05.01.2018 Views

Una Apuesta a la Vida N° 270

Create successful ePaper yourself

Turn your PDF publications into a flip-book with our unique Google optimized e-Paper software.

$80

AÑO 24 - Enero 2018

NÚMERO 270

ABRE LA

PUERTA

A TUS

CONFLICTOS

CONFUNDES

el SER CON

EL ROL

QUE OCUPA?

FOTOS

EN LA CASA

INFLUYEN?

LO QUE

ALEJA

EL DINERO

VERGÜENZA

UNA EMOCIÓN

SOCIAL

H23 años de edición H


¡Amas la vida? Pues no

desperdicies el tiempo,

porque es la sustancia de la

que está hecha.

Benjamín Franklin

en Facebook

Una Apuesta a la Vida

Solicita amistad en:

Silvia Rodríguez Borges

2

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


E D I T O R I A L AÑO 24 - Número 270

ENERO 2018

Silvia Rodríguez

Borges

Directora

Un Maestro Zen, cuando alcanzó la Iluminación expresó:

– ¡Oh! Maravilloso prodigio: puedo ir al pozo, sacar agua, cortar

un poco de madera y regresar.

Uno de sus discípulos le preguntó:

– Maestro, ¿qué hacía antes de lograr la Iluminación?

A lo que el Maestro respondió:

– Ir al pozo, sacar agua, cortar un poco de madera y regresar.

En un determinado nivel de conciencia pasamos a apreciar

las mismas cosas de otra manera. Nada cambia afuera, sólo

nosotros entendemos de forma diferente lo mismo.

Lo que sucede a cada momento, despierta una nueva mirada

llena de admiración o curiosidad para comprenderlo.

Todo produce un asombro indescriptible y uno se siente

más vivo, más consciente.

Es aquietando la mente y observando el milagro de lo cotidiano,

en las más mínimas cosas, que uno empieza a sentir

que la vida en todas sus expresiones es “MAGIA”.

“GUARDA SILENCIO Y MIRA LA DANZA [DE LA CREACIÓN].

SENCILLAMENTE MIRA: UNA ESTRELLA, UNA FLOR,

UNA HOJA MARCHITA,

UN PÁJARO, UNA PIEDRA…

CUALQUIER FRAGMENTO DE DANZA SIRVE.

MIRA. ESCUCHA. HUELE. TOCA.

SABOREA Y SEGURAMENTE NO TARDARÁS EN VERLE A ÉL,

AL BAILARÍN EN PERSONA”.

ANTHONY DE MELLO

5

8

11

16

17

19

20

23

24

26

29

SUMARIO

REFLEXIÓN DEL MES

Abre la puerta

a tus conflictos

SE CUENTA QUE…

Alejandro Magno

y Diógenes

UNA ANÉCDOTA DE MI VIDA

Lo que aleja

el dinero

Sabías que…

El peso del rencor

RELATO INSPIRADOR

El arquero

y la luna

Confundes el

ser con el rol

que ocupa?

Chispas de

sabiduría

Sobre guardar

silencio y hablar

DIALOGANDO CON CHRISTO-

PHE RICHART CARROZZA

Fotos en la casa

¿influyen?

SUPLEMENTO EDUCATIVO

PARA LA VIDA

Vergüenza. Una

emoción social

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270 3


4

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


Reflexión del mes

Son varias respuestas las

que podemos obtener cuando

buscamos el significado de la

palabra conflicto.

“Situación que implica un

problema, una dificultad y

puede suscitar enfrentamientos

generalmente entre

dos partes o pueden ser

más también, cuyos intereses,

valores y pensamientos

observan posiciones

absolutamente disímiles y

contrapuestas”.

Abre la puerta

a tus conflictos

“La gente no puede

descubrir nuevas tierras,

hasta que tenga el valor

de perder de vista la orilla”.

André Gide

ESPACIO DE APOYO

ANÓNIMO

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270 5


Generalmente lo relacionamos con desencuentros

entre personas que pueden ser

compañeros de trabajo, el jefe, un vecino,

amigos, la pareja, el hijo…

También hay conflictos que son con nosotros

mismos cuando nos culpamos, desvalorizamos,

criticamos…

Tomar decisiones es otra circunstancia, ya

que al dudar qué hacer, internamente nos

desestabilizamos.

Los conflictos emocionales, restan bienestar

y requieren ser solucionados

para encontrar paz. Muchas

veces son difíciles de ubicar

porque al no ser visibles

se requiere de

auto-observación

para identificarlos.

Cuanto más tiempo

pasan sin resolverse,

más se agudizan,

hasta que el malestar

se hace insoportable.

Los conflictos se experimentan

de manera

muy negativa.

“CUANDO ATRASAMOS

LA COSECHA,

LOS FRUTOS SE PUDREN,

PERO CUANDO ATRASAMOS LOS

PROBLEMAS,

NO PARAN DE CRECER”.

PAULO COELHO

Sin embargo, éstos suponen una gran

oportunidad para crecer como personas.

Si se solucionan adecuadamente

se restablecen las relaciones,

se afianzan y también nos

conducen a un mayor conocimiento

de nosotros

mismos.

Abrir la puerta a

nuestros conflictos

significa:

Reconocerlos,

afrontarlos, tomar conciencia

de las emociones

que están generando.

Accionar, es lo que permitirá

resolverlos.

¿Por qué demorar y estar restando paz y

bienestar a nuestra vida?

Una manera puede ser escribir todo lo que

nos preocupa.

Analizar con sinceridad si estamos dilatando

la acción o auto-saboteándonos.

Be Reborn

Nos dedicamos a terapias alternativas para

sanar desde tu interior de forma natural.

Diferentes enfermedades como Depresión,

Ansiedad, Obesidad, Pánicos, entre otras.

Realizamos Terapia floral con flores de Bach,

Lectura de Registros akashicos

Biodescodificación

Además ofrecemos productos naturales de la Línea suiza Just

Por cualquier consulta CONTÁCTANOS al Cel: 099252072 | bereborn.terapianatural

6

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


Si el conflicto es en una relación, tengamos

muy presente que lo esencial es elegir cómo y

cuándo actuar. Siempre evaluando las consecuencias.

Qué es lo que voy a decir, explicar,

o qué contexto daré de lo sucedido. No voy

a buscar tener la razón, ni ganar, sólo voy a

plantear lo mío y escuchar al otro.

El diálogo es una herramienta poderosísima

para resolver conflictos si hay una buena

disposición de la otra parte.

NO esperar la respuesta positiva del otro,

es evitar que aumente el dolor. Es uno el que

tiene que sentirse bien y quedar en paz con la

acción que realizó. De lo contrario quedamos

esclavizados y dependientes de la reacción

del otro.

Esto es un gran desafío ya que siempre estamos

en la búsqueda de aprobación.

“UN HOMBRE TIENE QUE ESCOGER.

EN ESTO RESIDE SU FUERZA:

EN EL PODER DE SUS DECISIONES.”

PAULO COELHO

Cuando son conflictos internos, escribirlos

permite que haya más claridad y así analizar

las posibles vías de solución y acción.

Si pasa el tiempo y no hemos obtenido resultados

positivos, es el momento de recurrir

con humildad a los amigos, personas de

confianza o directamente tratarlos con algún

terapeuta.

