Views
8 months ago

NAVEGAR CON MALA MAR - Alvarez

ESCUELA NÁUTICA LUIS

ESCUELA NÁUTICA LUIS MORENO APENR 79 E S C U E L A N Á U T I C A L U I S M O R E N O A P E N R 7 9 J u a n B r a v o , 6 6 – 2 8 0 0 6 M A D R I D T e l : 9 1 4 0 1 4 0 2 0 F a x : 9 1 4 0 2 9 7 3 5 NAVEGAR CON MALA MAR escoras que pudieran llegar a hacer zozobrar la nave. En ningún caso se debe romper directamente contra las olas. • Es muy importante acompasar la velocidad de la embarcación a la velocidad a que se desplacen las olas, pues de este modo se atenúa el efecto de los llamados pantocazos (bruscos golpetazos que se producen al caer la nave pesadamente sobre la superficie del agua). La velocidad ha de ser en todo momento la necesaria para sostener el gobierno del buque, en función de cada tipo de barco y diseño. • Si el mar de fondo es fuerte y el barco pequeño, se impone buscar tierra únicamente como referencia, ya que en caso de acercarse mucho se corre el riesgo de encallar o resultar volteados por el oleaje. En cualquier caso, es necesario mantener en todo momento las manos sobre el timón y el cuadro de control de los motores, de tal forma que se pueda responder de forma rápida y eficaz ante cualquier imprevisto. Página 9 de 17

ESCUELA NÁUTICA LUIS MORENO APENR 79 E S C U E L A N Á U T I C A L U I S M O R E N O A P E N R 7 9 J u a n B r a v o , 6 6 – 2 8 0 0 6 M A D R I D T e l : 9 1 4 0 1 4 0 2 0 F a x : 9 1 4 0 2 9 7 3 5 NAVEGAR CON MALA MAR • Para evitar que se produzcan indeseables (y a menudo peligrosos) desplazamientos como consecuencia del oleaje, resulta de suma importancia estibar correctamente el equipo que se lleve a bordo, afianzando bien los objetos grandes y pesados y guardando los más pequeños en cajones y armarios. • No hay que olvidar cerrar a tiempo lumbreras, escotillas y portillos, así como comprobar que todos los grifos de la embarcación se encuentran asimismo bien cerrados. • También se debe cuidar de que no haya papeles u otros objetos que pudieran llegar a obturar el funcionamiento de las bombas en las sentinas. • En caso de que el bamboleo de la embarcación sea muy fuerte, una sugerencia es moverse en cubierta inclinando siempre el cuerpo hacia el interior de la nave, asidos siempre a un punto que sea resistente. Incluso, si es necesario, desplazarse a cuatro patas. Página 10 de 17

Descargar versión gratuita en PDF - Viento de fondo
Apuntes para Capitán de yate - Los siete mares
La vela ligera - Escuela de Vela Sandrina