Views
6 months ago

CON HEIDEGGER SOBRE NIETZSCHE

Arrogancia N Se olvida

Arrogancia N Se olvida la arrogancia cuando se está entre hombres de mérito (“Humano, demasiado humano”) Estar sólo hace orgulloso (“Humano, demasiado humano”) Los jóvenes son arrogantes, pues frecuentan sus semejantes, todos los cuales, no siendo nada, quieren pasar por mucho (“Humano, demasiado humano”) B La llama, la alpaca y la vicuña, son los únicos animales a los que la arrogancia les sienta bien El arrogante no tiene la culpa de serlo, pues viene con la estupidez El arrogante lo es sólo con los humildes; con los superiores es humilde Ateísmo N El ateísmo es una consecuencia de la elevación del hombre (“Filosofía General”) B: El ateo que lucha contra la existencia de dios es un monje al revés 176

Autor N Ya no quiero leer a los autores que han querido escribir un libro. Leeré sólo a los autores cuyas ideas formen inopinadamente un libro (“Humano, demasiado humano”) Aquél que lleva al papel lo que el “sufre” es un autor triste; pero se convierte en un autor serio cuando nos dice que ha sufrido y por qué ahora descansa en la alegría (“Humano, demasiado humano”) B Escribir es realizar un acto de exorcismo del espíritu ¿Tengo algo que decir? Lo escribo El que escribe sobre lo que sufre, carece del pudor de la quinceañera que escribe un diario íntimo: ésta lo muestra sólo a su mejor amiga; el primero lo hace conocer en masa Autoridad N Donde hay el sentido de obediencia, el “tú debes” no tiene sentido alguno (“Filosofía General”) Así como somos, nos hacemos recalcitrantes ante un “tú debes”. Nuestra moral debe decir: “Yo quiero” (“Filosofía…”) La estimación de la autoridad aumenta en relación a la disminución de fuerzas creadoras (“Filosofía General”) 177

Nietzsche y Homero, la vida como voluntad de
revista completa en pdf - Revista EL BUHO
Historia de Gil Blas de Santillana. Traducida por el padre Isla ...
Descargar ( 15137k ) - Memoria de Madrid
La Gran Invocación - Fundación Lucis
26.1 MARIA CECILIA COLOMBANI.pdf - Nietzsche
Entrelíneas 26
Salvador-Freixedo-Porque-Agoniza-El-Cristianismo.pdf
nietzsche-el-ocaso-de-los-idolos
Historia de las Creencias Religiosas 4