Views
4 weeks ago

EL SER POETICO

Esta obra incluye propuestas innovadoras sobre la concepción del arte en general y del poema en particular. Los nuevos conceptos están formalizados en varias definiciones y postulados. También nos proporciona valiosos indicadores que nos permiten diferenciar el Verso Vulgar y las gradaciones que lo llevan al Verso Puro. Por otra parte, propone la solución a la extraña paradoja que los críticos tradicionales han fabricado con la supuesta dicotomía entre “Poesía” y “Prosa”, mientras que la noción del Momento Vital se convierte en un indicador muy importante para la comprensión de lo que es una novela, un relato o un poema en verso. La Visión y la Transfiguración del poema visionario, tal como lo define Carlos Bousoño, cobran nuevos matices.

nas, sino solamente

nas, sino solamente cualidades primarias, por lo que serían los sentidos los que formarían verdaderamente las sensaciones. Otros dirán que la Sensación es una representación confusa de algo externo a los sentidos. Kant afirmó que lo real es lo que corresponde a las condiciones de la Sensación. Por supuesto que la Sensación no sería la cosa misma, sino el medio primario por el que se construye lo sensible externo. Para los propósitos de esta obra, lo que nos interesará habrá de ser lo que vamos a denominar la Sensación Poética. Definición 43: Sensación Poética Encuentro directo de la Intuición con un Estado Puro del Ser Postulado 43 La Sensación Poética es la fuente primaria del conocimiento intuitivo Por lo tanto, no tendrá sentido hablar de alguna clase de Sensación en correspondencia con lo sensible. La Sensación Poética no tiene correspondencia directa con ninguno de los sentidos. Por otra parte no capta sólo la cualidad, sino el concreto del Estado Puro del Ser. Vicente Aleixandre expresa un cúmulo de Sensaciones Poéticas en Sombra del Paraíso Por eso, si beso tu pecho solitario, si al poner mis labios tristísimos sobre tu piel incendiada siento en la mejilla el labio dulce del poniente apagándose, oigo una voz que gime, un corazón brillando, un bulto hermoso que en mi boca palpita, seno de amor, rotunda morbidez de la tarde (“Cuerpo de Amor”) 224

La mayor parte de los críticos tradicionales llamará sinestesia o algo parecido a la Sensación Poética de este racimo de versos. Sobre este particular, es preciso anotar que el poeta no siente en la mejilla “el labio dulce del poniente” con el tacto, ni oye “un corazón brillando” con las orejas, sus sensaciones no tienen nada que ver con los sentidos ni pretende evocar en nosotros sensaciones parecidas con los nuestros. Nada de eso. Sus sensaciones son poéticas, dadas a la Intuición todavía incierta a través del encuentro intuitivo con un Estado Puro del Ser. El cocinero huele el guiso con las narices; la pareja en la cama siente los cuerpos con el tacto; el alumno escucha la lección con el oído; el oficial de la aduana ve el pasaporte con los ojos; el gourmet siente la Paella con el paladar… pero el poeta huele aromas, siente la piel, escucha el viento, ve la morbidez de la tarde y gusta el néctar de las flores, no con los sentidos sino con la Sensación Poética. La vulgaridad de confundir aromas, sonidos, etc. poéticos, con los aromas, sonidos,… que llegan por las narices o por las orejas, bajo el nombre de sinestesia, es una lamentable confusión entre Poema y vida cotidiana, algo que debemos combatir con firmeza Representación La Representación ha sido tipificada como una fantasía intelectual o sensible en Aristóteles. Como impresión estoica, como imaginación cartesiana, como la Idea en Locke, como aprehensión intuitiva o conceptual en Kant o como la forma del mundo de los objetos en su condición de manifestaciones de la Voluntad en Schopenhauer. Las concepciones acerca de la Representación parten desde dos grandes ángulos perceptivos: el psicológico y el epistemológico. Desde el punto de vista psicológico, la Representación se refiere a: 225