Views
10 months ago

2017-12-01 Muy Interesante Extra Historia

MUY ESPECIAL II GUERRA

MUY ESPECIAL II GUERRA MUNDIAL: EPISODIOS OSCUROS Alan Turing y Bill Tutte Alan Turing (1912-1954), matemático y pionero de la computación que dirigió al equipo descifrador de Enigma, en una imagen de juventud. La máquina de cifrado de mensajes Enigma, inventada por el alemán Arthur Scherbius en 1918 y mejorada en 1930, funcionaba con varios rotores que podían usarse indistintamente. Los operadores nazis llevaban con ellos las instrucciones de cómo debían colocarse esos rotores y cómo cambiarlos periódicamente. Al ser portátil, la máquina ofrecía la posibilidad de ser utilizada en el interior de los carros de combate, los buques de guerra, los submarinos o los bombarderos. Toda la información pasaba al Alto Mando de Berlín. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial,losbritánicosyateníanenmarcha las primeras instalaciones de Bletchley Park, un edificio victoriano cercano a Londres que había sido adquirido por los servicios de inteligencia. Pronto contrataron a un puñado de jóvenes y brillantes matemáticos para configurar el primer equipo de descifradores de Enigma,cuyolíder era Alan Turing, quien ya entonces descollaba como pionero de la computación. Su equipo encontró pautas en los mensajes nazis, pero necesitaba algunos datosconcretosounamáquinaalemana para avanzar en su trabajo. En abril de 1941,unmarinoinglésrescatódelagua una bolsa arrojada desde un buque alemán que contenía datos fragmentarios que ayudaron a Turing a imaginar cómo funcionaba Enigma. Semanas después, los aliados capturaron un submarino alemán que tenía su máquina operativa. Aunque se había dado un gran paso, pronto surgieron nuevas dificultades. Lorenz, la máquina alternativa Losalemanesempezaronatransmitir una porción creciente de sus mensajes mássensiblesatravésdeotrosmedios, entreellos,lamáquinaLorenz,loquedificultó todavía más el trabajo en Bletchley Park. En 1942, Bill Tutte, un estudiante de química del Trinity College que posteriormente se pasó al campo de las matemáticas, recreó sobre el papel un posible modelo de la Lorenz. Su trabajo de desciframiento de la segunda máquina alemana lo hace merecedor de tanto reconocimiento como Turing. En junio de 1943, los expertos británicos en criptoanálisis descifraron 114 del total de 575 mensajes que el Alto Mando alemán en Italia había enviado a Berlín a través del código secreto Lorenz. Aunque el flujo de información descifrado en el código Enigma fue más importante que el logrado en el segundo código, los mensajes alemanes captados a través de este último sistema fueron de gran valor, pues afectaban a las comunicaciones de contenido más reservado de los ejércitos alemanes. Información esencial para la guerra El desciframiento de buena parte de los códigos encriptados de ambas maquinarias alemanas contribuyó a que Londres supieradeantemanoalgunosdelosmovimientos estratégicos del ejército alemán. A partir de entonces, los británicos pudieron localizar las posiciones de los submarinos germanos, muchos de los cuales fueron hundidos. Gracias al esfuerzo conjunto de los descifradores de Bletchley Park, el Alto Mando británico averiguó los problemasdecombustiblequepadecíaelAfrika Korps en el norte de África y filtró a la Unión Soviética los movimientos de las divisiones blindadas alemanas días antes de producirse la decisiva batalla de Kursk. Bletchley Park, el lugar más secreto de Inglaterra Al menos lo fue hasta 1974; ahora, esta mansión victoriana ubicada en una granja a una hora de tren desde Londres se ha convertido en un museo que recibe visitas los fines de semana. Además de ser la cuna de la informática moderna, este lugar reunió a centenares de expertos en criptografía. Su cometido era desvelar los mensajes cifrados con los que se comunicaba el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Al finalizar la contienda, todo el personal de esta base secreta volvió a casa con la obligación jurada de no decir dónde habían estado ni en qué habían trabajado. El servicio de inteligencia británico compró esta hacienda meses antes de que estallara la guerra para dar cobijo al Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno. Miles de jóvenes que brillaban en idiomas, matemáticas o que mostraban algún talento específico fueron reclutados para descifrar los mensajes de la máquina Enigma. Una vez derrotado el Tercer Reich, la base se abandonó y parte de los archivos fueron destruidos. 44 muyinteresante.com.mx Hoy día la base secreta de Bletchley Park es un museo en el que puede verse la maquinaria empleada por Alan Turing. FOTOS: NATIONAL MUSEUM OF COMPUTING/ BLETCHLEY PARK; GETTY IMAGES

