Views
3 months ago

2017-12-01 Muy Interesante Extra Historia

MUY ESPECIAL II GUERRA

MUY ESPECIAL II GUERRA MUNDIAL: EPISODIOS OSCUROS Entre el nuevo y el viejo continente Durante la Segunda Guerra Mundial, el futuro presidente estadounidense Dwight David “Ike” Eisenhower (arriba a la derecha, con su esposa Mamie) fue el general al mando de las tropas de EE.UU. en Europa. Allí, la irlandesa Kay Summersby (arriba) fue su chofer, secretaria personal, confidente y amante. desplomó. Lucy fue la encargada de dar la voz de alarma, peronadasepudohacer para salvar la vida del presidente. Conprudencia,Lucyse marchó de Warm Springs antes de que apareciera por allí Eleanor, que supo del fatal suceso por la radio mientras viajaba en auto. Pese a la incómoda situación, Eleanor Roosevelt supo mantener la dignidad en todo momento, especialmente durante los funerales de Estado. Naturalmente, en aquellos momentos no trascendieron los detalles de las circunstancias en las que se había producido el fallecimiento del llorado mandatario. El largo romance entre Franklin Delano Roosevelt y Lucy Page Mercer Rutherfurd no se conocería hasta 1966, tras la indiscreta revelación de un antiguo ayudante del presidente. Una hija de Lucy y un hijo de Roosevelt salieron a la palestra para negar el affaire entre sus respectivos padres, pero los historiadores certificaron la veracidad de la relación. Aventura amorosa en plena guerra Por su parte, el máximo responsable de las fuerzas aliadas en Europa, el general estadounidense Dwight D. Eisenhower, encontró en una mujer perteneciente al cuerpo auxiliar femenino, Kathleen Helen Mary “Kay” Summersby (1908-1975), el apoyo sentimental para soportar el peso de su trascendental misión. Kay Summersby, nacida en Irlanda de padre irlandés y madre inglesa, se alistó en 1939 en el Cuerpo Mecanizado de Transportes británico. Cuando EE.UU. entró en la guerra, Summersby fue asignada como chofer a los militares estadounidenses de alto rango. Según los testimonios, Kay era atractiva e inteligente y tenía unas preciosas piernas. Eisenhower, conocido como “Ike”, llegó a Londres en mayo de 1942. Se le asignó un Cadillac y, como chofer, a la sargento Summersby. Tras saltar la chispa del amor en un viaje a Argel, ya no se separarían en todo lo que quedaba de guerra, excepto durante el tiempo en el que Ike regresaba a Estados Unidos, donde se reencontraba con su mujer, Mamie. La política, por encima del amor Durante los agotadores preparativos del Día D (6 de junio de 1944), Kay estuvo siempre al lado del general, quien agradecía poder conversar con ella de temas que Las amantes de los jerarcas nazis Algunos dirigentes nazis también buscaron fuera de casa el amor y la comprensión que no hallaban en su matrimonio. Uno de ellos fue Martin Bormann, secretario particular de Hitler tras su nombramiento como Jefe de la Cancillería en 1941 y conocido como la “eminencia parda”. Bormann estaba casado con Gerda Buch, con la que tuvo 10 hijos, pero tenía varias amantes, circunstancia que era conocida y admitida por su esposa. Aunque pueda resultar sorprendente, Bormann escribía cartas a su mujer relatando sus conquistas. De entre ellas, la principal fue Manja Behrens, una veinteañera que luego alcanzaría cierta fama como actriz en la Alemania Oriental. El jefe de las SS, Heinrich Himmler, estaba casado con Margarete Boden desde 1928, pero a partir de 1938 tuvo una relación estable con su secretaria, Hedwig Potthast. La mujer de Himmler se enteró de la infidelidad de su marido en febrero de 1941. La familia de Potthast se opuso a esa relación extramarital, pero ella siguió adelante, dándole a Himmler un hijo en 1942 y una hija en 1944. El Führer evita el escándalo. El ministro de Propaganda, Joseph Goebbels, casado con Magda Ritschel, tuvo innumerables amantes, muchas de ellas actrices que querían abrirse paso en la industria del cine, controlada por él. Pero estuvo a punto de perder la cabeza La actriz alemana Manja Behrens (aquí, en 1937) ocupó el corazón del jerarca nazi Martin Bormann. De esta y otras historias amorosas tenía conocimiento su esposa. por la checa Lída Baarová. Goebbels quería marcharse con ella como embajador a Japón, pero Hitler, decidido a evitar ese escándalo, lo obligó a cortar la relación. FOTOS: GETTY IMAGES 58 muyinteresante.com.mx

