Obras Espírituales que encaminan a una alma, a la mas perfecta Unión con Dios, Primera Parte

oraciones

OBRAS

ESPIRITUALES,

QJJ E

ENCAMINAN A UNA ALMA,

A LA MAS PERFECTA UNION CON DIOS,

EN

TRANSFORMACION DE AMOR.

POR. EL EXTATICO, Y SUBLIME

DOCTOR MYSTICO,

EL BEATO PADRE

SAN JUA

PRIMER PADRE DE LA REFORMA DE

Nueílra Señora del Carmen, y Compañero de la Seraphica

Do&ora, y Madre Santa Terefa de JESUS

en la Fundación de dicha Reforma.

9

POR

CONSAGRADAS

MANO DEL GLORIOSO, E INCLITO

PATR1ARCHA SEÑOR SAN JOSEPH,

AL REY SOBERANO DELA GLORIA

]ESU-CHRISTO NUESTRO

REE)EMPTOR,

IMPRESSION DECIMATEKCIA.

CON LICEN^CTA

En?am?lom: Por PASQUAL IBAnEZ ImpreíTor, aao de 1774.


P A -.CI f ¡ O

-

US)

I

-


i.



-

-

- •


HC1 O M '


DEDICATORIA,

REGI

—IBawrii'iiuiainyiii —a

A U T E M

S^CULORUM IMMORTALI,

INVISIBILI,

I. Ad Tmotheum Cap. 1. 17.

DIGNUS ES

DOMI

ACCIPERE LIBRUM5

ET APER.IR.E SIGNACULA EIUS...

& omnem creaturam, qux ia Coelo efl:, 8c fuper

terram, & fub térra , & qux funt in mari,

&í qux in eo.

OMNES AUDIVI DICENTES:

SEDENTI IN imONO, ET AGNO BENEDIC­

TO , & honor , & gloria 3 &: poteftas, ia

fácula fxculorum. Apocd. 5.

JEgo Servus tuus%

& Filius ancilU ^.Píalm.l I 5

%


I

I

1


• .


JESUS, MARIA, Y JOSEPH.

LICENCIA DE LA ORDEN.

FRAY BUENAVENTURA DE SANTA

Maria, Secretario de ñueftro Difinitorio General

de Carmeliras Defcalzos, Certifico , y doy

fee, que en Junta ordinaria 5 celebrada en eíle

nuelftro Convento de Madrid á 16.de Febrero de

í 772. en atención ala devoción del P. Fr. Antonio

de San Joaquín, Religioíb de nu^ílra Sagrada

Religión, y Conventual de efte dicho Convento,

y á otros juftos motivos 5 fe le dio licencia para

imprimir las Obras de nueftro Padre San Juan de la

Cruz. Y para que confie, lo firmé en eíte mifmo

Convento á 22. de dicho mes, y año.

Fr. Buenaventura de Sama Maria%

Secretario.

UCENCIA BEL ORDINARIO.

T^TOS el Licenciado Don Fermin Ramón Pérez

N dc Elizalde, Vifítador General de eñe Obispado

de Pamplona, Proviíbr, y Vicario General

interino de él, por el Iluílrifsiíno Señor Don Juati

Lorenzo de Irigoyen , y Dutari Obiípo de dicho

Obifpado, del Confejo de S. M, &c. Por las prefentes

, y por lo que á Nos toca /concedemos licencia

al Padre Fr. Antonio de San Joaquin, Religioíb

Carmelita Defcalzo, para que fin incurrir

en pena , ni Cenfura alguna pueda hacer reimprimir

un tomo de las Obras de San Juan de la Cruz.

Atento nos confta no contiene cofa alguna contraria

á nueílra Santa Fe, y buenas coítumbrcs. Dada

en


en Pamplona á cinco de Noviembre dé mil fetecientos

íetenta y dos.

Licenciado Eli^alde,

Yl

Por mandado del Señor ProviloE

D. Juanjofefb de N^a^. Vic.Sec.

FEE DE ERRATAS.

PAg. 6. col. I. Un. ai. tenia, lee temía : Pag. 11. col. SJ Un. 47. de Señora, lee la

Señora : Pag. 27. col I. Un. 55. 1, lee al : Pag. 45. col. 1. lin. 10. agrimas, le^

lagrimas : Pag. 111. col.i. Un. lo. as. Ice las: Pag. 115. col. t. Un. 46. írd«, leecr^wf:

Pag. 133. col. 1. lin. ir. ticr , lee tierra : Pag. 148. col. ». lin. 45. Eonfcjo, lee Con^

fejo : Pag. 249. col. i.ñn. 47. lo, lee el I Pag. 152. col. íi Uo. 6. orro , lee otro : Pag.

a6i. col. 3. Un. 41. bajo, lee bajos : Pag. »68. col. 2- lia. 41. enderedor, lee enderredor

:Pag. 309. col. I. Hn. i. cenduferunt, lee ie?j


INTRODUCCION*

Y ADVERTENCIA GENERAL A LA

LECCION DE

ESTOS LIBROS.

•; , , Üg fiOi... -.' -i « il-:. lílj fi ¡

^IOS PARTES PRINCIPALES SON LAS QUE

forman un Maeílro Evangélico , digno de fcir

llamado grande en el Rcyno de los Ciclos; es

á laben exemplo , y doítóna : y ambas á dos fe

hallan con eminencia en el Venerable Autor do

eftos libros, Nueftro Beato Padre San JUAH

DE LA CRUZ, Primer Defcalzo Carmelita»'

y compañero de Nueftra Gloriofa Madre Santa

Tcrefa en la fundación de cíla Reforma. Y por-»

que uno a y otro requifito coacurre también a.

formar el debido concepto de eftas Obras , para mayor veneración, y-

fruto de fu leftura , ha parecido neceflario informar al ledor, en el prin-*

cipio de ellas , con alguna noticia del Autor, y fus eferkos. A lo primero

fatisface el dibujo , y Compendio del Beato Padre , que aquí va impreííb,

donde fe delinea fu Vida. Santidad, y milagros » reprefentando la excelencia

de efte iníigne Varón : para que la nobleza de tan gran Maeílro,

que fuele íer el primer aliento del que aprende , incite á la ledura , y ve-:

neracion de fus eferitos. De lo fegundo daremos brevemente razón en eíls

diícurfo; moftrando algo del argumento , y dignidad de eftas Obras , y

juntamente de la eftima grande que entre varones dodos, y efpirituales fe

ha iiecho , y hace íiempre de ellas.

Efcrivió pues efte Iluftr difsimo Doílor , y Padre Nueftro, para cn^

feñamienro de almas dadas á la Oración , no íin particular infpiracion de!

Cielo , las Obras efpirituales, que encierra efte volumen. Y aunque en la

alteza de fu dodrina , y eftiio fuperior de ellas , fe manifiefta bien haverlas

eferito á la luz de mas que humana inteligencia i tampoco de la foio

humánale faltó, para eferivir , noticia fuperior ; adquirida afsi en laefcuela

de la experiencia , como en la de las letras , y lección Sagrada , futileza

Elcolaftica , penetración Myftica , comprchmfion Moral , y todo genero

de ciencia propria de los Santos , de que eftaba felizmente informado íii

ingenio. Prevenido con efta riqueza de Sabiduría Divina , y humana , quando

eícrivio eftos Libros , íin rebol ver o;ro alguno , mas que fencillamen-i

te el Texto Sagrado ; y acudir á la interior aula de la Oración ( de que

fon fus compañeros fieles teftigos ) trasladaba al papel los fentimientos, y

dictámenes aprendidos en ella. Y afsi pudo , fin ojear de nuevo volúmenes,

y efericos varios, inftilar , y como exprimir en los fu vos la dodrina de efpinru

miS pUra j fana3y S5lida j qUe rs húh eri los j y padrcs di.

la Igjefia : de cuyas flores , como abeja fo'icica , havia cogido el Celcfnal

nocid . con que defpues fabricó fu fabrolilsimo pana!. An luvieron eftas

Uoraj ocu'-as (viviendo el Beato Padre ) en manos de perfonas efpiricua*

1« i y defpues de fu dichofo fallecimiento fe comenzaron a diyulgar , j

cor*


JNTRCVVCCION > T ADVERTENCIA.

correr por varias tierras , y Provincias , con tanto aplauíb , y eílima^ quanto

gdigro de viciarfe en la multiplicidad de manuicritos , donde fe vinieron

finalmente á mutilar, y corromper. Cebado con todo eflb el gufto

con la experiencia del provecho , que la gente cfpiritual hallaba en fu

lectura , comenzaron á clamar por fu imprefsion ; y era tan impaciente

la inftancia , que á la Religión fe hacia en efte cafo , que amenazaban

algunos , los imprimirían en fu nombre ; y otros indignados , ó agradé*

cidos á efta detención » fe valieron de ella , para vender por fuyos fragmentos

de eftos Libros. Huvo la Religión de aprefurar el paííb viendo el

peligro ; y ajuftando > y examinando los mas fieles manuferitos , que por

entonces fe hallaron , facarlos a luz, como fe hizo el año de mil feifcientos

y diez y ocho en Alcalá , y el íiguiente en Barcelona. Publicados

, y efparcidos en brevifsimo tiempo por Efpaña , y otras Provincias

eftos Libros , fe tradugeron , c imprimieron en varias lenguas, y efpccialmente

en la italiana , en la qual falió añadido á los demás un libro que faltaba

. del mifmo Autor. Sirvieron todas eftas imprefsiones , y diligencias

no tanto de fatisfacer , quanto de aumentar el defeo de infinitos devotos,

que pedian, y cada dia piden eftos libros. Y afsi viendo la falta que havia

de ellos , y la ardiente devoción conque en todas partes fe bukaban , fué

necciurio acudir con la tercera imprelsion , que fe hizo en Madrid ano

de 16.3 o. en la qual fe añadió un nuevo libro á los demás yá impreílbs en

Efpaña, que es el de las canciones que comienzan A donde te ejcondijle.

Por la caufa , y motivo referido fe repitió la imprefsion de aqueftos

libros año de 1635. ei1 Barcelona. El de 45. 71, y 79. tu Madrid. El de

^3 . en Barcelona. El de 94. en Madrid. El de 700. en Barcelona. Y efta

ultima (que es la 11. délas que al prefente tengo noticia fe han hecho en

Efpaña ) en Sevilla en efte prefente año de 1702. La qual va mejorada

en muchas cofas, á demás de la nobleza , que ella por si manifiefta. Lo

1. fe han enmendado inumerables yerros de mucha coníideracion , que

unas imprefsiones han ido añadiendo á otras; y aunque efta lleva algunos,

fon pocos , de poca monta, y que no varian el feBtido. Lo 1. el libro de

las Canciones , que comienza Adonde te efeondijie fe ha ajuftado á fu propio

original eferito por mano del mifmo Santo Dodor , y Padre nueftro:

y por iníigne Reliquia venera, y conferva nueftro Convento de Carmelitas

Defcalzas de Jaén. Que por haverfe ocultado todo efte tiempo en áichp

Convento, fin que tuvieííe noticia de él la Religión, ha corrido impreíTo dicho

libro , no folo variada la difpoíicion , y orden de algunas eftancias > ó

Canciones , íino mutilado en muchas claufulas , y parafos , que ahora fe

han añadido , y van anotadas entre eftas dos fcñales»?-* Lo 3. entre las

Devotas Poeíias falen dos Glofas nuevamente. La una que comienza Sin

drnmo , con arrima. Y la otra Voy toda la hermofura. Las quales , con

las demás , que hafta ahora han corrido en las modernas imprefsiones , fe hallan

también de letra del mifmo Santo Padre con el yá citado original,

que poíTeen las Madres Carmelitas de Jaén. Lo 4. el Tratado de los Avifos

, y fentencias , que en las imprefsiones antecedentes no han paíTado

de 100. (y aun en algunas de ellas eftá íín el Prologo , é Introducción

que les hizo, y compufo el mifmo Santo Dodor) en efta fe ha aumentado

hafta en numero de 365. Muchas de ellas fe tomaron de un fragmento

original de dicho Tratado, eferito de letra del mifmo Santo Padre:


INTRODUCCION , T ^DVtRTENCI^Í.

v como joya de mucho valor , y eílima tiene vinculado la muy noble , y

piadola íaflóilia de los Picdroias en la Ciudad de Anduxar. Las otras haíU

cumplimienro de dicho numero fe han entrefacado de algunas carcas, y de

los quatfo Tratados principales que componen ellas obras, para mayor con--

venien:ia , y utilidad de los Leftores. Si bienpara diftinguirlas de las otras

van ellas anotadas con una * Aunque fe debe adrertir , que el Santo

Doctor infercó algunas de las primeras Sentencias en los otros Tratados que

compu.'b : porque venian á propolito de la materia que cratava. Lo quinto

en eíta imprcísion van afsi mifmo añadidas ocho carcas á las nueve que

hay en las antecedentes. Y todas 17. las trahe el Padre Fray Gerónimo

de. San Jofeph en la hiftoria particular , que copiofamente , y con tanto

acierto eícrivio del Santo Padre.

Elle ha íido , ó piadofo ledor, el dlfcurfo de la publicación, V\m.-

prefsion hafta ahora de eftas obras. Refta , para mejor noticia de ellas,,

ciarla de fu argumento , y dignidad : para lo qual te remito á los apuntamientos

, que para fu mayor inteligencia les hizo el muy Religiofo , y docto

Padre Fray Diego de Jefus, celebrado en toda Efpaña con el renombre

de SdahUnca., que van impreííbs á el fin de eílc volumen. Pero mas.

fe deíbubrirá la dignidad de efta eferitura ,. íi ponemos los ojos en los muchos

, é iníignes Varones que han hecho eílima de ella. De los quales daremos

aquí noticia , haziendo un breve Catalogo de algunos a porque referirlos

codos no es poíible.

TESTIMONIOS DE VARIAS PERSONAS GRAVES EN APROBA*

cion del Efpiricu , y dodrina del Beato Padre

San Juan de la Cruz.

• ' ú

EL REVERENDO P^DRE FR^íT fV^4N EVANGELISTA EN LAS

Informaciones hechas para la Canonización del Santo Padre.

1 '\/rí-) ^c vi^do , y andado con nueílro Santo Padre Fray Juan de h

X Cruz, por mas de nueve años en fu compañía : y doy fee, que

le vi clcrivir en Granada caíi todos los libros, que compufo, y jamas para

ello , ni para platicas , que hizo infinitas en publico * y en ios Capitules

le vi abrí* libro alguno, ni tenia en la celda otro mas que la Biblia , y un

Flos Sanclorum , ni tiempo para otro eíludio, que el de la Oración , en que

íiempre andava ocupado, y abforto < íi bien eílava ya de antes muy verfado

en letras Efcolaílicas, lección de Eferitura , y Santos } y con eílo verle

eferivir cofas Myllicas , y oírle hablar de Dios , y exponer lugares de Efentura

, era cofa que alfombra va , porque no le pidieran lugar , que no lo

dijera con muchas explicaciones, y en las recreaciones algunas vezes fe gaftava

la hora, y mucho mas , en exponer lugares que le preguntaban. Sena

nunca acabar tratar de eílo : porque no fe puede declarar el don tan

conocido de Sabiduría, que Nueílro Señor le havia comunicado , y la expenencia^que

él tenia de todas aquellas altezas de Oración , y perfección

que enfeñaba , como fe manifieíla en fus libros, que fe hecha bien de ver,

que codo lo que aUi dize. es experiencia, y exercicio, que paíTaba por fu

auna.

VOtf


INTRODVCCION

ADVERTENCIA.

-DON THOMAS VE TAMAYO VE VARGAS CHRONISTA VE SV

Magefiai» tratando de los Ejcritores tnfgnes del Reyno de Toledo.

Z TRay Juan de la Cruz, ó de Yepes. Entre loí mas infignes 3 y pn-

• ' meros lugares del Reyno de Toledo, fiempre fe ha contado con

tazón la villa de Yepes; porque É íe mira a fu principio , juzgan los hombres

do^os, que compite en antigüedad con las que la tienen mayor > pue$

hay quien fe perfuada que la dio el nombre ia antiquifsima lotfe de los Hebreos

, ó Phenices, que celebran Joíue, Dioniíio, PUnio , Solino ; y otros,

no fin fundamento , quieren que íea la que no lejos dcToiedo ilama, Hy^

fo T. Livio. Si la abundantilsima cofecha de todo genero de frutos en fu tierra

, ninguna fe 1c aventaja. Ella ha muchas , fi fe cuentan los Varones iluftres

en virtud , y letras que de ella han falido. Entre los demás que han U*i

rado adelante fu fama en fus miímos nombres, y la han iluftrado mas particularmente

en fus eferitos, quien no conoce al Reverendifsimo , y Iluíbik

fimo en Religión , dodi ina , y audoridad s Don Fr. Diego de Yepes , á

quien la prudencia de Felipo lí. Rey Catholico faco de la graviísima Orden

de San Gerónimo para fu Confcífor, y Confejero, y para Obifpo de Tarazona?

ya cuya pijísima pluma le debe la celebración de los Triumphos de

los Martyres de Inglaterra , y de la íinguiar Santidad de nueftra Ciudadana

Santa Therefa ? Imitóle , como en la profefsion , en el zelo el Reverendo

Padre Fray Rodrigo de Yepes, iluílrando no folamente la memoria de algunos

infignes Santos , de Elpaña , íino la de fus Reyes, y también Dicgq

de Yepes Sacerdote de Toledo , trató largamente de las obras de mifericordía,

y otras virtudes, y traduxo en nucñra lengua á San AguíFin , y

a Pablo Orofio. El Padre M. Fr. Antonio de Yepes no fue inferior á los demas

en erudición, injenio, y trabajo j pues haviendo defde íu niñez ínflamadofe

en el amor de los antiguos Padres de la grave, y Santa Religión

de San Benito, que feguia, procuró con increíble cltudio, y diligencia incaníable

, dilatar fus proezas para provecho de los venideros; como fe vé en

los fíete tomos de aquella Chronica , á quien no podrá contraftar variedad

de tiempo, ni de fuceílo; como otros , cuya fama ferá eterna.

La éc todos vence íin contradicion aquel Venerable Fray Juan , íli

Iluftre pariente , que trocó el antiguo apellido de Yepes por el renombre

de Cruz , quando íe entregó á otra mas admirable Familia , dejando por

Dios la de fus Padres, y en compañía de aquella verdadera Heroína, Celeftial

Matrona , y Divina Palas, Santa Terefa de Jefas, pufo los fundamentos.

Su Padre Gonzalo de Yepes, confervó en el íobrenombre fu Patria,

y linagej fu Madre Cathalina Alvarez, natural de Toledo, ambos de gente^

honrrada , y limpia. El mayor de fus hermanos fue Francifco, que muro

en Medina del Campo venerado por Santo i Luis faltó en ia niñez Fray

Juan fue el menor, y defde fu tierna edad iluftró á Hontiveros , Villa nov

ble de la junfdicion de Avila, como Santa Terefa á fu Ciudad , qual nuevo

altro , que para provecho perpetuo de la tierra adornó al miimo Cielo,

bu vida Santifsima excede á toda admiración ! otros disnamence la efctiveó

aquí ro es jufto eftrccharia. Bafta decir de íu. efentos , que

havienoofe impreíío , y iluftrado varias veces , no foio fon de eftima entre


ÍNTROVVCCION , Y sfDVERTENCIsf*

ere nofotros , fino que los cffcrangeros

interpretación los que gozamos ion

i •' . ^ . . "^r>

han honirado fus lenguas con ik

/. Snhiia. del Monte Carmelo* III. Cántico Vlvlrto.

II. Noche obfeura, - TV. Llama de pintor viva,

• - Mea v p . i yj • '-'-i '


INTROWCCION y T ADVERTENCIA,

no he encontrado dodrina mas sólida , ni levantada, que la que eferivib

el dichofo Santo Padre Fray Juan de la Cruz. Y que los que la leen, íienten

en fu alma grande luz en el camino efpiritual : y yo aunque poco

aprovechado , confieíTo de mi, que Tiento ello quando los leo; y afsi mifmo

íiento un graa calor , que me alienta al amor de Dios ; y por eflb

los eñimo, y venero , y de ellos "me aprovecho para mi, y para encaminar

al Cielo otras almas que comunico, y para efto los hize trasladar. Y

entre otros papeles fuyos de efte lenguage , y Sabiduría CelcíHal , vinp

á mis manos originalmente un montecillo de letra del Santo en el qual describe

, como fubirá el alma á la perfección. El qual eftimé en mucho, por

fer original proprio de efte Santo,y por lo que tiene de excelente doc*

crina de efpiritu i y lo prefentc á la Señora Doña Terefa de Zuñiga , Du^

iquefa de Arcos por un gran teforo. Y se que de los dichos libros andan

muchos traslados : y yo he hecho trasladar el dicho montecillo, y dadols

í diverfas perfonas do£tas , y á otras que no lo fon,y todos le han eítiuaado,

afsi por lo que contiene , como por la Santidad de fu Autor.


EL REVíRENVISSmo PADRE TRAT }VAN VONCE DE LEOM

íctto* de Thcologia , de U Sagrada Religión de lot Mínimos de San FrancifdQ

de Paula , jy Confultor Calificador en el Confejo Real de la

Suprema, > y General Inquijicion.


4 TTE vifto las Obras efpirituales compuertas por el Santo, y MyíH-

JLX cO Do£lor el venerable Padre Fray Juan de la Cruz , primer

Defcalzo de la Iluftrifsima Religión de Nueftra Señora del Carmen.

De cuya obferrantifsima Reforma habló á la letra San Ambroíio, Sermón 83,

diciendo : O h&reditas certé freciofa, in qua flus relinquitur , quam poptdeat,

qui larjntur, prxciofa plañe h


INTKOlDVCCIOtf, 7 ADVERTENCIA

i» fohs homines virtus vim habet: felicifsimé in lihris hifce effuft vartetas,

{¡r Amelos admiratione fparjerit , moveat vel ajlrantatutina, filios Dei itp

jubilnmad libri voces /nborta claritudo. Enrriqueciendo los entcadiiaicncos

de quien lee ellos Divinos eícritos, y inflanoando las voluntades en el amor

de Jcíu-Chrifto. Y aísi haviendo de ellos tenido noticia todos los que dcfcan

feguir , y faber U verdadera unión con Dios : Afcenft fide ferfiftent

eperibus veri luminis relucentes. Com© lo dijo á femejante intento el gloriofo

Padre San Baíilio, orat. i.

MVT REVERENDO PADRE PRESENTADO Fr. THOMAZ DAOIZ>

¿c&or de Theologia. , del Convento de Sdnto Thomks de Madrid , de U

Orden de Predicadores^ Calificador de la General Inquijiaott.

I T As obras efplritualcs » que encaminan una alma a la pcrfcÜ*

1 j unión con Dios , por el Venerable Padre Fray Juan de la Cruz,

primerDclcalzo Carmelita, y Padre de la Reforma de Nueftra Señora de!

Carmen , contienen docirina no íblamcntc Santa , y muy Catholica , mas

de la grave, erudita , y provechofa que hay eferita 9 en materia de encaminar

una alma á la perfeda unión con Dios. Donde fe enfeña con mucha

claridad , y altamente la purgación, y purificación de las potencias fenfitivas,

y intelcduales , y los medios que fe han de poner , para alcanzar , y venir

a la perfefta unión , y contemplación. Y como la dodrina es tan alta,

y extraordinaria , trahe algunos modos de hablar , en los qual«s el leótor

podia reparar; pero con la confequencia de la mifma dodrina fe declara

la íignificacion de los modos de hablar f«gun la fraíis myíl:ica3 de fuerte,

que fe hecha de ver fer la dicha dodrina Santa , y Gatholica , y muy

conforme a la Theologia Efcolaftica.

EL REVERENDISSIMO P. M. Fr. DIEGO DE EL CAMPO DE LAORden

del Gloriofo Padre San Aguflin , Calificador de la General Inyuijicion,

y Examinador del Ar^obifpado de Toledo.


^ T As Canciones del alma con Jcfu-Chrifto Nucftro Señor , en que

j L c1 Rcligioíifsimo Padre Fr. Juan de la Cruz con la fuerza de fu

cfpiritu, quifo imprimir en el nueftro la comunicación con Nueftro Señor,

es obra digna de tal Varón, y que bailará á calentar la frialdad de efte íiglo.

EL DOCTOR DON FRANCISCO MIRAVETE > OTDOJt, Y DECANO

de la Corte de el fuflicia de Aragón en Zarag^a } Varón de infigne efpiritu»

letras ¡y piedad 3 en carta que eícrivio a unaperfona Religiofa.

7 A/rUchos años ha que en la pobreza de mis oraciones pido , y fu-

1VJL plieo á Nueftro Señor, la exaltación en Orden á la Beatificación

de fu grande amigo, y fiel CervoFr. Juan de la Cruz. Al qual no conod

yo en vida, pero fus libros , que dejo eícritos , para tanto confuelo , luz, y

guia de períonas cfpimuales, llenos de Ccleftial dodrina, lo dan á conocer

a todo el mundo. Ellos delcubren clara, y abiertamente la Santidad de

di T* fusexceIemes virtudes, do que alcanzo en efta vida mortal, medume

la Oración, y exercicios de mortificación, y penitencia , la unión con

Dios


JNTRODVCCJOtftY MVERTENCIst.

Diosen grado de trasformacion. Eftuvo abrafado en. amor Divino , fue Serafín

en carne. Contienen los fuíodichos libros enfefianza maravillofa , de

las fendas, y caminos que nos llevan á confeguir eíra Divina unión , y

transformación: manifeftando alsimifrao los embarazos , y tropiezos que

impiden , y eftoryan el alcanzar tan dichofo fin , y feliz puerto. A lo

que con mi corto , y pobre juicio puedo colegir, mucha parte de aquella

dodrina fue infufa, y revelada. De eitos libros entiendo han hecho mucha

eftimacion pcríbnas dodas , y eípirituaies , dadas á oración. y recogimiento

interior en efte Rcyn© ; y afsi muchos los han comprado , para aprovechar*

íe en el camino de la perfección , con fu letra , y Celeftiaies documencp^

y otros los bufean, y defean haver para el mifmo intento,

INSIGNE VNIVBRSWsíD VE PÍLCALA*

S TTStos libros del muy Venerable Padre Fr. Juan de la Cruz Príi

JL^ mer Defcalzo Carmelita, qu« á petición del Revcrendifsimo Padre

General de la Orden de los Carmelitas Defcalzos, el Señor Redor , y

Clauftro de efta infígne Univeríidad de Alcalá, nos cometió, havemos vifto»

y leído con gran diligencia , y cuydado. Y no folo no havemos hallado cofa

alguna contraría á Nueílra Santa Fe Catholica, ni á las buenas coftumbres,

ni á la doftrina de los Santos Padres ; antes toda la que en ellos íc contic

ne, nos parece muy útil, y pirovcchofa para el govierno de las almas cfpirituales

, y para el defengaño de ellas en materia de iluíiones que padecen

haciendo demaíiado caudal de algunas viíiones , 6 revelaciones , con que a,

si mifmas, y á otras fuelen hacer daño: para lo qual nos parece muy grande

antidoto la doótrina que en eftos libros fe contiene. Y verdaderamente

qualquiera, que con atención los leyere , echará de ver, que el Autor los hizo

cen particular efpiritu de Dios, y íingular favor fuyo , para declarar tan delgadamente

la materia que trara,y explicar á propoíito de ella las Authoridades

de la Sagrada Ef^ritura. Y afsi por todas las dichas caufas, y particularmen"

te por íer la dodrina tan fegura, y tan á propoíito para ios Padres , que

hacen oficios de maeílros de las almas efpirituales, nos parece, que fe deben

tener continuamente delante de los ojos,

£L ILVSTRISSIMO SEnOR DON FRANCISCO BB CONTRER^ÍS, DEL

Confejo de Eftado de fu Mageflad Catholica, Prefidente del Supremo ? y Real

dei Cafiilla 3 y Comendador mayor de León 3 en el Epitome que hi%p del LibrQ

de la Subida del Monte Carmelo, compuefto por el Beato Padre

San fuas de la Crux¿

* T Legando á mis manos los admirables eferitos del Venerable Varón

fray Juan de la Cruz, primer Padre de los Defcalzos Carmelitas

»admirado de fu Celeftial dodrina, me pareció fer toda ella folido fuftento

de perfedos. Y no folamente de los ya perfedos , fino también de

los que procuran ferio : porque en ella $ aun los pequenuelos , y recien engendrados

en el efpiritu, bufean . y hallan leche : por eftar mas llena de jugo

elpmtual quede curiofidad , y afeyte vano. Son las palabras del Autor vivas,

y eficaces .lu dodrina lana. entera, provechofa : el orden, y difpolicion

de ella convemente i el cítilo facU, confequentc , y muy acomodado á io mifpio


INTR01DVCCI0N ,

Y ADVERTENCIA.

moque trata: finalmente fe hallará toda la obra tan llena de Celeftial Sabiduría

, y erudición; que ora fe mire la doctrina Myílica , ora la propiedad

del eftilo con que la trata , parece que fe ha dcfcubierto á la Iglelia , un

nuevo ( efto es Efpañol) Dioniíio , que folo difiere del Areopagita en la mayor

facilidad , y fuavidad del eftilo 3 con que le excede el nueñro. Conüderando

yo , pues , todas eftas cofas a y defeando aprovecharme de la do&rina

de tan gran Dodor, viéndola efparcida, y dilatada en muchos libros

fuyosdetermine hacer un breve epitome de toda ella: lo qual comencé, y en

un poco de ocio , que tuve , hice , fegun mi poquedad, quanto al primer libro

llamado Subida del Monte Carmelo: aunque no tuve lugar de profeguir erj

los demás. Hice empero efte Epitome en latin, afsi porque efta lengua,

por fer mas concifa , es muy á propoíito para ello , como también porque

es mas general 9 y común; para que íi en algún tiempo , efte trabajueio

nueftro fe deslizare de mi eferitorio , pueda aprovechar á muchos mas. Efts

es mi fentimiento acerca de cftos libros, y de fu Autor , y efte es el intento

de efte librillo.


El ILVBTRISSIMO SEnOR DON TRAY ANTONIO PEREZ > OBISPO

de Vrgel, en ana carta qne eferivio a la Venerable Madre Ana de fefn»

Fundadora de las Carmelitas Dejcal^as en Francia , y Flandes.

io Emi:o á V. Rev. las Obras de fu Ven. Padre , y Maeftro Fr. Juan

J^\^ de la Cruz, que quifo revieíTe yo : íiendo por si mifmas tales»

que ( á mi pobre entender ) toda eíía Sagrada Religión fe puede reveer en ellas,

como en un efpejo clarifsimo de toda fu perfección. Porque íi en ella fe pro*

fefla tan eílrechamente la via purgativa , aqui fe propone de modo , que por

eííb fu Tratado fe viene á intitular Noche e/cura, bien como en la qual fe

pierde un hombre á si mifmo de vifta , hafta poder decir de si propio , á fit

modo , lo que dijo San Pablo de Chrifto 1. Cor. $.8ci6.Et fmovimus sfecun-*

dum carnemChriftumifediam non mvimus. Y íi le prorenu cu U vía Iléw

minativa con gran refplandor , aqui refplandece tanto , que fe echa biende

ver , íer ( como dijo San Pablo i.Cor. 2. &: 5. ) Non in Sapientia hominunt

fed in virtute Dei. Hafta poder decir lo propio que el mifmo añadió all^&c.

16. Nos fenfum Chrijli habemus. Y íi finalmente fe profeíla con tantas ven»

tajas la via unitiva , aqui fe perficiona de fuerte que caíi fe llega á tocar también

lo que dijo San Pablo 1. Cor. 6. 17. Quiadhderet Deo , ums Spiritus jic

cum eo. Y afsi V. Rev. puede eftimar por cola del Cielo efteTeforo , y mas

con el egercicio de tan faludables documentos, en que ( á mi ver) refplandecia

el que afsi los didava. Encomiéndeme V. Rev. en íus Oraciones á Nueftro

Señor. Guarde Scc.

EL ILVSTRISSIMO SEnOR DON Fr. AGVSTIN ANTOLINEZ , Pj£

la Orden del Gloriofo San Agujlm, Ar^obifpo de Santiago.

11 T7 L libro del Siervo de Dios, y Venerable Padre Fr. Juan de 1*

I y Cruz ; enfeña la defnudcz del alma de todo lo que no es Dios,

y abnegación de si mifma , de que habla el Evangelio. Ponda en practica, dala

desleída , y aficiona á ella. Ufa por excelencia de la Sagrada Efcritura que

trahe á fu propoíito. Mucftra bien el efpiritu , y 14 dsl Ciclo , que tuvo

S^**

quan-


JNTR01DVCCI0N » t

ADVERTENCIA.

cuando cfcrlvlo; pudlcndo decir de fu doctrina con el Señor : ÍWM do&rifiM

non eft mea , íéd ej»s qui mifit me Patris. Mi -dodrina no es mia, íino del Se-

7' ñer i que me embió, y hablo en mi. Fue gran bien que íalieíTe á luz para las

* ' almas que tratan de Oración 3 y Macífros que las guian.

IOS EMINENTISSIMOS SEnORES CARDENALES , TORRES, T DETí,

en las letras remijjortales , concedidas en orden a la Canonización

del Santo Padre.

3i4 Y7 Scrivió libros de Theologia Myftica, llenos de Celeflial Sabiduría,

JTj los quales andan divulgados en diverfos Reynos con tan íubiime,

y admiraba eftilo , que juzgan todos , no fer ciencia adquirida con ingenio humano,

íino revelada , c infundida del Cielo. Es fu lección muy provechofa

para difeernir las Revelaciones verdaderas de las faifas, y esforzar las almas

en el camino , y vida de la perfección. Por lo qual los que leen ellos libros,

comparan fu dodrina con la de San Dioniíio Areopagita.

TESTIMONIO DEL DOCTISSIMO . Y MVY VENERABLE PADRE

Maejiro Fr. fuan Bautijla de Lejana , que aprobó , y propufo a U Sagrada

Congregación de Mitos el Emtnentifsimo Señor Cardenal Ginetti.

13 T A reviíion de los Opufctilos del Siervo de Dios Juan de la Cruz,

i ^ legun la forma de los nuevos Decretos ;pag. 54. $. Pmterea.

Que me encomendó la Sagrada^Congregacion, fue remitida ai P. Fr. Júan Bautiíta

Lezana, Carmelita , uno de los Confükores de efta Sagrada Congregación

; por cuya Relación %, que prefento en eferito , confta, que en dichos

Opufcuios no fe halla cofa contra la Fe, y buenas coftumbl-es, ni contiene doctrina

niK'va, ni peregrina, ni agena del-común fentir, y coftumbre de la ígleüa

, íino antes mas , doctrina tan altamente fubÜme , que apenas fe podra

íiallar otra mas levantada > íino es en los Códices Sagrados.

&vm*&X¿IS GLORIOSA MADRE SANTA TERESA DE fESVS

eferiviendo a U Venerable Ana de fefus , Priora del Convento de

Carmelitas Defcalcas de Veas.

14 T^N gracia me ha caído hija j^quan fin razón fe'qucja , pues tiene alia

1 y á mi Padre Fr. Juan de la Cruz > que es un hombre Celeítial, y

Divino. Pues yo le digo ^mi Hija-5 defpúes ^ue fe fue allano he hallado en

toda Caftilla otro como el, ni que tanto afervore en el camino del Cielo. No

creerá la foledad, que me caufa fu falta : miren» que es un gran teforo el que

tiene allá en eííe Sanro: y todas las de eíTa Cafa traten, y comuniquen

fus almas , y verán quan aprovechadas eftán, y fe hallarán muy adelante

en todo lo que es efpiritu , y perfección : porque le ha dado el Señor

para todo efto particular gracia.

También folia decir la Santa : que el Padre Fr. Juan de la Cruz era una

de las aUrus mas puras, y Santas , que Dios tenia en fu Igleíia : y que le

Jiaviamfundido Nueftro Señor grandes teforos de luz , y fabiduria del Cielo.

NUESTRA MADRE LA IGLESIA EN EL OFICIO DEL S. PADRE.

15 r^Ué poderofo en obras , y palabras. Efcrivio libros de Myílica Theo-

X l0Sia i y a jtúcio de todos verdaderamente admirables.

COM-


COMPENDIO

DE LA VIDA

DEL BEATO PADRE

SAN JUAN

DE LA CRUZ.


POR EL PsíDRE TR^íY GERONIMO DE S*4N fOSEPH

C^ÍRMELIT^Í DESCALZO.


P R O E M I O .

jjUVO la Sagra-

1 da Religión de

el Carmen en

fu primera formación,

y nacimiento

, como

perfeóto

parto , Madre,

y Padre. La

Madre ( ori^

gen , y parte principal en ella eípirituai

generación ) fue la Sacratifsima

Virgen Maria Nueftra Señora , aunque

previfta folo entonces en una

pequeña , y myfteriofa nube , donde

la adoro , muchos ííglos antes de

nacida , el gran Profeta, y Patriarca

nueftro Elias : en cuyo honor inftituyó

fu antigua , y Santa Religión. Por lo

qual fue efta Celeftial Virgen la principal

Autora } y Patrona de ella Orden

; v como tal ( entonces en la ordenación

Divina , y defpues en la

realidad de el fer ) fiempre fu efpecial

amparo , abrigo , y fidelifsitna

rarela. El Padie de efta jniima R^

liglon fue el prodigloíb » y Sanriflimo

Profeta Elias , zelador ardiente

de la gloria de Dios j voz de fus

oráculos, y oftentacion de fu poder,

nacido en llamas , arrebatado en fuego

, y refervado en amenifsimo lugar

para detenía de la Igleíia en los

pollreros dias. De tales Padres fus

hija la iluftnfsima , y antiquifsima

Familia de el Carmelo. A efte modo

> en fu renovación , quando por

medio de la Reforma de Defcalzos

en Efpaña , vino efta mifma Orden á

fer reengendrada -s y como formada

fegunda vez , la proveyó afsi mifmo

el Cielo para fu regeneración de Madre,

y Padre. La Madre ( parte aquí

también primera , y principal) fue la

efclarecida Virgen , y Santa Madre

nueftra Terefa de Jefus , vivo , y

perfedifsimo retrato de aquella Celeftial

, y Verdadera Virgen Madre,

que íin agraviar el virginal decoro,

antes confagrandolo , tuvo el f^r

fecunda ; pues á imitación fuya conferyando

Terefa un preciofo teforo

A

vii-


i VIDA DE EL BEATO P.

virginal para fu Divino Eipoíb }-fuc

juncamente Madre, efpiritual de inumerables

hijos en Chriílo. El Padre

de efta miíma reforma Carmelita}

fue otro fegundo Elias , en cuyo eípiritu

> como el primer Juan } y .con

lu nombre , vino al mundo, armado

de ardiente zelo | rodeado de penitente

aufteridad , y arrebatado defpues

en llamas de Seráfico ardor a la

esfera de una perfección muy encumbrada.;

Tal fue Nuefti'o Beato , y devotifsimo

Padre San Juan de la Cruz,

luftre j y primitivo honor de efta fu

Reformada Familia , Maeftro , Guia,

y Capitán de los Religiofos Defcalzos

Carmelitas. Que aunque no ie

puede negar , fino que también es

hijo efpiritual, y el Primogénito de

nueftra Madre Santa Tereía , pero

esv juntamente Padre de los demás

•Hermanos fuyos , por medio del

cuydado de criarlos ya nacidos , y

difppney íu aprovechamiento en la

vida efpiritual. Porque de la manera

j ,que en la Sagrada Hiftoria el her-.

mano 3 que cria á otro hermano fe

llama Padre fuyo > como en Ner refpeto

de Cis, y en Natán refpetp de

Igaal coníidera el Máximo Dodor

de la Igleíia San Gerónimo , expli-

Tiier. in can(^0 e^ ticulo de Padre 3 que les da

quátft. la Efcritura : afsi en eftgi nueftra Hif-

Heb.fup. toria, y Reforma llamamos con rarJifP


VTDA DE EL BEATO P. S

ja Je el Obilpado , y no lexos de

h Ciudad de Avila. Sus Padres fe

llamaroa Gonzalo de Yepes , rama

noble déla prolapia , y Villa de efte

nombre , y Catalina Alvarcz , nacida

de honeftos Padres en Toledo.

Con ier Gonzalo de Yepes de tan

honrado apellido , clara Familia , y

bien emparentado, le hallaremos en

Hn eílado , muy humilde , y oficio

de un pobre texedor. Que maravilla

? Si á Jofeph Eípoíb de la Madre

de Dios , fu Padre putativo, y deícendiente

de Real Cetro , le hallamos

con el cepillo en la mano ?

Muerto el Padre de Gonzalo en fu

Patria Yepes, le llevo uno de fus

tios feglares , á Toledo , donde fe

criaba ocupado en la adminiftracion

de fu hacienda. Con efta ocalion fe

le ofrecía á Gonzalo la de ir algunas

veces á Medina del Campo : y haviendo

de pallar á ella por Hontiveros,

pofaba en cafa de una honefta

viuda de aquel Lugar. Tenia efta

en fu compañiaá la virtuofa doncella

Catalina Alvarez , que hallándola

en Toledo huérfana , pobre ,

honefta , y de buen parecer , fe apiadó

de ella para criarla conligo , como

á hija. Viéndola Gonzalo de

Yepes , y pareciendole bien fu virtud

, honeftidad , y recogimiento,

eftiimndo efto por única , y riquiísima

dote , íin hacer cafo de otra riqueza

, ni refplandor mundano , trató

de cafarfe con ella, y lo efeíluó

en la mifma Villa.

En fabiendo los deudos la refolucion

de Gonzalo , pueíla ya por

cora , lo íintieron gravemente ,y como

afrentados deque fe huviefle cafado

tan deligualmente , y íin gufto

, ni confejo de ellos , lo aborrecieron.,

y dexaron defamparado todos

, íin quererlo mas tratar , ni ver

en fu prefencia. Arredrado el trifte

mozo de los fuyos, fe acogió á Dios

(que eíle efecto cauían en fus üstn

AM JUAN DE LA CRUZ. 5

vos los defvios del mundo , ) y viendofe

fin ocupación alguna , huvo de

acomodarfe á la que labia, y exercitaba

fu nuiger : y afsi aprendió

á texer ledas , y buratos , teniendo

por mejor ganar la comida en un

honeílo , aunque humilde , y trabajólo

exercicio , que bufcarla por

otros medios menos trabajofos , y lícitos.

En efte eftado , y Villa les nacieron

tres hijos. El primero , que

fe llamó Francifco de Yepes , fue feglar

; y perfona de vida exemplariííima

, y alta oración , regalado de

Nueftro Señor en ella con mercedes

muy extraordinarias ; fin que

para efto le eftorvaííe el eftado matrimonial

: que quando fe toma , y

vive en el folo para gloria de Dios»

como efte íiervo fuyo , no impide

fus altas comunicaciones , y regalos.

Murió en Medina del Campo con

gran opinión de Santidad : havien*

do Nueftro .Señor obrado por fu

medio muchas maravillas , de las

quales , y de fu vida prodígiofa fe

imprimió poco defpues un libro

muy devoto. El fegundo hijo , que

fe llamó Luis , fe fue en tierna edad

florida aun con la inocencia al Cielo

, ganandofele á los demás por

la mano. El tercero fué N. B, Padre

San Juan de la Cruz, remate de

tan dichofa generación , que con foló

efte hijo fuera felicifsima , y fecundifsima.

Fue toda efta Familia Bienaventurada

: porque el Padre Gonzalo de

Yepes , aunque vivió pocos años ,

acabó loablemente el curfo de fu vida

, amado de Dios, y de los hombres.

La Madre enriqueció fu pobreza con

gran teforo de virtudes, por las quales

fue muy amada de Nueftra Madre

Santa Therefa de Jefus : y afsi

encargó á fus hijas las Religiofas del

Convento de Medina del Campo,

la amparalfen en todo lo necelíarlo.