Recordemos que dentro de nosotros existen

energías que nos conducen al cambio y otras

que nos hacen permanecer en el mismo lugar.

Si no actuamos, lo que produce malestar

hará lo posible por seguir estando.

De esta manera quedamos atrapados en un

círculo vicioso hasta que el insoportable dolor

emocional o las consecuencias físicas de la

aflicción, se conviertan en motivadores para

encontrar soluciones.

Somos los que tenemos la responsabilidad

de afrontar y resolver nuestros conflictos.

La vida está en nuestras manos.

Si nos evadimos, son los conflictos los que

nos poseen.

¿Qué eliges?

Silvia Rodríguez Borges

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270 7


Se cuenta que…

Alejandro

Magno

y Diógenes

Al oír hablar sobre Diógenes, Alejandro

Magno quiso conocerlo. Así que un día en que

el filósofo estaba acostado tomando el sol,

Alejandro se paró ante él.

Diógenes se percató también de la presencia

de aquel joven espléndido. Levantó la

mano como comprobando que, efectivamente,

el sol ya no se proyectaba sobre su cuerpo.

Apartó la mano que se encontraba entre su

rostro y el del extraño y se quedó mirándolo.

El joven se dio cuenta de que era su turno

de hablar y pronunció:

BIODECODIFICACIÓN

DE ENFERMEDADES

Marianela Silva

Terapeuta en

Decodificación Biológica

y Transgeneracional

marianelasilg@hotmail.com - Cel: 094207013

8

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


- “Mi nombre es Alejandro “El Grande”.

Pronunció esto último poniendo cierto énfasis

enaltecedor que parecía más bien aprendido.

–Yo soy Diógenes “el perro”.

Hay quienes dicen que retó a Alejandro

Magno con esta frase, pero es cierto también

que en Corinto era conocido como Diógenes

el perro. Alejandro Magno era conocido en

la polis así como en toda la Magna Grecia.

A Diógenes no parecía importarle quién era, o

quizás no lo sabía.

El emperador recuperó el turno:

- “He oído de ti Diógenes, de quienes te llaman

perro y de quienes te llaman sabio. Me

place que sepas que me encuentro entre los

últimos y, aunque no comprenda del todo tu

actitud hacia la vida, tu rechazo del hombre

virtuoso, del hombre político, tengo que

confesar que tu discurso me fascina”.

- “Por supuesto. No seré yo quien te impida

demostrar tu afecto hacia mí. Querría pedirte

que te apartes del sol. Que sus rayos me

toquen es, ahora mismo, mi más grande deseo.

No tengo ninguna otra necesidad y también

es cierto que sólo tú puedes darme esa

satisfacción”.

Más tarde Alejandro comentó a sus generales:

“Si no fuera Alejandro, me hubiera

gustado ser Diógenes.”

Se dice que en un libro de Osho, está el siguiente

relato que bien complementa el anterior

para reflexionar más en profundidad el

mensaje que contienen ambos textos.

¿Era feliz Alejandro Magno cuando conquistó

el mundo?

Fue uno de los hombres más infelices que

hayan vivido sobre la tierra. Al ver la dicha de

Diógenes sintió envidia.

Diógenes era un mendigo. Ese hombre, que

no tenía nada, le dio envidia a Alejandro.

Diógenes parecía no poner atención en lo

que su interlocutor le comunicaba. Más bien

comenzaba a mostrarse inquieto. Sus manos

buscaban el sol que se colaba por el contorno

de la figura de Alejandro Magno y cuando

su mano entraba en contacto con el cálido

fluir, se quedaba mirándola encantado.

- “Quería demostrarte mi admiración”,

dijo el emperador.

Y continuó: “Pídeme lo que tú quieras.

Puedo darte cualquier cosa que desees, incluso

aquellas que los hombre más ricos de

Atenas no se atreverían ni a soñar”.

Los grandes actos

se componen

de pequeñas obras.

Lao Tzu

ESPACIO DE APOYO

ANÓNIMO

Lic. Daniela Gilio

PSICÓLOGA

Psicoterapia ONLINE

para todo el país y presencial

en Montevideo.

PRIMERA CONSULTA

SIN CARGO

Comunícate al +598 99 571 140

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270 9


Alejandro le confesó a Diógenes:

-Si Dios me concede que vuelva a nacer, le

pediré que, por favor, no me haga Alejandro,

sino Diógenes.

Diógenes soltó una carcajada y llamó a su

perro y le dijo:

-Fíjate las tonterías que dice. En la siguiente

vida quiere ser Diógenes. ¿Por qué

en la siguiente vida? ¿Por qué retrasarlo?

¿Quién sabe nada de la próxima vida? Si incluso

el próximo día es incierto, el momento

próximo es incierto... ¿qué decir de la próxima

vida?

Si de verdad quieres ser un Diógenes, puedes

serlo ahora mismo, aquí mismo. Tira tu

ropa al río y olvídate de conquistar el mundo.

Ésa es la mayor de las estupideces y tú lo

sabes. Y has reconocido que eres desgraciado,

has reconocido que Diógenes se encuentra

en un estado mucho mejor, mucho más

dichoso. Así que, ¿por qué no ser un Diógenes

ahora mismo?

Túmbate aquí, a la orilla del río, donde estoy

tomando el sol. Hay sitio en la orilla para

los dos”.

Reflexión:

¿Esperaremos para ser felices?

¿Para hacer lo que deseamos hacer?

¿Para estar donde deseamos estar?

Lo simple puede llenarnos de regocijo

como lo dice Diógenes al sólo desear

los rayos del sol en el primer relato.

ALQUILER TEMPORADA

Monoambiente para 2 personas Parque del Plata Sur

Ubicado a 200 m del Arroyo Solís Chico

y a 5 cuadras de la PLAYA

Consulta sin compromiso

Cel: +598 97 05 86 27 Tel: 4375 6388

10

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


Una anécdota de mi vida

LO QUE ALEJA EL DINERO

Las experiencias de la infancia marcan la

relación futura con el dinero.

Tienen un rol muy importante la actitud

que mostraron nuestros padres en su manejo

y las creencias o ideas que tenían acerca de él.

Cada uno de nosotros tiene una historia diferente

y es imprescindible revisarla para no

repetir lo mismo.

Si recibimos de ellos comentarios acerca

del dinero que nos potencian, agradezcamos,

y si nos limitan, ahora está en nuestro poder

cambiar.

El primer paso es recordar y tomar conciencia

de las experiencias vividas en la infancia.

Luego, continúa la acción, para cambiar lo

que pensamos que hay que modificar y así

lograr una buena relación con este medio

que nos permite cubrir nuestras necesidades

y gustos.

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270 11


¿Cuándo entramos en el mundo de la

economía?

Cuando pedimos algo y nos dicen SÍ, o NO.

Aproximadamente a los 3 años cuando el

niño comienza a pedir.

Y las respuestas de los padres irán grabando

la relación con el dinero.

Tuve ante mí dos escenarios diferentes.

El de mi madre, que siempre se ocupó de

que tuviera todo lo necesario en cuanto a

vestimenta, educación, alimentación y con

mucho criterio cuando era para los gustos.

Repasando las escenas de mi infancia,

siempre observé que ella guardaba, le costaba

fluir con el dinero, sólo lo gastaba si el

motivo lo justificaba. Había más “No” que “Sí”

en cuanto a lo que pedía.

