Views
2 months ago

REVISTA PESCA JUNIO 2017

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería. Difunde información obtenida de muchas fuentes, ideas y opiniones que tienen por objeto exponer: la necesidad de hacer sostenible la extracción de los recursos marinos; la urgencia de actuar en beneficio de la seguridad alimentaria nacional; y el cuidado del ambiente

es el hecho relacionado

es el hecho relacionado con el calentamiento global más conocido por la mayoría de las personas. Pero casi todos nosotros tenemos una visión errónea sobre ella. Pensamos que es algo que va a suceder. Y eso no es así. La subida del nivel de mar es algo que ya está sucediendo y en algunas zonas del planea de forma dramática. Uno de los lugares en los que esa subida es mayor es la Costa Este estadounidense porque también es una de las zonas más bajas del planeta. Los problemas relacionados con este hecho no son ciencia ficción. El pasado año, el Congreso Norteamericano aprobó la primera subvención destinada a reubicar a los pobladores de una pequeña isla de Luisiana llamada San Charles porque debido a la elevación del nivel de mar ya no pueden seguir habitándola. https://youtu.be/vMKr9rVTjVM Pero la subida del nivel de las aguas marinas tiene otro efecto que va a convertirse en un auténtico quebradero de cabeza para muchos países costeros. La llegada de aguas saladas cada vez más adentro disminuyendo los acuíferos. La gran influencia del mar en el clima Los mares son los principales recolectores del CO2 que emitimos a la atmósfera. Y como las emisiones han crecido enormemente en la última centuria, el CO2 de los océanos ha aumentado en paralelo. Eso ha hecho que crezca la acidificación de las aguas. Y, una vez más, esa diferencia está rompiendo un equilibrio biológico. Las aguas ácidas dificultan la formación de los caparazones y las conchas de los animales marinos que las tienen. Y como en todo, eso no les afecta solo a ellos sino que acaba perjudicando a todos los organismos marinos. Se sabe hace tiempo que los océanos tienen, sobre todo en las épocas estivales, lo que se conoce como áreas muertas. Zonas en las que la concentración de oxígeno en el agua es tan baja que nada puede habitar en ellas. Desde el año 1960, cada diez años se duplica la extensión de esas zonas, algo que no había ocurrido antes. Y no solo eso, hasta ahora, esas zonas se sitúan cerca de las costas pero en este siglo XI eso podría cambiar y podrían empezar a aparecer cada vez más zonas muertas en aguas profundas. Todo lo que sucede en los mares tiene efectos inmediatos o a largo plazo sobre la tierra. Lo primero, en el clima ya que los océanos cumplen el papel de reguladores. Si los mares cambian, el tiempo que conocíamos dejará de ser el habitual. La mala salud de los océanos tiene un coste. Desde hace muy poco tiempo ha nacido una corriente que habla de la «economía azul». Igual que en la segunda mitad del siglo pasado apareció el concepto de «economía verde » referido a la necesidad de racionalizar los recursos. Fuente http://www.lavozdegalicia.es/noticia/informacion/2017/04/21/ p u e d e s - t i e r r a - m a r - e n f e r m o - p r o t e g e l o - s a l v a r - planeta/00031492795861495939742.htm Por su condición de bienes patrimoniales de la Nación, los recursos hidrobiológicos son administrados por el Estado, recayendo el rol institucional del ordenamiento pesquero en el Ministerio de la Producción (anteriormente Ministerio de Pesquería) a través del Despacho Viceministerial de Pesca y Acuicultura, cuya función primordial es velar por el equilibrio entre el uso sostenible de los recursos hidrobiológicos, la conservación del medio ambiente y el desarrollo socio-económico. Asimismo le corresponde velar por el cumplimiento de las normas referidas a la sanidad y calidad de los productos pesqueros, a la seguridad e higiene industrial pesquera y a la preservación del medio ambiente. En esta última área interviene también el Ministerio del Ambiente, que es el órgano rector en materia ambiental. Revista Pesca Junio 2017 18