Ai

Y


4 VIDA DE EL BEATO P. SAN ]UAM DE LA CRUZ.

Y haviendolo hecho afsi mientras vi- de fus tratos , y cambios,

vio, moíbraron en fu mueite quanto

Criábalos no con menor vigilancia,

la eftimaban , enterrando fu cuer­

po entre las Religiofas , y eftiman

do el tenerla en fu cafa como á pre

cioía joya

que pobreza , atenta á que fueílen

buenos , ya que no les podia dar el

fer ricos , defeando que por medio

de una buena educación afpiraífen a

Nació Nueftro Beato P. San Juan la verdadera riqueza de la virtud , fade

la Cruz año de 1542,. governando cil de alcanzar á qualquier pobre el

la Iglefia Paulo EL y reynando enEf- mas mendigo. Enfeñóles con cuidado

paña el Emperador Carlos V. Puíie- los principios , y ámdamentos de nuef-^

ronle en el Bautifmo, con feliz pre- tra Santa Fe , á invocar el nombre

fagio , el nombre de Juan : ora por dulcifsimo de Jefus , á traer íiempre

haver nacido en el dia de el Bautifta, en la boca el de Maria , á orar con

ó Evangelifta ; ora por alguna otra las voces , y afedos de la Igleíia, á

devoción , á honor de alguno de los reverenciar lo Sagrado , á temer á

dos Santos. Parece fue ordenación Dios , a eftimar lo bueno , huir de

Divina fe ignoraífe en qual de los dos lo malo , y aíicionarfe á todo linage

dias nació nueftro Juan , ó á honor de de virtud , trabajando la buena Maqual

de eftos dos Santos le llamaron dre mucho con fus hijos, porque en

afsi, para que lo podamos referir á en- eftas primeras noticias , que pintan

trambos : pues á entrambos pareció- la tabla rafa de el entendimiento , no

en el nombre 3 y en la gracia íigni- fe mezclafíe imprefsion de objeto meíicada

por el: fiendo como el Bautif- nos conveniente al refto de la edad,

ta , Principe , y dechado de Monges, fabiendo muy bien , que la vaíijá

y como el Evangelifta , Myftico , y nueva confetva por largo tiempo la

elevado Efcritor. Defde fu dichoíó fragrancia de el licor con que al prin-

Nacimiento la Virgen Sacratifsima pu- cipio la ocuparon,

fo en el fus piadofos ojos , eligien- Con la buena educación de la Madolé

para íingular , y querido hijo dre defcubrió luego el niño Juan, enfuyo

, de que darán teftimomo los tre los demás hermanos , una parrepetidos

favores , que efta Señora ticular , y como nativa inclinación

le hizo en el difcurfo de fu vida, co- al bien , á la piedad , á la devoción,

mo en la hiftoria de ella fe verá. y á todo exercicio , y afecto virtuo-

Muerto fu Padre , quedaron el, y fo. Era de fuyo tan manfo , humillos

demás Hermanos fuyos muy ni- de , y compuefto , que defmentu

ños , la Madre pobre 5 y fola , def- fu fofsiego á fu edad; fu edad á fu

amparados todos , mas por eftb mif- modeftia , feñalando ya en las fiomo

muy á cargo del amparo de res de aquellos tiernos años el fru-

Dios , por cuya cuenta corren los to , que defpues havia de dar tan

mas olvidados del mundo. Pade- fazonado á Dios, ¡bale fu Magefcia

la honefta viuda mucha necefsi- tad defde entonces formando muy á

dad , lin que baftaíTe á remediarla fu gufto , y pintando en fu alma,

el trabajo de fus manos , nunca ocio- y cuerpo una hermoíifsima imagen de

fas , por fer el Lugar corto , y def- alta perfección , la qual comenzaba

acomodado para quien havia de va- defde aora á delinear con inclinadolerle,

y comer de folo ellas. Por ef- ncs , y mueftras virmofas. También

ta caufa pafso a Medma del Campo, la Virgen Sacratifsima comenzó def-

Villa muy crecida entonces , y abun- de efte tiempo á favorecerle , v á

dame con la hequencia , y riqueza oiidar de él con regaladísimas mueftras


tras de amor , de las quales fue una

la iiguiente. Jugaba un dia el niño

Juan ( dando* al tiempo , lo que pide

el tiempo ) con otros de fu edad,

junto á un eitanque , ó baila profunda

, y cenagoík , y era el juego

rirar á lo hondo unas varillas, y bolverlas

á coger quando íalian fuera :

queriendo pues el niño Juan coger

la fuya , y alargando para eílo el

cuerpo , mas de lo que convenia ,

vencido de fu mifmo pefo dio coníígo

en la balfa. Hundióle al punto

, pero luego volvió á falir fobre

el agua , como íi fuera la varilla que

folia tirar , y foftenido íin hundirle,

ellaba íin lefsion, ni turbación alguna.

Moftrófele alli prefente , quien le

hacia aquel beneficio , y librava de

peligro tan grande , que era la Virgen

Princefa de los Cielos , la qual

añadiendo á eíte favor nuevo regalo

, y eftendiendo la mano , pedia ai

niño la fuya , como para facarle fuera.

Mas el viéndola tan hermofa, y

limpia ( que halla los niños reconocen

fu hermofura , y limpieza ) reufaba

darfela , por no eníuciarla con el

cieno , que fe le havia pegado en lá

hondura. Entretúvole , y entretuvofe

un rato de ella fuerte aquella Soberana

Rcyna con el niño , repitiendo

ella el mifmo favor , y él también

la mifma corteíia, halla que llegó á la

balfa , ó ellanque , dicen que un labrador

, por ventura feria Angel, íi

ya no el gloriofo San Jofeph ( como lo

moílraba la iníignia de una vara que

traia en la mano,) el qual alargándola

fe la pufo al niño en las fuyas,

y aíido de ella , le facó á la orilla

libre , y fano , y fe fué. Bien verofnna

parece , quelando la Virgen

Sacratifsima ocupada en facar al niño

del p-ligro , ayuiaíTe á eíla obra

no o:ra ra^nos digna perfona , qus

íu bendito Efpolb. C¿iedó , haviendo

aitdo el niño , may alegre , lin

tunucioa alguna , ^ otra na/edad.

VIDA DE ÉL BEATO P. SAN JUAM DE LA CRUZ. 5

mas que el alborozo , que 1c havia

caufado la villa de aquella Señora

tan Celeftial , y hermoí'a ! y deldc

entonces quedó en fu alma tan imprefa

, y íixa la devoción á la gloriofa

Virgen , que jamas la pudo olvidar

, ni el regalo, y beneficio que

en eíla ocaíion le havia hecho ¡ y

alsi fe enternecía mucho con la memoria

de elle cafo , íiempre que fe

acordaba de él , y particularmente

quando paíTaba por el pueílo donde

le havia fucedido. Parece vemos aqui

al gran niño Moyfen en fu canaílüla

de juncos fobre el agua ( aunque el

nueílro amparado de mas noble Princefa

) refervada fu vida para Caudillo

de un Pueblo de el Señor , á

quien falido del Egipto de eíle íiglo,

havia de guiar á la prometida tierra,

del Cielo , por las afperezas , y delierto

de una retirada ,

defcalzez.

y penitente

No le parecieron bien al Demo- A%9

nio eílos felices principios déla vida 1549.

de Juan , y ya en ellos adivinaba

el daño , que por medio de eíle íiervo

de Dios le havia de venir. Muy

de lexos fuele barruntar en los qué

han de fer grandes Santos fu aventajada

perfección , ora ello fea por- D.Tho. T,

que en la compoíicion de los humo- M»11

res , y calidades del cuerpo vea la u

buena difpoíicion para la virtud, ora

porque dandofe á los elegidos para

extraordinaria , y fuperior Santidad,

Angeles de guarda de excelencia, y

dignidad fuperior , conociendo él efta

mayor excelencia dedos efpiritus

foberanos , venga en fofpecha de lo

que han de fer las almas, de quien

fon cuílodios , ó ya también , porque

en alguna otra providencia extraordinaria

, qu3 vea ufa el Señor

con ellos , defde que los cria en efte

mundo , conjeture fer efcogldos

para grandes Santos. Al fin, de qualquiera

minera , qui ello fea, ó por

natural congetura qu- lo alcance , ó

por


^ VIDA DE EL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ,

por alguna particular ordenación Di- el difcurfo de fu vida , que era provina

, que íe lo maniíiefte ; lo que curar en coda ella el Demonio travemos

es , que luego defde los prin- garle , por medio de los trabajos , y

cipios de la vida de un juílo , fue- perfecuciones con que lo afligió tanle

con mayor fiu-ia , y rabia perfeguhios

el Demonio. Viendo pues en el Bendito Padre havia de alcanzar

tas veces , y el triunfo gloriólo, que

nueílro Bendito niño Juan complexión de el por medio de la mortificación,

tan bien difpuefta , y acomodada para

la virtud , tan Angular favor, y am­

plantándola en la Reformi del Car­

y Cruz , tomándola por nombre , y

paro de la Virgen , y una providencia

tan efpecial de Dios para guardar Iba creciendo el niño Juan , mas^

melo.

fu vida, como la que havemos aora que en la edad , en la virtud , y para

encaminarlo fu Madre al exercicio

referido, y por ventura juntamente

con efto algún muy fuperior Angel de ella en una honeíla vida , procuraba

inclinarlo á que aprendieííe al­

de Guarda que le aíiftia íiempre , y

que todo eftaba pronofticando una gún oficio de los ordinarios en el

muy extraordinaria Santidad 3 con Pueblo, con que defpues pudieííe á

que le havia de hacer guerra, y fer si, y a ella fuftentar. Pero aunque le

bro , y horror de fus efpantos le de-

Xaíle inútil , y fin brio para exercicios

de virtud. Referia el Venerable

Francifco de Yepes , Hermano de

nueílro Juan , que íiendo ambos muy

niños , y viniendo juntos en compañia

de fu Madre de otro Lugar á

Medina del Campo , antes de entrar

en la Villa , pallando por cerca

de una laguna , ( que por ventura era

en la que fucedió lo que acabamos de

contar ) falió de ella un grande , y

fiero monftruo , a manera de Ballena

, que con la boca abierta acometió

al niño Juan para tragarle : pero

el íin miedo , ni turbación, hizo la

feñal de la Cruz para defenderfe, y

luego aquella fiera viíion defapareeió.

Quién enfeñó á efte ñiño á no

temer tan horrenda figura , y á burlar

del Demonio , y arredrarle folo

con la Cruz, fino la protección,

y amparo Divino , que ya entonces

le rodeaba , y hazia fuperior á todo

el Infierno ? Reprefentófe aqui

lo que defpues havia de fuceder en

fu capital enemigo , quifo atajar, íi

pudiera , en los principios el daño,

y deshonra que tenia , procurando

quitar la vida á efte niño, ó amedrentarle

de manera , que con el aílbm-

probaban en algunos , y el procuraba

aplicarfe á ellos , defeando aprenderlos

, por obedecer , y fuftentar á

fu Madre , con ninguno falia , ni

aun moftraba maña, ni habilidad. Te-

niale Dios guardado para empleo mas

alto , y aísi movió á la Madre , para

que lo encaminaííe por las letras^.

Deíeabalo ella , mas viendofe ataja*

da con la pobreza , no halló otro

medio , fino acomodarlo en un Colegio

de niños , que havia en aquella

Villa , donde hijos de gente po*

bre , y defamparados , fe criaban en

virtud , y eran bien encaminados, e

inftruidos en las primeras letras. Aqui

eftuvo Juan por algún tiempo acudiendo

al eftudio , y á los demás

exercicios de aquel Seminario , y efpecialmente

a los de oración , y devoción

, en que fué exemplo, y dechado

á los demás- niños. Emplea-^

bafe con particular gufto , y afeito,

en ayudar á Miílá , cafi toda la mañana

, en el Convento de la Magdalena

de Monjas Aguftinas , lo qual

hacia con tal aífeo , y compoftura,

que parece grangeaba en los que

oian las Milfas nueva devoción, y reverencia

al Sacrificio , y aficionaba á

frequentarle , y á bendecir

á Dios:

bien


1554

VIDA DE EL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ,

bien al revés de los inquietos hijos y deíeofode ayudarla, troco de bue-

¿c Heii , de qtuen le eicnvCj y condena

lo contrallo. Por efto fe llevaba

el muchacho los ojos ^ y corazones

de todos , no lin particular adjmiryínq

de los que atendiendo á fu

moaellia , á fus palabras i obras 5 y

acciones , advertían ya en el un anticipado

feílb , y una madurez , y

prudencia mas que de niíio.

na gana el Coiegio por el Hofpitalj

tamo con mas güilo , quanto elperaba

tener aquí mayor aparejo para íervir

a Dios y la

Virgen Nueílra Señora el amor grande

La virtud es tan dueña de los co-

con que lo regalaba. Havia en

tazones humanos, que no ha menef- el patío de la cafa un pozo ím broter

para grangearlos otro foborno cal ^ muy hondo ^ y abundante de¡

mas que á ella mifma. Por íi es agua ^ y Juan > ó porque no eftaba

amado, y eftimado el virtuofo j y de ello advertido j ó porque algurt

lleva coníigo la recomendación mas otro muchacho jugando le empeliefpoderoía,

para que le quieran bien, fe j ó porque el Demonio lo procu-

No tenia efte niño Juan de Yepe$ rafle para quitarle la vida ( que es,lo

otros valedores, ni prendas con que mas verofimil) íin reparar en el peaficionar

á quien le vela j mas que ligro , cayó dentro de el pozo. Hafola

fu virtud j la qual aunen los ni- vía gente que le vio caer ^ y áltenos

tiene fuerza para llevar tras si rados con la repentina defgracia Í íin

las voluntades. Era pobrecito , y def- atender luego al remedio de facarls,

amparado ; pero fu modeftia , com- faltos de confejo 1 comenzaron á dar

poiieion i aíleo , y cordura era tanta,

que le hacían amable por extremo.

Entre los que mucho íe aficionaron

á el fue un Cavaliero principal j llamado

Alonfo Alvarcz de Toledo,

perfona piaiola , y devota , á cuyo

cargo eftaba la adminiftracion de un

Hofpital General, que hay en aquella

Villa, obra , y fabrica , que puede

Competir con las muy notables de

Ciudades iníignes. Pareció á efte Ca-

vallero, que Juan, mancebo ya de

hafta doce , ó trece años ( que en

grandes, y .confufas voces ,. á cuyo

alarido fe convocó la vecindad, y acudieron

muchos á ver íi podrían remediarle.

Llegaron laftimados á la

boca del, pozo , mirando íí hallaban

modo , y efperanza de poderle facar:

y quando cali defeonfiados , temieron

, que ya eftaria ahogado, y hundido

debaxo del agua le vieron

vivo, y fentado fobre ella , y que

defde allí refpondia muy alegre , y

fegiiro á las voces , que le daban,

Echáronle una foga , á la qual auancl

eran mas que en otros veinte) po- dofe , y aíiendofe él mifmo , falió

dría fervir allí á los pobres , y jun- bueno, y fano , iin leíbn , ni tur-

Umente pallar adelante en fus eftu- bacion alguna. Admuados de efta madios,

y defpues con una Capellanía, ravilla , le preguntaban, que como

que el penfaba darle , ordenarfe de no fe havia hundido , y ahogado , y

Milla: y tomando á fu cargo el im- él con grande alegría , y fencilléz,

mediato govíerno de aquella cafa , fer refpondia , que una Señora may her-

Superintendente , y Capellán de ella, mofa (que íiempre creyó fer la Vir-

Concertólo con fu Madre, que como gen Sacratísima) le havia recibido,

pobre , qualquier comodidad, que á quando cayó , en fu manto , y 1«

tu hijo fe oñecielTe , eílimaba por foftenia fobre el agua, halla que 1c

grande, y el muchacho obediente. Tacaron de elU. Con ello creció de

huc-

f


I

VIDA DE EL BEATO P. SA N' JUAN DE LA CRUZ.

nuevo k admiración en los circunftantes.

Y viendo la Vida tan milagrofa

, y prodigioía del muchacho,

mirándole unos á otros , decian de

efte niño "fuan , lo que fe dixo del

otro Precurfor de Chrifto. Quién li

peníais fera efte niño? Y con razón,

porque lin duda andaba ya con el la

lH(, i. mano de el Señor piadoío , y poéé,

derofo.

En efte Hofpital comenzó á dar

mayores mueftras de fu virtud , con

la ocaíion , que tenia de exercitarla

en acudir a los enfermos , á quien

fervia con el amor , y puntualidad,

que íi en cada uno de ellos viera doliente

al mifmo Dios- No fe hurtaba

en efte minifterio á defvelo alguno

, al fueño íi muchas veces , ni

le dolia fu canfancio , y trabajo , íino

folo el de fus pobres enfermos, á los

quales curaba , y regalaba con diligencia

, y ternura extraordinaria i

AHi le comenzó Nueftro Señor á defcubrir

las ricas minas de la caridad,

y el á enriquecerfe con el teforo de

ella , en cuyo exerekio hallaba el

aumento de las demás virtudes.Aprendió

alli á compadecerfe de el pobre

doliente , caído en una cama , cuyo

único alivio , y confuelo todo cuelga

de quien cuida de él. Abrazabafe,

para alibiarlos , con los flacos > alentaba

á los defcaécidos , tenia compañía

á los folos , alegraba , y entretenia

á los triftes', y acudía con fuma

puntualidad , y vigilancia á las

necefsidades de todos , íin dar lugar

á que en fu olvido , ódefcuido exercitaíle

alguno la paciencia , para que

afsi la empleaíTe toda en fufrir los

dolores , y pena de fu enfermedad.

Haviendo cumplido con efta obligación

, empleaba lo demás del tiempo

en orar , y eftudiar , poniendo

en uno , y otro tanto cuidado, que

ayudado de la Divina gracia , y de

fu excelente ingenio , falló en poco

tiempo muy aprovechado, afsi en la

oración , como en las letras.

Eftudio aqui la Gramática , y Retorica

, y aprendiólas aventajadamente.

Oyó defpues el Curfo de Arte^,

y cdn no menos ventaja lo aprendió

, penetrando lo mas fútil, y dificultofo

de la Filofofia , y Metafiíica.

Comenzó ya defde entonces á

facar provecho de fu eftudio , valiéndole

del conocimiento de eftas

ciencias , para el de Dios , y de si

mifmo j que es el íin mas legitimo,

y proprio del faber. La parte de

Filofofia , que declara la naturaleza,

y propriedad del alma , eftudió con

particular cuidado , procurando entender

bien fus oficios , y efeoos en

el cuerpo : las potencias, órganos, y

fentidos , por cuyo minifterio obra:

el modo que tiene de entender en

efte deftierro , con dependencia de

las formas , ó femejanzas feníibles,

que la Filofofia en las Efcuelas llama

Fantafmas : como pueden eftas, íiendo

materiales , producir otras mas

nobles , y de naturaleza efpiritualí

como el entendimiento concibe unas

obícuras , y pare otras claras , formando

en el ado de entender una viva

imagen de el objeto , y coíá entendida.

Eftas , y otras femejantes

futilezas filofoficas procuraba Juan penetrar

, llevado mas que del gu£to

, de la ayuda , que hallaba en fu

conocimiento , para entender mas fácilmente

el trato de oración , y contemplación

, á que el era muy aficionado

, y cuyo magifterio pende

tanto de efta inteligencia. De ella fe

aprovechó defpues mucho para la doctrina

de cofas Myfticas , como fe

manifiefta en fus admirables eferitos,

donde ajuftado al rigor de las verdades

filofoficas , declara con gran

propriedad lo mas interior del alma

, y el delicado modo , que ella

tiene de obrar en la oración.

No con menos cuidado fe entregaba

el virtuofo mancebo al eftudi»

de


VIDA DE EL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

de la oración , que al de ías íetras.

*f f"' Llevábale á efte la obediencia , y

if^í natural , á aquel mayor, y mas

don , J loberano únpulfo , y un particular

ftrxcr'j» gfajfoa, a fu exercicio. Era yá fu alma

gtres

de prevenida de el Señor con bendiciones

de dulcedumbre , con iuzes Di­

ftnitenvinas

, y fentimientos Celeíliales, de

los quales era em-riquecido íiempre,

que íe recogía á la oración , que es

la puerta , y fuente de todos ellos

bienes. A ella acudía como á una

Celeftial efcuela , donde el Maeftro

Soberano le efclarecia el entendimiento

, y aficionaba la voluntad para

feguir lo eterno j defpreciar lo caduco

, conocer la hermofura de la virtud,

y fealdad de el vicio. En ella

era enfeñado como havia de negar

fu proprio querer , y mortificar fus

apetitos , defaíirfe de todo feníible

afedo , y aílríe folo a las aldabas de

la Fe , en cuya iluílre obíturidad hallaba

unos refplandores foberanos. Eí^

te era el fruto que Juan facaba de la

oración , y afsi acudía á ella con gufto,

y con frequencia.

El fruto de aquefte aprovechamiento

, y aventajada perfección,

que havemos dicho , manifeílaron

las obras , que todas fueron de verdadera

mortificación , y penitencia.

Comenzó yá defde elte tiempo el

valerofo mozo á caftigar fu carne,

aunque inocente , y afligirla con ayunos

, vigilias , y íilicíos. No contento

con el trabajo de entre día , y los

ratos de Oración, que procuraba entonces

tener : llegada la noche continuaba

efte Santo exercicio defembarazado

de los demás , y luchaba

con la flaqueza , y canfancio de fu

cuerpo , halla rendirlo , y dexarlo

defpierto , y alentado , para perfeverar

en las vigilias. Pero quando

alguna vez , oprimido de la neceffiW

, fe permitía á la violencia , y

tirania de el fueño , recompenlaba

«Ite alivio con la defeomodidad de

la cama , la qual era unos manojos

de íarmíentos , donde mas fe

quebrantaban los huefos , que tomaban

deícanío. Efta penitente coftumbre

fe le conoció yá defde los líete

años > edad , en que de ordinario

amanece el ufo de la razón, con la

qual defde entonces fe entregó al Señor

, y haciéndole Sacrificio de si,

fe holgaba de padecer por él. Exercitaba

defde aora prontamente la doctrina

, que muchos años defpues nos

enfeñó en fu primer libro de la Subida

de el Monte Carmelo , donde

mftruyendo al que quiere caminará

la perfección , le dice : lo primero,

trayga un ordinario cuidado , y afecto

de imitar á Chrífto en todas las

cofas , conf ormando fe con fu vida,

la qual debe coníiderar para faberla

imitar , y lia verle en todas las cofas

como fe huvíera el. Y afsi traía

dentro de fu alma eltampada la Imagen

de Chrillo Señor Nueftro, y en

aquel Divino , y efclarecídifsimo ££>

pejo miraba , y componía todas fus

acciones. De alli le nacía aquella tan

rara , y modeffca compolicion exterior

, cuya raíz ellaba en lo interior,

donde todo eftaba íieinpre ordenado

, y compueílo. En cada acción,

y obra que hacia , fe preguntaba

luego á si mifmo : li Chrifto Señor

Nueftro hiciera lo que yo aora ha--

go , y fe hallara en mi eftado , y

reprefentára mi perfona , y oficio»

como lo hiciera , como fe huvíera,

y obrara en efta ocalion \ Cómo eA

tudiára , li fuera como yo eftudiante

, como arguyera , y difputára con

fus condifcipulos ? Dudára , y preguntara

á fus Maeftros ? Cómoeftuviera

en la Milla , y Oración ? Como

afsiftíera á los enfermos ? Y finalmente

como hiciera lo que yo

debo hacer en el eftado , que me

hallo ? Sed vos Señor ( le decía) mi

Maeftro , pues Ibis mi exemplar, y

mi dechado , y enfeñadme lo que


VIDA DE EL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

debo hacer , para que fepa conformarme

( quanto lo lufre la flaqueza

humana ) en mis acciones con las

vueftras. De efta fuerte fe ofrecía el

devoto mancebo á Chrifto Señor

Nueílro j procurando ajuftar, y medir

todas fus obras con efta Divina

regla. No con menor aliento fe confagió

al obfequio de la Sandísima

Virgen : y obligado de los íingulares

favores , que havia recibido de

fu piadofa mano , procuró defquitarlos

con fus obras. Grecia por inftantes

en fu devoción : rezaba fu

Rofario , y Oficio menor de rodillas,

y gaftaba en fu prefencia largas horas.

Tan temprano comienzan los

Amadores de Jefu-Chrifto afaborearfe

en la imitación de fus trabajos, y

á regalarfe con las dulces memorias

de fu Madre Sacratifsima.

Al paílb que Juan defeaba contentar

al Señor , fe le comunicaba

fu Mageftad, y llenaba de confuelos

, y teforos fu alma , y quantas

mercedes Dios le hacia , tantas él

lograba , con que volvía á difponerfe

para recebir otras de nuevo. Mancebo

era ya de veinte años (briofo

ardor de la juventud } quando como

íi fuera de dos , era íencillo , y como

íi de cinquenta , cuerdo, y repofado.

Jamás fe vio en él en todo

el tercio de efta peligroía , quanto

lozana edad , alguno de los achaques

proprios de ella , no libiandad,

no defcompoíicion , no definan alguno.

Evitaba compañías libianas, efcufaba

entretenimientos no importantes

, cercenaba falidas demaíiadas,

y afsi le fobraba tiempo para todo

virtuofo exercicio. Qué juegos le divertieron

jamás de fus eftudios ? Qué

burlas , de fus veras ? Qué entretenimiento

juvenil de fu madura ocupación?

No le llevaban los ojos eípedaculos

profanos , no la voluntad

bienes caducos , ni de el mundo

admitía mas que fu defprecio. La Efcuela

, la Igleíia, el Hofpital eran fu

alternada havitacion : amigo íiempre

de el recogimiento, y enemigo

de la ocioíidad. Cordura en fus palabras

, modeftia en el afpecto , íuavidad

en fu trato le hacian dulcemente

amable , y venerable. Bafta

decir , que fe berificabaen él aquel

digno Elogio de Tobias , que íiendo

mozo en la edad , no fe le notaba

mocedad alguna , y le convenia

el nombre que los Monges antiguos

dieron al Gran Macano Egipcio en

fu juventud, llamándole en lengua

Griega Paidariogeron , que en la

nueftra quiere decir : Mozo-viejo.

Tal era Juan, y tales no ya indicios

, fino patentes mueftras daba de

fu capacidad , y talento con que le

havia prevenido , y adornado nueftro

Señor para emprefas muy grandes.

Suelen las almas de generofo,

y grande efpiritu , moftrar muy de

antemano en una como viciofa lozanía

, la virtud , y talento de que fon

capaces , y el fruto que bien cultiva- •

das han de dar defpues. La de Juan

defde el principio dio mueftras no

viciofas , fino fazonadas ya de la capacidad

que tenia para fer Maeftro,

y dechado de una fubiime perfección

, para inftituirla , o reftituirla , íi

fuelle menefter , en alguna Congregación

Religiofa: y afsi el Señor , que

para efto lo tenia efcogldo , quifo

darfelo á entender con una muy regalada

, y maravillofa merced que le

hizo en efta edad. Eftaba un día el

devoto mancebo orando con el fervor

, y devoción que folia , y roga-*

ba con aníias al Señor fuelle férvido

de encaminarle al eftado de vida

, que mas le huvieíle de agradar,

reíignando en el gufto , y beneplácito

Divino toda fu voluntad, y poniendo

en las fegunísimas manos de

Dios (como dice el Pfalmifta ) fus

tiempos , y fus fuertes.

Oyó el Señor fu Oración , y acej>

tan-

Hifl. 1

de que

hav/a it

ayudtt i

fundarli

Refomn

del drmeto.

D,

Mg. cm

tra Fauft,

i. zz, (.

70.

16.


VIDA DE EL BEATÓ P. SÁH JOAN DE LA CRUZ. 11

Ttrtu el

H tbitode

del Carmen.

Lia-

•»*fe Fr.

"Jiun de

Sánela

M¿tbu.

txnáo el facriheio , que le hacia,

coníbloá fu íiefro , reípondiendo á

fus defeos con efte oráculo Divino:

Servirmehks (le dixo ) ert una Religión,

cuja perfección antigua ayudaras le^

vantar. Quedó fulpenlb el piadoíb

mancebo conla noticia tan eftra-

«a para el, quanto myíleriofa , y efcura.

No fe le dixo mas, ni fe le dio

por entonces mayor inteligencia de

aquella profetica revelación i que

no todas veces fe declara quando fe


VioA DE EL BEATO P. SAN JÜAK DE LA CRUZ.

to de Nueíbra Señora de el Caítnen.

Tomóle año de 15 63. á los z i. de

fu edad , rari gozofo de efta buena

fuerte , que pareciendole haver caí-

A¿1. i* do íbbre él la de Matías , añadió

26. fobre el nombre de Juan, el de efte

Santo Apollol, dexando el de Tepes,

aunque noble , y proprio de fu al-

.cuña ! y llamandofe de allí adelante

Fray Juan de Santo Matia , apellido

que defpues , mejorada otra vez la

inerte , le mejoró también, y trocó

por el de la Cruz j como veremos

adelante.

chs^fér- Comenzó én eík nueva vida el

vores del nuevo foldado de Chrifto á feguir

Noviciado fu vandera , y a exercitar las armas

deel Bea~ dc * ¿Úfa Religíofa , con tanto

te rAUTe, v' y ' r • ' r J

brío j eípintu > y tervor j que ad-

.íniraba y aun confundía fu exem-

-pío a los que mas fe aventajaban en

Religión ^ y virtud. Acudía á los

A^os , y Exercicios de la Comuni«

dad , y fe empleaba en ellos con el

fofsíego j y dertreza que los muy

.antiguos con el fervor , y puntualidad

que los mas nuevos : y en qualquiera

ocupación ) que fe le encomendaba

i procedía tan religiofa, y

cuerdamente > que folo en la mayor

cqmpoíicion , y encogimiento pare-

.cia Novicio. Apetecía íiempre los

oficios mas humildes , procuraba las

ocupaciones mas trabajólas > holgábale

con las obediencias mas apreta-

.das f y porque á todos tenía por Su-

.periores , y Maeftros, á todos obedecía

, y fe rendía fácilmente , pero

con mayor puntualidad , y per-

. feccion al que le era feñalado por

Maeftro , para que le inílruyeííe, y

enfeñaíTe , porque á eñe, y ai Prelado

miraba como al mifmo Dios.

En todo exercício de virtud refplandecíó

nueftro Novicio Fray Juan,

íin que huvieífe alguna tan rara , ó

dificultóla , de que no diefife yá patentes

mueilras. No es propria de

Jos que comienzan el elbdo Religk>

fo 1 la prudencia , virtud, á quien ^

engendran las canas : ni tampoco ^¿J

el zelo de Religión , nacido de el da San]

arraigado amor á fu inílituto : lo qual ta, ^

todo falta á un Novicio ; pero á la

gracia Divina quien le pufo leyes? Novic^

Ella hace , que comiencen los grandes

Santos, por donde acaban otros,

quando vienen á ferio. Vió nueítro

Fray Juan á un Religíofo de fu Monafterio

defeuidarfe delante de fegiares

j en una falta , que aunque

no era muy grave , defdecia de fu

habito , íiendo folo el Novicio teftigo

de ella. Parecióle , y con razón

i á Fray Juan , que aquello cedía

en defdoro del eftado , y que

corría peligro el honor de la Reiig;ion

3 íi falta femejante fe repetia,-

y quedaba íin enmienda. Iluíirado

interiormente la advirtió á folas al

Relígioíb ¿ pofponíendo el encogí

miento i ley propría de el Novicio,

a la fraternal corrección , ley de Dios

enfeñada , y mandada en fu Evangelio.

No íabemos el modo como

le corrigió > folo fabemos , que el

corregido quedó guflofo f y enmendado

: con lo qual ganó Fray Juan

á fu hermano , y una nueva eftímacion

para con él. Tanto vale un

difereto zelo aun en la boca de un

Novicio. Defcubrió en eíla acción

el caudal para que Dios le havía efcogido

de caudillo , Príncipe, y Capitán

de fus hermanos. Que íi Moy- md' *

fen , quando mató al Egipcio , Pe- uát t.ú

dro , quando defembaynó la efpa- 5»

da contra Maleo ¡ Saulo , quando Jfoí' J'

perííguió á los Chriftíanos , dieron

mueílras con aquel zelo anticipado,

de el que tendrían para fer cabezas,

Maeftros , y caudillos: porque no diremos

lo inifmo de eíle tan zeloíój

y difereto mozo.

^

Paílado el año de la aprobación^ eneld'

profefsó en la mUina cafa de Seño- vento ^

ra Santa Ana de Medina , año de Mei%

15(^4. en manos de el muy R. p. ,^4-

Pro-


VIDA DE ÉL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

Provincial Fray Angel de Salazar, afiiHiendo

fu antiguo Patrón Aloníb

-Aivarez de Toledo. Coníervaíe haf-

•ta oy el teílmiomo de íu profcísion,

íirmado de mano de el Bcaro Padre

en ei libro de las profeísiones

-de aquel Convento : y el miímo litro

enquadernado por efta cauía cu-

•riofa | y ricamente , 'y- refervado en

tin -archivo hecho para efte fin con

gran decencia , y veneración \ por

la que fe debe á tan preciofa joya.

Afsi milmo fe venera en aquel Monailerio

la celda en que moró el íier-"

vo de Dios i convertida en Grato-

•rio j y Capilla de la Igleíia. Con

gran razón eíHma aquel Convento

ellas dos memorias > preciándole haver

tenido por hijo ai que vino á

fer Padre de toda la Familia de Defcalzos

Carmelitas. Pagóle el íiervo

de Dios el beneficio ^ que alli havia

recibido , con dexar aquella cafa como

fantificada con fu habitación , f

con fu exemplo í pues defde entonces

fe ha confervado íiempre en

ella una reformación muy exem-

•piar.

Viendofe ya hijo de la Religión,

y de la Virgen Sancifsima , Patroíia

, y Madre de ella } no fe hartaba

de darle á Dios las debidas gracias

por efte beneficio tan grande,

el qual faben eftimar, como es razón

, los que con verdadera luz de el

Cielo conocen quan bienaventurado

es aquel á quien Dios efcoge , para

que more en fu cafa : y quanta

mayor felicidad es alcanzar á fer

P/4Í.^8. en ella el mas abatido , pobre , y

ll' humilde , que reynar en los palacios

de los pecadores. Hilando , pues,

nueftro Juan con efte gozo , y defeando

cada dia mejorarfe , y agradar

mas á Dios s lo primero en que

pufo los ojos, fue en U Regla de fu

Orden , para faberla j y guardarla

con la mayor puntualidad, .y perfección,

que 1c fuelle pofsible. HaÜQi

que fu Religión , aunque profeílaba

la Regla dada por San - Alberto Patriarca

de Jerufalen ; pero no ya en

aquella primera forma, que la dio a

los antiguos Carmelitas , ni en la que

poco defpues tuvo por la declaración

del Papa Inocencio IV. que la templo

algo , aunque dexandola en el rigor,

y forma de la Regla primitiba, íino

fegun la que - moderó, y mitigó el

Papa Eugenio IV. dilpeníando en algunos

de fus principales rigores , y

obfervancias § y alterado muchas Carias

de ella. Advertido pues de ello,

y encontrando un dia con el texto

de la Regla primítiba , infpiróle el

Cielo un generofo defeo de obfervarla

en todo fu rigor , quanto le

fuelle pofsible , y íe le diefle licencia.

Confultólo con fus Prelados ( íiií

cuya bendición qualqüíer extraordinario

fervor es peligro ) los quales

viendo los devotos , y esforzados

alientos de aquel mozo , no quiííeron

extinguir el efpiritu de el Señor,

que parece infundía en ¿ el tan altos

penfamientos: y afsi le dieron licencia

, para que ajuftado á la exterior

vivienda de la Comunidad , íiguieíle,

y exercitaífe en lo demás las obfervancias

primitivas.

Con efta licencia Comenzó el Bea- ^nne los

to Padre Fray Juan á entablar, y XToTdifponer

íu vida en tal forma , que favMcté

íiendo en el habito , y exercicios' g^rda

regulares de Comunidad ig-ual , y c6tt, rt&f

lemejante á todos , era ea la per- m¡tlvL

feccion , y rigor de ellos lingularifíimo

, y parecido á ninguno. Acudía

3 como los demás , al Coro , al

Refedorio , y a los otros actos comunes

, pero en ellos fe havia con

tal deílreza , y edificación , que ,

cumpliendo el con la obfervancia de

la Regla primitiva , parecía no hacer

cofa extraordinaria ims , que los

otros Religiofos, difsimulando quaiv

to le era pofsible , la lingulandad

d


14 Vii^A DE EL BEATO P. SAN JUAN DE LA CR.UZ.

mulacion fe abftenía ííempre de comer

carne , y ayunaba defde la

Fieíla de la Exaltación de la Cruz,

que es a catorce de Septiembre, hafta

la Pafqua de Refurreccion , co-

. jmo manda la Regla, y en eftas dos

obfervancias era muy eílraña la mortificación

, que padecía , para la

qual huvo bien meneíler fu grande

animo , y el ayuda con que Dios

favorecía fus defeos S porque como

todos los demás Religioibs de el Convento

no guardaban tantos ayunos,

y abíHnencia , por tener difpenfada

la Regla en efta parte , no fe daba

vianda a fu propolito , ni el tenia

con que la prevenir, y bavia de comer

con todos de comunidad , íin

eíperar á remediarfe en la celda,

que íiempre la tenia pobrifsima , y

deíhuda de todo regalo , y provijion.

Comia pan , y algunas yervas,

o cofa femejante , que acafo fe güifaba

para los demás: y de efta manera

pallaba fu vida con mucha mas

abílinencia , y rigor , que le pedia

la Regla. Guardaba también el íilencio

, que ella manda , defde dichas

Completas de la noche antece-

-dente , halla dicha Prima de el íiguiente

dia : y en efte tiempo fe

procuraba recoger luego á la celda,

para evitar las ocaílones de hablar,

íi no era obligado con forzofas ocupaciones

, y mandatos de obediencia,

que le detuvieífen fuera de ella.

Trabajaba de manos el rato que

le fobraba , y fe entretenía en labrar

Cruces de madera, difciplinas,

cilicios, y otras tales cofas, con que

evitaba la ocioíidad , divertía , y recreaba

el animo , y edificaba , y

aprovechaba á fu efpiritu. Pero adonde

principalmente pufo la mira , y

el cuidado , fue en aquel Capitulo

de Regla ( fuftancia de nueftro Inftituto

Carmelita ) en que fe manda

orar dia , y noche recogidos en

Ja celda , 6 cerca de ella. Efte exercicio

Santo abrazó en fu alma , y lo

aífentb en lo intimo de fu corazón,

donde echó defde entonces tan ondas

raices , que vino á producir foberanos

frutos de altifsima contemplación

, y aprovechamiento cfpiritual.

Ni fe olvidó de la pobreza Santa

i que encomienda la Regla , no

admitiendo en celda , cama, ó veítido

cofa que no fuefte precifamente

neceííana para el ufo de la vida

humana , y obligación de eleftado:

y afsi procuró la celda eftrecha, defacomodada

, y pobre , y el habito

corto , viejo , y remendado , y todo

lo que tenia á ufo , era de efta

manera fumamente edificativo, y

que eftaba oliendo á pobreza , y humildad.

Viendo los Prelados de la Orden

el aventajado ingenio de el Siervo Jirheohde

Dios Fray Juan , acompañado &iaenñ

con tan fenalada virtud, el mifmo Um*'

ano en que havia profeílado le em- 156^

biaron á oir el curió de Theologia

en Salamanca en el iníigne Colegio

que en aquella Ciudad tienen Nucftros

Padres Obfervantes , con la advocación

( en aquel tiempo ) de el

Gloriofo Apoftol San Andrés , aunque

oy fe halla con el titulo de

Santa Therefa Nueftra Madre. La

vida que íiguió en Salamanca no es

menos admirable , que la que havia

comenzado en Medina : no fe contentaba

con las obligaciones de la

Regla primitiva , ayuno , abftinencias,

íilcncio , y Oración todo cali

perpetuó ; fino que á efta carga anadia

fobrecarga , y tal que folo ella Vf

( quaíito mas junta con la dicha ) parecía

de el todo intolerable. Moraba

en una celdilla eftrecha , y efeura,

aunque á el no fe lo parecía. Tenia

efte retrete una ventanilla que caía

á la Iglelia , azia el Santifsimo Sacramento

, que eran para los ojos

de íu viva Fe las mejores, y mas apacibles

villas de el mundo. Havia en

el

'


VIDA DE EL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 15


el techo un agujero por donde apenas

le entraba un eícaíb rayo de luz

para eftudiar , y leer. La cama en ^

que dormía era una arteía vieja,ó (fegun

otros) un cuezo á manera de

cuna , donde la inocencia , y pureza

infantil de el Bendito Fray Juan fe

reclinaba un rato. Tenia en la cabezera

clavado un maderillo , que

hacia oficio de almohada , y allí íin

colchón, ni abrigo , ni otra ropa,

mas de la que tenia á cueftas, fe tendía

veftido : y coníiderandoíe como

recien nacido , y difunto en aquella

cuna i y ataúd , velaba mas que dormía

, en las miícrias de la vida , y

en la memoria de la muerte. Efta

celda tan pobre , y edificativa en que

moro el Siervo de Dios, íe ha tenido

íiempre en gran veneración : y

oy viene á fer una de las Capillas,

ó Altares colaterales en la Igleíia

de aquel Monafterio.

Los cilicios con que maceraba , y

mortificaba fu cuerpo , eran exquiíitos

, y afperÜsimos. Traia de ordinario

ceñida , á raiz de las carnes una

cadena de hierro de púas muy agudas

, y fobre ellas fe veília un jubón,

y calzoncillos juftos de efparto menudamente

anudados. Las difcipHnas

que tomaba en efte tiempo eran

tan ordinarias en la frequencia i

quanto extraordinarias en el rigor,

como lo moftraba la mucha fangre

que derramaba en ellas , de que también

daban teftimonio los ramales

mifmos con que fe heria : los quales

muchas veces vieron teñidos en

íangre fus compañeros , y Prelados.

A todos los que eran teftigos de efte

gran rigor , y afpereza de vida les poma

admiración , y efpanto, y les era

de gran edificación, y provecho ; pero

á el no le daba toda ella tanta pena

, quanto el entender que fe íabian

fus mortificaciones , y penitencias,

un poderlas encubrir de el todo á

los ojos de fus mifmos compañeros.

No era menos admirable fu Oración,

que fu penitencia, que ambas alas de

la vida efpiritual batia igualmente

volando á la cumbre de una muy fubida

perfección. Era la Oración fu

vida , fu manjar , y fuftento : ella era

fu eftudio, y fu vigilia. Cumplía con

rigor de verdad aquella principal

obligación de la Regla, de orar día,

y noche , meditando en la Ley de el

Señor , en quanto es dado á la flaqueza

hutnana.

Parece que fe ha dicho algo de la

perfección , con que procedía nueftro

Juan en el Colegio de Salamanca

con fu Oración , y penitencia: pero

reftanos ver el modo que tuvo en

juntar la vida Colegial, y Religiofa,

en que íin duda refplandeció mas fu

caudal, y virtud , y el grande aprovechamiento

de fu alma. Difpenfaba

el tiempo conforme las ocupaciones

lo pedían, dando el fuyo al

eftudio , el íuyo á la Oración , y juntando

ambos exercicios con tan bien

ordenada correfpondencia , y alternado

fruto , que íi eíludiaba para

orar, merecía orando luz para el eftudio.

No confentia ufurpafe algo

la efpeculacion al afedo, ni el afeólo

fu debido tiempo á la efpeculacion:

temple que debe obfervar el Religiofo

contemplativo , y eftudiante,

íi quiere falir en uno , y en otro

aprovechado : pues ni lin Oración

obligará á Dios que le dé luz para el

eftudio , ni íin la de el eftudio fabra

también difponerfe para obligar á

Dios , y entender , y declarar á otros

las delicadas comunicaciones de fu

trato. Y porque la virtud íiempre es

la parte principal, y á que primeramente

fe debe atender efpecialmente

en los Colegios Religiofos, no le

parecía jiacer agravio á las letras, íi

empleado en ellas el cuydado , y

tiempo necelíário , fe daba , y entregaba

mas á los exercicios de Oración

, y de todo Uftage de virtud.

Con


VIDA DE EL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

Con eíla advertencia , pues, acudía

nueftro devoto Colegial á los

exercicios de las letras. Iba , y venia

de las efcuelas los ojos clavados

en la tierra , el corazón en el Cielo

j edificando á todos con fu exterior

compoftura. Aísiftia á las Concluiiones

, defendialas , y arguia en

ellas , no con fuerza de voces , íino

de razones : no contendiendo , íino

difputando en feguimiento fiempre

de la verdad , no de fu apafsiona-

Áo parecer , 6 por falir ( como dicen

) con la fuya : y afsi quando la

vela en la razón contraria, dexando

luego las armas } y cruzadas las

manos fe rendia á ella , reputando

por vidoria propria el triunfo de la

verdad 3 adonde quiera que vencieffe.

De aquí le nacía la quietud, y

paz con que arguia , y con que

defpues quedaba íiempre fereno. Aísi

fe havia en el eíludio nueftro Reiigíofo

Colegial : mas en la obfervancia

, y rueda común de l@s actos

regulares con mas atento cuidado

, como havemos referido. Salido

de los exercicios efcolafcicos, fe reducía

luego á la quietud de fu retiro

, íin dexar empeñado el entendimiento

en la difputa , ni pintada

la memoria de diverías imágenes, cuyo

defordenado bullicio defpues le

perturbaíTen la Oración. De todo

cfto fe venia á hacer un cumulo de

obras cxemplarifsimas notablemente

raras , y que apenas fuelen hallarfe

en un fugeto juntas. Por lo qual

era de todos amado , y venerado,

y efpecialmente en fu Religión , y

Colegio , donde los mozos le miraban

con refpeto , los ancianos con

eftima , los Prelados con amor : y

todos generalmente con veneración

tan grande , que fe recelaban de hacer

, ó decir cofa menos decente

en fu preiencia. Y afsi refieren los

Religiofos de aquel tiempo , que

guando algunos de ellos eilaban recreandofe

con algún defaogo en dn

vertimientos , aunque lícitos , en

viendo venir á Fray Juan fe mefuraban

, y componían aun los mas

ancianos , hafta que el paííaífe : y

íi acafo los cogía de improvifo, aunque

no les dixeífe palabra , fe hallaban

como avergonzados , y reprehendidos

de la Celeílial modeftía

de efte mozo.

