Views
7 months ago

REVISTA PESCA MARZO 2017

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería. Difunde información obtenida de muchas fuentes, ideas y opiniones que tienen por objeto exponer: la necesidad de hacer sostenible la extracción de los recursos marinos; la urgencia de actuar en beneficio de la seguridad alimentaria nacional; y el cuidado del ambiente.

lejana por los mayores

lejana por los mayores requerimientos de los peces en esta fase de cría de EPA y DHA. La proporción estándar en una dieta de alevines de peces marinos se sitúa aun en un 50 por ciento para la harina y 20 por ciento para el aceite. Como ingrediente marino sustituto más prometedor, el que actualmente toma más fuerza es el krill del Antártico (Euphausia superba) cuyo EPA y DHA (Omega3), en una proporción de 2 a 1, se obtiene en forma de fosfolípido y no como triglicérido, lo que da lugar a niveles tisulares más altos. Las capturas de krill, según datos aportados por la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marino Antárticos alcanzaron en 2014 casi 300.000 toneladas métricas. La harina de krill se puede utilizar como un sustituto de las harinas de pescado regulares en las dietas de varias especies de criadero, pero dado el precio de este ingrediente se utiliza generalmente como un aditivo de alto valor para la alimentación acuícola más que como su ingrediente principal. Otras alternativas pasan por incorporar ingredientes de microalgas o del copépodo (Calanus finmarchicus); sin embargo el precio y la disponibilidad en volumen siguen siendo un limitante. Fuente http://www.mispeces.com/nav/actualidad/noticias/noticia-detalle/La- bsqueda-de-ingredientes-marinos-para-los-piensos-acucolas-seguir-en- 2017/#.WHZE7vDhDIU DIVERSIFICAR, CLAVE PARA LA RESILIENCIA DE LAS COMUNIDADES PESQUERAS Las comunidades pesqueras pueden sobrevivir pese a alteraciones en capturas y mercados si pueden comercializar una variedad de especies y moverse con rapidez de una pesquería a otra. que recogían y cuándo eran más resistentes a los descensos impredecibles en la abundancia de pescado y los precios del mercado que las comunidades que pusieron todo su esfuerzo en sólo unas pocas pesquerías. Estos hallazgos, publicados en 'Nature Communications', se basan en 34 años de datos recolectados en más de 100 comunidades pesqueras en Alaska que dependen de la pesca como medio de subsistencia, para tradiciones culturales y la subsistencia diaria. Los investigadores del estudio, expertos de la Universidad de Washington (UW), en Estados Unidos, descubrieron que las comunidades que pescaban muchas especies diferentes y tenían la capacidad de cambiar lo "Este estudio trata de iniciar la conversación sobre cómo las comunidades pueden protegerse contra los cambios impredecibles del ecosistema en el futuro", dijo el autor principal Timothy Cline, estudiante de doctorado en la Escuela de Ciencias Acuáticas y Pesqueras de la UW. "No hay ninguna razón por la que cualquier comunidad en el mundo que depende de recursos renovables no podría beneficiarse de este enfoque". En su análisis, los científicos utilizaron principios finan- Revista Pesca Marzo 2017 44

