Views
5 months ago

2017-12-01 Muy Interesante Extra Historia

MUY ESPECIAL II GUERRA

MUY ESPECIAL II GUERRA MUNDIAL: EPISODIOS OSCUROS Bombas nucleares En los últimos compases de la Segunda Guerra Mundial, el bombardero Boeing B-29 Superfortress, conocido como Enola Gay (en la foto), se convirtió en el primer avión en lanzar una bomba atómica (Little Boy), que cayó sobre la ciudad japonesa de Hiroshima. LIBRO XX. Un siglo tempestuoso Álvaro Lozano, La Esfera de los Libros, 2016. Este estudio sobre la historia del siglo XX presenta una centuria marcada a fuego por la guerra y la violencia y, sobre todo, los “hechizos” ideológicos del comunismo, el fascismo y el nazismo. 6 muyinteresante.com.mx y quizá haya aún temas relevantes en los documentos soviéticos. Sin embargo, el secreto realmente importante se reveló en los años 70 cuando se hizo público todo lo relacionado con la ruptura de los códigos alemanes por parte de los aliados (la máquina de cifrado alemana Enigma ylacélebre Escuela Gubernamental de Códigos y Cifrado en Bletchley Park). La fascinación por la contienda A pesar de estas dificultades,el interés por la Segunda Guerra Mundial no hace más que aumentar con el paso del tiempo, y por ello resulta oportuno preguntarse de dónde surge esta fascinación. Aunque no hay una respuesta unívoca, lo más plausible es que se deba a que en Occidente actualmente vivimos en sociedades desmilitarizadas, desprovistas en general de riesgos personales y de decisiones morales trascendentes. Ningún otro periodo marcó tanto, cambió tanto y acabó con tantas vidas como la Segunda Guerra Mundial, ni ofreció tales lecciones morales.Todas las potencias que combatieron fueron llevadas a los límites de la resistencia física y moral. Desde las guerras de religión, tres siglos antes, no se había vivido un conflicto ideológico que provocara tal nivel de odio y de barbarie. El conflicto ofrece una narrativa de colisión entre las fuerzas del bien y del mal que, para la mayor parte de lectores, es menos matizado y complejo que, por ejemplo, la actual pugna entre el islam militante y Occidente. La escala de la Segunda Guerra Mundial fue descomunal e incluso naciones que permanecieron al margen se vieron afectadas: voluntarios españoles lucharon en Rusia –la División Azul–, los neutrales banqueros suizos acumularon oro sustraído a los judíos que estaban siendo asesinados, Brasil declaró la guerra a Alemania en 1942 y envió dos divisiones a Europa. Desde el Pacífico Norte hasta Madagascar, desde los desiertos de África hasta las aguas del Ártico, la escala geográfica del conflicto es un desafío para cualquier historiador. Se trató, asimismo, de una guerra de extraordinarios contrastes: en el Frente del Este, ambos bandos combatieron con fuerzas acorazadas, pero también recurrieron a la lucha a caballo. En agosto de 1942, dos escuadrones de caballería italiana lanzaron la última carga montada de su país, blandiendo sables contra una división de infantería soviética. En la guerra del Pacífico, los soldados combatieron con cuchillos y con la espada samurái al lado de modernas ametralladoras. Los aviones biplanos jugaron todavía un papel en una guerra que generó los primeros cohetes,los primeros bombarderos intercontinentales y, al final de la misma, las primeras armas nucleares. Mujeres y niños lucharon en uniforme al lado de los hombres: niños de 12 años fueron reclutados en Alemania para defender con fanatismo a su patria; regimientos soviéticos de mujeres combatieron en el avance del Ejército Rojo hacia Berlín; cientos de miles de mujeres y niños fallecieron en la guerra de bombardeo contra Alemania y Japón. A lo largo del conflicto murieron más civiles que soldados. Las cifras de la contienda son, sin duda, estupefacientes: si nos atenemos a la fecha canónica del comienzo de la Segunda Guerra Mundial (es decir, sin tener en cuenta la del inicio del conflicto chino-japonés),el 1 de septiembre de 1939 fue el primer día de una lucha que duraría 2.174 días. Números escalofriantes Aquel fatídico día fallecerían los primeros hombres en una guerra que acabaría con 27.600 vidas por día (o 1.150 por hora, o 19 por minuto, o una muerte cada tres segundos). Sin embargo, las frías estadísticas no son suficientes; resulta casi imposible imaginar lo que suponen 60 millones de muertos. Sea o no apócrifa la cita de Stalin de que “una muerte es una tragedia, un millón es solo una estadística”, lo cierto es que muchas veces las cifras menores llegan a ser las más elocuentes: por citar un ejemplo, en la ciudad de Stalingrado, que tenía 850.000 habitantes antes de la guerra, tan solo nueve niños conservaban a sus dos padres vivos cuando finalizó el conflicto. La Segunda Guerra Mundial engloba escenarios casi infinitos y constituye,con las contribuciones historiográficas de los últimos años, un tema casi inabarcable, dado que la bibliografía histórica FOTO: GETTY IMAGES