En eíla vida , y exercicios corrió

^

el Siervo de Díos hafta el año de t^

i 5 6y. haviendo cumplido los tres Reufa u

del curfo de Theologia, ylosveín- tyMé

te y cinco de fu edad, íiendo tiem- ¿$^2

po ya que fe ordenaííe de Miíía. okiisn-

Reufabalo mucho el Beato Padre re- ci*u%

conociendo fu infuficiencia para tan

alto minifterio. Coníideraba la grande

Reverencia con que muchos de

los Santos fe abfttmeron de tratar

cofa tan alta. Un Gerónimo, y un

Francifco : el uno , que ordenada

no ofaba eXercitar el Sacerdocio: el

otro , que nunca osó , ni le quifo

recibir 5 no valiéndole fu humilde

reíiftencía , fe huvo de rendir á la

ordenación de fus Prelados. Aviendofe

ordenado le traxo Ja Obediencia

al Convento de Señora Santa

Ana de Medina del Campo ( cuyo

hijo era ) para que allí cantaííe la

primera Miíía, y dieííe con efto coníuelo

á fu Madre, y conocidos. Para

efte aílo fe aparejó el Devoto

Miííacantano con largas vigilias de

Oración , con fervientes defeos, con

profunda humildad , con Fe muy

viva , y un encendido amor de

Dios. Defeaba el Bendito Padre (JeP

de que le amaneció la luz de la razón

tener fu alma enlazada , y tan

unida eftrechamente con Dios , que

en fu cuerpo mortal jamás reynaífe

el pecado , ni manchaíTe la primera

eftola , que en el Bautifmo viftió

, y él por íingular favor, fiempre

havia confervado. A efte blanco

dirigía fus anlias , á efte fin iu#

peti-


VIDA DHL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 17

Es confirr/tado

en

yracia en

)a primera

Mijfa.

Motivo

que tuvo

el 3. p.

P» a ¡a

peticiones , y teniendo de fu mano

al Señor , quando en el Altar lo tenia

en fus venerables manos , de

luerre afervorizó la suplica, que mereció

oir por refpuefta, embuelta, en

una luz muy fútil en el centro de

fu alma : To te concedo lo que me

pides. Quedó el Santo Sacerdote bañado

en gozo , lleno de humildad,

y de reconocimiento á tan grande

beneficio : porque juntamente íintió

en fu alma una efpiritual renovación

, y haverie el Señor concedido

una pureza tan feliz , que lo reftituyó

á la inocencia de un niño de

dos años , y confirmó en gracia , al

modo que á los Sagrados Aportóles

, para que jamás le Uegalíe á

ofender con culpa grave. Todo lo

qual demás de los Confeílores fuyos,

que lo deponen , en premio del

íiiencio , con que íiempre ocultó eíte

, y femej antes favores , fe lo reveló

fu Mageftad á las Venerables

Madres Ana Maria de Jefus, y Beatriz

de San Miguel, las quales con

toda efta claridad lo deponen con

juramento en fus dichos. De efta

noticia no careció Nueftra Madre Santa

Terefa de Jefus, quando ordinariamente

repetía : Que el Padre

Fray fuan de la Cru^ era una de las

almas mas puras , y Santas, que Dios

tenia en fu Iglesia , y que le havia

infundí do grandes te foros de lu^} pu~

re^a , y Sabiduría del Cielo , y

que en fu opinión havia ftdo Santo toda

fu vida.

Etedo es de los dones, que nueftro

Señor comunica el defeo de guardarlos.

No fe dá el de la confirmación

en gracia , para que fiada el

alma en el , fe aventure á los peligros

; antes fe inclina á bufear los

medios mas feguros para confervarfe

en ella. Parecióle á Nueftro Beato

Padre , que para no ofender jamas

a Dios mortalmente , era

aefter mucha abílr acción

me-

tamiento del figlo : yhavíendo de

huir de el , ningún retiro juzgó mas

á propoíito , que el de la Cartuja,

Religión Sandísima , y perfeólifsima,

aparcada del trato de los hombres»

V empleada en el trato , y comu-

?É?cácion con Dios , tan lexos del

figlo , que fus profeílóres parecen (y

en la converfacion , y trato lo fon

ya ) Ciudadanos del Cielo. Por1

donde fe ve la eftima grande , que

Dios pufo en el corazón de nueftro

Beato Padre de aquella eftrecha , y

Santa vida. Y cierto , que íí pudiera

añadirfe á efta iluftrifsima Religión

calificación alguna , mas de la

que por si tiene ( que es fumma, y

fummamente debida á fu grandeza,)

no fuera pequeña la que le podia

refultar del aféelo que tuvo á fu

inftituto un tan gran Padre, y Maestro

de perfección , Capitán , y guia

de nueítra Reforma Defcalza.

En elte tiempo andaba nueftra

Madre Santa Terefa de Jefus difpo-*

niendo como fe reformaíle fu Orden

en los Religiofos , por algunos de'

los mifmos que la havian profeííádo

: ya que ella havia dado principio

á fu reformación en las Reiigiofas

, y tenia fundado el primer Convento

en Avila. El primer penfamiento

de que huvieííe Defcalzos

Carmelitas , nació en, el generofo,

y varonil pecho de la gloriofa Santa.

Acudia , pues á Dios en la Oración

, y con inftancia continua, como

otra Raquel , le pedia hijos, ó

Gen. 5

morir : tales eran fus aníias por ver o.

Religiofos Defcalzos de fu habito.

Con efte penfamiento , y defeo, eftando

en Medina del Campo , donde

havia concluido la fegunda fundación

de Religioías , lo comunicó

en fecreco con el Padre Prefentado

Fray Antonio de Heredia , Prior de

nueftros Padres obfervantes , el qual

fe ofreció á defcal/aríe el primero:

pero aunque i la Sama le agradé

i* fu.


i8

VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

fu buen propoíito j no del todo fatisfizo,

rezelando no tendría fuerzas

para tanto rigor j como en la Defcalzez

fe profeíTaba.

En eíle tiempo fe ofreció venir de

Salamanca ( donde ya fe havia buelto

defpues de haver cantado Miíía»)

el Beato Padre Fray Juan con intento

de en llegando a Medina executar

el propoíito , que tenia de pafíarfe

á la Cartuja en el Paular de

^egovia. Venia en compañia del

Padre Maeftro Fray Pedro de Orozco

j el qual fabiendo el intento de

Í.a Santa , le dio larga noticia del

Beato P. F. Juan íin temor de exceder

en la relación , ni que el gran

concepto que anticipaba del Bendito

Padre difminuyelle á la experiencia

fu grandeza. Alborozada con

tales nuevas la Santa , fe le aííentó

e,n el corazón era elle el Religiofoj

Math


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

fe la havia deparado, la juzgó muy

conforme á fus defeos , que eran

fundar con foledad , y pobreza en

imitación de nueftros Padres antiguos.

Partió á Medina , y dio á los

dos Padres la nueva feliz de íu hallazgo.

Parecióles también , que refpondieron

con_ alentado fervor , que

no folo en aquella cafa , pero en.

una pocilga fe encerrarían guftofos.

Viendo fu determinación en tanto

que el P. F. Antonio renunciaba el

oíicio 5 y daba quenta de fuPerfona

al Provincial , fe partió á Valíadolid

a fundar el quarto Convento de

Monjas, llevando en fu compañia ai

Santo Fray Juan.

Procuró el Beato Padre aprovecharfe

de la ocaíion que tenia en la

compañía de la Santa , y trato de

las Religiofas informandoíe bien de

todo el modo de proceder fuyo en

la Reforma. Como eftuvimos ( dize

nueftra Bienaventurada Madre ) a.U

gunos dias con oficiales para recoger

la cafa 3 y íin claufura , havia

lugar de informar al Padre F. Juan

de toda nueftra manera de proceder

, para que llevaíTe bien entendidas

las cofas, &c. De las quales

palabras mamfieftainente fe colige,

que el Bearo Padre fue difcipulo, y

como Novicio de la Santa en la vida

defcalza , para que defpues fueffe

Padre , Maeftro , y dechado de

todos los demás , como lo fue. También

fe colige , que a, el efeogió nueftro

Señor , para la primicia de efta

emprefa : pues ordenó , que á el comunicaiTe

nueftra Santa Madre Fundadora

las primicias del efpiritu de

la Reforma , que fu Mageftad havia

en ella depoíitado , como en principio

de toda la Congreo;acion Defcalza.

Efte beneficio , que el B. P. recibía

de la Santa , pagaba, y agradecía

el , no folo con el raro exem-

Pi0 ^ ÍMi vida , trato , y converfacion

del Cielo , íino también

con la doctrina , y magifterio efpiritlial

que en aquella cala excrcitaba

, aisi con la Santa Madre , como

con fus hijas confeílandolas a todas

, y comunicando fus almas: con

lo quaí comenzó defde entonces á

fer juntamente hijo 3 y Padre efpiritual

de nueftra Madre Santa Terefa

, y el primer Confeííor, Padre,

y Maeftro de efpiritu , que ella, y

fus hijas tuvieron de fu Reforma de

Defcaizos. Haviendofe negociado todas

las licencias para la fundación de

los Religiofos, previno al Beato Padre

para ella la Santa Fundadora,

dándole un pobre ornamento , y recaudo

para decir Miífa. También 1c

dió el habito Reformado > que fe

havia de veftir allá , coíido por manos

de la mifma Santa , y de fus

hijas. Con efta riqueza , y proviííion'

, con eftas alhajas , y ajuar tomando

por compañero uno de los

oficiales que trabajaban en aquella

fundación , para que le ayudaífe á

difponer la caía en forma de Monaf>

teño j fe preparaba para fu jornada

el Santo Padre.

Al deípedirfe de las Religiofas, y

tomar la Bendición de la Santa , delante

de ellas le dixo : Madre , pues

Vueftra Reverencia ha fido tan grande

parte , para que yo emprendief*

fe aquefta obra en fervicio de Dios

Nueftro Señor , pidale me de fu gracia

, para que la comience en hon-^

ra fuya , y que fobre ella , y fobre

mi eche fu Santa Bendición. Vueftra

Reverencia también me de la fuya

i y juntamente con las hermanas

fe acuerde de encomendarme á

la Divina Mageftad. Arraíaronfe de

lagrimas los ojos afsi á la Santa, como

á fus hijas , viendo el fervor,

y devoción del Santo Padre, y conlíderando

la grandeza de la obra ,

que emprendía de tanta Gloria de

Dios , y de fu Madre Santifsima,

Qi

le


16

VIDA DEL BEATO K SAN JUAN DE LA CRUZ,

le rcfpondib la Santa por todas: Vaya

Vueíba Reverencia mi Padre en

hora buena muy confiado de que le

ha de ayudar Nueftro Señor , pues

comienza una obra de las de mayor

lervicio fuyo que fe le harán en

muchos íiglos. La Bendición de Dios

le alcanzará muy larga , y la de V.

Rev. es jufto recibamos noíotras,

como de Sacerdote del Señor , Padre

eípiritual 3 y Coñfeííbr nueftro.

Mis pobres Oraciones , y las de

Nuellras hermanas tendrá muy ciertas

i quanto lo ferá el gozo > y el

beneficio que recibiremos todas en el

buen fuceílb de efta emprefa»

Haviendo partido de Valladolid

B. Padre para exeCutar los intentos

dé fu Reforma en Duruelo , luego

qué defcubrió él íitio > regocijado

con fu vifta grandemente , lo fallido

con alegres Júbilos del corazón

, como cercano ya á fu centro»

Llegando á la pobre caíita ayudado

del oficial que traía coníigo,

la difpufo nueftro gran Arquitedo

en la forma íiguiente. Primeramente

hizo la Igleíia en un pobre portalejo

que tenia la cafa 3 el qual eftaba

reprefentando el de Bel¿n j én

que nació Chrifto Señor Nuéitro.

El adorno mas preciofo 3 con que

la compufo eran unas Cruces de palo

tofcas , hechas de ramas de arboles

j con otras tantas Calaberasj

que caufaban horror , y edificación.

Formó el Coro en la pieza de un

defvan , que tenia un texadillo á dos

vertientes, tan baxo en los eftremos

de ella , que para entrar por el, era

meneíkr arrodillarfe. El ventanaje,

y vidrieras de eíle Coro era un agujero

del techo , que fe abria , y

cerraba con una teja , no tan bien

ajuftada ) que no dieíTe ( como también

las demás ) lugar franco á la luz,

y aun á la efcarcha , lluvia , y nieve.

A los dos lados de él azia la parte

de la Iglefia fabricó dos apartados

, como Ermitillas y ó celdillas,

tan angoftas , y baxas , qué folo

admitían á fu morador tendido , ó

arrodillado > porque eftaban en el eftremo

de la vertiente del defvan.

Puío por cama en ellas un poco dé '

heno > para que todo olieífe al portalico

y Coro. En

, un apofentillo baxo > fobre quien el

Coro cargaba > formó el dormitorio

del Convento con dos , ó tres

celdillas , aderezado con el mifmo

adorno que las demás. De la cozinilla

, que reftaba en la Cafa antigua

hizo dos partes ¡, feñalando la una

para cozina j y la otra para refeítorio.

El ajuar j y menage de ambas

oficinas era muy donoío i porque en

el refectorio pufo por meía, un pedazo

de tabla tofca , por valijas un

cántaro quebrado >, por tazas para

beber unos cafcos de calabaza. La

cozina dexó aílaz prevenida con dos

ollas viejas, que havian de fervir los

menos dias. Efte era finalmente el

Monafterio todo, que formó , y difpufo

nueftro Beato Padre. O edificio

, íí no de funtuoíidad , lleno de

lenguas ¡ que eftán predicando una

Evangélica , y perfedifsima pobreza!

O edificio defprecio de los Palacios

j y Alcázares fobervios del

mundo i Eftas paredillas viejas , que

apenas darán albergue á tres pobres

defcalzos [ eftán haciendo burla de

las torres , que levanta contra el Cielo

el ambición de Babilonia. No

menos ponen moderación á los edificios


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

fkios monafticos j tan crecidos ya,

y mageíluoíbs algunos , que mas parecen

Palacios de quien reyna, que

tugurios , o chozas ( qual debieran

ferio ) de quien llora , proprio oficio

del Monje.

Haviendo paííado todo el día el

Beato Padre en diiponer fu Monafterio

y le cogió la noche tan olvidado

de sí i que no haviendofe defayuñado

todavía , embió al mozo al

lugarilio á pedir alguna limofna. Dieronle

algunos mendrugos, con que

pifaron ambos aquella noche muy

alegres. A la mañana , que havia

prevenido con Oración la mayor

parte de la noche , fe fue á decir

MiíTa, y poniendo fobre el Altar el

nuevo habito, lo bendijo , y acabando

la MiíTa fe lo viftió, íiendo fu materia

, y forma la que aora ufan los

Defcalzos : añadiendo el andar íin

calcillas , choclos , ni alpargatas, rti

otro algún reparo en los pies : y

afsi deíhudamente veftido , y recoleto

, preíentó á los ojos del mundo

la figura del primer Defcalzo

Carmelita , y de los Reformados, el

primero , y el mayor. Viéndole en

efta humildad , y defnudez , y reconociendo

lo que aquella mudanza

exterior le demandaba , puefto de

rodillas prefentó á Dios fu propofito,

manifeífó fus defeos , invocó fu

favor , y poniendo por fu interceffora

á la Santifsima Virgen , pidió

le dieífe fuerzas , valor , y perfeverancia

, para que aquella obra , que

no havia nacido de la carne, y fangre

, fino de Dios , tuvieíTe de fu

Mageftad el aumente , y cumplida

perfección.

De efta manera eftuvo nueftro fo-

Ikario Juan en fu pobre chozuela,

y foledad de Duruelo por efpacio

de dos mefes , que fu compañero

Fray Antonio fe tardó en venir. Los

labradores de aquella alqueria, ó lugarejo

eíUban atónitos viendo a fu

nuevo Ermitaño con aquella figura

, y trage tan edilicativo , y peregrino.

Mirábanle , y admirabanfe

de él , y mucho mas quando llegaban

á hablarle , y le oían palabras

tan del Cielo. Ibanfe tras él , y

no fe hartaban de vér d nuevo

Monaílerio con fu Igleíía , Coro , y

campana. Acudían alli á encomendarle

á Dios tocados de nueva luz,

y convertidos como en otros hombres

, con la fuerza de tan raro

exemplo. Daban noticia de eñe gran

teforo , que fe les havia venido a

fu tierra, á los Pueblos comarcanos,

y venia mucha gente de ellos. No

havia otra cofa en b boca de todos

aquellos labradores fmo el Fray le

Defcalzo , y en fus corazones admiración,

y edificación de fu vida.

Haviendofe ya defembarazado de

fu oficio, y ocupaciones el P. F. Anto»

no de Heredia , llegó á Duruelo , trayendo

en fu compañía á un Hermano

Corifta llamado Fray Jofeph: y

haviendo gallado la noche en larga

, y fervorofa Oración , por la

mañana , que fue Domingo primero

de Adviento año de 1568. á

los z8. de Noviembre , defpues de

decir Miíia los Sacerdotes con Angular

devoción , hincados todos tres

de rodillas en prefencia del Santifíimo

Sacramento con extraordinaria

gozo , y alegría , bañados en dulces

lagrimas , renobaron fu profefíion

, y renunciaron folemnementela

Regla mitigada , prometiendo á

Dios Nueftro Señor , y a la Santifíima

Virgen Maria del Monte Carmelo

, al Reverendifsimo Padre General

, de vivir conforme á la primitiva

, íin mitigación halla la muerte.

Siguiendo la coílumbre , que nueftra

Santa Madre havia introducido

en las Monjas de mudar los renombres

de fus linages, y alcuñas , por

enterrar con ellos todas las memofias

del ligio ? el Padre Fray Antpnio

Am

156^


2 2

VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

ionio defde aquel dia fe llamó de

fefus. Nueíbro Beato P. F. Juan eligió

U Cru^ , y el hermano Confía

Fray Joleph fe apellidó de chriJioy

haciendo entre los tres un chrijh

fefus Crucificado. Poco defpues llegó

el Padre Provincial Fray Alonfo González

, y gozofo de ver aquel nuevo

Belén , y Religiofo Portal de los

Religiofos Carmelitas nombró por

Vicario , y Prior del Convento al

mas anciano de los tres , que era el

Padre Fray Antonio. Por Suprior, y

Maellro de Novicios á nueílro Beato

Padre. Al Hermano Fray Jofeph

para los oficios de la cafa. Hicieron

luego entrambos Defcalzos fus ordenaciones

Reiigiofas para difponer el

modo de vida reformada , ajuftandofe

en todo á la Regla primitiva de

la Orden.

Nueftro Beato Padre Fray Juans

a quien cupo la mejor parte de aquellos

fervores primitivos , por fer el

primero que fe defcalzó , y en quien

Dios derramó las primicias - del efpiritu

, de que fe havia de. alimentar

la Religión, íi antes como particular

miraba á fu aprovechamiento, y

edificación de los demás , aora teniéndolo

por oficio , y obligación ,

afsi eftendió fus buelos , que fin competencia

todos le dieron la palma.

Adelantó fu penitencia haíla parecer

verdugo de fu cuerpo : el jubón,

y calzoncillos de efparto ya le parecian

fuaves: las difciplinas de fangre

no fatisfacian fu fervor : los cilicios

cobardes, íi no taladraban fus miembros

: la cama era un rincón del Coro

i firviendole una piedra de almoada.

A media noche afsillia á los

maytines , y defpues fe quedaba en

Oración haíla venir la mañana ; eftaba

en ella tan tranfporcado , que

haviendofe calado de la nieve , que

entraba por entre las tejas , no la.

fcntia al caer , y folia ( fegun efcribe

nuefti-a Santa Madre) levantar-.

fe a prima , fin haverlo reparado.

No era mucho , porque el calor,

que le daba la Oración , era fupenor

al frió. Venida la mañana la

gallaba en decir MiíTa , y en confeííar

á los que venian de aquellas

alquerías faltos de do£trina , y dQt,

Maeílros.

Iba el Santo ( que era el mayor}

y el mas defocupado ) á los lugares

circunvecinos á predicar á pie , y

dexando el fruto en las almas, guardaba

para fu cuerpo el dolor : pues

canfado , y ayuno íe bolvia á fu Convento

, diziendo á imitación de Chrifto

Nueftro Redemptor : mi comida

es hazer la voluntad de mi Padre,

que me embió :, para que pérfido- loan' |

ne las almas. Sucedió un dia, que

guardó efte fu eftilo , y haviendofe

ya ido en acabando de predicar, le

alcanzó el criado del Cura , que

le embiaba á llamar , y efperaba con

buena mefa , y regalo : mas el Siervo

de Dios 5 aunque agradeció la

caridad, no admitió el combite 5 y

preguntado por el compañero la caula

de tan eílraño defvio, refpondió:

no quiero ( hermano ) que me paguen

, ni agradezcan los hombres,

lo que hago folo por Dios. Digna

fentencia de Predicador tan Apofiolic©.

Haviendo ya dado principio nueftro

Beato Padre á la vida primitiva inftram

en eftafoledad, íiendo, defpues de K r'^;

nueftra Madre , y Santa Fundadora ZmTít

Terefa , el principal Fundador de U &fm

efta Reforma , la fue como Maef- ma'

tro luyo , informando, y como verdadero

Padre , criando á los pechos

de fu Celeítial exemplo , y dodrina.

Y afsi tuvo á fu quenta el inftruir

los primeros noviciados de ella.

Lo qual ordenó Nueftro Señor, para

que la Religión , que toda eítaba

entonces cómo en femüla en

aquellos pocos Religiofos , recibieflc

la verdadera forma de fu primitiva


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 23

tiva defcalzez , por boca , y enfenanza

del Beato Padre , á quien

fu Mageftad havia de ante mano comunicado

las primicias de efte efpiritu.

Comenzó la execucion de eíte

Magiíterio en Duruelo donde que

con el govierno de la cafa , por

ííufencia del Padre Fray Antonio.

Bn eftaí ocaílon viendoíe foio, y dueño

en todo el Beato Padre , fue cofa

maravillofa como entabló el trato

con Dios, el retiro , y mortificación,

y lo demás perteneciente á la vida

primitiva. Haviale dotado el Señor

de tal magiílerio , difcrecion } y capacidad

, que entonces con la voz,

y defpues con la pluma , llenó fu Religión

, y las demás de Angeles contemplativos.

Su compoftura exterior

nacida de la prefencia continua

de Dios, caíi viíible á ios demás, fu

íiiencio humilde , fu alegría modeíta,

fu afabilidad caritativa , y cortés le

grangeaban la común eftimacion.

Atendiendo á lo mas proprio de fu

oficio no era menos de notar la prudencia

, temple , y apacibilidad con

que recibía los Novicios , y encaminaba

en fu vocación. Penetraba

primero las fuerzas, y naturales, para

medir con las unas el trabajo,

y dirigir los otros , quitándoles los

refabios , é inclinaciones , con que

benian del ííglo : con que mortificadas

las pafsiones , y apetitos , quedaba

la tierra de fus corazones difpuefta

para la femilla del Cielo.

¿So Ofreciófe poco defpues la trasla-

1570. cion de efte Convento de Duruelo

al de Mancéra , que fue año de 1570.

a 11. de Junio. Pafsó á ella nueftro

Beato Padre con dos iníígnes Novicios

que havia recibido en Duruelo.

Hizoíe la traslación con mucha folemnidad

, viniendo todos en Procefsion

defde Duruelo á Mancéra,

acompañados de algunos Religiofos

de la obfervancia , que fe hallaron

preleiues. Luego fe comenzó a efparcir

la fama de los defcalzos por

toda aquella tierra , con gran opinión

de fu exempiar vida : y á ella

voz concurrieron muchos de di verfas

partes á pedir el habito. Creció

en breve el numero de los Novicios,

y recibieronfe algunos muy feñalados

, que defpues fueron efclarecidos

varones en la Religión.

Haviendo ya inftruido el Santo Padre

los Noviciados de Duruelo , y

Mancéra , fe partió mediado Odubre

, á hazer lo mifmo en el de Paftrana

con titulo de Vicario de aquella

cafa. Halló en ella un efcogido

rebañuelo de catorce Novicios, que

en el primer año de fu fundación fe

havian recibido todos excelentes , y

de grandes efperanzas ; Los quales

a unque muy fervorofos , y difpueftos

á toda perfección , pero necefíitados

de doctrina , por no haver te-"

nido Maeftro de afsiento, ni á propoíito.

Por lo qual el Santo Padre,

como á quien tocaba la enfeñanza

común de la Reforma, comenzó á

inftruirlos de nuevo en las obligaciones

de ella. Luego fe echó de ver

en el Noviciado , y en toda la cafa

la eficacia de fu Magifterio : porque

andaban todos alegres, devotos , y

alentados , y con una Santa competencia

diligentes en el camino del

Señor.

No pudo durar mucho la afsiftencia

de nueftro Beato Padre en

Paftrana , porque haviendofe fundado

en Alcalá en efte año de 1 j 71. un A"0 4*

Colegio, que fue el primero , y de ^71''

los mas iníignes de la Orden > fue

feñalado en él por primer Redor,

para que le dieíTe el temple debido

á la virtud , y las letras. Admiró á

aquella floridifsima Univeríidad con

la fantidad de fu vida , y exemplo

de fus Religiofos , que alentados de

fu fervor , facaron colmados frutos.

Era cofi maravillofa vér el orden,

obfervancia , y fervor de aquel Cois-


JjAz.enlo

Conftjfor

de la En~

carnación

de Avila.

Año de

1572.

24

VIDA DEL BEATO P. SAN

leglo , el trato , y frequencia de

Oración < los ayunos , y vigilias, los

alentados exerciclos de mortificación,

y penitencia : de fuerte , que yendo

poco defpues a vifoar aquel Convento

el Padre Maeftro Fray Pedro

Fernandez , ComiíTario Apoñolico,

admirado íu compañero de tan gran

rigor de vida , le pareció aquella cafa

mas Cárcel Religiofa de San Juan

Climaco , que Colegio de eftudios.

Y de tal manera eítampo nueftro

Beato Padre en el corazón de aquellos

primitivos Colegiales el amor á

la virtud , prefiriéndole íiempre á el

ciludió de las letras , que por efta

caufa quedó como en proverbio común

repetido á cada paíló en nueílros

Colegios: Religiofo , y eftudiante , y

el Religiofo delante.

Por Odubre del corriente , fue

eleda nueftra Santa Madre por Priora

del Convento de la Encarnación

de Avila j del Carmen de la Obfervancia

: y coníiguió del Comifario

Apoftolico que le embiaile por

Confeiíor al Beato Padre Fray Juan

de la Cruz, efperando de fu do£tri~

na , y virtud , que dexaria aquel

Convento como ella tenia los demás

de fu Reforma. Partió el Santo Padre

llevando por compañero al Padre

Fray Germán de S. Matia , entrado

ya el año de fetenta y dos.

Llegados á Avila hicieron afsiento

en una caííta, que íe les íeñaló spara

pofada junto al mifmo Monafterio

de la Encarnación : y como quien

afsienta allí fu Real, comenzó el Beato

Padre fu conquifta , y batería para

mejorar , y perficionar aquel Convento.

Fueron fus principales armas,

defpues de la confianza en Dios, el

exemplo , y la dodrina. Quanto a

lo primero , moraba en aquella pobre

caíita apartado del bullicio de la

Ciudad , por eftar fuera de ella el

Monafterio , como íi viviera en una

Ermita íbluario. El trato de fuper-

JUAN DE LA CRUZ.

fona era el mifmo que en Duruclo.

En la comida era muy parco, y mortificado

: y porque ello venia por

mano de las Religiofas, era notable

la edificación , que les cauíaba ver

que jamás reparaba en que fueíTe

buena , ó mala , poca , ó mucha,

bien, ó mal guifada, ni fe acordafc

de pedirla , quando fe olvidaban de

darla. Tratábalas íiempre con hu*

milde gravedad, fereno, y modefto

roftro, y una circunfpeccion en acciones

, y palabras tan grande, que

por qualquiera parte que le miraban,

les caufaba edificación. No les

daba ni recibía regalos , ó dijedllos

, aunque fuellen cofa muy poca

, y al parecer devota : porque

echaba de ver , que en cíla materia

de lo poco fe viene á lo mucho , y

de lo efpíritual á lo fenfual. Abíleniafe

también de moftrar mas eftima

de una , que de otra , mas güilo de

tratar conla , que con aquella:

porque no fueíTe caufa de inquietud,

ó embidia en las demás la particularidad

con una fola. A todas ayudaba

, á todas coníblaba , á todas

moitraba un femblante , vaiiandolo

folamente fegun la necefsidad de cada

una.

La dodrina ( arma fegunda con

que conquiílaba las almas de ellas

Religiofas para Dios) no éramenos

eficaz que fu vida : porque era la

mifma vida fuya , añadida la energía

de la voz , palabras hijas de las

obras, dodrina nacida de la experiencia

, y magiílerio todo lleno de

vigor , y celcftkl Efpiritu. Refpondieron

los eledos á las caulas , el

fi-uto á las diligencias , y el provecho

grande , que dentro de breves días

fe vio en las Religiofas de eíle Convento

, al gran cuydado , exemplo,

y dodrina conque el Beato Padre

Fray Juan las ayudaba. En comenzándolas

á tratar , comenzaron ellas

á conocer en el fu aventajada virtud


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 25

tud , fu CeleíHal efplritu , fu rara

perfección. Fue poco á poco prendiendo

en ellas aquella viva llama,

en que iban embueltas fus palabras,

y que arrojaban fus obras , y en breve

tiempo hizo tal efedo , que parecía

arder todo aquel Convento en

devoción.

- Para mas acreditar la rara perfección

, y virtud del Santo Padre en

drden al mayor aprovechamiento de

las almas , y glorificación de la Divina

Mageftad , quifo el Señor deícubrir

algunos de los dones con que

le havia enrríquecido. Comenzando

por el c|ue fe ordeña á hazer obras

milagrofas , fe experimentó en Doña

María de Yera , Religiofa grave

de aquel Convento , á la qual

dio tan fubita , y mortal enfermedad

, que antes que obraííen los remedios

, la privó de los fentidos, y

lo que también fe tuvo por cierto,

de la vida. Las Monjas con el fuceíío

atónitas , y defconfoladas j llamaron

al Santo Padre , y disfrazando

entre el amor también filis quejas

, le dixo una : Buena cuenta ha

dado Vueftra Rev. Padre Nuefiro de

fu hija , pues la ha dexado morir íin

^ Sacramentos. Calió el Siervo de Dios,

* y retirado al Coro , fe pufo en Oración

como otro Elias , y haciendo

mftancia á fu Mageftad, fue tan eficaz

, que k Religiofa ya difunta , á

vifta de muchas , que en fu celda

la afsiftian , comenzó á mudar femblante,

abrir los ojos , menear las

manos, y moftrar alientos de vida.

Las Monjas alegres con la novedad,

acudieron al Coro de tropel, á dar

al Santo P. el avifo de la refurreccíon

de la difunta: el qual íin turbación

refpondió a la Religiofa , que

fe le havia quexado : kHija efia contenta

i Con que las confirmó en lo

q«e ya todas creían de que aquella

maravilla era efe¿Vo de fu Oración.

Llego á U recién refucitada , y hallándola

con muy entera vida , y

muy en si , la fue difponiendo para

Dios. Confefsóla de efpacio , dióle

los demás Sacramentos , con los

quales difpueffca , y prevenida, bolvió

á entregar á fu Mageftad el cípiritu

, que para fu mejor difpoíicion

le havia preftado.

Eftando pues una vez de ellas

dia de la Santifsima Trinidad , hablando

á la reja de un locutorio ( que

oy por efta caufa fe venera) femado

por la parte de á fuera , d en

una fiíla , y la Santa por la de adentro

en un banco , comenzaron fu

platica. Eran ambos iníignemente devotos

de efte Sacrofanto Myfterio, y

particularmente el Santo Padre, que

recibía frequentes , y altifsimas iluftraciones

acerca de el. Comcnzofe

la platica, y en ella ( dando la Santa

lugar al Siervo de Dios , como

á Maeftro > y Padre efpiritual ) to-<

mó el Santo Padre la mano en la

declaración de efte Myfterio. Abrió

aquella Celeftial boca , y trasladando

á los labios parte de la luz , y

aldfsima noticia que infundía Dios

en fu alma , comenzó á íígnlficar

tan altamente la foberana profundidad

de efte Myfterio , que parece

quería correr el ívelo á tan arcana

Mageftad. Salían embueltas las

razones en pedazos de luz , y de

fuego Divino , y era cada palabra

una faeta. Fuelle engolfando en

aquel ímmenfo Occeano , y encendiendo

mas, y mas el corazón coa

noticias , y luces tan altas , que fe

iban excediendo unas á otras , hafta

que finalmente no pudiendo ya fufrirlo

la flaqueza humana , arrebatado

el entendimiento de tan fubído

objeto , fe defprendió de los fentidos.

Qaifolo , como otras veces,

impedir el humildifsimo varón , pero

á fu refiftencia creció mas la fuerza

de la imprefsion comunicada : y

redundando fu influencia en las po-

D ten-


A v**-,

2¿ VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

tencias inferiores , las llevaba tras si.

Aqui viendofe ya íin remedio, vencido

de aquel poderofo Angel , con

quien luchaba interiormente , no pudiendo

mas reíiftiríe , fe aíió fuertemente

á la íilla donde eftaba fentado

, para moderar íiquiera de efta

fuerte la dulce tirania de aquella elevación.

¡Mas (ó grande ,7 poderofo

Dios!) viófe en efte punto un efedo

fobre manera maravillofo : porque

aíido como eílaba á la íilla, dio coníigo

j y con ella en el techo del locutorio

, y fubiendo por el ayre en

fu íilla 5 como en otro carro de fue-

J a imitación de fu eran Padre

Elias, parece quena alcender triunfante

como el, ó fubir qual fuego á

fu esfera, ó volar como Serafín á la

fuprema Gerarquia. La Santa 3 que

atenta á fus palabras , y femblantes,

iba recibiendo en si los mifmos efectos

, ora de oír al varón de Dios tan

altas cofas , ora de verle tan admirablemente

fufpenfo, lo quedo ella

también en el mifmo puefto , y arrodillada,

fegun que folia eftarlo quando

le 01a , y con femblante , y ademan

como de quien le eftaba mirando

, y venerando en aquel Divino efpiritu

que moraba en fu alma. Efte

efpectaculo tan prodigiofo de entrambos

á dos afsi elevados , acertó á ver

una Rcligiofa , llamada Beatriz de

Jeílis j que defpues fue Monja Defcalza,

y murió íiendolo en el Convento

de Ocaña , la qual entrando

a dar un recado á nueftra Santa Madre

, y abriendo el locutorio , pafmó

viendo reprefentacion tan admirable

, y peregrina , y otras Monjas,

que avisó , y fueron teftigos de efte

fabrofo eípedaculo. Preguntó defpues

á la Santa la caufa de efte efecto

, y fupo de fu mifma boca , que

havia tido el que havemos referido.

¡Vea aora el mundo qual es la fuerza

del Divino amor ! quan grande el

que en aquellos íagrados pechos ardía

! quan maravillofa la luz de efta

antorcha de Juan , y quan Divino fu

efpintu l pues hafta la carne de que

eftaba veftido , fe veftia de las con-,

diciones , y propriedades de él.

En efte mifmo Convento fue donde

nueftra S. Madre mas particularmente

, que en otra parte alguna experimentó

quan de ordinario andaba

efte Celeftial varón fufpenfo en Dios,

porque quantas vezes le hablaba , le

hallaba tan embebido en oración, que

a pocos lances fe le quedaba abforto

en medio de la platica. Por efto,

decía la Santa : Que no fe podía hablar

de Dios con el Padre Fray fuan,

porque luego fe trafponia , o hacia

trafponer , como a ella le acaeció en

el cafo referido. Otra vez también le

fucedió , que eftando con nueftra

Santa Madre en el recibimiento de la

Encarnación, le dio un Ímpetu de;

elevación tan fuerte , que queriéndolo

difsimular , fe levantó de la

íilla en pie, y preguntándole nueftra

Santa Madre íi aquello era alguna

fufpeníion , refpondíó con humildad

, y llaneza : Creo que si. En

lo qual no se de que mas me maraville

, íi de la fuerza , y perpetuidad

de fu Oración , ü del recato

con que procuraba evitar fu exterior

nota , o ya de la humildad con que

apenas confeífaba lo que era tan patente.

Efte es el eftilo proprio de los

Santos , y efta la modeftia con que

defeando encubrirfe , fe defeubren

La tercera demoftracion con que

Nueftro Señor manifeftó quan agradable

le era efte fu Siervo , fue una

aparición maravillofa , en que fe le

moftró Chiifto crucificado laftimoíamente.

Eftaba orando el Venerable

varón, y contemplando en los

dolores , que fu Divina Mageíbd

havia padecido en la Cruz , aquel

Divino roftro afeado , fu laftimera

figura , y el defcoyuntamlenro de todo

fu íagrado cuerpo : y abforco en

la


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

^7

confideracion de eñe paíTo , que

.folia enternecerle las encrañas j vio

fubicamente delante de los ojos lo

que íe le reprefentaba dentro de fu

alma , que como contemplado iiuftraba

el entendimiento , y imaginado

ennoblecía la imaginación : aisí

vifto regaló el fentido de la vifta,

para que todas las potencias , cognofcitivas

quedaílen conla excelente

viíion perficionadas, y todo el hombre

interior, y exteriormente enrriquecido.

Quedóle aquella figura tan

impreíla , que defpues á folas tomando

una pluma , la dibujó en un

papel con folas unas lineas en la forma

que aqui fe verá , advirtiendo

que el Chnílo pequeño , y derecho

es el aparecido de bulto , el grande

, y efeorzado es el dibuxo que

de el hizo el Santo Padre.

Tres cofas, entre otras, fon dignas

de ponderación en efte dibuxo.

La primera , la poíicion en que fe

le reprefentó Chrifto Señor Nueftro

, y la que tenia el Venerable

Varón quando le vio. La fegunda,

el artificio del dibuxo. La tercera,

la devoción que reprefenta , y caufa.

Quanto á la poíicion , fupueílo

que le dibuxo en la forma que íe le

reprefentó, confultadas las reglas de

buena perfpediva , parece haverle

vifto el Santo Padre eftando fuperior

1 Crucifixo ( el qual fe apareció derecho

perpendicuiarmente ) por el

lado izquierdo , no en el paralelo

de los brazos de la Cruz , íino mas

a fuera , y afsi pudo hacer á fu vifta

aquel efeorzo. Y para que afsi

le vieíTe , es fácil coníiderar, y creer

eftaria el Siervo de Dios en alguna

ventana , ó tribuna , que en las

Igleíias de Conventos fuele haver,

al lado del Altar Mayor , en medio

del qual fe coniídera haverle aparecido

, buelto derechamente al pueblo.

¿Mas por que afsi, y no buelto

al miüno Santo Padre i Podnafe

creer haver fido para reprefentar con

aquel efeorzo á fus ojos una figura

mas laftimofa , y defeoyuntada,

de lo que pareciera derechamente.

Acerca del artificio , quantos fiben

de el en la pintura han admirado,

que lo mas dificultofo de ella , que

es la perfpediva en efeorzos, la huvieííe

executado tan dieftra , y fácilmente

, quien no huvieíle, y por

muchos años exercitado el arte de

pintar. Porque dibujar objeto aufente

en aquella forma , pide tan íingular

defereza , que los mayores

Maeílros de efta Arte , que le han

vifto, tienen á particular milagro

haver hecho efte Dibuxo, quien no

fuelle muy exercitado , y dieftro

Pintor : pues aun los que fon tenidos

por tales , havemos vifto errar

en las copias , que han facado del

original, teniéndole prefente. Quanta

fea finalmente la devoción, que

efte Dibuxo reprefenta , y caufa, e!

mifmo lo efta diciendo á quien atentamente

lo coníidera : porque verdaderamente

fe mueftra en el muy

al vivo aquel afpedo de Chrifto crucificado

, y muerto , y hace fu vifta

en los corazones piadofos muchos

maraviUofos efedos , que fo

experimentan cada dia.

Ya el refplandor de tan gran luz

no cabia en tan corta esfera , como

el Monafterio de la Encarnación 5 y

por mas que el Santo Padre procuraba

encubrirlo , y recogerlo, fe trasluzia

, y derramaba por toda la Ciudad.

Corria en ella la voz del Defcalzo

Carmelita , de un varón del

Cielo , de un hombre Divino , cuya,

vida , y doctrina eran milagrofas.

Comenzaron á comunicarle , y conocerle

: y aficionados á fu trato,

quanto aprovechados con fu comunicación

, acudían á el por confejo,

y remedio en fus necefsidades , como

á oráculo , y refugio copiun. Tenia

4on particular del Cielo para

Di guiar


a8 VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

guiar almas , para defembarazar efpiritus

, para ferenar corazones : y

como hay tantos necefsitados de efte

remedio , eran muchos los que le bufeaban

j y hallaban en el. Diole á

muchas perfonas fatigadas de efcrupulos

, á otras atormentadas de melancolías

, y a otras también , que engañadas

•, b con ignorancia , 6 con

error havian perdido el verdadero

camino del efpiritu. Enfeño el de la

comtemplacion á muchas almas , y en

todas las que le trataban era admirable

el fruto que hazia. De efto participaron

mas algunos Conventos de

Religiofas , las quales oyendo dezir

lo mucho que con fu trato havian

aprovechado las de Ja Encarnación,

procuraron con una Santa erabidia

gozar también ellas de teforo tan

grande. Importunado de fu devota

inftancia , huvo de acudir a fu confüelo,

á comunicarlas, confeííarlas, y

hazerles platicas efpirltuales 3 de lo

qual fe vela prefto el fruto en fus

almas. ;

No fue el menor beneficio , que

liizo á algunas almas muy perfeguidas

, y aun poífeldas del Demonio,

libi'arlas de fus manos. Dio el Señor

al Bendito Padre , entre otros gracíofos

dones , luz particular para conocer

, y diieernir efpiritus , y un

ííngular poderío íbbre los Demonios.

De ambas gracias hallaremos en el

difeurfo de fu vida muchos , y raros

exemplos : pero los que en efta

parte de ella fe nos ofrecen , fon

muy extraordinarios : pues le merecieron

el nombre de fegundo Baíilio.

Havia en un Monaílerio de Avila

una Relígiofa , á quien embidiando

el Demonio ta perfección con que

vivía , comenzó a moíeftarla con efpiritu

de blasfemia , ingiriendo propoíiciones

contra la Fe , "y tentaciones

contra la caftidad , que havia

profeilado. Comunicólas con el Santo

Padre , que conociendo al autor

de fu inquietud , le aplicaba á tlen>

po las medicinas convenientes. Aunque

la paciente recibía fofsiego en

íu prefencia , en aufentandofe bolvía

el Demonio á fu porfia , y para

enrredarla mas , tomábala figura

del Santo Padre , y en el Confeífonario

la inífaruia con dodrinas

perniciofas. Solviendo el verdadero

ConfeíTor , y enterado del arte de

fu enemigo , procuró remediarlo,

dándole por eferito lo que havia de

hazer quando padecieífe femejantes

tentaciones.

No fe dio con efto el Demonio

por vencido , antes ufando del mifmo

ardid , eferibió otro papel, imitando

la letra , y firma del Santo

Padre : y en el le dezia, como por

no poder efeufar cierto viaje le quería

dexar algunas advertencias acerca

de lo que antes ie havia enfeííado

por eferito : porque coníiderandolo

mejor , halló , que tenia doctrinas

tan apretadas , que ía havian

de caufar nuevos eferupuios , y en

vez de quietar, turbarle mas la conciencia.

Como la Religiofa conocía

la letra , y firma del Santo , gozaba

de fu libertad , aunque eftrañó

lo opuefto de fu doítrina. Bolviendo

al Convento el Santo Padre, conoció

el embeleco de Satanás , pi-.

dio el villete, y aunque conoció fer

la letra muy femejante álaíuya,no

fus propoíiciones : con que defengañó

á la Religiofa : y viendo la aflicción

de aquella alma , y aducías de

fu enemino , valiendofe de-los exorcifmos

de la Igleíia , y armas de fu

Oración , conjuró al Demonio , y

le venció dexando á la Monja libre

de fu tentación , y en adelante mas

cauta.

Mayores circunftancias tuvo cí fuceííó

íiguiente. En. otro Convento

recibió el habito cierta donzella, que

liendo de edad de feis anos , le le

apareció el Demomo en figul-a corporal,


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

poral , y ella pagada de fu aparente

bermoíura , le entregó todo íu afecto.

