Views
6 months ago

2017-12-01 Muy Interesante Extra Historia

MUY ESPECIAL II GUERRA

MUY ESPECIAL II GUERRA MUNDIAL: EPISODIOS OSCUROS LIBRO La bomba atómica Natividad Carpintero, Díaz de Santos, 2012. Estelibroesuntestimonio del complejo entramado sociopolíticoquecondujoala fabricación de la primera bomba nuclear en el marco del final de la Segunda Guerra Mundialyelcomienzo de la Guerra Fría. Arresto del espía atómico. Bajo un interrogatorio prolongado realizado por un oficial del MI-5, Klaus Fuchs confesó su actividad de espionaje en enero de 1950. En la foto, los responsables de la Comisión de Energía Atómica de EE.UU., Brien McMahon (izq.) y Carl T. Durham (der.), leen en la prensa el titular de la detención del físico alemán en Inglaterra. y que era el principal científico nuclear soviético de la época. No hubo respuesta. Luego decidió llevar más arriba su sospecha y escribió a Sergey Kaftanov,el responsable gubernamental de ciencia. Silencio de nuevo.Inasequible al desaliento,Gueorgui Fliórov escribió directamente al mismísimo Stalin en abril de 1942. Su carta sería leída por Stalin y también por Beria, el temible jefe de la policía y el servicio secreto. Este ató cabos con las informaciones que le habían llegado ya el añoanteriordesusespías,yenparticulardelosCincode Cambridge,losintachablesinglesescaptadosenlaprestigiosauniversidadparafiltrarsecretosalaURSS.Dosde ellos, John Cairncross y Donald Maclean, le habían enviado referencias el año anterior sobre conversaciones angloamericanas a propósito del potencial que tendría unabombaatómica.Enunprimermomento,Beriahabía desestimado la veracidad de estos rumores pensando quepretendíanhacerperdertiempoyrecursosalaURSS en una investigación sin ninguna aplicación valiosa. El peligro ronda sobre la URSS Además de la carta de Fliórov,Beria recibió la evaluación de otro físico sobre un documento filtrado por Cairncross:eraelinformehecho para Churchill en 1941 por un comitéllamadoMAUD (Military Application of Uranium Detonation),un dossier muy teórico y completo en el que los expertos analizaban, por ejemplo, por qué sería esta una bomba de enorme potencial. Beria decidió entonces a empezar a estudiar si ellos también podrían hacer una bomba y, sobre todo, si existía el peligro de que los alemanes obtuvieran una y la lanzaran sobre territorio soviético.El programa soviético,aprobado en la llamada Resolución 2352, quedaría a cargo de Kurchatov, el jefe del científico que había dado la alarma. El informe MAUD –que los ingleses compartieron con los estadounidenses– fue de mucha ayuda para que los esfuerzos nucleares de estos últimos avanzaran con rapidez. Un año antes de que los soviéticos se pusieran Investigación clasificada Administrado por la Universidad de California, el Laboratorio Nacional de Los Álamos (en la foto, una vista de los años cincuenta) se fundó durante la Segunda Guerra Mundial como una instalación secreta para coordinar el desarrollo científico del Proyecto Manhattan, el plan de los aliados para conseguir las primeras armas nucleares. en marcha, en octubre de 1941, el presidente Roosevelt había decidido iniciar el programa nuclear de EE.UU., dirigido por el Ejército de Tierra (también se consideró a laArmada).EltenientegeneralLeslieGrovesyelcoronel James C.Marshall establecieron el primer cuartel general de los científicos participantes en un edificio de la avenida Broadway, en el famoso distrito de Manhattan, en Nueva York, motivo por el cual la iniciativa acabaría conociéndose como Proyecto Manhattan. El recluta perfecto El equipo de hombres de ciencia que se reunió para el proyecto congregaba a las mejores mentes de la época, no solo estadounidenses sino también procedentes de Europa. Algunos de estos intelectuales habían tenido que emigrar por su militancia en partidos comunistas y su simpatía hacia las ideas de la lucha de clases, que por entonces gozaban de gran popularidad y eran consideradas por muchos como la opción política hacia la que el mundo debía avanzar. Entre ellos, el espionaje soviético buscaría a aquellos con más afinidad para intentar que les pasaran información. El alemán Klaus Fuchs,quien había militado en el Partido SocialdemócrataAlemán y luego en el Comunista, fue el principal espía que el KGB pudo reclutar en el equipo del Proyecto Manhattan.Había huido de su país natal en 1933 cuando,tras el incendio del Reichstag,los comunistas fueron culpados del suceso y perseguidos. Obtuvo su licenciatura en Física ya en Inglaterra y allí trabajó como asistente del insigne Max Born, también unrefugiadoyquedécadasdespuésobtendríaelNobel. Con el estallido de la guerra,en un primer momento muchos alemanes fueron internados como medida preventiva. Eso le ocurrió a Fuchs, a pesar de que sus credenciales políticas no hicieran pensar que FOTOS: GETTY IMAGES 62 muyinteresante.com.mx

