Views
1 month ago

CON HEIDEGGER SOBRE NIETZSCHE

Claro que sí. Los

Claro que sí. Los vocablos “infeliz” y “digno de lástima” señalan al hombre vulgar, como esclavo y animal de carga. Los bien nacidos son hombres íntegros, de fuerza y siempre activos, lo que la plebe no es. En la plebe, la felicidad no radica en la acción, como en el hombre superior, sino en la quietud, en la paz. Sin embargo, las guerras campesinas desde el siglo XVII y los alzamientos de los trabajadores, no son reflejos de la pasividad que les atribuyes El hombre del resentimiento no es ni franco, ni ingenuo, ni honesto consigo mismo. Su alma mira de reojo; ama los escondrijos, los caminos tortuosos y las puertas falsas. El hombre noble honra a su ene-migo; es digno de respeto, por ser superior; si no lo fuera, no será enemigo. En cambio, la plebe considera que el enemigo es el “malo” y se autocalifica como el hombre “bueno” En realidad, la historia, tal como la interpretamos, a sugerencia tuya, Nietzsche, muestra que todo grupo humano identifica como malos al enemigo y como buenos a los miembros del propio grupo. Es decir, esa identificación no es privativa de lo que llamas la plebe. Las guerras entres ingleses y franceses, entre alemanes y americanos… muestran que los respectivos estandartes son los de los buenos y los otros, de los malos, no importa el motivo de la guerra o de las batallas. 40

Las aves rapaces Nada hay de extraño si los corderos guardan rencor a las aves rapaces, por lo débiles. Las aves rapaces dicen: “no estamos enojados con los corderos; nada hay más sabroso que un corderito” Exigir de la fortaleza que no sea un querer dominar es tan absurdo, como exigir que la debilidad sea fuerza Sobre el particular, ese imperativo aceptar el hecho de que el ser humano, por instinto, guarda una sana repugnancia por las aves rapaces; entre ellas, el parásito que se hace nombrar “noble” y los políticos de todas las estofas. Un quantum de fuerza es un quantum de pulsión, de voluntad de actividad que el ser superior tiene. Yo sé que mis obras son conocidas como escuela de recelo, de desprecio, temeridad Usar ese quantum de fuerza para dominar a los débiles es un sinsentido propio del hombre superior. La fuerza de un verdadero guerrero va dirigida a otros como él, de lo contrario, el quantum de fuerza es solamente un quantum de verdugo. “Hablo de la moral inmoral… hablo desde fuera de la moral, lo hago desde más allá del bien y del mal” Ésa es la verdadera punción de fortaleza que encierra tu visión, Nietzsche y el motivo de nuestra admiración por ti, pues al de- 41

Nietzsche y Homero, la vida como voluntad de
nietzsche-el-ocaso-de-los-idolos
REVISTA - Universidad Industrial de Santander
26.1 MARIA CECILIA COLOMBANI.pdf - Nietzsche
Descargar ( 21293k ) - Memoria de Madrid
20130529_112133_6concursoensayo_jorgepena
Historia de Gil Blas de Santillana. Traducida por el padre Isla ...
revista completa en pdf - Revista EL BUHO
Descargar ( 15137k ) - Memoria de Madrid
Aproximaciones pedagógicas al estudio de la Educación Corporal
La Gran Invocación - Fundación Lucis
El Ocaso de los Idolos (o Como se Filosofa a Martillazos)
Historia de Gil Blas de Santillana; novela. Traducción del P. Isla
Serie Filosofia Española Vol 10_1999.pdf - Universidad de Navarra
la esencia del poder - Frente de Afirmación Hispanista