cieros comunes para ilustrar cómo las comunidades pesqueras pueden amortiguar los cambios en el mercado y los ecosistemas. Tener una cartera diversa de permisos de pesca, por ejemplo, asegura que una comunidad puede cambiar a pescar halibut o el cangrejo Dungeness si la pesca del salmón empeora. Al igual que con las ganancias financieras, cada pesquería puede no proporcionar pescado al mismo tiempo, pero la diversidad permite la estabilidad a largo plazo. cados pesqueros nuevos y emergentes. "Descubrimos que las comunidades bien diversificadas también tenían un mayor volumen de ventas o la capacidad de salir a pescar especies más abundantes y confiar menos en aquellas que cayeron --subraya Cline--. Si se diversifica, es sólo cuestión de centrarse en las pesquerías que son más abundantes o más valiosas, y si no se diversifica, eso supone adaptar su cartera vendiendo lo que se tiene y comprando algo nuevo". "Los sistemas humanos pueden colapsarse si no tienen la capacidad de seguir a pesar de los golpes y adaptarse cuando los ecosistemas se vuelvan a expresar", dice el coautor Daniel Schindler, profesor de Ciencias Acuáticas y Pesqueras en la UW. "Este análisis muestra que las comunidades que no sufrieron por los cambios en el régimen oceánico fueron aquellas que podían adaptarse a los cambios en la cantidad y composición de los recursos naturales", apunta. Los autores reconocen que esto puede ser difícil para los pescadores individuales, ya que los permisos de pesca son caros y pueden ser difíciles de obtener, pero que cuando se dispersan a nivel comunitario, las personas aún pueden especializarse, aunque de manera diferente a su vecino. Por ejemplo, un subconjunto podría pescar salmón rosado, mientras que otro se centra en el halibut o cangrejo Dungeness. Los ingresos de estos esfuerzos se hacen sentir en toda la comunidad. Los investigadores examinaron específicamente los ingresos medios de pesca en 106 comunidades de Alaska durante diez años antes y después de 1989, un año en que el Océano Pacífico Norte experimentó un cambio significativo en la productividad y modificaciones abruptas en la composición de las redes alimenticias marinas, al mismo tiempo que el precio mundial del salmón disminuyó debido a la competencia de los peces cultivados en granjas. MAYOR VOLUMEN DE VENTAS EN LAS COMUNI- DADES DIVERSIFICADAS La pesca comercial en Alaska proporciona 1.300 millones de dólares anualmente solamente por la captura y en algunas áreas remotas la pesca es la única industria importante. Muchas comunidades de Alaska perdieron más de la mitad de sus ingresos después de 1989, pero los investigadores vieron que las comunidades con el más alto nivel de diversidad en lo que pescaban vio poco o ningún cambio en los ingresos. Específicamente, las comunidades con una alta diversidad pudieron cambiar a pesquerías diferentes después de 1989, y algunas incluso aumentaron sus ingresos movilizándose a mer- Además, este enfoque promueve una fuerte identidad compartida, explican los autores. "Hay un valor intrínseco en la identidad de ser una comunidad pesquera -- valora Schindler--. Ese sentido de identidad comunitaria se ve reforzado básicamente por el hecho de que la comunidad se está adaptando al ecosistema, que siempre está cambiando". "Aunque hace 40 años la mayoría de los pescadores eran generalistas y cambiaban las existencias de peces a medida que fluctuaban, los esfuerzos para reducir el esfuerzo pesquero en general han obligado a los pescadores a especializarse en un pequeño número de pesquerías", señala el coautor Ray Hilborn, profesor de Ciencias Acuáticas y Pesqueras. "Debemos explorar maneras de permitir flexibilidad al mismo tiempo que se restringe la captura total", concluye. Fuente http://www.lainformacion.com/economia -negocios-yfinanzas/agricultura/industria-pesquera/Diversificar-claveresiliencia-comunidades-pesqueras_0_990201237.html Revista Pesca Marzo 2017 45

REVISTA PESCA ABRIL 2017
REVISTA PESCA JUNIO 2017
REVISTA PESCA NOVIEMBRE 2016
Revista Pesca mayo 2017
REVISTA PESCA FEBRERO 2017
REVISTA PESCA DICIEMBRE 2016
REVISTA PESCA SETIEMBRE 2016
REVISTA PESCA JUNIO 2015
REVISTA PESCA ENERO 2016
Revista Pesca Marzo 2014
REVISTA PESCA AGOSTO 2017
Revista Pesca Mayo 2015
REVISTA PESCA ABRIL 2015
Revista Pesca Marzo 2015
REVISTA PESCA JUNIO 2016
REVISTA PESCA FEBRERO 2016
REVISTA PESCA JULIO 2015
REVISTA PESCA ENERO 2015
REVISTA PESCA DICIEMBRE 2015
REVISTA PESCA AGOSTO 2015
REVISTA PESCA MARZO 2016
Revista Pesca Mayo 2014
Revista Pesca Agosto 2014
REVISTA PESCA AGOSTO 2016
REVISTA PESCA JULIO 2016
REVISTA PESCA ABRIL 2016
REVISTA PESCA JULIO 2014
REVISTA PESCA MAYO 2016
Revista Pesca Junio 2014
REVISTA PESCA OCTUBRE 2015