Views
6 months ago

CON HEIDEGGER SOBRE NIETZSCHE

percepción de

percepción de Nietzsche, sobre los cuales formulamos nuestras indagaciones, pones de relieve la lógica que une todos esos conceptos, de manera tal, que la esencia de esa unidad, sería, en mi percepción, la interacción de los cinco momentos. No habría necesidad de alguna ontología o alguna óntica para la determinación de esa esencia, más bien, ése sería un campo que entraría en la jurisdicción de la interacción de esos momentos entre sí. Tal vez habría un nuevo campo de estudio en la filosofía para identificar ese momento, al cual podríamos denominar “Iterrelacionalogía” El pensamiento de Nietzsche se mantiene en el movimiento interno de la verdad en la medida en que, abarca con la mirada la totalidad y percibe la consonancia de todas. Las preguntas al respecto serían: ¿en qué tiene su fundamento la unidad esencial de la metafísica? ¿Dónde tiene su origen la esencia de la metafísica? Recordemos que la metafísica de Nietzsche es caracterizada como la metafísica de la voluntad de poder A una voluntad de poder que es absoluta y que se conserva por el acrecentamiento que exige, a su vez, el eterno retorno de lo mismo, le corresponderá un tipo de justicia que no sea otra que la fijación constante de esa voluntad de poder El qué y el cómo de la Justicia 80

En el pensamiento de Nietzsche queda oculto qué y cómo la “justicia” es el rasgo esencial de la verdad, por lo tanto, no es lícito elevar la expresión fundamental “justicia” al rango de título principal de su metafísica. Metafísica es la verdad del ente en cuanto tal en su totalidad. La metafísica de la subjetividad incondicionada y acabada piensa, sin decirlo, la esencia de sí misma, o sea la esencia de la verdad, como justicia. Es de suponer que cuando te refieres a la justicia como esencia de la verdad, hablas de la verdad impuesta por la voluntad de poder. Queda aún la pregunta acerca de qué pueblos y qué humanidad estarán sometidos de modo definitivo y anticipador a la ley de la pertenencia de la incipiente historia del dominio de la tierra. Ya no es, en cambio, una pregunta sino que está decidido cuando dice: “Se acerca la época en la que se emprenderá la lucha por el dominio de la tierra, se la emprenderá en nombre de doctrinas filosóficas fundamentales” Podríamos adelantar que los pueblos escogidos serán sobre todo, los que han llegado a cierto grado de desarrollo material y tecnológico que les permita hallar el tiempo necesario para establecer cuáles, en cada grupo humano, serán los rasgos distintivos de su voluntad de poder El fin de la Filosofía 81

Nietzsche y Homero, la vida como voluntad de
revista completa en pdf - Revista EL BUHO
Historia de Gil Blas de Santillana. Traducida por el padre Isla ...
Descargar ( 15137k ) - Memoria de Madrid
La Gran Invocación - Fundación Lucis
Entrelíneas 26
Salvador-Freixedo-Porque-Agoniza-El-Cristianismo.pdf
Historia de las Creencias Religiosas 4
nietzsche-el-ocaso-de-los-idolos
El lugar y las funciones de la historia - unesdoc - Unesco