Views
4 months ago

EL SER POETICO

Esta obra incluye propuestas innovadoras sobre la concepción del arte en general y del poema en particular. Los nuevos conceptos están formalizados en varias definiciones y postulados. También nos proporciona valiosos indicadores que nos permiten diferenciar el Verso Vulgar y las gradaciones que lo llevan al Verso Puro. Por otra parte, propone la solución a la extraña paradoja que los críticos tradicionales han fabricado con la supuesta dicotomía entre “Poesía” y “Prosa”, mientras que la noción del Momento Vital se convierte en un indicador muy importante para la comprensión de lo que es una novela, un relato o un poema en verso. La Visión y la Transfiguración del poema visionario, tal como lo define Carlos Bousoño, cobran nuevos matices.

El ser será libre,

El ser será libre, debido a que habrá encontrado en el Cariño Mutuo la fuerza y la voluntad para aguantar tanta Intuición concentrada El hombre será libre cuando la Intuición se haya realizado y ocupado el lugar que ahora ocupa la egolatría y la astucia Será libre porque el Cariño lo habrá liberado El trabajo habrá hecho la inteligencia; el cariño habrá hecho la intuición, El Hombre será definitivo... Un dibujo del futuro parecía formarse en la pared detrás de las últimas filas. Un futuro que se hacía un fresco de colores a medida que lo pincelaba a plan de miradas; su voz ya no era díscola de agudeces Más bien resonaba en una serenidad que sugería un lecho en una cueva, detrás de una cascada de rumores El arlequín vestía aún su ropa de seda, pero ya no era un arlequín era una transformación continua de sí mismo; como si dentro de él la Intuición hubiera empezado su tarea de sapa para desalojar el egoísmo. Empezaba a ser una forma de lo que decía. Casi podía verse un cuerpo que salía del lugar, a medida que otro entraba en el espacio dejado. Un ectoplasma que disolvía sus electrones en otro ectoplasma, la intuición parecía corporizada. Como una predicción de la metamorfosis de todos los demás, el hombre cambió a Hombre 256

en el centro del hoyo iluminado, que horadaba la negrura del escenario. (¡Cuántos años luz recorrimos entonces!) (¡Cuántas galaxias dejamos a nuestro paso!) Pero antes debemos pasar por las etapas que el Cariño delimita El Cariño debe madurar Aún está verde, por eso es que Cariña con intermediarios Cariña las cualidades; a veces, las hace El Cariño, tal como lo sentimos hoy hace de los pequeños defectos pequeñas virtudes El odio hace de los pequeños defectos grandes defectos Ambos van juntos: Cariño y odio Es que ahora el Cariño aun sin mandamientos ni recompensas es todavía direccional y conlleva la necesidad de luchar por la felicidad del bien Cariñado Esa lucha se expresa en un instinto de conservación compartido: es que si el ser Cariñado no es feliz, el que Cariña tampoco lo será En la ferviente tarea de luchar por la felicidad del ser Cariñado el Cariño se vuelve odio hacia todo lo que amenace esa felicidad En ese, y sólo en ese sentido, debemos entender que el Cariño y el odio son en nuestra etapa incipiente de evolución, inseparables 257