FOTOS: GETTY IMAGES no fueran militares. Mientras tanto, el general escribía a su mujer lamentando su solitaria vida y asegurando que dedicaba todo el tiempo a sus quehaceres bélicos y que se mantenía alejado de cualquier tentación. Después de la guerra, Ike regresó a Estados Unidos acompañado de Kay, quien obtuvo gracias a él la nacionalidad estadounidense. La relación entre ambos era tan sólida que Eisenhower tenía por entonces la firme intención de divorciarse de su esposa para casarse con ella. Sin embargo, el militar comprendió que, si quería emprender una carrera política y ganarse la confianza de los votantes conservadores, su relación con Kay debía terminar, por lo que decidió regresar a los brazos de Mamie. Nunca más volvieron a verse y el general se convirtió en presidente de Estados Unidos en 1952, siendo reelegido en 1956. Larelaciónnosedestaparíahasta1976,unañodespués del fallecimiento de Summersby, cuando se publicaron sus memorias, tal y como ella había dejado estipulado. Su libro destilaba un comprensible halo de amargura, aunquenorealizabaningúnreprocheasuantiguoamor. De todos modos,Kay dejó escrito en esas memorias que cuando trataron de consumar su amor por primera vez en un hotel de Londres, el general no respondió a lo que se esperaba de él. En el segundo intento, Ike tampoco estuvo a la altura de lo que “la misión” exigía. Aunque esos chascarrillos de habitación pueden ofrecer una imagen frívola de Summersby,la realidad es que ella nunca hizo nada por perjudicar la carrera política de Eisenhower, cuando eso estaba en su mano, por lo que no se puede poner en duda que el amor y el aprecio que sentía por él fueran auténticos. Romance con final dramático También el inefable general estadounidense George S. Patton mantuvo supuestamente una relación extramatrimonialconunajoven,JeanGordon(1915-1946).Jeanera sobrinadesumujer,BeatriceBanningAyer,concretamente hija de una hermanastra,Louise RaynorAyer.Además, tenía la misma edad que su hija pequeña, Ruth Ellen. Patton tenía 50 años cuando se inició el romance, en 1935. Apodado el general “Sangre y Agallas”, estaba entonces destinado en Hawái,y allí entabló una breve relación con su sobrina,que entonces tenía 21 años de edad. En 1944, Jean llegó a Europa como voluntaria de la Cruz Roja y quedó asignada al III Ejército norteamericano. La relación entre tío y sobrina fue retomada en julio de ese año, para disgusto de la mujer de Patton, quien estaba al corriente del affaire. Aunque los historiadores no se ponen de acuerdo sobre la naturaleza de este vínculo, la hija pequeña de Patton, en sus memorias,no dejó dudas acerca de su carácter romántico. AlacabarlaSegundaGuerraMundial,Pattonlecomentó a un amigo íntimo, el coronel Everett Hughes, que se sentía muy feliz en Europa y lejos de su mujer, comparando la vida que le esperaba a su lado con “un infierno”. Escándalo familiar. El general Patton (en la foto de la derecha, con su esposa) encontró en su sobrina Jean Gordon (a la izquierda) a su compañera y amante. Durante los años de la contienda convivieron en Europa, hasta el fatal accidente que acabó con la vida de Patton en 1945. Ella se suicidó poco después. Eisenhower comprendió que, si quería emprender una carrera política, debía terminar su relación con Summersby. Una semana después de la muerte de Patton en un accidente enAlemania,ocurrido el 21 de diciembre de 1945, Jean regresó a Estados Unidos. La viuda del general se reunió con ella en un hotel de Boston para pedirle explicaciones.Ocho días después de esa reunión, que debió de ser bastante tensa, Jean se suicidaría en el apartamento neoyorquino de un amigo,abriendo la llave del gas de la cocina y rodeada de fotos de George S. Patton. Un final verdaderamente trágico para una historia de amor entre tío y sobrina que, como era de prever, no habría de acabar bien. Relax. Para los días de descanso, Franklin D. Roosevelt siempre escogía su casa de Warm Springs, en Georgia. Allí gozaba de la compañía de Lucy Page, antaño su secretaria, y fue en esta mansión (abajo, la sala) donde murió antes de ver acabada la guerra, el 12 de abril de 1945. muyinteresante@televisa.cl 59

De esto contaréis a vuestros hijos… - Forum för levande historia
El auge de los totalitarismos - Materiales y recursos para Historia ...
La gran guerra. Del Sena al Vístula - Historia y Verdad
Historia del Holocausto: Panorama General (pdf)
Breve Historia Del Holocausto Nazi. • Página - Mundodescargas.com
LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL – HISTORIA ... - Bibliocuba
36 PREGUNTAS Y RESPUESTAS - The Museum of Tolerance
Desde la casa de los muertos. Sobre la historia europea moderna
Guía de Estudio de Historia Mundial Contemporánea I