorda de hastío y rabia, junto a un

solar vallado y tapias de ladrillo visto

que parecen un paisaje alegórico

de la situación de todas ellas, atrapadas

en la indeseada quietud de

los lugares donde no crece nada.

El único trabajo que ha conseguido

María Jesús desde que empezó

la crisis han sido algunas

peonadas en la aceituna, a 42 euros

limpios el día. Antes, explica,

trabajó en una fábrica local de ropa.

Y, hace tres años, en un supermercado

local, donde durante un

año tragó todos los ingredientes

del trabajo precario juvenil. La explotación.

«Me pagaban 300 euros

al mes por 10 horas diarias y parte

del sábado, y me daban de alta sólo

medio día». Y eso que eran los

tiempos de la supuesta bonanza.

Hizo auxiliar de enfermería en el

centro de formación profesional de

Osuna, luego se pagó un curso a

distancia de ayuda a domicilio y

ahora cursa otro sobre tratamiento

de enfermos de Alzheimer. Pero

nada. «En lo que yo he estudiado,

todavía no he trabajado. Estoy harta

de enviar currículums. Siempre

están los mismos».

Cómo no sentir frustración. Los

yacimientos de empleo en la comarca

son muy limitados y cuando

se abre uno, sobran candidatos.

Abrieron centros comerciales en

Osuna y Écija y allí se fue ella, como

tantos y tantas, a entregar el

currículum, tienda por tienda. De

Lantejuela, cuentan, sólo se colocaron

dos en Écija, una de limpiadora

y otra en una tienda. A ella no

la cogieron. «No te llaman para nada.

Te aburres. Llega el día que dices,

ya no echo más nada, ¿para

qué? ¿Para gastar en fotocopias?».

«Me pagaban 300 euros

al mes por diez horas

diarias, y me daban de

alta sólo medio día»

María Jesús pide que «se reparta

más el trabajo», y protesta: «Traen

gente de fuera, rumanos, negros,

que les pagan más barato».

Juan Sánchez, de 29 años, ha

parado con su coche deportivo oscuro

para recoger a Elena, de 25,

otra amiga del grupo en paro. Él

está de suerte. Tras medio año en

el desempleo, acaba de conseguir

trabajo en una obra en la Costa

del Sol, la cantera laboral que sostuvo

al pueblo hasta el crack inmobiliario.

La mayoría de sus amigos

sigue en paro, mano sobre

mano cobrando la ayuda de los

420 euros. Ganaron mucho de albañil

pero ahora no tienen formación

para recolocarse en otro sector

con más futuro.

La trayectoria de Juan es similar

a la que siguieron decenas de miles

de jóvenes andaluces al rebufo

del boom de la construcción: estudió

sólo el graduado escolar, luego

se puso a trabajar en el campo e

inmediatamente lo dejó a los 16 o

17 años para ganar mucho más

como albañil en Málaga. Antes de

partir en el asiento del copiloto,

Elena, que ha estudiado para educadora

infantil, dice que el único

empleo remunerado que ha tenido

en los últimos meses fueron los

diez días de trabajo comunitario

que le tocaron en el reparto del

Ayuntamiento. Hay pocas alternativas.

Una de ellas, dice sin segundas,

es irse a coger espárragos al

campo, literalmente.

Míriam Chía, de 23 años, subraya

lo evidente: «La juventud tiene

muy difícil casarse y llevar una casa,

porque no hay medios». Miriam

estudió un grado medio de

formación profesional en administración

y trabajó tres meses en su

Ayuntamiento. «En mi vida, ésos

han sido los únicos meses en que

he estado contratada. Los otros

trabajos han sido fines de semana

de camarera, unas veces dada de

alta y otras no». Se

queja de que para acceder

a los cursillos retribuidos

del Plan Menta

de la Junta de Andalucía

hay que tener al

menos 6 meses cotizados.

¿A qué dedica entonces

sus largos días?

«Hacemos las tareas de

casa y ya está».

Su hermana menor,

Elisa María, de 21

años, también estudió

para auxiliar administrativo

pero el único

trabajo pagado que ha

conseguido es «un mes

limpiando un colegio y

fines de semana de cocinera,

en bodas y comuniones».

Energía reconcentrada,

desperdiciada, impotente,

siempre a la

espera. ¿Estarían dispuestas

a irse del pueblo

por un trabajo? Claro,

afirman. Míriam solicitó empleo

en la bolsa del Servicio Andaluz de

Salud ofreciéndose a trabajar en

cualquier provincia, cualquier centro.

No la han llamado.

Les pregunto cuál es su sueño.