Para el día de los Reyes Magos, en lo posible,

sí intentaba satisfacer mis deseos.

Hoy comprendo que percibí en muchas situaciones

su miedo a que le faltara.

Cómo no comprenderla, cuando venía de un

hogar en que sólo había lo imprescindible y se

tenía que compartir con muchos hermanos!!!

Recuerdo una de sus anécdotas.

Siendo muy joven, de 15 años, trabajaba en

una peluquería en el centro y su casa estaba

a varias cuadras que eran de tierra, y barro

cuando llovía. Me contó que cuando llegaba al

hormigón, se cambiaba de calzado y lo mismo

hacía al regresar para que así le durara más.

También recuerdo cuando yo era niña que

no me dejó usar alpargatas. Me encantaban!!!

En un acto de fin de año que tenía que representar

a una pastorcita en el pesebre viviente,

tuvo que comprarme. Yo feliz!!! pensando

que luego las usaría. Después de ese

día desaparecieron. Hasta llegué a llorar por

esto. No la entendía y al no tener su contexto

12

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


quizás la juzgué por su proceder.

Alpargata significaba para ella escasez,

pobreza, discriminación…

Esto lo supe después de muchos años.

Hoy es moda, en sus tiempos era significado

de pobreza.

Me enternezco al pensar en las duras experiencias

que determinaban su forma de actuar.

Cuando compraron con mi padre la casa, el

tema dinero ocupó un primer lugar. Todo era:

-“No se puede” -“Hay que ajustar el cinturón”

-“Hay que juntar para pagar la cuota de la casa”…

Fueron muchos años donde había para lo

necesario. No dudo que mi madre tuviera sus

reservas.

Las emociones de los padres con respecto

al dinero se trasmiten subliminalmente aunque

no se expresen.

Puedo resumir diciendo que sentí su miedo,

su inseguridad y la desconfianza de pensar si

“habría para mañana”…

Vi su orden, su honradez, su compromiso

en cumplir la palabra dada cuando alguna

vez, ya que no era habitual, pagaba en cuotas.

La importancia del ahorro, el vivir al contado

para no endeudarse…

El escenario de mi padre fue diferente.

Veía la abundancia del dinero cuando abría

una caja fuerte chica que comparándola con

el cajoncito donde mamá tenía el dinero guardado

con llave, me parecía inmensa y especialmente

cuando lograba mirar a hurtadillas

lo que había. También sabía que su economía

no dependía no sólo de su sueldo como cartero,

sino de otras oportunidades que buscaba y

llevaba a la acción.

Cuando las personas venían a pedirle prestado

dinero, él siempre ayudaba. Sin embargo,

verlo en él, no me ofrecía seguridad porque lo

dirigía a sus gastos y disfrutes y lo mínimo era

para la casa. Para mis gustos, podía pasar un

año entero pidiéndole algo que quería y algunas

veces lo lograba.

Aprecio sus cualidades en un período de su

vida. Pero también vi lo opuesto… Esto me

desconcertó mucho. Sin embargo en sus últimos

días, volví a ver lo positivo. Quizás las

circunstancias de vida lo llevaron a actuar en

forma contraria a su esencia.

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270 13


Hoy, evaluando lo que recibí de ambos, veo

claramente lo que incorporé de uno y de otro.

Lo que me benefició y lo que me limitó.

¿Qué es lo que nos aleja del dinero y no

nos permite tener una buena relación con

él, siendo un medio tan necesario en la vida

cotidiana?

Son las creencias y experiencias sobre el

dinero que se van implantando en el niño,

tanto de sus padres como de otras personas

influyentes. En estos tiempos, también

tienen un importantísimo rol los medios de

comunicación.

Reconocí en mí grabadas las siguientes

creencias:

“El dinero no viene fácilmente”

“Se gana con mucho esfuerzo”

“Puede faltar”

“Hay que trabajar todo el día para poder

pagar y vivir”

“No se puede gastar en disfrutes”

“Hay que rogar para conseguir dinero (esto

tanto con mi padre como con mi madre y a su

vez mi madre pidiéndole a mi padre que cumpliera

con sus compromisos)”.

Si evaluamos nos da este resultado: dinero

igual a dolor, cansancio, esfuerzo, miedo, inseguridad,

impotencia…

¿Qué clase de relación podemos tener con

él, después de estas vivencias?

Cuando en el transcurso de mi vida realmente

me faltó por diferentes circunstancias, sentí

Curso Anual de Marzo a Diciembre

3er. Domingo de cada mes de 10 a 16 hs.

LAURA BONORA

Educadora en INTELIGENCIA EMOCIONAL

Cel: 094 394 853

laubonora@gmail.com

14

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


Si ven el esfuerzo e igual hay carencia, es

motivo de desprecio.

Hacen responsable al dinero, sin entender

que son las creencias que albergamos las que

nos hacen vivir de una manera u otra.

un fuerte impulso para conocerlo profundamente.

¿Qué era el dinero? – me pregunté.

Para entenderlo, tuve que comprometerme

en ir cambiando una a una las creencias

que tenía.

Las que había heredado y que a su vez mis

padres habían recibido de los suyos.

Corté esa cadena de repetición entendiendo

que el dinero es energía, que no es bueno

ni malo, que es el hombre con su acción quien

lo destina. Que es necesario para vivir con

tranquilidad y disfrutar de las maravillosas

oportunidades que nos ofrece la vida.

En la actualidad, he apreciado que muchos

jóvenes lo rechazan porque ven a sus padres

todo el día trabajando. El resultado es cumplir

sólo con los compromisos. Se alejan del

dinero porque eso no es lo que ellos quieren

para sus vidas.

No es mi intención que esto sea sólo una

anécdota de mi vida, sino que motive a reflexionar

a padres, abuelos, tíos, y a cualquier

otra persona, acerca de los mensajes que dan

con respecto al dinero.

La palabra, los gestos, las actitudes, penetran

en lo profundo y son hacedores de la

futura relación que tendrán los niños con el

dinero.

Nosotros, siempre podemos cambiar,

sean cuales sean las historias, experiencias y

creencias que tengamos y que nos hayan hecho

alejar del él.

EL camino que he transitado en este tema,

me motivó a compartir con muchas personas.

Tener otra mirada sobre él, otra relación,

permite abrirnos a su fluidez.

Todos tenemos derecho y somos merecedores

de sentirnos prósperos.

Silvia Rodríguez Borges

“La posibilidad

de realizar un sueño

es lo que hace

que la vida sea

interesante”.

Paulo Coelho

Espacio de Apoyo Anónimo

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270 15


Sabías que…

La tierra ofrece su energía a través de

todas sus expresiones.

Es aconsejable cuando la persona siente

un faltante de energía, acostarse boca

abajo sobre la tierra, con la precaución de

que quede el ombligo en contacto con ella.

Permanecer unos minutos respirando

con conciencia permite recibir por esa parte

de nuestro cuerpo la energía necesaria,

haciendo restablecer el equilibrio. Se puede

repetir las veces que sea necesaria.

Mejor aún si también se apoya la zona de

la pineal o tercer ojo, para entrar en sintonía

con la vibración de la tierra.

La sensación de que el tiempo pasa rápido

se debe en parte a que la Tierra está vibrando

en una frecuencia y nuestro cuerpo

en otra diferente. Ese desajuste se normaliza

apoyando la frente sobre el suelo por

unos 3 minutos.

