Views
1 year ago

REVISTA PESCA JUNIO 2017

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería. Difunde información obtenida de muchas fuentes, ideas y opiniones que tienen por objeto exponer: la necesidad de hacer sostenible la extracción de los recursos marinos; la urgencia de actuar en beneficio de la seguridad alimentaria nacional; y el cuidado del ambiente

West African waters,

West African waters, including ships that misreported their coordinates or underreported their tonnage: known ploys to fish in prohibited areas. Yet this presents nations like Senegal with a difficult choice, because China is also pumping $60 billion into African development. As Alassane Samba, the former head of Senegal’s Oceanic Research Institute, put it, “It’s hard to say no to China when they are building your roads.” China isn’t the only player in this drama. The European Union cuts deals with African nations to catch fish to meet global demand it can no longer satisfy with fish from its own waters. American companies, which have seen some remarkable recovery of once-threatened coastal fish stocks after limiting catches, buy fish taken from far-off waters by Chinese and other vessels, much of it processed into pet food. Russia and Japan reap the world’s fish bounty as well. The good news, such as it is, is that some nations whose waters are at risk are rebelling, and the Chinese may slowly be getting the message. Indonesia has impounded scores of Chinese boats caught poaching in its waters, and Argentina sunk a Chinese vessel after it tried to ram a coast guard ship. There have been clashes between Chinese fishermen and the authorities in South Korea. China has pledged to cut fuel subsidies to its fleet by 60 percent by 2019. “The era of fishing any way you want, wherever you want, has passed,” says Liu Xinzhong, deputy general director of the Bureau of Fisheries in Beijing. In January, China’s Ministry of Agriculture announced measures aimed at protecting China’s own fisheries, including possible catch limits. That could eventually take some pressure off African and other international waters. So could the international compact known formally as the Agreement on Port State Measures to Prevent, Deter and Eliminate Illegal, Unreported and Unregulated Fishing, which went into effect last year. The treaty seeks to identify fishing vessels, tracking where they fish and how much fish they are harvesting. The United States ratified the agreement in 2016. As of last week, 44 other countries and the European Union had also signed on. China, regrettably, has yet to do so. Beijing may be feeling the world’s censure. But it has a very long way to go before it becomes a responsible steward of the oceans’ threatened and not inexhaustible resources. Follow The New York Times Opinion section on Facebook and Twitter (@NYTopinion), and sign up for the Opinion Today newsletter. A version of this editorial appears in print on May 4, 2017, on Page A22 of the New York edition with the headline: China Wants Fish, So Africa Goes Hungry. Today's Paper|Subscribe Fuente https://www.nytimes.com/2017/05/03/opinion/chinawants-fish-so-africa-goes-hungry.html?_r=3 Los recursos pesqueros pertenecen a la Nación, legítimamente representada por sus autoridades elegidas y designadas. Es en ese contexto que el Estado otorga permisos de pesca para la extracción de recursos naturales, renovables en este caso. Por tanto, no son los pescadores ni la industria los propietarios del recurso. Por el derecho a extraerlos y lucrar con ellos, es natural y justo que efectúen un pago, una contribución por dicha concesión a la Sociedad Civil. El Estado actúa como ente recaudador para destinar ese pago a gastos en beneficio de la Sociedad. Es su privilegio y su deber organizar el destino y empleo de los recursos financieros que la pesquería aporta. En las últimas décadas este concepto elemental ha sido olvidado hasta el extremo de haberse creado una conciencia colectiva de que son los pescadores e industriales los propietarios de los recursos pesqueros. La Sociedad peruana ha sido víctima, por largo tiempo, de una inadecuada e injusta participación en la bonanza de la pesquería, pese a ser la legítima propietaria de los recursos naturales. Revista Pesca Junio 2017 68

