Views
6 months ago

CON HEIDEGGER SOBRE NIETZSCHE

Sobre esta sucesión de

Sobre esta sucesión de sombras claroscuras, postulo que un río, por ejemplo, es el símbolo de sí mismo Ni los sentidos ni la razón pueden captar el río en toda su riqueza singular ni en toda su integralidad No pueden captarla, por ejemplo, en el movimiento de sus átomos y de sus partículas elementales De aquéllas que conforman la masa de sus aguas, ni en el movimiento de todas las ondas que diseña en su recorrido, Cada una siempre es diferente de las demás y de sí misma Ese movimiento es aprehendido parcialmente Por eso, cuando percibimos al río, nuestra percepción es, en este caso, la percepción de un símbolo del río No es el río “en sí”; y como es siempre cambiante, el río, siendo un Todo, es también parte de sí mismo Por otro lado, el Símbolo es el constitutivo patriarcal del Arte en todas sus manifestaciones Cuando nos referimos al poema, tal como lo describes, sabemos que las palabras son símbolos concatenados Cada concatenación es una metáfora 20

Sin embargo, lo que distingue el lenguaje poético del cotidiano, es el tipo de lenguaje que usa El lenguaje poético es un lenguaje estilizado El lenguaje cotidiano es burdo y descuidado De esa diferencia provienen dos de los lemas de mi estandarte ético-estético: Quien escribe como habla, escribe mal Quien pretende hablar como escribe, habla con artificio Por todo lo que sostienes en este punto, asumo que tu opinión y la mía se complementan entre sí (Tengo conciencia de que cada vez soy más atrevido) La Vivencia Recibo con delicado, pero intenso placer, tu representación sobre el proceso de conocimiento. La invención, la influencia falsificadora de la “creación” poética, justifican el “mito”. Frente al mundo del “cambiante” y “evanescente” devenir, se establece, en interés de la comprensión y la satisfacción estética de la “fantasía”, un mundo del “ser”, en el que todo aparece verosímil y completo. 21

Nietzsche y Homero, la vida como voluntad de
26.1 MARIA CECILIA COLOMBANI.pdf - Nietzsche
nietzsche-el-ocaso-de-los-idolos
20130529_112133_6concursoensayo_jorgepena
El Ocaso de los Idolos (o Como se Filosofa a Martillazos)
REVISTA - Universidad Industrial de Santander
Cicerón