La función de la saliva es muy importante

y son variadas las funciones que

cumple. Por término medio, producimos

entre uno y dos litros al día. Lo curioso es

que es prácticamente el mismo volumen

que corresponde al líquido que el cuerpo

pierde a través de la orina cada día.

Investigadores del Instituto Pasteur de

París han descubierto un analgésico natural

en la saliva humana que es hasta seis

veces más potente que la morfina para calmar

el dolor.

La nueva sustancia recibe el nombre

de opiorfina, y activa el funcionamiento de

los opiáceos endógenos -los producidos

por el propio organismo- que bloquean las

señales dolorosas.

La doctora Catherine Rougeot, autora del

estudio, confía en que este hallazgo pueda

conducir a una nueva generación de analgésicos

naturales tan poderosos como la

morfina, pero sin los efectos secundarios

adictivos y psicológicos de esta.

Aún hace falta investigación. Están estudiando

si la sustancia está presente en

otros tejidos humanos.

Ituzaingó 407

emb@gmail.com

Ahora encuentras

Una Apuesta

a la Vida

Colonia

Kiosco Regalería

“Petunia” de

Colonia Shopping

16

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


encor

El peso del

Estamos comenzando un Nuevo Año, un

nuevo ciclo.

Qué mejor que alivianar nuestra mochila

de rencores para recorrer los senderos de

nuestra vida ,sin inútiles cargas que enlentecen

nuestro avanzar?

El tema del día era el Resentimiento, y el

maestro nos había pedido que lleváramos

patatas y una bolsa de plástico.

Ya en clase elegimos una patata por cada

persona a la que guardábamos resentimiento.

Escribimos su nombre en ella y la pusimos

dentro de la bolsa. Algunas bolsas eran realmente

pesadas.

El ejercicio consistía en que durante una

semana lleváramos con nosotros a todos lados

esa bolsa de patatas. Naturalmente la

condición de las patatas se iba deteriorando

con el tiempo. El fastidio de acarrear esa bolsa

en todo momento me mostró claramente

el peso espiritual que cargaba a diario y cómo,

mientras ponía mi atención en ella para no

olvidarla en ningún lado, desatendía cosas

que eran más importantes para mí.

Todos tenemos patatas pudriéndose en

nuestra “mochila” sentimental. Este ejercicio

fue una gran metáfora del precio que

pagaba a diario por mantener el resentimiento

por algo que ya había pasado y no podía

cambiarse.

Me di cuenta que cuando hacía importantes

los temas incompletos o las promesas no

cumplidas me llenaban de resentimiento, aumentaba

mi estrés, no dormía bien y mi atención

se dispersaba.

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270 17


La falta de perdón es el veneno más destructivo

para el espíritu ya que neutraliza los

recursos emocionales que tienes.

El perdón es una declaración que puedes y

debes renovar a diario. Muchas veces la persona

más importante a la que tienes que perdonar

es a ti mismo por todas las cosas que

no fueron de la manera que pensabas.

Perdonar y dejarlas ir me llenó de paz y

calma, alimentando mi espíritu.

La falta de perdón es como un veneno que

tomamos a diario a gotas pero que finalmente

nos termina envenenando. Muchas veces

pensamos que el perdón es un regalo para el

otro sin darnos cuenta que los únicos beneficiados

somos nosotros mismos.

El perdón es una expresión de amor. Nos

libera de ataduras que nos amargan el alma

y enferman el cuerpo. No significa que estés

de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.

Perdonar no significa dejar de darle importancia

a lo que sucedió, ni darle la razón a

alguien que te lastimó. Simplemente significa

liberar los sentimientos de dolor y enojo.

El perdón se basa en la aceptación de lo

que pasó.

La falta de perdón te ata a las personas con

el resentimiento. Te tiene encadenado.

“La declaración del Perdón es la clave para

liberarte”. ¿Con qué personas estás resentido?

¿A quiénes no puedes perdonar? ¿Eres tú

infalible y por eso no puedes perdonar los

errores ajenos?

Perdona para que puedas ser perdonado, recuerda

que con la vara que mides, serás medido.

El perdón es la expresión máxima del amor.

“Aligera tu carga y estarás más libre para

moverte hacia tus objetivos”.

-Recuerdos-

Artículo publicado

en la revista de Enero 2006

La Barraca

huerta - jardin - raciones

Lavalleja y Blanes Viale - Tel: 4533 0543

Mercedes

En MERCEDES se puede ADQUIRIR la revista “Una Apuesta a la Vida” en:

GOMENSORO 280 - Cel: 099 195 521

18

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


Relato inspirador

El arquero y la luna

Érase una vez un joven muchacho que quería

ser el mejor arquero del mundo.

Se dirigió un día al que se consideraba

el mejor maestro arquero de su país, y le expresó

su deseo:

-Maestro, quisiera ser el mejor arquero del mundo,

¿qué podría hacer? – preguntó el joven.

-Si quieres ser el mejor arquero del mundo, debes

alcanzar con una de tus flechas a la Luna. Hasta

ahora nadie lo ha conseguido. Tú serías el primero

si lo lograras, y al hacerlo, nadie cuestionaría que

eres el mejor –respondió el maestro.

De este modo, el muchacho decidió seguir el consejo

que le había sido dado. Preparó su arco y sus

flechas, y cada noche disparaba a la Luna que salía

tras el horizonte del mar. Cada noche, perseverante,

sin faltar ninguna vez a su cita, fuera la Luna

llena, menguante, creciente, incluso cuando era

nueva y apenas se adivinaba su leve luz.

Los vecinos y amigos se burlaban de él. “El loco

de la Luna”, le llamaban. Pero él ignorando los insultos,

provocaciones y ofensas, seguía cada noche

en su empeño.

El caso es que nadie sabe si en alguna ocasión

alcanzó la Luna, pero su empeño y los millones de

disparos de flechas que realizó en su intento por alcanzarla

tuvieron un premio secundario: se convirtió,

sin duda, en el mejor arquero del mundo. Era imbatible,

de noche, y por supuesto, a plena luz del día.

La perseverancia para llegar a nuestras

metas, nos va dejando riqueza interior.

La pasión por lograr el objetivo, desarrolla

fortalezas desconocidas que estaban

esperando manifestarse en nuestra vida.

Y esto es más importante para nuestra

evolución que la propia meta.

Alejandro Jodorowsky

FOTOGRAFÍA Y

VIDEO DIGITAL

CARLOS

GEYMONAT

TEL 45342790

ccgeymonat@gmail.com

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270 19


CONFUNDES EL SER

CON EL ROL

QUE OCUPA?

Hace muy pocos días se dialogó en un programa

televisivo, sobre la diferencia entre

el “Ser” de una persona y el “Rol” que ocupa

ya sea en una empresa, en la familia, en la

sociedad…

Durante el día podemos pasar de un rol a

otro: esposa, padre, hijo, empleada, amigo…

El que está detrás de esos roles y permanece,

es el “SER”.

Lo demás es circunstancial.

He visto muchas personas cuyo valor se

sostenía en el rol que desempeñaban y en el

reconocimiento que recibían del entorno por

“estar” en un lugar de poder.