Era de fu natural aguda, y muy

falada en fus dichos. Vaiiendofe el

Demonio de fu inclinación, le ofreció

hazerlamas doda,, y mas difcreta

i que los varones mas íabios : y

afsi lo cumplió , facandoie por condición

, que le havia de hazer una cedula

firmada con fu fangre, de que

no havia de reconocerá otro que á

el por efpofo. O lobo infernal, hamhriento

íiempre por fangre , y corazones

humanos ! hizolo afsi la pobrecilla

j ayudándole el Demonio

á picarfe con tal deftreza en una de

las arterias ( cuya fangre purifsima

mana del corazón ) que íin recibir

daño pudo facar la que era menefter

para cfcribir la cédula j que al fin le

dio efcrita 5 y firmada de fu mano.

Hecho efte pacto , y apoderado el

infierno de aquella miferable almaj

la traftornó de fuerte ^ que llegó á

aborrecer á Dios , y defeaba que otros

le aborrecieffen , por hazer á fu nuevo

galán aquel obfequío.

Creciendo en edad) ó ya porque

no tenia en fu cafa comodidad para

elegir otro eftado ) ó ya porque el

Demonio por fu medio pretendía la

perveríion de otras almas, entró en

el Convento 5 donde la recibieron

con gufto por el interés de fus gracias.

Hablaba todas lenguas , fabia

todas las. artes , y en laTheologia

difcurria con tanta futileza \ que tenían

fu ciencia por infufa. Mas como

fiempre fe nota lo ííngular , y

es fofpechofo lo que mucho fobre-

£de i entre otros muchos entraron en

cuidado los Prelados de . fu Orden

para examinar lo que tantos celebraban.

Defpues de hablar Agimos Maeftios

graves , y no dar fondo a la ma-

«aáa , tuvieron noticia de nueftro

Santo Padre , y U diferecion de efpmtus

de que el Señor le havia dotad

o , y te rogaron tuvieífe por bien

de examinar el de aquella Religíofa.

Efcusófe al principio 5 pero vencído

de la inftancia , y corteíia j fe rindió.

Señalado el dia para hablarla 3 fe

preparó con fus armas ordinarias de

Oración , penitencia j viva Fe en el

Señor , y total defeonfianza de si

mifmo. Llegó al Convento , y faliendo

la Religiofa allocutorio, luego

que fe vió en fu prefencia , no

folo la Bachillera calló , y la sabia

enmudeció > fino que comenzó á temblar

j por ver fe havia defeubierto

fu enrredo.

Con eftas mueílras, y luz fuperior

i que afsiftia al Santo Padre,

reconoció la caufa de aquella enfermedad

, y la declaró á fus Prelados,

diziendo 1 como aquella Monja eftaba

engañada del Demonio , y era

menefter conjurarla muchas vezes:

porque tenia antigua poílefsion de

aquella fuerza.

Defpidiófe el Santo Padre , mas

los Prelados de la Religiofa 4 dándole

todas fus vezes, le fuplicaron,

que pues havia defeubierto la enfermedad

, aplicaííe los remedios. Rindiéronle

, no tanto los Superiores,

como fu caridad , y peligro de aquella

alma. En el piimer conjuro fe»

certificó mas el cafo, porque la privó

el Demonio del fentido 3 y el

mifmo quedó mudo j íiendo antes

hablador. Al fegundo le defató la lengua

, y obligó i á que mal á fu pefar

, declaraíle el tiempo , el dañoj y

caufas de haver engañado aquella

alma , jj y quantos la poíTelan entonces

l A lo primero refpondió lo qus

ya dexamos referido : como vaiiendofe

de fus bachillerias defde los feis

años cayó en fu trato , y lo confirmó

con una cédula, que le entregó

firmada con fu fangre. A lo fegundo

, que allí eftaban tres legiones

de Demonios , y Lucifer era el

principal de todos ellos. Mandó el

Sicr-



VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

pobre muger fe deshazla en lagrimas

•, y eftaba a la puerta de la defefperacion,

viendo, que quien le

havia pintado a Dios tan ámorofo,

aora fe lo volvía , y mudaba ( como

dezia Job } en rigorofo , y

cruel.

No fe le encubrió al Santo Padre

lo que paífaba en el Convento. Avilado

del Señor partió a el, y pidió

por la Religiofa.^ Refpondió la tor-

ñera, no la podía hablar, porque ef—

taba con el Padre Fray Juan de la

Cruz. ¿ Como puede fer eíTo (repli-

co ) íi yo foy Fray Juan de la Cruz,

y no ei que eílá en el locutorio i

Entró en él el Santo Padre , y al

punto que lo vio , fe defvaneció el

Demonio , y halló a la Monja caíi

defefperada. De efta acción fe válió

Siervo de Dios á fuerza de conjuros

, que vmieííe , y aíiftieíTe allí

Lucifer , ei qual fe prefentó luego,

fegun fe vio en el afpedo , y palabras

de la paciente : Porque fe pufo

tan feroz , y terrible , que las

Monjas huyeron de miedo , y quifo

hazer lo mifmo el companero del

Sanro Padre , fi él no fe lo impidiera

, y le animara , diziendo no

temieíTe", pues era Sacerdote del Seííor.

Y fi el varón Santo no reprimiera

aquel furiofo efplritu, parecía

querer defpedazar á los circunftantes

, y con fobervifsímo orgullo repetia

i i a. mí, Fraylecillo ? No tengo

yo fiervos ? Sintiendo quelehuviefíe

compelido á refponder al conjuro.

Proíiguió el Santo pareciendole

poco todo el infierno contra la virtud

del Señor, que le afsiíHa.

La Adonja, á quien folo quando la

conjuraban , fe privaba del ufo del

fentido , quando volvió á él , y vió,

que ya el Santo Padre fabia fu perdicion

, fe la declamas defpacio.

Tomando de aquí ocaíion el Santo,

- ; el Santo para darle á conocer con

mas facilidad , afsi el engaño, y fla-

queza de fu enemigo , que huía de

un pobre Frayle , como la piedad

del Señor , que cuidaba fu remedio,

quando ella menos le obligaba: con

que la volvió en si , y dexó con

le fue alagando la voluntad , y alum- mas animo , y confuelo. Ya havian

brando el entendimiento , que una, acudido al locutorio las Monjas , y

y otro tenia tan perturbados , y con en fu prefenda el Santo conjuró á

razones tan fervientes la acometió, los Demonios con animo tan fuperior

, que aunque mas fe reíiftieron,

tales coníideraciones le propufo de

la miferícordia de Dios, de la dul-

no folo les- obligó a confeííar , que

orden particular para hazer defefpe-

rar aquella. alma , fino a quí

fen de fu cuerpo , y la dexaíTen li->

bre , y últimamente á que bolvieffen

la cédula , que les iiavia entregado.

Todo lo hizieron á fu pefar.

y á vifta de todas arrojó el enímigo

la cédula , que luego quemó el Santo

Padre. Con lo qual la Religiofa

quedó en el alma , y cuerpo libertada

, y los Prelados, y Convento

tan agradecidos , que le aclamaron

por fegundo Bafilio : pues en la acción

de obligar al Demonio á qufit

bolviclfc la cédula , fueron los dos

zura de fu trato , de lo amorofo que

recibe á quien le llama, que comenzó

la enferma á defpercar, y defear

fu remedio. Bramó con efto el Demonio

, y ufando de fus aftucias, tomó

la forma del Santo , y de fu

compañero , y llegando al torno dixo

l la portera , llamaffe la Religiola

ai locutono. Eftando con ella el

falfo ConfeíTor , como defdiziendofe

de lo que antes le havia aconfejado

, tanto le comenzó á exao-crar

la gravedad de fus culpas , la impoísibilidad

del perdón , el poder del

Demonio para hazerla cumplir la

cédula , que le havia dado , que la

fu Principe los havia embiado con

fe-


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 31

íemejantes. A otras muchas almas

facó el Santo Padre , con íuperior

virtud , de entre las uñas de elle

rabioíb León, como dieítro , y valeroíb

Paílor.

No íbiamente a los Conventos,

y perfonas Religiofas , fmo á los Seglares

también acudía el Santo Padre

, y procuraba aprovechar , confcííando

, comunicando , y enfeñan-

¿oles , con pocas palabras, con mucho

exemplo , con rara modeftía ,

con admirable modo, de donde fe

feguia j no menos admirable fruto,

como fe verá en algunos cafos , que

^qui referiremos. Havia en aquella

Ciudad una donzella hermofa , y rica

, y aunque bien nacida , menos

bien difciplinada , y compuefta. Era

con fu hermofura , y gala lazo de

muchas almas perdidas , y común

tirania de la vaga juventud , que adoraba

aquel idolo. Algunas perfonas

de las que, ó por fangre , o por amiftad

, celaban fu honor, y defeaban

moderar fu Ucenciofo defenfado, tomaron

por acuerdo aconfejarle fe confeíTaíTe

con el Defcalzo Carmelita ,

pareclendoles que íbio efte medio

era balbmte para componerla. Reíiftia

ella eftos intentos, huyendo del

Siervo de Dios , como también de

fu remedio. Inftaron las amigas (fina

, y Santa amiftad ) para que le

hablaíle íiqúiera alguna vez , como

lo hazian otras muchas perfonas: porque

á un varón Santo no hay quien,

b por devoción , b por curioíidad

no le vea , y comunique. Tanto

pudieron los ruegos , y el buen zelo

, de las que le perfuadian efto,

que finalmente alcanzaron de ella no

íbiamente , que hablaíTe al Santo Padre

„ fino también que fe confeííaíTe

con él. Llego , pues , un dia (no

con poco temor) á los pies del Siervo

de Dios , creyendo que de entre

aquellos pies defcalzos , habito,

hSura , y afpeclo , todo tan rígido

, no havia de falir con vida, miedos

con que la detenia el Demonio,

y fuele detener á otras tales. Mas

defengañofe muy prefto , porque

hallb luego en el Santo Padre una

acogida muy fuave , y un trato tan

llano , y fantamente apacible , que

con fuma facilidad , y gufto fe confefíb

con él , y oyb , y recibió fus

documentos, y do ¿trina. Quedo tan

prendada de ella primera comunicación

, que determino continuarla,

como lo hizo , frequentando el confefiarfe

, y comunicarle muy de efpacio.

Refultb de aquí una muy

notable mudanza en fu vida. Dexb

las galas , y viffiofe de xerga , huyo

los paílatiempos, y encerrbfe entre

quatro paredes , renundb los regalos

, y abrazofe con la penitencia

i recompénfando con el buen

exemplo de la vida prefente el defperdicio

de la paliada , y edificando

aora lo que antes havia deftruído

, hecha ya exemplo la que havia

íido lazo en la Ciudad.Tal fue el efecto

de fu converíion , tal el que caufaron

en ella las palabras de aquel

varón del Cielo.

Otra prefa que tenia mas entre

las unas le quitó nueftro Defcalzo al

Demonio , y con ella un pecado muy

efcandalofo > y publico á la Ciudad.

Havia allí mlfmo una muger dedicada

á Dios , ya no dedicada fino

al Demonio , porque rompiendo la

Fé al Celeftial Efpofo , á quien eftaba

con voto confagrada, ofendía

fu honor con fu facrilego , y continuado

adulterio. Traxoia Dios píadoíilsimo

á los pies de nueftro Santo

Padre , el qual de tal manera

fupo difponerla , y ablandarla, que

vino á conqulftar aquel corazón , y

reftituirle á fu proprio dueño , y Efpofo

Jefu Chrifto. Compungida la

muger , y bañada en amiigura de

lagrimas , abominb la maldad, aborreció

el pecado , olvido el deleyte.


3^

VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ,

y negó la vifta , y aun la memoria

a la ocaííon dando fatisfaccion al

publico efcandalo , con la publica enmienda

, y exemplo de fu vida. Sentido

de eíla mudanza el facrilego

cómplice i y reveftido de un furor

diabolico , determinó tomar venganza

de quien le havia eftorvado la

execucion de fus torpezas. Efperó

una tarde al Siervo de Dios á la

puerta del Monafterio de la Encarnación

, donde eftaba confeíTando a

las Religiofas 3 y al tiempo que falia

de la Igleíia , para recogerle á fu

liofpicio , embiílió con el) y con un

palo le dio tantos golpes , y tales,

que le derribó en tierra , quedando

el Siervo de Dios muy maltratado,

pero muy gozofo de haver padecido

algo por Chriílo. Bien conoció

el Santo Padre al malhechor, pero

teniéndolo por muy gran bienhechor

calló íiempre fu nombre , agradeciéndole

en fus oraciones aquella buena

obra, que le havía hecho , y pidiendo

á imitación de Chrifto , que

Dios le perdonaííe. Decia defpues,

refiriendo efte cafo , que no havia

fentido en fu vida mayor confaelo,

que entonces , por fabcr , que padecía

aquello por amor de Dios, y por

íacar una alma de pecado, cofa tan

agradable á la Divina Mageílad, y

que afsi por efta caufa le havian ü±

do á el tan dulces los palos , como

á San Eftevan las piedras. De efta

manera nueftro Venerable Defcalzo

reducía las almas , componía las coftumbres

, y tenia edificada toda la

Ciudad.

Pero la fobervia de aquel altivo

cfpiiitü , cuya orgullofa cerviz havia

el Varón de Dios ollado tantas vezes

, no podía fufrír , que un pobre

Fraylecillo triunfeire de toda fu potencia

, y quedaífe íiempre fupeiior,

y vitoriofo. Armófe , pues, de nueva

rabia contra él , y felicitado de

íli embidia , efpoleado de fu afrci>

ta , y arrebatado de fu mifma furia

infernal , comenzó como León á

rodear al varón Santo , rugiendo por

tragarle. Tentó, pues , el maldito

efpirku la conftancia del Santo Padre

por la parte mas flaca , que es la

carne , con uno de los enfayos mas

propriamente fuyos, que él pudiera

inventar.

Tenia (como fe ha dicho ) el Sier*

vo de Dios fu morada en una caíita

fuera de la Ciudad , aunque cerca del

Convento , en parte folitaria. Efta-'

ba el compañero aufente aquellos

dias, y el Santo Padre folo. Recogido

ya , pues, una noche muy tarde,

y ocupado como folia en fu oración,

vé de improvifo , que entra por la

celda una figura de muger , que íia

darle lugar á prevenirfe , fe le pone

delante.. Salteó el corazón del

vigilante folitario un fubito temor,

y aíTombrado de ver en aquel retrete

, y á tal hora viíion femejante,

juzgándola por invención del Demonio,

fe reparó contra ella con las

armas de la Cruz , y confianza en

Dios, invocando el dulcifsimo nombre

, á quien arrodillado tiembla el

Infierno. Conoció la muger el temor

del varón Santo, y antes que le abrieffe

la boca , derramando ella de la

fuya quanto veneno havia prevenido

en fu lengua la ferpiente infernal

, fe anticipó, y le dixo : No foy

(óJuan) como píenlas el Demonio,

ni figura, ó viíion fantaftica. Muger

foy verdadera , aunque perdida , y

defdichada. Bien conoces á la que

tienes delante , pero no bien quanto

la debes. La donzella foy , que

tanto ha llega á tus pies , que oye

tus documentos, venera tus palabras,

eftima tu trato , y en trage , y nombre

de virtuofa , y devota te comunica

las cofas de fu alma , íi bien

la principal que hay en ella , te Ja

he zelado hafta efte punto. Ya no

he podido reprimir tan vehemente

afee-


VIDA DHL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 33

afe&o , difsimulado he , reíiílido he,

heme detenido en el refpeto á tu virtud

, en el decoro a mi honor 3 en

los impoísibles á la efperanza : mas

ya la fuerza de mi pafsion me ha

vencido j y rendido del todo , hafta

hacerme falir de la caía de mi Padre

, y llegar á efte lugar.

Conoció el Vcnerab'e varón á la

donzella, y tembló de vcríe en tan

poderoíb peligro , haviendo de luchar

no ya con fombras del Demonio

, íino con verdadero objeto de

fu mayor arma , y contra fu mayor

potencia , que es una muger hermoía,

noble , rica , de buen nombre,

y halla entonces honefta , enveftida

de un inmundo efpiritu , que fe

disfraza en ella. Alzó á Dios los ojos,

y el corazón el humilde Padre , colgándole

de ios pechos de fu Divina

providencia , fabiendo que nadie es

continente, íi Dios no da el ferio,

'Sxp. 1?. y que faltando fu mano , no hay

l' conftancia aun en los montes, y cedros

mas robuftos. Tuvo en efta ocaíion

propicio al Señor, ( que efte es

el fruto de haveiie antes granjeado

) y afsi pudo con fu ayuda falir

vidoriofo de efta batalla , quedando

no folo libre él del peligro , lino

reducida también por fu medio

la muger. Armado, pues , con una

valeroia conftancia, y ardiente zelo

de la gloria de Dios , y del provecho

de aquella alma, comenzó á

reducirla.

Para lo qual fulminaba razones,y

flechaba palabras , impelido del afecto

interior el fervoroió Padre , defeando

encender aquella alma en el

amor de Dios. Para lo qual, < que

perfección, que atributo, que efe^o,

que beneficio Divino , no le propufo

, y reprefentó infinitamente

amable ? Y defpwes de haverla atraído

con lo dulce , y amorofo que

hj^y en Dios , rebolvió con lo tewihk

de la Divina jufticia , para atemorizarla

con fu caftigo , en cuya

ponderación no dexo ira, horror, ni

llama.* que no fulminaíTe fobre aquél

corazón , defmenuzandolo entre affombros.

Temblaron fin duda , al

trueno , y mageftad de fu voz , no

folamente la trille muger , que ya

temía fe la tragaílc viva la tierra,

lino también los Demonios, que venían

armados con fu figura. Y afsi

dexandola ellos del todo libre', pudo

bolver en si , y bañada en lagrimas

, y cubierta de fu antigua

vergüenza fe arrojó á los pies del

varón Santo , pidiéndole perdón ., y

que fe le aicanzaííe de Dios, y reconcilialTe

con él , dándole la penitencia

que quilieíTe. Confolóla el piadofo

Padre, y confirmándola en fu

ya buen propoíito , la defpidió , para

que fe bolvieíle á fu cafa, fallendo

de la del Siervo de Dios hecha

un Angel , la que havia entrado poco

antes un Demonio.

Todo efto era añadir nueva rabia

á los enemigos infernales, viendo

, que fus venganzas fe bolvian

en afrentas , y que quanto mas á fu

contrario perféguian , mas le coronaban.

Con todo ello no defíífran

de fu intento , valiéndole de la licencia,

que en la permifsion Divina

hallaban para maltratarle , y atormentarle

el cuerpo. Hacíanlo muy

de ordinario á las noches con efpantos

, viíiones , ahullidos , y golpes,

que le daban , de los quales alcanzaba

alguna vez parte al compañero

: porque lo era de quien tanto

aborrecían. Pero como de rodos eftos

trances falieíTe el esforzado varon

íiempre con ganancia , y ellos

con perdida , bufearon ocaiion m. s

fuerte , batalla mas fangrienta , en

que triunfar , y vengarle de él. Armáronle

una perfecucion terrible, una

prifsion , y cárcel apretadiisuna < de

la qual tuvo el varón de Dios avi-

(b del Cielo mucho antes que fuca-

E

dief-


Año

J576.

Cant. 1.

Vbí Philon.

34

VIDA DEL BEATO

dieíT^ , y afsi lo dijo eftando en efte

Monafteiío de la Encarnación de

Avila á una Religioia de el, pidiéndola

le encomendaíTe á Dios para

efte trance: y refpondiendo ella, ¿ que

como eílando ran gallado , flaco, y

acabado de penitencias , havia de

poder llevar mas carga de trabajos?

Replicó el, diciendo , que no dudaíie

de ello , porque íin falta feria

afsi : como en hecho de verdad lo

fue , fegun aora diremos.

Llegando el año de mil, y quinientos

, y fetenta , y feis, que cumplía

cinco de fu reíidencia en Avila,

(fuera de algunas breves aufencias,

que hizo a Medina , y al Capitulo

Provincial de Aimodovar ) le fucedió

efte lance tan prolixo , y que yo

quiíiera efcufar , íino fuera el mayor

efmalte > que en la diadema de fu Santidad

eftá venerando lalgleíia : y por

eílb nueftra Madre Santa Terefa hablo

de efte fuceííb en muchas partes.

Los hijos de mi Madre (decia

la Efpofa Santa ) que eran fus hermanos

, pelearon contra mi ; pero

fue guerra pacifica ( expone Filón

Carpacio ) y nacida de rectas intenciones

: aunque los efedos fueron de

verdad amarguifsimos. Suponiendo,

pues , la buena intención , y títulos

que tcnian entonces los Prelados

de la Obfervancia , y que prudentemente

procedían el General , y

Comiílario , perfuadidos ( aunque no

era afsi ) que los Defcalzos eran

contumaces , y reveldes , diré folamente

lo que conduce á la Santidad

de nueftro Santo Padre : pues es

honra de toda la Religión Carmelita

, que fe manifiefte en publico.

Fue el cafo , que continuando el

oficio de ConfeíTor en el Convento

de la Encarnación de Avila, aun defpues

de acabar fu Priorato Nueftra

Madre Santa Terefa , y eftando yá

en el fuyo de San Jofeph, llevando

mal los Padres de la Obi

erVanciai

P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

que los Defcalzos culdaíTen del Monafterio

, que les pertenecía , con

orden del Maeftro Fray Gcronymo

Toftado , ComiíTario General , los

procuraron echar de allí, y a los fines

de efte año lo coníiguieron, y

con efcandalo de la Ciudad ( dice la

Santa) los llevaron prefos, al Padre

Fray Germán al Convento de la

Moraleja , y á Nueftro Santo Padre

Fray Juan al de Toledo. El prefumir

era zelo , y juftificacion en los

Prelados , dio animo al Religiofo,

que lo llevaba , y por el camino le

trató con tan poca blandura , que

el mozo compadecido , le ofreció fu

favor , y que le pondría en falvo.

Repitió la oferta , llegando á una

venta , en que refiriendo al huefped

lo que paliaba , los dos fe ofrecieron

á efcaparle. No lo admitió el

Santo Padre , porque teniendo fu

grangeria en padecer , en la profecucion

libró fu aumento. Entró en

Toledo , prevenido de ferenidad, y

paciencia , y cogió con abundancia

fus frutos : porque intimándole los

ordenes del Comiílario General, y

Acias del Capitulo , le recibieron

como á Frayle fugitivo , y contumaz

, y de tal fueron fu trato , fus

confejos , fus reprehcníiones , fus

amenazas : y baxando el Santo la

cabeza , todo lo recibió de la mano

del Scnor , eftimando aquella contradicción

por beneficio. Muchos lances

pallaron en que él defendió fu

Defcalcez , deshizo todos los ardides

con que le acometieron, reíiftió fus

golpes , y dexó fruílrados fus intentos.

Lo qual viendo los Padres Obfervantes

, y que no havia cfperan*

za de reduzirleá fu obediencia, pareciendoles

por otra parce , que fus

efeuías , y refpueílas no eran fuficientes,

para dexar de obedecer , en

lo que de parte del Vicario Qeneral

Toftado fe le ordenaba , di

dctermi'

n«on de tratarle como á rcvelde, I

ni


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN D£ LA CRUZ. 35

incorregible , y aplicarle las penas,

con que fe íueie caíligar eíle delito

en las Religiones , donde es tenido

por gravifsimo : y afsi le mandaron

encarcelar , dar diícip linas , alpe ras

repreheníiones , ayunos de pan, y

agua , y otras penitencias riguroías,

medios todos en fu intención de ellos

para caftigarle , en la de Dios , para

llenarle de merecimientos, y coronas.

La primera pena , con que comenzaron

los Padres Obfervantes á

caftigar la que ellos juzgaban inobediencia

de fu Defcalzo prefo , fue.

una eftrecha cárcel. Era efta una

celdilla de feis pies de ancho , y

halla diez de largo , íin ventana alguna

, ni otro refpiradero, mas que

«n refquicio , ó hendedura en lo alto

de la pared de hafta tres dedos

de ancho , por donde entraba tan

efcafa la luz , que para rezar en el

Breviario era meneííer fubirfe el Santo

Padre en un banquillo , y efperar

que reberveraííe cerca el rayo del

Sol. No fe le havia procurado mas

luz á elle apofentiiio , por fervir de

retrete á una fala , donde encerraban

lo que querían retirar de la vifta.

Dieronle por cama unas tablas,

y dos mantillas viejas. A la puerta

de efta celdilla pulieron un candado

, para que nadie pudieíTe verle,

ni tratarle , íino folo el carcelero.

Fortalecieron de nuevo la priíion, y

echando otra llave á la fala , dentro

de la qual eftaba la celdilla, desearon

la cárcel mas fegura, y al pre-

&> mas apretado , y mas oculto.

Baxabanle á las noches al Refectorio

, y defpues de la común refección

de los Religiofos, le daban todos

una difciplina , que en las Religiones

llaman circular: cfto es, en

que toda la rueda de la Comunidad

concurre al fuplicio , dándole cada

uno fu azote, conforme á la difpoíidel

Prelado; caflágo de los mas

graves , y de mas infamia, que hay

en la República Religiofa. Ella diíciplina

fe le daba al principio de fu

pnlion cada noche , deípues de paliado

algún tiempo tres dias en la femana

, y mas adelante , folos los

Viernes : y finalmente canfados ya

de tanto azote , y de ver que no lo

eftaba el que los padecía , vinieron

á diferir mas efte a£lo. Pero el fue

tan fuertemente repetido , que por

gracia , y con verdad folia decir defpues

el Santo Padre, que havia íido

mas vezes azotado , y recibido en

ellas mas azotes , que San Pablo.

Bien teftificaban efte rigor las cicatrices

de los azotes, que defpues de

muchos años duraban en las doloridas

efpaldas del paciente, donde en

precifa ocaíion las pudo ver un enfermero

fuyo, á quien el Santo Padre

compelido de fu inftancia huvo de

manifeftar la caufa de ellas. La qual

como fueífe principalmente la gloria

de Dios , e imitación de Chrifto,

podia con San Pablo decir , que

traía las feñales de efte Señor en fu

cuerpo.

No era menor pena que los azotes

, la comida. Mandábanle comer

los dias que le azotaban , en el Refedorio

pan, y agua en tierra, y de

ordinario en fu celdilla : era el fuftento

un poco de pan , y alguna fardina,

ó cofa femejante que (obraba

del Refectorio , fin que jamás fe le

dieííe otro alivio , ni mas coniolada

refección. La ropa que le pennitian

para fu abrigo , era un habito

viejo de Calzado , que en Avila le

viftieron por fuerza. La túnica interior

de lana , que traía quando le

prendieron , ella traxo íiempre íin

defpegarla en nueve meíes de fus carnes.

Por lo qual vino á criar tanta

inmundicia de gufanillqs, que le era

un nuevo , y penoiifsimo tormento,

y de los que mas le afligieron en

aquella cárcel. Otras incomodidades

Ei

que


3¿

VIDA DEL BEATO P

qus la naturaleza padecía , tampoco

hallaban diípenfacion en la clauílira,

haciendo , que él a si miímo fe

fuelle intolerable, y vinieíle á con-1

fumirlo fu m¡.fma corrupción.

A eíks apreturas fe anadia lo afpero

de las repreheníiones. < Vos (1^

decía el Prelado en el Refeaorio)

haviades de fer el primero, que defhonrraífe

la Orden de la Virgen con

un defatino tan grande , como Defcalzaros

3 y hazer diferente habito,

y poner difcordia entre los Religio-,

ios , y dar que decir á todos los feglares

? Si queriades fer bueno, que

os faltaba en la obfervancia de la

Orden , donde fe crian tantos buenos

, y Santos ? Pero vos ( Hipócrita

) no bufcabades como fer Santo

, íino como os tuvielícn por tal:

no la edificación del Pueblo, íino fu

aplaufo , y vueílra eftima , defcalzandoos

muy apriefa , para que os

Hamaflen el primer Defcalzo , y os

tuvieílen por Reformador de la Orden.

't Mirad aora quien ? Qué San

Angelo , ó San Alberto tomaba. la

emprcfa ? Sino un Frayiecillo defventurado,

que apenas vale para portero

de un Convento. ¿ Qué gentil

Reformador ? Ea , Padres , vén aquí

á fu Reformador , no hay íino obedecerle

, y feguirle. Pero ya que vos,

defventurado , queréis reformar á los

otros , ferá bien , que os reformemos

primero á vos. Aparejad eífas

efpaldas , que en ellas os efcribirémos

la ley de la Reforma. Tras el

Sermón andaba luego la difcíplina,

azotándole crudamente el cuerpo, defpues

de haverle difciplinado mas crudamente

el alma.

mero, TV Afirmaba deíPlies el Siervo de

trajas, Dlos' ^ ola eftos oprobios con tany

vijita' gozo, quanto reconocimiento de fu

¿ '•SeSn baxeza: y que le parecía quedaban

cortos en injuriarle , conforme b

que él femia de si : y que con fer

las difciplinassqus le daban , tan ri-

SAN JUAN DE LA CRUZ.

gurofas, como queda dicho , defeaba

por momentos UegaíTe la hora

de recibirlas, y padecer aquella afrenta

, y pena por Dios. Y que una

vez que fe olvidaron de baxarle al

refedorio , para darle fu acoftumbrada

penitencia , íe quexo al carcelero

, diziendo : 5 que por que le havia

privado de aquel tan grande

bien , y regalo i Porque , aunque en

el intento de defcalzarfe , yperfeve-;.

rar en la Defcalcez , no peníaba haver

ofendido a fu Religión , ni haver

defobedecido á fus legítimos Superiores;

pero reconocía en si tantas

imperfecciones , y faltas , que

por ellas creía tener bien merecido

qualquier caftigo , y repreheníion:

y afsi ni fe indignaba contra ellos, ni

los juzgaba por injuftos, y crueles,

íino que reconocía en fus manos la

de Dios, que por aquel medio quería

caftigar fus culpas , y purificarle

de íus imperfecciones, y darle ocaíiones

de merecer. Ola, y callaba,-

íin refponder jamás palabra á quantas

afrentas le decían: y como por

otra parte perfeveraba con fereni--

dad , y firmeza en fu intento , quebrantando

de efta manera la furia de

aquella indignación, le llamaban lima

forda , agua manía, y mácalas

callando , y otros tales nombres de

afrenta , y vilipendio.

Con otra manera de trabajo mayor

que los dichos , atormentaban

algunos Religiofos al Siervo de Dios,

probando fu paciencia: porque de,

propoíito fe concertaban , y en la

fala donde eftaba la carceiílla delante

de fu puerta, de fuerte que lo pudieíle

oír él, fe iban á tratar de los

negocios , y pleytos que entonces

havia con los Defcalzos. Referían

allí lo que ellos defeaban fe executaíle

, diciendo , que ya el Nuncio

Fíhpo Sega, que poco dcfpues vino,

los havia mandado prender, y que

del Viíitador Gracian , y de los de-^

ñus


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. ?7

mas , y aun de la mifma Madre

Fundadora de las Monjas Tcrela decía

mas mal, que de Ludrero 3 y que

andaban memoriales contra ellos,

donde les imputaban colas feifsimas,

y fe havia de hazer un cafhgo

exemplar en los tales , dexando fu

D-ílcalcéz no folo extinguida , iino

á1 ellos infamados para toda la vida,

i Efta era la - cancel, eftas las penas,

y momíicaciones exteriores , que en

ella padecía el Siervo de Dios ; mas

la. interior que de ellas refuitaba , y

la aflicción de fu alma entre tantas

anguítías íin duda era mayor. Retirófele

el Señor , y dio lugar á que

experimentaííe lo que en ci obraba

la gracia. Comenzó á deíleitiplarfe

el interior, y de las partes donde arrojaba

el penfamienco , bolvia con

nuevas congojas. Ver á la' Defcalcez

en tal peligro , como le decían

los Religioíbs, le daba mortal pena.

Carecer de dezir Miíía , y acudir á

fus hermanos, le lieria el corazón.

Temer íi havia dado ocaíion a tantos

efcandalos, le afligía el. alma. Y

no hallando en la oración el conhorte

que folia, fe hallaba en la noche

mas obfeara , que permite Dios á

fus amigos. Aísi pallaba el Santo.

Afsi lo purificaba el Señor, para que

del crifol de ellas penas , y defamparos

falieífe oro purifsimo , que

lucieífe en el aparador de fu Iglelía.

Purificado afsi á tiempos, en otros

bolvia a amanecerle la Aurora, y el

Señor á confolarle , moftrandole,

quan de fu mano tenia la luz, aunque

el no la veía : y como á los

que padecen por fu amor , fu Mageftad

les fuaviza las priíiones. Entre

los muchos favores que ocultó,

reíeria , que viendofe algunas vezes

afligido demás de la eftrechura de la

cárcel , con la falta de luz, que no

le la daban de noche , el Señor fe

la embiaba del Cielo. Experimentólo

el carcelero una vez , en que llegando

a reconocer la cárcel la vio

toda llena de luz , temiendo , que

al preío otros fe la huvieilen dado,

ulando de llaves faifas , fue á decirlo

al Padre Prior. Acudió con

otros Religiofos , mas al tiempo de

abrir la primera puerta , la luz defapareció

i con que entrando dentro,

y hallándolo todo á efeuras, fe bolvió

, juzgando havia íido iluíion del

carcelero. Mas no fue lino verdad,

y obra de aquel Señor, que de las

tinieblas faca luz para alumbrar , y

alegrar á fus amigos. Afsi fe lo dixo

fu Mageftad en otra ocaíion , en que

lando el Santo prefo , reprefentandole

fu foledad , y quexandofe

de que haviendole herido con el dardo

de fu amor, fe le efeondia, fe

vió cercado de una tan hermofa,y

fuá ve claridad ,, que le llenó el alma

de gozo , y en medio de ella oyó

al Señor, que le decia : ^qui ejlqy,

fuan, no. temas y que y o te libraré.

- Confortado con efle favor, ya no

temia la hambre , ni la fed , ni la

tribulación, teniendo á Dios á fu lado.

Dióle efta voz nuevo aliento,

animó fu flaqueza , esforzó fu defmayo

, y no queriendo perder las

luces , que el Señor le comunicaba,

compufo en efla cárcel aquellas Divinas

Canciones , que comienzan:

i adonde te efcondijle ? Las quales explicó

defpues , y oy las gozamos impreíías

en fus CeleíHales efciitos. No

menos tierna que el Hijo , fe le apareció

fu Santiísima Madre ¿ y muchas

vezes le confoló , y favoreció,

de las quales folo merecimos faber

con íingularidad las tres ultimas. La

primera fue, que entrando una vez

el Piior con otros dos Religiofos en

la cárcel, halló al Santo Padre hincado

de rodillas, y poítrado en oración

, y tan debilitado con los malos

tratamientos , que no pudiendo

levantarle tan prefto , el Prelado,

preíumiendo era defateacion , le rc-

pre-


38 VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

prehendíó fu defcuido. Pidió perdón gen dio la traza , que el executo ,

d Santo Padre, y el Prior ya mas como nos dirá el íucello.

templado , anadió : í en que pen- Para difponerlo con íuavidad t h*

faba acra 3 que tan embebido eftaba? vía difpucíto el Señor g antes fe

Acordábame ( refpondió el Santo,) mudaíle el carcelero, y fubftituyendo ,

me mañana es día de UAjfumpcion por el, otro de mayor piedad, viende

Nuefira Señora , y me confolaria do la humildad , paciencia , y San«

mucho el dezjr Mijfa. A que dixo el tidad del prefo, y que havia paíE-

Prior con defabrimiento : no en mis do nueve mefes en aquel penoío cardias,

y bolviendolasefpaldas,lede- celage, quando ellaba en fus ados

xó. Bolvió el Santo fu corazón a la la Comunidad , folia facarle , á qua

Santifsima Virgen, y pallando aque- íiquiera por las ventanas vieífe el

lia noche , y el dia íiguiente ofre- Cielo. Salió , pues , una tarde , y-,

ciendo en Sacrificio fus defeos , en- viendo la ventana , que caía al río,

trando la noche fe le volvió en claro reconoció era la que Nueftra Señodia

apareciendole la Sagrada Virgen, ra le feñaló. Trayendola fixa en fu

afsiftida de CeleíHales efquadras, y memoria , fe recogió á fu cárcel, y

confolando á fu devoto Capellán, le en tanto que el carcelero fue á traerdixo:

Hijo , ten faaenctay quepref- le un jarro de agua , el Santo afloto

fe acabaran efios trabajos , Jaldras xó las armellas del candado ,. que

¿e efta frifsion , dirás Mij/a 3 y te eran de tornillo , para que con mis

confolarcLs.

facilidad pudieíle vencer la puerta.

Dexóle el favor bañada de gozo Eftando a folas , fue dividiendo en

el alma, y defpues de haverlo agrá- tiras las dos mantillas viejas , y ZUJ£

decido , comenzó a difcurrir , como ciendo unas con otras , hizo la foga

havia de falir de la priíion, pues ni por donde havia de baxar.

tenia medios , ni fu ingenio ios del- El vencer la dificultad de la puer-;

cubría. Mas feguro en la palabra , eí- ta fegunda , la facilitó el Señor, difperaba

que le tacilitaria la execucion, poniendo , que en aqudla anccfala

quien le havia dado el avifo. Suce- fe hofpedaíTen unos Reiigiofos huefdió

afsi : porque un dia de aquella pedes, que llegaron á deshora. Acofodava

, fe le apareció Chriílo con taronfe , y en el tiempo que eftuviefu

Santifsima Madre , y refpondien- ron platicando , nueftro prefo difdo

á fus dudas, y dificultades, le di- poniendo lo que de fu parte depenxeron

: Se anima/Je , que quien havia dia , previno las mantas , y el canhecho

que el Profeta Elifeo pajjaífe con dil , que el carcelero havia olvidado,

la capa de Elias el fardan , le faca- viendo , que todo podía ayudar i

na a el de fu prifwn fin dificultad fu libertad.. Quando íintió, qu- los

alguna. Conhortado con efta viíion, huefpedes vencidos del camino y

procuraba los medios : y para mas del calor eftaban dormidos , pidien-.

aahtarlelos , la Santifsima Virgen fe do favor á la Virgen , oyó , que le

le volvió a aparecer , y mandando, dezian en fu interior Dat S

que la executalTe , en efpintu le Con efte avifo , dando á la puc 11 ut

moftro una ventana alta, que de una empellón , una de as umel l

galena , ó corredor falia al Tajo, y y quedó ^ t pu«u1u ^

le dixo que por allí fe dciprendieiTe deípertaron lo' tv

íin temor , que ella pondría fu ma- do , j quien i da a ^ iV^ 7

no : v para la dificultad de romper El Sanco pX fe fofl^ DC0 §l'aClas?

las cerraduras , la milma Sagrada Vu- también no oyendo mío y

míen-


Cárcel,

VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 3 9

miendo feria algún accidente , volvieron

á quedaríe dormidos. Los teinores

, y confianzas, que defper-

.taria elle primer cncuentio en el

Siervo de Dios , peleando fu Fe con

fu flaqueza , bien fe deja entender.

Pero al fin venció fu confianza , y

con nuevo animo proííguió fu Cmpreíía.

Quando le pareció que los Religiofos

eftanan ya otra vez dormi-

Año dos , cogiendo todas fus elcalas, y1

I578' aparatos , falió de la cárcel 3 y paffando

por entre los huefpedes , fe

encaminó a la ventana. Tenia por

antepecho un quartoncillo fuelto, y

defencajado de los ladrillos , y entre

uno , y otro entró el cabo del

-candil , y en el garfio afsió las mantas.

Fiando fu empeño de Dios, y

de fu Santifsima Madre , fe fue defcolgando

por aquella foga tan débil.

Quando fe le acabó , y reconoció,

que le quedaba caíi igual diftanciaá

la que havia bajado , volvió á pedir

nuevo favor , y lo íintió, pues

dejandofe caer defde tan alto , y

dando fobre unas peíias , le pareció

havia caldo fobre mullidos colchones.

Saliendo de eíle fufto , entró en

otro , porque reconoció , que aun

eftaba dentro de la cerca del mifmo

Convento , y con mayor peligro

encarcelado fuera de la cárcel.

Pidió al Señor nuevas fuerzas, y trepando

por una pared arriba , fe halló

en otro cercado de un Convento

de las Monjas de la Concepción,

que tenia por vecinas , fegun fe lo

havia dicho el carcelero. Aqui creció

fu congoja , y no hallando falda

á fu aflicción , volvió á Dios los

ojos, yá la Santifsima Virgen el fufpiro

, folicitando de ambos las entrañas

piadoíifsimas , y poniendo en

ellos toda fu confianza, fin agraviaría

con la infidelidad de los que falidos

de Egipto, fe quejaban de Dios,

que los havia defamparado en el de- %xoA*ia»

íierto. Antes aqui esforzó el Santo u.

Padre fu Fe , y arrojandofe todo en

la Providencia Divina , efperó de

ella el remedio, y coniecucion de

fu libertad. Sabia que Dios no falta

a fus pro mellas , y que para que en

la necefsidad fe conozca fer fuyo el

reparo , deja que llegue al ultimo

trance el peligro : para que afsi desfalleciendo

nueílras fuerzas , y rendida

la efperanza de nuefrro flaco

poder , fe tenga entonces la obra

toda por Divina , quando ninguna

cofa fe halla en ella de humana.

Tal fue la que fu Mageftad obró

con fu Siervo en efte trance. Embióle

una luz muy hermofa, rodeada

de una refplandeciente nube , que

arrojaba rayos de fuavifsima claridad,

ó ya fuelle columna de fuego, ó ya

nube de luz , con que Nueftro Señor

quifo guiar , y amparar á fu

amado Ifrael. Pueíia delante de él,

oyó una voz que falia de ella , y

le dijo : Sigúeme. Confortado con

efte amparo , y aliento Divino,. fe

fue tras la luz , y la íiguió halla la

pared , que dijimos eílar fobre el

vallado en la parte alta del corral.

Llegado cerca de ella , íin ver quien,

ni como , le tomaron, y fubieron,

fobre la pared , que falia a la portería

de las Monjas , y a la calle,

que va a la plaza de Zocodover, y

alli defapareció la luz , dejándole

tan deslumbrado , que dezia él defpues

, que por dos , ó tres dias le

havian quedado los ojos, como quien

ha mirado el Sol en fu rueda. Hallófe

folo , pero reconoció entonces,

como otro Pedro , que el Angel del Aft. 12.

Señor era quien le havia guiado , y 1 r*

facado de aquella fegunda , y mas

fuerte prifsion : y al si dando á fu

Mageftad tiernamente gracias , caminó

por la pared adelante, en la qual

halló fácil difpoiicion para bajar á la

calle, y ponerfe en falyo.

Na


VÍDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRÜZ.

No íabiendo donde encaminarfe,

por no haver eftado nunca en Toledo

, viendo abierta una caía principal,

pafsó lo reílante de la noche en

el zaguán , hafta que venido el día,

lo encaminaron al Convento de las

Carmelitas Defcalzas , adonde llegó,

quando eílaban en Oración : Hamo

al torno , y dijo a la Madre Leonor

de Jefus , que era tornera : Hija

, Fray fuan de la Cru^ foy , (¡ue

ejla noche me he falido de la cárcel;,

avife a la Madre Priora. Fue la Portera

j aviso á la Priora , y ella á

las demás , que quedaron admiradas

, y gozólas. En eíla ocaíion prevenida

del Señor con un nuevo accidente

una Religiofa enferma pedia

á gran prieíía confefsion. Con efto

el Santo Padre pudo entrar , aunque

ya tan defcaecido , y fatigado,

que fue neceílario darle un defayuno

, para que volvieííe en si. Efta

fue la clave de las providencias de

efta noche : porque á poco efpacio

llegaron algunos Padres de la Obfervancia

, prevenidos de Alguaciles en

bufca del prefo. Havieado regiftrado

la ígleíía , Sacriftia , Confeiíbnario

, y Locutorio, fe fueron defconfiados.

Y á la tarde , en que el

Santo Padre confefso á la enferma,

confoló á todas , y ellas le havian

acomodado habito mas decente , fe

falló á la Igleíia. La Priora ernbió

á llamar á Don Pedro González de

Mendoza , Canónigo , y Teforero

de la Santa Igleíia , y muy afeólo

á la Defcalccz , á quien refiriendo

el cafo , entró al Santo Padre en

íu coche , y lo llevó á fu caíli, donado

regaló algunos días, v deípues

con buena guarda , y comodidad lo

deípachó al Convento de Almodovar.

