Views
6 months ago

CON HEIDEGGER SOBRE NIETZSCHE

Su Voluntad de Poder

Su Voluntad de Poder está mediatizada por las voluntades que se congregan en el parlamento y en las instituciones Sólo un dictador, con apoyo de la fuerza, puede ejercer su Voluntad de Poder sobre aquéllos a quienes ha dominado De esta manera, el verdadero Hombre Superior sería el que ejerce su Voluntad de Poder por el uso de la fuerza, en una sociedad determinada Comparto con Nietzsche el repudio a la plebe, pero debo comparar cada una de las razones por las que lo hacemos ¿Por qué esa inquina contra la plebe, Nietzsche? Porque la rebelión de la plebe comienza cuando el resentimiento se vuelve un valor en sí. “El esclavo no puede crear valores desde sí mismo”, necesita que alguien le diga cuáles valores debe adoptar Pero, según tu teoría, el resentimiento del expoliado por el parásito, en pos de su voluntad de poder, ¿no sería un valor fundamental del ser humano en toda época y espacio? No; el desprecio con que el hombre superior mira a la plebe, no se iguala al odio con que la plebe lo mira a él. El hombre del resentimiento” no es ni franco, ni ingenuo, ni honesto consigo mismo. 102

Su alma mira de reojo; ama los escondrijos, los caminos tortuosos y las puertas falsas. Por supuesto que, cuando te refieres al “hombre del resentimiento” usas el singular para identificar a todos los seres que forman la plebe Por mi parte, detesto a la plebe, al hombre-masa, porque estructura una horda que le permite cobijarse en el anonimato para obrar como lo hace No tiene conciencia de que son individuos con deberes y derechos El marxismo ha identificado muy bien a este tipo de muchedumbre: “las masas” conjunto de individuos manipulables carentes de autoconciencia El actual neoliberalismo, también quiere “individuos” ajenos a los grupos organizados, pues el individuo aislado es manipulable Los conjuntos organizados, como el Nuestro Nosotros, no es manipulable El Planteamiento de un Supuesto 103

Nietzsche y Homero, la vida como voluntad de
nietzsche-el-ocaso-de-los-idolos
26.1 MARIA CECILIA COLOMBANI.pdf - Nietzsche
20130529_112133_6concursoensayo_jorgepena
REVISTA - Universidad Industrial de Santander
El Ocaso de los Idolos (o Como se Filosofa a Martillazos)
Cicerón