Cuando se jubilaron o por otras circunstancias

inesperadas no estuvieron más en el lugar

en el que se les daba importancia personal, el

vacío ganó sus vidas y las consecuencias extremas

que observé, fueron, tanto llegar

a una depresión profunda, como a una

enfermedad que les afectó significativamente

sus vidas.

FARMACIA

ValentinA

de Marcelo Fregosi B. & Valentina Iiribon A.

Teléfono

4534 3269

Puig 1848

DOLORES - SORIANO

20

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


Un actor está entrenado para representar

determinado personaje. Para tal fin, tiene un libreto

que hace al guión de la obra que se va a

representar.

En la obra puede representar a un mendigo o

cualquier otro papel. Durante la representación,

se debe identificar tanto con el mendigo, que

siente, piensa, sufre y actúa como un mendigo.

Cuando termina la obra y cae el telón, va a

su camarín, se despoja del vestuario correspondiente

y deja al personaje ahí. Hasta aquí

está todo bastante claro.

La energía que les alimentaba externamente,

había desaparecido.

El “Ser” es el observador, el que siempre

está en nuestro interior. Lo demás son juegos

de roles que van y vienen.

Ahora la persona que encarna el personaje

es la misma durante la obra que fuera del

personaje, o sea que la persona permanece sin

cambios, inalterada; cuando termina la obra

deja de identificarse con el personaje y continúa

desarrollándose en su vida normalmente.

Es esencial aprender a des-identificarse de

ellos.

La auto observación, meditación y otras

técnicas de contemplación, permite tener

claridad sobre esto.

Si ocupamos un puesto importante en una

empresa o comisión o en cualquier otro lugar,

“eso NO SOY”, sólo “ESTOY” momentáneamente

ocupando ese rol.

El SER permanece más allá de todo cambio.

En el libro “Yoga del conocimiento” del

Dr. Alfredo Lauría y el Dr. Fabián Ciarlotti, se

ejemplifica este tema.

Una manera sencilla de comprender esta

idea es mediante la analogía con el actor.

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270 21


Sin embargo el Ser permanece detrás de

todos.

Cuando vamos reconociendo y conectándonos

lo que realmente somos, dejamos de

valorar a las personas por sus roles, cualidades,

posesiones, conocimientos, sino que podemos

apreciar su SER.

Es ver más allá.

Gran desafío, ya que lo que hemos aprendido

es que el valor está en los roles que ocupamos

y en el valor que les da la sociedad.

El problema surge cuando la identificación

con el personaje se vuelve tan fuerte

que se confunde la persona total con el rol

que le ha tocado jugar. Por ejemplo, si el actor

se viera limitado por ese personaje y actuara

como si fuera siempre ese mendigo.

Si una persona es capaz de mantener firme

la conciencia de lo que es, la verdadera

persona o el Ser, y emplear el discernimiento,

entonces puede tomar distancia del rol.”

El desafío es diferenciar lo que somos, de

los diferentes roles que vamos desempeñando

en esta gran obra de teatro que es la vida.

Cuando somos conscientes podemos observar

como pasamos de un rol a otro. Nos

encontramos con un amigo se activa el rol de

amiga, nos llama por teléfono una paciente,

pasamos al rol de terapeuta, el hijo hace una

pregunta, se activa el rol de madre, vamos a

un comercio, tenemos el rol de cliente y así

vamos vivenciando durante el día todos estos

cambios externos.

Seguiremos por la vida jugando en los distintos

personajes y no es que no nos importen,

sino que lo esencial es mantener la conciencia

del verdadero Ser.

Esta afirmación la sugiere Eileen Caddy y David

Earl Platts para practicar esta desidentificación:

“TENGO UN CUERPO, PERO SOY MÁS QUE MI CUERPO.

TENGO EMOCIONES, PERO SOY MÁS QUE MIS

EMOCIONES.

TENGO DESEOS, PERO SOY MÁS QUE MIS DESEOS.

TENGO UNA MENTE, PERO SOY MÁS QUE MI MENTE.

TENGO ROLES, PERO SOY MÁS QUE MIS ROLES.

YO SOY YO, UN CENTRO PERMANENTE DE PURA AUTO-

CONCIENCIA Y VOLUNTAD”.

Esta práctica nos lleva a recuperar el punto

de poder, ya que podemos entrar o salir de

nuestros roles y volver a nuestro YO equilibrado,

teniendo más libertad y autodominio.

El valor reside solamente en el Ser, en la

existencia, no en las apariencias o cualidades

y roles transitorios.

22

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


Chispas de sabiduría

Come tú mismo la fruta

En cierta ocasión se quejaba un

discípulo a su Maestro:

“Siempre nos cuentas historias,

pero nunca nos revelas su

significado”.

El Maestro replicó:

“¿Te gustaría que alguien te

ofreciera fruta y la masticara antes

de dártela?”.

Nadie puede descubrir tu propio

significado en tu lugar.

(Anthony de Mello)

“Importa mucho más

lo que pienses

de ti mismo

que lo que los demás

opinen de ti”.

Séneca

Espacio de apoyo

Anónimo

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270 23


Sobre guardar

silencio y

hablar

Nosotros

los indios sabemos del

silencio. No le tenemos miedo.

De hecho, para nosotros es más

poderoso que las palabras…

Nuestros ancianos fueron educados

en las maneras del silencio,

y ellos nos transmitieron ese conocimiento

a nosotros.

RVO

INMOBILIARIA

Administración de propiedades

Martirené 1692 - Tel: 4567 2381

YOUNG – RIO NEGRO

24

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


Observa, escucha, y luego actúa,

nos decían. Esa es la manera de vivir.

Observa a los animales para ver

cómo cuidan a sus crías.

Observa a los ancianos para ver

cómo se comportan.

Observa al hombre blanco para ver

qué quiere…

Siempre observa primero, con corazón

y mente quietos, y entonces

aprenderás.

Cuando hayas observado lo suficiente,

entonces podrás actuar.

Con ustedes es lo contrario. Ustedes

aprenden hablando.

Premian a los niños que hablan más

en la escuela.

En sus fiestas todos tratan de hablar.

En el trabajo siempre están teniendo

reuniones en las que todos interrumpen

a todos, y todos hablan cinco,

diez o cien veces… y le llaman

“resolver un problema”.

Cuando están en una habitación y

hay silencio, se ponen nerviosos.

Tienen que llenar el espacio con

sonidos.

Así que hablan impulsivamente, incluso

antes de saber lo que van a decir.

A la gente blanca le gusta discutir.

Ni siquiera permiten que el otro termine

una frase.

Para los indios esto es muy irrespetuoso

e incluso muy estúpido.

Siempre interrumpen.

Si tú comienzas a hablar, yo no voy

a interrumpirte. Te escucharé.

Quizás deje de escucharte si es desagradable

lo que estás diciendo.

Pero no voy a interrumpirte… cuando

termines, tomaré mi decisión sobre

lo que dijiste, pero no te diré nada si no

estoy de acuerdo, a menos que sea importante...

por el contrario, simplemente

me quedaré callado y me alejaré.

Me has dicho lo que necesito saber…

No hay nada más que decir.

Pero eso no es suficiente para la

mayoría de la gente blanca.

La gente debería pensar en sus palabras

como si fuesen semillas.

Deberían plantarlas, y luego permitirles

crecer en silencio.

Nuestros ancianos nos enseñaron

que la tierra siempre nos está hablando,

pero que debemos guardar silencio

para escucharla.