Alegrifsima fue efta nueva pan

toda la Defcalccz, en efpecial pan

nueftra Madre Santa Terefa , que

tanto lo havia defeado , y mas quando

fupieronpor menor providencias

tan milagroías. Celebráronla poco

defpues todos los Prelados, que juntandofe

á Capitulo dos metes deA

pues en el mifmo Convento de Almodovar,

dieron al Santo Padre el

parabién , y á Dios las gracias, de

que de la raíz del trabajo , que a

todos havia íido tan amarga , facaííe

frutos de tanto confuelo. Embiando

á Roma el Capitulo al Prior , que

era entonces del Calvario en Andalucia

, lo eligieron por Vicario, afsi

por retirarlo mas de las contradicciones

de Caftilla , como por fer Convento

de foledad , en que recreaba

fu efpiritu. Llegandofe á defpedir el

Religiofo feñalado , para el viage de

Roma , le profetizó nueftro Santo

Padre el defdichado fin de fu jornada

díciendole : Vueftra Rev. Padre

Fray Pedro va á Roma defcalzo , y

volverá calzado : como de hecho de

verdad volvió , á lo menos en el

animo , pues deíiftiendo de la emprefa

, que llevaba , y conformandofe

con los Padres Obfervantes,

aunque vino defcalzo , paífado algún

tiempo , fe volvió á ellos , íi¿ndo

caufa de efta mudanza la remifsion

con que en el viagc , y jornada comenzó

á vivir , olvidando el rigor

de fu Defcalccz, y el trato familiar,

que con nueftro Señor en ella tenia,

con que vino á dejar del todo Lj

vida Reformada , y con ella un temerofo

egemplo á los Religiofos defcuydados

en fu inftituto , pues , el

que en el retiro del yermo hizo maravillas,

y le vieron muchas veces'

elevado en el ayre , defpues en la

demaíiada converíacion del íiglo perdió

todo el aprovechamiento pallado,

que no volvió jamas á cobrar.

Concluido el Capitulo fe partió

el Santo Padre para fu cala del Calvario

s pero antes de llegar á ella,

pafsó por la Villa de Veas, donde

uucftras Religiofas Defcalzas tenian

ya


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 41

^

ya Convento. Fue recibido de la

Priora , que era la Venerable Ana

de Jeíus , y de fus hijas , con lingular

eftimacion , y gozo. Coníoió á

aquellas íiervas de Dios, y coníoloíe

con ellas el poco tiempo , que alli

eftuvo con no menor iruto íliyo,

que aprovechamiento de las Religioías.

Saboreándole en la relación de

lo mucho que havia padecido > quifo

la Priora , para fu eípiritual recreación

, que una hermana le cantaíle

la letrilla , que la Pafqua antecedente

havian hecho en loor de

los trabajos.

Quien no fahe de penas

En ejle trijle valle de dolores y

No fabe de buenas.

Ni ha gufiado de amores.

Pues penas es el trage de amadores.

A ellos ecos , aquella bendita alma

, enamorada de los trabajos , y

penas, de tal manera fe fufpendió,

que comenzó á defamparar los fentidos

: y aunque previniéndolo , hizo

feñal á la Religlofa ( por no poder

ya hablar) para que ceííaííe , nada

baftó: porque la moción fue tan

eficaz , que afsiendoíe con ambas

manos de la reja , para que el cuerpo

no fe levantaííe en alto, afsido

en e^a ^c qLi£dó en extaíi por efpacio

de una hora : en la qual las

Religioías, hijas de Jerufalcn conjuradas

por el Divino Efpoíb de aquella

Celeftial alma , le guardaron el

fueíio , hafta que ella quifo difpertar.

Admiraron todas , tanto el efedo,

como fu caufa : porque fufpenderfe

el alma , quando Dios fe le defcubi*e

, quando le revela fus fecretos,

quando le haze plato de los bienes

de la gloria , es ordinario; pero que

oyendo la voz de penas , y de trakajos

, de cuyos ecos nueílro natural

tanto fe afuíb , fe alboroce el

«Ji'azon, y por alcanzarlos > el alma

fe eleve , y lleve tras si el cuerpo

, que la agraba, fino es de efte

iníigne amador de la Cruz Juan, ni

lo havemos vifto , ni leido. A San

Aguítin facó lagrimas la fuave melodía

del canto , y voces de la Iglelia

: á Saúl fuípendió el harpa de

David : á Elifeo difponia la Muíica 4.^.5»

para Profetizar: toda eíla armonía era

de dulzura , y aun no arrebataba

del todo á fus oyentes ; !pero confonancia

de trabajos, cuyo folo eco

amarga los oídos , fufpender dulcemente

una alma , gran fuerza es

de amor al padecer. Seame licito

( ó ledor ) exclamar aqui con San

Bernardo (hablando del esfuerzo de

San Andrcs) y preguntar, i Quién

es efte , que al fonido de los trabajos

fe alboroza i Es hombre? O

por ventura Angel \ O alguna nueva

criatura? Pues tan nuevos , y

celeftiales fon fus fentimientos ? Pero

hombre es lin duda , pafsible , y femejante

á nofotros , que los mifmos

trabajos padecidos, con cuya memo*

ha fe alegra, lo demueftran.

Defpedido de las Religiofas de

Veas j pafsó á fu nido, y amado retiro

del Calvario , acogiendofe á él

como á puerto feguro , libre de la

tormenta de fu cárcel , y de la furlofa

tempeftad , que todavía eftaba

padeciendo la Reforma. No fue

por ventura mayor el gozo de los

difcipulos , que recibieron á San Pablo

huido de Damafco, que el que

los Religiofos del Calvario tuvieron.,

viendo á fu Padre arraftrar las cadenas

de Toledo. Lo primero que

hizo en fu govierno , fue , ajultar

con fu egemplo la dodrina , y con

fu dodnna , y egemplo , la vida

folitaria de aquella Santa cafa. Son

los eftrivos de la vida Heremitica la

penitencia , y oración ; fu adorno

el lilencio; fu guarda el retiro ; fu

emprefa propria la unión con Dios.

£u todo dto refplandeció maravillo^.


42

VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

famente la perfección de nueftro gran

íblttario , y la de toda aquella f amilia.

La ordinaria comida de la Comunidad

eran yervas íilveíbes crudas.

Y porque no todas eran conocidas

, íervia de maeftrefala un jumento

j para hacerles la faiva ; y

aquellas elcogian , que él no defechaba

; por lo qual le llamaban el

conocedor. No fe fabe s íi quando

llegó Nueftro Santo Padre , eftaba

ya algo templado efte rigor: lo cierto

es , que en fu tiempo no fe uso;

dábanle cocidas , y por faynete un

poco de ajo ; y el caldo de mal color

fervia de potage. Quando repartían

un poco de calabaza en lugar

de las yervas , faboreada con algunas

gotas de vinagre ( guardando el

aceyté para las Fieítas muy grandes

) era regalo íingular. El fiiencio

llegó a tanto punto ( por la eftima

grande que de fu obfervancia infundió

el Santo Padre en aquellas benditas

almas ) que les caufaba cierta

manera de temor reverencial al

abrir la boca para hablar. Dejo las

difcipllnas , dejo los cilicios , dejo

las morcificaciones raras , y extraordinarias

, tan increíbles al amor proprio

, quanto egercitadas del Divino

, que arde en los Siervos de Dios.

Fundada fobre tan sólidos fundamentos

, fe encumbraba á los Cielos la

perpetua oración i ya en el coro cantando

, ya rezando en la Igleíia, ya

juntando los dia^ con las noches en

continua meditación de la ley del

Señor.

Delante de todos como Capitán,

y guia iba el Prelado i que como venia

tan hecho al padecer, y curtido

de los trabajos , todos los de aquella

afperifsima vida tenia por alivio.

Como el efpiritu de pobreza, y de

encogimiento,que allí halló plantado

el Santo Padre , era tan conforme al

que enfefió , y plantó en Duiuelo,

con fu doaiina , y egemplo le hu.¿

echar mas hondas raizes en el corazón

de aquellos Reiigiofos : y afsi

no confentia , que aun padeciendo

necefsidad , falielTen á pedir limofna

por los lugares comarcanos. No

tentaba á Dios el Reügioíifsimo Padre

en efte grande olvido de lo temporal

; antes folícitaba fu mifericordia

con efta coníianza. Teniendo á

aquellos fubditos por verdaderos hi-*

jos de Dios , no hallaba en fus paternales

entrañas lugar , donde cupieíTe

el olvido. En todas las partes

donde eftuvo dejó dodrina de

efta virtud , y fentia mucho íi algunos

Reiigiofos no la abrazaban con

todas veras. Decia que el defconfiado

era parecido al infiel : y que rarifsimas

veces fe menofcaba la efperanza

íin menofcabo de la Fe. Acreditaba

el Señor la enfeñanza , y efpiritu

de fu gran Siervo no menos que

con demoftraciones milagrofas. Faltó

un dia el pan en el Convento para

la Comunidad. Avifado de ello,

íin turbarfe , ni afligirfe , mandó

fuellen , como folian , á fu hora los

Reiigiofos todos juntos al Refedorio.

Hizo fe bufcaífe en la caía íiquiera

un mendrugo de pan , y traído , fe

bendixeron con él las mefas, como

íi eftuviera muy prevenida , y á punto

la comida. Sentáronle luego todos

, y hizóles una platica tan efpiritual

en alabanza de la Santa pobreza

, del mérito del padecer, de

la conformidad con Dios , que (fa

comer bocado , fe levantaron de la

meía fatisfechos : y de tal manera

encendió los corazones de fus Reiigiofos

en el defeo de padecer por

Dios , que tuvieron por particulaí

mifericordia de fu Magertad la lalta

de aquel dia : y haviendo dado fus

acoftumbradas gracias , para que eftas

correfpondieíTen a la bendición de

las mefas , fe fueron muy contentos

á fus celdas. Apenas fe huvieron

recogido en ellas , quando á grande

jprie-


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 43

prieía llamaron a la portería. Salió a

relponder el hermano Fray Brocardo

de San Pedro 3 que era Portero,

halló un hombre , que traía una carga

de mantenimiento con una carta.

Llevóla al P. Vicario ; á quien halló

puerto en oración delante del

Santifsimo Sacramento : abriendo la

carta comenzó á leer , y derramar

lagrimas con ternura grande , como

afligido con la nueva de algún fuceíló

trille. Admirado el Portero preguntó

la caufa , y refpondió el Santo

Padre : Lloro mi hermano , que

nos tenra Dios por tan flacos , que

no podamos llevar mucho tiempo la

abflinencia , y afsi no la ha jiado de

nofotros folo un dia 3 pues ya nos emhia

que comer.

Coníieíló que quiíiera detener aquí

el corriente de la hííloria , y trafpaílando

fus leyes , ponderar eílas

lagrimas : porque como el hermano

Fray Brocardo , y ya mas, que el,

admirado ( pues sé la caufa de ellas)

me viene defeo de preguntar al Santo

Padre , ¿ porqué Hora í Llora porque

le focorre Dios una necefsidad?

Porque le faca de un aprieto ? Porque

le quita el padecer? Porque mueftra

para con él fu tierna providencia

? Por ello mifmo. Hanfe vifto lagrimas

por caufa femejante? Lioran

los mundanos la defgracia , ó mengua

temporal : los buenos , el haver

ofendido á Dios : los efpirituales

, fus imperfecciones i los mas

perfectos, el no gozar , y ver la

hermofura Divina 5 j pero llorar , poíno

tener que padecer ? Lagrimas,

porque fe remedian penas ? Eíbraña

manera de trifteza , y rara fuerza

de amor Divino. 1 Que bien conocía

efte varón Santo el incomparable valor

de los trabajos , pues fíente fu

perdida , como la de un gran teforo

! Llore pues el mundo lo que

quifiere , que á mi las lagrimas de

efte fuerte Amador de Dios, no folo

me admiran , pero me animan

á padecer por el miímo Dios.

También , con otra maravillofa

demoftracion , acreditó Nueftro Señor

en efte tiempo la Santidad, y [

perfeceion grande de fu Siervo, haciendo

que el mifmo autor de la

mentira dijeífe en abono de él una

verdadera alabanza. Havia en la Villa

de Iznatorafe un hombre endemoniado

, á quien el enemigo maltrataba

mucho , y en quien eílaba

muy encaftillado , reíiftiendofe a las

diligencias de muchos exorcifmos.

Pidieron al Santo Padre fuelle á remediar

aquella necefsidad , y libertar

aquella alma : y vencido de los piadofos

ruegos , con que le importu^

naron , falió át fu Convento á efta

Villa , que difta de él poco mas de

una legua. Llegaron á vifta del trifte

hombre , conoció luego el Demonio

el azote , que le venia , y fabiendo

quantas pi:das le havia w$*

tado efte Siervo de Dios de las unas,

no pudo difsimular fu temor : y afsi

comenzó á quejarle diciendo: ya tenemos

otro Baíiiio en la tierra , que

nos períiga. Voz , que en otras machas

ocaíiones les compelió fecreta ,

y fupeiior fuerza á pronunciar , manifeftando

el poderlo grande, que el

Señor havia concedido á fu Siervo

fobre todo el infierno. Conjuró pues

al Demonio , y mandóle deíamparaíle

aquella morada, obedeció luego

, falió , y dexó al hombre libre , y

fano. Quifo el enemigo vengarle de

efta afrenta , y íalido del hombre endemoniado

, enviftió en una muger

, atizándola para que provocaíle

al varón Santo á mal propoíiio. Prevenida

, y enfeñada de aquel fu ció efpiritu

, al entrar en un Pueblo, fallóle

a recibir combidandole con pofida

, hablando tales palabras, y con

tal defemboltura de acciones , que

parecía bien , inftruaiento de Satanás.

Pero el Siervo de Dios cono-

Fz

cien-


44

VIDA DEL BEATO P.

dendo al que venia de ella revejido

, la arrojó de si diciendola, que

antes admitiría la compama de un

Demonio , que la fuya , porque juzgaba

^ y con razón , por mas cruel

enemigo unamuger deshonefta , que

á todo el infierno.

No fue menor el crédito que el

Siervo de Dios ganó en el Convento

de las Religioías de Veas : porque

demás de lo que la fama , polla

boca de los Religiofos : , y feglares

publicaba , vieron en él obras de

Varón celeftial , como fe ha dicho.

Creció todo con un teíHmonio de

nueñra Madre Santa Terefa. Haviafele

quejado la Madre Priora Ana

de Jefus de la íbiedad , que padecía

en aquel lugar , por falta de

Confeííor, que encaminaíle las almas

de aquellas fervorofas Reiigiofas , y

refpondiole eftas palabras : En gracia

me hct caído hija , quan fin ra-

%on fe queja , pues tiene alia a mi

Padre Fray fuan de la Cru^^aue es

trn hombre Celefital } y Divino. Pues

yo le digo mi hija , que defpues que

fe fue alia no he hallado en toda Caf

tilla otro como el , ni que tanto afervore

en el camino del Cielo. No creerá

ía Joledad , que me caufa fu falta:

miren , que es un gran teforo el qué

tienen alia en ejje Santo : y todas las

de ejfa cafa traten , y comuniquen fus

almas > y verán quan aprovechadas

eflan , y fe hallaran muy adelante en

todo lo que es efpiritu , y perfección:

porque le ha dado el Señor para todo

ejlo particular gracia. Confolada con

elfo , y animada la Madre Ana, le

efcribió , rogándole tomaífe á fu cargo

las almas de aquel Convento, y

les fueíTe Maeftro eípiritual. Hizolo

afsi , y todas las femanas iba á conferirlas

a pie , no reparando en la

diftancía de una legua montuofa , que

defde el Calvario hay á Veas. A

pocos lances echaron de ver las Reiigiofas

de efte Convento el gran fru-

SAN JUAN DE LA CRUZ.

to , que en fus almas caufaba la comunicación

, y dodrina del Santo

Padre : Porque como tierra bien difpuefta

para qualquiera buena femilia

, recibían, y lograban luego la

que en fus corazones fembraba el varon

Santo de Oración, mortificación,

y egercicio de virtudes.

Aun no fueron íiere mefes los que

eftuvo el Santo Padre en cfte Convento

del Calvario > porque ofreciendofe

la fundación .del Colegio de

Baeza , como él mifmo, antes que

fe trataílé de fundar , lo profetizó,

y dijo á las Monjas de Veas , le

embiaron por Fundador > y como

primer Redor , tomó la poTef ion,

á los 14. de Junio de i575>. Trasla

á elle Colegio el hermofo maridage

de letras , y virtudes , que

havia aílentado en Alcalá , y con

tal perfección lucieron en él , que los

mayores Dodores de las Eícuelas,

en los Pulpitos , y Cathedras lo ponían

por egemplo á los Seglares , y

íierapre ha íido los ojos de aquella

Nobie República. De efta • perfección,

y efpiritu que alli plantó nueftro

Santo Padre nos dejó ellas palabras

un acreditado teíligode aquel tiempo

¡j en efte Colegio (dice ) fe recibieron

algunos Novicios, y no fue

inconveniente , porque los Eífudiantes

en Oración , íilencio, mortificación

, y puntualidad , en todo excedían

a los miímos Novicios; y afsi

efte Colegio mas parecía cafa de

Noviciado , y de Deíierto , que do

Colegio , porque demás de íer todos

los Religiofos unos Angeles, el

Padre Redor , que era el Padre Fray

Juan de la Cruz , con fus platicas

de efpiritu trataba tan altamente de

Dios, que traía los ánimos de los

Religiofos fervorofos en los egercicios

de las virtudes , y gran puntualidad

en la obfervancia regula

y paiticularmente encendidos en devoción

, y amor de Dios. En fin en

efta

Afil

m


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 45

efía cafa fe vivia con la perfección,

y Santidad que fe podia vivir en

los yermos de Egypto.

En efta Ciudad , y tiempo , lo calificó

el Señor, iluílrandole con nuevas

luces de fu Divinidad , y altiísimo

conocimiento de la Trinidad

Jkadísima. Decía fu Miíía muchas

veces por la gran devoción, que tenia

á efte Soberano Myfteno , y regalo

efpecial, que experimentaba en

fu coníideracion. Preguntándole una

vez , i que por que hacia efto ?

El 3 como encubriendo fu devoción,

refpondio con gracia : digo Milla de

la Santifsima Trinidad, porque la tengo

por el mayor Santo del Cielo. En

otra ocaíion fe declaro mas con las

Reiigiofas de Granada , diciendo: De

tal manera comunica Dios a ejle pe*

cacíor el Myjlerio de la Santifsima

Trinidad , que Ji fu Mavejlad no effor^jra

mi flaquera con particular

focorró del Cielo , fuera impofsible

vivir. Bien experimentó efte íocor-

¿"Q en otra o ;aííon , qúe haviendo

dicho Miíía de la Santifsima Trinidad

en el Convento de Veas, por

mandado del Señor , para confuclo

de una Religiofa de allí , que mucho

lo defeaba , al tiempo de coníagrar

, fe le aparecieron las tres Divinas

Perfonas en una nube transparente

, y tales dones le comunicaron,

que refiriéndolos defpues á la dichaRcligiofa

le dijo : O hija y y como le arrade^co

haya fido ocafwn de que me

mandaffe el Señor decir Mijja de la

Santifsima Trinidad | Oque gloria, y

que bienes gomaremos con fu viflal

Y encendiendofele el roftro como

de un Serafín, por efpacio de media

hora quedó arrobado , y defpidiendo

refplandores fuavifsimos.

No menos admiración le causó a

cfta Religiofa , y á las demás viéndole

en otra ocaíion arrobado dos veces

en una mifma platica , fin poderlo

efeufar , por mas que lo quera

difsimular. Decía buelto del rapto:;

han viílo que fueño me ha cargado?

Pero las Reiigiofas , que le veían

en medio del curfo de fu fervorofa

platica quedarfe repentinamente elevado

, conocian bien que fueño era

aquel, y echaban de ver, que quien

d e tenia J a veloz corriente de efte

Divino Jordán , era fuerza , y virtud

muy fuperior , y que no era

fueño del cuerpo , íino dulce íüfpeníion

del alma. De eíla manera

andaba íiempre abíbrto , y tranfportado

en Dios. De aqui le nacía la

mayor , y mas ordinaria fufpeníion

, que fentia en el Santo Sacrificio

de la Miíía , piélago de mifericordias

, como lo mueftra un cafo

harto notable. Celebraba en la Igleíia

de fu Convento en Baeza , y haviendofe

hecho gran fuerza para paffar

adelante en la Milla , forcejando

contra el Ímpetu del efpiritu , que

lo arrebataba , aunque pudo confumir

el cuerpo,y fangre de Chriílo

Señor nueftro , le quecon el Cáliz

en la mano , y eíluvo enagenado

por gran rato , íin moverle. Bol-*

vió algo en si; pero tan fin memoria

de lo que hacia, que quifo irle á la

Sacriftía íin acabar la Miíía. Atónitos

los círcunftantcs, fe miraban unos

á otros , y volvían con mayor atención

á mirar al Santo Padre. En medio

de efte íilencio una muger de

gran fama de Santidad , llamada la

Madre Peñuela , alzó entre la turba

la voz , y dijo : llamen á los

Angeles que acaben efta Milla, que

folos ellos pueden profeguirla con tanta

devoción , que efte Santo no eftá

para ello. Avifados los Religiofos

de lo que paíTaba , falió uno reveftido

, y ayudándole á ¡o que le faltaba

, le entró en la Sacriftía.

Con la mifma devoción que decia

Milla , y veneraba los Myfterios

de la Divinidad , celebraba también

las Fieftas , y folemnidades de la

Himu-


46

VIDA DEL BEATO P.SAN JUAN DE LA CRUZ.

Humanidad Sandísima de Chiifto>:y

muy en particular fu dichoíb Nacimiento.

No admitjapara eíloreprefentaciones

muy prevenidas , y curiólas

, aunque fueíTen de cofas espirituales

( que las profanas tan lejos

eíhban de fus ñeílas , quanto

deben eílarlo de toda Reiigiofa Comunidad

) porque aun en aquellas

echaba de ver , que la prevención

daña á quien las hace , la curioíidad

a quien las oye , y a unos, y

á otros caufa mas diftraccion fecular

, que devota , y Santa recreación

, qual debe fer la Reiigiofa. Hizo

una vez , que algunos Religiofos

fe repartieííen por el clauftro del

Convento , en ciertas eftancias como

melones : y que otros dos, acomodando

el habito , íin aderezo fecular

reprefentaíTen á la Sagrada Virgen

, y á el Señor San Jofeph, que

iban pidiendo pofada en Belén. Qujen

pedia la pofada para los huefpedes

era el fervorofo Padre : y quando

llegaba á uno de aquellos melones,

viendo que eran defpedkias períbnas

tan beneméritas , y j tintamente

el Hijo de Dios , que venia en las

entrañas de la Sagrada Virgen , era

íingular fu eloqaencia en reprefentar

los méritos de todos, en reprehender

la dureza de los mefoneros,

en quejarfe amoroíamente al Padre

Eterno , porque tales cofas permitía

, en confolar á la Sagrada Virgen

, y á fu Efpofo en trabajo tan

grande : y acerca de eflo eran tan

dulces , y tiernos los fentimientos de

fus ponderaciones , que encendidos

en una Santa , y alegre devoción los

Religlofos , fe deshacían todos en lagrimas

, y no havia corazón tan duro

que no fe enterneciere.

Al otro dia reprefentando al niño

ya nacido , fe regalaba con efta dulcifsima

memoria. En una de ellas

ocaliones le faiteó un tan impetuofo

jubilo , que no pudiendo reprimirle,

fe levantó , y fue ázia una mefa

donde en eftos dias fe acoílumbra^

ba tener un niño Jefus , á quien dirigir

las alegrías de aquel tiempo, y

tomándole en brazos , comenzó á

baylar con un fervor tan grande , que

parecía haver falido de si: que para

la modeftia , y fofsiego del varón

Santo era cofa muy eílraña. En medio

de eftos júbilos prorrumpió cantando

ella coplita.

-

Mi dulce , y tierno fefus

Si amores me han de matar y

lAora tienen lugar.

Qaedófe con efte afeito como

fufpenlo , y abforto en la dulzura de

aquel Mifterio , y amor de aquel Santo

Niño , con el roílro alegre, y encendido

, y tal que parecia arrojar

llamas de fuego.

Para aplacar efte Divino incendio,

ó mas verdaderamente para aumentarlo

, fe aprovechaba de otro medio

muy propriodefu esforzado efpiritu

, que es el enfayo del martirio

: acto que el comenzó á introducir

en efte Colegio de Baeza, para

afervorizar á los Religiofos , y

templar juntamente las aníias , que

tema de padecer. Para efto folia en

las recreaciones tratar de la excelencia

del Martirio. Quando los veia

fervorofos , y bien difpueftos les decía

: ora bien, por íi Dios nos quiíiefte

Martyres de veras, probemos

aora hacerlo íiquiera en reprefentacion

, y enfayemonos para morir por

el , quando fe ofrezca. Formaba luego

fu enlayo , feñalando á cada uno

la perfona que havia de reprefentar;

a uno la del Tyrano, á otro la del

acufador , a otro la del verdugo, y

el efeogia la del Mártir para' animarlos

con fu egemplo. Sabiendo

quan aficionado era el Santo Padre

a eftos enfayos , le combidó a ellos

una vez el Maeltro de Novicio;, de

la


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 47

la Manchuela de Jaén. Nombraronfe

oficiales , y hicieron las ligaras

de Mártires el Maeftro de Novicios,

y el Sanco Padre , íiendo entonces

Vicario Provincial de Andalucía. Fueron

acufados de Chriílianos ante el

Juez , el qual pueíto en fu Tribunal

Ies tomó fu confefsion i y haviendo

confeífado con gran fervor la

. Fe de Jcfu-Chrifto , y deteftado toda

otra Ley j y Seda , mandó el

Juez , que les defnudaíTen las efpaldas,

y los amarraílen á dos naranjos

de la huerta , y que allí fueííen azotados

rigurofameme , hafta que arrepentidos

dejaíTen de confeííar á

Chrifto. Los verdugos egecutaron

lo que el Juez mandó , como íi no

fuera reprefentacion , ílno caftígo

muy de veras. El fervor de nueítro-

Santo Padre era tan grande , y tan

encendido el defeo de padecer por

Chrifto , que riendofe de los azotes,

y baldonando a los verdugos de flojos,

y cobardes , los incitaba , y

aun valiendofe de la obediencia, los

.mandaba apretaíTen la mano , y le

hicieífen faltar , y correr la fangre

por las efpaldas , como al fin lo hicieron

: con lo qual quedando él muy

contento , viendo ei Juez la perfeverancia

, y alegría de los Marcyres,

mandó dilatar fucaufa, y tormentos

para otra ocaíion , con que fe dió fin

al enfayo.

Mientras en Baeza defeaníaba en

los brazos de Raquel nueftro devotifíimo

Contemplativo, fe alcanzó, de

Gregorio XIII. Breve , en que fu Santidad

erigió en Provincia diftinta de

la Obfervancia , los iConventos de

la Defcalcez. Para eftablecer efto fe

Año )unt:o Capitulo en Alcalá de Henares

'581. á los 4. de Marzo año 1581. Comenzando

las elecciones por losDifinidores

entre los quatro que fe eligieron

, cupo el tercer lugar á nueftro

Santo Padre , y con efte oficio

( concluidas las demás funciones del

Capitulo ) volvió á Baeza a cumplir

ei de Redor. Duro en el haíia ios

14. de Junio , en que el Convento

de Granada lo eligió Prior , y efta

fue la primera vez que governó aquella

cala. Haviale precedido el muy

docto, y venerable Padre Fray Aguftin

de los Reyes , ( que fue fu primer

Novicio , y difcipulo en Paítrana)

y haviendole puefto el oro de

fu obfervancia , nueftro Santo Padre

fobrepufo los efmaltes : con que falló

confumada la labor.

De fu modo de govierno en efta

cafa dicen todos los Religiofos, que

le conocieron cofas de grande admiración

: efpecialmente de la inviíible,

y fecreta fuerza , que de Dios tuvo

efte fu Siervo para unir corazones

entre si, y coníigo mifmo, para traerlos

alentados , y fervorofos , para

encenderlos en el Divino amor , para

llenarlos de penfamientos Santos,

y necefsitarlos á que voluntariamente

abrazaílen la Cruz de Tefu-Chrifto.

No daba voces, no reñia, no fs

enojaba, no reprehendía con rigor,

y falia con todo lo que quería; y no

con efte , y aquel , íino con todos.

De fuerte , que ei torcido , el tibio,

y aun ei diieolo , en fu prefencia parecía

Santo. Y íi fus palabras eran

encendidas en el amor de Dios, fu

compoftura , fu manfedumbre , fu

quietud era una afqua , era una fecreta

rcpreheníion , que á todos rendía.

En los rincones le temían , porque

le amaban , y all no ofaban

defazonarle.

Aunque en todos los Conventos

donde ei Santo Padre eftuvo , y

governó, dió íiempre grandes mueftras

de fu eftremado retiro , y fegurifsima

confianza en la Divina providencia

: pero en efte de Granada

fueron mas notables los egemplos.

Como vieflen los Religiofos lo poco

que filia, y que vihtandole algunas

perfonas graves , no les volvía las

viíi-


4*

VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

vifitas; no por menos cortes , fino

por mas Religiolb, le períuadieron,

4}ue faliefle alguna vez : porque lo

echaban menos los feglares. Rindióle

el Santo á la importunación, y

determinó viíitar á los Señores Arzobifpo

, y Preíidente. Comenzando

por el ultimo , que le cala mas cerca

, y pidiéndole le perdonaíTe el no

ha ver hecho antes lo que debia, le

refpondió el Preíidente : Padre Prior

mas queremos a V.P. y A fus Fray-

Ies en fus cafas , que en las meftras:

jorque con lo primero nos edifean^y

con lo fegundo nos entretienen. El Re~

Ugiofo retirado nos lleva el coraron,

y el que fale por falir9m a nofotros

edifica , ni para si gana crédito. No

iiuvo menefter mas el Santo Prior,

para que abreviando la platica ( fin

paílar á viíitar al Arzobiípo ) fe volvieíTe

, diciendo á fu compañero:

Padre confundido nos ha eíte hombre

, y toda la Orden quiíiera, que

Jhuviera oído lo que nos ha dicho,

para que fe perfuadieran quan poco

ganamos con efta impertinencia de

•viíitas , que el Demonio quiere introducir

entre nofotros con capa de

necefsidad. Buelto ai Convento, refirió

á fu Comunidad lo que le havia

paííado , y les dijo : Padres mios,

ningún teíligo mas fiel de lo que

quieren de nofotros los feglares, que

ellos mifmos. No nos quieren Cortefanos,

íino Santos : ni en fus cafas,

íino en las nueftras, encomendándolos

a Dios.

No haviendo cofa que comer en

el Convento , pidió el Procurador

al Santo Padre licencia , para buícarlo;

a que refpondió: ^un tiene Dios

tiempo para proveernos 3 fm que tan

preflo le acufemos la rebeldía. Efla

noche avernos cenado , gracias a Dios,

y quien hoy dio la cena, mañana dará

la comida. Afsi fue : porque citando

en Prima, llegó un hombre , y

dijo al Portero : ¿que necefsidad hay

en eíla SantaCafa?Que en toda laño,

che no me ha dejado dormir una

voz interior , que me decia : tu ef.

tas regalado , y con gran necefsidad

los Frayles de los Martyres. Supo la

que el Convento tenia , dió una buena

limofna , y los facó de fu aprie-,

to. En otra ocaíion el ProcuradoK

acudió al Santo Padre dos veces, á

pedirle licencia para ir á bufear de

comer. Dijóle el Santo Prelado ¡ Válgame

Dios, hijo , ¿y un dia que falta,

no tendremos paciencia? Ande,

déjelo, y vayaííé á fu celda á encomendar

á Dios efta necefsidad. Mas

fe tardaba el focorro , infló tercera

vez , y el Santo fonrriendofe , y

con mucha paz le dijo : Vaya, y vera

que prefto le confunde el Señor por

fu poca confianza. Apenas havia falido

el Procurador , quando encontró

al Relator Bravo con una condenación

, que los Señores de la

Chancilleiia aplicaban al Convento

de limofna , con que fe volvió confufo.

No folo en las ocafiones que havemos

dicho , íino también en otras

muchas refplandeció la perfección del

Santo Padre , afsi en el egercicio de

varias virtudes , como en la demoftracion

de dones Soberanos , fegun

veremos en los egemplos , que fe

liguen. De fu ardiente caridad para

con nueílro Señor era manifiefb

indicio el refplandor , que quando

hablaba de el , fe vela en fu roftro,

donde trasladado algo del fuego

, que interiormente le abrafaba,

arrojaba centellas. Efpecialmente fe

notó efto , no íin grande admiración

, en una platica , que eftabá

haciendo en el Convento de nueftros

Religiofos, delante de la Imagen

de un niño Jefus , ae cuyo pecho

fahan muchos rayos, unos mayóles

, y ot.ros menores . que fe

terminaban en el Santo Padre, y de

a en los oyentes : dando con efta

fw


VIDA DHL BHATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 49

fa Mageftad a entender , que las palabras

de fu Siervo eran centellas ialidas

del pecho de Dios , y que con

ellas comunicaba luz , y ardor á

quien le ola. Diterentes eran eftas

cadenas , que las que fingieron al

otro Hercules , como que fallan de

fu boca , y prendían los oídos de

los que le efeuchaban : que aquello

era tnaidad ••, y mentira; y efto fue

ardor Divino , y verdad. No fue

menos argumento de lo mifmo lo

que teftiíica una Religiofa de aquel

Convento de Granada. Viole un dia

defde la reja de fu Coro arrodillado

, y poílrado por gran rato ante

el Santifsimo Sacramento , de donde

levantandofe con el roílro muy

alegre , y encendido 3 le preguntó

la Religiofa ( que era muy familiar

hija fuya ) la caufa de aquella tan

alegre demoftracion. < No la he de tener

( refpondió el Santo Padre ) haviendo

yo adorado , y vifto á mi

Señor í y pueílas las manos juntas

le decía : ; O hija , quan buen Dios

tenemos! Quan buen Dios! por efta

caufa muchas perfonas do¿ías dijeron

: que aquel Religiofo era dado

de Dios para grande utilidad de

las gentes: y que era la Fe en obra,

y la dodrina de Chrifto en hecho.

De eftos , y otros modos de hablar

ufaron perfonas gravifsimas , para

manifeílar fu ardiente caridad , y el

concepto , que tenían formado del

gran Padre. Pero donde efte amorfe

manifeílaba mas clara, y ciertamente

, era en el que tenia al progimo

, y en la caridad con que acudía

al confuelo de las almas , que

eftaban á fu cargo , y al remedio

de fus necefsidades corporales , y efpecialmente

de los enfermos , de

quien tenia gran compafsion. Havia

perdido uno de los que havia en fu

Convento la gana del comer, y affiíliendolc

el Santo Padre , le eftaba

explorando el güilo , y refiriéndole

varios manjares , para ver íí apetecería

alguno , y aunque mandó traerlos

que parecían mas á propoíito , no

los pudo arroílrar. Compadecido entonces

de fu enfermo , le dijo : pues

hijo , yo quiero difponerle la comida

, y darfela de mi mano , yo le

haré una falíilla , con que le fepa

bien. Mandó aííar una pechuga de

ave, y traída , tomó un poco de fal,

y la echó en un plato , deshaciéndola

con una poca de agua, y mojando

la pechuga en efta falíilla , fe

la dio él mifmo por fu mano á comer

, diciendo : efto le ha de faber

muy bien, y con ello ha de comer

de buena gana : y fue afsi, que

lo comió con gufto , y le fupo muy

bien : que no hay tal falíilla , ni

medicina para un enfermo fubdito,

como el cuidado , y caricia de fus

Prelado , en cuya folicitud libra Dios

muchas veces remedios milagrofos,

qual parece haver íido efte : ¿pues urx

poco de fal , y agua por si folos

como podían reftituir un gufto tarx

eftragado , y perdido, íi á la falíilla

del Prior no añadiera Dios virtud

particular?

En otra ocaíion moftró también

efte mifmo afedo , y regalo para

con fus Religíoíós enfermos , muy

como Padre de ellos. Eftuvo defauciado

en el mifmo Convento de Granada

un Hermano Lego , viéndole

el Santo Padre con terribles bafeas,

y congojas , dijo al Medico , ¿ íi havia

en la Medicina algún remedio

para aquel enfermo ? Refpondióle,

que para el reparo de la enfermedad

no le havia : pero que para foffegar

algo de aquellas bafeas, podría

fer le hícieífe provecho una bebida,

mas que era coftoia , porque le llevarían

por ella muchos ducados. Hizo

que la recetalfe luego , y al punto

embió por ella , y el mifmo fe la

dio , y afsiftió a muchos de los mcdicarneutos

, que le hacían , para

Q

alen-


50

VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

alentarle a que llevaíTe con paciencia

fu trabajo : tal eftima hacia de

la falud 3 b ceníuelo del mas pobrecito

Religioíb. Y en verdad , que

no eftaba íbbrado el Convento , fk

no muy necefsitado : pero al que

tiene caridad , no le eftrecha la pobreza

, y como gafta de la bolla

de Dios , nunca le falta , como

lo veremos en el fuceífo , que fe íigiie.

Llego el año de 1584^ con el

una gran efterilidad á toda Eípana.

Padecían mucho los pobres, y compadecido

de ellos el Santo Padre,

aunque fu Convento fe fuftentaba de

limofna , y entonces no podian hacerla

aun los ricos , el, enfanchando

los fenos de la confianza en Dios,

y abriendo las entrañas de fu gran

candad para con los pobres , los focorrib

con mucha largueza : afsí á

los que acudían á la portería, como

a otros muy necefsitados , por fer

gente honrada en fus cafas. A efta

confianza en Dios , y largueza de

caridad acudió nueftro Señor de manera

, que por mas que daba, mas

le fobraba para dar. Y advirtieron

los Religioíbs , que haviendo fuíkntado

aquel año mucho numero de

ellos en el Convento, y obrado gran

parte de la fabrica de el, y tras efto

íbeorrido con larga mano tantas

nccefsidades de pobres de la Ciudad

, le fobrb trigo de aquel año,

-quando vino la cofecha del íiguiente

: lo qual parece no podiaferpor

el camino ordinario , íi Dios extraordinariamente

no favoreciera la piedad

, y confianza del Santo Padre,

dejando en ella un gran egemplo, y

documento á los Prelados Religioíbs

, para que con liberal, y piadofa

mano repartan con los pobres lo

que á ellos también como á pobres

da piadoía, y liberalmemc el Señor,

y muchas veces por medio de los fieles

á quien ellos focorren.

No menos refplandecib el amor

con los progimos de nueílro Santo

Padre en la fuavidad , y prudencia

con que enderezaba las torcidas inclinaciones

de algunos de fus fubditos

, y corregia fus defeftos. Reprehendib

en cierta ocaíion á un Reli^

giofo una falta en prefencia del Padre

Fray Gerónimo de la Cruz, que

lo refiere : y con hablarle el Santo

Padre con fu acoílumbrada templanza

, y modeftia , el reprehendido fe

deílemplb , y fe encolerizo de fuerte

, que refpondib al varón Santo

con impaciencia , y defmefura palabras

libres , y defeorcefes. < Qje feria

bueno hicieíTe el Santo Prelado

entonces para confundir la foberbia

de fu fubdito , y enfrenar aquella alma

, que fe iba defpeñando, y ganarla

fuavemente para Dios? Q^iitbfe

la capilla , y poftrado en tierra,

puefta la boca en el fuelo ( que es

acción Religiofa , propria de culpados

, que reconocen fu culpa, quando

fon reprehendidos ) eftuvo afsi

oyendo la repreheníion de fu fubdito

, en tanto que defeargb la furia:

de fu impaciencia : que una vez apoderada

la ira á efto llega. Quando

huvo acabado de decir , fe levantó

el íiervo de Dios , y befando fu mifmo

Efcapulario ( que también es acto

de humildad ) le dijo : fea por

amor de Dios , y con efto fe fue,

dejando á fu fubdko mucho mas

confundido , y corregido , que ji le

diera una muy agria repreheníion, yf|

le caftigara con la pena mas fevera

del mundo. De efta manera fe huvo

el Santo Prelado en efta acción,

no porque le falulíe valor para liumillar

, quando eramenefier, a los

altivos , y foberbios ; lino porque

con fu mucha prudencia , luz , y

Santidad labia dar a cada cola fu lugar

, y tiempo , y efpcravle, quando

era necclKuio. Y como conocía

los naturales , y aun fus ÍUUMOK

con


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 51

trada del Varón Santo , quanto de

fu rara humildad , y caridad ardiente

con Dios , y con el progimo. a

De donde íino de aqui pudo proceder

tan raro , eficaz , y piadofo modo

de corregir á los fubditos ? Qué

otro principio pudo tener aquel encendido

defeo de hacer Santos á todos

? De qué árbol nadó aquel precioíifsimo

fruto de renobar la Orden

, y eftablecer la PvCg'a primitiva

? Qué fuente pudo arrojar aquel

impetuofo rio , que alegraba la Ciudad

de Dios ? Verdaderamente mucito

debemos á efte gran Padre por

havernos engendrado en Chrifto, dando

principio a la Reforma ; pero

mucho mas por havernos reengendra-

con luz particular del Cielo, y echa- obfervantes en toda la Deícaícez.

ba de ver , que el de aquel ílibdi- Acompañó á la V. Madre Ana de

to l en la ocaiion prefente , no ad- Jeius ¡ que venia por Pnom3 y á las

mitiria otra manera de mediema, le ciernas Rcligioías íeñaladas para efta

aplicó la mas conveniente á fu doien- fundación 5 haíta ponerlas en Gracia

, que fue un heroico ádo de humildad

caritativa. Y afsi fe vio luego

el efedo 1 porque confundido el

Religiofo con aquel humilde efpectacub

nada , que fue dia de San Sebaftian

año de 1582. En todo el difeurfo

de efte viage fue maravillofo el cuidado

, y advertencia con que el San­

, y reconocido de fu yerro, to Padre procedió , afsi en el tranada

fe fue poco defpues con gran compunción

, y arrepentimiento á echar

á los píes de fu Prelado , con fe (lando

fu culpa , y dándole gracias por

la efpera que havia tenido en fuñirle

, para que no fe perdiera. Acto

, y compañia de las Religioías,

como en el egemplo , y edificación

de los feglares. Iban ellas foias en

un carro , y el Santo Padre, y fu

compañero en jumentos. Llevando

el tiempo , y horas repartidas para

cion tan digna de la prudencia iluf- fus egercicios Religiofos , fe empleaban

en el oficio Divino , oración

mental , y íilencio con la puntualidad

, y devoción, que íi eífuvieran

muy quietos en fus cafas. Quando

llegaban á las pofadas , acomodaba

luego el Santo Padre á fus Monjas

con toda modeftia , y religión, don-

de fe guardaba el retiro , y encer-

ramiento pofsible. Confeílaban, y co-

mulgaban en los Lugares que havia

comodidad para ello. Hadaies por el

camino fus platicas efpirituales, tra-

tando íiempre de Dios 5 pero con

tanta gracia , que juntamente le fer~

via de divertimiento alegre: con lo

qual aquellas benditas Religioías fe

hallaron al cabo de fu viage tan re­

cogidas , y aprovechadas , como íi

do con fu egemplo , con fu govier- huvieran venido dentro de un porno

, con fu doefrina , y con fu ad- tatil Convento , embueltas en fus

mirable modo de vida , de que que- mifmos egercicios , y obfervancias.

do tanto en el Convento de Granada

Tal fue el provecho que causó

, que ha podido confervar la cre­

cida opinión , que oy tiene en aquella

en ellas la. compañia del Santo Padrefección.

Ciudad de obfervancia , y per­

No fue menor el que defpues obró

en ellas fundado ya el Convento >

0

Entre los demás beneficios , que

acudiendo como Padre , y Maeílro

a

hizo

efta Ciudad , y á toda ta Orden efpiritual fuyo á confelíarlas, confotafia

as , c inftrultlas en el camino ef-

fue fer entre los varones , ta

jf""^ Para ^ fe fLiricla^e pirkual, y trato de oración , con que

Monafterio de nueftfas Religioías en breves dias fe hallaron crecidas.

de San Jofeph , uno de los muy y mejoradas ; experimentando coa

Arto


-

V1DA DEL BEATO P.

el trato del Santo Padre maravillofos

efeaos , no folo en el alma, fino

también en el cuerpo : de cjue

referiremos algunos particulares fuceíTos.

Llevando de eíle Convento

de Granada las Monjas á la fundación

de Malaga , que también el Santo

Padre efectuó , dio Maria de Chrifto

tan peligrofa caída de la cavalgadura

íbbre un peñafco , que todos

creyeron la havia muerto. Eftuvo un

rato íin fentido , y derramando de

la cabeza mucha fangre : el Santo

Padre pufo las manos fobre la herida

, limpióle con fu pañuelo la fangre

, y lin otro beneficio fe levanto

íana , y buena , y proíiguio fu viage.