CONFERENCIA SOBRE LOS OCÉANOS DEBE TENER UNA VISIÓN INTEGRAL Por Jan Kellett Jan Kellett es asesor de Cambio Climático y Reducción del Riesgo de Desastres del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). La Conferencia sobre los Océanos que se desarrollará del 5 al 9 de junio en Nueva York será fundamental porque, quizás por primera vez, enfocará la atención de la comunidad internacional sobre la importancia que tienen los océanos para nuestra vida y medios de subsistencia. En marzo de 2015, en la Conferencia Mundial de Reducción del Riesgo de Desastres de Sendai, Japón, el entonces presidente de Kiribati, Anote Tong, evidenció la vulnerabilidad de su país frente al clima y el riesgo de desastres cuando informó al público presente que había comprado tierras en Fiyi para el potencial traslado de su población. La Conferencia sobre los Océanos por primera vez enfocará la atención de la comunidad internacional sobre la importancia que tienen los océanos para nuestra vida y medios de subsistencia. La razón era sencilla. La amenaza que implica el cambio climático para cada aspecto de la vida de Kiribati y la creencia de que llegará un día, si el mundo no modifica su actitud hacia las emisiones de gases con efecto invernadero, en que su país podría desaparecer bajo las olas. La conferencia en Nueva York reunirá a representantes de numerosos países para analizar la mejor manera de cumplir con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 14, Vida submarina. Incluso un vistazo a las metas e indicadores de este objetivo confirma que tiene que ver con la reducción de la pobreza, el desarrollo económico, la adaptación al cambio climático y la protección ambiental, y no solo con la salud de los océanos y de quienes dependen de ellos. El cumplimiento de este objetivo ayudará a cumplir los demás ODS y estos, a su vez, serán esenciales para lograr el 14. Para los pequeños estados insulares en desarrollo (PEID), como Kiribati, este enfoque integrado no solo es importante, sino que es fundamental. Por un lado, su entorno oceánico les satisface necesidades críticas, con comunicaciones, transporte, medios de subsistencia, comercio y más. Pero también los hace vulnerables de muchas formas interconectadas. La logística, el transporte y las comunicaciones son complejas y caras dada la distancia de estas naciones insulares a otros países y entre sus propias islas. Sus ingresos son vulnerables y, con frecuencia, su situación de ingresos medios oculta a sectores productivos muy poco diversificados, como el turismo. Como a menudo carecen de combustibles fósiles, importan mucho y en algunos casos el acceso a la energía sigue siendo limitado. Estas vulnerabilidades son exacerbadas por el mayor riesgo climático y de desastres, la amenaza de ciclones y el aparentemente siempre creciente nivel del mar. Esto sucede en la práctica en un conjunto diverso de pequeñas islas. Los Estados Federados de Micronesia tienen una población de poco más de 100.000 habitantes y constan de 607 islas con 700 kilómetros cuadrados de tierra y más de 2,6 millones de kilómetros de aguas territoriales. Revista Pesca Junio 2017 69

REVISTA PESCA ABRIL 2017
REVISTA PESCA NOVIEMBRE 2016
REVISTA PESCA MARZO 2017
REVISTA PESCA DICIEMBRE 2016
Revista Pesca mayo 2017
REVISTA PESCA FEBRERO 2017
REVISTA PESCA SETIEMBRE 2016
REVISTA PESCA SETIEMBRE 2017
REVISTA PESCA ABRIL 2015
REVISTA PESCA ENERO 2016
REVISTA PESCA JULIO 2016
REVISTA PESCA JUNIO 2015
REVISTA PESCA MAYO 2016
REVISTA PESCA AGOSTO 2015
REVISTA PESCA AGOSTO 2017
REVISTA PESCA FEBRERO 2016
REVISTA PESCA MAYO 2018
REVISTA PESCA OCTUBRE 2017
REVISTA PESCA DICIEMBRE 2015
REVISTA PESCA JUNIO 2016
Revista Pesca Marzo 2015
REVISTA PESCA AGOSTO 2018
REVISTA PESCA NOVIEMBRE 2017
Revista Pesca Agosto 2014
REVISTA PESCA ABRIL 2018
Revista Pesca Mayo 2015
REVISTA PESCA OCTUBRE 2015
Revista Pesca Octubre 2014
REVISTA PESCA JULIO 2015
REVISTA PESCA JUNIO 2018