Views
8 months ago

TRAUMAS EMOCIONALES

chicos con que había

chicos con que había salido en el pasado, y esto la asustaba. Al hablar, empezó a salir resentimiento profundo a la superficie y procuró trabajar para resolverlo. Algunos de los sentimientos eran hacia su madre y su padre, y pudo perdonarlos, de modo que el amor reemplazó a la ira. Pero un día se hizo evidente que el problema real de Marta era María. Y de repente empezaron a desfilar recuerdos enojosos por la pantalla de su imaginación. Hasta donde podía recordar, la vida estaba llena de comparaciones: comparaciones hechas por los padres, los maestros, los predicadores, los amigos, los vecinos. Cuando empezamos a orar por la curación de estos recuerdos, y cuando Marta le dijo a Dios que estaba dispuesta a perdonar y ser perdonada y dejar que ~ios cambiara sus sentimientos, fue como si el EspírItu Santo apartara una cortina, revelándole a Marta toda una cadena de nuevas ideas. Y en su oración empezó a exclamar: «jOh, Señor! Me doy cuenta de que todo lo que he dicho y hecho, pensado e intentado ha sido con referencia a María. ¡Ella ha regido mi vida; ella ha sido mi obsesión; ella casi ha tomado el lugar que te corresponde a Ti en mi vida!» Marta nunca había escogido un vestido, o un curso en. el. college, o un amigo, o se había propuesto un obJetIvo, o hecho una decisión sin el sentimiento de que estaba en competición con María. Y todas las heridas e ira escondidas la habían esclavizado emocionalmente a su hermana mayor. Qué lucha fue el soltarlo, el perdonar lo que ella sentía eran las injusticias de las comparaciones, los favoritismos que puede que le fl:l-~ran hechos o ,no. Al fin quedó agotada, y yo tambIen. Pero despues de aquel período de oración agóni­ ~a Marta pudo perdonar de veras; quedó suelta y h,bre de la niña airada que quería competir y aborre­ CIa, que llevaba dentro, y que nunca había crecido porque se había quedado congelada. La mejor parte de la historia vino meses más tarde cuando ella dijo: -Mire, he nacido verdaderamente de nuevo, lite- 154 ralmente. Mis depresiones son los cambios normales de humor ahora; ya no hay aquellas hondonadas profundas en que me hundía. Y, más que nada, he descubierto que soy una persona totalmente diferente de lo que pensaba. ¡Me siento libre! Tengo mis propias ideas, mis gustos. Hago mis propias decisiones y ~ropongo mis propios objetivos. ¡Estoy muy contenta SIendo yo misma!» Incluso su expresión facial había cambiado y con el tiempo Marta llegó a ser una persona sana, libre para amar. ¿Por qué? Porque había hecho frente a su problema, su ira y su sentido de injusticia y había dejado que el amor de Dios los limpiara. ¿Hay ira congelada en algún punto de tu vida? ¿Hacia los padres? ¿Los miembros de la familia? ¿Sientes ira hacia Dios? Muchas personas tienen necesidad del perdón de Dios, no porque hayan hecho nada malo, sino porque le consideran a Él responsable. Ya es hora de hacer frente a tus propios y verdaderos sentimientos y resolverlos en una comprensión plena y franca de su amor. Es posible que hayas de perdonar a tu cónyuge por errores pasados. Pero perdonar es también una extensión presente de gracia a la persona misma. Perdona a tu cónyuge por el hecho de que sea como es, incapaz de satisfacer algunas de tus necesidades. Algunas de las depresiones más serias en el matrimonio resultan cuando el esposo o la esposa piensa: «Pero, Dios mío, ¡yo tengo derecho a tener estos sentimientos! En realidad debo sentirlos, porque él/ella...» Y cuando decimos que tenemos derecho a considerar que nos sentimos engañados, o resentidos, o traicionados, ¡ya estamos en el camino de la depresión! Es posible que te sientas deprimido porque te mantienes en la ira y rehúsas perdonar a la persona que tiene autoridad sobre ti. Hay que conceder que a veces algunos abusan de su autoridad. Pueden que obren mal. Pero tú necesitas perdonar a aquellos a quienes Dios en su providencia ha puesto en autoridad sobre ti. Si te niegas, no te sorprenda si tú y la depresión pasáis a ser compañeros íntimos. 155

educación emocional - Jeder Libros
15. Inteligencia emocional - Grupo ICE
Aspectos Emocionales y cognitivos. - Multiple Sclerosis International ...
Diapositivas "Inteligencia emocional" - Ugel 05
Diapositivas "Inteligencia Emocional" (NUEVO) - Ugel 05
LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA EMPRESA
la resistencia humana ante los traumas y el duelo - Paliativos Sin
Setenta veces siete - reconciliación en nuestra sociedad - Plough
Inteligencia Emocional Biblica - Biblical EQ
Folleto sobre la pornografía - El Cristianismo Primitivo
Marzo 2010 - Llamada de Medianoche
El Deseado de Todas las Gentes E. G. White [Nueva Edicion]
Beatriz y los cuerpos celestes - Lucia Etxebarria (Premio Nadal 1998)
INTELIGENCIA EMOCIONAL - Emagister
Vivir en comunidad — ¿por qué? - Plough