A Ifabel de la Encarnación dio

tan mortal accidente , que ordeno

el Medico la facramentaílen muy

apriefa. Llamaron al Santo Padre para

que fe ios admlniftraíle. Al defpedirfe

le dijo a la enferma el Evangelio

de San Marcos, y llegando á

aquellas palabras : Super ¿egros manus

Mm.16. impment , hene habehunt , fe las

pufo en la cabeza , con que de repente

íintió la enferma uno como

ílidor , y tal aliento , que otro día

fe levanto de \x cama. A efta mifma

Religiofa anuncio el Santo Padre

unos trabajos , que le havían de fuceder

, y la previno , y dio esfuerzo

para ellos. Mariana de Jefus eftando

con un gran trabajo interior,

fe lo quitó el Santo Padre , con folo

hacer que renobaífe en fus manos

los tres votos de la profefsion. A

la hermana Ana de Jefus acordó en

la Confefsion una imperfección, que

havia hecho íiendo muchacha.

Eftando para tomar el habito cierta

doncella , la tentó con tal violencia

el Demonio , que inftantaneamente

le mudó el corazón

y

en fu interior fe refolvió a no entrar

en la claufnra. Eílaba prefente el

Santo , y revelándole Dios la turbación

de aquella alma, y haíb adon-

SAN JUAN DE LA CRUZ.

„de tenia licencia de tentarla fu ene»

migo , hizo inftancia para que íiquiera

puíielTe los pies dentro de la claufura

, y alli deliberaíTe lo que havia

de fer , que el la facaria luego.

Rindiófe la doncella , aunque con

mucha violencia , al ruego del Santo

Padre , y apenas pufo los pies en la

claufura , quando como fi dejara la

tentación á la puerta , fe quietó, pidiendo

con nuevas inftancias el habito.

Defde fu Convento de Granada

vió el Santo Padre , que en Carabaca

eftaba apretadifsima la Madre

Ana de San Alberto de unos eferupulos

, que la atormentaban , determinó

eferibir al Siervo de Dios , y

quando ya eftaba para tomar la pluma

, recibió una carta fuya , en que

le refpondia á las dudas ^ que quería

confultarle , y daba remedio á

fus aflicciones. Efcriben , y dicen las

Religiofas, que en efte Convento de

Granada le conocieron , y trataron

cofas admirables á efte propoíito:

afirmando , que parece les vela fus

corazones , y defde fu celda rep-iftraba

quanto pallaba en fus almas, y

en las de las aufentes que tenia á fu

cargo. Y afsi andaban tan cuidadofas

en todas fus acciones, que no fe

oíaban defeuidar ni en un penfamiento,

creyendo, que luego era patente

á fu Maeftro.

Eftas luces, y dones , que alumbraban

ambos Conventos , fe derramaron

á fuera , y muchas almas

afsi del íiglo • como de otras Religiones,

también las participaron,

teniéndole por Maeftro Celeftial, y

dado del Señor para utilidad de fus

conciencias. Entre las muchas que

perficionó , y otras4 que facó de

pecado, coníiguió iltiftres vidorias,

echando al Demonio de los cuerpos

, que ya tenia en poftefslon , como

nos dirán eftos íucefos. Havia en

Granada un hombre poííeido de un

mal eípiríiu : haviendofe rcíiftido í

mu


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 55

muchos exorclímos , y oraciones1} llamaron

al Santo Padre , y le pidieron

fe encargaíTe de lu cura. Haviale

dado el Señor luz para conocer

los Demonios , la licencia que

tenían de fu Mag eftad para atormentar

los cuerpos, los medios con que

los havia de expeler > y conforme á

las noticias diíponia los conjuros.

En viendo á efte , conoció luego fer

de la calidad de aquellos , de quien

dijo el Salvador, que no eran expelidos

, fino con oración , y ayuno : y

afsi dejado ei conjuro fe pufo en

Oración , pidiendo á los prefentcs hicieííen

lo mifmo. En viendo el Demonio

en Oración al nuevo Elias

conira los Sacerdotes de Baal, conoció

que lo havia de vencer : y ayrado

contra fu enemigo , vomitaba injurias

, derramaba amenazas , y con

ahullidos procuraba divertirle de la

eficacia de fu Oración. O admirable

fuerza de eíle Céleftial egerciciol O

brazo de Dios poderofo , a quien

no folo los Demonios , íino el Sol,

y todos los Cielos obedecen i Contigo

los flaquifsimos fon poderofosj

íin ti los poderofos fon flacos > y nadie

fe fió de ti, que no falielle en

todo aprovechado. Afsi fe echó de

ver en efte cafo: porque continuando

fu Oración el nuevo crucificado,

al cabo de un buen rato fe levantó

diciendo : Ta el Señor nos ha concedido

la victoria contra eñe enemio-o.

No hay que temer. Afsi fue , porque

mandándole con imperio que faliefíe,

obedeció con admiración de los

prefences.

En la mifma Ciudad eftaba endemoniada

una perfona principal , á

quien por ruegos de otras fue á conjurar

ei Santo Padre. En tanto que

hacia breve oración , hablaba entre si'

la endemoniada , y el Demonio dentro

de aquel cuerpo decia : ¿ Que no

pueda yo vencer a efie Fray!ecillo> Que

no halle mi ajimia modo para hacerle

caer i Que haviendo tantos años que

me perfijrue y y en varias partes^ aquí

no me quiere dejar l Eilando en el

Monafterio de las Religiofas , acudió

otra muger endemoniada : mientras

el Santo fe llegaba a ella , decia iji

viene el jencqmta a perjeguirme : titulo

que nueftra Madre Santa Terefa

folia darle algunas veces , para

explicar en cuerpo pequeño fu gran

capacidad , y ciencia.

Dejando otros cafos femé jantes

folo uno añadiré , por lo qué tiene de

enfeñanza. Saliendo un día á confefíar

á la Igleíia , por no eftar formados

los confefsionarios adentro, vio

una perfona muy efpiritual , que eftaba

en ella , que en un rincón de la

Igleíia havia muchos Demonios con

apariencia de leones , oílos, efeuerzos

, y otras fabandijas ponzoñofas,

los quales fallan á tentar á los que

eftaban orando con ía variedad de

tentaciones , que reprefentaban fus

figuras. Mas advirtió efta perfona,

que quando el Santo levantaba , ó

volvia los ojos acia ellos , todos

atropellando fe huían a efeonderfe

en fu rincón : de que igualmente coligió

, que en ninguna parte eftá una

perfona libre de fus tentaciones, por

lo qual en todas fe debe vivir con recelo

: y que a el Santo Padre le dio

el Señor gran Superioridad fobre los

Demonios , pues tanto los atemorizaba

fu viíla.

El Demonio rabiofo no deííftia de

fu intento , procurando vengarfe del

Santo Padre : y ya que no podja

vencerle en la caftidad , como havia

pretendido en vano muchas veces

, probó á defdorarle en ella con

un embufte propriamente fuyo. Saliendo

el Santo Padre de fu cafa,,

llegó una muger á él, y moílrandole

un niño , que trahia en los brazos

, le dijo : que pues era fuyo , 1c

luftentalíé. Arrojóla de si el Siervo

de Dios con fanta libertad } pero como


Mo

54

VIDA DEL BEATÓ P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

mo ella eftuvieíTe defvergonzadamente

importuna , viofe obligado a rcíponder.

Preguntóle el Santo Padre

tía. turbación alguna : ¿quien, dicen , es

fu Madre ? Reípondió i una Señora

principal, que tiene eftado de doncella.

Preguntó mas : < de donde ha

venido efta Señora á Granada ? Y

dijo : es natural de aqui, y en toda

fu vida ha íalido de la Ciudad media

legua. «Y de que edad es el niño?

Reípondió la muger: de un año poco

mas , ó menos. Entonces , con

gran donayre , y ferenidad dijo el

Santo Padre : íin duda es hijo de

gran milagro : porque yo no ha un

axio que vine á Granada, y en toda

mi vida he eftado otra vez en

ella , ni llegado muchas leguas á la

redonda: con lo qual dejó convencida

la mentira , avergonzada la muger

j fatisfechos los circunftantes 3 que

á los gritos de la muger havian concurrido

: y el Siervo de Dios con

fu paz , y ferenidad acoftumbrada

proíiguió fu camino.

Eftaba todavía el Santo Padre en

fu Priorato de Granada , en que

havia íido confirmado otros dos años

( que entonces no duraban mas eftos

oficios) quando fe celebró el tercer

Capitulo de nueftra Reforma en

la Ciudad de Lisboa á 11. de Mayo

año de 1585. y huvo de acudir

a el. Eligiófe por fegundo Provincial

de la Reforma el gran Padre

Fray Nicolás de Jefus Miria Doria,

hijo de los Remedios de Sevilla : entre

los quatro Difinidores nuevamente

ele dos , cupo el fegundo lugar á

nueíh-o Santo Padre : con que fe fufpendieron

las demás acciones , hafta

que vinieífe el nuevo Provincial,

que eftaba en Genova. Llegado á

Efpaña el mlfmo año , continuó en

la Villa de Paftrana el Capitulo comenzado

en Lisboa. Determinando

en el , que la Provincia Defcalza fe

dividieífe en dlftritos , por eftar ya

muy eftendida por Efpaña , juzgó el

Provincial por conveniente admitir

algunos coadjutores , por los quales

fe comunicaífe con mas facilidad fu

influencia. Por efta cauía, á los quatro

Difinidores nombró el Capitulo

por Vicarios Provinciales, feñalando

á cada uno las cafas de fu diftrito.

Cupieronle al Santo Padre las da

nueftra Andalucía. El modo de fu

govierno fue una idea de Prelados,

- y viíitadores perfedos: porque obranri

do primero que enfeñando , ni falto

virtud alguna á fu egemplo , ni advertimiento

cuerdo á fu enfeñanza.

La caridad , la obediencia , la defnudez

, la penitencia , y mortificación

de fubdito lucieron mas íiendo

Prelado común.

Comenzando por la humildad , en

ella nos dejó muy ftngulares egemplos.

Diciendo un Religiofo delante

de alguna gente , que el Santo

Padre havia íido Prior en cierto Convento

, el huyendo la eftimacion,

reípondió : También en ejje mifmo fus

cocinero. Hallandofe en Granada, por

jufta cauía viíitó á un Provincial de

cierta Orden, períona muy cercana en

calidad á un Grande de Caftilla , y

como el Santo Padre íignificaíle, que

fe hallaba muy bien en el Convento

de los Martyres , por fer caía de

foledad , y retiro : dijo á efto el Provincial

con mucha gallardía , y defenfado

, y tono de chifte : V. P.

debe de fer hijo de algún labrador,

que tan amigo es del campo. Reípondió

el Siervo de Dios con meíura,

y roftro fereno : No foy , Padre Revereniifsimo

, t¡mt0 com() $p ^ j¡m

hijo de un pobre tejedorcito'. Eftabail

algunos Religiofos preíentes, y oyendo

aquella fu humilde reípueíta, quedaron

paímados, mirandofe unos l

otros , con harta coníulion del Provincial,

que haviendo renunciado el

mundo con humildad , en U Religan

íc llenó de el , con íobervia. Y


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 55

de tal manera templo fu vanidad,

que deílie entonces quedó, con particular

afecto al Siervo de Dios, y afsi

el } como todos los que Tupieron el

cafo , dijeron : que con razón tenia

aquel Frayle la opinión de San-

to.

A las palabras correfpondian las

obras , que les daban eficacia. Era

el primero que afsia la efeoba, ycftropajo

para barrer, y fregar. Servia

en el Refectorio , fubia á leer

al pulpito , hacia las camas á los enfermos

: lavaba los pies á los huefpedes:

cababa , íi era menefter, en

la huerta con fus pocas fuerzas , para

quitar el miedo á otros, que las

tenian mayores : ayudaba á los Con-

la Provincia , le llegó uno del Padre

Provincial Fray Nicolás de Jefus Mana

, para que fuelle á verfe con el

en Madrid : y con fer tiempo de invierno

muy Uuviofo , y eílar cai­

gado de muchos achaques , haviendo

recibido el avifo ya de noche.

fe partió el dia íiguiente al amanecer.

Y á los Religiofos , que compadecidos

le perfuadian efperaíTe á

que el tiempo mejorara , por no

ponerfe en peligro tan manifiefto de

la vida , ó por lo menos de perder

del todo la fal ud , refpondió una

fentencia digna de fu gran efpiritu:

Mal podre yo (dijo ) amonejlar def-

pues a los Religiofos la puntual abe-

diencia, ft en mi no la ven puntualmente

ejecutada.

En la obfervancia regular , y caridad

con los hijos era eílremadifsimo

nueftro Santo Padre. En llegando

á los Conventos, íin admitir re-

galo de hofpedage , que no fueííb

feííores , y Predicadores: hurtaba los

oficios de trabajo á los Miniílros,

como íi fuera uno de los Conventuales.

Trataba á todos los Religiofos

con mucha cortesía , igualdad, y

llaneza , aunque fueííen Novicios,

ó hermanos legos, y donados, oyendo

fus razones , y tomando á veces

fu confejo , dejandofe enfeñar

del que parecía mas deípreciado, ó

ignorante. Y en todo era tan enemigo

de hacer oftentacion de Prelado,

que ya que en a£tos forzofos havia

de tomar fu lugar , y pueílo , en

otros mas libres , qual era el de la

recreación , fe fentaba en el lugar

mas defpreciado , y de ordinario en

tierra. Era finalmente tan humilde,

que fola efta virtud podía rendir, y

fazonar los ánimos de fus fubditos,

para recibir , y adorar con fumo gufto

fu govierno.

Como la humildad fea madre de

la rendida obediencia , no refplandeció

menos en ella nueftro Padre,

íiendo puntualifsimo en el cumplímiento

de las ordenes , que el Su-

perlor le embiaba. Eltando en la fundación

del Convento de Bujalance,

atendiendo á ella , y á otras muchas

ocupaciones , y defpachos

muy neceílario , fe entraba luego en

la Comunidad , y andaba tan regular

en fu perpetua rueda, como los

demás Conventuales. Acudía á las

necefsidades del alma , y del cuer-

po con fuma folicitud ; y reprehen-

dia feveramente á los Prelados in-

mediatos defeuidados en efto: mayor-

mente quando fencia , que obliga-

ban á comprar con adulación lajuf-

ticía de fu remedio. Procuraba def-

embarazarfe de otras ocupaciones me­

nos importantes , y fe empleaba en

comunicar á cada uno de los Reli-

giofos , faber fus trabajos , defeon-

fuelos, penas , encuentros, fruta de

Comunidades : fus tentaciones , y

pafsiones , y juntamente fu aprove-

chamiento , y defmedro en la vir-

tud. Y como tenia don tan grande

del Señor en la enfeñanza efpiritual.

y tan aíTentada opinión con todos,

comunmente confeguia de ellos todo

lo que intentaba. Era dulce , y

;c¿to , fegun la condición de Dios;


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

y afsi las leyes que imponía no les

caufaba temor , fino refpeto. Medialas

con las fuerzas , y efpiritus,

y conociendo lo que necefsitaban los

fugetos, y las Comunidades, las dejaba

alegres , pacificas , y fervorofas:

dando gracias a Dios , porque

les dio tal Prelado.

No menos que en los Conventos,

fue nueftro Viíitador egemplar en

los caminos. Sabia , que el que fe

aprovecha de ellos para facudir el

pefo de la Regla , no entiende la

obligación del Monge : que no permite

ceíTar un punto de la obfervancia

, conforme los tiempos , lugares

, y necefsidades. Frayle en cafa,

y feglar en el camino , monftruo es

de dos naturalezas opueftas. No admitió

mas aparato , que a un jumentillo

: porque fus fuerzas, gaftadas

ya con los rigores , no le permitian

andar á pie largas jornadas: y

repartíalo con un hermano lego, que

regularmente llevaba por compañero

: al qual a veces le mandaba fubir

, y le fervia de mozo. Iba de

• ordinario fentado , leyendo unas veces

en ía Biblia , otras cantando

Pfal mos , ó algunas coplas devotas

para eftar íiempre en la prefencia del

Señor. El mas ordinario egercicio

era el filencio atento á Dios. Si hablaba

con el compañero , era para

afervorizarlo , y alibiarle del trabajo

del camino con provechofas , y

fantas coníideraciones.Yendo una vez

con el Hermano Fray Martin de la

Aííumpcion , le dijo : Hermano hagamos

quema que fomos Soldados de

Chrifio , y que caminamos entre In~

fieles , determinados de dar la vida

for fu amor, j si aora falieffen alo-unos

Moros , b Heredes a matarnos,

y topando primero con vuejíra Caridad

le diejfen muchos golpes , y pal0Si co_

mo los llevarla ? Refpondio el Hermano

, en paciencia, Padre nueftro,

con el favor de Dios. El entonces

con una Santa indignación le dijo:

¿ Con efja tibiera lo dice , y no con

defeo de que lo hiciejfen pedamos p^

Chrifto 'i Poco fervorofo es , poca anfia

tiene de padecer , por quien tanto

por nofotros padeció. Por el camino

no llevaba viatico , ni prevención

: fíabafe de la providencia Divina

, y ella le proveía de la neceííario.

En llegando á los mefones

bufeaba el rincón mas fecreto para

fu continuo egercicio de oración, y

allí rezaba íiempre de rodillas el Oficio

Divino , y el menor de Nueftra

Señora , y a el le llevaba el compañero

lo que conforme la Regla hallaba

que comieífe. Tendía en el fuelo

una mantilla vieja, que trahia fobre

el jumento , y en ella fe recoftaba

veftido el poco rato que dormía.

En efte tiempo proííguió el Señor

en el Santo Padre la gracia de

hacer milagros , para mas acreditar

fu Santidad , y govierno. Saliendo

una vez de la Villa de Porcuna con

el dicho Hermano Fray Martin , y

un Hermano Donado , llamado Pedro

de Santa María , en la cuefta

que hay para bajar al no , el Hermano

Donado tropezando en una

piedra , dio tan mala caída, que fe

tronchó una pierna. Tratando de la

cura , hallaron tan hecha pedazos la

canilla , que fonaba como caña calcada.

Tenía la pierna el hermano

Fray Martin , y íiendo el Medico

el Santo Provincial , no le aplicó

mas remedio , que bañarle con fu

faliva la canilla , y atándola con

pañuelo , le fubieron íóbre el jumentíllo

, que para los tres llevaban , caminando

los demás á pie , hafta llegar

á la venta de los Villares. Pa-.

rando en ella , dijo el Santo: signarde

, Hermano , le apearemos, porque

no Je lajlime. Rcipondió : ¿que es lafrimar

, Padre nueílro ? Ya no me

duele la pierna , y temandola, vió,

que


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 57

que eftaba fana. Saltó con alegría al

1 uelo , hizo pruebas de fu firmeza,

y íalud : y aunque los dos hermanos

la aclamaron por cura milagroía

, el Santo Padre , por deslumbrarlos

, les dijo : Callen ai , ¿ que

fahen ellos de milagros í Mas viendo

que no baftaba , les apremió con

obediencia á que lo guardaílen en íilencio.

Como era tan prevenido Toldado

en la milicia de Chrifto nueftro gran

Padre, nunca dejaba las armas de

fus rigores. Trailla á raíz de las carnes

aquellos fus ordinarios zaragüelles

de efparto anudado, que folo mirarlos

ponia grima. Viófelos un dia,

fubiendo el Varón Santo á cavallo,

fu compañero , y compadecido de

que en el camino ufaíTe de cilicio

tan rigurofo , le perfuadió fe los

quitaífe ; pero el Varón de Dios refpondió

: Hijo haflanos ir a cavallo,

que no ha de fer todo defcanfo. Traína

ceñida al cuerpo una cadenilla de

hierro con dos puntas en cada eslabón.

Efcondiala mucho , porque nadie

la vieíTe; pero como havia de

fer tan provechofo fu egemplo , quifo

el Señor fueííe manifiello. Llegando

un dia al Convento de Guadalcazar

, le dio tan fuerte dolor de

hijada , que caíi le privó del fentido

; y el Medico le halló con tales

accidentes , que dijo fer la enfermedad

mortal , el Siervo de Dios

refpondió : No es llegada la hora de

mi muerte , mucho padeceré en ejla

enfermedad , pero no moriré ; porque

aun no ejha acabada de labrar la piedra

; y todo fucedió como lo dijo.

Ordenáronle una unción confidonada

de aceytes á propoíito : y diófe

tanta prieflá á hacerla el hermano

Fray Martin , que no dió lugar al

Santo Padre para efeonder la cadenilla

, y hallóla tan afsida á las car-

NES 3 que por partes, haviendo ellas

mecido i no rc vc^ Hizo diligencia,

y con no pequeño tormento del paciente

, no pudiéndola apartar , la

arrancó derramando mucha fangre ; y

fupo de ci, que havia íiete años que la

trahla puefta. Mas íintió efto el humilde

penitente , que la enfermedad»

y viendofe ya deícubierto , mandó

en obediencia al Hermano Fray Martin

, que callaíTe. Hizólo el afsi, y

guardó la cadenilla para confueló fuyo.

Por fu refpeto obró el Señor

por efta cadenilla un milagro íingular.

Llegando el Hermano Fray Martin

, y preliando!a ( años deípues )

en Andujar á Diego de los Rios,

perfona principal , y gran bienhechor

de aquella cafa , la aplicó á un

hijo fuyo, que eftaba ya defauciado

de una mortal modorra , y calentura,

y al punto cefsó una , y otra»

con que á otro dia fue al Convento

á reconocer á Dios, y al S. Padre

el beneficio.

Otra calentura , no inferior á la

paííada , curó el Santo Padre en efte

tiempo con el contado de un fombrero

fuyo , y eficacia de fu voz.

Venia de Granada para la Mancha

de Jaén , y llegando á la venta ds

Benalva , vió falir dos hombres con

efpadas definidas riñendo , y tirandofe

muchas cuchilladas , ciegos de

colera , y que el uno de ellos, que

eftaba ya herido en una mano, procuraba

con mayor rabia la venganza

, y matar al contrario. Diófe

prieíía el Santo Padre , y quando

llegó ya cerca de ellos, alzando la

voz con fuperior imperio , les dijo:

En virtud de Jefu-Chriilo Nueftro

Señor os mando , que no riñáis mas,

y echando mano del fombrero que

llevaba , le arrojó en medio de los

dos con tal efedo , que trocada la

colera ciega en un peregrino, y mifteriofo

temor , fe quedaron como

palmados mirandofe el uno al otro.

Apeóle del jumento , y hablandoles

mas fuaYcmcnre , les periliadió, que

ti

ele-


s

VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

da la hundió. Levantando todos el

alarido , creyendo havia cogido al

Santo Provincial , acudieron fegla-

res , y Religiofos a defenterrarle, y

alegre , y fereno le hallaron en un

rincón , íin recibir la menor Icfsioiv

ni detrimento. Preguntándole la cau-'

fa de tanta maravilla , reípondió:

Havia tenido fuertes puntales ; por­

que la de la capa blanca ( afsi llama-

ba á Nueftra Señora) milao-rofame^

te le havia librado de aquel nefo-o.

: Haviendo difpuefto lo mejor que

el tiempo dió lugar , las cofas del

Convento , dejándole muy acredi-

tado , partió para Sevilla á viíitar , y

Ha con grande admiración de los confolar aquellos dos primitivos, que

prefentes. Salió también la cabalga tanto havian hecho , y padecido por

dura , y íírviendole de efpuela fu el bien de la Reforma en los tiempos

turbados. Recibiéronle como á

caridad , á todo correr , cooió el

camino hafta llegar á la venta. Halló

en ella un paíTagero pallado con bien que poflelan , y como á

Padre de todos , como á origen del

Doc-

dejado el enojo fueíTen amigos ¡j y

acabólo con ellos tan cumplidamente

, que no folo fe dieron las manos

de amiílad, mas también befandoíe

los pies el uno al otro, íe pidieron

perdón con humildad profunda

} lo qual con razón tuvieron por

milagrofo los que eftaban en la venta

: pues no es menos admirable detener

una pafsion tan ciega , y convertirla

en paz , que atajar una mortal

calentura , apagar un furiofo incendio

y ó volver atrás el Ímpetu de

un arrebatado río.

Caminando otra vez con el Hermano

Pedro de la Madre de Dios,

defde Vaena a Jaén , huvo de paffar

el río , que eílá antes de las

ventas de Doña María. Venia tan

lleno , que los arrieros no fe atrevían

a vadear fu comente. Quífo hacfer

lo mifmo el Santo Provincial Í

pero alumbrado del Cielo , dijo al

compañero fe quedaííe para ir con

los demás paííageros , y él con el

jnmentillo fe echó al agua. A poco

trecho atraveífandofe á los pies de

la cabalgadura unas taramas , tropeto

, y con ella el Santo Padre : el

qual viendo fu peligro acudió á fu

ordinario refugio > llamó á la Santifsima

Virgen , que apareciendofele

tan prefta como afable, le afsió de

las puntas de la capa , y llevó fobre

las aguas hafta dejarlo en la orí-

de ellas arrepentido efpiro.

No fo!o en adelantar lo fundado,

fino también en dilatarlo eftudio

la providencia de Nueftro Santo Pa~

dre : por lo qual en fu Provincia

hizo algunas f undaciones. La primera

fue en Cordova , donde fundo

el Convento de San Roque á 18. de

Mayo ano de fue contal feliz

pronoílico de lo que en aquella/

nobilifsima Ciudad los Defcalzos havian

de fervir a la Santifsima Vir-•

g-en , que obro con fu Santo Provincial

j y Fundador una íingular

maravilla. Para edificar la Igieíia,

comenzaron a derribar una pared

vieja. Socabaronla tanto , que vino

á caer fobre la celda en que citaba

el Santo Padre , de manera que to-r.

h^íned^5-5 1 HK dd t0r d¿ ^ P^ccicm/'D; cam^a

hucfped le havia dado. Admu^ en- hizo un gran beneficio al Convento

tonces la benignidad del Señor c

de las Monjas. Coníideró , que J.i

aquella alma , y mas quando llegándole

á confeíTar fnpo , que era Rc-

calle que llaman de la pjgeria, don

dé entonces eftaban , ni era decente

á fu honeftidad , ni conveniente

Kgiofo profeiíó de cierta Orden , y

entonces andaba Apoíhta. Difpufól

para fu decencia. Buleóles la caíit

Jo por efpacio de dos horas, y al fin

buena , que aora tienen cu barrio , y

íiiio

Ana t


TIDA DHL BEATO P. SAH JUAN DE LA CRUZ. 19

158^

fiúo muy á propoíito , y dejandolas

en ella , volvió para Cordova, para

dar á aquella fundación cumplida

íbrma, y afsiento.

Por el mes de Septiembre del mifmo

año fe concertó la fundación de

nueíbas Religiofas en la Villa de Madrid

, y la fue á egecutar el Santo

Padre. Salió de Granada con la Ven.

Ana de Jefus , y otras dos Rcligiofas

, y tomando de los Conventos

de Malagon , y Toledo las demás

feñaladas para la fundación, llegaron

á Madrid confoladifsimas í porque

las platicas del Santo Padre río íblo

las tenia recogidas , íino endiofadas.

En el camino le fucedió una

íingular maravilla. Pallando por vado

el rio Guadiana j fe vieron las

Monjas en gran peligro , por llevar

grande corriente i pero el Santo Padre

, íiguiendolas en fu jumentiilo,

la pafsó tan íin el , que íirviendole

el Rio de efcabel , iba fentado fobre

las aguas : en lo qual fe confirmaron

las Religlofas, quando lo

vieron defpues falir enjuto. Luego

que volvió el Santo Padre a fu Provincia

por el mes de Odubrc, del

mifmo ano , fe concertó en la Mancha

Real, dos leguas de Jaén , una

fundación de Religiofos, que el Santo

efe£tuó , hafta dejarla fentada, y

concluida. Con el mifmo orden del

Difinitorio executó el año íiguiente

la de Carabaca.

Concluido fu oficio de Vicario

Provincial en el Capitulo intermedio

celebl'ado en Valladolid efte mifmo

año á 18. de Abril, entre las demás

elecciones cupo al Santo tercera vez

el Convento de Granada , con mucho

gozo de Religiofos , y feglares

, que experimentados en fu celeíHal

magifterio , libraban en la continuación

la mejoría de fus almas.

Venerábanle tanto , que hafta las fobras

de fu comida , los remiendos

íte fu habito tcnian como por preciofas

Reliquias. Efto fucedio muchas

veces á las Religiofas de Granada.

Si alguna fe quedaba á comer

en el Convento , por falta de lalud

, ó rigor del tiempo , con gran

cuidado recogian los mendrugos, y

fobras , y las comian con tanta devoción

, que libraban en ellas no folo

la falud del cuerpo , íino también

la del alma. Trahia á efta fazon

el Santo Padre un habito muy

viejo , y á inftancia de un hijo fuyo

admitió otro mas razonable , y

el Religiofo fe viftió el que el Santo

Príor havia dejado , y el tenia

por Reliquia. Al punto comenzó á

defpedir de si tal fragrancia , que

llegaron á prefumir los demás, que

andaba cargado de olores, tan agenos

de un Relígiofo. Efcusófe con

la verdad , y confirmaronfe en ella,

quando quitandofelo el Religiofo, hallaron

que no era fuya la fragrancia

, íino de el habito del Santo Padre.

Iba el Señor perficionando á fu

Siervo muy aprieífa , porque fe lo

queria llerar : y queriendo darle los

últimos retoques de perfección , y

dejarnos eíla Imagen acabada de fu

mano , le previno al fin de efte año,

quatro antes del de fu muerte , infundiéndole

unas infaciables aníias de

padecer por fu amor : de las quales

foiicitado el fervorofo Padre , le pedia

de continuo tres cofas. La u

Que no le llevajfe de ejla vida jlendo

Prelado , jlno humilde fubdito3y

ejercitado de fu Prelado. La 2. Que

le dicjje que padecer por fu amor. Y

la 3. Que muriejfe abatido , donde no

le conociejfen. Para confeguirlas de fu

Mageftad , fe valió de fu Oración,

y también de las agenas. Concediófelas

el Señor , como dirá lo reítante

de fu vida.

Un año folo duró en efte Priorato

; porque haviendo alcanzado Breve

del Papa Sixto Quinto , en que

á la Dcfcalcez la eregia en Congrc-


6o

VIDA DLL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

gacion } y fus Partidos en Provincias

, fe convocó el primer Capitulo

General en Madrid , para elegir

Vicario General, y dilponer el govierno

, fegun ordenaba el Pontífice.

Para la elección de Vicario General,

que cayó en el gran Padre Fray Nicolás

de Jefus Mana Doria, fe eligieron

antes feis Difinidores Coníiliarios

, que con voto decifivo havian

de refolver los negocios de la

Congregación , a cuyo Tribunal dieron

nombre de Confulta. Entre los

feis falió nueítro Santo Padre por

Diiinidor, y Coníiliario primero. Defpues

de fentar fu forma , para fu

egecucion fcñalaron el Convento de

Segovia. Atendiófe entre otras canias

á que íiendo el Santo Padre el

primero que difpufo, y deíde Granada

facilitó la fundación de aquella

cafa, era juílo, que el le dieííb

el complemento, por la veneración

en que le tenian fus Fundadores Doña

Ana de Peñaloía, y fu Hermano

Don Luis de Mercado Oidor del

Confejo Real. Aufente el Vic. Gen.

en la viííta de la Congregación , que

nueítro Santo Padre por Preíidente

en la Confulta , y juntamente

por Prior de aquella cafa , en la

qual á un tiempo atendía á muchas

obligaciones: como Preíidente moftró

fu prudencia, fu circunfpeccion,

íu entereza , fu neutralidad , con

que íin refpetos , ni temores , íino

llevando por norte a Dios , cuydó

el aumento, y paz de fu Familia.

Como Prior, demás de haver mudado

el Convento á mejor íitio, y

comenzado la obra, cuydó la dirección

, alivio , y aprovechamiento cfpiritualde

fus fubditos. Trabajaba en

U obra, ayudando á los peones por

fus proprias manos , como íi fuera

uno de ellos, dejándonos efte egemplo

de tanta humildad. Y hacíalo el

Santo Padre con tanto güilo , que

era alivio de los demás obreros, afsi

feglares, como Religíofos. La vida,

que aquí hizo fue muy conforme á

íu acoilumbrada penitencia. Tenia

por celda el hueco de una efcalera,

en él fu tarima con dos mantas viejas

, una tabla afida á la pared le fervía

de mefa s Breviario , Biblia , una

Cruz de palo, y eftampa de papel

eran todos los adornos de fu celda.

Tal , y tan acomodada la efeogió,

íiendo él Prelado de la caía , con

egemplo bien contrario á los que en

todo bufean fus comodidades. Sus

vigilias eran tan largas , que admiraban

los Religiofos , como podía

fuftentar aquella flaqueza con tdn poco

fueño. Eranlo también , y muy

rigurofas las difciplinas. Y folian

( compadecidos de tanto rigor ) los

que le oían , llevar luz ázia el lugar

donde eílaba , para que deíiflieffe

del egercicio. Eíle rigor le nacía

de la atenta coníideracion de la Santífsima

Pafsion de Chriílo , que no

apartaba de fu alma. En memoria d'-

la hiél, y vinagre que en la Cruz

le dieron , fe defayunaba los Viernes

con alguna cofa muy amarga, y*

efpecialmente con ruda. En una Semana

Santa le comunicó tanto el Señor

del myfterio de fu Sagrada Paííion

, que le quedó tra paífada el

alma. Sus ojos eran fuentes de lagrimas

: fu abftraccion tal que no

eftaba para tratar con nadie. A los

hijos , ó hijas muy aprovechados,

que nó eran Sacerdotes, folia acónfejar

que no comulgaífen el Viernes,

por privarfe de los confuelos de la

Sagrada Comunión i y que dedicaffen

aquel día á folo padecer en amargura

, como lo hace la Igleíia el

Viernes Santo.

Otro extaíis hallamos de nucílro

Saíuo Padre en Segovia en conrirmacion

de los fentimíentos del primero

, y muy inaravillofo. Ellalu

un día orando ante una Imagen da

Chníto Señor Nuclho con L Cruz


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

6i

a cueíhs: y bueko en si déla fufpeníion

, que le havia caufado aquella

laftimola figura, oyó una voz que

íaliendo de la miima Imagen le lla

, y dijo : Fray fuan. Como el

Santo Padre era tan efpiritual , y

eftas hablas, y revelaciones feníibles

las cenia por loípechoías , no hizo

cafo , hafta que repiciendoíe la voz

feganda , y tercera vez , y íintiendo

ya en fu alma los Íntimos efectos

, que no fabe, ni puede contrahacer

la criatura , refpondió , como

otro Samuel : Señor mm ejloy. Dijole

fu Magefhad : ¿ Que premio quieres

por lo que por mi has hecho , y

padecido t A que refpondió con igual

valor, que ptcñcza.: Padecer , Señori

y fer mencjpreciado por vos. ; O fuerte

i y rara petición ¡ O pecho valerofo

i ¿Quien oyó jamás á tal ofrecimiento

, y promefa , femejante

petición ? -Pide Moyfen ver la clara

faz de Dios. La Samaritana el agua

de vida eterna. Felipe que le mueftre

al Padre. Las primeras lillas Juan,

y Diego. Pedro la gloria del Tabor.

Pablo fer libre de un molefto efpixítu.

El Angélico Thomás al mifmo

Señor. Y nueftra glorióla Madre

-Santa Terefa morir , o padecer ; pero

nueftro Santo Padre con íingular,

y valerofo efpiritu , ni pide gloria , ni

bufca defcanfo , ni admite opción

de trabajo , ó muerte , íino que reT

fueltamente pide trabajos , y defprecios

, y efto por premio de trabajos

, y defprecios.

No fueron aqui menos fervientes

los egercicios de oración , que los

de penitencia. Era tal , y tan continuo

el trato que tenia con Dios,

que íin poderle divertir las obras

exteriores , andaba liempre abforco

en lo interior , que era necellario,

quando hablaba con alguno , hacerfe

mucha fuerza para atender al negocio

, 6 ufar Je algunas particulares

diligencias , para no del todo

trafponerfe : como apretarfe fecrctamente

el cilicio , ó cadena de que

andaba ceñido , picarfe con algún

alfiler : y quando mas no podia, cer»

rado el puño daba con los artejos

de los dedos en la pared , hafta defollarlos.

; O efpiritu morador del

Cielo , y anegado en Dios 1 ¿Quien

huvo menefter tanto cuidado para

atender á las cofis Divinas, quanto

efte Varón contemplativo para advertir

á las humanas ? Solían preguntarle

las Monjas , no íin devota

curioíidad , i que havia comido en

fu cafa ? E importunado con llaneza

muchas • veces , jamás fupo dar

razón de lo que havia comido. Otras

veces eftando con la Madre Priora9

que era la Madre Maria de la Encarnación

, muy fu hija , folia quedarfe

fufpenfo j y á cabo de rato le preguntaba

i en que íbamos de nueftra

platica 5 Ella virtud , y gracia

participaban también los que c trataban

con el Santo Padre. Efpecialmente

en las platicas efpirituales era

tanta la fuerza de fu efpiritu, y dulzura

de fus palabras , que los tenía

á todos fufpenfos , ó Tentados , o

en pie , como la platica los cogia:

y tan atentos á las cofas altas, que

ninguno fe rebulila , ni reparaba en

como eftaba. Aun á los brutos ponía

el Señor , para honra de fu Siervo

, algunas veces efta reverente

fufpeníion. Havia en caía un perro

grande , folia entraren el Refectorio

á bufear de comer. Hizólo una,

en ocaíion que el Santo Padre eftaba

hablando , y los Religiofos tan

atentos, y colgados de fus palabras,

como íiempre. El perro fe fentó, como

fuelen fobre los pies , levantado

el cuerpo fobre las manos, y

pueftos los ojos en el que hablaba,

fe eftuvo quietifsimo hafta que acabó

, que fe volvió á falir. Dió ello

que peníar á los prefentcs, y lo notaron,

en las inlbmucioncs.

Eftc


e% VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

pues no quería perderle de vlfta. Coiv

ferido el cafo entre los Religiofos,

dijeron que lo imímo iiavia íucedi-

do en Granada , y que adonde quiera

que iba el Santo Padre, le feguia

aquella miíteriofa paloma : que íirx

duda era el Efpiritu Santo , que

tantas luces efparcia íiempre en fu alma

, en fu lengua 3 y en fu plu­

Eíb admirable íufpenfion del Santo

Padre era mas larga, y profunda

quando folia retirarfe á una cuevecita

y que halló muy á fu propoíico

dentro del íitio de la huerta. Abrefe

en la peña tajada de un rifco la

boca de una pequeña concabidad,

donde apenas cabe un hombre recoftado.

Nido parece de alguna Aguila

, y fuelo de nueftra Celeílial

Aguila San Juan. AUi hurtado al bullicio

del mundo , y ocupaciones del

Convento 3 gozaba de fu amada foledad.

Y muchas veces fe notó, que

le rodeaba un efquadron de pajarilíos

, y haciendo Coro, ó fubíHtuyendo

en fu apariencia los Angeles,

le daban dulces muíicas, que en vez

de divertir fu atención , fe la recogían

mas , y dejaban trafpuefto en

Dios por largo rato. Bajaba de aquí

al Convento tan endiofado , y encendido

el roftro , que parecía ar

rojar llamas , y vibrar refplandores

como otro Moyfen , del conforcio,

y comunicación que havía tenido con

Dios. De alli también bajaba aquellos

fentimientos Celeíliaies , y como

tablas de la Ley con que defpues

en las confultas, , platicas , y

govierno de fu Religión , y de rodas

las almas , que eftaban á fu cargo,

daba diviniísimos confejos , y

preceptos.

Por otra demoíbracion no menos

admirable , que la paííada acreditó

Nueftro Señor la fantidad de fu Siervo.

Notaron afsi Religiofos , como

leglares , que los años que eftuvo

en efta cafa , le afsiftia una paloma

diftmta , y de mayor hermofura que

las demás , con el cuello dorado , y

que parecía refplandecer con fus plumas

: la qual, ni arrullaba , ni hacia

ruido , ni bajaba á comer , ni

hacia compañía con otras , y íiempre

eftaba fobre la celda del Santo

Padre , ó cerca de ella donde la

pudiefle ver \ íignificandole fu amor.

ma.

Quien tan afsiftido fe hallaba del

Efpiritu de Dios , no es maravilla

fucile vifítado de los Ciudadanos de

fu Corte 5 y afsi fucedió á Nueftro

Santo Padre en efte tiempo en fu

Convento de Segovía eftando con fu

Venerable Hermano Francifco de Yepes

: el quai haviendofele muerto todos

los hijos que tenia , vino defv

de Medina á coiifolarfe con el Santo

Padre. Puíieronfe ambos en oración.,

y en ella fe le apareció fu Madre

Catalina Alvarez gioriofa , y en fu

compañía todos los hijos del Siervo

de Dios Francifco de Yepes; tamblen

glorioíós , con que quedaron ambos

confolados.'.

Los que muy de ordinario tratan

con Dios con familiaridad , lealtad,

amor firme , y profunda humildad,,

fuelen fer de fu Magelad honrra-

dos con la llave dorada de fu pecho,

que es el don de Profecía , y dif-

crecion de efpiritus , en los quales

fue admirable nueftro Santo Padre,

como fe verá en los fucefos íkmientes.

Harto de efto fe ha diclic» en

otra parte : pero porque íin duda cre-

ció mucho en efta Ciudad, y tlem-

po ,; fue jufto notarlo aquí D. Juan

Orozco de Cobarrubias \ Arcediano

de Cuellar en Segovía , andaba con

algunos barruntos , y efperanzas de

que le havian de dar un Obifpado,

y dando quenta de ello al Santo Padre

con quien comunicaba las cofas

de fu alma , le refpondió , que de

ninguna manera le convenia : porque

íi lo aceptaba ferian muy grandes los

tra-


VÍDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

trabajos , y peligros en que fe havia

¿e ver. Dieronle defpues el Obiípado

de Sargento , y aunque temió,

aceptó , prevaleciendo el honor prefente

al recelo futuro. Pafsó á Iralia

, y viófe en tan hondo Piélago

de aflicciones, trabajos , y perfecuc-iones,

que fe volvió como huyendo

a. Eípaña.

Acudía Francifco de Ureña , barbero

del Convento , á hacer por fu

devoción 5 y de limofna la rafura á

los Religiofos, iba por el camino penfando

entre si, que tenia necefsidad

de un jubón. Haviendo acabado la

rafura HcsP el Padre Procurador de

o

la cafa , y le dio en fecreto un jubón

de Olanda nuevo , y rehuíando

el el recibirlo , le dijo: V. Mercedlo

tome , porque nueílro Padre Prior

Fray Juan de la Cruz me manda, qua

fe lo de á V. Merced , y con efto té*

forzó á tomarlo. Quedó el buen hombre

maravillado de que afsi le hu^

vieíle penetrado el corazón el Santo

Padre , y con tanta caridad focorrido.

Dos Religiofos del Convento de

Segovía havian tratado muy en fecreto

de mudarfe á la Cartuja con

titulo de mayor perfección j lazo en

que de ordinario hace caer el Demonio

á los inquietos. Llamó el Santo

Padre al uno de ellos , llamado Fray

Bernabé , defcubrióie el fecreto , y

peligro á que fe exponían , perfuadióle

huyeííé de aquel Religiofo , porque

eftaba tan apoderado el Demonio

de el , que le vencerla , y defpeñaria.

Retirófe con efto Fray Bernabé

5 y el otro con la mudanza

acabó miferamente. A otros dos Religiofos

les dijo las palabras de„Chrif-

5. to Señor Nueílro: gat quid coo-itatis

mala in cordihus vejlris \ Y queriendo

ellos encubrir fu malicia , el Santo

Padre les defembolvió fus corazon-s

> y reprehendió el juicio falfo,

que fecretamente havian hecho de

un Religiofo. Eíbndo el Sanco Pa^

^3

dre en fu celda , le dio Nueílro Señor

a entender una grande apretura

en que eftaba una Reiigiofa de aquel

Convento de Segovia , y al punto

fue á facarle de el. Y no fabiendofela

decir , por fer muy interior, le

declaró todo lo que fenria , como

íi lo viera con los ojos corporales.

Otra Reiigiofa del mifmo Convento

teftifica , que confeílandofe con el,

haviendo acabado la Confefsion , le

preguntó < íi tenia mas que confeííar

i Refpondióle , que no. Y replicóle

; mirelo bien hija , y acuerdefe

de efto , y efto. Quedó admirada

: conoció fu olvido , y confefso

la falta. Muchos cafos femejantes

a los dichos fe refieren , que le

paífaron con perfonas no folo prefentes

, íino auíentes , Religiofos, Religiofis

, y íeglares : avifandoles defde

Segovia lo . que les importaba para

fu remedio , ó para fu confuelo:

deshaciendo las marañas , y lazos

que el Demonio les armaba. De fuerte

, que podemos decir haver íido

un Lucero , que en las tinieblas de

la vida a todos alumbraba , y á todos

benenciaba.

De otra manera harto maravillofa

foconia el Santo Padre a las almas.

Trajo Nueftro Señor a la Religión

una muger noble en la flor de

fus años. Sintió el Demonio mucho

efta mudanza , por fer el fugeto

muy a propoíito para cebo de fus lazos

: y afsi le hacia notable guerra

contra los propofitos de la caftidad,

para que no la profeííafle. Comunicábala

nueftro Santo Padre , y eftando

ella abraíandofe como en un fuego

infernal , en ponlendofc delante

de el , fe le apagaba todo aquel incendio.