Las hermanas Chía se conforman

con trabajar de administrativas y

poder independizarse. A Manuela

le encantaría tener un puesto de

trabajo y estudiar psicología o farmacia,

aunque le preocupa cómo

acceder a la universidad y cómo

iría a clase a Sevilla. María Jesús

añade: «Mi sueño es trabajar en lo

mío, en lo que yo he estado estudiando.

Si no, ¿para qué los madrugones?

Para recoger aceitunas

no he estudiado yo». La hija de

María Jesús, Sheila, de 6 años,

también quiere dar su respuesta:

su sueño es ser un día maestra.

Que esta realidad no se lo frustre.

Impreso por . Prohibida su reproducción.


S8

SEVILLA

EL MUNDO. JUEVES 6 DE MAYO DE 2010

Honran a los sevillanos asesinados

en los campos nazis, 65 años después

Una sencilla placa en la Diputación recuerda por fin a 80 víctimas de la provincia

EDUARDO DEL CAMPO / Sevilla

Antonio Jiménez Caro, de La Campana;

Antonio Barber Buira, de Sevilla;

José Antonio Falcón, de Cazalla

de la Sierra; Luis Barragán Sancho,

de Alanís; Manuel Montero

Márquez, de Aguadulce... No vieron

la liberación del campo de concentración

y exterminio nazi de

Mauthausen, en Austria, ocurrida

un 5 de mayo, como ayer, en 1945.

Para cuando los esclavos supervivientes,

muchos de ellos republicanos

españoles, derribaron las enseñas

nazis que presidían la entrada al

Lager, decenas de miles de compañeros

habían sido ya aniquilados allí

dentro: fusilados, gaseados o exterminados

por agotamiento y hambre.

Han tenido que pasar 65 años para

que los nombres de 80 víctimas

sevillanas del nazimo figuren en algún

lugar público que los recuerde

en su patria chica. Desde ayer, aniversario

de la liberación de

Mauthausen y sus campos cercanos

(Bergen-Belsen, Hartheim, Gusen,

Steyr), una placa reúne sus identidades

en la Diputación de Sevilla, pero

no en la fachada que da hacia la

calle, sino en una pared del pasadizo

que comunica los dos patios interiores

de su sede.

«Para que continúe viva su memoria

y el olvido no absuelva a los

verdugos», dice la placa dorada, en

la que figuran los emblemas de la

Diputación de Sevilla y de la Junta

de Andalucía, aunque la inscripción

hay que atribuirla sobre todo a la insistencia

de organizaciones civiles

como la Amical de Mauthausen,

De los 114 presos de

Sevilla deportados a

los mataderos nazis,

sólo sobrevivieron 34

que agrupa a los escasos presos aún

supervivientes, o al sindicato CGT.

Al acto de descubrimiento de la

placa asistieron familiares de los exterminados

y miembros de las asociaciones,

además del presidente de

la Diputación, Fernando Rodríguez

Villalobos; el consejero de Gobernación

y Justicia, Luis Pizarro, o el comisario

de la Junta para la Memoria

Histórica, Juan Gallo. El gobierno

andaluz espera que el resto de diputaciones

repita este homenaje con

las víctimas de sus provincias. Los

colectivos piden además que sean

ahora homenajeados en sus pueblos,

de los que se marcharon o huyeron

en la Guerra Civil, y a los que,

tras ser exiliarse en Francia y ser deportados

desde allí por los ocupantes

nazis con el apoyo del gobierno

franquista español, la mayoría jamás

regresó.

De los 1.494 andaluces (del total

de unos 6.000 españoles) que fueron

aniquilados en los campos de

Hitler en Europa, según el recuento

del historiador Ángel del Río, 114

Natividad Risco Martín señala el nombre de su tío Manuel en la placa a las víctimas sevillanas del nazismo. / JESÚS MORÓN

Un asistente al acto muestra la foto de Manuel Martín Rivas. / JESÚS MORÓN

eran de 33 municipios de la provincia.

Sólo sobrevivieron 34. Asesinarona76ya4losdesaparecieron.

Las primas Natividad Risco Martín

y Fraternidad Martín Delgado

enseñaban el retrato de su tío Manuel

Martín Rivas, camionero de El

Real de la Jara, aniquilado a los 32

años, el 6 de noviembre de 1941 en

el Lager de Gusen, «con la complicidad

del franquismo», precisa el cartel.

A su hermano, Higinio, ex policía

municipal, lo asesinaron los golpistas

españoles en 1936 por sus

simpatías izquierdistas, las que lo

llevaron por ejemplo a llamar a su

hija con el noble nombre de Fraternidad.

Nombre que, explica ella, tuvieron

que camuflarle después, durante

la larga posguerra, bajo el de

Ángeles, que es como todos la conocen

hoy en el pueblo. Ella y su hermanotenían3y4añoscuandomataron

a Higinio. Sólo recientemente,

dice, se enteraron de que su padre

está en la fosa común del cementerio

de Sevilla.