Existen muchas voces además de

las nuestras. Muchas voces…

Extraído del libro “Ni Lobo ni Perro. Por

Senderos Olvidados con un Anciano Indio”,

de Kent Nerburn. Comparte el autor el testimonio

y las palabras de un indio Lakota.

Los Lakotas, pertenecen a la Gran Nación

Sioux de Norteamérica, poseen una gran riqueza

espiritual y un profundo respeto por

toda la vida visible e invisible.

Recién el “hombre blanco” está prestando

atención a su filosofía de vida y rescatando esa

sabiduría que quedó oculta y hoy está asomando

a la luz y con respeto la estamos integrando.

Poseen grandes pensamientos filosóficos.

El propósito de los Lakotas es “Caminar en

la Belleza”. Esto significa caminar conectados

a la Tierra (parte física) y al Cielo (espiritualidad)

en Armonía

“Uno no puede

pisar dos

veces

el mismo río”.

Heráclito

Espacio de Apoyo Anónimo

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270 25


Dialogando con

Christophe

Richart Carrozza

FOTOS EN LA CASA

¿INFLUYEN?

Siempre supe que las fotografías guardaban

secretos energéticos y que incidían

en nuestra vida. Todo esto sólo era un

pensamiento hasta que muy de cerca vi

sus efectos. La foto de una persona que

ya no está en este plano, despertó ciertas

memorias a nivel físico en un familiar que

inconscientemente tenía muy cerca la

fotografía.

Esto me provocó mucha curiosidad sobre

el tema.

El feng shui tiene su postura con respecto

al lugar que hay que colocarlas.

En esta búsqueda de encontrar más comprensión

sobre el tema, consideré que

Christophe Richart Carrozza era la persona

que podía darme una perspectiva profunda

sobre las fotos en la casa. Este fue el

diálogo que tuvimos.

Silvia - Considero que todo es un paquete

de energía, que todo tiene existencia, vibración

y que interactúa con nosotros. ¿Qué

pasa con las fotos que colgamos en las paredes

de nuestra casa o colocamos sobre diferentes

muebles?

Richart – Ya sea en África o en las selvas

sudamericanas, el encuentro de los autóctonos

con la fotografía les ha provocado miedo y

reacciones iguales a lo que puede pasar cuando

encuentran una brujería. Esa práctica tan

corriente entre nosotros es vista como magia,

hasta a veces como robo del alma de la persona

fotografiada. Cuando lo pensamos de un lado

energético, parece interesante y justo. Un buen

fotógrafo puede revelar en una imagen el carácter

profundo de la persona, su alma.

Obviamente, esos pobladores autóctonos,

creen en espíritus invisibles, pero que es el inconsciente,

del que Jung nos habló (psiquiatra

26

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


muy reconocido). Lo describió como enlazador

de toda la humanidad, un enlace invisible.

Los practicantes de yoga, de reiki y otras

disciplinas energéticas, pueden hablar de lo

que pasa en ese mundo que el ojo enfocado

(mental racional) no ve.

Podríamos decir que cada objeto, cada fotografía,

el dinero mismo, se quedan marcados

con la energía no solamente de lo que representan

esos objetos, sino también con la

energía de la persona que nos lo ha regalado y

su intención. Quizás es una de las razones por

la cual vi muchas veces a Jodorowsky regalar

lo que sus admiradores le regalaban. Él pone

muchas condiciones para ser fotografiado.

Así cuando colgamos fotografías en las

paredes de nuestra casa, nos quedamos con

objetos cargados de energías que pueden, si

somos sensibles, actuar sobre nosotros a un

nivel sutil. Para entenderlo, mirar una foto

nuestra del pasado, de alguna manera nos

conecta a ese pasado o por decirlo de otra

manera nos lleva a una capa de nuestro inconsciente

que corresponde a ese “yo” del

pasado.

Deberíamos recordar nuestra naturaleza

electromagnética y el enlace energético que

se hace con esos medios funcionando en el

mismo nivel energético.

Silvia - ¿Influyen en el estado de ánimo o

en algún otro aspecto?

Obviamente que la influencia es bien real

de esos trozos de nuestra energía que pueden

tener una influencia sobre nuestro presente.

El peso puede ser grande si esas fotografías

nos relacionan con épocas nuestras traumáticas

o con personas amadas que no son más

parte de este plano de realidad.

Creo que la consciencia de nuestra efímera

encarnación es importante, viene también

con la consciencia de la multitud de planos y

dimensiones cercanas de la nuestra.

La persona sensible y consciente puede

utilizar una fotografía para ver cómo se siente

frente a ella y a las personas representadas

del pasado. Si es necesario meditar y

dejar ir esa capa antigua, enterrando la foto

y plantando una lavanda encima. También

podemos utilizar el sentimiento despertado

para perdonar o al contrario sacar la rabia

simbólicamente a la foto o a la persona que

despierta eso.

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270 27


Silvia- ¿Qué es lo que tú piensas acerca de

tener cuadros de familiares o antepasados

que ya no viven?

Richart - Pueden ser un buen adorno para

su altar. Los budistas veneran los ancestros, o

también son la oportunidad de trabajar de múltiples

formas: meditar para avanzar en el conocimiento

del árbol, dejarlos ir conscientemente.

Silvia - ¿Conviene que cualquier escena

familiar esté presente en nuestro hogar a

través de un cuadro?

Richart - No puedo responder de manera

general a esa foto porque depende de la relación

con la familia que cada un@ mantiene. Soy

distanciado físicamente y espiritualmente de la

mía, enfocado en mi propio núcleo familiar. Hacerlas

aparente me parece darle un peso muy

fuerte en el presente, seguir manteniendo lazos

pasados en el presente. Me parece inútil.

Silvia - ¿Y las que tenemos guardadas en la

caja de los recuerdos o en un álbum de fotos?

Richart - Puede ser la oportunidad de abrir

esas minas de recuerdos con sus descendientes

para enraizarlos durante momentos elegidos

o necesarios, pero lo repito con la consciencia

máxima de lo que vivieron nuestros

antepasados

Silvia - ¿Recuerdas alguna experiencia

que puedas compartir con los lectores acerca

de las consecuencias que tuvieron en la

vida de una persona?

Richart - En el conocimiento del árbol

meta genealógico, me recuerdo de alguien visitando

un cementerio y mirando la foto de su

abuelo se daba cuenta que él tenía una fuerte

tendencia homosexual. Eso destapó abusos

familiares secretos y un gran salto de consciencia,

apoyado naturalmente con muchos

actos de psicomagia!!!

Silvia - ¿Qué nos sugieres desde tu

perspectiva?

Richart - El álbum de fotos o la caja me parece

adaptado a sesiones de enraizamiento,

igualmente las fotos son útiles para recrear

el árbol familiar y acompañar a los antepasados

de símbolos positivos realizándolos: por

ejemplo si mi padre quería ser mecánico y hacer

carreras de auto y nunca lo realizó, acompañar

su foto de un autito de carrera, etc. Es

muy bueno tener un altar personal y llenarlo

de símbolos que resuenen en nosotros de

manera positiva!!! Así puede ser con las fotos

energéticamente manejadas y también los

objetos. Doy a veces como consejo psicomágico

a personas que se quedan atadas después

de una separación vender los muebles, hacer

una venta de garaje y si la casa fue compartida,

pintarla de nuevo!!!