En apartandofe de aquel varon

caftifsimo , volvía la llama fenfual

, y cruda batería del Demonio.

No hallaba otro remedio la trífte, íitiü

contemplar como prefente al que

con


*4

VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

con fola fu prefencia la Tañaba. ; O

jnaravülofa virtud , y eficacia de

aquella celeftial pureza del Santo Padre

Fray Juan 1 Ceílaba luego con

cfta repreíentacion toda otra reprefentacion

menos limpia : y afsi en

tpalquiera aprieto de efta guerra acudia

á la memoria de aquel varón

punfsímo. Fue cofa muy rara , que

la llama fenfual de una muger hallaífe

defenfa á fu limpieza en la vifta

, ó reprefentacion de un varón.

Otro tanto le fucedio a un prebendado

de la Catedral de Segovia : el

qual por efto folia decir , ferie comunicado

á efte varón Santo el privilegio

que le fue concedido a la Sagrada

Virgen nueftra Señora, de que

pegaíle pureza con fu vifta.

El nuevo govierno , que el Vicario

General introdujo , reduciendo

á una Confulta de feis Difinidores

las caufas graves } y aun menudas

, afsi en Monjas, como en Fray-

Ies , turbó gran parte de la familia,

notándolo de nuevo , y extraordinario.

Rebueltos los humores no pudieron

dejar de cauíar en el cuerpo

alteración , y cada parte folicitarfu

remedio. Las Monjas mas feníibles,

no pudiendo difsimular fus quejas,

aconfejadas de algunos eftraños, con

buena intención , aunque no bien

regulada , conííguieron Breve para

huirla fugecion á la coníulta, y elegir

un Comiílario General, que independentemente

de los demás Prelados

, las viíitaífe , y dirigieíTe.Defdijo

ella novedad tanto al Vicario General

, y i los demás Prelados, que

entre otras diligencias , hicieron dejación

del govierno de las Monjas en

manos del Sumo Pontífice. El Santo

Padre , ya con el amor que tenia á

Santa Tercia , ya con el temor de

que fe le fuellen de la Orden fus hijas

, no le fufrió el corazón dejarlas

en tanto riefgo. Abogó por ellas,

y procuró difculparlas. Con lo qual.

y haverfe divulgado , que las Mon^

jas querían al Santo Padre por Co-.

miífario para fu nueva dirección, fe,

hizo fofpechofo al Capitulo , ypor

ferio , quando á los feis de Junio

del ano íiguiente de i 5 91. fe celebró

en Madrid el General, en que acá- J91'

baba el de primer Difinidor , le dejaron

íin oficio, por cerrar la puerta

a la efperanza de las Monjas, por

íi intentaban otra novedad en el go-:

vierno. Efta en lo exterior , fue la

califa para dejar defocupado al Santo

Padre > pero la interior fue el cumplirle

el Señor la petición ,que le havía

hecho tantas veces , de que no..

murieíle íiendo Prelado : y afsi lo

reconoció el Santo Varón , pues, viendofe

Éá oficio , y entendiendo, que

ya fu fin fe acercaba , procuró irfe

á parte donde le cumplieííe las otras

dos peticiones de padecer mas por

fu amor , y morir donde menos fueffe

conocido.

Mucho lintíeron el Vicario Gene- -

ral, y los demás Capitulares lo mifmo

que havian decretado, porque todos

reconocían al Santo Varón por

inculpable en eftas , y otras materias

3 por lo qual, no queriendo que

del mal coniejo de las Monjas , el

Santo Uevaífe el caftigo , le inflaron

mucho á que volvieíle á governar la

cafa de Segovia ; mas el Santo Padre

eftaba tan contento con fu retiro

, que no folo del govierno , íino

aun de Efpaña , donde era tan conocido

, queria retirarfe 5 y afsi, ofreciendofe

en efta ocalion pedir doce

Reiigiofos para la Provincia de Indias

, el fe ofreció á ir con mucho

gufto. No fe efeduó el paífar por

•Provincial ( como algunos intentaron)

á las Indias , porque lo llamaba el

Señor á las del Cielo. En tanto que

efto fe refolvia , le pidió el Vicario

General , que fe UegaíTe á Segovia,

defeofo de que , ó el fer fundación

fuya , ó la infancia de lo^ fundadores.

&


VIDA DHL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.


1

66

VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

foríofas , paíTando por encima del

Santo , llegaban ya á lamer los farmientos

de la barda , con que á poco

efpacio perdieron al Sanco de viíta.

Pafmaronfe los Religioíbs : mas

el Santo Padre , con la humildad

luchando con Dios , y con fu pación

i contra el infierno , coníiguió

la vitioria , y fe comenzó á moftrar

en dos maravillas íingulares. La

primera , que emprendiendo el fuego

en las jaras , y farmientos , de

que fe componía la cerca ( á femejanza

de la zarza de Moyses ) no los

quemaba , ni ofendía. La fegunda,

que defcaeciendo de fu preíuncion

las llamas , vieron al Santo Padre en

medio de ellas elevado en el ayre

cafí dos varas diñante de la tierra 3 y

que pifándolas como triunfador , poco

á poco fe fue bajando , íin traíier

lefsion en fu perfona , ni olor de

fuego en fus hábitos ( como los tres

niños en Babilonia , ) y fe vino muy

fonrrofeado , y alegre azia los Religiofos.

Fueronfe todos juntos á la

Igleíia , para dar gracias á fu Divina

Mageftad por aquel tan grande beneficio.

Hallaron allí una íiebreeillaj

que fe havia ido á guarecer del fuego

: y huyendo de los demás Religiofos

, que la querían coger, fe

fue á amparar del Santo Padre, y fe

le metió por el habito. Dióle el Santo

libertad : y andando otra vez los

Religiofos tras ella , fe volvió tantas

veces al mifmo amparo del Siervo

de Dios , que fe tuvo por cola

notable , y mifteriofa: creyendo todos

, queria Nueftro Señor íignifícar

con aquello la inocencia de aquel bendito

Varón ¡ y que no folamente le

reconocía el fuego como a Elias, fino

también los animales , como á Adán

en fu primer eftado.

Si apagó efte incendio , otro mayor

encendió en las almas, que nunca

fe apagará con fus .Celeftiales efcritos.

Dióles la ultima mano en efta

foledad , y afsi es juíto que aquí

demos fus noticias. Como el Santo

Padre eftaba tan iluminado , y tenia

tanta pradica de la Contemplación

fobrenatural , le rogaron algunos de

fus Frayles , y Monjas , fe la dieíTe •

por efcrito , dejándoles fu efpiritu eri

heréncia , para que no folo ellos, fino

fus fuceííores en la Religión, gozaííen

fu magifterio. Movido de eftas

inílancias , compufo algunos libros

, ó tratados. El primero intituló

Subida del Monte Carmelo. Al fe-.

gundo , Noche ohfcura : los quales

comenzó á efcribir en el Monafierío.

del Calvario. Al tercero , Cántico Efpiritual

, que como arriba digimos,

compufo en la carcelilla de Toledo:

y comentó en nueftro Convento de

Granada á petición de la Venerable

Madre Ana de Jefus, Carmelita Defcalza

: á quien lo dedica : como

confia del mifmo original efcrito de

mano del mifmo Santo Padre , que

por iníigne Reliquia fe conferva en

el Convento de nueñras Religioías,

Defcaízas de Jaén. Al quarto , Lla^

ma de


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

^7

zar. De la eílima , y veneración de

eítos eícrkos , fe dijo en la Introducción.

Al mifmo tiempo que Nacíh'o Señor

eftaba con milagros publicando

á fu íiervo por Sanco , le andaba infamando

la embidia por pecador.

Siendo Provincial , huvo dos Predicadores

, que tuvieron afsiento entre

los mayores de Efpaoa, y ellos

tomo el Señor por amiiees de fu corona.

El primero fue el Padre ' Fray

Diego Evangclifta , que fe mido de

que el. Santo -Padre le luivielíe ido

á la mano en las demaííadas licencias

, que por fu pulpito de todos

celebrado , pretendia , le cobro tan

errada , y fuerte opoíicion, que viendofe

aora Difinidor General, con ocaíion

de encomendarle el Ditinitorio,

averiguaíTe en tres , o quatro Conventos

del Andalucía algunos puntos

acerca de un Religiofo , procuró eftender

la comifsion , ( que no hay

arroyo , aunque corra turbio , que

no anhele por dilatar mas fus margenes

) y llevando comifsion para

uno , hizo también información contra

el Santo Padre : y con tan ciego

empeño , que examinó eaíi todos

los Conventos de la Provincia.

Si excedió en la comifsion , no fue

menos en el modo , pues por defdorar

al Santo Padre , hacia preguntas

, tan indignas de fu Santidad

, que luego fe conoció fu pon-

2oña : tanto, que fe atrevió á decir,

que havia de echar de la Orden al

que la fundó.

Los Religiofos refiftieron , aclamando

al Padre común. Las Monjas

, aunque digeron lo mifmo, como

mas fencillas, no creyendo, que

también la pafsion fuele vertirle de

fayal , y anda con los pies defcalzos

, no atendieron por entonces a

la mucha del Viíítador ; aunque repararon

, qUe el Secretario no eferibia

puntualmente fus dichos; con que

torcidos, y efponjados del informante

, juzgó , que baíiaban para una

riguroía penitencia. Concluida la información

, la remitió al Vicario General

, el qual indignado , arrojando

la información en el Cuelo 9 dijo:

AV el Víjítador tenia comifsion para

entremeterfe en ejlo , m lo que aquí

pretendió inquirir , cabe en el Padre

Fray fuan de la Cruz^. Ha viendo caftigado

la información con fu defprecio

, dejó para el Capitulo el penitenciar

al Viíkador. Murió poco antes

del Capitulo nudlro Padre Fray

Nicolás , y fucediendole nueílro Padre

Fray Elias de San Martin, hizo

cargo al Viíkador de fus exceílós, y

lo penitenció : y para perpetuo olvido

mandó quemar delante de si la

información , abominando , huvielle

en la Religión , quien como otro

Can , hijo de Noe , no ya defeubrieíle

, íino fabricaífe defdoros con-

tra fu Padre. Elle caíligo juzgaron

por baftante los hombres , y viéndole

ya mortificado , procuraron algunos

patronos , que tenia en el Capitulo

, lo eligieííen Provincial de la

Andalucía alta, por no enterrar hombre

de tan buenos talentos. Con efto

falló electo Provincial aunque con

difplicencia de muchos , y tanta del

Señor , que llegando la nueva á Granada

, fe pufo en oración la muy

Venerable Madre Beatriz de San Miguel

, y quejandofe de que huvieffen

de recibir como Padre de la Provincia

, al que havia perfeguido al de

la Religión, la confoió fu Mageftad,

y dijo : No tengas pena, que no entrara,

en Granada, fino muerto. VrcC*

to fe experimentó , pues llegando

á Alcalá la Real , le dio tan fuerte

enfermedad , que en termino de

dos dias lo defpachó , y muerto lo

llevaron á enterrar á Granada. Afsi

caftigo Dios á quien perdonáronlos

hombres. De efta manera iba cumpliendo

fu Mageftad la fegunda peli

ticion

Gená*,


68

VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

ticion que le havia hecho de darle

en que padecer por fu amor. Experimentólo

en fu honrra, y quiíb que

fe doblaíTen las pruebas con la ultima

eniermedad , para darle el galardón

mas cumplido. Embióle unas

calenturas , que le derribaron en la

cama , y originandofe de ellas una

grande inflamación á la pierna derecha

3 pufo á todos en cuidado. Inftaba

el Prior fe fueífe al Colegio de

Baeza , que havia fundado , por fer

cafa mas llena , y el Padre Redor

muy hijo fuyo , y no al Convento

de Ubeda , nuevo , y mal acomodado

, donde era Prior el otro celebre

Predicador , y muy opuefto

al Santo Padre. Mas como el defeaba

padecer , y halló en Ubeda la

feria , eligió el ir á aquella cafaj

adonde havia de padecer mas, y era

menos conocido. Con el movimiento

del camino creció la inflamación,

c iba con notable fatiga. Llegando

á la puente del rio Guadalimar , le

dijo el hermano que le acompañaba,

a la fombra de efta puente podrá

V. R. defcanfar un rato , y comer

un bocado : Si defcanfare ( refpondió

el enfermo ) porque llevo necefjidad

, pero tratar de comer es efcufado

, porque tengo total inapetencia.

Replicó el hermano : 5 es pofslble que

nada apetece V. R. ? A que refpondió

: Sola una , que fon unos efparragos

; pero en efe tiempo (era á fin

de Septiembre) no espofsihle hallarlos.

Hilando el compañero con efta

aflicción , y mirando al rio , vieron

los dos dentro de el una peñuela, y

encima de ella un manojo de efparragos

muy frefcos , facólos el

Hermano , admirólos el Sanco Padre

, y por mucho que procuró diffunular

la novedad , no pudo negat

havia íido milagroía.

Llegando á Ubeda , fue recibido

del Prior con poco agrado , y con

mucho de los demás. Pero el camino

de fuerte agravó la enfermedad,

que el humor bajando á la pierna,

á otro dia rebentó por cinco bocas,

en forma de Cruz , dejando la mayor

fobre el empeine del pie. De

todas falia tanta materia , que llenaba

las efcudillas, y cundiendo por

todo el cuerpo , hizo en el bollas

de humor corrompido , particularmente

en ambas pantornilas. Efte accidente

, y continua calentura , le

caufaron tal flaqueza , que no fe po~

dia rodear en la cama , fino es afíiendofe

de una íóga , como otro

San Gerónimo , y ayudado de los

enfermeros. A fu rigor excedía fu

paciencia , y á todo , la que moftró

en lo recio de fu cura. Abriéronle

defde el empeyne del pie azia

arriba , por la efpinilla , mas de una

quarta , de modo , que fe le defcubrió

la canilla de la 'pierna , coa

tal tolerancia en el enfermo , que admiró

al Cirujano , á quien defpues

dijo con alegre ferenidad : Si es menefer

cortar mas , cortefe muy en hora

buena , y hagafe la voluntad de

mi Señor fefu-chnjh , que yo efloy

difpuefto para lo que fu Maveftad

mandare , y ordenare de mi.

Solía decir quando le apretaban

mas los dolores : Hac requies mea in

Pf. H

feculum fecult. Efta es mi quietud,

y defeanfo para íiempre, que es un

modo de íignifícar el defeo que tenia

de padecer bien extraordinario,

llamando á los dolores fu defeanfo,

y como bienaventuranza. Daba un

dia gracias al Señor , porque le havia

fembrado todo el cuerpo de llagas

, y efpecialmente porque en lascinco

que tenia en folo el pie , havia

querido darle un recuerdo de las

luyas Sacratifsimas.

A efte dolor del cuerpo fe recreció

á nueftrofegundo Job el defagrado

del Prior , que como fu muger al

primero , le entraba en el aliña las

amarguras: y pudo decir con David: rf-í!

que


VIDA DHL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 69

que ftbre la enfermedad , y liaras

que le havia dado el Señor , añadieron

otras de nuevo. Sus viíiias eran

de Juez , fus palabras de apaísionado

j y ÍLIS obras tan de miíe rabie,

que no folo no le daba mas que un

poco de camero , íino , que prohibía

que de fuera le regaiaííen, diciendo

, que baftaba ei tomar carne

para la eníermedad , que tenia. Finalmente

, por faber , que efta fequedad

la fentian , y ce ni tiraban los

Religioíbs , mandó , que ninguno

entraííe en fu celda , echando la clave

á fu rigor , y ei Santo al fufrimíento.

Eítilo tan inhumano , y mas

en un Religiofo , y Prelado, y con

Padre tan benemérito, no podia'nacer

de fu natural ,. aunque eíluvieffe

muy apafsionado , y ofendido :

porque la compafsion es compañera

de nueftra humanidad , y el fumo

rigor es herencia de los brutos : y

afsi me perfuado, que el Señor concedió

larga poteftad al Demonio, para

probar á nueftro Santo Job , y el

viendofe con la Ucencia , tomó femejantes

inílrumentos : y todos, en

vez de vencer , hicieron mas iluftre

la vi doria.

Tal conformidad con la voluntad

de Dios , tal fufrimiento en fus dolores

, no pudieron eftar ocultos mucho

tiempo :" publicáronlo Cirujanos,

y Religiofos, y fu noticia defpertó

á muchas perfonas devotas, para que

acudieílen al enfermo. Doña Clara

de Benavides , Señora principal, fe

encargó de embiarle la comida.Otras

embiaban hilas , y lienzo , e Inés,

y Catalina de Salazar, doncellas virtuoías

, tomaron labar los paños , y

vendas , teniendo cada una fu mayor

alivio en fu trabajo. Ya los Religiofos

havian hecho proprio al Santo

Provincial Fray Antonio de Jefus

, que vino a toda prieíla. Informado

del diado de la enfermedad,

y Oquedad del Prior , deípues de

haverle reñido afperamente , dijo:

libran Padres , ejjas puertas , j¡>ar



VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

porque otra mejor me ha tenido ocufaao

en ejle tiempo. Queriendo el Señor

, que los Angeles la dieílen al

que citaba ya de partida para cantar

en fus coros, y con efta confianza

, anadió : Satiahor cum apparuerit

l6, ¿torta tua. En ambos cafcs es mucho

de notar , por una parte la apacibilidad

, y agradecimiento del Santo

Padre , que no íe atrevía á negar

, lo que por darle güilo le pedían

fus hijos , aunque no guftaííe

el de ello , íiendo licito ; y por otra

la gran fortaleza de fu animo tan

entregado al padecer , que no podía

fufrir cofa 5 que fe lo difminuyeiTe:

y afsi por beber mas puro el cáliz,

que le ofrecía el Señor , ó mandaba

defpedir la muíica , ó abftraia los

fentidos de ella , acogíendofe á la

Cruz de Chnfto, en la qual defeaba

acabar , lin alivio alguno 3 a imitación

fuya.

Compadecidos, y edificados de el,

todos los Religioíos entraban a fu

celda á contemplar aquel retablo de

dolores , coníiderandoie tendido , y

lleno de llagas en aquella cama con

la paciencia de otro Job , para cuya

viva reprefentacion folo ( decían ) le

faltaba la teja con que raer la podre.

Pero el humiidilsuno Padre con

muy contrarío pe ni amiento no confentía

fe hicieífe cafo de fus males, y

mucbxo menos, que fe hicieífe myfterio

de lo que en ellos padecía : y

como refpondiendo a lo que por

ventura leía en los corazones de fus

hijos , acordandofe muchas veces del

egemplo de aquel gran Patriarca, y

lok 2. repitiendo aquellas palabras : Tefla

faniem radehat fedens in fierqmlinio,

decía : aquello íi que era padecer.

Padres míos , arrojado en un muladar

, raer con una teja la podre de

fus llagas: pero yo en vez de muladar

, eíloy en una cama blanda , y

en lugar de la reja , me limpian las

llagas con hilas , y panos fuaves.

¿Que tiene que ver ello, con aquello

? Nada es lo que padezco : muy

blanda es para conmigo la mano del

Señor : no fu mano, fino un dedo

fuyo , y eíTe muy fuave , apenas ms

ha tocado.

Demás de la paciencia , que era

el tefdmonio mayor de la Santidad

de nueftro enfermo , fe comenzó a,

manifeílar, y á divulgar por la Ciudad

con algunas maravillas , que

Nueftro Señor obraba con el, y por

fu medio. La primera , y muy notable

érala calidad de aquella materia

, que falía de fus llagas : la qual

con fer en tanta cantidad , que baftára

(íí oliera mal) á inficionar todo

el Convento ; olía tan bien , que antes

caufaba alivio , y confolacion , afsi

el olor, como la villa : y era tal fu

virtud , que con fer efedo de corrupción

, tenía eficacia de fanar. El

Hermano Fray Diego de Jefas, enfermero

del Santo Padre depone eftas

palabras : El dia que le abrieron

la pierna y a que yo me hallé prcJente

, recocieron en una porcelana La

fangre, y materia que de ella falta.

La qual tomé yo en mis manos , y

llegándola a oler , dije : efia no es

materia y bebí dos travos , y fe me

quito un dolor de cabeza que padecía

por aquellos días. Mas á pechos tomó

fu devoción , aunque pareció

goloíina , otro Religlofo , que encontrando

una eícudiila llena de dichas

materias , y pareciendole en el

color fer alguna faifa de moftaza,

y por el buen olor , que eftaba hecha

con primor , comenzó a probarla

, halla que fin afeo fe la bebió

toda laboreado del güilo.

La experiencia de Inés, y Catalina

de Salazar fubieron de punto h

maravilla: lavaban las bendas , y paños

que fervian al Bendito Padre,

y teilihearon , que trahian ellas bendas

un olor Celeílial , que cra de

íubidas flores , y fu taíto les daba

un


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 71

un interior conílielo. Comprobófc efto

en una ocaíion , en que con la

ropa del Santo Padre , llevaron la de

otro enfermo , y recibiéndola Inés

de Salazar , dijo á fu madre : ó el

Padre Fray Juan de la Cruz tiene

algún accidente mortal, ó con eíios

paños vienen lo:, de otro enfermo.

No fe engañó , porque volviendo el

Hermano que los havia traído , dijo

, que con la ropa del Santo Padre

venia la de otro Religiofo , las

quales por el olor fue fácil el apartarlas.

A eftas maravillas fucedió la

quarta , y no menos admirable 3 porque

bufcando las Señoras, y Cavalleros

lo que havian menefter en fus

cafas de regalo , no lo hallaban , mas

ü era en nombre , y para regalo

del Santo Padre , al punto daban

con ello. Que mayor maravilla 5 que

hacerfe Dios procurador , y preparar

lo que havia de fervir á la enfermedad

de fu amigo.

Es preciofa en los ojos de Dios

la muerte de fus Santos; porque fue

primero ante él muy preciofa fu vida

, y de ordinario fe córrefponden

vida , y muerte. La de nueítro Santo

Padre fue precioíifsima en los ojos

de Dios , á quien havia íido fu vida

íiempre agradable , y afsi ahora

la coronó con un dichofo fin. Havia

como dos mefes , y medio que

eftaba enfermo , creciendo cada día

el mal 3 y apretándole con eleftremo

que queda dicho. Llegó de efta

fuerte á la vifpera de la Purifsima

Concepción de nueftra Señora , hete

de Diciembre , dia Sábado, y aviíado

en él por la Sacratiísima Virgen

, que havia de morir en el íiguiente

, preguntaba cada dia el que

era. Hallóle en uno de eftos el Medico

tan de peligro , que dijo le

dieflen luego el Viatico , porque moriría

prefto , mas él refpondió, que

aun no era tiempo, y que avilaría

guando lo fuelle , y entre tanto comulgaría

por devoción , como folia

hacerlo en toda la enícrmedad a.

fegundo dia : pero á las nuevas. de

fu muerte que le dió el Medico, reípondió

muy alegre con aquel verfo

de David. Lztdtus fum in his , qu y no tengo alguna, cofa

prupna , todo es de mi Prelado,

pidanjelo a él. Embióle entonces á

llamar , y con gran humildad como

íi el Prior fuera el ofendido, le rogó

le perdonaílé los cuidados, y peíadumbres

que en aquella enfermedad

le havia dado ; y añadió , ruego

á V. Reverencia por amor de

Dios , me mande dar un habito de

limofna para que me entierren con

él. Quedo el Prior tan compungido

de las palabras , y afecto humilde

del Santo Padre , que derramando

muchas lagrimas le concedió 1Q

que pedia.

Viernes trece de Diciembre, día

de Santa Lucía , preguntó que dia

era , y como le reípondieflen que

Viernes , no preguntó mas por el

dia , fino muy á menudo por la hora.

A la una defpues de medio día,

havíendo preguntado que hora era, y

refpondidole que la una , Ce declaró.

ni.


«T ^

VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

Utus mus prolonratus efl. Oyendo

diciendo : e lo preguntado porque

gloria á mi Dios tengo de ir ef-

tocar á las diez una campana, y di- V

ta noche á cantar Maytines al Cielo:

ciendole era de un Convento de

defde ella hora comenzó á recogerfe

, y íuípenderíe mas. Tenia de dijo : jo también , por la bondad de

Monjas , que tocaban á Maytines ,

ordinario los ojos cerrados 3 y de en Dios , los ¡re a decir con la Virgen

quando en quando los abria, poniéndolos

en el cielo. Y hablando con ella, decía

amoroíamente en un Crucifijo

que tenia al lado. Entro á verle el

Santo viejo Provincial Fray Antonio

de Jefus , y hallándole muy congojado

le quiíb coníblar, diciendo: que

fe alegraííe mucho , que ya fe llegaba

el tiempo para gozar el premio

de lo mucho que havia trabajado

en fu compañía dando principio

: Gracias os doy Reyna , y Seño­

ra mía por efie favor que me hacéis,

en querer , que [alga de efia vida.

Sábado , que es vuefiro dia. Cercano

ya a las once, fe fentó en la cama

, como íí eíluviera fano, y dijo:

Bendito fea Dios , y que ligero que

eftoy. Havia dicho á la Comunidad

fe recogieíle , que él avifaria á fu

á la Reforma , y vivido con los tiempo j y quedandofe con algunos

fervores en fervicio de Nueftro Se-

Reiigiofos , y devotos feglares, les

fjor , que todos ten'an conocido. A pidió le ayudaíTen á bendecir, y alalo

dual tapandofe los oidos con am- bar al Señor.

bas manos , como Divino Afpid á A las once , y media , pidió le líala

voz de aquel encanto , dijo con maííen a los Reiigiofos. Acudiendo

voz clamorofa : No me acuerde ejfo todos , fe hincó el Provincial , y

V. Reverencia , fino mis muchas cul~ los demás de rodillas, y le fuplicap>as

y y pecados j y que Jólo tengo pa~ ron ( como fus difcipuios á San Marra

fatisfacer por ellos la Sangre , y tin) les echaíle fu bendición , pues

merecimiento de fefu-Chrifto, en quien con fu aufencia dejaba tan defconfolameme

confio. Entró poco deípues folados. Efcufabafe el Santo con fu

otro Religiofo , llamado Fray Aguf- humildad , pidiendo , fu P^ev. fe b

tin de San Jofeph , ignorante de lo echaífe, pues era Prelado de todos,

que havia paílado , y queriéndole Al fin fe rindió al ruego del Protambien

confolar , le dijo , que

preílo fe acabada aquel padecer, y

le pagaría Nueftro Señor lo que

por él havia trabajado. Pero con el

vincial y lagrimas de los prefcntes,

y echando fu bendición en aquellos

Religioíos á todos fus fucceífores

, efperamos que fu mano ha de

fer el moftrador de nueftras dichas,

Pidió le leyeíTen algo del libro de

los Cantares , de que el era muy

devoto. Hicieronlo afsi , v ovendo

aquellas amorofas fentencii , enter-

necido las repetía , y dijo : ; O que

miímo brío , y humildad, arrojando

de si aquel confuelo , le refpondio

: no me diga eífo Padre , que

le certifico , que no he hecho obra,

que no me efte aora reprehendiencon

lo qual fe volvió voivio a á fu

cgercicio , y recogimiento interior.

A las cinco de la tarde recibióla

Extrema-Unción con gran ternura

atendiendo á todas fus ceremonias'

A las nueve , haviendo preguntado,

y labido que hora era , exclamó ,

que aun me faltan tres horas , y afla.

dio con humilde fentimiento ; imQm

preciólas margaritas ! Poco antes de

las doce dió á un feglar que eftaba

allí cerca , muy fu devoto , el Chn¿

to que tenia en las manos, y metiendo

ambos brazos debajo de la

ropa , el mifmo con mucho íófsiego,

y aííeo fe compufo , y rodo

?! cuerpo. Hecho lo q^l , volvió a


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 75

pedir el Chrifto , y al darfelc quien

le tenia , como le befaíTe por tuerza

la mano , dijo el Siervo de Dios:

No fe lo huviera dado , íi creyera

que tan caro me havía de coítar.

Era ya muy cerca de las doce; y

embebidos los Religiofos en ver

aquel venerable eípedaculo de Santidad

, fe olvidaban de acudir á la

campana 5 pero el Santo Padre hafta

entonces zelofo de la obfervancia

, lo acordó , diciendo : ya fe

llega la hora de tañer á Maytines,

vayan á la campana. Fue un hermano

, y en efte medio volviendo

á foííegarfe , y eílando en profunda

quietud , y fufpeníion , le rodeó fubitamente

un globo grande de luz,

como de un fuego muy refplandeciente

, y hermofo , cuya claridad

ofufeaba la de mas de veinte luces,

que ardian en la celda : en medio

de efta gran llama , que á modo de

un Sol le cercaba en tomo, fe vela

eftar como ardiendo en refplandores

aquel abrafado Serafín , renaciendo

allí", qual Fénix Divino , á mejor

vida. A efta fazon ( dando las doce

de media noche , y fonando la

campana del Convento ) preguntó

a que tañían , y refpondiendole, que

á Maytines , pafsó blanda, y amoroíamente

los ojos por todos los circunftantes

, como defpidiendofe de

ellos , y dijo : ^ál Cielo me voy a,

decirlos. Y luego llegando fus benditos

labios á los pies del Crucifijo

que tenia en las manos , cerrando

ojos , y boca fin alborotos, vifages,

ni agonías , íino con una tranquilif-

&na paz , y fofsiego de alma , y

cuerpo entregó blanda , y fuavemente

fu efpiritu al Señor , diciendo:

30.^. Jn manus tuas Domine commendo Jjñritum

meum. Con que efpiró al principio

del Sábado , el mifmo dia, y

hora , que el havia dicho, que fue

a catorce de Diciembre del año del

SQW 4e ijyi, a.los quaxenu ? y

nueve de fu edad , y veinte , y

ocho de Religión , de los quales havia

empleado los cinco primeros en

la Obíervancia del Carmen Calzado

, y los veinte , y tres últimos en

fu Reforma.

Era Nueftro Santo Padre de eftatura

entre mediana , y pequeña,

bien trabado , y proporcionado el

cuerpo , aunque flaco por la mucha,

y rigurofa penitencia que hacia. El

roftro de color trigueño , algo macilento

, mas redondo que largo, calva

venerable , con un poco de cabello

delante. La frente ancha, y efpaciofa

, los ojos negros con mirar

fuave , cejas bien diftintas , y

formadas , nariz igual , que tiraba

un poco á aguileña , la boca, y labios

, con todo lo demás del roftro,

y cuerpo , en debida proporción.

Era todo fu afpeclo grave , apacible

, y fobre manera modefto , en

tanto grado , que foia fu prefencía

componía á los que le miraban , y

reprefentaba en el femblante una

cierta vislumbre de fobcrania celestial

, que movia á venerarle , y

amarle juntamente. Afsi acabó aquelgran

Defcalzo : aquel que dió principio

á Nueftra Reforma : aquel Doctor

Myftico por iluftracion del Cielo

, y experiencia de Divinos favores

: aquel que encaminó inumerables

animas .a Dios con fii dodrina,

y egemplo , y todavía encamina :

aquel inmaculado en la vida , iluftrado

del Ciclo, tremendo álos Demonios

, amable á los Angeles , y

ternifsimamente amado de Chrifto,

y de fu Madre. Quedó fu roftro hermofo

, y apacible , colorado , y encendido

, y con una claridad , y

blancura , á modo de refp'an lor, como

el fuelle de fuyo algo moreno,

y poco antes eíluvieíTe por la enfermedad

desfigurado, y macilento. De

donde creyeron , y lo dijeron a vo*

Sty ktf circunftantes , luvtT muetto


74

VIDA DEL BEATO P. SAN JUAH DE LA CRUZ.

con algún ado fervoroíifsimo de amolde

Dios. Sinciófe luego en acabando

de efpirar una fuaviísima fragrancia

, que defpedia el cuerpo de si,

la qual Te eíparció por codo el Convenco

, y los que fe hallaron prefentes

íintieron en fus almas un particular

confuelo , y alegría mezclado

de ternura , y devoción. Llegaron

todos a befarle de rodillas los píes,

y manos, como de cuerpo Sanco, y

á comar cada uno lo que podia de

fus pobres vertidos , y ropa que le

havia férvido.

En comenzando a clamorear la

campana , fue cal el concurfo de

gence que acudió á las puercas , que

con vfer la una de la noche en ciempo

de invierno , y eftar lloviendo,

fue neceííario abrirlas por no contrlñar

á los muchos que acudieron.

La devoción en ios íégiares vencía

al cuidado de los Reügioíbs , y llegando

á befarle las manos , y los

pies , aquel fe cenia por mas dichoib

, que podia alcanzar a1gima Reliquia

fuya. Entre los demás acudió

un Carpintero > que fe decia Iruela

, que á grandes voces pedia le dejaííen

ver al Sanco. Fue la ocaíion,

que eftando acoftado con cierra muger

agena , y dormiendo en fu deliro

, llegaron á macarle perfonas intereííadas

en la ofenfa, y al mifmo

tiempo le defpercó, fin faber quien,

y dijo , que fe puíieííe en cobro, que

el le ayudaria á librarfe de las eípadas

de fus concrarios , y que efta

merced fe le hacia por incercefsion

de un Religiofo, que acababa de morir

en el Convento de los Carmelitas

Defcalzos. Levancófe de prefto,

y rompiendo por enere las efpadas

defnudas , fe efeapó , y falcando de la

cafa por una pared de cinco varas de

alto , fin recibir daño alguno, llegó

al Convence á dar las gracias á fu

bienhechor , y debiendo á fu imercefsion

la vida , la mejoró en adelance

: y acudia muy de ordinario á

la fepulcura del Sanco Padre á encomendarfe

á el , diciendo á codos los

que le preguncaban la caufade fre,

quencarla : debo mucho á efte Santo.

En lo qual parece podíamos de-^

cir , que quifo Dios Nucílro Señor

honrrar la muerte de fu Siervo, con

alguna manera de femejanza á la de

fu Hijo Sacratifsimo : pues como á

la de Chrifto Señor Nueftro fue concedida

la íalvacion del buen Ladroisj

como por prenda , y principio de

tantas almas , que por virtud de

aquella muerte precioíifsima fe havian

de falvar : afsi á la muerte de eíle

fu verdadero retrato Juan fue con- "

cedida la vida corporal, y efpiritual

de aquel hombre como prenda , y

principio de las muchas , que por

fu intercefsion , y medio havian de

fer ayudadas, para que fe libraílen de

la muerte corporal, y eterna.

Luego que por la mañana fe divulgó

mas la muerte del Santo Padre

, acudió tanta gente , que no cabla

en la Igleíia , y porteria , pidiendo

á voces, que los dejaíTen entrar

adonde eíbba el cuerpo Santo,

que afsi le llamaban todos, y llegados

á el le trataban con tan gran

veneración como íi eftuviera ya canonizado

: tal era la eftlmacion de

fu Santidad , que fin conocerle, ni

haverle jamás vifto , havia Dios infundido

en fus almas. Hedían con

gran inftancia les dieíTen aígo que

huvieífe tocado al Santo cuerpo, ó le

huvieífe férvido en la enfermedad, y

con qualquier cofa que les daban V

aunque fueíTe un pañko de los que

havian eftado en fus llagas 3 iban muy

contentos y jllntü con efto le beí¿

ban de rodillas los pies 5 y las ina.

nos , y le tocaban los rofarios, y hacían

otras demoíh-aciones de eran

venemcionLammabanfe mucho, d.

que hav^ndo tenido en fu Ciudad

ungían teioro , no 10 hUvidlca Cü,

no-


VIDA DEL BEATO P.^ SAN JUAN DE LA CRUZ.

entender fu voluntad , y quanto fe

agradaba de aquella piadofa reveren-

cía : porque eftando el Lunes íiguien-

te preparados todos para la difcipli-

na de Comunidad , muertas ya las

luces , fe levanto una á modo de

hacha tan fubita , y grande de la

fepultura , que aclaró toda la Igleíia.

El Padre Prior , y Religiofos,

antes de advertir la fuente de donde

falia , daban priefía defde la Capilla

mayor , que fe apagaíTe. Los que

laban cerca de la fepultura , y la

vieron , quedaron no folo admíra-

dos , íino como pafmados de la no-

vedad. Y afirmó el V. Padre Fray

Francifco Indigno , que con el ref-

plandor vio tan diftintamente las fi~

guras del Retablo , como íi en el

diera un rayo de Sol. No advertí-

dos del todo con efto los Religiofos,

volvió á avifarles fegunda vez el Se-

¿eis a Dios el alma del difunto : por- ñor en otra ocaíion también de difque

nueftro difunto fue Santo , y efia ciplína , por medio del Hermano

fu alma en el cielo. Lo que os pido, Francifco , Donado de aquella Cafa.

es , que procuréis imitarle , y el él Pusófe á tomarla fobre la fepultura,

que nos alcance de Dios gracia, ÚTc. y queriendo azotarfe , íintió en el

Acabado el Sermón , y Milla , al brazo tanto impedimento , que no

tiempo de llevar el Santo cuerpo á lo podía mover. Advertido interiorla

fepultura , huvo entre los Religio- mente de la caufa , fe apartó, y pufos

graves de otras Ordenes, una pia- do profeguir : y manífeftando á los

doía contienda fobre quien lohavia Religiofos defpucs el cafo , todosde

llevar , queriendo cada uno te- quedaron advertidos de la veneración

ner parte en aquel oficio. Llevaron- que á aquel Santo lugar fe debía,

le finalmente entre muchos, y ellos Bien lo conocían los Señores Doña

fniimos le metieron en U íepukura, Ana de Peñaloiá , y íU hermano Don

nocido hafta entonces , y aora que

]0 comenzaban á conocer , lo perdían.

Acudieron ai Convento (íin haverlos

combidado) aísi el Clero, Relio-iones

, y Cavalleros, como de los

demás-, tanta gente, que m cabía

dentro , ni en las calles circunvecinas.

Sacáronle con mucho trabajo á

la Igleíia , y aunque lo defendían los

Religioíbs , no pudieron evitar, que

no le cortaíTen mucho de fus hábitos.

Hallófe preíente el Padre Fray Domingo

de Sotomayor , que por ver

al Santo en Baeza cercado de refplandores

, fe entro Religiofo Dominico

, el qual llevado de fu devoción,

poniendofe de rodillas junto al feretro

, cayo fobre el Santo cuerpo defmayado.

Apartáronle de el, y buelto

en sí , confefso , que llegando á

cortarle un dedo , el Santo retiró la

mano confervando difunto fu humildad

, y efto le causó aquel aííombro.

Mejor negoció otro Religiofo Mínimo

, que al befarle los pies le arrancó

una uña con los dientes, y el

Santo lo permitió , porque en contentarfe

con aquello poco, defeubrió

fu devoción , y modeftia. Celebrados

los oficios , predicó el Dodor Bezerra

, perfona grave , y doda, diciendo

cofas maravillofas con el afeeto

, y veneración que pudiera de

ün Santo Canonizado , y concluyó:

ATo 0^ pido , como fe fuele, encomen-

Cumpliendofc eftc día en nueftrodifunto

, lo que havia dicho Dios por

fu Profeta , que fon grandemente

honrrados , y magnificados fus ami­

gos-

Quedo tan Impreíla en los corazones

la devoción al Siervo de Dios,

que todos , y en efpecial los feglares

, veneraron fu fepultura, que fue

en la tierra , y fe recataban de pifarla.

No afsi los Religiofos, porque tuc. 4«

el Profeta en fu Patria no es tan recibido.

Pero el Señor dio prefto á

K.i

Luis


7^

VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CKÜZ.

Luis de Mercado , Fundadores de

nueftro Convento de Segovia , devotifsimos

del Santo. Los quales valiendofe

de fu devoción , y autoridad

, facaron orden del Coníejo

Real , y patente de la Religión, para

trasladar á Segovia el Santo cuerpo.

A los nueve raefes embiaron por

él con gran fecreto. Al tiempo de

deícubnrle , íintieron una ceieílial

fragrancia , y hallándole entero, frefco

, y de tan buen afpedo como el

primer dia , fobrecedieron por entonces

, contentos , con cortarle por

mueftra uno de los tres dedos, con

que folia efcribir , que eftaban lucidos

, y tranfparentes, y al punto que

lo cortaron j falió de la herida langre,

comoíi cíluviera vivo.

„ ^ El año íiguiente , paliados otros

»55>3. nueve mefes, volvieron con los mifmos

defpachos: defenterraronle á deshora

, y hallándole entero , aunque

mas enjuto , un Alguacil de Corte

lo acomodó en una maleta, para mayor

difsimulo. En fu egecucion fucedieron

algunas maravillas. Lamas

notable fue , que antes de llegar á

Martos , por donde iban el Alguacil

, y fus compañeros, por defmentir

las efpias , de repente fe les apareció

un hombre , que á grandes

Voces les dijo : < Donde lleváis el

cuerpo del Santo ? Dejadle donde ejlaha.

Aunque causó pavor al Alguacil

, pafsó adelante. Llegando á Madrid

, lo depoíitaron en el Convento

de nucíferas Religiofas ; donde al

tiempo de defpachario á Segovia,

Doña Ana de Peñalofa le hizo cortar

un brazo , para traer por Reliquia

, que oy poífeen las Defcalzas

de Medina del Campo.

Llegado á Segovia el Santo cuerpo

, hie recibido con grande regocijo

, y confuelo de toda la Ciudad.

Colocáronle en la Capilla mayor cerrada

la reja , para que fin llegar a

él pudielíen verle. Daban defde alli

á tocar Rofarios, Cruces, medallas,

pañuelos , y otras cofas , que hallaban

á mano , para guardar como

Reliquia : y de efta manera duró por

ocho días ( que eftuvo patente el

bendito cuerpo) la frequencia- de efte

concurfo á verle , y venerarle,

fue tan grande un dia , que rompieron

la reja de la Capilla mayor,

para entrar dentro , íin poderlo eftorvar

los Religiofos. Defendieron

el cuerpo Santo , y para moderar

aquella impetuofa devoción del Pueblo

, les repartió el Prior un habito

viejo del Santo Padre , que havia

quedado en el Convento : y haíla

las yervas , y flores en que havia

venido el Santo cuerpo , fe llevaron

como Reliquias muy preciólas:

de las quales yo he vifto, y fe confervan

oy algunas ojas de laurel tan

verdes , frefcas, y fuaves , como fi

ahora las acabaran de cortar del ar-1

bol.

Luego que en Ubeda fe fupo el

piadofo robo , lo íinnó tanto la Ciudad

, que feñaiando en fu Cabildo

Procuradores, los embió á Roma,

para que fe le reftituyelFe , eftimandole

por fu mayor teforo. El Papa

Clemente Oítavo admirando la piadofa

competencia , á los 15. de

Odubrede 1596. defpachó un Breve

en que mandó fe reñituyeíFe el

Cuerpo á Ubeda. Los Prelados por

efcufar competencias entre tan iluftres

Ciudades , procuraron concertarlas

> y que Ubeda fe contentalic

con una pierna , demás de la otra

que tema , y un bra2o > y s ^

con la cabeza , y cuerpo deíhoncado

, ( partición bien deíigual ) y huvo

de fugetarfe á la fuerza , por ef-

*r a Te" u ltlgÍ0S- En una ' Y otra

Ciudad fe han edificado dos Capillas

fumptuolas, y fon frequentadas dC

la devoción de los Fieles.

ti

Todo

_i

lo

i

referirln

ere nao haíta

l^a

aquí nos

4á claramente á entender , quant»

guf-


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 77

géfta Nueftro Señor honrreinos , y

veneremos á efte fu Siervo 3 temendo

la debida eftima de fu rara , y

admirable Santidad > como de perfona

que goza en el Cíelo de lugar

muy aventajado , y eminente. A que

añadiremos algunas apariciones, que

hizo el Santo Padre , y otras demonííraciones

miiagrofas en mayor

prueba , y coníirmacion de efta verdad.

Acabando de eípirar , fue a viíitar

á fu bienhechora Dona Clara

de Benavides , dándole las gracias

de la caridad que le havia hecho.

De alli pafsó á cafa de Luiía de la

Torre , muger de aprobada virtud,

la qual , al mifmo tiempo que el

Santo efpiró , fue arrebatada en eípiritu

, y vio en la Igleíia de nueftro

Convento de Ubeda un Religiofo

con el roftro muy refplandeciente

, y hermofo , el qual puefto

de rodillas , y levantados los ojos

al Cielo , fuftentaba í'obre fus ombros

aquella cafa , é Igleíia : y le dijeron

, era el Padre Fray fuan de la

Cru^ , por cuya intercefsion fe labrarían

aquella cafa , e Igleíia , y fe

confervanan , como lo ha mofeado

el tiempo. La mifma noche , o poco

defpues apareció en Segovia á Beatriz

del Sacramento , tullida en la

cama , y cercada de dolores , que

el Santo Padre antes le profetizó.

