Views
1 year ago

TRAUMAS EMOCIONALES

manera ineludible. Hay

manera ineludible. Hay un sentimiento de deber, de estar en deuda, un mecanismo automático por medio del cual estos cobradores internos se ponen en marcha. Procuramos pagar o satisfacer estos yerros, pagar las deudas que debemos o cobrar las deudas que otro nos debe a nosotros. Si nos sentimos indignados con nosotros mismos decimos: «Debo pagarlo todo.» O si estamos airados con otro, éste debe pagarnos: «Me las pagará.» De esta manera todo el proceso inexorable es puesto en marcha cuando la personalidad es entregada a los atormentadores internos. Son los carceleros que trabajan como cobradores de deudas en esta terrible cárcel. Algunos recuerdan el método de la línea de defensa del equipo de fútbol americano de los «Rams» de Los Ángeles. Media tonelada de carne humana aplastaba a los contrincantes. Los llamaban la «Apisonadora». Jesús nos está diciendo que el que no perdona y no quiere perdonar es entregado a la «Apisonadora» de la culpa, al resentimiento, la ansiedad y la angustia. Estos cuatro producen tensión, conflictos y toda clase de problemas emocionales. El Dr. David Belgum, comentando sobre el hecho alegado de que en nuestros hospitales hasta el 75 por ciento de las personas con enfermedades físicas tienen su enfermedad arraigada en causas emocionales, dice que estos pacientes están castigándose a sí mismos con sus enfermedades; y que sus síntomas físicos y sus colapsos pueden ser sus confesiones involuntarias de culpa (Culpa: Punto de contacto de la Psicología y la Religión, Prentice Hall, p. 54). Causas de los problemas emocionales Hace muchos años llegué a la conclusión de que las dos causas principales de la mayoría de los problemas emocionales entre los cristianos evangélicos son éstas: el fallo en comprender, recibir y vivir la gracia y perdón incondicionales de Dios, y el fallo en ofrecer amor incondicional, perdón y gracia a otras personas. 36 1. El fallo en recibir el perdón. Muchos somos como el siervo de la parábola. Como entendió mal la oferta del señor, pidió una prórroga en el pago. ¿Y qué sucedió? El señor, en su misericordia, le dio más de lo que él había pedido, más de lo que había soñado o incluso presentado en oración; le dejó en libertad y le perdonó las deudas. Pero el siervo no escuchó lo que el señor le dijo. Pensó que su amo le había dado lo que pedía. ¿Y qué había pedido? Paciencia y prórroga del plazo: «Señor, no liquides la cuenta ahora conmigo. Acepta un nuevo pagaré para una fecha más distante, y te aseguro que te pagaré todo lo que te debo.» Y, en su orgullo y necedad moral, pensaba que podía pagar los diez millones de dólares si se le daba un plazo bastante largo. Pero el señor, en su misericordia, hizo borrón y cuenta nueva. Nada de prorrogar el vencimiento. Lo rasgó. Lo canceló y dejó al hombre libre de sus deudas, libre de la amenaza de la cárcel. El pobre siervo apenas era incapaz de creer noticias tan buenas. No podía comprenderlo. No podía vivir a la altura del hecho. No podía gozar de ello. Pensaba que todavía estaba bajo sentencia como deudor, y que simplemente debía estar más tiempo trabajando y ahorrando para poder recoger todo el dinero que debía. Porque no comprendía que la deuda había sido cancelada, los tormentos del resentimiento, la culpa, el esfuerzo y la ansiedad se pusieron a trabajar sobre él. Porque él todavía estaba en deuda, pensaba que tenía que pagar, y así, quería cobrar las deudas de los otros. Muchos hacemos igual. Leemos, oímos y creemos lo que se refiere a la teología de la gracia. Pero no la ponemos en práctica, no es la forma en que vivimos. Cremas en la gracia en nuestra cabeza, pero no a nivel de los sentimientos y la vida práctica con los que nos rodean. No hay palabra que manejemos con más santUrronería. Hablamos de la gracia en nuestro credo, cantamos sobre ella en los himnos. La proclamamos como el distintivo de la fe cristianos: somos salvos sólo mediante la gracia. Pero todo esto es a nivel de la 37

educación emocional - Jeder Libros
15. Inteligencia emocional - Grupo ICE
Diapositivas "Inteligencia emocional" - Ugel 05
LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA EMPRESA
aprende_a_cambiar_tu_estado_emocional_en_15_minutos.doc
El duende quiso madrugar. nº 6
Rie cuando puedas , llora cuando lo necesites-El chojin
Una Apuesta a la Vida N° 269
La revolución de Dios - Plough
Solidaridad Mi Sol - Hermanas Franciscanas Hijas de la MIsericordia
1-¿qué es la pascua joven? - Diócesis de Ciudad del Este
Setenta veces siete - reconciliación en nuestra sociedad - Plough
la resistencia humana ante los traumas y el duelo - Paliativos Sin