PELÍCULA Katyn Andrzej Wajda (2007). Esta película recrea uno de los episodios más oscuros de la historia de Polonia: el asesinato de miles de oficiales polacos a manos de la policía secreta rusa en 1940. La verdadera autoría de esta masacre ha estado oculta durante años, sirviendo a distintos intereses. Terror a orillas del Volga. En la batalla de Stalingrado, la Wehrmacht, a pesar de controlar la mayor parte de la ciudad, no fue capaz de derrotar a los últimos defensores soviéticos que se aferraban tenazmente a la orilla oeste del río Volga. En esta foto, un niño posa en dicho escenario en 1945. La literatura sobre el conflicto es abundante y lo mismo puede decirse del séptimo arte, que ha prestado una especial atención a la contienda. FOTO: GETTY IMAGES superaba ampliamente en el año 2000 los 50.000 títulos. Los últimos 20 años de investigación histórica han transformado nuestra comprensión del conflicto, no solo sobre los detalles de su curso militar sino también sobre la forma en la que fueron movilizadas las sociedades, el papel de los frentes internos, la militarización de la cultura, la diseminación de la propaganda y la adaptación de la ciencia y la tecnología para crueles propósitos. La historia de la guerra se ha convertido en el terreno para debatir el efecto que tuvo sobre los que en ella combatieron: la disposición a cometer atrocidades, el comportamiento de ‘hombres normales’ en condiciones excepcionales, el enorme valor de aquellos que resistieron o la experiencia de los civiles que fueron las víctimas propiciatorias de los bombardeos indiscriminados. La literatura sobre el conflicto es también abundante y lo mismo puede decirse del séptimo arte, que ha prestado una atención especial a casi todos sus aspectos. En esas condiciones, resulta pertinente cuestionarse si todavía queda mucho campo para la investigación y el análisis. La respuesta, como ponen de relieve los artículos de esta edición de Muy Historia, tiene que ser necesariamente positiva.Los historiadores se dedican principalmente a la explicación y la contextualización, no al juicio, y existe todavía un enorme margen para la investigación y para los debates sobre lo que sucedió realmente entre 1939 y 1945. Operaciones de engaño Por otro lado, la mayor parte de las obras sobre la misma se dedican a los grandes episodios más populares. Existieron, en realidad, dos “Segundas Guerras Mundiales”: una librada en los campos de batalla,que en sus líneas generales es ya de sobra conocida,y otra mucho más desconocida y,por tanto,apasionante, que suele pasarse por alto. Se trata de una guerra que no centra tanto la atención y que, sin embargo, fue ciertamente relevante para el devenir bélico. Así, las operaciones de engaño, vitales en acontecimientos como el desembarco en Normandía; las atrocidades secretas de ambas partes en el conflicto (que por lo general se han centrado casi exclusivamente en las del Eje), tales como el asesinato de oficiales polacos en Katyn a manos de los soviéticos o los devastadores bombardeos“de área”por parte de los aliados; el terrible destino de los prisioneros de guerra soviéticos tras la guerra; el papel, con frecuencia ignorado o tratado de manera sesgada, de otros países en el conflicto; personajes enigmáticos e interesantes que jugaron papeles destacados (el espía Richard Sorge,al que tanto debió la URSS; el fascinante matemático Alan Turing, los brillantes espías de Cambridge reclutados por Stalin, el misterioso almirante alemán Wilhelm Canaris, etc.); el rol que jugaron los científicos nazis y su recuperación para la Guerra Fría contra la URSS –la controvertida Operación Paperclip, en la que las necesidades armamentísticas pasaron por alto las consideraciones morales–; el Proyecto Manhattan, que finalizó con el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Japón en 1945, síntesis suprema del encuentro de la ciencia con la política y la tecnología que, como sentenció Gandhi, “destruyó los sentimientos más nobles que habían sostenido a la humanidad durante milenios”; la Operación Impensable, ideada por Churchill para acabar con la URSS, y, por qué no, el papel que jugó la vida sentimental de alguno de los protagonistas. Ese conflicto, en gran parte desconocido, es el objeto de este número especial de Historia de Muy Interesante que servirá, sin duda, para revelar a estudiosos del tema aspectos poco o nada sabidos del mismo y que será también de gran utilidad para seguir atrayendo a más lectores hacia ese periodo absolutamente trascendental de la historia de la humanidad. muyinteresante@televisa.cl 7

De esto contaréis a vuestros hijos… - Forum för levande historia
El auge de los totalitarismos - Materiales y recursos para Historia ...
La gran guerra. Del Sena al Vístula - Historia y Verdad
Historia del Holocausto: Panorama General (pdf)
Breve Historia Del Holocausto Nazi. • Página - Mundodescargas.com
LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL – HISTORIA ... - Bibliocuba
36 PREGUNTAS Y RESPUESTAS - The Museum of Tolerance
Desde la casa de los muertos. Sobre la historia europea moderna
Guía de Estudio de Historia Mundial Contemporánea I