Views
6 months ago

CON HEIDEGGER SOBRE NIETZSCHE

Un ejemplo La tan

Un ejemplo La tan comentada democracia de la Grecia Antigua, por ejemplo, es sólo un resultado de la capacidad de mercadotecnia de sus historiadores. En la realidad, al igual que todos los grupos humanos del mundo, la historia de Grecia es la historia del robo y del saqueo, ambos idealizados por los constructores de imágenes. Espartanos y Atenieses, por igual, eran asesinos de nacimiento y de vocación. Como los criminales de todos los tiempos, preferían arriesgar la vida en una guerra, robar el botín y traer esclavos para que produjeran lo que ellos debían comer; cada uno de estos “guerreros” pensaba que trabajar honradamente para ganarse la vida, era una muestra de vulgaridad al extremo, en cambio, el robo y el saqueo de los demás, les parecía digno. Aristóteles; defensor de la moral y de las buenas costumbres, se dio cuenta de que el saqueo traía, entre oro y joyas, algo de mayor valor aún: el saqueo institucionalizado traía esclavos. Tanto Esparta como Atenas, si estaban escasos de esclavos eran nada. Los esclavos producían lo que los hombres superiores, poseedores de la voluntad de poder comían. Pues bien, al darse cuenta de la riqueza que los esclavos significaban para Antenas, decidió legalizar la esclavitud, incluyéndolo en las cosas y procesos que no dependerían de los seres humanos sino, de la naturaleza. El gran filósofo de la Ética a Nicómaco, el ilustre, el inmortal Aristóteles, afirmó, sin rubores molestosos, que el esclavo lo era por naturaleza. Ni el mismo Hegel, cono- 60

cido por su aversión a la masa y a todo lo que significara democracia, se atrevió a ir tan lejos. El fundador de la Lógica, sí, lo hizo con una gran naturalidad. Con ello, los saqueadores y traficantes de esclavos ya tenían el “aval moral” que les permitía usar el látigo “legalmente”. Cuando leemos estos párrafos, quedamos confundidos al enterarnos que Nietzsche no conociera que los hombres superiores, los que detentan la voluntad de poder, ya habían existido desde la aparición de los grupos humanos, divididos por el miedo. EL ETERNO RETORNO DE LO MISMO ¿Cuál es tu opinión, respetado Heidegger, de eterno retorno de lo mismo, tal como lo plantea Nietzsche? Nietzsche comprende todo “sentido” como “fin” y “meta”, pero, fin y meta como valores. De acuerdo con ello, puede decir: “La absoluta carencia de valor, de sentido, la carencia de meta en sí, es el principal artículo de fe” del nihilista” Sin embargo, una vez que los nuevos valores impuestos por la cofradía de los hombres superiores estén en vigencia, seguramente tendrá algo que ver con la identificación de metas 61

Nietzsche y Homero, la vida como voluntad de
20130529_112133_6concursoensayo_jorgepena
26.1 MARIA CECILIA COLOMBANI.pdf - Nietzsche
nietzsche-el-ocaso-de-los-idolos
El Ocaso de los Idolos (o Como se Filosofa a Martillazos)
Cicerón
REVISTA - Universidad Industrial de Santander