Views
9 months ago

CON HEIDEGGER SOBRE NIETZSCHE

forma de la bestia-lidad

forma de la bestia-lidad humana, en su máximo grado. No hay forma de ocultarlo, somos, y sabemos que somos, fetos conscientes condenados a cargar sobre la conciencia la joroba turgente que el sentido de culpabilidad, emergente del miedo y de nuestro verdadero Ser Astuto, ha esculpido en el fondo del subconsciente individual y colectivo. Esta introducción me lleva a la necesidad de estructurar un Teorema El Teorema del Miedo El miedo, como el campo magnético en el cosmos, se expande por la mente humana permanentemente El Corolario del Miedo La Ley del Saqueo se basa y se expresa en el miedo a ser saqueado El precepto del Miedo Haz a los demás lo que no quieres que te hagan a ti, antes que los demás te lo hagan Cualquier repaso de la historia nos muestra que los enunciados propuestos son válidos Ejemplo La tan comentada democracia de la Grecia Antigua, es sólo un resultado de la capacidad de mercadotecnia de sus historiado- 148

es. En la realidad, al igual que todos los grupos humanos del mundo, la historia de Grecia es la historia del robo y del saqueo, ambos idealizados por los constructores de imágenes. Espartanos y Atenieses, por igual, eran asesinos de nacimiento y de vocación. Como los criminales de todos los tiempos, preferían arriesgar la vida en una guerra, robar el botín y traer esclavos para que produjeran lo que ellos debían comer; cada uno de estos “guerreros” pensaba que trabajar honradamente para ganarse la vida, era una muestra de vulgaridad al extremo, en cambio, el robo y el saqueo de los demás, les parecía digno. Aristóteles; defensor de la moral y de las buenas costumbres, se dio cuenta de que el saqueo traía, entre oro y joyas, algo de mayor valor aún: el saqueo institucionalizado traía esclavos. Tanto Esparta como Atenas, si estaban escasos de esclavos eran nada. Los esclavos producían lo que los hombres superiores, poseedores de la voluntad de poder comían. Pues bien, al darse cuenta de la riqueza que los esclavos significaban para Antenas, decidió legalizar la esclavitud, incluyéndolo en las cosas y procesos que no dependerían de los seres humanos sino, de la naturaleza. El gran filósofo de la Ética a Nicómaco, el ilustre, el inmortal Aristóteles, afirmó, sin rubores molestosos, que el esclavo lo era por naturaleza. Ni el mismo Hegel, conocido por su aversión a la masa y a todo lo que significara democracia, se atrevió a ir tan lejos. El fundador de la Lógica, sí, lo hizo con una gran naturalidad. Con ello, los saqueadores y traficantes de esclavos ya tenían el “aval moral” que les permitía usar el látigo sin sen- 149

Martin Heidegger (1889-1976)
Nietzsche y Homero, la vida como voluntad de
Textos de Nietzsche
nietzsche-el-ocaso-de-los-idolos
Páginas de historia
arte de curar - Nietzsche
20130529_112133_6concursoensayo_jorgepena
El Ocaso de los Idolos (o Como se Filosofa a Martillazos)
REVISTA - Universidad Industrial de Santander
26.1 MARIA CECILIA COLOMBANI.pdf - Nietzsche
Untitled - Escuela Ideológica
Untitled - Universidad de Málaga
01 - 10
GEOGRAFÍA
Desde mi belvedere
Excodra XX: La Historia
WtieW5
Sdvg309QIAo
Cicerón
Untitled - Saber ULA
o_19fl95hob1f4k1o2fti11kt31q7va.pdf
día 27
La América Central ante la historia
Historia de la conquista de México
charles_baudelaire
Leer-El-Socialismo
La España moderna
1vkdBivl5
TOLKIEN