Views
4 months ago

JuguetesAfricanos

Hablar del juego del niño africano es sumergirnos en un mar de magia e imaginación. Los pueblos africanos son crisoles de arte cooperativo. Un arte colectivo de manos creativas y solidarias que se ha forjado en la necesidad. Ver jugar a un niño con su propio juguete, fruto de sus manos e imaginación, es un canto a la belleza y a la esperanza

de los niños

de los niños esclavizados que permita la alimentación de las familias, y que todos lo niños del mundo puedan ir a la escuela sin necesidad de trabajar. Publicado en solidaridad.net el 30 noviembre, 2009 Con los JUGUETES te la JUEGAS La marca de juguetes Chicco realiza la concesión de la producción de sus juguetes a las industrias chinas. En 1993 ardió otra fábrica que provocó la muerte de 84 personas.La empresa estadounidense McDonald´s utiliza en China el trabajo de menores de 14 años. Por medio de una compañía china, City Toys McDonald´s fabrica muñecos de peluche, por los que paga a los niños unas 27 ptas. Por hora. Los menores, unos 400, el 20% de la plantilla, duermen en una nave en camas sin colchón y carecen de dinero para adquirir el permiso de residencia. Publicado el 12/12/2003 JUGUETES Y CULTURA Los juguetes son reflejo de la cultura. Pero además son instrumentos generadores de cultura. Pensemos en aquellas muñecas de nuestras abuelas y comparémoslas con las actuales. Cada vez más las muñecas requieren un montón de complementos para su cuidado, que reflejan como los adultos utilizamos cada vez más trastos para atender a los niños. Pero a la vez que sirven de reflejo, contribuyen a crear en los niños (más bien habría que decir las niñas) la conciencia de que para tener un hijo son imprescindibles un montón de cacharros. Si nos centramos en la muñeca por excelencia, la Barbie, observamos por ejemplo el modelo de belleza, rayano en la anorexia, imposible de sostener en una mujer de carne y hueso. ¿Qué tiene esto que ver con que ya hay padres que regalan a sus hijas el cumplir los 18 años operaciones de cirugía estética?. Más allá del modelo de belleza, la Barbie transmite un modelo de persona. Generalmente una mujer rica, de clase alta, normalmente desocupada… No es casualidad que su imagen haya colaborado en campañas de beneficencia en el más puro estilo paternalista: mujer rica que ayuda a los pobres, ya que esto forma parte también del modelo de persona que quiere transmitir. El monopoly, ese juego en el que los jugadores compiten como compradores de una gran ciudad, ¿no impone unos determinados valores y formas de actuar, una mentalidad capitalista, en definitiva? Este es un pequeño ejemplo de cómo los juguetes tienen esa capacidad de modelar valores, creencias, etc… en los niños. Si observamos la publicidad y las diferencias en los anuncios de juguetes para niños y para niñas, vemos que

los valores que transmiten son completamente diferentes. En el caso de los chicos lo que prima es la violencia, la agresividad, la competitividad, el triunfo. Se utilizan frases como: “¡ tienes el poder!”, “¡tú puedes con ellos!”. Las imágenes son con mucho movimiento, colores brillantes, ruidos estridentes… Los niños deben competir todo lo que puedan. Cualquier asomo de colaboración, compañerismo, etc en los juegos será desterrado por ser cosa de niñas. En el caso de las chicas lo que se presenta son colores pasteles, músicas tranquilas, imágenes estáticas. Los valores a imponer son pasividad, papeles tradicionales, coqueteo, adolescentización prematura, importancia del físico… Cuántos padres o profesores comentan cómo se adelanta la adolescencia. En muchas ocasiones no sólo se adelanta sino que se moldea ya con este tipo de juguetes qué tipo de adolescente se tiene que ser: continuamente preocupado por ligar, por gustar a otros, por ser el líder… ¡Ojo!, estos valores se dan espontáneamente en el juego libre de los niños, pero la diferencia es que la TV solidifica esa realidad, dándole su bendición. Y sabemos que la bendición de la TV es de las más poderosas en la mente de un niño. Hacen gracia esas campañas que ahora salen contra el juguete bélico, y esas madres que salen diciendo que a sus hijos no les regalan juguetes bélicos. Me contaba una maestra de infantil que, un día, en una reunión con los padres de sus alumnos, le comentó una madre que su hijo le había contado que les daba pistolas y espadas para jugar en clase y que le parecía muy mal porque ella estaba en contra de los juguetes bélicos. La maestra le contestó que no les dejaba pistolas, pero que cada vez que repartía plastilina para hacer juego libre, su hijo siempre hacía pistolas y espadas para jugar a la serie de TV de moda. Estar contra el juguete bélico y dejar a los hijos que vean la TV que quieran es un sinsentido que nos lleva a los padres a hace el ridículo. Algunos datos que reflejan la importancia de la TV los podemos observar estos días: Desde mediados de diciembre hasta el día de Reyes, las televisiones pueden emitir más de 30.000 anuncios de juguetes. La marca Famosa pasa de 400 anuncios en TV durante 5 meses a 4750 sólo en diciembre. El 80% de las compras de juguetes se hacen en estas fechas. Los juguetes más anunciados son los más vendidos. Cada año además se da la circunstancia de los juguetes más vendidos tienen que ver con series o programas de TV, dibujos animados, películas de moda… Y además son las que dictan a qué juegan los niños en los patios de los colegios. Al final la publicidad la termina pagando el consumidor, pues los juguetes anunciados en TV, como pasa con la mayoría de los artículos que se anuncian, son más caros que otros parecidos. Los que han estudiado el tema de la TV y en concreto la infantil, afirman que los programas son “pretextos” para intercalar publicidad y está hecha, como consecuencia, a gusto y medida de los publicitarios, que son los que pagan..,. y

el interés superior del niño en el marco de la convención - IIN