Views
10 months ago

LA LEY DEL SAQUEO

Los bienes de los

Los bienes de los sentenciados son repartidos entre los leales De inmediato Marco Antonio y Octaviano parten a Macedonia para derrotar en la Batalla de Filipos al ejército de los asesinos de Julio César Entre ellos, Bruto y Casio, en el año -42 También consideran que es oportuno delimitar una nueva repartija Las provincias de Oriente para Marco Antonio, Italia para Octaviano y algunos territorios sobrantes para Lépido. LA ROMA DE LOS EMPERADORES Octavio sabía que no podía dejar de lado a Marco Antonio y decide que el pacto entre ambos podría ampliarse a la categoría de pacto familiar Para ello le ofrece en matrimonio a su hermana Octavia, pero la pobre Octavia es repudiada por Marco Antonio, desde Egipto Allí estaba en una especie de luna de miel con la reina Cleopatra, luego de los amoríos de ésta con Julio Cesar En el año -36, Octavio empieza a perder la paciencia, arrebata las provincias que el pacto le había concedido a Lépido Con gran publicidad, hace una denuncia a la opinión pública de Roma La denuncia hace saber el intento de Marco Antonio de traspasar provincias romanas a la reina de Egipto y a sus hijos El año -31 el Senado declara la Guerra a Cleopatra, ella y Marco Marco se suicidan después de la derrota en la batalla de Accio 52

Octavio cambia de nombre y de estatus: ya no será Octavio, sino Augusto y en vez de Cónsul, será el primer emperador romano. En total hubo 131 emperadores en Roma, de los cuales nos referiremos a los que, ya por bestias, ya por sabios, han pasado a la historia Citaremos a las bestias, no para darles publicidad gratuita, sino para mostrar lo que Roma era en esas épocas Una cloaca de corrupción y desenfado, solamente igualada por los de la alta cúpula mundial en la actualidad. Octavio Augusto Nace con el nombre de Cayo Octavio Turino, que es el nombre de su padre, con el tiempo, se lo conocería también como Octaviano Pero el futuro emperador cree que Turino carece de la majestad necesaria para nombrar a un hombre de su abolengo Lo elimina de sus tarjetas de visita y se quedó como Octaviano o Cayo Octavio, nombres con eco resonante en victrola de los tiempos Cuando llegó a ocupar el cargo de Emperador, creado exclusivamente para él, el Senado lo llamó Augusto, que viene del latín Augustus Los senadores, dicen que su misión es divina ¡Qué diferencia con la pobreza expresiva del nombre de Turino! ¡No podía ser menos para un emperador que estrenaba el puestito en el erario público! Aquí empieza el gran peso que los pueblos tuvieron que soportar: la creencia de que emperadores y reyes lo eran por gracia divina 53

Breve historia de la caida del Imperio romano - David Barreras
confesiones-de-un-ganster-economico-john-perkins1
robin-lane-fox-el-mundo-clasico-la-epopeya-de-grecia-y-roma
Del saqueo a la conservación: Historia ambiental contemporánea ...
el antiagustinismo político de dante alighieri - Universidad Adolfo ...
El Imperio Ibérico : sus grandezas y decadencias, su influencia en el ...
La guerra de los imperios - Publicaciones Periódicas del Uruguay
Lucio Emilio Paulo y el derecho de guerra - Occidens
una ley novedosa para el sistema canario de seguridad
Hobsbawm_HistoriadelSiglo_XX