Views
7 months ago

EL SER POETICO

Esta obra incluye propuestas innovadoras sobre la concepción del arte en general y del poema en particular. Los nuevos conceptos están formalizados en varias definiciones y postulados. También nos proporciona valiosos indicadores que nos permiten diferenciar el Verso Vulgar y las gradaciones que lo llevan al Verso Puro. Por otra parte, propone la solución a la extraña paradoja que los críticos tradicionales han fabricado con la supuesta dicotomía entre “Poesía” y “Prosa”, mientras que la noción del Momento Vital se convierte en un indicador muy importante para la comprensión de lo que es una novela, un relato o un poema en verso. La Visión y la Transfiguración del poema visionario, tal como lo define Carlos Bousoño, cobran nuevos matices.

el amor será tanto

el amor será tanto mayor cuanto más le “dé” como en el caso de San Pablo, al que ama El amor cristiano es una especie de cláusula de un contrato, mediante la cual el que ama no puede amar a nadie si no es a través del dios sólo así recibirá la recompensa del cielo En este sentido, el amor cristiano, está sometido a la máxima ley cristiana a la ley del castigo y de la recompensa ley fundamental que eleva el egoísmo por encima de toda virtud Desde este momento, el amor, al hacerse utilitario se mercantiliza y se vulgariza hasta la abyección Las palabras de San Pablo también nos sirven para mostrarnos un desliz de gran penitencia: se puede alcanzar la fe sin necesidad de la caridad algo que todos los buenos cristianos lo saben por naturaleza Se concede al Dios el privilegio de emanar amor el que debe atenazar al hombre para volver a Él, como amor de hombre a la exigente divinidad No os alarméis si descubrís que la sotana ha hecho de Dios el monopolio del amor, pues se supone que sólo Él es amor los demás nada más tendríamos el reflejo rosi-pálido-amarillo 240

de su irradiación con el cual amaríamos al prójimo Su mirada se eleva dejando al descubierto el blanco de los ojos mientras que las manos se levantan en muestra de fingida ofrenda Para San Agustín el amor discrepa del uniforme catálogo pues, puede ser bueno, como puede ser malo: todo dependerá de si el amor es al bien o es un amor insano al mal Es un bien el amor del Dios al hombre y del hombre al Dios en cambio el amor del hombre al prójimo será un bien cuando lo sea por amor al Dios o será un mal cuando se base en una inclinación puramente humana Dilectio llamó a la pretendida depravación supuestamente desarraigada del amor al Dios No dudéis en asombraros: el amor al bien eleva el alma hacia el Dios y esa buenaventuranza será su recompensa Como sabéis ningún cristiano hará nada si falta la promesa de ulterior propina Fue así y no de otro modo que San Agustín puso sello a la caridad válida: es aquella virtud por la que se ama lo que debe amarse Esta terrífica sentencia nos deja un abismo insoldable a la interpretación: 241