EL CAMBIO CLIMÁTICO HARÁ QUE LA CADENA ALIMENTICIA SEA MENOS EFICIENTE Publicado por Germán Portillo El cambio climático tiene efectos devastadores sobre la biodiversidad, los bosques, el ser humano y, en general, sobre los recursos naturales. Puede afectar de una manera directa agotando o deteriorando los recursos o indirectamente a través de la cadena alimenticia. En este caso, vamos a hablar de la afección del cambio climático a la cadena trófica. ¿Cómo afecta a la cadena alimentaria y a nosotros el cambio climático? Los más afectados por el cambio climático Estudio sobre la cadena alimentaria Se ha realizado una investigación en la Universidad de Adelaida que ha encontrado que el cambio climático hace disminuir la eficiencia de la cadena alimenticia debido a que los animales disminuyen su capacidad para poder aprovechar los recursos. La investigación ha hecho hincapié en que el aumento de CO2 es responsable de la acidificación y es este aumento el que hará aumentar la producción en diversos de la cadena. Aparte de este descubrimiento, también ha determinado que el aumento de la temperatura del agua va a anular la producción en otras partes de la cadena trófica. Esto se debe al estrés que sufre la fauna marina. Es por eso que poco a poco ocurrirán problemas en la cadena alimentaria que provocarán su destrucción. Para ver la afección del cambio climático sobre la cadena alimentaria, en la investigación se recrearon cadenas alimenticias ideales, partiendo de plantas que necesitan luz y nutrientes para crecer, pequeños invertebrados y algunos peces depredadores. En la simulación, esta cadena trófica fue expuesta a niveles de acidificación y calentamiento similares a las que se esperan a finales de siglo. Los resultados fueron que una concentración elevada de dióxido de carbono impulsó el crecimiento de las plantas. A más plantas, más invertebrados pequeños y cuantos más invertebrados, los peces pueden crecer más rápidamente. Sin embargo, el aumento de temperatura constante del agua causa que los peces sean comedores menos eficientes por lo que no pueden aprovecharse de la energía extra que generan las plantas. Es por eso que los peces tienen más hambre y conforme aumenta la temperatura comenzaron a diezmar sus presas. Fuente https://www.meteorologiaenred.com/cambio-climatico-hara-la-cadenaalimenticia-sea-menos-eficiente.html Esta ruptura de la cadena alimentaria puede dar lugar a graves consecuencias para los ecosistemas marinos, debido a que en un futuro el mar proporcionará menos peces tanto para el consumo humano como para animales marinos que están en la parte más alta de la cadena. Revista Pesca Junio 2017 19

REVISTA PESCA ABRIL 2017
REVISTA PESCA MARZO 2017
REVISTA PESCA NOVIEMBRE 2016
REVISTA PESCA DICIEMBRE 2016
Revista Pesca mayo 2017
REVISTA PESCA FEBRERO 2017
REVISTA PESCA SETIEMBRE 2016
REVISTA PESCA JUNIO 2015
REVISTA PESCA ABRIL 2015
REVISTA PESCA JULIO 2016
REVISTA PESCA MAYO 2016
REVISTA PESCA ENERO 2016
REVISTA PESCA AGOSTO 2015
REVISTA PESCA DICIEMBRE 2015
REVISTA PESCA FEBRERO 2016
Revista Pesca Marzo 2015
Revista Pesca Agosto 2014
REVISTA PESCA OCTUBRE 2015
REVISTA PESCA JUNIO 2016
REVISTA PESCA JULIO 2015
Revista Pesca Mayo 2015
REVISTA PESCA MARZO 2016
Revista Pesca Marzo 2014
Revista Pesca Octubre 2014
Revista Pesca Junio 2014
REVISTA PESCA JULIO 2017
REVISTA PESCA ENERO 2015
Revista Pesca Mayo 2014
Revista Pesca septiembre 2014
REVISTA PESCA ABRIL 2016