Agustín Roldán, de 85 años, fue el

encargado ayer de descubrir la inscripción.

Vio por última vez a su padre,

el agricultor Aureliano Roldán

Lozano, cuando tenía 11, en 1936. A

Aureliano lo buscaban para matarlo

por izquierdista y huyó junto a su

hermanodesucasaenelpueblo

granadino de Santa Fe, dejando

atrás a su mujer y a sus cinco hijos.

A su hermano lo mataron en la guerra.

Él cruzó a Francia, luchó en la

resistencia contra el invasor nazi pero

fue detenido y deportado a

Mauthausen, Gusen y, por último, el

castillo de Hartheim, donde, cuenta

su nieta Lola, hija de Agustín, usaban

a los presos para los peores experimentos.

La familia no supo qué había sido

de él hasta que recibieron una comunicación

del gobierno alemán en

los años 50, recordaba el anciano.

Junto a esa ausencia tuvieron que

sufrir la condena de tener que contar

su tragedia en silencio durante

los años del franquismo. Agustín,

que espera que pronto instalen en

Granada una placa como la de Sevilla,

lamentaba ayer que los reconocimientos

públicos han tardado «demasiado».

Exactamente, 65 años.

DELMUNDO.es

/elmundo/andalucia_sevilla.html

Z Vídeo:

Vea el acto y el testimonio de

los familiares de las víctimas

Francisco Ramos. / EL MUNDO

Francisco

Ramos Herrero,

un empresario

con olfato

JAVIER RUBIO / Sevilla

Francisco Ramos Herrero fue

un empresario con un agudo

olfato comercial. Con una innegable

vista –como las que ofrece

el establecimiento que hoy

sigue abierto– que lo llevó a

fundar en abril de 1956 el restaurante

Río Grande con 90.000

pesetas de inversión.

Ramos falleció en Sevilla el

lunes 3 de mayo a los 83 años.

Retirado del negocio de la restauración

hace tiempo, Paco

Ramos era muy conocido en el

mundo empresarial y social sevillano

merced a la vinculación

que mantuvo con el mundo del

fútbol y de las cofradías.

Había aprendido el oficio en

Los Corales, la Hostería del

Prado y el restaurante del Alfonso

XIII además de un periodo

en el templo gastronómico

del Madrid de la posguerra,

Jockey. Sus comienzos en la

margen derecha del río fueron

muy modestos: apenas ocho

mesas atendidas por él mismo

y un cocinero en los fogones.

Pronto, el restaurante despegó

pese a estar al otro lado del

río, cerca del nuevo barrio en

expansión de la ciudad, Los Remedios.

En el éxito de Río

Grande influyeron las continuas

visitas de la aristocracia

encabezadas por la duquesa

de Alba– y de artistas flamencos

encabezados por Lola Flores–,

que lo pusieron de moda.

LosPríncipesdeEspaña–el

título con el que Don Juan Carlos

y Doña Sofía se patearon el

país en vida de Franco– también

contribuyeron a acrecentar

la fama del local, en la cresta

de la ola a mediados de la

década de los 70.

Paco Ramos fue directivo del

Sevilla FC y ex teniente de hermano

mayor de la La Estrella,

ademásdehermanodelaMacarena,

el Gran Poder y las Cigarreras,

estaba en posesión de

la medalla del Mérito al Trabajo

y había sido distinguido con

el Tambor de Oro de la ciudad

de San Sebastián por su labor

al frente del restaurante que,

para siempre, irá unido a su

nombre. Su entierro tuvo lugar

ayer martes.


32

EL MUNDO. LUNES 10 DE MAYO DE 2010

ANDALUCÍA

El agricultor José Antonio Lara y su hijo Alfredo, en la campiña de Marchena (Sevilla) por donde pasa el oleoducto Rota-Zaragoza. / EDUARDO DEL CAMPO

Historias del oleoducto Rota-Zaragoza

Rehacen la principal conducción petrolífera de España medio siglo

después de que EEUU la construyera para abastecer sus bases militares

Un hito con la advertencia del riesgo de romper la conducción petrolífera. /E.DELC.

EDUARDO DEL CAMPO / Marchena

Antonio Rodríguez Martín, de 66

años, recuerda que cuando él era un

niño vinieron los americanos a Marchena

con grandes máquinas. ¿Qué

pintaban aquí? Corría 1955. Dos

años antes España y Estados Unidos

habían firmado el acuerdo de ayuda

militar, técnica y económica con el

que el régimen franquista se convertía

en protegido de la superpotencia

a cambio de permitirle disponer de

bases militares en suelo español, y

cuatro años después, en 1959, el presidente

estadounidense Dwight D.