Silvia – Mi agradecimiento a Richart por

esta información.

Silvia - ¿Y las que son de la naturaleza?

Richart - El espíritu de la naturaleza se

hace fácilmente olvidable en esta sociedad

decadente en la cual vivimos. Más que fotos,

deberíamos ponernos más en contacto con

ella, cultivando huertas, regando nuestro jardín,

limpiándolo.

28

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


SUPLEMENTO EDUCATIVO PARA LA VIDA

VERGÜENZA

UNA EMOCIÓN

SOCIAL

Uno es verdaderamente libre

cuando deja de sentir

vergüenza de sí mismo.

Nietzsche

Todos alguna vez hemos sentido vergüenza

y es absolutamente natural en el ser

humano.

Brené Brown estudiosa de este tema, plantea

claramente que la vergüenza está muy

relacionada con el miedo a la desconexión, a

quedar fuera del grupo, o del entorno social

que la persona considera importante.

Es miedo al juicio negativo de los otros,

como si perdiéramos una parte importante

de nuestra identidad, de la imagen que proyectamos

al mundo.

Esta emoción puede provenir de:

Algo que hicimos y peligramos nuestra

imagen ante otros.

Algo que pensamos y sentimos y nos juzgamos

internamente.

Algo que dijimos y al evaluar nos

autocriticamos.

Algo que es privado y se hace público…

Las consecuencias son: el miedo a la desaprobación,

al desmerecimiento, sufrir la

crítica y el juicio del entorno, la pérdida de

autoestima, la rebaja de la autoimagen.

Hay un deseo de ocultarse, volverse invisible,

desaparecer de la faz de la tierra, según

la intensidad del hecho.

Por ello es que se considera una emoción

social.

Surge de una evaluación negativa del yo.

Puede provenir de alguien externo que

juzga, o de nuestro interior.

También en algunas ocasiones se vivencia

con anticipación. Imaginariamente se

piensa en la posibilidad de cierta circunstancia

y se teme hacer el ridículo, escuchar

burlas o críticas…

¿Cuándo nace la vergüenza?

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270

29


Los bebés no sienten vergüenza.

A medida que van creciendo y se van relacionando

con los demás, la van desarrollando

porque comprenden que algunos de sus

comportamientos son impropios. Esto ocurre

alrededor de los 2 a 3 años.

Se pueden plantar las semillas de la vergüenza

cuando los padres o maestros comienzan

a criticar delante de los demás.

Motivos como: no hacer correctamente

las cosas, mojarse en la cama, no aprender

fácilmente, tomar aún la leche en mamadera,

usar chupete…

Hay situaciones, en que los padres manipulan

a sus hijos avergonzándolos para

lograr cambios en la conducta. De esta manera

la autoestima del niño va disminuyendo.

Pueden ocasionarse traumas sin ninguna

intención de parte de padres, familiares,

educadores.

En el desarrollo futuro ese niño puede

evitar comunicarse, expresarse con espontaneidad

o accionar, por el miedo a cometer

errores y luego sentirse avergonzado.

Norberto Levy en su libro “La sabiduría

de las emociones”, relata una historia verídica

de una niña de tan solo cinco años que

ejemplifica claramente esta emoción.

“Tenía cinco años y volvía en el autobús

de la escuela a casa. Estaba sentada en el

asiento de atrás con mis compañeros de

parvulario. Cuando ellos señalaron el chorrito

que caía del asiento al suelo les dije

que ya estaba mojado de antes.

Cuando llegamos a mi casa, mi mamá

me alzó y, sorprendida, dijo: “Cariño, ¡te

has hecho pipí!”. Yo me escondí entre sus

brazos como si así pudiera volverme invisible,

desaparecer, no estar ahí… mientras

oía que la maestra decía: “De modo que era

ella quien se había hecho pipí…; y decía que

el asiento estaba mojado…!” Y los chicos

riendo y cantando: “Verónica se ha hecho

pipí! Verónica se ha hecho pipí! La mejor del

curso se ha hecho pipí!”.

“Esos instantes para mí fueron siglos.

Parecía que el comentario de la maestra y

las burlas de mis compañeros habían detenido

el tiempo… Ya en casa, todavía me

acompañaban, no podía dejar de oírlos…

Sentía vergüenza, humillación. Me sentía

descubierta y en falta. Creía que de ahí en

adelante mi vida ya no sería la misma. Sería

señalada por todos por ser la mejor alumna

del curso y haberme orinado encima.

Dos situaciones, para mí, absolutamente

opuestas y excluyentes. O la una o la otra.

Y si se juntaban en una sola persona (yo)

lo único que se podía esperar era la exclusión

y deshonra… Enfrentar nuevamente a

la maestra y mis compañeros me parecía

imposible. Recuerdo que por varios días no

quise volver a la escuela…”

El autor hace un análisis de esta vivencia

donde se muestra el conjunto de factores

que causaron la vergüenza.

La burla de los compañeros con el respectivo

juicio; la oposición entre ser la mejor

30

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


alumna y que haya cometido el error de no

controlar el pis; su imagen que se debilitó

frente al grupo; el juicio de la maestra y de

su madre en voz alta… El cariño y la admiración

lograda entre sus compañeros pareció

desaparecer ante estas reacciones.

Sólo el conocimiento de este tema, puede

lograr la toma de consciencia para evitar estas

situaciones tan dolorosas para los niños,

en etapas que son como arcillas maleables,

fácilmente quedan marcados.

Este diálogo es sobre “la

vergüenza”

que sintió, vivió y vive un

adulto.

¿Tuviste de niña frecuentes situaciones

de vergüenza?

Si, recuerdo que por cualquier cosa sentía

vergüenza.

¿Era alguna persona en especial que te

juzgaba o se burlaba de ti?

No me avergonzaban otros, sino provenía

de mis comparaciones, de lo que veía y no

me gustaba. Frente a mis padres recuerdo

que sentía miedo y vergüenza.

¿Qué situaciones te la hacían sentir?

En la escuela me parecía que no aprendía

nada y siempre me comparaba con los otros y

los veía superior. Tuve vergüenza de mi vestimenta,

de mí misma por las faltas de ortografía

que no lograba superarlas. Recuerdo que

como calificación tenía muchos “deficientes”.

Sentía vergüenza por uno de mis hermanos,

por mi padre que era muy agresivo. No quería

que vinieran a mi casa mis amigos, prefería ir

yo a cualquier otra casa.

invade la decepción, el dolor, la vergüenza y

también me culpo por eso. Lo mismo siento

por mi propia vida en varios aspectos.

¿Algún recuerdo?

Una vez que tuve que entregar la casa

donde vivía, me parecía que todo el mundo

me miraba y criticaba. Es como si siempre la

mirada de los otros estuviera sobre mí.

Siento que todo me da vergüenza, pero

igual saco una fuerza interior para afrontar

y salir adelante. Y creo que la tapo con

la rabia que siento y la expreso a veces con

agresividad. Es como si la tuviera integrada

a mi cuerpo.

¿Qué emociones acompañan la vergüenza?

Impotencia, dolor, culpa, reproche, rabia,

furia, enojo y también una gran tristeza.

Hoy como adulto ¿sigues viviendo circunstancias

donde la sientes?