La Orquesta Roja En 1929, un agente a las órdenes de Moscú llamado Ernst Kur reclutó al primer “músico” de la Orquesta Roja, nombre genérico que se dio a distintas redes de espías del NKVD y del servicio de inteligencia militar soviético (GRU) en Alemania, Bélgica, Holanda, Francia, Suiza y Japón. Los soviéticos llamaban “músicos” a los operadores de radio que transmitían a Moscú los mensajes cifrados. Fue el grupo de agentes de la Orquesta Roja de Berlín el que advirtió del ataque sorpresa que estaban a punto de lanzar los alemanes contra Rusia, un logroquecompartióconRichardSorge,el hombre de Moscú en Tokio. En 1939, el agente soviético Leopold Trepper estableció las primeras redes de la Orquesta Roja, cuyos tentáculos facilitaron un gran caudal de información a los soviéticos. Los datos filtrados por los agentes dobles contribuyeron activamente a la victoria en el Frente Oriental. El almirante Canaris, jefe del servicio de inteligencia alemán (Abwehr), aseguró que Trepper había sido de vital importancia para el Alto Mando soviético. “Su actuación costó más de 300.000 muertos a Alemania”, reconoció el almirante. Alemanes antinazis Aunque la Abwehr pensaba que los componentesdelaOrquestaRojaeranagentessoviéticos,lociertoesqueenella habíamuchosalemanesqueodiabana los nazis. Entre ellos figuraban artistas, escritores, estudiantes, militares desafectos al Tercer Reich e incluso algunos agentes de la propia Abwehr. Los responsables de las distintas redes de la Orquesta eran fervientes comunistas que arriesgaban sus vidas por la Unión Soviética, pero muchos de los integrantes de base alemanes no sabían que participaban en una organización de espionaje que trabajaba a favor de Stalin. La red berlinesa, controlada por Harnack y Schulze-Boysen, enviaba a Moscú ingentes cantidades de información proporcionada por un círculo cada vez más extenso de alemanes hostiles a Hitler. El fin de la Orquesta Roja comenzó días después de que la Wehrmacht invadiera Rusia, cuando una estación de escucha de la Abwehr interceptó uno de sus mensajes. Hans Kopp, teniente coronel de la Abwehr, ordenó que las estaciones monitoras en Alemania y en los países ocupados prestaran especial atención a la frecuencia en la que sus agentes habían captado ese mensaje. Durante los dos meses siguientes, las estaciones alemanas interceptaron otros mensajes cifrados destinados a Moscú. ¿De dónde provenían? ¿Quiénes eran sus emisores? A mediados de julio de 1941, Kopp fue informado de que la fuente de emisión estaba en el mismo corazón de Berlín. Leopold Trepper, el organizador de la Orquesta Roja. La red desmantelada En agosto de 1942, la Gestapo desmanteló la Orquesta Roja y detuvo a 600 personas en Berlín, Bruselas y París, de las cuales 58 fueron ejecutadas y otras muchas condenadas a cadena perpetua. Finalizada la Segunda Guerra Mundial, los estadounidenses mostraron gran interés por los agentes de las SS, la Gestapo y la Abwehr que habían ayudado a acabar con los miembros de la Orquesta Roja; su objetivo era aprovechar sus conocimientos sobre los servicios de espionaje de la Unión Soviética, una nación que EE.UU. consideró aliada hasta el inicio de la Guerra Fría, momento en que se convirtió en una amenaza para Occidente. Stalin despreció la información de sus agentes dobles FOTOS: GETTY IMAGES; BUNDESARCHIVE El líder soviético era un paranoico. En abril de 1941, cuando Churchill le dijo que los alemanes estaban a punto de invadir su país, Stalin no le creyó. Según su lógica, los ingleses querían engañarlo puesto que el objetivo principal del Reino Unido era acabar con los bolcheviques, y qué mejor manera de lograrlo que empujar a la Unión Soviética a declarar la guerra a Alemania. La información más fidedigna que llegó a Moscú anticipando la invasión alemana provenía del espía Richard Sorge, quien operaba en Tokio, y de la Orquesta Roja –uno de los agentes de esa red de inteligencia soviética mandó a Moscú un documento en el que avisaba del inminente ataque de la Wehrmacht, y el jefe de información lo pasó al dictador soviético, quien tras leerlo escribió al margen una frase ofensiva que aludía a la madre del agente–. El georgiano despreciaba a todo aquel que no participara de su lógica desquiciada. Gente inteligente del entorno más cercano a Stalin sabía que su mal juicio podía llevarlos al desastre, pero ninguno se atrevió a contradecirlo. Soldados soviéticos rindiéndose a las tropas alemanas invasoras en septiembre de 1941. muyinteresante@televisa.cl 45

De esto contaréis a vuestros hijos… - Forum för levande historia
La gran guerra. Del Sena al Vístula - Historia y Verdad
El auge de los totalitarismos - Materiales y recursos para Historia ...
Historia del Holocausto: Panorama General (pdf)
Breve Historia Del Holocausto Nazi. • Página - Mundodescargas.com
LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL – HISTORIA ... - Bibliocuba
36 PREGUNTAS Y RESPUESTAS - The Museum of Tolerance
Desde la casa de los muertos. Sobre la historia europea moderna
Guía de Estudio de Historia Mundial Contemporánea I