Eftando en fu mayor congoja fe le

apareció lleno de refplandor , y hermofura,

con el habito de fu Religión

, chapeado de joyas de oro, y

fembrado de eftrellas, con una hermoíífsima

corona en la cabeza. Alentóla

á padecer puramente por Dios,

y en premio de la fineza con que

havia padecido , la dejó del todo

fana. En Ubeda , haviendo Juan de

Vera cegado de un ojo, por haver-

«c herido en él un cohete , fe encomendó

al Santo Padre , y aplto

da una ReliqL1¡a fuya , quedó íano.

inlpitadó interiormente , que fuelle

á dar las gracias á Dios , y al Santo

Padre a la Igleíia de fu Convento

, y dejándolo de hacer por el

temor que le pulieron de que ofenderia

la luz ai ojo recien fano , volvió

a cegar , y entonces acudiendo

al Santo Padre fe le apareció , y dijo

: hicieíle aquella diligencia de ir a

la Igleíia , la qual hecha , quedó coa

entera , y períeda vifta.

En nueftro Convento de Andujar

fe le apareció al hermano Fray

Martin de la Aílumpcion , fu antiguo

compañero , y le dijo : Hermana

, vaya '& nuejlro Padre Provincial^

y digale , que Nuejlro Señor le pa~

jrara con bienes eternos la honrra que

hace k los huejfos de los Santos : pe~

ro que mire que en el claujlrico de Baehay

cinco cuerpos de Santos , de

los qualcs el Padre VicereBor Fray

fuan de fefus Maria fe fue derecho

al délo , que los faque 3 y ponga e/t

decente lugar. Segunda vez fe apareció

el Santo Padre á dicho Religiofo

, y le dijo : Hermano eferiva

a, nuejlro Padre Provincial , que le

ejloy agradecida , el haver Jacado

aquellos hueffos 3y pueflolos en decente

lugar. El Hermano fe encogió , y

defaparecido el Santo , fe refolvió en

no eferivir. De alli á tres dias fe le

volvió á aparecer con un roftro fevero

( haviendole antes aparecido rifueño

, y apacible ) y le dijo : íHermano

, por qué no ha hecho lo que le

dije í hágalo. El Hermano turbado dijo

al Santo : Padre Nuejlro y icomo

tengo yo de eferivir a. nuejlro Padre

Provincial eflas cofas , que me tendrá

por novelero: y que sé yo f V.

R. es Nuejlro Padre , o es encano del

¡Oemomoi El Santo le refpondió : m

es ejlo del Demonio : y facando debajo

del Efcapularío el Santo una

Cruz , la besó, y fe la dio al Hermano

, y al tiempo del defaparecer

havia alli una pintura de Chrifto cruciíicado

, y le liizo una grande iiv

clina-


7^

VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE, EA CRUZ.

cUnadon , y defapareció. Efta Cruz

vino a parar l manos del dicho Padiv

Provincial , llamado Fray Juan

. de Jcíus María , que la confcrvó toda

íu vida , con gran veneración,

obrando Nueftro Señor por fu medio

efeoos maravillólos. Y examinando

al Hermano Fray Martin, íbbre

aquella palabra , E/criva a nueftro

Padre Provincial, refpondió : que

afsi lo havia dicho el Satito : Lo

qual es de notar , para la veneración

que fe debe á los Prelados: pues

un Santo ya giorioío á un morador

de la tierra , por fer Prelado eh fu.

Orden, le llamó de nueftro Padre.

Por los años de KÍO/. fucedio

otra muy notable en Ubeda. Una tarde

de Mayo fe armó fobre la Ciudad

tal tempeftad , y nublado, que

porque dias antes otro femejante havia

afolado los términos circunvecinos

, temieron lo mifmo en Ube-v

da. Acudieron , unos á las plegarias,

y conjuros , otros a las Imágenes de

íli devoción , y muchos á nueítro

Convento á pedir ai Santo aplacaffe

la ira del Señor , que velan en

tantos truenos , relámpagos, y piedras

defcomunales , quede quando

en quando caían. Duró el nublado

hafta las diez de la noche ; y queriendo

el Señor , que conocieílc la

Ciudad el Protedor que tenia , defcubrió

a la luz de los relámpagos la

figura del Santo con fu Habito de

Carmelita Defcalzo , que luchando

con las nubes , en breve las deshizo

, fin daño de la Ciudad , que

agradecida a fu protección , le tiene

por fu principal Abogado.

Siendo los milagros una de las cofas

por que mas honrra el JPueblo

Chnftiano á los varones Santos: para

que á los defeos de fus deshonrras

( que fueron de los mayores que tuvo

Nueftro Santo Padre ) fe íiguieffen

fumas honrras ; le iluftró Dios

no folo en fu vida , y gloiiofo tranfito

(como havemos vifto) de tantos

, y tan grandes milagros } ím0

defpues de fu dichofa muerte, como

veremos ahora, diciendo algunos de

los mas excelentes : porque para re.t

ferirlos todos era menefter un libro

entero. En nueftro Convento de Malaga

eftuvo Mencia de San Luis diez

años con tan recia perleíia , que

ni fe pudo levantar , ni aísiftir á la

Comunidad en tanto tiempo. El año

de lío8. entrandoá viíitar la clanfura

el Padre Provincial Fray Bernardo

de la Concepción , y compadeciendofe

de la enferma , facó un

dedo del Santo Padre , que trahia

coníigo , y alentando fu Fe con decirle

, coníiaíle en Dios , que por

medio de aquella Santa Reliquia le

havia de dar falud , fe la aplicó á

la cabeza. Al mifmo inflante íintió

la Religiofa en todo fu cuerpo tan

extraordinaria mutación, que fe halló

fana del todo , y con falud tan

perfecta , que fe quifo levantar luego

de la cama , y arrojarfe á todos

ios rigores de la Comunidad, con admiración,

afsi del Provincial, como

de las Religiofas.

Filando en Ubeda Luis Nuñez,

Notario de las informaciones que fe

feadan para la Canonización del Santo

Padre , y efperando á que vinieffe

á comer Doña Luifa Vela fufobrina

, la hallaron en fu apofento,

fin juicio , y como muerta. Avifaron

á tres Médicos , y declararon

fer fu mal apoplegia s perleíia , y

alferecía , tres enemigos capitales, que

contra fu vida fe havian conjurado.

Aplicaron remedios de ligaduras, garrotes

, y vemoGis fajadas 5 pero a

ninguno volvió , con las quales experiencias

s y viéndola fria, y yer-

.ta , bueltos los ojos , y caíi íín refpiracion

? fc defpidieron los Médicos.

i>u t10 » confiado en la Santidad

del Santo Padre , que en fus ¡nformacioncs

reconocía, embió á pedir

fu


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 79

fu íanto pie , y apenas fe lo aplicaron

al pecho , quando la enferma

volvió a fus femidos , y acuerdo , y á

todos fus miembros trios el calor.

Mas porque la que havia alcanzado

por oraciones agenas la falud , la conliguielTe

cumplida por las proprias,

dilpufo el Señor , que fola la boca

le quedaífe tan cerrada, y tan apretados

los dientes , que por diligencias

que hicieron , no los pudieron

apartar, ni ella paíTar mas comida

de la que por entre fus junturas podía

pallar , que era muy poca. Advertida

del Autor que le havia comenzado

á dar falud , fuplicaba al

Santo que fe la dieííe cumplida.

Coníiguiólo al quinto dia , en que

volviéndole á aplicar el pie del Santo

fe le quitó el impedimento de

la lengua , y la eftrenó con decir:

No eran vanar mis ejperan^as en vos,

mi Santo Padre Fray fuan : bien fabia

yo me havias de dar falud. ^4 vos doy

Las gracias for la merced. Hizofela

tan cumplida, que no folo le abrió

la boca , y .volvió el habla , íino,

que las fajaduras profundas de las

ventofas , y otras llagas , que tenia

en los labios llenos de fangre , al

punto fe cerraron , y defaparecieron.

Eftos dos milagros aprobó la Sagrada

Congregación de Ritos, y por

cíTo fe han puefto en primer lugar,

y no defmerecen fu aprobación los

ííguientes.

El año de 16 ij. gozó igual favor

Doña Juana Godinez de Sandoval,

íiendo de 16. años le dio de

repente tan recia calentura , y freneíi,

que ' perdió los fentidos , y el

juicio, en que duró cinco días. No

aprovechando las medicinas , defeonfiando

los. Médicos , la dejaron por

muerta. Llegando á efta fazon, dos

Religiofos con el pie del Santo Padre

> y aplicándolo al pecho de la

enferma , de repente fe movió , y

abrazandofe con la Santa Reliquia,

y quedandofe en íilcncio por un rato

, dijo defpues, que al ponerle el

fanto pie ,fe le havian abierto los fentidos

, y le digeron fin faber quien:

Qus por méritos del ¿anto Padre le

daban la mejoria. Fue tan preíta, que

fentandofe en la cama , comenzó á

decir á voces : Ta efioy buena , que

mi Santo Padre Fray fuan de la Cru^

me ha fañado. Pidió que le dieílen

fus vellidos , y como con la gran

turbación las criadas fe detuvíeííen,

ella fe aplicó un manteo , y con el

fe comenzó á paílear por la fala. Y

viendo á fus Padres tan obligados,

les facó licencia para fer Carmelita

Defcalza , por pagar á Dios , y al

Santo Padre el beneficio , llamandofe

por reverencia fuya en la Religión

Juana de la Cruz. No fue menor

el que Nueílro Señor obró con

un hijo de Don Francifco de Narvaez

, llamado Rodrigo , de edad de

veinte mefes: el qual haviendo caldo

de un corredor muy alto, y eftrellandofe

en las lofas de un eftanque

, echaba por boca , narices , y

oídos fangre , y algo de los feílbs.

Agonizando ya el niño , íin efperanza

de vida, le aplicaron á la cabeza

la Reliquia del Santo Padre, y

á fu toque (; ó rara , y Divina virtud

!) cefsó luego la fangre x confortófe

la cabeza, confolidaronfe los

huellos, y todo el cuerpo del niño

fe reparó de fuerte, que dentro de dos

dias defmentia ya con la falud prefente

la defgracia pallada.

Entre los milagros con que Dios

Nueílro Señor ha honrrado á nueftro

Santo Padre , y manifeftado fu exceleíite

Santidad , fon muy de notar

las apariciones que ha hecho en Reliquias

de fu carne : donde con fingularifsimo

, y perfeverante prodigio,

no vifto , ni leído hafta ahora de otro

Santo , fe aparece inumerables veces.

En-


l0 VIDA DHL BEATO P.

Entre las quales merece el primer lugar

la de Medma del Campo , aísi

por fer la primera de eíle genero,

como por la gran calificación del milagro

3 hecha el año de 1615. por

ei íluííriísimo Señor Don Vigil de

Quiñones Obifpo de Valladolid 3 en

juicio conrradidorlo , criando Fifcal,

y con las demás circunílancias que el

Derecho pide , y hecha una grande

junta de Theologos ¡ Juriítas, y Médicos

, entre los quales concurneron

tres de la Cámara del Señor Rey

Don Felipe Tercero. Y conviniendo

todos fer obra milagrofa , lo pronuncio

por Sentencia Jurídica , y embio

los papeles á la Santidad de Paulo V.

Para dar noticia de efte milagro es

menefter tomar la corriente deíde fus

principios.

Hacia Dios Nueftrol Señor al Venerable

Francifco de Yepes muchas

mercedes 3 y miferkordlas 3 con apariciones

fuyas 3 y de muchos Santos.

Sintió por muchos días en fu

corazón un ardiente defeo de verá

Fu hermano , y apareclendofele Nueftro

Señor un difi, le dijo : ¿ Señor

como me enfeñaís otros Cortefanos

del Cielo, no me harías merced de

enfuñarme á mi querido hermano?

Dixole fu Mageftad j Que íiempre

que vieíTe la carne de fu hermano,

que tenía en el Relicario , le vería

también á él, Defapareció con eílo

Chriílo Nueñro Señor , y el Bendito

Varón con Fe firme , y efperanza

cierta de ver cumplidas las promefílis

de fu Dios, tomó el Relicario

en la mano , y al punto vi© á

fu hermano de la mífma manera que

quando vivía , aunque el roftro con

mucha mayor hermofura. Vio en el

miímo pedacito de carne á la Virgen

Sacratifsima Nueftra Señora veftida

con el habito del Carmen , con

el Niño Jefus en fus brazos , echado

el bracito izquierdo fobre el cue-

SAN JUAN DE LA CP.ÜZ.

lio de fu Madre , eftendiendo d

cuerpeeito , y el otro brazo haí¿

que llegaba á poner la mano dere^

cha fobre la cabeza del Santo Padre.

Diófele á entender en efta viíion

(la qual fucedió ella primera vez día

de la Epiphania del año de 155)4.)

la fuma , y fervoróla devoción que

nueílro Santo Padre havia tenido

toda fu vida , con el Hijo , y con

la Madre.

Dio cuenta de efte cafo al Padre

Chriftoval Caro , de la Sagrada Compañía

de Jefus, hombre ¡rdodo , y

verdaderamente Apoftolíco , que entonces

era fu Confellor j tomó la Reliquia

en que tales cofas fe aparecían

, y puefto de rodillas con mucha

devoción , vio en ella una admirable

aparición de que quedó fumamente

admirado : quedólo mucho

mas quando llamando muchas

perfonas de todas edades, y diciendo

les veneraíTen aquella Santa Reliquia,

íin decirles nada de apariciones, ola

decir á unos veían en ella á Chrífto

Nueftro Redemptor Crucificado:

otros al Santo Padre hincado de rodillas

delante de un Crucifijo , cubierto

el roftro con una nube , y lo

demás del cuerpo defeubíeno : y

otros otras cofas femejantes, y muchos

no velan nada: de lo qual con-,

cluyó el dodo ConfelTor fer efte un

alto Sacramento digno de fer venerado

: y que en el moftrarfe Dios

de tan diferentes maneras , tendría

efeondidos fecretos, cuyos efedos fe

egecutarian en las almas de los que

velan eftas maravillas.

Son díferentífsínios los modos que

Dios tiene en eftas apariciones. Chrífto

Nueftro Redemptor fe mueftra

unas veces como Niño en los brazos

de fu Santífsima Madre : otras

deínudico en los brazos del Santo

Padre que hincaao dc U)cU||as lc ^

ta befando los precíofos pies: otras

fen-


VIDA DLL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ. 81

Tentado el Niño en una nube con

una corona de oro en la mano, que

fe le va á poner en la cabeza al

Sanco Padre , otras femado el Niño

en el brazo izquierdo del Sanco Padre

, y el con el derecho abrazando

al preciólo Nino. Aparece aísiinifmo"

en las tales Reliquias la Ima

gen de Nueítro Salvador , de la

edad , que era fu Magcíhd quando

murió. Unos le han vifto arrimado

un codo fobre un nfeo : otros muy

hermofo , y refpiandeciente: y otros

en diferentes palios de fu Sagrada

Pafsion. Otras veces fe ve al Efpiiitu

Sanco en figura de Paloma cercado

de resplandores , la Cuítodiadel

Santiísimo Sacramento , muchos Angeles

, y Serafines , á nueftros Padres

San Elias , y Santa Terefa de

Jefus , San Juan Bautiíla, San Pe- ,

dro Apoftol , Sanca Cathalina Martyr

j San Francifco de Afsis , San

Francifco Xavier en el modo que lo

pintan levantando los ojos al Cielo,

y á otros inumerables Santos. Nunca

jamas fe vio en ellas Reliquias cofa

que no fueííé Santa : y fon los

realces del pincel , qae parece , tan

finos que han afirmado Pintores , á

quien Dios ha querido que lo vean,

que es impofsiblc con los colores que

ellos ufan , retratarlo con la fineza

que allí aparece : porque los colores

de que ellos ufan , por finos que

ellos fean , fon de tierra , y eitos

que aparecen fon del Cielo.

Los milagros , que Dios Nueftro

Señor ha obrado por medio de ellas

apariciones , fon muy íingulares : efpecialmente

mudando los corazones

á vida muy egemplar, como fe vera

en los fuceílbs íiguientes. En la

Ciudad de Calatayud , fue un Religiofo

de nueílra Orden s llamado

fray Juan Bautiíla , á predicar á las

mugeres de la cafa publica, que eran

tlcs > y tan pertinaces, que con haverles

predicado la Quarcfma todos

los Predicadores de la Ciudad , no

havian hecho efedo en ellas. Haviendo

comenzado fu íermon , le

oyeron por eípacio de media hora

con gran defembokura , y poca vergüenza.

Viendo la obílinacion de las

mugeres , les dijo : no pretendía de

ellas fe convirdellen , lino folo que

adoraílén una Reliquia de Nueítro

Santo Padre , que el traíña coníigo.

Vinieron en el partido , diciendo,

cjue eran Chriílianas, y trahian Rofaiios

, que íi la adorarían. Llego

una , y empezó á mirar la Reliquia

con & grande — — atención > y á demudarfele

el roftro , y ponerfe blanca como

un papel. Dijóla el Padre, ¿ que

tenia , que afsi fe havia demudado?

Refpondió , que veía una muger llorando

amargamente , y junto á si

un Chriílo , y una calavera , que

fin duda era la Magdalena , que lloraba

fus pecados , que ella los quena

llorar también. Llegó la fegunda

, y fucedió lo miímo. La tercera

no quería llegar , y aunque defpues

con grandes ruegos llego , no

vio nada , y fe quedó en fu obílinacion.

( Secretos juicios de Dios)

fue tan eficaz la converíion de ellas

dos mugeres , que el dia íiguiente

en la Igleíia mayor, delante de toda

la Ciudad confeííaron fu mala vida

, y fu dichofa ventura en ella milagrofa

converíion.

Tenia el Padre Fray Pedro de la

Madre de Dios , Difinidor General

de nueílra Orden , perfona que fue

muy egemplar , una Reliquia de

nueílro Sanco Padre , y como oyeffe

decir caneas apariciones, como en

fus Reliquias fe veían , herido del

temor de Dios , recelaba que la poca

pureza de fu conciencia era la

caula de no ver nada. Llevado de

eílo , y de algunos efcrupulos que

padecía , repetía los examenes de

L con-


8i

VIDA DEL BEATO P. SAN

conciencia , y también las confcfíiones

; procuraba decir Miíla ^ con

mucha devoción, y luego ibaá mirar

fu Reliquia , pero nunca veía

nada. Sucedió (andando entre eftas

congojas ) que llegó á hacer noche

á Alcalá la Real. Servia por moza

del meíbn una Turca > que fe llamaba

Fatima, a quien ningunas perfuaíiones

havían podido hacer Chnftiana.

Recogido el Reiigiofo á fu

apoíento , íintib infpiracion de eníeñar

á la Turca la Reliquia. Por la

mañana madrugó : facó fu Relicario,

y le dijo : Fatima , mira que linda

cofa : llegó ella con curioíidad de

ver el Relicario , y apenas le huvo

tomado en las manos , quando empezó

á voces á decir : luida Señora,

hermofo Niño , y fue corriendo á

otra compañera fuya efclava , que

era Chníciana , dictendola mlrafle

aquella Señora , y aquel Niño. La

otra vió lo miímo , y le dijo , que

la Señora era la Virgen Santifsima

Maria , y el Niño fu Hijo preciofo.

La Turca fe convirtió, y inftruida

en la Fe^fe bautizó , y el Padre

queconfolado, y alabando á Dios,

que hace las maravillas con los Turcos

, quando conviene , y no guita

que los Chriftianos fe las pidan,

quando no fon neceílarias-

En la Ciudad de Burgos una Religiofa

, cuyo nombre , y Religión

por la decencia fe calla , mirando

una Reliquia de Nueftro Santo Padre

, vió en ella una figura de Chrifto

Nueftro Redcmptor. Con la cunoíidad

, y atrevimiento mugeril, tomó

un alfi!er , y picó en la parte que

le le repreíentaba la figura de Chrifto

: apenas huvo picado , quando falto

la fangre , de lo qual ella que

tan confufa , y admirada , quanto antes

havia eftado de atrevida. Pero

Dios , que es rico en miíericordias

Ja abno por eftc medio los ojos, pajUAN

DE LA CRUZ.

ra que hicieíTe una vida muy egcm,

piar.

Muchos fon los milagros, que fe

pudieran referir , hechos por eftas

íantas Reliquias , que fe omiten,

por no alargar demaíiado aquella hiftoria

. concluyendo con uno , en que

fe prueba quanto zela Dios la veneración

de las Reliquias de elle Santo

Padre , el qual eftá aprobado en

el proceíTo de la Canonización de

nueílra Madre Santa Terefa, y fue

afsi. En el Convento de las Carme-,

litas Defcalzas de Granada , un dia

defpues de pueílo el Sol viólaMa-.

dre María de San Pablo falir un refplandor

, y rayo de luz de una Imagen

de nueílra Santa Madre , que

havia en una Ermita de la huerta.

Admirada de ello , reparó á donde

fe terminaba el rayo , y halló que

en un papelito , en el qual citaba

embuelta una Reliquia de nueítro

Santo Padre , que le le havia caído

alli á una Relígiofa, como fe fi>

po defpues : alzóle , y con eíto cefsó

la iuz. En lo qual fe defeubre la

miíteriofa Providencia de Dios para

con los fuyos, que no quiere que

la mas mínima parte de íu cuerpo

perezca, ni eíte íin la debida vene-^

ración.

Tal vida , tales virtudes, tal enfeñanza

, y milagros , mudamente

lo publicaban por Santo , y por ral

lo moítró el Cielo , como havemos

referido. Reítaba , que lo que en si

era tan cierto , lo declarafíe Ja Igleíia.

Para eíte efedo el ano de 1616.

con precepto de los Superiores , íe

comenzaron á hacer en la Religión

las primeras informaciones, en donde

fucedió , lo que yo tengo por

uno de fus mayores milagros' Llegando

á preguntar a un Religiofo del

Convento de Granada , digeíTe í

que fabia de nueftro Santo Padre, refpondió

con defayrc : ; del Padre Fray

Juan

0'


VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

Juan de la Cruz , que hay que deeir

? ; Cafo eftapendo i Ai pronunciar

la ultima íüaba , íe le quedo la

lengua mmobil , no pudiendo articular

mas palabra , porque fu culpa

le dejo mudo del todo. Era Dios el

folicitador de efta cauía , y quifo,

que como la duda de Thomás íirvio

á fu Refurreccion , afsi la incredulidad

de eíte defdichado ayudaíTe' al

crédito de fu Siervo. Duró una hora

en fu caíligo , con aflbmbro de

los demás , y reconociendo fu califa

, fe poítro , lloro, pidió perdón

al Santo , y lo alcanzó , para que

deponiendo fu errada opinión, publicaífe

defpues fus alabanzas.

Las fegundas informaciones hicieron

los Señores Ordinarios de Ubeda

, Baeza , Jaén , Malaga , Granada

, Segovia , Medina del Campo,

y Salamanca , con prefentacion de

telHgos leglares , Eccleíiafticos , y

Rellgiofos. Hallando en ellas bailante

fundamento , que llaman Fumo,

para fu Canonización , el año de

j!w de i6¿7- fe concedieron remiíloriales, y

J565' rotulo para las terceras , cometidas

á los Ordinarios de Jaén , Granada,

Malaga , Segovia, y Valladolid, donde

con gran alborozo fe hicieron, y

remitieron á Roma. Sufpendiófe el

verlas , hafta cumplir los cinquenta

años , que ordenó la Santidad de Urbano

VíII. Defpues fe avivó la califa

, mas como la de la Canonización

iba de efpacio , y fe mira con tanta

circunfpeccion , duró hafta la Santidad

de Alejandro VIL y Clemente

IX. que aprobaron la Santidad de

fu vida , alteza de fu doctrina , fus

virtudes heroicas , afsi Theologales,

como Morales ; hafta que paliando

á Roma por Procurador General el

Reverendifsimo Padre Fray Juan de

la Concepción , hermano del Señor

Duque de Bejar , añadiendo á fu noble^

íu cuidado , y á la devoción

del Santo Padre fu diligencia , dio

complemento a fu cauía. Probado el

articulo de íus milagros, propufo la

Sacra Congregación á nueítro S. Padre

Clemente X. Que feg^ur amenté fe

podia proceder a la Canonf^acion det

Siervo de Dios fuan de la

Cruz¿, y

con mas feo-uridad en el Ínterin, conceder

que Je nombrafje Beato , y que

en cada ano el dia de fu feli^ tranfito

fe pudiejfe re^ar , y decir

Mijfa.

de Confejjor no Pontifce en todo el

Orden Carmelitano. Oyó fu Santidad

la propueíla , y haviendolo encomendado

al Señor por efpacio de once

dias , á los 6. de Odubre de

1674. mandó fe publicaííe el Decreto

de fu Beatificación, como de hecho

fe hizo. Recibiófe con tanto

aplaufo , que valiendofe de el nueítro

Procurador General , dentro del mes

íiguiente alcanzó nuevo indulto para

la exteníion del Rezo , y á los

zi. de Noviembre del mifmo año

concedió fu Santidad , que en Hontiveros

, donde nació , en Ubeda,

donde murió , y en Segovia, donda

efta la mayor parte del Cuerpo Santo

, todos los Sacerdotes Seculares,,

y Regulares puedan rezar fu oficio,

y decir Mifla de Santo Confeílór, y

en las demás partes folos ios Sacerdotes

que acudieren á nueftras Igleíias.

Muy del gufto del Señor fue efta

declaración , y honrra que hizo

la Igleíia á Nueftro Santo Padre ,

pues al tiempo de fu publicación repitió

nuevos milagros , de los quales

folo referiré uno , de que hay jurídica

información. En el Convento

de nueftras Monjas de la Ciudad de

Barí , en el Reyno de Ñapóles, eftaba

una Religioíá paralitica doce

años havia , y tan impedida en una

cama , que no podía menear ninguno

de fus miembros , ni pies , ni cabez*

, fino folamente una mano, de

Li ma-


«4

VIDA DEL BEATO P. SAN JUAN DE LA CRUZ.

manera , que todo efte tiempo le

daban de comer por mano agena.

Quando llego el Decreto de la Beatificación

de nueítro Santo Padre., afligida

la Religioía de no poder celebrar

con las demás tan felicifsima

nueva , íe encomendó muy de veras

al Santo Padre , y pidió , que

le tocaflen una Reliquia que tenian,

y fue con tanta Fe , que luego que

la tocaron , k levantó de la cama3

y fue con las demás Religiofas á cantar

el Te Deum laudamus al Coro,

aunque arrimada á una Religioía, y

le cantaron por dos títulos, con muy

íingular alegría. Con ello damos fin

á la admirable vida de efte excelente

Varón , y Santo Padre nueftro

; fugetando todo lo dicho en

ella , á la corrección de la Santa Madre

Iglefia Romana.

1

;? A„

su


SUBIDA

DEL MONTE CARMELO

P O R E L B E A T O P A D R E

fUAN DE LA CRUZ

A R G U M E N T O .

UU'WfcL Mí'il ODA la dodrina, que entiendo tratar en efta SUBIDA

&^M. M\\ del MONTE CARMELO , efta incluida en las

I figuientes CANCIONES: y en ellas fe contiene el

i modo de íubir hafta la cumbre de eí , que es el

ij alto eílado de la PERFECCION , que aqui llamamos

UNION DEL ALMA CON DIOS. Y porque

tiene de ir fundado fobre ellas lo que digere

, las lié querido poner aqui juntas 3 para qus

I fe entienda , y vea junta toda la fuftancia de lo

' que fe ha de efcribir. Aunque al tiempo de la deconvendrá

poner cada CANCION de por si, y ni mas 3 ni me-

ciar ación

nos los

Verfos de cada una, fegun lo pidiere la materia, y declaración.

CANCIONES , EN QVE C^NT^4 EL ALMA LA DICHOSA VEN*

tma ^ qm tuvo en pajjar por la obfcura Noche de la Fe en defmde^y j)Hr~

gacion juya k la unión del Amado.

I.TJiV una Noche obfcura

¡Con anjias en amores inflamada,

O di chafa ventura l

Salí fin fer notada,

íftando ya mi cafa, foffegada.

Z A ohfcuras , y ferura

3?or la fecreta efcala disfra%ada9

O dichofa ventura !

A obfcuras , en pelada,

Ejiando ya mi cafa, foffegada,

3 En la Noche dichofa

En fecreto , que nadie me vela,

Ni yo miraba cofa.

Sin otra lu^ , ni guia.

Sino la que en el coraron ardía.

4 Aquejla me guiaba

Mas cierto , que la lu^ de medio diat

A donde me efperaba.

Quien yo bien me fabia,

parte , donde nadie pareció

5 O Noche , que guiajle,

O Noche amable mas, que el alboraddf

O Noche , que juntajie

Amado con Amada,

Amada en el Amado , tranformada),

6 En mi pecho florido.

Que entero para el folo fe guardaba^

Aili quedo dormido,

Y yo le regalaba,

T el ventalle de cedros ayrc daba,

7 El ayre del almena,

Quando ya fus cabellos efparcia >

Con fu mano ferena

En mi cuello heria,

T todos mis fentidos fufpendia,

8 Quédeme ,y olvídeme.

El rojlro recline fobre el Amado,

Cefso todo , y dexeme,

Dexando mi cuidado,

Entre Uf azjicenas olvidado.

PRO-



PROLOGO

PARA haver de declarar , y dar

a encender eíla Noche obfcura

, por la qual paíTa el alma , para

llegar á la Divina luz de la unión

perfedla de amor de Dios ( qual fe

puede en eíla vida ) era menefter

otra mayor experiencia , y luz de

ciencia , que la mía. Porque ion

tantas [ y tan profundas las tinieblas,

y trabajos , alsi efpirituales , como

corporales , que fuelen pallar las dichofas

almas para poder llegar á.elte

citado de perfección i que ni bafta

ciencia humana , para íaberio entender

i ni experiencia , para decirlo

: porque íblo el que por ella paffa

, lo fabrá fentir , mas no decirlo.

Y por tanto , para tratar algo

de efta Noche obfcura , no me fiaré

, ni de experiencia , ni de ciencia

i porque lo uno, y lo otro puede

faltar , y engañar 3 fino de la Divina

Efcntura 3 por la qual íi nos

guiamos , no podemos errar ; pues

el, que en ella habla es el Eípiritu

Santo. No obílante, que me ayudaré

de las dos cofas , de ciencia , y

experiencia , que digo. Y íi yo en

algo errare por no entenderlo bien,

no es mi intención aparcarme del

fano fentido , y doctrina de la Santa

Madre Igleíia Catholica. Porque

en tal cafo, totalmente me reíigno,

y fugeto , no íblo á fu luz , y mandato

, fino á qualquiera , que con

mejor razón de ello ¡uzeare.

Tí i ' P

i ara lo qual me ha movido no

la pofsibilidad , que veo en mi para

cofa tan alta , y ardua , fm@ ia

confianza , que en el Señor tengo,

que ayudará á decir algo , por ¡á

mucha necefsidad , que tienen mil

chas almas : las quales comenzando

el camino de la v rtud , y queriéndolas

Nueíh-o Señor poner en eíla

Noche obfcura , para que por ella

paíTen á la divina unión , ellas no

pallan adelante J á veces por no

querer entrar, ó dejarfe entrar en

ella ; y á veces por no entender , y

faltar las guias idóneas , y diellras,

que las lleven haíla la cumbre. Y

afsi es laíHma ver muchas almas ] a

quien Dios da talento , y favor para

pallar adelante , ( que íi qulíieífen

animarfe, llegarían á efte aleo citado

) quedarle en un bajo modo de

tracar con Dios , por no querer, 6

no faber , b no las encaminar , y

enfeñar á defviarfe de aquellos principios.

Y ya que en fin Nueíbro Señor

las favorezca tanto, que fin cito,

y fin eííbtro las haga pallar , llegan

muy mas tarde , y con mas trabajo

, y menos merecimiento; pomo

haverfe ellas acomodado á Dios, dejándole

poner en el puro , y cierto

camino de la unión. Porque , aunque

es verdad , que Dios que las

lleva , puede llevarlas íin ellas ayudas

: con codo eííb no dejandofe

ellas llevar , caminan menos, reíiftiendo

a quien las lleva, y no merecen

tanto , porque no aplican la

voluntad , y en eííb mifmo padecen

mas. Que hay almas, que en

vez de dejarfe á Dios, y ayudarfe,

antes eílorvan á Dios, por fu indift

creto obrar , b repugnar , hechos

femejanres á los niños, que queriendo

fus madres llevarlos en brazos,

ellos van pateando , y llorando , porfiando

por ir por fu pie , para que

no fe pueda andar nada , y íi fe anduviere

, fea alpaífo del niño. Y afsi

para efte íáberfe dejar llevar de D.os,

quando fu Mageftad los quiere paliar

adelante , afsi á los principiantes

, como á los aprovechados, con

fu ayuda daremos doCferina , y avifos,

para que lepan entender , 6 á lómenos

dejarfe llevar de Dios. Porqué


P R O L O G O . 87

Gen- H*

7-

prokimi fui, C^c. jít^üe ita divifit eos

Vominus. Por lo qual es recia , y trabajofa

cofa en tales ocaíiones no entenderfe

un alma , ni hallar quien

la entienda. Porque acontecerá, que

la lleve Dios por un altifsimo camino

de obfcura contemplación , y fequedad

, en que á ella le parece,

que va perdida ; y que eftando afsí

llena de obfcuridad , trabajos, y aprietos

, y tentaciones , encuentre quien

la diga lo que á Job fus confoiadores

: Que es melancolía, y defconjW.

4.

algunos ConfeíTores, y ladres efpiikuaks

, por no tener luz , y experiencia

de eílos caminos , antes

lueien impedir , y hacer daño áíemejantes

almas , que ayudarlas,

hechos femejantes á los edificadores

de Babilonia , que haviendo de adminiftrar

un material conveniente,

daban otro muy diferente, por no entender

ellos la lengua , y aísi no fe

hacia nada : Vemté igiMr , de/cendamus,

&

confundamos ibi linguam eo~

ruMy ut non a-udiat unufquifque vocem

fuelo , ó condición; y que podrá fer

alguna malicia oculta luya , y que

por eííb la ha dejado Dios afsi : y

luego fuelen juzgar , que aquella alma

debe fer , ó haver lido muy mala

, pues tales cofas paíían por ella.

Y también havrá quien la diga , que

buelve atrás, pues no halla gufto, ni

confuelo, como antes en las cofas de

Dios. Y afsi doblan el trabajo á la

pobre alma j porque acaecerá, que

la mayor pena , que ella íienta, fea

del conocimiento de fu propria miferia

, en que le parezca mas claro

, que la luz del dia, que eftá llena

de males , y pecados, porque fe

lo da Dios afsi á entender en aquella

noche de contemplación , como

adelante diremos. Y como halla quien

conforme con fu parecer , diciendo

, que lera por fu culpa , crece

ia pena , y el aprieto del alma íin

termino , y fueie lk^r á ^ ^

morir. Y no conténtandofe con e£to

, peníándo los tales Coníellbres,

que procederá de pecados , hacen á

las tales almas rebolver fus vidas, y

que hagan muchas confefsiones generales

, y crucmcanlas de nuevo; no

entendiendo , que aquel por ventura

no es tiempo de eííb , ni de effotro

, íino de dejarlas afsi en la purgación

, que Dios las tiene , conlolandolas

, y animándolas á que

quieran aquello , hafta que Dios

quiera ; porque hafta entonces por

mas que ellos hagan , y ellos digan,

no hay remedio. De efto hemos de

tratar adelante con el favor divino,

y de como fe ha de haver el alma

entonces , y el Confeílbr con ella,

y que indicio havrá , para conocer,

ii aquella es la purgación del alma,

y íi lo es , íi es del fentido , ó del

efpiritu ( lo qual es la Noche obfcura

, que decimos ) y como fe podrá

conocer , íi es melancolía, ó otra

imperfección acerca del fentido , 6

del efpiritu. Porque podrá también

haver algunas almas , que penfarán

ellas , ó fus Confeílbres , que la

lleva Dios por efte camino de U

Noche obfcura de la purgación efpiritual

, y no ferá por ventura íino

alguna imperfección de las dichas: y

porque hay también muchas almas,

que pienfan no tienen oración, y tienen

mucha : y otras por el contrario

, que peníándo tienen mucha, es

poco mas que nada.

Hay otras , que es laftima lo que

trabajan , y fe fatigan , y buelven

atrás : porque ponen el fruto del aprovechar

en lo que no aprovecha , íino

antes eftorva : y otras, que con

defeanfo , y quietud van aprovechan-'

do mucho. Hay otras , que con los

mifmos regalos , y mercedes , que

Dios les hace para caminar adelante

, fe embarazan , y eftorvan en

efte camino. En el qual á los Ccgiádotes

de el , acaecen muchas cofas

de


ss P R O L O G O .

de gozos , penas , efpemnzas, y dolores

: unos que proceden de dpiiku

de perfección , otros de imperfección

; de todo lo qual con el favor

Divino procuraremos decir algo,

para que cada uno , que eílo leyere,

en alguna manera eche de ver el

camino que lleva, y el que le conviene

llevar, íi pretende fubir á la

cumbre de efte Monte.

Y por qaanto efta dodrina es de

la Noche obfeura , por donde el aliña

ha de ir á Dios ; no fe maraville

el Letor , íi le pareciere algo

obfeura. Lo qual entiendo yo , que

ferá al principio , que la comenzare

á leer , mas , como paííe adelante

, irá entendiendo mejor lo primero

5 porque con lo uno fe va declarando

lo otro. Y íí lo leyere la fegunda

vez , entiendo , le parecerá

mas claro , y la dodrina mas fegura.

Y íi algunas perfonas con efta

letura no fe hallaren bien , hacerlo

á mi poco faber 3 y bajo eftilo;

porque la materia de fuyo buena es,

y harto neccííaria. Pero parecenic,

que aunque fe efcnbiera mas acabada

, y perfectamente de lo que aqui

irá, no fuera apetecida de muchos;

porque aqui no fe eferibirán cofas

muy morales , y fabrofas para los

efpirituales , que guftan de ir pollas

que fon dulces á Dios J íino doctrina

fuftancial , y sólida , afsi para

los unos , como para los otros , íi

quiíieren paííar á la defnudez de efpirku

, que aqui fe eferive. Ni aun

mi principal intento es hablar con

todos , íino con algunas perfonas de

nueílra Sagrada Religión de los primitivos

del Monte Carmelo , afsi

Frayles, como Monjas; por havermelo

ellos pedido; á quien Dios hace

merced de meter en la fenda de

efte Monte ; los quales , como ya

eftán bien defnudos de las cofas temporales

de efte íiglo , entenderán mejor

efta dodrina de la defnudez de

efpiritu.



LIBRO


LIBRO PRIMERO

DEL MONTE CARMELO^

£N QUE SE TRATA , QUE SEA NOCHE ESCURA , Yj

quan neccííaria fea , paííar por ella a la Divina Union :

y en particular trata de la Noche eícura del fentido,

apetito , y de los danos que hacen en el alma.

C A P I T U L O

h

PONE LA PRIMERA CANCION. DICE DOS DIFERENdas

3 que hay de Noches, forque fdffm los efprimales [egun

las des partes del hombre juperior , jy inferior,

y declara la Canción.

CANCION PRIMERA.

E

N una Noche efeúra

Con anfias en amores inflamada,

O dichofa ventura*.

Sali jin fer

notada,

Efrando ya mi cafa foffegada.

N efta primera

Canción

canta el alma

la dichofa

ruerte?y ventura

, que

tuvo en falir

de todas las

cofas , y de

los apetitos,

y imperfecciones , que hay en la

parte fenfitiva del hombre , por el

deforden , que tiene de la razón,

i ara cuya inteligencia es de faber,

que para que una alma llegue al eftado

de la perfección , ordinariamente

ha de paíTar por dos maneras

prmcipales de Noches , que los efpintuales

llaman purgaciones , ó purificaciones

del alma , que aquí lía-»

mamos Noches : por quanto el alma

j afsi en la una , como en la

otra , camina como de noche á efcuras.

La primera Noche, ó purgación

es de la parte fenfitiva del alma

, de la qual fe tratará en la prefente

Canción, y en la primera parte

de efte Libro. La fegunda, es de

la parte efpiritual , de quien habla

la fegunda Canción , que fe íigue>

y de efta también trataremos en la

fegunda parte , quanto á lo a¿tivo>

porque quanto á lo pafsivo , ferá la

tercera, y quarta parte.

Declaración de la Canción»

QUiere pues en fuma decir el alma

en ejja Canción : Que fa-

*• lio (facandola Dios) folo por

amor de el , inflamada en fu amor

en una Noche efeura , que es la

privación , y purgación de todos fus

apetitos feníitivos , acerca de todas

l^s cofas exteriores del mundo, y de

M ' 1*5»


SUBIDA DEL MONTE CARMELO.

las que eran deleytables a fu carne,

y también de los güilos de fu voluntad.

Todo lo qual fe hace en efta

purgación del ícutido : y por eíTo

dice , que falló , eftando ya íu caía

foíTegada , que es la parte feníitiva

, íollegados ya, y dormidos todos

fus apetitos en ella , y ella a

ellos. Porque no fe fale de las penas

, y anguillas de los retretes

de los apetitos , halla que eílén

amortiguados , y dormidos. Y eílo

dice que le fue dichofa ventura , Salir

fin fer notada : eílo es , íin que

ningún apetito de fu carne , ni de

otra cofa fe lo pudieílen eílorvar. Y

también , porque falió de Noche,

que es privándola Dios de todos ellos,

lo qual era noche para ella. Yeíla

fue dichofa ventura meterla Dios en

ella Noche , de donde £e íígue tanto

bien , en la qual no atinará ella

bien á entrar ••>porque no atina uno

por si folo á vaciarfe de todos los

apetitos , para ir á Dios. Ella es en

fuma la declaración de la Canción, y

ahora havremos de ir por ella efcribiendo

fobre cada verfo , y decla-s

rando lo que pertenece á nueílro propoíito.

CAPITULO n.

'DECLM^Í , QVE NOCHE EScura

fea efia , porque el alma dice

haver paffado a la unión de Dios.

Dice las caufas de ella.

EN UNA NOCHE ESCURA.

POrtres caufas podemos decir,

que fe llama Noche eíle traníito

, que hace el alma á la unión de

Uios. La primera, por parte del termino

de donde el alma fale , porque

ha de i,- careciendo el apetito del

güilo de todas las colas del mundo

que políeia en negación de ellas 5 U

qual es como Noche para todos ta

LIB. I. CAP. II.

apetitos , y fentidos del hombre. La

íegunda , por parte del medio, 6 ca~

mino por donde ha de ir el alma a

ella unión , que es la Fe , la qL1|

es efcura para el entendimiento como

Noche. La tercera , de parte

del termino á donde va, que es Dios:

el qual por fer incompreheníible, y

infinitamente excedente fe puede también

decir efcura Noche para el 2L

ma en eíla vida, por las quales tres'

Noches ha de paffar el alma , para

venir á la Divina unión con Dios.

Ellas fe figuraron en el libro del Santo

Tobías en las tres Noches , que

el Angel mandó á Tobías el mancebo

, que paíTaíTen antes que fe juntafle

en uno con la Eípoiá: Tu au~

tem cum acceperis eam , ingrejjus cuhiculum

, per tres dies continens ejlo

ab ea. En la primera le mandó, que

quemaííe el corazón del pez en el

fuego , que íignifica el corazón aficionado

, y pegado á las cofas del

mundo : el qual para comenzar á ir

á Dios , fe ha de quemar , y purificar

de . todo lo que es criatura éa

el fuego del amor de Dios. Y en

la purgación ahuyenta al Demonio,

que tiene poder en el alma poraíimiento

á los güilos de las colas temporales

, y corporales.

En la fegunda noche le dijo, que

feria admitido en la compañía de los

Santos Patriarcas , que fon los Padres

de la Fe. Porque paflando por la primera

Noche , que es privarfe de todos

los objetos de los fentidos, luego

entra el alma en la íegunda Noche

, quedandofe fola en defnuda Fe,

y rigiendofe folo por ella , que es cofa

que no cae en fentido.

En la tercera Noche le dijo el

Angel, que confeguiria la bendición,

que es Dios , el qual mediante la Iegunda

Noche , que es Fe , fe va

comunicando al alma tan Iccrera , Y

intimamente , que es otra Noche para

ella » eu unco que Ce va hacich*

do


SUBIDA DEL MONTE CARMELO. LIB. I. CAP, III.

9i

¿o cfci comunicación muy mas efaua

, cpe eílbtras , como luego diremos.

Y palFada efta tercera Noche

, que es acabarfe de hacer efta

comunicación de Dios en el efpiritu

, que fe hace ordinariamente en

gran tiniebla del alma , luego íe ligue

la unión con la Efpoía, que es

la íabiduria de Dios. Como también

el Angel dijo á Tobías , que paliada

la tercera Noche , fe juiKaria con

fu Efpofa con temor del Señor ; el

qual quando efta perfecto , lo efta

también el amor de Dios , que es

quando fe hace la transformación por

amor del alma con Dios. Y para

que mejor lo entendamos , iremos

tratando de cada una de eftas caufas