Los ingleses compartieron con los estadounidenses el informe MAUD, lo que ayudó al avance del esfuerzo nuclear. pudiera ser filonazi sino todo lo contrario. Primero fue llevado a la isla de Man y luego a Canadá, donde entabló contacto con un grupo de simpatizantes comunistas. En 1940, al volver a Inglaterra, entraría a trabajar en el programa nuclear británico pero de manera paralela –a través de las amistades forjadas en el alejamiento canadiense– se puso en contacto con el profesor de la London School of Economics Jürgen Kuczynski,que a su vez lo llevó hastaAlexander,alias de Simon Davidovitch Kremer, el agregado militar de la embajada soviética en Londres, tapadera para sus actividades como espía del GRU (la organización de inteligencia del Ejército Rojo).Este lo reclutó y lo puso a trabajar con Ruth Kuczynski, hermana del profesor universitario, que sería su mensajero. Dentro de los Álamos Fuchs era un físico teórico brillante,altamente valorado por sus jefes británicos, de manera que en 1943 decidieron trasladarlo a la Universidad de Columbia, en Nueva York, para que colaborara con los estadounidenses en el desarrollo de la tecnología de difusión gaseosa, un método para producir uranio enriquecido (el componente clave de la futura bomba atómica).Pronto Fuchs sería llevado directamente al Laboratorio de LosÁlamos,en el desértico estado de Nuevo México. Allí se había trasladado el equipo del Proyecto Manhattan para trabajar en la fase decisiva del desarrollo de la bomba y él sería asignado a la división de FísicaTeórica, dirigida por el también alemán Hans Bethe,otro futuro Premio Nobel.Bethe le encargó trabajar en uno de los temas críticos: la implosión del núcleo fisionable de una bomba de plutonio. Con su traslado, Fuchs perdió el contacto con el espionaje soviético y no lo recuperó hasta principios de 1944 cuando conoció a Harry Gold, un químico de Filadelfia que trabajaba secretamente como emisario para el espionaje soviético. Fuchs le pasaría a él abundante información sobre sus trabajos en el Proyecto Manhattan y sobre la evolución de este. Tras conversar por primera vez con Fuchs, Gold escribió un informe en el que decía, entre otras cosas: “Es un físico matemático, probablemente un hombre muy brillante para haber conseguido este puesto a su edad: aparenta unos 30 años [tenía 33 por entonces]; dimos un largo paseo después de cenar”. En ese paseo Fuchs Delatado por el hermano de Ethel, el matrimonio Rosenberg (abajo) fue condenado a muerte por filtrar secretos nucleares. FOTOS: GETTY IMAGES Caza de brujas a los Rosenberg El 6 de marzo de 1951 comenzó uno de los juicios más criticados de la Historia, el que se siguió contra el matrimonio de Julius y Ethel Rosenberg por pasar secretos nucleares a la URSS. Ambos lo negaron y se mantuvieron desafiantes, pero en realidad lo tenían todo en contra. Con el fantasma de la Guerra de Corea flotando en el ambiente, el juicio estuvo cargado de dramatismo, sobre todo por las decisivas revelaciones del hermano de Ethel, David Greenglass, que lo convirtieron en el temible testigo a cargo del caso. Como parte de su acuerdo con la acusación, David inculpó tanto a su cuñado Julius como a su propia hermana, a pesar de que había exculpado a ésta en un principio diciendo que no había participado en las actividades de su marido. David y su esposa Ruth cambiaron en el último momento su declaración para afirmar que Ethel había transcrito las notas con las informaciones que él mismo había proporcionado, fruto de su estancia en los laboratorios de Oak Ridge y de Los Álamos. No hay clemencia para el enemigo. El matrimonio fue condenado a muerte y el juez Irving Kaufman llegó a responsabilizar a los Rosenberg de “las más de 50.000 muertes por la agresión comunista en Corea”. Las peticiones de clemencia llegadas de todo el mundo no tendrían el más mínimo efecto sobre las autoridades estadounidenses, muy endurecidas y deseosas de dar una lección. muyinteresante@televisa.cl 63

De esto contaréis a vuestros hijos… - Forum för levande historia
La gran guerra. Del Sena al Vístula - Historia y Verdad
El auge de los totalitarismos - Materiales y recursos para Historia ...
Historia del Holocausto: Panorama General (pdf)
Breve Historia Del Holocausto Nazi. • Página - Mundodescargas.com
LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL – HISTORIA ... - Bibliocuba
36 PREGUNTAS Y RESPUESTAS - The Museum of Tolerance
Desde la casa de los muertos. Sobre la historia europea moderna
Guía de Estudio de Historia Mundial Contemporánea I