Views
3 weeks ago

CON HEIDEGGER SOBRE NIETZSCHE

Por ejemplo, en el

Por ejemplo, en el movimiento de los átomos y de las partículas elementales que conforman la masa de sus aguas Tampoco en el movimiento de todas y cada una de las ondas que diseña en su recorrido, las que siempre son diferentes Ese movimiento no puede ser aprehendido sino parcialmente Por eso, cuando percibimos al río, nuestra percepción es, en este caso, la percepción de un símbolo del río, no el río “en sí” Además, como es cambiante, el río, siendo un Todo, es también parte Por otro lado, el Símbolo es un constitutivo fundamental del Arte en todas sus manifestaciones Por todo lo que sostienes en este punto, asumo que tu opinión y la mía se complementan entre sí La Vivencia Recibo con delicado, pero intenso placer, tu representación sobre el proceso de conocimiento. La invención, la influencia falsificadora de la “creación” poética, justifican el “mito”. Frente al mundo del “cambiante” y “evanescente” devenir, se establece, en interés de la com- 126

prensión y la satisfacción estética de la “fantasía”, un mundo del “ser”, en el que todo aparece verosímil y completo. Haciendo rima con tu concepto, postulo que el ser humano tiene una sensación-representación para modelar esa “fantasía”; la llamo: Vivencia. Tenemos la vivencia de los símbolos que nos representamos, y de las metáforas por las que conocemos el mundo y la historia El Símbolo es propio de todo lo que se relaciona con el hombre y es el que causa nuestra Vivencia Afirmo que conocemos lo objetivo y lo subjetivo vuelto objetivo, por medio de las vivencias de los símbolos y las metáforas Lo que llamamos percepciones está condicionado por las interpretaciones; nunca hay un mero funcionamiento del aparato perceptivo humano, sino que éste opera a lo largo de un sistema de interpretaciones. Otro gran acierto que me apresuro a tomarlo como un gran disparo conceptual. En la percepción tradicional, se considera al Símbolo como la representación de algo diferente a lo que lo representa. Pero eso no quita que también sea el elemento constitutivo de la metáfora, el medio por el que se concreta la expresión de la Relación Interactiva de las partes con el Todo. 127

nietzsche-el-ocaso-de-los-idolos
Nietzsche y Homero, la vida como voluntad de
Risa y jovialidad - Nietzsche
Federico Nietzsche (1844-1900) - Hecho Histórico
26.1 MARIA CECILIA COLOMBANI.pdf - Nietzsche
LA METAFÍSICA DE NIETZSCHE MARTIN HEIDEGGER
Nietzsche, Heidegger y La Gaya Ciencia. Santiago Lario Ladrón
HEIDEGGER Y EL HOLOCAUSTO. Heidegger y el nazismo ...
NIETZSCHE Y LA TRAGEDIA
nietzsche-y-el-cristianismo
LA SENTENCIA DE ANAXIMANDRO MARTIN HEIDEGGER ...
Apuntes para la comprensión de la hermenéutica en Heidegger
El problema de la verdad en Heidegger
Obras de Martin Heidegger
HEIDEGGER: la decapitación de la fenomenología y el ... - Eikasia
Farias Victor, Heidegger y el nazismo
Heidegger en castellano - Ser y Tiempo