Views
6 months ago

CON HEIDEGGER SOBRE NIETZSCHE

Esto es posible por la

Esto es posible por la relatividad del Todo y de la Parte, donde el Todo es parte y la parte es el Todo. Lo que es el Todo con respecto a sus partes, será también parte constitutiva de un Todo mayor, el que, a su vez, será parte… y así sucesivamente; pero, como todo lo que percibimos está en constante proceso de cambio, las percepciones de cada parte del Todo, tienden a ser infinitas. El Todo no es susceptible de ser percibido por la mente, debido a la constante mutación de sus partes. Sólo queda la Vivencia de la parte que percibimos, tal como queda definida. La Metáfora La construcción de metáforas es el instinto fundamental del hombre”, y por este impulso artístico, al que también se le llama simplemente “el impulso mítico”, es llevado, incluso en el dominio de la teoría del conocimiento, a falsas construcciones. El relato histórico no es idéntico al relato narrativo, pues mentir ha dejado de ser algo que pertenezca a la moralidad y se convierte en “desviación consciente de la realidad que se encuentra en el mito, el arte, la metáfora”. Tomemos la definición corriente de la metáfora: 128

“Figura retórica que consiste en identificar un término real con uno imaginario entre los cuales existe una relación de semejanza” Dado que la metáfora está constituida por palabras, y siendo cada palabra un símbolo, llegamos a la conclusión de que el lenguaje es una sucesión de metáforas. La manera cómo metaforizamos la historia es una de las líneas que dividen a las culturas. Sin embargo, debo desplegar en el tapete una de mis mejores cartas: lo que consideramos una metáfora cognitiva desvía únicamente la percepción, no la realidad existente fuera de la conciencia. La realidad, cuando cambiada por el hombre, sólo se debe a la acción constructiva o destructiva ejercida por él directamente en lo objetivo-subjetivo. No hay sujeto-objeto, como agentes separados de la acción, ni la acción separada de aquello que la produce. La separación artificial que los filósofos han hecho entre un supuesto sujeto-activo-que-conoce, por una parte, y un objetopasivo-que-es-conocido, por la otra, ha hecho mucho mal a la teoría del cono-cimiento. De ahí que mi sable de esgrima conceptual no cruza aceros con la tuya, pes ambos postulamos que no existe tal separación. Pero no dejemos de complementar la idea: el sujeto, como parte del Todo relativo, interactúa con el objeto, que también es parte del mismo Todo. Un hombre es tan natural como puede serlo una piedra o un cocodrilo, pero, parafraseando a Marx (a quien detestas sin disimulo alguno) 129

Martin Heidegger (1889-1976)
Nietzsche y Homero, la vida como voluntad de
Textos de Nietzsche
Páginas de historia
20130529_112133_6concursoensayo_jorgepena
arte de curar - Nietzsche
El Ocaso de los Idolos (o Como se Filosofa a Martillazos)
Untitled - Escuela Ideológica
26.1 MARIA CECILIA COLOMBANI.pdf - Nietzsche
Untitled - Universidad de Málaga
nietzsche-el-ocaso-de-los-idolos
01 - 10
GEOGRAFÍA
Desde mi belvedere
Sdvg309QIAo
WtieW5
Excodra XX: La Historia
Cicerón
Historia de la conquista de México
o_19fl95hob1f4k1o2fti11kt31q7va.pdf
La América Central ante la historia
día 27
charles_baudelaire
Leer-El-Socialismo
La España moderna
TOLKIEN
1vkdBivl5
TEORIA CRITICA-MAX HORKHEIMER