Eisenhower abrazaría a Franco en la

histórica visita con la que el gobierno

del dictador terminaría de sellar

su redención internacional.

Como parte de la operación, Estados

Unidos construyó un oleoducto

a través de la península, el más largo

existente, para asegurar el estratégico

abastecimiento de combustible a

sus bases de Rota (Cádiz), Morón

(Sevilla), Torrejón de Ardoz (Madrid)

y Zaragoza. Entre 1965 y 1968

fue de estricto uso militar y sólo a

partir de entonces se abrió también

a fines civiles, hasta que en 1971 pasó

a propiedad del Estado español.

Tardaron diez años en hacerlo. Todo

el trabajo corrió a cargo de las

Fuerzas Aéreas estadounidenses, la

USAF, que envió a su propio personal

a abrir las zanjas y montar las tuberías.

Fueron esos trabajadores

americanos a los que Antonio Rodríguez

vio llegar un día al campo que

cultivaba con su padre, en la carretera

entre Marchena y Écija, en la provincia

de Sevilla. A su padre le preocupaba,

dice, cómo se las iban a

arreglar esos obreros y técnicos extranjeros

para hacer que la larguísima

tubería cruzara arroyos y ríos,

como el que discurre aquí al lado.

Pero a él se le ha quedado más

grabada otra escena, que describe

con la viveza de lo que parece haber

sucedido ahora mismo. Ocurrió que

un fornido obrero yanki se sentó junto

a él y su padre a la sombra de un

árbol para comer (él solo; los otros

miraban), y que, al empezar a mordisquear

una enorme manzana y no

apetecérsele más, se la dio al burro

para que se la comiera, ante el asombro

de los dueños del animal. «Le dio

el pero al burro, ¡y nosotros estábamos

sin comer!». No sabía el operario

del oleoducto que esos campesinos

que aún soportaban los efectos

de la posguerra pasaban hambre.

¿Les dejó alguna riqueza la construcción

entonces de esta infraestructura

energética, todavía hoy una de las

más importantes de España? Nada,

dice el veterano agricultor, que recuerda

que sólo había trabajadores

americanos. El mayor efecto en Marchena

fue sentimental, bromea, acordándose

de lo que se comentaba en

esos días: «¡Se han ido dos chavalas

con la gente del petróleo!».

Medio siglo después, «la gente del

petróleo» ha vuelto a pasar por aquí:

son los trabajadores, muchos de ellos

portugueses, dice, que han tendido y

enterrado el nuevo tramo de oleoducto,

de 150 kilómetros, con el que

la Compañía Logística de Hidrocarburos

(la española CHL) ha desdoblado

el que colocaron los americanos.

Cuando entró en servicio, a principios

de abril, CHL informó de que

el nuevo oleoducto, que discurre entre

sus estaciones de Arahal (Sevilla)

y Adamuz (Córdoba), ha costado 36

millones de euros y pertenece al proyecto

de desdoblamiento (125 millones

de coste) del oleoducto Rota-Zaragoza

(conectado a su vez con la refinería

de San Roque, junto a

Algeciras, y con la de Tarragona).

La conducción, hecha de acero al

carbono y que discurre en su mayor

parte en paralelo a la antigua, mide

35,9 centímetros de diámetro. Gracias

a ella, aumentará la capacidad

de transporte de productos petrolíferos

hacia la zona centro de España,

y en particular Madrid, explica la

compañía, que dispone de una red

de más de 4.000 kilómetros de oleductos

que conecta las refinerías de

la península y los grandes puertos

con 37 centros de almacenamiento.

CHL dice que tiene una política

«muy rigurosa» de protección medioambiental.

Chillones hitos naranjas

van señalizando el recorrido del

oleoducto, que discurre enterrado a

un 1,20 metros de profundidad.

«¡¡¡PELIGRO!!! Oleoductos. En caso

de avería o anomalía, llamar al tlf. 91

678 01 67. Antes de excavar, llámenos»,

advierten los carteles en los

postes para evitar roturas y vertidos.

Los accidentes han sido muy escasos

y de escasa gravedad, según lo

que cuenta otro agricultor, José Antonio

Lara, de 48 años, junto al tractor

con el que él y su hijo Alfredo, de

En 1971 pasó a manos

de España; ahora CLH

invierte 125 millones

en desdoblar la tubería

Un agricultor partió el

oleoducto con su arado

en Arahal, aunque los

vertidos son raros

16, siembran de girasoles una parcela

entre Paradas y Marchena. Probablemente,

el gasóleo que lo mueve

ha pasado antes bajo esta tierra. Se

permite arar por encima del conducto