Esta emoción es como que está siempre

presente en mi vida. Quería a mis hijos perfectos

y ellos no son lo que yo esperaba. Me

31

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270

31


¿Te sucede que a veces actúas y después

sientes esta emoción?

Ahora mido más mi forma de actuar y

mis palabras. Me sucedía frecuentemente

que después de hablar o hacer algo, me

culpaba y avergonzaba. Realmente es un

suplicio que esté tan presente en mi vida

esta emoción.

¿Piensas que son los demás los responsables,

la mala suerte o la casualidad que

te hace atraer estas situaciones?

No, no lo pienso. Sé que soy yo. Además

observo qué cosas a mí me avergüenzan

y a los otros les causa risa o no le dan

importancia.

¿Cuentas con alguna herramienta para

liberar fácilmente estas emociones que se

generan junto con la vergüenza?

Estoy acostumbrada a tapar esta emoción

y a veces no la reconozco. Se me mezcla

también con la culpa. Me critico muchísimo

y sin embargo he logrado cosas importantes

y he tenido fuerza para afrontar situaciones

límites. No me valoro. Me reprocho y avergüenzo

por no haber logrado mejores cosas

en mi vida y en la de mis hijos.

Hace muy poco que descubrí cuánto ocupaba

mi vida esta emoción, la vergüenza.

Por eso aún no me he ocupado de este tema.

Estoy dándome cuenta de lo significativo y

doloroso que es. Esta conciencia de la vergüenza

que tanto siento, sé que me motivará

a sanarla.

Superar la vergüenza

La vergüenza no es buena ni mala, lo importante

es qué sentido tiene para nuestro

crecimiento y qué hacemos con ella.

Es esencial liberar rápidamente esta emoción

para recuperar el bienestar.

Sentir empatía por uno mismo o comprenderse

por el error cometido, calmaría esta

emoción. También se hace posible cuando se

detiene la crítica mental o el enjuiciamiento

propio.

Lo importante es no inmovilizarnos y salir

fortalecidos de esa experiencia con sus

beneficios.

Sugerencias:

Reconocer la vergüenza y aceptarla es el

primer paso. Saber en qué parte del cuerpo

la percibo, qué pensamientos tengo, qué me

está queriendo decir. Puede ser motivadora

para tener más conciencia de sí mismo.

Analizar los mensajes mentales. ¿Qué

pensamientos estoy permitiendo en mi

mente. ¿Son reales? ¿Son interpretaciones

que me desvalorizan? ¿Le entrego mi poder

a otras personas?

Disculparse o comunicar lo sucedido si ha

sido un error cometido. Esto alivia.

32

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


Detener ese murmullo mental de autocrítica.

Esto en el caso que uno mismo con

sus pensamientos se la esté generando.

Recordar de dónde proviene esta emoción,

en el caso de que sea frecuente.

Revisar qué defensas se utilizan. Entre

ellas se puede negar lo que se siente, distanciarse

de los demás, alejarlos para que

no puedan ver nuestros defectos, busca la

perfección para no ser juzgado. Sin embargo

todo esto va disminuyendo la autoestima

poco a poco.

Buscar ayuda si afecta y limita la vida de

manera significativa.

Hablar con alguien de confianza hace

que este malestar disminuya.

La vergüenza es una emoción del ser

humano.

Por lo tanto es necesario integrarla, aceptarla

y no permitir que esto disminuya nuestro

valor personal.

Todos cometemos errores y muchas veces

lo que queremos no se logra. El desafío es

seguir adelante.

No es posible vivir dependiendo de la

opinión del entorno, porque de esta manera

afectamos nuestra identidad. Somos

seres sociales y está bien que cuidemos

las relaciones, pero no esclavizarnos

de la opinión de los demás y perder la

espontaneidad.

Para que tenga un sentido esta emoción

corresponde preguntarse:

¿Qué hay detrás de la vergüenza que

siento?

Detrás de la vergüenza se esconde el

deseo de hacer todo bien para que me

acepten, me valoren, me reconozcan y

me quieran.”

SE NECESITA CONCIENCIA, NO CONDENA…

Y A TRAVÉS DE LA CONCIENCIA

LA TRANSFORMACIÓN SE PRODUCE

DE FORMA ESPONTÁNEA.

OSHO

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270

33


LA CAPRICHOSA

PERSPECTIVA

DEL TIEMPO

Me detengo frente a la urna y sonrío al

comprender cuán irónico puede llegar a ser

el destino.

Un día me lleva a nacer en una familia

sin recursos y años más tarde me encumbra

en la nube del éxito.

Lo que en la juventud se reían de mi austera

y trasnochada indumentaria, hoy me

admiran y tratan de vanagloriarse de haber

sido amigos íntimos en los años del instituto.

La ocupación secreta a la que dedicaba

las tardes y que tanto me avergonzaba, ha

terminado convirtiéndose en mi talento y

profesión.

Tras el cristal, unas viejas zapatillas, me

ayudan a relativizar la gravedad de la vida.

¡Cuánto llegué a odiarlas!

Entonces no podía imaginar que al remendar

una y otra vez sus rotos, para evitar

las burlas, estaba hilvanando el principio de

una dura pero brillante carrera como diseñador

de moda.

Fuente: Microcuentos y otras historias

Pintura de Víctor Mira

REFLEXIÓN: LO

DOLOROSO SE

TRANSFORMÓ EN

POTENCIAL

Muchas de las ilustraciones de esta revista proceden del buscador de imágenes en Google. Si el autor de alguna de ellas desea

que se cambie, puede ponerse en contacto e inmediatamente se suspenderá del medio digital que esté reproducida.

34

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270


ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270 35


Todos estamos inmersos en la consciencia colectiva y

aunque queramos restar importancia al inicio de un

nuevo año, no podemos dejar de sentir que una puerta

se entreabre ofreciéndonos nuevas oportunidades.

Aunque ya hayamos atravesado su umbral, volvamos la

vista atrás.

Reconozcamos agradecidos todo lo vivido y alcanzado.

Cerremos hechos dolorosos, apreciando qué enseñanza

nos dejó para nuestra evolución.

Sin reproches recordemos lo que ha quedado pendiente

en el camino… Quizás relaciones conflictivas sin resolver,

asuntos postergados, metas no cumplidas, emociones

guardadas sin ser liberadas y así puedo enumerar un sinfín

de cosas.

¿Qué haremos para alivianar nuestro actual camino?

Tal vez baste con reconocer toda esa carga y elegir

aquello que decidimos renovar. Soltar o desistir de las

cosas que no podemos llevar sobre nuestros hombros.

Vayamos ligeros de equipaje, abramos de par en par

esa puerta que nos está esperando y caminemos con paso

firme hacia las nuevas realidades que podemos crear.

“NO TE RINDAS QUE LA VIDA ES ESO,

CONTINUAR EL VIAJE,

PERSEGUIR TUS SUEÑOS,

DESTRABAR EL TIEMPO,

CORRER LOS ESCOMBROS

Y DESTAPAR EL CIELO”.

MARIO BENEDETTI

Que este nuevo ciclo que comenzamos juntos sintamos

que el techo es el cielo y él no tiene límites.

Hasta la próxima edición.

Silvia Rodríguez Borges

36

ENERO 2018 - AÑO 24 - Nº 270

Hooray! Your file is uploaded and ready to be published.

Saved successfully!

Ooh no, something went wrong!