Consumo-responsable-de-plásticos1

Coatlicue

Consumo responsable de plásticos.

Montañas de plástico

Autoras:

América Bobadilla Puerta,

Roxana Gloria Rubí Ibarra

y Carla Valdespino Vargas

Abstract: El presente artículo tratará como punto central el manejo,

posterior al uso, del pet. En México, el uso de este material se ha vuelto

popular debido al consumo de agua y refrescos embotellados. Lo cual,

aunque remedia una necesidad, también, se convierte en un problema

de dimensiones estratosféricas.

Palabras Clave: Reciclaje, pet, residuos, botellas, manejo, cultura, campañas…

México es uno de los países con más alto consumo de agua embotellada. Lo

anterior, aunque favorece a las industrias nacionales, termina por convertirse en un

problema de contaminación ambiental. El suceso que detona este inconveniente es

el alto consumo de líquidos embotellados que tienen los mexicanos. Así, gracias a

la alta accesibilidad del producto es que al final del día, un mexicano, común y

corriente, produce por lo menos tres botella diarias y, a veces, más. Si esta cantidad,

de botellas, se multiplicara por los 119 millones 530 mil 753 habitantes que existen

en el país (INEGI, 2015), entonces, el problema se vuelve monumental.

Es por lo anterior que el punto central, de este trabajo, será el manejo que se

le da a las botellas plásticas después de haber sido utilizadas como contenedores

de emergencia. ¿Qué se hace con una botella vacía? La respuesta, más obvia,

sería: ¡tirarla a la basura! Sin embargo, existe otra como: el rehuso de las botellas.

Sí, éstas pueden tener una vida más allá de la necesidad de tener sed y saciarla.

Pues, el material del que están hechas lo permite. Aunque no para el uso humano,

pues, según la revista Practical Gastroenterology, “Reutilizar botellas de plástico


puede provocar contaminación bacteriana, a menos que las lavemos de forma

regular" (L. Chan, 2007).

More magazines by this user
Similar magazines