Views
1 month ago

CON HEIDEGGER SOBRE NIETZSCHE

Su servilismo atávico

Su servilismo atávico no les permite el desdén para los que tienen cuentas en los bancos; por eso es no llegan a ser “hombres superiores” En su delirio han encontrado un ritmo al que se mueven, extasiados, en dos dimensiones anquilosadas: el indigenismo y el marxismo El hombre-masa está en el gobierno, comiendo a cuatro carrillos y dibujando la caricatura más espantosa de nuestro país Ninguno de ellos, masa o líder, tiene noción acerca de lo que es el individuo, ni la conciencia de la propia individualidad Sé, estimado Nietzsche, que consideras al grupo humano como el cerrojo histórico que no permite la libertad del individuo Por su parte, el indigenismo y el marxismo crean plebes en forma de hordas en las que no hay instituciones Sólo existe la relación horda-líder Cuando salen a las calles exigen hablar con el Presidente, pues, en su calidad de plebe, sólo reconocen al líder Como espectador de todo este proceso, comprendí que para ser Hombre Superior hay una condición necesaria y suficiente 88

En primer término, el ente que conforma las masas adquiere consciencia de lo que es el individuo dentro del grupo Que logre reflejos luminosos de su propia individualidad Una individualidad dentro del grupo, un Yo en el Nosotros Eso es algo que nuestra plebe no tiene Quienes ahora gobiernan en mi país, y las masas humanas que los respaldan, a pesar de tener “el poder”, siguen siendo plebe De esta manera, tu “hombre superior” es cualquier ser humano que detenta el poder de decidir qué podrán y no podrán hacer los demás Tu “hombre superior”, para ser tal, necesita La Voluntad de Poder de un Señor, uno de tus grandes paradigmas Pero, quienes están en el poder siempre están solos; a todo “hombre superior” le es difícil identificar en quién debe confiar El presidente del gobierno indígena de Bolivia no confía en los médicos bolivianos, ni siquiera para una constipación nasal o de la garganta Más bien confía en el gobierno cubano para que le realicen algún examen físico y otorgarle el certificado socialista de buena salud 89

Nietzsche y Homero, la vida como voluntad de
nietzsche-el-ocaso-de-los-idolos
REVISTA - Universidad Industrial de Santander
26.1 MARIA CECILIA COLOMBANI.pdf - Nietzsche
Descargar ( 21293k ) - Memoria de Madrid
20130529_112133_6concursoensayo_jorgepena
El Ocaso de los Idolos (o Como se Filosofa a Martillazos)
Historia de Gil Blas de Santillana. Traducida por el padre Isla ...
revista completa en pdf - Revista EL BUHO
Descargar ( 15137k ) - Memoria de Madrid
Aproximaciones pedagógicas al estudio de la Educación Corporal
La Gran Invocación - Fundación Lucis
Historia de Gil Blas de Santillana; novela. Traducción del P. Isla